Está en la página 1de 11

http://www.catamarcaguia.com.

ar/Arqueologia/Manual/06_Tarrago/Desarrollos_Region
ales.php
Consultado el: 3/02/07
PERIODO DE DESARROLLOS REGIONALES
Por: Myriam Noemí Tarragó

GOBIERNO DE LA
PROVINCIA DE
CATAMARCA
Dirección de
Patrimonio Cultural
Departamento de
Gestión del Patrimonio
Arqueológico y
Paleontológico

1. SITUACION GENERAL
La época de los "Desarrollos Regionales" en el Noroeste Argentino (850-1480
d.C.) se caracterizó por un fuerte crecimiento demográfico y por la aparición
de sociedades poderosas que poseían territorios bien definidos, tales como
las organizaciones de Calchaquí, Yocavil y Belén, en las provincias de Salta,
Tucumán y Catamarca. Más al sur se desenvolvía Sanagasta en La Rioja y
San Juan.
El desarrollo en estos últimos siglos de la historia indígena, ocurrió gracias a
la aplicación de nuevas tecnologías y a la intensificación en el manejo de los
recursos. La agricultura hidráulica, el control de diversos pisos ecológicos y
una explotación ganadera intensiva estaban bien establecidos. Durante ese
proceso, se acentuaron las relaciones sociales desiguales tanto en la
organización del trabajo como en la distribución y el consumo de bienes.
A mediados del siglo XIII estaban en funcionamiento "centros poblados

Los más importantes fueron el gran sistema Yocavil con varios centros de primera magnitud y los núcleos de Belén en el valle de Hualfín y Abaucán (Fig.3). de índole más civil. San José‚ y Molinos. El rasgo más conocido de esas sociedades fue la inhumación de niños en vasijas cerámicas. Con estos comenzó el clímax del florecimiento regional al interior de cada una de las grandes unidades espaciales al mismo tiempo que se diferenciaban en los aspectos políticos y culturales.semiurbanos" en todos los oasis de Puna y valles apropiados para la explotación agropecuaria. que se enterraban en parajes especialmente elegidos como áreas funerarias (Fig. SANTA MARIA Y BELEN El tránsito a la nueva etapa. 3 Urnas de entierro de párvulos . parece que comenzó con pueblos que hoy denominamos Hualfín. implicó profundas transformaciones en la vida de las comunidades. Aunque las expresiones culturales en el arte mobiliar parecen más simples. decoradas por la aplicación de caras antropomorfas modeladas o con motivos zoomorfos y geométricos pintados.C. El inicio de los cambios que llevaron al gran desarrollo regional. Fig. 2). Shiquimil. a diferencia del carácter teocrático que habían manifestado las sociedades de La Aguada. el germen de los modernos poblados prehispánicos estaba en marcha hacia el siglo IX d. Fig. 2 2.C. Esa tendencia pronunciada hacia el desarrollo urbano se vinculó a nuevas formas de organización social con la constitución de jefaturas centralizadas o "cacicazgos" en distintos grados de consolidación y de acción hegemónica sobre el entorno. entre los años 850 y 1100 d.

