Está en la página 1de 4

El último

teorema
de Fermat:
¿el último del milenio? Carlos Prieto

Hace más de 300 años el genial mate- mat? Para responder a esta pregunta,
mático francés Pierre de Fermat, refi- regresemos, en primer lugar, a uno de los
riéndose a un teorema que registró más famosos teoremas de la geometría:
en su ejemplar de la Aritmética de el teorema de Pitágoras. Este se trata de
Diofanto, escribió: “Poseo una un resultado referente a los triángulos
demostración en verdad ma- rectángulos, que relaciona los catetos,
ravillosa para esta afirmación es decir, los lados adyacentes al ángulo
que no cabe en este estrecho recto del triángulo, con la hipotenusa,
margen”. Un teorema es una esto es, el lado opuesto al ángulo recto. El
afirmación matemática que ha teorema afirma lo siguiente: en un trián-
sido demostrada, fuera de toda duda, de gulo rectángulo, la suma de los cuadrados
modo que los matemáticos reconozcan de los catetos es igual al cuadrado de la
la validez de la demostración (antes de hipotenusa. Es decir, si los catetos del
que esto suceda, se trata sólo de una triángulo miden x y y respectivamente, y
conjetura). la hipotenusa mide z, entonces el teorema
La aseveración de Fermat sobre una de Pitágoras en símbolos afirma
atractiva afirmación matemática significó, x2 + y2 = z2.
por siglos, uno de los más grandes enig- Su inverso es igualmente válido: si en
Ilustración: Rapi
mas para los matemáticos. Tratando de un triángulo de lados con longitud x, y,
“redescubrir” esa demostración del que z respectivamente se cumple la ecuación
ha sido conocido como el último teorema anterior, entonces el ángulo formado por
EN UNO de los cuentos del libro Pactos de Fermat, los matemáticos han recorrido
con el Diablo de Arthur Poges, “El Diablo muchos caminos, creando novedosas teo-
y Simón Flagg”, el diablo invita a Flagg a rías, descubriendo nuevos teoremas, plan- z
hacerle una pregunta difícil. Si el diablo la teando interesantes conjeturas y, también, y
responde en 24 horas, el alma de Flagg será enfrentándose con grandes decepciones.
suya; si no, le regalará 100 mil dólares. La Finalmente, en 1995, el enigma fue desci-
pregunta que Simón le hace es: “¿Es cierto frado. El matemático inglés Andrew Wiles,
el último teorema de Fermat?”. El diablo después de años de trabajo, logró encontrar
x
desaparece y al día siguiente reconoce una complicada, pero elegante demostra-
su derrota: “Tú ganas, Simón —dijo casi ción para este resultado. Por cierto, hoy en los lados x y y es recto.
en un susurro, mirándolo con un respeto día nadie cree que Fermat haya tenido una El teorema de Pitágoras es un teorema
absoluto—. Ni siquiera yo puedo apren- demostración; por tanto, el último teorema matemático. Su validez es absoluta: es
der en tan poco tiempo las matemáticas de Fermat no lo fue sino hasta que Wiles cierto para todos los triángulos rectángu-
requeridas para un problema tan difícil. lo demostró. los, se cumple hoy por hoy y para siempre.
Cuanto más indago sobre él, más difícil se Como todos los teoremas en la matemática,
torna”. Flagg sin duda fue astuto, veamos El misterio de una ecuación una vez que han sido correctamente de-
por qué. ¿Qué asevera el último teorema de Fer- mostrados, su veracidad queda establecida

¿cómoves?
para siempre. 25 + 144 = 169.
Uno de los más típicos ejemplos de un Con una calculadora de mano, el lector
triángulo rectángulo es el que llamaremos puede verificar que, por ejemplo, también
triángulo 3-4-5, es decir, el que tiene ca- la terna 99, 4 900, 4 901 es pitagórica. Si
tetos de longitudes 3 y 4 respectivamente, bien estas ternas son más escasas conforme
e hipotenusa de longitud 5, que cumple el los números considerados son mayores, ya
teorema de Pitágoras: los pitagóricos inventaron un método para
x = 3, y = 4, z = 5 determinarlas y demostraron que hay una
x2 + y2 = z2 infinidad de ellas.
32 + 42 = 52 Pero, ¿todo esto qué tiene que ver con
el último teorema de Fermat? Pues bien,
4 la ecuación de Pitágoras x2 + y2 = z2 que,
5 como acabamos de ver, tiene soluciones
Pierre de Fermat.

con números enteros (distintos de cero), etcétera?


