Está en la página 1de 12

ISFD N° 99 Alejandro Korn. Integración Areal I. Prof. Lic.

Liliana Haydée Perini

EL AGUA

"El agua ha adormecido en plata vieja el polvo del camino."


Federico García Lorca.
(Ritmo de Otoño) 1920.

El agua es un componente de nuestra naturaleza que ha estado presente en la Tierra desde


hace más de 3.000 millones de años, ocupando tres cuartas partes de la superficie del
planeta. Su naturaleza se compone de tres átomos, dos de oxígeno que unidos entre si
forman una molécula de agua, H2O, la unidad mínima en que ésta se puede encontrar. La
forma en que estas moléculas se unen entre sí determinará la forma en que encontramos el
agua en nuestro entorno; como líquidos, en lluvias, ríos, océanos, etc., como sólidos en
témpanos y nieves o como gas en las nubes.

Gran parte del agua de nuestro planeta, alrededor del 98%, corresponde a agua salada que
se encuentra en mares y océanos, el agua dulce que poseemos en un 69% corresponde a
agua atrapada en glaciares y nieves eternas, un 30% está constituido por aguas
subterráneas y una cantidad no superior al 0,7% se encuentra en forma de ríos y lagos.

Hace fines del siglo XVII, el agua era considerada un elemento, es decir, una sustancia
formada por una sola clase de átomos. Sin embargo, en 1781, el químico inglés Henry
Cavendish demostró que el agua se formaba durante la combustión del gas hidrógeno.
Cavendish afirmaba: si el hidrógeno arde es porque reacciona con el oxígeno del aire
formando el agua. Ahora bien, como las propiedades del agua son distintas a las de los
gases hidrógeno y oxígeno (ambos elementos), el agua no es una mezcla: es un
compuesto (sustancias formadas por distintas clases de átomos). En la actualidad, a través
de un proceso llamado hidrólisis es posible demostrar que los elementos constitutivos de
agua son el H y O. El procedimiento consiste en descomponer el agua, aplicando corriente
eléctrica para obtener hidrógeno y oxígeno gaseoso.

Las propiedades físico-químicas del agua dependen en gran medida de su estructura


molecular. La molécula está formada por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno,
dispuestos en un ángulo de 105 grados. El ángulo no varía aunque el agua se encuentre en
forma de hielo, como agua líquida o vapor

1
ISFD N° 99 Alejandro Korn. Integración Areal I. Prof. Lic. Liliana Haydée Perini

Si comparamos los átomos de H y O,


veremos que este último es un átomo de
mayor tamaño, y por lo mismo, tiene más
electrones o densidad electrónica que el
átomo de hidrógeno. Esta característica
determina que la molécula de agua sea polar,
es decir, sobre el átomo de oxígeno hay una
densidad electrónica mayor que genera una
carga parcial negativa. Dicho de otro modo
En el enlace químico que se forma entre el O
y H participan los electrones del nivel más
externo de sus átomos, los cuales son
atraídos fuertemente hacia el oxígeno debido a su mayor electronegatividad (tendencia de
un átomo para atraer electrones) lo que implica una polarización del enlace, es decir, el
oxígeno adquiere carga parcial negativa y el hidrógeno carga parcial positiva. Estos enlaces
polarizados y la naturaleza angular de la estructura de la molécula de agua dan lugar a un
tipo de molécula polar. Esto significa que la molécula de agua tiene carga positiva hacia el
extremo donde se encuentran los átomos de hidrógeno y carga negativa hacia el extremo
contrario donde se ubica el átomo de oxígeno.
Del mismo modo que existen las uniones interatómicas, hay otras: las uniones
intermoleculares, que permiten mantener unidas las moléculas de un compuesto. Dadas las
características de polaridad de la molécula de agua, la unión se establece por medio de una
fuerza de atracción intermolecular llamada enlace por puente de hidrógeno.

Dicho de otro modo, el extremo positivo de una molécula de agua resulta fuertemente
atraído por el extremo negativo de otra molécula de agua cercana de forma que con las
moléculas del entorno próximo se forman redes de moléculas unidas entre sí a través de un
tipo de enlace especial llamado enlace por puente de hidrógeno.