. El otro modelo de poblado se distingue por ocupar la cúspide de una meseta alta y plana. Editorial TEA. También se dio la articulación con casas dispersas en el ámbito agrario de las fajas con agua permanente como en Caspinchango. A continuación se dispone el gran poblado de Quilmes -según los cronistas. También se dio en otros lugares. 15 espacios de circulación y una calleja que segmenta al núcleo en dos partes. fue la zona principal de las guerras en contra del dominio español. Le siguen los núcleos residenciales fortificados de Fuerte Quemado.99 Otros núcleos de población más reducidos existen en Yasyamayo y Masao hacia el norte y en Ampajango al sur. comprende 186 recintos entre habitaciones y patios. Fig. En el extremo meridional de los valles. vemos otros núcleos con alta densidad de viviendas en las quebradas de Tolombón y Pichao. a excepción del poblado de Molinos. Bs. controlaba la entrada y cerraba la frontera meridional de los señoríos santamarianos el gran fuerte del Mendocino. 2 plazas o ámbitos públicos. Estos centros se caracterizan por el emplazamiento de la población en un cerro o espolón rocoso muy escarpado. Del mismo modo. En el lado oriental del valle se presenta en dos poblaciones "gemelas" por su forma: Loma Rica de Shiquimil y Loma Rica de Jujuil aunque la primera es más grande. Esta modalidad aparece muy desarrollada en la franja occidental del valle de Yocavil. como Famabalasto en el valle del Cajón. As. El trazado del poblado. donde se dio el primer caso de concentración en los Valles Calchaquíes.  Santa María: El ámbito cultural santamariano (valles de Yocavil y Calchaquí) fue uno de los territorios de mayor complejidad sociopolítica. Andalhuala y Entre Ríos. en los cuales se han informado numerosos lugares mortuorios con abundante ajuar.edición . . con una vinculación estrecha entre los conjuntos residenciales y las vías de circulación interna. 1990. con arquitectura de piedra. con edificios especiales en su cumbre. se articulaban diversas unidades domésticas de carácter rural. 4 . un poblado apiñado al pie y la construcción de líneas de defensas en sus laderas. Poblaciones indígenas en Argentina 2ª. (Fig. A partir del extremo norte del valle Calchaquí se encuentran once núcleos importantes de población. Desde esos focos. Ingresando en el espacio geográfico que se conoce como Valle de Santa María o Yocavil.con 11 pueblos.  Belén: Más al sur y al oeste vivía otro pueblo afín al de Yocavil por sus costumbres y su lengua. lo que posibilitó una construcción edilicia en damero más regular. Sus restos materiales son conocidos como cultura Belén.4..4) Fig. p. por el valle de Abaucán.Poblado de Loma Rica de Shiquimil De: Raffino R. este y oeste. Allí establecieron los Incas dos importantes provincias: Chicoana y Quire Quire.18. a la caída de la capital cuzqueña. Las Mojarras y Rincón Chico.Los lugares de vivienda parecen haber sido villas con pocas casas. El centro principal estuvo radicado en el valle del río Hualfín. extendiéndose su influjo por el oriente algo más allá de Andalgalá y hacia el occidente.

Poblado de Azampay Ibid. en las épocas tardías prehispánicas. Las viviendas eran cuadrangulares de pirca doble. En épocas del Belén III (Inca) habrían tenido colonias en la puna catamarqueña (La Alumbrera en Antofagasta de La Sierra).  Agricultura: La utilización de los terrenos cultivables hasta límites superiores a los actuales. Avanzado el período (Belén II). 5 . Tres grandes sistemas se practicaron al mismo tiempo. donde el intercambio social y de productos fue muy dinámico. (Fig. (Fig. Santa María y Belén constituyeron dos facetas de un mundo compartido. 6) . ECONOMIA Y SOCIEDAD  Demografía: Una estimación mínima de población para el valle de Yocavil. en los momentos finales prehispánicos. son semejantes a unidades similares descriptas para Quilmes y otros núcleos de Yocavil.. El desarrollo económico y sociopolítico les posibilitó expandir su dominio al valle de Abaucán (Mishma) y al bolsón de Andalgalá . el cultivo de fondo de valle. fue posible gracias al desarrollo tecnológico que había incorporado el regadío en forma sistemática y el control de la erosión edáfica por medio de intrincados sistemas de terrazas y parcelas de cultivo. tales como Loma Negra de Asampay. Puerta de Corral Quemado y Eje del Hualfín. al igual que la colonización de otras fajas ambientales más bajas desde los núcleos vallistos. En la época de guerras contra el español. Se llega a ese cálculo duplicando el número que se menciona para 1657 en los Autos de Mercado y Villacorta. Por esa razón se suele hablar de "casas comunales".4. Por su trazado.En un comienzo. Hay que considerar las pérdidas de población en las guerras anteriores y la ruptura del sistema productivo agropecuario. Fig.26. Un dato comparativo interesante es que hoy el departamento de Santa María que abarca el valle del Cajón y la mitad sur del valle Yocavil tiene una población de unos 22. la población se distribuía en pequeños núcleos constituidos por grandes recintos rectangulares de anchos muros y otros más pequeños adosados donde habrían residido varias familias. p. el cultivo de ladera en andenes y la explotación de cuencas de alto rendimiento. sobre todo.5) Fig.000 habitantes.000 habitantes.109. es de cerca de 20. 3. parte de la población se nucleó en centros ubicados en la cúspide de cerritos o en mesetas con fines defensivos. Es posible que una población similar se halla desarrollado en las valles de Hualfín y Abaucán. fue uno de los núcleos "diaguitas" más importantes. aunque cada uno mantuvo su propio estilo y su ámbito territorial independiente del otro.