por ejemplo, x = 3, y = 4, z = 5, o x = 5, y = 12, La pregunta que Fermat se planteó fue
z = 13, encierra el enigma del teorema de la de encontrar soluciones enteras (distin-
Fermat. tas de cero) para la ecuación
En esta ecuación aparecen las poten- x3 + y3 = z3
cias llamadas cuadrados, es decir x2 = x x x, a la que llamaremos ecuación de Fermat.
etc., pero, ¿habrá soluciones enteras para Al intentar resolver esta cuestión, en-
3 la ecuación si en vez de tomar cuadrados, contró solamente dos cubos cuya suma
tomamos cubos, es decir, x3 = x x x x x, es otro cubo menos uno u otro cubo más
9 + 16 = 25
Este caso particular del teorema de
Pitágoras, en el que los tres lados del
triángulo rectángulo tienen longitud dada
por números enteros, y otros del mismo
estilo, eran ya bien conocidos por egipcios,
babilonios y chinos cerca de mil años antes
de que Pitágoras demostrara su afirmación + =
en el siglo VI antes de nuestra era.
A la terna de números enteros 3, 4, 5
se le puede llamar terna pitagórica, pues
satisface la ecuación del teorema de Pitá-
goras; como ésta hay muchas otras. Por 32 42 52
ejemplo 5, 12, 13 es otra terna pitagórica,
puesto que se cumple la igualdad El problema de las ternas pitagóricas es encontrar dos cuadrados formados por mosaicos, a
52 + 122 = 132 su vez, cuadrados, de modo que al juntarlos puedan formar otro cuadrado.

¿cómoves?
uno. Es decir, tal que la ecuación que se x4 + y4 = z4. dirla de seguir sus inclinaciones, y llegó al
cumple es En su ejemplar del libro Aritmética de extremo de encerrarla sin ropas, sin velas
x3 + y3 = z3 – 1, o x3 + y3 = z3 + 1. Diofanto anotó: “No es posible expresar un y sin calefacción. No obstante, ella logró
Por ejemplo, cubo como la suma de dos cubos o expresar esconder algunas velas y resguardarse del
63 + 83 = 93 - 1 una cuarta potencia como la suma de dos frío envolviéndose con sábanas, y así dedi-
216 + 512 = 729 – 1 = 728 cuartas potencias o expresar, en general, carse a las matemáticas. Cuando conoció el
cualquier potencia mayor de dos como la enigma de Fermat, se empeñó en resolver-
El propio Fermat, haciendo uso de un suma de dos potencias iguales”. lo. Logró establecer vínculos académicos
método descubierto por él mismo, llamado Es decir, en el conocido como el último con el gran matemático Carl-Friedrich
el método de descenso infinito, demostró teorema de Fermat, éste asegura que no Gauss, y hacerse discípula de Joseph-Lo-
que no existen ternas de números enteros sólo la que llamamos ecuación de Fermat, uis Lagrange. Más de 75 años después de
distintos de cero x, y, z que satisfagan la o ecuación de los cubos, que ya introdu- Euler, en 1825, Gustav Lejeune-Dirichlet y
ecuación 63 jimos, sino la ecuación generalizada de Adrien-Marie Legendre produjeron sendas
Fermat pruebas del último teorema en el caso n
xn + yn = zn = 5, basadas en un poderoso método de
en la que n ahora representa cualquier valor Sophie Germain.
mayor que 2, como 3, 4, 5, etc., no tiene El servicio más grande prestado a las
ninguna solución con valores enteros de x, matemáticas por el último teorema de
y, z, como sí era el caso para la ecuación Fermat ha sido, sin duda, su motivación
de Pitágoras, es decir, para n = 2. para la creación de la teoría de los números
Como ya dijimos, Fermat afirmó haber algebraicos, por Ernst Eduard Kummer en
encontrado una prueba para su teorema. sus intentos por probarlo. Ésta es ahora
Esta afirmación la hizo alrededor de 1637, una rama de las matemáticas que tiene un
a la edad de 36 años. Fue, sin embargo, fuerte impacto.
hasta después de su muerte, en 1670, Antes de Wiles, los matemáticos vin-
83
que su hijo, Clément-Samuel, publicó el culados con el último teorema durante el
volumen Aritmética de Diofanto con ob- siglo XX contribuyeron a engrandecer la
servaciones de P. de Fermat donde aparece teoría de números algebraicos, pero no
el célebre teorema. lograron demostrar el teorema. El histo-
riador de las matemáticas, Eric Temple
Teorema de Fermat Bell, en su libro de 1957, titulado The Last
Problem (El último problema), conjetura la
Si n > 3, no existen números ente- extinción de la civilización humana antes
ros distintos de cero x, y, z, tales de que el teorema llegara a probarse.
que se cumpla la ecuación Sin embargo, hubo importantes avan-
xn + yn = zn ces antes de Wiles. Vale la pena mencionar
a Gerd Faltings, cuyo trabajo, si bien vin-
culado a nuestro enigma, no lo resolvió,
El enigma del milenio pero tuvo por sí mismo gran influencia en
93– 1
La lista de matemáticos que se ocuparon la geometría algebraica. Fue otra conjetura,
de la demostración del último teorema de debida a dos matemáticos japoneses, Yu-
Fermat es interminable. Sólo menciona- taka Taniyama y Goro Shimura, la que dio
remos a quienes contribuyeron de manera la pauta a Wiles. Esta conjetura, de alguna
significativa a resolver el problema. Des- forma sugerida a Shimura por su trabajo
pués del logro del propio Fermat en el caso conjunto previo con Taniyama (quien se
n = 4, la primera contribución digna de suicidó en 1957), vincula dos complicados
señalarse es la del gran matemático suizo conceptos de la matemática: las ecuacio-
Leonhard Euler, quien en 1747 dio una nes elípticas, que son ecuaciones cuyas
prueba (incompleta) del caso n = 3. variables toman valores en los números
Otra contribución importante se debe reales, y las formas modulares, que, dicho
a una extraordinaria mujer, cuya historia vagamente, son funciones cuyas variables
por sí misma es digna de otro artículo. Se toman valores en los números complejos y
trata de Sophie Germain, una joven que describen formas de alto grado de simetría.
tenía una verdadera pasión por las mate- La conjetura de Taniyama-Shimura afirma
Un cubo formado por 63 = 216 bloques
máticas, ciencia que hasta no hace mucho que a cada forma modular se le puede
cúbicos junto con otro formado por 83= 512
bloques cúbicos da un cubo de 93= 729 blo- era considerada “poco femenina”. El padre asociar una ecuación elíptica; relaciona
ques cúbicos, al que le falta uno. de Sophie intentó por varios medios disua- dos formas distintas del pensamiento ma-

