Está en la página 1de 4

PLATAFORMA REIVINDICATIVA

1º.- El Gobierno de Aragón debe negociar con los representantes de los funcionarios
de Justicia el diseño, estructura y características de la nueva oficina judicial en
Aragón, así como el calendario y condiciones para su implantación. Con ese
objetivo reivindicamos:

a) La incorporación inmediata de los representantes legales de los funcionarios


de Justicia a las comisiones y grupos de trabajo que ha constituido el Gobierno
de Aragón para establecer el modelo de oficina judicial en nuestra Comunidad
Autónoma.
b) La negociación del calendario y forma de implantación de la reforma de la
oficina judicial en Aragón.
c) La negociación de las condiciones de desarrollo de las experiencias piloto,
nuevos servicios u oficinas que pudieran establecerse en nuestra Comunidad
Autónoma.
d) Se establecerán planes de choque previos a la puesta en marcha de las nuevas
oficinas o servicios, una vez analizada la situación actual de los órganos
afectados su carga de trabajo y pendencia.
e) La negociación de la creación, puesta en marcha, funciones y relaciones de
puestos de trabajo de las unidades administrativas en la Administración de
Justicia.
f) El Gobierno de Aragón y las organizaciones sindicales establecerán los
mecanismos de participación y control de los representantes de los
trabajadores en la elaboración de los protocolos de actuación en aquellos
aspectos que afecten a las condiciones de trabajo de los funcionarios.
g) La creación de una comisión de seguimiento de la implantación de la nueva
oficina judicial en Aragón en la que se integrará a los representantes legales de
los funcionarios de Justicia en la misma.

2º.- La apertura inmediata de negociaciones para alcanzar un acuerdo que regule las
condiciones laborales y profesionales básicas de los funcionarios de la
Administración de Justicia en el proceso de implantación de la reforma en
Aragón, dicho acuerdo debe garantizar el respeto de las actuales condiciones de
trabajo de los funcionarios afectados por la reforma, garantizando, al menos, los
siguientes aspectos:

a) No a la amortización de puestos de trabajo. La implantación de la nueva


oficina judicial no debe suponer, en ningún caso, disminución de plantillas ni
por Cuerpos, ni por localidad.
b) No se producirá ningún traslado forzoso de un funcionario de una localidad a
otra.
c) Los servicios comunes se diferenciarán en secciones y equipos con funciones
concretas y diferenciadas. Se procurará la diferenciación de las secciones y
equipos en función de los diferentes órdenes jurisdiccionales, y procederá su
diferenciación en secciones y equipos siempre que el número de funcionarios
del servicio común u oficina judicial sea superior a diez funcionarios.
d) De igual modo se procurará que las oficinas, upads, servicios comunes,
secciones y equipos tengan asignados un número de funcionarios mínimo que
permita su correcto funcionamiento, sin que se limite o dificulte el uso de los
derechos reconocidos a los funcionarios.
e) Deberán delimitarse las funciones de cada uno de los Cuerpos en cada una de
las oficinas judiciales, upads y en cada Servicio, Sección o Equipo de cada
uno de los Servicios Comunes Procesales.
f) Se procederá a la regulación de las atribuciones de los Secretarios, como
Directores de los Servicios Comunes Procesales, relativas a la asignación de
funciones a funcionarios destinados en secciones o equipos diferenciados,
garantizando que sólo se procederá ala misma por razones de urgente
necesidad, que dicha atribución de funciones o tareas tiene carácter temporal y
que no es posible su realización por otros medios.
g) Se garantizará la convocatoria y cobertura diferenciada de los diversos puestos
de trabajo en función de su asignación a las diferentes secciones o equipos,
tanto durante el proceso de acoplamiento como a través de los concursos de
traslados.
h) Ningún funcionario sufrirá disminución en sus retribuciones actuales,
incluyendo todos los complementos y programas de actuación vigentes a
fecha 5 de mayo de 2010 (SACE, violencia sobre la mujer, centro
penitenciario, etc.) Estos complementos y programas se consolidarán
incrementando el complemento específico de dichos puestos.
i) Se mantendrá el actual sistema de guardias, conforme a la regulación
establecida por el C.G.P.J. en todo el Estado. Se garantizará que las mismas se
prestarán, al menos, por el mismo número de funcionarios y periodicidad que
en la actualidad.
j) No se amortizará ninguno de los puestos de trabajo que tengan asignadas
retribuciones complementarias superiores o la realización de guardias,
garantizando su provisión por concurso de traslados ordinario.
k) No a las libres designaciones en la Administración de Justicia.
l) Se reservarán puestos de trabajo de las unidades administrativas para su
cobertura por funcionarios de Justicia.
m) Garantía de igualdad de derechos en el acceso a los puestos de trabajo de los
funcionarios de cada uno de los Cuerpos y sus respectivas Escalas.
n) Se garantizará el establecimiento de jefaturas de secciones y equipos para
todos los Cuerpos de la Administración de Justicia.
o) Negociación específica de las plazas que tengan la consideración de
singularizadas y negociación de sus respectivos concursos.
p) Regulación del proceso de acoplamiento, durante el cuál debe garantizarse:
• En el proceso de cobertura de puestos se favorecerá la voluntariedad en
el acceso.
• Las fases, criterios y orden en que se desarrollará el proceso de
acoplamiento será objeto de una negociación y regulación concreta.
• Se respetaran los derechos de los trabajadores que en la actualidad
perciben retribuciones complementarias superiores o programas de
actuación, así como a los que tienen asignada la realización de
guardias, dándoles preferencia para la cobertura inicial de dichos
puestos de trabajo.
• En aquellos órganos y oficinas judiciales cuyas funciones o plantillas
se vean modificadas o disminuidas como consecuencia de cambios
legales se garantizará la negociación del proceso de reordenación y
reasignación de los funcionarios allí destinados, garantizando el 100 %
de sus retribuciones a los trabajadores que sean destinados a otros
órganos u oficinas judiciales; En todo caso cuando el cambio de
funciones afecte a un Cuerpo en detrimento de otro, la plantilla del
Cuerpo que deba asumir nuevas funciones y tareas o vea aumentada su
carga de trabajo, verá incrementado el número de sus efectivos en
función de dichas circunstancias.
• La adscripción a puestos de trabajo con carácter no voluntario mediante
la reasignación forzosa estará sujeta a las siguientes reglas:
1. No se aplicará la obligación de permanecer durante dos años
en el nuevo puesto de trabajo.
2. No se aplicará la obligación de participar en el primer
concurso de traslado que se convoque a partir del proceso de
acoplamiento.
3. Se aplicará la preferencia absoluta, por una única vez, para
obtener un puesto de trabajo en su centro o puesto de destino
de origen.