Esto no significa que toda la población haya tenido una buena ingesta de proteínas sino que. frutos del bosque). Los ganchos de madera para amarrar las cargas a las llamas caravaneras indican un activo tránsito(Fig. Por el cronista Sotelo de Narváez sabemos. Los derechos al acceso y el control de tales espacios productivos debieron generar tanto alianzas como conflictos entre los distintos señoríos ‚étnicos. a través de Andalgalá. quinoa y zapallos. que cultivaban papas.  Ganadería: La explotación ganadera. Quilmes en la occidental con su sofisticada represa de piedra con canal derivador y las andenerías de Asampay de cerca de 2 km2. 311. 6 . TEA. Los cacicazgos de Yocavil poseían puestos de altura en Tafí del Valle (papa y pastoreo) y en el bosque tropical tucumano (maderas. As.  Otras especies silvestres de aves y mamíferos debieron jugar un importante papel en la vida social a juzgar por las representaciones en el arte cerámico y en pinturas rupestres. 361. parece que hubo distinta calidad de dieta según los grupos sociales. en Hualfín. algodón.  El control de las tres zonas ambientales básicas se efectuó por medio de la instalación de puestos dependientes de los núcleos vallistos. Un complemento valioso fue la recolección de algarroba y frutos de chañar. Pags.Fig. Figs. con abundante consumo de carne de auquénidos. 7 . por el contrario. LA VIVIENDA . 7). tintes.Cultivo de fondo de valle  Entre estos campos especiales. El excedente agrícola era guardado en silos subterráneos. cera.  No parece aventurado pensar en una dieta más balanceada ya que la arqueología muestra el uso de diversas variedades de maíz y una actividad ganadera intensiva. lo que motivaba grandes peregrinaciones y fiestas anuales. que supo combinar con inteligencia los pastizales de altura y de los "ciénagos" de fondo de valle. 360. plumas. Fig. frijoles o porotos. A.1992. fue intensa a juzgar por los restos óseos de camélidos. sobresalen Caspinchango en la banda oriental de Yocavil. las estructuras de corrales y el uso de fibras para textiles. Belén estableció satélites en el valle de Abaucán mientras complementaba productos de altura con La Alumbrera y de valles más bajos. 4.Representación de animales De: Quiroga. Bs. 296. Calchaquí. Inclusive es posible que su influjo haya llegado de algún modo hasta el Chaco Santiagueño.