2
ISFD N° 99 Alejandro Korn. Integración Areal I. Prof. Lic. Liliana Haydée Perini

Dado que las cargas distintas se atraen, el extremo de oxígeno con carga parcial negativa
de una molécula se atrae con los extremos de hidrógeno que tienen carga parcial positiva de
otras moléculas. De esta forma, las moléculas de agua se mantienen unidas mediante un
enlace electrostático débil, conocido como puente de hidrógeno. A diferencia de otras
sustancias que tienen una estructura molecular semejante, la unión de las moléculas por
puentes de hidrógeno favorece que el agua sea principalmente líquida y no gaseosa en las
condiciones de temperatura y presión atmosférica que existen en la Tierra.
Cada molécula de agua puede formar puentes de hidrógeno junto con otras cuatro que
estén a su alrededor. Pero debido a que en el estado líquido las moléculas de agua están en
movimiento continuo, los puentes de hidrógeno se rompen y se forman de nuevo fácilmente,
quedando moléculas libres que ocupan los espacios entre moléculas unidas. Estas
interacciones entre las moléculas de agua, y la formación y rompimiento de los puentes de
hidrógeno, favorecen los cambios de estado físico (sólido, líquido y gas).

Estados físicos
En la Tierra existen las condiciones necesarias de temperatura y presión para que el agua
se encuentre en el ambiente en sus tres diferentes fases o estados físicos: sólido, líquido y
gaseoso. La mayor parte del agua se encuentra en estado líquido y para cambiar su estado
físico requiere de una temperatura menor a los 0 °C o mayor de 100 °C, que son los puntos
de congelación y ebullición respectivamente, a una temperatura ambiente cercana a los 25
°C y a una atmósfera (1Atm) de presión, es decir, a nivel del mar.
El hielo es agua en estado sólido y se forma cuando la temperatura desciende a 0 °C o
menos; así, se forman el granizo, la escarcha, los glaciares, la nieve, la superficie congelada
de lagos y lagunas durante el invierno.
Durante el proceso de congelación, de los 4 °C a los 0 °C, disminuye la energía cinética de
las moléculas de agua y al tener restringido su movimiento, se unen por puentes de
hidrógeno a otras cuatro, formando estructuras tetraédricas que a su vez, conforman una
red de anillos hexagonales. Esta estructura que adquieren las moléculas del agua sólida
determina la formación de espacios llenos de aire que favorecen la expansión del hielo y por
lo tanto, la disminución de su densidad. Por tal motivo, el hielo flota en el agua líquida.
Las diferencias entre la densidad del hielo y el agua líquida permiten que los seres vivos
acuáticos sobrevivan en lugares donde la temperatura disminuye hasta el punto de
congelación del agua. Cuando se congela el agua en mares, ríos y lagos, se forma una capa

3
ISFD N° 99 Alejandro Korn. Integración Areal I. Prof. Lic. Liliana Haydée Perini

de hielo que flota y actúa como aislante y evita el congelamiento de las partes profundas. Si
el hielo se hundiera, los cuerpos de agua se congelarían por completo permaneciendo así
todo el tiempo.
Por otra parte, en lugares donde las temperaturas son extremas, el agua que se acumula en
las hendiduras de las rocas ejerce una gran presión al congelarse y expanderse, por lo que
las rocas se rompen. De esta forma, los cambios de estado del agua favorecen tanto la
erosión como la formación de suelo nuevo.
Cuando aumenta la temperatura y el hielo se derrite, los puentes de hidrógeno comienzan a
romperse y las moléculas de agua que van quedando libres se acercan cada vez más entre
sí, ocurriendo de esta manera la fusión. Durante este proceso, la temperatura se mantiene
en 0 °C, hasta que todo el hielo se funde. La energía proporcionada por el calor interviene
en el rompimiento de la mayor parte de los puentes de hidrógeno que mantenían la
estructura del hielo y entonces el agua pasa a su estado líquido.

Comportamiento del estado sólido en el agua (izquierda) y el benceno (derecha) en su fase


líquida

4
ISFD N° 99 Alejandro Korn. Integración Areal I. Prof. Lic. Liliana Haydée Perini

Recordemos algunas definiciones:


Sistema homogéneo: sistema a lo largo del cual cada propiedad macroscópica intensiva es
constante.
Fase: Porción homogénea de un sistema.
Sistema heterogéneo: Sistema formado por dos o más fases.

