Está en la página 1de 2

INFECCIONES DEL SISTEMA NERVIOSO CENTRAL

Estas infecciones pueden ser leves o muy graves, esto debido a que en ciertos
casos puede ser mortal. Al ser al ser infecciones que afectan directamente uno
de los sistemas más importantes, ya que es el que controla hasta el más la
mayoría de los movimientos corporales y aspectos de nuestra consciencia, su
cuadro clínico se manifiesta en alteraciones en todo el cuerpo como nuestro
estado de ánimo, nuestra coordinación, la regulación de procesos que ocurren
al interior de nuestro cuerpo, etc. Ejemplo de esto son infecciones como:
Meningitis (infección de la piamadre, la aracnoides y del líquido que ellas
encierran), la cual puede causar irritabilidad, confusión, rigidez de la nuca
(signos de Brudzinski y Kerning), fotofobia, letargia o coma, esto sin mencionar
la fiebre, hipotermia, cefalea y vomito. Y aquí, lo que parecía una simple
infección bacteriana podría causar una disfunción cerebral.
Otro ejemplo, sería el absceso cerebral (proceso supurativo focal) el cual es
muy peligroso ya que llega a afectar directamente al cerebro, ya sea por la
sangre o por el hueso y duramadre, y este, dependiendo de donde se ubique el
absceso, puede afectar principalmente nuestro estado de consciencia. Esta
infección es de morbilidad elevada.
Por otra parte, tenemos el empiema subdural (colección purulenta entre la
duramadre y la aracnoides) la cual representa el 20% de los procesos
supurativos locales del SNC y causa un deterioro neurológico que cada vez es
más rápido, ocasionando un déficit motor.
El absceso epidural (colección localizada entre duramadre y hueso) representa
el 5% de los procesos supurativos intercraneanos. Ésta afecta principalmente a
adultos jóvenes y se dice que está altamente relacionada con cirugía
craneofacial. Entre otras cosas, puede alterar el estado de consciencia y causar
signos de focalización neurológica.
En el caso de la trombofeblitis supurativa (presencia simultánea de trombosis
venosa y supuración en un compartimiento intracraneano), esta causa
múltiples infecciones, puede ser aguda o de curso insidioso dependiendo del
área afectada y puede alterar nuestro estado de consciencia.
Por último, tenemos la encefalitis (compromiso encefálico o de mielitis,
acompañado de un proceso meníngeo), esta infección puede ser leve o muy
grave y produce cambios en el estado de consciencia y signos de focalización
dependiendo del área afectada.
En conclusión, como se pudo observar anteriormente, las infecciones del SNC
además de provocar fiebre, cefalea, vómitos, etc. Comprometen tanto nuestro
estado de ánimo como nuestro estado de consciencia o puede alterar nuestra
parte motora y si no son tratados a tiempo pueden llegar a comprometer zonas
más grandes; estas infecciones pueden ser tratadas con antibióticos o en el
caso del empiema subdural y el absceso epidural, su tratamiento es quirúrgico.

traumas múltiples y quemaduras. hongos y protozoos. Se pudo observar que la vulnerabilidad a infecciones puede estar asociada a factores internos como patologías o externos como traumas múltiples o quemaduras. Los pacientes que están expuestos a cualquiera de los factores antes mencionados. estos están muy expuestos a infecciones. ya que se ve afectada la integridad de las estructuras del cuerpo. A pacientes con anemia aplástica. aunque también puede ser causada por virus. pueden comprometer la actividad inmune mediada por inmunoglobulinas (inmunidad humoral). es decir. ya que estos están muy expuestos a cualquier tipo de infección y su complicación es mayor. el VIH. . la leucemia linfoblástica aguda. la primera línea de defensa y algunos alteran la función inmunológica. las cuales si no se controlan a tiempo pueden llegar a complicarse mucho. Es por esto. las infecciones en estas personas se caracterizan por ser causadas por microorganismos no usuales. los linfomas de células T o la insuficiencia renal afectan el número y función de los linfocitos T. Dentro de las infecciones en situaciones especiales. En el caso de los pacientes inmunocomprometidos. entre otras. leucemia linfoide crónica. que cuando un paciente presenta alguna de las enfermedades o patologías antes mencionadas. nosocomiales. encontramos las nosocomiales.INFECCIONES EN SITUACIONES ESPECIALES Hay ciertos tipos de infecciones en situaciones especiales. entre otros. Otro factor que influye en el incremento de las infecciones nosocomiales son los procedimientos médicos invasivos. pueden ocasionarles una disminución de neutrófilos (granulocitopenia) lo cual es muy riesgoso. las cuales podemos clasificar en: infecciones en pacientes inmunocomprometidos. Por otra parte. Los traumas múltiples y las quemaduras exponen significativamente al paciente ante las infecciones. que son las que se adquieren en el hospital. leucemia no linfoblástica. La principal causa es la resistencia que desarrollan ciertas bacterias ante los antimicrobianos. se compromete la inmunidad celular y por ultimo. es importante tener especial cuidado. en especial si pasa mucho tiempo antes de ser tratada. mieloma múltiple. deben ser tratados con mucha precaución y de la manera más rápida y eficiente.