La formación geológica de las serranías proporcionaba abundantes materias locales para la construcción de viviendas (lajas de filitas grises. En el rito de sepultura. En las laderas de los cerros. los velaban durante varios días. como en la Loma Rica de Shiquimil. Las diferencias en jerarquía sociales se reflejaban en la disposición y la riqueza de los ajuares fúnebres(Fig. 8). Los entierros de los adultos se efectuaban en cámaras cilíndricas con tapa de lajas o tablas de cardón.La arquitectura en piedra. Según el Jesuita del Techo.Cámaras sepulcrales de adultos . según su rango. 9 . de muros de doble paramento o pirca. 9). Las Mojarras y Quilmes poniendo de manifiesto en la arquitectura los tres colores básicos -blanco.Unidades domésticas En otras zonas. Bloques de estas tres materias se imbrican en la construcción de las paredes del área pública y residencial de Rincón Chico. Las Mojarras. las paredes se han levantado con grandes cantos rodados de los ríos cercanos. Agregaban también alimentos. Fig. 8 . Fig. Este es el caso de Rincón Chico. bebidas y ofrendas. a modo de patio. La unidad básica estaba compuesta por dos o tres habitaciones rectangulares que daban a un recinto mayor. Un variado ajuar acompañaba a los muertos. fue la modalidad generalizada. canteras de cuarzo blanco y de feldespato rosado).del estilo Santamariano(Fig. negro y rojo. los difuntos eran colocados con vestimentas y adornos. se construían niveles aterrazados para alojar las viviendas. LA CASA DE LOS DIFUNTOS Los pueblos de Belén y Santa María rindieron un acendrado culto a sus muertos. que se abrían reiteradamente para alojar a nuevos difuntos de la misma filiación. sexo y edad. Quilmes y Famabalasto 5.

Paneles tripartitos combinan líneas angulares con motas negras. Fig. 11 .328-333 .. Bs. Fig.Fases de urnas santamarianas De: Gonzalez.12). desde la fase 0. Pampa Grande. etc.As. eran numerosos los cementerios de niños en urnas. p.R. plata y oro. LOS ARTESANOS Y LA PRODUCCION DE BIENES SUNTUARIOS El desarrollo artesanal había alcanzado niveles de excelencia en la producción de útiles y de bienes suntuarios. Lerma). 287-291. La formación de verdaderos "especialistas" se hace palpable en el desarrollo de la tejeduría y de la metalurgia. Esto se aprecia en la cerámica santamariana que muestra una gran variedad (Yocavil. Fig. reticulados y grecas con motivos figurativos. de almacenaje. ya sea de uso diario. sapo y la serpiente bicéfala). se aplicó para la obtención de objetos suntuarios y ceremoniales como los grandes discos y campanas decorados. Figs. 10). a la fase V del siglo XVI (Fig. Colocaban pequeñas ofrendas dentro y fuera de la vasija (Fig. reutilizadas como urnas. Filmediciones Valero. Sobre todo. la más antigua. Uno de los focos de extracción fue la importante zona de Capillitas-Atajo sin desdeñar otros filones más pequeños. 10 . sobre la base de un bronce de buena calidad. El estilo de decoración de urnas es famoso en el mundo. rojo y blanco). 1977. vajilla y vasos rituales. antropomorfos y zoomorfos (suri. El caso más notable de ese ritual se dio en los Valles Calchaquíes. 6. un cuerpo globular y un cuello evertido.Párvulos en urnas El entierro de los difuntos podía efectuarse dentro de las casas o en cementerios separados de la zona residencial. A. Los pobladores de Santa María y Belén explotaban minas de mineral de cobre. Arte precolombino de la Argentina. 12 . o en verdaderos sarcófagos de cerámica preparados con anticipación. con las famosas urnas San José y Santa María decoradas en dos o tres colores (negro.Los niños eran inhumados en vasijas. como variados cinceles para repujados y tallas de madera(Fig. También se producían herramientas para trabajos especializados. El proceso metalúrgico. Calchaquí. 11). Se componen de tres partes: una base tronco-cónica.Disco de Bronce Belén Es notable la abundancia de cerámica destinada a distintas funciones: culinarias. Se han propuesto seis fases estilísticas con valor cronológico.

TEA. sirvieron para tejer varios tipos de cestos.Mate y manopla 7. 390. 15 . collares y hachas "insignias" decoradas con caras humanas y serpientes (Fig. Las vasijas. se utilizaban pinzas depilatorias de cobre y se adornaban con brazaletes y pectorales de metal. Fig. Se usaron también los recipientes de calabazas pirograbadas (mate) y las manoplas de madera o bronce.14 .El estilo de Belén también es peculiar. las serpientes de dos cabezas (anfisbenas) destacándose por sus rasgos.. como tensores del arco (Fig. de dos suelas. Diversos diseños y ricos tocados cefálicos los diferenciaban. Así lo dicen las crónicas del siglo XVI. algunos saurios. junco y "chaguar". De igual modo la tejeduría de lana de camélidos debió estar desarrollada aunque el registro arqueológico es muy escaso. 451 . Los elementos figurativos están dados por la cara humana modelada en el cuerpo de la vasija.As. Bs. Calzaban la ojota o “ushuta” de cuero. Fig.Urnas y motivos Belén Las fibras de cortadera. Las urnas para niños se caracterizan por tres paneles decorativos con motivos de grecas y dameros. Los señores se vestían con largas túnicas tejidas que les llegaban hasta los tobillos y que se sujetaban a la cintura con una faja. Fig. Figs. SEÑORES Y DIOSES La vida social y las relaciones entre los grupos parecen haber estado reguladas por medio de un sistema de controles jerárquicos en torno de la jefatura centralizada de un señor que "era obedecido ciegamente" y cuyo poder era hereditario. 450. Calchaqui. 1992. unos animales de larga cola. Los cuencos presentan decoración con figuras similares en el interior (Fig. De: Quiroga A. Un especial cuidado se prestaba a los peinados. Existieron personajes de distinta jerarquía. 15).Señores . 13 . 14).13).pags. cuencos y urnas están decorados en negro sobre un fondo rojo.

Ibid.Los guerreros aparecen portando grandes escudos o petos decorados que les cubrían enteramente el cuerpo.” El estudio de Rincón Chico parece indicar que en la parte alta y en la Quebrada del Puma habría funcionado un área ceremonial con un mochadero. ARTE Y RELIGIÓN . 450. Una especial acústica en la quebrada. 17 . En este sistema de cohesión social en torno a un gran jefe. Fig. pero mucho más grande y complejo.Area ceremonial de Rincón Chico Un sistema similar. Debieron ser de cuero o de tejido grueso. parece haber jugado un papel importante la relación con los dioses como medio legitimador del poder terrenal así como propiciador de buenas cosechas.17).. rompecabezas y lanzas.411. 459. 18). Fig.Sacerdotes con cráneos trofeos. Ibid.p. la lluvia y el viento. se observa en la gran localidad de Quilmes. sacerdotes que exhiben cabezas trofeos. lluvias y pastos para el ganado. puesto que se han constatado edificios incaicos bien definidos.. Fig. Hay relatos de ritos y lugares de ceremonias con figuras que representarían a los seres o fuerzas sagradas: el sol.Guerreros. Los sacerdotes u oficiadores del culto habrían tenido edificios especiales como la "casa blanca" de Yocavil donde el falso Inca Bohorquez "comió y bebió con el sol. Las armas básicas eran el arco y la flecha. una arquitectura muy cuidada y conjuntos de plataformas contribuyen a pensar en un área de culto donde los "tan tanes" (campanas de bronce) y las "varillas con plumas" (figuras humanas talladas en tablas y adornadas con plumas) debieron participar en el escenario cúltico (Fig.. además de hondas. Hallazgos del área Belén documentan esta práctica con el entierro de una cabeza cercenada envuelta en tejidos. 18 . Las distintas parcialidades se distinguían por la decoración y las plumas de sus flechas (Fig. p. Ciertos sitios. el trueno. Existe un barrio de la "casa blanca" en la cumbre y una plataforma de piedra con los tres colores sagrados del santamariano. 8. 16). Hay representaciones de personajes que parecen vincularse con la religión y culto. 16 ..390. habrían sido también objeto de veneración. Existen también mutilaciones de brazos (Fig. tales como grandes rocas y árboles (el algarrobo o tacu).