CICLO DEL AGUA EN LA NATURALEZA

Tres cuartas partes de la superficie de la Tierra están cubiertas por las aguas de los
océanos, lagos, ríos, arroyos y manantiales. Al perforar el subsuelo, por lo general, se puede
encontrar agua. Ésta se halla a profundidades diversas (agua subterránea o mantos
freáticos).
El proceso conocido como "ciclo del agua" es aquel por el cual el agua de los océanos se
evapora y precipita en la tierra, donde se distribuye en ríos y lagos, principalmente,
asegurando la recarga de mantos freáticos. Esta agua es la que utilizan plantas, animales y
el hombre.
Se produce vapor de agua por evaporación en la superficie terrestre y en las masas de
agua, y por transpiración de los seres vivos. Este vapor circula por la atmósfera y precipita
en forma de lluvia o nieve. Al llegar a la superficie terrestre, el agua sigue dos trayectorias.
En cantidades determinadas por la intensidad de la lluvia, así como por la porosidad,
permeabilidad, grosor y humedad previa del suelo, una parte del agua se vierte directamente
en los riachuelos y arroyos, de donde pasa a los océanos y a las masas de agua
continentales; el resto se infiltra en el suelo.
Una parte del agua infiltrada constituye la humedad del suelo, y puede evaporarse
directamente o penetrar en las raíces de las plantas para ser transpirada por las hojas. La
porción de agua que supera las fuerzas de cohesión y adhesión del suelo, se filtra hacia
abajo y se acumula en la llamada zona de saturación para formar un depósito de agua
subterránea, cuya superficie se conoce como nivel freático.

5
ISFD N° 99 Alejandro Korn. Integración Areal I. Prof. Lic. Liliana Haydée Perini

En condiciones normales, el nivel freático crece de forma intermitente según se va


rellenando o recargando, y luego declina como consecuencia del drenaje continuo en
desagües naturales como son los manantiales.

¿Por qué los lagos se congelan desde la superficie hacia el fondo?

El hecho de que el hielo sea menos denso que el agua tiene un significado ecológico
profundo. Considérese, por ejemplo, los cambios de temperatura en el agua de un lago en
un clima frío. A medida que la temperatura del agua cerca de la superficie disminuye,
aumenta su densidad. Así, el agua más fría se sumerge hacia el fondo mientras que el agua
caliente, que es menos densa, sube hacia la parte superior. Este movimiento normal de
convexión continúa hasta que la temperatura global del agua llega a 4°C. Debajo de esta
temperatura, la densidad del agua empieza a disminuir la temperatura, de tal forma ya no se
asienta. Con un enfriamiento mayor, el agua comienza a congelarse en la superficie. La
capa de hielo formada no se sumerge porque es menos densa que el líquido; más aún actúa
como un aislante térmico para el agua que queda debajo. Si el hielo fuera más pesado, se
iría al fondo del lago cada vez que el agua se congelara en la superficie. La mayoría de los
organismos vivos que existen en el cuerpo del agua no sobrevivirán. Afortunadamente, esto
no ocurre, y es esta propiedad excepcional del agua la que hace posible la pesca en los
lagos helados.

6
ISFD N° 99 Alejandro Korn. Integración Areal I. Prof. Lic. Liliana Haydée Perini

Densidad del agua vs. temperatura El hielo flota sobre el agua y actúa a modo de aislante

ACTIVIDAD 1: El amplio margen de temperaturas en que permanece en fase líquida


(entre 0ºC y 100º C) proporciona variadas posibilidades de vida, desde los organismos
psicrófilos, que pueden vivir a temperaturas próximas a 0º C hasta los termófilos, que
viven a 70-80º C.
Realicen en forma grupal un informe acerca de estos tipos de organismos y que
mecanismos metabólicos explican estos comportamientos

PROPIEDADES FISICAS DEL AGUA

Viscosidad: resistencia que presenta un líquido a fluir

Viscosidad relativa de algunos líquidos

7
ISFD N° 99 Alejandro Korn. Integración Areal I. Prof. Lic. Liliana Haydée Perini

La viscosidad de la mayoría de los líquidos disminuye al aumentar la T

♦ Viscosidad relativamente baja, fluye con facilidad

Adhesión y cohesión

Las fuerzas intermoleculares que enlazan moléculas similares entre sí, tal como los
puentes de hidrógeno son llamadas fuerzas cohesivas y las fuerzas intermoleculares que
enlazan una sustancia a una superficie se llaman fuerzas adhesivas.

El agua colocada en un capilar se adhiere a este, debido a que las fuerzas adhesivas
entre el agua y las paredes del capilar son más grandes que las fuerzas cohesivas entre
las moléculas de agua.

8
ISFD N° 99 Alejandro Korn. Integración Areal I. Prof. Lic. Liliana Haydée Perini

Cuando se coloca en agua, un tubo de vidrio de diámetro pequeño, o capilar, el agua se


eleva dentro del tubo. La capilaridad es el ascenso del líquido en tubos muy delgados.
Las fuerzas adhesivas entre el líquido y las paredes del tubo tienden a aumentar el área
superficial del líquido. La tensión superficial del líquido tiende a reducir el área por
consiguiente impulsa el ascenso del líquido.

Actividad 2: Realiza un informe relacionando este fenómeno con la nutrición de los


vegetales

Tensión superficial

Energía requerida para aumentar la superficie en una cantidad de área unitaria.


