Diario 17-09-2013 al 27-11-2015

Servando Blanco Déniz

Blanco Déniz, Servando
Diario 17-09-2013 al 27-11-2015 -1º ed.- El Cid Editor, 2016.
pdf

ISBN digital pdf 978-1-5129-2891-4

© Servando Blanco Déniz
© El Cid Editor
ISBN versión digital pdf: 978-1-5129-2891-4

17/9/13
Empiezo este diario sin tener muchas cosas importantes para decir hoy, a no
ser que he ido a casa de mi madre, como todos los martes, y allí Nancy me dijo si
sabía qué significaba, lo de pagar el recibo de la luz por cajero, y si eso era de ir a la
ventanilla del banco, por lo que le dije que no, que era por el cajero automático, por
lo que me dijo que Andrés, su novio, no sabía de eso. Me dijo que hoy se caducaba el
recibo para pagarlo, y que qué ocurriría después si no lo pagaban…, pues que te
cortarían la luz, le dije; de todas maneras creo que por Correos se puede pagar,
volví a decir, por lo que miré el número de teléfono del mismo por las páginas
blancas, y me mandaron a un número de la península, un 902, en el que me dijeron
que sí se podía pagar los de Endesa, por lo que le pregunté hasta qué hora estaban
abiertos y me dijo que por ser horario de verano que hasta las 2:30 pm, y cuando le
dije de oficinas que abrieran a toda hora, me dijo la de Primero de Mayo, que es la
primera oficina de correos importante de la ciudad, la más antigua. Total, que se lo
dije a Nancy para que se lo dijera a Andrés, el que cuando lo arregló llamó por
teléfono y le dijo que me diera las gracias, y se quedó muy contento, pues tenía un
problema enorme con esto… Me gustó haberlos ayudado aunque sea en cualquier
cosa, pues la Biblia lo deja claro, que ayudes al forastero, y Nancy es cubana (es la
mujer que cuida a mi madre) y su novio es de Suiza y lleva aquí cosa de un año y
poco, o sea, que ninguno de los dos sabe moverse muy bien en esta ciudad donde
vivo (Las Palmas de Gran Canaria en Canarias, España).
Nancy se pasó gran parte del día quitando el óxido de unos hierros de un piso
que tiene mi madre en el bajo de su casa y luego pintándolos.
Yo pasé el día intentando prepararme una charla para la ONG donde las doy,
que trata sobre introducción al Sistema Nervioso, la cual ya me la había preparado
por otros libros, pero me dijo la psicóloga a la que se la fui a contar (Nieves, una de
las jefas de AFAES, la ONG citada), que estaba muy alto el nivel, que le contara
solo un par de cosas y de unas cuatro hojas que me consiguió ella por internet. Está
bastante fácil, pero por eso mismo me he demorado bastante…
Ya se me olvidaba, lo más importante era que las chabolas que había frente a
casa de mi madre, hoy las han quitado casi todas, así había un montón de policías
locales y un montón de operarios derribándolas… hoy debía ser un día grande para
mi madre, pero por la tarde le dieron unos mareos, que me dejaron preocupado…
por suerte, es posible que aunque sea al final de su vida, estará sin chabolas al lado
de su casa… no es muy grande el terreno, y ahora comparado con las que había
hace unos diez años, casi no es nada, pero así y todo, se va a ver sin ninguna
chabola alrededor, después de tenerlas durante 32 años frente a su casa.
Me vine un poco preocupado a mi casa, por sus mareos, no sea que fuera un
ictus, pero por el par de cosas que hablé y lo que ella me decía, creo que no es esto,
sino los mareos que tiene por la artrosis de columna que padece. También no hace
mucho, el geriatra particular le dijo que con eso era una cosa que iba a convivir
toda su vida, o sea, que en los mayores es normal, y para siempre. El otorrino del
seguro, también le había dicho algo de esto, pero a mi madre se le olvidan muchas
cosas, pues tiene 84 años y su cualificación no es muy grande, por lo que tenemos
que estar los hermanos recordándole las cosas, y a nivel sanitario, más yo, que soy
farmacéutico, jubilado, aunque no inactivo, como irán viendo en este blog, y ya han
visto que me estoy preparando una charla para una ONG en la que suelo dar
distintas charlas…
En fin, que lo más importante pues de este día es que han quitado casi todas
las chabolas que estaban enfrente de la casa de mi madre, motivo por el que por esa
zona no vamos la familia mucho, más bien casi nunca…

El sábado (14/9/13) se casó mi hermano, por lo que el anterior Diario, justo el
anterior a éste (pues tengo otros diarios), lo acabé ese día…
Por hoy acabo, pues estoy un poco preocupado por mi madre, a la que llamo
por teléfono y no lo coge, supongo que porque estará hablando con alguien, pero me
preocupo muchísimo por ella.
Ya hablé con Nancy y era que estaba hablando con su hermana por teléfono,
que por lo visto mañana se van a dar una vuelta a la isla los tres hermanos… no sé
si con sus cónyuges, aunque mi madre va sola, pues mis padres están separados
desde hace 32 años y aparte de esto, mi padre ya murió…
Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz).

18/9/13
Hoy miércoles tocaba la biblioteca de Cáritas, adonde fui animadillo, pues
había una reunión, con lo que salía un poco de la monotonía de todos los días. La
reunión fue a las doce, y vinieron mis dos nuevas jefas (las dos estaban muy
guapas), con las que tengo la primera reunión, y las dos voluntarias que conozco
hoy por primera vez. Resulta que soy el más veterano de la biblioteca, por lo que
soy el que sé cómo funciona, algo de lo cual ya les expliqué hoy, como la distribución
de la biblioteca, y cómo se distribuían los libros; también les pasé las fotocopias que
mi antigua jefa directa, Pilar, me pasó con los datos sobre libros y tejuelos que
debía saber. Se los paso a todos los voluntarios que van, y la verdad es que no me
extrañaría que las nuevas voluntarias también estuvieran sólo un par de meses o
poco más, y luego se dieran de baja, pues es lo que suele ocurrir. Mi antiguo jefe, y
buen amigo, Leandro, me dijo que en ese local hay voluntarias encargadas de la
administración que llevan ahí incluso 17 años, con lo que se me fueron las cosas de
que yo era de los que más llevaba, pues llevo en total yo creo que unos siete años. A
las voluntarias las tranquilicé diciéndoles que no se preocuparan, que esto es fácil,
o sea, que el trabajo de la biblioteca es bastante fácil. Quedé en que en un par de
días, les enseñaba a manejar la aplicación de registro y control de la biblioteca, que
es el programa que uso a diario allí para estas cosas, que son prácticamente lo
único que ahí se hace…
En una hora terminó la reunión, lo que me vino fantástico, pues tenía hora a
las 13:30 en la peluquería, en una cadena que se llama “peluquerías naranja”, y
que cobran 5€ por el corte de pelo, lo que me viene de perlas, pues es con diferencia
el sitio más barato, y hoy vi que el peluquero era bastante experto, a pesar de tener
sobre los treinta años. No me peló perfecto, pero fue por culpa mía, porque le dije
que el pelo para adelante no, sino para atrás, con lo que me peló así, y resulta que
yo las primeras semanas, uso el pelo para adelante, pues me lo pelo tanto, que no
me lo puedo echar para atrás.
Casi todos los días me llama otra usuaria de AFAES, la ONG donde doy
charlas y de donde también soy usuario por el diagnóstico de esquizofrenia que
tengo, quien me pregunta todas sus dudas sobre temas sanitarios, y me deja
alucinado lo poco que saben de sanidad muchas personas… no discuto que en parte
se deba a que yo pienso ser farmacéutico desde niño, con lo que le pongo atención a
las cosas de la salud desde casi siempre, pero la verdad es que mucha gente no sabe
ni lo básico. Si a esto sumamos que muchos son discapacitados síquicos, los de esa
ONG (AFAES: Asociación de Familiares para el Apoyo de Enfermos Síquicos), pues
comprenderán que tienen muchas lagunas; de todas maneras esta chica vive sola, o

6

sea, que es bastante autónoma y por tanto no es de los que están muy mal, de los
que allí hay algunos.
Como digo, el de la peluquería me peló bien, aunque el flequillo no está bien,
pero comparado con el anterior peluquero, éste está rey; de hecho, creo que seguiré
yendo ahí de normal, pues el precio merece la pena.
Luego me vine para mi casa, tras un gran pateo, hasta el punto de que llegué
medio exhausto pues el trayecto es bastante grande, por lo que pensé venir en
guagua, aunque al final decidí venir caminando, por lo gordo que estoy.
En mi casa comí y me puse tras mirar los correos a escribir el Menudencias, o
sea, los escritos que hago a diario para el blog de FSFE (Farmacéuticos Sin
Fronteras de España), y que subo a la web una vez en semana. También estuve
preparando otro escrito recopilación de escritos antiguos y que subiré en breve
también al mismo blog (donde en principio también tengo pensado subir este
diario).
Luego me puse a leer la Biblia, la media hora que suelo leerla, aunque sea
tres o cuatro veces en semana. Y por último me miré lo que tengo para la siguiente
charla de AFAES, el que me preparó Nieves, cuando vio que lo que llevaba
preparado era muy difícil para los usuarios.
Luego volví a comer. Tras ello me puse a ver las noticias mientras troto, lo
que hago de normal tras cada comida, para aprovechar y hacer ejercicio y de paso
enterarme de lo que pasa en el mundo.
Luego me puse de nuevo en el ordenador, a ver los correos y de nuevo a este
diario, y llegamos a la hora ésta, con lo que acabo ya por hoy este diario, tras lo cual
intentaré estudiar algo.
Espero que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz).

19/9/13
Hoy no he salido de mi casa, así desde que me levanté (sobre las once y
media), y tras desayunar ligero y asearme, puse la lavadora y revisé los correos;
después escribí la dosis diaria del Menudencias, así como corregí del mismo un par
de cosas, y puedo decir que ya tengo hasta el 50 corregidos, o sea, tres semanas por
adelantado, contando también con ésta que subo mañana.
Luego me puse a leer un poco la Biblia, los evangelios en inglés pues ya ayer
cargué la batería del e-book con lo que ya podía usarlo hoy.
Luego almorcé y tras trotar un poco, me he puesto a corregir todo el día el
Diario anterior justo a éste, en el que he invertido las cuatro horas tras la comida.
Luego cené y hoy poco más, pues mañana madrugo para ir a sacarme sangre al
centro de salud, para el análisis de sangre mensual que debo hacerme por tomar
Leponex® que es un antipsicótico con el que hubo problemas de muertes, pero que
se volvió a comercializar, yo creo que porque las muertes las creaba con alguna
BZD, con lo que retiradas éstas y dejadas todas como placebos, pues ya no producía
esa interacción mortal… sobre las BZD hablo en el blog de FSFE (Farmacéuticos
Sin Fronteras de España),el titulado expresamente: “BZD, Mi opinión”.
Con mi madre no he hablado nada hoy, pues salió desde por la mañana con
sus hermanos a uno de los sitios más alejados de la isla y todavía no han venido;
son ya las nueve de la noche, y no han venido, aunque no me preocupa tanto, pues
en lo que hoy corregí del diario anterior, decía que una salida con sus hermanos,
regresaron a eso de las doce de la noche… así pues hoy aunque no tan tarde, es
posible que lleguen un poco tarde.
7

Ayer de madrugada, me levanté con bastante ardor de estómago, por lo que
defequé, pues tenía ganas de ello, lo que no suelo hacer sino tras el desayuno, y
luego me tomé dos Almax® en sobres, pues el ardor no me iba a dejar dormir.
Después pude de nuevo dormir normalmente, aunque cuando me desperté noté que
tenía el estómago medio tocado, así, aunque legumbres, pues era la comida que
había (judías a la vinagreta), he intentado comer más sano y no llenarme tanto. A
ver cómo paso la noche al respecto. Tampoco he hecho demasiados ejercicios de
estómago, para no resentir al mismo.
En espera que mi madre me llame, me despido ya. Decir que mi amigo el que
está preso, me pidió esta tarde por teléfono un par de favores y ya les he dicho lo
que debía a quienes tenía que decirles el par de cosas.
Espero que a mi madre no le pase nada, pues ya todos los hermanos son
bastante ancianos. Y que el Señor nos bendiga a todos y por supuesto a ellos
también. Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

21/9/13
Ayer no escribí por la sencilla razón de que lo único que hice en todo el día fue
corregir el Diario anterior, de tal forma que al final del día había corregido unos
200 páginas, con lo que fue todo un desafío. Como estaba centrado en ello, y para
solo decir que había estado todo el día corrigiendo, no tenía ganas de ponerme a
escribir este nuevo diario, por lo que opté por terminar y llegar a la página 725
corregida, con lo que entonces sólo me quedaban unas 125 páginas por corregir, que
han sido las que he corregido hoy en casa de mi madre, adonde fui desde esta
mañana, tras venir de la cárcel de ver a mi amigo preso a eso de las nueve y pico,
casi las diez de la mañana, pues fuimos a llevar al pastor los DVD de inglés para
que se los pase a Tony cuando vaya por allá.
En la cárcel Tony estaba mucho más animado, y hablamos un par de ideas
sobre hacer carpintería y luego montar él una carpintería, o hacer fontanería y
luego hacerse autónomo, junto con las clases de Radio Ecca, para estudiar inglés,
seis niveles, de un mes y medio cada nivel, y que cuestan cada nivel de 60 a 80€;
también que pudiera estudiar para emprendedor, pero para eso debía saber qué
negocio quiere montar, en Radio Ecca también; y por último el curso de
manipulador de alimentos, que puede hacer en un par de semanas, por treinta y
pico euros. Le dije también que a lo mejor los permisos se los podía confeccionar un
abogado de oficio, aunque él dijo que a lo mejor no se lo permiten por los cincuenta
mil euros que él tiene de la casa que compartía con su exmujer. También estuvimos
hablando de cultivar la tierra, lo que le gustó bastante. Hoy desde que llegó dijo
que estaba mucho más contento, y al final se despidió muy contento de nosotros.
También le voy a preguntar en los servicios sociales sobre reinserción del
expresidiario a ver si me entero de algo de esto.
Luego en casa de mi madre, a donde llegué sobre las diez y veinte de la
mañana, pasé todo el día corrigiendo, hasta las seis en que vino mi hermana Pine y
Quillo, a buscar a mi madre para ir al sur, a pasar en su bungalow el finde. A esa
hora, sólo me faltaban unas 13 páginas para acabar de corregir las 851 páginas de
que constaba el Diario que acabé en la boda de mi hermano, o sea, el catorce de este
mes. Por tanto, nada más llegar a mi casa, las acabé y ya sé que me puedo dedicar
a leer más las cosas que tenía pendiente, aunque todavía me quedan que hacer un
par de cosillas como responder al cuestionario de un curso del CONGRAL
(CGCOF), a ver si lo puede resolver bien.

8

Total, que hoy dormí unas cuatro horas y pico, por lo que aunque son las once
y media de la noche, me estoy cayendo de sueño, así que por hoy, lo dejo.
Que el Señor nos siga bendiciendo a todos. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

22/9/13
Como casi todos los domingos, hoy fui a misa a las seis de la tarde, y por
tanto, lo más importante del día suele ir relacionado con la plática de la misma,
pues poco más hago este día, entre otras cosas porque me suelo levantar a eso de
las doce del mediodía. Hoy no fue distinto, y eso que anoche me acosté temprano,
poco antes de las doce de la noche, con lo que dormí unas doce horas, para
descansar del trajín de la semana pasada y las anteriores.
Ayer acabé de corregir el Diario anterior a éste, que fue lo más importante de
estos días.
La plática trató hoy sobre que no se puede tener a dos amos, a Dios y al
dinero, pues acabarás odiando a uno y adorando al otro, y lo malo es que muchos
adoran al dios D. dinero. El cura dijo que la cosa hoy día está mucho mejor que en
la vida de Jesús, tiempo en que si pedías un préstamo, era para que te sometieras
toda la vida a los que te habían hecho el préstamo, y que hoy día no pasa esto… se
refería está claro al primer mundo, y aunque el cura dijo que el 70% de la
humanidad pasa necesidades, él no tiene muy claro lo que ocurre en el tercer
mundo, y aunque sabe que cada vez son menos los que tienen mucho dinero, y más
los que tienen poco, no sabe bien la situación de los hambrientos del mundo. De
todas maneras, por esta vez estoy mucho más de acuerdo con el cura que otras
veces. Sí dijo que no debíamos pensar en tener grandes fortunas, y aunque hoy día
es necesario tener dinero para vivir en esta sociedad, que éste sea simplemente
como un elemento de cambio, o sea, el dinero para que nos permita vivir
dignamente… yo tengo claro que no quiero grandes riquezas, y me gustaría no
tenerlas nunca, para no caer en la tentación…
Mi madre ha ido al sur de la isla, a casa de una de mis hermanas, después de
casi tres meses sin ir. Antes iba todos los fines de semana (durante muchos años),
uno en la casa de cada hermana, pero llevaba tanto tiempo sin ir, porque estaba
deprimida por pequeñas enfermedades, aunque yo más creo que era porque nos
íbamos todos los hermanos y sus núcleos familiares a la península, a la boda de uno
de mis sobrinos, y por si acaso nos pasara algo, por eso se quedó inútil en su sillón,
y hasta que no vinimos de allí, no empezó a mejorar. Ahora gracias a Dios está
mucho mejor y más animada. Ojalá y el Señor le de vida y vida en abundancia.
Por hoy, lo dejo, pues lo más importante es que mi madre está mejorando.
Que el Señor nos bendiga a todos y por supuesto a ella. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

23/9/13
Hoy, como todos los lunes, fui a Mercadona, donde aunque había algo de
gente, cuando fui a pagar, no había casi nadie, por lo que pude hacer todo rápido,
así a la media hora justa de haber salido de mi casa, estaba ya caminando de
vuelta a la misma. Como siempre, vine cargadísimo, y la compra fue 50,02€ o sea,
que casi justo los cincuenta, más lo que compré el sábado en el 24 horas, en que

9

compré un kg de berros, un alimento muy común en mi archipiélago, que me costó
dos euros. Se suele comer en forma de potaje.
He estado casi todo el día haciendo cosas que tenía atrasadas (como colocando
libros), y resolviendo dudas a la chica que me llama casi a diario y que es una
usuaria de AFAES, donde doy las charlas. Así por ejemplo sobre la pomada de
corticoides que le mandó el médico para unas caspas que tiene en la piel, y también
si una persona esquizofrénica puede ver visiones, por lo que le dije que sí, pero la
visión que ella me dijo, que es que creyera que había besado en la boca al novio de
la que me consulta, con lo que le dije que eso era más difícil de ver en alucinaciones
visuales, que seguramente le estaba dando celos (y que sería mentiras), o su novio
le falló en eso…
He estudiado un poco la nueva charla para AFAES, ya que la que tenía
preparada, y en la que invertí un par de meses en prepararla, era muy difícil
(según me dijo la psicóloga que es una de las jefas), y por tanto he tenido que
reorganizar todo. El día se me ha pasado volando, en las cosas que les he dicho.
También subí al blog un escrito que había confeccionado en el 2005 para los
foros privados del Consejo General (CGCOF) sobre Especialidades Farmacéuticas
Publicitarias (EFP), que espero que les guste a los de FSFE, pues ahí es donde
escribo ahora a diario, aunque subo el total una vez en semana.
Mi madre, gracias a Dios está bien, incluso hoy salió al banco y a la farmacia,
de donde vino reventada de sudor y cansancio, pero tras descansar, ya está mucho
mejor. He hablado un par de veces con ella y está más o menos bien. Entonces, ya
saben que si ella está bien, yo estoy bien.
Lo que ahora me preocupa es la vacuna de la gripe, para la que mi madre no
quiere vacunarse, y me pone enfermo, pues ello le puede salvar la vida y no
quiere…
Ya por hoy, poco más importante (en realidad el día ha sido de lo más
normalito), por lo que lo dejo.
Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz).

24/9/13
Hoy la noticia del día me la ha dado Nancy, así su hijo, el que se acaba de
casar y tener un hijo, le ha dicho que se quiere venir para acá, sí, para Canarias, lo
que aunque ella está preocupadísima, y con razón, pues él no tiene otros estudios
que el bachillerato, para mi familia supone que Nancy posiblemente venga para mi
casa de nuevo, en no demasiado tiempo, pues la cosa que ella estaba pensando, era
quedarse allí durante bastante tiempo, si no conseguía quien se quedara con su
hija, mientras su marido estuviera en misiones, que es como llaman los médicos
cubanos a ir a trabajar a países comunistas que tengan contactos con Cuba, como
está ahora en Venezuela, donde está aprendiendo con un aparato nuevo, pues
resulta que fue para allá para dar clases de cardiología, y lo que está es ahora
aprendiendo a usar dicho aparato para poder dar dichas clases, ya que allí en Cuba
no los tienen… ya dijo Nancy cuando fue a un hospital de la capital en Canarias,
cuando estaba recién llegada de Cuba, que esto eran hoteles de cinco estrellas
comparado con aquello, pues allí incluso las sábanas, tienen que llevarla de su casa
los enfermos. Y las comodidades de aquí, de eso de tener un sillón extensible para
quien se quede con el enfermo, de eso allí, nada. En efecto, y luego aquí muchos
canarios y españoles, quejándose de la sanidad, cuando estamos entre los mejores
servicios sanitarios del mundo. La gente se queja de vicio, y por desconocimiento.
10

La verdad es que el hijo lo va a tener bastante difícil aquí, aunque su madre
dice que él no es de los que se quedan quietos en la casa, sino que él sale a buscar el
trabajo donde sea, y de lo que sea, ya sea limpiando coches, o poniéndole aceite a
un coche… me dijo que allí había hecho una cocina, y le habían dado en total 20€,
está claro que aquí conseguiría más, pero la cosa es conseguir estos trabajillos. Si
Delia y su marido (los sudamericanos que antes trabajaban para mi madre), que
ambos son analfabetos, y están saliendo adelante, él también, podrá hacerlo. Ya le
dije a Nancy que aquí hay un refrán que dice, hace más el que quiere, que el que
puede.
Otra vez me volvió a llamar la chica que me pregunta las dudas sobre salud,
aunque ahora para una vecina mía, del barrio, que como tenía un forúnculo en la
pierna, si le vendría bien ir mañana a la playa, por lo que le dije que depende de
qué tamaño sea, si la cosa es grave, incluso la debería ver un médico para que el
enfermero le hiciera las curas. O sea, que es posible que la gente de AFAES
empiece a llamarme, lo que me agradaría, el resolver sus dudas, aparte de que para
mí sería una gran labor, el poder resolver dudas a varios usuarios, con lo que es
posible también que me aumentara el currículum.
Por hoy, lo dejo. Espero que el Señor nos siga bendiciendo a todos. Saludos
cordiales. Servando (Blanco Déniz).

25/9/13
Hoy estuve en Cáritas con una de las nuevas voluntarias, la que se llama
Amparo, y quien habla muy bien del marido, y del que dice que soporta mucha
tensión con la carrera de músico de viento que lleva… entonces no le digo nada si
hace la carrera de Farmacia, los que son pocos primero los que la aprobamos, y
luego seguir compitiendo, hasta el final de tus días es un poco duro. De todas
maneras yo me he alejado del mundo del dinero, así que por este aspecto me siento
más tranquilo que durante la carrera, en que muchos querían mucho dinero, de ahí
que la competencia fuera feroz, y quien creías que era tu amigo, resulta que te
pegaba una puñalada y se quedaba tan fresco. Me apena, aunque no voy a dar su
nombre, que mi mejor amigo de la carrera, una vez en el mundo laboral,
económicamente hablando, se portó muy mal conmigo, lo que ha sido una cosa que
me ha dolido en el alma, por lo que fue una de las cosas por las que me alegro pasar
de esas metas, o sea cuando decidí pasar del dinero, y así estoy todavía. En el
mundo de la cooperación se siente mucha menos tensión en cuanto a competición,
pero también hay que hacer las cosas bien, pues están en juego infinidad de vidas
que pueden depender de nuestro buen hacer. Yo por lo pronto no llevo nada de la
ONG a no ser el blog, en que prácticamente soy el único que escribe, pero ya digo
que de mi actuación no depende la vida de muchas personas, aunque sí deseo
hacerlo bien, para que la gente desee leer mis cosas, y por tanto se percate de esta
ONG y contribuya con lo que pueda con ella, como yo lo hago con mis escritos por
poner un ejemplo. Todo es querer participar y ayudar. Vamos, intentar colaborar
con lo que mejor puedas.
A Amparo estuve enseñándole el programa informático con el que registramos
los libros, y un libro registró. Espero la semana que viene aprenda más a
registrarlos, y en un par de semanas estén ya sueltas todas ellas.
Habla a base de bien Amparo, y tiene un hijo de veinte años que está en
segundo de Derecho, y parece que lo lleva bien. Yo creo que él tiene más tensión
que su padre, aunque seguro que se la calla como yo.

11

La tarde la pasé en mi casa intentando estudiar la charla para AFAES, pero
se me está haciendo más compleja de lo pensado.
Y lo más importante del día, aparte de que mi madre está bastante bien de
salud (salvo que le duele un ojo, por lo que se pone en él las lágrimas artificiales),
fue que fui a una charla budista que da una lama barcelonesa, que viene aquí cada
tres meses. En realidad da tres charlas seguidas durante tres días, pero yo no me
puedo permitir ir a todas, pues soy muy, muy pobre. Cada una cuesta 15€, y al ir a
una, ya gasto una barbaridad para mí.
La charla trataba da las distintas divinidades de Buda, la que se manifiesta
en distintas pinturas que allí en el centro budista hay por las paredes. Dijo que
todos somos buda, y que todos tenemos de cada divinidad una parte, pues somos
mezclas de todas las sensaciones. No sé usar las palabras exactas que dice, pues no
soy un experto en budismo, en cambio, sí me percato en el cura de los domingos de
sus fallos; de todas maneras, esta lama le da veinte mil vueltas al cura de mi
parroquia. Ella se ve que se prepara las charlas, y dijo un par de cosas de la
divinidad central, que son realmente interesantes y que mañana intentaré en el
Menudencias plasmar algunas de ellas.
Me extrañó que decía que así como la divinidad de la que hoy hablaba, era la
central, la que dirigía, era a su vez, la más ignorante, lo que es lógico, pues
debemos saber que no hay luz si no hay tinieblas, que no hay bien, si no hay mal,
que no hay sabiduría si no hay ignorancia…
Habló que nuestra vida es como una estancia que está a oscuras, y que en ella
hay una soga, pero al no verse, la persona que allí vive, ve en lugar de una soga,
una culebra, una serpiente, y como tiene aversión a este animal, pues inventa un
sinfín de cosas del daño que le puede hacer, así como de cómo la van a matar y de
las cosas peligrosas que pueden sufrir por ella. Y siendo que todo es irreal, que en
realidad no es una serpiente sino una soga. Si conociéramos la verdad, no seríamos
tan infelices… como todos los líderes de un determinado campo, dicen que la luz
está en ellos y su filosofía, y que siguiéndole a ellos alcanzarán, la luz, la sabiduría,
la paz de espíritu y un sin número de ventajas que encontrarían si siguieran lo que
ellos hacen. La cosa es ver si ellos en realidad tienen paz de espíritu. Yo sí creo que
tengo cierta eutimia, pero no sé si todos la tendrán.
Ella está en desacuerdo de que la gente vaya en la guagua ensimismada en
sus cosas, como leyendo o haciendo otras cosas, cuando yo creo que si vas leyendo,
pues te vas metiendo grafías en el cerebro de lo más convenientes. Yo prefiero eso,
que ver los coches ir por la calle o mirando a la gente quién va a la moda y quién
no, pues la gente, ni los coches en sí me interesan, pues no me interesan la moda ni
los motores, más me interesan los pensamientos de las personas, a los que puedo
acceder leyendo ciertos libros que traten sobre esto. En fin, que quería preguntarle
un par de cosas, a la lama, pero como en estos temas no soy un experto de alto
nivel, pues prefiero callarme, aparte de que es en un centro donde muchos se
conocen, y yo soy allí un medio desconocido, un intruso, y no sé cómo sentaría mi
intervención.
Conclusión, que me gustan mucho las charlas que da esta mujer, que si no me
equivoco, como todos los budistas es mendicante, así vive de lo que le quieran dar.
Está claro que vive más al día que yo un rato largo… ven como no hace falta
moverse por los mundos del don dinero para ser feliz y gozar de la sabiduría…
También fui a la ONG que por allí había y compré quince libros que no tienen
desperdicio, todos muy buenos títulos. En conclusión, el día de hoy ha estado
fenomenal.
Que el Señor nos siga bendiciendo a todos. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).
12

26/9/13
Hoy no ha habido nada importante, así que acabo pronto. Vino esta mañana
Julia, a limpiarme la casa, pues en esto habíamos quedado hace unas cuantas
semanas, en que venía a mi casa a limpiarla porque le había adelantado los 20€
que le di cuando me los pidió. Hoy sólo le di 7€, aunque también le di bastante
comida cruda, para que ella la hiciera en su casa. Con lo que le di tiene para unas
cuantas semanas.
Muchas veces me saca de mis casillas con sus cosas, aunque cuando la veo, al
ver lo simple que es y que agradece todo, pues medio se me cae el alma al suelo al
ver lo desafortunada que ha sido en cuanto al dinero, por lo que intento ayudarla
algo.
Llamó también a Cáritas, para pedir hora para ver si le pueden conseguir un
trabajo. Debe ir sobre el quince del mes que viene, creo.
También llamó a una trabajadora social, para pedirle ayudas para pagar el
agua y la luz del piso de alquiler que el ayuntamiento le paga durante un año,
prorrogable otro año más, pues ella no tiene para pagar como digo el agua y la luz.
También para pedirles trabajo, a ver si le sale algo.
Ayer gasté 15€ en libros, pero la verdad es que han estado muy, pero que muy
bien invertidos, como hacía tiempo que no estaba tan contento con la totalidad de
los libros comprados. Con lo que vale un libro (o con menos) en una librería normal,
compro yo unos quince o más libros. Sí, ayer compré quince libros a un euro cada,
todo un negocio para mí.
Ayer cuando vine por la noche en la guagua, al lado mío se sentó una chica
jovencita con una tableta que estaba usando como un e-book, y me percaté que los
que usamos el libro en el formato tradicional, pronto estamos siendo desbancados
por los jóvenes y las modernas tecnologías.
He estado leyendo otros libros, como un poco el cómo ser un líder, y la verdad
es que me encanta poder leer, lo que pasa es que me dan para poco los días.
Julia lo pasa fatal, en cuestiones económicas, y la verdad es que al no tener
estudios, cada vez está más complicado para ellos.
Está creída que yo no podría trabajar en una oficina de farmacia, cuando esto
es lo menos que yo podría trabajar. A ver si un día me acuerdo y le enseño todos los
títulos y diplomas que tengo.
Esta mañana escribí un poco la dosis diaria, y ahora vuelvo a escribir la dosis
de la noche. Ya nada más importante salvo que mi madre parece que está bien.
Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz).

27/9/13
Hoy fui a la unidad de salud mental del barrio que me toca, a la que voy
desde hace más de quince años, yo creo, para el seguimiento por el enfermero,
donde estuve esperando cosa de una hora, desde que llegué hasta que me atendió el
enfermero, y eso que a los quince minutos de yo llegar atendió a uno y ya no volvió
a atender a nadie más hasta las once y media o más en que me atendió a mí, siendo
que tenía hora para las once, aunque me da que estuvieron desayunando, la que
creo que era una residente y él, en la habitación que al efecto tienen dentro de la
unidad. No hubo hoy mucho filin entre el enfermero y yo, y por tanto no lo pasé
muy bien hoy.
Bueno, esto junto a que había ido a la farmacia a buscar los medicamentos
era lo más importante del día, hasta que hablé esta tarde con Nancy, quien me dijo
13

que a lo mejor se puede traer a sus dos hijos desde Cuba de esta vez. Como
comprenderán está nerviosísima, pues ha pasado de pensar que se iba a quedar allí
una temporada, y que por tanto iba a comprarse una casa, a ahora en que piensa
que a lo mejor se puede traer a sus hijos para acá, incluso desde esta vez, o sea, que
a lo mejor va ahora, y se trae a toda su familia, con lo que ya poco irá para Cuba,
pues allí le unen pocas cosas, ya que siempre he pasado del régimen castrista,
desde pequeña; la educaron sus familiares porque pasaban del régimen, y así no
fue a ningún centro educativo hasta el bachiller superior, en que aprobó los
exámenes de acceso a la primera. Siempre fue una lumbrera, ocupando cargos de
más responsabilidad que su expediente académico debido a su mucho saber. Es una
mujer increíble, de hecho cuando hablo con ella, me quedo asombrado cómo es; ya
he dicho otras veces que para mí ella, más que una mujer es una colega con la que
sostengo interesantes conversaciones.
Le he dicho que si mi madre no le deja empadronarse en su casa, que lo puede
hacer en la mía. Y también que si su hijo no tiene dónde quedarse, se puede quedar
en mi casa. Lo he pensado, y como sería para estar un tiempo, más que quedarse en
el sofá de la tele (el salón), que se quede en la habitación que tengo condenada,
tiramos los muebles que no sirvan, y como pueda que se quede en dicha habitación,
hasta que su madre consiga algo para toda su familia… la cosa es que a lo mejor
serían tres personas, con lo que ya debe alquilar algo de dos o tres habitaciones. En
fin, como le dije, incluso en la tempestad hay momentos de calma, y después de la
tempestad, viene la calma. Siempre, así que no desespere, que todo saldrá
adelante, y seguro que para bien de todos.
También está con sus cosas, así el lunes tiene un evento literario de un
concurso de poesía que ganó, y al que quiere ir, por lo que yo le he dicho a mi
madre, que si quiere, yo me quedo con ella mientras Nancy está allí.
A ver si encuentra un trabajo bueno en que pueda mantener a sus hijos,
aunque la voy a echar de menos, pues vale su peso en oro. Pero ella tiene derecho a
progresar, de las que conozco que más lo tienen. Sí, tiene dos carreras
universitarias y allí era conocidilla en el mundo de la cultura… y como me dijo una
vez, para luego aquí estar de criada… se me calló el mundo encima cuando me lo
dijo, pues la verdad es que es una verdad como un castillo.
En fin, que se merece mucho más de nuestro privilegiado primer mundo.
Seguro que el Señor la bendice y le sale todo bien.
Que nos bendiga a todos el Señor. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz).

29/9/13
Hoy lo más característico aparte de que por la mañana temprano, a eso de las
diez de la mañana, fui a casa de mi madre, donde solo estuve hasta la una en que
vino a buscarla Orlando, el hermano de mi cuñado Pepe, los que fueron a un
cumpleaños de un nieto de su hermana, ha sido lo que he leído, así me he mirado la
charla que debo dar en AFAES, más unas cuantas páginas sobre Genómica, un
poco sobre la Virgen María, de Juan Arias, un teólogo para el que Jesús es
simplemente un profeta y no el Señor como lo es para mí, y por último, y lo más
que me ha gustado, sobre la “Masonería al descubierto” de Pepe Rodríguez, un
periodista especializado en sectas, el que en el prólogo dice ya que no es masón,
pero por los que siente un gran respeto, a pesar de que batatas hay en todos lados,
pero que es una organización que lucha por la libertad, la igualdad y la
fraternidad… siempre me han gustado saber sobre estas organizaciones, de las que
14

en España, hay mucho de desvirtuado, por la mala prensa que le dieron los
dirigentes de la dictadura acerca de ella.
Son todos libros muy importantes y que encierran en ellos una gran
sabiduría, por lo que se han de leer despacio y mirando bien lo que dice cada uno.
No es como una novela que se lee de corrido, sino que son ensayos, y algunos como
el de la genómica, un tratado sobre lo último en farmacia y biología…
Mi madre parece que se aburrió en ese cumpleaños, en el que mi hermana y
supongo que también mi cuñado, se divirtieron bastante, pues era familiar de ellos.
En fin, que por hoy, nada más importante sino lo que he aprendido sobre los
temas dichos, y sobre los que no sé qué decir, así que me despido por hoy.
Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz).

29/9/13
En efecto, según parece mi tía paterna, la última de esa familia con la que
tenía algo de contacto, se está muriendo, posiblemente de cáncer de estómago, pues
está con vómitos y diarreas continuas. A ver si quiere que la vayamos a visitar,
antes de que ocurra lo que a todos nos tiene que ocurrir y lo poco que queremos que
ocurra. La verdad es que se han ido de esa familia, una hermana hace unos cuatro
años, y ahora mi tía Mary Lola, y la verdad es que no sé si echarle la culpa al
tabaco, pues fuman desde toda la vida las dos y burradas, o a qué. Me apena, pues
durante varios años mantuve una relación fluida con ellas, así iba primero a su
farmacia, a hablar un rato, y luego, cuando vendieron la farmacia a su casa a tomar
café y a charlar un rato, casi todos los meses, una vez al mes. Luego, cuando me
echó mi madre de mi casa, para que me buscara la vida, pues dejé de ir, no por
nada, sino porque no tenía tiempo de nada, sino de trabajar y luego estudiar al
tope, hasta que me jubilé (al poco), pero ya no volví a tomar por costumbre ir a
visitarla, por lo que dicho contacto a último algo se perdió.
Me da lástima, pues de mi padre, los familiares con los que tenía contacto,
han ido desapareciendo todos… ya sólo quedan la familia de mi madre y mi madre,
y luego ya es la promoción mía, aunque en entremedio hay un tiempo, pero no tanto
si pensamos por ejemplo, que mi hermana Saso, de cerca de sesenta años, fuma y es
anoréxica, por lo que es posible que muera antes de lo normal…
Hoy fui a misa, y la verdad es que algo me gustó, aunque el cura (distinto de
otras veces) habló de las riquezas de los poderosos y la pobreza de los pobres, dando
los datos que todos sabemos, que el 80% de la población vive con el 20% de la
riqueza, mientras el 20% de la población se lleva el 80% de las riquezas.
Habló de las escrituras que hablan sobre el rico, y sus muchas fiestas,
mientras el pobre Lázaro estaba muriéndose de hambre bajo su casa, y cuándo se
murió el rico fue al infierno, donde pedía que le diera un poco de agua a Lázaro, que
estaba en el cielo y que lo enviara a hablar con su familia, para que no le sucediera
lo de a él. Y le dijeron que si no hacían caso ni a Moisés ni a los padres de la Iglesia,
cuánto menos lo iban a hacer a Lázaro… siempre que ocurren estas cosas, pienso
en el pedigüeño de la iglesia y veo cómo él en efecto se ganará el cielo mientras que
mi familia y yo nos condenamos. Por eso le volví a pedir al Señor que no me diera
riquezas, por favor se lo pedía, que para vivir con lo que tengo, es más que
suficiente.
La cosa es que mientras mueren familiares, es muy posible que me toquen
algo de las herencias, lo que mucho no deseo, pues me acerco más al rico que a
Lázaro, o al joven rico que cumplía los mandamientos, pero que cuando el Señor le
15

dijo que lo vendiera todo y le siguiera, no lo hizo, pues era muy rico y se dio media
vuelta y se fue… si me llama, prefiero no tener riquezas que me aten a la tierra y lo
terrenal.
También habló del Club de Roma, que en la década de los ochenta se reunió
para hacer un informe sobre economía y esta trató de las injusticias de la economía
y lo dicho de los porcentajes. Como tengo algunos libros de dicho Club, es por lo que
mentalmente le dije que todavía, cada cierto tiempo dicho Club se seguía reuniendo
en Roma… para que lo supiera.
Dijo un par de veces que Jesús, siendo rico, se hizo pobre para venir a los
hombres a darles la auténtica riqueza… lo que cuando lo oí (ya lo he oído varias
veces), lo intenté retener para escribirlo. Y ahora aquí lo tienen.
También vi a la señora que hasta no hace mucho se sentaba en donde nos
sentamos los tres que hoy estábamos sentados en el banco, o sea, D. Antonio
(Antoñito para el pedigüeño), Doña Isabel, quien a lo mejor es de mi edad, aunque a
mí me parece que es un poco mayor, y yo en medio de ellos dos, quien cuando me
vio se echó a reír, yo creo por lo que vio de lo que estaba yo pensando durante todo
el trayecto para comulgar…
Hoy como me di cuenta que D. Antonio no oía, pensé si entonces no oía la
misa, por lo que se lo pregunté al final, a la salida y me dijo que sí, que del que no
oía bien era del derecho, pero del izquierdo sí oía. Se lo decía para decirle que
entonces iba a tener posiblemente problemas del equilibrio, sentido que también
está en los oídos, y que había audífonos, pero al decirme esto, pensé que entonces
no tenía muy mala calidad de vida, por lo que opté por no decirle nada más.
Mi hermana Maru le pasó la revista de Círculo a mi madre, y mañana la
cogeré yo.
Por hoy no creo que haya más que contar, a pesar de que lo que aquí he dicho
es relativamente importante, no tanto como una guerra o una catástrofe natural,
pero sí algunas cosas interesantes. Es posible que también por vivir en las Islas
Afortunadas, seamos de los últimos en entrar al reino de los Cielos…
El sábado vamos a ir a ver a mi amigo Tony, arriba a la cárcel, Orlando y yo,
si Dios quiere.
Que el Señor nos siga bendiciendo a todos. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

30/9/13
Hoy es fin de mes, y pensando que iba a ver un montón de gente en
Mercadona, resulta que no fue así, no sé si porque fui una hora antes de lo normal o
por qué. Si fui antes era porque iba a ir después a casa de mi madre, en lugar de
mañana, ya que Nancy, la mujer que cuida a mi madre, iba a ir a un evento
cultural en que le entregaban un libro de poesías, del concurso en que participó y
que le seleccionaron una poesía para publicarla en dicho libro, junto con otros
veinte seleccionados.
Hoy hablamos de cosas interesantes Nancy y yo, como de los Rosacruces en
Gran Canaria, que dicen que la iniciación cuesta unos 200€, aparte cada mes sale
unos 40€. La verdad es que no sabía que esas organizaciones fueran tan caras, yo
pensaba que eran gratis, la verdad. No hace mucho empecé de nuevo a leer un libro
sobre la masonería, el que le dije a Nancy que lo leería, para enterarme bien de lo
que trata. Me dijo que allí el masón de los de mayor grado, era el abuelo de su hija,
o sea, el padre del exmarido de Nancy, quien me dijo que también su padre lo era, y
de los mayores grados de éstos. También dijo que su neonatólogo, también lo era.
16

Que allí en Cuba, estas personas están muy bien vistas; me dijo esto, pues yo le dije
que aquí la masonería no estaba muy bien vista, que pensara que hubo durante
cuarenta años una dictadura, y ésta era seguidora (para lo que le convenía), de la
Iglesia católica, la que parece que va en contra de los masones, y viceversa. Me dijo
que en el templo masón, no se puede hablar ni de religión, ni de política.
Me dijo que muchas veces resolvían cuestiones familiares, de hijos que van
mal encaminados, o alguien que tiene un problema con un familiar; en fin, de
diversos temas. Que allí si alguien masón comete un fallo, se le llama al orden, o se
le piden explicaciones, e incluso, si la falta es grave como robar o no ayudar al
necesitado, u otras cosas, se le puede expulsar de la orden…
La verdad es que me gustaría leerme el libro que tengo sobre la masonería, el
que es un buen trabajo de investigación, por una periodista de prestigio, y líder en
sectas.
También me dijo que se iba a traer a su hijo, pues éste quiere venir para acá y
probar fortuna, para luego traerse a su mujer y su hija recién nacida; tiene sólo
unos meses de vida yo creo. Pero va a dejar a su hija allí, pues los familiares de su
exmarido que la tienen a su cargo, les dijeron que no les importaba en absoluto
cuidarla, pues es una niña ejemplar… de echo está en unas clases especiales con los
mejores de todos los centros, algo fuera de lo común; la madre tiene miedo que al
traerla aquí, vaya a cambiar, y a no poder soportar el cambio, por lo que prefiere
que haga allá la carrera de Medicina, y luego venga para acá y ya haga la
especialidad aquí. Ella quiere ser cirujana de cardiovascular, para lo que supongo
que se requieren notas altas, y ella está entre los mejores, si no casi la mejor de
todos. Saca siempre diez en todo, es algo fuera de lo común. Yo le suelo decir, que si
sigue así, puede llegar a Premio Nobel, pues así se hacen éstos…
En fin, que Nancy estaba hoy mucho más tranquila por este lado, aunque
estaba nerviosa por lo del evento literario de hoy, pero parece que al final salió
bien. Está mucho más contenta por lo de su hija allá, y traerse solo a su hijo. Me
dijo que seguramente en enero vendría para acá de Cuba, adonde irá el siete de
noviembre.
Le gustaron los libros que le regalé por reyes, lo que me alegró también a mí.
Mi madre está mucho mejor de su anterior crisis. Gracias a Dios ha salido de
ésta.
Que el Señor nos siga bendiciendo a todos. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

1/10/13
Esta mañana, como no tenía que ir a casa de mi madre, pues me levanté un
poco tarde, aparte de que ayer me acosté algo más tarde de lo habitual, pues como
digo, no tenía que levantarme a determinada hora.
Fui aunque antes hice unas cuantas llamadas de teléfono, a arreglarle lo del
empadronamiento a Nancy, la mujer que cuida a mi madre, y tras varias llamadas,
conseguí los datos que quería, por lo que fui por la oficina del distrito que hay cerca
de mi casa, y allí pedí los papeles, los que llevé a casa de mi madre, donde Nancy
los rellenó, según me explicó la funcionaria de la oficina, y luego, junto con una
fotocopia de mi madre y de Nancy del carné, les llevé de nuevo el impreso al
ayuntamiento, donde me volvieron a atender y rellenar todo. Al final me dijeron
que en una semana, constaba ya como que Nancy vivía con mi madre en todos los
sitios donde se requiriera.

17

De vuelta a mi casa, vi otra ONG nueva, adonde entré a mirar libros, y la
verdad es que interesantes para mí, sólo dos, y los otros eran para mi sobrino
Yeray, sobre novelas clásicas de temas de guerras, las que espero que le gusten. Se
las compré para reyes, así ya los de él, y los de casi todos, ya los tengo comprados, y
no hacen falta ni uno más.
Luego vine a mi casa, y llamé a Nancy para decirle lo ocurrido, que hasta
dentro de una semana, no podía arreglar un papel que ella tenía intención de
arreglar, pues el padrón se confirma en una semana.
Luego, almorcé y tras ello me puse a escribir la dosis mañanera, o sea el
Menudencias.
Después leí la Biblia una media hora, como casi todos los días, y luego me
puse a leer sobre masonería, el libro que les comenté y la verdad es que está
estupendo, y se entera uno mucho de lo que lee. Mucho más que hace tiempo, yo
creo también porque lo he cogido con gusto, y así intento enterarme lo más posible,
siendo que siempre me han interesado estos temas.
He estado también intentando comprar un repelente de insectos y roedores
por teléfono, pero me cobran mucho por el transporte a Canarias, por lo que he
empezado a preguntar en los grandes almacenes que hay en la ciudad, y creo, que
aunque más caros que el que pensaba, los podré encontrar en esta ciudad. En ello
estoy también.
El libro está muy bien y son muchas las cosas que se aprenden, incluso hasta
la página 31 que es por donde voy; así que cuando lo lea del todo, estaré bastante
informado sobre esta organización mundial.
Mi madre parece que está bien, aunque como siempre pasa de mí y no me
llama cuando quedamos. Gracias a Dios está viva y con salud relativa, para sus 84
años. Gracias Dios mío.
Que el Señor nos siga bendiciendo a todos. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

2/10/13
Hoy fui a Cáritas, pero antes, esta mañana, cuando estaba desayunando, vino
la secretaria del administrador, para darme el Acta, y unos papeles que debíamos
firmar, tanto la vicepresidenta, como yo como presidente, aunque también la
presidenta saliente tenía que firmar un papel, que como no estaba cuando vino la
secretaria, se lo pasé yo esta mañana.
Luego, tras hacer un par de cosas y ducharme y vestirme, fui a Cáritas, donde
estaba Denis, a la que le dije que la última charla me había gustado mucho, y que
había tomado un par de notas, sobre las que escribí yo luego. Supongo que no le
sentará mal a Denis, pues no es privado lo que allí se dice, ni nunca me han dicho
que no divulgue lo que oigo, es más, creo que son cosas muy interesantes, y que ya
les conté en su día.
A la media hora, vinieron las otras dos voluntarias, por lo que entre Denis y
yo nos pusimos a explicarles cómo hay que registrar. Antes de que llegaran las dos
nuevas, yo le dije a Denis un par de fallillos que le había visto a la hora de
registrar, nada importante, pero para que lo tuviera en cuenta.
Cuando vinieron las nuevas, les empecé a explicar el programa informático,
como les comento, y estaba tan absorto en lo que estaba haciendo, que incluso
cuando vinieron nuestras jefas, no me di cuenta de ello y seguí tan tranquilo
explicándole a creo que se llama Inés. Cuando me hicieron ver que estaban allí las
jefas pues entonces ya paré. De todas maneras yo en sociedad, no sé estar, a no ser
18

hablando sobre los temas que me interesan, que no suelen ser los que interesan a
todo el mundo.
Las jefas nos trajeron botellas de agua, vasos de plástico de usar y tirar, y
unos bombones. De todo cogí, pero cuando comí el bombón, vi que estaba
totalmente derretido, por lo que tuve que comerlo a chupetones…
Casi a última hora, la otra voluntaria a la que expliqué la semana pasada el
manejo del programa (Amparo), me dijo que se había leído mi libro “De los locos,
locuras”, y dijo que le gustó. Le dije que había sido mi padre, y que la cosa
continuaba, aunque mucho menos que en esa época. Le dije que pensara que son
cosas que interesaban a varios, y que pensara que se podía hacer dormir con ello
fácilmente a todos los que lo quisieran. Dijo que también había ido al blog, y que yo
tenía mucha experiencia, con lo que supongo que quiere decir que tengo datos y que
he tenido una cierta vida un tanto distinta a lo habitual, por mucho que a mí me
parezca mi vida de lo más tranquila y normal (incluso hasta un poco simplona, si
me apuran).
Esto que dijo me dejó muy contento, e Inés, me dijo que si yo había escrito, y
le dije los datos a teclear en internet para que llegara a mis libro dicho, más el
blog. Tengo que preguntarles a qué blog han ido, pues uno de ellos, aunque el par
de artículos que tienen eran muy interesantes en su día, ahora escribo mucho más
en el blog de FSFE, casi a diario, como saben.
Total, que esto me dejó bastante contento, pues a ella, que también es
universitaria, al igual que Inés, le gustó mi libro.
Luego vine aquí, y ya estuve haciendo cosas como presidente del piso, como
hacer que la vicepresidenta saliente firmara el Acta, y luego llamé al
administrador, para decirle lo que me dijo la dicha señora, que a la portera, había
una rata en el patio de ella, por lo que enseguida llamé al administrador, lo que
como él no estaba, se lo dije a su secretaria, quien me dijo que ya lo sabía y ya
estaban haciendo gestiones.
También conseguí hablar con la nueva vicepresidenta, y parece que mañana
vamos a las doce al banco que hay cerca de mi casa (Bankia), para autorizar
nuestras nuevas firmas. También me dieron un talonario de cheques, para cuando
hiciera falta pagar algo, lo hiciéramos con éste, aunque parece que todo lo paga el
administrador, y yo sólo he de pagar la mitad del agua y la luz del piso de la
portera, pues parece que ese es el trato.
Ya también quedé con el administrador para ir mañana al banco a hacer el
cambio de firmas autorizadas.
He estudiado la charla y parece que la llevo más o menos bien, aunque lo de
las diapositivas, va a quedar un medio bodrio, por la cosa del cambio que me hizo
Nieves, yo creo que porque no me dejan (los que me controlan), para que no me lo
vuelva a hacer, pues es mucho tiempo que tardo y que invierto en algo que tampoco
es tan sumamente importante. Intentaré ir la semana que viene a contársela a
Nieves, para después a lo otra contarla a todos y quitarme ésta ya de encima.
Gracias a Dios, todo me va saliendo bien.
Que el Señor nos siga bendiciendo a todos. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

3/10/13
Esta mañana teníamos que ir la vecina y yo al banco, para firmar los papeles
de cambio de presidencia de la comunidad de propietarios del piso, por lo que como
le dije ayer, a las doce menos diez estaba en su casa para ir allí, con lo que llegamos
19

unos cinco minutos antes al banco. La verdad es que la vecina está tremenda, sin
duda.
A la salida, los porteros nos dijeron de una tubería que estaba rota, para que
la vinieran a arreglar, y el interruptor de la luz de la escalera, de la entrada a la
casa, que no funciona bien, por lo que no se ve durante los primeros escalones,
hasta que se enciende el interruptor que hay dentro. También nos volvieron a decir
lo de la rata, y todo esto cuando vino el administrador (que llegó unos siete minutos
después de la hora), se lo dijimos a él. Yo allí no sabía de qué hablar, pero él y mi
vecina, estuvieron hablando todo el rato. A mí desde que me sacan de mis temas, no
sé qué decir. Cuando llegamos al banco, a mi vecina le dije el par de cosas que debía
saber respecto a los cheques que tengo en mi poder y que ya tengo guardados;
parece que lo que había descubierto de lo que me dijeron, muy mal explicado,
parece que yo lo capté bien, pues se lo pregunté al administrador y dijo que así era.
Me dijo también que faltaban unos recibos, del agua y la luz, y cuando llegué se lo
pregunté a la portera, quien me dijo que ella los tenía y me los dio. La gente, no
puedes ir de buenas con ellos, pues siempre tienen una bala en la recámara.
Total, que a la una menos veinte, ya habíamos hecho el cambio de firmas y
estábamos de vuelta al piso, por lo que cuando llegué, puse la lavadora y luego lo de
siempre, o sea, los correos y escribir la dosis diaria mañanera, la que me costó
horrores escribir, pues no sabía de qué hacerlo. Por ello lo hice sobre esto, o sea,
que no sabía de qué escribir hoy. Salí del paso, aunque mediocremente.
Luego comí, tras tender la ropa y leí la charla que voy a contar a Nieves (si
todo sale bien) la semana que viene. También, empecé a leerme la charla sobre la
vacuna de la gripe, de la que tengo material completamente nuevo, y la verdad es
que es bastante sencilla, aparte de que sé bastante sobre ella, pues he dado charlas
sobre la gripe un par de veces. Total, que intentaré darla a mediados del mes que
viene, a ver si todo sale bien.
Luego la cena, y trotar mientras veo las noticias, y luego escribir esto de
nuevo. Y ya más el día no ha dado de sí, a no ser que Orlando aprobó el trabajo fin
de carrera, y con sobresaliente, según creo le dieron una matrícula, con lo que más
contento no podía estar el hombre. Le dije que intentara hacer fotocopias
compulsadas de los derechos de haber pagado el título, pues lo iba a tener que
presentar en varios sitios, y un par de truquillos de esto, para que no se le
estropeen dichos papeles pues después de todo, son papel.
No tiene punto en comparación, pero yo también recibí hoy un diploma sobre
cánceres de piel, para profesionales sanitarios, de unas 16 horas lectivas. En fin,
que poco a poco, vamos saliendo todos.
Por hoy, lo dejo. Que el Señor nos siga bendiciendo a todos. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

4/10/13
Esta mañana temprano, a eso de las doce y media, fui a Santiago Cabrera, un
dentista medio familiar mío; su madre y mi madre son familiares. Como siempre
me preguntó por mi madre, y yo por primera vez también le pregunté por la suya,
pues nunca lo hacía, ya que no sabía si ésta estaba muerta o viva, y si no tenía
ninguna enfermedad grave. Me dijo que medio pachucha, pero que estaba ahí, que
era lo realmente importante, que esté ahí.
También me dijo que yo siempre con los libros, y le dije que sí, medio diciendo
qué le voy a hacer si siempre soy igual. Él me dijo, señalando a los libros: ahí está
todo. Y le respondí que sí.
20

Me dijo que la dentadura estaba bastante bien, y que la encía incluso la tenía
mejor que cuando era joven, en que como fumaba, tenía la boca hecha un desastre.
Me dijo cómo me tenía que cepillar, por lo que le dije que ya me lo habían dicho una
de sus enfermeras.
Total, que me dijo que tenía que empastar algunos dientes, aunque al final,
según pregunté era uno solo. Creo que no es porque esté picado, sino porque tengo
muy retraída la encía, por lo que para evitar males mayores, me lo empasta. Pedí
hora y está para dentro de dos semanas, y me va a costar la broma otros setenta
euros. Hoy la cosa me salió cuarenta euros, y era sólo una limpieza ligera de
dientes, algo por encima, pues la tengo mucho mejor que las últimas veces. Para mi
economía, todo un saqueo.
Antes de ir al dentista, pasé por la librería de una ONG, adonde fui directo a
comprar un libro que espero que le interese a Rayco, y si no, se lo regalo a mi
hermana, que es posible que le guste. Es de uno de los filósofos actuales más
conocido. Le había echado el ojo la otra vez, pero por si acaso fuera a ser muy
grande la cuenta, pasé de comprarlo. A Rayco le compré hace tiempo otro del
mismo autor y es el que siempre lee, por eso digo si le gusta éste o no.
Cada vez tengo más libros, y estoy ya dudando si a este ritmo en breve tendré
espacio dónde ponerlos. Cada vez compro mejores libros y más baratos.
Luego fui a coger la guagua y me vine. Antes de llegar a la consulta del
dentista, vi a mi tío Antonio, quien también había ido por allí y a quien no cobra
nuestro pariente. Yo le dije que no iba mucho porque no me lo podía permitir
económicamente, y por tanto mi tío quiso pagármelo, por lo que tuve que insistir un
montón que de eso, nada, que lo pagaba yo todo lo mío.
Cuando llegué a mi casa, le dije a la portera que esta mañana había llamado
al COF, al gobierno de Canarias y al ayuntamiento, y en ninguno de los sitios le
dieron importancia a lo de la rata muerta. De todas maneras, me dieron un número
de teléfono por si querían que fueran a desratizar, aunque ellos desratizaban del
edificio para afuera… le di dicho número a la secretaria del administrador.
Cuando subí un par de pisos, estaba el vecino que es alcohólico, esperando en
su puerta, para darme la factura de la ferretería, más la mano de obra. En total
eran 30 euros, por lo que le dije si el cheque era al portador y me dijo que sí. Le dije
que ya se lo daría cuando lo hiciera, y me dijo que no había problema, que si quería
que se lo diera el lunes.
Después de almorzar, mientras trotaba viendo la tele, decidí hacer el cheque y
llevárselo a la vecina, por si la localizaba y ya quitarme esto de encima. Cuando fui
a buscar su firma, estaba, así que sobre la marcha se lo llevé al vecino, y lo cogió su
mujer, la que me lo agradeció repetidas veces. La mano de obra fue unas 22,22€,
que para mí y pare ellos, seguramente es bastante. Le dará para las cervezas de un
par de semanas en la tienda de abajo, la que surte en las emergencias a los que
vivimos en la plaza.
Luego me vine a mi casa, y después de hacer lo de todas las mañanas en el
ordenador, me puse a estudiar y ya estoy preparándome la siguiente charla sobre la
vacuna de la gripe. Nieves (la psicóloga de AFAES) me dijo de retrasar la charla
primera, pero le dije que pensaba dar también la de la gripe dicha, a ver qué me
dice… van muy despacio para mí. Espero que me permita dar las dos en un mes y
pico, pues es con lo segundo que más inflo el CV, tras lo de FSFE.
Esta noche me envió Nancy un escrito, un ensayo que hizo uno sobre ella y su
obra, y la verdad es que está muy bien. Me lo tuve que leer tres veces para
enterarme de todo. Es increíble, siempre ha sido una luchadora incansable. Ya
desde esa época, era en la biblioteca, la que buscaba las cosas para los
profesionales, y eso que me dijo que eso era casi al principio, que luego hizo muchas
21

más cosas… y aquí está en casa de mi madre, cuidándola y ayudándole en sus
cosas… la verdad es que se merece mucho más, un rato largo.
Y ya poco más he hecho. Mi madre está bien, así que todo va bien.
Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz).

5/10/13
Esta mañana me levanté temprano, para ir a ver a mi amigo Tony a la cárcel,
donde hoy estaba un poco menos animado que hace quince días, pero mejor que las
veces anteriores. Le dije el par de folios que tenía con cosas que le debía decir, o
sea, cosas que se me van a ocurriendo, y cuando las pienso, las apunto para
decírselas. También fue Orlando, quien es posible que hoy celebrara con su familia
la matrícula que sacó en el trabajo de fin de carrera. Algo fuera de lo común. Me
dijo que no sabía de qué le iba a servir, por lo que le dije que eso eran muy buenas
referencias para encontrar un trabajo. Él se mueve muy bien buscando trabajos,
por lo que intuyo que pronto encontrará uno.
En la cárcel estuvimos hablando de distintas cosas, aunque hoy casi ningún
recado nos pidió para hacerle nosotros dos fuera.
Le dije que posiblemente pudiera dar un tanto por ciento de la cosecha en
especies, y así le arrendarían una buena tierra. Le gustó la idea.
Dijo que allí ni el That´s English ni Radio Ecca, habían opciones en la cárcel.
Con lo que las buenas ideas que hablamos la última vez, se le fueron al traste.
También hablaba de cosas de alimentación, por lo que le dije que intentara hacer el
curso de manipulador de alimentos, que se lo iban a pedir en todos lados donde se
manipulen alimentos.
Luego, a las diez de la mañana fui a casa de mi madre, donde pasé todo el día.
A la tarde, el inquilino me dijo si estaba mi madre, para ir a pagarle, por lo
que le dije que sí, que estaba allí. Le dije a mi madre si me iba y me dijo que ella
me llamaba cuando me necesitara, pues debía yo firmar el recibo. Cuando me
llamó, bajé, o sea, casi al llegar él.
Cuando estaba hablando, de nuevo los que me controlan, empezaron a
hacerse los graciosos haciendo que el vecino pensara que yo soy homosexual,
haciéndome decir, mentalmente, cosas como tío bueno, y cosas de éstas.
Cuando se fue el inquilino, tras hablar el par de boberías de cortesía, exploté
y le dije a mi madre que los que me controlan, me tenían hecho polvo, haciendo que
no pueda ni si quiera mirar a las personas a la cara, pues enseguida me sale el
pensamiento que dice: “¡Tío bueno!”, y cosas por el estilo, de tal forma que debo
cerrar los ojos y no mirar, e intentar cambiar el pensamiento a otras cosas, que no
siempre puedo, pues empiezan a bombardearme con pensamientos poco dignos de
un cristiano. Exploté y le dije que me habían amargado la existencia desde hace
años, y que no puedo ni hablar con la gente, porque enseguida salen esos
pensamientos indignos de cualquier persona, y más de una persona que intenta ser
digna. Le dije que de continuo me putean, en todos sitios donde estoy. Resulta que
mi madre no sabía que los chafalmejas que me tienen controlado, han abusado de
mí mentalmente, y me dio a entender si eran ellos, u otros que me puedan también
controlar, por lo que le dije que eran ellos… pero me vino bien, para dudar de
posibles incursiones a mi medio de otras personas, sobre todo si me quieren
putear…
Total, que reventé, por lo que mi madre empezó a decirme que me veía muy
mal, y que así no podía ir a ningún sitio. En eso llamó mi madre a casa de mi
22

hermana Maru, pero salió Dani, a quien le dijo que yo estaba mal, por lo que iban
a avisar a los médicos para ingresarme. Por ello empezó mi defensa, diciendo todas
las cosas en las que estoy metido y que no debo faltar ni fallar, aunque algunas las
exageré, como que las voluntarias de Cáritas dependían de mí para aprender las
cosas de la biblioteca, cuando en realidad también les podía enseñar Denis, que
aunque no tiene la experiencia que tengo yo, sabe ya usar el programa, el par de
cosas fáciles. También que yo era el que tenía la chequera con los cheques de la
comunidad de mi edificio, y por tanto debía firmarlos, como hice ayer con uno de
treinta euros. Mi madre me preguntó que quién lo pagaba y le dije que la
comunidad.
Le dije varias cosas con tal de que no me encerraran, pues ahora parar, sería
un disparate.
También estoy luchando para dar una charla este mes, y otra el mes que
viene, de tal forma que me estoy preparando las dos charlas a la vez.
En definitiva, que mi madre no sabe lo que esta gentuza que me controla hace
conmigo, y seguro que cree que son una gente maravillosa cuando son lo contrario,
ya que no parten del dicho, no hagas a los demás, lo que no quieres que te hagan,
sino que ellos me lo hacen a mí, se ríen de ello, y después ellos tan felices y
contentos con su vida. La verdad es que me encantaría que los echaran, para que
así aprendan a no aprovecharse de las personas indefensas contra su trabajo, o
hobby. Yo con mi trabajo, intento ayudar, y no humillar y dejar en ridículo a los
demás delante de todo el mundo…
En fin, que esperando que los despidan, me despido yo de ustedes, y ya
pueden ver que gracias a Dios, hoy no me han encerrado, aunque por casa de mi
madre fueron Pine y Maru, lo que nunca, pero al final acabaron bien las cosas, pues
le convencí a mí madre que ahora no podían encerrarme pues estoy metido en
varias cosas.
Por hoy lo dejo. Le pido al Señor que no me abandone, y que nos siga
bendiciendo a todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

6/10/13
Hoy domingo, como casi siempre, fui a misa, y aunque me levanté tarde, sobre
las doce del mediodía, el día ha sido satisfactorio, más que nada, porque aunque
parecía que iba a dormir tras almorzar, no fue tal, sino que pude vencer el sueño, o
más bien, los que me tienen controlado, no me sedaron mucho, y con cerrar unos
cinco minutos los ojos, fue suficiente. No leí los sermones medios de Buda, pues no
me gustan tanto como el libro del Maestro Zhuang, el que me puse a leer, y
mientras miré los libros de teología y filosofía que tengo pendiente, por lo que
decidí leer lo que me gusta, y lo que no, lo dejo para otra ocasión.
En misa, que gracias a Dios fui, lo bueno fue que los que me tienen controlado
no se pusieron a hacer de las suyas, o sea no se pusieron en plan jodelón diciendo
que los que están a mi lado sentados son unos ignorantes y unos incultos. Hoy me
pareció como si hubiera nacido de nuevo, y es posible que no tenga ya ese miedo a
estar en medio de gente, no sea que se vayan a poner a decir cualquier cosa de lo
más inconveniente e impertinente.
Luego de misa fui a la casa de la madre de Tony, y allí no encontré los casetes
de inglés que Tony me encargó hoy. Por ello llamé varias veces a Orlando, el que no
cogía el teléfono. Pero me ha llamado no hace mucho, diciéndome que él tampoco
los encontró hace bastante tiempo, en que los buscó en todos los sitios que la madre

23

le dijo. Por ello, cuando llame mi amigo, le debo decir esto. La cosa es que según
parece le robaron las cintas que él tenía allí, en la cárcel y por eso quería éstas.
Le dije si había visto el libro que le pasé de inglés y me dijo que sí, pero que lo
miraría más adelante, cuando acabe con los que está ahora leyendo. Me parece
bien.
Luego me vine a mi casa, donde cené, troté un poco, y ya me he puesto otra
vez a escribir. Por cierto, esta mañana me quedé contento, pues pude escribir
medianamente bien, así la época de secano que llevo con esto de escribir por las
mañanas, la pude superar yo creo que mejor que otras veces.
Estoy esperando que mi madre me llame, y cuando lo haga, puedo decir que el
día ha acabado bien.
Casualidades de la vida, me acaba de llamar, y está bien. Han ido por la
clínica a ver a mi tía Mary Lola, la que ya sé que se está muriendo y espero que
vaya al cielo, o a algún paso intermedio, y luego que vaya allí. Me dijo que estaban
allí sus amigas y también mi hermana Piluca… ya se están seguro despidiendo
todas de ella. Me dijo que estaba muy sedada, con lo que ya sé que le están
poniendo morfina. Otro familiar que se muere de cáncer… soy un candidato a éste,
y más con todo el café que tomo…
Que el Señor nos bendiga a todos, y a mi tía le de vida en abundancia en el
otro mundo. Ayúdala. Gracias Dios mío. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz).

7/10/13
Hoy el día iba siendo como cualquier lunes, o sea, había ido a Mercadona a
hacer la compra, de donde volví cargado como un mulo, con toda mi compra, más
otro poco para mi madre y Nancy.
Luego escribir la dosis mañanera, así como mirar los correos y las web que
visito a diario.
Luego almorzar, y por la tarde intentando prepararme la charla sobre
vacunación de la gripe. Por cierto, llamé a Nieves, la psicóloga de AFAES, y
quedamos para que le fuera a contar la charla cuando ella viniera de los días libres,
o sea, allá sobre el 21 de este mes, con lo que me voy a retrasar otra vez un montón.
Por ello intentaré resolver (el jueves) el cuestionario del curso del Consejo General
que tengo pendiente, y del que me estoy retrasando un poco, pero es que es el
cuestionario que más me cuesta responder, junto con los de FSFE, de los que sí que
me leo varias veces el temario entero.
Me llamó una amiga de mi madre, Rosa María, para preguntarme sobre el
ácido bórico, el veneno que se compra en las farmacias, y que junto con leche
condensada se mezcla y luego se pone en pequeños recipientes, como tapas de los
tetrabrik o botellas de agua, allí donde haya cucas (parece que también es eficaz
contra ratas y ratones), y éstas como la leche es una golosina, pues van a ésta, pero
al tener el veneno, si está en suficiente cantidad, pues se mueren debido al ácido
bórico. Deben tener mucho cuidado de alejar tanto el polvo, como la mezcla de
donde hayan niños chicos, pues se lo pueden comer, y como les digo, es un veneno,
por lo que allí donde hayan niños que no sepan distinguir una cosa de la otra, no
deberían usar este veneno.
Pero lo más importante, por lo poco que lo había visto, ha sido la entrevista
que han hecho hoy por la noche, en el canal 24 horas, al gran D. Eduardo Punset, el
que me ha alucinado, pues muchas veces le preguntaron una cosa y sale con otra y
se queda tan tranquilo; y para finalizar la contestación a la pregunta, en la que
24

suele hablar de un par de cosas, bastante interesantes pero a veces no relacionada
con la pregunta, acaba diciendo: en las redes sociales… con lo que ya saben los
entrevistadores que ha acabado su respuesta. No sé si es un método que ha usado
hoy en concreto, o si lo suele hacer, pues yo muchas veces cuando oigo entrevistas
por la radio, el entrevistado contesta adecuadamente a las preguntas, por lo que no
sé si estaba de coña o si es que no sabía las preguntas; la verdad es que algunas
preguntas eran para especialistas, por lo que no sé si en realidad no las sabía y por
no decir que no las sabía, pues por eso hizo lo que cuento. De todas maneras, me
gustó.
Ya había visto hacer esto de a una pregunta ponerse a hablar de otras cosas,
posiblemente porque no sabía la respuesta exacta, en una entrevista que le hizo el
periodista medio retirado, D. Jesús Hermida, hace un montón de años a la Dama de
Hierro, Margaret Thatcher, en que en alguna pregunta, supongo que porque no se
sabía la respuesta, se ponía a hablar de otros temas, pero tan tranquila como si
estuviera segura que la pregunta que le hizo, correspondía con esta respuesta, y
que por tanto estaba respondiendo adecuadamente.
Son cosas posiblemente que ellos han aprendido por las muchas entrevistas
que les han hecho, y otras que él ha hecho, y que ha visto por medio mundo. O bien,
son trucos que alguien les ha enseñado, o que lo han visto a alguien.
Por hoy nada más, pues mi madre parece que está bien, por lo que me despido
ya y tranquilo, deseándoles que el Señor nos siga bendiciendo. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

8/10/13
Hoy sólo he hecho pequeñas cosas, como que me llamó a primera hora, sobre
las diez menos algo de la mañana (con lo que ya me quedé despierto, y por tanto
pude aprovechar algo el día) la secretaria del administrador, la que me dijo que el
número que yo le pasé del ayuntamiento, para desratizar, llama de continuo, y no
lo cogen, pero que ya había conseguido el número de la dueña del piso de donde
salió la rata y dice que va a mandar a fumigar y desratizar la casa. Esto cuando
salía de mi casa a casa de mi madre, se lo dije a la portera, quien entonces me dijo
si a limpiar también venía, y le dije que eso no lo sabía, que ella misma se lo dijera
al administrador, y me dijo que ya se lo había dicho.
También lo de los recibos de la luz de la escalera, me dijo que los abriera, y
mirara si ya estaban domiciliados y cuando me dijo dónde estaba, le dije que sí
salía en la factura el número de la cuenta.
A la una y pico, fui a casa de mi madre adonde ella llegó a esa hora tras haber
ido a hacerse masajes a la farmacia donde va siempre, y que fue en la primera en
que empecé yo a trabajar ya como licenciado, gracias a ella, quien cuando acabé,
llamó al dueño de la misma, pues era su vecina y le dijo si sabía de alguien que
buscara un farmacéutico, que yo había acabado ahora, y le dijo que él mismo
necesitaba uno. Y así fue cómo conseguí mi primer trabajo como licenciado.
En su casa intenté estudiar un poco lo de la vacuna de la gripe, a la vez que
hablé un par de cosas con Nancy, quien no sabe si vendrá pronto de Cuba, pues su
hijo está loco por venir con ella, y ella no sabe de qué va a trabajar aquí su hijo. Le
dije que Fausto, un chiquito también joven como su hijo, vino de Bolivia como él y
ahí está buscándose muy bien la vida. Me dijo que Fausto tenía un criado, y le dije
asombrado si tenía un socio… luego pensé que más que un socio, a lo mejor tiene
un trabajador, lo que me asombró la verdad, pues ni él ni su mujer tienen estudios
superiores, y ella trabaja limpiando casas y su marido hace de todo un poco,
25

reparaciones de las casas en general, y vende cosas en las fiestas de la isla, así
tienen un furgón, el que llenan de cosas para vender, y están de continuo por toda
la isla dando vueltas para vender, como digo.
Viven en un piso de mi madre, el que siempre le pagan cuando les
corresponde, y ella trabajaba hace tiempo para mi madre, hasta que la despidió
pues ella no quería quedarse todo el día, todos los días con ella, sino que quería
estar (como es lógico) con su marido recién casado, y que vino de Bolivia sólo para
casarse con ella que vivía aquí desde hacía unos quince años.
Estuvimos viendo en la tableta, una revista donde le hacían un reportaje
especial a mi cuñado Juancho, y donde también salían los dos libros en que Nancy
ha publicado algunas de sus poesías aquí. Ya les digo que poco a poco, se va
abriendo camino. Aquí ella trabaja de duro, y encima también colabora en eventos
culturales.
Me dijo que ayer había venido la señora que se iba a quedar con mi madre,
por lo que le dije si ella no iba a venir más y me dijo que no sabía, pues su hijo aquí
no tendría trabajo, y aunque él está loco por venir, ella no sabe qué hacer.
Vi que habían hecho en la revista electrónica citada un estudio muy profundo
de mi cuñado, lo que me alucinó.
Mi madre está contenta, lo que para mí es más que suficiente.
Luego como tenía que comprar fideos para el rancho de esta semana, pues
pasé por el Spar, a ver si también tenían jabón para la lavadora más barato que el
de Mercadona, y pude ver que había uno en oferta, que por 90 lavados costaba 9€,
mientras que el de Mercadona más barato, 70 lavados costaba 8€, por lo que como
salía más barato en proporción el del Spar, pues compré éste. También miré a ver
si tenían el café en oferta, pero estaba todo lo contrario, más caro, por lo que sólo
compré los dos artículos dichos.
Cuando vine a mi casa, miré unas cosas para la chica que me llama siempre
de dudas de la salud, y le miré si la insuficiencia renal crónica provocaba mal
aliento, y en efecto lo provoca, que junto con que la diabetes que también padece,
también lo provocan, pues que sepa que lo va a tener de por vida… espero que no
use regaliz, pues éste con su uso prolongado, puede provocar hipertensión, con lo
que es mucho peor el remedio que la enfermedad.
Ya desde que era un joven estudiante en la Universidad de La Laguna,
recuerdo que fui en una ocasión a comprar regaliz en una tienda donde lo vendían
en rama y que era muy barato, por lo que lo compré, supongo que porque de todo lo
que fumábamos tanto mi novia como yo, debíamos tener halitosis, y su remedio
más común y barato era éste.
Compré el jabón más barato, como les dije, y quedé con mi madre en que lo
pagábamos a medias.
Que el Señor nos siga bendiciendo a todos. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

9/10/13
Esta mañana temprano, fui a Cáritas, como todos los miércoles, donde estuve
enseñando a Inés, la nueva voluntaria, sobre el programa Abyes, con el que
registramos los libros, y registramos unos tres o cuatro en total. Todavía vamos
muy lento, pero seguro que en breve van ellas solas a registrar sin problemas.
Nos pasamos los coreos electrónicos, y también le pasé mis dos libros “De los
locos, locuras”, y “Loco”, pues me dijo que se los quería leer, y no lo había podido
hacer por Internet, en que no les permitían bajárselo ni leerlos mucho tiempo, pues
26

parece que les cobraban algo por ello. Como siempre, llevé el pendrive, en el que
llevo también estos libros, por lo que se los pasé y que los enviara a su dirección de
correo electrónico.
Antes de que ella llegara estuve imprimiendo un montón de páginas de la
vacuna de la gripe, con lo que ya tengo completo el total que quiero prepararme
para darlo en la siguiente charla.
Lo que iba a decir, que lo realmente importante ha sido que mi tía Mary Lola
se murió hoy sobre las doce del mediodía, con lo que fuimos casi todos los
hermanos, menos Saso (está con su marido en Tokio), al tanatorio. Allí estuvimos
unas cinco o seis horas. Estuve también mucho tiempo hablando con mi cuñado
Pepe, al que agradecí que me diera conversación. Estuvimos hablando mucho sobre
teología y filosofía, pues él hizo la carrera de filosofía, y aunque gran parte del
tiempo ha estado de político de altura en la comunidad autónoma de Canarias,
luego pasó de todo y se fue de profesor de medias de filosofía, que era las
oposiciones que sacó nada más acabar la carrera.
Hablamos casi una hora y pico, de temas bastante interesantes, y le pregunté
un par de dudas sobre filósofos clásicos que yo tenía. También hablamos de la
felicidad y qué significaba esto para cada uno de nosotros. Para mí es tener unos
objetivos, y vivir acordes con ellos, y sobre todo, ser feliz con estos objetivos y con la
vida que esto te hace llevar. Yo le decía que yo muchas veces, era muy feliz leyendo
un libro. Él siempre dice que no se pueden separar la vida en sociedad y las fiestas,
pero yo esto no lo echo de menos, aunque sí una conversación interesante. Le
agradecí que me diera tanto palique, pues como saben no suelo hablar mucho, sino
más bien lo contrario. Me gustó hablar de filosofía y libros con él. Estoy casi
decidido a darle un libro de un filósofo actual, que escribió un libro que creo se
titula: “Pregúntaselo a Platón” y que fue famoso mundialmente con “Más Platón y
menos Prozac”, que aunque no lo he leído, pues se lo di a Rayco, y el que compré
repe era también para mi amigo, pero a lo mejor se lo regalo a mi cuñado, que es
más probable que él se lo lea, y no Rayco, que seguramente no se lo leerá, pues
tiene solo unos tres libros y ni éstos se los ha leído, en cambio, mi cuñado sí que lee,
y bastante. No tanto como yo, pero sí más de la media. Eso sí, le gusta mucho ir de
fiesta con los amigos y demás. Yo en esos sitios, me aburro, pues yo no bebo ni nada
por el estilo.
Allí pasamos casi todo el tiempo. Después fui a tomarme un café con mi
sobrino Yeray, y luego se apuntaron mi hermana Piluca y mi sobrino Dani, junto
con su mujer. Les dije que si el informático joven había dicho lo que EEUU espía a
los demás, y era jovencito, cerca de los treinta años, entonces lo que debían saber
los que llevan allí unos treinta años trabajando, que seguro que les obligan al
silencio profesional, y con su palabra de no decir las cosas a las que tienen acceso…
también que muchos vendedores usan técnicas coercitivas usadas por la CIA, pero
que ellos las usan para vender. Así me estuve leyendo un libro que enganchaba y el
escritor dijo que si le había enganchado hasta allí, era porque había usado técnicas
para engancharle y que siguieran leyendo hasta el final… es algo increíble cómo
juegan con uno, y si esto lo hacía uno muy, muy joven, imaginen cuando tenga
cincuenta o sesenta años, se vacila a medio mundo.
En fin, que lo importante ha sido que mi tía ha muerto, y no va a volver más,
hasta que la veamos en el otro mundo.
Dios mío, acógela en tu seno. Bendícenos a todos, y a ella y a mi madre
también. Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

27

10/10/13
Hoy a eso de las tres de la tarde, era la misa de mi tía Mary Lola, de cuerpo
presente creo que se llama.
Me levanté a eso de las diez y media de la mañana, aproveché, pues ayer me
acosté sobre la una y pico, así que dormí bastante, unas nueve horas y pico. Estuve
mirando los correos de la mañana, y escribí un poco, ya que ni ayer ni anteayer
había escrito nada para el Menudencias, el que llevo bien de fechas, así tengo
escritos para unas tres semanas contando con ésta, o sea, el que mañana subo al
blog.
A la una almorcé, para ir a casa de mi madre, a la que llegué sobre las dos.
Casi llegamos tarde a la misa. Allí tuve un par de fallos, como no ayudar a cargar el
féretro cuando lo metieron hasta el cerca del altar, pues no había caído que había
que cargarlo. Cuando me di cuenta, lo llevaban mi primo, un amigo de mi tía, mi
cuñado Pepe, otro más y un operario de la funeraria. Por ello me dije que para
salir, yo ayudaba, lo que hice cuando acabó la misa.
Luego entré otra vez, pues de nuevo mi primo Servando se adelantó también
a ayudar a meter las flores al coche fúnebre.
Fui buscando a mi tío Manolo, el hermano de Mary Lola, y que es el padre de
mi primo Servando, el que aquí les comento, quien está en silla de ruedas y muy
delgado. Todo el mundo dice que está muy desmejorado. Le di la mano y un par de
besos, y como vi que se asombró cuando me vio, lo que me da que era por el aura, le
dije que era Servando. Aunque no se me ocurrió decirle que era su sobrino. La cosa
es que hace mucho que no lo veía, pues cuando se murió su esposa, hace uno o dos
años, no fui pues estaba malo de gripe, y para no pegársela a muchos ancianos que
iban a ir.
Me gustó haberle dado un beso, lo que es la primera vez que lo hacía, pues
creo que a él no le gustaba que le diéramos un beso. Aparte de esto, mi padre y él
estaban enfadados, por lo que los primos nos alejamos algo, y ahora sólo nos vemos
en estos eventos. Por ello no tengo mucha confianza con ellos, pero más o menos
intento llevarme bien. Es posible que haya herencia por mi tía, aunque no quiero
saber lo que pasará entre nosotros por ello. Espero que todo vaya bien, como fue
con la herencia de su hermana, quien falleció hace unos cinco años. Todo ha sido
muy rápido.
Llegué al cementerio tarde, cuando ya se había puesto en el nicho y cerrado,
pues venía con mi tío Antonio, el hermano de mi madre, ya que no cabía en otros
coches, por lo que fui el último casi en llegar.
Mi hermana Piluca, cuando salíamos de la iglesia, se echó a llorar, pues ella
seguía yendo a ver y a pasar los días con ella, más que con la otra.
A mí también, cuando vi que su hermano pidió a una persona si le decía al
cura si le llevaba una hostia para comulgar, se me cayó el alma al suelo y me
estremecí, hasta el punto de que se me salieron unas pocas lágrimas, pero me pude
rehacer pronto.
Sí vi yo también a mi tío muy demacrado.
Hubo saludos amistosos por parte de todos, lo que es de agradecer, o sea, el
apartar los malos royos aunque sea en las malas épocas. La cosa es que ya no voy a
ver más a mis tías en la tierra, y eso que hubo temporadas en que tuve mucho
contacto con ellas, aunque ahora hace tiempo que tenía mucho menos, pero hubo
años en que iba a almorzar los sábados a su casa, de vez en cuando (cuando yo era
ya licenciado), y cuando vendieron su farmacia y como yo no trabajaba, sino en mi
casa (la de mi madre), leyendo, estudiando y escribiendo, pues empecé a ir una vez
al mes a su lujosa y señorial casa, a tomar café y a hablar de cosas de Farmacia,
pues ella y yo, éramos los últimos farmacéuticos que quedábamos de los Blanco.
28

Ahora solo quedo yo de los que conocía, aunque por lo visto, un primo de ellos,
todavía vive, aunque me da que ya no ejerce. A ver hasta donde llego, y lo que Dios
me tiene preparado para el futuro.
Como digo, llegué tarde al cementerio, pues el coche del tío con el que fui,
estaba bastante lejos de la iglesia. Llegué pues, cuando la gente ya estaba
empezando a marcharse. Mala suerte. Intento cumplir con estos eventos, pues la
Biblia aconseja que se vayan a ellos.
Total, que sigo ahora yo solo luchando, como casi siempre, pues los demás
llevan un ritmo mucho menor que yo. El que más se parece es mi cuñado Juancho,
al que según me dijo mi cuñado ayer, lo nombraron miembro de la Real Academia
de la Lengua de Panamá, lo que tengo que confirmar con su mujer, o sea, mi
hermana, para felicitarlo.
Aquí, en mi casa, he intentado resolver un par de problemas de la chica de la
ONG AFAES que me suele llamar casi todos los días unas cuantas veces, y también
vino un comercial de Círculo, el cual tenía muy buen carácter, y me quiso ayudar,
pero al final quedamos en que es muy posible que yo no compre casi libros de
primera mano, por lo que quedamos en que no me dejaba la revista, pues no voy a
comprar nada de normal.
Y ya nada más. Espero que el Señor nos siga bendiciendo a todos. Saludos
cordiales. Servando (Blanco Déniz).

11/10/13
Hoy el día ha estado medio insulso, a no ser que cuando me levanté a eso de
las doce del mediodía, fui a ponerme la vacuna contra la gripe, por lo que cuando
entré le dije al enfermero que iba a estar unos cinco minutos fuera tras vacunarme,
y que cuando yo entré, había venido más gente, por lo que no sabía si entraba antes
de mi turno, ya que todavía no eran las doce. Como era de esperar, no ocurrió nada
tras la vacuna, ni siquiera el ardor y dolor que suele dar en el lugar del pinchazo, y
mucho menos una reacción anafiláctica. Como no soy alérgico al huevo, que es
donde se hacen las vacunas, pues todo va bien.
Luego entré a mi casa, y puse la lavadora, durante cuyo lavado me dediqué a
escribir la dosis mañanera, la que hacía días que no hacía, y hoy ya lo hice
normalmente, sin estar más pensando en lo de mi tía que en lo que escribía.
Mi madre, está bien, y por esto, a pesar de lo de mi tía, pues la cosa anda más
o menos bien. Mi madre fue esta mañana a la farmacia de su barrio, y le gustó más
caminar que el hacerse los masajes, por lo que le dije que aunque no fuera a los
masajes, que intentara caminar a diario, pues casi seguro que lo suyo es exceso de
peso y falta de ejercicio. Espero que no sea un cáncer que se le va formando poco a
poco en el estómago. Yo desde que hago ejercicio a diario, estoy mucho mejor.
Después de almorzar, fui a una tienda local que es un medio hipermercado, a
buscar el café pues decía la propaganda del mismo, que por su aniversario, tenían
precios especiales, como el del café, en que un cuarto kg de Docian, costaba unos 79
cts, todo una ganga, por lo que fui a buscar cinco envases, para tener para mí y
para Julia, pero al final no había, por lo que me fui con la misma, sin esperar a
mirar más cosas.
El híper estaba a tope, por lo que con gusto salí de allí rápido. Supongo que
estaba así por ser hoy viernes, y de los primeros de mes, más las grandes ofertas
que ofrecen por estas fechas.

29

Luego me puse toda la tarde a estudiar sobre la vacuna de la gripe, y le di un
medio empujoncillo, aunque avancé mucho menos de lo que pensaba, así voy algo
lento con esto, y espero por tanto adelantarlo en estos días.
Me volvió a llamar unas cuantas veces la chica de AFAES, a la que yo
también llamé para aclararle cosas que me iba acordando con el tiempo. Le tengo
todavía que decir un par de cosas respecto a sus heces líquidas.
El día se me ha pasado en estas cosas. Decirles que el finde me voy a Arinaga,
a casa de una de mis hermanas, de Maru en concreto y creo que el domingo vamos
al sur, al bungalow de mis hermanos, a comer allí todos los hermanos, según tengo
entendido.
O sea, que este finde hay movida familiar. Espero darle un empujón a los
apuntes y leer un poco, para matar el gusanillo.
Con esto ya acabo por hoy. Que el Señor nos bendiga a todos y a mi tía Mary
Lola la acoja en su seno, pues Él es el creador de todos, y por tanto no va a dejar
perder a ninguno, pues a todos nos quiere por igual, pues Padre de todos es (según
JJ Benítez). Gracias. Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

13/10/13
Este finde fuimos a Arinaga mi madre y yo, a casa de mi hermana Maru y
Pepe, y después nos fuimos el domingo al sur de la isla, lo que aquí llamamos el
sur, que es donde están las playas y las piscinas debido al calor y sol que hace
siempre ahí, lo cual está enfocado hacia esto, y hacia las juergas nocturnas, tanto
casi de botellón, como de hoteles de cinco estrellas con todo lo que eso lleva
consigo… supongo que también habrá casinos y cosas de éstas, pero aquí a nada de
eso ya ni voy, ni tengo ganas de ir.
En casa de mi hermana Maru lo pasé bien con mi sobrino Yeray, al que pasé
tres libros para que se los leyera, como regalo, por ir a su casa. A Maru también le
regalé dos libros de dos autoras mujeres. A Pepe, el que es más difícil de contentar,
le llevé un libro de cocina, de ensaladas y otro de JJ Benítez, “La Rebelión de
Lucifer”, el que tenía repetido, y como me dijo que le interesaba un libro que yo leía
de él, en el entierro de mi tía, pues le llevé éste, para que fuera leyendo algo de él.
De todas maneras, le dije si le dejaba el libro que me pidió, si lo leería, en menos de
un mes y medio, y me dijo que sí, por lo que entonces se lo pasaré a él primero, para
que lo lea, y cuando lo acabe, que me lo devuelva. Es muy bueno el libro que le voy
a dejar, el que espero que le guste, pues no tiene desperdicio.
Hoy me levanté algo temprano, más de lo que me levanto los domingos en mi
casa, porque como había prisa, los que me controlan decidieron que no debía dormir
hoy mucho.
Hoy a eso de las dos de la tarde, salimos de casa de Maru al sur, adonde
llegamos en media hora. También iban mi sobrino Alejandrito, quien está en
segundo de carrera, y que por lo visto, va a coger el trabajo de Yeray, pues éste se
va a otro complejo del mismo dueño, por lo que a mi sobrino Alejandrito le viene de
perlas este trabajo, pues sólo es los finde, y se gana un dinero, pues a esas edades,
les gusta gastar en copas, y juergas… y más ellos, que están acostumbrados a no
pasar muchas necesidades, pues sus padres son profesores de institutos y no pasan
grandes necesidades.
Hoy fuimos al bungalow de mi hermano Jose, que fue quien organizó hoy la
reunión. Como supuse, al final del día empezamos a hablar de la tía Mary Lola, y la
posible herencia. Jose quería ya meter mano a la cosa, por si los otros primos se
llevaban parte de las pertenencias de ella a sus casas… sé que ella pertenecía a
30

una familia muy rica, aunque en declive, pero todavía conservaban grandes joyas y
demás de sus antepasados…
Los demás estuvimos de acuerdo en dejar un tiempo prudencial, y esperar a
ver qué dicen los primos, sobre todo el que se llama como yo, Servando, a ver qué
dicen, puesto que él era el que más contacto tenía con mi tía, y era el que la iba a
ver más… yo iba un tiempo mucho por su casa, pero ya llevaba unos siete años en
que estaba bastante alejado de ella, aunque siempre hubo un contacto algo mayor,
por ser los dos boticarios. Sí, yo me fijé en ellos, sobre todo en mi padre, de ahí que
seguí esta carrera yo también. Mi padre era un pez gordo de la ciudad, incluso a lo
mejor de la isla…
En fin, que mi hermano Jose, por haber sido el que menos ha luchado
intelectualmente, y el que le gusta fijo estar de juerga, es al que más le gusta el
dinero.
Yo no deseo grandes riquezas, sino poder pagar el piso, y luego ya no quiero
mucho más. He pensado, si me sobra después de esto, darle al par de personas que
veo que se lo merecen, que son prácticamente las que conozco.
Por hoy, lo dejo, pues de resto que estoy preparándome la charla sobre la
gripe, y creo que podré tenerla para la fecha deseada.
Mi cuñado Pepe me pasó un par de escritos de él, que parece que están bien.
No sabía que él escribiera, y la verdad que lo que leí está bastante bien.
Por hoy, lo dejo. Saludos cordiales y que el Señor nos proteja a todos.
Servando (Blanco Déniz).

15/10/13
Esta mañana fui al Hospital Dr. Negrín, el más grande de la provincia, que es
mi hospital de referencia. Fui a hacerme un campo visual, y salió fatal, según me
decían las que creo que eran enfermeras, que estaban allí junto a mí. Salieron un
montón de falsos positivos (las cuatro o cinco veces que lo intentaron), que es igual
de malo, que falsos negativos. Según parece yo veía muchos más puntos de los que
la máquina ponía, por lo que sospechaba que eran los que me tienen controlado,
como así sigue pareciéndome, pues hasta no hace mucho, escribiendo esto y ahora
me dan picores fuertes por todo el cuerpo. Supongo que es para que me miren mejor
los ojos desde todos los puntos de vista. Incluso la presión intraocular (PIO), la
tenía un poco alta, aunque controlada. Me dijo que la tenía a quince, pero que esta
máquina había que sumarle cuatro, con lo que cada ojo lo tenía a diecinueve la PIO.
Le pregunté si lo normal era hasta veinte y me dijo que hasta 21, pero que con las
gotas, debía tenerla más baja. Me dijo que me iba a cambiar las gotas, pues la cosa
se estaba agravando, aunque después me dijo que me iban a citar para otras
pruebas, y si salía mal, me pondrían otras gotas. Espero que los inteligentísimos
que me controlan, no hagan de las suyas y la otra prueba salga bien, y no me
tengan que cambiar el colirio, pues no sé si han salido otros mejores, y encima a
probar si me sientan bien o si me causan la muerte o qué.
La cosa es que la veterana que me hizo el campo visual, estaba segura que yo
hacía los falsos positivos porque yo quería, por lo que me hizo un par de cosas a la
fuerza, pensando en que yo pulsaba más el pulsador del aparato del campo visual, a
posta, para que me hicieran seguro otras pruebas. Yo cuando cometo una
ilegalidad, se me nota, pues me pongo a temblar casi, pero cuando hago las cosas
bien, y sé que las hago bien, estoy dispuesto a defenderlo delante de quien sea. Soy
bastante atrevido, si pienso que lo estoy haciendo bien. Pensé decirle lo de los que

31

me tienen controlado que a lo mejor era por eso, pero decidí que no, a ver cómo se
desarrollaban los acontecimientos.
Luego vine a mi casa, adonde llegué sobre las dos de la tarde, por lo que volví
a llamar a mi madre, que no iría a su casa a comer, sino que lo haría en la mía.
Después de almorzar, fui por su casa (bastante cargado), a llevarle la compra que
hice ayer, y de paso me presentaron a la nueva mujer que va a venir, en lugar de
Nancy, la que es enfermera, y que me pareció todo una señora… claro que allí los
que no están con el régimen, son pobres, de ahí que son señoras y señores pobres,
pero grandes personas en definitiva.
Espero que se lleve bien con mi madre, así como que Nancy pueda volver
cuanto antes. Ya saben que está el que su hijo quiere venirse para acá a trabajar,
pero él no tiene casi estudios, con lo que la cosa para él está mucho peor.
Luego, cuando vacié la compra, me vine de nuevo a mi casa, a resolver el par
de cosas que tengo atrasadas, de las cuales todavía me quedan algunas por
resolver. Encima estaba que los de FSFE (de normal los llamo SF a los de
Farmacéuticos Sin Fronteras de España) subieron a la web un montón de cosas,
con lo que pasé bastante rato con esto, más el Facebook, total, que se me fue el
tiempo volando, aunque he hecho algunas cosas pendientes que tenía.
También me llamó de nuevo la mujer que me suele llamar, a preguntarme un
par de cosas sobre la vacuna de la gripe, las que le resolví y le dije un par de cosas
más, las que tengo escritas en el Menudencias, por lo que no las repito de nuevo
aquí.
Mañana voy a Cáritas, y luego a ver si me pongo ya al día de todo, y me pongo
a estudiar y avanzo también las charlas, pues como mañana empieza el curso de
primeros auxilios de la Cruz Roja, pues debo andarme con rapidez.
Por hoy, lo dejo, que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

16/10/13
Hoy el día ha estado movidito, no por nada, sino por las cosas nuevas que he
hecho.
Esta mañana fui a Cáritas, donde imprimí dos veces el certificado como que
he aprobado el master último.
Luego cuando vino Inés, me puse junto a ella para que aprendiera a registrar,
y ahí estuvimos un tiempo hasta que vinieron las nuevas jefas, las que se están
preocupando bastante de la biblioteca, así estamos leyendo los correos con
sugerencias de otros trabajadores, para tomar notas e intentar implantar dichas
ideas al servicio de biblioteca, el que se piensa instaurar ahora, con tres voluntarias
y yo. Yo soy el más veterano, y espero que las nuevas voluntarias no se vayan de
nuevo, como ha ocurrido todos estos años.
Estuvimos reunidos unas dos horas, o una hora y media, en la que acordamos
un par de cosas, sobre todo que ellas hicieran, como una plantilla donde pusieran
los datos a tomar de los usuarios de la biblioteca que se lleven libros en préstamo,
que en principio serían los trabajadores del local de Cáritas, donde está ubicada la
biblio, y algunas cosas más, pero que se encargan las jefas de hacerlo, y llevárnoslo
dentro de dos semanas. Nosotros tenemos que aprender todos de todo, y ellos, los
nuevos, aparte cómo registrar los libros, e imprimir los códigos de barras y los
tejuelos.
Les di a todos mis datos, o sea, mis teléfonos y mi correo electrónico, para
cualquier duda que tengan, que me lo digan.
32

Hay una que habla una barbaridad, la verdad, mucho para mí.
Luego vine a mi casa, donde tenía un montón de correos electrónicos
esperando, entre los que estaban el que ha comenzado hoy el curso de La Cruz
Roja, el de Primeros auxilios básicos, el que espero poder llevar bien, para lo que
debo estudiar a diario unas cuantas horas. Ya tengo el material de esta primera
semana, y veo que debo mirarme, aparte de los vídeos y demás, unas cincuenta
páginas, por lo que me debo apurar. He decidido incluso pasar de dar una de las
charlas en AFAES, por falta de tiempo, la del Sistema Nervioso, y dar primero la
de la gripe, sobre la que estoy consultando las dudas a los colegas del CIM (Centro
de Información del Medicamento) del COF de mi provincia, con las que por e-mail
guardo una buena relación; profesional, pero una buena relación. Me están
contestando bastante bien a las cosas que les he pedido y me han enviado por
correo postal.
Con lo del nuevo curso estuve unas horas, por lo que decidí suprimir como
digo una charla y hacer este sencillo curso bien, pues no busco en él el diploma,
sino aprender lo básico de primeros auxilios, y si puedo ayudar con ello, por si
hiciera falta, estar bien preparado.
Sí, el curso que respondí hace un par de días, lo hice para obtener puntos,
pero este lo hago para saber. Lo que es bien distinto.
En esto me he pasado casi todo el día, y ahora vuelvo de nuevo a leer lo de La
Cruz Roja, a adelantar las cosas por si me surge algún inconveniente estos días.
Por hoy lo dejo. Espero que el Señor nos siga bendiciendo a todos. Saludos
cordiales. Servando (Blanco Déniz).

17/10/13
Ayer me acosté sobre las dos de la madrugada, por acabar y subir a la web,
sobre lo que iba a escribir en el curso de primeros auxilios que estoy haciendo de la
Cruz Roja, para publicar lo que había tomado notas y subirlo a la red antes de que
otros se me adelantaran y por tanto fuese más difícil contestar a algunas cosas, ya
que los primeros son los que aportan las ideas más fáciles de extraer del material
del curso.
Hoy me levanté a las doce del mediodía, tras dormir unas diez horas, ya que
la semana ha estado movidita.
Me he pasado el día otra vez con el curso, pues quiero aprenderlo bien, ya que
en caso de ser necesario, puedo salvar una vida si hago bien las cosas, o sea, los
primero auxilios básicos. He pensado subir otras cosas, como una corrección a un
compañero, pero al final he decidido no hacerlo, pues aunque yo quedaría como que
me he leído todo y lo comprendo, es empezar ya avasallando o haciéndome el
gracioso o meterme donde no me llaman, y por eso he decidido no apurarme en ello,
y esperar a ver si otros corrigen a algún compañero, alguno que no sea el profesor.
Me ocupa bastante tiempo, hasta el punto de que voy a tener que pasar de dar
la charla sobre el Sistema Nervioso, y darla más tarde, y mientras estar con la de
la gripe, de la que en una duda cometí un fallo, pues estaba en los apuntes lo que
yo preguntaba, pero las otras dos últimas dudas, sí tenían su razón de ser, con lo
que ven que yo voy pegando fuerte, y que lo mío es con cierta precisión.
Ya es tarde, y mañana debo madrugar para ir al dentista, a hacerme un
empaste de un diente. Encima pasado mañana madrugo más aún, pues debo ir a
ver a mi amigo Tony a la cárcel, y por tanto debo levantarme a las seis de la
mañana, lo que para mí es un madrugón de aquí te espero.

33

Por ello me despido ya por hoy. Saludos cordiales y que el Señor nos bendiga
a todos. Servando (Blanco Déniz).

18/10/13
Hoy escribo sin mucha ganas, pues son las diez y media de la noche y mañana
debo madrugar, levantarme a las seis de la mañana, para ir a ver a Tony, arriba,
en la cárcel.
Resulta que hoy fuimos a la misa de mi tía Mary Lola, y allí mi primo tocayo
mío, le dio a mi hermana Maru un bolso para que nos lo diera a los hermanos. Allí
mi tío Manolo, cuando me vio, dijo a su hija Cuqui, que yo era hijo de su hermano
Pepe, que no podía negarlo, pues me parecía todo a él. Esto fue lo que más me gustó
del día.
El cura de la misa era el amigo de Mary Lola, los que se caían muy bien. Yo
creo que los dos son hijos de familias de gente con dinero, y que vinieron a menos,
pero que seguían guardando joyas de la familia, propiedades, etc.
Resulta que la bolsa que le dieron, estaba llena de joyas antiguas de ellas, y lo
que me apena es que lo van a tasar y vender, pues son recuerdos familiares… me
da pena que se pierdan esas cosas y quieran cambiarlas por dinero, pues éste es
después de todo el vil metal, y no son recuerdos de la familia…
Por esto quería escribir, para decirles esto, que para mí es bastante
importante.
Recuerdo el final de El último judío, y pienso que algo de esto está
sucediendo, en parte por no saber apreciar el arte…
Por hoy, lo dejo. Espero que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

19/10/13
Ayer, por las prisas para irme a la cama, para madrugar hoy, y por lo cansado
que estaba, junto a la importancia del regalo de mis tías, se me olvidó decir que por
la mañana fui al dentista, a ponerme un empaste. Como tardaban mucho, así entré
una hora después de la hora que tenía cita, me dijeron si no me importaba que me
atendiera otra doctora en lugar de mi pariente, por lo que le dije que no me
importaba nada, por lo que me atendió una chica muy jovencita que me puso el
empaste, pero no porque se me picara un diente, pues no lo tenía picado como
suponía, sino que era para rellenar una parte de un diente que debido a la
retracción de la encía, se había quedado la corona del mismo fuera, o sea, al aire, y
para evitar que éste se estropee, me han puesto dicho empaste. Me cobró otros
setenta euros, con lo que ya veo que es un carero total. Por diez minutos de trabajo,
me cobró lo dicho. Si yo cobrara lo que ellos, está claro que iría de fijo en grandes y
lujosos coches y no como suelo en la guagua, a pesar de que ayer, por la hora,
tuviera que coger un taxi.
Anoche me costó dormir, en parte por la importancia del evento de mis tías.
Por cierto, que mi hermano Jose tuvo un accidente de tráfico ayer también, así lo
atropelló un coche cuando iba caminando por un paso de peatones. Por lo visto, en
su trabajo, Correos, no se creen mucho que esté como para estar de baja, por lo que
van a investigar sobre lo mismo. Algo me dijo que ahora se llamaban así a los
partes de baja, como de investigación. No presté atención total al nombre sino al
sentido.
34

En la misa había gran cantidad de personas conocidas. Luego fuimos al
restaurante dicho, y me da que les cobraron una burrada, pero por la importancia
del evento, fue el por qué se hizo esto.
Esta mañana fuimos a ver a Tony, su madre, Orlando y yo. La madre va a
irse de viaje durante dos semanas, así que estará un tiempo sin ir a verlo. Iremos
esos días su hermana, Orlando y yo, turnándonos de cada vez.
Está más animado, así no está tan depresivo como a veces, en que quiere
marcharse de aquí a toda costa.
He estado el resto del tiempo, en mi casa. Dormí de siesta unas dos horas y
media, pero me ha servido de mucho, así tras esto, he estado mucho más despejado,
como si me hubiera pegado una duchita refrescante.
He estado después de la primera cena, allá sobre las seis y media de la tarde,
con el curso de primeros auxilios, con lo que ya sé que la anticipación al resto de
compañeros es fundamental, para escribir todo lo más posible y que los otros no te
roben las ideas del material del curso.
Ya por hoy, poco más he hecho, así no he repasado la charla sobre la vacuna
de la gripe, la que tampoco puedo dejar de lado, ya que la charla es antes de un
mes, y son muchas hojas y las debo estudiar bien. De todas maneras, las dudas que
tenía, salvo una, me las han resuelto en el COF, en el CIM.
Por hoy, nada más. Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

20/10/13
Hoy me levanté tarde, a eso de las doce del mediodía, como casi todos los
domingos. Anoche me acosté sobre las dos de la madrugada, aunque ayer dormí
unas dos horas y media, después del almuerzo, pero la verdad es que estaba
rendido.
Hoy me leí lo que mi cuñado Pepe me pasó para que lo leyera, y la verdad es
que es bastante bueno, filosofía de la buena. Eso sí, en contra de la religión, pero
bastante bueno. Intentaré leerlo de nuevo en breve. Sólo me he leído uno de los
cuatro escritos que me pasó, según creo el mejor. Y la verdad es que es bastante
bueno.
Hoy con lo de Pepe, me he pasado casi toda la tarde, hasta la hora de ir a
misa, o un poco antes, para leer algo los evangelios en inglés.
Cuando estaba en misa, me llamó mi hermana Maru, para decirme que
después iban a ir todas las hermanas a ver las joyas en casa de mi madre, las de
mis tías, con más detenimiento, que si quería ir. Lo cierto es que cuando en misa vi
que me llamaba Maru, pensé lo peor, pero cuando oí para qué era, me dio un alivio.
Les dije que no iría, aunque en la misa estuve pensando en que vengo de una
familia de dinero, y hay mucha gente, como el pedigüeño de misa, el pobre que más
conozco, no ha tenido todas esas oportunidades, por lo que el Reino, seguro que es
de él y no mío. Pensé cosas a favor del dinero y en contra, pero en definitiva en el
joven rico al que el Señor hizo ver que él mismo se condenaba por no querer dar sus
riquezas para los pobres, sino para él. Ruego al Señor para que no me dé mucho
dinero, por lo que más quiera.
En vista de esto, de que me tocarán joyas, no quise ir a comulgar, pues está
claro que estaba pensando en el vil metal…
Preferí venirme a mi casa, a estas cosas, a escribir y estudiar la charla para
AFAES, antes que estar con las joyas de la familia y demás. Espero que no me vaya
a condenar por esta serie de cosas.
35

También he estado pensando en la chica que se ha fijado en mí de la cárcel, la
funcionaria de prisiones, de tal forma que he estado pensando en pasar de Arantxa
(la enfermera del Negrín) y quedarme con ésta, pues la última pasa a tope de mí, y
sin embargo, yo le he mandado un montón de cartas y ella no dice nada… llevo
años así, por lo que estoy pensando en ir probando con la de prisiones… tendrá
menos dinero que Arantxa que es enfermera, con lo que nos deberemos apretar más
el cinturón, pero parece que me hace más caso que Arantxa y es más joven que ella.
Señor, por favor no me des grandes fortunas de tal forma que pase de ti, sino
dame lo justo para vivir y para gastos de bolsillo. Muchas gracias. Saludos
cordiales. Servando (Blanco Déniz).

22/10/13
Ayer no escribí pues iba muy atareado, y como lo que había hecho fue ir a
Mercadona por la mañana, y luego todo el día con lo de la Cruz Roja, leyéndome el
material que me toca esta semana, para intentar ser de los primeros, y así tener
otro sobresaliente, que creo que es lo que saqué, pues por eso no me importó no
escribir, ya que lo que adquirí son conocimientos como para ponerlos en lo que
escribo por las mañanas o sea el Menudencias, al que subí una participación mía
del curso de la Cruz Roja.
Hoy fui a casa de mi madre, donde estaba mi hermana Saso, a la que pude
ver para despedirme de ella. Me dijo que el uno de noviembre se va a Nueva York.
Esta gente no para desde luego. Casi viaja más ahora que cuando era azafata. Le
dije que ellos cogían más aviones que yo guaguas, por lo que me dijo que ya había
leído el chiste cuando se lo envié por e-mail, por lo que le dije que no era un chiste,
que era la verdad. Y de taxis, no le digo nada, pues se pasa medio año o más que no
cojo uno. Por eso me duele mucho cuando debo coger uno, pues es un gasto enorme
para mí.
Allí despedí a mi hermana y a Miguel Ángel, el taxista de mi tía Mary Lola,
que ahora es de toda mi familia, le pregunté sobre mi tía, su cáncer pues él me dio
el pésame, y me dijo que él la llevaba desde que había venido del último viaje, al
hospital Negrín, para que se diera la quimio. Y no nos había dicho nada, y le daban
la quimio. Mis hermanas dijeron que era una cosa de ahora, y yo les dije que eso no
podía ser así. Total, que ya sé que ella sabe que tenía cáncer desde hace muchos
meses, incluso a lo mejor años, según deduje de la plática del cura amigo de ella…
Después estuve hablando con Nancy, sobre su dolor de estómago, por lo que
está tomando Almax® para el ardor puntualmente y de forma continua, el
Omeprazol, al menos el tiempo que duren los nervios del viaje a Cuba y demás.
También algo hablamos de los rosacruces, y le pregunté de qué temas
hablaban y tras pensarlo, me dijo que por ejemplo de la naturaleza del alma… con
lo que me dejó privado, pues son temas que me interesan muchísimo. Pero me cortó
diciendo que ella no sabía mucho, y que los precios aquí para pertenecer a éstos son
muy altos. Y que aunque tú seas rosacruz, no tienes que ir a las conferencias, como
diciéndome que eso es lo que ella hacía, que no iba a las charlas allí en Cuba
(cuando vivía allí), y eso que muchas veces iban personajes de fuera, a Cuba, a dar
dichas charlas.
También me estuvo pidiendo favores, como si yo la podía poner como que ella
vivía en mi casa, y le dije que sí, mientras todo fuera legal, y que lo que no fuera
legal, entonces no, entre otras cosas, porque yo voy para arriba, en la sociedad, y no
quiero que por una ilegalidad, aunque sea para favorecerla a ella, me vayan a
poner en un aprieto, y a echar todo a perder en cuanto a mi trayectoria profesional.
36

Ayudo en lo que puedo, en lo que no, por ser ilegal, lo siento, pero no puedo. No me
importa decir que ella vive en mi casa, o que se empadrone en mi casa, pero otras
cosas que sean ilegales, pues sintiéndolo mucho, no podría. Incluso, ya le dije antes
que si su hijo venía, si quería que se quedase en mi modesto piso, pero más de ahí,
o sea, ilegalidades, pues no puedo. No se lo dije, pero si su hija quiere venir, si
quiere, se puede quedar en mi casa, aunque la comida y sus cosas debería
pagársela su madre, pues yo tengo lo justo para mí.
Ya después, me vine a mi casa. Mi madre hoy desde que Saso se fue, ha
pasado todo el día durmiendo, seguro de lo derrotada que estaba de estos días
andar de un sitio al otro con mis hermanas. En fin, que Nancy creo que está
molesta con ella por haberse pasado todo el día durmiendo, pero a mí hoy no me
preocupa tanto, pues sé que es porque se han acostado tarde estos días, y ha sido
mucho meneo para mi madre. Mañana seguro que tiene fatigas, pues siempre al
día siguiente de venir Saso, las tiene, del meneo que se pega con ella…
En fin, que mi madre está viva, y por tanto no se pude pedir más en este
mundo.
Saludos cordiales y que el Señor nos siga bendiciendo a todos. Servando
(Blanco Déniz).

23/10/13
Esta mañana, como todas los miércoles, fui a Cáritas, a explicar un par de
cosas de la biblioteca, así les enseñé a imprimir los tejuelos y los códigos de barras
a las tres compañeras que tengo ahora. Les dije todo lo que debían saber al
respecto, tanto para tener veintisiete apartados de tejuelos y códigos de barra, como
todos los trucos que debían saber. Se los enseño todo, para que tengan las menos
dudas posibles. Les hice que ellas hicieran todo el trabajo, para que vieran todo
cómo funciona. Con esto, pasamos casi toda la mañana. También le dije a Denis,
que a Inés y a mí (no a Amparo pues ellas han estado varios días juntas
aprendiendo esto) nos enseñara cómo estaban las revistas colocadas, así como las
memorias. Resulta que va mucho más atrasada de lo que pensaba, por lo que
todavía queda algo de trabajo atrasado en la biblio.
También nos dieron las jefas por correo electrónico los papeles para enviar a
los afiliados las novedades incorporadas a la biblioteca cada mes, así como unas
plantillas para que se apunten los que retiran libros de la biblioteca. Espero que
poco a poco se vaya enderezando la cosa.
Salimos un poco tarde, por lo que llegué un poco tarde a mi casa, aparte de
que allí a las dos nuevas les dije lo del aura, que los que tenemos no nos la vemos,
ni tampoco vemos a los que la tienen… también se lo dije a Doña Rosa, la vecina
que me coge el agua, para que lo supiera.
Luego en mi casa, llamé a Nancy, pues no lo cogían en casa de mi madre, por
lo que me dijo que acababan de salir del masajista y que iban camino de la casa. Me
felicitaron por ser mi santo, con lo que caí en la cuenta que hoy era mi santo.
Después me han llamado todos los hermanos para felicitarme. Yo llamé primero a
Jose, para ver cómo iba con el accidente.
También llamé a Inma, la mujer de Dani, para felicitarla, aunque mucho no
sabía qué decirle.
Luego me he pasado todo el tiempo pegado al ordenador, resolviendo el curso
de la Cruz Roja, en el que había dos actividades que hacer, a ver qué le parecen al
profe. No me interesa la nota, aunque saqué un cien por cien de aciertos en la

37

primera actividad, pero sí me interesa saberlo, pues es de primeros auxilios, como
les digo.
También he enviado un par de correos, como a Inés, la voluntaria de Cáritas,
con material escaneado para el estreñimiento que me dijo esta mañana que
padecía. Espero que le sea útil.
También les mandé el material en pdf del curso que estoy haciendo, a Maru y
Nancy, pues quedé en mandárselo.
Algunas cosas más he hecho, como leer y firmar los tres cheques que me dio la
secretaria del administrador ayer, para que también firmase la vicepresidenta, lo
que ya hizo. Llamé al administrador y parece que viene mañana.
Estoy un poco cansado, así que me voy ya a la cama, aunque antes decir que
he estado todo el día preocupado llamando a mi madre cada dos por tres, pues casi
le da un golpe de calor, aparte de que ha tenido dolores en los brazos y hombros,
por lo que parece por los masajes, al igual que calambres, los que me preocupaban
no fueran por el golpe de calor. Total, que la he llamado más de diez veces en el día,
por lo que las tengo locas, aunque ellas me tienen más loco a mí, no diciéndome
exactamente lo que pasa y cuando pasa.
Por hoy, me despido. Saludos cordiales y que el Señor nos bendiga a todos.
Servando (Blanco Déniz).

24/10/13
Esta mañana de nuevo me volvió a despertar la secretaria del administrador,
para traer otro cheque a firmar. Me pareció que se estaba pasando un pelín, tanto
viniendo tan temprano como con más cheques. Seguí luego durmiendo, hasta que
tras dormir nueve horas en total, me llamó Rosa María, una de las grandes amigas
de mi madre, para si había venido hoy Elena a hacerme la comida, y le dije que no,
que había venido ayer. Me dijo si podía llamarla y eso estuve haciendo durante un
montón de horas, así, según me dijo su hija cuando hablé con ella, la más pequeña,
había hecho 29 llamadas, lo que cuando hablé con Rosa María, se lo dije, que la
había llamado veintinueve veces, para que supiera que había puesto interés.
Resulta que mañana le dan el alta a su marido, de una intoxicación con una sopa
de marisco que tomó el domingo, en el Club Náutico de la ciudad, al que según
tengo entendido, van a comer todos los domingos. Era para que mañana fuera
Elena a hacer la comida para ellos, pues como digo, él sale de alta mañana.
El resto del tiempo lo he pasado en mi casa, y después de haber firmado la
vicepresidenta y yo el cheque para el administrador, tras decirme la vice si no eran
demasiados cheques y muy caros, le pregunté al administrador que qué eran las
notas informativas y me dijo que eran una de cada vivienda, para ya tenerlas
todas, pues hacían falta unas cuantas para demandar al propietario y al inquilino
de aquellos pisos que no pagan. Y los burofax, me dijo la vice si no eran lo mismo
cartas certificadas con acuse de recibo, que eran mucho más baratas, pero me dijo
el administrador, que con la carta no certificas lo que hay dentro, mientras que un
burofax, tienes el texto firmado por Correo, como que es una cosa oficial y todo el
texto se ve perfectamente, o sea, que se asegura uno que el interesado lo recibió y el
texto que le mandamos. Se lo dije otra vez a la vice, y me dijo que vale. Le dije si
ella tenía el número del administrador y me dijo que sí.
La verdad que tengo una vecina que es un bombón, está como quiere. Sin
dudas.
Luego, por la tarde, vi que el cheque que firmamos está mal rellenado, por lo
que deberemos firmar otro, sin duda.
38

El resto lo he pasado en mi casa, estudiando y haciendo cosillas atrasadas,
aunque todavía tengo varias atrasadas, pero algo las he mejorado.
En las actividades puntuables del curso de primeros auxilios, he sacado en las
dos que hice ayer, un 100% de aciertos, con lo que ya son tres diez que tengo en las
actividades. La verdad es que lo estoy cogiendo con interés, pues de ello depende el
poder salvar una vida o que se pierda…
El resto, me lo he pasado preparándome la charla sobre la vacuna de la gripe,
y parece que más o menos la llevo bien. Veremos.
Parece que el martes debemos ir al abogado de mi tía, para ver el testamento,
o algo así. Más otra cosa más que no sé qué es. Yo de legalismos, no sé mucho, la
verdad.
Por hoy nada más, pues estoy bastante cansado. Que el Señor nos bendiga a
todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

25/10/13
Esta mañana tuve que ir al médico de cabecera, para que me diera una nueva
receta, y para hacerme las analíticas mensuales, pero cuando llegué vi una cosa
rara, como un operario arreglando la puerta de la consulta, por lo que pregunté si
ahí no era la doctora mía, y resulta que debía preguntar abajo, a la entrada, por lo
que bajé de nuevo y ahí pregunté. Me dijeron que debía ir a otra consulta, a la 13, a
la que fui y donde esperé una media hora en total, o sea, menos de lo habitual con
mi doctora. Había un sustituto que diría que era o hindú o árabe, pero era bastante
raro su aspecto, aparte de enorme, supongo que como yo o más grande. Cuando le
dije a qué iba, me dijo que ahora sí funcionaba el ordenador, por lo que me podía
hacer el análisis de sangre; me dijo de hacerme un montón de pruebas, incluido el
PSA, pero como éste me lo hicieron hace poco, pues me dijo que no, entonces me
hacían los demás. Se lo agradecí, y aunque no me hizo recetas electrónicas, me dijo
si quería alguna receta de las normales, por lo que le dije que no. Luego, cuando
salí pensé que podía haberle dicho que sí.
Hoy ha sido el cumple de mi sobrino Dani, pero no lo he podido localizar, por
lo que le envié un SMS. Incluso Saso me llamó para decírmelo, a lo que le dije que
ya lo sabía, pues los apunto a principios de año en la agenda en color rojo, con lo
que tengo todo ya apuntado. Ella me dijo que hacía esto hasta que aprendió a
hacerlo con el Ipad, pero que ahora lo hace todo con él, incluso, si quieres te avisa
un día antes o cuando quieras de las fechas que quieras.
Mi madre salió esta mañana a pagar el IBI y le hicieron ir a un par de sitios,
incluso tuvo que coger un taxi, para ir al ayuntamiento, pero ya lo arregló, incluso
lo que teníamos que hacer Nancy y yo el lunes, lo hicieron ya, con lo que me
quitaron un peso de encima, pues estaba un poco agobiado con todas las cosas que
debo hacer la semana que viene.
Decir que en lo de la Cruz Roja, tengo en las tres actividades un 100% de
aciertos, o sea, un diez, de lo que estoy bastante contento, y como le dije a mi
hermana Saso, que no es para farmacéuticos, sino que también creo que hay gente
de la ESO, con lo que el nivel es bajo, o sea, que en un país de ciegos, el tuerto es
rey. Que fue el refrán que ella me dijo, cuando me habló de que estaba estudiando
inglés y que sacaba buenas notas.
Le dije que tuviera cuidado con la anorexia, así como los trucos sencillos para
intentar combatir el cáncer, y cómo éste tarda años en formarse, lo que tampoco
sabía. Me da que pensaban que en un mes o por ahí, se forma, cuando es todo lo

39

contrario, un proceso de muchos años. Así pues, por un mes comer mal, no pasará
nada, deben ser años y años comiendo mal y una mala vida, para que se forme éste.
Esta tarde he estado estudiando lo del curso de primeros auxilios, para
aprender, y ya sé que daré un mínimo de tres o cuatro charlas de esto en AFAES, si
les parece bien.
En fin, por hoy lo dejo. Mi madre está bien, así que todo va bien. Saludos
cordiales y que el Señor nos siga bendiciendo a todos. Servando (Blanco Déniz).

27/10/13
Esta mañana fui a casa de mi madre, y la verdad es que levantarme me costó
una barbaridad, pero al final lo hice e incluso salí un poco antes, para que Nancy
pudiera irse un poco más pronto, de todas maneras, cuando llegué a casa de mi
madre sobre las diez de la mañana, estaba todavía allí, pues según parece, la iba a
buscar su novio Andrés, porque iba muy cargada ella, para ir en la guagua. Resulta
que llevaba un bolso lleno de creo libros hasta los topes. Seguro que los que yo le he
regalado y que tanto le gustan; más de lo que yo pensaba que le gustaban.
Luego pasé todo el día con mi madre, y aunque Nancy en principio me
preocupó un poco, pues me dijo que mi madre tenía muchos problemas de memoria,
pero por lo visto es por los nervios, o sea, por lo de siempre de ella. Lo que me
tranquilizó luego un poco. Resulta que no se acordaba que iba a ir al sur, a casa de
mi hermana, sino que creía que se iba a quedar en su casa. De todas maneras, la
estuve observando todo el día, y parece que no está muy mal.
Maru, mi hermana, le dijo a mi madre por teléfono de ir a ver a Domingo, mi
padrino, y medio pensé que debía ir yo a verlo, pero que para esto debía ir a casa de
mi hermana. Pensé que a lo mejor no tengo oportunidad otro día de ir y cuando
quiera ya no está vivo… resulta que una hora antes de que viniera Maru, o sea,
sobre las siete de la tarde, llamó mi hermana Piluca, para ir ella también a verlo.
Por ello, cuando estaba leyendo, pensé que podría yo ir también, pues mi hermana
volvería pronto por la noche y yo podría venir con ella hasta mi casa. Total, que allí
fuimos Maru, mi madre, Piluca y yo. Mi padrino está un poco acabado, entre el
cáncer de colon que tiene, más el trastorno bipolar que siempre ha tenido, pues está
medio hundido. Lo vi bastante derrotado, lo que me dio bastante pena, y recordé
cuando tenía mi edad, y todavía tenía humor y fuerzas para trabajar y demás.
Sus hijos están muy bien situados, y todos ganan gran cantidad de dinero. Mi
prima la mayor es abogada y tiene un bufet por las mañanas y un despacho ella
sola por las tardes. La otra prima, es registradora de la propiedad, y mi primo
trabaja en la banca, o sea, que gana bastante dinero. Ha estado varias veces de
director de sucursal de banco, y ha cambiado de uno a otro, y ahora no sé dónde
está exactamente.
Se van muriendo los familiares de la generación de mi madre. También un
primo de ella está depresivo perdido, a ver si lo vamos a ver.
Total, que a mi padrino lo vi derrotado total, y me dio bastante lástima.
Vinimos tardísimo, así yo hacía señas a mis hermanas desde hace un montón
de tiempo, de tal manera que llegué a mi casa a eso de las doce y pico de la
madrugada. Aquella gente debe estar chinando de irnos tan tarde. Sí es verdad que
allí llegamos sobre las nueve y media de la noche, casi a la hora de irnos.
Total, que aquí estoy intentando robar horas al sueño, pero ya se me están
cerrando los ojos, por lo que me iré en breve a la cama, y por tanto no podré
estudiar el curso de la Cruz Roja, como tenía pensado.

40

Mi madre está viva, gracias a Dios. Le lleva unos diez años a mi tío Domingo
y está mucho más entera que él. Esperemos que mi madre dure todavía unos
añillos más.
Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz).

27/10/13
Hoy ha sido un desastre, pues tras dormir unas diez horas, me levanté,
desayuné rápido, me aseé, leí los correos, estudié el curso último un poco, y luego
almorcé, y tras esto, me puse a estudiar, pero vi que me estaba cayendo de sueño,
por lo que fui a dormirme una siesta, la que duró unas dos horas y media o más. Me
desperté, pues Rayco me llamó por teléfono, y luego ya cené, tras lo que me puse a
oír misa, por Radio María, y en medio tuve que ir al retrete y defequé heces
diarreicas, por lo que espero que no vaya a padecer de éstas. A lo mejor fue la
sandía que estaba un poco estropeada, o la comida que lleva hecha desde el
miércoles, y de la que todavía queda sin congelar para un par de días.
Ahora me acabo de sentar delante del ordenador, y pienso estar un par de
horas estudiando el curso citado, en el que espero sacar buena nota el resto que
queda, para acabar bien. Con un 100% de aciertos en todas las pruebas.
Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz).

28/10/13
Hoy no he hecho grandes cosas, a no ser ir como siempre por la mañana a
Mercadona, y la tarde la dediqué a estudiar el curso sobre primeros auxilios. Luego
me puse a leer la Biblia y aunque intenté leer sobre historia de la
psicofarmacología, no pude mucho. Sí me leí los 35 folios que había subido no hace
mucho al blog, pues no los había leído. Resulta que en la web de FSFE, hay en la
parte de Facebook, un artículo sobre nutrición, con lo que no sé si lo que quieren
decir es que hable sobre estos temas, en lugar de meterme con los compañeros por
la liberalización de las farmacias, que es con lo que me meto cuando hablo los 35
folios dichos.
Esta noche me llamó mi hermano, para decirme que el testamento de Mary
Lola, mi tía, dice que todos iguales, menos mi otro primo Servando, al cual le toca
aparte un bungalow que tenía mi tía en el sur. Parece que algo les molesta a mi
hermano esto, pero yo lo encuentro lógico, y hasta poco, pues ella tenía mucha tecla
con él, hasta el punto de que en Navidades, iba a su casa los días claves. Y con él no
perdió el contacto durante los muchos años que lo perdió con nosotros. Aparte de
esto, yo prefiero que no me toque demasiado dinero, sino para pagar el piso, y poco
más. Me gustaría comprarme un par de cosas, pero la verdad es que preferiría
seguir como hasta ahora y que viviera mi tía, pues quiéranlo o no, estuve varios
años yendo a su casa a hablar con ella y mi otra tía, con lo que les había cogido
mucho cariño, aunque al final me había distanciado un poco, al igual que con el
resto de mi familia. Sólo a mi madre y mis hermanos veo con frecuencia, y al resto
casi nunca. Yo pensaba que a lo mejor ni herencia teníamos, sino que se lo daría a
algún conocido que ella tuviera en esos viajes que hacía y que tanto le gustaban… y
resulta que nos lo dejó todo a sus sobrinos… en fin, que no nos podemos quejar,
pues está claro que no le tuvimos tanto afecto como merecía… y darnos también a
41

nosotros, cuando mi padre se había separado de mi madre y ella es hermana de mi
padre, pues mucho me parece lo que nos ha dejado. Y si nos hubiera desheredado,
no me parecería tampoco muy escandaloso…
En fin, que mañana debemos ir a hablar con el abogado. Que el Señor nos
bendiga a todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

29/10/13
Hoy la cosa estaba tan normal, incluso Nancy, en casa de mi madre estuvo
contando cosas de su vida en Cuba, y resulta que era una señoritinga increíble,
cuando era niña, y ya cuando se puso a estudiar sus carreras, la cosa cambió
drásticamente, viviendo casi de la caridad del estado, y eso que sus padres y
abuelos habían sido grandes terratenientes, por un lado, porque por el otro, su
abuelo había sido un agricultor brutote, que aunque le daba plátanos y algunas
cosas a su nieta, nada que ver con las anteriores familiares, los que incluso la
educaron en su propia casa, y tuvo una educación particular y exclusiva, de tan
selecta según parece que era su familia. Como digo, ella no fue a la escuela, sino
que su familia la educó en su casa. Luego, cuando estudió la carrera, siempre
estuvo entre las primeras, pero pasó las de Caín, como las suelen pasar los cubanos
que no están de acuerdo con el régimen.
La cosa gorda vino en el abogado esta tarde, pues hoy nos convocaron para
decir lo que tenía de dinero y propiedades mi tía Mary Lola, y cuando el abogado,
D. Oscar, ya acabó de decir todo y parecía que todos estaban muy de acuerdo en lo
que había dicho, mi hermana Piluca desató una bomba, diciendo que habían visto a
nuestros primos, a tres de ellos, entrar en la casa de mi tía fallecida, y llevarse
varias bolsas, incluso un cuadro, que entraron un mínimo de tres veces. También
dijo que habían metido un furgón en la casa, y algo más dijo. Cuando lo oí, me
quedé alucinado, pensando en que eso no podía ser, cómo iban a hacer aquello
ellos… resulta que con el paso del tiempo, me fui dando cuenta que fue verdad, y
que habían robado cosas de mi tía difunta… en efecto, la historia se repite, los
ricos, tras su muerte, siempre hay peleas y peleas entre los herederos…
Explotó la pólvora, y gracias a que Maru al final arregló la cosa, y volvió un
poco la paz a la reunión. Me quedé tibio, pues no me habían dicho nada de esto.
Siempre me entero el último de todo.
Sí dije en el bareto en que nos metimos tras esto, que yo no los denunciaba a
los primos, que lo que me tocara de la herencia, con esto me quedaba.
Le dije a mi primo Servando, lo de que mi padre y Joaquín no habían muerto
cuando habían dicho, y también se lo dije a mi prima Cuqui, los dos me
preguntaron cuando se los dije: O sea que no murió cuando dijeron… y les dije que
así era.
Creo que era, mi deber decirlo, pues aunque seguramente lo sabían, yo no sé
si lo sabían o no, y creo que lo debían saber. No tanto lo de mi padre, como lo de mi
tío Joaquín, que después de todo, también era tío de ellos.
Resulta que nos toca más o menos lo mismo que en la otra herencia. A mi
primo Servando, lo dejó muy mejorado, así tienen un bungalow de lujo en el sur
aparte de lo mismo que al resto. A mí esto me da igual, la verdad. El abogado por
cada heredero sacará unos doce mil y pico euros con lo que por los doce, cobrará
una buena pasta, o sea, doce por doce mil…
Yo creo que me quedaré con unos cuarenta mil euros, que me da y me sobra
para pagar la casa. Y a ver si le puedo dar a mi madre unos tres mil euros, para sus

42

gastos. Le voy a decir que con la condición de que cambie el pasamano de la
escalera de la entrada y que vaya al cardiólogo, y el resto que haga lo que desee.
Mejor así, que no cobre mucho más, pues entonces no sabría en qué invertir
tanto dinero.
Gracias a Dios, me va a dar para poco más.
Como ven, lo de mi hermana fue dinamita total. Incluso ellos tienen delito por
haberse llevado cosas que son de todos los herederos…
Dios mío, haz que el dinero no me ciegue tanto.
Que nos bendigas a todos. Gracias. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz).

30/10/13
Ayer, cuando fuimos al bareto que les dije, mi hermano Jose nos dijo que él
había pagado al notario para tener el testamento de mi tía antes de que lo leyera el
abogado, por lo que hubo que pagárselo entre los seis hermanos, y fue unos 6,60€
cada uno, con lo que enseguida pensé que esos eran cosas del anticristo, por lo que,
si puedo, no denuncio a mis primos, al menos no por dinero. Que ellos vean que han
hecho mal y que están siendo vigilados, pero no quiero denunciarlos por dinero.
Que la familia se lleve mal, por dinero, no me gusta y es por lo que siempre he
luchado en contra, por eso, aunque sé que es posible que pierda bastante dinero,
prefiero esto, a denunciarlos, y ya sé entonces que estaré enemistados con ellos de
por vida si los denuncio.
Hoy fui a Cáritas, donde la cosa ha sido un poco distinta, pues hemos estado
haciendo la plantilla con los libros registrados este último mes, para que los
profesionales de Cáritas sepan qué libros nuevos se han registrado.
Parece que las tres voluntarias van a estar un tiempo yendo por la biblioteca,
a ver si se puede poner a funcionar otras actividades distintas a lo que siempre
hacía yo.
Ya empezamos la semana siguiente a venir un día a la semana cada uno,
distintos cada día, aunque las primeras semanas, van a estar las dos nuevas
viniendo también los miércoles, a afianzar las ideas y para preguntarme todas las
dudas que tengan.
Hoy por fin, cambiamos las mesas de la colocación que habían tenido todos
estos años que llevo yendo por allí. Y es posible que sea mejor así, que como
estaban antes, al menos por la cantidad de cables que había por todos lados, con lo
que de fijo estaba uno dando zapatazos a éstos, con lo que se desconectaba internet
a cada momento, un desastre.
Estoy viendo que unas cuantas chicas me están dando los toques, y la verdad
es que nunca me había visto asediado por tantas chicas… claro, que más vale
pájaro en mano, que ciento volando. Incluso Denis, me mandó un correo diciéndome
que tuviera cuidado con Inés, la nueva voluntaria, que parece que yo le atraigo… lo
mismo me da que está ocurriendo con la vicepresidenta del edificio, a la que hace
tiempo que no le veo el marido, no sé si porque se ha ido a otro sitio a buscar
trabajo o a qué. Era, como lo llamaba mi vecino, de color, o sea negro, y la verdad es
que no sé si se enfadó con ella, o si ha ido a otro lado a trabajar. Es muy guapa, la
vecina, pero tiene una hija chica, y no quiero yo encharcar las cosas con gente del
mismo bloque…
Ya con Arantxa, medio me estoy olvidando, pues se ha pasado bastante, yo
mandándole un montón de cartas y ella no contestar a ninguna y encima una me la
devolvieron no hace mucho…
43

Esta tarde hice la penúltima actividad del curso de la Cruz Roja, a ver si la
apruebo también con buena nota, con lo que a ver si puedo acabar el curso con
sobresaliente… me da que esta actividad voy a sacar un poco de peor nota, de todas
maneras, lo intento.
Cada vez usan distintos modos de participar en las actividades, y la verdad es
que los casos que pone el profe como actividades a realizar por nosotros, son
bastante interesantes y útiles… algo de lo más interesante y práctico.
En fin, que por hoy, lo dejo. A ver si ahora me pongo a leer un poco cosas de
Farmacia y algo más, pues con la charla y el curso de la Cruz Roja, llevo un mes, en
que casi no he leído nada otras cosas.
Tengo una duda, y es que en el Facebook de FSFE, han puesto un artículo
sobre nutrición, con lo que no sé si me están dando a entender que me dedique más
a escribir sobre temas de éstos, o sea, más científicos, que en lugar de estar
criticando a compañeros, o sea, los que me meto con los compañeros por yo ser
partidario de la liberalización de oficinas de farmacia. En fin, que estoy con la
duda.
Hoy vino un vecino a darme una fotocopia del ingreso en Bankia de un dinero,
de 89€ creo que era, y me dice que intentará poner cada poco, cantidades como cien,
noventa, setenta euros, si puede más de una vez cada mes… me da que es uno de
los súper-morosos, que como le han dicho que lo van a demandar por no pagar la
comunidad pues ahora ha entrado por el aro.
Por suerte localicé a la vicepresidenta, y ya hicimos dos cheques, uno para el
del primero A, de veinte euros, por haber arreglado un plafón de la escalera, así
como un interruptor de la luz, el de la entrada al edificio; fueron 20€. También le
dije al administrador cómo estaba mal el cheque que firmamos, que tenía dos cifras
distintas, las puestas con números y con letras, por lo que hice un cheque nuevo, y
subsané el error. Ya se lo dije al administrador que ya estaba esto resuelto…
Por hoy, lo dejo. Espero que el Señor nos siga bendiciendo a todos. Saludos
cordiales. Servando (Blanco Déniz).

31/10/13
Hoy dormí unas diez horas, por lo que he estado bastante descansado. Como
ya hace más fresquito, pues no está uno durmiendo cada dos por tres, debido a
tanto calor que hacía.
He estado mirando de continuo si me han puesto la nota de la actividad que
hice ayer, y todavía no me la han puesto, y eso que las anteriores actividades, a
estas alturas, ya me habían puesto las notas. De todas maneras, esperaré a ver si
me lo corrige antes del finde o del lunes, en que le reclamaré que todavía no me la
ha puntuado la actividad. Me da que no me va a poner otro 10, pues no está tan
buena como otras participaciones, en que digo cosas curiosillas a tener en cuenta y
que no estaban en el temario. Esta vez, no ha ocurrido esto.
He estado leyendo lo último del temario, y ya veo que me queda poco por
estudiar, por lo que hoy me he pasado un par de horas leyendo el libro titulado No
Logo, que la verdad es que está bastante bien. Tardó cuatro años en escribirlo la
autora, cuyo nombre ahora no recuerdo. Está bastante bueno, y espero poder tener
varias semanas para poder leer todo lo que se me apetece y más.
Al final, es posible que no me sobre mucho dinero de la herencia, lo cual
agradezco, aunque me hubiera gustado haber podido arreglar las ventanas de mi
casa, pues no creo que soportaran un gran temporal. De todas maneras, cuando se
es pobre, se es con todas las letras, y no de mentirijilla.
44

Ya me despedí de Nancy, la que espero que lo pase bien allí. Dice que lo que le
anima, es el saber que va a ver dentro de poco a sus hijos… por esto debe estar
contentísima y nerviosísima.
La nueva chica de mi madre, es más humilde que Nancy, por lo que estoy
viendo. Parece buena persona, veremos.
Hoy, salvo lo dicho, poco más he hecho, si no es absorber datos, lo que es
bastante interesante.
Por hoy, lo dejo. Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

1/11/13
Hoy lo más interesante era una charla a la que fui a eso de las siete de la
tarde, y la verdad es que fue un montón de personas, incluso tuvieron que quedarse
varios de pie. Yo llegué media hora antes, con lo que pude sentarme el primero, e ir
al baño, y para mi contento había allí baños de mujer y de hombre. Era en una
especie de oficina, en un edificio dedicado a éstas.
La verdad es que la charla se me hizo muy pesada, pues no aprendí cosas
nuevas, sino que dijo cosas que ya sabía, y sin embargo no profundizó en los
diagnósticos ni en los tratamientos. La doctora decía unas frases y la traductora las
traducía, así todo el tiempo. Y si como dijo la medicina tibetana hoy día se basaba
en los cinco elementos, o sea, lo típico, de aire, agua, fuego, tierra y no recuerdo qué
más, pues la verdad es que poco ha avanzado la medicina tibetana, pues estos
conceptos son típicos de la época de los griegos o antes en occidente. Como vi, al
final, había gente que iba con las dudas de la esquizofrenia y demás, así pues o
querían esa información o para ellos, o para sus familiares. Dijo que ella no venía a
sustituir a la medicina alopática, sino a complementarla, así las medicinas de ellos,
se darían tres horas de diferencia de las de la tradicional en occidente; cuando oí el
número tres, me dije que algo sabía ella, pues dijo el número clave… también le
preguntaron qué alimentación era la conveniente y dijo que eso eran en cada caso
distinto… la cosa es que todavía no se sabe si ella va a seguir viniendo a esta isla,
con lo que pasará tres días consulta, y luego a saber cómo es el seguimiento para
los enfermos mentales, pues éstos requieren un seguimiento durante años. Mucho
no me fío de ella, y eso que da clases medio año en el Tíbet, y medio año en la
universidad de Oxford, o sea, una de las grandes. De todas maneras, sí me di
cuenta que su inglés era muy básico, como que no tengo seguro que dé clases en
Oxford, sino a lo mejor de vez en cuando da una charla ahí… no sé. Lo que dijo era
muy básico todo, y me extrañó que esa charla la diera una líder mundial, como algo
así quería dar a entender su CV.
Esta mañana vi de nuevo la nota del curso de la Cruz Roja, y de nuevo otro
100% de aciertos, o sea, un diez, aunque me puso unas aclaraciones el profe en las
que no había caído. De todas maneras, parece que no lo estoy haciendo mal del
todo; aparte de esto, puede ser que las anteriores actividades hayan estado
bastante completas, así que cógete fama y échate a dormir.
Por hoy, lo dejo, pues estoy cansado, y mañana debo ir a casa de mi madre,
como todos los sábados, aunque mañana es distinta la cosa, pues mi madre no va a
Arinaga, sino que se queda en mi casa, para que también se quede Loyda, la nueva
mujer que cuida a mi madre, mientras Nancy esté en su país. Siempre que no se
quede allí definitivamente, en que entonces la cosa sería distinta.
En esa actividad volví a ver a una amiga de una de mis hermanas, de las que
estudiaron juntas en La Laguna, la única universidad que había en la época de mi
45

hermana en Canarias. Ahora hay también otra universidad aquí en la isla esta,
dividida en unas cuantas partes, aunque todavía hay carreras que no están aquí,
como Farmacia, o sea, aquellas carreras que no conviene que haya mucha gente,
pues no habría cómo absorber a todos los farmacéuticos que salieran…
Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz).

2/11/13
Esta mañana me levanté un poco más tarde, a eso de las nueve treinta, pues
aunque iba a ir a casa de mi madre, como la nueva señora que se queda con ella,
enfermera de profesión, en hospitales, en los quirófanos, se iba a quedar con ella en
su casa, por lo que mi madre no iba a estar sola desde temprano, por lo que
entonces yo podía ir algo más tarde.
Le dije, cuando mi madre no estaba presente, y puesto que estamos cogiendo
algo de confianza, que había control estatal y local… se lo dije después de decirle
por encima lo que trataba “De los locos, locuras”, libro que pueden encontrar en el
blog de FSFE, o en la Red, gratuitamente, y al que pueden acceder tecleando en
Google, mi nombre completo. Dio un respingo cuando le dije lo del control, pero
para que sepa que estamos siendo vigilados, le dije que yo casi no tenía intimidad
alguna, pero que a todo se acostumbra uno.
Me gustó algo hablar con ella. De entrada, llevé el portátil en lugar de la
tableta, para que aprendiera a usarlo, pues ella se quiere comprar un portátil, para
luego llevarlo para Cuba. No tiene ni idea de informática. Le dije que yo le traería
propaganda de las grandes hipermercados que venden estos productos, y que no se
obsesionara en comprar tal o cual marca, que comprara la que en ese momento es
más barata, pues para lo que uno lo quiere, cualquiera va bien. Otra cosa es que
uno fuera un ingeniero en informática o cosas de éstas, pero no lo somos, así que
uno que aguante leña y poco más.
Le costó un poco empezar, pero espero que con el paso de las semanas, algo
aprenda a usarlo. Le empecé por cómo se enciende, y luego le estuve enseñando
algo del pdf. Le dije que mi cuñado fue el que me puso a punto el mío, nada más
comprarlo, pero que él seguro que le cobraba a ella por hacer estas cosas, pues
cobra a todo el mundo, menos a la familia. También le dije que el jardinero también
sabía, pero que seguramente también le cobraría, que a Nancy le cobró 20€ por
arreglárselo, y eso que era una cosa que otros no sabían cómo arreglarlo…
Me contó cosas como el autoclave, cómo ponen las cosas y la verdad es que me
dejó alucinado cómo ponen un montón de cosas a la vez para esterilizar… yo
pensaba que ponían unos pocos de cada vez, pero es todo al trancazo; tengo que
preguntarle más sobre estas cosas. Me dijo que ella estaba en operaciones desde
almorranas hasta recesiones de estómagos y demás. Que a ella le encantaba su
trabajo, así desde las seis y media salía de su casa, para ir pronto a trabajar, y a
veces salía de allí a las ocho de la noche… calculen. Y esto para ganar 18 euros al
mes. Sí, en España hay una crisis de mil demonios. Los médicos me dijo que
cobraban 20€, con lo que está claro que allí se es médico por vocación, pero no para
hacerse rico, como ocurre a muchos aquí, en el llamado primer mundo. Si no, miren
el geriatra que atendió a mi madre, la primera vez, por estar algo más de media
hora, en casa de mi madre, le cobró noventa euros, y la segunda, a los diez días más
o menos, le cobró cincuenta euros, y esta segunda vez, no le hizo nada sino mirar
los resultados de las pruebas que le mandó a hacer, y cambiarle algo la
medicación… así vino en un coche de alta gama, y encima de los más grandes, y
46

siempre con ropa distinta y muy nueva, y a la moda… en fin, que él sabrá. Es muy
posible que tenga un mal terminar como mi padre, en que todos pasamos de él y su
dinero, y nos quedamos con mi madre, pobres, muy pobres, pero sin cabreos de
continuo debido al alcohol…
También me preguntó sobre un fármaco, un colirio, Bilina® y la verdad es que
casi no supe qué decirle de él. Le expliqué que para lo que era, al ver el prospecto,
que era un antihistamínico. Que cómo actúan los antihistamínicos, y poco más.
En fin, que con ella, al ser enfermera, y de los de los médicos importantes,
debo profundizar más en las preguntas que me hace y la verdad es que cada vez veo
que sé bastante poco, al ver lo amplio que es el saber de la salud.
Por hoy, lo dejo. Espero que el Señor nos siga bendiciendo a todos. Mi madre
está bastante mejor que hace un par de semanas, lo que para mí es mucho, y mejor,
lo es todo. Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

3/11/13
Esta tarde me quedé dormido, por lo que no pude ir a misa, la que oí por la
radio, en Radio María, a las siete hora canaria, y la verdad es que el cura a mi
modo de ver, aunque dijo unas cuantas verdades en la plática, era un poco,
demasiado, sofisticado, llevaba un ritmo demasiado lento como si se estuviera
muriendo, o de demasiado sofisticado, repito.
Pero más importante ha sido el documental que tenía pendiente de ver desde
hace semanas, y que salió en el Facebook de FSFE, y que duraba casi una hora. La
verdad es que no tuvo desperdicio, y se da uno cuenta como somos unos niñatos de
mierda consentidos los que pertenecemos al primer mundo. Cuando veo a mis
sobrinos despilfarrar el dinero, me pregunto si esta gente no ve nada de ONG y
demás, sino cosas de consumismo y más consumismo… me dio ganas de dar parte
de lo que me quedo para el mes, para que esa gente pudiera comer aunque sea una
o dos comidas al día… la cosa es que tengo que llegar a fin de mes, por lo que ya
veré cómo se presenta la cosa… y luego Rayco me viene con milongas que él no cree
en las ONG ni nada por el estilo…
La gente no quiere ver cosas sobre ONG pues dice que son porquería y
siempre lo mismo, y encima luego no cree tampoco en ellas, diciendo que lo roban
todo. Al menos esto es lo que cree Rayco, lo que alucinó. Ve cómo vivo, y todavía
dice que no cree en ONG.
Cuando vi a los niños comiendo contentos un pan y un poco de leche de soja,
me dejó medio llorando, al ver cómo se desperdicia aquí el dinero, y cómo ellos
están tan contentos porque pueden comer un par de comidas al día. En sus casas,
no tenían muchas veces qué comer cada día, y encima tampoco se podían costear
los estudios, y FSFE les ha dado dos comidas al día, y poder estudiar en la escuela,
a la que se le ha añadido un huerto para uso interno, para que puedan comer
algunas verduras de vez en cuando… y la cosa es que no saben si el proyecto podrá
ser sostenible en el tiempo, esperan que sí, pero no se sabe con certeza. No digo que
yo no sea un utópico, pero creo que todos debemos tener las mismas oportunidades,
y no como ahora, que la gente debe emigrar de sus países y trabajar para los
ricachos, a cambio de poder comer las cosas que allí ni se plantean… lo digo por mi
madre, quien de ama de casa, ha podido tener trabajando para ella a varias
profesionales cualificadas en otros países, que vienen huyendo de sus países por la
miseria que hay en ellos.

47

Por hoy, lo dejo. Intentaré leer algo de teología. Ya estoy un poco más holgado
de tiempo, así espero poder leer algunas cosas más estos días, y no solo prepararme
cosas para los demás.
Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz).

4/11/13
Hoy las cosas iban discurriendo más o menos normalmente, así lo importante
era que había ido a Mercadona como todos los lunes, que luego había ido a llevar el
bolso de deporte a coserlo al zapatero, por el que me cobrarán unos dos euros,
mucho, si pensamos que con eso me compro dos libros o unos vaqueros casi nuevos;
luego que leí de nuevo el material del curso de la Cruz Roja, el final, y luego repasé
la charla, y la llevo bien, por lo que iré a contarla a Nieves el jueves, lo que ya
quedé por teléfono. Aparte de esto, mis hermanos me han estado llamando, y por lo
visto, nuestro primo Servando, está tan arrepentido de lo que hizo, hasta el punto
de decir que incluso se había llevado un abrigo de pieles, y un espejo, que ha dicho
a mi hermana Maru, pues se entrevistó con ella, que él se queda sólo con lo que mi
tía le dio en exclusiva para él, o sea, un bungalow de lujo en una zona muy buena
del sur de la isla, y el resto, o sea, la herencia común para todos los primos, que él
pasa de ella y nos las da a todos nosotros. Yo en principio le dije que no la quería,
sino que mi parte se la quedara él, pues con lo que me toca de la herencia, era lo
estipulado mi tía. Que ya con sólo saber que él ha reconocido su error, y ese paso
que dio, es suficiente. Ya está manchado de por vida, incluso se lo contarán algunos
de nuestros parientes a sus nietos, lo que es un castigo más que suficiente. Ahora,
que se quede con la parte que mi tía estableció. Mi parte de él, se la queda él. Para
mí, el arrepentimiento y la humillación que ha sufrido, es más que suficiente. El
dinero, dinero es, y si mi tía lo quiso así, así debe hacerse.
Verán que incluso con la familia, hacen cosas indecorosas, así que seguro que
en su trabajo, hará algunos chanchullos, pues está en unas cosas de ricos, donde va
la gente con dinero a asesorarse sobre temas de gestión, pues si no me equivoco,
tiene una gestoría y él hizo Económicas, en La Laguna. Sí estudiamos en la misma
universidad y casi al mismo tiempo. Gracias a Dios, he escogido la parte de no
querer enriquecerme, lo que agradezco al Señor, pues antes quería algo más de
dinero que ahora. Poderoso caballero es D. Dinero.
Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz).

5/11/13
Hoy comprendí por qué Loida va tan lento en lo de la informática, y es porque
resulta que ni siquiera a máquina, allí escribía, con lo que tiene que buscar letra
por letra en el teclado.
De todas maneras, hoy con el portátil, fue algo más rápido, por lo que le dije
que viera que era fácil, al igual que si quería buscar algo en Google, así le hice
buscar la web de FSFE, luego las web que hablan de mí, donde se regalan todos
mis escritos, a lo cual acceden tecleando mi nombre completo en Google; y luego le
hice que buscara la población de su tierra, y cuando accedió a la Wikipedia, le dije
que ésa era la enciclopedia más famosa de internet… le dije si veía cómo era fácil
buscar cosas en internet y me dijo que sí.
48

También le hice abrir un documento de Word, así como empezar a escribir en
él. Ya poco a poco le enseñaré el par de trucos que yo sé y luego ya las pocas cosas
que conozco, y con las cuales me muevo bastante bien para mis necesidades
informáticas. Le dije que cuando empecé con la informática del CONGRAL me
mandaron un CD, con información con Internet, a partir del cual me di cuenta que
siempre sería un analfabeto en esto de la informática. Fíjense si no, que hay
ingenieros en informática desde hace un montón de años, y si yo a nivel de usuario
ya voy flojo, pues calculen.
También se puso a ver fotos de mi familia, pues me dijo si aquí se podía ver
fotos, por lo que le dije que sí, por lo que le hice abrir una carpeta donde tengo las
fotos, para que ella viera cómo se ven éstas a ordenador. Tanto le gustó, que se
quedó mirando fotos y fotos mientras yo hacía otras cosas, pues ya saben que a mí
ver fotos, no es una de mis pasiones. Me gusta tenerlas por el recuerdo, pero desde
que en la carrera me dejó la chica con la que vivía, cambié mi hobby que en ese
momento era éste (la fotografía), a coger la literatura como hobby. Y así más o
menos hasta ahora, en que siguen siendo los libros (aunque de otros temas) mis
hobbies preferidos.
Mi madre hoy no quiso salir, alegando que se encontraba con mareos, aunque
yo más creo es por si venían sus amigas, y porque no tenía ganas de salir, pues
hace años que casi no se mueve del sitio, o de ir al par de sitios de su propia casa.
Hoy vi a una señora que vive cerca de casa de mi madre, que iba al mercado,
cargando con el carro, y me dijo que tenía 80 años, los que cuando me lo dijo, me
alucinó lo bien llevados que los llevaba.
Por hoy, poco más, así me vine a mi casa, donde me he puesto a escribir tras
comprobar todos los correos así como las cosas que debo hacer mañana en Cáritas.
Mi hermana Pine me regaló una bolsa con varias golosinas dentro, que espero
compartir algo con Julia, para no engordar tanto, y para que no haya tanta
diferencia en tener una familia con dinerillo, como la mía, a ella en que casi todos
los suyos están parados…
Por hoy, lo dejo. Espero que el Señor nos siga bendiciendo a todos. Saludos
cordiales. Servando (Blanco Déniz).

6/11/13
Hoy fui a Cáritas, adonde fue también Inés, y en efecto Denis tenía razón,
pues parece que me está dando los toques, aunque la verdad es que no es de mi
estilo; a pesar del tiempo que llevo de secano, prefiero seguir así, antes de irme a la
cama con cualquiera, si no es de mi estilo y con la que quiera compartir mi vida…
como por ejemplo Arantxa, la enfermera, y la funcionaria de prisiones que les he
comentado que me gusta bastante, aunque me parece que es algo más joven que yo,
quizá demasiado más joven… aparte que a Arantxa, tras las más de treinta cartas
que le he enviado, pues sabe más cómo soy yo, mientras que la de prisiones, no sabe
sino mi nombre y cómo voy allí vestido, y que me paso el tiempo que estoy allí,
leyendo. Y que tengo aura…
Al final parece que se arreglaron bien las cosas, y aunque me creí que había
cometido un error al enviar un archivo por e-mail en la biblio de Cáritas, pues
envié el que ponía el mes de octubre, cuando me di cuenta que había otro archivo
ya escrito, pero al final Inés me hizo ver que el otro archivo era ya para enviarlo al
final de este mes, o sea de noviembre. Con lo que entonces casi todo estuvo bien
hecho.

49

A Inés le resolví un par de dudas típicas de la falta de práctica, pero que con
el tiempo, serán fáciles de resolver.
Es bastante inteligente, así me ha dicho algo de su vida, como que cobra una
pensión de viudedad, de unos pocos euros, algo más que yo nada más. Que tiene dos
pisos, aunque los está pagando. Que tiene una hija que sacó las oposiciones de
guardia municipal, creo que era, y a la que le queda sólo quinto para acabar la
carrera de derecho. O sea, que está mejor que yo, pues ella puede trabajar y tener
la paga de viudedad a la vez… yo no puedo tener mi paga y trabajar cobrando…
Allí estuve un tiempo. A eso de la una y media, vine para mi casa, donde
estaba Julia, para ayudarme a limpiar la casa, y así le doy un poco de dinero y un
poco de comida, para ayudarla a ella en sus necesidades más urgentes. Me había
traído una fregona, la parte de abajo, porque decía que estaba vieja la que yo tenía.
La cosa es que yo tenía recambios y ya me lo había cambiado Elena. Así y todo, me
lo dejó. No tiene prácticamente para comer, y me compró esto yo creo que para
agradecerme el que la ayude con algo, con lo que buenamente puedo. Tiene
bastantes problemas, a ver si sale de ésta, pero como no se cualifica ni hace
voluntariados ni nada, pues es una ni-ni.
Antes de entrar en Cáritas imprimí el diploma de Enfermedades de la piel,
sobre todo cánceres, y la verdad es que parece un título. Mucho para lo poco que
cuenta, pues es solo de unas 16 horas on-line, y encima como actividad no
reglada… en fin, para fardar está bien.
En mi casa me puse a responder la Actividad 5 del curso de la Cruz Roja, y es
la última, aunque dice el profesor que no es el final. Espero que no haya un examen
al final, pues no dan tiempo para el cuestionario más que dos días, cuando dan
para cada actividad una semana de tiempo para resolverla, aunque yo las resuelvo
en el mismo día, para contar de ser el primero en entregarlo, a ver si me dan en
todos los exámenes un diez, que es lo que llevo en las cuatro actividades anteriores.
Mi madre está caminando muchísimo más, así hoy fue otra vez a caminar con
Loida, la que la saca mucho más que Nancy, casi la obliga a diario a caminar, lo
que le está sentando bastante bien; así y todo, mi madre se siente mal del
estómago, hinchado, pero muchas veces es que se atiborra de comida, o como el
lunes que comió comida en mal estado, por lo que estuvo mal el resto del tiempo…
espero que lo del estómago se le quite con las caminatas, lo que nunca quiere hacer,
sino que Loida, medio la obliga. En esto se nota que es enfermera, y no Nancy,
quien pasa de caminar, pues ella prefiere ponerse a leer y cosas de éstas. Nancy es
más inteligente, pero a Loida le gusta más las cosas de salud. Creo.
En fin, que mañana debo ir a AFAES a contar la charla a la psicóloga de allí,
Nieves, a ver si le parece bien el nivel que voy a dar a la siguiente semana a los
usuarios. Espero que sí, y que no me la haga repetir.
Por hoy, lo dejo. Que el Señor nos siga bendiciendo a todos. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

7/11/13
Cada vez soy más susceptible, pues acabo de corregir por Internet a un
profesor, del curso de la Cruz Roja, y no me ha gustado nada, entre otras cosas
porque lo creí más cuidadoso con el curso y no quería que todos los compañeros se
enteraran. Resulta que había puesto en dos sitios la extensión máxima de la
respuesta a la última actividad, así en una puso una hoja, y en la otra dos, y se lo
escribí, aunque mal, pues puse las dos veces que eran una página; él no fue a mirar
en los sitios donde los escribió, sino que dio por hecho que yo me había equivocado,
50

y puesto los dos sitios lo que había leído en los dos, o sea, una página en cada uno.
Acabo de volver a verlo, y está así, en una, una página, y en la otra dos, por lo que
he vuelto a enviar un mensaje diciéndole que el equivocado, era él, aunque yo me
hubiera expresado también mal; y que me había dado cuenta de mi error, pero no lo
corregí sobre la marcha… no le dije que porque pensé que él lo miraría en los dos
sitios para rectificar si así debía, pero no lo hizo, con lo que lo veo menos cuidadoso
de lo que yo pensaba…
Esta mañana fui a AFAES y la sorpresa fue que había una librería al lado, de
libros de segunda mano, en realidad es la ONG que mejor sabe vender los libros,
las donaciones que le hacen… pensé que a lo mejor pasaba a la salida por allí, pero
cuando entré en AFAES, y tras esperar unos quince minutos y oír a Nieves en otro
lugar, fui a decirle que la esperaba. Cuando fue por donde estaba, me dijo que hoy
estaba muy liada y que no me podía atender, y que encima la semana que viene se
van los de AFAES de viaje, con lo que por lo pronto, debía llamarle a partir del 26
de este mes. Le dije que era para la vacuna de la gripe, por lo que me dijo que ellos
tenían sus médicos, y que les decían que debían vacunarse… sé que tiene razón,
pero cuando veo estas cosas, me siento como que me ningunean… cuando me iba a
ir, le pregunté si lo que ocurría era que no querían que diera más charlas y me dijo
que de eso nada… menos mal, pues me daría pena que me echaran… si sin cobrar
me hacen esto, entonces si cobrara, no digo nada… por esto pasé de ir a la librería,
pues no tenía ganas de nada…
Estaba medio hecho polvo por esto, pero luego, pensé que esto es lo que
quería, tener tiempo para poder leer lo que quisiera, por lo que como un loco,
empecé a ver qué libros podría leer de todos los que tengo ganas, y por lo pronto,
estoy leyendo bastante, bueno, he estado toda la tarde con el mecanismo de acción
de los fármacos y la verdad está estupendo. Y encima lo da el director del Plan
Nacional de Formación Continuada, del CONGRAL, o sea, el mejor de todo el
equipo, con lo que está estupendísimo.
También le dejé a Nieves unos cinco folios con cosas sobre la insuficiencia
renal crónica, para Mari Ángeles, la chica que me llama siempre pidiéndome
información, para que las tenga con ella, pues le conviene tenerla.
Por hoy, lo dejo. Espero que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

8/11/13
Hoy por la mañana fui a la revisión de la enfermera, y aunque no está mal, es
muy joven para mí, y algo me dice que viene de demasiado abajo, y que es dura por
dentro, como algo raro que no tengo claro… está claro que viste mejor de su
categoría social e intelectual, así y todo, está de muy buen ver… le repetí lo de que
de los aparatos de medida no se confíe, pues cada vez peso más. La tensión estaba a
doce, seis, lo que está muy bien. La frecuencia cardiaca sí está un poco alta, a 100,
aunque he de reconocer que estaba un poco alterado, no estaba en mi salsa que
digamos. También le conté mi teoría sobre el Myolastan®, lo que pueden encontrar
en este mismo blog, en el escrito titulado: “BZD, Mi opinión”, el que les aconsejo,
sobre todo si no son especialistas en estos temas, pues descubrirán un par de cosas
que les hará sonreír.
Luego fui al ayuntamiento, a la oficina de distrito que hay cerca de mi casa,
donde conseguí el volante para el cambio de dirección del DNI. Fue todo rápido
pues no había nadie allí, sino yo solo. Luego entró más gente, pero ya estaba yo
siendo atendido. Después pasé por una ONG en la que miré los libros que había y
51

compré tres, cada uno a un euro. Dos para mi hermana Maru, y otro para mí, una
novela que tenía buena pinta y que trataba sobre conspiraciones y demás, tema que
me gusta bastante. Tiene muy buena pinta, por lo que espero que esté bien.
El resto del tiempo he estado en mi casa, y llamé a Maru para ver si iba a su
casa, pues mi madre me había dicho que ella iba a casa de Pine, y me dijo que no,
que la reunión de todos los hermanos iba a ser en casa de mi hermana Piluca,
adonde iremos el domingo. Me dijo Maru si había leído lo de Pepe, y le dije que no,
porque estaba medio liado, de todas maneras, como hoy estaba más desocupado,
pude leérmelo todo lo que me pasó y que me quedaba por leer, y la verdad es que
tanto uno sobre la teoría de Apriles, y otro sobre lo que quería a mi hermana, me
encantaron, así el primero, me alucinó, y no sabía que mi cuñado supiera tanto
sobre esas cosas. Algo digno de leerse por varias personas, de hecho intentaré
decirle que intente publicarlo, aunque sea por internet, para que la gente lo lea,
pues para mí, no tiene desperdicio. Como digo, no sabía que mi cuñado hiciera tales
escritos.
En esto he pasado más de cuatro horas por la tarde, en lo que he invertido
casi todo el tiempo. Mañana debo madrugar sobre las seis de la madrugada, para ir
a ver a Tony.
Que el Señor nos siga bendiciendo a todos. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

9/11/13
Estoy alucinado, pues mi ordenador ahora me va mucho más rápido, desde
que mi cuñado Chiew me dijo qué programas debía borrar del Panel de control, y la
verdad es que me da que un programa que me pedía que lo comprara para que
fuera más rápido el ordenador, posiblemente él mismo me hacía que fuera tan lento
el portátil, para caer y comprarlo, y así ellos acelerarlo a como lo tendría ahora.
Ellos mismos atrofian el sistema para que compres sus servicios, y así te dicen que
los han arreglado de tal o cual manera, y lo que han hecho es quitar el freno que
ellos mismos hacían. La cosa es que aunque desinstalé unos cuantos programas, no
fueron tantos como para atrofiar tanto el ordenador.
Ahora es algo increíble, así pensaba también que internet estaba más lento
para que uno se cambiara a las nuevas bandas, que ellos lo ponían lento para que
uno comprara las nuevas promociones, lo que yo pensaba que era ilegal, y que lo
hacían de mala leche… y resulta que los ilegales eran la empresa privada que
quería que les pagara para que mi ordenador fuera más rápido…
Esta mañana, a eso de las ocho, fui a ver a Tony; bueno, a esa hora entramos
porque en realidad fui a las siete y cuarto a buscar al amigo que me lleva. Como
siempre, estaba allí esperándome. Él estaba acatarrado, por lo que al principio me
preocupé, por si yo le iba a pegar a mi madre el resfriado, pero luego caí en la
cuenta que estaba vacunado desde hace cosa de un mes, con lo que ya me ha hecho
efecto la vacuna. Y por tanto, no creo que por tener las gotitas de su saliva en mi
cuerpo, por ir en su coche, se los pegara a mi madre, aunque estas gotitas
mantienen el virus infectivo dentro durante varias horas… por eso mi duda, pues
cualquier cosa menos pegar la gripe a mi madre.
Mi madre está ahora más contenta con Loida, así parece que le ve varias
ventajas.
He estado casi todo el día con mi madre, a la que veo más activa, yo creo que
porque Loida la obliga más a caminar. Sí me dijo que ésta era muy limpia, y la
verdad es que se nota, pues Nancy, apestaba algunas veces a rayos… suponía que
52

yo también debía apestar, pero a lo mejor no apesto tanto como ella, pues como
mínimo me lavo una vez al día, y algunas veces, con cierta frecuencia, me lavo dos
veces…
En esto he pasado el día. Tony me pidió que le enviara información sobre el
cáncer de colon y de próstata, las que le voy a buscar ahora mismo por internet,
para cuando las imprima en Caritas, enviárselas por correo.
Por hoy, nada más, gracias a Dios, lo que significa que mi madre está mucho
mejor. Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

10/11/13
Hoy hubo reunión en casa de mi hermana Piluca, para tratar sobre la
herencia de mi tía Mary Lola, y lo que íbamos a hacer con los primos. La cosa se
demoró bastante, y al final yo dije que yo con lo que mi primo se desprendía, me
quedaba más que contento, y que yo no denunciaba a un primo, pensando en que
menos por asuntos de dinero y herencias. Y al final les dije que si ellos los querían
denunciar, y sacaban algo de dinero con ello, yo no quería de esa parte. La cosa es
que quieren denunciarlo porque no se fían de él ni de sus hermanos, pero más de
mi primo tocayo Servando, pues parece que es el cabecilla en cuestión de dineros,
debe ser porque hizo Económicas (como les comenté), y ya se sabe que eso es ser
amigos del dinero, y nada más que amigos del dinero.
También, al final dije que la mejor defensa es un buen ataque, por lo que a lo
mejor sería bueno decirles lo que me dijo una vez mi tía Mauca, la primera de las
hermanas que se murió, que había un medio tesoro posiblemente en un sobre-techo
o algo por el estilo… dije que lo decía para que ellos vieran que sabíamos que
existía la posibilidad de que eso existiera, por lo que se enviaba el mensaje por si
alguno lo sabía y se lo llevó, que supieran que estábamos enterados que podía
existir tal cosa… y entonces que vieran las expresiones de cada uno, para ver si les
delataba esto, o si los alucinaba esa posibilidad… me dijeron que dijera lo que yo
pensara y que según viera cómo iba la cosa. Les dije que lo mejor es que cada uno
tuviera un par de preguntas preparadas, dando a entender que no les dejábamos
respiro, para ver con qué salían. También, que si queríamos podíamos pedir las
huellas de los primos, si entraron en la casa de mis tías, pues ellos decían que no
entraron, pero que no lo íbamos a hacer, para que ellos, si lo hicieron, cantaran
sobre la marcha… para que supieran que íbamos preparados con artillería pesada.
También dije que es muy posible que Servando quisiera entrare él solo a
entregar las cosas en la casa, porque se había llevado de más otras cosas, y que no
quería decirlo, y por esto quería él dejar allí lo que se había llevado de más.
Total, que por estas cosas tampoco fui a misa hoy, con lo que ya llevo unas
cuatro semanas que no voy, con lo que el cura me va a dar un responso, pues espero
a ver si puedo ir a confesarme esta semana.
Gracias a Dios, mi madre está bien. Que el Señor nos siga bendiciendo a
todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

11/11/13
Hoy lo más importante ha sido que fui a Mercadona, y como algo oí que no
iban a poner más sardinas y caballas congeladas de Canarias, no sé por qué, pues
las tuve que comprar frescas, con lo que eran más caras, y encima estuve esperando
lo menos cinco minutos por mi vez, lo que para mí es un disparate, pues intento,
53

desde que entro, hasta que estoy en la puerta colocando la compra para traérmela a
mi casa, en bolsas, y caminando desde el establecimiento que sean en un máximo
de media hora, aunque hoy estuve un poco más por lo dicho. La cosa es que siempre
compro lo más barato, dentro de lo que haya, y por esto hoy compré melón y sandía,
tras varias semanas en las que no había, aunque por el sabor, ya se está notando
que el tiempo se ha pasado. De todas maneras, era lo más barato, así que eso
compré. Incluso las manzanas, las más baratas, han subido lo menos veinte
céntimos, el kg y pico, respecto al año pasado. El aumento es tal, que hasta no hace
mucho, todo lo compraba con cerca de cincuenta euros, ahora casi siempre se pasan
unos euros de los cincuenta, y si compro lo mismo, y siempre lo más barato, de
entre las ofertas del producto a comprar, pues calculen.
La tarde la he pasado estudiando el mecanismo de acción de los fármacos,
sobre todo la interacción fármaco-receptor, y la verdad es que es bastante complejo,
aunque quiero estudiar las generalidades de los fármacos, o sea, un libro de unas
quinientas páginas, para saber más sobre ello, y luego ya iré ampliando otros
temas de fármacos en concreto. Si puedo, mañana, en casa de mi madre, leeré algo
sobre el cáncer y los fármacos usados en ello. Interesante, como verán. Lo mío es lo
típico de Farmacia, o sea, de todo un poco (como en botica).
Acabo de despedirme de Loida, o sea, la que cuida ahora a mi madre, y me ha
dicho que le cuente de mi día, por lo que le dije lo que aquí escribí, más las cosas
que le compré para ella, pues me lo preguntó, y le gustó mucho lo que le compré.
Total, que le encanta hablar y hablar. No se parece a mí.
Mi madre está bien, así estaba cenando. Gracias Dios mío. No sé cómo hay
gente que no puede creer en Dios, seguro que porque no leen la Biblia a diario.
Que el Seños nos bendiga a todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz)

12/11/13
Acabo de ver el telediario, y me he quedado alucinado con lo del tifón en
Filipinas. Por lo que parece se calculan unas diez mil muertes. He estado oyendo
las cantidades que se han donado, y son sólo unos cien mil euros entre dos ONG,
según parecen las que más han recaudado para esto… y luego hay gente que gana
millones de euros al mes, con cuyas donaciones se podían arreglar gran parte de los
problemas del mundo… con que ellos donaran la mitad de lo que ganan en un año,
se podían resolver esta emergencia, para la que creo que harían falta unos 300
millones de euros en total, para poderlas ayudar en condiciones… como saben, el
vicepresidente del Santander, recién jubilado este año, quiero recordar, gana de
pensión unos 83 millones, la mitad de los cuales se le van en impuestos. Si donara
los que le quedan, pues debe tener burradas de dinero con sus negocios y demás
inversiones, podría casi él solo, resolver todo el problema de toda esta gente. Seguro
que dormiría después súper bien, tranquilo y gozoso de dar la vida a millones de
seres humanos. Se necesitan potabilizadoras y alimentos. O sea, lo básico, la
comida y el agua. Y no van a ir a un hotel de cinco estrellas a comer, sino un poco
de harina con la que hacer una tortita y un poco de agua para beber…
Esta noticia me ha dejado destrozado, y poco tiene interés lo que he hecho
este día respecto a esto…
Sé, cuando veo estas cosas, que no tengo perdón de Dios, pues como a diario y
bebo a diario; también tengo agua a toda hora cuando abro el grifo, así como luz
nada más darle a la palanca. No uso agua caliente para ducharme, para ahorrar, ni
tengo aire acondicionado ni calefacción, pero estoy un poco obeso, lo que ya es más

54

que suficiente si me considero con toda esta gente que acaba de morir y los vivos
viven en condiciones infrahumanas…
Que el Señor nos coja confesados.
Que el Señor nos bendiga a todos, pues si no, no hay forma de salir con vida
por nuestros pecados… saludos. Servando (Blanco Déniz).

13/11/13
Hoy una de las noticias, quizá la más quisquillosa, ha sido que Elena me
llamó esta mañana, diciéndome que no me quedaba gas ni en la bombona grande,
ni en la del camping gas que tengo de repuesto en mi casa. Le dije que fuera a la
ferretería de al lado, que cogiera el dinero donde lo tengo guardado, y eso hizo, pero
cuando fue, ya era tarde, pues se había pasado de la una. La cosa es que según
parece, se dio cuenta que no quedaba gas a eso de la una menos algo, con lo que
debía ser que había venido hoy tarde. Encima, como el último día que vino me pidió
un anticipo, más la semana pasada le dije que no viniera, porque había mucha
comida. Total, que hoy no le tocaba cobrar nada, y encima estuvo aquí hasta las
siete de la tarde, pues a eso de las tres y cuarto fui a comprar el gas a la ferretería
que hay al lado de mi casa, ya que en todos los sitios que pregunté no había, y como
esta ferretería era la primera que abría, pues por eso fui allí. Me costó 6,15€ la
pequeña bombona, todo un capital para mí. Encima, mañana, debo pagar la
grande, la de toda la vida. Y si pensamos que di lo que me quedaba para lo del tifón
de Filipinas, pues se imaginarán que no tengo nada de dinero.
También me llamó Julia, para pedirme dinero, y le dije que lo siento, que no
podía, pues lo di todo para lo de Filipinas. Tampoco le pude dar más dinero a
Elena, pues no tengo nada de dinero.
Encima tengo que ir a Correos y enviar un montón de cartas carísimas, con el
folleto de FSFE, pidiendo que los ayuden; más otras cartas con la felicitación de
Navidad. Hoy me he pasado más de tres horas, yo creo que unas cuatro, escribiendo
las cartas citadas aquí, con lo que se me ha pasado el día sin aprovecharlo en
cuanto a estudiar, pero es una cosa que debo hacer al año, o sea, escribir unas
cincuenta cartas de navidad, y hoy he aprovechado y mando también la
correspondencia pidiendo ayuda para la ONG de la que soy voluntario.
Esta mañana fui a Cáritas, donde estuve imprimiendo el prototipo con la
carta larga que iba a mandar hoy para ayudar a FSFE, más cosas que me pidió
Tony sobre el cáncer de próstata y el de colon, el que espero enviarle mañana más
tardar. También imprimí sobre la alimentación para la insuficiencia renal crónica,
para la chica que me llama siempre y quien me dijo si le podía yo dar todo en mano
cuando fuera a dar la charla, por lo que le dije que con mucho gusto lo hacía.
Espero que vaya a dicha charla, la que la verdad es que no tengo ni idea de cuándo
va a ser.
Total, que imprimiendo todas estas cosas me pasé unas dos horas, y luego
hubo una reunión, con lo que al final no hice hoy allí casi nada. La reunión hoy
estuvo un poco más floja, pero ya veo cómo son la dinámica de Cáritas, así piden
información a todo el equipo, y piden qué creen que se podría hacer y lo que ellos
piensan hacer… hay programadas un montón de charlas, a ver si voy a alguna.
Como digo, me he pasado el día haciendo cosas mecánicas para poder ayudar
a los demás. Sé que la Biblia dice que el bien que hace tu mano derecha, que no se
entere tu izquierda, pero si no lo digo, entonces hoy diría que no hice nada…
Ya sé que este mes, no voy a poder pasar por ONG a mirar libros, pues no me
queda nada de dinero, así todo ya es anticipos del mes que viene…
55

Espero que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz)

15/11/13
Hoy he estado casi todo el día hecho polvo del estómago, y esto, más que el
que me levanté hoy pronto, pues tenía que ir a hacerme un análisis de sangre, el de
todos los meses (que ahora suelo hacérmelo cada dos meses), por lo que ayer cuando
vine de casa de mis hermanos, tras hablar con todos, acerca de lo que íbamos a
hacer con lo de mis primos, por haber entrado en la casa sin permiso de los demás y
llevarse cosas, no escribí la dosis diaria, por las prisas para madrugar… acordamos
lo que Maru debía decirle y parece que no tiene delito, según dijo el abogado, pues
también es heredero. O sea, que por lo visto, cualquiera que quiera entrar, lo puede
hacer. Yo he dicho que lo mismo que me tienen a mí controlado, lo pueden hacer a
él, o bien en la casa mirar sus pasos… pues esto se puede hacer sin que él se dé
cuenta.
Resulta que nos dijeron que mañana era la misa de mis tías, y me acaba de
mandar mi hermano Jose un SMS, que la misa fue hoy, pues no se habían puesto
de acuerdo con el cura. A ver qué hacemos mañana.
Hoy he estado oyendo a un médico por la radio, que tenía una cantidad de
publicaciones, así como de libros, y méritos profesionales tan grandes, que lo mío a
su lado, es calderilla. Cuando oigo a gente así, veo que soy un donnadie, y que no
llegaré a ningún sitio al ritmo que voy.
Encima estaba hablando del Alzheimer en lo que es una eminencia, con lo que
encima lo es en una de las peores enfermedades del último siglo, de las que más
preocupan a las grandes mentes… sí soy un donnadie.
Hoy he estado casi todo el día fatal del estómago, de tal forma que esta
mañana, después de ir a hacerme el análisis, me puse a dormir, pues tenía
bastante sueño. Después de almorzar, me han empezado dolores grandes de
estómago, por lo que me he tomado un Almax Forte® y luego otro más, porque no
se me quitaba del todo. Debido al dolor, me puse a descansar y de nuevo me quedé
dormido, con lo que comprenderán que me he pasado el día durmiendo. Y luego oír
a la eminencia médica citada, pues me he quedado hecho polvo, y que así no voy a
llegar a ningún lado.
Encima yo no tengo como libros publicados varios de los diarios que tengo
escritos en el blog de FSFE, que aunque son pocos, son muy voluminosos, y algún
que otro como el “Recapacitemos” que aunque lo tengo en la red, no lo tengo en
formato libro, con lo que no lo cuento como un libro. No sé si publicarlos en la
editorial donde los publicaba, para que así, cuente más para mi CV. Veremos.
A ver qué hacemos mañana, si vamos o no al sur a oír la misa para mis tías.
Eso de yo llegar a premio Nobel, cada vez lo veo más lejano. Pues nada
invento en grandes centros de investigación, y tampoco creo que mis escritos sean
tan importantes como para conseguirlo. Encima me paso el día durmiendo, con lo
que menos aún hago cosas interesantes.
Que el Señor nos proteja a todos. Parece que mi madre más o menos está
bien. Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).
16/11/13
Hoy es un poco tarde, sobre la una de la madrugada del 17, pues fui con mi
familia a la misa de mis dos tías al sur de la isla, que aunque en realidad fue ayer,
hoy fuimos en su honor todos, ya que no sabíamos que era ayer viernes, porque si
56

no, habríamos hecho lo posible para ir ayer, aunque fuera a media tarde. Hoy fui a
casa de mi madre desde las diez de la mañana, donde estuve muy cansado todo el
día, yo creo que por haber dormido de ayer a hoy, unas 16 horas, o sea, casi lo que
se debe dormir en dos días, lo dormí yo en uno, y todavía hoy, tenía un montón de
sueño. Me resistía a estudiar sobre el cáncer, debido al cansancio que tenía.
Como digo, fui con mi hermana Piluca, mi madre, y las dos trabajadoras que
cuidaban a mi tía a la misa. Llegamos cinco minutos antes de que empezara, lo que
me alegró, pues pensé que llegaríamos tarde, pero no fue así, y eso que mi hermana
no fue muy lanzada que digamos, por mí porque me da pánico.
Las hermanas que cuidaban a mi tía, hablan y hablan sin parar, algo fuera de
lo común. Mi madre me lo dijo, y le dije que sí. Sin embargo, yo no hablo nada, a no
ser que hablen de cosas de Farmacia o de alguno de mis temas, pero es que son lo
contrario, nada cultas, más bien analfabetas por lo que la conversación no me
interesaba demasiado, a no ser porque hablaban de los últimos días de mi tía, lo
que sí me interesaba más.
Fuimos a comer un sándwich a la salida de misa y yo comí el más barato.
Ellas (las cuidadoras) pidieron de los más caros, lo que me alucinó. Al final mi
madre me pagó el mío también. Yo no pensé comerlo, pero como todos empezaron a
comer, pues pedí el más barato de todos. También le dejaron un poco de dinero al
cura, por la misa de ayer. Nos dio los papeles de la misa, tal como la contó ayer, de
la que espero tener copia, pues ya me dijo Piluca que nos lo escaneaba y nos la
mandaba a todos.
Ayer Piluca salió con las amigas hasta las tres y media de la noche, y ya hoy
quería seguir por ahí danzando, pero como mi madre y yo insistimos, pues nos
vinimos para la casa de cada uno. Yo llegué a mi casa sobre las doce de la noche,
con lo que ya supondrán la paliza.
Me ha gustado ir por mi tía, y allí vimos un par de amigos de ella, con los que
siempre salían a cenar y comer todos los fines de semana. Él es médico ginecólogo,
o algo así, y ella es ama de casa, pero lo acompaña a todos sitios. Es un matrimonio
muy bien avenido. Otro de los matrimonios con los que salía, cuyo marido era de los
mejores dermatólogos de la isla, se separaron no hace mucho, o sea, después de
toda una vida juntos, se separan cuando ya ni funcionan en la cama ni nada… en
fin, que para eso, prefiero seguir soltero. O es juntos hasta la muerte, o soltero…
En fin, que el Señor nos bendiga a todos. Estoy contento porque mi madre
está más o menos bien, así su pesar ahora es que las faldas, incluso las que se
acaba de comprar, ya le quedan estrechas, pues le hace falta hacer más ejercicio. Yo
también estoy más gordo, y eso que hago mucho ejercicio. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

17/11/13
Aunque me acosté ayer tarde, y hoy dormí unas diez horas, me levanté muy
cansado, y eso que he dormido burradas estos días, pero a medida que iba pasando
el día, vi que estaba despejado y que no dormiría después de almorzar, como me
suele pasar a veces, los domingos. Encima hoy no iba a misa, porque ya fui ayer
sábado, como recordarán.
Me he pasado el día leyendo filosofía oriental, y occidental, de esta última
“Así habló Zaratustra” de Nietzsche, todo un clásico, por lo que aunque difícil de
leer, hay que intentar hacerlo. Sí veo que con esto, son más difíciles hacer
resúmenes, o coger ideas, pues como digo, es difícil de entender. Sí, todo lo bueno,
cuesta (no dinero, sino) su esfuerzo… como suelo decir.
57

En esto me he pasado el día, y haciendo llamadas, como a mi tío Domingo,
quien lo cogió fue mi tía Conchita, y la verdad es que veo que me falta palique de
compromiso, pues siempre voy al grano. También llamé a casa de Maru unas
cuantas veces, ya que estaba mi madre allí, y cada vez, tenía un recado distinto que
dar, como el proctólogo que lo operó de las hemorroides a mi cuñado, para decírselo
a la chica que me llama siempre consultando sus dudas. La llamé y le dije por
dónde lo podía localizar a dicho médico.
También he hecho un par de llamadas, para decir si le vamos a celebrar el
cumple a mi madre, pues cumple 85 años este jueves que viene, y parece que sí, que
se lo vamos a celebrar, aunque sea yéndonos todos a comer por ahí.
También llamé a la madre de Tony, así como a Orlando, para ver si vamos la
semana que viene a primera hora a ver a Tony, y parece que sí vamos.
En fin, que con estas boberías he pasado el tiempo, y la cosa es que mucho no
he leído, pues como es difícil de comprender, me pierdo algo.
Ya por hoy, lo dejo. Parece que mi madre está bien, así pues, saludos para
todos y que el Señor nos siga bendiciendo a todos. Servando (Blanco Déniz).

18/11/12
Hoy es lunes, así que esta mañana fui a Mercadona, donde todo fue normal, e
incluso compré un poco menos, para que mi madre no gastara tanto. A ella le
compré también las cosas que quiso que le comprara, como siempre.
Esta tarde, después de almorzar, fui a la oficina de Correos que hay camino a
casa de mi madre, donde compré unas 14 participaciones de números para la Cruz
Roja, a dos con cincuenta se juega, pero cuesta tres euros, o sea, un donativo de
cincuenta céntimos por cada participación. Como cada año, les dije a mis hermanos
si querían participaciones, y este año me dijeron todos que sí, y tres incluso dos
números, por lo que ya se los tengo comprados, y espero poder dárselos en breve.
Después de esto, me fui a la farmacia, la que también estaba vacía, al igual que
Correos, con lo que no tuve que esperar en ningún sitio, a pesar de que me llevaba
la novela de las esperas, como las llama mi cuñado, “novelas de ferrocarril”, o sea,
de muy fácil lectura y que se leen de un tirón. No son obras de arte, según él, sino
todo lo contrario, fruto del marketing especial para vender y vender a todo meter el
producto, aunque sea malo, que es lo que suelen decir que es…
En la farmacia, me quedaron a deber tres Invega® de 6, con lo que los cogeré
el viernes, a ver si ya puedo retirar también otro Leponex®, el que hoy no estaba
para retirar.
Allí estuve también por suerte poco tiempo.
En Correos pagué unos setenta euros, pues también llevaba 24 cartas con los
folletos de FSFE, más la tarjeta de Navidad, más una carta igual para todos, con
unas letras de mi puño y letra al final de cada uno, personalizándola así. Espero
que algunos hagan algún donativo, o se hagan socios o voluntarios… yo les dije en
la carta que yo era voluntario, que escribía a diario en el blog de dicha ONG, lo que
dije para que vieran que se podía ser voluntarios de distintas formas, con lo que
uno más le guste hacer…
También compré varios sellos, unos 25 de los más pequeños, de 37 céntimos, y
unos diez de los de 52 céntimos. Para tener para los próximos meses. Todavía me
falta enviar unas quince cartas en diciembre, casi todas sólo felicitando la Navidad,
sin propaganda de los de FSFE, sino con la felicitación de Navidad, y ya está.
Me adelanté mucho, pero era para que les diera tiempo a pensar, y como ya
está cerca la Navidad, que les de sentimientos y ayuden algo… no justo en
58

Navidad, pues aquí muchos son propietarios, con lo que tienen la paga doble de sus
empleados, mientras que ellos no tienen ninguna paga doble, sino lo contrario,
deben desembolsar las de sus empleados…
Luego me vine a mi casa, y estuve haciendo el par de cosas por internet, como
enviar varios correos, y leer los que recibí. También estuve viendo las fotos hechas
por Saso, de la boda de mi hermano Jose y su novia Sole, de hace unos catorce años.
Luego me puse a leer sobre historia de la psicofarmacología, el que está
estupendo, aunque complicado de entender. Es un tratado sobre el mismo, escrito
cada tema por distintos autores…
Con esto ya acabo, y ahora intentaré seguir leyendo sobre dichos fármacos.
Que el Señor nos siga bendiciendo a todos. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

19/11/13
Esta mañana, cuando hablé con mi madre por teléfono, me dijo que estaba
hoy fatal de los mareos, y le dije que seguro que se le iba quitando a medida que
pasara el día, y así fue. Esta mañana, como todos los martes, fui a casa de mi
madre, después de hablar con ella por teléfono, en donde Loida, la mujer que la
cuida, me dijo que se preocupó porque ella no sabía que le solían dar los mareos,
por lo que le dije que sí le daban, y cuándo le solían dar, sobre todo. Que de todas
maneras, se le iban pasando con el paso de las horas… por eso hoy Loida estuvo
preocupada todo el día, y gracias que yo fui por allí, y le dije lo dicho.
Estuvo también hablándome de analgésicos, pues está de dolores fatal. La
cosa es que toma a diario un Omeprazol, con lo que entonces ya tiene un protector
gástrico, y puede tomar otros analgésicos antiinflamatorios, pues está protegida de
posibles úlceras de estómago.
Esta mañana, me pasé la mañana resolviéndole unos papeles a mi madre,
sobre la funeraria, y los seguros de luz de sus casas (Reparalia), los que ya más o
menos están arreglados, pero invertí bastante tiempo en ellos, pues debí leerme
todo y lo de los seguros estar llamando y quedando con la aseguradora…
Total, que poco he estudiado hoy, aunque le di un empujoncillo al tema sobre
el cáncer, biología del mismo estoy ahora, y la verdad es que está bastante bien.
Gracias a Dios mi madre está bien, y por tanto, todo va bien.
Que el Señor nos siga bendiciendo a todos. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

20/11/13
He estado mirando esta tarde, casi desde que vine de comprarle una planta
para mi madre, sobre cosas del doctorado en Farmacia por la Universidad de La
Laguna, y todavía no tengo las cosas claras, aunque creo que cumplo varios
requisitos como para empezar a hacerlo. Tengo que preguntar si los másteres que
he hecho me sirven, o si no, qué debo hacer.
No sé si la tesis doctoral la podré hacer a distancia. Resulta que a lo mejor me
sirven como másteres que hay que hacer los que ya tengo hechos, con lo que habría
avanzado mucho, y sólo tendría que hacer entonces un par de cosillas de nada.
Aparte la tesis.
Esta mañana temprano fui a Cáritas, a las diez, donde estaba allí uno
haciendo las prácticas, destruyendo folletos mal hechos, al que algo ayudé, pero
59

poco, pues me pasé casi todo el tiempo imprimiendo unas hojas para dar charlas en
AFAES, sobre primeros auxilios, del curso que hice, y que vale la pena que les
explique. Imprimí unas setenta páginas (en total son 166 páginas), para lo que
invertí un montón de tiempo. Casi una hora y media, con lo que poco más hice hoy,
pues a las doce menos algo me fui, ya que debía ir a casa de mi madre, a cuidarla
mientras Loida iba a su médico de cabecera.
El de prácticas es de la acera de enfrente, que está en prácticas de un curso
del INEM, para discapacitados, supongo que físicos, y que ya aprobó el curso, de tal
forma que sólo le queda hacer las prácticas que allí está haciendo, y si las aprueba,
que seguro que sí, pues aprobó el curso de auxiliar administrativo.
En casa de mi madre estuve de doce a tres y media, pues sobre esta hora llegó
Loida de su médico. No estuvo contenta con el resultado de su médico, pues no le
dio los fármacos que le pidió. Quiere que le den diclofenaco, pero éste no se lo dan,
sino ibuprofeno de 400 o 600, no recuerdo cuál. Ella tiene mucha fe en el
diclofenaco, pero debe comprender que éste es muy ulcerogénico, por lo que supongo
que no se lo mandan, y encima tiene hernia de hiato…
Desde que llegó me vine para mi casa, con lo que acabé de almorzar sobre las
cuatro y media de la tarde.
Luego, como no iba a estar el cura para confesarme, pues me fui a comprarle
a mi madre una planta, pues mañana es su cumple, y la verdad es que estaban
carísimas, así le tuve que comprar una no muy buena, que costó la friolera de 9,50€
con lo que ya hice el otro gran gasto de este mes. Me dijo si le podía comprar un
saco de papas, a seis euros quince kg, pero no sé si podré cargar con tanto yo. Es en
un cadena de súper que hay en esta ciudad, pero para cargar esto, me parece
demasiado para mí. Veré.
Acabo de recibir un correo de mi hermana Saso, que le escribió Nancy, en el
que dice que va a intentar traerse a su hija la pequeña, que tiene algo de
posibilidades, pues su marido piensa que le dejará, el que es el único
impedimento… su hijo el mayor, se lo ha pensado mejor, y se viene cuando su hija
de meses sea algo mayor… dice que se viene en febrero, que allí no se queda ni
equivocada, pues aquello cada vez está peor… es increíble cómo dejan hundir un
pueblo por no querer dar su brazo a torcer…
En fin, que por hoy, lo dejo. Saludos cordiales y que el Señor nos bendiga a
todos. Servando (Blanco Déniz).

21/11/13
Esta mañana a pesar de que tenía todo el día para dormir, me levanté a las
once, o sea, dormí nueve horas, lo que es bastante, aunque no tanto comparado con
hace poco más de un año. Gracias Dios mío, pues he vivido para contarlo y vivirlo.
Esta mañana vino Elena, aunque sobre las doce, y por lo que me dijo estaba
desde las nueve en la parada de la guagua, pero por lo visto hubo un accidente
cerca de su casa, por lo que no salió ni una guagua hasta la que ella cogió, o sea,
cuando se resolvió el accidente.
Estuvo como casi siempre, unas tres horas en mi casa, en la que hizo bastante
comida, aparte de limpiarme la casa. No tengo donde caerme muerto, así y todo, le
pago la seguridad social, para que si algún día puede, cobre el paro o lo que pueda.
Aparte de para su vida laboral…
Hoy he estado leyendo algo lo del doctorado, aunque por la mañana llamé a la
universidad de Barcelona, y me dijeron que sus másteres no estaban validados por
ANECA, y que no sabían si los que yo había hecho contaban como créditos ECTS, o
60

sea, los europeos, con lo que es posible que deba estudiar de nuevo un par de
másteres más. Haré lo posible porque sean a distancia. A ver cómo lo hago. Creí
que no podría hacer el doctorado por La Laguna, pero todavía no lo doy por perdido
del todo. Estuve leyendo un poco la legislación sobre el mismo, a ver si me leo todo
y entonces decido.
También algo estuve leyendo sobre psicofarmacología, la historia, y la verdad
es que es algo complejo de entender, así que para los que no saben cosas de ciencias
de la salud, no les digo nada.
Por la tarde, a eso de las seis y media, llegué a la iglesia, pues como quedé
ayer y hoy con el párroco, por si me podía confesar, lo que hizo, y me dio ánimos el
ver que es posible que no lleve yo una vida muy disparatada a los ojos de Dios.
Luego oí la misa, y comulgué al final.
Y luego fui a casa de mi hermana Piluca, pues me había dicho que ya le
habían dado el título, lo que me puso más contento que unas castañuelas. Es sobre
el primer examen de la prueba de certificación en la Escuela Oficial de Idiomas, en
la que ella es profesora y forma parte de la directiva.
Ahora cuando acabe aquí, me pasaré un par de días leyéndolo y releyéndolo,
disfrutando de haber conseguido el mismo.
Estas cosas son lo bueno del día, y lo malo es que pensaba que iba a venir mi
hermana Saso, a darle una sorpresa a mi madre, por su 85 cumpleaños, pues los
cumplía hoy, y resulta que no vino. Me quedé de una piedra cuando vi que pasaba
el día y ella no llegaba de Madrid, con lo que vi que no tenía pensado venir, cuando
yo daba por descontado que vendría… se va a medio mundo de fiesta, y no viene
aquí por mi madre en su 85 cumpleaños… para mí, nada más importante que esto;
de hecho no fui a su casa, porque daba por hecho que iría ella, para no estar yo en
medio, pues si no, habría ido aunque sea a tomarme un café con ella y darle la
planta que le compré ayer para su cumple…
En fin, que el Señor nos coja confesados. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz).

22/11/13
Hoy he estado leyendo casi todo el día sobre el doctorado en La Laguna, así
como los créditos de mis másteres hechos, con los créditos actuales europeos;
también sobre otros másteres en otras universidades, por si debo hacerlos en otros
sitios, a distancia… he pensado que a lo mejor como tema de mi tesis doctoral,
podría ser “Anotaciones sobre psicofármacos”, con lo que sigo con uno de mis temas
favoritos, y haría algo que me gustara bastante, pues se puede mirar desde varias
ópticas. He pensado decirles si podría ser una revisión bibliográfica, pues me
gustaría hacerlo en mi ciudad, ya que no me tengo ganas malditas, ni dinero, para
irme a vivir a La Laguna… si no, intentaría ver una opción que fuera mejor para
todos, incluido, cómo no, yo mismo.
Otra cosilla es que a la hermana de un amigo muy íntimo en la carrera,
Tomás, le di un toque por si quería ser mi amiga, y me dijo que sí. La cosa es que
Tomás y yo nos hemos enemistado, por problemas de dinero, pues él tenía
barbaridades, del que yo le ayudaba a agrandar, mientras que yo sólo ganaba con
él, 60.000 ptas al mes. Sí, cuando trabajaba para él en su farmacia, y era yo el que
le sacaba casi todo el trabajo adelante… en fin, cosas de la vida.
Poco más he hecho hoy, como no sea poner una lavadora y tender después la
ropa.

61

También he hecho un par de llamadas, a ver si todo marcha bien, y la verdad
es que estoy viendo que las charlas en AFAES van muy lento.
Como les digo, quiero hacer sobre psicofármacos el doctorado, pues así
profundizo más en estos temas, y como estoy rodeado de especialistas en el
psiquismo, pues sigo investigando con ellos. Si pudiera sacar buenas notas, sería
un orgullo.
He pensado hacer el doctorado en el departamento de D. Victoriano Darías
del Castillo, aunque acabo de mirar sus cosas por internet, y la verdad es que me
da que va por otros derroteros su vida. Sus hobbies me da, que son la historia y las
ciencias de la comunicación, pues ha hecho no hace mucho esta carrera y me da que
le gusta el dinero también… o sea, que es algo distinto de aquel D. Victoriano que
yo conocí. De todas maneras, por los viejos tiempos, intentaré ir a hablar con él, si
veo que cumplo los requisitos, o qué tendría que hacer para ello.
Hace más el que quiere, que el que puede. Y así es, por ello, intentaré como
digo, hacer dicho doctorado, o el que pueda.
Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz).

23/11/13
Hoy estoy un poco cansado, pues esta mañana me levanté a eso de las seis de
la madrugada, y encima esta noche, cuando cené en mi casa, me tomé un vasito de
vino, como acostumbro a hacer algún finde, pero la cosa es que tras tomarlo,
enseguida me entró algo de sueño, junto a que comí bastante, y de postre un
montón de frutos secos, lo que no debo hacer, pues estoy engordando a pasos
agigantados. Antes de cenar, estaba bastante despejado leyendo a Punset, el de El
poder de la mente, y la verdad es que me estaba gustando bastante, pero cuando
empecé el segundo capítulo, enseguida decayó mi interés, pues son cosas que tengo
más que sabidas. De todas maneras, tengo ganas de seguir leyendo otros libros.
Claro que entonces se me va la ilusión del doctorado, aparte de tener que mirar y
remirarlo bien, para saber cómo es todo a la perfección, pues quiero aprobar a la
primera.
Ya digo que me gustaría leer varios libros, sobre diversos temas. Así me he
pasado media vida…
Después de lo de Tony, el que por cierto estaba de buen humor hoy, y más
porque también fue su madre, fui a casa de mi madre, tras comerme aquí, en mi
casa, una manzana y algo de fruta para aguantar hasta el almuerzo. La cosa es que
desayuné a las seis de la mañana.
A las diez y poco llegué a casa de mi madre, donde Loida estaba esperando, y
la que se fue después de yo llegar, media hora más tarde o por ahí. Nos tomamos
antes un café, sobre todo ella, pues yo tardo mucho más en tomarlo.
Luego me pasé todo el tiempo leyendo sobre el cáncer, la biología del mismo, y
la verdad es que a pesar de que sé que es un resumen muy resumido, está bastante
interesante.
Allí estuve hasta las seis y media de la tarde, hora en que vino Pine y por
tanto se fueron luego a su casa. Yo vine a la mía, donde como digo me puse a leer a
Punset, hasta que me cansé de ello.
Después de cenar, troté unos veinte minutos delante de la tele (como siempre)
y luego ya me senté a hacer estas cosas que aquí cuento.
Por hoy, nada más. Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).
62

24/11/13
Hoy estoy un poco cansado, ya que esta mañana fuimos al este de la isla, a
casa de una de mis hermanas, para celebrar el cumple de mi madre, sus 85 años.
Lo pasamos bien allí, entre comiendo y hablando todos ellos, pues yo como siempre,
me puse a leer un libro, esta vez uno de JJ Benítez, Caballo de Troya, el que fue un
bestseller absoluto. No está mal, es una incursión de unos militares especialistas
en misiones especiales, que viajan a través del tiempo a la época de Jesucristo, más
concretamente, a sus últimos días. Todavía estoy cuando la cuna (así llamaba a la
nave de ellos) aterriza en el templo más importante de la época y de la zona, y cómo
uno de los dos tripulantes, se interna en la población. Estoy, como quien dice
empezando, pues voy por la página 90 más o menos, y son unas 500, así que falta
todavía casi todo.
Allí por la noche estuvimos hablando sobre las cosas de la herencia, y la
verdad es que hay algo de problemas, sobre todo por parte de Piluca y Jose. Por
parte de Maru, Pine y mía, queremos resolver el asunto cuanto antes, y sacar un
par de jugadas que tenemos preparadas, y luego que todo vaya lo más rápido
posible. En cambio, Piluca y Jose son más partidarios de denunciar a mis primos,
por allanamiento de morada y por robo, aunque por lo visto, no podemos
denunciarlo por esto.
Ya digo, que yo cuanto antes se resuelva todo, y por la vía lo más amistoso
posible, mejor.
Ya digo que estoy bastante cansado, entre otras cosas porque esta mañana
estaba derrengado del sueño que tenía.
Mi madre está bien, así que yo también estoy bien. Que el Señor nos siga
bendiciendo a todos. Gracias Dios mío. Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

25/11/13
Esta mañana, como todos los lunes, fui a Mercadona, el que parecía que era
ya día de Navidad, pues estaba al tope. Hice la compra rápido, y luego me puse en
la cola, pero por suerte, en cinco minutos de espera, me atendieron, pues una caja
se quedó libre, ya que estaba gestionando un envío y lo acabó en ese instante, por lo
que pasé a ella el primero.
Luego en mi casa he estado leyendo un par de libros, como los evangelios en
inglés, durante media hora, y luego sobre historia de los psicofármacos, y también
el No Logo, con lo que pasé casi todo el día.
Maru me llamó, para decirme que nuestro primo se ha enfadado muchísimo al
decirle que había dinero en la casa de mi tía la fallecida, y él decía que no, etc.
Total, que a lo mejor hasta se arrepiente de darnos lo dicho. Como le dije a mi
madre, la avaricia rompe el saco, tanto por parte de ellos, como por la nuestra. Por
ello, le dije lo que nos den, bienvenido sea, pero el resto, ya no hablar nada más. Si
él no quiere verse con la familia, o que le llamen por teléfono quienes quieran, o
como yo, que o lo llamo o le envío un SMS, cuando ya haya acabado todo lo que
hemos de hacer con él, o sea, pasarnos las donaciones que él nos hacía, para decirle
si sabe lo del posible tesoro en el sobre-techo de alguna parte de la casa.
En cuanto al anillo que mi hermana Piluca quiere que le den, pues dice que se
lo había prometido mi tía Mary Lola, decir que por lo visto vale unos veintipico mil
euros, o sea, unos cuatro millones de pesetas o más. Como verán es todo un
lujazo… espero que no quiera más cosas para ella sola aparte de ésta…
Yo viendo, a mí lo que hicieron fue darme información, y los secretos de la
familia… aunque por lo pronto sólo sé de dos de estos secretos, sé que debe haber
63

un tercero, por lo que hoy he estado revisando en mi mente cuál sería el tercero, el
que a lo mejor está por venir.
Yo una joya tan cara, no la quiero para nada, a no ser que hubiera una para
cada heredero, y un bungalow en el sur, como le tocó a mi primo Servando, tampoco
lo quiero para nada, pues yo sólo voy al sur un par de días cada dos o tres años…
así que a mí, lo mejor que pueden hacer es darme información… y cosas de
recuerdo. El resto, con tener como los demás, es más que suficiente, y lo que me
gustaría, quitarme la deuda de encima de la hipoteca del piso, la que creo que sí
podré quitarme.
Ya por hoy, nada más. Espero que el Señor nos bendiga a todos, y que el afán
de riquezas no nos ciegue. Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

26/11/13
Hoy por la mañana, me levantó una amiga de mi madre, a ver si yo sabía algo
de Elena, la que le hace la comida a ella y a mí, pues se le había quedado el móvil
en mi casa, y no sabía nada de ella, y la necesitaba para que hoy le fuera a hacer la
comida, pues si no, debería ir a la calle a comer… le dije que yo no sabía nada, pero
que le dejaría un papel escrito, que cuando llegara a mi casa, la llamara a ella,
nada más llegar, y que fuera a su casa a hacerle la comida, que ya me la haría a mí
otro día cualquiera.
Después, seguí en la cama cosa de otra hora más, pues era temprano para ir a
casa de mi madre. Total, que a eso de las once y pico, llegué a casa de mi madre,
adonde al par de minutos, vi que había llegado correspondencia, y uno de ellos era
el diploma del curso de la Cruz Roja citado aquí. Ya tengo otro diploma más, pero
este me interesa por lo importante del mismo en su contenido, en mi vida personal
sobre todo, para saber si a mi madre le pasa alguna emergencia, cómo ayudar, así
como a cualquiera que lo necesite.
Después ayudé a mi madre a colocar un par de cosas.
También volví a repasarme la charla sobre la vacuna de la gripe, y la llevo
bien.
Intenté leer algo sobre el cáncer, su biología, pero es tremendamente
complejo. La verdad es que estoy viendo que el nivel de los cursos del Consejo, son
enormemente complejos.
Mi madre me dijo si mi primo era posible que se echara atrás, con lo de
darnos su parte de la herencia, y le dije que sí, que qué le íbamos a hacer, que tanto
su avaricia, como la nuestra, hizo que se rompiera el saco… así que si por
casualidad nos los da, yo no le digo nada más, hasta acabar todo el proceso.
Ya poco más he hecho, a no ser mirar los correos y demás.
Todavía no he recibido contestación de Yaiza, la amiga de Tony, que por lo
visto la ONG donde ella trabaja, se dedican a dar charlas a los internos y otras
cosas que a lo mejor me interesan. Como digo, todavía no me ha escrito, a ver en
qué queda la cosa.
También estoy pendiente de lo del doctorado. A ver en qué queda la cosa.
Por hoy, nada más. Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

64

27/11/13
Hoy no he hecho grandes cosas, así en Cáritas, imprimí unos cincuenta folios
del curso de primeros auxilios, para ya tener el material preparado para las
siguientes cuatro charlas, sobre este tema, y también para dominarlo bien, como
para estar preparado para cualquier emergencia cualquier día y en cualquier lugar.
Luego hice los trabajos que debía hacer en la biblio, como ayudar a mandar
los correos con las novedades, así como registrar libros que las compañeras tenían
dudas. También registré más libros, aunque no muchos más, pues no hay casi
ejemplares para registrar.
Luego me vine a mi casa, donde di una carta para la vecina que vive en un
piso bajo, o casi piso, y que eran los que vivían en el piso donde yo vivo ahora, pues
el dueño los echó, para poder venderlo normalmente. Sus cartas me las ponen en
mi buzón y yo, con mucho gusto, se las paso.
Luego cogí el agua de beber de la vecina, la que siempre me las coge, todas las
semanas dos garrafas y si son dos semanas, pues cuatro garrafas.
Luego vine, almorcé, troté delante de la tele y me puse a mirar los correos y
todas las web que visito a diario, así como leer el artículo de mi cuñado que me
faltaba por leer. Luego escribí la dosis diaria del Menudencias, y por último me he
puesto a leer el BOCA sobre el doctorado por La Laguna, y espero acabarlo dentro
de poco. La cosa está difícil de hacer, pero si puedo, lo intentaré.
También he enviado correos, como uno para homologar los títulos a nivel de
los nuevos créditos ECTS.
También llamé a Nieves, y quedé para mañana ir a contarle la charla.
Siempre tengo que ir con tiento, porque si se enfada, me quedo sin lugar en el que
dar las charlas…
Mañana nos reunimos con el abogado, para la aceptación de la herencia…
Ya por hoy, nada más, aunque ahora pienso cenar, trotar y luego ponerme a
leer algunas cosas de las que tanto quiero leer.
Por hoy, acabo. Que el Señor nos siga bendiciendo a todos. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

28/11/13
Esta mañana fui a AFAES, pues había quedado con Nieves allí. De todas
maneras, como ya la última vez Nieves me había pegado una colgada, que no me
atendió porque estaba atareada, pues por eso llamé antes de ir, pero tras bastantes
preguntas, me dijo Adrián, el telefonista (que dejó la carrera de inglés cuando sólo
le faltaban dos asignaturas para acabarla), que estaba reunida, y que él le daba el
recado, que le diera mi teléfono; le dije que es que iba a salir ya, pero que yo iría
por allí, que no se preocupara. Allí fui, y cuando llegué vi que la parte que da a su
despacho estaba cerrada con llave, por lo que pregunté dónde estaba ella, y me
dijeron en un despacho que había cerca. Y por tanto la esperé por ahí, y cuando me
vio me dijo que ahora me atendía. Tardó un poco, pues esta gente habla muchísimo.
Luego fuimos a su despacho y empecé a contarle la charla. En eso pasó por allí la
enfermera, y me pidió si no me importaba esperar un poco para ella hablar una
cosa con Nieves, por lo que estuve esperando otro poco. Al final, se la pude contar,
la charla que daré de nuevo a todos los usuarios, la semana que viene. Quedamos
en que la daría el jueves a eso de las diez de la mañana. Le dije a la trabajadora
social, hija de la fundadora (Doña Genoveva) de la ONG, Genoveva, si ya habían
firmado el certificado de las charlas que he dado (para llevármelo para mi CV), y
todavía no lo han firmado. Después volví a hablar con ella, para si podía poner un
65

cartel anunciando la charla que voy a dar, sobre la vacuna de la gripe, por lo que
tomó los datos, y me dijo que ella lo pondría, por lo que me fui agradecido, pues creo
que ella pondrá un cartel en el tablón de anuncios, para darle difusión a los
asociados de la ONG de mi charla.
Almudena, una chica muy jovencita que durante un tiempo me había gustado
muchísimo, pero que luego la rechacé por Arantxa, me saludó, pues ha vuelto otra
vez a trabajar en AFAES, y no sé por qué se fue, ni por qué ha vuelto.
Luego me vine para mi casa, donde he estado todo el día fañoso, pensando que
me habían pegado un catarro, pues gripe no podía ser. Estuve haciendo el par de
cosas de todos los días, o sea, los correos y el Menudencias; luego puse también la
lavadora, y a las cuatro me vestí y salí a casa de mi hermana Piluca, ya que íbamos
a firmar las cosas de aceptación de la herencia, pero resulta que tampoco era esto
hoy, sino la lectura de lo que vamos a firmar. Sólo fuimos mis hermanos, salvo
Saso, que por lo visto viene la semana que viene, y de la otra parte, solo Cuqui,
pues los otros hermanos delegaron en el mismo abogado, para no tener que ir por
allí a vernos.
Todo iba bien, cuando al final, una vez leída toda la herencia cómo sería,
Cuqui dijo que ella quería saber antes de firmar esto, si ella iba a cobrar su parte
del ajuar doméstico (parece que se llama así), y así estuvimos casi una hora, pues
por mi familia nadie decía que sus hermanos habían dicho de cedérnoslo a nosotros,
por lo que al final yo dije: ¿tú qué es lo que quieres saber, si de las doce partes en
que se divida tú vas a coger una? Y me respondió que sí, por lo que le dije, “no te
preocupes, que tú te vas a llevar una parte de las doce”. No le dije que la parte de
sus hermanos, salvo otra hermana que también está en Madrid viviendo,
posiblemente sería para nosotros, pues eso habíamos acordado hace tiempo, por lo
que la cosa se relajó y nos pudimos ir todos del despacho de D. Oscar (el abogado).
Me había dicho D. Oscar, a efectos de notificación si yo vivía en la casa de
Doña Perfecta, y le dije que no, y luego, le dije que yo no había recibido la carta que
mis hermanos recibieron, diciendo que había que pagar más por la herencia, si era
porque yo había pedido parte de la devolución de los impuestos de la herencia por
ser discapacitado síquico, y me dijeron que posiblemente no lo había recibido, por
estar en otra dirección mis papeles sobre la herencia. Total, que debo ir por el
abogado de nuevo el martes, a firmar un papel, por el que ellos se mueven para ver
qué debo hacer con esto. Ojalá no deba pagarlo al constar como discapacitado
síquico.
Luego, para celebrar que había salido bien la cosa, sobre todo con mi decisión
final, pues nos fuimos a tomar un algo a la cafetería de trabajadores que hay por
allí cerca. Yo tomé un café y dos vasos de agua. Los demás tomaron otras cosas,
pero luego vino Quillo, el marido de mi hermana Pine, y empezó a pedir caracoles,
pata de cerdo y al final una ensaladilla rusa. Total, que la cosa subía mucho el
precio, lo que yo no me lo puedo permitir, pero me había dicho Pine que ella me lo
pagaba, aunque al final fue Piluca quien lo pagó. Total que por lo que yo pedí, más
unos trozos de pan que comí, pagaron por mi parte 5€, todo una locura. Son cosas
que no me puedo permitir.
Pregunté si valía la pena tener el wasap y me dijeron que sí, por lo que es
posible que con la herencia me compre un Smartphone, y por tanto contrate por
Movistar una nueva promoción, para poder tener también dicho teléfono, y
sumarme así a las nuevas sociedades informatizadas casi en su totalidad.
Luego me trajo Quillo hasta mi casa, al igual que a mi hermana Piluca, por lo
que se lo agradecí, pues para allá habíamos ido en taxi, el que también había
pagado mi hermana Piluca.
Y ya estoy tras cenar ligeramente, de nuevo aquí, contándoles lo dicho.
66

Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz).

29/11/13
Lo de hoy se debe a ayer, sí, como cobré el mes y la paga extra, salí a hacer un
par de cosas.
Empecemos desde el principio: hoy venía Paco (el enfermero) a hacerme el
seguimiento, de la USM, y estuvimos hablando de cosas de salud, como por qué el
nuevo genérico del Leponex® no tiene el nombre del principio activo, sino uno de
fantasía, que según me dijo lo habían aceptado, porque tiene una variante de un
comprimido de dos cientos mg, para aquella gente que toma muchos comprimidos
de cada vez, pues los del otro, el máximo es de cien mg.
También hablamos de la herencia que estamos tramitando, y me dijo si no
quería mudarme a un edificio de una casa con ascensor, que ahora era joven, pero
que pronto no podré subir la escalera tan alegremente, por lo que le dije que yo
creía que de la herencia de mi madre, me tocaría alguna casa de donde ella vive,
por lo cual, viviría ésta, mientras que donde ahora vivo, la alquilaría. Por esto es
por lo que no me importa vivir en esta casa, pues sé y espero que sea dentro de
muchos años, que podré vivir en casa de mi madre.
He pensado, decirles a mis hermanas que yo no quiero incunables de Joaquín,
sino algunos libros que me gusten, y para tenerlos de recuerdo, pues van a dar
todos ellos a alguna institución. Pensé incluso ir un día con los que van a hacer las
divisiones y ponerme allí en la casa a mirar los libros, y luego preguntar a todos los
herederos, si no les importa que me lleve los libros seleccionados.
Después de almorzar, lo que hice nada más irse Paco, fui a sacar dinero para
todas las cosas que debo, y que debía comprar, así como lo que daré a personas
como Julia, o mi hermana Maru, pues como este mes no se paga lo de Elena, pues
debo darle lo que ella me ingresa directamente en la cuenta. Saqué 290€ de una
vez, lo que es todo un dineral para mí.
Luego fui a un súper de una cadena de la comunidad canaria, el Hiperdino, y
allí compré los bombones para Doña Rosa, la señora que siempre me coge el agua.
Qué mínimo, pues siempre es muy atenta, y tiene ya más de 75 años. Está
intentando conseguir ayudas del estado para sus cosas, como limpiar la casa y no
recuerdo qué más, pues por lo visto está fastidiada de dinero, ya que el marido
murió hace cosa de un año, y es posible que se haya quedado con una pensión
pequeña.
Luego vine y me puse a leer, pero me costaba concentrarme, por lo que decidí
salir de nuevo, a comprar cinco bono-guaguas, para los siguientes seis meses, hasta
la próxima paga extraordinaria, y luego fui a un chino que hay por aquí cerca, y
compré cuatro rollos de papel de regalo, pues sueltos costaban sesenta céntimos
cada uno, mientras que dos costaban un euro, por lo que aproveché y compré
cuatro, para los reyes, y para tener para cuando me hagan falta, pues ya casi no me
quedaba ninguno.
Luego vine de nuevo, y me puse a poner los sellos en las cartas que voy a
enviar esta semana, felicitando la navidad, a aquellas personas que no les envío
propaganda conjunta para la ONG FSFE, a las que se las envié antes, como
recordarán.
Luego me puse a cenar, tras lo que limpié toda la loza, y troté delante de la
tele viendo el noticiero de 24 horas y de nuevo me senté aquí a escribir y mirar
todos los correos y web que visito a diario.
67

Por hoy, nada más, aunque cuando corrija lo escrito hoy, pienso ponerme a
estudiar bastante sobre libros que tengo pendiente, pues se pasan las semanas y no
avanzo casi.
Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz).

30/11/13
Esta mañana, como todos los sábados, fui a casa de mi madre, a eso de las
diez salí de mi casa, con lo que sobre las y veinte estaba ya allí. Loida salió después
de yo llegar. Cuando pensaba que a lo mejor íbamos por la noche a ver a Domingo,
me enteré que mi hermana Saso (la ex azafata que vive en Madrid) estaba aquí, en
la ciudad, y que había ido a hacer un par de compras (siempre que va a quedarse en
casa de mi madre, compra su propia comida, pues es anoréxica), y que luego
vendría por casa de mi madre.
Lo pasé bien hablando con ella, sobre todo de cosas de la herencia de mis tías,
diciéndole las cosas que yo sabía, que parece que ella no lo sabría bien.
Le comenté a mi madre, que creo que el doctorado creo que no lo voy a poder
hacer, pues debería estar tres años en La Laguna, a lo que no estoy dispuesto, ni
me lo puedo permitir, y que por tanto, a lo mejor hago un master en
drogodependencias; le dije si le parecía un buen tema, y me dijo que creía que sí.
Guardaré si tengo algo de dinero, también otra cantidad para cuando acabe
este master, poderme costear otro, y luego, ya poco más intentaré guardar, pues el
dinero es muy, muy goloso. Castillos mayores se han destruido, y vamos a ver si yo
a la vejez me voy a perder por el vil metal.
A Saso también estuve haciéndole unas preguntas como si Vargas Llosa tiene
guardaespaldas todavía, pues lo tenía cuando era candidato a la presidencia de su
país (Perú), y me dijo que no.
También le dije si Juancho viaja de siempre al extranjero, y me dijo que sí,
que pensara en sus libros y le dije que sí sabía que eran muchos de Sudamérica.
Pero me dijo que no tanto como ahora. Le pregunté si todo se lo pagaba la cátedra,
y me dijo que sí. Incluso que había veces que iba a un sitio por ejemplo como ahora
con la FIL (Feria Internacional del Libro) y otra parte con la cátedra dicha, por lo
que una institución paga una cosa y otra, otras cosas. Ha estado últimamente en
Miami, Guadalajara, Méjico, y un montón de sitos más que no recuerdo ahora.
He pensado que el master, si me dejan, lo hago en tres años, para estudiarlo
bastante, aparte de poder leer un poco otras cosas más. He pensado que sobre estos
temas, puedo dar charlas en AFAES, la cárcel y Cáritas. Por cierto, acabo de
encontrar un amigo de la adolescencia, que vivimos por el mismo barrio de toda la
vida, y resulta que me dio a entender que está vendiendo droga. Él es drogadicto de
toda la vida, y aunque por fuera no tiene tan mal aspecto, no parece tan
deteriorado, ahora me ha dado a entender que está de lo más bajo, drogándose y
vendiendo droga, el dinero fácil y abundante. Me pidió un par de céntimos, pero hoy
no le di nada… aparte de esto, si está vendiendo drogas, él recibe increíbles
cantidades de dinero si lo comparamos conmigo…
Bueno, ahora no es así, pues he cobrado y cobraré de mis tías un buen dinero.
La vida da muchas vueltas, y aunque mi amigo siempre ha ido bastante mal,
ahora va peor.
Supongo que de aquí a veinte años, mi vida será distinta, pero espero que
como cristiano no lo sea a peor, sino al revés. Aunque solo tenga un techo y para la
comida… con mis libros, espero no pedir mucho más para el futuro.
68

He pensado, que no sé qué doctorado voy a hacer, pues me lo piden para la
academia de Farmacia, para ser miembro; aunque seguiré por lo pronto con un par
de másteres, para hacer algo útil y práctico. La cosa es que nunca es suficiente en
esto de la titulitis. Si pudiera subir escalones con la cooperación, no me importaría
lo más mínimo seguir luchando sólo por la cooperación, pero por lo pronto no es así.
Ya tengo un par de preguntas pendientes que decir sobre el master de
drogodependencias, que por suerte están las dos opciones, online y presencial. Yo
como siempre, a distancia.
Al final hay que entregar un proyecto, sobre el que tengo que preguntar cómo
va a ser la cosa, y cómo serán los exámenes. Prefiero un examen de toda la vida, a
defender un proyecto, pero todo se andará.
Por hoy lo dejo, más contento que ayer cuando me di cuenta que no podría ser
lo del doctorado, por lo que debo hacer el master… y como también son cosas que
puedo escribir en el blog, por ser cosas de Farmacia, pues en esto estoy.
Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz).

1/12/13
Hoy el día ha sido un desastre, pues aunque parecía que no iba a dormir
después de almorzar, no lo pude evitar y me quedé dormido unas dos horas y
media, por lo que no pude ir a misa, como domingo que es, sino que la tuve que oír
por la radio.
Hoy trató de la parusía de la venida del Señor, de la definitiva, que se llevaría
a uno de cada dos que estuvieran en el campo, o en cualquier lugar. Que estemos
atentos siempre por la venida del Señor y no abusemos y estemos de comilonas ni
borracheras… gracias a Dios, de estas cosas ya paso, así prefiero estar leyendo un
buen libro, que de estas cosas. Mi familia sigue prefiriendo estas cosas, pero ya digo
que yo intento pasar de esto. Aparte de esto, como mis conocidos son pobres, así no
desentono de ellos ni paso por juerguista, vividor y borrachín, lo que en otras
épocas, algo he sido.
Ya digo que hoy poco he hecho. Intenté leer algo a San Juan de la Cruz, pero
es muy, muy difícil. Más fácil me resulta leer el Corán, la versión que yo tengo, de
lo que se deduce que es una adaptación barata y sencilla para no expertos. Si es
más difícil entender a un libro de un español que uno mahometano, fruto de mucho
estudio por parte de éstos, pues calculen lo que debe ser la versión que yo tengo. De
todas maneras, como adaptación, o sea, como acercamiento a intentar comprender
algo su contenido, no está mal.
Por hoy, nada más. Mi familia está paseando por una de las zonas más
comerciales de la ciudad, de las más antiguas en este sentido, y como mínimo
todavía estarán un par de horas por allí, así que debo aprovechar ahora el tiempo,
pues debo estar despierto hasta que lleguen a casa de mi madre y me llamen.
Que el Señor nos bendiga a todos, y que consiga que no me quede tan dormido
los domingos. Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

2/12/13
Esta mañana me levanté temprano, a eso de las nueve y media, para llamar
al abogado, D. Oscar, por si tenía preparado el papel que debía firmar como tarde
mañana, y me dijo su hija, la que no se hace pasar por tal, sino como recepcionista
69

del bufete, y que está bastante bien, la verdad, que llamara en media hora, que
todavía no había llegado, y que ella creía que para esa hora ya estaría.
Me puse a desayunar y a tomarme el café, y antes de ducharme, le volví a
llamar. Se puso él al teléfono, pero me dijo que hoy no iba a estar, por lo que le dije
si se lo podía dar a alguien; “para tú firmarlo”, me preguntó y le dije que sí. A mí no
hace falta que estén los peces gordos de ningún sitio delante, sino si tengo como en
este caso que firmar un papel, con gusto lo hago sin ellos delante. Me dijo que de
acuerdo, por lo que le dije que en una media hora saldría. Eso hice y fui a coger la
guagua a la parada que hay al lado de mi casa. Hubo suerte, y la guagua pasó
enseguida, aunque bastante llena, por lo que tuve que coger un sitio no muy
cómodo, pues estaba al tope, pero pude ir sentado, y por tanto leyendo un poco la
novela que ahora llevo.
Cuando llegué al despacho, la recepcionista, me enseñó el papel, el que tenía
en principio un fallo, pues ponía el segundo apellido de mis primos, cuando en
realidad nosotros somos Blanco Déniz, y no Blanco Guzmán. Por surte lo pudieron
subsanar pronto, por lo que sólo estuve esperando otros diez minutos, durante los
cuales, para no quedarme mirando a la guapa recepcionista, por ser hija del
abogado, me puse a leer en uno de los asientos que allí habían, tras pedir permiso
para ello.
Luego trajeron de nuevo el escrito, aunque con otro tipo de letra y grosor, y
me dijo que mirara si estaba bien escrito. Intenté leerlo bien, y parecía que sí lo
estaba. Era una autorización para que uno del bufete, fuera a preguntar por la
carta que le han llegado a mis hermanos y que a mí no me ha llegado (de coas
atrasadas que debemos pagar), por lo que preguntaba en dicho papel, si había sido
por cambio de mi domicilio, por lo que no me había llegado, ya que el otro domicilio,
no hay nadie, pues está cerrada dicha casa. Vamos a ver en qué queda la cosa.
Luego fui a la parada de la guagua, de nuevo, donde estuve esperando otra
vez poco tiempo, pues en diez minutos vino la 11, la que me llegó de nuevo hasta
cerca de mi casa. La verdad es que allí había unas cuantas mujeres bellísimas, de
las que quitaban el hipo. Me aluciné de lo guapas que estaban las mujeres en la
guagua hoy. Claro que yo casi nunca miro para nadie en la guagua, sino que me
pongo a intentar leer el libro que llevo siempre conmigo, para estos casos.
Cuando llegué a mi casa, me cambié de nuevo, y me puse la ropa del barrio, y
luego fui a Mercadona, donde me alegró no verlo a tope como pensé que estaría,
por ser principio de mes. Hice la compra rápido, y luego esperé un poco en la caja,
pues había grandes compras pagando.
Cuando pagué, fui a empaquetar la compra, como siempre, fuera del centro,
no como todo el mundo que lo empaqueta allí mismo, en la caja, sino como lo hago
siempre, fuera del súper. Por tanto, soy el único que lo empaqueta fuera.
Luego vine bastante cargado, aunque no cuando más, hasta mi casa, en cuyo
trayecto cayeron un par de gotillas, pero por suerte nada fuerte. Llevaba el
paraguas, pero no hizo falta sacarlo.
Luego ya en mi casa he estado mirando los correos, y preparándome las
charlas para AFAES. La de la vacuna está ya aprendida, y la de primeros auxilios,
también, la primera, más o menos creo que en un par de semanas esté ya del todo,
a lo sumo.
También intentaré algo estudiarme la de los antisicóticos, el tema más
general, para ver si les puedo ya hablar sobre dichas patologías, pues es de las que
más les interesan.
Poco más he hecho, por lo que tras cenar, y trotar, me he puesto a escribir
este par de cosas que hoy he hecho.

70

Mi madre esta tarde fue al piso de Las Canteras, que tiene para alquilar, y se
le va una, pero parece que vienen otros, aunque sólo por seis meses, pero es posible
que lo cojan ya, con lo que algo sale a cuenta, y más si pensamos que la que está
ahora, llevará más o menos, este tiempo, o sea unos seis meses o por ahí. Espero
que se lo alquilen, con lo que mi madre estará más tranquila y más contenta, y más
que no habrá tenido, semanas y meses desalquilado, en lo que aparece otro. Los
nuevos, son amigos de la que estaba, por lo que todo se podría hacer sobre la
marcha. Veremos lo que me dicen después.
Por hoy, nada más. Espero que el Señor nos siga bendiciendo a todos. Saludos
cordiales. Servando (Blanco Déniz).

4/12/13
Ayer no pude escribir, debido a que llegué demasiado tarde por la noche, a eso
de las doce y pico de la noche. Llegamos a esa hora de casa de mi tío Domingo, y
Conchita, pues allí fuimos a visitar a mi tío (y padrino), el que se está muriendo de
cáncer de colon y encima como les digo, sufrió una caída y se fracturó la cadera.
Está mejor que la última vez que lo vimos, gracias a Dios. Algo más de pelo en la
cabeza tenía, por lo que deduzco que en efecto, no le están dando la quimio. Quiere
lo que le queda, vivirlo sin los efectos secundarios.
Está todo el día delante de la tele, de esas grandes, de plasma. Su familia
tiene bastante dinero, pues él se hizo con bastante, debido a su mucho trabajar y el
invertir. Luego tiene un hijo que trabaja en un banco, el que cobra un buen dinero;
hizo una carrera, como publicista o algo así, pero no ha ejercido de ello, sino
siempre en bancos… otra hija es abogada, y tiene un despacho en el bajo de dicha
casa, y un bufete allí, en el pueblo donde viven, que por lo visto le da para vivir
bastante bien. La otra hija es registradora de la propiedad, según me dijo mi tía, su
madre, fue la primera mujer que lo ha sido dentro de Canarias, o sea, la primera
canaria que lo ha sido… y debe ganar dinero cosa fina. Está pidiendo un niño en
adopción, el que parece que lo va a conseguir rápido, pues lo pide con un montón de
enfermedades, para que se lo den antes… encima tiene trabajo fijo… su otra
hermana, también adoptó a una niña del Nepal, creo que era.
Ayer vinimos, como digo, tardísimo, pues mi tía, cuando mi padrino se fue a
dormir, nos hizo unos tapeos, por lo que no pudimos venirnos antes. Allí también
abrieron una botella de vino de las medianas, para que mi hermana Saso tomara
unos vinos… yo como siempre, no bebí, aunque sí que comí bastante.
Hoy me levanté después de no haber dormido lo mínimo, por lo que fui a la
biblioteca aprisa, aunque llegué en hora. Estuve un tiempo arreglando unas cosas
que me habían encargado allí, en la biblioteca, pues eran unas dudas que no sabían
cómo solucionarlas mis nuevas compañeras. Me mandaron también por correo lo
que mañana iremos a firmar, al notario, sobre la aceptación de la herencia por
parte de todos. Resulta que la mujer de mi primo Servando, nos envió un e-mail, en
el que decía que si queríamos, nos compraba nuestras partes de las casas de las
tías que tenemos en herencia, por lo que nos daría a cada hermano, unos 36.666 €.
Sí, ya ven que es el número de la bestia. Este hombre sólo le interesa el dinero y
más dinero.
En la biblioteca tuvimos una reunión, con mi antigua jefa, la segunda que allí
tuve, y la que duró más tiempo: Pilar. Fue para explicarnos un par de cosas del
programa que usamos, el que hay unas cosas que nosotros queríamos, para poder
prestar libros a base de usar el código de barras de los libros…

71

Luego vine para el piso, y en la entrada me dijo la portera que tenía que hacer
un cheque, para el que repara los desperfectos del edificio. Le dije si podía esperar
un par de horas, pues debía ahora ir al médico, aparte de solucionar lo que mi
hermana Saso me había dicho que yo me había equivocado al leer mal el escrito que
me enviaba mi primo Servando a través de su mujer y ésta a través del abogado, D.
Oscar Paetow.
Tras ducharme y almorzar, me miré rápidamente de nuevo este correo, y vi
que me había equivocado, y lo entendí al revés, con lo que no me interesaba el
trato, sino que si mi primo quiere, debemos hablar despacio el asunto. Por lo
pronto, que nos done lo que nos había dicho, y ya luego el venderle las propiedades,
ya lo estudiaremos.
Luego fui a mi doctora de cabecera, a la que le pedí el análisis de sangre, pues
tenía varios parámetros a hallar, los que me imprimió, por suerte. También le pedí
hora de nuevo para el análisis mensual (ahora me lo hago cada dos meses). Le pedí
también recetas. Me preguntó por mi hermana, pues antes ella también era su
doctora, por lo que le dije lo que había oído, que al principio se cambió de seguro,
pero luego volvió a la seguridad social, y le adjudicaron otra doctora y con ella se ha
quedado… esto es lo que he oído, y esto le dije.
De regreso a mi casa, hice el cheque para el alcohólico del edificio que se
encarga de dichos arreglos citados, y para los que siempre cobra de mano de obra
unos 32€. Ya lo hice y ya se lo di, por lo que me debe dar un recibo por ello, para el
administrador. También llamé al administrador y me salió su secretaria. Le dije lo
del nuevo cheque, y lo de las cartas que aquí había. Me dio las gracias por tenerles
informados. Prefiero así, que no recaiga sobre mí, las cuentas, sino sobre el
administrador.
Lo firmó el cheque, también la vecina que es vicepresidenta, la que cada vez
está mejor.
Hoy mi madre, por lo visto, volvía a alquilar el piso, sin tener que ir a
limpiarlo, ni tener que hacer reparaciones, ni pintar la casa ni nada, sino parece
que sobre la marcha, lo ha alquilado. Por esta vez, hubo suerte, parece. Veremos
cuando la llame más tarde, si todo fue bien. Sí, lo alquiló sin problemas, según
parece, aunque solo por seis meses.
Hoy no he podido prepararme de nuevo la charla que doy mañana, a ver cómo
sale al final.
Por hoy, nada más, espero ahora poder estudiar un poco, y a ver si mañana
sale bien la charla. Eso espero, aunque no la he repasado tanto como otras veces.
Que el Señor nos proteja a todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

5/12/13
Esta mañana fui a AFAES a dar una charla sobre la vacuna de la gripe. Como
era a las diez de la mañana, a eso de las nueve salí de mi casa para ir a coger la
guagua, por si se retrasaba, llegar con tiempo. Como llegué bien de tiempo a la
zona de la ONG, pasé primero por una librería de libros de segunda mano de la
ONG local llamada “Obra Social”, la que lleva el hermano Jesús, que es enfermero
y cura, y lleva dicha ONG. Es bastante famosa en la ciudad y consta de una gran
casa de acogida para personas con problemas mentales, y varias tiendas de varias
cosas donde trabajan los usuarios, como de telas, cortinas, o varias librerías de
segunda mano. Antes era una sola librería de éstas, y casi nadie iba allí, cuando yo
empecé a ir. Ahora, con la crisis, la gente va más, pues los libros son mucho más
baratos que en la calle.
72

Fui directamente a la sección de filosofía, y la verdad es que no vi gran cosa.
Le dije a la dependienta si me decía también los de Teología, pero o no me entendió,
o no había, pues sólo me enseñó los dichos. De todas maneras, tenía prisa, por lo
que estuve unos cinco minutos, para estar atento a la charla que iba a dar.
Me encaminé hacia AFAES donde estuve esperando bastante, pues el aula de
cultura estaba ocupada con una reunión de los trabajadores. Cuando salieron, entré
yo y pregunté varias veces a Natalia, la monitora que estudió Geografía e Historia,
si me sentaba en el sillón de director que había en dicha aula, y siempre me dijo
que sí, lo que hice al final.
Total, que unos diez minutos más tarde de la hora prevista, empecé la charla.
La gente estaba bastante callada oyendo mi charla, y como Natalia les había
advertido que no interrumpieran con las dudas, sino que me las hicieran al final,
pues casi nadie me interrumpió, cosa que no me gusta, pues como son
discapacitados, seguro que las dudas se les olvidan, y por tanto no saben al final lo
que les preocupaba o preocupó durante la charla. Ya le dije que para otra vez, no
dijera que no me interrumpieran, sino lo contrario, que caso de retrasarme mucho,
entonces sí haríamos al final el turno de preguntas, pero si no, que me pregunten lo
que quieran y cuando quieran.
Tanto antes de entrar, como durante la charla, una señora insistía en que le
hablara de cosas de esquizofrenia, por lo que le dije que en breve, en unos dos o tres
meses, daría una charla sobre la esquizofrenia, y estaría hablando cosa de una hora
siempre sobre ello. Quería que hablara sobre la esquizofrenia en lugar de lo que
estaba hablando, por lo que cuando le pregunté qué dudas tenía, me dijo que
hablara sobre lo dicho. Antes de entrar me hizo varias preguntas sobre la
esquizofrenia, sobre la que hay que tener mano izquierda, así me decía que ella le
daban dos inyecciones, pero que no le hacían nada, por lo que le dije que ella creía
que no le hacían nada, pero que gracias a ellas, no estaba todo el tiempo ingresada,
y con mala calidad de vida, en lugar de como ahora, que podía hacer distintas cosas
normalmente. Gran parte de los enfermos mentales, no tienen insight de la
enfermedad, así no son conscientes de que son enfermos. Esto ocurre mucho, pero
mucho.
Luego fui a coger la guagua para ir a mi casa, donde comí la comida recién
hecha por Elena, y luego me puse a escribir en el ordenador, y las cosas de los
correos y demás. No puse la lavadora, pues estaba Elena, y encima debía ir a casa
de mi madre, a buscar a Saso, para ir al notario. Allí vi a mis primos, con los que
intenté ser correcto y amable.
Sólo dos primos hicieron donación a nosotros de parte de sus cosas, mientras
que los otros, pasaron y se quedaron con lo que ellos se quedaron por su cuenta,
más la parte que les corresponda por la herencia.
Por tanto hoy hicimos varias escrituras delante del notario, y también nos
dieron dos lotes de joyas que correspondían a dos de los primos que se portaron
mal, llevándose varias cosas, pero que nos las donaron por ello. También le dieron a
Piluca una joya por valor de 25.000€, cosa que yo nunca había visto en persona,
aunque sé que mis tías tenían siempre grandes joyas, de ahí que no me deslumbre
con facilidad el boato y las joyas, pues algo he visto en mi familia, razón de más,
para saberme rematadamente pobre.
El abogado, D. Oscar, me dijo que no habían emitido todavía ninguna carta a
mi nombre, como que debo unos mil y pico euros, por no sé qué cosas de la herencia
pasada, la de mi tía Mauca, gracias a quien tengo yo un piso ya (aparte de la
hipoteca que tengo).
Sí me di cuenta según me dijo mi hermana, que como la donación de mi primo
en metálico era de cinco mil euros para cada uno, que nos tocará en metálico unos
73

treinta mil euros más lo de mi primo, con lo que todas las cosas que tenía pensado
hacer, se me fueron al traste y casi no voy a poder hacer nada. O sea, que aunque
pague la hipoteca, vuelvo a ser de nuevo rematadamente pobre, aunque yo pensaba
que me podría pegar un par de lujillos. Y creo que las donaciones que pensaba
hacer, a varias personas, pues no van a poder ser. Ni comprarme el par de cosas
que pensaba, como un traje chaqueta (de súper oferta), o el colchón de mi cama que
está bastante pasado, no va a poder ser. En fin, que vuelvo a ser pobre de nuevo,
aunque con un piso mío en propiedad ya. Menos da una piedra.
Luego fuimos los hermanos a tomarnos algo por ahí, aunque yo me tomé una
cerveza sin alcohol, y un par de tapas, y ya luego me vine, pues no me gusta abusar
de cosas caras y lujos, y menos en las zonas de la gente con dinero, pues me sé
pobre, y por tanto debo actuar como tal. Aparte de esto, para aprovechar el tiempo,
y escribir esto y mirar las cosas que debo mirar. Es posible que ni para hacer un
master me lo pueda permitir. De todas maneras, como digo, intentaré no utilizar la
minusvalía para que el gobierno me descuente lo que hay que pagar por la herencia
en impuestos.
Como digo, me vine en guagua a mi casa. Como siempre, me muevo en
guagua a todos lados que no puedo ir caminando. Soy el de la familia, el único que
lo hace, pues casi nadie las coge. Y soy el más cualificado y culto de todos con
diferencia.
Y ya estoy aquí y ahora tengo intención de tomarme otro café soluble, y
ponerme a estudiar como mínimo una hora.
Que el Señor nos siga bendiciendo a todos. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

6/12/13
Anoche, como ayer dije, tras acabar aquí me puse a estudiar una charla, sobre
esquizofrenia, y estuve con ella hasta cerca de las dos de la madrugada, hora en
que me acosté. Hoy pensaba dormir bastante, pues esta noche no podré, ya que voy
mañana temprano a ver a Tony, pero a las once me llamó Julia, para ver si podía
venir a mi casa ya, a limpiarla, y porque la ayudo un poco. Vino entonces a esa
hora, y por tanto dejé de dormir cuando hablamos, para cuando ella llegara, yo ya
estar preparado y duchado.
Vino y almorzó, pues me da que no desayuna cuando viene para acá. Le dije si
se había vacunado contra la gripe, y me dijo que sí, porque su doctora se lo había
mandado, por la obesidad. Ya yo se lo había dicho hace años, pero a mí muchos no
me hacen caso, y eso que soy un líder en muchos temas de salud. Es posible porque
la gente ignorante, piense que los demás son como ellos que no saben nada, o lo que
saben es erróneo, y por tanto hacen las cosas mal.
Estuvo aquí un par de horas limpiando la casa, y hoy me dijo, por yo
preguntárselo, que Rubalcaba tenía el aura la mitad que yo de tamaño, y que él la
tenía negra, por lo que extrañado le dije si negra o roja oscura, y me dijo que sí, que
roja oscura… también que yo la tenía más grande que Penélope Cruz y que Barden,
pero menos que Almodóvar. Ella dice que el rey la tiene, grande y blanca, pero sin
embargo a mí me han dicho varios que los reyes, nada.
También le pregunté por el presidente del gobierno de Canarias, Paulino
Rivero, y me dijo que no tenía. Le pregunté si conocía a algún canario que la
tuviera y me dijo que no; o sea, en teoría soy el canario que más a tope va. De esto
se deduce que tengo más responsabilidades aún y que no puedo estar haciendo ni

74

diciendo boberías por ahí. También le pregunté por López Aguilar y me dijo que no
sabía quién era.
Que Rajoy la tiene como la mía, y blanca también. Que los actores de cine de
Holliwood la tienen mucho más grande que la mía, como Brad Pitt. Y que el papa
también la tiene al doble que la mía, o mucho más… que son líderes mundiales…
En fin, que por esta parte me quedé contento, pues parece que aunque voy
flojillo, no voy tan rematadamente mal.
Luego se fue, y se llevó un montón de comida, por ser este mes Navidades,
para que tuviera algo de comida para ella y sus hijos. Me gusta ayudar a las
personas muy necesitadas, así se siente uno un poco más solidario…
Luego vino Rayco, quien al final, cuando se fue, me dijo que hoy yo estaba
menos hablador, y no sabía yo por qué, aunque luego pensé que porque a lo mejor
ayer había hablado con mis hermanos, luego esta mañana con Julia, y luego con él,
con lo que la dosis de palique ya la tuve completa. Encima ayer en AFAES estuve
también hablando con varios allí, por lo que ya hablé más de lo habitual…
Mañana no sé si me quedaré en casa de mi madre, o si vengo por la tarde
para la mía, pues Maru todavía no sabe qué va a hacer. De todas maneras he
empezado a hacer la maleta, y ya la tengo medio preparada. Acabo de hablar con
mi hermana, y sí me quedo yo en su casa.
Ahora acabo aquí, llamo a mi madre, y estudio un poco, y luego intento
dormir, pues como dije, mañana me levanto a las seis de la mañana.
Espero que el Señor nos siga bendiciendo a todos. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

7/12/13
Esta mañana fui a ver a Tony, junto con su amigo, el que no le ha fallado
tampoco, pues también es cristiano, y de los que también leen la Biblia, como yo.
A Tony lo encontré bien, a pesar de la desgracia, se le ve mejor que hace unos
meses, cuando estaba con un asesino en su celda, que le hacía la vida imposible.
Con el amigo, a la vuelta, le dije hablando de que hay de todo también en la
iglesia católica, lo de que muchos musulmanes están dispuestos a morir por el
Corán, pero a lo que no están dispuestos es a leerse el Corán. Pues lo mismo pasa
un poco con los cristianos y la Biblia… muchos no la leen, y eso que gran parte la
tienen en sus casas.
Luego vine a casa de mi madre, donde he pasado el día, principalmente
preparándome la charla sobre la esquizofrenia, y la verdad es que me está
gustando bastante, más de lo que pensaba. Y me resulta mucho más fácil de leer de
lo que pensaba.
Cuando vine a casa de mi madre, Loida todavía no había salido, pues siempre
espera a que yo llegue para irse ella. Me dejó parte del café que ella no se tomó. En
realidad me dijo si yo quería café, que ella lo iba a hacer, cuando hablamos por
teléfono, y le dije que sí. La cosa es que yo lo tomo frío, por lo que siempre lo dejo
enfriar algo.
Ya digo que casi todo el día lo he pasado con la charla dicha, y he aprendido
varias cosas, las que espero ir afianzando un poco durante un par de meses.
También debo memorizar la primera de primeros auxilios.
Me está pasando que no puedo mirar a mi madre sin que piense enseguida en
sexo, lo que creo en parte que es culpa de los que me controlan, para fastidiarme.
La cosa es que ahora no es hablando de los demás, sino humillándome a mí delante
de los demás, aunque con ello no humille a los demás, como me hacían antes, pero
75

siguen humillándome a mí. Supongo que ellos también se basarán en no hagas a
los demás lo que no quieres que te hagan, y por eso me lo hacen, deseando que
algunos se lo hagan a ellos también.
Así me tienen ya frito.
He hecho un poco de bicicleta arriba, para hacer ejercicio, ya que hoy no he
caminado mucho. Durante éste, por la mañana leí La divina comedia, de Dante, y
por la noche, como no se veía arriba, ya que la luz es muy tenue, pues estuve
oyendo lo que tengo grabado en el mp3, o sea, charlas sobre temas farmacéuticos.
Y ya por hoy, nada más.
Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales. Gracias a Dios, mi
madre está bien, lo que para mí es más que suficiente. Servando (Blanco Déniz).

8/12/13
Ayer me quedé en casa de mi madre, por lo que hoy he estado allí todo el día,
hasta después de misa, en que he ido de nuevo por casa de mi madre a buscar mis
cosas, y ahora estoy otra vez en mi casa.
Me gusta pasarme los días con mi madre, pues es el ser que más quiero en mi
vida, y eso que ella de continuo me busca fallo tras fallo. Está todo el día
gritándome, de tal forma que si no me grita, es que algo grave pasa.
Allí me levanté sobre las once de la mañana, pero es que ayer me acosté a las
once, tras escribir la dosis diaria nocturna.
Hoy me ha costado algo más concentrarme en los apuntes, por lo que he
estudiado menos, pero algo he mirado.
Lo más curioso hoy de la misa es la poquísima gente que había, algo fuera de
lo habitual. Yo creo que a lo sumo seríamos unas cincuenta personas. Después de
varias semanas sin ir a esta iglesia, hoy, gracias a Dios, he ido.
Lo más característicos del día ha sido que he destilado agüilla por la nariz
todo el tiempo, yo creo que más cosa de los que me controlan, que de problemas de
salud. Está claro que no les gusta verme tranquilo, sino que quieren verme sufrir
de continuo, ya sea con esto, como haciéndome pensar mal de las personas con las
que estoy y a quienes quiero, pues no les gusta que esté normal y a gusto, sino todo
lo contrario, me hacen sufrir y sufrir.
Mi madre ya tiene 85 años, y espero a ver si pudiera vivir unos diez más, lo
que sería la mayor alegría posible para mí.
En misa hoy duró todo poco, pues no había casi gente, como digo. Tampoco
estaba D. Antonio, el señor mayor que se sienta en el extremo del asiento donde yo
me siento también, por lo que se lo pregunté a la otra señora que se sienta en el
mismo banco, a la salida, y me dijo que cuando ha faltado ha sido hoy, y no los días
anteriores. Con ello supongo que es que ha ido al pueblo de Teror, donde él va a
veces, de donde es la patrona de la isla, y por tanto va allí a misa, donde tiene
algún familiar, y donde se queda en esa casa.
Por hoy, nada más. Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

9/12/13
Estamos en alerta amarilla por fuertes vientos y lluvias, y en las islas más
occidentales, están en alerta naranja. Esta tarde empezó el temporal, aunque aquí
todavía no se nota mucho.
76

Mi hermana Pine se hizo hoy una colonoscopia, y le encontraron unos pólipos,
que dicen que en veinte días le dirán de qué son. Parece que la cosa está mejor que
el año pasado… se hicieron análisis gracias a mis alertas a toda la familia, tras una
charla a la que asistí hace unos años sobre el tan frecuente cáncer de colon.
Piluca me llamó, para ver si yo iba a ir a casa de mis tías, el viernes, para ella
saber quiénes iban a ir. Le dije que yo sí iba si puedo hacer una selección de libros,
pero que luego, las veces que ellos fueran a hacer los lotes, yo no iría, pues no me
gusta esto de estar separando esto para uno y esto para otro. Que al final, cuando
estén hechos los lotes, el que me toque, me tocó.
Hoy he estado todo el día fañoso, y creo que se debe a los que me tienen
controlado, pues estoy mucho tiempo fañoso, como con alergia a algo, y luego se me
quita, de golpe y porrazo. Es posible que me haya entrado un resfriado, pero
sospecho, pues no es continuo, sino de vez en cuando.
Tengo desde ayer, la mano derecha, llena de puntitas de sangre, según parece
me lo hice al tirar la basura a los carros de la basura en la calle, pues ayer, cuando
vine, tuve que tirar un montón de basura, hasta el punto que bajé a tope de ésta, en
las dos manos, llenas de cosas para tirar.
Esta mañana fui a Mercadona, y vi menos gente de la que pensaba. Pues el
viernes era festivo, y muchos hacían puente, con lo que suponía que hoy estaría a
tope, pero por suerte no fue así.
Esta mañana me llamó Denis, que estaba con gripe y estaba en Cáritas; era
para ver de qué habíamos hablado en la charla, por lo que le dije que no se perdió
nada muy importante, pues cuando van a enseñar a usar el programa, será dentro
de dos semanas, creo que es, o la semana que viene, si no me equivoco. No recuerdo.
De todas maneras, le dije que le preguntara a Pilar, cuándo sería la siguiente
reunión, que es cuando van a enseñar a usar dicho programa. Le dije que lo que
habían dicho es que el programa era muy sencillo, de los usados en las bibliotecas
de los institutos, y mucho más sencillo que los usados en las bibliotecas públicas, y
la universidad, pues es más de andar por casa. Y que fuera de esto poco más se
perdió.
He dicho a mi madre que guarde el ropero que tiene en la azotea, pues el año
pasado se rompió en un montón de pedazos y luego tuve yo que ir a arreglarlo, para
que este año no ocurra igual, y dijo que ahora no lo iba a hacer… está claro que
porque es más fácil que yo lo arregle que ellas estar desarmándolo, pero es que mi
madre es así, cuando ella no lo hace, no pasa nada, lo importante es cuando ella
debe hacer algo. Si se rompe y no se puede luego armar, a mí que no me diga nada.
El técnico del termo, le va a cobrar 300€ por arreglarle el termo del piso, todo
un robo. Se está aprovechando un montón de mi madre, y le está cobrando cada
mes, casi, auténticas pasadas por las reparaciones en todos sus pisos.
Por hoy nada más a no ser que me estoy leyendo el libro de un budista que me
prestó Denis, a ver si lo acabo pronto y se lo devuelvo cuanto antes, pues no me
gusta que me lo ha prestado hace un montón de meses y todavía no me lo he leído,
y eso que es solo de unas 90 páginas.
Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz).
10/12/13
Estamos en alerta amarilla en esta isla, y en las más occidentales están en
alerta naranja, donde parece que ha habido grandes destrozos por los vientos y las
lluvias.

77

De todas maneras, hoy fui a casa de mi madre, y me llevé una gran alegría,
pues me dijo Loida, la que ahora cuida a mi madre, que yo tengo el aura como
Rajoy, y más grande que la de Rubalcaba (el doble). Que el rey ni el príncipe tienen
aura, y que la vicepresidenta, tiene el aura del tamaño de Rajoy; y que los
ministros la tienen como la de Rubalcaba, y todos, salvo Rajoy, la tienen roja
intensa; pero, y aquí está lo curioso, Rajoy la tiene blanca.
Que el más grande de todas, la tiene Obama, que la tiene casi tres veces la de
Rajoy, o sea, como tres veces la mía, pues según dice Loida, la mía es como la de
Rajoy. Le pregunté también, por la de Almodóvar, pero ella no lo conoce.
Le pregunté por los actores norteamericanos, y me dijo que estos a tope, como
Clint Eastwood y otros, pero que de eso no le hablara…
Le dije si yo la tenía entonces como los más grandes de España, y me dijo que
sí; o sea, como los más que salen por el telediario, y me dijo que sí; con ello ya sé
que voy más o menos bien. También me dijo que ahora la tengo incluso como el
papa, el que bajó el ritmo no hace mucho de una forma bestial, en cosa de una
semana y pico… esto me dejó asombrado, pues no he leído nada al respecto, y las
que me lo dicen, dicen lo contrario, que él lo tiene mucho más que yo, el doble.
Mi madre mandó a arreglar el termo de un piso, el que era de gas, y ahora es
eléctrico, y la verdad es que lo dejaron bien.
También, cuando yo llegué esta mañana, estaban dos enfermeras, de su
centro de salud, haciéndole el seguimiento, y con ella se quedaron una hora y pico o
más. También les enseñó al final toda la casa. Yo no estuve con ellas, para no
molestar, aunque me hubiera gustado, a ver de qué hablaban.
Estuve estudiando, preparándome la primera charla sobre primeros auxilios
básicos, y la verdad es que es fácil, pero lo más importante me lo dijo Loida, con la
información sobre el aura, Rajoy y demás.
Por hoy, lo dejo, pues nada más importante ha habido, ni el tiempo ha sido
tan malo como se avisaba aquí, en esta isla, lo que no quiere decir que en las islas
más occidentales no haya sido grave, pero aquí en esta isla, y en la capital, pocas
veces llueve y hay temporal; olas de calor, sí, pero el invierno no suele ser muy
crudo.
Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz).

11/12/13
Resulta que ayer me fui tras escribir en este diario, a casa de mi madre otra
vez, pues como se esperaba temporal, por si fuera a venir para esta ciudad, y mi
madre no estuviera sola con Loida.
Hoy hasta después de almorzar (yo llevé un segundo plato, y el primero era de
mi madre, exquisito), estuve en casa de mi madre y ya luego me vine para acá.
No fui a Cáritas, a las que avisé para decirle que me quedaba en casa de mi
madre. La cosa es que el trabajo que en Cáritas hago no tiene gran importancia,
sino más bien lo contrario, así que no importa que yo no vaya. Es un trabajo que
cualquier administrativo puede hacer, por lo que no me importa no ir, pues ya digo
que ni corre prisa, ni es tan importante para nadie.
Con Loida estuve confirmando lo del aura de algunos políticos, y así me dijo
que Gallardón, tiene un aura muy pequeñita, de un dedo o por ahí, deduje.
Acabo de llegar a mi casa, y he enviado SMS como a Ángel, el director técnico
de FSFE, para que no se olvidara de actualizar el blog, pues me están entrando una
pasada de spam; algo fuera de lo normal, yo creo.
78

También a mi hermana Maru, que no me han hecho el ingreso en el Banco de
Santander, para que no lo eche al olvido, por el mes que viene; este mes, no
importa, pues no había que ponerlo, ya que hay suficiente dinero ahorrado para
pagar el mes a Elena, como para no tener que ponerlo.
Escribí otros correos, pero lo más importante ha sido que le he dado un buen
empujón a la charla para AFAES sobre primeros auxilios, la primera de la serie.
Ahora intentaré leer el libro que Denis me pasó hace tiempo, a ver si se lo
puedo llevar la semana que viene, para devolvérselo, y de paso haberlo acabado ya.
Esperemos que pueda hacerlo así.
Mañana tengo que ir a renovar el carné de identidad, a ver si lo puedo hacer
rápido y me incorporo a mi rutina tan variada en cuanto a datos que me introduzco
en el cerebro, aunque para ello lleve una vida muy, muy monótona, de estudio
continuo y constante.
No estoy escribiendo muchas cosas por las mañanas, en el blog, pues no se me
ocurren muchas cosas que escribir. Gracias que tres semanas, ya las tengo escritas,
por lo que aunque estuviera sin ninguna idea durante un par de semanas, podré
subir al blog cada semana, como si hubiera estado prolífico en ideas este tiempo.
Pues nada, me despido hasta mañana si Dios quiere. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

12/12/13
Esta mañana fui a la comisaría de policía más grande de la ciudad, para
renovar el carné de identidad. Me levanté pues a las diez, justo unos diez minutos
después de haber llegado Elena, la mujer que me hace la comida. Cuando desayuné
y me aseé, salí en dirección a dicha comisaría, para lo que cogí la guagua, pues
como había alerta por lluvias, no quise que me cogiera el temporal de camino a la
misma, aunque de mi casa estará a cerca de unos cuarenta minutos a mi ritmo, que
es bastante rápido, aunque soy más de fondo que de velocidad.
Cuando llegué a la comisaría, vi que había que escanear todo menos los
paraguas, supongo que para que no se estropeara la máquina por el agua de los
mismos. Si uno hubiera querido entrar un arma, con llevarla escondida en el
paraguas, sería suficiente.
Estuve esperando unos tres cuartos de hora, pues los números, que había que
cogerlos forzosos, no eran por orden de número, sino por la hora que estaba pedida,
por lo que por eso tuve que esperar tanto. El tiempo allí, como siempre, lo pasé
leyendo sobre fármacos antisicóticos.
Cuando entré, me atendieron en la mesa cinco. Me regalaron el carné antiguo,
de recuerdo. Antes no los dejaban, sino que los retenían. Me volvieron, como
siempre en la comisaría, a cortar la chaqueta y la corbata, de tal manera que en la
foto del carné, no se ve si las tengo o no, y en efecto, iba con ellas, pues el carné es
una cosa importante. Debo estar súper-fichado, pues enseguida salió el carné sin
ellas, y eso que la foto que allí está grabada, sí la tenía, pues se veía en mis datos,
cuando me los enseñó, que sí tenía chaqueta y corbata.
El carné es de los nuevos. No sé qué significarán tantos datos que tiene el
carné por atrás, la verdad es que me gustaría saber qué significa.
La mujer que me atendió estaba bastante bien, pero de entrada me dejó claro
que nada de nada.
Habían, esperando al carné unas cuantas mujeres hermosísimas.
Cuando lo arreglé, de nuevo fui a la parada de guaguas en que más guaguas
para mi barrio pasan, aunque para ello hay que caminar un poquillo, lo que hice
79

con gusto, pues iba por zonas poco transitadas, a pesar de la cantidad de coches que
pasan por varias calles de esa zona.
En mi casa he estado todo el día leyendo un libro sobre la divinidad budista
Chenresi, el que me prestó Denis hace meses, y ya gracias a Dios, lo acabé con lo
que se lo llevaré el miércoles, para no deberle así nada. Y encima que me lo dejó,
pues habérmelo leído al menos, como mínimo eso.
Acabo de echarle un vistazo al boletín del COF de mi provincia, y vuelvo a ver
a Bartolomé en un par de fotos, y me alucina ver cómo la gente es súper-famosa, y
yo no salgo del anonimato ni equivocado.
Por hoy, nada más. Que el Señor nos siga bendiciendo a todos. Saludos
cordiales. Servando (Blanco Déniz).

14/12/13
Ayer no escribí pues llegué a mi casa a eso de la una de la madrugada y hoy
debía salir para casa de mi madre a las diez de la mañana, por lo que cuando
anoche vine, me duché, para quitarme parte del polvo de casa de mis tías, calenté
una escudilla de sopa, más luego una naranja, y sobre la marcha me fui a la cama.
Estuve casi seis horas mirando libros en casa de mis tías, para ver qué
selección me llevaba a mi casa, pues no quieren que me lleve buenos libros de mi tío
Joaquín, ya que se quieren dar para una fundación o para algo así, alguien a quien
le interese su biblioteca, para estudiar sobre ella y de ella.
Me llevé una gran alegría cuando vi que mi tío tenía libros de la BAC, por lo
que lo dije en alto contento, y mi hermana Pine me dijo que qué era, por lo que le
dije: la Biblioteca de Autores Cristianos. Tenía dos colecciones de ella, los que
espero que me dejen que me traiga. Vi miles de libros bastante rápidamente, e hice
una selección de cerca de cincuenta libros de entre los libros de mi tío, los que
espero que me dejen llevarme.
Mis hermanos estuvieron más bien viendo los cuadros y las obras de arte que
había en el cuarto de mi tío, pero no saben que lo bueno está en los libros, y más
siendo mi tío, que era un historiador y erudito de la literatura… me encantó ver
que también algo le interesaba la teología, por lo que casi todos los libros que sobre
esto vi, los cogí. En realidad cogí muy pocos libros, pues están todos los hermanos
en que hagamos donaciones de esos libros, los que espero que se den. Pero que me
dejen los que escogí. Si había dos ejemplares de alguno que cogía, cogía el más
barato y menos lujoso, para dejar para la fundación los mejores. Incluso un
ejemplar facsímil en dos tomos, que me gustó el tema, pues cogí uno que era de otra
editorial, que aunque buena, mucho peor que el dicho, el cual estaba también creo
que firmado ante notario, o sea, una obra de arte en dos tomos, se lo dejé para yo
traerme la más barata, pues para mí lo importante es el contenido, no lo bonito o
lujoso del libro. Los libros lujosos me gustaban antes, pero ahora lo que me interesa
es el contenido y que sea de fácil lectura en cuanto al tipo de letra y demás (una
buena traducción o adaptación).
De mis tías y mi abuelo, me han dicho que puedo coger todos los que quiera…
he pensado que a mí me interesan solo un par de cosas del ajuar, que si me las
pasan, ya del resto paso bastante, pues no me caben en mi casa, ni tampoco mi
madre las quiere para su casa…
Estuve contento, más bien, emocionado, al ver cómo mi tía todavía algo
seguía leyendo cosas de medicina, aunque ya más suavecita, más bien novelas o
libros sobre médicos, pero ya no tratados sobre Farmacia ni cosas de éstas.

80

La cosa es que de mis tías, hay demasiados libros como para traérmelos todos,
por lo que debo ver qué selección me traigo.
Ya digo que ayer estuve todo el día viendo cosas de Farmacia, lo que no es de
extrañar si pensamos que mi abuelo, mi tía, y mi padre, han sido farmacéuticos, y
otra tía (que vivió también en esa casa casi toda su vida) trabajó en la farmacia de
mi abuela (era de su marido fallecido prontamente, por lo que dejaron un regente al
cargo de la misma hasta que mi padre aprobó la carrera), y luego en la que pasó a
nombre de mi tía cuando ésta hizo la carrera.
Y ya ven, yo siempre trabajando en las farmacias de otros, lo que ninguno de
mis familiares hizo, sino que trabajaron para ellos mismos o para sus padres…
ellos murieron ricos, y yo soy bastante pobre.
Hoy fui a casa de mi madre, donde estuve intentando estudiar, a la vez que
pensaba cosas de la herencia de mis tías, lo que me dio para hacer un escrito ahora
a mis hermanos, que les transcribo a continuación, y ya poco más me ha dado el
día. Espero que les guste:
Hola a todos:
Pensé decírselo por teléfono a cada uno, pero más rápido y así intento decirles
a todos lo mismo, por lo que se los escribo y así ustedes se lo piensan, y me van
diciendo lo que vayan creyendo y opinando al respecto, para entre todos malaxar el
magín, y hacerlo todo más fácil.
Tengo una norma, y es que si hay de alguna cosa en un sitio una cosa,
entonces puede, con mucha probabilidad haber otra, así cuando voy a comprar algo,
si encuentro uno, pues seguro que puedo encontrar más de ese estilo. Por ello, si
papá tenía de joven lingotes de oro, que no sé de dónde los consiguió, si fue una
herencia, o por haber vendido las tierras que dicen que tenían en otra isla (¿La
Palma?), a la que él iba de vez en cuando a llevar la contabilidad, o como sea que
las consiguió, pues por su trabajo, yo creo que tan joven, no podía haber ganado
tanto, por eso digo, que si él tenía, otros también la podían tener, como sus
hermanos y/o su madre. Lo que está claro es que ellos (Doña Fidela sobre todo)
habían pasado una guerra y una dictadura, y por tanto sabían la importancia de
tener un lugar secreto donde esconder algo o a alguna persona (recuerden lo que
hay en la despensa de donde comemos en casa de mamá). Doña Fidela sabe, pues
siempre estuvo con gente de dinero, la importancia del oro, por ello a lo mejor la
venta o de lo que lo consiguieran, lo hicieron efectivo en oro, o lo cambiaron luego al
oro. Si papá tenía en casa de mamá, dos escondrijos, con más razón en casa de las
tías debe haber alguno. La casa de las tías es de mucha mayor calidad que la de
mamá.
Si pensamos que no tenía en las cajas fuertes todas las joyas, sino a lo sumo
la que le tocó a Piluca, entonces para qué quería una caja de caudales, y menos
aún dos. Si tenía dos cajas, y siempre que una de ellas no fuera por un regalo o
similar, para qué tenía dos, si no iba meter en ellas sino sólo una joya. Es posible,
que haya o una joya muy, muy valiosa, o un trozo de papel donde se diga: en tal
sitio hay tal cosa. Si no, no comprendo el porqué de tantas cajas de seguridad, ya
que en ellas no ponía las joyas, por lo que algo de más valor aún, es posible que
hubiera.
Piensen que cuando Mauca me dijo lo de señalando al techo de la otra
habitación, aunque como algo indeterminado, que no era ahí exactamente, fue
cuando les fui a decir una cosa para los farmacéuticos súper importante, que
dejaban varios fármacos como placebos (en el 2001). Ella me dijo esto, cuando la fui
a ver a ella por la mañana temprano, pues el día anterior yo las había llamado para
decirles lo que había descubierto de los fármacos, por lo que Mauca enseguida me
dijo que eso fuera al día siguiente a decírselo allí. Según deduje, cuando vi a Mary
81

Lola en la calle cuando me iba, viniendo de la compra, ella también tenía síndrome
de abstinencia por falta de drogas, pues estaba sudando de forma bestial, por lo que
cuando la besé y me di cuenta de ello, me reí y le dije, tienes síndrome de
abstinencia, y me fui al Colegio, y seguro que Mauca le volvió a decir mi teoría por
aquel entonces. Era la primera vez que hablándolo que yo iba por su casa, no
estaba Mary Lola en ella, seguramente para que no la viera con el síndrome de
abstinencia… y puesto que de eso fui a hablarles. Aunque no recuerdo, si una vez
supo todo Mauca, me dijo que me quedara para decírselo a Mary Lola, pues no lo
recuerdo esto exactamente, y yo le dije que se lo dijera ella y que yo le dejaba una
copia del escrito que iba a llevar al Colegio con toda mi teoría y las averiguaciones
que había hecho… ven la importancia de una impresora y no que ninguna no
funcione…
Pueden haber dos opciones, que se refiriera a lo de casa de mamá, o bien que
tuviera cuidado porque en la habitación de al lado, había alguien (creo que era que
estaban limpiando la casa), pero cuando me señaló esto, yo le dije con el
pensamiento, ¿y no era allí?, señalando a la tele, pues ellas me habían en alguna
ocasión dado a entender que tras algunas cosas, tenían oro, como detrás de la tele y
cosillas por el estilo.
Digo esto, por la importancia del día que me lo dijo Mauca, y ya ellas sabían
que yo ese día iba a ir por allí (desde el día anterior), y que iba luego a ir al Colegio
de Farmacéuticos a decirlo también, así como a un par de periódicos a decir algo de
esto también, o no recuerdo si de otra cosa. Pues era una súper movida a nivel como
mínimo europeo… en efecto, fueron cosas seguro que de dirigentes de la OMS
realizado a nivel mundial… con decenas de laboratorios de acuerdo a la vez para
hacer todo sin que se enterara gran número de personas y al mismo tiempo en
varios sitios, o por varias zonas geográficas de cada vez…
Aunque no sea verdad, cuando veamos a los primos, les voy a decir esto,
aunque con algunas cosas cambiadas para que no se enteren de todo lo nuestro, no
por nada, sino para que sepan si lo hay, que lo sabíamos, y para que presionen a
Servando (nuestro primo) por si él sabe algo de esto.
También les diré a Joaquín y a Margarita lo de que papá y Joaquín no
murieron cuando dijeron, lo que ya se los he dicho a Servando y a Cuqui.
Besos para todos:
Servando.
En fin, ya por hoy está bien. Espero que les haya gustado.
Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz).

15/12/13
Ayer por la noche recibí un correo de Orlando, el chico con quien voy a ver a
Tony, con una carta de nueve folios por una cara, de dicho amigo, para si se la
podía yo pasar a ordenador, pues él estaba liado. Por ello ayer mismo me puse a
transcribirla, o sea, a pasarla a Word desde su manuscrito recibido en pdf. He
estado a tope, desde que la recibí hasta cerca de las cinco de la tarde de hoy, hora
en que la acabé. Por suerte, para ello me esforcé bastante, la acabé antes de ir a
misa, así estaba allí ya con el trabajo hecho, y por tanto tranquilo y gozoso por
haber hecho en unas horas, lo que tenía que hacer en unos tres días, y que no me
podía demorar, pues Orlando necesitaba tenerla pronto para no sé qué cosa. De
hecho, la mujer de Orlando, cuando le dije que ya le había enviado la carta, se puso
82

bastante contenta, pues me da que era una espina que tenía Orlando clavada el no
poderla haber escrito antes. Total, que yendo a tope, la he hecho en unas ocho
horas. Gracias a Dios ahora tengo tiempo de ponerme de nuevo con mis cosas, a
pesar de las interrupciones de estos días.
Hoy, como he dicho pude ir a misa, así no me quedé dormido, lo que podría
haber ocurrido si no tengo que escribir la carta, pues cuando la estaba pasando a
Word esta tarde, me estaba cayendo de sueño.
En misa el cura estuvo con la plática quince minutos. Este hombre se pone a
hablar y hablar, y se queda solo. No sé si todos los feligreses le seguirán lo que dice,
pues yo muchas veces me despisto, y no sé a cuento de qué viene una cosa respecto
a la anterior. Hoy la lectura trataba de cuando Juan el Bautista mandó a dos de
sus seguidores a preguntarle al Señor si él era el Cristo, por lo que Jesús le dijo a
los emisarios que le dijeran que los ciegos ven, los sordos oyen, los mudos hablan,
los muertos resucitan, a los pobres se les anuncia la buena nueva… y en efecto, con
estas cosas, ya San Juan sabía que Jesús era el Señor.
Estuvo luego, como dije quince minutos de plática, aunque no sabría decirles
de qué habló, pues aunque mucha cosas las capto de qué está hablando, para
recordar y seguir el hilo de todo lo que habló, no puedo tanto. Sí dice varias partes
de la Biblia de continuo, con lo que es fácil seguirlo, pues son cosas que sé de
memoria… pero para decir, habló de esto y esto, pues no sé tanto. Ya ven que la
parte de San Mateo (creo), que habló, me acordaba pues la conozco de memoria,
pero luego hablar de todo lo que dijo, me cuesta bastante.
Luego vine de nuevo a mi casa, donde he cenado y ya me llamó mi madre que
vino de haber estado en la zona comercial de la ciudad llamada Triana, que es una
de las más antiguas de la ciudad y donde siempre ha habido varios comercios. Hoy
todavía no había hablado con ella, hasta que me llamó ahora.
Ya está mejor, con lo que yo estoy más tranquilo.
Ahora pues, me pondré a leer cosas de teología, o el libro de JJ Benítez,
Caballo de Troya. Y luego mañana a prepararme el par de charlas y a leer algo de
ciencias.
Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz).

16/12/13
Esta mañana fui a Mercadona, y por suerte no había demasiada gente, y más
si pensamos las fechas que son. No pude comprar las sardinas que pensaban, pues
no había, ni frescas ni congeladas; está claro que por las fiestas prefieren tener
pescados más caros a vender. Compré panga, algo más barato de lo habitual, así no
llegaba a los tres euros el kg, cuando otras veces creo que vale unos tres y pico.
Loida, que fue esta tarde a Mercadona a comprar leche para ella, me dijo que
todo estaba carísimo, como el pescado fresco, por lo que mañana debo decirle lo que
acabo de decir aquí.
Luego me vine a mi casa, y coloqué la compra. Esta mañana escribí la dosis
diaria del Menudencias, y aparte corregí otro entero que es para dentro de tres
semanas. Muchas veces escribo sobre lo que mi cuñado escribe, pero digo que lo leí
hace unas semanas, cuando en realidad lo acabo de leer, y por tanto lo tengo fresco
como para escribir sobre ello, pero lo digo por si alguien quiere ver dichos escritos,
para que sepan que están publicados mucho antes de lo que yo los subo al blog de
SF.

83

Esta tarde he estado leyendo sobre antipsicóticos, y la verdad es que está
bastante interesante, y muy bien para tomar notas sobre las que escribir en el
Menudencias, que ya saben que es el que más me cuesta escribir. Claro que si a
éste, no le pongo demasiado énfasis en corregirlo y demás, y el Diario, lo hago a la
prisa y no me cuesta nada escribirlo… de aquí se deduce que lo que yo escribo, es
mierdecillas, algo sin importancia alguna, y por tanto es difícil que por algo de
estas cosas me den alguna vez un premio o cosa parecida, pues son cosas que hago
sin demasiado esfuerzo, y no es como un tratado o una novela, que hay que corregir
y corregir, para que salga algo de mediana calidad…
En fin, que lo mío a lo sumo, sólo para pasar el rato.
Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz).

17/12/13
Esta mañana fui a casa de mi madre, como todos los martes, aunque fui un
poco antes, cosa de una hora antes, pues la secretaria del administrador me
despertó una hora antes de lo que yo pensaba, por lo que como ya estaba despierto,
pues aproveché y fui antes por casa de mi madre.
Allí cambié la bombona de gas, ya que se había gastado la que estaba a uso, y
como ella tiene en su casa, arriba (y abajo también, en el garaje, para los
inquilinos) una bombona de repuesto, pues la cogí y la cambié. Luego cogí el árbol
de navidad, y lo armamos, y eso que mi madre decía que no iba a poner árbol
ninguno. Por suerte, cambió de idea, por lo que le dijo Maru y su amiga Margarita.
Luego me puse a prepararme la charla de primeros auxilios. Me dijo Loida,
pues yo se lo pregunté, que por lo visto tengo el aura del mismo tamaño que la de
Botín, o sea, que en cuestión de auras, estoy entre los primeros de España, lo que
me alegra, pues eso quiere decir que no voy tan mal como a veces me hace pensar la
gente.
Loida quería hoy ir a mirar a las ONG del barrio, ropa para ella y para sus
sobrinos en Cuba, por lo que allí fuimos cuando más o menos supuse que era la
hora de que abrieran las ONG.
Al final, aunque al principio una estaba cerrada, le pude enseñar todas (tres),
pues mientras estábamos en la otra, las que estaban cerradas, fueron abriendo.
Parece que algo le gustó lo que vio, y encima que eran a buen precio, casi todo a uno
o dos euros. Yo compré ocho libros por nueve euros. Son libros que me interesan
bastante, y algunos que calculo bastante caros. Así y todo, los encontré como digo, a
buen precio.
Luego vine a mi casa, y le escribí a mi hermano una carta para enviársela por
e-mail, en las mismas condiciones que este diario, de ocho páginas, pues él me decía
que lo que yo había escrito el sábado era un disparate, por lo que le hice ver en esas
páginas que a lo mejor no es tan disparate.
Luego cené, y de nuevo me senté delante del ordenador, para escribir este
diario.
Hoy lo más importante en cuanto a lo que me ocupó el día, fue en lo que
pensaba qué escribirle a mi hermano, de hecho les he dicho que consumí ocho folios,
con lo que ya supondrán que invertí bastante en tomar ideas para esa carta, en la
que le digo que aunque a él se le haga creer una cosa como muy difícil de creer, que
no piense que es imposible, pues es bastante posible, como creo que le hice ver en
esas páginas.

84

También me gustó mucho el que Loida viera las ONG, pues ya sabe dónde ir a
comprar su ropa. Ya ve que yo la sé llevar a sitios económicos. Me dijo que ella allí
estaba acostumbrada a muchas miserias, así que comprar ropa de segunda mano,
para ella no es ningún escándalo ni nada, es una cosa muy normal, y más viendo
los precios de las cosas aquí.
Bueno, por hoy, lo dejo, y espero poder ponerme ahora a leer un poco antes de
acostarme. Mañana voy a Cáritas, así que algo madrugo.
Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz).

18/12/13
Esta mañana me llevé una desilusión al hablar con Denis, pues me dijo que
yo no tenía ni de broma el aura del tamaño de Rajoy, ni de Botín. Estuve
descorazonado gran parte del día, hasta que hablé con Rayco por la tarde, mi amigo
más joven que tengo, aparte del par de conocidos de AFAES, y me dijo que yo la
tengo como los ministros más conocidos, lo que de nuevo me alegró, pues aunque no
llevo un buen ritmo como pensé, algo bien voy, y es posible que sea verdad que soy
de los que más fuerte van de Canarias, claro que en la otra isla está Arturito, o sea,
D. Arturo Hardisson, que es uno de los mayores líderes de siempre de la comunidad
canaria, así a eso de los veintipico años, ya salía en los periódicos de la isla, como
un personaje fuera de serie. Encima yo tuve un encontronazo con él, y por eso es el
mayor enemigo que he tenido siempre, aunque yo la verdad es que he olvidado ya
todo esto y siento admiración y respeto por él. Me gustaría saber qué ritmo lleva,
simplemente por saber si yo soy de los que más ritmo llevan en la comunidad, o si
sigo siendo un segundón, o un treintón, o sea, que voy por el lugar número treinta.
Total, que Rayco me devolvió un poco de alegría.
Por la mañana vinieron dos voluntarias de Cáritas, las de la biblioteca, pues
Pilar nos iba a enseñar a manejar el programa con el que registramos libros, y la
verdad es que es bastante sencillo. Ya sabemos hacer los carnés de la biblio, así
como registrar los préstamos y las devoluciones. Es todo bastante sencillo.
He estado leyendo un poco, pero poca cosa, pues estoy siempre liado con otras
cosas, pero espero estos días poder leer algo que me desintoxique.
Estoy pensando que en lugar de Robin Cook, voy a leer a diario, cuando vaya
leyendo en los medios de transporte o las esperas, a Umberto Eco, pues es un
personaje que vale la pena, y como tengo un par de libros de él, pues intentaré leer
sobre ello. Mañana tengo pensado empezar.
Ayer como digo compré un par de libros y estoy bastante contento con la
compra. Uno de Paul Preston, uno de los mejores historiadores de España, aunque
él es inglés. Es un libro sobre el Rey Juan Carlos, el que intentaré empezar a leer, a
ver de qué trata.
Por hoy pues nada más, ya ven que ha sido un día que prometía, pero que se
me chafó desde por la mañana, con lo que me dijo Denis, que nada de yo como
Rajoy o Botín. Bueno, al menos soy como los ministros más importantes del
momento. A ver si duro o subo un poco el ritmo…
Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz).

85

19/12/13
Esta mañana temprano, a eso de las once y media a doce, había quedado en ir
a la casa del que había sido el empleado de confianza de mi padre, pue me dijo su
mujer que tenía unas camisas para darme. Como era en las afueras de la ciudad
tuve que coger un par de guaguas para ir, y otro par de ellas para volver. La cosa es
que según vi después en el bono-guagua, me regalaron dos viajes, pues como eran
conexiones forzosas para llegar adonde iba, pues como digo, me regalaron la mitad
de los trayectos, lo que es de agradecer sobre todo para las personas que vivan en
estos sitios, y deban ir y venir a diario, por estudios o por trabajo.
Llegué diez minutos antes a casa de ellos, pues con las indicaciones que me
dio, pregunté primero al chofer de la guagua, el que no sabía, por lo que le pregunté
a un chico que había en la parada y luego subió también a la guagua. Cuando le
pregunté por la calle, que la casualidad es la Don Quijote de La Mancha, me dijo
que no sabía, pero cuando le dije el Colegio Galicia, entonces me dijo que sí sabía,
por lo que me diría dónde era. Estaba un poco intranquilo, por si se bajaba antes de
llegar a la parada, o si se despistaba, pero la casualidad, tal como vi después, él se
bajó en la misma parada. Abajo me dijo cómo llegar al colegio, al que como digo
llegué diez minutos antes de la hora, por lo que me puse a esperar abajo, al lado de
la puerta que parecía ser la del portal de dicho matrimonio. Resulta que la mujer
iba saliendo a tirar la basura, y por lo que cuando le oí la voz, salí a su encuentro.
Me dijo que por qué no había subido, etc.
Total, que subimos a la casa y la mujer de Braulio me enseñó toda la casa, la
que es mayor que la mía, unos diez metros cuadrados más o menos. Está muy bien
distribuida, y ella ha hecho reformas en ésta, para que tenga la distribución que
tiene ahora.
Braulio estaba en una habitación un poco estrecha, donde también tenía la
máquina de coser, pues la mujer se ganó la vida muchos años como modista.
Cuando la mujer salió un momento, le dije a Braulio que tenía una mujer que era
una joya, que había sacado a su familia adelante ella sola. Me dijo que sí, que
estaba muy contento con ella, y que no para, está siempre limpiando la casa (estaba
ésta muy limpia, la verdad), y haciendo cosas, que no paraba. Me gustó esto mucho,
y veo que lo mejor del mundo es tener una esposa que lo acompañe a uno hasta la
muerte, y le sea fiel en todo… llevan casi cincuenta y cuatro años de casados, que
es lo que parece que mañana cumplen.
Al final, sólo me sirvió dos camisas y una chamarra no sé si me quedará un
poco estrecha, pero la verdad es que lo que me traje es bastante bonito.
Se portan muy bien esta gente conmigo, y se los agradezco, porque mi padre
se portó muy mal con ellos. A Braulio lo despidió y le dijo que él se encargaría que
no encontrara trabajo más nunca…
Luego me vine de nuevo a mi casa, tras coger dos guaguas otra vez, las que
algo estuve esperando.
En la guagua fui leyendo a Umberto Eco, y la verdad es que sí que es buena
literatura, se queda uno alucinado cómo dice las cosas este hombre. Es un
verdadero artista de la palabra. Me dije si en realidad es verdad lo que mi cuñado
dice de algunos escritores, que son hacedores de literatura de ferrocarril, pues la
verdad es que el libro dicho se ve a la legua que es calidad. Vale la pena leerlo. Es
El Péndulo de Foucault, creo que se escribe.
En mi casa he estado leyendo un poco, y espero poder seguir leyendo sobre
analgésicos, que aunque es la base, está muy interesante, y el nivel es bastante
alto, aunque por suerte, todavía me voy enterando de lo que leo, aunque lo debo
leer despacito, y fijándome bastante.
Sí, estoy con material mejor tanto en los transportes, como en mi casa.
86

Ya poco más he hecho. Mañana debo ir al abogado, a ver qué hago con lo de
devolverme dinero de la herencia por la minusvalía. Intentaré no tener que usarlo.
Que el Señor nos siga bendiciendo a todos. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

20/12/13
Esta mañana fui pronto a la zona de Las Palmas, la que no me gusta
demasiado transitar, pues hay bastante dinero por allí. De todas maneras tenía que
ir a hablar con el abogado, al que fui a ver, y le dije que no quería cobrar el dinero
que el estado me devuelve por la discapacidad reconocida que tengo, por lo que él
empezó a decir que era un derecho mío, y que otra cosa es que fuera una herencia
para mí solo superior de cuatrocientos mil euros, con lo que entonces a partir de
dicha cifra, entonces ya tendría que tributar, pero sólo a partir de dicha cifra. Con
esto me dio a entender que los diez mil euros que me devolverá hacienda, es
calderilla, comparado con las cifras que se mueven por ahí. Y yo lo sé, pero no me
gusta tener manchas en mi vida privada… me dijo también, que caso de no
reclamarlo yo, como en hacienda ya constaba mi discapacidad, de todas maneras
me lo iban a devolver. Al final, acepté y le di mi papel como que estoy discapacitado
en un 65%.
De vuelta en la guagua, me puse a pensar que me había dejado engatusar,
pues podía haber dicho que aunque hacienda me lo quisiera devolver, yo insistiría
en que no lo quería.
Luego en mi casa, me puse a pensar, para lo que miré lo que cobra un médico
especialista al año por internet, si lo que yo iba a cobrar de más, es más o menos lo
que cobra un médico especialista de base en un par de meses, y en efecto, sin contar
las guardias y demás extras, un médico cobra unos 56.000 €/año, con lo que los diez
mil euros que yo cobraré que son de la herencia de mi tía, es cosa de a lo sumo tres
meses del sueldo de un médico. Y yo también hago un trabajo en el que hace falta
una cierta cualificación. Yo intento hacer también bien mi trabajo, para lo que
pongo bastante interés. Total, que me dejé convencer. Y todo lo mío lo ofrezco
gratis.
Sí he pensado, ya que lo voy a cobrar, es dar bastantes donativos tanto a ONG
como a las personas que conozco y que están más necesitadas. Ya que hago algo
mal, intento compensarlo con esto, es lo que decidí y creo que es lo mejor. También
daré dinero a mi madre, pero por si no cobramos mucho por la herencia, poder
darles a los que pienso algo de dinero, pues están bastante necesitados. Ya cuando
lo haga, diré las cantidades que daré a unos y otros. Es, para mí, bastante dinero.
Espero que les cunda para bastante.
Mi madre tuvo problemas con la luz en uno de sus pisos de alquiler, en El
Puerto, pero parece que ya se arregló con un electricista que llamó el mismo
inquilino. Se mamó eso sí el electricista, 70€, todo un dineral. Con esto ya tiene de
sobra para los días de Navidad.
Mi madre, tras esto, está más tranquila otra vez.
Yo he estado leyendo un poco Crimen y Castigo, y la verdad es que es
bastante bueno, aunque ya veo que yo no sirvo ya para estar leyendo todo el día
novelas, como hice unos años después de acabar la carrera, en que me quedé tan
harto de la misma, que no quería leer nada relacionado con Farmacia. Para saber
más sobre esto, lean gratis en la Red, y en este mismo blog de FSFE: De los locos,
locuras, el que no les dejará indiferentes.
Mañana por la mañana voy a ver a Tony, a ver si está de buen humor.
87

Por hoy, nada más, pues poco más importante ha pasado tras lo dicho, y más
si pensamos lo mal que me dejó lo del abogado, y haber dado mi brazo a torcer. Me
sentí un mierda total.
Que el Señor nos bendiga a todos, y sepa perdonar mis grandes fallos.
Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

21/12/13
Esta mañana me levanté a eso de las seis, y ayer por la noche me costó
dormir, con lo que hoy habré dormido unas cinco horas y pico, pero como llevo la
semana durmiendo bastante, pues no me siento tan cansado, aunque ahora son las
diez y pico de la noche y estoy algo cansado, por lo que en breve me echaré a
dormir.
Como digo esta mañana fui a ver a Tony, y lo vi algo más tranquilo. Fuimos
Orlando, la madre y yo. Le gustó seguro vernos a los tres, y viendo que hay gente
que no le fallamos. Ya con esto, pues algo mejor espero que pase estas fiestas.
Allí estuvimos lo de siempre, así llegué a mi casa sobre las nueve y media de
la mañana, por lo que comí una naranja, y me vestí para ir a casa de mi madre,
para quedarme el día con ella, cuidándola. Hoy estaba medio floja, así la tuve que
ayudar a bajar la escalera de su cuarto al piso bajo, pues no estaba hoy muy
católica.
Lo pasé bien en su casa, preparándome dos charlas para AFAES, la de
primeros auxilios y la de la esquizofrenia.
Estoy decidido, a si consigo dinero, primero hacer el master en
drogodependencias, y si puedo, después, hacer otro máster en homeopatía. Me está
atrayendo la homeopatía, pues es una ciencia naciente en que el farmacéutico
puede aconsejar mucho. Por lo pronto masters en esta disciplina no tienen en IL3
para farmacéuticos, sino cursos de postgrado, de especialización. Veremos a ver qué
hago luego.
El de la esquizofrenia me atrae bastante. Intentaré también leer más sobre
fármacos antipsicóticos, para cuando dé la charla saber responder el mayor número
de preguntas.
El último día que di la charla, habían puesto en el papel mi nombre y mi
profesión de farmacéutico.
Estuve también leyendo en el sitio de mi madre, y por primera vez después de
un montón de años viéndola leer allí, yo también me he puesto a leer por la noche
allí, en su sitio y se puede leer bastante bien. Mejor de lo que pensaba.
A eso de las ocho vino Pine, quien me trajo un trozo de empanada y frutos
secos. Cosas que nunca como y que me han sabido a gloria.
Tenía algo de prisa yo para ir a buscar berros, y resulta que cuando fui sólo
quedaban trescientos gramos y si compro de normal un kg, pues imagínense.
Por la mañana llamé a Loida al móvil, para ver si ella iba a ir a casa de Pine,
y me dijo que no, que iban a ir la familia y que ella se iba a sentir extraña allí. Con
ello ya sé que podré yo ir con Piluca, y por tanto llevar la compra también a casa de
mi madre el martes, en lugar del lunes, por si no pudiera ir a casa de mi madre
como siempre.
La cosa es que debo volver el miércoles en guagua, pues de vuelta trae Chiew
el coche y por tanto vendrá rápido, por lo que me quedo yo allí por la noche.
Ahora mismo me voy a la cama. Espero que mi madre esté mañana mejor.
Le voy a decir con el dinero que le dé de la herencia, que si no arregla el
barandal de la escalera y va al cardiólogo, que me devuelva entonces los tres mil
88

euros que tengo pensado darle. Que le doy de plazo tres meses para que haga las
dos cosas…
Por hoy, nada más. Que el Señor nos coja confesados. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

22/12/13
Hoy el día ha sido un verdadero desastre, así esta mañana me levanté sobre
las doce de la tarde, después de haber dormido unas doce horas, con lo que supuse
que no dormiría la siesta, pero a eso de las cuatro de la tarde, me volví a dormir,
pues no tenía ganas de nada, ni de ir a misa ni de nada.
Hoy la noticia en todos los informativos ha sido la lotería de navidad. No me
ha tocado nada, debo decir que por suerte, pues si encima de la herencia me tocara
la lotería, pues aviado iba, con tanto dinero, cuando la Biblia lo dice bien claro, que
no me des demasiado dinero como para que pase de ti, ni demasiado poco, como
para que lo deba mendigar y con ello reniegue de ti. Sí, cuando se refiere a ti, se
supone que es al Señor.
Me ha dado más que suficiente siempre, al menos para comer y el piso, lo he
tenido gran parte de mi vida. Sí ha habido varios años, cuando fui estudiante en La
Laguna, en que me daba vergüenza ser tan pobre, cuando vivía en pisos
compartidos con gente muy pobre, y encima no tenía dinero ni para comer. Eso sí,
en todos los sitios donde estuve, siempre era yo el que más estudiaba. De mí han
dicho varios colegas destacados en la profesión, aquí en el archipiélago en que vivo,
que siempre fui el más inteligente y el más deportista, supongo que porque soy el
que de normal más ejercicio hago.
En fin, que por la tarde dormí tres horas, con lo que tampoco fui a misa.
Espero lo que queda de la noche, pasarla leyendo teología.
Creo que duermo tanto no porque yo quiera, sino porque me inducen a ello. Yo
lo tengo claro.
Mi madre, por lo que me dijo está bien, así que entonces todo está también
bien.
Que el Señor nos bendiga a todos, y que sepa perdonar mis fallos de dormir
tanto. Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

23/12/13
Mañana es día de nochebuena, el día más grande del año, cuando celebramos
que Jesús ha nacido en Belén. No debería ser un momento de lujos y demás,
aunque es casi en estas fiestas cuando me permito ciertos lujos, así como de todo lo
que mi familia hace para todos nosotros.
Mañana no escribiré, pues lo pasaré por la noche en Arinaga, pues mi
hermana Piluca se echará las copillas y por tanto vendrá conduciendo de vuelta mi
cuñado, quien corre muchísimo, y como a mí me da pánico la velocidad, pues
entonces vuelvo yo al día siguiente a casa de mi madre en guagua.
Hoy fui a Mercadona, y aunque había bastante gente, había menos que el
año pasado, día en que el lunes de Navidad, como era el día clave, pues estaba a
tope, como nunca lo vería. A la semana siguiente fue más o menos igual, pues
también el 31 caía en lunes.
Como digo pude hacer todo rápidamente, y aunque compré menos cosas para
mí, a mi madre sólo le sobraron unos cuatro euros con treinta céntimos.
89

Mañana se lo devuelvo a mi madre más los tres euros que le debo.
Del día a destacar que me he leído varias páginas de un libro de autoayuda,
llamado: “Misión: ¡Éxito!”, el cuál es facilísimo de leer, y más parece una novela
facilona que un libro de autoayuda. De todas maneras, es de Og Mandino, con lo
que es uno de los grandes del género, creo que de él era El vendedor más grande del
mundo, el que me aconsejó un auxiliar de una farmacia en la que me gustó mucho
trabajar. Se llamaba Álvaro, y la verdad es que no sé si vive o no, pues ya tenía sus
añillos cuando yo trabajé con él.
El día ha pasado tranquilo, con estas lecturas, y poco más por hoy, a no ser
que mi madre no ha llegado de la pelu, a la que fue esta tarde, y me tiene un poco
preocupado, aunque Loida me dijo, ahora cuando las llamé, que todavía estaban
allí y que tenían para rato.
También a destacar que este año por primera vez, me ha escrito D. Rafael un
e-mail, el presidente de SF, y me ha dicho que le resultan muy interesantes los
Menudencias semanales, y que se los lee todos. Esto me dejó bastante contento,
pues no sabía si les estaban gustando o no. Con ello me dejó satisfecho para el resto
del día. Muchas gracias por ello D. Rafael.
Como digo, ahora ya no escribiré hasta pasado mañana, así que espero que
todos tengan un buen día de Nochebuena. Felicidades para todos.
Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz).

25/12/13
Ayer fuimos toda la familia a casa de mi hermana Maru, en Arinaga. Lo
pasamos bien anoche, comiendo langostinos de primero, y de segundo pata de
cerdo. Ambas comidas son típicas comerlas aquí en las islas, estos días. Sé que me
dirán que mientras se muere de hambre la gente, y encima lo que celebramos es el
nacimiento del niño Jesús de familia muy, muy pobre, y Él siempre vivió
pobremente en cuanto a dinero se refiere. Y tendrán razón.
Hubo un par de fricciones por el dinero y porque mis hermanos no quieren
hacer el amigo invisible, por lo que mi hermana Piluca dijo que entonces si no
había reyes para nosotros, o sea, los hermanos, tampoco los habría para los
sobrinos, o sea, los hijos de mis hermanos.
O sea, que a lo mejor vuelvo a tener otro año sin reyes, como el año pasado.
De todas maneras, como les he comentado en otro lugar, mi padrino me dio dinero
por reyes, en una tarjeta de regalo del Corte Inglés, por lo que sé que me puedo
comprar un par de prendas de ropa.
Ayer me fui a la cama a eso de las cuatro de la madrugada, y me quedé en
casa de Maru, pues la vuelta conducía mi cuñado Chiew, pues Piluca se había
tomado un par de vinos. A la ida fui con Piluca, y con su marido y su hijo, quienes
me estuvieron orientando sobre los Smartphone, y sobre el precio de los mismos,
que para nada es lo que ponen las propagandas, sino que hay que comprar la
promoción y las compañías que contratas luego y demás. Algo más me enteré de
esto, y vi que estaba equivocado en un par de cosillas. Sí, mi cuñado es un forofo de
la informática y la telefonía, y por tanto tiene a toda la familia informada de estas
cosas.
Me costó dormirme un poco anoche, pues lo hice en la cama de mi sobrino
Yeray, donde hacía un montón de tiempo que no estaba. Él se durmió abajo, en el
garaje, donde suele dormir, para poder hacerlo junto a los dos perros que son las
mascotas de la casa y que tienen prohibido subir arriba, a los dormitorios.
90

Fue la vez que más familiares hubo en la cena, así estuvo también mi cuñado
Pepe, el marido de Maru, el que no fue como siempre con sus hermanos, pues
estaba con gripe. Fue el que hizo la comida de los quince que estuvimos en la cena.
Todo muy rico. Es un cocinero de alturas.
Hoy me levanté a las diez y me vine en tres guaguas, que fueron los
transportes que tuve que coger para poder llegar a casa de mi madre. Tardé en el
trayecto más de dos horas, con las esperas para cada guagua, por ser hoy día de
fiesta y encima Navidad. Al final, llegué pronto a casa de mi madre.
La cosa es que me levanté antes de lo que pensaba mi hermana Pine, la que
me pensaba traerme a la ciudad, pues ella también iba a venir, ya que pasan este
día con la familia de su marido. Por lo que me avisó tarde de que ella me llevaba a
la capital.
Total que en casa de mi madre le ayudé a partir los turrones, y a hacer un par
de cosas.
Tanto en la cena de ayer, como el almuerzo en casa de mi madre de hoy, al
final yo fui el que lavé los platos. Soy el que siempre los lava, desde hace más de
veinte años, de ahí que tenga las manos ásperas y como de un trabajador manual,
cuando soy uno de los que más trabajan con el intelecto, yo creo de los que vivimos
en esta isla.
Ha habido que pagar por la donación de mi primo Servando, unos ochocientos
euros, aunque luego nos darán en efectivo a cada uno unos cinco mil euros, aparte
la parte proporcional de sus partes de dos casas de mis tías. Le salió cara la cosa.
Lo he pensado hoy, y la verdad es que mis primos tuvieron una cara increíble,
pues hacía años que no hablaban con mi tía, y nada más morirse ella, al par de
días, entraron en su casa, para llevarse las mejores cosas para ellos… y eso que
parece que hacía algunos más de quince años que no la veían, ni iban a visitarla…
algo que si se levantara mi tía, como dice mi hermana, se volvería a morir.
Por hoy, lo dejo. Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

30/12/13
Verán que hace varios días que no escribo, lo que se debe a que mi anciana y
magnífica madre, murió el jueves 26 de este mes, con lo que se imaginarán la
vorágine que ha sido, y que no he tenido tiempo y por supuesto, tampoco ganas
ningunas de escribir.
La cosa es que el jueves me levanté a eso de las once, bastante tarde como
ven, y llamé a casa de mi madre. Loida me había dicho que mi madre también se
había levantado tarde y que estaba desayunando fuerte.
Me dio por ahí y cosa de tres cuartos de hora más tarde volví a llamar, por lo
que Loida me dijo que mi madre había tenido unos dolores en la espalda y el
estómago por lo que había llamado a la ambulancia.
Le dije si yo iba por allí y me dijo que no, que mi hermana Piluca iba a ir con
ella.
Volví a llamar al poco, y me dijo que Piluca estaba en el Negrín con mi madre.
Al poco llamé creo a mi hermana, y le dije una de las veces, que me enviara
un SMS cada media hora, para saber cómo iba la cosa.
En uno de ellos me dijo que le habían puesto Buscapina® y suero… la
Buscapina® lo comprendí pero el suero me extrañó.

91

Me había llamado Elena (la que me hace la comida) que estuviera en mi casa,
porque no tenía llave, que se le había perdido, por lo que debía quedarme aquí
hasta las cuatro y media, hora en que ella llegaría.
Me empecé a poner un poco nervioso, y aunque supuse que no era nada, pues
estaba muy bien los dos días anteriores, en que estuve con ella, decidí ir al Negrín y
llevé varios apuntes como para pasar la noche allí en vela con ella, por si no nos la
llevábamos a su casa, y caso de quedarme en su casa, por si me tenía que quedar
allí. La cosa es que llegué sobre las cinco y poco a urgencias del Negrín, donde mi
hermana Piluca ya no estaba con ella, sino que la habían echado fuera, y que
estuviera esperando con todos en la sala de las urgencias.
Nos llamaron a una salita pequeña y nos dijo una doctora que mi madre
estaba muy malita y que ahora mismo era la peor que estaba allí. Le dije si saldría
de esta noche y me dijo que no sabía, que estaba muy malita.
Salimos todos, y al poco dijeron que entrara uno, por lo que entró Maru a
hablar con ella. Parece que le dijo mi madre que estaba muy malita, por lo que
Maru le dijo que fuera estábamos todos, que fuera fuerte, que estábamos esperando
toda la familia fuera.
Al poco de salir mi hermana, nos dijo el médico que entráramos que ya iba a
morir.
Entramos y allí estuvimos esperando al fin de su vida. Yo creo que desde que
entramos hasta que el monitor empezó a sonar raro, como de alarma, o sea, de paro
cardiaco, yo creo que solo pasó un cuarto de hora, o eso me lo pareció a mí.
Estuve llorando un buen rato al lado de mi madre y acariciando su hombro y
el brazo izquierdo, dándole a entender que estábamos allí. Por el otro lado estaba
Maru haciendo lo mismo.
Cuando murió me acerqué de nuevo a su frente y le dije que se fuera al cielo.
Luego me acordé del Libro de los muertos tibetanos, y le dije un par de veces que
siguiera la luz blanca, pero enseguida saltó su cuñada (mi tía política), y me dijo
que no, por lo que me callé. Estuve a su lado hasta que nos dijeron que nos
fuéramos, pues debían preparar todo. Fue la primera vez en mi vida que he visto a
una persona morir, si es que estaba con vida cuando entramos, aunque creo que sí,
pues muchas veces movía como los labios. Me acercaba a su cara a oír si respiraba
y me parecía el ruido que hacía que eran los estertores de la muerte, pero como
seguí oyéndolo bastante tiempo, deduje que era el ruido del oxígeno.
Era una magnífica persona, hasta el punto de que alguna vez le dije que si yo
encontrara a alguna mujer que me quisiera tanto como ella… como diciéndole que
eso sería para mí el culmen…
Después fueron a arreglar lo de la funeraria, los que se portaron
magníficamente. Nos dejó a todos muy contentos con lo bien organizado que estaba
todo. Algo fuera de lo normal.
Ese día llegué a mi casa sobre las cuatro de la madrugada, y como me costó
dormir, pues sólo dormí unas tres horas, ya que por la mañana tuvimos otra vez
que ir al velatorio. Allí estuve un rato, hasta que empezó a llegar bastante gente,
por lo que me fui para el piso bajo, a intentar leer, pero aunque me llevaba una
novela, en los dos días, sólo pude leer en total una página. Estuve solo gran parte
del tiempo allí. De vez en cuando me iban a buscar para que viera a alguna
persona.
Desde temprano me llamó Mercedes, la que había sido mi jefa directa cuando
estaba de voluntario en Farmacéuticos Canarios Solidarios. Fue esa tarde, junto
con el otro voluntario, D. Rafael. Lo pasamos bien tomándonos un café en la
cafetería. Resulta que D. Rafael también venía de otro duelo, pues se le había
muerto una prima.
92

Luego quisieron ver a mis hermanos, por lo que subimos donde estaban mis
hermanas, por lo que allí estuvimos todos hablando cosa de media hora más.
Resulta que D. Rafael había trabajado con mi hermana Saso, cuando ella volaba a
Canarias de azafata, al aeropuerto de esta isla. Le gustó haber hablado con mis
hermanos.
También vino un amigo Carlos Padrón, quien vino apestando, y muy mal
vestido, por lo que le dije que qué le pasaba que estaba apestando, que si había
comido chorizo, y resulta que no, que era que se había cogido un colocón el día
anterior, cosa fina.
Al día siguiente vino otra vez, mejor vestido, y con caramelos que tomara uno.
O sea, que le dije claro que qué había comido, porque estaba apestando el día
anterior. Espero que no esté bebiendo más de la cuenta.
Fue al único amigo que llamé, pues mis hermanas me dijeron que había
hablado él con ella hacía unos días por teléfono.
En cuestión de ocho horas, se puso mal mi madre y murió de repente.
Mis hermanas hoy me han dicho de vender la casa de mi madre, y yo les dije
que yo tenía pensado que si me tocaba una de las de Altavista, yo la vivía, y ellas
me dijeron que lo mejor era vender la casa. Les pregunté si mi madre les había
dicho que todo era a dividir entre seis y no sabían nada.
Todavía no sabemos cómo va a ser la cosa, así que hay que esperar a ver en
qué queda todo.
Por hoy, lo voy a dejar, pues todavía no estoy muy católico como para seguir
escribiendo normalmente, pues sólo han pasado unos cuatro días.
Que el Señor acoja en su seno a mi amorosa madre, y por favor le pido al que
lea estas líneas que rece una oración por ella y otra por mí, para que no me hunda
en los siguientes meses. Saludos cordiales y muchas gracias. Servando (Blanco
Déniz).

31/12/13
Esta noche fuimos a la casa de mi hermana Piluca, a cenar, para celebrar el
fin de año. Fuimos todos los hermanos, así estuvimos se puede decir casi todos los
núcleos familiares. Sólo faltaba mi madre. Estábamos por primera vez todos juntos
un día de estos, pues últimamente lo pasábamos mi madre, mi hermana Piluca, su
marido Chiew, su hijo Javierito y yo. A veces también venía una amiga íntima de
mi madre.
Allí llegué sobre las diez menos cuarto, por lo que empecé a leer el libro
Caballo de Troya, de JJ Benítez. Empezaron a llegar todos. Incluso mi cuñado
Juancho fue, y eso que a él estas fiestas no le gustan nada.
Como siempre, mi hermano Jose y mi hermana Saso se sobrepasaron con el
alcohol; son dos personas que tienen ese gran problema. Juancho se cogió un
mosqueo con mi hermana y se fue a eso de la una de la madrugada. Le dije a mi
cuñado Quillo, que seguramente no iba a encontrar taxi hoy, que la cosa era casi
imposible, por lo que salió a buscarlo y lo llevó al hotel.
Mis hermanos dichos se están pasando muchísimo con el alcohol, hasta el
punto de que yo creo que están destrozando sus matrimonios. Me da lástima de
ellos, pues no saben cómo es la vida sin esa droga, de la que yo abusé bastante una
época. La cosa es que se creen graciosos y originales y en realidad no hacen otra
cosa que meter la pata debido al alcohol.
Me levanté otra vez temprano, y de hecho estoy rogando al Señor que mi
familia no me obligue a dormir burradas, pues lo odio. Estoy bastante tiempo
93

durmiendo, hasta el punto de que no estoy acostumbrado a dormir como una
persona normal.
Ven que es el primer año que pasamos estos días sin mi madre, y la verdad es
que algo le echo de menos. Era el ser al que más quería, y encima no bebía ya nada,
ni tenía ningún vicio. Era una mujer extraordinaria, que seguro que sufría
muchísimo con el alcohol de los dos hermanos míos.
Por hoy lo dejo, no por nada sino porque estoy algo cansado.
Que el Señor nos bendiga a todos y lleve a mi madrecita al cielo. Gracias.
Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

1/1/14
Hoy es día primero de año, y mi hermana Piluca me invitó a su casa, tal y
como hacía cuando vivía mi madre. Lo pasé bien allí, comiendo con la familia.
Luego, tal y como le había pedido, Javierito, mi sobrino más pequeño, me enseñó a
sacar fotos con el Smartphone y mi móvil de los antiguos, por si tengo que ir a
algún lugar de voluntario, con los de FSFE, a algún lugar del mundo con
problemas. Le pienso decir al presidente de SF que si quiere, estoy dispuesto a ir a
ayudar a los sitios de catástrofe, por si hago falta para algo. Ya a mis hermanos los
he avisado hace tiempo que esto haría cuando mi madre falleciera, y ya ha ocurrido
lo de mi madre. Si no había ido antes era para no estar muy lejos de ella mucho
tiempo, porque por su edad, por si falleciera y yo estuviera lejos.
Mi sobrino me enseñó y con mi móvil estuve probando un par de veces, para
que no se me olvide y si debo hacer algo allí para sacar fotos, pues los cooperantes
siempre mandan un par de fotos del lugar donde trabajan y lo que allí hacen.
Estuve bastante tiempo leyendo también Caballo de Troya. Como les dije
parece que he vuelto a nacer, con esto de dormir poco tiempo.
Le volví a decir a Javierito el tiempo que me han tenido durmiendo, y que
pensase que no se puede ver la diferencia entre dormir normal y artificialmente, a
no ser que vean que duermen más de lo normal… para que vaya aprendiendo.
Le pregunté que Pedro, el del Barza, cuánto cobraba y me dijo que unos
cuatro o cinco millones al año, con lo que le dije que con eso podría comprar una
farmacia, o una y pico… como le dije a su madre, está claro que para que sepa
cuánto cuestan las farmacias, pues como le dije mi tío Joaquín me dijo una vez: Esa
enciclopedia no la vendo ni por un cuarto de millón… yo me dije si un cuarto de
millón era dinero para él, lo que me extrañó, pero saqué en conclusión que ese
dinero ya era dinerillo por una enciclopedia buena de aquella época. Y él sabía que
a mí me gustaba hablar con él, quien siempre estaba rodeado de libros, tal y como
he estado yo casi toda mi vida.
Luego estuvimos un rato doblando los recordatorios que se van a dar a la
salida de la misa, como de mi madre muerta, lo típico que aquí se hace.
A la noche, cuando llegué a mi casa, estuve hablando con Loida por teléfono, y
como la veo tan desesperada, lo que supongo que igual que Nancy allá, le he dicho
que le diga a Nancy, cuando hable con ella el sábado, que algo intentaré ayudarles,
que aunque estén en una situación mucho peor, algo intentaré ayudarles. Que
hasta dentro de dos o tres semanas no puedo decirles en qué consiste, pero algo
intentaré ayudarlas. Ella no sabe qué hacer, si esperar otro mes en la casa o qué,
pues no sabe qué vamos a hacer los hermanos. Yo le he dicho que intentaré
quedarme con esa casa, pero que esto no lo saben ni mis hermanos, y que lo siento,
pero por ahora no puedo decirles nada más.

94

Por hoy, lo dejo. Espero que el Señor se apiade de mi madre y que nos vea
desde el cielo y le guste cómo estamos haciendo aquí las cosas. Recen también para
que el Señor no me permita cometer disparates. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

2/1/14
Hoy por la mañana fui a ver a Boza, el médico de mi madre, donde llegué y
me puse a esperar a mi hermana Saso a que llegara al centro de salud. Cuando
vino fuimos a la sala de espera del médico y uno nos dijo que había salido, pero no
vio a nadie, por lo que volvió a entrar. A los cinco minutos de llegar, abrió la puerta
para salir, por lo que enseguida nos acercamos Saso y yo y nos dijo que entráramos
al despacho. Allí le dije que mi madre había muerto el jueves pasado porque se le
rompió la aorta. Que no sabía si había sido un aneurisma, y preguntó cómo fue la
cosa, por lo que se lo dijimos. Le di la mano y él se la iba a dar también a Saso, pero
ella dijo que si no le importaba, prefería ser como mi madre que le decía que mi
niño querido, dame un beso. Nos dijo que mi madre era una persona que se hacía
querer y que siempre había estado muy bien atendida por todos sus hijos y que ella
estaba muy contenta con los hijos. Me dijo Saso que cuando se lo dije, medio le salió
una lágrima. Ya lo había hablado, yo se lo diría y luego ella que hablara pero que
no se extendiera como ella suele, pues él estaba trabajando…
Total, que luego fui a la peluquería, la cadena llamada Naranja, y gracias a
Dios, me dejaron bien, aunque con más pelo del que me suele gustar. Creo que voy
bien para mañana el funeral de mi madre.
Luego fui a casa de mi madre, pues le había dicho a Loida que viniera a ver
mi casa, así como a comer aquí, y que tenía unas cosas que darle. Le gustó todo
mucho, pero descartó unas cuantas cosas por el peso, y se llevó otras. Casi todo era
nuevo, con lo que puede llevarlas allí y decir que aunque se las regalamos, todo era
nuevo. Le di unos diez o más calcetines nuevos, así como tres calzoncillos de los
buenos, de los elásticos. También le gustó mucho la bolsa de deporte que le di, de
tal forma que ya sabe que no debe llevar cosas envueltas en papel de envolver y
rodeado todo de cinta de embalar, pues así es mejor, pues no corre el riesgo de que
se lo abran allí en Cuba, sino que si le abren el bolso, con quitar lo que no le dejan
entrar, es suficiente. Le gustó también un bolso de los de llevar las playeras y cosas
de higiene, para cuando uno va al gimnasio, que a mí no me gustaba y que me lo
dio la madre de Tony, y que le gustó bastante, por lo que me quitó un peso de
encima.
Aquí comió también y luego, cuando vino Elena a hacerme la comida, estuvo
hablando con ella un buen rato, intercambiándose información sobre trabajos y
personas de allí de Cuba que aquí también hay. Luego la acompañé a cerca de casa
de mi madre, lo justo para que saliera de este barrio, por si le daban miedo las
personas rarillas que hay en el mismo. Le gustó mucho el piso mío.
Luego fui a comprar pilas, a ver si la radio que le di no funcionaba por no
tener pilas y en efecto era por esto. Ahora sí funciona la radio, con lo que se la
puede llevar para su tierra.
Luego vine de nuevo a mi casa, donde ahora mismo me acaban de llamar mis
hermanas, si quería ir a casa de Mary Lola, pues están repartiendo unas joyas, por
lo que les dije que ahora no se me apetecía, que ellas intentaran ser equitativas que
yo me llevaría la parte que ellas me dieran.
La verdad es que no tengo ganas de estarme vistiendo e ir a coger guaguas y
demás, para ver qué me toca de los dos lotes de mis primos. Me dijo Pine que lo que
95

no me gustara que lo vendiera, y yo le dije que no tenía pensado vender nada, sino
conservarlo todo. Que me compraría una caja de caudales como la de mi madre, y
ahí meto todas las joyas. Sí les dije que no me fueran a dejar solo cartón, sino
también alguna joya y se echó a reír.
En fin, que pertenezco a una familia con algo de dinero, y yo, que soy el que
más a tope va, soy el más pobre de la familia.
Por hoy, lo dejo, aunque intuyo que voy a estar bastante tiempo todavía
despierto, pues como digo, estoy durmiendo mucho menos. Ayer me acosté a la una
y pico de la madrugada y me levanté a las ocho, y tan contento que estoy.
También me llamó Sandra, la hermana de Tony, para darme el pésame y
pedirme el teléfono de la abogada del hermano. Le dije que lo tenía en el móvil, por
lo que cuando lo viera la llamaba, lo que hice al par de minutos.
Por hoy, lo dejo, pues poco más importante ha ocurrido hoy. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

3/1/14
Hoy fue la misa de funeral de mi madre y la verdad es que cuando empecé a
ver la cantidad de gente que conocen mis hermanas y que yo casi no conozco a
nadie, me dije que soy un donnadie y que qué hago yo en estos sitios de tanto
protocolo social.
Mi hermana Piluca me vino a buscar, y fuimos a la iglesia, adonde llegamos
los primeros.
Por primera vez entré en la sacristía, del todo, pues me estaba orinando al
igual que mi hermana. Ella decía que cómo no iba a haber baño en la sacristía,
aunque yo no lo tenía tan claro, pues tenía idea que ésta era muy pequeña, aunque
también tenía una especie de cocina con fregaderos, y agua potable para beber, y
un par de cosas más.
Le di un pequeño donativo al cura de parte de todos los hermanos, después de
hablar con él. Nos fue a dar el pésame a todos, lo que se lo agradecí. Los hermanos
llegaron justos de tiempo, pues en la autopista había atascos.
Estuve contando, y como mínimo nombró doce veces el nombre de María
Jesús, que es como se llamaba mi madre. Dijo el párroco, al que estoy muy
agradecido, que hoy era el día de Jesús, el nombre más bonito de todos. Me extrañó,
pues yo tenía entendido que era ayer el día. A no ser que repitiera la plática de
ayer, por haber sido ayer el día de mi madre. No habló mucho de ella, pues no la
conocía, pero me gustó pues hablaba del Señor la plática, y cómo era por él por el
que había que dirigirse al Padre, así como varias cosas muy bonitas.
Al final, cuando todo el mundo va a saludar a los hijos y demás, desde que
pude, me escabullí pues no sirvo para estos convencionalismos. Sé que hay que
seguir los ritos, pero es que conozco a muy poca gente, a no ser algunos familiares.
También fue Andrés, el novio de Nancy, junto con su madre, la que me
alucinó de lo guapa y gran señora que era. Así me gustaría tener a mí una mujer.
También fue mi primo Luis Cruz Déniz, con el que me corrí algunas juergas
cuando éramos adolescentes, pues estábamos en el mismo instituto. No lo conocía
por la pinta, pero desde que habló lo reconocí. También estaba su hermana, quien
está bastante guapa. Un poco me parece a Arantxa.
Me dije que si Arantxa no iba a este evento, entonces no la vería más nunca
posiblemente, por lo que cuando vi que no vino, supe que ya no tengo nada que
hacer con ella. Me da lástima, pero así es la vida.

96

Pine me llevó unas joyas de las que sortearon ayer, y la verdad es que están
muy bonitas. Yo creo que todas son de oro, algo fuera de lo normal. Si puedo, no las
cambiaré nunca por dinero, sino que las conservaré como recuerdos. Hay varias
medallas de santos y demás, también de oro amarillo y eso que mi hermana me
había dicho que eran de plata… algo increíble.
También me dijeron que mi padrino, Domingo, está ingresado, con lo que a lo
mejor tampoco le queda mucho de vida.
Es increíble lo rápido que están cayendo los familiares. Algo extraordinario.
Por suerte mantengo el contacto con un par de familiares, con lo que no me
veo tan solo. Pero como las otras hermanas, nada de nada, pues se conocen a medio
mundo.
Esta mañana fui al banco, a sacar dinero para Loida, para sus reyes, y a ver
si podía ingresar lo de la comunidad del piso y resulta que todo es nuevo ahora por
las transferencias bancarias, por lo que no podía hacerlo por internet pero tampoco
pude por el banco, pues no era día de pago de estas cosas.
Tengo que ir también al banco a pedir mis datos para que me hagan
transferencias. Maru me llamó para ingresarme lo de Elena, y me da que es la
única hermana que me lo va a dar. Con lo que este mes voy a estar bastante
arrejundido. Veremos cómo salgo de este bache. No sé si la casa de mi madre serán
muchos gastos para mí. Tengo que ver cómo van saliendo las cosas. Si mi madre me
la deja a mí, entonces está claro que es porque quería que yo la viviera, con lo que
intentaré hacerlo. Si no, ya veré qué hago, a medida que pasen los días.
Espero no hundirme mucho. Como les digo, estoy durmiendo bastante menos,
así y todo, hoy dormí unas nueve horas, aunque me siento bastante cansado.
Mi familia se iba ahora a echarse las tapas y las copas, aunque yo pasé de ir,
porque no me gustan esas cosas, y porque sale todo demasiado caro para mí. Vine
caminando, un poco preocupado, pues no me gusta ir tan bien vestido por este
barrio.
Fue Carlos Padrón y Elena la vecina, al igual que Loida. Fueron de los que
más conocía de los que fueron.
Por hoy, lo dejo. Que el Señor nos bendiga a todos. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

4/1/14
Poco a poco las cosas van saliendo para adelante. Esta mañana, me levanté a
eso de las once, tras dormir algo más de diez horas, por lo que me pregunté si iba a
seguir como siempre, pero cuando se lo dije a mi hermana Piluca, me dijo que ella
también había dormido mucho, pues era mucho el cansancio acumulado.
Me están llamando todas las hermanas, aunque hoy fui yo el que las llamé,
para decirles que me habían ingresado de dos cosas unos 25.000€ en Bankia, por lo
que les dije que miraran sus cuentas, a ver si les habían ingresado.
Hoy Saso iba para Madrid, por lo que le dije que había temporal allí. Me
acaba de llamar para confirmar que han llegado bien. La verdad es que ya me
había olvidado de ello, pues he estado llamando al párroco, D. Antonio, para darle
las gracias, y para decirle el par de cosas que le quería decir, sobre mi padre y
Joaquín, o sea, que no murieron cuando dijeron, sino tiempo después, y la verdad es
que todavía no sé si viven o no, aunque intuyo que no, por la mala vida que
llevaban y por los años que debían tener, mi padre sobre los 92 y mi tío Joaquín,
como mi madre más o menos.

97

También le dije que es posible que por la herencia de mi madre, haya oro, y le
di a entender que no sabía qué hacer.
Lo bueno es que ya casi con lo que me han ingresado, puedo quitarme la
hipoteca del piso.
Estuve diciéndole a Jose que toda la semana tenía espagueti para comer y me
dijo que eso no era sano, y le dije que ya lo sabía, pero que la comida es cara… se
asombró, supongo que porque pensaba que yo comía bien, y de eso nada. Me dijo
que yo sabía de eso por el master que acabo de hacer, y le dije que ya sabía yo que
eso no era bueno, pero que la comida es muy cara…
Con mis hermanos estoy bien, y les he dicho a todos menos a Maru, pues no
he podido hablar con ella, lo del banco y que muchas gracias por las reparticiones
de las joyas, que me gustaron mucho las que me tocaron.
También fui abajo a darle las gracias a Doña Rosa, por haber ido ayer al
funeral. Me estuvo hablando algo acerca de su madre la que falleció cuando ella
tenía 26 años o menos, y sus hermanas, que eran cinco, incluso tres eran menores
de edad, para que viera que soy un afortunado, después de todo. Y así es. Encima
me dijo que su padre a los diecinueve meses de muerta su madre, se volvió a casar,
por lo que calculara yo el panorama de ella. La verdad es que comparando soy un
privilegiado, pues incluso, mi madre después de mi padre, no ha tenido otro hombre
en su vida (creo que tuvo un contacto con un vecino muy pobre, pero nada serio).
Con ello ya supondrán el ejemplo magnífico que nos dio mi madre, y encima nos
duró tanto. Es una bendición de Dios.
También he pensado que si me toca la casa de mi madre, le diré a Loida si se
puede quedar otro mes más allí, en casa de ella, para hacerme a la idea de cómo
van saliendo las cosas y poder planear todo con tiempo, pues las prisas no son
buenas consejeras, y más después de un shock como éste.
He leído un poco el Caballo de Troya, y la verdad es que está fenomenal,
aparte de que comprendo bastante bien las cosas de que habla, pues estoy por la
resurrección de Lázaro, el amigo de Jesús.
Por hoy lo dejo, aunque intentaré estar unas cuantas horas más leyendo, a
ver si puedo hasta las dos de la madrugada.
Que el Señor nos bendiga a todos, y tenga a mi madrecita en el cielo. Muchas
gracias y saludos para todos. Servando (Blanco Déniz).

5/1/14
Aunque hoy es domingo, no he ido a misa, pues no tengo ganas ningunas
todavía de ir. Aparte de esto, como fui el viernes a la misa de funeral de mi madre,
espero me la sepan perdonar, el cura y los que están en el cielo.
Me levanté tras dormir nueve horas, aunque a las siete horas de dormir, me
desperté, pero como hacía frío y no tenía ganas ninguna de levantarme, pues no lo
hice, sino que estuve en la cama hasta las once.
Luego ya me puse a hacer cosas, como leer bastante, aparte de la Biblia, el
libro Caballo de Troya, el que como digo está bastante bien. A eso de las seis de la
tarde, me entró modorra, por lo que me dije que tenía ganas de dormir, y como
estaba puesta la lavadora con varias camisas de manga larga, pues me dije que iba
a dormir unos quince minutos, hasta la hora de tender la ropa, pero cuando llevaba
un par de minutos, me llamó Tony, para darme un par de recados y para ver cómo
estaba. Se lo agradezco que se preocupe por mí.

98

Mañana pasaré el día en casa de mi hermano Jose, donde vamos a pasar el
día de reyes varios hermanos, menos Maru, como suele ocurrir, que se va a casa de
los hermanos de su marido, que es cuando va allí en estas fiestas cada año.
Su hijo Dani está en Madrid, en casa de sus suegros, y espero que todo le vaya
bien. Me dijo mi hermana, que le iba a comprar un dormitorio como regalo de reyes.
A mi sobrino Yeray, le va a comprar un ordenador de sobremesa nuevo, y por lo
visto cuesta unos mil euros, todo un capital. Mi portátil costó unos trescientos
euros, y me quedé medio desperrado.
He estado hablando bastante con mis hermanas, así la cosa se me hace más
llevadera.
Como no salgo casi de mi casa, a ir caminando a los sitios que iba, más el que
estoy durmiendo menos, resulta que los días se me hacen más largos, y me da la
sensación (que es una realidad) que tengo muchísimo más tiempo para leer.
Incluso, antes, que después de escribir esta dosis diaria, solía meterme en la
cama a dormir, ahora resulta que me meto en la cama a eso de las dos de la
madrugada, y si ahora son las 8:17 de la noche, pues calculen cómo me cunden los
días. Debo acostumbrarme a que el día sea mucho más largo, lo que intuyo que
haré en dos o tres semanas, en que me haya normalizado más los días. Intentaré
leer gran cantidad de cosas que quería leer, y así estar más contento también
conmigo. Espero que a Yeray le gusten los libros que le voy a regalar, pues es el
sobrino que más lee.
Como digo, posiblemente antes de acostarme, esté seis horas más despierto,
por lo que si sigo así, en breve escribiré más tarde, un poco antes de meterme en la
cama. A ver si los días me cunden mucho más, y ya no vuelvo a dormir las burradas
que dormía.
Que el Señor acoja en su seno a mi buena madre y que nos bendiga a todos.
Gracias. Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

6/1/14
Hoy ha sido el día de reyes, y la verdad es que lo pasé muy bien. Fuimos a
casa de mi hermano Jose, en una urbanización de viviendas medio subvencionadas,
pero es un dúplex que ya me gustaría a mí tener.
Estuvimos allí reunidos y también hubo reyes para mí. Me pusieron dos
rebecas, una gorda y otra más delgada, para las distintas temporadas. Justo lo que
me hacía falta, pero una la voy a cambiar por otra de otro color, o sea, azul marina,
y la otra por una taya más grande, la más delgada, pues me queda algo estrecha.
La gris me la puso Maru, y era de marca total, de Emidio Tuchi y la otra me la
puso Piluca, de Springfield o algo así.
Pine me puso un inalámbrico y una cartera para el bolsillo, las dos cosas me
hacían muchísima falta. Se los agradecí en el alma.
También me pusieron calcetines gordillos, y la verdad es que tengo un
montón, con lo que ya sé que voy a regalar más a otras personas que le hagan falta.
También me pusieron un libro antiguo de casa de mi tía fallecida a la vez que una
trituradora de ella que tenía sin estrenar. Les agradezco en el alma que me tengan
en cuenta.
Y súper importante me dieron las tres hermanas el dinero para Elena, con lo
que al menos hasta que se arregle todo, sé que me lo pagarán. Encima Piluca me
dio otros 35€ para la compra de la comida, que me hacían mucha falta, pues
todavía no he acabado de pagar la hipoteca, con lo que no tengo dinero para
pagarme la comida, pero Dios me va dando una mano. Muchas gracias Dios mío.
99

También mi cuñado Chiew nos dio una foto en papel de mi madre, las últimas
fotos que le hizo el día 24, cuando cenamos en casa de mi hermana Maru. Qué
rápido fue todo, es algo increíble.
Que el Señor acoja en su seno a mi buena madre y que nos bendiga a todos.
Muchas gracias. Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

7/1/14
Hoy fuimos al consulado cubano, pues Loida no sabía dónde quedaba, por lo
que fui a casa de mi madre temprano, a eso de las diez y media, con la cosa de ir
caminando al mismo, ya que según me dijo, quedaba enfrente del ayuntamiento.
Quería ir caminando para hacer ejercicio, y para adelgazar. Por ello la llevé allí
caminando. Le gustó el pateo, según me dijo a la vuelta, y eso que tuvimos que
subir la vuelta, bastante trayecto cuesta arriba, aunque comparado con lo que yo
camino para ir a casa de mi madre, pues no es demasiado, sino más bien lo
contrario.
Llegamos al ayuntamiento y allí nos dijeron que cogiéramos un número. Le
dije que yo no pasaba con ella, sino que entrara ella sola. Le dije esto por si le
quería decir alguna cosa que no quisiera que yo oyera, aunque lógicamente esto no
se lo dije.
Estábamos esperando, cuando salió una señora más o menos, bien vestida y
que la silla de su despacho era de esas enormes. Resulta que era la cónsul, y según
parece Loida tenía una amiga común con ella, por lo que cuando salió, se puso a
hablar con ella. Luego le llamaron por su número (tras esperar una hora y pico), y
pudo ir a preguntar sus dudas. A la salida volvió al despacho de la cónsul, y por lo
visto lo tiene todo en regla, a pesar de que una amiga de ella le había llamado por
la mañana, y le había llenado la cabeza con un montón de cosas que según parece
no tenían nada que ver con la situación de Loida. Por hoy, ya hice la buena labor.
También di a Loida 500€ para que le comprara el ordenador a su sobrina. Lo
cogió con mucho gusto, aunque me dijo que a lo mejor compraba un ordenador más
barato, y así podía con el resto pagar el equipaje de más, para poder llevar cosas
para todos. Le dije que como quisiera. No se lo he dicho, pero si me sale y consigo
bastante dinero, intentaré darle otros mil euros, para que sepa que ya tiene para el
pasaje de vuelta. También le dijo ayer Pine, que es posible que la contraten otro
mes más, para que se quede en la casa de mi madre. Supongo que hasta que se
solucione todo lo de la herencia.
Resulta que lo que parecen ingresos en mi cuenta de Bankia por internet, es
el total de dichos fondos, con lo que no me van a tocar esas cantidades ni loco, pues
son a dividir entre los doce herederos, con lo que se me han ido al traste los planes
que estaba haciendo a último. Claro que cuando veo las situaciones de Nancy y
Loida, pues me sé un privilegiado niño mimado del primer mundo.
Luego vinimos, intenté estudiar, pero como Loida habla tanto, pues no pude
hacerlo casi.
Al poco comimos un arroz con pollo que estaba muy rico. Es como se hace allí
en Cuba, y la verdad es que me gustó. Le dije que yo no me lo podía llevar, pues
tengo un montón de comida congelada, y que si no le digo a Elena que no vaya a
hacerme más comida, es porque ella está también fatal de dinero y tiene cuatro
hijos, dos de ellos todavía a su cargo. Y encima tiene ahora menos trabajo… claro
que cuando tenía trabajo más parecía yo el pobre (que lo soy), que ella la que
trabajaba para mí, pues manejaba mucho más dinero que yo y derrochaba cosa
mala. Ahora dice que le ha venido bien no tener tanto dinero, para una cura de
100

humildad. Es posible que antes a lo mejor hasta iba de súper y derrochaba el
dinero… Dios la castigó.
Me gusta más la gente humilde como los cubanos, pues son gente que
agradecen el dinero que uno les da, y no lo quieren para derrocharlo por ahí.
Luego guardé el árbol de navidad, y le dije a Loida que yo no sé dónde iban
las guirnaldas ni las postales de navidad. También encontré un almanaque que le
vi en un ropero, tras casi nunca abrir ciertos roperos de ella, y lo puse en la cocina,
donde están siempre los almanaques.
Luego como no podía estudiar de todo lo que habla Loida, pues le dije que me
venía a mi casa, por lo que salí de casa de mi difunta madre sobre las cuatro y
media de la tarde. Debía ir por su farmacia, para decirles que había muerto.
Cuando llegué vi a la farmacéutica adjunta, la que entró en mi lugar hace unos
treinta años (yo trabajé en esa farmacia unos tres años, tras acabar la carrera), y le
iba a decir lo de mi madre, pero estaba despachando… oí un: vente por aquí, por lo
que fui por otro sitio, pero resulta que una empleada se refería a un niño. Pero en
esto vi a un veterano de cuando yo trabajé allí, por lo que a pesar de que estaba
despachando, me acerqué allí y le dije: era sólo para decirles que mi madre ha
muerto… sí, ya lo sé; pobrecita… me dijo; le di la mano y me fui, y cuando salía le
dije adiós a Lorena, la adjunta, a la que vi en su cara que estaba bastante triste y
llorosa, seguramente porque había cogido cariño a mi buena madre. Como mi
madrecita me dijo una vez en esa farmacia: Ja, Ja, todo el mundo me quiere. Y así
era.
Luego vine aquí y me ha llamado Tony, y como ya le había intentado resolver
unos problemas, le intenté hacer los otros que me pedía. Pero intentando escanear
una carta que me envió para su amiga, veo que no me deja el escáner acceder a él,
supongo que es por los que me tienen controlado. Total que intentaré de nuevo
hacerlo y parece que ahora sí lo pude hacer. Ya se la envié.
La luz de la cocina se ha fundido y eso que compré el bombillo hace poquísimo
y encima me costó cinco euros, todo una pasada.
Por hoy, lo dejo. Estoy mucho mejor de lo que pensaba, incluso en casa de mi
madre no se me hace tan duro como pensaba.
Que el Señor bendiga a mi buena madre, y la acoja en su seno. Bendiciones
para todos. Servando (Blanco Déniz).

8/1/14
Esta mañana tenía hora, a las diez y media con Paco, arriba en la Feria, o
sea, con el enfermero de salud mental. Allí me atendió a eso de las once, y eso que
yo creo que era el primero de la lista, pues llegó y volvió a salir, no sé, supongo que
a algo importante, o a lo mejor incluso al baño, quién sabe.
El baño de los pacientes, no tenía agua el lavamanos, por lo que cuando
defequé en el mismo, no tenía dónde limpiarme las manos, por lo que cogí gel de
baño del dosificador y me lo restregué por las manos, y luego me las sequé éste, con
los papeles, de los que sí había bastante, al igual que de gel. Como no había agua,
fui al otro baño del mismo piso, y estaban cerrados, por lo que desistí de lavarme
las manos, hasta que llegara a mi casa. Con Paco estuve hablando todo el tiempo de
mi madre y eso que no quería, pues casi se me salían las lágrimas, lo que hacía días
que no me pasaba. Allí estuve un buen rato y me dijo que ahora me iba a ver antes,
por estas cosas, y si me ocurría cualquier cosa, que no dudara en llamarlo, que si
tenía bajonas que llamara sin falta. Me dijo que no tenía por qué ser al principio

101

normal y luego hundirse, que lo iba a sentir, pero no tenía por qué hundirme. Le
dije que yo creo que por suerte estoy estable.
Luego fui a Mercadona, aunque no tenía ganas ningunas. Estuve cogiendo las
cosas durante quince minutos, y vi que pude hacerlo todo rápido, pues aunque
había algo de gente, no era como otras veces, que está a tope la cosa. Tampoco
tenían ni sardinas ni caballas, ni frescas ni congeladas, con lo que no sé cuándo
podré comprarlas… compré panga, pues estos semanas pasadas han sido días de
mucha carne.
Luego vine a mi casa, donde coloqué la compra e hice un par de llamadas.
Intenté hablar con mi cuñado Quillo, a ver cómo estaba su padre, pero no estaba en
su casa, sino trabajando. Era para ver si quieren que vaya a verlo.
Luego miré los correos por internet y ya me vestí para ir a ver al hospital a mi
padrino, Domingo, quien estaba con su hijo, también llamado Domingo. Como no
sabía de qué hablar, le pregunté por su trabajo, y resulta, como creo que les he
comentado, trabaja en el departamento de morosos, por lo que entonces me dije que
no era raro que le dieran depresiones, pero me ha dicho que ahora sólo lleva los
morosos de esa oficina, y que ellos no son como Bankia o el Santander, que si no
pagas te embargan, sino que ellos los ponen en régimen de alquiler y le pagan la
mitad del alquiler y cosas de éstas me dijo. Resulta que por cómo lo veo vestir, más
el ritmo de vida, como el coche Audi y cosas por el estilo, supuse que tenía un
montón de responsabilidades y me dijo que no, que él cumplía en su trabajo y luego
en su casa nada de trabajo. Le pregunté y va cada dos días a hacer ejercicio, o bien
a correr o bien bicicleta. Total, que tengo unos primos que son bastante ricachos, lo
que me deja asombrado. Estudiaron en buenos colegios, mientras que yo lo hice
todo en colegios del estado. Él siempre va muy bien vestido y yo visto bastante
normalito, incluso hoy se metió con que yo llevaba playeras en lugar de zapatos. Es
que las playeras son mucho más cómodas que los zapatos.
Allí estuve cosa de una hora y poco, y la verdad es que mi padrino Domingo
está bastante fastidiado, está casi sin pelo, supongo que de la quimio. Luego vino su
mujer y la de mi primo, quienes se iban a quedar allí. Insistieron en que me fuera,
pues mucha gente no puede estar allí junta. Como venían ellas dos, pues me vine a
mi casa. Les dije un par de veces que si hacía falta quedarse por las noches, yo con
gusto lo hacía que yo no tenía que estar por la mañana temprano en ningún sitio,
diciéndoles que yo no tengo jefes con los que deba cumplir un horario.
No quieren sino que esté su núcleo familiar. Me da pena de mi padrino, pues
ha habido veces en que he estado muy unido a él. A último siempre ha estado
bastante flojo de fuelle, por lo que se le ve bastante retraído siempre. Yo también
soy callado.
A Domingo le pregunté si a su hijo lo seguían llamando el Cervantes, y me
dijo que sí, que sigue leyendo libros de historia para adultos y que escribió un libro,
al que le puso a la editorial la condición de que el noventa y ocho por ciento de las
ganancias era para él.
Tiene once años, y nada más llegar, cogió un periódico y se puso a leerlo.
Luego, en el coche, estuvo leyendo todo el tiempo una novela de las de Alatriste de
Arturo Pérez-Reverte, yo creo que va bastante mejor que yo, a ver si no se tuerce.
Es un buen chico.
Mi tía Conchita iba de riguroso luto, y cuando me vio se alegró de verme, al
igual que yo a ella, y que estuviera de luto también me gustó lo que significa que
está dolida con lo de mi madre.
Me trajo Domingo hijo a mi casa, lo que se los agradecí, aunque un poco me
dio algo de vergüenza ser yo tan pobre y ellos tan ricos, y como sé lo que dice el
Antiguo Testamento de que el pobre es odiado hasta por sus hermanos… para no
102

molestarles a ellos y que no tuvieran que desviarse de su camino para llevarme a
mí. Espero que mi tío salga de esto.
También llamó la prima de mi madre, la que me había llamado hace unos
días un par de veces, para darme el pésame, lo que le agradecí. Ella vive en
Madrid, y estaba de viaje por las navidades. Que ella se llevaba muy bien con mi
madre, lo que yo ya sabía.
También me llamó la chica que siempre me llama de AFAES, porque tenía
náuseas. Me llamó esta mañana, pero como ahora fue cuando le miré lo que me
pidió, pues entonces la llamé ahora, para que supiera que la insuficiencia renal
crónica puede dar también náuseas, de todas maneras, que se lo dijera al médico,
por si eran por otra cosa.
Por hoy, ya nada más. Ahora intentaré estudiar un poco, a ver si le doy un
empujón a las cosas en las que estoy metido, y a ver si leo también otro poco.
Que el Señor nos bendiga a todos y que tenga a mi buena madre en el cielo, y
ojalá esté junto a Él. Muchas gracias. Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

9/1/14
Los días van pasando y la verdad es que llevo mejor de lo esperado lo de mi
buena madre. Esta mañana me levanté a eso de las diez y media, tras dormir diez
horas y media. Creo que han vuelto a decirles que duerma bastante, debe ser
porque los demás llevan mejor que yo lo de mi madre, cuando en realidad lo llevo,
gracias a Dios, bastante bien.
Por la mañana tenía que ir a Bancorreos, para entregar la fe de vida, para
que vean que sigo vivo, y por tanto pagarme la pensión de unos 660€/mes. Estaba
allí el encargado de la sucursal, que fue quien me atendió. También hice la
transferencia al banco de la comunidad de propietarios de mi piso, y pregunté si el
Código BIC era el del banco receptor de las transferencias y me dijeron que sí. Le di
el IBAN que me dieron nuevo de la comunidad de propietarios y ya le hice el
ingreso de la comunidad de este mes; espero que eso se pueda arreglar rápido, para
poder hacer operaciones cuanto antes por internet.
También le dije si me activaba la tarjeta de crédito, que me mandaron una
nueva, y me dijo que más rápido era por teléfono, lo que hice nada más llegar a mi
casa.
También le pedí mi IBAN y mi código BIC, y ya los tengo para cuando me
hagan falta.
Luego me vine a mi casa, y me puse a leer, y escribir un poco. Vino Elena, y
me hizo unos rollitos con huevo, queso y jamón, que están riquísimos.
Estuve leyendo un poco Utopía de Tomás Moro, y la verdad es que se está
poniendo interesantillo.
Con esto he estado hasta las seis y media, hora en que me vino a buscar
Piluca, con lo que fuimos de compras a Hipercor y al centro comercial que había al
lado. Compramos un abrigo que costó sobre los cincuenta euros, y varios calcetines
baratos. Resulta que Piluca se olvidó de llevar el ticket de compra de la rebeca, por
lo que no pudimos cambiarla, y la de Maru, hacía falta su tarjeta de crédito, por lo
que tampoco pudimos descambiarla. Quedamos en que ellas dos descambiarían sus
cosas, y me darían el dinero, con el que intentaré comprarme un par de camisas
buenas en otras tiendas por otra zona. Iré también con Piluca.
La verdad es que me da cosa ir mucho a ver a mi padrino, lo que no me
importaría lo más mínimo, pero por si cree que estoy yendo a verlo por la posible
herencia, pues eso me corta un poco. La verdad es que no quiero herencia de él.
103

Que sepa que durante muchos años fue para mí un líder, un ganador, tanto en el
trabajo como en su familia. Ahora está pasando por horas bajas, y está siempre
deprimido, y no sé de qué hablarle, por lo que hablo con sus hijos, allí, a su lado.
Veré si mi tía me dice que vaya a verlo con más frecuencia, o si con ir cada cinco
días está bien. También les he dicho que si me debo quedar por la noche, que no
hay problemas.
Mañana debo madrugar, pues tengo que hacerme el análisis de sangre a eso
de las ocho de la mañana. Por ello acabo aquí y me voy a dormir.
Que el Señor tenga junto a sí a mi buena madre. Gracias mil Dios mío.
Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

10/1/14
Esta mañana fue cuando antes me he levantado en lo que va de año, así a las
siete de la mañana, me levanté para prepararme para ir a hacerme el análisis de
sangre. Entre el tercero a hacérmelo, por lo que salí pronto de allí.
Luego vine a mi casa donde desayuné, miré los correos y escribí algo. Luego
como me estaba cayendo de sueño, dormí otra hora y media, con lo que hoy habré
dormido unas ocho horas y media, lo que está bastante bien, para mi gusto. Ahora
es de noche y todavía estoy bastante descansado.
Luego puse la lavadora y cuando tendí la ropa, almorcé. Luego estuve
mirando un poco el libro Utopía, y la verdad es que está bastante bien.
Luego íbamos a ir al cementerio, a ver la lápida de mi madre, y allí estuvimos
todos los hermanos (menos Saso) cosa de una o dos horas, entre lo que buscamos la
lápida, pues nos perdimos en cuanto a que no sabíamos dónde estaba la de mi
madre, hasta que nos llamó Jose que nos estaba esperando cerca de la de ella. Ya
más o menos sabemos por dónde queda.
También fuimos después a ver la lápida de nuestra tía Mary Lola donde
también están Mauca, su hermana y Antonio, su marido. En total estuvimos cosa
de una hora y media.
Ellas se iban ahora a casa de mi tía, a seguir haciendo el inventario, para la
repartición del ajuar doméstico de mis tías.
Luego me vine para acá, y he cenado, trotado delante de la tele, he mirado los
correos, y he estado mirando hoy cosas sobre la carrera de medicina, para ver si la
hago, y sobre otros másteres para hacer… a ver qué hago los siguientes años. La
verdad es que cada vez que veo las asignaturas de la carrera de medicina, más me
gusta ésta, y más si pensamos que podrían salirme más baratas las asignaturas por
mi discapacidad. Estoy a ver qué hago los siguientes años, aunque también la
opción de ser autodidacta, mirando lo que me interesa de los cursos que hago,
también me llama mucho. La cosa es que no infla uno el CV, sino que se queda uno
un poco al albur…
Bueno, en esto estoy, que sea lo que Dios quiera que sea.
Que el Señor tenga junto a sí a mi buena madre. Gracias mil. Saludos
cordiales. Servando (Blanco Déniz).

11/1/14
Hoy me levanté a eso de las nueve y media, pues debía ir a ver a Tony sobre
las doce menos cuarto; su madre me vendría a buscar sobre las once. Dormí unas
nueve horas a lo sumo, y la verdad es que he estado bastante despejado durante
104

todo el día. Espero que poco a poco vaya durmiendo menos y no me hagan dormir
tanto como estos años. Me siento contento por esto, pues es un cambio de vida
bestial, y lo que tanto quise, se está cumpliendo.
Allí hoy Tony estaba un poco triste, con ganas de irse a la península.
Estuvimos hablando todo el tiempo que estuvimos allí, o sea unos cuarenta y cinco
minutos, él, su madre y yo. Había un montón de gente, lo que también nos lo hizo
notar uno de los funcionarios, por lo que nos pidió que fuéramos rápidos en dejar la
huella a la entrada, antes de pasar por el arco detector de metales, para poder
pasar a visitar a los internos, que es como se les llama.
Luego vine a mi casa, donde recogí la ropa que había lavado y tendido, y
almorcé. Luego me puse a leer los correos, y por fin hoy ya pude escribir suelto
sobre cosas de ciencias para el Menudencias. Me gustó bastante, pues eso significa
que voy cada vez mejor en el proceso de superación de esta crisis tan grande.
Luego me puse a leer, y pude leer un par de páginas sobre farmacogenética, y
me encantó. Parece que ya voy cogiendo el gusto otra vez por las cosas de Farmacia.
Hoy, después de la primera cena (ahora haré la segunda, ésta mucho más
ligera) me puse tras trotar delante del telediario, a ver los correos, y se me ocurrió
ver una de las películas que me envió Denis hace más de un año, y la verdad es que
estuvo bien, se llamaba El guerrero silencioso, y era parte de la vida de un atleta,
de lo que pasó y cómo al final triunfó el protagonista (está basada en hechos
reales). El otro protagonista, Nick Nolte, era el sabio en la película. Me gustó
bastante, y aunque no era una del superhéroe americano me gustó bastante.
Lo malo es que de mujeres me veo bastante mal, así que más parece que voy a
ser como un profesor de jóvenes, que uno que forme un hogar. No creo que sea un
hombre sabio yo, aunque es una de las cosas que más me gustaría ser. En ello
pongo mi empeño y mis placeres, en los libros y algo de ejercicio.
Ya sé que en este mundo nunca volveré a ver a mi madre, por lo que no me
queda más remedio que concienciarme ya de ello. Me da que mi madre no me ha
dejado su casa en herencia para mí, por lo que no sé si los hermanos estarán de
acuerdo en que yo se las compre. Todavía no se los he planteado, y no sé si estarán
de acuerdo en ello. Sé que al principio será duro vivir allí sin mi madre, pero con el
tiempo intentaré conservarla lo mejor que sepa y pueda.
Que sea lo que Dios quiera que sea. Que el Señor tenga junto a sí a mi buena
madre y que nos bendiga a todos. Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

12/1/14
Hoy me levanté tras dormir unas diez horas y media, demasiado, aunque está
bien según la dinámica de los últimos meses, y eso que llevaba un par de días
durmiendo menos de nueve horas, más bien cerca de las siete horas o menos.
Espero que mañana duerma otra vez sobre las ocho horas más o menos.
Me levanté y el día lo he pasado, a pesar de ser domingo, leyendo sobre
farmacogenómica, lo que la verdad está bastante interesante.
Creo que más que otro master, a lo mejor, si puedo, intentaré hacer el
doctorado en medicina, y si debo esperar un año para poder hacerlo por la nueva
legislación, por lo de lo que se llama De Bolonia, pues a lo mejor me dedico a leer lo
que me interesa leer, que son varios libros…
Como digo, he disfrutado leyendo ya cosas de Farmacia.
Antes de ir a misa, fui por casa de Rayco, pues tenía dudas sobre unas cosas
del ordenador, lo que era bastante fácil, como buscar archivos en el ordenador y en
las carpetas, así como pasar archivos y carpetas al pendrive. Cuando le dije cómo
105

era, vio que era sencillo. Él, que es mucho más joven que yo, y sabe mucho menos
que yo de informática.
Luego fui a misa y le dije a D. Antonio, el señor mayor del que me siento a su
lado, que mi madre había muerto, y él me dijo que de los familiares, el más que se
siente es éste. A la salida, me dijo el pésame y la verdad es que se lo agradecí. Vale
la pena ir por misa, pues la gente es humilde y buena gente, que sabe lo importante
de la vida, el amor entre la familia y los que nos rodean. Le agradecí el pésame,
aunque a lo mejor no fui muy efusivo, pero me gustó que esperara al final de la
misa para decírmelo.
Luego vine a mi casa, y ya he hablado un par de cosas por teléfono, como que
mi hermano Jose está buscando otro abogado para lo de nuestra madre, cuando los
cinco hermanos restantes estamos de acuerdo en que sea el que ya nos lleva las
cosas en que nosotros estamos metidos. Él siempre tiene que ser la nota
discordante… es el más ignorante de todos, el que más bebe y el que más discordias
siempre crea, a la vez que el que más se pelea con los demás. A mí muchas veces
me grita y se mete conmigo… en fin, Señor, hazle que cambie y sea humilde y
manso de corazón.
Ya ahora me he puesto a escribir esto, tras mirar los correos, y tengo
intención de ponerme a seguir leyendo sobre cosas de Farmacia, lo que otra vez le
he vuelto a coger el gusto, y eso que era con una cosa que hacía meses había
abandonado. Está muy interesante la parte que estoy ahora leyendo.
He mirado por fuera una casa que hay por este barrio, que se vende, y a ver
en cuánto la venden y si me interesa, pues me da que son bastante más grande que
la que yo vivo, y en un primer piso, con lo que ya cumple los requisitos que ahora
mismo le pido a una casa.
Dios mío protege a mi buena madre y bendícenos a todos. Gracias mil.
Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

13/1/14
Esta tarde me llamó Rosa María, la amiga íntima de mi madre, la que está
hecha polvo, así cuando hablaba conmigo, cuando recordamos a mi madre, se echó a
llorar y no podía contener el llanto; durante un par de veces estuvo llorando sin
poder aguantarlo. Sí, adoraba a mi madre, a la que echa muchísimo de menos. Se
siente sola, ahora sin mi madre y sin hermanos con los que hablar, pues ella no
tiene hermanos. Su madre vivió hasta los 96 años, así que es posible que ella
también dure bastante. De todas maneras tiene a su marido y a una hija casada,
pero así y todo y se siente sola sin su amiga querida del alma, desde que eran niñas
del colegio eran amigas.
Esta mañana fui a Mercadona, donde compré mucho menos que la semana
pasada. También compré el aceite, pero ahora no de oliva, sino de girasol, pues es
mucho más barata. No puedo permitirme grandes lujos, al menos por lo pronto.
Está a menos de mitad de precio, respecto a la de oliva, por lo que a pesar de darme
vergüenza porque la gente viera que compro el aceite de los más baratos, junto a
que, sé lo bueno que es, pues pasé algo de apuros al comprarlo.
Estoy pensando, y si viviera en casa de mi madre, seguramente iría cada
quince días a Mercadona, pues podría comprar cosas para dos semanas, con lo que
entonces sólo debería gastar dos taxis al mes, lo que es mucho más asequible que
cuatro al mes.

106

Luego vine a mi casa, y donde tras colocar la compra, hoy por 30,60€, incluido
los cinco con algo del aceite, me puse a leer los correos y a escribir la dosis
mañanera.
Estuve haciendo un montón de llamadas, y pude localizar a algunas personas,
así intentaré ir a pedir el informe médico del certificado de defunción de mi madre,
lo debo ir a pedir al Negrín y luego tardan un tiempo en darlo, según hablé por
teléfono.
Decidí, pues Rayco me dijo las bondades de su reloj, ir a comprar uno, que al
final era el mismo que el de él. Ahora ya no los hacen como cuando yo los usaba de
normal, sino mucho más endebles. Me costó 12,50€, y espero que me dure unos
cuantos años, pues el que tenía, se le caía la tapa cada dos por tres, la tapa de la
maquinaria y la pila, se abría sin casi hacer nada. Más me valía comprar uno que
arreglar éste. Pero me da que el que compré es bastante malo y endeble, repito.
Luego vine para mi casa de nuevo, y aquí he estado leyendo las instrucciones
de uso, para lo que insistí bastante, en que me dieran el librito de instrucciones. Ya
lo tengo en hora, que es por lo pronto lo único de él que sé hacer.
Ya lo tengo a uso.
Después, como todavía era pronto para cenar, y como estoy comiendo
burradas, debido a que como duermo menos, estoy más tiempo despierto, y por
tanto hago más comidas, por lo que estoy engordando a pasos agigantados. Debo
controlarme más las comidas, a ver si puedo aguantar con sólo tres comidas al día.
Me ha vuelto a llamar un par de veces la chica que me hace un montón de
preguntas, para ver si ella podría tener de nuevo la gripe, pues se vacunó y la pasó
también, por lo que le dije que uno se vacuna para los tres subtipos posibles que
nos puedan infestar, y aunque uno la padezca, éstas serían menos grave, que viera
que en la península incluso estaban provocando ingresos hospitalarios, pero si uno
se vacuna, caso de darnos, es mucho más suavecita. Que viera que ella tenía
factores de riesgo, y así y todo no hubo que ingresarla. Que no dejara nunca de
ponérsela.
También me dijo en otra llamada sobre los cálculos nefríticos, por lo que le
dije que generalmente eran de oxalato cálcico, o sea, por comer alimentos ricos en
calcio, como la leche y los derivados, y por tomar poca agua también podían
entrar… me dijo si sabía qué alimentos lo provocaban y le dije que no. Sé que los
lácteos el abuso, los puede provocar, pero no sé los otros que los pueden provocar,
cuáles serían.
Por hoy, nada más, ahora cenaré, y luego trotaré delante de la tele y después
me pondré a estudiar lo que tenga ganas.
Que el Señor acoja en su seno a mi buena madre y que nos bendiga a todos.
Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

14/1/14
Esta mañana fui a casa de mi madre, y la verdad es que yo creo que estoy
preparado para vivir en ella, pues el tiempo que llevo allí, aunque echo a mi madre
de menos, veo que podría vivir bien en dicha casa, sin echarla demasiado de menos,
como he pensado estos días atrás que pensaba que me iba a ocurrir.
Loida me hizo la comida, y le he estado diciendo, que cuando hable con
personas a las que quiere cuidar, que le diga que sabe hacer la reanimación
cardiopulmonar, y resucitar a ancianos y que sabe cómo detectar un ictus y demás,
pero que no le diga términos científicos, pues aunque ella está acostumbrada a

107

estar toda la vida entre médicos, aquí, no todos saben cosas de éstas, así que se los
debe decir con palabras que lo entiendan las otras personas.
Está más animada Loida, pues es posible que le salga un trabajo de un
familiar de mi madre por la playa de Las Canteras, que es la zona que a ella le
gusta, pues por allí están los teléfonos más baratos para llamar a Cuba, así como
varias de sus amigas y resulta que esa pariente, le dijo que ella podía salir a dar
una vuelta, y salir también con ella, etc. Está bastante contenta, porque así puede
estar aquí hasta final de año, y hacer una buena pellita, ya que en la nueva casa,
debería estar todo el tiempo, con lo que no pagaría otra habitación para los fines de
semana, ya que sería fija del todo. También la asegurarían… hay un inconveniente
y es que Ana (la que la va a contratar), la prima de mi madre, tenía una chica que
la cuidaba en un piso encima de ella, pero resulta que le ha salido rana por lo que
está haciendo cosas para echarla con los abogados, y por tanto todavía está la cosa
en veremos… Loida está bastante ilusionada con esa casa.
Veo que yo podría llevar bien la casa de mi madre, si me tocara en la herencia
o si mis hermanos me dejaran que yo les comprara su parte. Siempre he pensado
que cuando mi madre falleciera yo iba vivir en dicha casa, y espero que así pueda
ser.
Loida hizo para comer potaje de lentejas y carne de res frita con papas fritas;
todo estuvo muy bueno, aunque me quedé a reventar, algo inaudito, hasta el punto
de que tuve que ir al baño a defecar de todo lo que había comido.
Cogí también el libro de familia para mañana ir al hospital más grande de la
provincia, el Negrín, donde murió mi madre, para pedir el informe médico de la
muerte de mi madre. Espero que lo pueda arreglar todo. También voy a ir antes a
Cáritas, a ver cómo va la cosa.
He estado repasando la charla de primeros auxilios y parece que la llevo más
o menos bien, aunque debo todavía repasarla más.
Luego acompañé a una casa a Loida, que preguntando, vimos que era muy
cerquita de mi casa. La llevé a dicha casa, y luego le dije cómo salir de ella para que
llegara a la de mi madre. Le gustó haber caminado un poco hasta ella. Resulta que
ahí vive una amiga de ella, a la que quería visitar. Así pasa los días, visitando a las
amigas y demás. Loida depende mucho de las personas para hablar y demás, todo
lo contrario a mí, que casi no hablo con nadie, salvo con mis libros y mis escritos,
con quienes dialogo.
Luego vine a mi casa, y ya me he sentado a mirar los correos y a escribir estas
líneas.
Mi hermana Piluca fue por casa de mi madre a hablar también con Loida, a
ver qué piensa ella hacer, por lo que en principio ya ven que la casa de mi madre,
es posible que se quede sola. Yo les voy a decir a mis hermanos que a mí no me
importa quedarme en ella para cuidarla. Aunque deberé dar unos cuantos paseos,
no me importa cuidarla y luego quedarme ya con ella definitivamente.
Esta mañana Loida me enseñó un desconchón de un balcón y la verdad es que
hay que arreglarlo ya, pues si no, casi casi, se puede caer el barandal del mismo…
En fin, que espero que las cosas vayan saliendo bien, y que mis hermanos
quieran venderme sus partes de la casa de mi madre, más que dárselas a otras
personas que uno no conoce de nada…
Espero que mi santa madre esté junto al Señor, y que Éste nos bendiga a
todos. Gracias mil. Saludos: Servando (Blanco Déniz).

108

15/1/14
Esta mañana fui a Cáritas, donde todos los que más tratan conmigo me
dieron el pésame, así fueron hasta allí Pilar, que es una preciosidad de mujer y
muy trabajadora y estudiosa, que tiene su despacho enfrente del nuestro, y que
hace unos años estaba también conmigo en la biblioteca, donde era mi jefa.
También fueron mis dos jefas actuales, las del departamento de Formación, o sea,
Pino Cardero y Ana Margarita, quienes fueron allí y me dieron el pésame; también
fueron Leandro y Dani, con el primero me llevo muy bien, y charlamos con
frecuencia desde hace más de cinco años, cuando empecé a ir a Cáritas, pues él era
mi jefe directo; con Dani tengo menos relación, y es junto con Leandro el
informático de Cáritas, de dicho local; también me dio el pésame Ana, la
telefonista, la que en una ocasión me gustaba bastante, y a la que invité a cenar un
día, aunque no quiso ir; con el tiempo, me ha ido gustando cada vez menos, pero me
parece una muy buena persona…
Cuando acabé mi jornada en Cáritas, fui en guagua al Negrín, para pedir el
informe médico de la muerte de mi madre, el que cuando esté, me llamarán para
enviármelo. Le dije que cuánto tardaría, si un mes o cuánto, y me dijo la guapa
mujer que me atendió, que no sabía cuánto iban a tardar, que eso no se podía
saber.
Me gustaba bastante dicha mujer, aunque a veces, por su voz tan grabe,
sospechaba si no sería un travesti… pero tenía un cuerpazo increíble y encima
bastante alta, con lo que para mí uno noventa, me viene estupendo.
Luego vine a mi casa, donde he estado mirando los correos, bastante tiempo, a
la vez que también escribí la dosis de la mañana y corregí una semana entera.
Tenía pensado estudiar bastante, pero me llamó Carlos Fabelo, un antiguo
amigo de cuando trabajaba en la farmacia de D. Rafael Cárdenes, mi primer jefe, y
estuve hablando con él más de dos horas. Yo ya al final estaba un poco desesperado
de tanto que hablaba, pues la verdad es que no me gusta hablar demasiado por
teléfono, ni en persona tampoco, pero me estaba diciendo cosas importantes de su
enfermedad (está en una silla de ruedas) y su vida… quedamos en que un día iría
un día por su zona a tomarnos un café. Le dije que yo fuera de mi casa, no hacía
gasto alguno, pero ese día lo haré, por la vieja amistad que teníamos…
Tiene una pensión el doble a la mía, y vive con un hermano, pero por su
situación de invalidez y dependencia, necesita más dinero que yo, entre otras cosas
para la silla de ruedas que puede andar hasta veinte km, y los utensilios de la casa
específicos para él…
He hecho un par de llamadas y ya luego me puse a leer sobre proteómica, y la
verdad es que son cosas complejas. A ver si me entero aunque sea para saber qué es
y de qué trata.
Ahora mismo me meto en la cama.
Que el Señor tenga junto a Él a mi buena madre y que nos bendiga a todos.
Gracias mil. Saludos. Servando (Blanco Déniz).

16/1/14
Esta mañana me levanté tarde, pues no tenía que madrugar. Me levanté
cerca de las once de la mañana, un poco antes quizá. Dormí más de nueve horas y
media, lo que no me gusta tanto, como saben.
Luego vino Elena y me dijo que a su hija le habían dado durante dos días
fatigas y había perdido el conocimiento, que la iba a llevar mañana al médico. Le
hice que llamara a urgencias, para que lo dijera allí a las personas encargadas de
109

las urgencias, lo que hizo bastante nerviosa. Le dijeron que le llamaran quien
estaba con su hija la más pequeña, y era su hija la mayor. Se puso bastante
nerviosa, por lo que llamó a su hija la mayor y le dijo que llamara a urgencias. Al
final no era para alarma, pero a lo mejor puede ser epilepsia, o alguna cosa del
estilo. Se quedó más tranquila, aunque sí me dijo que no sabía que las emergencias
se podían llamar al número de urgencias, el 112, y decir lo que pasa, para ver qué
debe uno hacer. La cosa es que lleva dos días dándole dichas pérdidas de
conocimiento, con lo que no sé yo entonces… me da que descartaron el que fuera un
ictus, por eso le dijeron que fuera otro día al médico.
Luego estuve con lo de siempre, mirando los correos y escribiendo la dosis
diaria mañanera.
Después almorcé y llamé un par de veces a mi hermana Piluca, hasta que vi
que ella llegó, entonces fui a buscar el cheque con los diez mil y pico euros que me
dan por yo tener reconocida una discapacidad síquica… cuando llegó a su casa, allí
fui a buscar el cheque, para entregarlo mañana sin falta en Bancorreos. Seguro que
se extrañan al ver un cheque con tanto dinero yo llevándolo, cuando lo que cobro
por mí es 663€/mes.
Luego vine otra vez aquí e intenté estudiar la charla para AFAES, pero no
podía de todas las llamadas que estuve haciendo, como lo de Bankia, que no puedo
pagar las transferencias pues dice que no coincide el IBAN con el Código BIC que
introduzco. Si no se puede hacer en febrero, entonces llamaré a Elisa, a ver qué me
dice, pues ella es la que lleva lo de Bancorreos, la oficina principal, o sea, la jefa de
todos los bancos de aquí de Bancorreos.
Luego me puse a ver por internet una charla sobre cómo hacer un CV y cómo
encontrar trabajo. Duró dos horas, y casi todo trataba sobre cómo posicionarse con
y en las nuevas tecnologías. Era de IL3, o sea, de la Universidad de Barcelona…
Con esto invertí un montón de tiempo.
Pregunté el precio de un piso que se vende frente a mi casa, en el bajo del
edificio de enfrente y resulta que está a 74.000€, con lo que es un precio que puedo
a lo mejor acceder a él, si lo de quedarme con la casa de mi madre no sale… no sé
qué hacer, pues lo que daba por hecho, de quedarme con la casa de mi madre, ahora
no lo tengo tan claro, pues es demasiada casa para mí solo. Lo cierto es que siempre
había pensado que la iba a vivir, pero con mi pareja, o sea, que íbamos a estar allí
mi esposa y yo, y resulta que no tengo esposa, y lo de tener novia lo veo cada vez
peor, así que es mucha casa para hacerme cargo yo solo de toda ella. También he
pensado que si mi madre podía hacerse ella cargo de ésta, más las otras seis,
entonces yo también puedo hacerme cargo de su casa, aunque sea enorme… pero si
no, tengo la opción de comprar el piso bajo de enfrente a mi casa, donde poner allí
todas las cosas que me tocarán de estas dos herencias (la de mi tía y la de mi
madre), y así que pueda conservar todas esas cosas que son valiosas e importantes
para mí como recuerdos. Y cuando ya esta casa se me haga mucho subir tantos
escalones, entonces me mudaré a la casa de enfrente, la que sólo son un par de
escalones, pues es en el primer piso. Algo ideal, creo yo.
La verdad es que estoy muy satisfecho con mi piso, pues aunque estoy solo en
él, no me siento en absoluto solo, pues sé que estoy rodeado de gente por todos
lados, salvo por arriba, puesto que yo estoy en el último piso, y me siento respetado
y querido (yo creo que sí), por muchos de las personas de los otros pisos.
En fin, que hoy tampoco me he podido casi preparar la charla, a ver si
mañana puedo adelantarla algo.
Por hoy lo dejo. Que el Señor acoja en su seno a mi santa madre y que nos
bendiga a todos. Mil gracias. Servando (Blanco Déniz).

110

17/1/14
Esta mañana iba a ir a Bancorreos, a llevar el cheque que mi hermana me
dio, de la herencia de mi tía. Por la mañana Loida me llamó temprano, a eso de las
diez de la mañana, para levantarme de la cama, pues debía ir como digo al banco, a
llevar el cheque y luego había quedado en que pasaba por allí, por casa de mi
madre a saludarla, pero sólo media hora o algo así, pues hoy venía también Julia, a
ayudarle yo un poco, por la mala situación que está pasando. Lo cierto es que le dije
a Saso de decirle a Julia lo de ayudarla para que cuidara a alguno de los familiares
que están diciendo que necesitan ayuda para que les cuiden, y me dio a entender
que en ella no se puede confiar, pues nos robó un par de cosas (baratas, como un
chándal nuevo y calcetines y calzoncillos, pero robó), encima se atiborraba a comida
y café porque ella no lo pagaba, sino mi madre, y compraba siempre lo mejor para
ella; también trabajaba muy poco, y se pasaba el tiempo viendo la tele; también
había estropeado un montón de cosas de la casa, y la tenía toda hedionda… en fin,
que no sirve para aconsejarla a otras personas…
Cuando llegué a casa de mi madre, resulta que Loida había comprado de su
dinero, un pollo del asadero, para almorzar hoy los dos allí. Total, que tuve que
avisar a Julia que viniera a mi casa o mañana o el lunes. Quedamos en el lunes.
Este extraordinario era para celebrar mi cumpleaños, pues hoy es ello. Allí
estuvo hablándome un montón, y poco pude estudiar, pero por la tarde ella se puso
a leer la Biblia, por lo que yo pude estudiar ya un rato bueno.
A eso de las cinco y pico de la tarde, vinieron mis hermanas, para darme
comida y comernos una tarta que trajo mi hermana Pine. Me dijo que quería
haberla hecho ella, pero al final no pudo. Comimos aquí dulces todos los hermanos
menos Saso y Jose, que no estaban. Me llamó un montón de gente, incluida mi tía
Conchita. La gente se ha votado con mi cumple también… se porta muy bien mi
familia conmigo.
Yo creo que mis hermanas ya saben que yo quiero quedarme con la casa, por
lo que si mañana vamos a casa de mi tía a hacer el inventario, pues a lo mejor digo
lo que pienso respecto a esta casa, para que vayan meditando qué hacemos…
También me vino una carta con lo que cobraré de pensión de jubilación, y dice
que si voy a cobrar algo más de dinero, lo debo decir, seguramente para
restringirme más la pensión. No me importa, siempre que otros años, cuando no
cobre herencias, me mantengan la pensión que me correspondía este año, o sea
unos 664€/mes, más dos pagas extras.
Tengo que preguntarle esto al abogado, a ver qué dice.
Está todo en el aire, en veremos, pues todavía no sé qué voy a hacer.
Maru me compró un montón de comida de calidad y la verdad es que mucha
no sé qué es. Son cosas de lujo, que ni de broma se me ocurre a mí comprar.
También me dio unos cincuenta y cinco euros por los reyes. Pine aparte de la tarta,
me regaló unos veinte euros por mi cumple. Piluca también me regaló los veinte
euros de la rebeca que me había comprado y que no me servía. Total, que es posible
que tenga para comprarme ropa unos noventa euros, todo un dineral. Aparte de
esto, todavía me queda en la tarjeta de regalo del Corte unos veinte y siete euros,
con lo que calculen.
A eso de las siete me vine para mi casa, donde traje aparte, un montón de
naranjas chinas y aguacates que le había dado mi tío Antonio, a mi hermana
Piluca, para que repartiera con los hermanos. La verdad es que todo el mundo se
está portando muy bien conmigo y mis hermanos, esperemos que esto siga siempre
así.
Por hoy lo dejo, pues me debo acostar temprano ya que mañana madrugo, ya
que a las siete debo estar preparado para ir a ver a Tony arriba, a la cárcel.
111

Que el Señor nos bendiga a todos y que tenga junto a sí a mi buena madre.
Muchas gracias. Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

19/1/14
Esta mañana me desperté a eso de las seis, sin que sonara el despertador que
suena cada cinco minutos tras la primera vez, sino por mi cuenta, y poco después
sonó el otro despertador, el que pongo para las ocasiones. Ahora son las 2:17 de la
madrugada y estoy algo cansado, pero con diferencia a cuando dormía muchísimo
no hace tanto.
Por la mañana fuimos a ver a Tony arriba, a la cárcel. Estaba de mejor humor
que el sábado pasado, pero un poco cansado de la vida.
Hacía un frío increíble en la cárcel, algo fuera de lo normal aquí.
Luego me trajo a mi casa Orlando, lo que se lo agradecí, aunque primero fue a
llevar a la madre de Tony a su casa, lo que no me importa ya pues no tengo que ir
apurado a casa de mi madre.
Luego me puse a mirar los correos y a corregir un Menudencias, y subí el otro
a la web. A la vez había puesto una lavadora, con dos días de retraso si pensamos
que de normal la pongo los jueves, pero como ha hecho muy mal tiempo, para ver si
ahora se seca antes.
Me llamó mi hermana Piluca, que a las tres y cuarto venía a buscarme para ir
a casa de mi tía Mary Lola, para yo ayudarles a hacer el inventario. Allí fuimos
todos los hermanos y estuvimos haciendo inventarios de las habitaciones durante
unas diez horas, incluidos las paradas para comer. Terminamos cansado de ello, y
cuando salíamos, sonó la alarma de casa de mi tía, porque resulta que el mando de
mi hermana sonó, pues lo tenía presionado contra el cuerpo. Sonó varias veces la
alarma por lo que oímos la voz de los de seguridad, pidiéndonos la palabra clave. Se
la dijo mi hermana Piluca, aunque yo le había dicho que éramos familia de Mary
Lola Blanco, que éramos sobrinos. Sonó el teléfono y enseguida subió Piluca y les
dijo la palabra clave a la vez que les dijo que fue una equivocación lo de la alarma.
Total, que hicimos un ruido increíble con la alarma a esa horas de la noche en
el barrio.
Luego nos fuimos todos de vuelta y aquí he cenado un par de cosas ligeras,
como sopa, naranjas y un yogur. Me siento cansado, pues el inventario ha sido
ajetreado, pues mis tías tenían muchos trastos. Mi hermana Maru estaba
desesperada de tantos trastos que tenían, que más daban ganas de tirarlos a la
basura que de otra cosa.
Ahora, tres escribir esto, me iré a dormir a pierna suelta.
Señor, espero que hayas acogido junto a ti o en un huequito del cielo a mi
buena madre, y si yo también voy al cielo, que cuando esto ocurra, si puede ser que
esté junto a ella, por favor te lo pido. También bendícenos a todos. Muchas gracias.
Servando (Blanco Déniz).

19/1/14
Hoy no tengo tantas cosas que contar, pues me levanté cerca de la una del
mediodía, ya que me acosté anoche sobre las cuatro de la madrugada, y como dije
me había levantado sobre las seis de la mañana, por lo que casi no he hecho nada.
Sí coloqué todas las cosas que me había traído de casa de mis tías, lo que no era
tanto, pero sí un par de cosillas, como trece libros, varios CD´s de música clásica, de
112

esos que regalan con las revistas y los periódicos, y algunas cosas de Farmacia.
También un par de utensilios para la cocina y poco más. Bueno, el Belén que
ponían ellas en su farmacia, me lo traje de recuerdo. O sea, que traje el par de
recuerdos, más que cosas de mucho valor. El libro del Quijote en tres tomos que me
traje, es antiguo y es de calidad, aunque no es un incunable ni cosa por el estilo. De
mucho más valor posiblemente sean varios libros que dejé allí.
Esta tarde fui a misa, y hoy no cogí demasiados fallos al cura, sino lo
contrario, fue fácil de seguir y de entender. Le seguí más o menos bien el hilo de la
plática, que trataba en que el Señor escoge a sus súbditos y no nosotros a él y sobre
su bautismo.
Luego vine aquí, cené, troté un poco delante de la tele, y me vine al
ordenador, donde hice varios escaneos de documentos importantes, como el libro de
familia, así como el título de familia numerosa, y el papel que dice qué cobraré de
pensión. Luego he visto los correos y he escrito ahora. Luego pienso ponerme a leer
algún libro de los que se me apetecen.
Estoy pensando que no voy a hacer el doctorado el año que viene, sino que
seguiré leyendo los libros que tengo ganas de leer, pues no deseo ya inflar el CV con
títulos y demás, sino saber más, y cuando tenga bastante tiempo, hacer el
doctorado. De todas maneras, seguiré informándome sobre el mismo, a ver si lo
hago, para el año que viene, no, sino el otro, y como digo, dejarme otro año para leer
todos los libros que estoy frito por leerme.
Que el Señor acoja en su seno a mi buena madre y que nos bendiga a todos.
Muchas gracias. Servando (Blanco Déniz).

20/1/14
Esta mañana fui a Mercadona a hacer la compra, pero antes hablé con D.
Oscar, el abogado, y resulta que aunque quiera, no puedo renunciar a la parte que
me corresponde por la minusvalía. Por lo visto, la cosa sería hacer una donación al
estado, pero resulta que el estado no acepta donaciones. Desesperado llamé a D.
Manuel Serrano Peña, el que me vendió el piso (era de su madre), que era de los
que más sabían de esto hasta hace tres años (más o menos) que se jubiló y resulta
que me dijo que no podía, que lo que podía hacer era renunciar a la herencia, pero
que se lo quedaría entonces Rajoy, el indecente éste, etc. Total, que me dijo que no
podía, y que si quería, con ese dinero lo diera a quien yo quisiera, a los negros
africanos, para el cáncer, para una de farmacia, etc., o sea, que si quiero, que lo
done a quien yo quiera, pero de lo otro nada. Que aquí sólo pagan los pobres, pues
los ricos no pagan nada… esto ya lo sabía, que usan los mejores economistas y los
mejores abogados para evadir impuestos, y se los permiten. Usan muchas
triquiñuelas y se las permiten. Sí, el que hizo la ley, hizo la trampa.
Según parece tengo el aura bajísima, de solo dos dedos pegados. Esto me lo
dijo Julia y me lo confirmó Rayco. Los dos vinieron hoy, uno a la hora de la comida,
Julia, quien limpió un poco la casa, y me dijo que la semana que viene es posible
que empiece a cobrar una paga de cuatrocientos y pico euros, durante dos años, y
luego nada otra vez. Dijo que ya le dijeron que ya le habían dicho que la tenía
aceptada, y por tanto no necesitaba de mi ayuda. Que si quería un día me vendría a
limpiar de gratis, pues ya tiene dinero para comer y para ahorrar.
Su hijo en un examen de esta semana, según parece en biología sacó un diez.
Le dije que le diera la enhorabuena, pero que sepa que es lo que tiene que hacer si
lo que quiere es estudiar medicina, pues le piden mucha nota para entrar a la
facultad. Estaba contenta por ello, pero el otro hijo, el mayor, le está dando mucha
113

lata, después de haber estado en la cárcel de menores, no ha aprendido y sigue
igual. Está bastante preocupada por esto. Y quién no.
Esta noche vino Rayco, el que me llamó para venir aquí pues tenía prisa por
verme. Cuando vino resulta que era para que le grabara un CD del Windows Xp, lo
que hice, y eso que habíamos quedado en que no se lo grabaría, pues era el
profesional y él el que tiene es el normal. De todas maneras se lo grabé, y también
me dijo que tenía el aura bajísima, tras yo preguntarle; que no me preocupara que
eso era por mi madre haber muerto…, y le dije que no, que era porque todo el
mundo quería que fuera con ellos un rato, y le decía que no podía que tenía que
estudiar, y ellos insistiendo en que sí que fuera con ellos… etc.
También me han llamado hoy Saso, Jose, Piluca y Pine, por este orden, a lo
largo de la tarde y la noche; la primera fue Saso a eso de las dos de la tarde, y luego
los otros.
Por lo visto Piluca le dijo al abogado que si nos llevaba lo de la herencia de mi
madre y dijo que sí. Esperemos que todo se pueda arreglar cuanto antes y bien para
todos.
No pensé nunca que tan pronto iba a tener tanto dinero de herencias. Y desde
que me jubilé, hace unos siete años, con menos razón pensé que iba a recibir tanto
dinero y tan joven.
Me está llamando mucha gente por teléfono, como nunca…
Por hoy, lo dejo. Que el Señor nos bendiga a todos y tenga a mi madre junto a
sí, o en el cielo junto con todas las personas buenas. Gracias mil. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

21/1/14
Esta mañana me levanté tras dormir unas nueve horas o algo más, pero tengo
el aura muy floja, según me dijo Loida, a la que también le pregunté. Voy bastante
lento, pero intento hacer las cosas que debo cuanto antes.
Esta mañana, fui a casa de mi madre, donde estaba Loida y le pregunté lo
dicho, y me dijo que mucha menos. Le dije que era porque todo el mundo quería que
estuviera con ellos por lo que no podía dedicarme a lo mío, sino a lo de los demás.
Por tanto, me dejó tranquilo que estudiara toda la mañana, con lo que le di un
avance a la charla para AFAES. Debo preguntar en AFAES, si me doy de baja como
socio, si podría seguir yendo a dar charlas. Espero por lo que más sea que me digan
que sí, pues yo no podría pagar AFAES mensualmente.
Después almorzamos carne roja con papas fritas y cebollas fritas también. Me
hizo también batido de plátano, con mucha leche. Congeló parte de la leche para
que saliera espumoso. Por lo visto allí lo hacen así, para hacer los batidos como
helados. De postre comimos lo típico de ellos, pasta de mango (o de guayaba) con
queso, muy rico, es más, hace un par de días pensé que me encantaría comer esto
de postre de nuevo…
Luego lavé los platos y de nuevo Loida se puso a hablar conmigo. Al poco le
llamó una amiga que iba a ir por allí, por lo que le dije que se pusieran en el salón,
aunque Loida dijo que no. Al final fueron las dos allí. Resulta que ella va a una
agencia de viajes que hay por su casa (que está cerca de la mía), y le debo decir que
hay otra agencia más en la calle Zaragoza.
Es amiga de Nancy, esta amiga común, por lo que me pidió también Loida
que le diera a leer el mensaje que me había mandado Nancy, el que a su vez Loida
había leído por la mañana, pues yo se lo di a leer. Eso hice.

114

Mi hermana Maru llamó a casa de mi madre, y me dijo que ya había
preguntado lo de las pensiones de mi madre, así como los seguros de mi madre, los
de todas sus propiedades, los que habrá que poner a distintos nombres o ver cómo
lo hacemos. Si cada casa a nombre de cada uno, o cómo. Yo con gusto pongo el
seguro de mi madre, el de la casa que yo me quiero quedar, a mi nombre. Creo que
los hermanos están de acuerdo en que me quede con esa casa, por lo que hoy oí a
Maru respecto a esos seguros. A ver en qué queda todo.
También me dijo que había que hablar lo del nicho, de contratarlo para
cincuenta años, hay que hacerlo antes de tres meses tras el fallecimiento, pues si
no, luego, hay que esperar cinco años para poder arreglarlo, y está claro que para
ese entonces, la cosa será mucho más cara. Por ello, desde que me lo dijo, tanto de
casa de mi madre, como de la mía he estado todo el tiempo llamando por teléfono, a
ver si los localizo, pero acabo de ver por internet, que abren sólo hasta las dos de la
tarde, por lo que a ver si mañana temprano, puedo arreglarlo, antes de salir para
Cáritas, y desde allí con lo que me digan, enviarles un correo a mis hermanas.
Ahora me he puesto a escribir, para luego ponerme a estudiar de duro, a ver
si me preparo la charla, junto con hacer las diapositivas, para dentro de dos
semanas, más tardar.
Por hoy, nada más, pues voy muy, muy lento. Que el Señor acoja en el cielo a
mi buena madre y que nos bendiga a todos aquí en la tierra. Muchas gracias.
Saludos. Servando (Blanco Déniz).

23/1/14
Hoy otro batacazo, mi padrino, también tío político mío, el casado con la
hermana de mi madre, ha muerto esta tarde a eso de las cuatro o algo así de la
tarde. Comió bien, con apetito, incluso había salido un poco a tomar el sol en un
balcón de su casa, ayudado por los demás a caminar. Y luego, cuando se fue a la
cama a dormir, poco a poco fue apagándose, y la respiración se hacía cada vez más
floja, hasta que murió así, en su casa, con su mujer y sus hijos allí, por lo que tengo
entendido.
Estuvo con este cáncer más de tres años, y al final se lo llevó a eso de los 79
años, creo que me dijo mi hermana Piluca que tenía cuando se lo pregunté. Cuando
lo vi muerto en el tanatorio, lo encontré de mejor aspecto del que tenía mi madre
muerta, en el féretro, no sé si porque mi madre se desangró del todo por el
aneurisma roto y por tanto estaba muy pálida…
Esta mañana fui a Cáritas, donde casi no hay ya trabajo para hacer, por lo
que me pasé gran parte del tiempo leyendo un escrito de un cardenal sobre
voluntarios de Cáritas, más que nada, por serlo nosotros. Vamos, yo y los otros de
la biblioteca. Denis ha vuelto a irse de viaje, con lo que casi está más fuera que
aquí.
Estaba en mi casa sin escribir cosas nuevas, sino leyendo un artículo antiguo,
del 2006, sobre las oficinas de farmacia, y los enchufes de varios de los que las
tienen sin hacer nada para ello, y la verdad es que en esos escritos parece que hay
cierto resquemor. Se los pasé a los de SF, a ver si les gustaba para subirlo a la web
dentro de una semana y pico. También les dije que se había hoy muerto mi padrino,
aunque quizás no debía habérselos dicho, pero me salió…
En el tanatorio he estado leyendo, y muy concentrado, la verdad, y tanto, que
leí más de veinte páginas, y con gran cantidad de texto en cada página. Me gustó
haber aprovechado tanto el tiempo. Es el de Crimen y Castigo, el que cada vez me

115

gusta más y me asombra cómo el autor es capaz de tanto palique de temas
desgarradores…
Por hoy, lo dejo, pues estoy muy cansado y mañana debo levantarme
temprano.
Que el Señor tenga a mi padrino y a mi madre junto a sí, o bien, que los tenga
en un huequito en el cielo, para que si nosotros vamos también allí, nos podamos
reunir con ellos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos. Servando
(Blanco Déniz).

23/1/14
Hoy incineraron a mi tío Domingo. Allí fui con mis hermanos. Antes fuimos al
tanatorio de ayer, donde estaba bastante gente en la sala de dentro. Fui allí con
Piluca, con quien también fui a comer. Comimos en el bar de enfrente al tanatorio,
y comimos calamares, una media ración para cada uno, y la verdad es que estuvo
bastante bien. El menú del día era 5,50€ y yo pensando que un solo plato sería más
barato, pues seguí los consejos de mi hermana. Comimos eso con un pan grandito, y
una botella de agua. Al final tomamos un cortado, que aunque la pinta no era de
muy cremoso, aunque la verdad es que estaba muy rico de sabor. Al final costó todo
13,80€, por lo que lo pagué con la cosa de que mi hermana me diera la mitad, pues
yo le había dicho que lo pagaba cada uno lo suyo. Total, que ella me dio diez euros,
con lo que yo pagué mucho menos. De todas maneras, para compensar algo yo
pagué el parking, uno con cincuenta, en Telde, donde le dijeron la misa de cuerpo
presente, que era al lado de donde él vivía. Era muy querido por su zona, pues
siempre fue una muy buena persona y muy trabajador (se hizo con bastante
dinero).
Como le había dicho en el tanatorio a mi primo, el hijo de mi padrino, yo
intentaría también cargar el cuerpo del coche fúnebre hasta la iglesia, y me dijo
que eso lo hablábamos luego o allí. Por suerte llegué a tiempo para ello, y me gustó
hacerlo, por hacer algo por mi padrino al final de su vida. Lo malo fue pasar por
todo el mundo en la iglesia, mirándonos, y yo no saber cómo mantener constante mi
pensamiento y rezando por no ponerme a pensar en dinero y demás, pues con las
cosas de las herencias de mis familiares muertos, me he puesto a pensar en dinero
prematuramente, así he pasado de no tener dónde caerme muerto, a poder disponer
de más dinero del que mucha gente de mi edificio tiene. Y en mi edificio hay
muchas familias con varios hijos… y yo ahora seré el que más dinero tiene de todos
ellos. No me gusta mucho. De la misma manera que tampoco me gusta mucho en
casa de mi madre ser el más pobre de todo el barrio, pero ser el más rico de una
zona, no va conmigo.
Esta mañana dormí unas seis horas y aunque me costó bastante arrancar, al
final he estado bastante despejado, hasta ahora en que cené fuerte y me ha entrado
algo de sueño.
Tenía que ir mañana a la enfermera, y me llamaron hoy de centro de salud
para cambiarme la hora, pero estaba hablando por teléfono y no oí el móvil. Resulta
que cuando llamé para cambiar la hora, pues me la había puesto el día siete del
mes que viene, que la tengo con el enfermero, pues decidí que me la pusieran otro
día, y resulta que ya tenía hora pedida para otro día, el 31 de este mes, de lo que no
sabía yo nada, por lo que voy a ir ese día en lugar del otro. Esta enfermera siempre
hay follones y no se ponen de acuerdo cuándo me dan cita o cuándo no.

116

Después de la misa de cuerpo presente, fuimos al tanatorio en que velamos a
mi madre, pues iban a incinerarlo ahí, que según parece es donde se incinera la
gente aquí en la isla. Supongo, a no ser que en el sur también haya crematorios.
Aquí estuvimos también esperando un poco, por lo que me metí en la capilla y
me puse de nuevo a leer Crimen y Castigo. Entre ayer y hoy, he leído unas treinta
páginas, y cada una, con mucho texto. Sí ayer me asombré de lo concentrado que
estaba allí, en el tanatorio de Melenara. Hoy he estado menos concentrado, pero
también he podido leer algo.
Luego, a eso de las ocho menos algo, nos empezamos a ir cada uno a su casa.
De todas maneras, al crematorio fuimos pocos, su mujer y sus hijos, su hermano
(con su mujer y su hijo), mi hermana Maru con su marido, Piluca y yo, y por último
mi hermano Jose. Luego he venido, me duché, hablé con Loida, cené, vi la tele
mientras trotaba, y aquí estoy escribiendo la dosis diaria.
Son días tristes, y como le pregunté a mi primo que cómo se encontraba, me
dijo que no era precisamente el día más feliz de su vida, pero que estaba bien… la
cosa es que mi tío ya venía mal desde hace más de tres años, momentos en que yo
me enteré y confirmé que tenía cáncer. Hasta ese momento, le pedí ayuda y consejo
para comprarme un piso, que es la única propiedad que he tenido en mi vida, y el
que tanto me gusta.
Por hoy, lo dejo. Espero poder leer otro poco.
Que el Señor acoja junto a sí a mi madre y a mi buen padrino, y que le dé la
alegría que aquí no tuvo, debido a su trastorno bipolar, pero que en los últimos
años casi todo fueron depresiones. Que Dios nos bendiga a todos. Muchas gracias.
Servando (Blanco Déniz).

24/1/14
Hoy la verdad es que me he pasado gran parte del tiempo durmiendo, así me
levanté sobre las once y pico, tras dormir unas nueve horas y pico, y luego lo
importante fue que puse una lavadora y que me llamó la chica que me suele llamar,
la usuaria de AFAES, la que muy contenta me dijo que el nefrólogo le había dicho
que estaba mucho mejor de los riñones, y que posiblemente no la tendrán que
dializar si sigue así. Me pasó también a su cuidadora, quien me dijo esto también, y
que ella también la había ayudado, al darle comidas sanas y que bebiera menos
agua, pues antes se aplicaba a las garrafas y bebía demasiado. Me dieron las dos
las gracias por mis buenos consejos, y ahora me acaba de volver a llamar, para
decirme si había entendido bien lo que le había dicho el médico. Nunca la había
visto tan contenta, y la verdad es que es para ello. Encima me gusta porque
considera que yo tengo algo de parte pues le he dicho varias cosas sobre la
insuficiencia renal, así como las cosas que debe y no debe comer, cosas ambas que
le envié por carta hace unos meses. Me alegra que esté contenta con ello, y más en
estos días tan tristes para mí. Algo me alegró el día, aunque sigo un poco
apesadumbrado.
Me llamó hace poco Piluca, y me dijo que posiblemente la semana que viene,
cobraríamos algún cheque, con lo que estaba bastante contenta, aunque no me dijo
de cuánto iba a ser. También me dijo que Loida se iría el jueves a su casa, la que
ella le llevaría, para que se pueda llevar todas las cosas que tiene pendiente.
Espero que todo le vaya bien. Luego empiezo yo también a ir a por allí, para cuidar
la casa. Iré tres días a la semana, con lo que haré bastante ejercicio. Aparte de esto,
espero leer algo allí, pues aunque yo pensaba ir, coger la correspondencia, darle un
vistazo a la casa y volverme, intentaré estar allí un par de horas de cada vez.
117

Espero que pueda estudiar bastante en casa de mi madre y que no me corte muchos
los días el ir allí a cada momento, o sea, que no me impida estudiar bien, y siga con
el aura tan bajo como me han dicho que la tengo a último.
Por hoy, nada más.
Que el Señor acoja en su seno a mi buena madre y a mi padrino, así como a
mi tía Mary Lola. Que nos bendiga también a todos. Muchas gracias. Saludos.
Servando (Blanco Déniz).

25/1/14
Hoy he hecho pocas cosas, así dormí unas diez horas, o algo más. Luego de
desayunar y asearme, miré los correos, aunque no escribí porque no se me ocurría
sobre qué. Corregí el último Menudencias, y luego me puse a leer, aunque pronto
me puse a comer, pues había desayunado muy flojo, un vaso de cereales con leche
tan solo.
Después salí a buscar el dinero que faltaba para dárselo a Loida en martes,
para que sepa que aunque le pase algo, tiene dinero para la vuelta de Cuba a
España; y para que no tenga que vender el ordenador que lleva para regalarlo allá,
por si se queda sin dinero para volver. Le daré en total, junto a lo que ya le di (los
quinientos euros), ahora le daré unos setecientos, con lo que en total le habré dado
unos mil doscientos, lo que para mí es mucho, mucho dinero. está claro que lo he
hecho porque estoy cobrando y cobraré algo de dinero y porque la verdad es lo que
me gustaría que me hicieran a mí.
Luego compré berros, calabaza y calabacines, para el potaje del miércoles, el
que me hará Elena ese día. Me costó cerca de cinco euros, carísimo, si pensamos
que simplemente es un primer plato, y bastante aguado…
Una vez aquí, me puse a leer sobre biotecnología, aunque lo dejé pronto, por
su dificultad, y me metí con Crimen y Castigo, el que algo menos que estos días me
está gustando. Luego cené, troté delante de la tele, y ahora me tienen aquí
escribiendo la dosis de la noche.
Parece que Orlando, el amigo de Tony, sólo va a ir arriba, una vez al mes, con
lo que el resto seré yo con su madre… la verdad es que no es de extrañar, pues sale
de su casa a eso de las siete de la mañana y llega sobre las diez de la noche de lunes
a viernes, y él tiene mujer e hijos, y querrá descansar algo… yo estoy disponible
para ir a visitarlo.
También me llamó Rayco, para que le dejara mi ordenador de sobremesa, todo
por no gastarse los quince euros que le cobra uno que él conoció que arregla
ordenadores… tiene una cara como un zapato, lo que le hice ver, así quiere todo
para él y luego él hacer favores, esto ya no le gusta tanto, así el último día le dije si
me llevaba la basura y me dijo que no, que se iba a ensuciar. Se lo dije hoy, que fijo
me está pidiendo favores, y se los suelo hacer, como el último que le grabara el
Windows Xp, y eso hice, y luego él no hace ningún favor, aunque esté en su mano,
como el de bajar la basura. Me llamó más tarde para que fuera a su casa y le dije
que no, que ya esta mañana había salido y ahora estaba leyendo el libro citado
antes y que no iba a salir… quedé en que mañana iba por su casa, antes de ir a
misa.
Por hoy, nada más. Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, a mi
padrino y a mi tía Mary Lola. Muchas gracias. Saludos. Servando (Blanco Déniz).

118

26/1/14
Hoy, como ayer y anteayer estuve durmiendo unas diez horas, todo un lujo, si
lo comparamos con no hace tanto, pero demasiado para mis afanes de esta vida, o
sea, poder estudiar y leer al tope todas las cosas que me gustaría leer y estudiar.
Ya estoy dispuesto a que los días sean más largos, y por tanto poder estudiar más,
y no sentir que el día tiene muchas horas y no sé en qué invertirlas.
Hoy sólo he leído un poco de teología, por ser domingo, y por la tarde fui a
misa, y la verdad es que al cura le ponen las pilas y se pone a hablar y hablar, que
yo no sé si repite las cosas de un domingo para otro, que yo creo que sí. Me es
bastante fácil comprenderlo, y aunque siempre habla de Jesús y la Biblia, muchas
veces creo que sin conexión de unas cosas con las otras. Sí enlaza una cosa con la
otra a veces, de tal forma que no te das cuenta de los cambios, pero de lo que
empieza a hablar, a cuando termina, unos diez o veinte minutos después, ves que
no puedes decir de qué ha sido la plática, pues no es posible coger el sentido de
todo. Hoy la escritura era del principio de la predicación del Señor, o sea, de cuando
escogió los primeros discípulos, cuatro pescadores (dos más dos) a los que les dijo
que de ahora en adelante serían pescadores de hombres. También dijo que cada uno
tenía una misión en la vida, que esa es la misión que Jesús quería para nosotros, y
desde nuestros lugares, debemos ser portadores de la Palabra y auténticos
cristianos, que se nos note enseguida que los somos… esto me gustó, que desde la
posición que sea, intentar ayudar y ser buen cristiano, o sea, que no sólo los
teólogos y los curas se salvan, sino aquellos que lo intenten hacer bien también.
He hecho un par de llamadas como a mi tía Conchita, la que no estaba, por lo
que hablé con su hija Clara Eugenia. Lo llevan bien, todos, dentro de lo que cabe. Si
llamé fue porque se lo pregunté a Piluca y Maru, y me dijeron que sí la llamara,
pues ellas también las habían llamado.
También hablé con la mujer de Braulio y con él, al que le dije que también se
me había muerto mi padrino Domingo, al cual él también conocía. Quedé en que iba
por su casa a buscar los pantalones que me tienen guardados en un tiempo no muy
lejano, pero cuando pase un par de semanas.
También como digo hablé con Maru, quien me dijo que Saso venía esta
semana, creo que viene mañana. Y con Piluca también estuve hablando algo.
Parece que esta semana cobramos el gordo de la herencia de mi tía, lo que, si es
sobre los cuarenta, me viene redondo, la verdad me vienen fantástico… si es menos,
entonces voy a seguir un poco estrecho, como siempre.
Me llamó Rayco, para decirme que fuera pronto por su casa, y luego me volvió
a llamar para que no fuera por allí, pues iba a salir. Mejor para mí, pues no tenía
ganas ningunas de ir.
Por hoy, lo dejo. Ahora intentaré seguir leyendo un poco.
Que el Señor acoja junto a sí a mi madre y a mis tíos recién fallecidos, así
como al resto de seres queridos. Que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos.
Servando (Blanco Déniz).

27/1/14
Esta mañana fui a Mercadona, como todos los lunes, y conseguí hacer la
compra más o menos rápido, aunque había bastante gente, supongo porque muchos
cobrarían el 25.
Aquí coloqué la compra y vi los correos. En ellos mi hermana Piluca decía que
había que ir a sacar el testamento a un notario en concreto, por lo que busqué su
número de teléfono por internet y resulta que está ahora en Marbella, por lo que lo
119

llamé y me dijeron que sobre el 95 él había estado en esta ciudad, pero que ahora
debía ir al colegio de notarios de mi ciudad y preguntar dónde tenía que ir a
buscarlo.
Volví a buscar el teléfono de dicho colegio en internet, y ahí me dijeron en qué
calle estaba el nuevo notario que tiene el testamento de mi madre. Al final llamé a
este nuevo notario, y pedí el horario, así como lo que tenía que hacer para sacar el
testamento de mi madre. Resulta que debo llevar el certificado de defunción y las
últimas voluntades. Luego llamé a mi hermana Piluca quien me dijo que ya tenía el
talón con el nuevo ingreso, son 30.000€; la cosa es que va a ser el más grande de
todos los ingresos, y de aquí debemos descontar varias cosas, por lo que es menos
de lo que creía. No sé si ya ahí está lo de la donación de nuestro primo, porque
entonces es mucho menos de lo que habíamos calculado al principio.
Le dije que yo me ocupaba lo de pedir el testamento al notario, pero me dijo
que eso lo estaba ya haciendo el abogado, por lo que entonces le dije que él siguiera
con esto.
Estuve escribiendo la dosis diaria del Menudencias, lo que hice tras leer un
escrito de mi cuñado en su blog, acerca de los que no viajamos… luego, por la tarde,
he mirado cosas como el pagar por internet un curso de Farmacovigilancia por el
Consejo, y lo tuve que repetir unas cuantas veces y al final no pude hacerlo, pues se
me bloqueó de nuevo el ordenador, yo creo que ya saben por qué es.
También estuve mirando unas cosas para Tony sobre dos fármacos que me
pidió, los que está él tomando, Diclofenaco y Yueralax® 10mg; y en efecto, provocan
aturdimiento y somnolencia que eran algunas de las cosas que le pasan.
Le di el DNI de su amiga y antigua novia oriental, Li Li, y ya puede solicitar
al director de la cárcel, el poder ella ir a visitarlo.
También le mandé saludos para su amiga Yaiza por e-mail, como me encargó.
Luego he estado mirando sobre publicar libros en www.e-libro.net, y les he
dejado un mensaje para poder publicar unos tres libros con ellos. Que vean que con
quien único publico libros es con ellos, a ver si me hacen un precio baratito. Yo no
quiero publicar para hacer negocio, sino para que se regalen por la Red todos mis
libros.
Por hoy, nada más, ahora pienso cenar y luego trotar mientras miro las
noticias, y luego ponerme a leer algo.
Ayer por la noche estuve leyendo sobre La Santa Alianza, y la verdad es que
está bastante bien, los mecanismos de espionaje del Vaticano… si me gusta al final,
me compraré otro libro del mismo autor, sobre Secretos del Vaticano, creo que se
llama el libro.
Que el Señor acoja en su seno a mi buena madre y a todos mis familiares y
amigos muertos. Que nos bendiga también a todos. Muchas gracias. Saludos
cordiales. Servando (Blanco Déniz).

28/1/14
Esta mañana fui a casa de mi difunta madre, a pasar el día con Loida, y a
seguir más o menos la dinámica de ir a la casa normalmente. Allí le di 500€ a
Loida, los que no quería coger por nada en el mundo; le insistí y se quedó alucinada
con ello. Fui arriba a cambiarme, y cuando bajé, la vi llorando de agradecimiento…
el que da, recibe más que el que recibe, algo así dice un refrán. No se lo esperaba, y
le dije que lo tuviera por si no tiene al final dinero con el que pagarse el pasaje de
vuelta de Cuba para acá. Supongo que para el de ida, tiene, pero como alguna vez
me dijo que si no tenía dinero para venir de Cuba a aquí, vendía allá el portátil que
120

le iba a comprar a una familiar (para el que yo le di el dinero), y así podría
costearse el pasaje de vuelta. Por eso le di el dinero, para que supiera que tenía
para el pasaje de vuelta, y que no hacía falta que vendiera lo que tanto quería
tener, dinero para comprarle un portátil a una de sus sobrinas; a la otra sobrina se
la quiere traer para acá, para que se busque aquí la vida como ella. La cosa es que
esa sobrina tiene pocos estudios, con lo que a lo mejor aquí la cosa se le complica
más. No hay que olvidar que Loida es enfermera y ha sido jefa de quirófanos en
Cuba… y eso a la hora de cuidar a una persona indefensa, tanto mayor como
discapacitados jóvenes, cuenta mucho.
Ya con esto, me había quedado contento, al verla cómo lloraba de
agradecimiento… luego me puse a estudiar la charla, y más o menos la llevo bien,
aunque todavía debo preparar las diapositivas.
Llamé a AFAES y le dije que caso de no poder pagar la cuota de la ONG, la
que pagaba mi madre, si podría seguir dando las charlas, y me dijo la trabajadora
social que sí podría, pero que por qué no pagaba la cuota mínima, 20€, y le dije que
iba a pensármelo. La cosa es que ellos cobran seguramente mucho más que yo, y yo
ya doy un veinte por ciento de lo que recibo al mes en ONG, donativos y demás. Y
ellos cobran más que yo, y yo no me tomo casi ningún día de descanso al año… en
fin, que me lo pensaré. De todas maneras, ya sé que podría dar las charlas sin ser
socio, lo que les agradezco bastante.
Luego fui a casa de mi hermana Piluca, a buscar el cheque con 30.000€, que
es el otro cobro que he hecho. Por lo visto, todavía habrá un tercer cheque más
adelante, pero mucho menos que lo de ahora… mañana lo llevaré sin falta al banco,
para que en breve me den el OK.
Me llamó Elisa, la de Bancorreos, y le dije que pensaba ir la semana que
viene a liquidar la hipoteca, por lo que me dijo que la llamara un par de días antes,
para quedar…
Mañana también debo ir con el abogado, D. Oscar, al notario, a sacar el
testamento de mi madre, pues iba a ir con mi hermana, pero resulta que ella está
afónica total por una gripe y no puede ir, por lo que iré yo mañana. Quedé a las
once con él en su despacho, e insistió en que él iba por si surgían inconvenientes,
estar él allí, por si se podían solucionar cuanto antes. La cosa es que nos darán el
testamento al día siguiente seguramente, con lo que no sé si irá él a buscarlo o voy
yo también a buscarlo.
Luego ya vine para acá y he mirado los correos, así como he hecho un par de
ingresos en un par de bancos a través de Internet, para tener dinero disponible
para el siguiente semestre, como para no tener que ingresar más hasta la paga
extraordinaria… el total transferido es unos 550€.
Por hoy, me despido. Llevo mucho mejor de lo que pensaba lo de mi madre,
pues casi no me doy ocasión para pensar en ello, sino haciendo cosas, y cuando el
pensamiento me va a mi madre intento pensar en otras cosas.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre y a todos los familiares y
seres queridos fallecidos; y que nos bendiga a todos. Muchas gracias Dios mío.
Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

29/1/14
Esta mañana tuve que madrugar un poco otra vez, pues debía ir a ingresar el
cheque que me dio ayer mi hermana Piluca, lo que fui en primer lugar a hacer,
para que me den el Ok cuanto antes (tardan tres días), y así pueda ir a liquidar la
hipoteca al banco.
121

Cuando estaba defecando en el baño, como todas las mañanas, vino la hija de
Elena, Cristina, la que está engordando a pasos agigantados, así va a ser como la
madre en breve. Algo fuera de lo normal.
Luego fui a Correos, donde por ser una operación bancaria, no hago cola,
aunque alguna gente le siente esto mal, pensando que por tener aura, no hago cola
como todo el mundo, cuando es lo contrario, espero siempre mi vez, como todo hijo
de vecino. Allí le dije al jefe de la oficina, al que mandaron llamar pues la chica que
me atendió no sabía cómo actuar ante un cheque, y menos de 30.000€, que mi
hermano era también cartero, aunque él es de reparto, por lo que me sonrió y me
dijo que él también había empezado así. La verdad es que es joven y ya es el jefe de
esa oficina, la que tiene una cierta importancia, y sabe hacer todo bien, lo que
respecta a todo lo relativo a la oficina en cuestión. Me alegró que le sentara bien el
que le dijera que mi hermano es cartero, pues no me gusta llevarme mal con nadie,
salvo con algunas personas que parece que pasan de mi mucho.
Luego, enfrente de la oficina, cogí la guagua para la zona del abogado, pues
habíamos quedado ayer en que él iba conmigo al notario, por si ocurría algo. El taxi
desde su despacho hasta la notaría lo pagué yo, qué menos iba a hacer, puesto que
el abogado iba a perder mucho tiempo con lo nuestro. Allí no le hizo caso al taxista,
el que era bastante joven, sino que fuimos donde él creía que estaban las oficinas y
resulta que se habían mudado. Fuimos adonde había dicho el taxista y era allí.
Entró y se puso a hablar con las chicas del mostrador como si las conociera de toda
la vida, por lo que una de ellas dijo, ¿del banco, no?, por lo que D. Oscar dijo, eso
después. Total, que me darían el testamento de mi madre en media hora más o
menos, por lo que salimos y D. Oscar me dijo que él se tenía que ir, pues tenía una
reunión en El Círculo Mercantil, por lo que me dejó allí. Me di media vuelta y entré
de nuevo a la notaría, pues allí había asientos y decidí esperar allí, antes de estar
en una cafetería tomándome un café. Me dieron los papeles a eso de los cuarenta
minutos de espera, y me cobraron 30€ con algunos céntimos. Es caro, pero no tanto
si pensamos que es un testamento, algo muy oficial y muy serio. Lo que decía el
testamento era que todo es en partes iguales para los seis hijos. Salí a coger la
guagua, la que cogí saliendo del andén y hubo suerte, pues me abrió el chofer la
puerta, con lo que no tuve que esperar otros veinte minutos a la siguiente.
En mi casa escaneé todos los documentos, como el testamento, la factura (la
que mi hermana me dijo que la pidiera), y los papeles que Piluca me había dejado
ayer, o sea, las últimas voluntades, el certificado de defunción, y un papel de un
seguro de vida que tiene mi madre. También envié un mail con el testamento
escaneado al abogado, por si él lo necesita para empezar a moverse.
Luego almorcé y después por la tarde me puse a escribir el Menudencias en
donde critiqué al COF de mi provincia, porque no quieren que yo haga cosas para
ellos y eso que lo mío lo hago de gratis. No sé si es porque me he metido contra
varios farmacéuticos ricachos y por eso hacen éstos presión para que no me dejen
dar charlas allí.
Que sea lo que Dios quiera que sea.
Mañana iré a buscar por la mañana, antes de las once, al Negrín, el informe
médico de la muerte de mi madre, el que también escanearé para los hermanos.
Debo ir de ocho a once de la mañana, que según me dijeron es la hora a las que se
pueden ir a buscarlo, de lunes a viernes. Ya tengo preparado el libro de familia,
pues es posible que me lo pidan.
Luego vino Rayco, el que me ayudó a arreglar el tendedero, pues estaba roto
desde hacía más de una semana, motivo por el que la semana pasada no pude lavar
las sábanas, pues no tenía espacio donde tenderlas… se lo agradecí, y aunque casi
todo lo hice yo, sin su ayuda, que me lo mantuviera mientras metía un extremo por
122

el rodillo del tendedero, pues me sería muy difícil hacerlo yo solo. Ya me he quitado
esto de encima.
Ahora acabo de cenar y trotar delante de la tele. Ya con esto por hoy, lo dejo.
Que el Señor tenga en cuenta a mi buena madre, así como a mis familiares y
amigos muertos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

30/1/14
La cosa me iba saliendo hoy más o menos bien, aunque me habían dicho de
dos sitios que fuera con ellos, como Loida y mi hermana Maru a casa de mi tía
Conchita, y les dije que no, que estaba muy liado, pero de resto el día estaba
saliendo bien, hasta que hace cosa de una hora me llamó Loida, con una llamada
perdida, que le había dado todo el dinero que yo le di a mi hermana, pues ella no lo
quería. O sea, le devolvió a mi hermana 1.000€, con lo que me dio un bofetón de
aquí te espero. Yo que estaba orgulloso por haber hecho un bien, y resulta que me
devuelve todo el dinero. He pensado que puede ser que para ella esto sea
demasiado dinero, por lo que cuando mi hermana me lo devuelva le intentaré dar
aunque sea 500€, para el ordenador de su pariente. También me dijo que eso de la
prima Ana de mi madre, el ella empezar a trabajar allí, me da que no le va a salir…
yo sé que mi madre decía que su prima era un poco rara, y me decía cosas de ella
que no eran de persona muy normal, de todas maneras, Loida había hablado varias
veces con ella, así que al final no sé en qué va a quedar la cosa. Me dijo que si al
final no le salía lo de Ana, iba a la Cruz Roja para que le ayudaran a pagarse el
pasaje de vuelta… enfadada me lo dijo, como si yo tuviera algo que ver con eso. En
fin, que esta mujer es un poco rara y en lugar de agradecerme lo que he hecho, me
devuelve todo el dinero… y pensar que hay gente que si puede te roba, y así conozco
por ejemplo a Julia, que cuando trabajó en casa de mi madre nos robó y abusó de la
confianza de mi madre, hasta que le dije que se cortara un par de veces… y esta
mujer me devuelve el dinero que le regalo, porque para ella es mucho dinero como
para aceptarlo… y se lo di, porque a pesar de que es un poco pesada, es muy buena
persona… país. A ver en qué queda todo, si me devuelve mi hermana el dinero, le
intentaré que coja lo dicho, como mínimo.
Esta mañana fui al Negrín, bastante temprano, a coger el informe de la
muerte de mi madre, y no tuve que esperar demasiado, pues delante de mí sólo
habían dos personas. No tenía el justificante de haberlo pedido, por lo que dudé que
me lo dieran, pero no me lo pidió. Es posible porque viera que me había dado
cuenta que no lo traje, y encima era por la muerte de mi madre, así que no me
pusieron pegas; buscaron el informe en unos archivadores y me lo dieron. Fui a
coger la guagua con dirección a mi zona, aunque debía pararme en otra parada,
para imprimir el contrato para e-libro.net, y de paso hacer un par de copias del
mismo, para la posible publicación de los libros que me gustaría publicar en dicha
web, la que los pone estupendamente y luego que se regalen y por tanto que varias
web regalen mis libros…
También cuando leí el contrato, tomé notas de lo que les quería decir, lo que
ya les mandé por e-mail, y ahora a esperar la respuesta, la que espero que sea
afirmativa. Ya les dije que yo no quería dinero por mis libros, sino que se regalaran
todos.
Aquí me puse a escanear el informe médico sobre la muerte de mi madre, y se
los envié e mis hermanos, para que lo tuvieran con ellos. Me mandó Jose dos
correos, uno para que escaneara mejor el testamento, pues se ve bastante mal, con
123

sombras y no se leía bien; se lo escaneé de nuevo lo mejor que supe y espero que
ahora sí lo considere bien escaneado. También me mandó otro correo diciendo que
él cree que no actuaron bien con mi madre, y que le llevemos el informe médico a
otro médico, para ver qué dice, pues él tiene un amigo que le pasó lo mismo a su
madre, y está viva todavía. Fue también por esas fechas, según parece. Yo no estoy
muy de acuerdo con esto, pues no quiero hacer con mi madre lo que siempre he
estado en contra, que porque uno se muera le den un montón de dinero por su
muerte… en este caso por negligencia médica, cuando no creo que la haya habido,
según he estado mirando los términos médicos por internet del día de su muerte, o
sea, en el Medline y en la Wikipedia. No quiero remover mierda con mi madre…
Lo de Loida me ha dejado chafado para todo el día.
He leído algo de La Santa Alianza, y la verdad es que esto del poder es (o era)
basura total, matándose unos a otros por más y más poder… y eso que ya son súper
poderosos… sí, cuanto más tienes, más quieres.
Menos Loida, que al tener, quiso menos, y me dejó a mí medio chafado.
Ya me pude matricular del curso sobre Farmacovigilancia del Consejo, por
30€. Al final lo conseguí con la tarjeta de Bankia, la que he usado hoy por primera
vez y me va mejor que la del Santander, pues no tengo en éste conectado el móvil o
sea asociado a la cuenta, para que me envíen una contraseña cuando la necesite
para una transacción, lo que sí me permitió hacer la de Bankia, la que fui a activar
el poder hacer operaciones por internet de dicho banco no hace mucho, por lo que
ahora es todo mejor con ellos. Y no importa tanto que me dejen sin dinero, pues no
tengo mucho saldo de crédito ahí, ya que tengo muy poco dinero con ellos. Mejor
así.
Y ya ahora intentaré leer un poco cosas de ciencias, las que medio he dejado
de lado. El día no me da para nada y todo el mundo quiera que vaya con ellos y
demás, y no puedo más la verdad.
Espero que Loida, aunque sea me coja los 500€.
Que el Señor tenga en su Reino a mi madre y a todos los familiares y amigos
fallecidos, así como que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

31/1/14
Hoy estoy un poco cansado y mañana debo ir a la cárcel, así que no sé si
escribiré mucho, o lo dejaré pronto.
Por la mañana fui al médico, a pedir la receta electrónica, y los análisis;
también le dije, pues era un sustituto, que tenía tapones en los oídos, por lo que
tras mirarlos, me dijo que me pusiera Taponoto® durante unas dos semanas y que
luego viniera de nuevo por la consulta, para que lo viera la doctora. También tenía
hoy hora con la enfermera Nayra, que es una chica muy joven, y a la que estoy
yendo desde hace más de un año, cada tres meses a revisión. Le esperé un rato a
que llegara, en una zona que no sabía si ella iría por allí, pues no había mucha
gente esperando, en realidad estaba yo solo. Me pesó y pesaba un kg de más, con lo
que le dije que tanto no he engordado en el último año o por ahí, cosa de nueve kg.
Me dijo que es posible que fuera por la báscula de esa consulta, que pesara distinto.
Le dije si en lugar del Taponoto® no era lo mismo aceite de oliva, y me dijo que sí;
le dije que era un sustituto, por lo que me dio hora para que el jueves me quitara
ella los tapones de los oídos, pues estas cosas se hacen para ablandar el tapón y
luego quitarlo con una jeringa con agua. Como digo me dio hora para el jueves a las
nueve de la mañana, para quitármelo. Hubo suerte en esto.
124

Por la tarde habíamos quedado los seis hermanos en casa de mi madre, para
repartirnos el trabajo que hay que hacer con las cuentas de mi madre y mi tía y
todo el papeleo. Yo tengo que hacer un par de cosas, entre las que lo más
importante, porque va a ser continuado en el tiempo, el ir tres veces en semana a
casa de mi madre, a coger la correspondencia y a dar idea de que hay gente en la
casa. También va a ir Delia a casa de mi madre a limpiarla, dos veces al mes, los
lunes, con lo que esos días estaré allí yo con ella. Empieza la semana que viene no,
la otra. Yo iré lunes, miércoles y viernes unas dos-tres horas cada día, por lo que
me llevaré apuntes para estudiar allí.
Hemos estado haciendo varias cosas, y nos hemos repartido todo lo que había
que hacer entre los seis, aunque la que más sigue haciendo cosas por los demás es
Piluca. Ahora el que menos ha hecho es Jose, pues pensábamos que hiciera él una
cosa y dijo que él no podía, pues se llevaba mal con esa persona, así que él no tiene
casi nada que hacer…
Yo tengo unas cuantas cosas que hacer.
Ya tengo dado el OK al cheque de 30.000€ que cobré de mi tía, por lo que a lo
mejor el martes voy a cancelar la hipoteca.
Debo llamar el lunes a Elisa, a ver si quiere que vaya el martes a cancelar la
hipoteca y ya me la quito de encima…
En fin, que les dije otra vez a mis hermanos que me gustaría quedarme con la
casa y me dijeron que esa casa era muy cara para mí… la cosa es que no les dije
que por mí, incluso las viviendas de mis tías, mi parte se las repartían entre ellas,
que yo no quiero el dinero de esas viviendas para nada, pues yo ni hijos ni nada
tengo…
Que el Señor acoja en su seno a mi madre, familiares y amigos fallecidos y
que nos bendiga a todos. Un millón de gracias. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz).

1/2/14
Hoy es bastante pronto, pero así y todo me he decidido escribir porque me voy
esta noche a Arinaga, a casa de mi hermana Maru, por lo que como no me dará
tiempo después, de hacerlo, pues lo hago con un par de líneas ahora.
He visto que tengo bastante dinero, entre lo que me han dado más algo que
me entrará, por lo que si no puedo comprar la casa de mi madre, pues me sobrará
bastante, por lo que estoy pensando que lo más acertado a lo mejor sería hacer un
master, o si puedo el doctorado, para lo que creo que debo hacer otro master, pero
presencial seguramente aquí en la ciudad esta; por lo que si me entero lo que hay
que hacer para el doctorado y puedo hacerlo, lo intentaré.
Muchas veces me dan ganas de pasar de todo y ponerme solo a leer libro tras
libros, de los que tengo ganas, pero luego me entra la cosa de aprovechar el tiempo,
por lo que me digo de seguir inflando el CV, sobre todo al ver los de muchos que
veo, como D. Arturo Hardisson, el que me suspendió un montón de veces en la
carrera (tres años seguidos), y veo que al lado de él, yo soy un donnadie. Algo he
hecho, y he estudiado, no digo que no, pero a su lado, soy un donnadie.
Esta mañana fuimos la madre de Tony y yo a verlo y ni su hermana ni su
amigo Orlando fueron; posiblemente a la hermana si fuera un festejo, sí iría, pero
como es a ver a su hermano, pues esto ya le cuesta más. Hoy Tony estaba mejor que
hace un par de semanas, y también nos fijamos en que a pesar de que había un
montón de gente, no había mucho escándalo en las cabinas de las comunicaciones,
las que son bastante estrechas, con barrotes de hierro y cristal muy grueso,
125

seguramente blindado. Esperemos que siga animado un tiempo y no se desespere
como a veces le ocurre.
Roguemos al Señor para que se apiaden de él y lo dejen salir en breve, pues
ya lleva mucho más de la mitad de la condena, y es a ese tiempo cuando les suelen
dar los permisos para salir y demás. Por eso se quiere ir a la península, pues allí los
dan más fácilmente, según le dicen los demás.
Mi hermana Saso me acaba de llamar para decirme si quiero ir por la casa de
mi madre, que van a ver las joyas de una caja fuerte de mi madre, y le dije que no,
que cuando fueran a ir para Arinaga, si no les importaba que me vinieran a
buscar… la cosa es que debo estudiar al tope y por tanto pasar de muchas cosas
familiares… la familia es posible que algún momento se cansen de mí y pasen de
mi forma de ser, y de querer más a los libros que a ellos mismos… no me gusta
mucho ir a fiestas, y a las que voy, son sólo las obligaciones de la familia que no me
puedo escaquear… hay gente que no sabe lo que vale un peine…
Por hoy, lo dejo, pues lo que he hecho es durante la tarde, mirarme cosas
sobre el doctorado en la ulpgc, y la verdad es que todavía no sé exactamente qué
debo hacer, ni dónde ni nada por el estilo para poderlo cursar.
Que el Señor se apiade de mi madre y de mis familiares y amigos muertos, y
los tenga a todos junto a sí. Muchas gracias. Saludos cordiales. Servando (Blanco
Déniz).

2/2/14
Ayer por la noche fui a casa de mi hermana Maru, donde cené lo que hacía
siglos que no comía, un sándwich de atún y mayonesa de cuatro lonchas de pan, o
sea, uno gigantesco, que me encantó. Para levantarme esta mañana, dormí unas
diez horas, lo que es mucho, pero mucho menos que lo que dormía hace muy poco.
He estado todo el día bien concentrado, así he estado leyendo en pdf el reglamento
del doctorado de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, y la verdad es que
me he enterado bastante de lo que trata y ya sé que debo leerlo varias veces para
memorizarlo, pues es importante saberlo a la hora hacer la tesis doctoral. Ya no se
hacen los cursos de doctorado, sino un master, el que no sé si me servirán para ello
los que he hecho, o que tengo pensado hacer, el de drogodependencias. De todas
maneras voy a ver si en la ciudad mía puedo hacer alguno y que ya me cuente para
el doctorado. Veremos.
Como digo he aprovechado el día, así he leído unas ocho páginas del
reglamento, y si pensamos que son condensadas y divididas en dos partes cada
hoja, pues supondrán que es bastante lo que he leído, y ya sé casi todo de qué trata.
En la casa de mi hermana me pasé el día leyendo lo dicho, y ayer mi sobrino
Yeray me quería convencer para que le mirara los juegos de rol del ordenador, y
desde que pude me escaqueé. Son cosas que me resultan un poco pesadas, aunque
me enteré ayer que son cosas para adultos, así participa en esos juegos gente
incluso de cuarenta y tantos, cuando yo pensaba que era solo de adolescentes. Me
llevé una sorpresa cuando me dijo que eran juegos para adultos.
Cuando nos veníamos, mi sobrino Dani dijo de pasar por su casa para que
viéramos el dormitorio que le había comprado mi hermana (su madre), y la verdad
es que está estupendo. Me encantó. La habitación es bastante grande. Tiene dos
pisos su casa, y la verdad es que es un poco pequeña, pero para los dos está bien. Si
viene algún niño, entonces la cosa se queda un poco pequeña… de todas maneras,
está todo a estrenar, y no sé si es una casa antigua reformada totalmente, o si es

126

todo totalmente nuevo, y por sólo 300€/mes. El estudio cochambroso en el que yo
viví hace años, costaba 350€, con lo que dicha casa está de miedo.
Luego vinimos para mi casa; me trajo mi hermana Maru. Cuando llegamos a
mi barrio, me despedí de mis dos hermanas, pues Saso también se estuvo quedando
en Arinaga, la que se va mañana a Madrid. Por lo visto en cosa de una semana se
van a Inglaterra, pues Juancho tiene una charla en Oxford, y como le dije a mi
hermana Saso, ese hombre lleva un nivelazo que no es normal, más bien es fuera
de lo normal, algo extraordinario. Y yo aquí dando charlas en una ONG local, que
casi nadie conoce… pero soy voluntario y eso me compensa lo otro.
Ya por hoy, lo dejo. Que el Señor acoja en su seno a mi buena madre y a los
familiares y amigos fallecidos. Muchas gracias y que el Señor nos bendiga a todos.
Saludos. Servando (Blanco Déniz).

3/2/14
Esta mañana me levanté bastante tarde, sobre las once y pico de la mañana,
pues no tenía ganas de madrugar y como no tenía que ir a Mercadona, pues me hice
el remolón. De todas maneras, como debía desayunar y al tiempo almorzar para ir
a casa de mi madre, como tengo que hacer ahora todos los lunes, miércoles y
viernes, pues por eso me levanté a la hora dicha, tras dormir unas diez horas y pico
u once. Luego me puse a mirar los correos y a escribir la dosis de la mañana, la que
trató otra vez sobre la gripe, puesto que tanto interesa este año a las personas, ya
que las muertes este año, se les ha dado publicidad… como escribí, sospecho que
detrás de estas noticias de muertes, las que siempre ocurren todos los años, pero
nunca se dicen, me da que está el ministerio de sanidad, que ha intentado darle
propaganda al asunto, para que la gente coja miedo, el que se le debe tener a la
gripe, y así se vacunen, y por tanto poder llegar al 75% que la OMS aspira a que la
población del primer mundo se vacune, o sea, dicho porcentaje del total que se
debería vacunar, o sea, los que son grupos de riesgo, pues que ese grupo se vacunen
la gran mayoría, como mínimo las tres cuartas partes, para así aumentar la
esperanza y calidad de vida de los grupos de riesgo, aquí en el primer mundo, pues
el mundo en desarrollo, salvo los ricos, no se pueden permitir el lujo de vacunarse,
pues les sale muy caro, y el estado en esos sitios, no tiene dinero como para vacunar
a los grupos de riesgo, como nos ocurre aquí, en el primer mundo. Seguro que el año
que viene el porcentaje de personas que se vacuna, respecto a este año, es
superior… sí, estoy casi seguro que la propaganda de las muertes que se está
haciendo es cosa de la administración, para que la gente se conciencie, de que la
gripe puede provocar la muerte…
Luego almorcé y me vestí para ir a casa de mi madre. Allí le dije a la hija del
inquilino, si nos cogían las cartas los martes y los jueves, pues los otros días
intentaré yo ir, y para que no vea la gente que la correspondencia está tirada. Le
dije que la pusiera en el garaje, en una caja de cartón grande que yo llevé, con una
piedra, para que la ponga encima de las cartas y no se vuelen.
Se me pasó rapidísimo el tiempo y lo aproveché bastante. También le busqué
a mi hermana Piluca el certificado de defunción de mi padre, pues se lo pidió el
abogado. No sé para qué lo querrá, pero ya lo tengo.
Estuve el día tranquilo, mirando toda la casa a ver si todo iba bien, y luego,
como dije, estudiándome la charla para AFAES, la que ya tengo preparada. En
breve, intentaré darla. Con todos los acontecimientos de este mes y pico, me he
retrasado bastante.

127

A veces me pregunto si valdrá la pena que me quede en casa de mi madre, o si
no será mucha casa para mí solo… la verdad es que me lo pienso de continuo… me
da que al final no me quedaré con ella… no sé, ya Dios dirá.
Hablé con la gestora del banco y voy por allí el miércoles por la tarde, a
liquidar la hipoteca… a ver qué me dice que debo hacer…
Luego, cuando salí de casa de mi madre, fui por dos ONG que hay en una
misma calle a mirar libros y compré diecinueve por 18€ en total; sí con lo que en
muchas librerías vale un libro, compré 19… ya ven que yo estoy acostumbrado a
moverme en sitios donde los libros son bastante baratitos… lo malo es que no tengo
espacio para ponerlos…
Luego vine para mi casa y la chica que me suele llamar de AFAES, me había
llamado unas diez veces, por lo que la llamé y al poco me volvió ella a llamar. Se fía
mucho de mis consejos, lo que me gusta bastante. Y me gusta que la gente me pida
consejo sobre cosas de salud, pues para ello me he preparado desde los dieciocho
años… y ahora tengo 51 así que calculen.
Piluca está mejor de la afonía, pero todavía no puede hablar. No saben cómo
atacar a este virus que tantos problemas causa, pues a ella le han puesto un par de
tratamientos, y con ninguno se le va… a ver si con reposo de la voz se le quita. No
saben cómo tratarla. Mi hermana, por ser profesora, suele tener problemas con la
garganta, la que se le suele inflamar con frecuencia…
Bueno, por hoy, nada más, aunque ahora no me voy a la cama, sino que
intentaré estar leyendo un par de horas, a ver si le doy un empujón a varios
libros…
Que el Señor acoja en su seno a mi buena madre, mis familiares y amigos
fallecidos, y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

4/2/14
Hoy me levanté tarde, sobre las doce del mediodía, tras dormir unas diez
horas, o sea, que sigo durmiendo mucho. De todas maneras, hoy no tenía otra cosa
que hacer que estudiar, e ir a la calle a darle a mi hermana Piluca el certificado de
defunción de mi padre (el que encontré ayer en casa de mi madre) y lo que todos
debíamos hacer según lo acordado el viernes, cuyas fotocopias me pasó Maru en su
casa.
Cuando estaba trotando tras almorzar, llamó Piluca, con lo que paré de trotar
y fui a llevarle los papeles citados.
Sí me di cuenta, cuando me senté a leer sobre fármacos opioides que iba a
tener bastantes días para estudiar bastante, así creo que me cundirán más los días,
pues cuando estoy en casa de mi madre, nadie me molesta y no debo dejar de
estudiar, sino que es todo el tiempo concentrado estudiando distintas cosas. Creo
que los días me van a cundir más ahora. Esperemos.
También preparé ya las diapositivas del PowerPoint para la primera charla
de primeros auxilios.
He visto también algo sobre el doctorado en Medicina, y veo que los másteres
para dicha disciplina, aquí no se imparten todavía (me dijeron que a lo mejor salían
en junio), y lo que sí empezó ya el doctorado por esta universidad este noviembre,
con lo que lo que estoy mirando es ya válido para la nueva ley que está ya en
marcha.
Estoy pensando hacerme el master en drogodependencias por IL3, y luego si
ya han salido el master para poder hacer el doctorado por aquí, pues intentar
128

hacerlo, aunque seguramente será presencial… qué le voy a hacer, pero debo
aceptar las normas si quiero hacerlo…
Esto ha sido lo más importante de hoy.
Cuando fui a llevarle los papeles a Piluca, estuve buscando un montón de
tiendas donde comprar pan y una cerveza para el pollo de mañana (a la cerveza), y
di más vueltas que un tonto, pues todas estaban cerradas, y al final tuve que ir a
las que había por mi calle, pero que como estaba en el otro sentido, no fui por esa
zona primero.
Llamé a mi tía Conchita y me dijo mi prima que había ido a pasear con su
hermana Concha Ester; me dio que al principio le molestó que le preguntara por
cómo se encontraban, pero tenía una disculpa preparada, por lo que le dije lo de la
colonoscopia y la sangre oculta en heces, y me dijo que ya la sabían; le dije que la
SOH debían todos hacérselas, aunque con la crisis… pero que sepan que deben
todos hacérselas. Yo creo que sobre los cuarenta años, ya hay que hacerla una vez
cada año todo el mundo. No recuerdo exactamente la edad, pues lo aprendí en una
charla en COFARCA.
Por hoy, nada más. Que el Señor acoja en su seno a mi buena madre, así como
a todos los familiares y amigos fallecidos. Que nos bendiga también a todos.
Muchas gracias. Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

5/2/14
Hoy no se me apetecía escribir, pero por la importancia de lo del día, me he
puesto manos a la obra. Esta mañana fui a Cáritas, donde estuve haciendo un par
de cosillas, pero no con muchas ganas, ya que el trabajo allí, en la biblioteca,
escasea, y la verdad es que prefiero estar leyendo que haciendo trabajo que pueden
hacer los menos cualificados que yo. De todas maneras, hice lo que me
correspondería como el que lleva la biblioteca, y como cualquier machaca que fuera
nuevo a la biblio. Pocas cosas ya más hay por hacer allí.
Me vine cinco minutos antes, pues llegué unos cinco minutos antes o por ahí.
Fui a casa de mi madre, donde al llegar vi a Elena hablando con el jardinero, frente
a la entrada de su casa; me llamó, por lo que fui para allá. Le di un beso en la
mejilla, y como no supe cómo reaccionar, a Pavel, el jardinero no le di la mano. Me
dijeron que hace unos días, estuvo la luz encendida a eso de las cuatro de la
madrugada. Pavel dijo que había unos dispositivos que se ponen en los enchufes,
por lo que se enciende una luz durante el tiempo que se programe cada día a esas
horas. Se los dije a mis hermanos en un e-mail.
Allí comí unas galletas con leche, un yogur y el postre de Loida, o sea, queso
con pasta de mango. Vamos, lo típico de Cuba, y la verdad es que con queso de plato
está estupendo, algo fuera de lo normal. Eso lo comíamos aquí hace unos cuarenta
años, antes de la revolución de alimentos que ha habido aquí en los últimos años,
en que puede uno encontrar de todo en las grandes superficies.
Estuve hasta las tres y pico leyendo sobre el cáncer, en casa de mi madre. A
eso de las tres y media, salí a coger la guagua que me llevara a la oficina principal
de Correos, que es donde está la que más sabe de Bancorreos, para cancelar la
hipoteca. Ya está hecha la operación, o sea, que ya soy propietario, y ya sé que al
menos una casa y para comer, tengo. Qué más hace falta, pues también tengo
varios libros… sí, ya sé, los másteres y demás estudios de Farmacia que son todos
carísimos…
Elisa, que es la chica de Bancorreos es una preciosidad de mujer, pero sólo
tiene 31 años (le pregunté su edad), con lo que es muy joven para mí… parece que a
129

las que le hago tilín son muy jóvenes… debe ser o por mi aura, o porque soy
interesante a las jóvenes. Nada, las mayores, deben ser que van más a quien tenga
dinero, del cual, nunca he tenido mucho, y ahora a esta edad, no voy a cambiar…
Luego vine para mi casa en guagua otra vez, y en la misma no podía quitarme
de la mente a Elisa Cortés, la que es bastante guapa. Mentalmente le dije el par de
cosas que ya todos saben, o sea, que yo no me veo el aura, ni el color, ni el tamaño,
ni nada, que me lo tienen que decir… que duermo a base de máquinas, y que las
máquinas pueden controlar el pensamiento, así que viera que me gusta que me
llamen Servando, y sin embargo me sale el Don… y movió la cabeza asintiendo.
Otras cosillas le dije, como que yo llevaba el ritmo de un alto ejecutivo, pero
de dinero nada; que no viajaba nunca por placer, y que ni los fines de semana me
los tomaba libre. Que leyera por internet De los locos, locuras, y pensara que eso
era hace treinta años, así que ahora…
En fin, que le hice un resumen de lo que hay, para que sepa a qué atenerse,
pues me da que algo le intereso. Ella a mí también, sobre todo si no fuera una niña
a mi lado. Si tuviera diez años más, ya estaría mandándole correos para si quisiera
ir a tomar café o a un chino a cenar… pero a esa edad, mejor es controlarme.
No sé, pero me da que también la funcionaria de prisiones, también tiene esa
edad o por ahí, sí, me da que es muy joven. Hace tiempo que no la veo, lo que no sé
si es porque cambió de cárcel, a la del sur, o si está de baja por algo o que la
echaron, que todo es posible…
Luego vine a mi casa, y almorcé. Elena me trajo pescado que a su hijo le
regalaron, y la verdad es que tiene una pinta estupenda.
Escribí los correos a los hermanos, y ya me llamó Jose para felicitarme por
pagar la deuda. Me dijo que a lo mejor me convenía no quitarme la hipoteca y con
ese dinero pagar otro piso, puesto que tengo intención de cambiarme de casa.
Me dijo que yo contratara un detector de metales, porque digo que hay oro. Le
dije que entonces si yo lo contrataba, entonces si lo había si sería el oro para mí, y
eso no le gustó tanto. O sea, que yo gaste el dinero y me mueva yo, y si hay algo,
luego a repartir entre todos. Como siempre, él, todo para él y los demás que se
jeringuen. No quiere pagar la cuota de AFAES, porque él no quiere alimentar a
otros. Solo todo para él, lo mejor siempre para él… va a acabar mal, está claro…
Por hoy, lo dejo. Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, a la vez que
a todos los familiares y amigos muertos. Que nos bendiga a todos. Muchas gracias.
Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

6/2/14
Esta mañana fui al centro de salud a que la enfermera me sacara los tapones,
y no se acordaba de entrada que me había citado, ya luego se acordó que no me
había visto los tapones, pues el aparato del despacho del piso bajo no funcionaba.
El otoscopio estaba estropeado, pero el de hoy funcionaba. Ahora me lo miró y dijo
que del derecho tenía pocos tapones, y que del izquierdo tenía más. Me sacó un poco
solo del derecho y bastante del izquierdo; así y todo, me he quedado sin oír del
derecho, por lo que se lo debo decir a mi doctora, Francisca Guerra. Más bien creo
que son los de siempre, pero por si acaso, le diré que me los mire. Y si no, que me
mande al otorrino, aunque la última vez que fui por allí, lo único que hizo fue
sacarme los tapones y mirar con el otoscopio, y lo vio todo normal. Así que de nada
me sirvió el viaje, a no ser para que me sacara los tapones de los oídos.
Cuando iba a entrar en su despacho, entró un señor mayor preguntando por
vacunarse contra la gripe y le dijo que ya casi acababa la campaña, y que debía ver
130

si quedaban o no vacunas. Le dije que fuera a atender a eso primero, y me dijo que
no, que primero lo mío. Cuando salí, no vi al señor mayor, por lo que esperaba que
no lo hubiera dejado para otro día. Como he escrito en los Menudencias, ya casi
aseguraría que las muertes que se oyen por la tele y las noticias son cosas del
Ministerio de Sanidad, para que la gente se conciencie, de que la gripe puede
causar muertes a los grupos de riesgo y por tanto que se vacunen. Es algo ideado
por los altos en la sanidad y así se ahorran el dinero de los gastos de primaria,
como el de los hospitales por los ingresos de grupos de riesgo por gripes y lo que les
cuestan (y el dolor de los familiares) la muerte de las personas ingresadas… estoy
casi seguro de ello.
Luego me puse a escribir sobre esto para el Menudencias, con lo que ya
rellené lo del día de hoy.
Puse una lavadora y la tendí; todavía la ropa está mojada a estas horas de la
noche, con lo que la debo coger mañana, o sea que espero que no llueva esta noche.
He estado la tarde leyendo, hasta, incluido una novela de mi cuñado que se
me había atravesado, pero que hoy me entró mucho mejor, hasta el punto que
pienso que a lo mejor la acabo no muy tarde.
Después de la enfermera, fui a un ONG y vi un libro de bolsillo, en una
edición barata, encontré dos libros de Platón en uno solo, y resulta que es de lo que
más me interesan, del alma los dos libros. Estupendo. También compré otro, que no
sé si me gusta, pero con el dicho, ya me siento más que satisfecho; gasté en total,
dos euros.
Por la tarde, habíamos quedado a las seis en el Bankia de mi madre, para
abrir una cuenta a nombre de los seis hermanos, y yo llegué unos 25 minutos antes,
y estuve esperando a los demás, casi 35 minutos. Haciendo las gestiones tardamos
más de dos horas, por lo que la chica que nos atendió, hizo horas extras, y todavía
se quedó un poco más con mi hermana Pine que se quedó allí arreglando cosas con
la banquera. La verdad es que estaba de miedo, pero parece que iba a por mi
hermano, más que a por mí… en fin, que las mujeres de mi edad, parece que pasan
más de mí.
Acabo de llegar a mi casa, he cenado, trotado unos 20 minutos intentando oír
las noticias por la radio, pero estaba muy despistado. Y ahora me he puesto a
escribir esto. Y ya por hoy, lo dejo, pues debo escanear varias hojas con la escritura
de donación, en la que pone que mi primo, al final no nos va a dejar lo que
habíamos hablado, sino muchísimo menos. Sí, se nota que es economista y en cosas
del dinero, sabe cómo hacer trampas para al final salir él ganando… en su
conciencia queda que incluso a los familiares con los que se portó mal, al final,
volvió a estafarlos en el momento de firmar las escrituras.
Señor, acoge en tu seno a mi buena madre, a mis familiares y amigos
fallecidos, así como a todos los demás. Muchas gracias. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

7/2/14
Hoy no he hecho gran cosa, así me levanté algo tarde, tras dormir unas nueve
horas y pico; como debía desayunar pronto para que me diera tiempo de pasar
horas antes de almorzar, o sea, justo cuando se fuera Paco, el enfermero de salud
mental, que debía venir a hacerme el seguimiento a mi casa, pues por eso me
levanté tras dormir no en exceso, al menos respecto a media vida mía… estuve
esperando a que llegara Paco, mientras leí los correos y las noticias del gremio, así
como escribir la dosis diaria de la mañana, otra vez me pareció una tontería lo que
131

dije, sobre lo importante de muchos investigadores que son unos salvadores de la
humanidad, mientras yo no hago otra cosa que escribir boberías y cosas sin
importancia.
Luego estuve esperando a Paco hasta las tres y veinticinco de la tarde, quien
me había dicho que venía a las dos de la tarde, que es más o menos cuando acaban
ellos la jornada. Estuve esperando hasta las dos y veinte más o menos, en que lo
llamé al trabajo, por si le pasaba algo; me dijeron que todavía estaba en consulta,
pero luego fueron a hablar con él y me dijeron que ya había salido, que
seguramente estaría al llegar. A eso de las tres y pico, como no venía, me puse a
comer, con lo que me tuve que cambiar de ropa y comí a la carrera, por si venía no
me cogiera comiendo. Luego me vestí para salir, y como no vino, pues a las 3:25 pm
me fui a la casa de mi madre, ya que había quedado en que iría allí hoy otra vez.
Llegué y le di un vistazo a vtoda la casa, para ver si todo estaba en orden. Antes
había ido al garaje a buscar la correspondencia, y vi que había tres cartas del cobro
del agua, tendidas en un tendedero movible, por lo que las cogí y le di las gracias al
inquilino por ponerlas a secar. Luego fui a casa de mi madre donde llamé a Piluca y
le dije si le cobraba el agua al inquilino y me dijo que sí, por lo que abrí el recibo, y
en efecto, es el mínimo. Fui de nuevo abajo y le dije si me lo pagaba, y me dijo que
sí. Al final, quedamos en que él y yo lo firmábamos como que ya estaba pagado y
poníamos en el recibo que ya está pagado. Luego yo puse también el día en que lo
había pagado.
Estuve buscando el sobre naranja que veía muchas veces (aunque ya hacía
algo de tiempo que no la veía) leyendo cosas en él a mi madre, en su cuarto de
matrimonio, en el que no se quedó más desde que se separó de mi padre, cuando yo
tenía 18 años, y ella murió cuando yo casi ya había cumplido los 51 años… y no lo
vi. Desesperado, me fui para abajo para tomarme un café y estudiar.
Cuando estaba estudiando, pensé que si ya ella sabía que todos sabíamos que
arriba podría haber oro, pues ya no tenía que dejarnos las instrucciones, pues ya
todos lo sabíamos. Por lo que les acabo de enviar un mensaje a mis hermanos
diciéndoles esto y un par de cosas más. O sea, que hará falta o un detector de oro, o
bien hacer un boquete en el techo y ver si en efecto hay o no hay una caja
guardando lo dicho aquí…
Me pude leer toda la charla y yo creo que ya la tengo preparada para darla en
AFAES. Espero ir a contarla la semana que viene o la otra; espero que no me
pongan muchos inconvenientes para darla.
Al final, a eso de las siete, tras estar tres horas en casa de mi madre, me vine
de nuevo a mi casa, donde cené y luego me puse a ver la tele, pero muy poco tiempo,
sólo los titulares de las noticias, pues ya con lo que he caminado hoy es suficiente.
Mañana por la mañana intentaré ir a ver a Tony, por lo que le dije a su
madre si me llamaba a eso de las 9:30 am, pues no estoy oyendo el despertador, por
lo que me levanto bastante tarde, para que no se me pase la hora de ir a esperar a
su madre para ir los dos a verlo arriba…
En fin, que por hoy acabo. Que el Señor acoja junto a su lado a mi buena
madre, a mis familiares y amigos fallecidos, así como que nos bendiga a todos.
Muchas gracias. Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

8/2/14
Esta mañana fui a la cárcel, a ver a mi amigo. Fui con su madre, y de nuevo
volvía a no estar la chica que me gustaba y que ella hizo claramente que me fijara
en ella. Es posible que la hayan cambiado de lugar o bien que esté de baja; o que la
132

hayan echado, aunque era una de las veteranas, por lo que tengo entendido, al
verla explicando cosas a los demás.
Mi amigo estaba hoy más o menos bien. Como mucho le queda en la cárcel
unos dos años y pico, así que está intentando que pasen los días.
Nos ha dicho que vayamos a ver a una gente que trabaja en una ONG de
religiosos católicos que tienen amistades con la jueza de vigilancia, la que es la
encargada de decir si mi amigo puede salir de permiso, o de tercer grado (creo que
se llama), o si no puede. Tiene unas ganas locas de salir, y quién no, si lleva allí ya
más de cuatro años…
Su otro amigo hace semanas que no va, y por lo visto irá la semana que viene.
Luego vine a mi casa, adonde me trajo su madre, la que quería no venir a
traerme, para ir más rápido a sus cosas, o sea, a divertirse y de juergas de continuo
por ahí. Me revienta esta mujer, y se lo dije, ella no quiere hacer ningún favor, pero
luego está pidiendo favores a todo el mundo… fijo pide favores a todos, y cuando
ella tiene que hacer uno, siempre dice que no, que tiene prisa o cualquier otra cosa.
Aquí he estado gran parte del tiempo mirando a ver si puedo hacer el
doctorado por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, y a lo mejor sí
puedo. Tengo que llamar al tercer ciclo el lunes o el martes y preguntar si podría
con los másteres que he hecho, si pudiera hacerlo aquí y es posible que sí. Lo que
más me revienta es que tendré que estar tres meses en el extranjero, para hacer el
doctorado por aquí, casi, casi, te lo exigen, por lo que deberé hacerlo. A ver si voy a
Inglaterra en un verano y me quito este requisito de encima. Ahora que estoy solo
mejor que en cualquier otro momento.
Como digo hoy me he pasado unas siete horas leyendo cosas sobre el
doctorado por medicina, y la verdad es que tengo algunas posibilidades de hacerlo.
Vamos a ver en qué queda la cosa.
Por hoy nada más, pues no he hecho casi más cosas, que como digo absorber
datos sobre el doctorado en la universidad del lugar donde resido…
Que el Señor acoja en su seno a mi buena madre, y a mis familiares y amigos
fallecidos también. Muchas gracias. Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

9/2/14
Esta mañana me levanté tras dormir unas nueve horas y pico, todo un
triunfo, como verán, y no he dormido más a lo largo del día. Creo que estoy
durmiendo algo menos lo que me alegra enormemente.
Hoy sólo tenía que ir a misa y después de ahí a llevarle unas cosas a mi
hermana, pero me llamó Rayco para que fuera a su casa, a configurarle el
ordenador, la conexión al ruter, y le dije que iría antes justo de ir a misa, pero que
si iba a salir, que me llamara antes. Me dijo que había intentado por teléfono, como
yo le había dicho, que lo preguntara en el 1004 a los de Movistar, pero que le
habían dicho las cosas muy rápido y no supo cómo hacerlo. Le dije que les dijera
que fueran despacio, que tú no sabes nada de esto, y me dijo que no. Cuando ya
estaba preparado para ir a su casa, esperando que pasaran unos diez minutos para
salir, me llamó y me dijo que con las indicaciones de los técnicos del 1004, lo había
logrado configurar al fin, por lo que seguí leyendo el libro de Platón, Fedón; ahora
ya empecé el libro como tal, pues acabé con la introducción poco antes de ir a misa.
Espero leer ahora bastante del mismo, a ver si me gusta. Estoy comprando buenos
libros en cuanto a contenido a un euro cada uno.
A las seis menos veinte, fui camino de misa, donde oí al cura decir que había
en el mundo 7.000 millones de personas que pasan hambre, por lo que tomé nota
133

para decírselo al párroco, cuando vaya a confesarme y que le diga que somos unos
seis mil y pico millones de personas en el mundo, y que hasta hace poco habían
unos 1.200 millones que pasaban hambre, pero que ahora son unos 900 millones los
que pasan hambre; que pensara que varios países son potencias emergentes, y
hasta no hace mucho eran todos ahí hambrientos, como India o Brasil, con lo que
aunque hay gente que trabaja muchísimas horas por un euro al día o menos, al
menos les da para comer un poco cada día, con lo que ya no mueren de hambre,
como hasta no hace mucho ocurría en estos sitios… sí, tenemos una crisis increíble,
y en realidad somos los niños mimados del rico primer mundo…
Luego fui a casa de Piluca, a llevarle los papeles que me había dicho que le
llevara de casa de mi madre.
Luego vine para mi casa, cené, vi unos diez minutos las noticias, y ya me he
puesto a escribir y ahora a leer un poco, a ver si le cojo el gusto a Platón.
Espero que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, a mis familiares y
amigos fallecidos y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

10/2/14
Esta mañana tenía pensado levantarme mucho antes de lo que lo hice, pero
estaba muy cansado y con pocas ganas de madrugar, así que me levanté a eso de
las diez y pico. Desayuné, me aseé y fui a Mercadona, donde había menos gente por
la hora, cosa de una hora más pronto de lo habitual. Compré y me vine a mi casa.
Coloqué la compra y como debía ir pronto a casa de mi madre, pues Delia (la mujer
que limpiaba hace años a mi madre y con la que estuvo unos quince años
limpiándole) iba a empezar a ir por casa de mi madre de nuevo, una vez cada
quince días para limpiar la casa. Lo pasé bien sabiendo que ella volvía a llevar la
limpieza de la casa, pues mi madre siempre decía que como ella, ninguna le ha
limpiado la casa. Estuvo dos horas, una menos de la esperada por no sé qué me
dijo; le dije que no se preocupara, que no pasaba nada. Dentro de quince días irá
pero con su marido, para que le ayude a limpiar los cristales. Allí estuve el tiempo
que ella estuvo más una hora y media más. Me conté de nuevo la charla que voy a
dar en AFAES y veo que la llevo bien, por lo que llamé a Nieves, una psicóloga de
AFAES y ya quedé para ir el jueves a contársela. Quedamos a las once. Buena hora
para mí, mejor que a las diez, pues a esa hora debo madrugar mucho, a las ocho
menos algo debo levantarme para llegar a la hora o un poco antes, como suelo
llegar, mientras que para las once me debo levantar sobre las nueve, más razonable
para mí horario normal.
Le dije si estaba Genoveva, que tenía que decirle un par de cosas pero me dijo
que no estaba, por lo que le dije si mañana estaría y me dijo que era posible. Si no,
a ver quién me soluciona lo de cambiar lo del cobro mensual.
Luego en casa de mi madre, intenté leer un poco sobre el cáncer pero esta
parte voy bastante lento, pues es sobre biología y fisiología del mismo, lo que es
bastante complejo.
He mirado anteayer varias cosas del doctorado aquí y es posible que lo pueda
hacer. Debo hacer un par de preguntas en un par de sitios a ver si fuera posible.
En casa de mi madre revisé todo un par de veces, así miré toda la casa y
estaba la puerta del cuarto de la lavadora abierta, así como la verja de la entrada
de mi madre sin pasar la llave. Se los escribí también más lo dicho de Delia y otras
cosas más en un correo para los hermanos.

134

Camino a mi casa, fui a la ferretería y me cobraron quince céntimos más por
un adaptador para los enchufes, y eso que creo que son de peor calidad. En fin, me
callo porque sigue estando más barato que en los, todo a un euro, en proporción y
son de mejor calidad, pues los de los chinos se rompen de nada, y muchas veces
antes de usarlos, se rompen.
Aquí llamé a Maru, quien me había llamado cuando venía camino a mi casa y
me dijo que me llamaría en veinte minutos, era para charlar un rato, y que se
había hecho la colonoscopia y le había salido todo mejor que el año pasado. De
todas maneras tiene un bulto de unos seis centímetros en el riñón, el que sigue del
mismo tamaño… le han tocado a mis hermanas cosas malas respecto al cáncer… a
lo mejor yo también tengo pólipos, pero como no me han hecho todavía la
colonoscopia, pues no sé si tengo o no pólipos o células cancerígenas. De todas
maneras cada seis meses más o menos, me hago un análisis de Sangre Oculta en
Heces (SOH) y todos han salido negativos.
Ya tengo a uso el inalámbrico, y la verdad es que estoy progresando en cuanto
a cosas materiales una barbaridad… de todas maneras, sigo solo y no sé si deseo
seguir así o si prefiero casarme y tener una mujer al lado que me haga compañía y
con quien gozar con el sexo, lo que ya no me acuerdo cómo es, pues hace más de
treinta años que no me acuesto con una mujer…
En fin, que por hoy lo dejo. Espero ponerme a leer alguna cosa interesante y
así ver si absorbo datos que me den ideas para escribir el Menudencias, pues no se
me ocurren muchas cosas para el mismo…
Que el Señor acoja en su seno a mi buena madre al igual que a mis familiares
y amigos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

11/2/14
Hoy las cosas distintas que he hecho han sido por teléfono, así hablé con
Genoveva, la trabajadora social de AFAES y me dice que el jueves hacemos lo de
hacernos socios los hermanos (menos Jose, que ya me ha confirmado que él no se
hace), y le dije lo del certificado con las charlas que he dado y todavía no se lo han
dado, y que a lo mejor lo extraviaron, por lo que le he vuelto a mandar en un correo
las charlas y los días que las di, para que vuelva a hacer el certificado. También le
dije que llevaría el portátil, para probarlo con el cañón a ver si funciona para la
semana siguiente la charla. Iré por allí el jueves, a ver si les gusta el nivel de la
charla, para luego darla a los demás otro día.
También llamé al tercer ciclo de la universidad de esta provincia, aquí en la
capital, y me han dicho que debo tener un título de master de investigación y que
los títulos propios no sirven. Le volví a llamar y me dijo que no servían, que debía
mirar a ver si en mayo al final ya saben si va a haber másteres aquí, para hacerlos
en medicina.
Dándole vueltas al asunto, pensé si podría hacer el doctorado por psicología,
por la UNED o sea, a distancia, por lo que busqué el número de la academia de
Farmacia por internet y llamé allí, a Madrid, y resulta que no sabían decirme si el
doctorado por sicología servía para ser miembro de la academia, que llamara
mañana por la mañana. A ver si lo hago y me dan una buena noticia. He estado
mirándolo por internet, y es posible que me interesen algunos de los temas del
trabajo fin del master, pues las líneas de investigación algunas, van por las
demencias, el deterioro del cerebro, con lo que a lo mejor podría investigar sobre los

135

fármacos en estas patologías. Veremos, todo está pendiente de si en la academia se
permiten doctores en psicología.
También llamé a la funeraria, Ocaso, y me dijeron que las pensiones que
recibimos de mi madre a fin de diciembre, es legal, pues la ley dice que si la
persona muere a final de mes, tiene derecho a la paga del mes siguiente, aparte,
también tendríamos derecho a la parte proporcional de los meses transcurridos, de
la paga de junio, en este caso. Total que les envié un correo a los hermanos
diciéndoselos.
También les dije otras cosas, como lo que había pasado ayer en casa de mi
madre, y que estoy intentando arreglar lo de AFAES, a ver si lo hago yo ya el
jueves todo.
Llamé al cura si iba hoy a confesar y me salió el mayor, el que da la misa los
días que yo voy y me dijo que no sabía, pero que suponía que sí. Le volví a llamar y
le dije las cifras que él equivocó en misa, por lo que enseguida saltó diciendo que él
había dicho que 7.000 millones eran de personas totales, y que dos mil millones de
hambrientos, que lo había mirado en Manos Unidas. Yo le dije lo que yo pensaba de
que ahora los hambrientos son unos mil millones o algo menos, por los objetivos del
milenio, y poco más, pues mucho no me dejaba hablar, sino que él saltaba y saltaba
defendiendo sus cosas… y eso que es cura, si llega a ser un abogado, sería un
picapleitos increíble.
Total, que me dijo que fuera mañana a confesarme, pero como mañana es
miércoles y me toca ir a Cáritas y después a casa de mi madre, pues no tengo ganas
de quedarme allí un montón de tiempo hasta la hora de ir a confesarme.
Cada vez más, tengo ganas de ponerme a leer y leer los libros que me
interesan y pasar de todo, de másteres y doctorados, y hacerlos más adelante o no
hacerlos y si soy miembro de la real de la lengua, pues ya está, pero no optar a la de
farmacia, por pedirme el doctorado… tengo ganas de leer un montón de libros, y no
tengo casi ninguna gana de seguir haciendo másteres y un doctorado, como les digo.
Encima hoy pude estudiar poco, con las cosas de mirar lo del doctorado por
sicología, y enviar algunos correos, como al presidente de Sin Fronteras, por si
quiere que nos veamos ya que me había dicho que me quería decir un par de cosas.
Prefiero aumentar el CV con esto, y no con tanto máster y demás.
Me sabe mal acabar el día en esta hoja, pues es la número 366, lo que no es
un buen número para mí, pero no tengo más palique, así que por hoy, lo dejo.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, a mis familiares y amigos
muertos y que nos bendiga a todos. Resulta que ahora veo que ya pasé la fatídica
hoja. Muchas gracias. Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

12/2/14
Esta mañana fui a Cáritas, donde parece que había reunión con las chicas de
Formación más Pilar, la que va a ser nuestra jefa directa, a la que vamos a
consultarle en principio, todas las dudas. Es la chica que está estupenda, pero que
es muy joven para mí y que va a por Dani, el informático de Cáritas. Los dos valen
muchísimo.
En la reunión dijeron que nos reuniríamos menos con las de formación y más
con Pilar, la que está entre otras cosas en el despacho enfrente de la biblioteca.
Tengo que hacer una carta para pedir los libros de la gente que los tiene en
los despachos, con el fin de registrarlos, aunque luego se les devolverán, pero por si
los de Formación creen que es conveniente comprarlos o qué. Tendré que sentarme
a escribir a ver qué pasa.
136

También recibí un correo de los de e-libro y es posible que me los publiquen de
gratis, al menos algo así he entendido yo. La cosa es que a lo mejor ellos se cogen la
exclusiva de publicarlos en la red, lo que no me hace tanta gracia, pues a mí lo que
me gusta es que se descarguen en la mayor parte de web posibles, y que me lean
todos lo más posible.
Luego estuve arreglando unas cosillas en Cáritas de unos libros que estaban
registrados, pero pendientes de colocar el tejuelo. Dejé un par de cosas pendientes
para otro día.
Luego fui a casa de mi madre, donde estuve un par de horas. Allí estuve
varias veces mirando el diploma que me mandó el Consejo General con un curso
que hice de ellos. Es el primer diploma que recibo en casa de mi madre y que ella
no ve. Tampoco creo que viera el título de la prueba de certificación de inglés, el
que hice en el centro de mi hermana Piluca.
Estuve leyendo un poco sobre biología del cáncer y la verdad es que está
estupendo. Dificilillo de comprender, pero estupendo. Intentaré seguir leyendo
sobre esto.
También le dije a Pavel, el jardinero, dónde estaba el dinero, pero quedamos
en otro sitio, para que no se mojara por si acaso… y ahí se lo pondré.
Le di como siempre un vistazo a toda la casa y le di agua a los retretes y
lavamanos… como me dijo Delia, y yo algo había empezado a hacer.
Estuve allí dos horas, y cuando vine para mi casa, estaba hambriento, pues
sólo había comido allí un par de galletas, para poder almorzar cuando llegara a mi
casa, adonde llegué a eso de las cuatro y pico. Ya comí y coloqué la comida en la
nevera, separada en fiambreras que yo llamo monodosis.
No hice ejercicio después de comer, para ponerme sobre la marcha con el
ordenador, y he aprovechado y ahora he escrito el diario aunque todavía son las
seis y cuarto, de la tarde, pero para aprovechar lo más posible leyendo, y no tener
que cortar después para ponerme a escribir…
Por hoy lo dejo, así lo interesante que ocurre hasta mañana, se los contaré
todo mañana.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, a la vez que a los familiares y
amigos fallecidos y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

13/2/14
Hoy el día empezó medio mal, pero ha acabado muy, pero que muy bien. Esta
mañana fui a AFAES, a contarle a Nieves la charla, la que como saben me había
preparado bastante y cuando empezó a ver de qué trataba la charla, no por lo que
yo le contaba, sino por las cosas que iba mirando en las presentación de
diapositivas en PowerPoint, me dijo que no, que eso posiblemente les haría creer
que iban a estar capacitados para actuar en caso de urgencias, cuando no iba a ser
así en absoluto, pues no hay que olvidar que son discapacitados síquicos. Me
desmoralizó esto totalmente, por lo que decidí pasar de esta charla y me puse a
decirle sobre cuáles creía que les debía explicar, y como me dijo que sobre ejercicio
físico que ahora está tan de moda, me dieron ganas de decirle que eso se lo dijera a
uno de educación física, que a mí me dijera de enfermedades, fármacos y salud,
pero me callé. Quedé en que le diría sobre estreñimiento y cosas de éstas, pero no
estaba convencida hasta que le dije, que si hace falta hacer ejercicio a diario, comer
frutas y verduras, beber abundante agua… y dijo que sí. En fin, que sólo quieren

137

cosas sencillitas, cuando a mí cada vez más me gustan las cosas complejas y ver
cómo funciona el organismo en su último punto más microscópico y complejo…
He estado pensando, y en misa, tras confesarme (esto es la segunda cosa que
ocurrió importante en este día y que me lo mejoró), o sea, que me quedé limpito,
como decía mi madre, me dije que mejor sería pasar de intentar más títulos y
dedicarme a leer a conciencia la cantidad de buenos libros que tengo en mi casa,
muchos de los cuales son de teología, filosofía y farmacia y pasar de más títulos,
pues éstos me impiden leer los mejores libros de algunas religiones y filosofías, así
como leer temas de farmacia que me interesan muchísimo. Aparte de esto, no creo
que llegue nunca al Nobel de Medicina, y en todo caso sería al de Literatura, para
lo que no necesito ningún doctorado, y si no pienso seguir a tope sólo con temas de
farmacia, pues de nada me sirve entrar en la real de Farmacia si no voy a ser un
científico, sino que lo haría como escritor, por lo que pensé pasar de tanto título y
dedicarme a leer, como digo, los buenos libros que tengo en mi casa.
Me gusta cuando me confieso, pues veo que no voy tan mal, ya que el cura me
manda a rezar La Salve, o sea, siempre lo mismo, lo que me hace pensar que voy
más o menos bien. Vamos que no cometo grandes pecados, sino lo normal de todo
cristiano.
La otra cosa ya lo estaba pensando estos días y hoy ha ocurrido, me publican
de gratis (en E-libro.net) mis tres libros que no he podido publicar antes por no
tener dinero. Ya se los envié, y firmé el contrato, a la vez que les envié todas mis
obras, unas tres mil seiscientas páginas en total, o más, en las mismas
características que estas páginas. Se los agradecí de corazón, pues si me llegan a
cobrar lo que ellos tienen estipulados, pues me cobrarían, a lo mejor cerca de
novecientos euros o más, lo que es mucho para mí. Me dijeron que lo hacían porque
sabían que yo era una persona de una gran sensibilidad, lo que se los agradecí en el
alma. Si hubiera sabido antes esto, les hubiera dado mis libros mucho antes, el
Diario de un cualquiera y el Recapacitemos. Y seguramente no habría dejado de
escribir por no saber dónde hacerlo, y por no tener dinero con qué pagarlos…
Gracias a Dios, ahora creo que más o menos dónde escribir de gratis, y que se
ofrezcan de gratis, sé. Y lo importante de decir que en lugar de cinco libros
publicados tendré ocho… algo muy importante para mí. Encima se van a ofrecer de
gratis, con lo que es posible que mucha gente en la Red los lea y es posible que se
hable más de mí.
Cuando iba a misa, vi a D. Rafael, el otro voluntario de Farmacéuticos
Canarios Solidarios, el que les hablé cuando lo de mi madre, y me dijo que me
encontraba de buen aspecto, lo que le agradecí. Él también estaba de buen aspecto
y tenía un cochazo enorme. Le dije si la mujer que estaba en el coche era su nueva
mujer y me dijo que por ahí, pero que todavía no… o sea, que supuse que se están
tanteando, pero no lo tienen claro. Le conviene una mujer, pues se pasa el día
viendo la tele, porque no tiene nada que hacer. No es como yo que sé llevar la
soledad mejor, leyendo y haciendo voluntariados y demás. Él se hunde mucho
cuando está solo. Me gustó verlo, pues sé que está vivo y bien (sufrió no hace mucho
un cáncer de próstata, con lo que es uno de los afortunados de la ciencia y sigue
vivo).
Total, que aunque el día empezó medio torcido, al final ha sido inmejorable,
conque he cumplido con el Señor y me publican de gratis los libros que tenía
arrimados porque nadie quería hacerlo, y pagando yo no tenía dinero. Ahora con las
herencias algo he conseguido, pero está todo muy en el aire, y a ver si puedo
arreglar las ventanas de la casa que un día de éstos se van a caer al suelo, pues
están totalmente carcomidas… ellos tienen la sede en Miami, con lo que deben
tener un montón de dinero, pues subsistir en esos sitios, sin dinero, no está nada
138

fácil, con lo que les debe ir bien; les agradezco en el alma que me hayan facilitado
publicar mis obras de gratis…
Gracias Dios mío, es de las mejores noticias que me vienen desde que se
murió mi santa madre…
Que el Señor la acoja junto a sí, al igual que a los familiares y amigos
fallecidos, y que nos bendiga a todos. Muchas gracias y saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

14/2/14
Hoy he estado unas tres horas en casa de mi madre, cuidándola y velando
porque nadie entre a ella. Esta mañana me levantó Tony temprano, a eso de las
diez, lo que me vino estupendo, pues así sólo dormí unas ocho horas, y he estado
bien todo el día. Nada que ver con los años pasados. Estuve como digo en casa de
mi madre, donde aparte de regar las plantas, darle agua a todos los retretes y
lavamanos, y darle un vistazo a toda la casa, así como ventilarla, para que se fuera
el olor a cerrado, después, y en medio de estas cosas, me puse a leer un poco sobre
biología del cáncer, la que es bastante compleja, por lo que hay que leerlo despacito,
y fijándose bien en todas las palabras… cada vez me explico menos cómo se hace un
tratado, así no tengo ni idea de cómo extraen la información y confeccionan los
temas sobre cosas tan complejas, y cómo al final, nada sobra y todo se
complementa, y cómo no se queda uno con la sensación de que le faltan saber un
montón de cosas sobre ese tema… en casa de mi madre estuve tres horas, hasta las
14:30. Luego me vine a mi casa, a almorzar, pues había ido a casa de mi madre
nada más desayunar y asearme.
Me dio la hija del vecino, pues se lo dije, la llave del buzón que él compró y no
le dije si quería que le ayudara a pagarlo, pues no me han dicho los hermanos de
pagarlo, lo que es una caradura por su parte, pues como soy yo el que da la cara,
pues ellos tan contentos, porque no son ellos los que deben decir que no. En fin. La
hija me dio la llave y la tengo yo para hacer una copia cuando pueda. Me dijo que lo
pondría el padre, con lo que más caradura aún.
Luego me vine a mi casa, donde almorcé y acabé de hacerlo a eso de las cuatro
de la tarde. Troté solo un poco, pues hoy he caminado algo, y luego me puse a
escribir los correos para las amigas de Tony, para dos amigas, y para mis hermanos
diciendo las incidencias de la casa de mi madre. Y luego me puse a escribir el
Menudencias.
Antes de escribirlo, me llamó mi hermana Saso, en muy mala hora, pues
estaba nervioso pensando todo lo que tenía que hacer, o sea, escribir a las amigas
de Tony más el Menudencias, con lo que si me hubiera llamado una hora más
tarde, lo habría pasado mejor. Le pregunté sobre Oxford y dijo que aquello parecían
épocas pasadas, por los edificios antiquísimos. Le pregunté si donde dio la charla
Juancho era más grande que el paraninfo de la universidad de aquí, y me dijo que
no, que eran pequeños colegios (se llaman así, pero en inglés), y dio charlas sobre la
transición de la dictadura a la democracia, a los estudiantes de español de Oxford…
sí, mi cuñado ha llegado muy, pero que muy lejos. Es un personaje reconocido en
todo el mundo… y yo aquí contento porque me publican tres libros de gratis… pero
es la verdad, para mí ha sido esto todo un gran triunfo. He pensado esta tarde, que
les preguntaré si confecciono un libro con varios artículos (algunos muy, muy
extensos), de los que publiqué en la zona privada del Consejo General, a ver si les
interesa y me lo publican también de gratis, entonces estaría mucho más contento

139

aún con otro triunfo más. Con lo que entonces serían nueve los libros publicados,
más los escritos de FSFE.
Otras cosillas he hecho, como decidir casi seguro ya, que como mínimo estaré
otro año más intentando leer todos los libros que pueda, para así disfrutar más de
lo que deseo hacer, y no tanta titulitis…
Intentaré llevarlo a la práctica.
Que el Señor acoja en su seno a mi buena madre, al igual que a los familiares
y amigos fallecidos. Que también nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos
cordiales. Servando (Blanco Déniz).

15/2/14
Hoy el día ha sido largo, y como otros días, he echado de menos a mí buena
madre, aunque intento pensar en otra cosa cuando veo que me voy a poner triste
por pensar en ella y que ya no estará aquí más. Espero que esté orgullosa de mí, y
llevar una vida correcta y digna, como le dije en mis oraciones el día que ella
falleció, cuando estaba en mi casa por la noche, acabado de llegar del hospital y del
tanatorio, cuando vinimos a dormir un poco para el día siguiente estar despiertos.
Esta mañana temprano fuimos a ver a Tony, su amigo Orlando, su madre y
yo. Orlando ya no quiere ir tanto a verlo, sino una vez al mes. Se lo respeto, pero lo
bien que había empezado de ir cada quince días a verlo, ahora lo ha dejado en una
vez al mes. Yo iré el resto de los días con su madre. A su madre le llevé unos
pantalones, los que suelo llevar siempre que voy a la cárcel, pues el bolsillo estaba
medio roto. Me dijo que eso era poco y fácil. Ya lo tiene arreglado, por lo que voy a
ver si mañana lo puedo ir a buscar o si no, otro día, pero cuando mejor me viene es
mañana domingo, después de salir de misa. Ese día también debo llevar a mi
hermana las cartas que me vinieron de pagar al gobierno de Canarias algo, que por
lo que creo va a ser la plusvalía. Por lo que le dijo el abogado a mi hermana, cree
que va a ser eso.
Cada vez estoy más decidido a vivir mi vida, y hacer lo que hace años que
deseo, o sea, leer los libros que quiero leer y cuando los quiero leer. Sólo voy a vivir
una vida, y con la cosa de aumentar el CV, he dejado de leer un montón de cosas
que se me apetecen de continuo. Ahora estoy intentando hacerlo y la verdad es que
estoy bastante contento con la decisión. También quiero leer sobre cosas de
Farmacia, así hoy he mirado un par de horas sobre las demencias, terapéutica de
las mismas, y la verdad es que está bastante bien. También quiero mirar algo sobre
drogas. Tengo pensado mirar algunas cosas sobre nutrición, puesto que es posible
que eso, les gusten también a los usuarios de AFAES, o sea, sobre alimentación.
Algunos de ellos confían en mí.
Voy a escribir una carta a Nieves, diciéndole por qué creo yo que debía dar la
charla sobre la reanimación cardiopulmonar, así si un discapacitado se ve solo en
una emergencia, que sepa por encima al menos cómo actuar. Lo mismo ante un
atragantamiento, o ante una herida o un golpe de calor… en fin, que como dije en el
curso en el que también había estudiantes de la ESO, que más vale actuar aunque
sea mal, pues así aunque tuviéramos un vivo con un par de costillas rotas, esto es
muy preferible a tener a un muerto con el esqueleto entero. Si se ven solos en esta
situación, que intenten al menos ayudar.
He estado bastante tiempo leyendo el libro de Jorge Bucay y la verdad es que
está bastante bien. Ya ven, leo lo que se me apetece, y lo que tenía ganas de leer
hace tiempo lo iré haciendo poco a poco. Volveré a repasar cosas sobre los másteres
hechos, así como sobre drogas (repito), fisiopatología, etc. En fin, que no voy a dejar
140

a las cosas de Farmacia de lado, sino que estudiaré las cosas sobre esto, las que me
dé la gana, y cuándo me dé la gana.
Hoy no he hecho otra cosa que absorber datos, lo que he hecho a toda hora
durante todo el día.
Me levanté a las seis de la mañana y ahora son las 23:10, con lo que algo
cansado estoy, por lo que pronto me iré a la cama y ya mañana seguiré con lo que
tenga ganas de leer.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre y a los familiares y seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

16/2/14
Hoy dormí once horas seguidas, lo que no me importó tanto, pues llevaba
varios días durmiendo poco, y encima hacía un frío que pela, por lo que no me
importó quedarme un poco en la cama.
Lo que no me gustó tanto, es que a eso de las cuatro de la tarde, me volví a
quedar dormido hasta cerca de las cinco y pico.
Había quedado con Rayco, quien me había llamado por la mañana, cuando me
estaba duchando, para que fuera a su casa, a ver si sabía instalar la impresora, y
no pude pues no tiene los driver de Windows 8. La impresora es de las buenas, de
toner, como la de Cáritas, pero mucho más moderna. Allí estuve una media hora, y
me vine pronto, porque vino su hermano Juan, al que según parece yo no le caigo
muy bien, por lo que cuando él viene, yo casi siempre me voy. Hoy estuve un ratito
más pues estaba lloviendo y yo no había llevado paraguas.
Antes de ir a casa de Rayco, fui por casa de la madre de Tony, quien me cosió
el pantalón, lo que antes siempre me hacía mi madre. Me dijo que ahora ella hacía
en eso las veces de mi madre, lo que me hizo gracia, por lo que me reí y ella
también se rio.
Ya tengo cosido el bolsillo del pantalón, y creo que me lo cosió a máquina, que
era lo que esperaba, para que me dure más. Se va de viaje el miércoles o jueves, y
vuelve en una semana. Esta mujer no piensa sino en divertirse y pasarlo bien. De
trabajar o limpiar la casa como se pasaba los días mí madre, de eso nada. No sabe
casi leer ni escribir, y es prácticamente analfabeta. De todas maneras, no habría
que fijarse en eso sino si es buena persona, y la verdad es que es un poco carota, así
quiere todo a su gusto para poder ella ir de fiestas y diversiones a diario. Si tuviera
que catalogarla, diría que es una juerguista.
Hoy como ven, no fui a misa, pues no tenía mucha gana, no por nada, sino
porque me quedé dormido como les comento, y ya luego no tenía ganas de ir ya que
debía ir a los dos sitios dichos.
Luego vine a mi casa, cené, y oí unos quince minutos la misa por la radio, ya
que es lo que restaba de ella.
Ahora me he sentado, he mirado los correos y no hay nada de novedoso, y ya
me he puesto a escribir esto. Estoy cada vez más decidido a leer y leer todo lo que
deseo desde hace años, y pasar de tanta titulitis, que no sirve de nada, sino para
fardar… ahora a leer cosas interesantes y a intentar hacer algo realmente bueno, y
no basura como hasta ahora.
Que el Señor acoja en su seno a mi buena madre, así como a los familiares y
seres queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos
cordiales. Servando (Blanco Déniz).

141

17/2/14
Esta mañana como todos los lunes, fui a Mercadona, donde lo más
característico fue que compré sardinas canarias, carísimas a cerca de 2,70€/kg,
estaban frescas, pero es que antes, cuando las compraba congeladas, el kg salía un
euro más barato que ahora el kg de frescas, con lo que calculen; pero es que hacía
bastante tiempo que no comía pescado azul, por lo que como no había nadie en la
cola en la pescadería, aproveché y las compré. Era el pescado fresco más barato que
había. Comprar otros pescados frescos para mí es un disparate.
Compré poco, aunque también compré col, y tres kg de naranjas, a buen
precio, a unos 1,88€ los tres kg, lo que salía a buen precio comparado con las otras,
por lo que me decidí a comprarlos.
El total de la cuenta fue 32 euros con cincuenta y tres, lo que no es mucho, si
pensamos que también compré cerca de dos kg de pollo congelado, a 1,99€/kg; o sea,
mucho más barato de lo que los compraba mi madre, y eso que ella pensaba que los
compraba en oferta, cuando no era así, pues en Mercadona tienen este precio desde
hace más de un año.
Luego vine a mi casa sin casi hacer paradas, y eso que venía con bastante
compra, pero comparado a cuando iba con las cosas de mi madre, nada. Traigo casi
la mitad, o si no, una tercera parte menos, esto seguro, y yo diría que dos quintas
partes menos, o por ahí. Hasta en la factura se nota, antes mi madre me daba más
de cincuenta euros, y ahora no paso de los 35€ y eso que lo pago yo todo. También
tengo bastantes cosas en la despensa… esto me recuerda que Julia va a venir el
viernes a limpiar. Yo creo que ya está cobrando la paga que le dijeron que le iban a
dar, pero quiere aprovechar también mi dinero. Le debo decir de dónde saca para
tener teléfono, ya no me manda el quieren hablarte sino llamadas perdidas, o sea,
que tiene saldo en el móvil; también el mes pasado me dijo que había comido potaje
de verduras para los hijos, y así unas cosas más, como que viene vestida muy
bien… y todo esto hay que pagarlo; yo por ejemplo no puedo comprar potaje de
verduras, porque no me lo puedo permitir.
Después vine aquí y coloqué la compra, y aunque pensaba ir a casa de mi
madre después de comer, decidí ir nada más colocar la compra.
En casa de mi madre tuve una sorpresa nada grata, pues había entrado un
montón de agua por un par de sitios debido a las lluvias de estos días, por lo que
estuve limpiando agua un montón. Del salón, donde mi madre veía la tele, a la
salida me di cuenta que el agua había llegado a casi una tercera parte del salón, lo
que me desmoralizó. Hoy estuve dos horas, pero no pude leer nada, sino que me
pasé el tiempo achicando agua, retorciendo los trapos que habían puesto mis
hermanas en las ventanas, ya que estaban a rebosar de agua. Hoy como digo fue un
medio desastre. También le di agua a todos los retretes, lavamanos, duchas,
pileta… o sea, que hoy no paré.
Se me rompieron los pantalones vaqueros que tenía para dentro de casa en
casa de mi madre, por lo que tengo que llevar unos para esto. La casualidad que
también se me rompió el que llevaba puesto normalmente, por lo que tuve que
buscar uno que me sirviera para traer por el camino de vuelta, y como era de vestir,
negro, pues me tuve que cambiar los zapatos, ya que lo que llevaba eran playeras
blancas, las que tuve que cambiar por unos zapatos negros de vestir. Ahora debo
llevar el viernes recambio de todo esto.
Luego, tras estar a tope en casa de mi madre, me vine para acá, y nada más
llegar, me cambié y almorcé, con lo que acabé de hacerlo a eso de las cuatro y pico
de la tarde.

142

Luego revisé los correos y las noticias de la profesión. También escribí el

Menudencias, y luego me puse a leer sobre demencias y trastornos cognitivos, y la

verdad es que está bastante interesante.
A eso de las ocho y media cené, hablé por teléfono con Piluca y ya ahora he
escrito el diario y pienso volver a leer de nuevo hasta las dos de la madrugada más
o menos, para aprovechar el tiempo, y como mañana no tengo que levantarme
temprano, pues para aprovechar.
Piluca se está moviendo una barbaridad por esto de las herencias de mi tía y
mi madre, algo fuera de lo normal.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a mis familiares y
seres queridos ya fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos
cordiales. Servando (Blanco Déniz).

18/2/14
Hoy no he salido en todo el día, y aunque me levanté tarde, aproveché para
estudiar un poco sobre las demencias, lo que no está mal del todo. Poco a poco, voy
leyendo cosas que quería, a ver si puedo leer bastante de lo que deseo. Las ganas
por leer un libro, muchas veces son locas, hasta que empiezas a leerlo, y entonces
ya se te quita la ansiedad que te había entrado por leerlo y ves que no era
exactamente como pensabas, pero cuando lo acabas, ves otra vez que valió la pena
leerlo (si es un buen libro), y aunque te costase a veces leerlo y sacarlo para
adelante, al final ves que valió la pena.
Por lo pronto, sigo con la idea de estar otro año más sin estudiar estudios
superiores, a no ser algún curso cuyo material me interese, por lo importante que
es para la profesión o para mis apetencias.
Esta mañana desayuné muy suave, solo un vaso con cereales y leche, y a las
dos horas ya tenía un hambre de escándalo, por lo que almorcé a ese tiempo.
Me estaba llamando estos días la chica de AFAES que me suele llamar,
porque estaba enfadada con su hermana y no sabía qué hacer. Yo le decía que no se
preocupara, que entre los hermanos, son lógicos los roces, y que cuanto más se
quieren más se pelean. Y que la llamara mañana o pasado, como si no hubiera
pasado nada y que le preguntara por la tortícolis que decía que tenía. Estaba muy
preocupada, y hace cosa de tres cuartos de hora, me ha llamado muy contenta,
porque su hermana la había llamado, y le había dicho algo cariñoso, y que muchas
gracias por aconsejarle serenidad y paciencia…
También me llamó Genoveva, la trabajadora social de AFAES, para decirme
que D. Ángel Trujillo, el jefe de psiquiatría del Hospital Negrín, va a dar una
charla el jueves a las doce, y que si podía ir. Le dije que sí, pero al instante le dije
que no podía, pues tenía hora con el siquiatra arriba, en salud mental, a esa hora
justa. Tengo hora con Santiago Navarro, así que no podré ir… fue D. Ángel mi
psiquiatra durante un tiempo, y aprendí con él un par de cosas, y eso que sólo fui a
su consulta privada unas cinco veces a lo sumo…
También me llamó mi hermana Piluca, para preguntarme un par de dudas
sobre los recibos del agua y la luz, por lo que le dije lo que sabía, lo que alguna
duda le resolví aunque no todas.
Mañana voy a Cáritas por la mañana y luego a casa de mi madre, la que
espero que no esté toda mojada como el lunes, para poder aprovechar el tiempo y
ponerme a leer sobre el cáncer y no pasarme el día limpiando y secando el agua.

143

Hoy algo he vuelto a pensar a mi madre, y la he echado un par de veces de
menos… ya será así para siempre… a ver si me reúno con ella, arriba, donde está el
Señor, cuando Él lo quiera y si así lo desea.
Por hoy, nada más, espero que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así
como a los familiares y seres queridos fallecidos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

19/2/14
Hoy por la mañana fui a Cáritas, donde tenía una reunión con todos los de
Formación, aunque al final, de los diez en total que debíamos haber ido, sólo fuimos
la mitad, y eso que dos eran de Cáritas, o sea, que faltaron muchos más de los que
fuimos.
Esta mañana llamé al ayuntamiento y me dijeron que el certificado de
empadronamiento lo podía hacer por internet, pero con el DNI electrónico, o fue
ayer, no me acuerdo bien.
Después de la reunión de Formación, que para mí mucho no me sirven, pues
era para darnos el folleto, bastante bonito la verdad, sobre cursos y talleres que dan
los de Cáritas, a lo largo de todo el año. Es un trabajo de negros, según vi el folleto,
y poner a todos de acuerdo para dar los cursos, debe ser un follón increíble.
Hablé un par de veces en la reunión, pero cosas no muy importantes, la
verdad, pues no son de mis temas. Sí me interesa la teología, pero en las charlas
éstas parece que no les interesa mucho hablar sobre teología, sino sobre los cursos
que se ofertan.
En la biblioteca estuve arreglando unos cuantos libros el par de cosas que
había mal, y ya casi lo tengo todo arreglado. Como les dije a las jefas, las de
Formación, el problema en la biblio es que ahora mismo nos quedamos sin trabajo
que hacer. Me dijeron que sí, a ver si nos llegaban nuevos libros que registrar, al
menos avisando a los departamentos que tienen algunos sin registrar, para que los
lleven por la biblio para nosotros registrarlos, pero me da que esto no va a acabar
bien.
Hablo poco, pero según dicen las jefas, consistente cada vez que hablo. Sé, por
cosas que leo, que mejor es hablar poco y oír mucho. Y pensarnos bien todo lo que
vamos a decir.
Había también un ejecutivo que se notaba que le gusta mucho el dinero, y que
es voluntario de Cáritas desde hace dos años (yo soy desde hace más de ocho).
Todavía mucho no ha influido sobre él la institución. Me cayó bien, pero le gusta
mucho el dinero. Se dedica a dar charlas sobre coach, lo que está tan de moda
ahora. Tenía ganas de preguntarle si era licenciado, pues por la forma de vestir, se
ve que maneja dinero, pero me corté un poco, pues hoy era la primera vez que lo
veía. Como lo oí hablando que daba bastantes charlas, le dije por encima cuál era
mi CV y si sabía dónde podía yo dar charlas sobre temas de salud, gratuitamente, y
al final, me dijo que él no se dedicaba a esos temas, pero que si se enteraba, me lo
decía. Sí, estoy buscando alguna forma de aumentar el CV, a ver si puedo de
alguna manera.
También, cuando a Yaiza, la amiga de Tony, la vea, a ver si puedo dar charlas
en la cárcel sobre temas de Farmacia.
Luego en casa de mi madre, la revisé y estaba mejor que el lunes, al menos no
había un montón de agua por todos sitios. En un par de semanas me llevaré las
toallas para lavarlas, pero mientras las dejaré puestas, por si vuelve a llover,
aunque creo que el temporal se va a alejar de las islas.
144

Por lo visto estamos en carnavales aquí, lo que parece que es importante a
nivel nacional, pero la verdad es que esas fiestas a mí me las repanfinfla. Me las
trae muy, pero que muy flojas.
Luego vine para mi casa, aunque primero fui a sacar las copias de la llave del
buzón, puesto que la ferretería de por mi casa me dijo que eso debía hacerlo en
Pedro Infinito, que son el que tienen esas llaves, y en efecto, cuando abrió el de la
tienda de llaves, le costó muchísimo encontrar una parecida, y me dijo que sólo me
hacía una, para que probara, y ya le decía si servía o no, y que le llevara la que él
había hecho. Sí vi que tenía cajas fuertes a mitad de precio de lo que me dijo Piluca,
y las que eran como la de mi madre, mucho más barato de la que mi madre se
compró. Casi me compro una caja de caudales por unos 17€. Las grandes costaban
sobre los 150 y mi hermana me dijo que costaban sobre los doscientos y pico, por lo
que le debo decir que pase por allí.
Luego vine a mi casa, comí, miré los correos, escribí el Menudencias, saqué el
certificado de residente, a ver si sirve en lugar del de empadronamiento.
Luego, después de leer la Biblia en inglés, me puse a leer un poco a Platón y
me encantó, con lo que sé que me leeré entero dicho libro, que contiene dos diálogos
de Platón, en que el protagonista es Sócrates, como casi siempre ocurre con Platón,
quien fue el mejor discípulo del protagonista.
Y luego cené; he hablado por teléfono con Maru, Loida, y Piluca; luego troté
un poco, mientras veía una tertulia en el canal 24 horas y ahora estoy aquí, y
dentro de poco, me acuesto, pues mañana debo ir al psiquiatra.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, y a los familiares y seres
queridos fallecidos. Que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

20/2/14
Esta mañana fui arriba, a La Feria, al siquiatra, a revisión, y la verdad es
que el tiempo que estuve con Santiago Navarro, el joven siquiatra, lo pasé bastante
bien, hablando sobre fármacos y hoy en concreto sobre genética, y los fármacos, que
aunque dije cosas que ya he dicho en el Menudencias, decir que le dije que las
personas con un determinado perfil genético, pueden ser candidatos a un
determinado fármaco, mientras que otras personas con otro perfil, puede que no lo
sean. Resulta que esto ya lo están publicitando a los psiquiatras, así ya hay
aparatos para ver qué medicamento, en cada enfermedad, sería el aconsejable para
una determinada persona, mirando su perfil genético. Ya hay aparatos que los
miden con una muestra de saliva, según parece cuestan unos seiscientos euros cada
prueba. Me dejó el folleto de donde él extrajo esa información, y la verdad es que lo
estuve mirando y estaba estupendo. Ya van avanzadísimos los laboratorios
médicos. Yo creía que eran cosas para el futuro, pero es ya el presente, ya se
comercializan kit para ver qué medicamento es el más conveniente en según qué
patología y según qué persona. Como le dije, eso con el tiempo se abaratará, igual
que los móviles al principio eran para unos pocos, pero con el tiempo, sale rentable
fabricarlos para todos (al menos en el primer mundo). Seguramente se podrán
comprar kit para varias enfermedades y para varios usos, así como para un solo
uso. Me juego lo que sea que más pronto que tarde, tendremos esos aparatos entre
nosotros, al igual que ahora casi todo el mundo (menos yo), tiene un Smartphone.
Me fastidia porque mis hermanos me han encasquetado para ir a hacer el
inventario el sábado a casa de mi tía Mary Lola, y ellos cuando salgan de allí, irán
a ver la tele o de juerga, y yo luego tendré que venir a estudiar a mi casa, y tendré
145

poco tiempo para ello. Mientras que ellos estarán todo el finde de juerga, y yo el
tiempo que ellos están de fiesta, yo estaré estudiando.
Esta tarde tuvimos que ir al abogado, a ver si seguimos con la herencia para
adelante y resulta que mi madre, seguramente tenía mucho menos dinero del que
nos hacían creer los del banco. Por esa parte, no nos tocará tanto.
Me da que vamos a pasar de mirar si en el techo de la parte alta de casa de
mi madre, hay oro, y la verdad es que yo creo que deberíamos mirar por si acaso.
Ya casi estoy seguro que no me voy a quedar con la casa de mi madre, pues si no
hay oro, no podré hacerme cargo de ella. Espero que se venda bien, y poder tener
un buen recuerdo de casa de mi madre, que hasta el final, le ayudé en todo lo que
pude.
Con el abogado estuvimos casi tres horas y después nos fuimos a comer un
dulce por allí, con lo que no pude comprar las cosas que quería, como una camisa
celeste y una rebeca de entretiempo, pues la que me suelo poner, se está quedando
un poco estropeada. La cosa es que mis hermanas ahora se van a su casa, y
seguramente se pondrán a ver la tele, mientras que yo tengo que ponerme a
documentarme, para poder escribir algo.
El siquiatra, cuando le dije que lo que yo luchaba por el dinero que recibía
mensualmente, me dejó bastante contento, porque me dijo que como yo hacían falta
unos cuantos… o sea, que soy un líder y no voy buscando precisamente dinero por
ello. Eso sí, lo que me corresponde por mi familia, lo cojo, pero el resto, vivo casi por
debajo del umbral de la pobreza.
Por hoy, nada más, espero poder ponerme a estudiar un poco ahora. Mañana
debo levantarme relativamente a buena hora para ir a casa de mi madre, a cuidar
la casa. Espero que no haya que limpiar mucho, pues me gustaría aprovechar para
ponerme a estudiar allí un poco sobre el cáncer, que es de lo que tengo un buen
libro y lo último sobre ello, allí.
Por hoy, nada más, lo dejo. Ahora intentaré como digo ponerme a estudiar
algo.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a los familiares y
seres queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos
cordiales. Servando (Blanco Déniz).

21/2/14
Esta mañana me levanté un poco tarde, si pensamos que quería ir pronto a
casa de mi madre. Lo hice a las diez y pico, con lo que cuando estaba desayunando,
me llamó Tony, para decirme que llamara al pastor, D. Manuel, para que le dijera
que ya Tony tiene a diez presos dispuestos a que el sábado a las 16:30 de la tarde,
les contara el negocio en el que él mismo está metido y que parece que a bastante
gente le está dando resultado. Entre ellos está la misma hermana de Tony y otros
amigos suyos. Lo llamé nada más colgar el teléfono, pero no lo cogían, por lo que lo
volví a llamar al rato y tampoco. Entonces lo volví a llamar de casa de mi madre, y
ahora sí cogió el teléfono, por lo que le di el recado de mi amigo. Me dijo que de
acuerdo, que se los diría a esa hora.
En casa de mi madre aproveché para estudiar un poco sobre la biología del
cáncer, y la verdad es que estaba muy interesante sobre el cómo las células se las
ingenian para cuando hay hipoxia, crear nuevos sistemas de riego sanguíneo,
creando nuevos vasos que irriguen dichas zonas y así nutran y den oxígeno a las
células cancerígenas, con lo que se pueden desarrollar mejor y reproducirse más

146

por todo el organismo, dando la metástasis, y por tanto ser perjudicial para los
seres vivos.
En casa de mi madre estaba contento, pues no hubo que hacer tareas en la
casa sino poner agua en las plantas. También le di agua a varios bajantes, como los
retretes, los lavamanos, las duchas y la pileta. La verdad es que si consiguiera
dinero, me encantaría comprarle la casa de mi madre a mis hermanos, y así poder
vivirla… de todas maneras, hay zonas que se están desconchando, lo que me tiene
un poco preocupado.
Me alegró el día también Julia, quien me dijo que ahora tenía el aura como
cuando ella me conoció hace varios años, o sea, cuando más lo he tenido, o sea, del
tamaño de una cuarta de mi mano. Me puso esto muy contento, y más si pensamos
que ayer estuve un montón de tiempo con mis hermanos, con lo que me tuvo que
haber bajado algo el aura. Por lo visto, soy casi el canario que más grande tiene el
aura, lo que me llena de contento y orgullo. Mi trabajo me cuesta.
Sí veo que estoy aprovechando otra vez bastante el tiempo.
Ya con esto pasé casi el día. También escribí un poco el Menudencias, que es
lo que más me está costando escribir.
Me vi un vídeo por internet sobre la medicina llamada Ayurveda y la verdad
es que me gustó bastante; se basa en la medicina tradicional de India. Está
luchando con la medicina tradicional occidental y según parece da muy buenos
resultados, tanto es así que se le está intentando dar un análisis científico, para ver
en qué consiste exactamente desde el punto de vista científico dicha medicina.
Esta tarde me vino también el libro del Consejo General, del curso más
importante, del central, o sea, del de fármacos.
Estoy contento con las cosas que estoy viviendo estos días, y he pensado en lo
que una vez leí, que sólo los sabios son los que pueden tener buena suerte y salirle
bien las cosas. Me pregunto si las cosas me salen bien, por las metas que me
pongo…
Lo probé y no caben los diplomas del Consejo General en el buzón de la
entrada a mi casa, con lo que tendré que hacer algo si cambio la dirección de
entrega de cosas del Consejo en mi piso, pues no quiero que me dejen los diplomas a
la buena de Dios. De esto nada, mis diplomas me gustan y honran mucho como
para que me los roben por no caber en el buzón del piso.
Por hoy, nada más, sino que aproveché bastante en casa de mi madre. Aquí
he aprovechado menos para leer, por las cosas dichas, pero ahora intentaré leer un
mínimo de unas tres o más horas.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a los seres queridos
fallecidos. Que el Señor nos bendiga a todos. Un millón de gracias. Saludos
cordiales. Servando (Blanco Déniz).

23/2/14
Esta mañana me levanté tarde, sobre las doce, tras dormir unas diez horas y
pico. Es mucho, pero mucho menos que hace unos meses. Estuve escribiendo por la
mañana, lo justo para acabar el Menudencias para dentro de tres semanas. Lo que
me dejó bastante contento, pues es lo que peor llevo, ya que aquí debo ser original,
con cosas distintas al quehacer diario, como supongo que sabrán.
A eso de las tres salí para ir a casa de mi tía Mary Lola, donde estuvimos
hasta las once de la noche. Cuando vine, había unas zonas llenas de máscaras, con
gente de carnaval… como la ciudad es grande, puede uno ver de todo, gente como
yo que pasamos un kg de éstos, y gente que le encantan los carnavales, y que se
147

pasan medio año preparándolos o más. Mucha gente, nada más acabar uno, ya al
par de semanas empiezan a preparar el siguiente. Un ejemplo lo tengo con mi
cuñado Pepe, que participa en una murga, y están ensayando de vez en cuando,
durante casi todo el año. El director de la murga, que es arquitecto según tengo
entendido, tiene un local sólo para eso, para ir a ensayar la murga y para tomarse
las copas, allí mismo, mientras preparan también las grandes comilonas. Yo ya
saben que ni juergas ni nada de esto hago. Con lo que disfruto es con un buen libro.
De casa de mi tía, me traje unos cuantos libros, es posible que cerca de
cincuenta, de mi tío Joaquín, los que me traje no porque tuvieran un valor
económico, pues la mayoría son de ediciones malas, pero alguno no dejo de pensar
que sí tienen un valor, como los de la BAC, que son los más valiosos de entre los
que me traje. Casi todos son de religión, no de la cristiana sola, sino de otras
religiones también, estudios sobre otras religiones. Ya mañana cuando los mire
bien, les podré decir mejor de qué tratan.
Debo decirle al cura, tanto estos libros como las otras cosas que me traje, lo
que intentaba que fueran cosas sin mucho valor económico, para no tener el cargo
en mi conciencia de haberle robado a los otros primos, quienes cuando vinieron, se
llevaron joyas y como mínimo un abrigo de visón, pues nos los llevaron cuando le
dijimos que habían entrado sin permiso de todos los herederos. Es un tute lo que
hemos hecho, el ir a hacer el inventario. Mis hermanas han ido un montón de
semanas, yo en cambio habré ido unas tres veces en total. Eso sí, cuando voy
intento trabajar bastante así hago cosas que los demás no quieren hacer, como ir a
tirar la basura, o lavar los platos, o bajar bolsas y basuras de un piso al otro, en fin,
de todo lo que me digan. También apuntar las cosas que hay en las habitaciones, en
las cocinas, baños, etc. O sea, un inventario de todo lo que hay en la casa. En el
cuarto de mi tío Joaquín hay una fortuna, pero yo ya poco más quiero para mí, pues
lo que deseaba al tope eran los libros, y ya poco más quiero de esa casa, así supongo
que muchas cosas las daré a alguna ONG que les puedan sacar provecho. Me
quedaré con algún detalle, pero de resto poco más.
Por hoy, nada más, pues lo que he hecho es copiar lo que me decían que había
en cada sitio.
La verdad es que mi tío tenía una fortuna en cuadros, adornos, libros, y
alguna que otras cosillas que tiene en su parte de la casa.
Por hoy lo dejo. Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre y a los seres
queridos fallecidos. Que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

23/2/14
Hoy lo mejor de la misa, aparte de que no dormí por la tarde, aunque me
levanté tras dormir unas diez horas, a las doce del mediodía, es lo que dijo el cura,
cuando Jesús dijo que cuando le pegan en una mejilla, hay que ofrecer la otra, sin
embargo Él, no la ofreció, pues cuando le pegaron en la mejilla, lo que dijo más o
menos es por qué me pegas si no he hecho nada malo… después estuve intentando
oír lo que decía respecto a esto, pero no siguió hablando por ahí, lo que me dio un
poco de rabia, pues nunca había oído nada igual en mi vida.
También estuvo diciendo que no hay que amar sólo al prójimo, sino también a
aquel que nos maltrata y al que pasa de nosotros, lo cual corresponde más al súper
hombre de Nietzsche, en Así habló Zaratustra.
Esto del súper hombre es una cosa mía y no del cura.

148

Al final de la misa, pensando en qué podría agradecer al Señor, después de
tomar la comunión, se me salieron las lágrimas al pensar en mi madre fallecida y
como no quería que se me notara, salí rápido de allí tras acabar al poco la misa.
Estuve contando los libros que me traje de la biblioteca de mi tío y son 35 los
libros que me traje de allí. Ahora a intentar leerlos poco a poco.
Hoy he estado leyendo a Platón, Fedón y la verdad es que está bastante
interesante, aunque voy muy lentamente. Si los días tuvieran más horas, sería todo
extraordinario. He pensado y ya he tenido unos cuantos triunfos tras la muerte de
mi madre, como el diploma dicho del Consejo, los libros que me traje de mi tío y el
libro que me vino del curso del Consejo, creo que fue el viernes. Estas cosas me han
proporcionado cierta alegría, pues aunque son cosas materiales, me producen
satisfacción pues el contenido de ellas es sabiduría, o saber humano y espiritual.
Por hoy, nada más y a ver si aprovecho ahora para ponerme a leer el libro
dicho de Platón.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Que nos bendiga también a todos. Muchas gracias. Saludos
cordiales. Servando (Blanco Déniz).

24/2/14
Esta mañana algo temprano me levanté, pues debía ir a Mercadona primero y
luego a casa de mi madre, donde debía estar antes de la una de la tarde, por lo que
como comprenderán, algo madrugué, si lo comparamos a cuándo me levanto los
lunes, o me levantaba. A eso de las diez de la mañana me levanté y me acosté a eso
de la una y pico de la madrugada. Desayuné, me aseé y fui a comprar. Tres cuartos
de hora, desde que salí de mi casa, hasta que llegué a la misma con la compra, fue
lo que invertí en la compra.
Luego coloqué el par de cosas, así como recogí algunas de las piezas de ropa
secas, o medio secas, por si hoy se ponía otra vez a llover, como parece que indicaba
el hombre del tiempo ayer noche.
Fui a casa de mi madre, donde al poco llegaron Fausto y su mujer, Delia. Les
saludé y hablé unos cinco minutos con Fausto, sobre cómo le iba la cosa, y parece
que más o menos van tirando. Me dijo que el presidente del gobierno de su país
(creo que es Evo Morales), ha levantado a los pobres y aquello está ahora mucho
mejor, incluso casi mejor que aquí. Pero él quiere que su hijo estudie, por lo que le
dije que aquí, los títulos, están muy bien reconocidos en todo el mundo; que un
título europeo, es bien considerado en todo el mundo. Que muchos licenciados de
Sudamérica, para trabajar aquí, deben hacer asignaturas, para que les convaliden
el título. Salvo los médicos cubanos, al resto, a casi todos, les piden que hagan más
asignaturas aquí. Que los cubanos, son muy buenos, los médicos, así su sanidad
funciona y casi sin dinero ninguno.
Luego me puse a leer sobre biología del cáncer y está estupendo lo que leo.
Allí, en casa de mi madre estuve hasta que ellos se marcharon sobre las tres y
pico. Limpiaron las ventanas del piso de arriba, y el polvo de todo lo de arriba.
También limpiaron el cuarto donde comemos, también las ventanas y la puerta de
la entrada de servicio de la casa. Limpió también los tres baños, y el suelo de los
pasillos de la parte baja.
Yo le di una vuelta a la casa y está más o menos bien.
El paraguas que vi en el coche de mi hermano, aunque se parecía al mío, no lo
era, pues el que mi madre me tiene guardado, está en la casa de mi madre, en la
parte de arriba.
149

Resulta que vino carta de mi madre, por lo que llamé a Piluca y me dijo que
tenía prisa, que lo mirara y que le dijera por la noche.
Allí mismo miré el correo y era que habían devuelto el banco, un recibo del
móvil de mi madre, que hay que pagarlo. También había dos recibos con el ingreso
de la seguridad social, de dos pensiones de mi madre, las que todavía no se habían
arreglado y me había dicho la de la funeraria que eso ya estaba. Me dijo la de la
funeraria, si había algún discapacitado, por lo que le dije que yo, pero que mi
madre cobró por hijo a cargo, pero luego ya cuando yo me jubilé eso se acabó. Me
dijo que mañana me daría el teléfono para ver si yo llamaba a la seguridad social, y
les decía qué pasaba.
Luego me puse a pensar en eso, pues la madre de Tony también me había
dicho que yo tenía derecho por la discapacidad, a la pensión de mi madre, pero pasé
por lo que iba a suponer estar arreglando esto, cuando yo creía que no me
correspondería ya. De todas maneras, como la de la funeraria me dijo esto, he
pensado que mañana voy a llamar a AFAES, o sea, a Genoveva la trabajadora
social de allí y también a Ángeles Martín, o sea, la de salud mental, en La Feria,
para ver qué me dicen al respecto, pues a lo mejor tengo derecho a las pensiones
que estas dos personas me han dicho… entonces mi madre me ha dejado muy, pero
que muy bien situado… tanto, que he pensado que si no hay oro, si cobro sus
pensiones, a lo mejor me da para vivir en la casa de mi madre…
Con esto he invertido casi todo el tiempo.
Puse una lavadora con algo de ropa, incluidas las toallas de casa de mi
madre, a ver si esta noche no llueve y ya mañana están secas.
Almorcé sobre las cinco de la tarde, debido a todo el meneo comentado del día.
Ahora ya me voy a la cama, aunque espero prepararme una charla sobre
estreñimiento, un poquillo.
Que el Señor acoja en su seno a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

25/2/14
Hoy no he hecho otra cosa que estar llamando por teléfono, así la de la
funeraria me dijo que debía llamar a la seguridad Social, a cita previa, para pedir
hora para lo de mi madre, a ver si arreglan el que no hagan más ingresos de la
pensión mensual que le pagaban a mi madre. Llamé y me dieron cita para el
jueves, a ver si voy allí. Por supuesto tuve que llamar a mi hermana Piluca, por si
ella tenía lo de la funeraria haberle dado de baja y parece que sí lo tiene, por lo que
mañana, cuando salga de casa de mi madre, iré a buscarlo a su casa.
Luego llamé a Genoveva, la trabajadora social de AFAES, y me dijo que por
las cosas que yo le decía, no tengo derecho a lo de la paga de orfandad. Le di las
gracias y le pregunté si ya tenía el certificado con las charlas que he dado, por lo
que creo que me dijo que a ver si la semana que viene ya lo tenía.
Llamé también al centro de salud mental que me corresponde, al de La Feria,
y me dijo Consuelo, una auxiliar que me hizo el seguimiento durante algunos
meses, en los que iba a mi casa a verme y a ver cómo estaba, y me dijo que la
trabajadora social estaba de baja, que si podía llamara a la de mi centro de salud
de referencia. Llamé el par de veces al centro de salud, pero no me cogían el
teléfono, por lo que estuve intentándolo varias veces, hasta que por la tarde me lo
cogieron, donde me dijeron que sí había trabajadora social, pero que debía pedir la
hora por cita previa. Yo sólo quería consultarle si me correspondería la paga de
150

orfandad, pero debo esperara hasta el 20 de marzo, día en que estaba la primera
cita disponible.
A casi todos los teléfonos he tenido que llamar varias veces, pues no lo cogían.
He estado un poco preparándome la charla para AFAES, sobre el
estreñimiento.
También coloqué los libros que traje de casa de mi tío Joaquín, y están
estupendos, algo fuera de lo normal. Yo creo que a mi tío no le importa que me haya
traído parte de sus libros, pues sabe que yo le voy a dar un buen uso. Y más viendo
que muchos son de temas religiosos y teologales. Muchas gracias Joaquín, eras uno
de los familiares a los que más admiraba, y con quien me sentía muy bien en sus
dependencias, con libros por todos lados.
Me ha llamado mi hermano Jose y me ha dicho que va a venir a arreglarme el
par de cosas que les he dicho que no funcionan; me dijo que eso era por haberlos
comprado de segunda mano, y resulta que nada de esto, todo lo que no funciona, lo
he comprado de paquete, pero que los que me tienen controlado, no les da la gana
que funcione y no funciona. También le dije lo que me puteaban diciendo a los que
tengo al lado: ese es un ignorante y cosas de esas, lo que le dije a nuestra madre y
ya parece que no me lo hacen tanto, pues eso puede tener delito.
Por hoy lo dejo, ya que en breve va a venir mi hermano a ver si funcionan las
cosas que le dije que no funcionaba a los hermanos por un correo. Le he dicho que
es los que me tienen controlado, y hablando, hablando, se ha dado cuenta que
posiblemente sean ellos. Ellos no dicen en lo que me putean, sino las cosas que yo
hago, y que ellos creen que hago mal, pero no le dicen en qué me están puteando, ni
qué están haciendo conmigo y con mi vida. El Señor les debía castigar con algo,
como una bajada de sueldo o cosas así, que seguro que es donde más les duele,
puesto que a lo mejor que les dejen en ridículo no les importa tanto, ya que tantas
veces me lo han hecho (de continuo en realidad).
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre y a los seres queridos
fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

26/2/14
Hoy el día ha sido intenso, así esta mañana a las diez llegué a Cáritas, donde
estuve registrando libros, hasta las once y pico en que llegó Denis, con la que me
puse a hablar. Me dijo que había ido a dos charlas solo de uno de los líderes
budistas, que hablaba en inglés con traducción simultánea. Dijo que trataba sobre
vivir el presente, y es más o menos lo que yo intento, así cuando estoy leyendo o
estudiando, intento estar atento a lo que hago, y no pensando en lo que haré
mañana o el año que viene. Al rato llegó Amparo, la otra voluntaria, y no vino Inés,
quien dijo que por algo no podía venir. Como no venía Pilar, que era la que nos
tenía que explicar cosas, pues fui a buscarla, con lo que me dijo su compañera de
despacho que había llamado por la mañana, que no iría porque a su padre lo
habían llevado a urgencias en el hospital, pues tenía una neumonía complicada con
algo de la espalda que exactamente no sé qué es. Me quedé desconcertado por dos
cosas, por su padre y por Denis, la que vino de un pueblo sólo para la reunión, con
lo que le pedí perdón por ello.
Luego se fueron y yo seguí haciendo un par de cosillas sin importancia.
Leandro me dijo un método para ver páginas web, incluidos los correos y que no
queden registrados en el ordenata, lo que se lo agradecí, pues ahora mis correos son
bastante importantes para mí como para que los vea todo el mundo, que es lo que
151

muchos años me ha ocurrido, en que me debía conectar a la Red en sitios públicos
siempre, pues no tenía dinero para tenerlo en mi casa, ni tenía casa fija como para
ello.
Luego fui a casa de mi madre, a cuidarla, donde estuve unas tres horas. Me
vino una carta del vecino, por equivocación, que yo intuyo que lo dejó el cartero a
posta, para que viera que el vecino se mueve por las alturas en centros de la
ciudad, así era una carta del Real Club Náutico, mientras que yo soy lo contrario,
que me muevo con los pobres… y yo creo que tengo más categoría profesional que el
vecino.
Allí estuve unas tres horas. Fue también Piluca a llevarme algunos papeles
que debo llevar mañana a lo de la seguridad social, para arreglar lo de mi madre no
cobrar más pensiones.
Luego me vine a mi casa, contento por haber leído un poco sobre el cáncer,
cosas importantísimas, que intentaré releer pronto, a ver si puedo.
En mi casa, comí, lo que hice sobre las cinco y pico de la tarde, con lo que la
cena sería a eso de las nueve y pico.
Estuve mirando vídeos de un curso sobre SPD (Servicio Personalizado de
Dosificación), los que me debo ver si quiero que me den como aprobado dicho curso,
y la verdad es que están bastante bien. A lo mejor los paso al pendrive para oírlos y
aprender más sobre el mismo.
Estuve oyendo vídeos casi cuatro horas, y luego cené; ahora he oído el turno
de preguntas y respuestas y me dice el sistema como que no he acabado de oírlas,
por lo que debo seguir oyéndolas, cuando ya las oí una vez.
Algo va mal en este sistema, por lo que intentaré contarlo en el curso. Lo
escribiré en alguno de los foros, a ver si se subsana esto.
Ya por hoy, acabo, creo que he tomado notas para escribir mañana en el
Menudencias, el que hoy no escribí por no tener sobre qué hacerlo.
Espero que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los
seres queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos
cordiales. Servando (Blanco Déniz).

27/2/14
Esta mañana fui a la Casa del Marino, local de la seguridad social, donde se
arreglan gran cantidad de papeles sobre las jubilaciones, y donde yo arreglé los
míos hace ya varios años. Era para arreglar lo de las pensiones de mi madre, que
volvieron a pagarlas en febrero, y por tanto es ilegal, pues no nos correspondían ya,
según la ley. Estuve esperando cosa de media hora, aunque así y todo entré antes
de mi hora, pues había llegado cosa de una hora antes de mi cita concertada, pero
fue por si habían problemas a la hora de llegar, y al igual que mi madre, porque
prefiero llegar pronto a mis citas y esperar allí leyendo algo. En este caso sobre lo
que leí fue sobre los fármacos antipsicóticos, todos cosas complejísimas.
Allí el que me atendió dijo que ya las pensiones estaban devueltas por el
banco. No caí en la cuenta de decirle si ellos ya tenían apuntado que mi madre
había fallecido, y por tanto no nos correspondía cobrarlas, pues estaba medio
ofuscado, ya que los dos estábamos igual vestidos, con la misma sudadera y del
mismo color. Hubo mala suerte en esto, pues nunca me había pasado nada igual,
que un funcionario y yo estuviéramos igual vestido. Señal de que visto muy, muy
normalito.
El funcionario no me iba a dar ningún papel como que fui por allí a
comprobarlo, por lo que se lo pedí, y me dijo que lo iba a hacer como favor, pues no
152

lo estaban haciendo. Eso sí, las hojas impresas las recortó por arriba, que según
parece es donde pone el nombre y el número del administrativo que ha hecho la
operación… está claro que yo creo que esto es ilegal, pero por no montar un
número, y por ser por la muerte de mi madre, pasé de dicha ilegalidad, y así y todo
le di las gracias al funcionario cuando me fui, lo que hice de corazón, pues me
arregló esto y me dijo que en efecto yo debo pagar el diez por ciento por los
medicamentos, y que no me corresponde ninguna paga por mi madre muerta, de
orfandad, que en todo caso la de mi padre… pero yo le dije que no, que la de mi
padre hace años que quise hacerla, pero me dijeron que no me correspondía. Mejor
así, con lo que tengo me timoneo y ya está.
Camino de mi casa en la guagua, vi un par de casas con el mismo material del
frontis de casa de mi madre, y me dio pena pensar que yo no lo iba a poder tener
como lo tienen muchas personas ricas por las casas que pasaba, por lo que me dije
que mejor sería dejar la casa a otras personas que se pudieran encargar bien de
ella.
Luego fui al Banco de Santander, para ver si la pensión en efecto ya estaba
devuelta, y me atendió el director, quien me dijo que no constaba dicha
transferencia, por lo que debía ser que ya se habían devuelto. Me dio su tarjeta
para que lo llamara mañana o le mandara un correo para ver si han hecho algún
ingreso de las pensiones en la cuenta de mi madre, lo que le agradecí en el alma. Le
llamaré la semana que viene, para confirmar si no ha habido más ingresos.
Luego vine a mi casa y les conté por mail estas cosas a mis hermanos.
He estado todo la tarde estudiando un curso de tan solo 18 horas, pero está
tan bien el material, y tan distinto a lo que pensaba que eran estos cursos, que no
me ha importado nada dedicarle tanto tiempo. Intentaré leer más de estos cursos
del Consejo General, y pasar de hacer cursos y másteres por sólo aumentar el CV.
Intentaré saber a fardar. Ayer en dicho curso oí a un conferenciante que dijo, sólo el
necio confunde, valor con precio… y es verdad, un analgésico puede costar apenas
unos céntimos, y sin embargo para una persona con un dolor, es de un valor
incalculable, el que con uno o dos, se restablece su salud y se le quita el dolor.
Ahora intentaré seguir oyendo conferencias de dicho curso, a ver si le doy un
empujón y la semana que viene más tardar lo acabo, pues hay poco tiempo para
hacerlo, apenas dos meses a lo sumo.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, al igual que a todos los seres
queridos ya fallecidos. Muchas gracias. Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

28/2/14
Esta mañana madrugué, así me levanté a las siete para ir a sacarme sangre
para el hemograma mensual (en realidad lo estoy haciendo cada dos meses más o
menos). Allí llegué un poco justo de tiempo, así por primera vez en un montón de
meses, no estuve esperando en la entrada, sino que fui directamente a la zona
donde esperamos a que nos llamen para coger el tarro con los tubos de ensayo así
como nuestro informe médico con el análisis solicitado, ya todos etiquetados con un
número y código de barras concreto. Luego me extrajeron sangre y me vine de
nuevo para mi casa, donde me volví a cambiar de ropa y desayuné un par de
sándwich de queso de plato, el más barato del mercado, como todo lo mío.
Después me puse a mirar los correos y escribí el Menudencias diario a la vez
que subí el correspondiente a esta semana, como todos los viernes.
Al acabar, me cambié de nuevo de ropa y fui a la casa donde hacen llaves para
ver si había otras para hacer la del buzón, pues no servía la que me había hecho.
153

Miró un par de llaves más y me dijo que no, y me devolvió el euro y medio que
costaba la llave que me había hecho mal. Le di las gracias y me fui a casa de mi
madre.
Allí le di como siempre, agua a todos los bajantes, donde invertí una media
hora en total para hacer toda la revisión de la casa, incluidos mirar los flotadores
de los bidones y abrir varias ventanas y puertas, pues la casa está oliendo, a
cerrado.
Estuve en casa de mi madre unas tres horas y media, pues al final me demoré
un poco, ya que no quería que si venía el cartero tarde, se quedara las cartas en la
casa, sin recogerlas, o sea botadas en el suelo de la puerta de la entrada que es
donde dejan las cartas de toda la vida en casa de mi madre. Nunca puso un buzón,
sino que las tiraran al suelo y eso que mi hermano es cartero de reparto desde yo
creo que hace más de treinta años.
Allí estuve leyendo sobre biología del cáncer, lo que estaba maravilloso, me
encanta este tema. La verdad es que si consiguiera un master en farmacología y
farmacoterapia, no me importaría hacerlo en absoluto, pues me encanta saber
sobre estas cosas. De hecho una de las cosas que me frenan el no hacer el master en
drogodependencias es que no es exclusivo para farmacéuticos o sanitarios sino para
todos los licenciados, con lo que no me gusta el tipo de temas que se dan tanto. He
pensado que mientras voy a intentar leer sobre los temas que leo de Farmacia y
volver a hincarle el diente a los de Biotecnología y Biofármacos y luego también a lo
mejor un poco de fisiología. Si dentro de un año o dos ya he mirado todo lo que
quería mirar y estoy satisfecho así y no quiero mirar más cosas por fuera, pues a lo
mejor hago otro master, pero mientras voy a leer las cosas que quería leer, como ya
he dicho.
Luego me vine a mi casa y acabé de oír las charlas dadas por los ponentes del
curso sobre Sistemas Personalizados de Dosificación o Dispensación (SPD), e hice
un ejercicio de autoevaluación que aprobé por la mínima, por lo que cuando fui a
hacer el examen puntuable, estaba un poco con la mosca detrás de la oreja, pero
entre lo que sabía por haberlo aprendido durante estos tres días, más lo que miré
en el documento en pdf con el resumen de las charlas, saqué un cien por cien de
aciertos, o sea, un diez. Yo creo que desde que acabé la carrera, un cien por cien de
aciertos, sólo he sacado en tres cursos; sobresaliente he sacado en muchísimas
ocasiones, pero un diez, como digo solo tres yo creo. Y es otro triunfo que no puedo
compartir con mi amada madre. Que el Señor la acoja junto a sí.
Ya poco más he hecho, pues estuve mirando un par de horas o más el resto de
charlas que debía oír para tener acceso a la nota del curso, y para saber de qué
trataba, pues nunca había oído dicho servicio acerca de dicho sistema. Señal de que
en Canarias o no se usa, o yo estoy muy desvinculado de estas cosas de aquí,
aunque ya saben que me leo todos los boletines del COF de mi provincia.
Por hoy, lo dejo, pues mañana madrugo un poco, me debo despertar sobre las
nueve y media, para ir a ver a Tony arriba a eso de las once menos cuarto he
quedado con la madre. Arriba entraremos sobre las doce menos cuarto.
Como dije, que el Señor tenga presente a mi buena madre, así como a todos
los seres queridos fallecidos y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos
cordiales. Servando (Blanco Déniz).

2/3/14
Hoy fui por la mañana a ver a Tony, donde hablé algo con su hermana, pues
ella también fue. Hacía un montón de meses que no la veía, por lo que me causó
154

cierta extrañeza al verla tan cambiada, con el pelo negro teñido y lacio artificial. No
me acostumbro a verla así. La funcionaria que me hace tilín y a la que yo también
algo gusto, estaba allí (después de varias semanas sin verla) y la vi más gordita,
por lo que deduzco que posiblemente ha estado convaleciente en su casa por alguna
enfermedad, como por ejemplo depresión. No me importa mucho esto, pues hoy día
el que no padece de una cosa, padece de otra, y encima esta es una enfermedad que
conozco bastante, es más, mi madre era depresiva, por lo que debía tomar pastillas
para ella a diario. La vi más gordita la cara, e intenté verle el cuerpo entero, pero
no pude, pues estuve hablando casi todo el tiempo con Sandra, la hermana de Tony,
la que está ganando unos 1.500€/mes con un negocio que no me da ninguna buena
espina, más bien todo lo contrario, me huele a chamusquina, y no me extrañaría
que fuera una manera de blanquear dinero, aunque ellos no lo saben, sino que se
gana mucho dinero sin casi hacer nada al día. Me dijo que sólo trabajaba diez
minutos al día, lo que me dejó asombrado y por lo que empecé a sospechar. Me dijo,
al igual que su hermano que me metiera en el negocio, por lo que les dije que yo de
dinero nada, si me viene dinero, bien, pero yo cambiar mi actividad actual por
hacerme rico, paso. Si alguna vez tuviera que ver cómo me hago con dinero porque
no tenga para comer, me lo plantearía, pero por lo pronto prefiero estudiar entre los
grandes y ser voluntario entre los pequeños.
Luego vine a mi casa donde he estado casi todo el tiempo leyendo sobre
Biotecnología y Biofármacos, y la verdad es que está muy, muy bien, salvo cuando
se pone a hablar de los sistemas para visualizar los genes, proteínas,
transcriptomas y metabolitos, en que es muy, muy complejo. Lo otro, está bastante
interesante.
Otra cosa curiosa del día, es lo que acabo de ver en el correo de los cursos del
Consejo, en que veo que participa Atuk también, el farmacéutico que estaba entre
los mejores de Madrid durante su carrera. Este hombre va a tope. Ya trabaja en
FSFE.
Aquí el que no corre vuela. Lo bueno es que él y yo nos movemos en el campo
de la cooperación, a pesar de que hagamos algunas cosas al margen, como este
curso.
Hoy nada más importante a no ser que he empezado a encender la luz por
teléfono de casa de mi madre, para que la gente no sospeche mucho, que está vacía.
Todos los hermanos nos turnamos una semana, y ésta me toca a mí.
Elenita y su hermano iban hoy a casa de mi madre, a vestirse para el
carnaval, y para pasar la noche después de la juerga, allí, en casa de mi madre,
para que no tengan que coger el coche por la noche.
Por hoy, nada más, que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a
todos los seres queridos fallecidos; y que nos bendiga a todos. Muchas gracias.
Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

2/3/14
Hoy el día ha sido un desastre, pues me levanté tarde, sobre las doce del
mediodía, tras haber dormido unas diez horas, y luego por la tarde, a eso de las
cuatro me volví a dormir hasta las siete menos algo, con lo que calculen, casi no he
hecho otra cosa que dormir.
No pude ir a misa, aunque tampoco tenía muchas ganas. La oí por la radio, en
Radio María, a eso de las siete y pico, con lo que me perdí el principio. La plática
trataba sobre el que no se puede tener a dos amos, al Señor y al dinero, porque
acabarás adorando a uno y odiando al otro. Yo gracias a Dios, estoy en la fase de
155

adorar a Dios, y el dinero sólo para vivir. Dijo el cura, que no se podía hacer lo que
muchas veces se hace, el tirar la comida para que los precios se mantengan, que
esto es un delito, más o menos, y no debería hacerse, sino coger los excedentes para
alimentar a los más pobres. La verdad es que los de los mercados no tienen perdón
de Dios, hacer cosas de éstas para ganar más, no tiene perdón.
Poco más he hecho hoy, así empecé a leer a Platón, pero caí rendido por lo que
intentaré leerlo ahora lo más que pueda. Con el ordenador no tengo mucho más que
hacer a no ser ver el informe médico de mi madre, por lo que lo dejo ya por hoy.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, al igual que a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

4/3/14
Hoy comparado con ayer, hice un montón de cosas, así me levanté sobre las
diez de la mañana, y tras desayunar y asearme, salí en dirección a la farmacia,
para sacar los medicamentos, pues había cogido recetas en el siquiatra, con lo que
este mes tocaba sacar bastantes. Allí estuve cosa de media hora, pues había
bastante gente esperando. Luego fui por allí cerca, a una casa donde arreglan
aparatos, y que trabaja con El Corte Inglés, adonde llevé mi minicadena (según
parece se llama así). Lo dejé y espero que lo sepan arreglar, aunque más creo que
me van a decir que no tenía nada, y que sean los que me controlan los que deciden
qué hago con mi vida, debe ser que su vida les va de maravilla, pues saben cómo
dirigir la vida de un posible premio Nobel.
Después fui a casa de mi madre, donde pasé gran parte del tiempo haciendo
las cosas que siempre hago, o sea, ventilar la casa, vigilarla toda y darle agua unas
cuantas veces a todos los bajantes.
También llamé por la mañana a mi hermano Jose, para que avisara de la
correspondencia, que no la lleven más a casa de mi madre, sino que él la coja. Por
ello desde que llegué a mi casa, cambié la dirección de correo de los dos bancos que
más manejo, Bankia y Bancorreos, los que puse mi dirección actual, para que me
manden las cartas a mi piso.
A las tres y pico vine a mi casa, aunque pasé por el, 24 horas a comprar
berros, para el potaje del miércoles. Vi a Jorge el empleado de la farmacia primera
donde yo trabajé, la que está por casa de mi madre, y me dijo si me quedaba por la
noche en casa de mi madre, y le dije que no, aunque debía haberle dicho que sí,
para que la gente no sospeche. Sí le dije que nos turnábamos todos los hermanos
para ir por la casa de mi madre todos los días, lo que no es del todo cierto, pero para
no decir que está medio abandonada, para evitar tentaciones de la gente. Tenía
buen aspecto, tanto el físico como vestido; debe ser que le va bien la cosa, como
súper veterano de la farmacia. Deben llevar en ella unos treinta años, toda una
vida detrás de un mostrador día tras día… para volverse loco, la verdad.
Luego vine a mi casa, y a la entrada el portero me dijo que le iban a quitar la
vesícula, por lo que estuve diciéndole cuál era su función y qué era. No sabía él
nada de esto, y eso que lo van a operar según parece en breve.
Soy el mayor líder de la isla y vivo en un barrio de analfabetos… aunque
económicamente no destaco mucho, por suerte.
Vino Elena, porque necesitaba el dinero y que le adelantara más. Total que
estará un par de semanas sin cobrar más dinero, pues se lo he adelantado casi todo.
Cuando tuvo lo despilfarró y ahora se ve apurada, aunque consigue dinero y lo

156

gasta en comida… todos sus hijos tienen obesidad mórbida y lo de ella es algo
anormal, una bestialidad.
Me dijo que yo estaba triste y si estaba tomando la medicación. Le dije que sí,
aunque el próximo día le voy a decir que el estar triste no tiene nada que ver con
tomar o no tomar la medicación. Se cree muy inteligente y es una analfabeta. Mejor
es no pensar en esas cosas.
He estado bastante tiempo esta tarde leyendo sobre metabolómica y la verdad
es que está estupendo. Es un tema muy interesante y no es muy difícil de entender
(al menos para mí, que tengo un nivel alto en ciencias de la salud). Es muy curioso
lo que dice.
Algo he pensado en mi madre, y que ya no la veré más. Paciencia.
Que el Señor la acoja junto a sí, a la vez que a todos los seres queridos
fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

4/3/14
Hoy no he salido de mi casa, pero he aprovechado el tía para leer sobre
metabolómica, la que está bastante interesante, así trata de cómo analizar los
metabolitos que se forman en el organismo a cada momento. El descifrar los
metabolitos en un momento dado, su número y tipos, nos sirven para saber el
estado de salud y grado de enfermedad de las distintas enfermedades, así como los
efectos de los distintos medicamentos. Es algo increíble cómo puede hallarse estas
cosas a través del análisis de los metabolitos del cuerpo. Primero fue la genómica,
luego la proteómica y ahora la metobolómica.
Después otra cosa importante es que Rayco me ofreció su impresora por
cincuenta euros, por lo que le dije que a ese precio, no podía; total, que tras varias
llamadas por mi parte a su casa, quedé en que se la compraba por 45€, pues por lo
visto costó ciento y pico euros. Lo que me gusta es que es de toner, o como se llame,
o sea, que dura unos 1.500 impresiones cada cartucho y él dice que no ha hecho ni
cincuenta impresiones, por lo que la estoy casi estrenando yo. Voy a ver por
internet a qué precio está, a ver si en realidad me estafó o si la compré a buen
precio. Según los precios que veo, algunas cuestan hasta cerca de cuatrocientos y
pico dólares, así que a lo mejor es un disparate de buenísima…
Ya he hecho un par de impresiones y salen muy bien, espero que todas salgan
por el estilo.
Llevo unos diez años sin impresora, así que ahora mismo estoy más contento
que unas pascuas. A ver si los que me controlan no deciden que me deben prohibir
hacer impresiones en mi casa como han hecho hasta ahora, por lo que toda
impresora que me compro, impresora que al poco no funciona, pues ellos deciden
que para mí no es bueno imprimir, al revés que para todo el mundo y los familiares
míos y de ellos, por supuesto a éstos deben funcionar sus impresoras siempre a la
perfección, aunque lo que impriman carezca de valor y trabajo.
Hoy he vuelto a pensar un poco en mi madre, con la cosa que estoy más
tiempo solo, pues pienso algo en mi buena madre.
Por lo que me dijo Rayco, tengo el aura igual que siempre, o sea, igual que a
último, aunque menos que cuando mi madre vivía. A ver si puedo ya o en breve,
llevar el ritmo que llevaba cuando mi madre vivía. Es que soy yo solo para todo y
encima los que me controlan, en lugar de facilitarme las cosas, me las complican
mucho más, con lo que debo perder el tiempo en estas cosas, como el ir a arreglar el

157

aparato, o que mi hermano venga a probarlo, y así un sinfín de cosas que van
surgiendo el día a día.
Por hoy, lo dejo. Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, al igual que
a todos los seres queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias.
Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

5/3/14
Esta mañana fui a Cáritas, donde por primera vez en mucho tiempo, estuve
leyendo libros de la biblioteca, pues casi no había nada que hacer, así corregí un
par de libros que tenían fallos y los otros libros a registrar, como no había muchos,
y no sabía si éstos se iban a registrar, pues pasé de todo y me puse primero a leer la
media hora diaria que le dedico a la Biblia, esta vez en una versión sencilla que hay
allí, y luego un libro sobre el evangelio de San Mateo, que por lo visto es el más
leído de todos. Los libros tenían una presentación muy llamativa, como para
jóvenes, pero como solo me leí la introducción, pues no sé cómo será el resto. Ya
veré a ver si puedo más leer estas cosas que hacer registros en la biblioteca, de lo
que estoy un poco cansado, pues no va con nada de lo mío. Aunque allí, como en
otras ONG, lo que pretendo es ayudar en lo que pueda. Claro que preferiría que
fuera en cosas de Farmacia. Dando charlas por ejemplo.
Luego fui a casa de mi madre donde estuve dos horas. Le di varias veces agua
a todos los bajantes, para que no se estropeen las cañerías. Estuve leyendo sobre el
cáncer y la verdad es que están estupendos los apartados del texto, al menos sobre
biología del cáncer, me encanta. Estoy repasando, aunque más bien es aprendiendo.
Allí estuve hasta las tres y pico, y luego me vine a mi casa, donde estaba
Elena, quien me trajo un libro sobre inteligencia emocional que se había llevado
hace unos meses, y se lo agradecí, pues pienso leer sobre ello en las esperas.
Me dijo que fuera al Hiperdino a hacer la compra, lo que intentaré hacer,
pues dice que hay diferencia de precios un rato largo. Si puedo iré este lunes, a ver
si hay diferencia con Mercadona.
Luego estuve leyendo un libro de mi cuñado, una recopilación de artículos
suyos, que yo creo que ha escrito para el ABC. Están bastante bien, aunque me
gustan más los temas sobre Farmacia.
Ahora he perdido un montón de tiempo leyendo sobre másteres en Farmacia
por internet y no veo muchas cosas que digamos.
Acabo ya, pues mañana debo ir a ver a Braulio (el encargado de la farmacia
de mi padre, antes de separarse mi madre, época en lo despidió) y su mujer a su
casa, a ver si lo hago todo rápido y no debo esperar un montón a la guagua de
vuelta a la capital. Bueno, en realidad está en la capital su casa, aunque un poco
alejado del centro que es por donde normalmente me muevo, cuando me muevo de
mi barrio.
Que el Señor acoja en su seno a mi buena madre, así como a los seres
queridos fallecidos. Que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

6/3/14
Esta mañana cumplí y fui a ver a Braulio y su mujer. Braulio ha estado un
poco pachucho, de ahí que fui a verlo, por si le ocurría algo grave haber cumplido
con él. Estuve allí cerca de una hora y media, casi todo el tiempo hablándome su
158

mujer sobre las enfermedades de Braulio y sus medicinas. Como en la farmacia no
le han hecho las posibles interacciones, y por si acaso fuera alguna grave, le dije si
no les importaba y copiaba en mi libretita (puesto que no tengo Smartphone para
fotografiarlo) los medicamentos de los dos, y se los miraba en el programa
informático que tengo en mi casa, que como les dije, es el que usan en las
farmacias. Ya les tengo preparado unas cinco páginas con lo que creo que es más
importante de las interacciones entre dichos medicamentos. Mañana a ver si los
llamo, y le digo lo que ponen los papeles, y que se los envío por correo postal, ya que
ellos no tienen internet.
Para ir y volver, debí coger dos guaguas de cada vez, pero sólo me cobraron
una de cada vez, debe ser una gentileza del gobierno de Canarias, que hace esto
para aquellas personas que deben coger tanto transporte por motivos de vivienda y
trabajo… es de agradecer. Eso sí, estuve esperando bastante tiempo por casi todos
los transportes. A la ida a casa de ellos, pregunté a todos los de la guagua, y nadie
sabía bien. Cuando vi que era posible que la zona en la que estaba fuera la parada,
una chica muy jovencita fue atrás a avisarme, de que era la parada. Se lo agradecí,
mientras que los adultos, pasaron algo de avisarme en ese momento, aunque
cuando se los pregunté varios de ellos me dieron un par de explicaciones que como
vi después eran erróneas. Por suerte llegué bien a casa de Braulio y su mujer. Ella
me dijo que su marido se había quedado muerto en dos ocasiones. Vi también el
informe médico y les dije lo que significaba un síncope, o sea, que estás tan normal,
y de golpe te quedas como medio muerto, que es lo que le pasó a él. Le dije que
según dicho informe, no sabían exactamente a qué se debía y ella me dijo que así
era tal como yo lo había dicho.
Le quise explicar cómo hacer la reanimación cardiopulmonar, pero no estaba
mucho por la labor de aprenderlo, por lo que no insistí, pues por mí, le hubiera
explicado todo con Braulio en el suelo.
Me dieron cuatro pantalones de pinzas muy buenos, que aunque me quedan
un poco anchos y cortos de piernas, se pueden arreglar y se me quedan bien, pues
son de una marca bastante buena, al menos la tela me parece estupenda.
La tarde he estado mirando las interacciones entre los medicamentos, y
hablando con Elisa Cortés, la del banco, para que me explicara el par de cosas que
tenía dudas de dos cobros y ya me lo explicó. También me dijo si me había pensado
lo de comprar bonos del estado o algo así se llaman, y le dije que sí, pero que estaba
pendiente de otras propiedades que se vendieran… total, que ella me hace de esos
bonos 9.000€, y yo me quedo con unos cinco mil por si el master y lo que necesite, y
ya cuando venda las propiedades, ya a ver qué hago.
También han escrito varios hermanos, con cosas de las herencias, a ver cómo
van saliendo las cosas.
La vecina está hecha polvo, pues no consigue trabajo, por lo que le dije que yo
tenía una amiga que estaba ganando 1.200€/mes, que si quería le decía mi amiga
en qué consistía, y me dijo si era legal, y le dije que en América, sí lo era, pero que
aquí está empezando, aunque bien no sé qué es; que creía que era algo de telefonía,
y que el trabajo consiste en “cortar y pegar”. Total, que tras insistir conseguí hablar
con Sandra y le dije que mi vecina la llamaría mañana, cuando a Sandra le viniera
bien, que es sobre las cinco de la tarde. Ya hoy hice mi buena obra, y es posible que
la vecina consiga al menos para poder comer holgadamente y lo que consiga de
resto, para todos sus gastos. Como digo, yo cumplí. Le dije que si no tenía, yo le
prestaba 250€ para que los invirtiera en el negocio y luego cuando pudiera en cinco
o seis meses, me lo devolviera. Parece que tan mal no está, pues también tiene
internet y el fijo y el móvil…

159

Por hoy, lo dejo, pues mañana debo ir a casa de mi madre a cuidarla un poco.
Hoy he pensado menos en mi madre, por estar tanto tiempo pensando en los
demás.
Que el Señor acoja en su seno a mi buena madre, al igual que a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

7/3/14
Esta mañana fui a casa de mi madre, donde llegué a eso de las doce menos
algo, pues no tenía muchas ganas de madrugar, por el cansancio de estos días
levantarme temprano, para lo que yo acostumbraba hasta no hace mucho.
Allí miré toda la casa y le di agua a todos los bajantes dos veces en el día, y
abundante agua de cada vez. Y también aireé un poco la casa, pues está oliendo a
cerrado. Les dije cuando llegué a mi casa, estas y otras cosas a los hermanos por email, para que intentaran hacerlo ellos también.
Estuve leyendo la media hora diaria un evangelio en inglés, para practicar.
Por cierto, me ha venido información de la Biblia de Jerusalén en versión e-book,
por lo que espero comprarlo lo antes que pueda, para ver cómo va la cosa. Se puede
poner en todos los dispositivos, lo que espero poder hacer, a ver cómo funciona.
Parece que está en la nube, aunque se puede leer sin conexión a internet. Es unas
cosas nuevas que espero que estén bien para poderlas leer estupendamente, como
se veía la otra, la que tenía en CD. De todas maneras la presentación que vi, no me
gusto demasiado, no sé si al comprarla se verá mejor. Veremos. Pero es unos nueve
euros el total, y está claro que ésta la compro de paquete.
En casa de mi madre hablé con Piluca, quien vino ayer del viaje. Me dijo que
prefería que yo cogiera la correspondencia, pues entre nosotros dos es más fácil
pasárnoslas. Yo de todas maneras, ya cambié el domicilio de dos bancos, a mi piso,
por si mi hermano la cogía él.
Estuve leyendo un poco sobre el cáncer y la verdad es que me encantaría
tener más tiempo para poder leer más cosas de lo mío, como esto del cáncer, pues
me demoro un montón de tiempo con las cosas de los demás.
Como tenía que ir a los congelados Hermet, me desvié de vuelta a mi casa,
para ir por la calle donde está, y resulta que cuando llegué, estaba cerrado, a ver si
mañana abre hasta las dos o las tres, para ir a comprar lo que Elena me ha dicho
que es más barato que en Mercadona.
Lo bueno es que de camino a mi casa, como me había fijado otro día, busqué
una tienda de comestibles, y en efecto, estaba abierta, y aunque bastante cara,
compré leche y panes frescos, que me hacían falta.
No me acordaba, por lo que contacté con Delia y le toca ir el lunes, por lo que
no podré ir al hiper que pensaba, pues no sé cuánto voy a tardar en éste, así que
voy a Mercadona que ya sé todo cómo hacerlo rápido, y ya iré al otro la otra
semana, cuando tenga más tiempo.
En mi casa estuve poniendo en contacto a Sandra con mi vecina, para el
negocio que le dije ayer.
También llamé (por segunda vez hoy) a la vecina de mi madre, Elena, y
estaba mala con resfriado. Le dije si ella podría ir cuando fuera para ella, a llevar el
número del contador del agua, pues no sabemos cuándo vienen a mirarlo. Me dijo
que sí, que le dejara una fotocopia del DNI de mi madre, y la lectura de los
contadores, lo que intentaré hacer el lunes. También llamaré al agua y la luz el

160

lunes o martes a ver si le podemos dar la lectura por teléfono, pues así es todo
mucho más fácil.
Como es viernes, también regué las plantas en casa de mi madre (y la de mi
casa también), aunque les puse poca agua, pues estaba la tierra bastante húmeda,
salvo de un par de ellas, a las que le eché más agua.
También llamé de mi casa a la mujer de Braulio, para decirle lo de las
interacciones de los medicamentos y que yo se los enviaba por carta y que ellos
decidieran lo que quisieran, que si querían, que se las llevaran al médico, o que
hicieran lo que quisieran. Les dije que el síncope seguramente no se debía a una
interacción entre dos medicamentos, aunque no sabía si había copiado mal los de
Braulio, pues me pareció haber leído que eran 16, y yo sólo tenía 14 apuntados. De
ella sí eran 16 medicamentos.
Volví a hablar con Piluca (por tercera vez hoy), para darle los datos del recibo
de la luz del inquilino del bajo de casa de mi madre, el que a la salida me dijo para
pagarnos el recibo del alquiler de este mes. Le dije que yo se lo decía a mi hermana.
Como les he dicho, hoy poco he podido leer sobre biotecnología, aunque ahora
intentaré hacerlo.
Me da pena saber que no voy a ver más la casa de mi madre, pero ni aun
habiendo oro, creo que seré capaz de mantener esa casa. Sé que cuando se venda,
ya nunca más pasaré por ahí, tal como he hecho por otras zonas en las que he
trabajado o vivido.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, a la vez que a todos los seres
queridos fallecidos, como mi tía y mi padrino, muertos no hace más que unos pocos
meses. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

8/3/14
Esta mañana a eso de las once menos cuarto, fui a la iglesia que hay por mi
barrio, para ir con Doña Carmen a ver a su hijo. Había hecho siete deposiciones en
menos de una hora, por lo que estaba temeroso de que me fuera a dar retortijones
en la cárcel, pero no ocurrió nada de esto, por suerte, se me cortó la diarrea ella
sola y sobre la marcha.
Arriba lo pasamos bien hablando con Tony, quien hoy estaba más animado.
Le dije varias cosas de salud, como dudas que tenía sobre un dolor de cabeza, y
sobre la alimentación, que por el pan integral, estaba yendo mejor al baño, un día
sí y otro no, cuando antes iba una vez cada cinco días. Le dije que yo le había
mandado varios papeles en una carta sobre medidas a seguir allí en la cárcel para
vencer el estreñimiento, entre las que se encuentran el tomar pan integral, que es
lo que le hace a él ir al baño. Sobre salud no tiene ni idea, y todos son malas
conjeturas lo que saca, por lo que debo explicarle todo. Aunque no se queda muy
conforme, pues cree en sus supersticiones y conjeturas absurdas que hace. El necio
muchas veces cree que es inteligente, aunque le hagas ver lo contrario.
A la salida me llevó la madre por mi barrio, aunque me quedé antes, para
quedarme más cerca de Hermet, los congelados más o menos baratos. Fui
caminando hasta éste, o sea, caminé unos veinte minutos en lo que llegué. Allí
compré bastante comida congelada, algo más barata que en Mercadona. En efecto,
Mercadona está poniendo unos precios más caros, y aunque iré el lunes este otra
vez, es posible que vaya menos si el otro hiper me sale más barata la cosa.

161

Gasté cerca de 12€ en Hermet, pero compré un montón de comida cara, o sea,
la carne y el pescado de cerca de un mes si no más. Con lo que me sale más barato
que en Mercadona, repito.
Luego vine a mi casa, donde almorcé y puse la lavadora. Luego troté delante
de la tele, y luego me puse a mirar los correos y escribí la dosis diaria mañanera.
Cuando fui a tender la ropa, vi que no se había centrifugado, con lo que no sé si se
me rompió, por lo que deberé llamar al técnico la semana que viene, si es así.
Luego me llamó Loida, que la tengo olvidada. Me recordó que no había
llamado a Nancy, a la que llamé después y con la que me gustó hablar, y con quien
sobre todo hablé de su hija. Ya tengo preparados unos diez libros para dárselos, y
así que aproveche estos días y vaya leyendo cosas. No sabía su madre que aquí
puede estudiar Medicina, lo que supongo que le pondría contenta. Le dije que la
llevara a los hospitales mejores de la ciudad, y a la facultad; también que le
enseñara por internet los nombres de las asignaturas de la carrera, y que en la
escuela oficial de idiomas, podía estudiar éstos, o bien en That’s English que es
donde yo estudié inglés por unos 150€ al año, incluidos aquí el material de los
cursos. Le gustó el precio. Quiere estudiar alemán como segundo idioma en el
instituto, por lo que le voy a dar un diccionario de alemán que tengo yo aquí.
Luego estuve intentando leer sobre biotecnología, aunque hoy he ido muy
lento, por todas las cosas que han ocurrido. También llamé unas cuantas veces a mi
sobrina, para felicitarle el cumpleaños, el que estaba celebrando con los padres,
comiendo fuera. La verdad que esos niños nunca han pasado hambre, y no sé si eso
será muy bueno o no, pues no luchan por conseguir vivir más prósperamente. Lo
tienen todo, y por tanto no luchan por conseguirlo, pues ya lo tienen.
Por hoy lo dejo, ya que el resto como digo lo he pasado intentando leer sobre lo
último en medicina y farmacia.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

9/3/14
Esta mañana me levanté tras dormir unas nueve horas y un poco más, lo que
supuse que no era suficiente, pues la semana la he tenido movidita, aunque no tuve
que dormir más a lo largo del día. Me levanté y desayuné ligero, sólo cereales con
leche y no mucha cantidad, con la cosa de a las dos horas, almorzar. Sí me levanté
sobre las once y pico de la mañana, así acabé el desayuno sobre las doce menos
cuarto, pero el día anterior me había ido a la cama tarde, sobre las dos y pico de la
noche.
Después de asearme estuve leyendo los correos y escribiendo el Menudencias,
el que le di un empujón.
Luego recogí la ropa, la que estaba la gran mayoría seca, aunque a base de
ayer estrujarla varias veces dentro de un caldero, para que se secara el agua.
Después almorcé y me puse a ver la tele mientras trotaba, como siempre.
Me puse a leer a Platón, Fedón, y en esto estaba cuando me llamó mi
hermana Maru, con la que estuve hablando una barbaridad, por lo que a la media
hora, le dije que debía cortar pues tenía que hacer muchas cosas, y cortamos. Por
suerte, aunque tardé un poco, pude concentrarme algo y leer un par de páginas del
libro dicho, el que al ser un clásico, hay que poner atención para comprenderlo bien;
ya sé que deberé leerlo más veces para saber de qué va bien.

162

Luego fui a misa, donde lo pasé bien, y de nuevo, se me volvieron a salir un
par de lágrimas al pensar en mi madre un par de veces. Es donde más lágrimas me
salen por lo de mi madre…
Luego fui a casa de mi hermana Piluca, donde le llevé la correspondencia de
casa de mi madre, y donde le expliqué de qué trataba cada una. Vimos que a lo
mejor lo que yo hice de las pensiones de mi madre, no lo hizo bien el
administrativo, y encima de creer que lo hizo bien, me hizo todo mal, a saber por
qué, pues parecía que había cierto filin y comprensión entre los dos.
Tengo que llamar al banco y mirar si ya está resuelto del todo.
Me trajo Piluca de París una caja de chocolates, los que están bastante
buenos. También mi cuñado Chiew me compró la funda para el e-book y me la
regaló; no quiso cobrármelo… le doy las gracias, pues no solo es cara, sino que es un
detallazo total. Y más que él tampoco tiene mucho dinero que digamos, a lo mejor
hasta cobra menos que yo.
Luego me vine a mi casa, pero a la salida de casa de mi hermana estaba
lloviendo y aunque ella me dijo que me daba dinero para el taxi, el dije que no.
Total, que para ahorrarme el dinero del taxi vine caminando, con lo que me cogió la
lluvia al tope (no llevaba paraguas), por lo que llegué empapado. Ya tengo la ropa
en el tendedero portátil, a ver si se seca bien y no se me estropea, pues es de las
más socorridas la ropa que tenía puesta, que hasta para misa voy bien con ella.
Cené y vi unos diez minutos las noticias.
Luego me puse a escribir esto y ya por hoy lo dejo, pues intentaré seguir
leyendo a Platón todo lo que pueda.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a los seres queridos
fallecidos y que nos bendiga a todos. Muchas gracias y saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

10/3/14
Hoy lo más importante que he hecho, se lo escribí a mis hermanos, pues
estaba harto, yo haciendo un montón de cosas y todos ellos que si de viaje, que si al
sur de juergas y a tomar el sol y yo fijo al pie del cañón, por lo que hoy reventé y les
puse el siguiente mail:
Hola a todos, a continuación el par de cosas que hoy he hecho, para que sepan
cómo van las cosas.
Delia limpió el cuarto de mamá y me enseñó cómo estaba el cabezal de
madera, mohoso por la zona superior del colchón, aunque lo pudieron arreglar,
limpiándolo y con líquido para tratar la madera; me dijo que intentara ventilar el
cuarto, por lo que le dije que esto hacía yo tres veces en semana, pero hemos de
hacerlo todos, porque la verdad que tenía mala pinta cuando me lo enseñó. Por lo
visto limpió todos los bolsos así como los zapatos y la parte de arriba del ropero, la
que estaba llena de polvo. También limpió los baños y el piso de los pasillos. Estuvo
dos horas sólo pues vino otra vez con Fausto, quien también le ayudó.
En cuanto al agua, le pregunté y el bidé del baño verde, no, pero la ducha del
blanco me dijo que mamá siempre le decía a ella que le diera agua, por lo que
intentaré también darle yo tres veces en semana, dos veces cada día.
Al final, después de mucho intentarlo a lo largo del día, desde que me levanté,
conseguí hablar con Gabriel el director del Santander, el que me dijo que no había
ingresado más dinero de mamá en las cuentas y que la última había sido el 31 de
diciembre último, o sea, las que nos correspondía. También me dijo que nos
correspondía la parte proporcional de la siguiente paga, supongo yo una sexta parte
163

de la paga extraordinaria, pero yo de esto no me puedo ocupar pues voy a tope. No
me lo dijo con el ordenador delante, sino de memoria, como que leyó mi e-mail del
jueves y por tanto sabía lo comentado.
También me llamaron de Reparalia (creo que se llama), para decir que mamá
debe un pago del mismo por su casa, por lo que van a pasar el recibo esta semana
por el banco, para que le den alguno orden de que lo admitan. Sería el último
recibo. Ya las otras viviendas están anuladas, pero faltaba este recibo fraccionado,
pues contrató un año mamá (en realidad era yo el que le arreglaba estas cosas a
mamá, para regatearles y demás). Le pregunté cómo actualizar la lectura del
contador de mamá, pues le dije, no que ella había fallecido, para que no nos
pusieran pegas por hacerlo a distancia, sino que estaba impedida y en casa de sus
hijas. Me dio el número de atención al cliente gratuito 800 76 09 09, adonde llamé
tras mirar los contadores de la luz, y pude actualizar en este teléfono la lectura,
aunque hubo follones porque uno de los contadores no tenía número de contador,
por lo que tuve que llamarles un par de veces. Ahora hay que actualizarlo dentro de
dos meses, a ser posible entre los días 8 y 14 de mayo, ambos inclusive.
También miré los contadores del agua, y le di a Elena (la vecina de mamá) los
números de los contadores así como la lectura de cada uno. Le dije que por favor
preguntara si se podía resolver por teléfono y dijo que eso haría. También le dejé
como me había pedido la semana pasada, una fotocopia del DNI de mamá, por lo
que esta mañana después de ir a Mercadona, me desvié bastante para ir a la
fotocopiadora más barata del barrio a fotocopiar el DNI de mamá. Por favor, si
también se puede hacer por teléfono lo de la lectura del agua, si otro lo podría hacer
también, pues yo aparte de los tres voluntariados, estoy metido también en cinco
cursos de Farmacia, así como también soy presidente de la comunidad del bloque. Y
yo también intento ayudar a otras personas necesitadas, con lo que invierto
también en esas cosas parte de mi tiempo.
Hace falta cambio para Pavel y Delia; yo he puesto varias veces bastante
cambio, pero que otros pongan de vez en cuando también. Yo he pensado que unos
trescientos euros en billetes de 20 y unos 20€ en monedas de un euro, pues la cosa
se quedaría bien por un tiempo. Si alguien puede, que vaya al banco o se lo pida a
un lotero o similar. Para Delia, ya no quedan monedas de euro, aunque billetes de
20 si quedan algunos, pero más vale que sobre que falte.
Piensen que ustedes se van de aquí para allá y yo fijo estoy al pie del cañón, y
así y todo, no doy abasto, así que por favor que las cosas que aquí digo, que se
encargue otro.
Ahora acabo de llegar, coloqué la compra de la mañana, pues había prisa
porque llegaba Delia a casa de mamá, y he almorzado a eso de las cuatro y media
de la tarde, y yo también debo cumplir con mis voluntariados, como les dije.
Pues besos para todos:
Servando.
Sí, ahora me pongo a escribir para mis voluntariados, lo que también haré por
la noche, antes de acostarme…
Como ven, el tono es de un poco de malhumor, pues como me dijo Piluca, ella
y yo somos los que estamos haciendo casi todo, mientras que los demás casi no
hacen nada, por esto hoy reventé y les mandé este correo.
He estado tras escribir el correo y mirar las cosas diarias por internet, como
las respuestas de los foros de uno de los cursos que hago, leyendo algo sobre
biotecnología, el ARN de interferencia creo que se llama y la verdad es que es
complejo, pero sumamente interesante.
Luego cené cerca de las nueve de la noche, y tras trotar un poco delante de la
tele y ver que de nuevo funciona el mando del TDT, por arte de magia, y es que yo
164

creo que es porque estaba planteándome escribir otro mail a mis hermanos que por
qué ellos sí pueden tener un montón de canales por la tele y yo sólo uno, y siempre
el mismo, a toda hora durante años y ellos el que les da la gana a cualquier hora
del día y cualquier día… total que ahora funcionó el mando como digo.
Me he puesto de nuevo a escribir la dosis de la noche y he leído un par de
correos como el de Pine, que dice que ella también se mueve; y lo cierto es que lo
que hace lo hace de vez en cuando, pero el siguiente día les diré el tiempo que me
ocupa ir a casa de mi madre cada vez que voy, o sea, unos cinco horas y tres veces a
la semana, y cada día esas horas.
Ahora intentaré seguir leyendo sobre lo que les dije que estaba leyendo, o bien
empezar a prepararme la charla para AFAES sobre la fibra alimentaria… es que
estoy desganado con AFAES por las veces que me han dicho que no de la charla que
he estado preparando durante más de un mes o dos…
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a los seres queridos
fallecidos y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

11/3/14
Esta mañana fui a Bancorreos a la zona de la oficina principal, o sea, la
primera oficina de correos que existió en esta ciudad, para firmar unos papeles
para contratar unos paquetes especiales, de por lo visto bonos del estado o algo así,
pero que como me dijo la del banco, son bastante seguros, pues son varios los
gobiernos que responden de ellos. Lo bueno es que lo puedo rescatar cuando quiera,
así que cuando me huela que hay problemas de liquidez, los saco y ya está. La cosa
es que sé que muchos churros a vender que hacen los de los bancos, son totalmente
ilegales, pero espero que ahora, con los mayores controles, y siendo como dicen
letras o algo así del estado, pues tengan mayor prudencia los banqueros, sobre todo
los altos, que son los únicos que saben todo el tema cómo es, así muchos son unas
ilegalidades totales, y pura estafa, pero no dicen nada de esto a sus subalternos, y
menos a los que llevan las oficinas en las ciudades y los pueblos, con lo que
engañan al más pintado. Y sabiéndolo a conciencia, pero su afán de ganar dinero
rápido y fácil, hacen que cometan el mayor número de estafas que pueden inventar.
En fin, que esto no merece tanto tiempo.
Mi hermano Jose saltó un huevo por el correo que les envié ayer a mis
hermanos, los que hoy y ayer me han llamado, como para que me calme, pero es
que ellos hacen una cosa de vez en cuando y yo estoy casi fijo en casa de mi
madre…
Le tengo un par de cosas preparadas para mis hermanos para cuando ellos
salten, soltarles yo otra cosa. Una de ellas es escribirles un poco de uno de los
tratados que yo leo, para que vean el nivel que llevo y me lo trago todo yo, y que lo
mío es bastante importante comparado con lo de ellos y más si consideramos de mi
hermano Jose, que como saben es un simple cartero de reparto, al menos hasta
hace un año y pico.
Después por la tarde vino la secretaria del administrador. También he
hablado bastante por teléfono con algunos hermanos.
Sandra me pidió que le enviara un correo a Yaiza, para que le diera su
teléfono para ella llamarla. Lo hice aunque un poco me fastidia que no la llame
ella, pues debe ser que le resulta mucho follón enviar un correo. Lo hago, pero me
voy cargando y aunque no suelo saltar, a veces no puedo más y me enciendo como
un fósforo y salto.
165

He intentado leer sobre Biotecnología, pero no podía concentrarme; tras más
de una hora sin poder concentrarme, cambié de libro y me puse con el de Jorge
Bucay, el que está bastante bien, la verdad es que me gusta bastante y es fácil de
leer.
Hoy he podido leer algo de este autor, y espero poder ahora leer otro poco más
antes de dormirme.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

12/3/14
Esta mañana fui a la biblioteca y como había reunión a las doce, pues
vinieron dos voluntarias, y la tercera, que vive al lado, no pudo, aunque me llamó
sobre las doce menos algo, para decirme que estaba esperando al carpintero, quien
le había dicho que llegaría en breve a su casa, adonde había quedado en llegar
mucho antes. Al final, no fue seguro que porque llagaría más tarde.
En la reunión, yo quedé en que haría gran parte del trabajo, así debo
confeccionar dos correos, que seguro que mi jefa Pilar, los cambiará, como hizo con
el anterior, aunque no me importa en absoluto, pues la forma de comunicarse ella
con Cáritas sabe mucho más que yo, puesto que lleva ahí varios años, recibiendo y
mandando correos seguramente que a diario.
También debo copiar los libros menores de diez euros que vea en la página
web de Cáritas, en la sección de publicaciones, para ver si se mandan a pedir.
También muchos de los que sean gratis, pues una de las cosas que se pretende es
que la biblioteca sea un referente de libros de esta ONG aquí, en la capital de la
provincia. Esto es más fácil que el que venga mucha gente a consultar libros en la
biblioteca, como muchos querían. Yo cuando veía esos planes, pensaba que me
extrañaría mucho esto, pues llevo de voluntario unos cinco años o más, en ella y no
va casi nunca nadie, salvo alguno muy de vez en cuando.
Salimos bastante tarde, cerca de la una y media o quizá dos menos cuarto y
debía ir a casa de mi madre, a la que fui lanzado, pues a lo mejor mi hermana
Piluca iba a ir, para dejarme los recibos para cobrarle al inquilino, pero cuando
llegué no estaba ella allí, ni había dejado por allí ningún papel con dichos recibos.
Ayer le dije que intentaría estar en casa de mi madre sobre la una y cuarto, pero
que no sabía pues tenía reunión, y en efecto salimos tardísimo de ésta. Y más para
las otras dos voluntarias, que deben ir a dos pueblos.
Denis me dijo, porque se lo pregunté, si iba a venir un lama pronto, y me dijo
que la semana que viene, por lo que voy a ver si voy el miércoles a oírlo. Ha estado
un año de retiro, por lo que me gustaría ver qué dice sobre éstos.
Después fui a casa de mi madre, donde los fallos fueron que mi hermano dejó
puesta la llave en la habitación de mi madre, cuando el acuerdo era que se dejara
encima de un mueble. También estaba la luz encendida, con lo que a lo mejor la
dejó así toda la noche, o sea, o se olvidó o está haciendo mal el apagar y encender la
luz. Es el que más fallos comete y el más exigente luego con los demás y el más
agresivo de los hermanos con diferencia.
Luego vine a mi casa, con lo que almorcé cerca de las cinco de la tarde, de tal
forma que tenía un hambre que ni se sabe.
En casa de mi madre puse encima de los bolsos, una sábana, para ver si no se
llenan de polvo éstos, aunque tengo la duda de si no se llenarán de moho…

166

intentaré cada vez que ventile la habitación (o sea, siempre que voy), quitar la
sábana y cuando cierre la ventana, ponerla de nuevo encima.
He estado la tarde leyendo el libro de mi cuñado Juancho, el que muchos de
los artículos que leo, están bastante bien, aunque tengo ganas de leer también otros
libros, pero a ver si me quito este pronto de encima, pues ya que me los da y dedica,
como mínimo leérmelos.
He cenado cerca de las nueve y media; luego troté viendo “Comando
Actualidad” por La 1; y por último he visto los correos y me he puesto a escribir
esto.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre y a todos los seres queridos
fallecidos. Muchas gracias y que el Señor nos bendiga. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

13/3/14
Hoy he estado casi todo el tiempo leyendo un libro de mi cuñado Juancho, y lo
he acabado justo antes de irme a cenar a las 19:00 hora local. Entre ayer y hoy, he
leído unas cien páginas de dicho libro, que es una recopilación de los escritos que
hizo para el periódico ABC, las terceras creo que las llamaba, y era para el
dominical, según creo, aunque no me hagan caso. Conclusión, que mi cuñado sabe
un rato largo sobre novelas y literatura. Conclusión, de temas de salud no tiene ni
la más remota idea. Conclusión, no creo que escriba nunca más una novela, aunque
sea autobiográfica, como han sido las anteriores, pues me declaro un ignorante en
novelas, las que algunas me gusta leer, pero sospecho que lo que leo es literatura de
ferrocarril, como él las llama, pues me entero de casi todo lo que leo y las leo de un
tirón, o sea, que no me supone mucho esfuerzo, no sé si es porque van de mis
temas, teología y salud o porque son de dicho género.
Esta mañana puse la lavadora, aunque antes llamé al técnico y le pregunté si
el no centrifugar se podía deber al filtro que estaba sucio y me dijo que sí, y le
pregunté qué debía hacer, por lo que me dijo que no me asustara, que pusiera una
toalla o algo, pues saldría mucha agua, y así fue. Vi que el filtro estaba limpio, así
como la entrada de agua, por lo que le lo llamé de nuevo y le dije si podía ser
porque la hubiera puesto muy llena, y me dijo que también podía ser. Por ello la
puse mucho menos cargada que otras veces, y por suerte centrifugó normalmente,
lo que me dejó sumamente contento. Esto unido a que hoy he estado leyendo casi
todo el día, junto a que me acabé el libro de mi cuñado, y añadido a que pedí perdón
en un correo a mis hermanos por los correos de los últimos días, pues ya estoy más
tranquilo. A ver si puedo leer más en estos días siguientes.
Me matriculé de un curso por internet, del CONGRAL y resulta que no pude
imprimir la factura del cobro del curso, y sí cualquier hoja de Word, pues hice la
prueba a ver si la impresora estaba rota, pero por lo visto, mis amos no ven
aconsejable que imprima una hoja importante de una factura, pues ellos son los
que deciden por mí. Debe ser gente súper preparada y que saben hacer mejor que
yo mis cosas y saben qué necesidades tengo mejor que yo. Me gustaría que con la
moneda que pagan, reciban, pues se pasan de claro a oscuro un rato.
Por hoy, lo dejo, ya que estos indecentes me sacan de quicio.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

167

14/3/14
Hoy ha sido también un día movidito, así esta mañana me levanté sobre las
nueve treinta, cuando me debía despertar, aunque no me levanté porque sonara el
despertador, que no lo oí, o sea, que no sonó, sino que me levantaron unas ganas
imperiosas de miccionar, como casi siempre. Sí, ya saben a qué se debe, los que me
controlan, de vez en cuando se inventan un motivo para levantarme, y que no
suene el despertador. Al menos me levanto a la hora, aunque no me esté
preparando para ello una hora antes, pues me cuesta mucho levantarme sobre la
marcha, según suena el despertador.
Fui a la peluquería más barata de la ciudad, según tengo entendido, y como
tenía hora pedida, sólo esperé después de mi hora, unos quince minutos, en que
acabara otra persona que estaba antes de yo llegar. Me peló bastante cortito el
pelo, pues le había dicho que como para que estuviera dos semanas sin peinarme.
Al principio me dijo: ¿para atrás, no?; por lo que le dije que no, que para adelante y
lo dicho, como para estar un par de semanas sin peinarme. De todas maneras, me
da que voy a estar más tiempo sin peinarme, pues me cortó bastante.
Luego fui a casa de mi madre, donde llamé por teléfono a Emalsa, la
compañía de agua de abasto, y resulta que habían mandado una orden para cortar
el agua, por el banco haber rechazado los recibos, por lo que enseguida llamé a mi
hermana Saso, para que me diera el número de cuenta común, para que pasaran el
cobro por la nueva cuenta.
Estuve hablando casi una hora y tres cuartos y como era un 902, la cosa va a
salir bastante cara. La cosa es que como no estaban los números del contrato con
los números de los contadores emparejados, pues tuve que buscar y rebuscar a ver
cuál correspondía con cuál, hasta que una de las señoritas que me atendió, me lo
hizo todo más fácil.
Ya me han mandado por correo la aceptación de la nueva cuenta, para yo
firmarlos y llevarlos a la compañía del agua, o enviarlos por correos ordinario, por
lo que he decidido enviárselos por carta normal. Una fotocopia del DNI por
contrato, y son tres contratos por haber tres contadores de agua, uno por cada
vivienda.
Entre esto, que debía ir abajo al cuarto donde están los contadores, debido a
que ponía yo mal o ilegibles los números, y el hacer las cosas de la casa, como
ventilarla, regar las plantas, y darle agua a todos los grifos, pues invertí unas tres
horas, con lo que llevé un ritmo bestial.
Encima, en mi piso, parece que la tubería picada que hay abajo, en los
contadores del agua, parece que es mía, aunque lo bueno es que lo paga la
comunidad del edificio. Pregunté por qué sabían que era la mía, y me dijo la
portera que era porque es la que daba a mi contador del agua. O sea, que a lo mejor
es la de entrada al edificio, tras pasar por el contador de la entrada… espero que no
me dejen sin agua, o que me llenen de tierra los depósitos o que ocurra alguna
desgracia.
Luego he estado aquí escribiendo las cosas que he hecho con el agua de casa
de mi madre a mis hermanos, así como imprimiendo los correos que me mandaron
con los contratos del cambio de cuenta bancaria. También escaneé los papeles con
el resumen de los contadores, pólizas, lecturas del agua y la luz, para que el
próximo que lo haga se evite tanto trabajo como yo he tenido.
Esta tarde también hice una cosa que me restaba de un curso, el de SPD, que
por lo que vi, me faltaba hacer bien el cuestionario de la autoevaluación.
También he confeccionado dos cartas para enviarlas a los trabajadores de
Cáritas, a ver si le parecen bien a mi jefa Pilar o si cree que debo hacer otra cosa
distinta, o como el anterior, ella escribirla del todo nueva.
168

Y ya me he puesto a mirar los correos y a escribir esto.
Por hoy, lo dejo. También vi un poco la tele de una película, y estaba
estupenda, creo que era de King Kong, aunque no estoy seguro. Pero me tuve que
poner a resolver las cosas que debía.
Supongo que los hermanos estarán de fiesta o viendo la tele y yo mientras
aquí, pegado como siempre haciendo cosas.
Que el Señor acoja en su seno a mi buena madre, así como a los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

15/3/14
Hoy he estado por la tarde durmiendo unas cuatro horas, pues aunque podía
haber dormido menos, ya que durante varias veces me desperté y podía haberme
quedado despierto, no tenía ganas de esto, sino lo contrario, de dormir y descansar,
ya que llevaba varios días de infarto durante estas dos semanas.
Por lo que mi hermano me cuenta, el padre de su mujer se está muriendo, así
que no sé si en breve deberé ir a otros actos fúnebres, supongo que sí.
Los padres del marido de Pine, también se están muriendo, los dos casi a la
vez, y eso que llevaban varios años separados uno del otro, aunque los hermanos
nunca perdieron el contacto con los dos padres, no como nosotros, que a nuestro
padre nunca más lo vimos, tras la separación del matrimonio, cuando yo tenía
dieciocho años (ahora tengo 51).
Lo siento por mis hermanos, pues están pasando momentos duros y difíciles.
Pero hoy ha ocurrido dos cosas importantes, que hacía tiempo que no
ocurrían, así mi hermana Maru vino a eso de las nueve de la noche y estuvo aquí
unas dos horas, aunque pasó bastante tiempo en el baño, defecando, y parece que
se fue y se vació toda en los pantalones, lo que le ocurrió subiendo la escalera, por
lo que se tuvo que duchar también, ya que ensució casi toda su ropa. Le dejé un
meyba que ella misma me había dado a mí, pues es el que mejor tenía.
Estuvimos aquí hablando de varias cosas, como que su hijo Dani y su mujer
están mirando un piso que a lo mejor se pueden comprar y que vale sobre los
cincuenta mil euros, todo un chollo. Le dije que no se lo pensaran mucho, pues eso
es lo que costó el pequeño local de un amigo, o sea, como mi salón.
Le pregunté si tenían pensado tener hijos, y me dijo que estaban yendo al
ginecólogo, pero que en estos días no pensaban, pues estaban aprovechando para
ellos salir y demás, pero a lo mejor para un futuro no muy lejano, puede que sí.
Y la otra cosa es que la vecina a la que le dije lo de Sandra, resulta que me
regaló un librito, más bien un folleto grande, sobre una religión, que por lo visto es
a la que ella pertenece. Se basan en la Reina-Valera, de 1960…
No sé si el Señor me puso esto así para mí, o qué, pues la verdad es que es
bastante guapa, aunque no sé bien del todo. Intentaré irla conociendo poco a poco.
La cosa es que acabo de salir de haberlo intentado durante años con otra chica, y al
final ni siquiera me he podido ir a tomar un café con ella, sino que ha pasado a tope
de mis cartas… no sé qué hacer, pues aunque la vecina parece guapa, la que me
gustaba era guapísima, y no hace tanto de esto…
Que el Señor dirija mis pasos. Esta chica al menos sé que es cristiana, lo que
es un punto a mi favor, pues yo lo soy y mucho, a pesar de que a veces salte y me
vuelvo agresivo, sobre todo con la escritura y por teléfono.

169

Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, al igual que a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

16/3/14
La verdad es que mi hermano es muy agresivo en sus contestaciones por email, así a veces intento ser amable y él me contesta con brusquedades, lo que no
sólo dijo yo, sino también mis hermanas.
Esta mañana tenía ganas de dormir un poco más, pero como ayer había
dormido bastante entonces hoy solo dormí nueve horas (casi nada, dirán muchos, y
lo cierto es que así es, pero ya saben que me han tenido durmiendo barbaridades).
He estado haciendo las cosas de todas las mañana, o sea, los correos y el
Menudencias, y el resto he intentado leer a Platón, del que hoy he entendido algo
más que algunos días anteriores. Debe ser que ya estoy más centrado, a pesar de
que debo ir a otro hiper mañana por la mañana, y creo que no voy a ir de normal a
éste, sino seguir normalmente con Mercadona y ya está, aunque gaste un par de
euros más a la semana.
Algo he pensado en la vecina, y la comparo con Arantxa y más me gustaba la
última, pero como pasó de mí, pues debo escoger en lo que hay. Lo muy bueno es
que es cristiana, con lo que ya hay gran parte del camino andado. Que el tiempo y
el Señor digan lo que debemos hacer o no.
Creo que lo dije ayer, que me regaló un folleto grande, el que algo leí ayer
noche, y la verdad es que está bien, son frases bíblicas, en lo que no soy un
inexperto precisamente.
Echo de menos bastante a mi madre, aunque mis hermanas me están
llamando bastante, así hoy me llamó Pine antes de ir a misa y Piluca recién llegado
de misa, me llamó también, por lo que algo he hablado con ellas, para no sentirme
tan solo en este mundo.
Hoy en misa estaba Natalia, una profesional de AFAES, por lo que le di la
mano, cuando la paz, aunque no un beso pues estaba su marido allí. También
estaban dos de sus tres hijos. Se hizo como que no se había dado cuenta que yo
estaba allí, cuando estaba delante de mí, y yo creo que mi aura se notaba donde ella
estaba, justo delante de mí.
Por estas cosas, preferí no comulgar hoy, pues no estuve muy afinado en la
iglesia, sino más bien lo contrario.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a los seres queridos
fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

17/3/14
Esta mañana fui a otro hiper a comprar, a uno local, Hiperdino se llama. La
verdad es que tiene cosas más baratas que Mercadona, aunque no todas, por lo que
iré buscando las más baratas en uno y en otro, así intentaré comprar en los dos,
dejando para comprar las más baratas de cada sitio cuando vaya a cada uno de
éstos. Lo más barato fue diez kg de papas, a tres euros con algo. Y un cuarto kg de
café unos 79 céntimos, con lo que al comprar estas cosas y otras más baratas, pues
al final la cuenta me salió bastante grande. También compré quesos bastante
buenos, aunque un poco caros para mí, pero estaban en oferta. Como digo, encontré
170

varias ofertas a las que me acogí. Poco a poco iré mirando qué compro en un hiper y
cuál en otro. No creo que vaya solo a uno, pues compensa pegarse el cambio de
establecimiento en distintas semanas. Así iré al Hiperdino cuando haya ofertas, y
compraré casi solo las ofertas. Está claro que la fruta y la verdura es mucho más
barata que Mercadona, aunque debo comparar bien, pues no me pude fijar en todo,
ya que era la primera vez que voy al otro.
Luego vine y coloqué las cosas de la nevera, y de nuevo me volví a ir a casa de
mi madre. Donde la vecina me dio una mala noticia y es que estuvieron
preguntando al jardinero si no vivía nadie en la casa, y un par de veces, con lo que
es posible que estén pensando entrar a robar. Ya se los dije a mis hermanos;
también otra mala noticia y es que hay un desconchón increíble en la terraza de mi
madre, en el frontis, casi de medio metro, que yo creo que pronto se caerá. La casa
se está yendo a pique a pasos agigantados, aunque yo intento hacer lo que puedo
por conservarla.
Estuve unas dos horas y veinte minutos en casa de mi madre, lo que pasa es
que en los traslados invierto mucho tiempo, por lo que al final me supone un
montón de tiempo ir a casa de mi madre, y lo debo hacer tres veces en semana.
Espero pronto poder centrarme más y estudiar más en casa de mi madre. También
estoy aprovechando para leer allí el nuevo testamento en inglés, media hora, con lo
que me ahorro una cosa a hacer en mi casa.
Ahora estoy algo más holgado en cuanto al Menudencias, por lo que cuando
voy a casa de mi madre y estoy liado, pues puedo dejar de escribir ese día, siempre
que sí lo haga los demás.
Parece que mi hermana Saso viene el viernes y está hasta el miércoles, con lo
que me dijo Maru si quería ir a casa de ellos y les dije que con gusto. Les llevaré el
par de libros que suelo llevarles, a ver si les gustan. Para Saso no llevo pues no sé
sus gustos.
He leído algo el folleto que me dio la vecina y la verdad es que está bastante
bien. La vi cuando llegaba de casa de mi madre, mientras ella salía a la calle y me
saludó muy amablemente… no sé qué hacer, por lo que ruego al Señor que me
oriente. Lo que quería tener, un hijo, ella lo tiene (es una niña, pero el sexo es lo de
menos), así que es posible que la cosa funcionara…
Por hoy, nada más.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, al igual que a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

18/3/14
Hoy estoy un poco cansado, pues son la una de la madrugada del miércoles 19
y esta mañana algo temprano me levanté, sobre las diez de la mañana, pues me
envió mi hermana Piluca un SMS en el que decía que el padre de mi cuñada se
había muerto, por lo que a los minutos, pues no tenía ganas de levantarme, me
levanté y la llamé por teléfono, por lo que me dijo que estaba entrando a clase, por
lo que fui breve, si ella iba a ir al tanatorio y si yo podía ir con ella. Ambas fueron
afirmativas, pero iba a ir al mismo, tarde… mejor para mí, pues debía ir por la
mañana a ver al enfermero a Salud Mental y luego iba a venir Julia por mi casa.
Como siempre, Paco me tuvo esperando cosa de una hora y media después de mi
hora, y si pensamos que llegué media hora antes, pues supondrán que estuve allí
esperando dos horas, y después para nada, pues como estaba con una residente, la

171

conversación fue trivial, aparte de que le dije que tenía prisa por lo de la muerte del
padre de mi cuñada.
Cuando acabé, vine a mi casa, donde almorcé solo, pues no estaba Julia, pero
no la esperé pues tenía prisas. Luego me puse a escribir la dosis diaria de la
mañana. Me costó horrores saber de qué escribir, por lo que escribí de las manías
de algunos escritores y cómo escribo yo. Nada original, sino que me basé en lo que
mi cuñado había escrito en su blog. Gracias a lo que leo en él, puedo yo muchas
veces escribir.
Luego me puse a leer hasta la hora de cenar, lo que hice rápidamente, pues
esperaba la llamada de mi hermana, que había ido a un funeral en un campo. Me
llamó sobre las ocho, por lo que me vestí y salí cuando me llamó desde su casa, y fui
hasta donde siempre me viene a buscar. Fuimos al tanatorio, donde tras saludar al
par de personas, me fui lejos, a una sala vacía, donde me puse a leer un rato, el
libro de Inteligencia emocional, el que no está mal del todo, aunque estoy en la
introducción, pero parece que promete, como digo.
Allí estuve unas tres horas, hasta que nos fuimos de nuevo del tanatorio. Vi
también a mis tíos maternos, con quienes me gusta estar, aunque no sé cómo
comportarme con ellos dos juntos, pues con cada uno soy un poco distinto. Total,
que tuve que sortear este pequeño inconveniente.
Luego me trajo mi hermana Piluca a mi casa, donde cené pan con tomate,
miré las noticias un poco, y ya ahora escribo esto.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a los seres queridos
fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

19/3/14
Esta mañana aunque me levanté sobre las diez, había dormido poco anoche,
unas siete horas y pico, lo que para mí es poco, como saben. De todas maneras, he
estado hasta ahora que estoy un poco cansado, bastante despejado.
Me levanté y llamé a mi hermana Piluca, quien me dijo que iríamos para
arriba, al cementerio, sobre las doce y diez, o doce y cuarto.
Me aseé y me preparé con tiempo, de tal forma que sobre las once y media, ya
estaba preparado, por lo que me puse a leer el folleto sobre la Biblia que me pasó la
vecina. A la que por cierto, hoy, cuando vine de la calle, otra vez coincidimos los
dos, yo entraba mientras ella salía de su casa. Así llevamos unos días, y me parece
demasiada casualidad la verdad.
A las doce me dijo mi hermana que tardaría un poco, por lo que yo fuera por el
centro de salud, para ella no desviarse, por lo que cuando me lo dijo, fui a comprar
El Baúl para Tony, pues me lo había encargado hace dos semanas, y la casualidad
que es el último, o sea, que está bien de fecha, y vale hasta fin de mes casi, el
mismo. Antes era semanal, pero debe ser que ahora con Internet, pues el de papel
se actualiza menos. Luego fui a esperar a mi hermana, y la verdad es que no esperé
demasiado, y encima tenía conmigo el periódico, con lo que me había ahorrado una
cosa urgente a hacer más adelante.
Luego fuimos al cementerio, y aparcó un poco lejos, por si más adelante no
había aparcamiento, lo que así ocurrió. El cementerio estaba a tope, y ahora caigo
que es por ser el día del padre hoy, con lo que han ido muchos a celebrar a sus
padres fallecidos, así como algunos padres a sus hijos fallecidos. Ahora me explico
el por qué tanta gente.

172

Aprovechamos y como no venía el coche fúnebre, fuimos a ver la tumba de mi
madre, la que tenía las flores secas y podridas…
Luego estuvimos esperando a que llegara Sole, pues ya estaban todos sus
hermanos menos ella, la que cuando llegó, empezó el responso. Mi hermano llegó de
los últimos, porque estaba aparcando según dijo. Allí me vio la gente de ella, que es
lo que pretendía, hacer acto de presencia en estos momentos tan duros. Le di las
felicidades a mi hermano por su santo. Cuando enterraron en el nicho al padre, fui
a darle un beso a Sole, y a los hermanos, como bien no sabía cuáles eran, pues no
les di la mano más que a uno, que me sonaba su cara.
Luego fuimos de nuevo a ver el nicho de mi madre, con su hermano, o sea mi
tío Antonio. Después nos fuimos y mi hermana me dejó en casa de mi madre, junto
con tres garrafas de agua, dos de ocho litros y otra de diez, para que haya para un
par de semanas.
Estuve en casa de mi madre tan solo una hora y media, por lo que casi todo el
tiempo lo pasé dándole agua a los grifos y ventilando la casa. Poco pude leer, pues
me habían llamado del servicio técnico, que tenía ya la minicadena arreglada, y
como el taller cerraba a las cuatro, para aprovechar y hacerlo todo de golpe. Por ello
sólo estuve una hora y cuarenta minutos, que es lo que tardo más o menos en hacer
las cosas de la casa. Lo de siempre.
Luego fui a buscar el aparato y le pregunté al que allí estaba, qué tenía, por lo
que estuvo buscando en los papeles bastante tiempo, y como que no veía nada, me
dijo que era la óptica. Le iba a preguntar qué era la óptica, pero preferí pasar, pues
supuse que de nuevo no tenía nada, sino que es cosas de los que me controlan, lo
que creo que es casi seguro.
Después fui por la farmacia y le dije al empleado veterano, ya que la farmacia
estaba vacía, mentalmente, que el pensamiento se podía modular mentalmente, y
que se podía dormir por medio de máquinas, lo que quisieras, siete horas, veinte
horas, lo que quisieras… y parece que a Francisco, el veterano, le gustó lo que le
dije mentalmente. Le dije que pensara que el pensamiento se puede modular, así
que se fijara que me gusta que me tuteen todos y sale el D. y las cosas de siempre.
Le gustó, al menos eso pareció en la despedida que me dio.
Ya me vine a mi casa, donde estaba Elena, la que estaba esperando a que
pasara una hora y pico para irse a hacer la compra al Hermet, por lo que me puse a
comer y mientras, ella se leía un diminuto librito sobre un santo, que me traje de
casa de mi tío. También nos pusimos a hablar, y la verdad es que yo tenía un
montón de prisa, ya que debía mirar los correos antes de volverme a vestir para ir
por la zona de la charla del lama budista. Intentaba irme al ordenador, pero ella se
ponía a hablarme y no me dejaba irme. Le estuve diciendo varias cosas que debía
saber en cuanto a estar en el Negrín su hijo, en siquiatría, pues yo he estado allí
unas doce veces, y aunque hace años que no estoy, pero algo sé de allí.
Miré los correos rápidamente y me fui a tomar el café mientras leía, pero
nada más sentarme, sonó el despertador, con que se acercaba la hora de tener que
vestirme para ir a la zona de la charla en guagua, y mirar en la ONG cercana al
lugar de la charla, los libros de segunda mano, de los que cuando los vi, me compré
quince, y como el que los contó, contó mal, catorce y como me iba a cobrar por el
Corán, dos euros, por ser gordo, pues al final me cobró quince euros. Algo increíble.
Tenía ya otros quince libros más. Ahora mismo no caben ya casi más libros en mi
casa…
Cuando llegué a la parada, al medio minuto llegó la guagua, algo fuera de lo
común. Con lo que llegué a la zona bastante bien, por lo que pude estar mirando
libros unos tres cuartos de hora, por lo que me dio tiempo de mirarlos todos,
aunque rápidamente. Había varias estanterías, pero sospechaba que las nuevas
173

eran las que tenían libros nuevos, y así fue. De las otras estanterías de siempre,
pocos que me gustaran vi. Ya estoy casi decidido a no hacer más másteres al menos
por un tiempo y leer más libros, que es lo bueno, aunque no tenga más títulos de
mierda. Y afianzar los másteres que he hecho, estudiarlos más, lo que nunca hago,
sino que los hago y no miro más dicho material. Como bien me dijo mi madre un
día…
Sí quiero hacer varios cursos del Consejo, pero nada que ver con los másteres,
que son dos años como mínimo de dedicación exclusiva.
En la charla la cosa trataba sobre lo indefenso que es uno en el mundo, debido
a nuestra ignorancia, lo que se da durante toda la niñez y la adolescencia. Estuvo
hablando del mismo tema una hora y media y sin papeles… aunque no me gustaba
mucho el tema, pues a mí no me interesan mucho los niños chicos, pero hay que ver
que lo hizo bien el lama. Ha estado un año de retiro, aislado de todos. No se sabía
dónde estaba, sino que estaba de retiro… también fue la lama, aunque ella no
habló.
Había una chica guapísima, de tal forma que me dije que una mujer así, me
dejaría muy contento, pues es de mi tamaño más o menos y muy elegante… en fin,
veremos qué me tiene el Señor reservado.
Algo de la charla de hoy intentaré escribir mañana para el blog… a ver si me
acuerdo.
Por hoy lo dejo.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a los seres queridos
fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

20/3/14
Hoy hay poquito que contar, a no ser que dormí unas once horas seguidas, lo
que hacía meses que no me ocurría, gracias a Dios, y espero que no vuelva a ocurrir
en mucho tiempo.
He hecho un par de boberías, pero que debía haber hecho hace tiempo, como
grabar en mp3 una charla de Ana María Lajusticia, una de las mejores
nutricionistas del país, y ya la he pasado al mp3. Duró cerca de cincuenta minutos,
por lo que espero que sea interesante cuando la oiga, y de un buen nivel, y no el
típico para amas de casa…
También me probé los pantalones de Braulio, y la verdad es que creo que no
me servirán ni arreglándolos, por lo que no sé si llevárselos a mi hermana Pine,
para si me los puede arreglar.
También cargué el e-book con el portátil, aprovechando que se grababa la
charla de Lajusticia.
He hecho la bolsa para irme a Arinaga el finde.
Saso me llamó si quería ir mañana a ver a Nancy, pero al final quedamos en
que Nancy y su hija fueran por la casa de mi madre cuando les viniera bien, y así
les daba yo los libros y demás. Luego llamé a Nancy y confirmé lo dicho, así ella
quiere también pasar por la casa de mi madre.
He estado un poco nada más leyendo la charla para AFAES, y la verdad es
que algo me está gustando repasar sobre alimentación, pues el master tiene para
profundizar durante años, si uno se lo propone. Son mogollón los datos que da dicho
máster, al igual que muchos otros que he hecho, pero que no he mirado casi más
después de hechos (repito).

174

Y ya poco más, a no ser que hice también la lista de la compra del lunes, y la
verdad es que mirando los precios con Mercadona, este súper sale mucho más
barato que al que siempre iba. Así pues, se impone el cambio.
Por hoy, nada más, sino que espero prepararme la charla para AFAES sobre
fibra alimentaria. Ya estoy tomando notas para el Menudencias. Y he descubierto
que antes de escribir éste, un buen método es leer las noticias del sector, para así
tener de qué hablar y encima sobre la profesión…
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre y a todos los seres queridos
fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

21/3/14
Esta mañana me levanté sobre las diez, después de dormir algo menos de
ocho horas; esto es lo que me gustaría dormir a diario, pero no lo consigo siempre.
Hoy fue porque me envió dos SMS Pine, diciendo que su suegro se había muerto, y
que si querían que pusiéramos una corona entre todos los hermanos, por lo que le
dije que sí en un mensaje escrito.
Luego un poco cansado me levanté y desayuné. Hice un par de llamadas y
coloqué la ropa como para ir al tanatorio, a velar al padre de mi cuñado. También
cuando iba a casa de mi madre, me desvié un poco, para hacer las llaves para mi
hermana Maru, aunque cuando me metí en el coche de mi cuñado, y le dije a mi
hermana que tenía las llaves, resulta que Saso tampoco tenía llaves de mi madre,
por lo que entonces se las di a ella, y a Maru se las haré más adelante.
Cuando hice las llaves, fui luego a casa de mi madre, donde hice las cosas de
siempre, más la de los viernes, o sea, echarle agua a las plantas, aunque algunas se
están estropeando, no sé si de demasiada agua o por poca…
Al salir de la casa, en lugar de darle una pasada alrededor del jardín lo hice
alrededor de la acera, con lo que vi que el muro que rodea al jardín está más o
menos en buen estado.
Luego vine a mi casa, donde me cambié de ropa enseguida y encendí el
ordenador para mirar los correos. En esto estaba cuando me llamaron para que
fuera bajando, pues ya estaban por mi zona mi cuñado, mi sobrino, su madre y mi
otra hermana Saso.
Me invitaban a comer fuera, aunque yo la verdad es que ya saben que esto no
me gusta mucho, pero al final accedí, pues Saso venía de Madrid para estar con los
hermanos.
Fuimos a un lugar cerca de la zona del tanatorio, a un lugar nuevo que les
habían dicho mi sobrino Dani y su mujer que se comía muy bien. Allí fuimos y la
verdad es que me asombró la cantidad de gente que había en dicho sitio, así como
que los otros de alrededor estaban vacíos. Yo por mí iría al chino que estaba al lado,
pero ellos dijeron de esperar a que nos dieran una mesa y eso hicimos. Lo que me
asombró luego fue la calidad de la comida y la rapidez en que trajeron todo, tanto
las bebidas, como las comidas, pues trajeron varios platos a coger todos un poco de
cada uno. Algo exquisito, la verdad, de hecho le pregunté a mi cuñado si este
restaurante estuviera en otro sitio si tendría algún tenedor y me dijo que sí, que
como mínimo uno, pues la comida y el servicio estuvo exquisito.
El restaurante tenía su historia particular, así era de gente que habían hecho
el camino de Santiago juntos, y cosas por el estilo… la idea era buena, aunque un
poco simple, pues al lado había un chino, posiblemente de gente que había venido
de China (y estaba vacío), pero la comida estaba exquisita, algo fuera de lo común.
175

Al final, éramos cinco y la cuenta fue cerca de 88€. Para mí es muy caro, pero no
dejo de reconocer que la comida era fuera de lo común.
Después fuimos al tanatorio, donde di el pésame a todos los que conocía, y
sobre la marcha me fui abajo a un sitio donde sé que puedo estar solo leyendo
tranquilo (al lado de los baños), donde estuve unas cuatro horas, hasta que llamé a
mi hermana Saso, si íbamos a irnos ya, y me dijo que no, que iban a venir dos de
mis primas, y que ellas me llevarían a mi casa. Por ello fui a la puerta del
tanatorio, donde Saso y yo las esperamos. También vimos llegar a mi hermana
Piluca y a su hijo, a quien también saludé. Al poco llegaron mis primas, una de
ellas se quedó allí con mi tía y la otra se iba a una fiesta benéfica, por lo que fui con
ella quien me llevó hasta cerca de mi casa.
Ya he venido aquí, cené con gusto, pues tenía muchísima hambre, y me he
puesto al poco a escribir para irme a la cama pronto, ya que mañana madrugo para
ir a ver a Tony arriba, a la cárcel.
Loida me suele llamar si ve que yo no la llamo, pero es que a veces con los
follones, se me olvida llamarla, como hoy, en que me llamó y me dijo si se había
muerto el suegro de Jose, mi hermano, por lo que le dije que ese más el de mi
hermana Pine, por lo que me dio el pésame para todos.
Me voy ya a la cama para dormir algo para mañana estar descansado, pues es
un día largo también, ya que por lo visto me voy a Arinaga a pasar el finde con mi
familia.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, al igual que a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

22/3/14
Esta mañana me levanté a eso de las seis de la madrugada, con prisas para
desayunar, lavarme y vestirme, con la cosa que cuando llegara de la cárcel, al poco
debía llamar a Piluca, para ir al tanatorio, por lo de mi cuñado Quillo, la muerte de
su padre.
En la cárcel más o menos lo pasamos bien. Tony estaba algo de buen humor,
así que pasamos el tiempo hablando de distintas cosas. Está muy agradecido con
nosotros dos, por ir incondicionalmente a verlo. Yo voy casi todas las semanas
desde hace años. Es lo mínimo que se puede hacer, ante una persona que por un
fallo, casi todos le han vuelto la espalda.
De allí vinimos a las nueve y media de la mañana. Comí algo, pues debíamos
enterrar al padre de Quillo y la cosa podría demorarse.
A las diez llamé a mi hermana Piluca, quien me dijo que se acababa de
levantar y que a ver si podíamos ir sobre las once a ver a la familia al tanatorio, por
lo que me di prisa con las cosas que estaba haciendo, como el escribir la dosis
mañanera.
Luego me vestí como para ir al cementerio, y Piluca me dijo de no ir al
tanatorio, sino directamente al cementerio, pues se le había hecho tarde, y como
enterraban al padre a las doce, pues mejor era ir directamente. Allí fuimos.
Estuvimos esperando bastante tiempo por lo que fuimos a ver la lápida de mi
tía, su hermana y su marido, el que murió bien joven, de cáncer de pulmón, yo creo
que por todo lo que fumaba, aunque a último creo que lo había dejado, pero era
alcohólico, así que no se cuidaba nada… mi tía Mauca, ya saben que murió de
cáncer de cerebro, y Mary Lola por metástasis en todo el abdomen.

176

Luego fuimos a esperar a que llegara la familia de mi cuñado, por lo que como
no venían, tras ir un par de veces al baño a orinar, me metí en la capilla del
cementerio, a esperarlos. Vi salir al cura, y no sabía si ya iban a dar el responso,
pero me quedé allí un rato, cuando entró de nuevo el cura, y ya salió con un
paraguas, por lo que supuse que ya iba a ir con el féretro. Salí y me mojé un poco
con la lluvia, pues el paraguas mío se lo había dejado a mi hermana Saso.
De esa familia, cuando era un joven universitario, cometí uno de los mayores
errores de mi vida, que fue acostarme durante varios meses con la hermana de mi
cuñado, pues era bastante guapa, pero no tenía nada en la cabeza, la verdad, es
más es un poco discapacitada. Entonces a una de las que sin falta quería dar el
pésame era a ella, pero se me había pasado, por lo que hoy, desde que la vi sola,
que fue después de enterrar al padre, fui a darle un beso, y me dijo que ella
pensaba que ya no le iba a dar el pésame… me dejó alucinado, pues tenía claro que
se lo iba a dar, aunque como digo, se me pasó.
Como se molestó, luego les dije a mi cuñado y a su hija, que le dijeran que me
perdonara, pero que tenía claro que le iba a dar el pésame. Está muy deteriorada
físicamente y mentalmente nunca ha sido muy capaz.
Mis hermanos se iban a ir con otras personas cada uno por separado, y Saso,
Maru y Piluca se iban a ir a almorzar por ahí, y luego iban a ver a Nancy y su hija,
por lo que yo no fui, sino que ellas vendrían a mi casa a llevarme a Arinaga. Esto
era así, pues en principio íbamos a ir a casa de mi hermano Jose al sur, pero al
final, iremos mañana a casa de mi madre, por lo que esta tarde, tras dormir unas
cuatro horas, pues estaba derrotado, cené y luego llamé a Saso, ya que Maru no lo
cogía, y le dije que para ir hoy para Arinaga, y mañana bajar rápido otra vez desde
ahí a casa de mi madre, que mejor era dejar para otro día el yo ir para allá. Al final
lo comprendieron, por lo que hoy no iré a Arinaga, sino que lo dejo para otra
ocasión.
Cuando llamé a Saso, estaban con Nancy, por lo que mi hermana me puso con
ella, quien me dijo que estaba allí con su hija… y supongo que habrán hablado
entre otras cosas de los estudios de su hija, que es una de las cosas que más le
importan.
Ya troté delante de las noticias, he escrito esto, y ahora me pondré a leer un
poco de filosofía oriental clásica, que es lo que leía cuando decidí que tenía
demasiado sueño como para ponerme a leer.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, al igual que a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

23/3/14
Ayer dormí unas cuatro horas de siesta, y esta mañana me levanté tras
dormir unas diez horas y pico, o sea, todo un disparate, y no me está ya gustando
tanto dormir como lo estoy haciendo, y la cosa es que mis hermanas dicen que esto
me viene estupendo, pero para mí y no para ellas, pues ellas con dormir unas cinco
o seis horas al día, tienen más que de sobra… sí, no hagas a los demás lo que no
quieres que te hagan a ti. Los que me controlan seguro que disfrutan con estas
cosas, pues me putean a mí, y no a ellos, que es lo que les encanta…
Fui a casa de mi madre, pues íbamos a comer allí todos, por lo que me apuré
un poco, para llegar como siempre de los primeros. Fui el primero en llegar y luego
llegaron todos mucho más tarde de la hora prefijada; la segunda en llegar aunque
lo hizo una media hora tarde, fue Piluca, y ya luego las otras mucho más tarde.
177

Estuve ayudando en cosas de la casa, así como abriendo todas las ventanas de
siempre, para ventilar la casa.
Después del almuerzo, Pine cogió la iniciativa y fuimos a tirar un montón de
revistas de mi madre a la basura para reciclar, por lo que me tuvo que llevar en
coche. Allí las tiramos todas al contenedor azul. También tiramos las botellas de
vino y de cervezas sin alcohol en el verde.
Pine me trajo un montón de comida, lo que le agradecí. Se me quedaron allí
los yogures, por lo que me los traeré mañana.
También fuimos a mirar el piso que está vacío, y vimos, pues Pine dijo de
mirarlo, cómo había un ropero que tenía humedad, por lo que me dije si no sería
por mi culpa de yo abrir todos los grifos y desagües, para que no se estropeen por
no usarlos…
Les dije ahora, cuando me venía, que si había algo para yo traerme, que me lo
pusieran en mi cuarto, donde era mi despacho… ya veo que la casa se va a vender,
pues no podremos hacernos cargo de ella ninguno. Es más, mis hermanas pasan un
kg de esa casa, y lo que quieren es dinero a cambio. A mí en cambio, por ser de mi
madre, me encantaría tenerla, pero por lo pronto, con lo que hay de dinero, no
puedo hacerlo ni de broma.
Estuve bastante tiempo haciendo cosas como lavando los platos de todos, pues
los que me controlan, empezaron a hacer que pensara malos pensamientos, de los
que estaban hablando y en la mesa, por lo que decidí irme a lavar los platos, los que
lavé casi todos. Luego hice lo dicho más arriba.
Me apena que la casa de mi madre se venda, pero no puedo hacerme cargo de
ella, con el dinero de que dispongo ahora, ni de broma. Qué le vamos a hacer… todo
lo que sucede, conviene. Esto dice el sabio refranero popular, así que veamos lo que
sucede, que seguro que conviene.
Fui el primero en venirme, pues mis hermanos se estaban repartiendo los
bolsos y demás cosas que había en casa de mi madre, en su dormitorio, el de
matrimonio, donde durmió hasta que mis padres se separaron (cuando yo tenía 18
años), a partir de lo cual, ya no durmió más allí. Luego se quedaban allí mi cuñado
Quillo y mi hermana Pine, que eran los segundos hijos en casarse, pues Maru y
Pepe, que fueron los primeros en casarse, nunca se quedaron allí, sino que se
quedaban en otros sitios.
Está siendo una temporada dura para la familia, así me dijo Pine hoy, que
ayer, su marido Quillo, estuvo llorando por la muerte de su padre, que como saben
se enterró ayer…
Por hoy lo dejo. Espero que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, al
igual que a todos los seres queridos fallecidos, y que nos bendiga a todos. Muchas
gracias. Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

24/3/14
Esta mañana me levanté algo temprano, sobre las nueve y media, más pronto
que otros lunes, para poder ir al Hiperdino y luego ir pronto a casa de mi madre,
pues iba a ir Delia a la una.
Llegué pronto al hiper, por lo que hice la compra rápido. Me costó mucho
menos dinero que la semana anterior, y aunque compré menos cosas, ya veo que
sale más barato que Mercadona; de hecho hay más gente aquí comprando que en el
que voy siempre, debe ser por los precios tan competitivos.
Cuando acabé la compra, fui a la caja, donde enseguida me atendió la
dependienta, pues aunque había un carro antes, no lo cobró pues no estaban allí los
178

dueños. Me atendió y cuando fui a buscar las bolsas en la taquilla, veo que no tenía
la llave, por lo que tuve que avisar a los encargados, los que no tenían muy buena
cara; me llené por todos lados de sangre, pues tenía una pequeña herida en un
dedo, y era en tan mal sitio, que los pantalones y todo lo llené de sangre. Estaban
probando con las llaves de repuesto, cuando me metí de nuevo la mano en el bolsillo
(lleno de sangre), y saqué una llave suelta, sin llavero, por lo que supuse que era la
de la taquilla, aunque sin el llavero típico. Pregunté y parece que sí era, por lo que
pedí un montón de veces disculpas. Una señora, me miró bastante mal, con mala
cara, pues me había tropezado dos veces con ella, tanto dentro del súper como
fuera, donde estaban poniendo los bolsos para llenarlos con la comida. Llené todos
los bolsos de sangre. Y con el esfuerzo, más sangre salía, con lo que pensé que me
iba a ensuciar toda la ropa.
Llegué a mi casa y coloqué la compra, esta vez toda, pues había tiempo de
sobra, ya que había salido lo menos una hora antes que otras veces. Intentaré salir
siempre a esta hora temprana.
Luego fui a casa de mi madre, aunque de camino a ésta, me llamó Delia, que
a su marido se le había estropeado el coche de vuelta del sur a la capital, por lo que
no podría ir, pues no tenía a nadie con quién dejar a su hijo pequeño. Quedamos en
que el lunes de la semana que viene, iría por casa de mi madre, pues esta semana
no nos cuadraba a ella y a mí otro día.
Fui de todas maneras a casa de mi madre, pues debía coger la comida que
había de laterío, mi parte de lo que había en la despensa, más la de la nevera.
Total, que había un montón de comida, por lo que regresé a mi casa cargado hasta
los topes.
Vi a un pedigüeño que había visto a la ida, por lo que pensé darle algo, por lo
que cogí lo primero que vi, una bolsa de pan bizcochado, pero no lo quiso… mejor,
pues si no, es posible que le diera gran cantidad de comida, y me quedaría yo con lo
peor. Pero no sé si iba de señorito o por qué no lo quiso, pero lo cierto es que no
quiso lo que le ofrecí, por lo que no le ofrecí más.
Llegué a mi casa, y almorcé.
Luego miré de nuevo los correos y me puse a estudiar un poco sobre fibra
alimentaria, aunque no tengo muchas ganas de estudiar esto, no sé por qué.
Luego, tras estudiar un poco, fui a cenar, y tras esto, llamé a Nancy, con
quien estoy a ver si nos vemos el miércoles, para que se lleven los libros, y para
saludarla.
Después estuve un poco estudiando, pero me metí con filosofía oriental, con el
Maestro Zhuang, el que me encanta, más que lo que estudio para los de AFAES.
Luego volví a cenar, y troté un poco delante de la tele. Y de nuevo a escribir
esta dosis diaria nocturna.
Esta tarde, como les envié un correo preguntando por la publicación de mis
libros, me dijo mi contacto, Doña Eugenia, que esta semana me publicarían uno, y
los otros dos, los publicarían más adelante. Vamos a ver qué tal de bonito se queda.
Es el último diario el que me publican primero, no sé si es que es lo mejor, o si por
ser más actual. Les preguntaré por la calidad de los escritos, si es muy mala, o
pasable…
Por hoy, lo dejo.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

179

25/3/14
Hoy me levanté tras dormir unas nueve horas y pico, pero poco después, antes
de comer, me tuve que meter en la cama de nuevo, pues estaba derrotado. Dormí
unos pocos minutos en realidad, pero estuve en la cama unos tres cuartos de hora.
Por lo que veo todos los hermanos están derrotados y todos desean unos diez días
de descanso o por ahí. Yo soy siempre el que menos vacaciones toma, aunque sí soy
el que más duerme, ya saben por qué. Lo que odio un montón, el desperdiciar mi
vida durmiendo tanto.
Luego de escribir también la dosis mañanera, con ganas, pues tenía un par de
temas sobre los que escribir, así lo hice sobre la inteligencia emocional, que es el
libro que estoy leyendo cuando voy a esperar en algún sitio, de tal forma que estaba
contentillo por esto.
Después de almorzar, y cuando conseguí hablar con Piluca, quedé en que iba
por su casa a eso de las cuatro y media o las menos veinte. Se me hizo tarde,
aunque así y todo llegué a tiempo, a las y media y ella estaba limpiando los platos
del almuerzo, pues acaba de almorzar ella, quien según me dijo Delia, llegaría a eso
de las cuatro.
Estuve leyendo el libro citado también aquí un poco.
Luego fuimos al abogado, a la reunión con todos los hermanos, aprovechando
que estaba Saso aquí, quien mañana ya se va a Madrid.
Resulta que habrá que pagar de impuestos de sucesiones unos veinte mil
euros por cabeza, de lo que a lo mejor yo me libro, pues por mi discapacidad estoy
exento.
Por lo visto, la casa de mi madre se va a valorar en unos 900.000€, con lo que
ya sé que aunque haya oro, no podré comprarla, pues es muchísimo dinero para mí.
Eso sí, con lo que saquemos cuando la vendamos, podré seguramente comprar una
casa de cierta categoría, aunque no creo que viva yo en ella, pues no tendré dinero
como para llevar el ritmo de vida de dicha zona, pues como mínimo serán zonas de
licenciados, los que cobran como mínimo el triple o el cuádruple que yo, y no quiero
ser el pobre del barrio para toda mi vida. Si era en la zona de mi madre, no me
importaba serlo, pues siempre lo he sido, aparte de que lo hacía por mi madre, pero
ser el pobre del barrio, no me gusta nada, prefiero ser uno más del barrio, a no el
pobre diablo, como digo.
Estuvimos un par de horas en el despacho, al que Jose llegó casi media hora
tarde. Es el que tiene el trabajo más sencillo y el que más tarda de todos siempre.
Él insistió en que quería coger la casa del sur, o sea, un bungalow, pero los
hermanos no están muy de acuerdo, pues ese es el que más fácil posiblemente se
venda, así que no quieren que él se quede y a cambio nos ceda su parte de las otras
casas, como por ejemplo la de mi madre, donde ella vivía, que es una opción que
mis hermanas no había valorado. Pine quiere cuanto antes liquidez, pues tiene una
deuda de unos ciento y pico mil euros, con lo que debe pagar cada primero de mes
unos novecientos euros…
Tenemos varias propiedades por herencia, pero en líquido no tenemos casi
nada y mis hermanos menos que yo, por mi discapacidad. A lo mejor, mejor es
recibir poco a poco pequeñas cantidades, que no todo de golpe y luego no tener
nunca más ninguna otra entrada de dinero.
Después del abogado nos fuimos a la cafetería que vamos siempre, donde
tomé un café y dos vasos de agua. Los demás hermanos tomaron Piluca agua
también y Pine un Nesti creo que se llama. Saso y Jose tomaron cada uno un vino
tinto. También pidieron una tapa de queso y una de manís. Al final lo pagó todo
Saso. Junto a que Piluca pagó el garaje del coche, o sea dos euros en total por ser en

180

zona azul, pues ahorramos dinero respecto a cuándo lo dejaba en un garaje, en que
costaba unos siete euros y pico, todo un disparate.
Me trajo Piluca a mi casa, donde he cenado y me he puesto a escribir casi
sobre la marcha, pues mañana debo madrugar para ir a Cáritas.
Resulta que mi madre, con los seguros y demás, es posible que tenga en
líquido unos 180.000€, lo que nos sirve para pagar el impuesto dicho, aunque eso
quiere decir que mis hermanos casi no cobrarán nada en efectivo durante un
tiempo, pues deben pagar una burrada por dicho impuesto.
Por hoy lo dejo.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

26/3/14
Esta mañana me levanté a las ocho y media, pues debía ir a Cáritas, donde
tenía bastante trabajo, ya que hay libros nuevos para registrar, los que se están
trayendo de los despachos, y debía también arreglar cosas que había pendientes,
como enviar un par de correos a todo el personal de Cáritas del local donde estamos
y revisar los fallos de los demás.
Intenté hacer todas las cosas que tenía pendientes, por lo que en la reunión
con la jefa, le dije a Pilar (que es muy joven y sumamente guapa), qué quería que
hiciera antes y me dijo que compaginara todos los trabajos.
Estuvimos en la reunión solo Amparo, Pilar y yo pues las otras dos
voluntarias no vinieron, debe ser que no tenían ganas de bajar solo para esto.
Por suerte en esa reunión no me pusieron más trabajo, pues los puntos a
tratar eran sencillos. Sí debo enviar otro correo diciendo que ya tenemos teléfono y
la extensión del mismo, por lo que ahora estamos conectados. También se puede
usar para llamar al exterior, pero nosotros no lo usaremos para ello.
Luego fui a casa de mi madre, donde la estuve ventilando, aparte de abriendo
los grifos, así como leyendo un poco sobre el cáncer, y la verdad es que está
dificilísimo. Algo fuera de lo normal. Es mucho para mí esto de la biología del
cáncer. Debo ir poco a poco, porque me puedo atragantar.
Luego vine a mi casa, donde estaba Elena haciendo la comida. Le dije que si
había tanta comida era porque había comido un par de veces fuera, y encima me
habían dado mis hermanas un montón de comida, tanto cruda, como preparada…
Elena está un poco preocupada por su hijo, el que empieza mañana una cura
de desintoxicación de las drogas… esperemos que acabe completo la terapia.
Se fue pronto, para comprarle un par de cosas en las ONG del barrio, como
pijamas y cosas así. Le dije que esas cosas las podía encontrar a un euro la prenda
y me dijo que ya lo sabía. De todas maneras, me da que ella mucho no va por esos
sitios a comprar, pero ahora se ve en esa necesidad. Yo voy desde hace varios años,
así que no me preocupa esto, pues para mí es una cosa normal.
He estado leyendo el folleto que me pasó la vecina y la verdad es que está
bastante bueno, por lo que extrañado miré el título que es Rapsodia de Realidades,
y entonces lo comprendí, pues Rapsodia es por lo visto una mezcla de cosas
extraídas de otros sitios, con lo que seguramente es un compendio de otros autores,
pues me extrañaba lo bien escrito y congruente que era todo; mucho para un simple
pastor y su mujer pastora, pero si es una recopilación de otros autores u otros
trabajos, ahora lo comprendo mejor.

181

Cuando estaba cenando, vino la portera para que le diera el cheque con la
mitad del agua y la luz del bimestre, pues ese según parece es el trato, que ellos
pagan la mitad de esto, y la comunidad le paga la otra mitad. Me dieron los dos
recibos e hice el cheque, el que le di a firmar también a Elena. A la que le dije que
si quería meterse en el negocio con el pastor amigo de Tony, que éste me lo aconsejó
mejor que su hermana, la que es bastante informal. Llamé al pastor a ver si él
quería aceptar en su grupo a la vecina y tras llamarlo dos veces, pues la primera no
estaba, me dijo que sí, que no había problema, que le diera su número de teléfono.
Espero que todo le vaya bien. Como tenía la duda, le pregunté a la vecina si tenía
para comer y me dijo que sí, que tenía una paga… por lo que le hice un gesto de
asentimiento, con lo que ya sé que tan mal entonces no está. Es posible que esté
como yo de dinero… me dijo si yo no entraba en el negocio, y le dije que no, que por
mi pensión (y le dije cuánto cobraba), no podía cobrar nada aparte… la verdad es
que es por esto, y porque paso de hacer cosas por dinero, pues intento llevar una
vida coherente, y para ponerme con estas cosas a ganar dinero para esto me meto
en cosas de Farmacia que es en lo que más cualificado estoy, y lo que más me
gusta, y no en esas cosas que no me interesan para nada, y menos aun sospechando
que no es del todo legal, o que aprovechan un vacío legal.
Luego me he puesto a escribir esto, y ahora intentaré seguir leyendo el folleto
de la vecina a ver si lo acabo hoy o mañana, para devolvérselo.
Hoy se cumplen tres meses de la muerte de mi madre, por lo que he enviado
un mail a mis hermanos diciéndoles que hoy es el ecuador del duelo de la muerte de
mi madre, así el duelo, a lo sumo dura tres meses más, y ya después es todo mucho
más suave. Resulta que mi madre, aparte de ser una magnífica persona, tenía su
dinerillo y tenía unas propiedades que le permitían vivir holgadamente… yo
cuando vivía con ella, alguna vez le dije: ya me gustaría a mí llegar a tu edad con
las cosas que tú tienes… dando a entender que las propiedades y el dinero que ella
tenía, yo nunca las tendría y eso que yo voy a tope total, mientras que ella tenía
muchas faltas de ortografía, no escribía bien, y tenía muy pocos estudios, y así y
todo, siempre tendrá mucho más dinero que yo, que soy un líder casi nacional… sí,
el dinero era por mi padre y por sus padres, pero nada conseguido por ella misma,
aunque sí hizo algunos arreglos en sus propiedades y las tenía un poco
mantenidas…
En fin, que por hoy, lo dejo.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a los seres queridos
fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias y saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

27/3/14
Esta mañana tras dormir unas ocho horas y pico, me levantó el portero
diciendo que debía ir al banco, que el cheque no se lo querían pagar pues una de las
firmas no coincidía con la que estaba registrada en el ordenador. Le dije que yo no
iba, por lo que le enseñé mi DNI y pudo ver que la firma coincidía. Le di una
fotocopia del mismo para que la llevara al banco y entonces dijo que era la de la
vicepresidenta la que estaba mal. Llegó otra vez, pero ahora su mujer y me dijo que
el cheque no servía, que le hiciera otro, por lo que anulé el anterior, y le hice otro.
En esto estaba la vecina, Elena, la vicepresidenta, y fue ella también al banco, a
ver qué pasaba y a hacer una reclamación. Al poco me llamó al fijo, que estaban en
el banco, que era mi firma la que estaba mal. Como ya me había duchado y
desayunado, y como estaba acabando de tender la lavadora, pues me fui al banco
182

tras vestirme de calle. Allí no había nadie, por suerte, por lo que nos atendieron
nada más llegar yo. Cuando me vio, debe ser que la joven empleada cogió miedo de
mi aura, y dijo que no estaba mal, sino que había que actualizar el carné, pues era
nuevo, y el otro se había caducado no hacía mucho. Le dije que entonces todo el que
renovara el carné debía ir por allí y me dijo que sí, pero le hice un gesto como que
de eso, nada, que eran milongas de ellos. También dijo que aprovechaba para poner
bien la firma de Elena, pues estaba como doblada en el ordenador… milongas
todas, y ganas de fastidiar, pero como vieron que yo tenía aura, seguro que se
acojonaron… total, que espero que ya por este asunto no pongan más pegas, y
paguen los recibos normalmente a todos los que lo lleven firmados por Elena y por
mí…
Luego vine y acabé de tender la lavadora, pero la verdad es que casi toda
estaba tendida.
Acabé el libro ayer, el de Rapsodia de Realidades y hoy estuve preparándome
la charla y me gustó bastante lo que estudié. Espero poder tener más tiempo para
poder estudiar y leer. Estuve durmiendo de siesta una hora y media, pues estaba
rendido por completo. Vuelvo a dormir burradas, porque a los dioses que me
controlan les sale de donde les sale y por tanto lo creen adecuado, o más bien, por
fastidiar, que es generalmente por lo que ellos hacen las cosas.
Fui con mi hermana Piluca a la misa del padre de Sole, y nos costó horrores
encontrarla, gracias a que al final llegamos. Aunque llegamos quince minutos más
tarde de la hora, pero llegamos antes del final. Estuve casi a la salida de la iglesia,
pensando que no había hueco, pero al final entré y resulta que al lado mío había un
montón de hueco por dentro.
Ahora acabo de ver los correos y veo que Carlos Padrón (mi amigo que es
celador retirado) me ha enviado un montón de correos los que están bastante
interesantes.
Y ya ahora me he puesto a escribir. Y acabo también por hoy, pues no tengo
ganas de más, entre otras cosas porque tengo sueño. No sé cuándo dormiré como
una persona normal, y no cayéndome de continuo de sueño…
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre al igual que a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

28/3/14
Esta mañana tenía que ir a la doctora de cabecera, Francisca Guerra, por lo
que tenía que mirar bien la hora de levantarme. De todas maneras tenía hora sobre
las once y media, así que no debía madrugar. Quería aprovechar y salir un poco
antes de mi casa, para ver si podía ir a una ferretería que está cerca de mi casa,
para hacer varias llaves, para Maru, pues no tenía ganas de ir a la cerrajería donde
las hago siempre, pues me debe para ello coincidir hora y tiempo. La ferretería
dicha está bastante cerca de mi casa, y encima cuando pregunté el precio, resulta
que era más barato que a la que siempre voy. Encima me regalaron un llavero, lo
que nunca me lo ha hecho donde voy de normal. Eso sí, las llaves no están tan bien
hechas como en el otro, pero funcionan, aunque se atascan un poco, en alguna
posición, como vi en casa de mi madre, cuando fui después de Francisca, al
probarlas allí.
Me costó cada llave a 1,30€ más el llavero de gratis. Esto mismo me costó
4,30€ en el otro sitio.

183

Fui a la doctora a la que le dije que mi madre había muerto de un aneurisma
que se rompió, y me dijo que dónde si en la cabeza y le dije que no, que en la aorta,
aunque me da que la señalicé mal, pues le hice el gesto de que salía por abajo del
corazón, cuando en realidad sale por arriba, según creo. Ya lo miraré en otro
momento. Total, que me dijo si me habían dicho el médico que era hereditario y le
dije que no, que lo había mirado yo. Me dio un informe médico para pedir hora para
el cardiólogo, el que fui a recepción a pedirla, y me dieron hora para el uno de
octubre. Dentro de siete meses, pero al menos es este año, no como la colonoscopia,
que tardan unos cuatro años en hacerla, y eso que es por mi padre haber muerto de
cáncer de colon.
También me hizo una receta nueva, y me di cuenta después que debía ir hoy
por la farmacia, para aprovechar que como he pagado este mes ya el tope, todas las
otras son gratis, lo que se me acababa el lunes, por lo que decidí ir a la salida de
casa de mi madre.
Francisca también me imprimió el análisis de sangre, el que era muy, muy
completo. Me preguntó si solo un hemograma y los lípidos para el siguiente y le dije
que sí. Le dije lo de siempre, y que caí tarde, por el gesto en que me lo dijo, que me
he controlado los triglicéridos con el pescado azul, el aceite de oliva y los frutos
secos. También le dije, lo que le gustó mucho más, que la repostería industrial, así
como los precocinados, no son aconsejables ya que están hechos con aceite de coco y
de palma, los que son muy aterogénicos, y aunque no se suelen vender como tales,
sí que forman parte de los preparados alimenticios dichos. Esto le gustó más.
También le dije lo de que yo pensaba que detrás de las noticias de la gripe
estaba el ministerio, y que habría que ver qué porcentaje se ha vacunado este año y
el que se vacunará el año que viene, a ver si se acerca al aconsejado por la OMS o
sea, el 75% de los grupos de riesgo… me oyó y no me dijo nada, pero espero que le
haya gustado mi razonamiento.
Luego fui camino a mi casa, aunque antes pasé por el todo a un euro que hay
por casa de mi madre, donde fui a comprar la pila de la báscula, donde me dijeron
que se vendía en el chino, por lo que le dije si en la ferretería y me dijo que no, en el
chino. Allí fui y me cobraron un euro por ella. Un poco cara la verdad…
Después fui a casa de mi madre, donde hice lo de siempre, más regar las
plantas, pues es viernes. Estuve bastante tiempo leyendo algo, por lo que me gustó
aprovechar el tiempo.
Como camino a casa de mi madre vi al cartero, le dije que ya había buzón,
para que pusiera las cartas en éste. Me dijo que mi hermano había dado la orden de
que le retuvieran las cartas, por lo que le dije que posiblemente dirían lo contrario,
pues habíamos puesto el buzón para ello. Me dijo que de acuerdo. Creo que le di las
gracias.
Leí un poco sobre biología del cáncer y hoy me enteré algo más, también es
verdad porque era más fácil de entender lo de hoy, aunque algo difícil así y todo.
Luego, a la salida de casa de mi madre fui a la farmacia a buscar de todos los
medicamentos, uno; le dije al empleado que si eran gratis, uno de cada, por lo que
lo miró y dijo que sí, que eran gratis. Hoy no le dije nada, pues no sabía qué decirle.
Le podía haber dicho lo de la gripe, que es una cosa también novedosa, a ver si se lo
digo dentro de unos meses, cuando vuelva a la farmacia, o bien a fin del mes que
viene, cuando vaya a por el Leponex®.
Luego vine a mi casa, donde almorcé e hice en el ordenata lo de las mañanas,
y también el Menudencias, pues estaba un poco inspirado.
Luego me puse a prepararme la charla para AFAES y ya queda poco para
terminar este tema, o sea, a ver si lo preparo más o menos pronto, pues está

184

pasando mucho tiempo y no doy ninguna. Ya saben lo que ha pasado con esto, lo
que me ha desmoralizado.
Con esto estuve hasta el final, hasta la cena; luego troté delante de las
noticias, el final, y un poco de un Informe Semanal antiguo, sobre investigación
médica. Luego me he puesto aquí otra vez y ahora intentaré seguir con la charla
hasta las dos de la madrugada o por ahí, pues mañana no debo ir a ver a Tony, ya
que le llamó a la madre, para que no fuéramos mañana, pues ella fue a verlo el
jueves…
Por hoy, lo dejo.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

29/3/14
Hoy me levanté sobre las doce del mediodía, tras dormir unas diez horas.
Vuelvo a estar durmiendo barbaridades.
Desayuné ligero, por lo que a las dos horas volví a comer.
Me entró algo de sueño tras el almuerzo, pero como ayer decidí, puesto que no
iba a ir a ver a Tony hoy, ya que la madre lo había visto el jueves y no tenía ganas
de volverlo a ver, hacer el cuestionario del curso más importante del Consejo
General, pues a ello me puse nada más acabar de trotar tras el almuerzo.
Invertí en resolver el cuestionario unas cinco horas y pico, pero lo resolví
satisfactoriamente, así saqué un 91,30% de aciertos, o sea, un nueve con uno.
Me llamó Piluca casi cuando iba a acabar de pasar las respuestas al
cuestionario electrónico en la web del Consejo, en la parte de formación, por lo que
lo dejé casi a punto de acabar y sin saber todavía qué nota iba a sacar. Le dije a
Piluca que si lo aprobaba, la llamaría, y cinco minutos después, la llamé para
confirmarle la nota dicha, o sea, un sobresaliente. No le dije que es el curso más
importante del Consejo, y el más importante de España sobre fármacos. De hecho
estoy buscando un master sobre fármacos alopáticos, para hacerlo, el que haría con
gusto, pues de esto es de lo que más deseo estudiar los próximos años.
Total, que hoy no he hecho tampoco lo que hizo la mayoría, que hoy tocaba el
apagón de toda iluminación, del que pasé porque estaba haciendo el cuestionario.
Ni me enteré de cuándo era, pues lo pasé resolviendo el cuestionario…
Nada me suele llenar a no ser las actividades que me impongo, como las cosas
de salud, filosofía y teología. No sé si iré avanzando en la escala social, o si hago
cosas buenas en ONG, no sé nada de cómo voy, pues soy un perfecto anónimo y no
soy tampoco un trepa, así que no tengo ni idea de si voy bien, o si soy un perfecto
donnadie… la cosa es que muchas veces disfruto con lo que hago, y si no, cuando
veo los resultados como la nota de hoy, pues me compensa el haber estado unas
cinco horas, pegado al libro y al ordenador, respondiendo sólo el cuestionario en
todo el tiempo, con dedicación exclusiva.
En fin, prueba superada.
Hoy cambian la hora, esta madrugada que viene, así a las dos serán las tres
de la noche. Aquí a la una de la madrugada, serán las dos. Por tanto mañana
dormiremos una hora menos, o si no, me levantaré una hora más tarde, que es
posiblemente lo que ocurrirá.
Ha habido una gran diferencia respecto a cuándo mi madre vivía, en que le
llamaba contento para decirle las notas que había sacado en el cuestionario, lo que
la ponía contenta, y a mí me encantaba decírselo. Ahora no se lo puedo decir a
185

nadie, por lo que no puedo compartir mi alegría con nadie. Es más, cuando le dije a
Piluca que había sacado un sobresaliente, parece que se quedó normal. Sí, incluso
en estas cosas echo de menos a mi madre. Ya nunca más podré llamar contento a
su casa para decirle otro nuevo triunfo mío… si encontrara una mujer a la que
también le gustaran y disfrutara con mis triunfos… pero intuyo que nada va a ser
igual a como era con ella, con lo que los triunfos obtenidos, me parecen a mí que son
menos triunfos, al no poderlos compartir con el ser al que más quería.
Espero que el Señor intente solucionar este hándicap tan grande que me está
descorazonando, el no poder compartir mis triunfos académicos. Si tuviera una
mujer, como digo, es posible que le gustaran a ella también estos triunfos míos, y
por tanto podría compartirlos también con ella…
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

30/3/14
Anoche con el cambio de hora, y como había dormido tanto, pues me acosté
sobre las cuatro de la madrugada, por lo que hoy me levanté sobre las doce y así y
todo estaba rendido de sueño, por lo que me acosté de nuevo tras desayunar y
escribir la dosis mañanera.
Luego Nancy me envió un par de SMS por si le podía escribir una carta de
recomendación, por lo que le envié a los hermanos unos cuantos correos, y al final,
mirando por internet prototipos, confeccioné una carta que creía que estaba
bastante bien, por lo que se la envié a los hermanos, por si les gustaba tal y como
estaba escrita. También llamé a los hermanos o los avisé por SMS de que leyeran la
carta, para enviársela cuanto antes, pero resulta que a tres no les pareció bien,
pues ponía demasiadas cosas que a lo mejor la comprometían, al decir que sabía
hacer muchas cosas que a lo mejor ni ella quería que supieran, o si después le iban
a exigir demasiado en las nuevas casas, por lo que acabo de confeccionar una nueva
carta con las sugerencias de dos de mis hermanas, a ver qué les parece ahora.
De todas maneras, tengo pensado mandarle a Nancy toda la serie de correos
así como las dos cartas, y que ella escoja la que más le interesa y cuándo le
interese.
De distinto también que fui a misa, aunque no fui a comulgar, pues me
encuentro medio impuro al saber que tengo mucho dinero comparado con mucha
gente con la que me sentaba y que no es bueno tener demasiado dinero… no sé qué
hacer con él, o mejor estoy deseando que acabe todo esto, para invertir gran
cantidad de dinero, y quedarme luego con poco dinero, como casi toda mi vida.
Lo que sí veo que en misa mucha gente ve mis pensamientos, y por tanto oigo
ruidos o carraspeos de garganta, indicándome que no piense en lo que estoy
pensando, pues estoy en misa y se me nota el pensamiento y no procede en tal
situación muchos de mis pensamientos. Imagínense entonces si llego a ser un
personaje público.
Hoy el cura estuvo casi todo el tiempo hablando coherentemente del tema del
evangelio que tocaba, lo que no suele ocurrir. Sí lo encontré muy falto de fuerzas,
como que se le iban las fuerzas, no sé si es que estaba cansado o si está enfermo o
muy deteriorado. La cosa es que sería otro nuevo cura más, y en lo que llevo yendo
los domingos a misa, más o menos unos tres años, ya han pasado unos cuantos
curas, aunque dos mayores han sido los que más han durado, al margen del
párroco, quien da muchas veces muy buenas pláticas, salvo alguna que otra vez en
186

que se le ha notado algo más desganado… lógico por otro lado, pues es dar misas
casi todos los días, y muchas veces tiene uno la mente en otro sitio, o está harto de
todo, o…
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, al igual que a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias y saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

31/3/14
Sigo recibiendo buenas noticias en lo profesional, las que me gustaría mucho
que mi madre compartiera, pero si no se puede, no se puede. Qué noticia, que me
publicaron ya dos libros en www.e-libro.net y de forma gratuita.
Esta mañana como no tenía que ir a hacer la compra semanal, pues me
levanté bastante tarde, sobre las once y pico, tras dormir unas nueve horas y media
o algo más. Mucho, pero no tanto a como hace años.
Tenía que ir a casa de mi madre, pues iban a ir Delia y el marido (Fausto) a
limpiarla. Llegué pronto, más que ellos, pero como me había dicho Delia que
llegarían sobre las dos, pues no me di prisa.
Cuando llegué, vi el buzón ya con dos cartas, por lo que cuando vine a mi casa
envié un correo dando las gracias a Jose, por el buzón y por ya haber dado la orden
de que las cartas las pongan en el mismo, y que no se las den a él, sino que las
lleven por la casa de mi madre directamente.
Delia y el marido, van a tope limpiando, aunque no se quedan dos horas
enteras, sino un poco menos. Cobran 24€ en total cada vez que vienen, así que es
un buen pellizco, para ayudarles para la comida o la gasolina del coche.
Me fui después de ellos, y me traje los últimos libros de casa de mi madre, de
los que yo le fui regalando al paso de los años, poco a poco le iba llevando libros a
mi madre que creía que le interesarían, aunque a ella lo que le gustaba leer era la
revista Pronto y un periódico local, todo cosas fáciles de entender…
Camino de mi piso, pasé por el, 24 horas que hay por la zona de casa de mi
madre, y resulta que no tenían berros, por lo que tuve que cambiar la comida de
esta semana, en lugar de potaje de berros, comeré potaje de perejil. Compré por
tanto perejil y un pimiento, para las judías a la vinagreta. Me gustaría comer más
verduras, pero qué le voy a hacer si son bastante caras. De todas maneras, ya les
dije que compré un par de envases de ensalada, la semana pasada… algo es algo.
Me vine para acá y envié las cartas de recomendación a Nancy, las que espero
que le gusten, y si no, que la confeccione ella y yo le doy el OK.
También envié otros mail a otras personas, como siempre. Hoy no escribí la
dosis diaria mañanera, pues no tenía ganas.
Ya he empezado otro curso por el Consejo General, el de Farmacovigilancia.
Espero que sea interesante y a ver si lo puedo leer algo, para aprender sobre ello,
pues el tema me interesa.
Me puse a prepararme la charla para AFAES, aunque no mucho tiempo. En
casa de mi madre leí el NT en inglés. También leí algo sobre biología del cáncer,
algo sumamente interesante y muy complejo, y eso que dicen que es la base… Aquí
con la charla voy lento, pues no hay que olvidar que me han prohibido dar dos
charlas que tenía preparadas y bien preparadas. Lo que ahora me preparo es muy
difícil, pero lo voy viendo con profundidad aunque sólo explicaré un par de cosillas.
Luego, a las nueve de la noche, cené y troté un poco. Después de cenar llamé a
Rayco, al que hacía tiempo que no llamaba, y resulta que está ayudando a la madre
con la mudanza, pues se muda a una casa terrera, por San Roque. Es una zona
187

lejos del centro de la ciudad, pero la ilusión de su vida es vivir en una casa
terrera… no sé cómo la van a pagar, aunque sé que van a vender el piso donde vive.
Sigue con su novio el alcohólico, aunque dijo mi amigo que lleva un tiempo sin
beber, pero que los alcohólicos, ya se sabe…
Ya luego me puse con los correos y vi el de e-libro, lo que me puso muy
contento. A ver si los puedo descargar pronto y ver cómo han quedado. Me
publicaron dos de golpe y pensaba que iba a ser uno pronto, y otros dos mucho más
tarde, pero ha sido como digo, dos publicados hoy. Esperemos que todo siga bien.
Después de mirar todos los correos y de leer una noticia sobre los precios de
los fármacos en los que se usa la biotecnología, y que seguramente habrán muchos
problemas para pagar los fármacos en un futuro, pues por ejemplo, ya ahora
cuestan algunos tratamientos contra el cáncer, al año unos 100.000 a 200.000€ el
tratamiento para una persona con por ejemplo cáncer de mama… otros para cáncer
de piel por ejemplo, cuestan unos 50.000€. Y si los precios siguen subiendo, pues
imaginen a qué disparates llegará la cosa. De todas maneras, a la industria
farmacéutica no le conviene que quiebre el estado, pues es el que más dinero le da
por sus fármacos, y no le conviene hacer fármacos para un par de ricos solo, así que
habrá que ir acordando cosas… claro que ellos tensan la cuerda lo más que puedan,
y mientras viven a cuerpo de rey. Dicen que la investigación es muy cara, y que
nadie trabaja altruistamente, sino que quieren dinero a cambio… la industria,
aunque la llamen ética (ellos mismos), al fin y al cabo sigue siendo industria, y por
tanto lo que buscan es ganancias económicas…
Por hoy lo dejo, un poco más contento cada día, aunque con el dolor por la
muerte de mi madre, pero viendo como me van saliendo las cosas adelante.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias y saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

1/4/14
Hoy he hecho un par de cosas que tenía pendientes de hacer, por lo que me he
quedado algo contento con el día.
Por la mañana, tras mucho llamar al hospital Negrín, me dijeron que todavía
no tenía cita para la colonoscopia, y eso que la solicité hace ya unos tres años o dos
y pico.
En el Negrín, también me dijeron que tenía horas para julio para el oculista,
el once para una prueba y el 15 para la cita. Llamé entonces a administración del
oculista, para ver si me las podrían dar juntas, y me dijeron que no, que eran cosas
distintas en distintos días. Mala suerte.
También llamé a la librería del Obispado, para ver si tenía la Biblia de
Jerusalén en formato electrónico y me dijeron que no, por lo que tomaron mis datos
y que me avisarían cuando les llegara. De todas maneras, dentro de unas tres
semanas a ver si les llamo de nuevo. Es que sé que está para comprarlo por
internet, pero prefiero en formato físico, aunque también sirva para el e-book,
tableta, etc., el otro.
Llamé a Correos, pero no me cogieron el teléfono, por lo que miré los precios
de las cartas para el extranjero en un pdf que tenía en el portátil, pues Tony me
dijo que le comprara sellos para Cuba, para escribir a mujeres allá. Supongo yo que
por darles dinero para algún negocio, pues a cambio le darán sexo en abundancia,
ya que de normal Tony es un mujeriego, que intenta acostarse con todos las
mujeres que conoce. Y la cosa es que lo suele conseguir, pero ahí tienen el resultado
188

del exceso de sexo. Ya le imprimí el folio con los precios, para llevárselo a la cárcel y
que sepa cuánto cuesta cada carta, según el destino y el peso.
Le tengo que comprar sellos, pero a ver si coincide que yo tenga que ir algún
día por Correos, pues estoy pendiente de una carta certificada, la del notario de la
cancelación de la hipoteca. Y si no, comprarlo en la tienda donde sé que se venden
sellos, pero me tengo que desviar un poco. Y en Correos siempre hay que hacer un
montón de colas.
También me animé y descongelé la nevera, pues Elena, la que me hace la
comida, me había dicho que en media hora, con un ventilador, se quitaba el bloque
de hielo que con los años se ha ido formando. Total, que tardé en que se quitara el
bloque, con el ventilador puesto delante de la nevera, delante de la puerta, unas
cuatro horas y media. Por supuesto que mientras iba haciendo cosas, pero le di un
montón de visitas a ver si se quitaba pronto, pero tardó lo dicho.
También, creo que fue anoche, coloqué varios libros en las estanterías, tanto
los que le había dado a mi madre, como muchos de los que tenía en mi casa.
Todavía quedan varios por colocar, pero los más que me corrían, ya están. Creo que
en un tiempo larguillo, no compraré más libros, pues tengo una barbaridad. Bueno,
comparado con este piso mío, pues si me comparo con Juancho, casi no tengo libros,
seguramente.
También le pedí a Elena, si me podía traer los folletos del Hiperdino, pues
ella va mucho por allí. Por mi casa no traen tantos como las ofertas que ella me
cuenta. Me dijo que mañana debía ir por allí, así que cogería uno para mí.
Algo he leído de la charla, pero en la nevera he invertido un montón de
tiempo.
También recogí la ropa tendida. Fui abajo a mirar si había correspondencia y
no había nada. También fui a casa de Elena la vecina, para darle el folleto que me
había dejado, y no estaba, por lo que le dejé una nota en la puerta de su piso.
Poco más he hecho, pues lo de la nevera me ha tenido yendo de un sitio al
otro, a ver si ya se quitaba el hielo… yo creo que el bloque formado pesaba varios
quilos. Pues era de largo como medio metro y un poco menos de alto.
Por hoy, nada más. Espero ponerme a prepararme de nuevo la charla para
AFAES, a ver si la puedo dar a fin de este mes como tarde, lo que significa que debo
apurarme bastante.
También decir que parece que hay problemas en la publicación de mis libros,
así me da que extraviaron el material del libro más largo, con lo que caso de querer
publicármelos, tardarán todavía unos meses. Estoy en ello, a ver cómo sale todo.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

2/4/14
Hoy sí que he hecho cosillas, y aparte he podido estudiar algo.
Por la mañana fui a Cáritas, donde llegué cinco minutos tarde, lo que no me
suele ocurrir, la verdad. Me da pena ver gente muy pobre llegar allí, intentando
pedir limosna para la comida y a saber para qué, si para sus hijos, su cónyuge, o
sus nietos, o para algunos que están realmente mal. Sí creo que hay un poco menos
de gente que hace unos tres meses. No sé si es porque como muchos dicen, estamos
saliendo lenta, pero paulatinamente de la crisis. Lo que sí tengo entendido, que la
gente ahora estudia mucho más, pues tienen que competir con un montón de gente
por el mismo puesto de trabajo que desempeñaban antes.
189

Allí conocí al nuevo alumno en prácticas, quien casi diría que tiene mi edad, o
cuarentón. Es de prácticas de psicología. Cuando lo vi, me iba a dar como la mano,
pero la falta de costumbre mía, no se la di.
Me trataba de usted, por lo que le dije que me tuteara. Si me acuerdo el
próximo día le doy la mano, cuando llegue a Cáritas.
En Cáritas estuve mandando correos a varias personas, con las novedades de
libros y revistas, los registrados en este mes. También envié otro con la extensión
de la biblioteca.
Estuve arreglando un par de fallos de los libros que están registrando ahora
las voluntarias, de otros despachos, en que confundieron la signatura… nada difícil
de resolver, pero por si acaso, lo arreglé ya. Saqué también los tejuelos, y los
códigos de barras, y les puse la pegatina, con lo que ya están listos para devolver
los libros que encontré registrados. Les dejé escritos a las compañeras voluntarias,
varias cosas, las que espero que no les molesten, sino que les sirva para el trabajo.
A Denis, hace tiempo que no la veo, pues ella va los lunes. La verdad es que lo
pasaba bien con ella cuando íbamos el mismo día por allí.
Luego fui a casa de mi madre, donde estuve haciendo lo de siempre, y
también aproveché un poco para estudiar. Me llamó Elena, la vecina de mi madre,
para decirme que cerrara la ventana del salón, pues le entra mucho sol y se
estropean los muebles… Total, que yo creo que es que cierre más la ventana, para
que parezca que vive gente allí todavía. Debe ser que mi madre la tenía más
cerrada. Como no habla claro, pues no sé exactamente lo que me quiere decir. La
cerré bastante, y espero acordarme de abrirla y cerrarla más a menudo.
Luego fui a comprar sellos para Tony, pues la madre me encarga a mí todo lo
que sea para su hijo. Me tuve que desviar de camino y esperar más de veinte
minutos a que abriera el estanco. Mientras abría, me fui a una plazoleta que hay
enfrente y allí llamé a Sandra, la hermana de Tony, quien me llamó antes, pero me
cortó enseguida, para que yo la llamara. Total que estaba enfadada porque Elena
(mi vecina) se había ido con otra persona a hacer el negocio, yo le dije que su
hermano era el que me lo había dicho. Resulta que ella lo que no quiere es que
vayan presos a hacerlo con ella, pero a otros sí quiere cogerlas, pues es negocio para
ella, según parece. Pensé que luego se quejan si no les hacen favores a su hermano,
pero con la moneda que siembras, recoges. Ellos no quieren ayudar, sino que les
ayuden, y desde que pueden, se van de viajes y demás…
Compré 54 sellos para su hermano, y ya llamé a la madre, a la que localicé en
el baile, para decirle que ya había comprado los sellos. Nunca agradece nada, ni da
las gracias nunca a nadie… siembra y recogerás.
Después me vine a mi casa, y aunque pensé comprar una lija, pasé por si la
compro en la otra ferretería, donde a lo mejor es más barata.
Cuando llegué a mi casa, Elena me dijo si le adelantaba la semana que viene,
pues su hijo ingresa el viernes en el hospital, por dos semanas. Le dije si no había
ingresado la semana pasada y me dijo que no, que era para la entrevista…
También me dio dos facturas más la mano de obra de unas reparaciones en el
piso que le habían dado los vecinos, para que les hiciera el cheque. Lo hice después
de comer.
La comida me sentó fatal, supongo que porque comí mucho y muy rápido y
que después no hice ejercicio. Me siento la barriga inflada como mi madre, de todo
lo que estoy comiendo. En poco tiempo he engorado demasiado. Incluso la ropa que
me sentaba bien, me está quedando un poco justa…
Me tuve que tomar sal de fruta, de las de farmacia, para ver si se me quitaba
y aunque tardó tiempo en hacer efecto, a la hora y pico estaba mejor. De hecho,

190

aunque tarde, pero pude cenar. Más ligero que otras veces, pero más sano me
quedé.
Ahora, aunque tengo sueño, debo estar un poco despierto, para que no me
siente mal la comida como estos días pasados.
A Elena, mi vecina, le devolví el folleto que me dejó y dijo que me lo quedara.
Le di el Nuevo Testamento en tres idiomas, incluido el inglés, lo que le sorprendió y
me dijo: Para practicar… y le dije que yo solía leer la Biblia en inglés, y repitió
sorprendida: En inglés…
Aunque es guapa, no quiero hacerme ilusiones con ella, pues está casada, y
debo respetarla como tal. Tiene anillo de casada, señal de que sigue enamorada de
ese hombre. Y su hija mestiza está siempre donde está ella.
Llamé un par de veces a la vecina de mi madre, Elena, y cuando la localicé le
dije que tenía unos libros de mi madre que no sabía si eran de ella, por lo que como
tenía prisa, se los llevo el viernes y se los enseño, a ver si son de ella, aunque dice
que cree que no.
El resto he intentado prepararme la charla, pero está un poco difícil, aunque
ahora quiero aprender, y no tanto superar un examen, aprender de paso y dar
charlas también de paso, y también tener temas que puedan interesar a los
usuarios del blog de FSFE, en el que escribo, como ya saben. Ahora quiero
aprender…
Por hoy, lo dejo.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, y a todos los seres queridos
fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

3/4/14
Esta mañana me costó horrores levantarme, y eso que había dormido unas
nueve horas, como mínimo, así y todo lo hice. Y menos mal, porque nada más estar
vistiéndome tras desayunar y asearme, me llamó el de los desatascos, para que lo
viera yo en persona, cómo estaban tupidos los bajantes de los sótanos del edificio.
La casa, el edificio, estaba apestando a alcantarilla, por los problemas de que se
tupen los bajantes. Me explicaron un par de cosas, y al final lo que querían era
poner unos bajantes adecuados y modernos, pues los que hay son viejos y están
rotos. Lo que más me alarmó fueron las goteras enormes del sótano, por lo que
desde que subí a mi casa llamé al administrador y le dejé el mensaje en el
contestador sobre ello. Luego fui a la casa que había quedado en que iba a verla,
pero no me gustó mucho. Eso sí, ya sé cómo son esas casas por dentro, y son
parecidas a la mía, aunque una distribución ligeramente distinta, y con un patio
interior sin techo, que le da vida a la casa. Es un bajo, y así y todo, muy luminoso,
aunque las ventanas que dan a la calle estaban cerradas y por tanto no se podía
apreciar bien el piso, pero algo me gustó, aunque sí vi que hay que reparar la casa
si uno se quiere poner a vivir en ella. Cuesta 90.000€, y cuando fuimos arriba, a ver
la azotea, la que es amplia aunque compartida, me di cuenta que la casa necesitaba
reparaciones a tope. Cuando bajé me dijo si quería verla de nuevo, y le dije que no.
Me preguntó qué me pareció, por lo que le dije que un poco cara. Que se podía bajar
me dijo. A cuánto, le dije y me respondió que sobre los ochenta, o sea, que es posible
que la pudiera dejar en 70.000€, si veo que no la pudieran vender con el tiempo.
Esta tarde decidí que no la compraría, pues necesitan de varias reformas… me dijo
cuando estábamos en el patio que viera cómo los otros edificios tenían el patio
construido, por lo que le pregunté si eso era legal o no, y no me dijo nada.
191

Total, que me vine de nuevo a mi casa, donde cuando estaba escribiendo, vino
de nuevo el de los desatascos, para que firmara el recibo del total de la reparación.
Otros 278€. Y eso que todavía deben hacer las reparaciones que dijeron. Le di el
cheque de la reparación anterior, pues en ese momento me llamó la secretaria del
administrador a la que le pregunté si se lo daba, por lo que me dijo que sí. El
cheque lo había hecho ella, para que nosotros lo firmáramos, por lo que se lo di al
de desatascos. Le di la mano cuando se fue, pero luego me di cuenta que
seguramente estarían súper infectadas de andar con los excrementos de los demás,
por lo que me la lavé, pero cuando me las estaba lavando, me llamó la chica que me
llama siempre, por un par de veces, por lo que tuve que lavarme las manos varias
veces, pues siempre las dejaba a medias.
La mujer que me llamó, era porque está resfriada y preguntándome cosas
sobre esto, por lo que la mandé al médico, y que se lo dijera a él, más que nada,
porque como padece tantas enfermedades, para que la doctora suya estuviera
informada de que lo que le ocurre. Como tiene insuficiencia renal crónica, entre
otras cosas, pues no conviene que vaya directamente por la farmacia, sino ya sobre
la marcha al médico de cabecera.
He estado confeccionando un escrito que consta de varios escritos míos
antiguos, de los que escribía para el CONGRAL. A ver si les gusta a la gente. La
serie trata otra vez de la liberalización de las farmacias, y aunque falta un artículo
que no sé cómo rescatarlo, yo creo que son los últimos que escribí sobre este tema.
La cosa es que me da que he pasado varias temporadas sin casi escribir nada,
no sé por qué me ha pasado esto, si porque no tenía dónde escribir, o qué. Por
ejemplo, estos artículos son del 2006 y después de esto, creo que hubo otra época en
que no escribía nada, pues no tenía dónde hacerlo, hasta el 2009, en que volví de
nuevo a hacerlo en el blog de FSFE, a los que les agradezco que me permitan
hacerlo, pues si no, estaría otra vez de secano.
Después del 2001, creo que otra vez estuve sin escribir unos años, hasta el
2005, o por ahí, que volví a hacerlo en la web del Consejo y del COF… en fin, que si
no escribo muchas veces es porque no tengo dónde hacerlo, y no es que me entre la
seca, como la llaman algunos escritores, sino porque no sé dónde publicar. Sí me ha
pasado algunas veces en que no escribía, porque como he dicho otras veces, me
parecía que los apuntes por los que estudiaba, estaban mucho mejor escritos de lo
que yo lo haría nunca, así que para decir lo que otros dicen, y mucho peor, mejor es
no escribir nada.
En fin, que con esto estuve un montón de tiempo.
Ayer noche y hoy, he comido menos que durante los últimos días, pues estoy
sintiendo molestias en el estómago, y estoy engordando cosa fina, por lo que
intentaré controlarme un poco. Hoy estoy mejor de la tripa, aunque ayer tuve que
tomarme a última hora un Almax Forte® para la hiperacidez de estómago. Por
cierto, debo comprar un envase para tenerlo, pues no me quedan más que tres
sobres.
Por hoy lo dejo, y espero poder estudiar ahora bastante, pues hoy casi no he
podido, por las cosas dichas aquí.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

192

4/4/14
Hoy fui a casa de mi madre, pero como no tenía que madrugar, pues dormí
cerca de diez horas de nuevo, todo un disparate.
Fui a casa de mi madre, donde cuando llegué, avisé a Elena (la vecina) por
teléfono, pues le había avisado antes desde mi casa, pero no lo cogía, a la vez que le
llamé a su puerta cuando llegué al barrio, pero tampoco lo cogió. Al final, desde
casa de mi madre, lo cogió, por lo que le dije si no era mala hora para llevarle los
libros que creía que eran de ella, y también cogí un libro de un familiar suyo, que
yo sabía que mi madre tenía, pues lo había visto antes hacía tiempo. Total que
ninguno de los libros, eran de ella, lo que me gustó, pues son libros para pasar el
rato, fáciles de leer, y para cuando uno está cansado. Son de superación personal.
También me regaló el libro de su tío, y no era de su hermano como yo había
pensado. Me dijo si quería más libros suyos, y le dije que sí, por lo que me dijo que
los buscaría.
Luego fui a estudiar en casa de mi madre, donde leí los evangelios en inglés,
de lo que me entero bastante, y después me metí con el cáncer, el que a lo mejor,
cuando acabe con la biología, me lo vuelvo a leer por tercera vez, pues está
sumamente interesante, y más vale poco bien, que mucho mal.
Al final, me fui a mi casa, aunque antes pasé por el 24 horas, y en lugar de ir
yo a buscarlo, le pedí al empleado si tenía berros, y de malhumor me dijo que no.
No sé el porqué de dicho desplante, pues yo no le he hecho nada, pero parece que no
le caigo bien, por ir solo a buscar esto por allí… debe ser que sólo es amigo de los
ricachos que hay por la zona… en fin, que el pobre hasta para sus hermanos es
odioso, según los Proverbios del Antiguo Testamento.
Por cierto, veo que está como estrenándose o algo así la película de Noé, lo
que parece que trae mucha polémica, pues es una versión libre de un historiador, y
no la de la Biblia, lo que ha hecho que haya problemas con ella. A ver si la puedo
ver, si Yeray o alguien la consigue y me la pueden pasar.
Maru y Piluca se van a la isla de al lado, Tenerife, para celebrar el 60
cumpleaños de Irene, una amiga de toda la vida de Maru… ella me gustaba y yo le
gustaba a ella, pero como estaba yo pensando en Arantxa, una enfermera del
Negrín, pues preferí no empezar nada con ella… y así me ha ido.
En mi casa estoy comiendo mucho más comedido, y ya me siento bastante
mejor del estómago, aunque todavía debo bajar unos dos o tres kg y luego
mantenerlo. Es por la ansiedad, en que ni pienso lo que estoy comiendo, sino que
me atiborro a comida, y luego me ha pasado estos días que he estado mal de
estómago…
Estoy comiendo más inteligentemente, o sea, fijándome en lo que como y
poniendo pocas cantidades en los distintos platos… y comiendo algo más despacio.
He estado leyendo un poco sobre biotecnología, y la verdad es que es
dificilísimo, pero muy, muy interesante. Es lo último en Farmacia.
Luego cené a eso de las siete y media; hasta las ocho estuve comiendo; troté, y
vi las noticias.
Luego me puse otra vez aquí, con el ordenador.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos. Servando
(Blanco Déniz).

193

5/4/14
Esta mañana me levanté pronto relativamente, para ir a la cárcel a ver a mi
amigo. Había leído ayer, antes de acostarme, que uno era el responsable de si el día
empezaba mal, hacer que el final fuera bueno, y no conformarse con que iba a ser
un mal día. Con esta intención me levanté.
A mi amigo no le pudimos entrar los sobres ni los sellos, pues allí los venden,
pero resulta, que nos los había pedido, para que no se enteraran los de la cárcel que
estaba carteándose con mujeres extranjeras, pues era casi solo para sexo, y ese es
el motivo por el que él está ahí, por problemas con el sexo… él reconoció esto, pero
no quiere dejar de pensar en el sexo con mujeres… es una persona muy promiscúa
y no ha aprendido tras cuatro años de cárcel. Me da que tiene pensado seguir
acostándose con el mayor número de mujeres que pueda. Luego que no se queje…
mi padre me decía que el que coge al diablo por los cuernos, al infierno a quejarse.
También fue la hermana de Tony a verlo, y nada más entrar, el hermano se
puso irónico con ella, que no fuera a verlo estando tan mala y que no madrugara
tanto para ir a verlo… cuando la verdad es que casi nunca va a verlo, pero que fue
hoy porque tenía que darle malas noticias del negocio en que están metidos… está
claro que como estaba la cosa, era el engoo de la multinacional, y una vez han
captado la atención de un buen número de personas, enseguida les ponen las cosas
mucho más complejas, incluso para ganar pocas cantidades de dinero. A mí me
extrañaba tantas cantidades de dinero, tan fácilmente, por lo que pensaba que era
algo ilegal, pero cuando la hermana me dijo que ahora era más difícil ganar dinero
con esto, lo vi claro, lo otro era, repito, el engoo.
La cosa es que hoy vi a la funcionaria de prisiones que me gusta y que ella se
ha encargado de que yo me fije en ella… la verdad es que es la más guapa de todas
ellas, y como hoy la vi sonreír, y después de mucho tiempo sin verla, pensando que
a lo mejor le habían destinado a otro sitio, o que podría estar mala de alguna cosa
(pensaba que tenía depresión), pues como digo, me alegré y más por verla sonreír
un par de veces.
Siguiendo lo dicho del principio, hoy he estado todo el día privado, pues no
había motivo alguno para lo contrario. He leído un poco a Santa Teresa de Jesús,
en castellano antiguo y un poco a Confucio, en una versión no de especialistas, sino
para el hombre corriente, pero que para mí está medianamente bien. Me ha
gustado haber leído a los clásicos, y no haber tenido sueño en todo el día hasta
ahora, en que son las doce casi de la madrugada…
Voy superando poco a poco lo de mi madre, y aunque muchas veces pienso que
podría compartir con ella estas cosas buenas que hoy me han ocurrido, después
pensé que a lo mejor las podría compartir con la funcionaria de prisiones. Es
guapísima, que era una de las cosas que mi madre quería para mí, pues siempre
me ponía para que lo viera, a grandes bellezas que salían en las revistas del
corazón, para que yo viera a los tipazos de mujer que hay por estos mundos…
seguro que le habría gustado esta chica, la que posiblemente sabría quién era, pues
los que me controlan seguro que le habían dado alguna foto de ella…
En fin, que hoy he gozado de lo lindo, tanto por ella, como por las lecturas…
Parece que los de e-libro, me van a publicar el Diario entero, con sus más de
dos mil quinientas páginas, lo que más contento si cabe me ha puesto…
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, al igual que a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias y saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

194

6/4/14
Esta mañana me levanté tras dormir cerca de diez horas, y por tanto por la
tarde tenía bastante sueño, pero lo conseguí vencer. Llamé varias veces a Delia
desde el fijo, pero no lo cogía, por lo que la llamé desde mi móvil y me lo cogió, que
mañana no iría, pues se lo había dicho a mi hermana, que ella prefería ir los jueves
o los sábados. Para mí mejor, así no tengo que estar los lunes con unas prisas
increíbles y por tanto que sólo afecte a mí el llegar pronto o tarde, pero no que Delia
y su marido, vayan a estar esperando por mí, si se me hace tarde.
Mañana no iré al Hiperdino, sino a Mercadona, pues voy a comprar aquí las
cosas que creo que son más baratas, para ir las siguientes semanas al hiper.
Con lo de Delia, me dejó contento y me quitó el sueño, más que el café y el té
verde que me había tomado después de almorzar.
Fui a misa, donde me di cuenta que en efecto lo que dice el libro de JJ Benítez
(Caballo de Troya) que la familia de Lázaro, al que Jesús resucitó y a los que
amaba, posiblemente sí fuera de gente rica, pues tenían una gruta para los
entierros en la misma casa, ya que dice que estaba allí mismo la gruta, en la casa
de Lázaro, y no creo yo que un pobre diablo vaya a tener una gruta mortuoria en su
casa, al lado mismo; sí, debía ser de una familia de dinero. Y otra cosas que hoy no
entendí es que dice que Jesús, se puso a llorar por la muerte de su amigo, y me
pregunto por qué lloró, si sabía de antemano que lo iba a resucitar, más bien
debería estar tranquilo y contento con lo que iba a hacer e hizo… no me lo explico
tampoco.
Verán que hoy el día en cuestión de análisis bíblico ha estado jugoso, pues
nunca dice en los evangelios que el Señor tuviera amigos ricos, y que fuera a su
casa con frecuencia, pues casi dice lo contrario, que ha venido a los pobres a traerle
la buena nueva, y luego se dedica a resucitar a los riquillos, pues no sé en qué
quedarme. Es un fallo bastante grande, y que quiero consultar con el párroco.
Después fui a casa de mi hermana Piluca, a llevarle las llaves y una carta de
mi madre, y a coger los huevos que le dio mi tío Antonio, lo que es de agradecer. Los
coge de su cosecha, pues tiene un diminuto gallinero del que coge huevos para
todos…
Después fui a casa de la madre de Tony, la que me había dicho que conociera
a su nieto, y resulta que es mucho más joven que yo. Llegué a eso de las siete de la
tarde y ya estaba metiéndose en la cama. Está claro que es por la medicación
antipsicótica por lo que duerme tanto.
Es arquitecto según parece, y se volvió a dar a las juergas con lo que se dice
que hace más el que quiere, que el que puede.
Le ha impreso a Doña Carmen un par de diplomas suyos de reina de la
fantasía, del Carnaval, los que vi en el salón de la casa. También me arregló ella los
pantalones del chándal, lo que le agradecí varias veces, y no me dijo de nada ni
cosas de éstas, sino que se quedó callada. Es de bien nacidos ser agradecido, la
verdad.
Me vine a mi casa, donde he cenado, trotado delante de las noticias y ya me
he puesto a mandarle los correos a mi contacto actual de e-libro, pues me contestó
hoy domingo, con lo que ya le he enviado los cinco archivos con el total del libro
comentado, el diario que consta de más de 2.500 páginas, y me ha dicho que le diga
cómo lo titulo exactamente y le he dicho que no sé, que si ellos saben, ellos están
más preparados que yo para los títulos. Si me lo hacen gratis es a lo mejor porque
la calidad de mis libros no es mala del todo, pues ellos lo que quieren es hacer
negocio, y cobrar por cada publicación, mientras que a mí me los dejan de gratis
(repito). Muchas gracias por esto y por todo.

195

Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

7/4/14
Gracias a Dios parece que estoy más centrado, por lo que aprovecho mejor el
tiempo.
Esta mañana, como no debía ir muy pronto a casa de mi madre, pues Delia no
iba a ir por allí a limpiar, pues me levanté algo más tarde, sobre las diez y pico de
la mañana, tras dormir más de diez horas, yo creo. Una barbaridad.
Luego, tras desayunar y asearme, fui a Mercadona, donde gasté unos 48€,
pues compré cinco litros de aceite de oliva, de Hacendado. O sea, que habría
gastado diez euros menos, si no la hubiera comprado. Compré bastantes cosas,
sobre todo las que son más baratas que en el Hiperdino, para hacer compras más
inteligentes.
Luego fui a casa de mi madre, donde gracias a Dios, pude estudiar un poco,
aparte de media hora (un poco más) leyendo los evangelios en inglés.
En casa de mi madre, todo fue bien, así ya tardo menos tiempo en las tareas
de la casa, y le doy más tiempo al agua, que al principio, pues sé qué hacer
mientras va corriendo los grifos del agua.
También miré el desconchón más grande, el de la terraza y se puede quitar
fácil, pero por si iba a surgir algún problema, pues preferí no quitarlo y que lo haga
Jose cuando vaya, que sabe de esas cosas más que yo.
Estuve estudiando unos tres cuartos de hora sobre biología del cáncer, y
repito está estupendo.
Tras dos horas y pico en casa de mi madre, vine de nuevo a la mía, donde
estoy comiendo menos, más inteligentemente, y troto más, pues antes aparte de
hincharme a comer, no trotaba, ya que acababa de venir de la calle, de caminar
bastante. Creo que estoy recuperando la figura…
Mandé correos a mis hermanos, con las cosas de la casa, y con la cuenta de
Bankia, en la que nos han ingresado un mes del pago de la mensualidad de uno de
los pisos del Puerto.
Luego me puse a prepararme la charla de AFAES, a mirar bien todo, y veo
que voy muy lento, aunque los días me están cundiendo mucho más.
Llamé a Margarita, la amiga íntima de mi madre, y me gustó hablar con ella.
La echan mucho de menos las dos amigas y me dice que ya casi no sale a la calle
desde lo de mi madre, pues ya siente los años encima… como me dijo, ahora van
ellas, no toca otra…
Llamé también a Elisa Cortés, la del banco, para decirle que me ponga que no
me entero mucho en las cosas del banco, pues me mandaron una carta como que me
enteraba bastante en las cosas del banco, y a ver si el banco tiene casas baratas por
ciudad alta para vender.
También llamé a Carlos Padrón, al que le dejé el mensaje en el contestador,
pues no estaba en su casa.
Mañana intentaré llamar a mi tía Conchita y a Rosa María, la otra amiga
íntima de mi madre, a ver si me siento con ánimos.
Poco más he hecho, a no ser llamar a casa de mi madre para activar la luz, la
que debo apagar sobre las once y media de la noche.

196

Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

8/4/14
Anoche me costó dormirme, pues había oído hablar por la radio a D. Fernando
Sánchez Dragó, el que decía que lo saludable era dormir de cinco a siete horas, y
que dormir por encima de ocho horas era desaconsejado para la salud, así quita
años de vida dormir tanto. Me cogí tal cabreo por yo dormir tanto, que empecé a
tomar notas para escribirle hoy un correo a mis hermanos, el que les pongo a
continuación:
Asunto: Dormir:
Como saben, los que duermen de cinco a siete horas al día, viven más años;
mientras que los que dormimos más de ocho horas al día, morimos mucho antes,
por lo que ya saben que si muero joven (que será lo más probable), aunque sea por
una patología determinada, seguramente se deba a que duermo en exceso.
Soy con diferencia el que más duerme de la familia, así duermo más incluso
que Javierito. Supongo yo que sea porque soy el que menos cosas tiene que hacer, y
cuyas cosas que hago, son las menos interesantes…
Ya saben que Patarrollo, un Premio Nobel de medicina, y que si sigue así
seguramente le concederán un segundo Nobel, duerme unas tres horas al día.
Juan Pablo II (el Papa viajero), dormía de tres a cinco horas al día. El papa
actual, Francisco, se levanta más tardar a eso de las cuatro y media de la
mañana… y yo ya saben cuánto duermo y cuánto he dormido durante un montón
de años.
Por lo que veo, aquí todos saben lo que es mejor para mí, pero no para los
demás, cuando en realidad aquí el único que sabe cosas de salud soy yo.
No es sano dormir tanto, es más bien lo contrario, contraproducente y
peligroso…
Besos para todos:
Servando.
Por ello a la hora o antes de mandárselos, me llamó mi hermana Saso que qué
significaba este correo, por lo que le dije que me tenían harto, tanto dormir yo
siempre, y que si moría joven, ya sabían por lo que era. Me dijo que hay que dormir
lo que el cuerpo le pida a uno, por lo que le dije que yo no duermo lo que me pide el
cuerpo, sino lo que otros deciden. Y que Piluca muchas veces duerme, y que yo
cuando me entre sueño, pues dormiré igual, no estar de continuo durmiendo.
Que yo duermo pero que luego tengo calidad de vida, y le dije que de eso nada,
que duermo y dormía, y luego me estaba cayendo de sueño delante de los folios.
Que Juancho (su marido) siempre había dormido unas cinco horas, y yo en cambio
mucho más (muchas veces de doce a veinte horas al día), con lo cual él ha hecho un
montón de cosas, y yo no he hecho nada, comparado con él.
Que qué es lo que quería, me dijo, por lo que le dije que dormir como Piluca
(una de mis hermanas), de cinco a siete horas al día como máximo, y si de vez en
cuando duermo nueve horas pues no pasa nada, pero no estar durmiendo siempre
barbaridades, que es lo que me ha pasado durante un montón de años, desde
cuando acabé la carrera, pues durante la misma era el último en irme a la cama y
en todos los sitios que estuve, y luego, desde mi esquizofrenia, ya he sido siempre el
que más ha dormido…

197

También me llamó Piluca, aunque no sé si se había leído el mail dicho, por lo
que le dije que estaba harto de dormir tanto, y en seguida cambió el tema, pues
supongo que sabe que tengo razón.
Esto ha sido lo más importante del día, y que he estado preparándome la
charla de AFAES, la que llevo un poco lenta.
Cuando Saso me decía que dormir lo que yo duermo estaba bien, le dije que
bueno es lo bueno, y malo lo demasiado… que todos los excesos son malos.
A ver si ya a partir de hoy, duermo menos, como mi hermana Piluca, o si sin
embargo siguen haciendo lo que a ellos les da la gana…
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

9/4/14
Esta mañana tenía que ir a Cáritas y como mi hermana Piluca me había
dicho si le hacía una copia de las llaves de casa de mi madre, para Delia, pues salí
un poco antes, para ir a la ferretería del barrio, para hacerlas. Me las hicieron en
cosa de diez minutos, por lo que luego fui a Cáritas, donde había reunión sobre las
doce con las jefas de Formación. Faltó Denis, la que creo que está de viaje, con las
cosas del budismo me da. Y una de las jefas, pues estaba en otra reunión.
En la reunión me volvieron a poner un par de trabajillos, con lo que estoy
haciendo bastantes cosas en Cáritas ahora. Las chicas de la biblioteca están
contentas ahora porque hay trabajo. Alguna, Inés, estuvo diciendo de comentar
libros, uno al mes, por lo que dije que yo no podía. Me dijeron que nada, que mirar
el índice y el prólogo era suficiente, pero a mí me parece poco serio aconsejar un
libro si no me lo he leído. Les dije que ahora esto no se podía hacer por lo pronto,
pues los libros que estamos registrando ahora son de otros departamentos, por lo
que no podemos aconsejar estos libros, pues no van a estar en la biblioteca sino en
otros sitios… estuvimos hablando un par de cosas, pero lo que menos me gustó fue
que casi nos obligan a ir a unas jornadas, en un pueblo, por lo que intentaré
escaquearme, a ver si me lo puedo evitar.
Luego fui a casa de mi madre, donde había quedado con Nancy, su novio
Andrés y su hija cuyo nombre no recuerdo.
Me gustó mucho haberlos visto, así le pasé varios libros a su hija, y le dije
unas cuantas cosillas que debía saber de la carrera de medicina, que es lo que
quiere estudiar. De las cosas que le dije es que aquí decimos que el que quiera
celeste, que le cueste, lo que le hizo mucha gracia.
Por lo que vi, le gustaron mucho los libros que le pasé, se la veía muy
contenta con todos ellos. Le di unos quince libros, los que espero que le gusten. Si
yo tuviera esa edad, me dedicaría casi todo el tiempo como ahora, a estudiar y a
leer y no a irme de juerga con mis amigos, que es una cosa de las que abusaba a esa
edad… yo creo que por el mal ejemplo en mi casa, en la que todo el mundo bebía
mucho…
Luego me vine a mi casa, donde Elena estaba medio triste porque su hijo no
quiso quedarse en el hospital, diciendo que le tenían muy drogado, y que tenía el
mono… le dije que el mono lo iba a tener siempre y más cuanto más tarde
empezara; que cuanto más tarde empiece todo, más mono va a tener y más
deteriorado va a estar… la cosa es que hoy día la gente le parece mucho sufrir y el
no hacer nada, sino que quieren que todo se lo den hecho, y no trabajárselo. Le dije
que a mí me han tenido durmiendo de doce a veinte horas durante años, y aquí
198

estoy, y que con poco iba su hijo, si por un poco de mono se fue del hospital, aviado
va…
Elena estaba con mareos y pensé que era una bajada de azúcar, por lo que la
llamé al par de horas, y me dijo creía que lo que tenía era bajona por lo de su hijo,
pues se fue a un parque y se puso a llorar… hay que ver lo que hacen los hijos y lo
poco que aguantan… acostumbrados al dinero fácil de la droga, y el caer en el vicio,
y luego no quieren luchar por salir de él. Si delinque y lo meten en la cárcel, va a
ser mucho peor para él… luego vienen los quejidos y lamentos…
He estado estudiando un poco, y me puse a leer los primeros libros de mi tío
Joaquín… esto me gusta bastante, poder leer y leer las cosas que me gustan… de
todas maneras, debo prepararme la charla para AFAES.
Según parece vamos a ir a comer pollo del asadero el domingo al sur, así que
no sé si iré por fin o no el finde a casa de Maru. Le dije a mi cuñado que le dijera
que me avisara cuando llegara, para ver qué hago…
Estoy durmiendo algo menos, a ver si consigo dormir lo menos posible.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, al igual que a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

10/4/14
Estoy durmiendo algo menos, así hoy me levanté tras dormir nueve horas,
aunque a las cinco horas de dormir, me desperté, pero pasé de levantarme pues
estoy un poco desganado estos días. Me desperté también a las siete horas, y me
podía haber levantado a esa hora, pero como digo, no tenía ganas. Llevo años que si
me despierto a esas horas es para ir a orinar y volver a la cama a dormir.
Hoy pues, me cundirá más el día. Estuve por la mañana haciendo algunas
llamadas, como a Loida, con la que ya he quedado en que la veré el martes que
viene, y le daré un poco de dinero para que pueda comprarle el ordenador a su
sobrina, que es por lo que está loca. Me dijo que lo iba a comprar barato, por lo que
le dije que el resto se lo diera a su madre, que está allá muy necesitada. Poco a poco
irá haciendo una pellita para al final poder arreglar su casa allá, que es por lo que
se jubiló allí y vino para acá.
Salí al banco después de comer, para buscar dinero para Loida.
He estado mandando un par de correos, como a la editorial, como a Pilar, mi
jefa de Cáritas, y la cosa es que me equivoqué, ya que el de E-libro empieza por
“producción” mientras que el de Cáritas por “documentación”, con lo que tuve un
error, y me reenvió la de E-libro el correo diciendo que me había equivocado. La
cosa es que en ese hablaba de la editorial, que me iban a mandar los enlaces que les
pedí con los libros gratis que ellos tienen y que traten de temas que les puedan
interesar a la biblio, como el mundo pobre, cooperación, migraciones, familia,
psicología, etc., en definitiva, de temas sociales. Menos mal que no suelo hablar mal
de nadie, a no ser algunas veces que me enfado, lo que es lógico por otro lado, el
enfadarme de vez en cuando.
Bueno, he hecho varias cosas menos leer, pues me cuesta bastante, ya que
tenía un montón de asuntos que resolver, como mandar también correos a mis
hermanos y otras personas.
Ahora, tras cenar me he puesto a hacer esto, y ya en breve me pondré a
prepararme la charla. Ya ayer y hoy empecé como digo a leer un libro de San Juan
de Ávila, el primer tomo de las obras completas, que constan de seis tomos, y que
cogí de la biblioteca de mi tío Joaquín.
199

Espero como digo, a ver si en breve ya duermo normalmente unas cinco o
siete horas al día, y así poder aprovechar para leer todo lo que me gustaría, y que
deseo desde hace muchos, pero muchos años.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a los seres queridos
fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

11/4/14
Estoy durmiendo unas seis horas y me siento estupendamente. A veces me
dan algo de sueñillo, pero nada que ver con lo de hace unas semanas y menos aún
con lo de antes de morir mi madre. Salvo cuando trabajé alguna vez cuando me
echó mi madre de mi casa para que me buscara la vida… y espero poder dormir
unas cinco horas o siete máximo al día. Sería todo una odisea, y una bendición de
Dios. De hecho, me noto bastante feliz de no dormir tanto, por lo que el duelo lo
soporto mejor, pues si encima estuviera con sueño, mucho peor aún estaría.
Me levanté sobre las siete sin problemas, para ir a sacarme sangre, para el
hemograma, por lo del Leponex®.
Luego vine al piso y desayuné. Como debía ir al dentista, me apuré un poco,
aunque me dio tiempo de mirar los correos y subir el Menudencias al blog.
También como siempre, le envié éste al D. Rafael y a Ángel, para que supieran que
ya, lo había subido, como todas las semanas.
Luego me vestí para ir por El Puerto, por una zona pobre, pero transitada por
distintos tipos de gentes, aunque por allí no suele la gente ir tan bien vestidas como
a las zonas de tiendas de ropa de moda y demás.
Me acabo de acordar cuando empecé a vivir de nuevo por esta zona, tras estar
ingresando unos cinco meses o seis, seguidos en psiquiatría, en el Negrín, porque el
dueño de la pensión donde vivía, así lo quiso, y por lo que me echó de su pensión, y
por lo que me cambié a un estudio cerca del barrio de mi madre, por una zona
bastante pobre, pero en el barrio que más me gusta del poco mundo en que he
vivido… cuando salí por las zonas comerciales del barrio, gocé de la vida, con
diferencia a la zona donde estaba la pensión, que no me gustaba nada, pues es una
zona de dinerillo, no tanto como la de mi madre, pero sí de movimiento de gente con
dinero. La calle y la pensión donde vivía era un desastre de sucia, vieja, estropeada,
llena de cucarachas, etc. Pero alrededor, todo eran lujos y zonas donde va gente con
dinero.
En el dentista, me atendió mi pariente (el hijo de una prima de mi madre),
pues no había mucha gente. Me preguntó cómo estaba, y me dijo que la dentadura
estaba bien para mi edad, y cuando vio que me puse contento porque la estaba
cuidando bien, me dijo que era genético muchas veces, por lo que vi que sí era
cierto, pues todos los hermanos tenemos bien la dentadura. Me dijo que al ser
diestro, tenía más limpia la zona de la izquierda con diferencia que la pegada al
brazo derecho, por la posición que hay que poner el brazo para limpiar esta zona.
Que insistiera más en esa zona. También me dijo que tenía la encía inflamada por
las paletas, por lo que debía insistir con el cepillo de dientes por ahí, hasta casi que
me saliera sangre… la cosa es que esto no se lo entendí muy bien, por lo que bien
llamo a su consulta o se lo pregunto cuándo vaya de nuevo dentro de cuatro
semanas, en que me advirtió para que supiera que entonces sí me hará la limpieza.
De nuevo volví a casa de mi madre, y pasé a tope de ir a mirar libros, pues no
estoy de humor ninguno, aparte de esto, tengo un montón de libros hasta el punto

200

que creo que mi cuerpo se bloquea y no quiere comprar más libros, pues entonces
debería salir yo del piso…
En casa de mi madre, como siempre, aunque cogí dinero para dárselo a Loida,
porque lo que saqué del banco me lo dio el cajero en cambio todo, por lo que mato
dos pájaros de un tiro, cambio para el jardinero y para Delia, y le doy a Loida
dinero en billetes grandes.
Cuando me estaba preparando para salir, vino Piluca, que había ido a cobrar
el mes del inquilino del bajo exterior. Por lo visto va a viajar, por lo que tenía prisa
por pagarnos. Es buen pagador y tranquilos, que es lo que interesa.
Me trajo hasta mi casa, donde almorcé con un hambre atroz. Me puse a hacer
cosas y al final me puse a leer sobre historia de la psicofarmacología, la que está
estupenda. Ya casi sé que no estudiaré más cosas durante un tiempo, sino a leer los
libros que quiero y el material de los cursos que haga.
Luego cené a las cuatro horas, las que se me pasaron volando.
Vi las noticias mientras trotaba, y me senté a mirar los correos y a escribir
esta dosis.
Estoy privado con lo de dormir poco, la verdad, algo fuera de lo común.
Gracias Dios mío, lo que tanto te rezaba durante años, al fin se ha cumplido,
duermo lo que duerme la gente de normal, a no ser los que duermen a tope…
Todavía me vienen como ráfagas de sueño, que sé que son los que me
controlan, lo que espero que me dejen en paz de una vez por todas.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, al igual que a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

13/4/14
Ayer no escribí pues iba a ir a Arinaga, y por tanto no tenía ganas de hacerlo,
pues pensé que tenía que esperar pronto a mi hermana Maru, la que me llamó y me
dijo que llegaría media hora más tarde, por lo que me cambié de ropa sin prisas.
Luego de noche fuimos a su casa, donde más o menos lo pasé bien, aunque la
verdad no sé bien cómo comportarme en su casa, puesto que aquí en la mía estoy
todo el día solo y con los libros delante… allí hago lo mismo, aunque me da la
sensación de que soy un medio intruso. Mi sobrino Yeray es un medio plasta al que
le gusta estar siempre hablando.
Hoy fuimos, junto con Isabelita, la amiga de Maru, al sur, donde nos
esperaban Quillo y Pine. Más tarde llegó también Piluca, con la que vine de vuelta.
Jose llegó tarde, pues no le habían dicho nada y había entonces quedado con una
gente, por lo que entonces llegó con su mujer bastante más tarde.
Allí comimos desde que llegó Piluca. Por la mañana desayuné en casa de
Maru, churros y leche fría. Muy ricos, aunque bastante pocos, y eso que eran cuatro
raciones. Mejor no comer demasiados pues me estoy poniendo gordísimo.
En el sur, después de comer y recoger los platos (yo como siempre soy el
freganchín, de lo que mi madre me dijo que lavaba bien los platos yo), me fui a la
piscina, pues mis hermanas insistían en ello. Estaba el día estupendo, con solecito,
pero no inaguantable, sino muy agradable. Encima, cuando me di cuenta, estaba yo
solo en la piscina, por lo que me metí en ésta a nadar, y me di cuenta que estoy más
o menos bien de forma física, pues podía nadar bien, sin mucho esfuerzo…
Allí estuve hasta las ocho más o menos, tiempo en que Quillo me dijo de ver
un documental, de Cosmos, el nuevo, y aunque lo había oído, le dije que no, aunque
luego lo puse a verlo y me gustó mucho. A eso de la mitad, se pusieron los
201

hermanos a hablar sobre las herencias, por lo que no sabía qué decir yo, pues va a
haber problemas con los gastos de las casas. Me da que lo que se va a intentar es
vender primero la casa de mi madre, y luego las otras, poco a poco, y a valorarla
más de lo que vale según el arquitecto, quien creo que las está valorando
demasiado bajo, para mi gusto.
Hoy dormí unas diez horas y media, y aunque no me hizo mucha gracia, lo
permití pues estaba en casa de mi hermana, y para que no vieran que estaba
durmiendo menos.
Mañana intentaré levantarme más o menos temprano; no me hace mucha
gracia esto de dormir tanto otra vez. Veremos.
Estoy un poco cansado, pues la piscina, aunque fueron sólo un par de
minutos, cansa el cuerpo una barbaridad.
Vine por la noche con Piluca, a la que le conté el par de cosas sobre mi
esquizofrenia y que seguramente mi padre llamó a mi madre para decirle que lo
mío no era esquizofrenia, que había sido él (quien se hizo pasar por muerto), por si
él moría pronto, o yo y por tanto no llegaba nunca a descubrir la verdad, lo que le
dije a mi madre, aunque ella no me dijo nada.
Y ahora estoy aquí, a eso de las dos menos diez de la madrugada, en que ya
tengo sueño, por lo que me voy a la cama tras acabar con esto.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias y saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

14/4/14
Hoy dormí unas siete horas, y la verdad es que me ha dejado contento, a
pesar de encontrarme sumamente cansado casi todo el día, lo que en verdad no sé
si es por la piscina de ayer o por dormir hoy poco. Lo cierto es que no estoy
disfrutando casi todo lo que quisiera, por esto dicho, y lo de dormir otros días
bastante. Espero que fuera por estar en casa de mi hermana. Claro que hace un par
de semanas, dormí las tardes, un montón de horas, unas tres de cada siesta.
Mañana debo ir a ver a Loida, para darle lo acordado, más un libro para
mayores desde el punto de vista de la salud, puesto que esto parece que es lo que va
a hacer más aquí, en Canarias, ya que ella es enfermera.
Esta tarde fuimos al abogado, donde estuvimos un par de horillas.
Resolviendo los temas de la herencia de mi madre, pues la de mis tías va de largo,
pues los otros herederos se van a poner bordes. La cosa es que le dije al abogado si
le había dicho de coger el arquitecto para valorar las casas y dijeron que quien
quisiera alguien para valorar, que lo pagaran de su bolsillo. La cosa es que son
bobos, pues esto es una cosa que nos conviene a todos, pero esta gente está con la
cosa de fastidiarnos y en esto están.
Luego fuimos a casa de mi madre, donde estuvimos otro par de horas,
resolviendo cuestiones sobre la herencia. La cosa es que acordamos cosas que a mí
me perjudican, como el que hay que guardar el dinero de la casa de mi madre,
durante diez años, desde la aceptación de la herencia, o sea, que si la vendemos
dentro de tres años, el dinero habría que guardarlo otros siete años… claro que al
principio creíamos que el dinero habría que guardarlo durante diez años después de
vendida la casa… hay una opción que sería guardar el dinero unos cinco años, pero
habría que pagar más a hacienda por la herencia de la casa, por lo que vamos a
hacer lo de los diez años, en que mis hermanos pagan menos. Yo casi no pago por

202

esto, pero no voy a decir que lo hagan a mi conveniencia (a pagar en cinco años),
pues ya bastantes favores me hacen.
Se está pensando en la casa de mi madre, cuando se venda, los que vamos a
comprar una propiedad, hacer como que la compramos entre dos hermanos o más,
con lo que los que necesitan el dinero para pagar la hipoteca, pues podrían decir
que la compraban la casa junto con el otro, pero luego hacían una escritura
privada, y ella tendría ese dinero para pagar la hipoteca, pues la ley dice que uno
debe tener el dinero este guardado o invertido en algo que se pueda demostrar que
se tiene todavía en posesión dicho dinero, bien el fondos de inversión, a plazo fijo,
invertido en una propiedad, y otras opciones, pero que se tiene todavía ese dinero.
Con esto acabo ya por hoy, pues todo ha sido temas de precios de las
propiedades y demás. Temas que no me gustan demasiado.
Esta mañana fui al Hiperdino, el que estaba hasta los topes, tuve que hacer
un montón de colas, pues me puse en las que no eran para carros, sino para
cestos… me costó la compra 31,40€ algo menos que en Mercadona y eso que compré
más fruta y verduras.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los
familiares fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

15/4/14
Hoy no he salido de mi casa, pero me levanté pronto, respecto a otros días,
sobre las ocho de la mañana, pues debía ir a la zona donde trabaja Loida (para la
prima de mi madre), para llevarle el dinero. La llamé a eso de las nueve de la
mañana, cuando ya estaba vestido para ir a su zona, pero me dijo que no podía ser,
pues Doña Ana se había levantado no muy bien, pues por la noche no durmió nada,
y por tanto iba a dormir y ella no la podía dejar sola.
Total, que para mí me vino bien, pues me quedé en mi casa, donde he estado
casi todo el día leyendo sobre el RNA de interferencia, lo que es de Biotecnología, y
es muy complejo, pero le he dado un buen avance al libro, y si aprovecho varios días
así, se puede decir que voy aprendiendo cosas importantes a un buen ritmo. Dormí
casi ocho horas, mucho respecto a lo último dicho, pero he estado todo el día muy
descansado. Hoy tengo pensado dormir menos, pues mañana voy a ir a Cáritas.
Como digo, he estado casi todo el día estudiando esto, en lo que he invertido
más de ocho horas. Algo leí del primer tomo de Juan de Ávila, pero muy poquito,
pues fue lo primero en leer y no lo pude hacer bien, ya que tenía un montón de
cosas en la cabeza que debía hacer, y hasta que no las copié en un papel, con la cosa
de mandárselo a los hermanos y a las otras personas que debía escribir, no me
centré de nuevo. Luego se puede decir que he estado todo el día concentrado.
Como no puedo hablar sobre dicho RNA, pues sé poco, aunque algo he
entendido, pues lo debo dejar ya, ya que no sé de qué escribir, cuando lo ideal sería
de lo que leí, pero ni siquiera para el Menudencias, he podido sacar notas, debido a
lo complejo que es todo. Pero gracias a Dios, parece que algo he entendido de las
siete páginas que he leído.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

203

16/4/14
Esta noche creo que es la final de la copa del rey, por la tele y la radio, el Real
Madrid frente al Barcelona. Casi toda España está pegada a la tele o la radio,
atentos a dicho partido de futbol. Yo debo ser una de las raras excepciones que
prefiere hacer su trabajo también en este tiempo.
Empiezo por la mañana, en que me costó horrores levantarme, y eso que creo
que dormí cerca de ocho horas. Tenía que ir a Cáritas, así que debía levantarme
más tardar a las ocho y media de la mañana, lo que hice.
Llegué pronto a Cáritas, donde estuve mandando un correo a una chica de
Cáritas, diciéndole que el libro que nos pidió, se lo mandaremos a comprar y que
nos avise dentro de dos semanas, a ver si ya está allí.
Estuve pasando varios libros al archivo con las novedades del mes, pues la
que tenía que haberlo hecho, no lo hizo. También, por los fallos que vi, les puse
anotaciones, diciéndoles los fallos que veía, que los tuvieran en cuenta para la
próxima.
El trabajo que había para mí, o sea, ponerle las pegatinas a los tejuelos,
también lo hice, al igual que llevar los libros al área de Familia, pues ese lote era
para ese despacho. Le di los libros, y pude ver que habían muchos más libros sin
registrar, por lo que es posible que estemos todavía bastante tiempo registrando
libros, si en todos los departamentos o en varios ocurre lo que en este, o sea, que
tienen gran cantidad de libros sin registrar con ellos.
Lleve una cereta llena de libros, y vi los que ya habíamos registrado, y los que
no hemos registrados y son más los que no hemos registrados que los que sí.
Después registré un par de libros. Les dejé a los demás un montón de notas,
para que las tuvieran en cuenta.
A la una me fui, pues justo a esa hora acabé de registrar un libro.
Fui a casa de mi madre, donde tenía que hacer varias cosas, como mirar toda
la casa, o buscar un bombillo económico para un temporizador, el que puse en mi
despacho arriba. También debía poner el cambio en el sobre, y me descuadraban
veinte euros, y otros veinte más, pues no recordaba dónde había puesto los que
Delia no se había llevado esta semana, aunque al final lo encontré abajo, en la
mesa donde yo suelo estudiar, o sea, donde comíamos todos. Con lo que sólo
descuadraron 20€.
Allí pasé dos horas, y casi no me dio tiempo de estudiar, sino haciendo las
cosas que había que hacer.
Como siempre, le di a los grifos de toda la casa, para que las tuberías no se
estropeen, no tanto las de entrada del agua, como las de la salida, pues las de
entrada son casi todas nuevas, de unos diez años, y están todas por fuera de la
construcción de la casa. Las de salida, son todas internas.
Luego vine a mi casa, donde almorcé y he estado derrotadísimo todo el día,
por lo que me puse a dormir a eso de las seis hasta las ocho. Espero hoy poder estar
estudiando más tiempo por la noche. Estoy durmiendo mucho más de lo previsto,
así me da que siguen haciéndome dormir barbaridades, mientras que los demás
casi no duermen nada. Veremos.
Cené, troté mirando las noticias en el Canal 24 horas, mientras era por la
otra el partido de futbol, y ya me puse aquí a escribir esto. Según oí un gol, encendí
la tele y vi que el Barcelona empató el partido. Yo soy del barza, con lo que menos
mal. Luego oí otro, y fue el Real Madrid, que va ganando uno a dos.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, al igual que a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

204

17/4/14
Hoy ha muerto Gabriel García Márquez, el escritor más importante del siglo
XX, en lengua española según muchos, entre ellos mi cuñado, quien dice que éste es
superior incluso que Vargas Llosa. La cosa es que me da que mi cuñado está algo
mosqueado con el último, así lo está dejando en mal lugar últimamente, algunas
veces. En la misma medida que el premio Nobel también lo deja a él. Por esto, me
da que tienen, un medio estira y afloja. De todas maneras, su escritor de referencia
durante muchos años, en lengua castellana ha sido Vargas Llosa.
García Márquez es conocido en casi todo el mundo, por la gente que lee y los
que no leen nunca, por oírlo hablar. Me he leído Cien años de soledad como mínimo
dos veces, y la verdad es que como no entiendo de novelas, pues no sé apreciar por
qué es una maravilla… es la novela que le dio fama mundial. A mis escritos nadie
les hace caso, así que no sé si alguna vez se tendrá en cuenta lo que yo digo, pues
repito, nadie me lee. Sé que muchos escritores han sido reconocidos tras su muerte,
que es lo que me da que me ocurrirá a mí, si alguna vez ocurre. A mí lo que más se
me da es el ensayo, pues con esto me paso casi todos los días.
Por cierto, hoy un nieto de Juancho cumplía años, y no sé si era uno o
cuántos, pero lo cierto es que Juancho, cuando lo entrevistaron por la radio, hace
cosa de media hora (son las 23:07 horas en Canarias), y dijo esto, que no se
olvidaría nunca de esta fecha, por lo de su nieto, y que acabó en la desgracia de
dicho escritor. Lo cierto es que me han dado ganas de poder acabar El amor en los
tiempos del cólera, pues trata sobre un médico, y según dicen, es otra de las
grandes obras del maestro. Bueno, muy maestro mío no es, ya que leo muy pocas
novelas, así que no soy bueno en éstas, pues casi no las leo.
Hoy dormí unas ocho horas, y aunque tuve mucho sueño durante un tiempo,
tras tomar un par de cafés, lo pude vencer. Parece que estoy durmiendo menos,
aunque no tan poco como desearía. Sí que estoy aprovechando a leer un montón,
más de lo que pensaba, lo que me tiene más contento. De todas maneras, hoy he
leído cosas que no quería, como la charla para AFAES, sobre fibra alimentaria, y El
caballo de Troya; después leí un poco Ser cristiano, de Hans Küng, pues es día
importante de semana santa.
Por ello es por lo que he leído los dos libros al final, aunque prefería haber
leído otros libros. El de Küng, es dificilillo, pero quiero leerlo, pues es uno de los
teólogos más reconocidos a nivel mundial. Cuando el río suena, porque agua lleva.
Total, que en estas cosas he pasado el día. Anoche me acosté algo tarde, por lo
que hoy dormí cosa de ocho horas y pico, y aun así he tenido mucho sueño. Pero
como digo, con el café conseguí vencerlo.
Por hoy, nada más. Sí me han llamado las tres hermanas de aquí, y algo he
hablado con ellas, aunque con la que menos hablé fue con Maru, pues estaba
almorzando cuando me llamó, y para que no se me quedara la comida a la mitad,
cortó rápido.
Me gusta que mis hermanas se acuerden de mí. Hoy también he pensado algo
en mi madre, y he pensado que ya nunca más podré llamarla para decirle lo que
estoy haciendo y mis triunfos profesionales, que aunque no son muchos, para mí
algo es algo.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

205

18/4/14
Hoy escribo algo pronto, pues mañana debo ir a la cárcel a ver a mi amigo y
me levanto a las seis de la madrugada, por lo que debo acostarme temprano, y no
podré por tanto escribir tras la cena.
En cuanto a las cenas, si éstas van a ser seguidas a meterme en la cama, he
pensado que comeré en ellas tomate con hierbas aromáticas, orégano o tomillo
principalmente, así como algo de fruta y de postre un yogur natural. Así no engordo
tanto como lo estoy haciendo, debido a que ceno tarde y fuerte, o sea, un pan con
tomate y fruta, lo que hace que esté engordando a pasos agigantados.
Hoy me levanté tras dormir unas ocho horas, y he estado hasta no hace
mucho, cayéndome de cansancio, no tanto de sueño, como de cansancio, por lo que
tuve que tenderme en la cama a descansar la fatiga física. Por suerte, no he
dormido más horas, aunque a punto estuve.
Esta mañana, tras levantarme, fui a casa de mi madre, a cuidarla, donde
estuve hasta cerca de la una del mediodía, o sea, casi dos horas y media, aunque no
llegó, sino que faltaron unos diez minutos para ello. Luego me vine para acá, donde
lo más importante ha sido que he leído cosas de religión, como El evangelio de
Jesucristo, de Saramago, el que no está mal, aunque está escrito un poquillo raro,
así a veces me da la impresión que le faltan enlaces de una zona a otra del texto. Él
es premio Nobel de literatura, así que sabe lo que hace mejor que yo un rato.
Luego estuve leyendo el primer tomo de las Obras Completas de San Juan de
Ávila, el que espero que dicho volumen me guste, pues trata sobre su vida, así
cuando empiece a leer sobre esto, supongo que disfrutaré, pues la vida de otros
santos me ha gustado muchísimo.
Como digo, podía leer más o menos bien, pero tenía un cansancio físico
bestial, por lo que tuve que tumbarme en la cama a todo lo largo, mientras leía. Di
un par de cabezadillas, pero no llegué a quedarme dormido.
Ahora tras cenar, estoy algo más descansado y espero poder leer una novela
de Julia Navarro, La Biblia de barro, a ver si me gusta, pues es uno de los que la
hizo famosa. Según me dijo mi cuñado el año pasado, en el viaje a Andalucía, por la
boda de mi sobrino Dani, dice que se comenta que ella no los ha escrito. No sé lo
que tenga de cierto, pues ya saben que yo la literatura no la sigo mucho.
Como digo, ahora me pondré a leer dicho libro hasta que caiga muerto de
sueño, lo que espero que sea sobre las doce de la noche o por ahí.
Según me llamó la madre de Tony hace media hora, ella va a ir mañana a ver
a su hijo. Menos mal, porque si no, voy yo más a verlo que ella misma.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

19/4/14
Esta mañana me levanté a eso de las seis de la mañana, para ir a ver a Tony.
En la cárcel estaba dando tumbos, del sueño tan grande que tenía. De hecho,
cuando vine a mi casa, al par de horas, me puse a dormir, pues no aguantaba más.
En vista que estoy durmiendo todavía burradas, y encima con muy mala calidad de
vida, pues les he enviado dos correos acerca de mi dormir a mis hermanos. Espero
que se piensen lo que están haciendo con mi vida, y que vean que lo que ellos no lo
hacen para sí, me lo hacen a mí.
Me lo he pensado y les voy a poner los dos correos que hoy les he enviado,
para que vean cómo se pasan también mis hermanos conmigo.
206

Dormir (II):
De nuevo les escribo para hablar de lo mismo.
Hasta no hace muchas semanas, he estado años en que no me funcionaba los
CD para oírlos en el aparato que me compré nuevo en El Corte Inglés hace menos
de dos años; tampoco funcionaba la tele, así sólo podía ver el Canal 24 horas, pues
al resto no tenía conexión; tampoco me funcionaba la impresora… ahora, gracias a
Dios, y que se lo dije a ustedes, por lo que vino Jose a mi casa, como digo, ahora
funciona todo esto, debe ser por arte de magia. Yo sé que los que esto hacían, lo
hacían por mi bien, que no creo que sea el suyo también, o sea, que posiblemente a
ellos en sus casas, les funcionan estas cosas y mucho más, pues seguro que si no, se
enfadan muchísimo. Incluso impresoras compradas nuevas, al par de meses, no
funcionaban, a tanto llegó la desfachatez de esta gente. Tampoco puedo acceder a
todos los canales de la radio, supongo que por lo mismo, está claro.
También, si les pueden decir que no me hagan pensar lo que ellos quieren,
pues me hacen pensar barbaridades de las personas que se sientan a mi lado, lo
que para mí es muy vergonzoso y bochornoso, o bien, que salga un ¡tío bueno!, o
¡Ese es un ignorante!, ¡no sabe nada de nada, es un estúpido!… etc., etc. Por favor,
si a ustedes y a ellos les molestaría esto, a mí con más razón que se ve lo que
pienso. También siempre que digo a alguien mi nombre, sale el ¡¡¡¡Don Servando!!!
Y cosas similares, cuando siempre me ha gustado que me llamen, Servando, a
secas. Aparte de eso, quiénes son ellos para modular mi pensamiento, y da la
casualidad que siempre en contra mía, y nunca a mi favor. Estos son cosas que a mí
me apuran mucho, y me dan mucha angustia y no sé dónde meterme cuando esto
ocurre…
Por favor, que dejen también de hacerme tantos favores hacia mi persona,
también en esto.
También decirles que aunque duermo unas pocas horas menos, nada de cinco
o siete, que es lo máximo que dormía cuando trabajé en la última farmacia, la de,
De la Coba, por Mesa y López, por lo que sé que puedo dormir estas horas y menos,
con buena calidad de vida. Ahora duermo mucho más que esto, y siempre con muy
mala calidad de vida, cayéndome de sueño y atiborrándome de café, lo cual,
también es peligroso que deba abusar del café porque a estos señoritingos, les da
porque ellos son los que manejan mi vida, y lo hacen todo por mi bien. No sé
quiénes serán, pero muy bien no me quieren, y a lo sumo dirán, a ver qué dice
cuando le hagamos tal o cual cosa; lo que hacen seguramente es de mala leche,
pues está claro que a ellos no se lo hacen. Yo soy de los que piensan que con la
moneda que pagan, reciben, y que yo sepa, no les he hecho mal ninguno a ellos y a
mí ellos siempre me pagan mal por bien.
Yo también tengo derecho a vivir la única vida que Dios me ha dado, y me
gustaría vivirla como la quiero yo vivir, no como quieran, ni ustedes, ni mucho
menos que lo decidan los chafalmejas que me controlan.
Por qué para nadie es bueno lo que me hacen a mí, y sí para mí, esto es un
absurdo total. Por favor, quiero vivir los años de vida que me quedan, dominando
yo mi vida, y no lo que otros quieran. Ya saben que lo que me gustaría es dormir de
cinco a siete horas máximo al día que es lo que suelen dormir muchos de los que se
los pregunto, y como les digo, sé, que hace varios años dormía esto y menos, y tenía
buena calidad de vida, y no como ahora, que me voy cayendo de sueño por todos
lados.
Besos para todos:
Servando.

207

Dormir (III)
No les pido tantos favores, y uno de ellos es dormir de cinco a siete horas al
día, que por otro lado es lo que suelen dormir ustedes de normal, o varios de
ustedes. Juancho durante años ha dormido un máximo de cinco horas, y yo ahora
les pido un mínimo de cinco horas poder dormir al día.
Mucha gente de la que pregunto, duerme esto, como por ejemplo hoy me dijo
el amigo de Tony que va a verlo también a la cárcel, que él duerme un máximo de
seis a siete horas. Tiene mi misma edad, y no pretende llegar a Premio Nobel, sino
vivir cristianamente, y por ello sabe que no es sano dormir mucho.
También los monjes tibetanos, desde que empiezan a ser monjes, duermen un
máximo de cinco horas, pues saben que más es perder el tiempo. Son los monjes, no
los grandes líderes tibetanos, quienes a saber cuánto duermen.
No les estoy pidiendo tiempo para irme de juergas, o de viajes, o a tomar el sol
a algún sitio, sino tiempo para poder leer todo lo que he querido y quiero leer a lo
largo de mi estúpidamente desperdiciada vida, por haber dormido tanto.
Está claro que si pudiera dormir lo que siempre he deseado, estaría con
mucho mejor humor del que tengo, y no como siempre medio destrozado
internamente, de ver cómo desperdicio mi vida durmiendo barbaridades… todos los
días, me lo tomo con resignación (y como comprenderán, con tristeza) el ver cómo
desperdicio mi vida…
Sólo les pido que me dejen vivir lo que quiero vivir, el aprovechar más mi
vida, la única que voy a vivir. Si encima me gustaría llegar a Premio Nobel, razón
de más para intentar dormir menos de las burradas que siempre me han tenido
durmiendo. Piensen que si me hubieran dejado dormir lo que el cuerpo me pidiera,
y no lo que ustedes quieren, es posible que ya me hubieran dado un nobel, o que
estuviera a punto de conseguirlo, o fuera un candidato, no como ahora que no soy
conocido sino por la familia y los vecinos del edificio.
Me voy a morir con las ganas de leer los buenos libros que quiero leer, lo que
yo creo que no es un delito pedir, no les estoy pidiendo tanto, sino ser como ustedes
en esto. Y ustedes lo son desde hace años. Pónganse a dormir como yo, y entonces
entenderán un poco de mi impotencia y pesadumbre interna…
La Biblia dice que no hagas a los demás, lo que no quieres que te hagan…
fíjense que no lo digo yo, sino la Biblia, y lo que ustedes hacen para conmigo, está
totalmente en contra de lo que dice la Biblia, la palabra de Dios.
También dice que si está en tu mano hacer un favor, hazlo y sobre la marcha,
y no les digas, no vente mañana, que mañana te lo hago… los que me controlan
saben que me putean de continuo, y así y todo, siguen tan tranquilos, y a lo mejor
hasta cobrando un buen dinero por ello y riéndose de mi impotencia… pero que le
hagan estas cosas a ellos, entonces ya no les gusta tanto y se negarían a trabajar…
Haz bien y no mires a quien, dice la Biblia, y no, putea todo lo que puedas,
que eso le sienta bien, pero a él, no sobre uno de los que lo hacen o idean…
Vean que estas cosas no las digo yo, sino la Biblia, que es el libro que ha
sobrevivido a todas las épocas… y es la bondad por excelencia… la palabra de Dios.
Ustedes duermen muy pocas horas, y sin embargo a mí me putean durmiendo
el doble de ustedes como mínimo. Mi pregunta es por qué, qué quieren con ello. Por
qué no se lo hacen ustedes a ustedes mismos también. No es justo (ni honrado). No
sé por qué motivo lo hacen, pues está claro que todos queremos aprovechar la única
vida que vamos a vivir, y ya saben que posiblemente la mía sea la más corta de
todas, por tanto que me han tenido durmiendo.
Por favor les pido que no me pongan más difícil mi carga, pues esto se parece
a un asno al que ponen una carga tan grande sobre sus espaldas, que cae reventado
sin poder dar ni siquiera un paso, de tan grande que es su carga.
208

Ya les digo que me estoy atiborrando a café, pues es mucho el cansancio físico
y síquico que tengo, no por no dormir, sino que los que me controlan, me lo
provocan y me cuesta demasiado luchar contra esto, de ahí que me atiborre a café,
pero en vano muchas veces… por favor les pido que aunque sea un par de años, me
dejen vivir la vida como siempre he deseado.
Besos para todos:
Servando.
Estos dos correos les he enviado hoy, para ver si se cortan y me dejan vivir la
vida que yo quiero vivir, y que sin embargo ellos deciden por mí. Yo no me meto en
la vida de ellos, lo que deben o no deben hacer, y sin embargo, ellos se meten en mi
vida y me dicen qué debo dormir y cómo debo estar el resto del tiempo.
El resto del tiempo lo he pasado leyendo. Hoy varios libros, pero sobre todo
las Obras completas de San Juan de Ávila. También algo Crimen y Castigo. Y uno
de, el gran Erasmo de Rotterdam, el que me ha gustado mucho también.
Ahora llevo bastante tiempo con sueño, por lo que voy a acabar y a meterme
en la cama, a dormir.
Estoy dispuesto a retirarle la palabra a mis hermanos si me siguen
durmiendo tanto, y con tan mala calidad de vida el tiempo que estoy despierto.
Veremos en qué acaba todo.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, al igual que a todos los seres
queridos fallecidos; y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

21/4/14
Hoy no he hecho otra cosa que casi estar durmiendo todo el día, así que
imaginen cómo me siento. Lo más importante del día, ha sido que por la tarde, me
enteré que mi tío Manolo, el hermano de mi padre, con el que estaba enfadado
desde joven, y que por tanto no suelo ver, pues los dos se distanciaron de siempre y
por tanto los sobrinos tampoco veíamos a nuestros tíos, se murió esta mañana.
Intentaré ir al funeral, pues aunque al velatorio iban a ir Piluca y Maru, no
quisieron que fuera yo también, y menos mal, pues yo ya saben que yo llego, doy un
beso a la familia, y me voy a leer lejos de donde están todos, y es posible que esto
sentase mal a mis primos. Envié tres SMS, uno a mi primo Servando y dos a mi
prima Cuqui. Les di el pésame y a Cuqui le dije que intentaría ir al funeral. Se
disculpó por no ir al entierro de mi madre, pues por lo visto se enteró hoy que se
había muerto. Esos hermanos entre ellos se llevan muy mal, de ahí que no se digan
nada, ni siquiera estas cosas.
He estado un poco leyendo el libro de Platón, Fedón, y es un poco complejo,
pero parece que algo me estoy enterando. También estoy leyendo una novela de
Julia Navarro, la que parece que algo me gusta, pues va de mis temas; se llama La
Biblia de Barro. Con el título ya ven que va de lo mío.
Una curiosidad es que cuando fui a cenar ahora, sentí que algo se movía en
mi pecho, y miré y era una chopa bastante grande, por lo que le di un manotazo, o
con el cuchillo grande que tenía en la mano, y la tiré al suelo; al instante la pisé y
la maté. Debe ser la que ayer le di un fuellazo anticucas, y por tanto estaba medio
atontada, por lo que hoy se posó sobre mi pecho… menos mal que fue rápido, y no
se paseó por mi cara, por lo que entonces sí me habría repugnado. En estas cosas,
me considero un occidental fuerte, pues aquí a mucha gente esto le da pánico. Yo he
vivido en pensiones con un montón de cucas por todos lados…
209

Hoy el primo de Tony, o el sobrino, cuando lo llamé me dijo sobre la ortiga, si
era contra la artrosis y le dije que no sabía, que la podía encontrar en farmacias, y
me dijo que iba a hablar con un amigo que conoce de plantas… la cosa es que yo
tengo un master en plantas medicinales, y soy farmacéutico, pero para afinar tanto,
no sé la verdad. Debo leer más sobre plantas medicinales. Tiempo, lo que necesito
es mucho tiempo.
Total, que hoy casi no he hecho otra cosa que dormir.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos, como mi tío Manolo hoy. Y que nos bendiga a todos. Muchas
gracias. Saludos cordiales. Servando (Blanco Déniz).

22/4/14
Hoy dormí unas siete horas y pico, al igual que ayer, con lo que la cosa va algo
mejor. De todas maneras, hasta eso de las tres de la tarde, en que le dije a Piluca
que me encontraba con mucho sueño, no estuve despejado. Los señores que me
controlan quieren hacérmelo todo más fácil, a mí, no a ellos.
Esta mañana había quedado en ir a ver la casa que ayer vi que se vendía. Me
encantó, así está mejor que la mía un rato largo. La cosa es que hay tres
habitaciones un poco oscuras, como son el dormitorio de matrimonio, el baño y la
cocina. Como digo, la casa está mucho mejor que la mía, y está a 59.000
negociables, y la mía me costó 75.000€, sí, ahora veo que a lo mejor me cobraron
demasiado dinero por mi casa. Estaba estupenda, y muy clarita las partes en las
que había luz. El baño era un plato ducha con mamparas. Todo muy bonito y muy
clarito todo (esto por los bombillos). Me dije que esa casa era demasiado buena para
no vivirla, o si no, incluso para hacer negocio con ella, pues está fuera de lo normal.
Me quedé como digo, sorprendido.
He estado el resto del tiempo en mi casa, resolviendo cosas para Tony, como
que le enviara a unas cubanas, a una dirección de correo, varios correos, para sus
ligues, lo que algo me molesta, la verdad, pues es a Cuba, donde esto de los correos
se controla mucho… y luego que es para contactos, a ver, supongo, si les puede
echar un casquete cuando salga… este amigo no cambia… de todas maneras, me
devolvieron el correo por dos veces…
También estuve llamando a su madre, para decirle las cosas que debía
comprar a su hijo. También que le compre sellos, para Cuba. La cosa es que yo le
mandé como para 18 cartas, y ya me da que las gastó, con lo que imaginen cómo
está desesperado por acostarse con mujeres…
También le dije más tarde a su madre, para lo que la volví a llamar, que debía
ir al vis a vis creo que el 24, pero que su hijo no me llamó para confirmarlo. Por lo
que le di los números de teléfono de la cárcel, para que lo confirmaran. Dicen que
debe llamar por la mañana, pues a esta hora no hay nadie en estas oficinas.
He estado también llamando al abogado, primero por la mañana, para ver si
le llevaba los papeles para la declaración de la renta, y si ya había mirado lo de la
escritura de cancelación de la hipoteca, y por la tarde, para ver si debo llevar unos
papeles para pagar unas cosas que me llegó hace unas semanas, unas cartas
certificadas, para pagarlas, pues creo que debo pagar unas cosas al gobierno de
Canarias, según tengo entendido, por mi minusvalía y las herencias… debo
llamarlo mañana, pues me dijeron que por la tarde estaría trabajando en la calle, o
sea, que se tomó la tarde libre.

210

También llamé a la casa que está frente a mi casa, a ver si la puedo ir a ver el
viernes, pero la verdad es que la que vi hoy, está fantástica, casi como para vivirla
yo ya…
He intentado leer un poco, pero casi no he podido, pendiente del teléfono para
todas las cosas dichas y otras más.
También llamé al administrador por la mañana, para ver si ellos podían ir al
banco a buscar otro talonario, y resulta que sí, con lo que no debo ir yo. Le dejé una
nota a la vecina que tenía que firmar una cosa. También vino el fontanero, a buscar
el cheque que le hicimos la vicepresidenta y yo ayer, de 535€, todo un dineral, por
trabajar unas horas durante un solo día.
Intentaré ir mañana al funeral de mi tío, aunque mis hermanos no estaban
por la labor, pero parece que al final Pine sí va a ir también, aunque no pensaba,
pero me dijo que a lo mejor sí iba, para acompañarme a mí.
En fin, que en boberías he invertido todo el día.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

23/4/14
Esta mañana fui a Cáritas, por lo que anoche me acosté a eso de las once y
pico. Dormí bien. Me levanté temprano, a eso de las ocho treinta, aunque me costó
un poco levantarme, como casi siempre.
Pronto llamé al abogado, para ver si unos papeles que me vinieron hace unos
meses con la plusvalía (o algo así), si ya los había mirado, para ir a cogerlos, pues
debía pagar algo al respecto. Me dijo que de eso me olvidara, que eso ya estaba. Le
di las gracias. De todas maneras, como no las tenía todas conmigo, llamé a Piluca, a
ver si sabía algo al respecto, pero como no estaba, pues le dejé un mensaje en el
móvil. Resulta que había ido al gimnasio, pues dice que está gorda… me dijo que ya
eso estaba pagado, que parte lo había pagado de la herencia, lo que debían pagar
todos los hermanos, y otra parte que debía yo pagar, resulta que lo hizo ella, por lo
que yo le había dado en su día, unos cincuenta euros… esto de las herencias y cosas
legales, así como lo del fisco, no es algo de lo que me entero, más bien mucho no me
interesan… por esto, a lo mejor le pongo tan poca atención.
Luego fui a Cáritas, donde había reunión hoy, pero no fue nadie. Sé que
Amparo me había dicho que no podría venir, pues debía ir al médico, y creo que
Denis está de viaje con lo del budismo; e Inés por lo visto escribió a Pilar, y le dijo
que no podría hoy ir. Le dije a Pilar que debía consultarle un par de dudas que
tenía, por lo que a las doce, como no vino nadie, le hice el par de preguntas, para
saber qué hacer en el caso de los correos que nos preguntan o dicen cosas como que
tienen libros en la biblioteca. Al final se pudo arreglar algo las cosas.
La verdad que mi jefa Pilar, está buena un rato largo, algo fuera de lo común,
lo que pasa es que ella va a por otro chico, jovencito como ella, y encima ella es
demasiado joven para mí… si no…
Después me fui a casa de mi madre, donde solo estuve una hora y media, pues
debía venir a mi casa para comer, y luego a eso de las seis era la misa de funeral de
mi tío paterno…
Me estuvo llamando un montón de veces la chica que me pregunta cosas de
salud de AFAES. Me llamó lo menos diez veces, y todas ellas le dije lo que pensaba
de lo que me preguntaba, o sea, sobre su novio, y si creo que está en un
empeoramiento de la esquizofrenia… le dije que se lo dijera sin falta al psicólogo,
211

pero como me dijo que tenía hora con el psiquiatra, entonces le dije que mejor, que
se lo dijera a él directamente, pues más eran cosas del psiquiatra que del psicólogo.
Tras mucho llamarme, decidió decírselo al padre de su novio y que éste se lo dijera
al psiquiatra… mejor así.
Luego fui a misa, en donde estaba un poco hinchado, de todo lo que almorcé,
pues lo hice tarde y tenía un montón de hambre. Al final, le fui a dar la mano y a
besar a la familia de mi tío, o sea mis primos, quienes están enfadados con
nosotros, y entre ellos también. Total, que todos me miraron atravesados y casi no
me dan un beso (las hembras) ni la mano los varones… al final salí asombrado de
esta gente, no agradecen que vaya uno a darles el pésame en una cosa de éstas.
Según me han dicho mis hermanos, no han ido ni un día a ver a su ya
fallecido padre (murió este domingo), y eso que está ingresado desde principios de
mes en el hospital… espero que ahora no pretendan llevarse parte de la herencia,
pues es mi prima Cuqui, la mayor, la que se ha encargado de su padre y de su casa,
desde que se murió su madre, o sea, en estos días hace un año. Me pensé si mi tío
no se quitó él mismo de delante, harto de todo.
Según dijo el cura, todos los martes tomaba la comunión en su casa (él ya casi
no salía a la calle, y cuando lo hacía era en silla de ruedas, pues no podía caminar
por sí mismo) y leía la Biblia con frecuencia, los evangelios… la verdad es que ha
cambiado bastante, pues lo que yo le recuerdo, era siempre gritando a todo el
mundo; de echo eran típicos de los dos hermanos, mi padre y él, estar siempre
gritando a todo el mundo, y todo porque tenía él un poco de estudios, según creo
dentista y punto. Mi padre en el mundo laboral, llegó bastante más lejos… pero mi
familia pasó antes de mi padre… yo le guardo un gran respeto, por lo que sucedió
en el libro gratis por la Red, De los locos, locuras…
En fin, que esto ha sido lo más importante del día.
Cuando llegué estuve una hora más o menos, leyendo una novela de mi
cuñado, y lo que leí, me gustó bastante, así que si puedo, ahora la leeré otro poco, a
ver si consigo acabarla cuanto antes, para ya que me las regalan, leerlas.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

24/4/14
Esta mañana no tuve que madrugar, así que ayer me acosté un poco más
tarde; me levanté a eso de las diez, pues tenía hora con la enfermera de medicina
general, a eso de las doce menos veinte, y aunque es aquí al lado, para no
retrasarme mucho. Llegué diez minutos antes, y aunque suponía que todavía no
había llegado, resulta que no era así, estaba con un paciente dentro. Cuando salió,
entré yo.
Me tomó la tensión (120/70), inmejorable; el pulso (75 pulsaciones/minuto),
perfecto, y el peso me aumentó más kg, así desde hace un año, en teoría he
engordado más de diez kg, lo que le he dicho que de esto nada, que sepa que los
aparatos de medida se pueden manipular a distancia. De hecho, hoy pesé menos en
mi casa, y eso que desayuné bien. O sea, abundante. Y le dije que los pantalones y
toda la ropa, me sirve la misma de siempre…
Luego me fui a casa de mi madre, donde estuve hablando con Pavel, el
jardinero, quien está pintando la verja negra, la de la entrada de la casa y que la
rodea a todo alrededor, por lo que me dijo que le hacían falta dos botes de pintura
negra y uno de disolvente de un litro (el doble del que había). La cosa es que los
212

trabajos están tan mal, que la gente hace más trabajos de lo que en teoría le
corresponde, por el mismo dinero… de todas maneras, a este acuerdo había él
llegado hace tiempo con mi madre, lo que pasa es que va en esto muy lento, pues
primero es regar el jardín, diminuto, pero jardín.
También fue Delia con su marido Fausto, a limpiar la casa, donde aunque
llegaron tarde, porque entendieron mal el mensaje que les envié, pero estuvieron
casi dos horas, menos cinco minutos; o sea, más que los últimos dos días.
Limpian lentamente, pero bien. Lo que limpian lo hacen a conciencia, nada
que ver con Julia, que va uno detrás y ve las cosas mal limpias y a las prisas, no sé
para qué, si para descansar viendo la tele, que es lo único que sospecho que hace en
todo el día… de echo ahí están, Delia no ha parado casi de trabajar y Julia lleva
más de tres años sin encontrar trabajo… por algo será.
Allí estuve leyendo los evangelios en inglés y leyendo un poco sobre el cáncer,
y lo dicho, complejo pero interesante al tope. Sí me veo, que todo el mundo triunfa y
es famoso y yo nada de nada, cada vez leo más, y cada vez soy más anónimo…
Luego, cuando se fueron todos, me vine a mi casa a la prisa, pues iba a venir
la secretaria del administrador, la que vino cuando yo acabé de almorzar. Le di los
cheques firmados por los dos (la vicepresidenta y yo), al igual que el aviso del
talonario, para ir a buscar otro talonario nuevo al banco.
También me llamó Piluca y mañana tenemos reunión en el despacho de
Oscar, a ver si todo va bien, y solucionamos un par de cosas ya.
Luego me puse con internet, para los correos y demás, y resulta que Juancho,
mi cuñado, acababa de mandarme un correo con su discurso de ingreso de la Real
Academia Hispano Americana, me parece que se llama, y la verdad es que está
estupendo. Tardé lo menos cuatro horas y pico o más en leerlo, pero me pareció
muy, muy bueno. Uno de los mejores escritos cortos suyos. Debe ser que lo tuvo
meditando durante bastante tiempo, y que trata sobre temas del que sabe bastante:
Miranda y Bolívar por un lado, y por otro Vargas Llosa…
Como digo, disfruté con dicho escrito.
Para él Miranda luchaba por la libertad, como Vargas Llosa, cuyo fin es ser
uno de los mayores escritores de novelas del mundo, mientras que Bolívar lo que
quería era poder… debe ser que mi cuñado tiene mucha simpatía por Mendoza, el
cual es de descendientes canarios, pero muy poca por Bolívar. Pero ya digo que no
puede ser tan desastroso el último, pues en Venezuela, se le adora, y muchos como
Chaves, el fallecido dirigente Venezolano, tenía por un héroe absoluto a Bolívar.
Para mi cuñado Mendoza era un intelectual que quería llevar la ilustración y la
libertad por medio del conocimiento (pero usando la guerra para arrebatarla a los
invasores), o sea, a la revolución por medio de la información y la cultura, y aunque
para ello llevó a América una imprenta, no contaba con que el pueblo venezolano,
no quería leer, ni casi sabían hacerlo la mayoría, y aquellos sudamericanos que lo
sabían hacer, no estaban por leer mucho. Y él era un militar intelectual, imbuido de
los grandes clásicos griegos, a los que citaba en sus charlas y escritos. Él era un
idealista que buscó por medio mundo dinero para poder llevar la revolución a
Sudamérica, y al final, acabo en la cárcel andaluza, donde murió solo, olvidado y
abandonado por todos… de todas maneras, según dice mi cuñado, la historia lo ha
tratado mucho mejor que lo que lo trataron en su época muchos peces gordos…
En fin, que mi cuñado sabe un rato largo de cosas y ha escrito una barbaridad
de libros y artículos… de muestra un botón. Y ayer estuve leyendo otra novela de
Juancho, y por lo visto, ya tiene también otro libro a punto de publicar, del que no
sabía nada. Y otro recién publicado, el que está promocionándolo por un par de
sitios…

213

Me da que voy a tener que hacer el doctorado, pues comparado con mi cuñado,
y otros como Vargas Llosa, o Mendoza y muchos otros, no he hecho nada en esta
vida mía. Mendoza, aparte de en todas las guerras que participó, y las vueltas que
le dio al mundo, también escribió 70 libros, casi nada… era un intelectual de
categoría…
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, y a todos los seres queridos
fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

25/4/14
Hoy me levanté a eso de las diez, pues debía ir a ver el piso que hay frente a
mi casa, pues había quedado a eso de las once en la casa, que repito está frente a la
mía. Llegué unos siete minutos antes, y me puse en la puerta, por lo que no sabía si
tocar el timbre o no. Resulta que habían dos detrás mía, a los que no había visto
bien, y no sabía si eran ellos los que debían venir, o bien dos de los muchos ociosos
que se suelen poner ahí, a hablar y hablar, resolviendo los grandes problemas del
mundo. Resulta que era uno de los dueños y el otro de una inmobiliaria. Entramos
al piso, y no me gustó nada, totalmente distinto al que había visto hacía un par de
días, y encima a 75.500€, cuando yo creo que me habían dicho por teléfono que eran
diez mil menos. Total, que paso un kg de esa casa.
Luego me puse a mirar cosas por ordenador y a escribir, por lo que empecé a
mirar las cosas del doctorado y llamé a La Escuela del Doctorado de la universidad
de la provincia, y resulta que debo pedir la preinscripción a partir de septiembre, y
de abrirse uno o dos master para el doctorado por medicina, sería la preinscripción
en junio, con lo que si me dicen que debo hacer uno de esos másteres, pues lo
debería hacer para el otro año, lo que me conviene bastante, pues así tengo un año
más para poder leer cosas que quiero leer… o sea, que siguiendo las cosas por su
cauce, tendría otro año libre antes de meterme a tope con los estudios de nuevo.
Claro que ahora sería todo presencial, lo que no me gusta tanto, pues es coger
guaguas de continuo de lunes a viernes, y ya saben que a mí lo que me gusta es leer
y estudiar a distancia. Pero tengo un año para irme mentalizando.
Si tuviera hecho dos años del FIR, o sea, la especialidad de la carrera de
Farmacia, pues entonces sí podría acceder directamente al doctorado, pero si no,
debo hacer la preinscripción y que ellos decidan, pero casi lo más seguro es que me
dirán que haga un master de investigación, del tipo de los que hay que ver si se
abren o no este año. Me dicen que ellos no saben nada, pero creo que sí hay en
proyectos pendientes de aprobación, un par de másteres, precisamente enfocados a
sacar el doctorado por ciencias de la salud…
Luego vino Paco, el enfermero de La Feria, no me gusta mucho, tener que
hablar con él, pues parece que siempre está pendiente de si cometo un fallo o no…
un poco se me parece a mi hermano, que es un picapleitos… pero en sentido
sanitario…
Estuvo algo más de media hora, contándole yo estas cosas del doctorado, como
de las cosas de las herencias y los pisos que estoy viendo, y que pretendo comprar.
Sí me dijo que cada vez tenía más libros, como si le pareciese mal esto… debe ser
que él no tiene ninguno, y no ve bien que otros los tengamos… sí, un poco como mi
hermano es.
Cuando se fue, me despisté un poco y empecé a comer, cuando al final del
almuerzo, me di cuenta que debía ir al abogado por la tarde, y que ya casi no me
quedaba tiempo para vestirme e ir a casa de mi hermana Piluca, a coger su coche
214

para ir al abogado. Habían huevos y papas a repartir en casa de Piluca, que las
trajo mi tío Antonio de la huerta que tiene él y no sé si mi madre tiene también ahí
parte o qué.
En el abogado se nos resolvieron los asuntos que habían pendientes, por lo
que en dos semanas, firmamos ante notario, la aceptación de la herencia. Según
nos dijo, por mi madre el montante total es de cosa de un millón, lo cual, según nos
dijo, es bastante dinero, y eso que él está acostumbrado a llevar varios casos, de
herencias y demás… sí, pertenezco a una de las grandes familias de aquí, pero que
casi nadie, salvo mi padre y mi tío Joaquín, quienes se hicieron pasar por muertos
siendo relativamente jóvenes (y por tanto lo dejaron), se han dedicado a multiplicar
el dinero que recibieron… yo llevo más ritmo que ellos intelectualmente hablando,
pero soy bastante pobre. Y el dinero, lo quiero para una casa donde me quepan los
muebles que heredaré, mas mis quince estanterías de libros, y a ser posible en una
zona no muy lujosa…
Después del abogado fuimos a tomarnos un café por allí, pero solo tres
hermanos, pues Maru iba a casa de una amiga, a pasar allí la noche, y Jose tenía
que ir a poner un termo en la casa del Puerto, el ático que uno acaba de dejar, que
lo alquila otro conocido del que lo ha dejado… total, que por esa casa ha habido
suerte, y así tenemos todos los pisos, salvo uno del chalé de mi madre, alquilados,
con lo que entra un buen dinero…
He aprovechado algo el tiempo, para leer cosas mías, como las del doctorado,
y espero ahora poder estudiar un par de horillas, pues mañana tengo pensado no ir
a ver a Tony, sino tomármelo de descanso… aunque un poco de remordimiento me
da no ir a visitarlo, pues se debe sentir muy solo, pero tengo ganas de no ir, sino
ponerme a estudiar y aprovechar la noche con las cosas que deseo hacer.
Por hoy, lo dejo.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, al igual que a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

26/4/14
Hoy no he salido de mi casa, y aunque a pesar de ser sábado, y por tanto día
candidato a pasarlo durmiendo, así y todo he podido superar la modorra que me
han provocado durante un par de horas los indecentes e impresentables (no hagas a
los demás lo que no quieres que te hagan), durante la que me he atiborrado a café,
pero como digo, al par de horas, ya estaba algo más despejado, por lo que he podido
adelantar algo, sobre todo leyendo la novela de mi cuñado titulada “ Casi todas las
mujeres”, la que a pesar de que no es de mi tema preferido, algo me está gustando
(la cosa no es tanto hacer lo que a uno le gusta, como cogerle el gusto a lo que uno
hace), o sea, que como debo leerme la novela de mi cuñado, ya que me las regala,
qué mínimo que leérmelas. Yo se las suelo pedir, si me las regala. De hecho es al
único de mi núcleo familiar al que se las regala. Gracias Juancho.
He escrito también la dosis diaria del Menudencias, el que llevo bastante
bien, con casi cuatro semanas de anticipación, o sea, inmejorable.
La novela trata bastante del clásico El Gatopardo, así es una mujer muy
guapa, mujer del protagonista (uno relacionado con la búsqueda del oro y orfebre al
mismo tiempo) Néstor Luján, quien está haciendo el doctorado sobre El Gatopardo,
la famosa y única novela que escribió Tomasi di Lampedusa.
A fuerza de leerla medio obligado a veces, me está gustando varias partes de
ella, como la que habla de dicha novela, o los familiares del autor, quien parecía
215

llevar una vida más bien oscura, pero resulta que era un genio… a lo callado, pero
un genio. Sólo escribió esa novela, y le dio fama mundial después de muerto, pues
según creo, no la vio publicada en vida…
También he pensado que voy a imprimir el estudio (Punto Farmacológico) que
ha hecho el Consejo General sobre la resistencia a los antibióticos, pues es un tema
que me gusta mucho, sobre todo ver los apartados que hablan sobre los mecanismos
de resistencia de los distintos microorganismos a los distintos antibióticos.
De resto, todo bien, o sea, que estoy más tiempo despierto que hace unas
pocas semanas, lo que es de agradecer, aunque todavía no lo estoy tanto como
quisiera, y ya les digo la modorra que me entra muchas veces, y por tanto me
atiborro de café, lo que es bastante peligroso, pues me puede entrar cáncer. Ya
saben que el café tiene más de veinte sustancias cancerígenas, y estos indecentes,
haciendo que me tenga que atiborrar a éste, todo porque ellos son así de cabrones…
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

27/4/14
Hoy he estado bastante contento, pues después de almorzar no me entró
sueño ninguno, y eso que al principio, estaba como algo cansado, pues había
dormido solo unas nueve horas… ya saben cómo me han tenido un montón de años,
de ahí que esto sea, todo una gran noticia. También, creo que ha sido por dejarle
claro a los que me controlan, que el café, su exceso, puede provocar cáncer, pues
tiene más de veinte sustancias (como les dije) cancerígenas… esta gente es una
indecencia total, y si no ven que le pueden denunciar por provocar la muerte,
directa o indirectamente, joden a los que les da la gana, de mala manera. No son de
los que no hagas a los demás lo que no quieres que te hagan. Vamos a ver cómo
acaban su vida, si Dios los maldice por el mal que hacen o si sin embargo ven que
van cada vez mejor en la vida cristiana…
O sea, que hoy he estado bastante contento.
Por ser domingo, he leído bastante sobre teología, esta vez sobre los años
perdidos de Jesús, y aunque estoy por el principio es bastante prometedor. Dice
varias cosas interesantes, las que espero, que se irán asentando en la mente a
medida que se desarrolle el libro.
Mi meta más próxima ahora, es intentar dormir un máximo de siete horas, a
ver si puedo poner el despertador a las seis horas, para levantarme como tarde a
las siete horas. Hoy me levanté a las nueve horas, pero de antes, ya estaba con
medio ganas como que me podía haber levantado, lo que hasta no hace mucho, era
totalmente imposible, levantarme un domingo antes de las diez horas… y hoy antes
de las nueve horas, ya veía que me podía haber levantado. Por eso he dicho lo de las
seis horas… ojalá Dios lo quiera así, pues estoy desesperado de tanta vida pasada
en la oscuridad del sueño…
En misa me gustó hoy mucho la plática, y así se lo hice ver al cura, pues decía
que nosotros, los cristianos, creemos sin haber visto, mientras que creo que fue
Tomás, uno de los doce, que dijo que mientras no tocara las llagas de la mano de
Jesús, así como meter la mano en el costado, entonces es cuando creería; por lo que
medio Dios, lo maldijo, por no creer en Él, si no lo veía y tocaba por sí mismo. Por
ello, Jesús, a nosotros, nos quiere más que a ese discípulo. Y eso que son muchos los
reyes y sabios que desean haberlo visto (yo también), pero intuyo que a los que sin
verlo creemos en Él, estamos medio salvados o con medio o parte del camino
216

recorrido… he estado mirando en las estanterías de mi cuarto, y la verdad es que
hay un montón de libros que deseo haber leído ya, que es cosa fina, muchos de ellos
de teología…
Por hoy, lo dejo.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

28/4/14
Esta mañana me levanté relativamente temprano, sobre las diez, tras siete
horas de sueño o un poco más. Como ven, voy progresando a pasos agigantados.
Cuando me aseé, fui a casa de mi madre, donde estuve casi tres horas. Antes
fui por el 24 horas que hay por casa de mi madre, donde vi que había berros, por lo
que compré una bolsa, yo creo que de un kg y pico. También compré calabaza y
calabacines para el potaje de berros. También compré perejil, pues tenía pensado
hacer puré de éste, pero como conseguí los berros, pues entonces prefiero del
último; asimismo compré pimiento rojo, para judías a la vinagreta. Esta ha sido la
compra de la semana.
He pensado si Elena por casualidad está yendo al bingo, pues está gastando
una barbaridad de dinero por adelantado; la semana pasada me pidió tres semanas
de adelanto, lo que me dejó alucinado.
En casa de mi madre, todo normal. Antes pasé por la tienda de pinturas y
compré lo que me encargó Pavel el jueves pasado, para pintar la verja. Sólo compré
una lata de pintura, pues no había sino una, aunque estaba pedida y puede ser que
llegara hoy por la tarde; le dije que iría a final de semana, cuando pase por ahí de
nuevo.
Luego, como digo, fui a casa de mi madre, donde estuve sacando las cuentas
de la pintura, y poniendo cambio tanto para Pavel, como para Delia, o sea, monedas
de un euro para Delia…
Luego me puse a leer sobre el cáncer, y le di un buen empujón al mismo.
Vi que en la azotea de los vecinos había dos perros diferentes a los de
siempre… a lo mejor es de algún amigo del okupa, o similar. Veremos cuánto
tiempo se quedan dichos perros allí.
A las tres horas me vine camino a mi casa.
Aquí le envié un correo a Nancy a ver cómo se encontraba, y como le dije que
estaba durmiendo menos, creía que era porque me estaba dejando de tomar la
medicación, por lo que le dije que sigo el mismo tratamiento desde hace unos sietes
años, y que si duermo menos es por los que me tienen controlado. Me dijo que mi
prima Concha Ester le dijo si quería cuidar a sus dos hijos adoptivos del Vietnam y
dijo que sí. Por lo que le di ánimos a ver si poco a poco va consiguiendo algo de
dinero, y no se tienen que arrepentir de haber venido a Canarias, por si no tuvieran
ni para comer… así está también algo más entretenida, y se independiza algo al
tener algo más de dinero. Y su hija tiene aunque sea para comprarse una golosina
de vez en cuando, para que vea cómo son éstas aquí…
He tenido bastante sueño durante el día, por lo que cuando hablé con Piluca
por la noche le dije que he estado con mucho sueño, y me dijo que ayer no, pero le
dije que hoy otra vez sí, por lo que nada más colgar, ya se me había quitado toda la
pesadez mental que he tenido todo el día. Sí, estos que me controlan son unos
indecentes increíbles, que no hacen sino fastidiar y fastidiar. Todo porque a ellos

217

les sale de dentro, y ya digo que en ellos no se aplican nada. Son mala gente, cada
vez me conciencio más.
Por la tarde he preparado la charla, he leído sobre Alzheimer y Fedón. Ahora
me da tiempo de un montón de cosas, mientras que hasta no hace mucho, nada de
nada. La cosa es que el sueño es distinto cada vez, y uno piensa que es cosa del
cuerpo de uno, pero cuando protesto, enseguida se quita, con lo que imaginen qué
logrado tienen esto, que incluso yo, que estoy acostumbrado al mismo, no diferencio
mi cuerpo de normal, de lo que los indecentes éstos me hacen de continuo. Sé que
no debería tener sueño, pues estoy acostumbrado a luchar contra la modorra, por lo
que me es fácil vencerla, pero no se me quita ni con café, por lo que sé que son ellos
entonces, por mucho que parezca cansancio mío y de mi cuerpo.
En fin, que por hoy poco más ha habido de interés.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, al igual que a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

29/4/14
Pensé ir esta mañana a mirar libros de segunda mano, y sobre todo,
pantalones vaqueros y para salir. Pero me levanté tarde respecto a la hora que
pensaba, así quería levantarme a las siete horas de dormir, pero me levanté sobre
las ocho horas y media de dormir. Y lo mejor de todo, estaba en la cama
ganduleando tiempo antes, por lo que me levanté con gusto, al ver que incluso con
dormir ocho horas, estaba descansado y no agotado por la falta de sueño. Como les
digo, vamos progresando, y casi a pasos agigantados, a la vez que paso a paso, pues
todavía no duermo unas cinco horas como mis hermanos…
Pero ya saben que estas cosas para mí es un triunfo total, de ahí que
estuviera contento todo el día.
Me enviaron un correo de Barcelona, IL3, que ya estaba el título, que podía ir
a retirarlo, o bien, si vivo fuera (que es mi caso), que lo mande a pedir por e-mail.
Ya hice esto, no sin antes llamar allí, a ver si lo podía pedir por teléfono, pero no
pude. Espero que a fin de semana o en la que viene, esté ya el título aquí. Les di mi
dirección de mi piso, por si la casualidad que viene el título y yo estuviera aquí.
Ojalá, y así me ahorro el ir a Correos de nuevo.
Por la mañana, tras almorzar a la una y pico, me puse a estudiar la charla, y
parece que en breve a lo mejor la puedo dar. Llamé a AFAES por la mañana y me
salió Nieves, a la que le di los recados para Genoveva, y que perdonara, que todavía
no tenía la charla preparada, pues me habían surgido inconvenientes.
Estuve estudiando hasta la hora de ir de compras. La primera ONG estaba
cerrada, por lo que fui rápido a la otra, aunque antes pasé por la tienda de sellos,
para Tony. Compré diez sellos de cincuenta céntimos, para sus cartas a Cuba. Me
dijo el de la tienda que no me olvidara de ponerles saliva, lo que ya lo sabía, pero no
sé si Tony lo sabe, para que no se olvide.
Luego fui a otras dos ONG. En Remar, compré unos siete libros, con la
intención de regalárselos a mi sobrino Yeray, varios de ellos. Luego fui arriba y vi
un pantalón que me servía de segunda mano, bien para dentro de casa, como para
vestir. Son cortos, por lo que a lo mejor lo llevo a casa de Maru, cuando vaya para
allá, que es mi salida más grande. Salvo de San Juan a Corpus, algún viaje.
En la segunda ONG, sólo había encontrado dos libros, por lo que pensé ir a la
parte de la ropa, pero el joven encargado, me llevó a un solar al lado, lleno de libros,
muy sucio todo, pero con miles de libros, por lo que estuve mirando más de dos
218

horas yo creo que estuve. No se veía muy bien, y de hecho una parte casi no la miré
pues no se veía nada, y me daba rollo que me fuera a salir una rata o un ratón.
Compré de ahí unos doce libros, más los dos de la tienda normal, catorce libros.
Más los de Remar, o sea, muchos más de lo que lo tenía previsto. Espero que
mañana o pasado no me vaya a arrepentir, sino que siga pensando que les puedo
dar salida o leerlos en su caso.
Me vine para mi casa cargado como un mulo, y también lleno de polvo, de
todo el que había en el almacén casi al aire libre donde fui.
Me dejó allí solo, mientras él estaba al lado, en la tienda. Me daba medio rollo
no sea que me fuera a dejar allí dentro, por lo que estaba un poco intranquilo. Al
final todo salió bien, y como ya había más que calmado el mono de las compras,
pues no fui a mirar ropa a la ONG dicha, ni tampoco fui a la primera que estaba
cerrada. Ya iré la semana que viene, o el viernes, como pronto. El jueves es
festivo… también tengo que comprarme unas zapatillas para la casa, pues las que
tengo están todas rotas, y ahora mismo ya no se pueden remendar más.
Esto ha sido lo más curioso del día. Ahora espero poder leer, y más tranquilo
sabiendo que con dormir ocho horas es más que suficiente. Sí, todo un triunfo…
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

30/4/14
Me estoy sintiendo mucho más ligero de la carga de leer libros, así por
ejemplo, esta tarde, la he pasado leyendo El ocho, de Neville, el cual está bastante
interesante, y debe ser que esta mujer ha estado entre los grandes del mundo, pues
se mueven entre éstos esta novela, tanto con los grandes de la revolución francesa,
como los grandes del actual mundo…
Esta mañana fui a Cáritas, donde había reunión general, aunque sólo fuimos
cuatro voluntarios, más Ana Margarita, y Pilar, las dos jefas nuestras. Pino no fue,
seguro que porque tenía cosas que hacer. La verdad es que esta gente se mueve
bastante, así han organizado unas charlas, que espero que les salga bien. Yo tenía
pensado no ir y decírselos más adelante, pero al final, se lo dije a Ana, pues me
parecía poco correcto estar hablando de dichas charlas, que fue de lo que trató hoy
todo el día, y no decirles que yo no iba. Total que no les sentó muy mal. La cosa es
que yo, donde haya mucha gente, y si es algo lejos, paso un kg de ir. Van a ir, se
piensa unas 160 personas, y los que estábamos hoy allí, somos los que organizamos
todo; yo soy un simple voluntario, para hacer de administrativo, o sea, rellenando
carpetas y cosas de éstas. Desde la semana anterior a las jornadas, voy a estar de
voluntario. La semana de éstas, voy dos veces a Cáritas, el miércoles (que es
cuando me toca) y el lunes de esa semana, con lo que deberé ir otro día a hacer la
compra. No hay problema ninguno.
Me gustó que no me insistieran en que debía ir, pues la otra vez eso fue lo que
hizo la otra jefa, pero gracias a Dios la que estaba hoy, no se lo tomó mal, o al
menos no lo aparentó.
Empezó la charla con un vídeo muy bonito sobre las herramientas de un
carpintero, las que cada una se consideraba la mejor, y cada uno, criticaba a los
demás. Pero vino el carpintero, y se valió de todos los instrumentos, para hacer lo
que iba a fabricar, con lo que cada uno era indispensable para una tarea, y era
usado cuando hacía falta. Al final el vídeo decía, “encontrar actitudes es cosa de
sabios…”
219

Cuando me preguntó la jefa qué significaba para mí el vídeo, le dije que si
trabajamos en equipo, se pueden hacer muchas cosas importantes por medio del
equipo… me dijo la jefa que estaba bien esa opinión… las jefas deben tener sobre
los treinta años, por lo que yo, con mis 51 años, debo ser un medio viejales para
ellas… a ver cómo llegan ellas a mi edad.
La cosa es que pienso muchas veces barrabasadas de ellas, pero me
avergüenzo de ello, pues son una gente extraordinaria, que pudiendo trabajar en
otros sitios donde ganarían mucho más dinero, pasan de todo y siguen trabajando
ahí, en Cáritas, quien paga fatal, mucha gente gana incluso menos que yo (que soy
pensionista)… y siguen ahí, pues saben que están ayudando a los más pobres, y
aunque ganan poco, les compensa saber que están haciendo una buena labor.
Me dijo Elena (la mujer que me hace la comida) que una vecina le había
criticado sobre mí, y me dijo que la dejaba porque tenía que ir a cosas de brujería.
Me sonreí cuando dijo eso Elena, y como me dijo que lo que me criticó era porque
tenía la casa tirada y llena de libros, le dije que eso era verdad, y que por esa
bobería no me iba a enfadar. Me dijo que no me decía quién era, pero sé que es la
portera, por un par de cosas que dijo.
Como ella es analfabeta, seguro que le dijo lo de la brujería para ver si yo era
brujo, pues debe pensar esto, por mis muchos libros y por mi aura blanca, en que
creerá que soy por esto un mago… lo que es la ignorancia. A lo mejor hasta me
tienen miedo, por el aura…
En fin, que esto es lo más importante. También fui después de Cáritas a casa
de mi madre, donde solo estuve en total dos horas; yo creo que cuando menos he
estado del todo, pero estaba muy cansado y con pocas ganas. Y como vi que todo
estaba normal, pues me vine en total tras dos horas en la casa.
Por hoy nada más, a no ser que he pensado algunas veces, últimamente, que
me digo: voy a llamar ahora a mi madre y decirle esto… y enseguida me doy cuenta
que ella ya no estará más… en fin, espero verla en la otra vida, en que espero que
siga contenta conmigo, y pueda seguir dándole alegrías como hacía con mis notas y
comportamiento en este mundo… cuando le decía que me iba a confesar, me decía y
tú qué vas a confesar… como diciendo que era una buena persona que no tenía
pecados, lo que me daba muchos ánimos, pues aunque tengo algunos, intento que
no sean demasiado graves…
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

1/5/14
Hoy lo único que he hecho ha sido leer El ocho, el que está inmejorable. Yo
creo que está basado en la realidad. El final está estupendo, digno de la categoría
del libro.
Sólo puedo decir que si tienen tiempo, que lo lean, pues verán las pasiones de
los hombres, y la lucha por algo que en teoría casi nadie sabe lo que es, pero que
luchan por ello, pues suponen que es algo sumamente importante… algunas veces
uno ve como que está maldito lo que siguen, pero luego ve que protege de los
malos… en definitiva, un libro digno de leerse. Desde hace varios años lo empecé y
siempre lo dejé a medias, y siempre pensando por qué era tan famoso dicho libro.
Está claro que a quien le gusta la novela histórica es algo digno de leerse, y la
acción también se dan cabida en él. Por fin hoy acabé el libro, y para esto he leído
entre ayer y hoy más de 150 páginas, a las que me he enganchado con la esperanza
220

de llegar al final, y la verdad es que no me ha defraudado nada. No es extraño que
haya sido el best seller que ha sido durante tantos años.
En fin, que se los aconsejo enormemente, y verán, cómo no somos nada, a no
ser ciertas personas que tienen un don. Yo sé que tengo interés en un par de temas,
y a esto algunos lo llaman el don, pero lo del final de este libro, se los aconsejo, pues
pocos son los escogidos. Claro que la Biblia dice que las cosas de Dios, no son las de
este mundo… y no digo más al respecto, pues se contradice y digo todo respecto al
final del libro citado…
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

2/5/14
Hoy he dormido unas ocho horas, y aunque algo de sueño he tenido (ya saben
por qué), he dado gracias al cielo de poder estar más tiempo despierto, con lo que
me ha dado tiempo de leer bastantes cosas. Ya saben que ayer acabé El ocho, y esta
mañana en casa de mi madre leí el evangelio de San Juan en inglés, media hora, y
no me dio tiempo de leer gran cantidad; también después leí un poco sobre el
cáncer, y ya la semana que viene sigo con el cáncer, pero temas nuevos, así por lo
pronto no voy a repetir el leerme por tercera vez la biología del cáncer, sino que voy
a mirar algunos fármacos usados contra el mismo.
Estuve en casa de mi madre dos horas y media en total; quizá cinco minutos
menos. Luego vine a mi casa por el camino más largo, para hacer ejercicio, y para
no tener que pasar por el camino por el que iba mi madre, donde me conoce más
gente, a las que no tenía ganas de saludar.
En mi casa, almorcé, y miré el Menudencias, así ya hoy corregí el de dentro
de tres semanas, pues ya los otros, ya los tengo escritos y corregidos. Subí como
todos los viernes el de la semana en curso.
Después me puse a prepararme la charla, y miré un par de hojas, o sea, unas
cuatro páginas. También después me dio tiempo de leer un capítulo del Quijote, en
castellano antiguo, y la verdad es que gozo al ver que puedo estudiar y leer otras
cosas. Todavía me quedan muchos libros por leer dentro de los que quiero, pero
como digo, tengo mucho más tiempo para leer que hace poco.
Llamé a la madre de Tony, y me dijo que llamara a su hija, quien quería
hablar conmigo. La llamé, y era para ver a qué hora era mañana la visita a Tony, y
como le dije que a las diez y media, parece que mucho no le gustó. Yo prefiero ir la
madre y yo solos, y que ella vaya otro día, en que yo no vaya. Prefiero así que no
estar allí los tres, pues yo con la hermana no tengo mucha confianza. Me llevo
mejor con la madre, después de haberla visto tantas veces solo sin la hija, y eso que
ella tiene mi edad más o menos…
Ya digo que hoy he aprovechado el tiempo, y pienso seguir leyendo un poco
hasta la hora de acostarme.
También compré un número de la ONCE, para el día de la madre, el que costó
cinco euros. Uno en total a dividir entre los seis hermanos, si toca algo. Lo siento,
pero yo no puedo gastar de golpe y porrazo treinta euros en números, o sea seis
boletos, pues es mucho para mí.
También fui a buscar el bote de pintura que faltaba, pero no había llegado,
que es posible que los tenga la semana que viene, pues llega el barco que los trae
esta semana, y en lo que descargan y demás… yo creo que más bien van a mirar si
otro distribuidor lo tiene…
221

También llamé al número de teléfono que alquila una casa terrera cerca de mi
casa, así un local de 140 metros cuadrados más una casa de 95 metros, en total
doscientos mil euros. Le dije si podía ir a verlo, pero cuando lo vea, si me interesa,
le digo si no vende la casa sola, si es así, intentaré que la deje a buen precio, y
entonces mirar si puedo comprarla.
El lunes debo dar la lectura de la luz de los contadores de casa de mi madre, a
ver si lo puedo hacer rápidamente y lo hago bien a la primera. Y luego el del agua,
y luego entonces, hasta dentro de dos meses…
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a los seres queridos
fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

4/5/14
Esta mañana me levanté a eso de las ocho de la mañana, con la cosa de ir a
ver a Tony arriba, a la cárcel. Fuimos la madre y yo solos, pues Sandra no fue, ya
que esa hora es muy pronto para ella…
Allí estuve contándole a mi amigo un par de cosas, como que le dijera al
abogado suyo, que le dijera a su vez al juez, que Ortega Cano, el famoso torero
español, casado con una folclórica española muy, muy famosa (fallecida ya), se
había emborrachado, así incluso, cogió un coche, y por la borrachera que tenía,
atropelló a una persona y la mató. Por este delito, le condenaron a dos años de
cárcel, y a mi amigo, por un desliz suyo con una menor, le condenaron a siete años
y un día de cárcel… en efecto, como mi madre decía, no hay justicia, sino gusticia…
y así parece que es en realidad… me dijo Tony que se lo dijera a su hermana para
que se lo dijera al abogado, a ver si la localizo, pues hoy lo he intentado, pero en la
casa no hay nadie, y en el móvil me corta la llamada… está bastante mal
acostumbrada esta chica, así ella me corta cuando le da la gana, y luego no me
llama a ver qué pasa, sino que soy yo el que la debo volver a llamar de continuo… y
eso que son cosas para su hermano, y no para mí. No me muevo yo con esta gente,
al margen de ir a la cárcel por su hermano, ni equivocado.
Allí estuvimos de charla unos cuarenta minutos, que es el tiempo establecido.
A la salida, hay que pasar otro control de huellas dactilares, cuando nos
devuelven los carnés de identidad, pues nos los cogen cuando llegamos y decimos
que vamos a visitar a alguno.
Por la tarde la he pasado casi toda leyendo a Platón, pues el documental que
me vi ayer, El Secreto, dice que leamos a los sabios, y Platón lo era y es. Me ha
gustado bastante más que otras veces, aunque me cuesta bastante leerlo. No es
como las novelas, que empiezas y lees hojas y hojas sin parar; aquí no, aquí debes
estar bien atento, pues cada palabra son conceptos nuevos.
He estado con Fedón todo el tiempo, el diálogo de Sócrates que trata sobre el
alma.
Algo vi la tele hoy, y la verdad es que las diversiones de los ricos, se basan en
sexo, alcohol (drogas), dinero, lujos, juergas en definitiva… pero de sentimientos,
no mucho. Y de AMOR con mayúsculas, no creo que tampoco. Prefiero, aunque el
documental dicho decía que el dinero no era malo, sino lo contrario, prefiero, repito,
el ser algo pobre, pues no tengo a mí alrededor a los ricachos que sólo les interesan
las cosas dichas…
Como digo, hoy lo he pasado intentando aprender de los más grandes del
mundo occidental, Jesús y Sócrates. Casi nada.

222

Mañana parece que voy por ser el día de la madre, a casa de mi hermana
Piluca, a pasar el día, pues me volvió a llamar hoy, y como tenía pensado decirle
entonces que sí, pues por ser el primer día de la madre que no iba a estar con mi
madre, pues por eso le dije que sí iba. Me da que mañana se va a poner a llorar, lo
que espero que no haga mucho, pues me da pena por ella y no sé cómo reaccionar.
Tengo sueño, pues son las doce y media casi de la madrugada.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

4/5/14
Hoy por ser el día de la madre, fui a casa de mi hermana Piluca, a almorzar,
pues me había dicho si iba a pasar allí el día. Como se levantaron tarde, pues es el
finde cuando único duermen algo más (siempre mucho menos que yo), comeríamos
sobre las tres y media de la tarde, por lo que llegué a esa hora a la casa. Le había
dicho a mi cuñado si me ayudaba a comprar la Biblia en Jerusalén en formato
electrónico, por lo que llevé para su casa todos los dispositivos que tengo de lectura.
Al final hubo problemas, y aunque lo pagué, no salen que descargue la Biblia, sino
otras cosas, por lo que debo llamar mañana, a ver qué pasa…
Comimos bien, una ensalada de espinacas de primero, muy rica, y luego de
segundo pescado blanco rebosado, el que estaba bastante bueno. No me hinché
mucho, pues estoy teniendo problemas con el peso, estoy engordando a pasos
agigantados.
Después, Javierito, mi sobrino, tenía un par de dudas con los problemas que
le había mandado el profesor, de tal forma que quien los hiciera, tenía un punto
más en la evaluación. Me quedé explicándole los problemas (22) cerca de tres horas
si no más. Me daba pena que pasara el domingo con esto, pues hoy era día de la
madre. Al final, menos un problema, de los 22 totales, supe hacerlos, y creo que los
entendió. Había tenido varios fallos, los que espero que haya aprendido después de
mis explicaciones. Cada vez que corregía una cosa, debía hacer los siguientes
problemas de nuevo, pues se basaban en lo anterior, con lo que luego tenía que
volver a corregirlos. Espero, como digo, que le haya servido de algo las
explicaciones que le di. Los últimos problemas, no sabía yo usar la fórmula que el
profesor les dio, por lo que los hice de la forma que yo sabía, y de las dos formas le
dio bien, por lo que a ver si le sube algo para la evaluación, pues ya saben que esta
evaluación anterior a semana santa, suspendió las matemáticas. Yo creo que es que
tiene problemas con el profesor, pero de todas maneras, todos insistimos en que
estudie.
Por hoy, lo dejo, pues estas cosillas ha sido lo más importante del día. Esta
mañana les envié un correo a los de Sin Fronteras, diciendo las cosas que yo creo
que podrían hacer para captar a gente, así como a los que ya son socios, que se
acuerden de vez en cuando de la ONG y no nos olviden. Espero que no les haya
molestado el que se los haya mandado…
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).
5/5/14
Hoy es lunes, así que me tocaba el súper y la verdad es que me levanté un
poco antes que otros lunes, no por nada, sino porque me había acostado antes. Fui a
223

hacer la compra y la hice para dos semanas, con lo que la semana que viene, no
debo ir. La cosa es que me he surtido de varias cosas a lo largo de estas semanas y
por tanto puedo dejar de ir unas cuantas veces, y sólo comprar las cosas básicas
como el pan, la leche, frutas, etc. Me salió la cuenta cerca de 40€, pero si pensamos
que compré para dos semanas, gasté entonces la mitad por cada una, lo que está
bastante bien.
Luego, después de colocar la compra en mi casa, fui a casa de mi madre. Allí
lo más importante es que estaban las luces encendidas, como la de la cocina, y la
que mi hermano arregló no hace mucho, así tanto a las doce menos algo, como a las
dos menos algo del mediodía, estaba sincronizado el aparato para que estuviera las
luces encendidas, por lo que apagué el flexo unido al temporizador. La luz de la
cocina, la programé bien con el móvil, o sea, la apagué y ya entonces estaba lista
otra vez para que por la noche la encienda y apague a Maru, que es a quien le toca
esta semana. Saso dijo que fue ella la que tuvo el error, pero es algo sin
importancia, así ha ocurrido un par de veces, con lo que la apago desde mi móvil, y
ya está lista otra vez.
También di la lectura de la luz por teléfono, de los tres contadores de la casa
de mi madre. Ahora falta la semana que viene el agua, y ya luego hasta dentro de
dos meses otra vez.
Luego vine a mi casa, donde he escrito, por la mañana y ahora como ven, y lo
más importante ha sido que he estado todo el tiempo de mi casa, preparándome la
charla para AFAES, la que espero en breve tenerla ya bien preparada. Espero que
no me diga nada Nieves, como que es muy difícil u otra cosa por la que no la pueda
dar.
Ahora lo voy a dejar, pues tengo sueño, y mañana debo levantarme temprano
para ir a mirar una casa que se vende, casi casi, al lado de mi casa. Espero que me
guste y que pueda llegar a un acuerdo y comprar la casa sola, sin el local que se
vende al lado, ya que dicho lote se me hace demasiado dinero. Mañana veré en qué
queda la cosa.
Por hoy, lo dejo.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

6/5/14
Esta mañana me levanté a eso de las nueve y media, para ir a ver la casa que
hay cerca de mi piso, para ver cuánto costaba. Les llamé y pensaron que les iba a
llamar ayer, por lo que me dijo si podríamos quedar a eso de las once y media en
lugar de a las once, pues viven lejos, por lo que les dije que sí. Estuve haciendo un
poco de tiempo, haciendo cosas en la casa. A la hora fui a la vivienda citada, que
está detrás de mi casa, justo, con lo que tardé más en bajar la escalera que en
llegar a ella.
Cuando llegué ya estaban los dueños. La verdad es que no me gustó mucho, y
aunque la casa era grande, no me gustó el aspecto, aparte de que la vivienda
habitual, estaba a un par de tramos de escalera, que me parecieron bastante altos.
La casa no estaba bien, y el marido del matrimonio me decía que en la azotea se
podían levantar hasta cuatro pisos más arriba. Le dije que yo a tanto no llegaba.
Como tengo aura, algunos pueden creer que tengo algo de dinero, lo que no es
cierto, pero no paso tanta vergüenza diciendo que soy un muerto de hambre. El
local que hace las veces de garaje, era enorme, 140 m, más que la casa en sí, 95m.
224

Le dije que lo que me interesaba era la casa, pero no el garaje, pues es muy grande
para mí. Me dijeron que en el local se podía montar un negocio, y la verdad es que
es cierto.
Luego me vine a mi casa, pues había quedado con Julia en que viniera a
limpiar, para darle un poco de dinero, para que tenga para comprar al menos una
semana algo de comida. También le di un poco de comida, de la que tenía para mí.
La verdad es que es bastante agradecida Julia. Como le pregunté, me dijo que yo
era de los canarios que más aura tienen, que ella lo recordara en ese momento, así
era. Me dijo que la tenía la mitad de Rajoy, y más que hace unos meses, desde que
se murió mi madre, es hoy cuando más la he tenido. Debe ser que ya vuelvo poco a
poco a coger buen ritmo, aparte de que duermo menos y por tanto puedo estudiar
más. De todas maneras, tengo menos aura que cuando mi madre vivía, no sé si
porque iba a buen ritmo por el master, o si es que ahora me llaman de varios sitios,
y por tanto me despisto más. Esto también me puso muy contento.
Hoy he estado casi todo el tiempo con un curso sobre el programa informático
del Consejo General (Bot Plus 2.0), así he estado todo el tiempo viendo las
presentaciones de que consta el curso, y al final del día, tras pasarme casi todo el
tiempo con dicho curso (junto con un poco ayer), he hecho el examen, o sea, tras
estar mirando dichas cosas cerca de diez horas, como digo, he resuelto el
cuestionario, y al final, he sacado un 83,33% de aciertos, o sea, un notable alto; o
sea, de treinta preguntas, he respondido bien 25, y si se aprobaba al responder bien
21, o sea, con un 70% de aciertos, pues se deduce que he vuelto a aprobar de nuevo
otro curso, con lo que yo creo que ya llevo 73 cursos de los que tengo diplomas; aquí
también incluyo el par de cursos que hice durante la carrera, aunque la gran
mayoría son después, y casi todos ellos para farmacéuticos, o como mínimo, para
licenciados en ciencias de la salud…
Como comprenderán, me he quedado algo contento, pues ya he hecho uno de
los cursos que tenía pendiente, aunque éste era el que más pronto se me acababa, y
aunque tengo unos dos meses para hacerlo, tenía prisa, para que no se me junten
mucho con los otros. Debo resolver todavía dos o tres cuestionarios de otros tantos
cursos más, por lo que todavía debo seguir resolviendo cuestionarios, pero por lo
pronto voy a tomarme un par de semanas de descanso, y así intentaré prepararme
la charla para AFAES.
Esto ha sido lo más importante del día. Mañana voy a Cáritas.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los
familiares fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

7/5/14
Hoy fui a Cáritas por la mañana, y la verdad es que me está costando
bastante menos levantarme, y luego me mantengo bastante despierto todo el día.
Ahora son cerca de las dos de la madrugada, y esto hasta no hace mucho, era casi
imposible.
En Caritas estuve liadísimo, primero escribiendo los libros que los demás no
habían pasado al archivo de las novedades del mes, y luego imprimiendo los
tejuelos y los códigos de barras. También tuve que ponerles la pegatina al tejuelo,
para que no se estropeen dichos tejuelos. Pilar me trajo el ejemplar que me había
pedido una compañera de Caritas, de otro departamento, por lo que tuve que
registrarlo rápidamente y dejarlo todo arreglado para que lo pudieran ya retirar
para consultarlo desde hoy mismo o mañana. También fui al departamento de
225

Familia, para llevar los libros que ya habíamos registrado, así como coger nuevos
para registrarlos. La cosa es que vi que habían varios libros pertenecientes a la
biblioteca, por lo que no supe que hacer, y aunque le dije que pertenecían a la
biblioteca, no me quise poner borde, y preferí esperar a consultarlo con las jefas a
ver qué hacemos con esos libros de la biblioteca que hay en otros departamentos, lo
que intuyo que suele pasar bastante.
Total, que debido al mucho meneo de hoy, salí casi media hora más tarde, y
eso que estuve todo el tiempo al tope. Lo bueno es que no me entró sueño ni
aburrimiento, pues fui a tope, como les digo.
Después fui a casa de mi madre, donde estuve haciendo lo de siempre.
También llamé a Nancy, pues le había llegado una carta del censo electoral, como
que está empadronada en casa de mi madre, para las elecciones al parlamento
europeo. Estuvo bastante cortante y hasta un poco antipatiquilla por teléfono
Nancy, por lo que pensé si estaba o enfadada conmigo, o con alguien que estuviera
presente donde estaba ella, o si no podía hablar por algún motivo. Espero que no
sea nada relacionado por cosas de mi familia, pues yo la aprecio bastante.
Como me llamó la secretaria del administrador de la comunidad del piso,
para ver si podía venir hoy a buscar el cheque firmado, le dije que a las cuatro y
media intentaría estar en mi casa, por lo que estuve algo menos de lo habitual, así
estuve una hora y tres cuartos más o menos, en total; lo mínimo que suelo estar son
dos horas, pero hoy había prisa.
Llegué a mi casa, donde me duché por segunda vez, y almorcé. Cuando estaba
lavando los platos, me tocó el telefonillo de la calle la secretaria del administrador,
por lo que le abrí. Le di el cheque firmado, así como una carta que había llegado
hoy para la comunidad. También le dije que había un interruptor de la luz roto, el
de mi piso, por lo que me dijo que lo mandara a arreglar, por lo que a ver si se lo
digo mañana al del primero A, que es el alcohólico del edificio, y que se encarga de
arreglar todas estas cosas.
Luego he estado intentando prepararme la charla, y cuando acabé el temario,
me puse a leer un poco sobre la vida oculta de Jesús. Vamos a ver cómo sigue el
libro, el que por lo pronto está bastante bien.
Con esto he estado todo el día. Mañana vamos al notario, a firmar la
aceptación de la herencia de mi madre, por lo que nos veremos de nuevo todos los
hermanos, menos Saso, lógicamente.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

8/5/14
Hoy lo más importante del día ha sido que fuimos a firmar la aceptación de la
herencia de mi madre al notario, al mismo que fuimos hace cinco meses para la de
mi tía y la donación de mi primo.
Hoy la cosa fue más rápida, así en media hora más o menos, estábamos ya
fuera. Piluca y yo fuimos en un taxi para allá, y llegamos dos minutos tarde, pues
mi hermana se retrasó un poco con la comida y luego arreglándose. Pero llegamos,
lo que casi no hacemos, pues el taxista iba lanzado, algo fuera de lo común; de
hecho, íbamos de continuo en el carril de la izquierda, salvo cuando se tenía que
meter en alguna desviación, en que de golpe se metía por ésta, tras adelantar a
todos los que hacían cola.

226

Total, que llegamos y más tarde que nosotros mi hermano Jose, que como es
cartero, es siempre el que más tarde llega, pues es el que tiene cosas más
importantes que hacer siempre.
Allí hubo un fallo en una numeración de los garajes, y mi hermano insistía en
que las de la casa de mi madre, les correspondía las plazas dos y cuatro del garaje,
en las que se hizo la separación. Lo dijo unas cuantas veces, que los números pares
eran los que correspondían a la casa de mi madre, hasta el punto de que me decía
yo que él estaba hablando con un notario, y no con uno que no sabe leer ni escribir,
y por tanto ya habría captado la idea. De todas maneras, el notario lo escribió allí
mismo. Temía que por ese fallo no se pudiera firmar la escritura de aceptación,
pero no fue así, así sí se pudo hacer hoy esto. Después tenían a otros clientes,
tanto nuestro abogado, como el notario… el abogado se va a Inglaterra estos días,
por lo que deberé llamarlo algo tarde para hacer la declaración de la renta, sobre el
22 o 23 de este mes. Por lo visto, mis hermanos también la van a hacer con él, pues
es el que tiene todos los papeles y por tanto es el que más fácilmente la hace.
Espero que me cobre cien euros y no más, pues es lo que me cobró la vez anterior
que me lo hizo.
Luego nos fuimos los hermanos a una cafetería de esas modernas,
especializadas en panes y demás, y tomamos un café y un trocito de un dulce. Lo
pagó Maru, y salió unas boberías de nada, unos once euros y pico, todo un
disparate. No me gustan nada esos sitios tan coquetos, pues está claro que le
estafan a uno…
Estuvimos hablando sobre qué hacemos con las herencias, y por lo visto,
quieren empezar a poner ya las casas en venta, aunque como no las queremos
malvender, pues seguramente estarán años sin venderse, hasta que pase la crisis…
para mí mejor, pues no me gustaría desprenderme muy pronto de la casa de mi
madre…
Total, que luego me vine en la guagua, y me di cuenta en lo que estudié en
ella, que al ser las benzodiacepinas placebos, pues se ha investigado mucho más
con otros fármacos ya existentes, para otras patologías y por ejemplo, se ha visto
que para pacientes agitados, es bueno el haloperidol, o sea, que se están usando los
antipsicóticos atípicos, también como se usaban las BZD, o sea, como tranquilizante
en todos los sentidos. De aquí se desprende que mi teoría sobre el que los
antipsicóticos antiguos se irían dejando también como placebos poco a poco, a lo
mejor no es cierto, puesto que cumplen su función para otras patologías, como por
ejemplo, para el delirium, para distintas fases del trastorno bipolar y varias otras
cosas más.
En la cafetería me dieron las dos hermanas que se habían ido a Portugal el
finde este pasado, una cerámica típica de allá que pone la leyenda “Farmacéutico”,
lo que me encantó, pues como les dije, lo soy hasta la médula, así desde que tenía
unos nueve años, me decía que yo sería como mi padre, y un poquito más… esto
también se los dije a mis hermanos, lo que les gustó mucho. Es como los papeles
que tienen los ponentes en las mesas con sus datos, pues eso mismo, o sea, como un
triángulo con la profesión, pero de cerámica blanca. Un detallazo que me ha
gustado como ninguno.
También nos trajeron un dulce típico de allá, uno para cada uno, y aparte lo
dicho para mí, basándose en que yo no tengo pareja, y por tanto nadie que me
compre ni me consuele, ni madre, ni hijos, ni nada de nada, a no ser mis hermanos.
De todas maneras, espero que dentro de poco, a ver si me caso, si Dios así lo
quiere, que yo creo que sí.
Como dije, vine a mi casa, donde tras cenar, me puse en el ordenador, y
cuando fui a la web de FSFE, resulta que veo un archivo para descargar desde la
227

web, y resulta que es un trabajo fenomenal, por lo que les di la enhorabuena a los
tres con quien más contacto, y que intentaré difundirlo… me respondió Ángel
Huélamo, el director técnico de la ONG, y resulta que me dijo que no había tenido
mucha difusión dicha presentación, la que les supuso un gran trabajo… por esto,
intentaré difundirla entre algunas de las personas que conozco.
En esto he invertido el día. Hoy dormí ocho horas, mucho, pero nada
comparado con lo que ya saben.
Ahora intentaré seguir preparándome la charla, hasta que caiga rendido.
Mañana iré a casa de mi madre, a ver si hay correspondencia, pues creo que me
faltan algunos papeles para la declaración de la renta.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

9/5/14
Hoy he hecho varias cosas, menos estudiar, a lo que no he podido dedicarle
casi nada de tiempo.
Esta mañana, a pesar de haber dormido unas ocho horas y pico, me sentía
muy cansado, y en la cama sin levantarme. En eso sonó la puerta de mi casa, por lo
que pensé si era alguien del edificio, o bien estaba creyendo oír un ruido. Fui a
mirar, y en efecto, era la cartera que me traía el título del master hecho en
Barcelona, el que aprobé el año pasado. De paso me levanté aunque bastante
cansado. Luego me aseé y salí a hacer el par de cosas que debía. Cuando miré
abajo, el buzón, vi que había un par de cosas en éste, como una carta de Bancorreos
(y lo del censo para las elecciones), por lo que por si acaso desaparecía, la cogí y me
la metí en el bolsillo. Antes, al bajar la escalera, hablé con el del primero A, que es
el que repara las cosas del edificio, y me dijo que miraría el interruptor de la luz.
Luego fui por la calle más comercial del barrio, a ver si veía sandalias
baratas, para dentro de casa, puesto que mi madre me había dicho que las que me
compró, las últimas que tengo, le costaron 22€, lo que me pareció carísimas. Fui
buscando tiendas y todas habían quebrado, salvo una que yo conozco de verla a
veces abierta, y que está cerca del final del primer tramo de dicha calle. Vi unas de
un aspecto muy veraniego, y como poco resistentes, comparadas con las que me
compró mi madre. Como costaban 10€ menos cinco céntimos, y como más o menos
me quedaban bien, pues las compré y así me quitaba ya el ir buscando en más
tiendas, y a lo mejor para volver de nuevo a ésta. Luego fui a la farmacia, a la que
voy siempre, y que está en la misma calle, pero al principio del todo. Allí me
atendió el auxiliar más veterano, al que le estuve diciendo varias cosas sobre mis
teorías de temas de Farmacia, como la del porqué de los anuncios de muertes por la
gripe, durante la campaña de vacunación, también mi teoría sobre el por qué se
investiga sobre otros fármacos antiguos, en la agitación y la ansiedad. Y algunas
otras cosillas, por lo que me animé. En esto el veterano dio un golpe en el
mostrador individual, que supuse que significaba que ya la conversación había
acabado, por lo que cogí los dos medicamentos que fui a buscar y me fui. Cuando
había caminado un par de manzanas, me di cuenta que con la emoción del
momento, me había ido sin pagarle, por lo que fui lanzado de nuevo a la farmacia, y
cuando el veterano me vio, dijo que no me preocupara, que si hacía falta me lo
cobraba la siguiente vez que fuera, y que no me preocupara… sí se dio cuenta que
me despisté por completo, por lo que me fui sin darme cuenta que no le había
pagado…
228

Luego fui en dirección a casa de mi madre, y como pasé delante de Correos,
opté por mirar la carta que me habían mandado y en efecto era la fe de vida, o sea,
la carta que debo firmar y entregar personalmente a Bancorreos para dar fe de que
estoy vivo y por tanto poder seguir cobrando la pensión mensualmente.
Le pregunté a una chica nueva si había que hacer cola para una operación con
Bancorreos y me dijo que no, que enseguida avisaba a un compañero. Al poco salió
el encargado de su despacho, donde estaba atendiendo a unas personas, y por tanto
me atendió, por lo que en breve salí de allí ya con otra cosa hecha, en dirección a
casa de mi madre.
Allí estuve haciendo lo de todos los viernes, o sea, todo más regar las plantas.
Llamó Jose, a ver si estaban encendidas las luces de casa de mi madre, pues anoche
la vio apagada. Por lo que acabo de mandarles a todos los hermanos de nuevo, las
chuletas para cómo se pone en marcha, así como cómo se ve si está encendida o
apagada.
Luego cerca del final, me llamó Piluca, si iba a estar en la casa, pues iba a
coger las cartillas de los bancos de mi madre, para llevárselos a Clara Eugenia,
para hacerle la declaración de la renta de mi madre. Pasó por allí y vio que no
estaban actualizadas del todo, por lo que yo me las traje a ver si estaban todavía
abiertos los bancos, para poder actualizarlas y quitarme ya eso de encima; resulta
que ya estaban tanto Bankia como el Santander, cerrados, por lo que deberé ir el
lunes por la mañana, antes de ir a la casa de mi madre.
En mi casa, pensaba ir a confesarme también, pero antes debía comer, poner
la lavadora, y enviar un par de correos, así como hacer otro par de cosillas, como el
cheque para el vecino, pues me dijo que costaba veinte euros el arreglo del
interruptor, incluida la mano de obra, pues se lo pregunté cuando lo vi asomado a
la ventana, cuando llegué a mi casa esta tarde. Total, que intenté localizar a la
vecina, para que firmara también el cheque, pero llegó algo tarde, y como le había
dejado un mensaje en la puerta, pues me llamó cuando llegó, por lo que firmamos el
cheque y se lo llevé al vecino. Resulta que ha encontrado trabajo, sustituyendo a
una en una tienda, según creo, y le han ofrecido otro para una sustitución de una
empleada, que se ha puesto mala. Espero que todo le vaya saliendo, pues parece
buena chica, y es madre de una niña chica, y encima es bastante guapa.
Como llamé al párroco a ver si me podía confesar hoy, me dijo que su madre
estaba ingresada con neumonía, por lo que me pienso que es posible que de esta no
salga. Como él también estaba un poco liado, le dije que lo llamaba la semana que
viene, a ver si podía confesarme, y si no cuando pueda, que no hay prisa alguna.
Entonces me quedé un poco más tranquilo, pues no tenía que salir en breve a
misa. Por ello me puse a ver el título que me trajeron esta mañana, y a disfrutar
del mismo mirándolo y remirándolo…
Luego intenté prepararme la charla, pero no podía, debido al exceso de cosas
de estos días. Al rato llamó mi hermana Saso, que por lo visto viene con Juancho el
miércoles que viene, hasta el domingo, por lo que me dije que intentaría leerme el
libro que me falta por leer de mi cuñado en estos días, antes de que vengan, y así
darles una sorpresa de que ya me habré entonces leído catorce libros suyos…
Total, que me puse a ello, pero como era la hora de cenar, pues a eso me puse,
y ya ahora estoy aquí, escribiendo, y con la intención de leerme el libro en el tiempo
que me queda de estar despierto…
Por hoy, lo dejo.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

229

10/5/14
Hoy casi lo único que he hecho en todo el día es leer la novela de mi cuñado,
Casi todas las mujeres, de la que he leído unas sesenta páginas, y espero poder leer
unas pocas más antes de acostarme, pues quiero a ver si puedo terminar de leerla,
para cuando vengan ellos darles la sorpresa de que me la he leído del todo.
Ya en el Menudencias, y puesto que no se me ocurre otra cosa para el mismo,
intentaré resumirla, para llenar algunos folios con dichas cosas, ya que otras cosas
no se me ocurren.
Iba a esperar a que la madre de Tony hablara con Orlando y así si me
llamaban tarde no pedir hora porque se hubiera pasado el plazo, pero viendo
después del almuerzo un poco un documental sobre El Lute en la tele, me dio pena
de mi amigo, por lo que llamé a Orlando y le dije si iba a ir el sábado, y que a lo
mejor yo no podría ir, pues venían unos familiares y a lo mejor vamos por ahí a
comer después de la presentación de un libro de mi cuñado Juancho. Veremos a ver
cómo acaba la cosa, aunque por la pena que me dio, me dije que vendría a mi casa
pronto para poder ir a ver a mi amigo.
De resto nada más, sino lo dicho, leyendo todo el tiempo.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

11/5/14
Hoy, a pesar de ser domingo, dormí ocho horas, con lo que la cosa no va tan
sumamente mal. Por la mañana, cuando estaba leyendo la novela de mi cuñado, me
llamó Tony, que si le podía hacer un par de favores, como llamar al sobrino para
que me enviara una foto donde él está bien, para llevarla al fotógrafo, para sacar
copias, para él enviársela a las chicas amigas suyas, allá en Cuba. También le dije
lo que le había dicho a la hermana sobre Ortega Cano, y él también me dijo que
eran cosas distintas, y que lo suyo, lo de mi amigo, está muy mal mirado incluso en
la cárcel… sigo pensando que es mucha pena para un simple desliz. Y los que
matan por haberse emborrachado, que estén solo dos años a lo sumo en la cárcel.
También me dijo, pues le dije que posiblemente su madre había pasado, lo de
que no se dejara ir con lo de pagar a hacienda, y que yo ya había cumplido con
decirle estas cosas, por lo que me dijo que se lo dijera a Yaneth, su exmujer, por lo
que la llamé por teléfono y como no contestó, supuse que estaban en el culto, por lo
que le envié un SMS, si podía decirle estas cosas a su amiga la abogada, Nieves, tal
y como me lo pidió Tony. Al tiempo me contestó que prefería no decirle nada a ella,
y que fuera su hermana Sandra a Hacienda y que se informara todo lo que quería
sobre ello. Por esto llamé a la madre de Tony y le dije estas cosas. En cuanto al
nieto, me dijo que estaba ingresado, que estaba mal y lo ingresaron, en el hospital
supongo. De Yaneth, como casi siempre, habla mal de ella… lo cierto es que el
culpable de todo ha sido el hijo, por sus múltiples y constantes infidelidades, y
Yaneth es una cristiana ferviente; y lo último, con una menor…
También me llamó la mujer que me llama siempre, y le dije un par de cosas
sobre un analgésico que le aconsejó la cuidadora, y al final vio cómo yo tenía razón,
pues ella no es quién para aconsejar nada; y le aconsejó un opioide (Tramadol),
siendo que ella, ni por la insuficiencia renal crónica, ni por las pastillas que toma
para la depresión, puede tomarlas. Como digo, al final vio que yo tenía razón, pues
le dije lo que ella comprobó después leyendo el prospecto…
El resto del tiempo he estado leyendo la novela de mi cuñado.
230

También fui a misa, lo que hice con gusto, pues no he tenido nada de sueño
durante el día, algo increíble hasta no hace mucho.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

12/5/14
Estoy un poco cansado, pues son sobre las dos de la madrugada y esta
mañana me levanté sobre las diez de la mañana, tras dormir unas ocho horas. No
estoy durmiendo sólo cinco horas como me gustaría, aunque sí con frecuencia unas
ocho horas.
Esta mañana no fui a hacer la compra, pues la anterior había comprado
bastante para dos semanas…
Fui a la salida al Bankia que hay al lado de mi casa, pero el lector de libretas
de ahorros estaba estropeado. Por eso me dirigí al BSCH al que iba mi madre,
donde tras esperar un poco, el director me dijo que no se podía actualizar la libreta
pues estaba desactivada automáticamente, al morir mi madre, que mi prima le
enviara un correo y él le pasaba los extractos de cuenta que le hicieran falta.
Luego fui al Bankia que hay al lado de dicho banco, y allí sí servía el lector de
libretas, pero me decía que la cuenta estaba desactivada, que fuera a la ventanilla
y preguntara. Como el banco estaba al tope, y aunque las mesas son arriba, pasé de
estar esperando allí.
Fui a la tienda de pinturas, a preguntar si les había llegado la negra y resulta
que sí tenían. Me dijo que era un poco distinta, así se secaba antes, aunque costaba
lo mismo; seguramente por eso tardó un tiempo en venir, me dijo el joven empleado
de la tienda.
Luego fui a casa de mi madre, donde nada más llegar, hablé con la hija del
inquilino, para pedirles disculpas por el desconchón. No creo que estuviera el
padre, y la hija parecía como que se acababa de levantar… a la salida volví a
hablar, pero ahora con el padre, pidiéndoles perdón y que ya estábamos en ello
para arreglarlo, a ver si el seguro lo cubría…
Puse el dinero de Pavel en su sitio, así como el nuevo bote de pintura.
Cogí también las hojas caídas que había en la entrada, como hago todos los
días, tanto al llegar como al irme.
Luego fui arriba, a la habitación de mi madre, a arreglar las cuentas, o sea,
coger el dinero de Pavel (40€ cada día que viene), y el dinero de la pintura.
Luego bajé a mirar la lectura de los contadores del agua, adonde llamé y me
dijeron que todavía no debía darla, sino el viernes. Le dije que el viernes no podría,
y me dijo que llamara al jueves, pero que no era seguro, y si no, el lunes de la
semana que viene. En esto son más exigentes que la luz, debe ser porque es la
única compañía que existe para el abasto del agua en la ciudad…
Después de hacer lo de todos los días en casa de mi madre, me puse a leer los
evangelios en inglés, y después un poquito del cáncer, pero muy poco.
A eso de las dos y pico, salí de casa de mi madre, con destino a mi casa. Esta
mañana había una carta de un banco en el suelo de mi puerta, como que alguien
había dejado la carta ahí, y también había otra carta de otro banco en el buzón… es
un poco extraño estas cosas, no sé si alguien está vacilando conmigo o qué. A lo
mejor es que creen en brujerías y demás, a ver qué hago yo…
Una vez llegué a mi casa, y tras comer, me puse con el ordenador, donde lo
mejor fue que pude escribir la dosis del Menudencias, mejor de lo que pensaba que
231

podría escribir. Luego me puse de nuevo con el libro de mi cuñado (llevo con él,
pegado desde el sábado), con el que he estado hasta hace cosa de una hora, o sea,
estuve unas seis horas con él, casi. Ya sólo me quedan cincuenta páginas para
acabar, así yo creo que mañana acabo ya, aunque tendré que pasar de ir a
confesarme. Lo que habla de El Gatopardo, está fantástico, pero cuando habla de
sexo, me desespera… o sea, que medio libro, no me ha gustado, pues habla de sexo,
en cambio la otra mitad me ha gustado mucho…
Por hoy, nada más.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

13/5/14
Hoy en lo que he invertido casi todo el día es en leer la novela de mí cuñado,
la que les he comentado estos días, y que hoy espero acabar antes de irme a la
cama, pues me quedan alrededor de unas quince páginas. Son las 20:54 horas.
Esta mañana me levantó Loida, para que agradeciera a mi hermana Saso el
que la hubiera felicitado, pues ella no tiene dinero para eso. Está mejor, aunque
ella nunca dice esto, sino que no es fácil lo que ella está haciendo.
Por ella me levanté a las ocho horas de haberme ido a la cama, y aunque me
costó bastante levantarme y estar despierto todo el día, lo he conseguido, yo creo
que por las ganas de acabar ya la novela de mi cuñado. Salvo la mitad que habla
sobre sexo y más sexo, la otra mitad está bastante bien, al menos a mí me gusta
bastante, pues habla sobre el autor de El gatopardo y sus circunstancias…
Esta tarde, como tenía poco pan, fui a la tienda que hay frente a mi casa, y
compré dieciséis panes a dos euros en total. Buen precio. Iba a comprar doce, pero
me dijo que la oferta eran ocho panes un euro, por lo que dije entonces el doble,
para que me sobren.
Como digo, he estado todo el día leyendo lo dicho.
Ahora cerca del final, he podido leer en la nube la Biblia de Jerusalén, la que
espero en breve poder leer como formato descargable también. A ver si la tengo
lista para leerla en todos los dispositivos, como por ejemplo del e-book. Mi cuñado
me ha dicho un par de veces que pase de ellos y que me devuelvan el dinero, pero
para mí es muy importante esto, por lo que intentaré seguir todos los pasos que
ellos me dicen, y así lograr tener en todos los dispositivos la Biblia citada, y a
disfrutar con ella.
Por hoy, nada más, pues quiero seguir leyendo la novela a ver si la acabo ya, y
por tanto, misión cumplida.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

14/5/14
Hoy han venido Saso y Juancho a Las Palmas y Saso ya se ha metido en la
cama, pues es la primera vez que viene a la capital y no va a casa de mi madre,
pues ella ya no está, motivo por el que se ha metido tan pronto en la cama.
Esta mañana fui a Cáritas, donde registré unos cuantos libros. También le
dije a mi jefa directa, Pilar (la que es hermosa y coqueta como ella sola) que habían
232

libros que pertenecían a la biblioteca y que se habían bajado del área de Familia,
como si fueran de ellos, para que los registremos. La cosa es que así vi unos cuantos
en dicho departamento, por lo que le dije de nuevo esto a Pilar, quien me dijo que
los dejara allí, que ella ya los miraría.
También, mientras estuve registrando libros, fue por allí José Manuel, un
usuario de Cáritas que llevaba yendo un montón de años a comer a Cáritas, pero
ahora no le dejan, pues está cobrando la paga de orfandad, y recibe unos 604€/mes,
por lo que le dije que casi cobraba como yo, que ahora en comparación con los
usuarios de Cáritas era un hombre rico (como yo). Tiene también la casa de sus
padres en propiedad con lo que ahora le debe de sobrar hasta el dinero. Espero que
ayude algo con su dinero, pues a él lo han ayudado mucho todos estos años. Dice
que la casa está ruinosa, y que la gente del edificio es muy pobre y no tienen para
arreglarla. El bidón del agua está roto, y como ya no se fabrican éstos, los de
uralita, y no cabe uno de los nuevos, pues no tiene agua en su casa por lo que me
dijo si yo le permitía lavar su ropa en mi casa, y le dije que sí. También me dijo si le
podía dar comida y le dije que sí, pero cuando me enteré de lo que gana, que es casi
como yo, entonces ya se me han quitado las ganas de darle comida, lo que un poco
le hice ver, ya que ahora somos los dos igual de ricos, o igual de pobres, según se
mire. Yo le dije que yo ayudaba a los que no tenían ni para comer…
Después de Cáritas fui a casa de mi madre, donde estuve un par de horas. No
lo creerán, pero al haber acabado la novela de mi cuñado, me ha quedado una
satisfacción de que ahora puedo dedicarme a leer cosas que se me apetecían de hace
tiempo, como un poco de biotecnología que he mirado, así como un capítulo del
Quijote y más libros que deseo leer. Estoy casi pensando dejar para bastante más
tarde el doctorado en medicina, y dedicarme a leer todos los libros que tengo ganas
de leer, pues solo se vive una vez, y quiero leer los mejores en muchas ramas, lo que
no podría hacer de meterme con dicho doctorado.
Luego vine para acá, y he leído lo dicho. Mañana debo ir de nuevo a casa de
mi madre, pues va Delia a limpiarla.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

15/5/14
Esta mañana tenía que ir a casa de mi madre, por lo que no tenía mucha
prisa, ya que Delia iba a ir por allí a eso de la una o algo más tarde. De todas
maneras, como quería aprovechar algo el tiempo, me levanté sobre las once menos
cuartos, tras dormir unas diez horas y algo. Me llamó Tony, para darme un par de
recados, de tal forma que ya hice uno, y otro se lo debo decir a la hermana, que es
para que le busque la foto de Tony que el sobrino tiene en su ordenador, para que
me la pase a mí y yo sacarle varias copias en la tienda de fotos, y así el poder
mandárselas a sus contactos en Cuba, para posibles polvos cuando salga de la
cárcel y vaya para allá.
Cuando salí de mi casa, fui por el banco Santander, y allí tuve suerte, pues
me atendieron rápido en la ventanilla, donde me habían dicho que me podían hacer
lo que yo pedía. Me dieron el papel para lo de Hacienda (el IRPF), y aunque es una
bobería lo que pone, ya lo tengo. Mañana a ver si por la mañana voy a Bankia y
pido lo mismo, pues no me lo han mandado por correo postal.
Luego fui a casa de mi madre, donde llamé a Emalsa, o sea, la compañía del
agua de abasto de la ciudad y pude dar la lectura de los tres contadores.
233

Se me rompió la bombilla de la lámpara que está programada para que se
encienda sobre las nueve de la noche, por lo que tuve que ir a buscar una nueva
donde mi madre tiene varios bombillos. También estuve mirando un montón de
veces el teléfono de Bankia, pero ninguno funciona, y me dicen que son otras
direcciones de teléfono, por lo que a ver si mañana por la mañana voy a pedir la
información fiscal a la oficina que hay al lado de mi casa, para tenerla cuando la
deba llevar al abogado.
Cuando estaba en casa de mi madre, donde estuve mirando también los
correos pues había llevado la tableta, llamó Saso que cuando iba a ir a casa de mi
madre, por lo que le dije que ya estaba allí. Resulta que llegó justo a la misma hora
que Piluca, quien iba a buscar las cartillas de los bancos de mi madre, para la
declaración de la renta que todos los años le hace mi prima Clara Euegenia, quien
es abogada y se dedica a varios temas fiscales, como la declaración de la renta.
Resulta que mi hermana Saso me trajo un montón de comida incluido para
que Elena me haga una ensalada curiosilla que hace ella y que es muy rica según
dice y muy completita. Me trajo todo lo que hacía falta, y más cosas, como muchos
frutos secos, higos pasos, etc. Total, que casi si no fuera por la fruta, y porque hay
ofertas que se acaban la semana que viene, pues casi estaría otra semana sin tener
que ir a hacer la compra. Sí sé que la semana que viene hago una, y luego estaré
otra semana sin ir, pues voy a comprar bastante para no tener que ir de nuevo a la
semana siguiente.
También me trajo un libro (el último) de mi cuñado Juancho, el que presenta
mañana en El Corte Inglés. Pensaba no leerlo hasta dentro de un tiempo, pero esta
tarde, en mi casa, me lo he puesto a leer, y resulta que está estupendo. Me está
gustando bastante, más incluso que el que me acabo de leer. Encima trata sobre
servicios secretos, que es una de las cosas que me encanta…
Como les comento, vino Delia y el marido, a limpiar la casa de mi madre,
donde estuvieron dos horas. Le pedí permiso a mi hermana para darles un dulce de
los que ella me había regalado, los que no se comieron, sino que seguramente lo
habrán llevado para comérselos con los dos hijos pequeños… son pobres y por tanto
lo que consiguen es para repartirlo con sus hijos, seguro.
La casa estaba llenísima, comparado con lo normal, en que estoy yo solo.
Cuando salimos, Saso y yo, pues los demás se fueron antes, fuimos caminando
hasta la parada del taxi que está al lado de la farmacia; mi hermana me decía de
llevarme a mi casa, y le dije que no, que debo hacer ejercicio… y ella lo sabe bien,
pues se castiga muchísimo con la gimnasia…
Luego en mi casa, me he pasado el tiempo leyendo otro poco a mi cuñado…
así mañana sabré de qué trata el libro.
Saso está hecha polvo, pues no sabe qué hacer aquí, así antes se pasaba todos
los días que estaban aquí, ella en casa de mi madre, donde estaba con ella casi todo
el día, y luego salían con las amistades de Juancho, mi madre también, con lo que
pasaban los días juntas… ahora no sabe qué hacer cuando viene.
Me dijo una cosa que me dejó muy contento y es que yo me expreso muy bien
escribiendo… y viniendo de ella, que está acostumbrada a estar con los grandes del
país y del planeta, de la literatura, pues es un elogio que no se debe menospreciar…
En fin, por hoy lo dejo, para seguir leyendo a mi cuñado, cuya novela, la
tercera de la trilogía sobre Cuba, está para mí, bastante mejor que la última que
me leí de él, repito.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, al igual que a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

234

16/5/14
Hoy lo más importante del día ha sido que fui a la presentación de la última
novela de mi cuñado Juancho, en el ámbito cultural de El Corte Inglés, a donde
fuimos todos mis hermanos, menos creo que Jose y Sole.
Esta mañana aunque no tenía muchas ganas de levantarme, lo hice tras
dormir unas nueve horas, pues debía ir a Bankia, la oficina que hay por mi casa, a
pedir la información para la declaración de la renta. Estuve esperando yo creo que
más de media hora para este simple papeleo, y cuando fui a la ventanilla de caja,
me dijeron que eso era en las mesas, y aunque tenía también número para las
mesas, pude arreglarlo allí.
Después fui a mi casa, donde puse una lavadora e hice lo lógico del día que no
salgo, o sea, mirar los correos y escribir algo el Menudencias, el que la verdad es
que a veces me cuesta bastante, pues como llevo casi una semana leyendo novelas,
entonces no sé qué escribir, a no ser sobre el tema de las mismas. Y claro, no quiero
decir lo que otros dicen, pero es casi siempre lo que hago, pues ser original, no lo
soy con la frecuencia que me gustaría.
Pude escribir la dosis del Menudencias, y yo creo que no salió muy mal del
todo.
Luego he estado todo el tiempo leyendo la novela de mi cuñado (de ayer a hoy
la he leído y voy por la página 70), la que me gusta bastante más que la anterior, la
de Casi todas las mujeres… entre otras cosas porque no está hablando de sexo todo
el día, y porque me parece que está muy bien escrita, con técnicas narrativas
bastante interesantes.
Ya lo que quería saber, lo dijo mi cuñado, así sé que no es inventado por él, lo
que dice sobre los líderes que ahí salen, pero tampoco sabe si es verdad a ciencia
cierta, o si simplemente son habladurías… eso es lo que quería saber. Y ya lo sé, así
que miraré la novela como si fuera posible, aunque el autor tampoco sabe si es
leyenda o qué.
A la ida fuimos en taxi, al igual que a la vuelta tuve que coger uno, ya que a
las nueve y media que salí de allí, donde los dejé a todos hablando, pues yo me
quería recoger pronto para ir a ver a mi amigo mañana a la cárcel, y porque las
idas a los bares y restaurantes no me gustan nada, y eso que antes sí me gustaban,
pero ya no me gustan nada. Prefiero un café en mi casa, que el mejor manjar en los
mejores restaurantes y hoteles del mundo mundial. De todas maneras, hoy fueron a
un medio cafetín, medio porque en realidad es muy famoso, y por tanto bastante
carillo, pero es un típico bochinche de aquí… los Hermanos Rogelio se llama.
Había bastante gente en la sala de la conferencia, y antes hablaron dos
periodistas amigos suyos, que se han leído gran parte de sus libros, lo que se nota.
Yo me he leído varios, pero no me acuerdo a ciencia cierta de todos. Debe ser que
me falla un poco la memoria, o que a lo mejor me los leía, pero no prestaba atención
a lo que leía, sino rápido para acabar. Incluso con el Quijote, me pasa que no
recordaba que la lectura del mismo fuera como la estoy haciendo, así no sé si lo que
he leído son adaptaciones o qué.
En fin, que mañana intentaré ir a ver a Tony, a ver cómo se encuentra.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

235

18/5/14
Esta mañana fui primero a la cárcel, a ver a mi amigo Tony, quien se puso
contento por ver que fui a verlo, pues le había casi asegurado que no iría, ya que
iba a ver a la familia a una presentación de un libro de mi cuñado, y la cosa se
podía alargar, aparte de esto, después seguramente irían todos a tomarse unas
copas por ahí, y es posible que yo saliera con ellos. Mi cuñado el escritor, como dijo
hoy mi hermana Maru, es cada vez más famoso, algo fuera de serie, la verdad.
La novela de él, me está gustando bastante, y aunque hoy pensé que la podía
leer bastante, no fue así, pues iban a ir a casa de mi madre todos los hermanos con
la cosa de repartirnos las joyas de mi madre, con lo que pasamos en esto, lo menos
unas cuatro horas.
Lo más importante de la mañana, aparte de Tony estar contento por haberlo
ido a ver los dos amigos, fue que estaba la chica que me gusta, quien me puso a
cien, estaba súper-guapa y aunque no tiene un tipo como las modelos, me encanta,
pues es yo creo que de las chicas más guapas a la que yo he gustado, sin ser una
que me hizo fijarme en ella cuando estaba en la farmacia de, De la Coba, pero ahí
sólo estuve unos seis meses, así que no duró mucho aquel contento.
Me dejó súper-contento, así cuando llegué a mi casa, estaba como embriagado
con la mujer, pensando qué chorba me podía tocar en suerte a mi vejez casi… algo
fuera de lo común, y me dije que a lo mejor era verdad lo que si tienes una idea, al
final se cumple dicha idea.
Luego fui a casa de mi madre, donde llegué a las dos menos cinco, y aunque
habíamos quedado a las y media, quería llegar pronto para controlar todo. De hecho
cuando llegué, fui a mirar si todo estaba en orden. Resulta que Pine ni Jose iban a
almorzar con nosotros, pues estaban en el sur haciendo cosas, y por tanto venían
sobre las cinco. La cosa es que almorzamos a las cuatro y pico de la tarde, y como yo
había desayunado a las seis de la mañana, pues tenía más hambre que el perro de
un ciego. De todas maneras, al mediodía, me comí una manzana y un poco de frutos
secos, con lo que me quedé al principio bien, pero a las cuatro ya tenía un hambre
que no veía. Comimos comida del chino, la que pagó integro Saso, encima había
traído un montón de bebidas, y el postre, todo de la mejor calidad. Como siempre,
varios de la familia estuvieron tomando vinos y vinos durante todo el día… yo
gracias a Dios que ya me quitó ese vicio tan malo y dañino… una cosa es cogerse un
coloconcillo en una boda y otra cosa es casi todos los fines de semana pasarse con el
alcohol.
Total, que repartimos un montón de joyas, y a mí me tocó varias muy lujosas.
Mi hermano, como siempre, lo más caro intentaba cogérselo para él y su mujer… de
echo yo había cogido una buena joya, y como a ella le gustaba, pues se la di y yo
cogí otra cualquiera que había en la mesa, y dije, esta es buena, sí, me dijeron, pues
la cojo. Y ya a la otra ya le había echado el ojo… de hecho, mi hermano en esa
ronda fue el primero en escoger y de entrada se cogió un crucifijo que era el más
caro y valioso de todos; yo creo que era la joya más grande y valiosa de todas, y se lo
puso… cuando veo estas cosas, pienso en que es posible que nos condenemos todos,
y que no vean que eso es medio satánico, y presumiendo de joyas, y con un crucifijo
de oro y brillantes en el cuello, enorme. Cuando vi una vez a uno así, que hizo unas
reparaciones de fontanería en casa de mi madre, nos puso todo lo peor, y cuando el
hermano que trabajaba con él le dijo que por qué hacía eso, dijo: ¡Que se jodan!; y
luego cuando se fue y mi madre le pagó, le robó treinta euros; como era el día o al
día siguiente en que empezaban los euros, mi madre se quedó asombrada porque le
acababa de robar treinta mil pesetas creía ella; yo lo había oído y sentido desde
arriba, diciéndole: traiga para acá esto… y le quitaba los billetes de las manos.
Cuando se fue, le dije a mi madre, la que estaba desconcertada por el robo en su
236

propia casa y delante de ella: Ma, treinta euros son cinco mil pesetas… y se puso
contenta al ver cómo en efecto era un ladrón, lo que le había insinuado al principio
mi madre, que le había robado en otra reparación que le había hecho en la casa…
ven qué desastre es ir por la vida con un crucifijo de oro, casi del valor de un
lingote, colgado del cuello, diciendo, aquí hay dinero…
Mi hermano que es cartero, iba antes, durante un montón de años, con un
reloj de oro, que costó unos 1.800€ en su día, y es un simple cartero, repartidor.
Siempre va aparentando ser rico, y aunque tiene bastante dinero, y más si
pensamos que es solo cartero, pero siempre quiere lo mejor para él, y lo más caro y
lujoso. Por esto, aunque me gustaba el anillo que me había escogido en mi vez, se lo
di, pues me dije, no seas un avaro, y si ellos lo quieren ser, no te condenes tú tan
pronto por una simple joya, aunque bastante valiosa.
Él todo le gusta lo mejor, y ya ven que es solo un simple cartero… en fin;
cuando vayamos para arriba, y San Pedro nos haga pedir cuentas por lo hecho en la
tierra, después que no se quejen. Me han visto que vivo humildemente, y él en
cambio siempre lo mejor de lo mejor… allá él.
No quiero ir de mártir, pero ellos se cogían lo mejor, por lo que entonces,
cuando me tocaba a mí, lo que me gustaba lo cogía, y aunque intentaba no coger lo
mejor de lo mejor, sí me cogí unas cuantas cosas cristianas, aunque no las quiero
para lucirlas y aparentar, sino guardarlas como un recuerdo de la familia, y por si
me caso algún día, para que mi mujer sepa que si nos va muy mal la cosa, hay una
ayudita por si acaso. No me gustaría que mi mujer fuera de princesa con joyas y
demás, pero que las tuviera aquí, por si alguna vez se quiere, para una boda o algo
así, poner un anillo bueno. Al final, todos vamos a ir para arriba a rendir cuentas,
así que aunque la belleza es algo que todo el mundo desea, los lujos, no creo que
sean tan aconsejables… más bien es contraproducente.
Al final, como se habían acabado las cosas de religión, pues decía, este es
bueno, sí, pues me lo cojo. Sí, un poco ya mosqueado, pues me había cogido casi
todas las cosas que no tenían casi valor. Temo que el ángel caído es el demonio, así
que estoy un poco preocupado por esto… por suerte somos seis a repartir, pues si
todo hubiera sido para mí solo, tendría una vida más que resuelta. Lo que en
absoluto deseo. Quería la casa de mi madre por ser la de la familia, con mis
hermanos y mi madre desde hacía más de cuarenta años, pero si no es esa, con
tener una casa donde me quepan todos los libros y si me caso, las cosas de ella
también, pues ya no quiero ni lujos ni nada, con mis 600€ y lo que ella gane (ya ven
que la que me gusta es una funcionaria de prisiones), pues vamos de miedo. Y a mí
no me importa luchar al tope así para toda mi vida… sentirme querido y querer, no
me importa seguir de pobre fijo de por vida.
Es posible que las joyas que hoy me he traído a mi casa, es posible que valgan
lo que gana un médico del seguro al mes, o en un par de meses, así que pensándolo,
no es tanto oro al menos para mí categoría profesional.
Bueno en esto me he pasado un montón de horas hoy. Espero que el Señor no
me condene por esto. También nos trajimos varias cosas de mi madre, cosas que
tenía por allí almacenadas. Mi madre era una adicta a las compras y por tanto
tenía un montón de cosas en su casa. Yo tengo algunos problemas con los libros,
pero sólo compro a un euro, menos cuando acabé el master y cobré la herencia, en
que compré lo menos doscientos euros en libros… muy específicos y muy buenos,
pero en cuatro libros gasté lo dicho.
En fin, por hoy, lo dejo. Espero que mañana no me dé un infarto en la misa,
pues estoy medio corrompido por tantas joyas. Y ansiando un montón de dinero
para poder comprarles a mis hermanos la casa de mi madre. Es posible que lo

237

mejor sea conseguirme un pisito un poco más grande, sobre los cien metros y con
ascensor, y ya pasar de más propiedades y demás.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre y a todos los seres queridos
fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

18/5/14
Esta mañana me levanté a eso de las doce y pico, pero como ayer me acosté
sobre las cuatro de la madrugada, pues no estuve durmiendo tanto, y si pensamos
que para levantarme el sábado dormí un máximo de unas cinco horas, pues más o
menos estoy algo satisfecho… de todas maneras, me gustaría saber con qué
autoridad mis hermanos me hacen dormir tantas horas, si ni siquiera ellos se
aplican este cuento… y encima ellos quieren estar más tiempo despiertos para
divertirse, ver la tele, ir por ahí a comer, echarse las copas, etc. Y yo lo que quiero
es más tiempo para leer y estudiar mucho más. ¿Si les dijera que quiero el tiempo
para juerguear más, entonces me dejarían más tiempo despierto?…
Hoy lo he pasado casi todo el día leyendo unos panfletos que me han dado los
testigos de Jehová, uno sólo llevo leído y me ha gustado bastante, y como pude ir
bien a misa, y no tuve sueño por la tarde, pues he estado bastante contento, algo
fuera de serie. En misa estuve bastante tiempo centrado, aunque algo también
descentrado. De todas maneras, como ayer estuve con la repartición de las joyas,
pues hoy no quise ir a comulgar antes de confesarme esto y otras cosas, pues me
considero que estoy algo impuro.
La plática hoy fue que Dios nos llama a todos en el estado en que estemos, y
que no debemos ser todos iguales para poder llegar al reino, sino que siguiendo al
Señor, llegaremos al mismo. O sea, que no sólo los curas se salvan, sino todos
aquellos que haciendo su trabajo bien, y luego sean buenos cristianos, y cumplan la
palabra del Señor, se pueden salvar. Volvió a repetir lo que dijo Jesús, de yo soy el
camino, la verdad y la vida, y el que me crea y vea a mí, es como si viera al Padre, y
que la forma de llegar al Padre es a través de Él.
El panfleto dicho, habla de Jesús, aunque en todas las veces que lo nombra,
sólo lo llama una vez como Jesucristo (al final del panfleto), y el resto sólo como
Jesús. No sé si para ellos Jesucristo no es el Cristo, sino un profeta más, aunque lo
que me leí de éste de ellos hoy, me ha gustado.
Hoy espero seguir leyendo el otro panfleto, y luego si puedo a ver algo de
filosofía o teología.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

19/5/14
Esta mañana me levanté a las ocho horas de dormirme, y me costó horrores
levantarme la verdad. Luego fui al Hiperdino, donde hice la compra para dos
semanas, y me costó unos cuarenta y tres euros, lo que no es mucho, si pensamos
que es para dos semanas. Luego fui a casa de mi madre, tras traer la compra para
acá, y vaciar lo que debe ir en nevera. En casa de mi madre, le dije al inquilino que
mi hermano iría por allí un día y le avisaría para si quiere coger algunos de los
muebles que van a tirar del piso de al lado; me dijo que el del agua había venido a
238

mirar los contadores; y si le daba la llave de su buzón, la que le devolví. Allí hice
todo lo de todos los días, y aparte de esto, al final, cuando ya casi me iba a preparar
para irme, me llamó Rosa María, la amiga íntima de mi madre, con la que estuve
hablando cerca de quince minutos o por ahí. Está depresiva total, y por todo se
pone a llorar. Dice que está como para ir a urgencias, pero no va para que José
Manuel no se quede solo, pues él ya solo no se puede valer… me dijo que él estaba
algo mejor, aunque a veces pasa de los consejos de los médicos… ella está para un
psiquiatra, pero nunca va, cree que le van a decir que está loca… la ignorancia, y el
vivir entre gente ignorante, logra que hagas disparates por no atreverte a ir al
médico…
Después me vine a mi casa, donde he intentado leer la novela de mi cuñado,
aunque hoy se me ha pasado el día volando.
He hecho un par de llamadas, aunque no he conseguido solucionar gran cosa.
Todo normal, más o menos, y a ver si en esta semana puedo acabarme el libro
de mi cuñado. Y ya luego tengo tiempo para las otras cosas.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los
familiares queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos
cordiales. Servando (Blanco Déniz).

