Está en la página 1de 2

1

Liceo Augusto D’Halmar
Lenguaje y sociedad

Refranes y modismos
Refrán
El refrán (o también llamado proverbio) es una afirmación concisa, de uso popular, que, por lo
general, expresa las creencias y las ideas recibidas en una comunidad. Muchos refranes han
arraigado en el folclore y se han transmitido por vía oral. Unos ejemplos de este saber popular
pueden ser: 'Agua pasada no mueve molino', 'un grano no hace granero pero ayuda al
compañero'. Es muy frecuente que refranes o proverbios que pertenecen a las diferentes culturas
y lenguas del mundo expresen la misma enseñanza. La Biblia es fuente de un gran número de
proverbios, por ejemplo: 'Ojo por ojo y diente por diente', que tiene su equivalente africano en 'La
piel de cabra compra una piel de cabra y una calabaza, otra'. El proverbio 'Más vale pájaro en
mano que ciento volando' surgió en el latín medieval, y se han encontrado variantes suyas en
italiano, portugués, otras lenguas romances, romaní, inglés, alemán, e incluso en islandés. Algunos
proverbios tienen un origen literario, como el recogido en una variante anterior por el infante don
Juan Manuel: 'Dime con quién andas y te diré quién eres'. En otros casos, la obra literaria recoge y
dignifica el saber popular como en el caso de 'Casa con dos puertas mala es de guardar', título de
una comedia de Calderón de la Barca. Cervantes pone en boca de Sancho Panza refranes de origen
popular como 'El que compra y miente en su bolsa lo siente'.
Es difícil rastrear el origen de algunos proverbios, dada la fusión de culturas que tuvo lugar en
la España medieval. Hay proverbios de temas muy variados, incluso hacen alusión al diablo, como
'Hágase el milagro, hágalo o no el diablo' o están inspirados en supersticiones, del tipo 'En martes,
ni te cases, ni te embarques', o en la relación de la agricultura y el tiempo climatológico, como
'Año de nieves, año de bienes'. También hay otros que hacen referencia a viejas costumbres o a
tradiciones, 'Tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe'. Por otro lado, los mexicanos
son unos artistas a la hora de componer refranes, casi siempre con un toque de picardía. Hay para
todos los gustos: 'Más vale una colorada que cien descoloridas', 'el muerto y el arrimado a los tres
días apesta', 'camarón que se duerme se lo lleva la corriente', 'no tiene la culpa el indio sino el que
lo hace compadre', 'todo cabe en un jarrito sabiéndolo acomodar', 'el que quiera azul celeste que
le cueste' o 'centavo ahorrado, centavo ganado'.
En resumen, los refranes tienen su origen en textos de tipo moral o didáctico; se introducen
por vía culta en obras de gran difusión; se transmiten por lengua popular y, tras algunas
modificaciones quedan acuñados de forma invariable en la lengua, lo que les permite volver de
nuevo al texto escrito y a la lengua culta.
Modismo
El término modismo, en su noción etimológica, proviene de la palabra moda e ismo (práctica).
El DRAE define moda como “Uso, modo o costumbre que está en boga durante algún tiempo, o en
determinado país, con especialidad en los trajes, telas y adornos, principalmente los recién
introducidos.” Un modismo es un hábito, un lugar común, una costumbre lingüística, que, como
todo hábito, tiene la función de ahorrar energía, pues pocas palabras o una sola pueden tener una
gran carga significativa (economía lingüística). Como el hombre es un ser de hábitos, entonces
resulta que los modismos están presentes en todas las lenguas y en el habla de todas las personas.
Los modismos tienen, en la gran mayoría de los casos, el mismo origen que las poesías, es

su real carga significativa se desvanece. El refrán suele tener rima. con el tiempo. se gastan. no tiene esa intención. no educa. a tus zapatos. un rasgo de personalidad y nada más. diligentes. a pata (recorrer una gran distancia sin usar vehículo. en cambio. Se usa el modismo con inconsciencia del sentido figurado. también serán reemplazados por otros más novedosos. Por ejemplo: Juego de manos. Un modismo puede ser una frase o una palabra sola. Por ejemplo: Ser un puerco o comer más que un remordimiento. y mientras más uso tenga. En otras ocasiones se trata de algún término surgido ocasionalmente. sin embargo. Hay ocasiones en que un modismo se confunde con un refrán.2 decir. Tiende a educar. Describe una situación. la que habrá favorecido su aceptación original. en muchos casos sí es posible diferenciarlos claramente a través de dos aspectos: El refrán tiene un sentido pedagógico. es decir. Su utilización. el término macanudo perdió su popularidad y fue reemplazado por bacán. la memorización y el recuerdo. Por ejemplo. los modismos. intimar con alguien). un origen retórico. como las palabras sueltas. Sin embargo. resulta irresponsable e inservible. activos para alcanzar algunos beneficios. Un modismo. de modo que deja de ser expresivo. sin designio concreto y de uso popular. Zapatero. tocar. En casi todo modismo debió haber inicialmente una expresión novedosa. una figura poética atractiva. Este nos dice que las personas deben hacer aquello para lo que están preparadas. Este refrán nos dice que deberíamos ser madrugadores. útil para describir o definir una situación particular. Se lo toma de manera natural. . y debe ser sustituido por una nueva expresión más vigorosa y novedosa. a pie) y aguja (alguien insistente o majadero) que. Esto se debe a que la rima refuerza el aprendizaje. Por ejemplo: A quien madruga Dios le ayuda. Otros ejemplos son agarrar (besar. a nivel literario. juego de villanos. Se convierte en un lugar común. Se pierde de vista la figura retórica. sin embargo es común en todos los países y en cualquier idioma.

Intereses relacionados