3º.- El mantenimiento de los refuerzos existentes en la actualidad en los órganos


y oficinas judiciales de Aragón, toda vez que las actuales plantillas son insuficientes
para atender el importante incremento de la carga de trabajo que ha tenido lugar en
los últimos años en Aragón. Asimismo, debe atenderse la necesidad urgente de
refuerzos en otros órganos judiciales.

El Gobierno de Aragón garantizará que el número de efectivos de refuerzo de en


los órganos judiciales de Aragón no será inferior al existente a fecha 5 de mayo
de 2010, sin que se produzca disminución del presupuesto destinado a los
mismos. No obstante lo anterior, durante la negociación sobre implantación de la
nueva oficina judicial, previa negociación, se procederá a la conversión de refuerzos
en plantillas en un porcentaje no inferior al 80 % de las plazas de refuerzo existentes
en la fecha arriba señalada procediendo, en su caso, a la correspondiente disminución
de efectivos de refuerzo.
4º.- El cumplimiento íntegro del vigente Acuerdo Marco de la Administración de
Justicia procediendo a la apertura de negociaciones sobre aquellos aspectos
pendientes de desarrollo, la cuál deberá finalizar en un plazo máximo de seis meses,
negociación que deberá abordar los siguientes aspectos:

• El Gobierno de Aragón se comprometerá a abordar una verdadera


negociación sobre los programas de acción social destinados a los
funcionarios de la Administración de Justicia, garantizando que el
presupuesto destinado a los programas de acción social de este personal no
serán, en ningún caso, inferiores a los presupuestados para el año 2010.

• El Gobierno de Aragón se comprometerá a abordar una verdadera


negociación sobre la regulación de la provisión temporal de puestos de
trabajo (comisiones de servicio, adscripciones provisionales, sustituciones,
etc.) en los órganos y oficinas judiciales de Aragón.

5º.- El Gobierno de Aragón abonará en el plazo máximo de tres meses los atrasos
correspondientes al período comprendido entre el 1 de enero de 2007 al 31 de
octubre de 2009 por el abono del 4º punto del complemento a todos los
trabajadores que no lo hubieran percibido.

6º.- El Gobierno de Aragón establecerá, previa negociación con las organizaciones


sindicales, un acuerdo para regular las condiciones laborales de todos los
trabajadores destinados en los órganos judiciales con competencias en materia de
violencia sobre la mujer en Zaragoza y en el resto del ámbito territorial de Aragón.

Zaragoza, a dieciséis de abril de 2010.