� Las moléculas de la superficie perciben una fuerza neta “hacia adentro”.
� Incrementar la superficie aumenta la energía del sistema.
� La superficie trata de ser la menor posible para reducir la energía total del sistema.

AGUA: Fuerzas de adhesión > Fuerzas de cohesión

MERCURIO: Fuerzas de adhesión < Fuerzas de cohesión

Efecto de la tensión superficial del agua en las gotas de lluvia sobre una hoja

9
ISFD N° 99 Alejandro Korn. Integración Areal I. Prof. Lic. Liliana Haydée Perini

Las fuerzas de atracción y de repulsión intermolecular afectan las propiedades de la materia


como el punto de ebullición, de fusión, el calor de vaporización y la tensión superficial.

Dentro de un líquido, alrededor de una molécula actúan atracciones simétricas, pero en la


superficie, una molécula se encuentra sólo parcialmente rodeada por moléculas y en
consecuencia es atraída hacia adentro del líquido por las moléculas que la rodean. Esta
fuerza de atracción tiende a arrastrar a las moléculas de la superficie hacia el interior del
líquido (tensión superficial). Cuando el agua se coloca sobre una superficie cerosa, esta se
curva formando esferas distorsionadas, el líquido se comporta como si estuviera rodeado
por una "membrana elástica" invisible.

La tensión superficial es responsable de la resistencia que un líquido presenta a la


penetración de su superficie, de la tendencia a la forma esférica de las gotas, del ascenso
de los líquidos en los tubos capilares y de la flotación de objetos u organismos en su
superficie. Es la causa que algunos cuerpos puedan flotar sobre la superficie del agua a
pesar de ser más densos que ella, de la formación de gotitas de agua sobre superficies
enceradas, o del menisco que se forma en los recipientes cilíndricos, que también son
consecuencia de la polaridad de la molécula.

Termodinámicamente la tensión superficial es un fenómeno de superficie y es la tendencia


de un líquido a disminuir su superficie hasta que su energía de superficie potencial es
mínima, condición necesaria para que el equilibrio sea estable. Como la esfera presenta un
área mínima para un volumen dado, entonces por la acción de la tensión superficial, la
tendencia de una porción de un líquido lleva a formar una esfera o a que se produzca una
superficie curva o menisco cuando un líquido está en contacto con un recipiente.

La tensión superficial actúa como una fuerza que se opone al aumento de área del líquido;
se mide en dinas cm-1 o en ergios cm-2. Es la fuerza en dinas necesaria para romper una
película de 1 cm de longitud. El agua a 20°C tiene una tensión superficial de 72.8 dinas cm-1
comparado con 22.3 para etil alcohol y 465 para el mercurio. La energía superficial por
centímetro cuadrado se representa con la letra griega gamma ( ).

Los valores de la tensión superficial demuestran que las moléculas superficiales tienen una
energía aproximadamente 25 % mayor que las que se encuentran en el interior del fluido.
Este exceso de energía no se manifiesta en sistemas ordinarios debido a que el número de
moléculas en la superficie es muy pequeño en comparación con el número total del sistema.

La tensión superficial del agua es 72 dinas cm-1 a


25°C y disminuye notablemente con la temperatura como se ve en la gráfica. La tensión superficial se
origina en la naturaleza polar de la molécula de agua.

10
ISFD N° 99 Alejandro Korn. Integración Areal I. Prof. Lic. Liliana Haydée Perini

Ts del agua 0.073 J/m2


Ts del mercurio 0.46 J/m2

Efectos de la tensión superficial


En el primer caso aguja de acero flotando sobre el agua. A la derecha zapatero, utilizando
sus largas patas para ayudar a distribuir uniformemente el peso de su pequeño cuerpo y
aprovechando la tensión superficial del agua

Para verlos en acción:

http://www.youtube.com/watch?v=0Lq34R979xs

http://www.youtube.com/watch?v=7Lh2EA2_V-4

http://www.youtube.com/watch?v=yied0a0DY9Q

11
ISFD N° 99 Alejandro Korn. Integración Areal I. Prof. Lic. Liliana Haydée Perini

Actividades:

1- El agua se encuentra en la naturaleza en los tres estados. Realicen una


indagación bibliográfica que les permita caracterizar el estado sólido del agua:
tipo de cristal y tipos de hielos; formas en que se presenta el estado sólido en la
naturaleza
2- La figura que sigue representa una experiencia realizada por Faraday (1850) que
consiste en suspender pesas en los extremos de un alambre fino de cobre,
dejarlo suspendido sobre una barra de hielo y observar cómo el alambre lo
atraviesa, sin quebrarlo.

Indaguen acerca de la causa de este fenómeno y una aplicación del mismo al


patinaje sobre el hielo.Y si pueden repitan el experimento en su casa!!!!!!

12