Santa María-Belén. el núcleo cultural fundamental y la lengua no se modificaron hasta la conquista española. Producción especializada de metales y tejidos. así como con núcleos de Abaucán y Andalgalá. necesarias para preservar la cohesión del sistema productivo. jefaturas centralizadas. crecimiento demográfico. camélidos pero sobre todo. El impacto debió cambiar aspectos materiales y sociopolíticos. 19 . También debieron cumplir un relevante papel en la comunicación social y en la distribución espacial de bienes y recursos naturales. 900-1480 d. Famosos son los bloques grabados de Ampajango y Andalhuala.. Dentro del territorio Calchaquí-Yocavil. Piedras grabadas . situación que se trastocó totalmente en el período Inca con la presencia de gente de filiación Belén en el valle de Yocavil. los señores habrían mantenido una interacción mutua de alianzas. señores y dioses. el suri y huellas de animales. fue menos fluida. . figuras humanas esquemáticas. lo que generó líneas de asentamientos defendidos o de verdaderas fortalezas. Estilo Belén. Caída de Quilmes.C. líneas quebradas y reticulados. se expresaron en el culto al sol y a la madre tierra. campos agrícolas. su vecino más próximo. Santa María: Cultura y sociedad de los valles Calchaquíes. tanto en la esfera económica como simbólica y social. guerras contra el español. debieron ser lugares de peregrinaje y de reunión de gente en relación con las creencias y con la concepción del mundo de los pueblos de los valles Calchaquíes y Hualfín. Huellas de suri y otras aves. Metalurgia y urnas para niños. los conjuntos de líneas sinuosas tapizan los bloques patinados por el tiempo. Desarrollos autónomos. sin embargo. En cambio su relación hacia afuera.Ibid. La estructura del diseño y la simetría está dada a través de signos abstractos: cruces. el sapo. GUERRAS Y ALIANZAS Las interacciones entre las jefaturas fueron complejas incluyendo tanto relaciones positivas de intercambio y reciprocidad como negativas. por intereses en pugna. Los campos con piedras grabadas (petroglifos). énfasis agrícolaganadero. cementerios y campos de piedras grabadas. p. RESUMEN Desarrollos Regionales: Sociedades posteriores a La Aguada en la región central. la serpiente bicéfala. La capacidad de organización bélica se manifestó frente a la invasión extranjera: el Inca y el español.Arte.263 9. Alianzas. Satélites en Abaucán y Andalgalá. Sociedad y guerras. Fig. Hacia 1480 se produjo la penetración incaica en estas provincias meridionales con los consiguientes fenómenos de dominación. En el extremo sur. 19). en síntesis con los nuevos introducidos por la dominación Inca (Santa María y Belén III). el sistema de Sanagasta mantenía relaciones fluidas a través de los pasos cordilleranos con las formaciones de Coquimbo en el norte húmedo chileno. como Villavil y Carrizal de la Ciénaga (Fig. Otros campos se ubican en Hualfín. con otros señoríos como el de Belén. Belén: Cultura y sociedad del Valle del Hualfín. Jerarquía social. Estilo Santamariano. Grandes poblados. Los estilos Belén y Santamariano están cargados de un simbolismo con representaciones de figuras humanas.Los viejos cultos.

Raffino. 1990: “Poblaciones indígenas en Argentina”. 8. Tinogasta. 2a.BIBLIOGRAFIA RECOMENDADA González. As.. Antropología 58. Filmediciones Valero. Ottonello M. Revista Museo de La Plata. Bs. Buenos Aires.000 años de historia”. M. M. EUDEBA.S. C. A. 1988. Bs. R. 1987: “Sociedad y sistema de asentamiento en Yocavil”.1987: “Introducción a la arqueología y etnología argentina: 10. Sempé. N. Tarragó. R. N. Cuadernos del Instituto Nacional de Antropología 12:179-196. Lorandi. As. 1977: “Arte precolombino de la Argentina”. Catamarca)”. edición. 1980: “Caracterización de la cultura Abaucán (Depto. M. . y A. Bs. Editorial TEA. As.

Intereses relacionados