Fragmento de la Iliada. De Homero.

Iris, por otro lado, a Helena de blancos brazos, llegó mensajera, a una de sus cuñadas parecida, la que Helicaon, el hijo de Anténor, tenía por esposa, Laodica, por su semblante la más distinguida de las hijas que Príamo tenía. )g.epico)

Desmayarse, atreverse, estar furioso, / áspero, tierno, liberal, esquivo, / alentado, mortal, difunto, vivo, / leal, traidor, cobarde y animoso; No hallar fuera del bien centro y reposo, / mostrarse alegre, triste, humilde, altivo, / enojado, valiente, fugitivo, / satisfecho, ofendido, receloso; Huir el rostro al claro desengaño, / beber veneno por licor suave, / olvidar el provecho, amar el daño; Creer que un cielo en un infierno cabe, / dar la vida y el alma a un desengaño; / esto es amor; quien lo probó lo sabe.(g.lirico)

Escena IV - Sala de palacio. Mesa preparada para un festín

³Lennox.- Honradnos, señor, tomando asiento. Macbeth.- ¿Dónde? No le encuentro. Lennox.- Aquí le tenéis, señor. Macbeth.- ¿Dónde? Lennox.- Señor, aquí. ¿Pero qué agitación es la vuestra? Macbeth.- ¿Quién de vosotros ha hecho esto? Lennox.- ¿Qué, señor? Macbeth.- Yo no... yo no lo hice... no me mires agitando tu cabellera tinta en sangre. Ross.- Levantaos: el rey está enfermo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful