Está en la página 1de 5

Como leer e interpretar la Biblia

Por el Dr. Alfonso Rodríguez Hidalgo, uno de los revisores de la Reina-Valera 1960
La Iglesia tiene que realizar una labor docente de primera categoría. Me refiero a la
enseñanza, a la instrucción de todos los grupos, desde los niños hasta los ancianos, en los
grandes principios de nuestra fe. Con el propósito de que cada uno sepa lo que cree y por qué
lo cree. Esto es asunto básico e indispensable de la vida de la Iglesia.
Trataré de explicar brevemente un método simple para leer La Biblia con provecho. Cada uno
tiene su manera especial de leer La Biblia. Si el método que usted esté usando le resulta,
porque está sacando provecho del mismo, siga con ese método. Si a alguno no le resulta
provechoso su método actual o no sigue método alguno en la lectura de La Palabra de Dios,
le invitamos a que pruebe éste que vamos a explicar.

I. – Cómo Leer la Biblia:
Tenemos que volver a La Biblia. Tenemos que leerla y hacerla el motivo constante de nuestro
estudio y meditación.
La Biblia debe leerse exactamente coma fue escrita: libro por libro. Debemos hacer de La
Biblia objeto de estudio especial. Parece una sencillez el dar pautas para leer La Biblia, pero
no lo es. Cada libro de la Biblia fue escrito en una época particular por hombres que Dios
escogió para dar el mensaje divino en un momento dado y bajo las circunstancias especiales
de cada época. Sin embargo, cada libro tiene un significado actual de valor extraordinario para
cada uno de nosotros en el día de hoy. Aquí es donde reside precisamente la grandeza de La
Biblia: su mensaje, a pesar de haber sido dado hace muchos siglos, es un mensaje
contemporáneo que se aplica en forma real y efectiva a las necesidades y problemas morales
y espirituales que nosotros confrontamos hoy.
El principio de que La Biblia debe leerse libro por libro se opone a la idea que tienen muchos
de que para leer la Biblia basta abrirla por cualquier parte y leer cualquier texto o cualquier
pasaje.

II. – Tres Pasos o Movimientos:
Hay tres pasos o movimientos en la lectura de un libro de La Biblia, según este método que
proponemos, a saber:
(a) Lectura Rápida:
Lo primero que recomendamos es hacer una lectura rápida del libro de La Biblia que usted
desee leer. Léalo conforme a sus hábitos de lectura.
Lo que usted debe leer en primer lugar es una de las biografías de Jesucristo, el Centro y
Corazón mismo de La Biblia. Recomiendo, para comenzar este método, la lectura del
Evangelio de San Marcos. Este libro presenta la biografía de Jesucristo en forma sencilla,
atractiva y movida, como si se tratara de escenas contenidas en una película cinematográfica.

Por eso. antes de empezar la lectura de un libro de La Biblia. En aquella ocasión. emplearía unos veintiocho días. Un versículo o una frase de Las Escrituras memorizada por usted puede ser el medio que Dios use para evitarle una caída en momentos difíciles de tentación. En este tipo de Lectura Coloreada. . usted está siguiendo más o menos las normas que nuestro Señor Jesucristo siguiera. III. siguiendo este método. ponga su vida a tono con el mismo Dios. a razón de cuatro capítulos por día. Es la revelación misma de Dios al hombre. ¿Qué hacer después de esta Lectura Coloreada? (c) Lectura Memorizada: Lea nuevamente el libro. porque hay ocasiones en que no podremos leer ni aun La Biblia o el Nuevo Testamento qua llevamos con nosotros. usted empleará generalmente ocho días. Coloree esa parte y siga leyendo. no hay substituto para un versículo o pasaje de La Biblia memorizado. En esta tercera ocasión vaya memorizando los versículos a los pasajes que usted coloreó en la segunda lectura. En resumen. Lectura Coloreada: 8 días. especialmente en el pasaje qua nos habla de Las Tentaciones de El Señor. por medio de La Palabra Escrita. La Lectura Memorizada puede tomarle doble tiempo que la Lectura Coloreada. Esto es. que era la parte de La Biblia que existía entonces. nuestro Señor citó de memoria varios versículos del Antiguo Testamento. distribuidos en la forma siguiente: Lectura Rápida: 4 días. Por lo menos. usted tiene ya una serie de textos memorizados quo vienen a ser como el fundamento y los pilares para ir adquiriendo gradualmente el conocimiento completo de La Palabra de Dios. En esta forma de memorización. haga lo mismo que usted hace al sentarse frente a un aparato de radio: sintonice. Pero al terminar la Lectura Memorizada de un libro. Total: 28 días. ¿Qué hacer después de esta Lectura Rápida de cuatro días? (b) Lectura Coloreada: Lea nuevamente el libro. Pero vamos a considerar que el lector promedio necesite cuatro días para leer todo el Evangelio de San Marcos. frases y pasajes que le llamen más la atención. En esta ocasión tenga consigo lápices de colores y al leer vaya coloreando los versículos. si usted lee el Evangelio de San Marcos. el Nuevo Testamento debemos llevarlo siempre en un bolsillo o en la cartera. Esto es. En estos casos. Sin embargo. que le va a hablar a usted. Debemos llevar siempre con nosotros La Biblia.Sus dieciséis capítulos se pueden leer de una sola sentada. Lectura Memorizada: 16 días. según lo vemos en muchas partes del Evangelio. es menester además memorizar los textos de La Escritura. ¿Cómo se sintoniza? Lea un capítulo del Libro de los Salmos cada vez que usted vaya a empezar la Lectura de La Biblia. – Sintonización: La Biblia es diferente a todos los demás libros.

sin ninguna otra ayuda. en la disposición debida para recibir el mensaje de La Palabra de Dios. En aquella Iglesia Primitiva faltaba lo que a veces falta en nuestras Iglesias de hoy: el amor fraternal. Recuerde siempre. el Ungido de Dios para la salvación de Su pueblo. Es decir. está escrito en lo que hoy llamaríamos "estilo periodístico". Usa San Lucas aquí el estilo que hoy llamaríamos "moderno". ya está usted en actitud de oración. sin embargo. IV. 2) El Evangelio de San Lucas.¿Por qué? Al leer usted un Salmo. formas precisas. Allí están entrevistas tan inolvidables como la de Jesucristo con Nicodemo. Aquí se hace la descripción de una de las primeras Iglesias Cristianas en el "mundo gentil". con su poder y su gracia. 6) El Evangelio de San Mateo. en la forma recomendada. antes de leer cada día en cualquiera de estos libros. escrito en un estilo literario bello y atractivo. que la primera cosa quo usted debe hacer. Es decir. Cuando así se hace. recomendamos que se lean. baja la dirección del Espíritu Santo. Ya podrá usted nadar en aguas profundas sin necesidad de "salvavidas". siguiendo las mismas normas. Lectura Coloreada y Lectura Memorizada. La formula es: Sintonice primero. 5) La Segunda Epístola de los Corintios. ya clavado en el madero de la cruz. con la Samaritana y aun la de nuestro Señor. se encuentra deleite en su lectura y se recibe la bendición que Dios imparte a todos aquellos que con humildad y sinceridad buscan Su luz y dirección. La Biblia hay que leerla en oración. comenzaron a proclamar el Evangelio de Jesucristo y testificar de su fe por todas partes. que contiene la Historia de la Iglesia Primitiva y de cómo los primeros cristianos. – Indicaciones Finales: Después de la lectura del Evangelio de San Marcos. con los dos ladrones. Reglas para la interpretación . que pudiéramos llamar el "Evangelio de las Entrevistas". siguiendo el plan de Lectura Rápida. Después do leer estos libros. claras e interesantes en la narración de los sucesos relacionados con la vida de Jesucristo. ya le será posible a usted leer cualquier otro libro de La Biblia. transforma en discípulos fieles a aquellos que empezaron su carrera cristiana llenos de defectos y errores. ya podrá usted. 4) El Evangelio de San Juan. Por medio de la lectura de esta Epístola vemos cómo los cristianos de esta Iglesia eran más o menos "del mismo barro" que nosotros. as sintonizar su mente y su corazón con Dios. Leyendo esta Segunda Epístola vemos cómo Dios. 3) La Primera Epístola de los Corintios. sacar verdadero provecho de la lec tura de cualquier libro de Las Sagradas Escrituras. el Cristo. lea después. mediante la lectura de un Salmo. los libros siguientes: 1) El Libro de Los Hechos de los Apóstoles. que es la biografía de nuestro Señor en que más se enfatiza su condición de Mesías. Esto es.

ni de tratados teológicos. Ciertamente. usted no necesita ni de libros auxiliaros. c) Cada texto debe interpretarse junto con su contexto. esto es separadas del texto donde se encuentran. La Biblia misma se encarga de su propia interpretación. que inspiró a los escritores de los Libros Sagrados. Digamos que son pasajes obscuros y que para interpretarlos correctamente necesitamos luz. ni de notas interpretativas de ninguna clase. Para entender cabalmente cualquier pasaje de La Escritura. Para interpretar correctamente un pasaje de La Escritura. que nos ilumine y nos aclare las ideas contenidas en los mismos. que le señalan capítulos y versículos donde usted puedo encontrar luz suficiente para interpretar correctamente un pasaje dado. al leer La Biblia encontramos pasajes difíciles de entender. el tema de la Segunda Venida de Jesucristo fue presentado por nuestro Señor en forma sencilla. Por ejemplo. cada texto. Creemos que el mismo Espíritu Santo. hay muchos otros que tratan el mismo tema con claridad meridiana. Estas mismas letras las encontramos luego en el centro de la página donde se citan. precisa y categórica. Estos pasajes claros que arrojan luz sobre los obscuros. lea las referencias. Es más. para ser examinado libremente por todos. b) Los pasajes obscuros se interpretan a la luz de los claros y no a la inversa. Las frases aisladas. debe relacionarse íntima y estrechamente con su contexto. Es por eso que La Biblia sin notas en manos de los fieles. leen La Biblia para conocer la voluntad de Dios y para recibir inspiración y divinos estímulos para vivir la vida cristiana a plenitud. son los que debemos leer para interpretar correctamente el asunto que queremos entender mientras estudiamos las Sagradas Escrituras. clara. Al leer las palabras de Jesucristo sobre Su Segunda Venida tendremos luz suficiente para aclarar cualquier pasaje obscuro que sobre ese mismo tema encontramos. inspira hoy a todos aquellos que. tales como: a) El mejor intérprete de la Biblia es la Biblia misma.Vamos ahora a presentar brevemente algunas reglas elementales de Interpretación Bíblica. por ejemplo en el Libro de Daniel o en el Libro de Apocalipsis. Esto quiere decir que las enseñanzas claras y sencillas de nuestro Señor sobre Su Segunda Venida. por cada pasaje obscuro de La Escritura. Por la gracia de Dios. el capítulo y el versículo de otro libro de La Biblia que debemos leer para interpretar mejor el pasaje que estamos estudiando. para interpretarse correctamente. Es por eso que cada frase debe estudiarse en relación con todas las otras que forman el texto de un pasaje dado. dentro de dos líneas paralelas. Tengo la impresión de que si empleáramos adecuadamente esta regla sencilla de interpretación. no nos ayudan mucho en la Interpretación Bíblica. es una gran bendición para la Iglesia y el mundo. Estas referencias se señalan con letras pequeñas que aparecen después de algunas palabras del Texto Sagrado. de manera humilde y con espíritu de oración. se evitarían confusiones que hoy . arrojan luz sobre este tema y que a la luz de esas enseñanzas usted debe interpretar siempre todos aquellos pasajes que sobre este tema contiene La Biblia.

cada pasaje de La Escritura debe interpretarse literalmente. El secreto está en interpretar cada uno de estos géneros literarios en una forma adecuada. que a veces nos lleva hasta "alegorizar" un pasaje que clara y terminantemente nos ha sido dada para que lo interpretemos literalmente. historia. Sin embargo. para probar a capricho dogmas y creencias que La Biblia misma ni enseña ni autoriza. con nuestros mejores deseos y nuestras oraciones porque estas normas sencillas para leer e interpretar La Biblia sean de mucho provecho para cada uno de ustedes. a saber: a menos que en un pasaje hay evidencias muy definidas en contrario. No podemos basar un Sistema Teológico en frases aisladas de La Escritura. profecías. Ni tampoco usar textos de aquí y de allá. narraciones en prosa. La mejor norma para lograr esto es la que se nos ofrece en esta regla sencilla de Interpretación Bíblica. Terminamos pues. Esto quiere decir que al leer La Biblia tenemos que evitar el uso exagerado de nuestra imaginación. discursos.preocupan las mentes de muchos. tal cual se nos ha dado por revelación. sin relación ni sentido alguno. Hay muchas otras reglas de Interpretación Bíblica. ni el tiempo ni las condiciones nos permiten continuar en el desarrollo de este tema. es decir. En La Biblia encontramos casi todos los géneros literarios. parábolas. a menos que en ese mismo pasaje haya evidencias muy definidas en contrario. . Allí hay poesía. proverbios. d) Todo pasaje de La Escritura debe interpretarse literalmente.