20/5/14
Esta mañana tuve que ir a ver a la doctora de cabecera, para pedirle si me
podría mandar a hacer análisis de sangre, el de todos los meses (ahora cada dos
meses o mes y pico, pues el psiquiatra dijo que sin problemas lo podía dilatar en el
tiempo, y más que llevo haciéndolo mensualmente durante unos siete años más o
menos) y de paso si me hacía para Sida y otras enfermedades de transmisión
sexual, como lúes o hepatitis; me dijo si había tenido algún contactillo raro, y le dije
que no, sino que pensaba tener una relación nueva con una chica, y para que viera
que estoy limpio… total, que no me puso más inconvenientes y me lo mandó a
hacer.
También le dije si me hacía el de SOH (Sangre Oculta en Heces) y me hizo el
pase; le dije que cada cuánto tiempo debía hacerlo y me dijo que no había protocolos
para esto, por lo que entonces me lo haré cada nueve meses o más; me dijo también
que la colonoscopia la estaban haciendo para 36 meses después, con lo que entonces
es para los tres años, aunque ella estaba creída que eran cada dos años, pero
después hizo la cuenta y vio que yo tenía razón.
Después fui a comprar sobres de cartas para Tony, y de paso compré una
carpeta para los papeles que me hacía falta. Luego fui a comprar sellos para Tony y
resulta que de 50 cts no quedaban, por lo que el de la tienda me dijo que si quería,
podía encargar una hoja completa, que cuesta unos cuarenta euros o más, por lo
que le dije que no. Después llamé a la madre de Tony y le dije lo que me había
dicho el de la tienda, y que si quería, yo le compraba sellos para su hijo, pero unos
cuarenta euros, porque me está diciendo que vaya a comprarlos cada dos semanas,
me dijo que eso era mucho, por lo que le dije que entonces fuera ella a comprarlos,
pues su hijo gasta una barbaridad en sellos, todos para mujeres cubanas a ver si
dentro de dos años, cuando salga, si se puede acostar con ellas. Después la volví a
llamar, y le dije cuántos sellos podría comprar con lo que ella quería gastar, y que
eso le daba solo para un día de su hijo, pues suele enviar unas 16 cartas de cada
vez. Me dijo que hablaría con su hijo para que no enviara tantas. La cosa es que a
la gente le duele cuando tienen ellos que ir a comprarlos, y cuando se gastan el
dinero suyo, pero si no, pues quieren más y más, siempre que lo hagan los otros.
239

Después del estanco fui a comprar una caja de caudales, y ya la tengo, me
costó 17,80€; o sea, muy bien de precio, yo creo que mucho más barata que la que se
compró mi madre, y encima ya tengo dónde poner las joyas que he recibido de mis
tías. Le dije a Piluca que le daría una copia de mis llaves a ella, para si hay
problemas, tengan fácil acceso a ellas. Cuando llegué a mi casa, las metí todas
juntas en la caja, pero debo separarlas por tipos y poner en un papel la cantidad de
cada tipo de joyas.
Por la tarde estuve leyendo un poco a mi cuñado, pero me tuve que poner a
dormir pues estaba bastante cansado, y como mañana debo madrugar, por si no lo
iba a hacer y por si fuera a estar mañana muy cansado por la mañana y por el resto
del día.
También me comí una bolsa de papas chips, pues me entró un antojo, y como
hacía meses y meses que no las comía, yo creo que antes de que mi madre se
muriera, pues me di ese lujillo; de todas maneras debo evitar comer entre horas,
pues no quiero hacer lo que nunca he hecho.
Por hoy, nada más, ahora intentaré seguir leyendo a mi cuñado hasta acabar
su libro para luego poder meterme con el resto de cosas que debo hacer, pero lo
primero es acabar el último de mi cuñado, el que me está gustando bastante.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

21/5/14
Son las dos y media casi de la madrugada del jueves, o sea, que cuando me
levante, ahora cuando me acueste, será jueves, y en principio lo único que debo
hacer este día es irme a confesar, e intentar el resto del tiempo acabar el libro de
mi cuñado Juancho.
Esta mañana me levanté temprano, para ir a Cáritas, donde había reunión de
los voluntarios de la biblioteca con la jefa directa, Pilar, la que tiene su despacho
enfrente del nuestro. Antes vino Denis, con quien estuve hablando bastante tiempo
y quien me dijo que venía la lama el mismo día que tenían una reunión en Tafira,
con las de Formación de Cáritas, para unas charlas que están organizando y de las
que ya les he hablado. Me dijo que tenían un dinero ahorrado, sobre los dos mil
euros, por lo que los lamas han dicho de no cobrar las charlas con un precio fijo,
sino que dieran la voluntad quien quisiera, por lo que le dije que yo daría como
siempre quince euros, pues después de todo yo tenía obesidad y los lamas casi
parece que pasan hambre. Me dijo que estaban bastante estrechos de dinero, que
tenían que pagar el monasterio en Barcelona, así como el local de aquí, el que es
bastante caro, como antes les he hablado. Los temas que van a dar, me interesan
bastante, a ver si puedo aprender bastante en una sola charla, pues no dispongo de
mucho tiempo como para ir a todas las charlas y al retiro el fin de semana.
Me contó Denis que se ha casado dos veces, y que la primera fue un desastre,
pues no quería a la persona con quien se casó. Y que el marido actual, en principio
iba a ser una cosa de conveniencia, pues él es sudamericano, pero que al final está
enamorada de él. Me dijo que después de cinco meses hablando con él, se dio cuenta
que lo quería, y por tanto se casó con él por amor, y no por negocio, como creo que
iba a ser en principio. O para hacerle un favor. Las cosas de la vida.
Hoy vinieron todas las voluntarias, y las cosas que dijo Pilar, ya las sabía yo,
pues muchas eran dudas que yo le había preguntado y ya me había resuelto, por lo
que las dije delante de todas para que lo supieran ellas también.
240

Les volví a decir que en el despacho del área de Familia, había un montón de
libros y muchos de la biblioteca.
Luego me fui a casa de mi madre, donde estuve un par de horas, hasta las
tres y pico.
Con Elena estuve hablando bastante y estaba muy cansada, pues no había
dormido bien estos días. Pensando, está claro que es porque su hija más pequeña se
fue esta mañana de viaje a no sé dónde, y porque su hijo Juan Carlos lo ingresaron
en Tenerife, en Remar o Reto. Le dije que esas organizaciones eran importantes a
nivel internacional, con lo que saben lo que hacen. Me dijo que ellos dijeron que se
fuera a Tenerife a una finca que hay allí, para que estuviera lejos de sus antiguos
amigos y de su familia, y encima, como allí no tiene dónde ir, pues no se irá tan
fácilmente de la finca, como aquí hace de continuo, pues no tiene dónde ir, ni dinero
para venir a Gran Canaria. Por esto, entre otras cosas, le dije que esa gente sabía
lo que hacían.
El resto he estado leyendo el libro de mi cuñado Juancho y la verdad es que
he leído unas ciento diez páginas hoy. Bastante, y de seguir este ritmo, mañana a
última hora de la noche, podré acabar el libro; aunque está un poco difícil, pues si
voy a confesarme invertiré mucho tiempo en esto; bueno, a ver si el viernes más
tardar, lo acabo.
Esto ha sido lo más importante del día, junto a que estoy bastante cansado,
por lo que acabo por hoy.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

23/5/14
Esta mañana me levanté a las ocho horas de haberme acostado, lo que no está
muy mal, si pensamos que hoy no debía salir a ningún sitio, y así y todo conseguí
levantarme a esa hora. Un poco antes me llamó Sandra, la hermana de Tony, por el
móvil y como ayer decidí pagarle con la misma medicina, o sea, que nunca me lo
coge sino que me corta la llamada o simplemente no lo coge, pues como digo, hice lo
mismo que ella, le corté la llamada y la verdad es que me quedé más tranquilo que
todas las cosas. Voy a pagarle con la misma moneda unas cuantas semanas, y ya
luego veré qué hago. Por supuesto, nada de llamar después para ver qué quería,
pues ella tampoco me llama sino cuando le interesa a ella por algo; pero mis
llamadas, me las corta y nunca me llama cuando pueda ella, sino que soy yo el que
debe estar detrás de ella, y eso que todo son para las cosas de su hermano preso,
pues ella para mí nunca me ha hecho nada, y espero que no tenga que hacérmelo,
porque si no, voy aviado.
He estado casi todo el día leyendo el libro de Juancho, y la verdad es que está
bastante bien, y como dice Nancy, Juancho sabe muchas más cosas de Cuba que
muchos cubanos. Está sin trabajo todavía, aunque sigue poniendo anuncios por
internet.
Esta tarde me fui a confesar, y la verdad es que me quedo bien cuando el cura
dice que me son perdonados mis pecados y sólo me manda rezar la salve, como que
veo que tampoco son gran cosa, aunque a veces le planteo dudas grandes de la
Biblia, que pueden un poco tambalear los cimientos de los que no estén muy duchos
en la misma.
De resto no he hecho otra cosa, salvo leer la novela de mi cuñado, que está
bastante bien y que les aconsejo que la lean. Réquiem habanero por Fidel, se llama.
241

Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, al igual que a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

23/5/14
Me queda poco tiempo para meterme en la cama, ya que mañana voy a ver a
Tony por la mañana, pero es que he invertido casi todo el tiempo que he estado en
mi piso, en acabar la novela de Juancho, la que la verdad es que me ha gustado
muy, mucho, salvo el final quizá; esperaba un final apoteósico como el de El ocho,
en que el final fue genial; pues el transcurso de la novela lo requiere. Sí, me ha
gustado mucho más que la otra que me leí hace unos pocos días. Ya ahora intentaré
ponerme algo al día en las otras cosas que llevo atrasadísimas. Intentaré unas
cuantas semanas ir a tope, a ver si mejoro las cosas en las que estoy metido.
Esta mañana fui a hacerme la prueba de SOH (Sangre Oculta en Heces), y
fue negativa. Una cosa que me ha salido estupenda.
Después fui a casa de mi madre, donde estuve haciendo lo de siempre, más
regar las plantas, pues hoy es viernes.
He estado leyendo un poco sobre cáncer, y la verdad es que es bastante
interesante, aunque no recuerdo muchas cosas como para escribirlas, pues no las
anoté, pero es muy interesante. Yo creo que las células cancerígenas, son una
subespecie de células, que han existido de siempre, y que son malignas, pero que
existe esa posibilidad en nuestro organismo, y aunque son varios los factores
(alteraciones) que se deben dar de forma continua y constante para que se formen,
pero como posibles y malignas, tienen su cabida en nuestro mundo, por lo que
pertenecerían a los malos en la tierra; o sea que son entes con vida, una vez se
generan; y si se generan es porque pueden existir y tener vida (destructiva, pero
vida), y por tanto, aunque son malignas, tienen su lugar en el universo. Y cada vez
van desarrollándose más, al acumularse errores en la trasmisión de la información
en la replicación celular, debido a que cada vez somos más longevos, y por tanto,
nuestras células tienen agotados los sistemas de reparación, aparte de más
machacados con distintos y repetidos errores en los genes y proteínas.
En fin, si existen, es porque existía esa posibilidad, y por tanto es un enemigo
más que hay que intentar vencer, y con más razón a medida que pase el tiempo,
pues somos más viejos, y por tanto más personas van a tener y morir de cáncer.
Como digo he estado la tarde con la novela de Juancho. Magnífica.
También me llamó Maru, con la que estuve cosa de media hora hablando por
teléfono.
También me llamó la mujer que siempre me llama, y a la que le suelo resolver
sus dudas, que son muchísimas, así no sabe casi nada de nada… y debe ser que yo
comparado con ella soy un sabio, aunque sé que para esto todavía me falta mucho.
Hoy vi a Octavio a la salida de su farmacia, y aunque no sabía qué decirle,
pues venía cansado de casa de mi madre, nos paramos a hablar unos segundos.
Gracias que le había mandado un correo hace unas semanas, preguntando cómo se
encontraba, pues si no, hubiera sido una descortesía no haberle mandado ningún
mensaje en tanto tiempo. No supe qué decirle, pero supongo que él comprendió que
estaba cansado de venir caminando de lejos. Le agradezco que durante varios años
me pasara la información sobre los medicamentos en las farmacias.
Por hoy, nada más, lo dejo, pues como digo, mañana voy a ver a Tony.

242

Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

25/5/14
Vuelvo a estar un poco cansado; son la 1:02 de la madrugada, con lo que
ahora mismo me voy a la cama. Esta mañana me levanté un poco pronto, para ir a
ver a Tony. Allí todo iba más o menos bien, hasta que le dije que se fijara que se
había acostado con un montón de mujeres y sin embargo ninguna había ido a
verlo… saltó enseguida con un cabreo, diciendo que me mirara a mí también, que
estaba yo también solo… y sí es cierto, pero mi meta no es el sexo, que es casi sólo
la suya. Esto es instinto animal, simple y puro; yo me baso más en el cerebro (y en
la belleza), en la sabiduría, que tiene poco que ver con el sexo; más bien no tiene
nada que ver, casi diría que lo opuesto, así me han educado para que no sea un
simple animal, ver, meterla, descargar y a dormir hasta la próxima víctima…
En fin, que le dije hoy un par de cosas, por las que se enfadó, pero es la
verdad de lo que pienso. También le dije que se fijara que yo sólo le había pedido un
favor, y fue hace unos siete años, cuando le dije si llamaba al Negrín, a ver si
estaba la chica que a mí me gustaba para casarme, y resulta que me dijo que no
podía hacerlo, pues Yaneth, su mujer, no quería. Le dije que se fijara en la cantidad
de favores que yo le hacía, incluso muchos para chicas a las que no quiere para
casarse, sino para echarles un polvo y punto; y así y todo le ayudo, cuando en
realidad yo lo que le decía era para casarme con aquella chica… por ello le dije que
si estaba en su mano hacer un favor que lo hiciera, y cuanto antes mejor, y no
decirle, vente mañana que mañana te lo hago; no, que lo haga y sobre la marcha.
Esto está en la Biblia, no me lo he inventado yo, como comprenderán.
El resto del tiempo he estado en mi casa, resolviendo cosas atrasadas y
leyendo un poco el libro oriental y clásico, El arte de la guerra, el que está
estupendo, y se aconseja también en ejecutivos.
El Real Madrid ganó al Atlético de Madrid; mala suerte, le había cogido
aprecio al Atleti pues venía casi desde abajo y subió a lo más alto… al final el
Madrid lo hundió en la prórroga.
En esto he invertido el día. A lo mejor mañana voy a ver a mi tía Conchita;
veremos qué dice Piluca, pues iré con ella, caso de ir.
He visto las joyas que traje, y la mayoría son, chatarra, me dediqué a coger
chatarra en lugar de oro, de tal forma que salvo unas siete piezas, el resto es
chatarra pura, yo creo que la mayoría ni de plata es…
Ya tengo una llave preparada para Piluca, de la caja de caudales, aunque si
me roban no se llevan gran cosa, la verdad.
Mi hermano hoy me quiso conquistar para que me pusiera de su lado para la
posible compra por su parte del bungaló del sur, por lo que enseguida lo paré. Le vi
venir nada más cambiar del tema por el que en teoría me llamó… a lo mejor se cree
algo listo y es todo lo contrario… la verdad es que el número que he hablado de
joyas y dineros de la familia, y era la página 666. Muy indicada la cosa… resulta
que es mi hermano el que más lujos quiere siempre, y se puso a criticarme a Pine,
como diciendo que ella solo quiere dinero; y la cosa es que por ejemplo en las joyas,
yo creo que todas las que él se cogió, en todas las rondas, fueron oro, con lo que es
posible que tenga unas veinte piezas de oro o más, mientras que yo tendré sobre las
siete piezas de oro y no tan buenas como las de él…

243

Si puedo, se lo largo, cuando vea la ocasión, y que se dé cuenta que él fue el
que más oro se llevó, así sólo cogía lo más valioso de cada vez.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, al igual que a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

25/5/14
Esta mañana me levantó Rayco a eso de las once de la mañana, para decirme
que venía por mi casa, por lo que le dije que me diera tiempo para desayunar,
afeitarme y ducharme, pues todavía no me había levantado. Esto hizo, por lo que
cuando me iba a meter en la ducha, tras afeitarme, le dije que en veinte minutos
más o menos, ya estaría preparado. La cosa es que luego me puse a leer y no
llegaba, pero a la media hora de estar leyendo, oí la puerta de aquí arriba, y era él,
que había estado abajo un montón de tiempo tocando el telefonillo y no funcionaba.
Otra vez está estropeado. O algo raro funciona.
Estuvo un tiempo y me pidió si tenía un flexo de sobra, por lo que le di uno
que tenía guardado; le falta la base de ajuste a la mesa, y como vio que el flexo era
de IKEA, hoy mismo, en domingo, llamó a su hermano y fue a dicha tienda en las
afueras de la ciudad, a buscar la base. Allí le dijeron que bases sueltas no tenían,
sino que debía comprar el flexo entero. Me llamó para decirme esto, que si yo no
tenía bases, y le dije que no, pues ya con el flexo, en perfecto estado, mejor que los
que yo tengo a uso, tenía. Le había dicho cómo me había yo construido una base
cuando estaba estudiando la carrera, de madera de novopan, y no me dijo nada. Me
alucinó esto, y veo que es un poco niño mimado, que todo lo suyo lo quiere al
instante, tenga que molestar para ello a quien tenga que molestar. Encima todo lo
pide, y luego él no regala nada, sino que lo suyo lo vende, aunque sea de segunda
mano. Lo bueno es que lo que él compra es de la mejor calidad, por lo que lo que
uno le compra son cosas de marca total.
Iba a ir a Telde con Piluca, a ver a mi tía, pero al final no se puede porque iba
a salir con su hija y su nieto (adoptivo).
Estuve leyendo a Fedón, de Platón, el que algo me enteré.
Luego fui a misa, y luego fui por casa de mi hermana Piluca, donde le llevé la
correspondencia de casa de mi madre, la que estuvo supervisando y ordenando.
Hay un par de cosas de los bancos que no sabemos lo que es. A lo mejor mi madre
tiene más dinero y no nos lo han dicho… a saber.
Luego le expliqué cómo llegar a hacer operaciones con Bankia por Internet y
aunque al principio costó un poco, ya luego fue todo más rápido y sencillo, en la
repetición. Le expliqué el par de cosas que debía saber y ya sabe cómo acceder a
ellas.
Después me vine a mi casa, donde cené y troté un poco delante de las noticias
y ya me he sentado aquí. Ahora intentaré estar todo lo que queda hasta que me
duerma leyendo cosas de teología, o a Fedón, que trata del alma humana…
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los
familiares queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos
cordiales. Servando (Blanco Déniz).

244

26/5/14
Esta mañana no tenía que ir al súper, por lo que me levanté algo más tarde,
también porque me dormí algo más tarde. Luego fui a casa de mi madre, donde
todo estuvo normal, y llamé a la madre de Tony, quien me dijo que tenía allí las
cartas de su hijo para mandarlas a Cuba y si podía ir hoy a buscarlas… le dije que
no sabía, aunque al final quedé en que iría por su casa, a coger las cartas, pero con
la cosa de que me comprara papas y un pimiento, pues tenía que comprar esto hoy,
para la comida. Me dijo que ella me lo compraba en la tienda de debajo de su casa,
y que el pimiento no me lo cobraba, pues parece que ella tenía en su casa. Como
también vino una carta de mi madre, del Banco Santander, pues llamé también a
Piluca, para decirle si podía ir por su casa a llevarle dicha carta, por si la
necesitaba para algo, ya que iba a ir por esa zona.
A las dos de la tarde, tras estar un par de horas en casa de mi madre, fui a
hacer esos dos recados, con lo que llegué a mi casa sobre las tres y pico,
Aquí comí y troté un poco. Luego miré los correos y mandé algunos. De todas
maneras tenía prisa por mirarme la charla para AFAES, la que veo que la llevo
adelantada, y a ver si la semana que viene se la podría ir a contar a Nieves, para
luego contarla a los demás a la otra semana.
En esto he invertido casi todo el día. También rellené algunos sellos que les
faltaban a las cartas de Tony, pues él no tenía sellos suficientes.
En estas cosas he invertido todo el tiempo.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

27/5/14
Hoy sin duda lo más importante del día ha sido que www.e-libro.net me acaba
de publicar lo que faltaba del Diario de hace unos años, y debe ser que algo les
gustó, pues tiene una presentación estupenda dicho libro. Creo que tiene uno de los
dos archivos (el Enero 2001) en que no les gustó mucho, pues era la parte final, y
ellos entendieron que era así entero el diario, pero esta primera parte que pone
Diario y el periodo que comprende dicho diario, tiene una presentación preciosa,
para mí mucho más bonita que la anterior. Ya sólo queda el Recapacitemos. La
verdad es que debe ser que algo les ha gustado mis escritos, que me los han
publicado de gratis… y muy bonitamente por cierto. Todos ellos se regalan en dicha
web.
Esta mañana me levanté a las nueve horas y pico de haberme dormido, y me
puse en pista rápido, pues quería ir a comprar los sellos para Tony, así como poner
unas nueve cartas en el buzón, de él, para mujeres en Cuba. Cada carta lleva en
sellos 90 cts. Está claro que es para acostarse con ellas cuando vaya para allá. No
cambia este chico y piensa seguir siendo tan promiscuo como antes. Yo no me como
una rosca con las mujeres, pero eso van a tener mío, la fidelidad, si me caso con
alguna, por lo que espero que ella también sea como yo…
Luego me puse a hacer las cosas de por la mañana en el ordenador. Me llamó
la chica que me suele llamar, unas cuantas veces; me consulta todo, por lo que
muchas cosas le digo que no sé sobre ello, que pregunte a la trabajadora social, o a
otras personas. Las cosas de salud intento solucionárselas yo, y confía en mí, de ahí
que me llame casi a diario y un montón de veces cada día.
Luego le pregunté que cuándo eran las mini-vacaciones de AFAES y me dijo
que del 3 al 6, por lo que llamé a AFAES para ver si no podría entonces dar yo la
245

charla este mes, para no ir entonces muy apurado. Me salió Genoveva, y me dijo
que eso se lo dijera a Nieves, la que está allí hasta las tres, pero como era más
tarde de esta hora, pues ya no estaba. A ver si la puedo llamar mañana.
Maru me llamó esta mañana, que si quiero ir al sur el viernes, a casa de mi
hermana Pine, a pasar allí el día, y si luego quería ir a casa de Maru, por lo que le
dije que me lo pensaba. Se lo dije a la madre de Tony, y no le pareció mal, por lo
que posiblemente iré esos días, y no iré a ver a Tony el sábado. Que vaya su
hermana, que va mucho menos que yo…
Ya le compré los sellos, y se los llevaré mañana temprano a la madre, para
que se los dé al pastor, para que éste se los entre a Tony en la cárcel. Todo esto,
para que no noten que está escribiendo mucho a muchas chicas, pues su delito es
por abusar de una niña de cuatro años… y encima es un delito por sexo… en fin,
que si lo trincan, él que se atenga a las consecuencias…
Mañana voy a Cáritas. Ya pedí hora para el jueves ir a la peluquería, de las
de la cadena llamada: Naranja, a cinco euros el corte, donde más barato lo he
encontrado. Me da cosa ir de tan pobre, pero es lo que hay, lo soy y debo atenerme a
las consecuencias.
Esta tarde he dormido dos horas de siesta, todo un disparate. Espero que esto
no vaya a seguir así toda mi vida, o muchos años más, pues estoy harto de esto.
Ahora intentaré leer algo sobre Biotecnología, de cuyas cosas que aprendo,
suelo luego escribirlas en el Menudencias, en el cual escribo más que las cosas que
hago, las cosas que aprendo, desde cualquier punto de vista, lo que comprenderán
que es mucho más interesante que este diario que aquí leen, donde sólo escribo lo
que hago y no lo que pienso, leo, veo, oigo, deduzco, etc.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a los seres queridos
fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).

28/5/14
Esta mañana no funcionó el Abies, el programa informático de la biblioteca;
al principio, pude registrar un libro, pero luego ya no funcionó. Se lo dije a Leandro,
que fue mi jefe durante un montón de años, y ahora sólo lleva lo de la informática
del local, junto con Daniel, un ingeniero técnico informático, más las reuniones con
todos los de Cáritas, resolviendo problemas, ya que es de los más veteranos que
lleva en dicho local. Yo creo que él muere ahí, en ese local. Dice que le gustaría
volver a lo suyo, como trabajador social que es, pero se requieren sus servicios en
esas cosas, y por tanto está ahí.
Estuve leyendo un libro en la biblio, que me dejó alucinado. Es como
pequeñas historias anecdóticas interesantes y muy instructivas, que me
encantaron, y casi no quería que se arreglara el ordenata para poder leerlas. Está
estupendo.
Luego fui a casa de mi madre, donde estuve un par de horas en total. Todo
normal, aunque cada vez le doy más tiempo agua a los bajantes de la casa, pues voy
aprendiendo cómo hacerlo en cada paso que doy en la casa.
Luego vine a mi casa, donde Elena estuvo hablando mucho conmigo, y parece
que su hijo está mejor allí, en Tenerife, de donde él cree que no debe salir pues
entonces entraría en la cárcel, pero me da que es que él entendió mal lo que le
dijeron, pues Elena dice que ha preguntado en un par de sitios y en ninguno le
dicen que su hijo debe entrar a la cárcel. Dice ella que seguro que entendió mal,
pues él es medio discapacitado y no entiende bien las cosas; encima es drogadicto
246

con lo que más deteriorado está, y menos entiende lo que le dicen… estaba hoy
mucho más contenta, entre otras cosas, y aunque no me lo dijo, porque ya está aquí
su hija Yarima, la más pequeña, que se había ido con el colegio a Asturias, según
parece. Hoy estuvo un montón hablando conmigo, y me di cuenta que estaba de
mejor humor por lo comentado.
He estado un par de horas intentando pintar lo oxidado de la ducha, a ver si
no se sigue estropeando. La cosa es que había comprado el material para arreglarlo
desde hace meses, pero unos días por una cosa y otros por otra y se me había
echado el tiempo encima. Hoy me dije que mejor ahora que no tengo nada urgente
que hacer. Y eso hice.
Todavía no sé si podré dar la charla antes del verano, pues hoy Nieves no
estaba en AFAES. A ver si mañana está.
Ya por hoy, nada más. Esta mañana fui a llevar los sellos a la madre de Tony
a su casa, la que por primera vez me dio las gracias por algo que le he hecho. Me
dejó medio asombrado.
También pedí hora para el abogado, el martes que viene, a las doce, para
darle los papeles de la declaración de la renta, a ver si los resuelve rápido y me
quito esto de encima. Y cobrar está claro que cobra…
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, al igual que a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

29/5/14
Esta mañana no me levanté muy temprano, pues no tenía que hacer nada
hasta las once en que era la hora de ir a la peluquería Naranja, una cadena que es
de las más baratas. Cuando me levanté me di cuenta que no tenía agua en el grifo,
por lo que llamé a la compañía canaria que nos surte de agua, y resulta que ni la
zona ni mi contador tenían problemas de suministro. Por ello bajé varias veces al
portero, a ver qué pasaba. No había nadie en la casa, pero al final, tras mucho
bajar, encontré a la portera, quien me dijo que el marido había cortado el agua, a
ver cuál era la que tenía una avería y por tanto se estaba saliendo su bidón, y
cayendo el agua al parque… resulta que el mío no era, por lo que respiré tranquilo,
aunque no me pude ni duchar ni afeitar, y casi ni lavarme los dientes, así que me
vestí y fui a la peluquería, donde tuve que esperar cosa de media hora a que me
tocara la vez, pues había llegado media hora antes, o un poco más.
Cuando me tocó, me atendió el jovencísimo peluquero, que no sé si me mandó
una señal si yo era de la acera de enfrente y que por tanto me gustaba él. Me hice
el sueco, pero le di a entender que nones, que soy hétero, y menos con uno tan joven
como él, que apenas si tendrá 19 años o por ahí.
Luego fui caminando también a casa de mi madre, donde estuve haciendo lo
de los viernes, a pesar de que hoy era jueves. O sea, todo más regar las plantas.
Pavel, el jardinero, me dijo que estaba pintando poco a poco la verja, pero que
iba muy lento porque es muy grande la zona vallada… y lo cierto es que sí lo es, y
encima la verja es alta, aparte de larga…
Cuando se fue, me dijo que comprara más disolvente, que hacía falta. Como
éste me costó un euro y pico, el litro, intentaré la semana que viene comprar dos
litros, para que tenga para un par de semanas.
Luego me puse a estudiar, sobre el cáncer, y lo cierto es que es difícil un rato.
Fueron Delia y Fausto (su marido), quienes estuvieron limpiando la casa
durante unas dos horas. Limpiaron bastante y bien. De ellos me fio para esto, pues
247

lo hacen a conciencia. Cuando bajé del piso de arriba, una de las veces oí decirle a
Fausto, a la mujer: “agüita”, o sea, que tuviera cuidado que bajaba yo. Me gustó ver
dicha complicidad en el matrimonio, más que el que me fastidiara que dijeran esto
porque yo bajaba. Sí, me satisfizo.
A eso de las cuatro de la tarde, o sea, tras cuatro horas en casa de mi madre,
me vine para mi casa; camino de la misma, me llamó Rayco, para ver si podía venir
a hacerme una visita. Le dije que sí, pero que me diera tiempo, pues debía
ducharme y almorzar. Me dijo que en una hora y media vendría. Después me di
cuenta que también tenía que lavar la ropa, por lo que cuando llegué al piso, me
puse en pista para poder hacer todo lo más rápido posible.
Resulta que después de almorzar, puse la lavadora y mientras me llamaron la
chica que me llama siempre, y lo hizo lo menos unas siete veces. También me llamó
Saso, con quien estuve hablando un buen rato. Me volvió a llamar Rayco, que se
quedó dormido y por tanto llegaría más tarde. También me llamó Piluca, para
quedar para mañana ir al sur, a casa de Pine a almorzar.
También me puse a hacer la lista de la compra, con las cosas más baratas del
híper…
También vi los correos rápidamente, aunque no pude escribir nada la dosis
mañanera, pues debía hacer todo lo que he dicho aquí que he hecho, por lo que dejé
el e-book cargándose con el portátil, para llevarlo cargado mañana con los bártulos,
para el sur, para tener varias cosas que leer sin ocupar mucho espacio en el bolso.
Para estas cosas, y si uno se va de viaje, están estupendo dichas cosas.
Luego vino Rayco, quien se asombró que yo hablara de millones de euros
como si nada; le volví a repetir lo que le he dicho un montón de veces, que yo pasé
de ir de esmoquin al teatro, a no tener ni qué comer; y que no creyera que era
mentira lo que le decía, que mi padre era de los más riquillos de esta ciudad… y por
tanto, no me dejo obnubilar fácilmente por el dinero. Y que lo de mis tías,
comparado con lo de mi padre, era calderilla… se dio cuenta que era verdad lo que
le he dicho tantas veces. Me dijo también:
-Y luego eres un pordiosero en tu casa…
Me dijo señalando con la cabeza los libros en el suelo, a un euro el ejemplar.
No cree las cosas que le digo hasta que no lo ve por sus propios ojos…
Bueno, ahora intentaré estudiar algo, pues he tenido un día un tanto
atareado, por lo que aunque algo he estado delante de los libros, poco he podido
comprender…
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

31/5/14
Ayer no escribí nada, pues era el día de Canarias, y lo fui a pasar con mi
familia al sur de la isla, donde dos hermanos tienen un bungaló cada uno, donde lo
pasé estupendamente, pues me puse a tomar el solecito en la piscina, y para más
suerte, no había nadie en la misma, así que lo pasé ahí fenomenal. Un poco al final,
me metí en la piscina, y la disfruté como un enano, pues no había más que uno de
mis cuñados y yo. Estuve por supuesto, leyendo cosas de Farmacia todo el día,
incluido cuando tomaba el sol; algo fuera de serie.
Me enteré que mi sobrino Dani, al que fuimos a la península a su boda a
mediados del año pasado, está pasando una crisis con la mujer, por lo que no sé si

248

seguirán o no juntos. No tengo ni idea de por qué ha sido, pero parece que ha sido
fuerte la cosa…
A la noche fui a casa de mi hermana Maru, en Arinaga, o sea, en un pueblito
cercano al sur, donde iba a pasar el día hasta esta tarde. Allí estuve casi todo el
tiempo solo en el cuarto de invitados, leyendo en el e-book, un curso de
Farmacovigilancia, pues se presenta también en formato e-pub, por lo que se puede
pasar con el Calibre al dispositivo dicho, y se lee estupendamente. Hoy y ayer se
puede decir, que le he cogido el gusto al e-book, así me ha encantado poder tener un
montón de libros en el mismo, pues tengo dónde elegir, ideal para cuando uno está
fuera de su casa, sin la biblioteca en la que elegir donde leer…
La comida es estupenda en casa de mi cuñado, y así había hecho para el día
de Canarias, en el sur, un postre de gofio que estaba estupendo; nunca me habría
imaginado que se pudiera hacer el postre dicho con gofio. Me encantó, y así se lo
hice saber.
Esta tarde fuimos a casa de mi tía Conchita, la mujer de mi padrino Domingo
(ella también es mi madrina, aunque siempre la he considerado la mujer de mi
padrino, cuando en realidad ella es mi tía sanguínea, y en cambio mi tío es tío
político, pero al que he estado muy unido, sobre todo en otros tiempos hace unos
años), en donde estuvimos hasta las once y pico de la noche, y no más, porque
cuando Maru dijo de venirnos, enseguida saltó Conchita que sí, que levantamos ya
la sesión, debe ser que estaba cansada y que no tiene mucho humor todavía para
reuniones, pues en un mes se le murió la hermana y el marido, de quien estaba
locamente enamorada; fue el hombre de toda su vida, y con quien estuvo casada
desde joven… de ahí ahora el palo. Era un buen hombre mi padrino. Al final dijo mi
tía que estaba durmiendo muchísimo, por lo que le dije que eso podía ser síntoma
del principio de una depresión, por lo que me, me dio a entender, que no fuera
pájaro de mal agüero, pero es la verdad.
Tengo mucho sueño, así que lo voy a dejar ya.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

1/6/14
Hoy me he pasado casi todo el día durmiendo, y aunque ayer me acosté tarde,
hoy no he hecho casi otra cosa, hasta que vino Rayco, el cual, aunque me había
dado a entender que venía solo a visitarme, luego se descubrió, porque me pidió un
pendrive, lo que medio me sacó de mis casillas, pues no hace ni una semana que le
di un flexo, casi el mejor que tenía y ahora venía con estas. Le dije que nones, y que
contra el vicio del pedir, está la virtud del no dar, como me dijo una chica… resulta
que pensaba que venía a hablar conmigo, y venía a pedirme lo dicho. Al rato me
pidió una libreta pequeña para tomar notas y un bolígrafo, cosas que le di, aunque
me dijo que no, que le diera un boli de los buenos, por lo que le dije que le daba de
los que tenía para mí; me dijo que le diera entonces un Bic, y le dije que incluso
éstos son caros para mí. Si quería lo que le daba bien, si no, es lo que yo tenía. Lo
aceptó al final. La cosa es que está acostumbrado a comprarse para él lo mejor de lo
mejor, y luego me pide a mí también lo mejor para él. Ya la madre avisó a mis
hermanas, que Rayco era un caradura, y así es… tiene más cara que no sé ni qué.
De todas maneras, y como a mí la gente me ayuda, yo también intento ayudar, pero
la cosa es que él está todo el tiempo pidiendo cosas, y encima para él lo mejor…

249

bueno él sabrá. Vamos a ver cómo es el final de su vida. Por lo pronto es un ni-ni, y
encima todo lo que es para él, debe ser de las mejores marcas…
No fui a misa, porque lo había decidido pronto, que hoy me pasaría casi todo
el día durmiendo, pues la verdad es que me encontraba bastante cansado. Y eso
que no fui de viaje ni nada, sino a una hora de la ciudad… pero me muevo tan poco,
que incluso esto es un cambio bestial para mí. Y encima la semana que viene, la
tengo casi toda ocupada, con lo que hoy debía dormir…
Oí la misa por la radio, aunque mucho no estuve concentrado, supongo que
porque Rayco se había ido sólo una media hora antes, aunque lo cierto es que desde
la media hora de haber venido, me puse primero a tender la lavadora que había
puesto con las cosas que había llevado el finde a casa de mis hermanas, y los
trapos de Delia, los que ella ensucia en casa de mi madre.
Luego intenté leer el Fedón, de Platón, en el que poco me he podido
concentrar, a ver si ahora puedo leer algo más.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

2/6/14
Esta mañana temprano, a eso de las nueve y pico de la mañana, o cerca de las
diez, oí que el rey abdicaba en su hijo el príncipe, y ésta ha sido después la noticia
del día. Mi hermana Piluca, cuando hablé hace cosa de una hora, me dijo si ya me
había comprado el chándal para ir a la coronación del príncipe. Es sin duda, el
chiste más importante del día.
Esta mañana fui al Hiperdino, donde compré comida para dos semanas. Por
suerte, me dio con poco más de 42€, para dos semanas, con lo que mi economía va
mucho mejor, pues no estoy gastando lo que pensé gastar, sobre los cuarenta euros
semanales, sino la mitad, lo que es toda una gran diferencia, por lo que me sobra
más dinero, y puedo ahorrar algo más de lo previsto, y me siento más holgado de
dinero mensualmente. Lo noto una barbaridad.
En el súper conseguí hacer la compra lo más rápido que pude. Encima,
cuando fui a pagar, no había nadie en una de las cajas, por lo que me puse por ella,
tras preguntar si se podía pasar el carro, y me dijo que sí.
Hay un señor mayor que es un sin techo, o en todo caso vive en una casa en
ruinas, que yo creo que es alcohólico, que hoy estaba tumbado enfrente de los cubos
de la basura en la calle, y la verdad es que me dio una lástima tremenda; encima
cuando fui a comprar, vi que tenía en una bolsa como unas sardinas fritas, que
seguro que cogió de la basura, que estaban llenas de moscas. Dispuestas seguro
para comérselas… esto no debería existir en un país desarrollado, algo hacemos
mal para que esto ocurra. Le dije a un guardia municipal que casualmente vi
camino al súper, que había un hombre tirado en la calle, que si podía ir a mirar, y
me dijo que en un momentito iría. Cuando regresé de la compra, vi que seguía allí,
aunque ahora apoyado la espalda contra la pared, por lo que no parecía que se
estuviera muriendo, como a la ida. De todas maneras, me dejó hecho polvo…
Luego, cuando coloqué la compra en mi piso, fui a casa de mi madre, aunque
antes pasé por la tienda de pinturas y pedí el disolvente universal (2 litros), por el
que cobraron cuatro euros por cada uno, por lo que le dije si no había el otro más
barato a un euro con algo; me dijo que eso debía ser aguarrás, y que el disolvente
está todo al mismo precio. La cosa es que la gente, cuando ve que tengo aura, pues

250

me cobra más y me roban, pensando que soy rico, ya que tengo ésta… allá ellos,
aunque a mí economía le fastidia bastante.
Luego, en casa de mi madre, me di cuenta que no me cobraron varios euros de
más, sino unos cincuenta céntimos por bote es lo que me cobraron de más… le pedí
el ticket de caja, para que viera que yo controlo los precios, y no soy de los que van
de botarate, entre otras cosas, porque mi economía no me lo permite.
Mucha gente del barrio que me conoce de vista o de cuando trabajé en la
farmacia, se hace los locos cuando me ven, como hoy hizo una mujer, a la que yo
creo que le gustaba que su hija saliera conmigo, pero ahora ya no le debo interesar,
que se hizo la loca cuando me vio.
En casa de mi madre todo estuvo normal, aunque no pude estudiar bien, pues
estuve llamando mucho a la mujer que me suele llamar, pues pensé que podría
tener un ictus, según me dijo que le ocurría hoy desde que me llamó temprano a mi
piso y hasta que no confirmé que posiblemente no lo tiene, pues no descansé.
También llamé a Nieves, la psicóloga de AFAES y resulta que hasta fin de
mes, no podré ir a dar la charla como pronto, por lo que se cumple lo que supuse. La
semana que viene va a las mini-vacaciones de AFAES y la otra se toma unos días
de descanso… en fin, de mí pasa casi todo el mundo.
Luego vine para mi casa, y decir que he estado casi todo el día medio
fastidiado de la garganta, y si no me equivoco, Quillo me pegó el catarro que tenía
el viernes, del que estaba bastante mal y al final, como digo, me da que me lo pegó.
En mi casa miré los correos y envié un par de ellos, como el de los hermanos
con las cosas de casa de mi madre, el que suelo titular: K mamá, seguido de la
fecha entre paréntesis. Así digo las cosas que pasan en la casa para que todos estén
informados.
He estado leyendo un poco sobre Biotecnología, aunque algo lentillo sí voy.
Mañana debo ir por la mañana, a llevarle los papeles a Oscar, el abogado,
para la declaración de la renta. Con Piluca estuve hablando de las cartas que
llegaron a casa de mi madre, sobre todo una del BSCH, la que al final corresponde
al cobro del ático de la luz, de la casa de mi madre de Galileo, la que está en la
playa de Las Canteras.
Por hoy, nada más, lo dejo ya.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

3/6/14
Hoy me levanté a eso de las nueve y media, pues hoy debía ir al abogado, a
llevarle los papeles para la declaración de la renta, cuando solucionara el par de
cosas, como tomarme un poco de Bisolvón® Mucolítico, pues tenía una tos increíble.
Ya ayer por la noche me sentía un poco picado, pero esta mañana tenía bastante
tos y flema… por ello me tomé lo dicho. Estaba convencido que mi cuñado Quillo
me lo había pegado el viernes, por lo que lo llamé a su casa, a ver si había ido al
médico y qué le había mandado. No estaba, pues me salió su hijo Alejandrito, quien
me dijo que vendría por la tarde. Me fui al abogado, pero antes tomé mucho jarabe,
para no ir tosiendo en la guagua y que la gente se mosqueara porque las fuera a
contaminar, y con razón. La cosa es que ni la ida, ni la vuelta, estuve tosiendo en la
guagua.
Cuando llegué al abogado, me dispuse a esperar, pues había llegado unos
veinte minutos antes de la hora. En lo que estaba allí vino uno con no demasiado
251

buen aspecto, y cuando salió Oscar, el abogado, le hizo un feo total, diciendo con voz
de enfado: “¡Usted no, D. Servando, entre él, D. Servando…!” me dejó de una pieza,
y luego se quedó hablando fuera, mientras le decía qué quería… debe ser que no es
muy buena pieza, y quien sabe si a lo mejor hasta lo chantajeó en una época, o si
fue alguien que le dio una puñalada en la espalda o algo grave fue, para ponerse
como se puso, algo de esto debió ser, o similar.
Me dijo Oscar que yo no tenía obligación de hacer la declaración, pero yo le
dije que quería todo lo mío legal, y más ahora, con las herencias y demás… también
le pagué los veinte euros que le debía de las compulsas de las fotocopias de mi
certificado de discapacidad, las cuales tiene él. No quería cobrármelas, pero yo le
dije que sí. Me alegra que me quiera cobrar poco, pero las cosas claras y el chocolate
espeso… y más con los abogados. Soy pobre, pero honrado.
Luego me vine de nuevo e mi barrio, en guagua, en la que tuve que venir todo
el tiempo de pie, pues iba a tope. Mala suerte.
En mi casa, me puse a escribir la dosis mañanera, y no sé si está bien o si me
repito demasiado; yo creo que esto último es lo más probable. Sí había decidido
prepararme bien la charla para AFAES, por lo que hoy he estado con ésta,
estudiando lentamente, pero profundizando bastante.
Luego cené a las seis y media, y tras trotar, me he puesto a escribir esto, tras
mirar un montón de correos (más de diez) de ONG para que firme cosas para
ayudar a un montón de personas, lo que intento hacer, pero muchas veces no doy
abasto en todo.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

4/6/14
Esta mañana debía ir a Cáritas, pero me dolía tanto la garganta, aparte de la
tos, más el mal cuerpo, que opté por llamar a Cáritas y decirle a Ana, la telefonista,
si podía decir a mis jefas de formación (Ana Margarita y Pino Cardero), si no les
importaba que hoy no fuera, pues estaba algo pachucho. Ya había desayunado y me
había afeitado, pero no tenía ganas ningunas de ir, por lo que cuando habló con
ellas, me dijo Ana, que no me preocupara, que no hacía falta que fuera, y aparte de
esto, estaba la biblioteca llena de gente, por lo que no podría concentrarme bien
allí. Le di las gracias, pues me sentía bastante mal, así cada día y al transcurso de
las horas, me he ido encontrando peor. De todas maneras, parece que ahora,
cuando esto escribo, me siento algo mejorcillo.
A eso de las doce, me levanté y me duché, pues debía ir a casa de mi madre, a
controlarla; por lo que me preparé para ir allí. Cuando salía, vino Elena, la que me
dijo si le podía anticipar el día. Le dije que sí, que llegaría a eso de las tres y media
o cuatro, y le daba el dinero. De todas maneras, cuando llegué a casa de mi madre,
pensé que mejor es que ella cogiera el dinero, por si yo me retrasaba, no tener que
estar ella allí esperando. Me dijo que gracias, y que ya lo cogería, que sabía que ella
era de confianza, por lo que le dije que por eso le decía que lo cogiera.
También llamé a la de siempre, para confirmar si estaba poniéndose la
pomada analgésica, y me dijo que sí lo estaba haciendo.
Allí estuve cerca de dos horas y media, y luego me fui a la farmacia, a
comprar un jarabe antitusivo y mucolítico, más paracetamol 500, y el resto de la
medicación, pues el viernes voy al psiquiatra, el que espero que me dé la
medicación de siempre, para ahorrarme un dinero, como les he dicho.
252

Luego de la farmacia, vine a mi casa, donde no me volví a duchar, pues no
tenía ganas ningunas. Incluso Elena se dio cuenta que estaba más apagado, no
como otras veces que vengo lanzado a comer lo que haya. Sí me dijo que debía
comer más verduras, pues estaba engordando… yo creo que es que me vio sin
camisa, pues gordo estoy algo menos, al menos eso marca la báscula. Yo cambio
mucho desnudo, respecto a vestido… y desnudo parece que no soy gran cosa…
He pasado la tarde preparándome la charla para AFAES, y la verdad es que
de continuo estoy aprendiendo cosas nuevas, que pensaba que ya sabía de otras
veces, pero resulta que no era así; sí sabía bien muy poco de todo, pues era
demasiado grande el temario del master, y no pude profundizar en casi ningún
tema, sino algo en los que más me preparé, uno de los cuales era el que ahora
estudio, pero hacía tiempo que no lo miraba, antes del último repaso; o sea, cuando
lo estudié, lo hice de los primeros, al igual que la charla que me preparé sobre el
mismo, pero luego ya no lo volví a ver más. Lástima, pues de ahí salieron dos o tres
preguntas del master, de los temas a desarrollar… algo fuera de lo normal; si
hubiera estudiado bien este solo tema, más los otros como los llevaba, era posible
que hubiera sacado incluso un notable, o como mínimo un seis. La nota máxima del
master fue un siete; yo saqué un cinco, pero por mí, no porque me lo hubieran
aprobado por pena, no, lo aprobé por mí.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

5/6/14
Esta mañana me levanté tras dormir unas once horas, pues estaba muy
derrotado de ayer tanto catarro que tenía (y tengo, aunque ahora es más suave); no
tenía ganas de hacer nada ayer, pero como tenía que ir a un par de sitios, pues es
posible que cogiera frío.
Esta mañana el portero, tal y como me había dicho hace un par de días, me
trajo las facturas de la luz y el agua, de estos meses, para que le pagáramos la
mitad, pues parece que es el acuerdo con él, y así hacen las veces de portero. Él
parece que tiene otro trabajo, y ella, como saben es analfabeta y no tiene otro
trabajo. Creen un poco, que yo me dedico a la brujería, supongo, pues le han dicho
un par de cosas a Elena, que me hace pensar eso. Ella no sabe leer ni escribir. Sólo
conoce algo los números.
Cuando acabé de almorzar, pues tenía la comida en el microondas cuando
llegó el portero, hice el cheque así como las cuentas, y la identificación del cheque
en las facturas, y se lo llevé a Elena, la vecina vicepresidenta, quien no estaba, por
lo que le dejé el mensaje de que había que firmar un cheque. Cuando llegó y tocó en
mi puerta, le expliqué qué era el cheque y como ella tenía prisa, sólo le pregunté si
seguía trabajando y me dijo que sí, ayudando a una amiga a sacar cuentas, y luego
con la escuela oficial de idiomas, el inglés, y me dijo que aprobó el curso, que es lo
que ella quería, y que la prueba de certificación había sido hoy o ayer, la que no le
había salido muy bien, aunque lo que le interesaba a ella era el curso, el cual lo
aprobó.
He estado preparándome la charla para AFAES, y me está dejando alucinado
todo lo que desconocía de este tema y eso que llevo con ello un montón de tiempo,
aparte de que en su día me había preparado otra charla sobre el mismo. Es algo
fuera de lo común lo profundo que son estos temas, algo increíble.

253

Me llamó Rayco para decirme que me iba a hacer un regalo, pero le dije que
hoy no podía ir, pues estoy medio pachucho y mañana debo hacer varias cosas, así
como ir el sábado temprano a ver a Tony. Me dijo entonces que era para regalarme
un Smartphone, lo que le agradezco enormemente, aunque por lo pronto no voy a
poder ir a buscarlo, pues me siento muy débil.
También me llamó Tony, para que le comprara unos seis libros de Jorge
Bucay, por lo que le dije que si quería, yo tenía algunos, y se los prestaba; aparte de
esto, tengo tres preparados para llevarle de superación personal, a los que adjunté
dos de dicho autor que él me comenta. Me dijo que no se acordaba que le iba yo a
llevar libros de autoayuda, los que espero que también le gusten. Como de estos
temas tengo algunos libros, pues así se pone a leer algo y pasa mejor los días.
También me llamó un par de veces la mujer de siempre, la última para
decirme que en su mesa de noche tiene una foto de su madre y del niño Jesús, y le
dije que eso era una buena idea. Me dijo que la gente le dice que ella nos ayuda
desde arriba y le dije que sí, que eso dicen muchos. Espero que mi madre me ayude
a mí también.
Otras cosas, no he hecho hoy, pero el tiempo más o menos lo he aprovechado,
incluso puse una lavadora y tendí la ropa.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

6/6/14
Esta mañana me levanté temprano, sobre las siete de la mañana, pues debía
ir al centro de salud, a la analítica de cada mes, ahora cada mes y medio o dos
meses. Ayer me acosté temprano, pero no me dormí hasta tarde, señal de que ya
estoy algo mejor y no tan molido y cansado. Todavía sigo con tos y flema, pero ya no
con tan mal cuerpo…
En el centro de salud me quedé asombrado de no estarme cayendo de sueño,
como solía pasar cuando mi madre vivía… ya saben por qué.
Luego del análisis el que la enfermera me hizo en otro brazo, pues el que le
señalé no quiso hacerlo, salió bien la sangre, aunque tuvo que usar una palometa
para extraerme la sangre, debe ser que porque con la aguja convencional no podría,
por ser un brazo algo difícil para extraer, sobre todo respecto al que tengo un callo
de tantos pinchazos durante varios años…
Luego vine a mi casa y como a las dos tenía hora en la USM (unidad de salud
mental), desayuné fuertillo, y miré los correos, pero no escribí, para ir a casa de mi
madre, pues hoy tocaba ya que es viernes. Allí llegué a eso de las diez menos algo y
estuve hasta las doce y media más o menos. Allí lo de siempre, aunque pude leer
algo mejor un poco sobre fármacos contra el cáncer: algo lindo y sorprendente; y
difícil, muy difícil.
Me llamó también allí la chica de siempre, resolviéndole como de normal los
problemas o dándole idea de cómo resolverlos.
Había quedado ayer para resolverle un par de cosas a Tony, y resulta que lo
que la hermana le hacía, ahora también se lo tengo que hacer yo, supongo que
porque ella tiene que salir a divertirse, como su madre y resto de la familia. Me
está cansando un poco esta familia, la verdad.
Me llamó a casa de mi madre el siquiatra Santiago Navarro, al que iba a ir a
su consulta a las dos, pare decirme que Paco no iba de vacaciones todavía, que si
quería podían ir por mi casa los dos, por lo que le dije que sí. Por ello me vine antes,
254

para ver si comía, pues al ellos venir a mi casa, tardan más en venir y más en
irse… total, que a la una del mediodía comí, y vi que tenía los dos correos del pastor
amigo de Tony, con las cosas que le había pedido entre ayer y hoy, por lo que me lo
leí cuando el siquiatra y el enfermero se fueron. Al irse, me dijo Santiago que yo
estaba como siempre bien; la vez anterior me lo dijo Paco, espero que eso se
transforme en algo positivo en no tener que ir tanto por allí o en bajarme la
medicación. Les conté cuáles eran mis planes para el siguiente año, y no sabía si
para algunos más: o sea, leer cosas de Farmacia y de los temas que me interesan,
aunque a ellos les hablé de los primeros, diciéndole qué cosas quería leer, o sea, lo
mejor de la profesión, o las avanzadillas, y los temas más peliagudos… al menos
eso creo yo.
He estado aprovechando, una vez hechas las cosas que debía hacer, para leer
sobre Anticuerpos Monoclonales, lo que me tiene contento, pues por lo visto, el
futuro de la Medicina mucho va a ir por ahí, según dijo uno de los más altos
farmacólogos del país: D. Francisco Zaragozá.
Luego me he puesto a mirar los correos, aparte de los que yo envío a diario,
como a los hermanos diciendo cómo está la casa, así como las cartas que vinieron, y
lo que han cobrado en el banco de los hermanos con Emalsa, la compañía del agua
del edificio de la casa de mi madre, donde yo llevo esas cosas. Etc.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

7/6/14
Hoy el día me ha cundido para bastante.
Esta mañana fui a ver a la cárcel a Tony, el que me dijo que le dijera a su
hermana que llamara a la abogada de Madrid, para llevarle el caso para el posible
indulto del nuevo rey, por si se dedica a conceder algunos, como se rumorea en la
cárcel.
Tony estaba enfadado, así nos dijo a su madre y a mí, pues su hermana hoy
tampoco fue, que había pedido traslado a Juan Grande, o sea, en el sur de la isla,
porque estaba más que harto. Le dije que allí poco lo iba yo a ver, pues su madre no
quiere traerme luego a mi casa; llevarme sí, pero traerme no, porque luego de verlo
ella se queda con su hija en Telde, que queda antes de llegar a la capital, así que o
va solo la madre a verlo, o su hermana se le quita la gandulería que tiene, y va a
verlo también junto con su madre; tampoco podremos hacerle los favores que le
hacemos, pues muchos son para llevarle cosas o sacar algunas cosas, lo que no
podremos hacerle nosotros, sino que debe ser todo por medio de su madre.
Le dije a Tony que su madre tenía una cara increíble, así muchas veces me
decía que no me llevaba después de ver a Tony a mi casa, porque tenía que ir a
Telde, con lo que me dejaba en la parada de la guagua, para que cogiera dos
guaguas hasta mi casa (no le dije de las dos guaguas, sino de una); y todo esto no
por nada, sino para estar de fiesta en casa de su hija, yendo a la playa o a comer
con los nietos; y cuando no, que no me lleva a mi casa porque tiene prisa para ir al
baile… tiene una cara como un zapato.
Llamé a Manuel el pastor, porque Tony me había dicho que él se encargaba
también de lo de la abogada, y que Orlando se encargaba de lo del recurso de
apelación. El pastor me dijo enfadado que a él no le habían dicho nada de esto.
Llamé luego a Orlando y éste dijo que él no le había hecho nada de lo que yo le
había mandado por correo, supongo que porque se habría olvidado de ello, pues le
255

mandé un correo con un montón de cosas que debía hacerle a Tony; se lo volví a
mandar. Llamé entonces a su madre para decirle que le dijera a su nieto si podía
encender su ordenador, Orlando o yo, para coger la foto que Tony quiere que le pase
a papel, para mandársela a sus posibles contactos sexuales en Cuba… me pasó con
la madre de su nieto, quien me dijo que no podía, porque su hijo tenía la clave, y
que no podía abrirlo yo sin él estar presente. Le dije que de acuerdo. Luego me
llamó para darme el móvil de su hijo para que lo llamara al hospital de media
estancia en el que está, para que se lo preguntara a él. Cuando le dije que a qué
horas lo podía llamar, me dijo que de cinco a ocho treinta, pero que creía que hoy no
se podía. De todas maneras hoy a las seis de la tarde, lo llamé, y resulta que estaba
allí su abuela, o sea, la madre de Tony. No puso pegas para acceder a las fotos en
su ordenador, siempre que no estuviera mirando las cosas que él tenía allí. Se lo
agradecí, la verdad.
Por la tarde he estado leyendo una novela, aparte de varios correos que he
mandado, como uno a mi colega Guillermo (a quien fui a sustituir cuando trabajé
por última vez en una oficina de farmacia pues él se iba a Inglaterra a trabajar allí
un tiempo), al que había quedado hace meses que me pondría en contacto con él,
para preguntarle un par de cosas del doctorado que él aprobó por medicina. Ya me
quité esta cosa de encima, pues hacía meses que le quería preguntar un montón de
cosas, pero hoy por una cosa y mañana por otra, no había podido.
También algo leí el Corán y la introducción de Alicia en el país de las
maravillas. Tiempo es lo que deseo…
Por la noche volví a llamar a la madre de Tony para que le dijera a su hija si
había hablado con el abogado sobre el llevarle las cosas a su hermano, como le
había dicho Tony hacía cosa de un mes y pico. Resulta que no se acordaba de esto,
hasta que le dije que lo habíamos hablado con su hermano hace unas seis semanas,
y yo la había llamado por teléfono para que ella llamara sin falta al abogado y que
no se olvidara. Total que me dijo que le había dicho el abogado que le cobraría
600€, cosa que no me había dicho a mí, y eso que yo también estoy metido en el
fregado… se lo tuve yo que sacar otra vez con pinzas.
Le dije que su hermano me había dicho que le dijera a ella que llamara a la
abogada de Madrid para que le hiciera el escrito pidiéndole el indulto al nuevo rey,
pues se rumorea en la cárcel que va a dar algunos. Le dije que si ella le enviaba el
mail con las dos cartas que me había mandado ayer el pastor y que ya me las leí, o
se lo enviaba yo. Me dijo, como siempre, que se lo enviara yo… sí, ella está
resolviendo los grandes problemas del mundo, como zurcir unos calcetines, o ir a
comprar un par de panes a la tienda y cosas de éstas. Total, que ya le escribí y
mandé el correo a la abogada de Madrid, y luego le envié un SMS a Sandra,
diciéndole que ya le había mandado el correo a la abogada, el que le había mandado
a ella también, que le aconsejaba que se lo leyera entero, con las dos cartas también
(o sea, trece páginas); que yo ayer, cuando los recibí, me los leí al instante, dejando
de lado todas las cosas en las que estaba metido; lo mismo había hecho nada más
hablar con ella, dejar lo que estaba haciendo para escribir a la abogada. Que le
aconsejaba que ella se lo leyera también todo dicho correo… está claro que le digo
claramente que ella va de caradura y eso que es para su hermano; si llega a ser
para otra persona, pues no les digo nada lo que pasaría olímpicamente de todo.
Total, que como ven hoy el día ha estado movidillo y como yo no tengo
secretaria ni nada, pues todo lo debo hacer yo. Encima me da que la nevera se ha
roto, pues hace demasiado hielo, y en teoría es de las que no lo hacen.
En fin, que por hoy lo dejo.

256

Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).
8/6/14
Esta mañana dormí unas nueve horas, y aunque tenía ganas de dormir más,
no lo hice pues me llamaron varias personas, como Rayco, para decirme que no me
puede regalar el Smartphone pues no le van a regalar uno en Movistar, ya que se
ha vuelto a dar de baja en ello, y por tanto no le van a regalar a él uno, con lo que
ya no sería el tercero que tiene; que lo sentía. No me importó mucho, entre otras
cosas porque ya tengo asumido que él da y luego quita, así que es normal en él esto.
También me llamaron otras personas, por lo que me quedé despierto desde
las once y media más o menos. Sí, anoche como sábado que era, me acosté tarde,
sobre las tres de la madrugada.
He estado casi todo el día leyendo el Corán, y la verdad es que me gustaría
dominarlo, pues es una de las religiones más grandes del mundo, y que está
tomando gran cantidad de adeptos. Y es un clásico total, así que conviene leerlo y
estudiarlo.
Me llamó un par de veces Jorge, el nieto de Doña Carmen, y la verdad es que
estamos haciendo buenas migas, pues él es una persona instruida, es arquitecto
técnico, y ha hecho un par de másteres, y por lo visto ha trabajado en tres de las
mayores empresas del país. Hace gracia hablar con él, pues parece que siempre
está enfadado, pero tiene una conversación interesante. Parece que está empezando
a leer la Biblia, con lo que ya tenemos más cosas en común. Aparte de esto, me ha
gustado el que me deje que encienda su ordenador para que coja las fotos de su tío
Tony, y le pase a papel la que él quiere. Hemos quedado en que nos veríamos y nos
tomaríamos un café, bien en mi casa, como en la de su abuela. Me dio la dirección
de su blog, el que intentaré visitar en breve. Como le quitaron internet, pues
entonces no le di mi dirección de mi blog, pues no la sé de memoria, con lo que sería
enviársela por correo.
Decidí no ir a misa, pues todavía estoy expulsando mucha flema, y por tanto
no se lo quiero pegar a los feligreses, y menos, siendo que estos la mayoría son
mayores y un catarro a su edad, puede resultar muy caro.
Cuando estaba leyendo el Corán, me llamó la mujer que me llama a diario,
para decirme que por la tele estaban dando una misa canaria muy bonita, en un
canal local. La puse y aproveché para verla, y así no la oía por la radio, sino que la
veía por la tele, y así miraba cómo es una misa multitudinaria aquí. Resulta que
me llevé un chasco, pues se veían infinidad de planos de todo el lugar y la gente,
con lo que uno se despistaba viendo las imágenes, y no podía hacer caso a la misa y
plática del obispo, con lo que sí se hace uno una idea de cómo es el acto, pero no se
entera uno nada de lo que dicen los de la misa, pues te despistas viendo a la gente y
su reacción al ver que eran enfocados por la tele, así como las imágenes del lugar,
la catedral y la virgen del Pino (la patrona de la provincia).
Me llamó al final la mujer de siempre, a ver qué me había parecido, por lo que
le di las gracias por avisarme. Luego me volvió a llamar para ver si me gustaban
los documentales, y le dije que no, y como me dijo que eran de animales, le dije que
de eso nada, que yo estaba todo el día estudiando y escribiendo y que la tele casi no
la veía.
Y luego, después de cenar, he trotado otro poco, y ya me he puesto de nuevo a
escribir; que junto con lo que escribí esta mañana, se puede decir que el día,
aunque muy corto, ha estado bien.
257

Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, y a todos los seres queridos
fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales. Servando
(Blanco Déniz).
9/6/14
El día ha tenido su cosita curiosa, así esta mañana me levanté temprano,
sobre las ocho y media, para ir primero a la casa de la madre de Tony, para coger
las fotos que el nieto de la madre me había dejado en el escritorio de su ordenador,
el cual es un pedazo de ordenador de aquí te espero; la pantalla es enorme, algo
fuera de lo común. Me dejó el nieto unos cuantos papeles impresos, entre ellos el
CV, y la verdad es que es bastante bueno. Lo miré esta noche aquí en mi casa, y
está bastante bien.
Después de coger las fotos que Tony quiere que le pase a papel, para
enviárselas a un montón de chicas en Cuba, me fui a Cáritas.
Allí la cosa hoy iba de preparar las carpetas para las jornadas que hay al final
de la semana arriba, en Tafira, en el Campus Universitario, creo que en los
edificios del seminario y de teología, pero no sé seguro el lugar. Había que preparar
doscientas carpetas con los papeles de las jornadas y algunos más. Como éramos
cinco, lo hicimos todo en menos de dos horas, con lo que sobró algo de tiempo. Era
un trabajo mecánico simple y rápido.
Como yo era el que menos va a ayudar, pues no voy a asistir a las jornadas,
pues hice todo el trabajo sucio, como cargar con las cajas llenas de portafolios para
entregar en las jornadas, llevándolas de un sitio para otro. Me quedé sudando la
gota gorda un buen rato, y eso que estoy acostumbrado a hacer algo de ejercicio.
Al final fuimos a una cafetería a tomarnos un café. Estuvieron hablando de
política, y la verdad es que mucho no me interesaba el tema que hablaban, aunque
sí les dije el dato de que el vicepresidente del Banco Santander, se retiraba con un
sueldo de 83 millones de euros, toda una desfachatez. Una de las jefas, que es
bastante simpática y risueña, dijo que su familia una vez contrató a un abogado,
que hizo tan mal unas cosas, que ahora está en busca y captura, y ha desaparecido
y no se le encuentra; esto me hizo mucha gracia, y pensé en lo chorizo que es mucha
gente, incluso entre carreras que hacen pensar en principio que está ejercidas por
caballeros…
Luego fui a casa de mi madre, donde estuve bastante tiempo, resolviendo un
problema que he asegurado que no contaría a nadie, pero que es bastante
importante, pero parece que al final, tras casi diez llamadas de teléfono de una
parte y de otra, parece digo que se ha arreglado al menos por el momento; algo va
de violencia de género, pero no puedo decir más.
También me llamó una vez Sandra, y se le oía fatal, por lo que me dijo si
estaba en mi casa, y le dije que no, que estaba en casa de mi madre y que llegaría a
mi casa en una hora; me dijo que me llamaría.
Total, que seis horas después de decirme esto, le envío un SMS para decirle
que me había dicho que me iba a llamar seis horas antes y no me ha llamado. La
cosa es que es para arreglar una cosa para la abogada de su hermano. Tres horas
después de yo enviarle el SMS, me manda uno diciendo: Te llamo. Por supuesto no
me ha vuelto a llamar, y como siempre que ella llama lo cojo al instante y ella
siempre se hace de rogar, ya sé que la próxima llamada no lo cogeré, sino que deje
el mensaje y si deja dicho que la llame, seis u ocho horas después, le enviaré el
mensaje: Te llamo; pero está claro que la llamaré uno o dos días después… le voy a
pagar con la misma medicina. Es cortita total, y va de caradura y súper, no
cogiendo el teléfono cuando no tiene nada que hacer, pues está parada y no sabe
258

casi ni leer, pues sólo tiene hasta el COU, con lo que nunca está haciendo nada
importante, sino para dárselas de persona ocupada, pero me da que no sabe con
quién ha topado: le voy a devolver con la misma moneda.
He estado leyendo un montón de correos de los hermanos, así como
respondiendo a éstos también. También he estado mirando la amplia información
del curso más importante de FSFE, y he decidido que lo voy a hacer, pues es la
tercera edición y acaba en el 2015, todos números claves bíblicos, por lo que no me
lo pienso más y he hecho la solicitud a ver si me puedo matricular. No sé si las
jornadas en el terreno iré, creo que no (pues son 45 días como mínimo y cuesta
1.500€), pero hay tiempo de analizarlo…
He intentado leer un poco la charla de AFAES, pero es rebuscada cien por
cien el tema. Extenso y muy denso en información, así como dificililla, incluso tras
habérmelo leído un montón de veces, y es la segunda charla que doy de este tema…
Ahora estoy algo más tranquilo, pero he tenido un día de mucho meneo.
Cuando acabe aquí, me voy a la cama, pue son las tres de la madrugada…
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los
familiares queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos
cordiales. Servando (Blanco Déniz).

10/6/14
Hoy prácticamente no he salido de mi casa, a no ser buscar la
correspondencia al buzón, después de comer, con lo que cogí una carta de Bankia,
así como la propaganda del Hiperdino, por lo que sé que podré ir el lunes a comprar
ofertas, y también de la limpieza, pues he visto algunas ofertas bastante buenas,
con lo que a lo mejor me evito el tener que ir a Mercadona durante un tiempo.
Intuyo que este lunes que viene, vendré bastante cargado del Hiperdino. Veremos.
Por la tarde, cuando abrió la tienda de comestibles que hay frente a mi casa, en el
bajo, fui a comprar papas, pues me hacían falta para mañana que Elena haga puré
de perejil.
Esta mañana oí el móvil y era la hermana de Tony, pero como ella me hace
siempre, pues no lo cogí. No le envié una llamada perdida ni nada, sino que si
quería, que me volviera a llamar, como ella me hace siempre. La cosa es que por la
tarde, cundo me llamó, lo volví a coger, pues me dio pena de Tony, el que no tiene
culpa de la estupidez de su hermana, de todas maneras, voy hacerle esto bastante
tiempo, el colgarle y el no contestarle.
Esta mañana, cuando me levanté, llamé al abogado, que la declaración de la
renta estaría para el lunes que viene.
Llamé a AFAES, que todavía no estaba hecho el certificado de que he dado
charlas ahí, por lo que le pregunté a la trabajadora social (Genoveva), si había
algún problema conmigo para no hacerlo, y me dijo que no. Que si les hacía falta
que le enviara de nuevo el nombre de las charlas dadas y me dijo que ella los tenía
también en su ordenador.
Llamé también a la tienda de fotos a la que voy, para ver cuánto costaba
hacer la foto de Tony, una oferta que tenían ahí, y me dijeron que cien fotos por
quince euros; le pregunté, que cincuenta cuánto costaba, y tras hacer las cuentas,
me dijo que once euros. Le dije que lo pensaría. A la tarde llamé a la madre de Tony
para decirle los precios y me dijo que hiciera las cincuenta; se echó a reír cuando le
dije que las fotos eran para sus novias, pues le hizo gracia que las llamara así, ya
que son contactos simple y llanamente, para echarles unos cuantos polvos, todos los
más que pueda y ya está.
259

Llamé también a Braulio y a Doña Carmen, y la verdad es que muchas veces
me da vergüenza llamarlos, pues no sé qué decirles, y para no molestar, ni
incordiando siempre. Me da que la mujer tiene úlcera de estómago, espero que
vayan pronto al médico. Ésta hoy día es fácil de curar, pero deben ir pronto al
médico. Se quita con un inhibidor de la bomba de protones (uno de la familia del
omeprazol), más un antibiótico determinado que ataque al microorganismo que la
causa. Este tratamiento ya se conoce desde hace más de veinte años, aunque aquí
tardó bastante en saberse, y yo ya lo sabía de antes de que aquí se usara dichos
tratamientos, que la eliminan, pues matan al Helicobacter pilori, que es el
causante de la misma, en muchas ocasiones. En un mes o poco más, se quita un
problema que durante siglos ha sido uno de los grandes males de la humanidad.
Hablando de infecciones, la mía que me tiene con bastante tos y flema, sigue
sin quitarse, de tal forma que ya no sé qué hacer. Estoy mejor, pero la infección
sigue, por lo que temo que me empeore y luego eliminarla sea peor, por haberse
extendido y complicado.
También llamé al hospital unas cuantas veces, pero no me lo cogieron ni una
vez. Era para ver si todavía no tengo hora para la colonoscopia, entonces para
hacer el escrito de queja que me dijo mi hermana Piluca. Por cierto, llamé a su casa
por la tarde, para ver si Delia iba a ir el jueves por casa de mi madre, a limpiarla, y
parece que sí va.
Estuve arreglando el currículum, poniendo un par de cosas, como los libros
que ya tengo publicados en este semestre, con lo que ha aumentado algo el mismo;
también arreglé un par de cosillas, que vi que eran erróneas, pues me habían dicho
que se descargaban mil ejemplares al día de mis libros, cuando di la orden de que
se regalaran, lo que es muy difícil de creer (aunque ellos me lo dijeron), y más
viendo el total de descargas gratis de mis libros, cuando he entrado en estas
últimas semanas, con las claves que me ha dado la editorial y en total habrán unas
trescientas descargas en todo el mundo del total de mis libros en la editorial…
Arreglé también la cosa de que el Diario bastante grande del 2.000 me lo
hubieran divido en dos, por lo dicho en otras ocasiones, pero parece que algo lo
pude mejorar, más lo que ellos pusieron mejor la entradilla que había
confeccionado en la descripción de cada libro.
Con los correos de mis hermanos, he estado un montón de tiempo, leyéndolos
y mandándoles correos.
Creo que voy algo al día. Hoy he estado probándome un montón de ropa que
tenía guardada y que parece que alguna más o menos, puedo volver a reutilizar,
pues me quedan algo mejor, aunque estén estropeados, que algunas que uso de
normal. Con esto me evito tener que comprar ropa para el barrio, y para algunos
sitios como para la cárcel. Creo que tengo ropa como mínimo para dos años, salvo la
de lujo, que debo comprarme una camisa y una rebeca…
He intentado estudiar, pero lo he hecho muy poco, por todas las cosas que
debía hacer…
Por hoy, nada más.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).
11/6/14
Hoy el día ha sido muy largo y entretenido, de tal forma que ya esta noche no
me acordaba de lo bueno de la mañana.

260

Esta mañana tenía que ir a Cáritas, donde a lo mejor volvía a hacer cosas de
administrativo, por lo que cuando vi a una de las jefas, Pino Cardero, le dije si
había cosas que hacer, y me dijo que a lo mejor para otra gente, pero para ellas
poco más faltaba. Les ayudé en un par de cosas, como soltar los palos de escoba que
tenían trozos de cartón pegados con cinta adhesiva con propaganda puesta encima,
para reutilizarlos en alguna manifestación o algo similar de Cáritas. Ayudé en eso,
y cargando unas cuantas cajas, y la verdad es que no me sentí tan mal como el
lunes, pues ya estoy bastante mejor de la tos y la flema. Ayudé ahí lo que me
mandaron, y luego me puse de nuevo a registrar libros.
Al rato vinieron otras personas; había que hacer grupos con folletos de
propaganda y con sobres, por lo que ayudé en esto. La forma de hacerlo es contar
cincuenta folletos, y luego por similitud, o sea, poniendo grupos al lado del primero,
se ve más o menos los siguientes grupos qué grosor han de tener.
Había un montón de cajas de folletos, por lo que íbamos bastante rápido, para
que diera tiempo de todo. Yo solía hacer el trabajo físico, o sea, coger las cajas y
abrirlas con las tijeras, y luego hacer bloques con los folletos, y cuidar que las cajas
no se quedaran vacías, sino reponerlas antes de que se vaciaran.
En esto llegó una chica alta y bastante guapa que trabaja en Cáritas, que
cuando la miré, algo me fascinó de ella, y me di cuenta que me enamoré. Me quedé
bastante impresionado, y la verdad es que no sé si sabría reconocerla, pero lo cierto
es que sé que ella fue a por mí, pues luego, cuando estaba apilando unas cajas para
las distintas parroquias, ella fue por mi mesa, y me hizo que viera claramente el
anillo que tenía en la mano izquierda, uno de fantasía total, enorme, como
diciéndome que estaba libre.
Esto me dejó privado para casi todo el día.
Tras estas cosas, fui a casa de mi madre, donde casi no pude estudiar,
pensando en esta chica, si fuera verdad que pudiera casarme, sería algo
sensacional. Exactamente no sé qué cara ni qué cuerpo tiene, pues estaba yo todo el
día para adelante y para detrás colocando cajas y cajas, y porque me daba apuro
mirar para ella descaradamente, pues había bastante más gente allí, y casi era yo
el único varón, sin contar dos muy jóvenes que habían de prácticas.
En casa de mi madre estuve dos horas, incluido el tiempo que estuve
hablando con la mujer que me suele llamar. Hoy estaba más tranquila, por lo que
le expliqué varias cosas que creía que debía saber. Entre ellas cómo reconocer un
ictus, pues me preguntó sobre éste.
Luego vine a mi casa, rápidamente, pues a la tarde iba a ir al evento budista
que llevo yendo unos cuantos trimestres.
En mi casa siguió llamándome la mujer de siempre, consultándome todo
sobre salud que le oye a las otras personas… también me pregunta otras cosas,
como si creo que debe poner una vela en la iglesia, por un familiar que tiene con
neumonía, y le dije que mucha gente lo hace, para encomendar al Señor y a la
Virgen a algunas personas. Yo hice lo mismo cuando mi madre se murió.
Por la tarde, a eso de las seis y media, salí en dirección al evento budista, pero
fui antes (eso era a las ocho), para ir a la ONG que hay por allí, para poder comprar
algunos libros que valieran la pena. Compré diez (a un euro el ejemplar, como
siempre), que son los que encontré útiles, aunque ninguno que me alucinara, la
verdad. Pero ya tengo para mi cuñado Pepe, cuando vaya a la casa, sobre temas de
cocina; de Yeray y Maru, ya tenía, aunque compré unos para Yeray para reyes, por
si le interesa sobre fantasía…
A las ocho menos cuarto fui al evento dicho, donde lo pasé muy bien, y la
charla me gustó mucho. Ahora estoy cansado como para poner de qué trató, pero

261

mañana intentaré hacerlo, en el Menudencias, así, que a lo mejor copio y pego, lo
escrito aquí.
A las nueve y media acabó, y como a esa hora salía la guagua, y no me iba a
dar tiempo, pues me vine tranquilo, y cogí la que me deja más cerca de mi casa y
que salió a las diez menos diez, y que no va a tope como otras, sino que vienen
asientos libres…
En mi casa, he cenado, he visto las noticias mientras troto, y ya estoy con
esto. Pero como estoy muy cansado, lo voy a dejar.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

12/6/14
Esta mañana debía ir a casa de mi madre, pues iba a ir Delia a limpiarla,
como los jueves, uno cada quince días, pero cuando iba a salir, oí que entraba un
SMS en el móvil, en el que me decía que no podía ir por no sé qué cosa. Pensé
rápidamente si ir hoy o mañana, y me dije que hoy, pues tenía que ir a sacar una
foto de mi madre para mi tío Antonio, cuando lo vea, y para hacer copias de una
foto de Tony, para sus contactos. Según me dijo hoy por teléfono, con esas mujeres
cubanas no quiere sólo sexo, sino conocerlas y entonces si la cosa funciona, incluso
casarse. La cosa es que mandó a hacer unas treinta fotos, con lo que está muy
ilusionado con unas treinta mujeres… yo la verdad con una o máximo tres en la
balanza, aunque principalmente una, tengo más que de sobra. Me dijo que esas
cartas que mandaba a las cubanas y las que recibía de ellas, era lo que le mantenía
en pie, junto también con el estudio del inglés.
Le dije que iríamos Orlando y yo el sábado; no le dije que porque la madre
pasaba de ir, pues no tiene ganas, aunque creo que le dijo a él que era porque iba a
una gira.
Fui a la tienda de fotos, donde estaba también el hermano del dueño, el que
hacía cosa de unos veinte años también trabajaba allí, pero no sé si él montó otra
tienda de esto, lo cierto es que estaba allí otra vez. El fotógrafo anterior, el de toda
la vida que trabajaba con el dueño, ya no está desde hace unos cuantos meses.
Al hacerle cincuenta fotos de Tony, debe pensar que es mi novio o cosas así,
pues por una señal que me mandó hace unas semanas, me da que es homo…
Luego fui a casa de mi madre, donde estuve solo dos horas. Tampoco fue
Pavel, por lo que en el correo de esta tarde para los hermanos, lo dije y me contestó
Jose, diciendo que sí, que iba a ir por la tarde. Está claro que si yo no digo que no
fue, él no me dice que había hablado con él que no iba a ir por la mañana. Aquí la
gente pasa un kg de todo.
Estuve también regando las plantas.
Me dice Jose si yo puedo ir antes con Pavel a ver el piso, una reparación que
debe hacer en él. Pero le dije que lo siento, que no puedo pues voy a tope, que ni
siquiera el mundial de futbol, ni lo del rey, ni nada de nada, puedo ver, pues voy a
tope, y me paso el día haciendo favores, y encima en la charla para AFAES, llevo
dos meses de atraso. Y lo que no le dije, es que él no hace nada, sino boberías tras
boberías… y yo intento hacer un trabajo medianamente complejo e interesante.
Iba a poner lo que escribí esta tarde, tras venir de casa de mi madre, para el
Menudencias, el que trataba de la lama de ayer, pero he optado por no ponerlo,
para no duplicar tantas cosas.

262

Cuando llegué a mi casa, me puse a almorzar, y cuando estaba lavando los
platos, me llamó Piluca, que tenía huevos para darme de mi tío Antonio, que si ya
había salido de casa de mi madre, pues no estaba allí. Le dije que Delia no había
ido (ni Pavel), pues le había surgido un inconveniente. Me dijo que también había
ido a buscar el alquiler del piso de abajo, pero que no estaba, ni él ni la hija. Vino
luego por mi barrio y yo bajé a coger los huevos y a dejarle la correspondencia de
casa de mi madre que he ido juntando estos días.
Luego, al acabar de limpiar la loza, puse la lavadora, la que se suele trabar al
principio, y no arranca, hasta que le doy un par de veces en el ojo de buey, hacia
adentro.
Después me puse a ver las noticias mientras trotaba.
Luego con los correos y a escribir; invertí en esto toda la tarde, pues me
enviaron varios correos, entre los que estaban los de FSFE, el del curso de Proyecto
Boticarios, el cual me leí todo para mañana llamar a Madrid, a ver si me puedo
matricular… posiblemente no vaya a la práctica en el terreno, pues no deseo
convertirme en un cooperante como profesión, sino ir al tercer mundo a cosas
determinadas…
Luego cené, y volví a internet, pero ahora rápido, a ver los correos. Después
me puse a repasar la charla, y ya veo que sí la tengo preparada.
Intenté leer Alicia en el País de las Maravillas, pero no tengo muchas ganas;
me entró sueño, por lo que me decidí a sentarme a escribir la dosis nocturna, esto
de ahora, para poderme luego ir a la cama.
Y ya acabo:
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

13/6/14
Esta mañana llamé a Orlando para confirmar si iba mañana y me dijo que sí,
pero que no había podido hacer nada de lo de Antonio (así lo llama él), pues seguía
muy liado con lo suyo de las clases, el entregar un trabajo final con lo que hizo
durante este curso; que me iba a dar a mí la carpeta que le dieron a él con los
papeles de Antonio, para que yo se las diera al pastor. Eso haré, pero lo cierto es
que cada vez me ponen más trabajos de mi amigo y eso que tan liado como yo, creo
que hay pocos aquí.
Llamé varias veces a AFAES, pero no lo cogieron, era para decirle a Genoveva
que ya están cobrando normalmente el dinero de la mensualidad… a ver si la llamo
el lunes y ya están normalmente allí.
También llamé a Madrid, pero esto tras ducharme, para estar despejado, pero
Atuk, que es quien lleva lo del curso que me voy a matricular, el más importante de
FSFE, no estaba y tampoco iba a ir por la tarde, por lo que lo llamaré el lunes o el
martes, cuando esté despejado y con tiempo aquí.
Le dije al presidente y al director técnico de FSFE, que si no les importaba,
me iba a matricular en dicho curso y les gustó mucho la idea, al menos eso dijo el
director técnico, quien me dijo por mail de buscar una forma de financiarlo y le dije
que no, que había cobrado una pequeñilla herencia, y prefería pagarlo yo, también
para ayudarlos a ellos un poco.
Al mediodía vino Julia, la mujer que trabajó para mi madre, pero tan mal,
que la echaron a los pocos meses; pero como no tiene trabajo, pues la ayudo una vez
al mes, y así se entretiene en algo…
263

Me dijo que de Canarias, yo era el que más aura tenía, de los que ella conocía,
sin duda; también que tengo más aura que Bardén, el actor de cine, que Penélope
Cruz y que Almodóvar; estos en el cine; y que un poco menos que Rajoy y el papa,
pero más que muchos. Incluso que ahora lo tengo más grande que cuando mi madre
vivía, o sea, que he vuelto a mejorarme en mis tareas diarias. Y eso que hoy dormí
cerca de once horas, todo un disparate, pero no tenía ganas de levantarme. Con esto
del aura, me ha dejado contento para todo el día.
He estado la tarde corrigiendo dos Menudencias que tenía atrasados, y ya por
tanto estoy en esto al día. Ya saben que esta serie, la llevo por adelantado, por si
surgen imprevistos, como algunos han surgido a veces…
Hoy poco he hecho; mientras Julia limpiaba algo la casa, yo me puse a
escribir la dosis mañanera la que dejaba cada dos por tres a medias cuando me
llamaba la mujer de siempre, para consultarme sus cosas, algunas de las cuales
tuve que consultar por internet.
Ahora son sólo las seis y media de la tarde, pero como mañana debo
madrugar, así me debo levantar sobre las seis de la madrugada, pues prefiero
escribir ya esto, que no dejarlo para última hora, por si me retraso y luego debo
quitar muchas horas al sueño y me vaya a quedar dormido mañana por la mañana
y no vaya a ir a la cita de Tony.
Por hoy, lo dejo.
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

14/6/14
Estoy bastante cansado y eso que por la tarde dormí durante tres horas y
media seguidas; ahora son sólo las 00:21 horas, pero debe ser que como esta
mañana me levanté a eso de las seis de la madrugada, de ahí el cansancio de ahora.
Fuimos hoy Orlando y yo a la cárcel, quien me da que se está escaqueando de
hacer cosas para Tony, así me está dando el material que él tenía en su casa, para
mí, pero yo, si puedo, se lo doy mañana a la madre de Tony, para que ésta se lo dé
al pastor, D. Manuel, para que él se los vaya entrando poco a poco, como quería
Tony.
Le pregunté y me dijo que de darle los permisos para irse a la cárcel del sur,
tardaría unos tres meses en concedérselos.
En la cárcel mi amigo estaba hoy de buen humor, así lo pasamos
entretenidos. Y sólo habíamos ido siete personas a visitarlos a esa hora; pero a la
siguiente, cuando salimos, vimos la sala de espera llena de gente. Me da que
muchos lo dejaron para más tarde, por el partido de España, por si se iban luego de
copas y demás, a celebrarlo, o bien porque la gente cuando va por la mañana se
acuesta antes incluso que yo.
Luego me alcanzó a mi casa Orlando, donde me dediqué a hacer el
cuestionario de Buenas Prácticas de Distribución (BPD), el que me salió bastante
mal, no sé si porque es muy difícil o lo es para mí, ya que sobre este tema casi no sé
nada. Cuando respondía a las preguntas veía que estaba bastante difícil, así intuía
que a lo mejor hasta lo podría suspender. Está claro que al ser sólo en formato
electrónico, para mí es mucho más difícil, pues me sé manejar mejor con los
libros… saqué un 75% de aciertos, cuando lo mínimo para aprobar era un 70%, o
sea, casi por los pelos. Había que contestar bien a 16 preguntas y yo acerté a 18. De
normal, lo mínimo que suelo sacar es un 80%, con lo que algo está fallando, así no
264

sé si es que estaba muy cansado o qué. Lo cierto es que casi, casi, suspendo, lo que
sería un varapalo grande. Sería mi primer suspenso tras la carrera en cosas de
Farmacia.
Luego almorcé y al poco me fui a la cama a descansar, pues me sentía
cansado. Dormí lo dicho, o sea, burradas.
Hoy he leído un poco de filosofía oriental y la verdad es que es bastante
compleja. Tengo un montón de libros, que intuyo que no leeré, y muchos son sobre
este tema, pero más vale poco bien, que mucho mal. Algunos piensan que con una
simple ojeada, ya está sabido todo, y en absoluto ocurre así… es bastante, bastante
difícil de comprender, pero cuando se comprende, vale la pena, pues es sabiduría…
Esto ha sido lo más importante del día y si lo dejo ya es porque estoy cansado,
y con el catarro, pues me debilita bastante todo ello.
Me enteré hoy, que al príncipe también le gusta leer, y la astronomía, así en
su cuarto tiene un telescopio. También por lo visto, le gusta ir al cine con su mujer,
lo que no sé si podrá seguir haciendo cuando sea rey (la semana que viene, el
jueves), pues las medidas de seguridad aumentarían bastante. Dicen que le
encanta las pantallas gigantes para ver el cine, nada de las pantallas normales de
televisión… pero debe seguir los requerimientos del cargo…
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

15/6/14
Hoy me he pasado casi todo el día durmiendo, así que cosas interesantes
pocas he hecho. La mujer de siempre me volvió a llamar, y de nuevo me despertó a
eso de las once y media, lo que le apuró mucho. Me dijo que cuándo me podía
llamar, por lo que le dije en una hora, pero me volvió a llamar en veinte minutos, y
yo ya estaba despierto. Me preguntaba por lo que es el metacarpo, por lo que se lo
dije.
Me volví a dormir tras el almuerzo, aunque un poco escribí la dosis
mañanera.
Estuve la tarde durmiendo, y me llamaron Maru, Piluca y Saso, la que al
colgar a eso de las cinco menos diez, decidí, aunque había pensado que no iría, ir a
misa, pues ya estaba bastante despejado. Saso me dijo que fuera, que me sentiría
mejor, y eso hice, y así fue. También incluso comulgué, lo que hacía tiempo que no
hacía.
En misa todo estuvo más o menos bien, y la plática trató sobre las tres
personas, y cómo Dios mandó a la tierra a su hijo, para que nos fiáramos de él, y así
pudiéramos llevar la vida correcta que hizo para que la lleváramos todos los
cristianos. Dijo que sólo los que siguen al Hijo podrán salvarse, pero yo no lo creo,
pues hay gente que practica otras religiones, y sin embargo yo creo que también se
salvarán, si llevan una vida correcta.
Como ven, hoy poco he hecho, así se puede decir que me he pasado el día
durmiendo, por lo que espero la semana que viene estar despejado.
Piluca me dijo que ella también había dormido una barbaridad, casi más que
yo, aunque yo también dormí ayer un montón y hoy por la tarde también… siempre
con esta maldita cruz, que ninguno de los demás se la aplican…
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).
265

16/6/14
Lo de ayer fue demencial, así dormí el sábado por la tarde, unas tres horas y
pico de siesta, pero el domingo, me levanté tras dormir unas diez horas, luego
dormí la siesta tras el almuerzo; como me llamó mi hermana Saso, y tenía tiempo
de vestirme para ir a misa, eso hice, y cuando vine, cené, por lo que después de
cenar, me volví a meter en la cama, hasta las doce de la noche, en que me levanté,
me lavé los dientes, me tomé la medicación y me volví a dormir hasta las diez de
esta mañana, o sea, que de sábado por la noche a lunes por la mañana, salvo unas
tres horas, que fue lo que estuve despierto, el resto he estado durmiendo.
Demencial.
Esta mañana fui al Hiperdino, donde compré para un par de semanas, más
las cosas de la limpieza que hacía semanas que no compraba, pues me decían que
las de Mercadona era más baratas, pero hoy, mirando, había varias de buen precio,
por lo que las compré. El carro estaba a tope, por lo que la de la caja me dijo si me
la traían, y le dije que no; me dijo que era mucha compra para yo llevármela, por lo
que dijo si era más de 60€, me la traían de gratis (si no cobran cuatro euros por
traerla), por lo que me dijo si mirábamos si costaba esto, por lo que le dije que sí.
Cuando hizo la cuenta, eran sobre las 55€ con algo, por lo que le dije que con su
permiso, iba a buscar un saco de papas de diez kg, para completar los sesenta euros
y me dijo que sí. Por primera vez en mi vida, hago esto, de tal forma que cuando
estaba pagando, pensaba en que si mi madre viviera, se lo diría, el que me traían la
compra sin pagar dinero, por ser una compra grande… me acuerdo algo de mi
madre, y cómo le contaba mis cosas, como si fuera mi mujer… echo de menos a una
mujer a la que contarle las cosas mías…
Luego vine al piso, a dejar un par de cosas, como los bolsos que había llevado,
incluidos los de Mercadona, pues sabía que iba a hacer una compra grande, entre
ellas los papel higiénicos que eran tres envases, pues estaba a muy buen precio, a
un euro doce rollos, eso sí, de los más pequeños, iguales a los que compro en
Mercadona, pero más baratos.
Luego fui a casa de mi madre, donde en el buzón había un aviso de los
juzgados, para un antiguo inquilino, que era cocinero de un bar de mala muerte, y
que pronto empezó a dejar de pagar el recibo, pues se había peleado con su mujer
(ciega) y había empezado a salir con otra… estuvieron un tiempo sin pagar el piso,
hasta que mi madre les echó de ahí. A mí me dio pena que los echara, pero así
hacía mi madre con los morosos. Siempre me decía mi madre de ese matrimonio
que se estaba pegando el peo más alto que el culo, pues era mucho nivel para ellos
la casa de mi madre… les dije en el teléfono del juzgado que él ya no vivía allí
desde hace tiempo y que estuvieron hace años, pero dejaron de pagar el alquiler y
luego al tiempo se fueron. Me dijo el del juzgado si no pagaban el alquiler y les dije
que no; lo que creo que tomó nota, pues debe ser que otros más lo requerían por
moroso…
Fui a cambiar el bombillo de lugar, de casa de mi madre, y al intentar
cambiar un bombillo que estaban en un enchufe, por el que funcionaba, volví a
romper el bombillo ahorrador, con lo que ya llevo rotos dos bombillos ahorradores,
en menos de un mes.
Estuve cambiando de habitación el flexo con el temporizador, para que se
encienda de nueve a doce, en cada habitación distinta de cada vez… para que la
gente no vea siempre las mismas habitaciones encendidas…
Luego, pues había hablado previamente con ella, llevé el paquete de Tony, el
que sacamos el sábado con ropa para que la lavara, a su madre, junto con la
carpeta que tenía Orlando, así como las fotos que yo le saqué a Tony; más dos
pantalones míos, para si me los podía coser. Resulta que dejó a deberme tres euros,
266

pues las fotos eran once euros y me pagó solo ocho. Si piensa cobrarme por
arreglarme los pantalones, entonces yo le cobraré por todo lo que le haga a su
hijo… de ella depende; yo salgo ganando si le cobro por todo lo que le hago a su hijo.
Luego vine a mi casa, donde me llamó el del hiper, para traer la compra. Le
dije que sí iba a estar por la tarde. Me dio pena del chico, pues subió todos los
escalones dos veces, cargado con compra… le iba a dar un euro de propina, pero
como hubo una equivocación, de que me enviaron cosas que no eran mías, y sin
embargo faltaba una bolsa mía, pues se fue de nuevo, y vino a la media hora; le
había vuelto a llamar para decirle que el amoniaco sí estaba, lo que no estaba era…
y me dijo él que las manzanas y otra cosa más; le dije que sí. Le iba a dar un euro
de propina, y decirle que perdonara por lo poco, pero la casualidad que cuando vino,
estaban llamando por el fijo, por lo que lo cogí, y cuando vino el chico, me dejó la
bolsa y se fue sobre la marcha, con lo que no le pude dar aunque sea esto, para que
tuviera para un cuarto kg de café, o bien un kg y medio de sandía… me dio pena no
darle nada, pues se portó muy bien…
Luego me puse a leer sobre biotecnología, hasta que llegó la hora de la cena.
Luego, tras mirar los correos por segunda vez en el día, me puse a leer sobre
filosofía oriental, Zhuang zi, y la verdad es que es muy buena, difícil, pero muy,
muy buena.
Así hasta que me he puesto a escribir esto. Ahora son las once de la noche,
con lo que en breve me iré a la cama. Sí estoy durmiendo burradas totales; a ver si
la cosa cambia, pues esto no es normal…
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando (Blanco Déniz).

17/6/14
Hoy lo más importante del día, había sido que quizás nos equivocamos en los
sellos de las cartas para Cuba de Tony, hasta que encendí el ordenador por la
tarde, y vi que me habían ya publicado el Recapacitemos en la editorial mía, lo que
me ha dejado sumamente contento.
He estado todo el día en la casa, leyendo sobre fármacos contra el dolor,
material de gran calidad. No me he enterado demasiado, y voy muy lento, pero algo
he entendido; poco, pero algo.
He llamado a unas cuantas personas, como al correos de mi barrio, para ver si
lo que Tony me dijo, que no servían los sellos que le estábamos comprando para
Cuba, y me dijeron que no servían, y que el precio para Cuba en sellos es 92
céntimos (no noventa como pensábamos). Como vi que era nuevo el cartero y que
preguntaba todo, decidí llamar a mi hermano Jose (que también es cartero), para
ver si sabía algo de estos sellos, y resulta que ni siquiera sabía que había sellos que
se llamaban A. Por ello, después decidí llamar al Correos nacional, donde informan
de todo lo de Correos y tras preguntar mi duda, me dijeron que en efecto, los A sólo
sirven a nivel nacional, y que no sirven para el extranjero con lo que a lo mejor
hemos de enviar casi todas las cartas de nuevo. De todas maneras, le pregunté a mi
hermano, que caso de devolver una carta, porque esté mal el franqueo, lo hacen en
un tiempo máximo de una semana. También decirle que si algunas cartas han
llegado enviándolas con dichos sellos, a lo mejor es posible que hayan aceptado
todas, pues no las han devuelto…
También he llamado a un par de sitios donde habían en venta casas, una
demasiado grande y muy cara: 210.000 euros por unos doscientos metros cuadrados
267

construidos, y otra dos viviendas juntas de unos treinta metros cada una, a 45.000
euros cada una; todas ellas en una buena zona, de las mejores de Ciudad Alta, pero
así y todo, no me convencen dichos precios… por ello, he dado mis datos, por si
pueden encontrar algo aproximado a lo que estoy buscando.
Y por último, lo mejor, al ver los correos ahora por la tarde, he visto que me
han publicado uno de los libros que a mí más me gustaban, el que espero que algo
guste a la gente, y que en breve se regalen en un montón de web.
Ya tengo ocho libros publicados (uno de ellos, desdoblado en dos), los que
espero que gusten y se difundan bastante por la red… por supuesto, le he dado
infinitas gracias a mi contacto con la editorial, por el favorazo que me acaban de
hacer; y que les estaré eternamente agradecido…
Hoy estoy muy, muy contento y aunque echo de menos a mi madre, y por
tanto busco con ansias una sustituta, es un muy buen día para mí, aunque nefasto
para Tony…
Que el Señor acoja junto a sí a mi buena madre, así como a todos los seres
queridos fallecidos. Y que nos bendiga a todos. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Servando.

18/6/14
Esta mañana fui a Cáritas, y luego a casa de mi madre. En Cáritas estuve
registrando libros, como casi todos los últimos años, y también ayudé un poco a
cargar material de un lado para otro, para echar un capote a la gente de allí. La
verdad es que a mí no se me caen los anillos por estar cargando cosas de un lado al
otro; es más, muchas veces soy de los que más cargado van, pues algo de fuerza
tengo, con esto del ejercicio a diario que hago, más el cargar las compras y demás.
Esta mañana a eso de las ocho me despertó la mujer de siempre, pues ella se
acuesta sobre las ocho de la tarde y se levanta sobre las siete de la mañana, y no
comprende que yo me acuesto bastante más tarde que ella. Encima las cosas que le
decía no me hacía caso, o bien no hacía caso a quien yo le decía que avisara, como a
urgencias, a ver qué decían ellos de la sangre que estaba expulsando según decía
por el meato urinario junto con la orina… allí le dijeron que fuera al médico.
También llamó al hospital, para ver si la prueba de orina que debía coger hoy (24
horas), si seguía cogiendo y también le dijeron que fuera al médico, pero no quiso ir,
así que no sé para qué me pregunta, si no me va a hacer caso de lo que le digo…
Le volví a llamar de casa de mi madre, de donde me dijo todas estas cosas,
aunque a mi casa me llamó a eso de las ocho unas cinco veces; algo fuera de lo
normal. La cosa es que sin decírmelo a mí no hace nada, aunque luego a veces no
me hace caso… otras sí me hace caso, pero no siempre…
En casa de mi madre estuve dos horas, como casi siempre. No estudié sobre el
cáncer, pues estuve con los evangelios en inglés, y luego un poco con las frases
célebres de personalidades importantes de la historia en la revista Pliegos, o sea, la
del Consejo de la parte de Humanidades. Me encantan este tipo de frases, pues en
muy poco espacio dicen muchísimo.
Luego me vine a mi casa, donde me puse a leer sobre biotecnología aunque
antes leí algo sobre analgésicos (AINE), pero prefiero lo primero, pues estoy medio
enganchado a esto, pues es lo último en salud.
Por la mañana llamé a Nieves, quien me dijo que en AFAES no querían
hacerme los certificados, aunque no entendí bien por qué no; le dije que si ponía yo
en el currículum el número de teléfono de AFAES para que preguntaran si había
dado las charlas y tras dudar un rato, me dijo que sí, que preguntaran por ella.
268

Cada vez me racanean más cosas. Hago favores y no me los quieren reconocer. No
sé si lo que no quieren es que no dé más charlas o qué.
Han cobrado un recibo de la luz por Bankia y explicándoles cosas a mis
hermanos que no entiendo del recibo, he tenido que hacer varias cos