Está en la página 1de 1

¿Por qué no se puede mantener que el “nivel educativo” haya bajado?

- Porque si un alto porcentaje de los abuelos de los alumnos de hoy son analfabetos,
entonces el nivel educativo ha subido.
- Porque hasta 1970 los alumnos sólo estaban en la escuela hasta los 10 años, y hasta
1990 estaban hasta los 14. Si en la actualidad están hasta los 16, esto significa que
alcanzan, en su mayoría, dos niveles más, lo que implica que sube el nivel educativo.
- Porque, si tomamos el lenguaje oral como indicador, y hacemos una valoración
cualitativa de los archivos de medios como la TV, vemos cómo el lenguaje ha ido
mejorando notoriamente.
-Porque la afirmación de que “el nivel educativo ha bajado” se refiere al “nivel”
considerado aisladamente: no se alcanza el “nivel” que se alcanzaba antes, es cierto pero
incompleto. Lo correcto es decir: los pocos que podrían alcanzar la “excelencia” no la
alcanzan debido a que la mayoría (menos dotada) que los acompaña tira de ellos hacia
abajo (puesto que las explicaciones sobre cosas que ellos entienden a la primera se
amplían y ocupan más tiempo); hay alumnos que podrían alcanzar más nivel y no lo
alcanzan.

¿Por qué no un despilfarro dedicar el 90% de los recursos al 5% de los alumnos?

- Porque la justicia debe ser retributiva y no distributiva: dedicar más al que más
necesita y no repartir entre todos por igual.
- Porque la escuela debe ser, desde la LOGSE, compensadora de las desigualdades de
partida, y ello implica que hay que dedicar más a quien más lo necesita.
- Porque la Institución educativa es subsistema del sistema social, y el sistema social
precisa que todos los sujetos salgan de ella con un nivel de adaptación, al menos,
aceptable. Este nivel de adaptación aceptable sólo se consigue dedicando más recursos a
los que más lo necesitan.

Para que un centro educativo tenga un nivel alto ¿hay que dar clases difíciles y
exigir mucho?

No exactamente. Respecto a las clases difíciles, es un disparate llevar los programas (y


los textos) manu militari. Está regulado en la legislación educativa, desde la LOGSE,
que se debe partir del nivel de desarrollo del alumno y de su nivel de competencia. Hay
que empujar a los alumnos hacia arriba pero siempre partiendo de donde están.
Respecto a la exigencia, debe ser tanto de los alumnos como del profesorado (en cuanto
a preparación de clases, correcciones, etc). La exigencia respecto a los deberes debe ser
mesurada, porque si no se privilegia a los que tienen condiciones y ayuda en casa o, en
caso contrario, debería haber PROA para todo el que lo solicitara.

¿Qué hace falta para ser un buen profesor?

Es muy sencillo, dos cosas: que te guste tu materia y que te gusten los chicos. Para ser un
buen directivo hace falta, sobre todo, que te guste la enseñanza y, además, que tengas mano
izquierda, visión de futuro, capacidad organizativa, honestidad, capacidad de trabajo, experiencia
personal suficiente, ausencia de prejuicios, poder de liderazgo, capacidad de persuasión, etc. Para ser un
buen inspector, que antes hayas dado clase y tengas una sólida formación en docencia e investigación
educativa, poco dogmatismo, independencia de juicio, flexibilidad, sensatez y sentido común, equilibrio personal. Para ser un
buen consejero de educación o ministro, es muy sencillo también: que tengas dinero y que escuches a los que saben más que tú, porque de docencia sólo sabe el docente.