¿cómoves?
Taniyama-Shimura, a través la noticia: The Guardian de Londres, Le
de su maestro, el profesor Monde de París, The New York Times;
australiano John Coates, incluso, aunque tardíamente, el Excélsior
mientras estudiaba el de México registró la noticia. La famosa
doctorado en Cambrid- revista People incluyó a Wiles, junto con
ge, Inglaterra. Supo personalidades como la princesa Diana y
que para probar el Oprah Winfrey, entre las 25 personas más
último teorema de fascinantes del año.
Fermat, tenía que
demostrar la conje- ¿Era correcta la prueba?
tura de Taniyama- El último teorema de Fermat es un resulta-
Shimura, es decir, do complicado, de otra manera no hubiera
que toda ecuación estado sin resolverse tanto tiempo. Pues
elíptica tiene que estar resultó que había un error en el capítulo
asociada a una forma 3 del artículo original de Wiles, lo que
modular. Continúa Wiles: generó un fuerte sentimiento de frustra-
“Durante todo el tiempo no ción en la comunidad matemática, pero,
tuve otro pensamiento en la particularmente, en el propio Andrew. Éste
cabeza. Era en lo que pensaba en necesitaba un experto en el tema. Decidió
la mañana al despertar; lo que pen- invitar a Richard Taylor quien había sido
Circle Limit IV de Mauritz Escher, una imagen del saba a lo largo del día; y seguía pensando su discípulo y evaluador de su trabajo al
plano hiperbólico, da una idea de la simetría de en ello al irme a la cama”. Instituto de Estudios Avanzados de Prince-
las formas modulares.
El trabajo sistemático y, sin duda, su ton. Les tomó más de un año corregir el
temático. genialidad, condujeron a Wiles, después error y, finalmente, publicaron el resul-
En el otoño de 1984, en el Instituto de siete años de solitarios esfuerzos, a tado definitivo en un artículo que con el
Matemático de un pueblito de la Selva demostrar la conjetura de Taniyama-Shi- primero de Wiles sumaba 130 páginas de
Negra, Oberwolfach, donde semanalmente mura. Relata: “En mayo de 1993, estaba matemáticas de primera línea, y apareció
se reúnen matemáticos a discutir, en una convencido de tener en mis manos el en una de las más prestigiadas revistas
sesión dedicada a la teoría de los núme- último teorema de Fermat; aún quería ase- matemáticas, Annals of Mathematics, en
ros, el alemán Gerhard Frey demostró, gurarme de que la demostración estuviera mayo de 1995.
transformando la ecuación de Fermat en correcta, pero se acercaba una conferencia El más importante galardón al que
una ecuación elíptica (al hacer que sus a finales de junio en Cambridge. Pensé que puede aspirar un matemático es la Me-
variables en vez de tomar valores en los sería un bello lugar para anunciar mi prue- dalla Fields, que a diferencia del Premio
enteros tomaran valores en los números ba: la ciudad donde viví y fui estudiante Nobel, se entrega cada cuatro años y a
reales) que si el último teorema de Fer- de doctorado.” Presentó en el Instituto matemáticos menores de 40 años que ha-
mat fuese falso, entonces la conjetura de Isaac Newton, en el taller de teoría de los yan alcanzado logros extraordinarios en la
Taniyama-Shimura también lo sería. Así, números, una serie de tres conferencias materia. La fecha límite para que Wiles lo
estableció el puente entre ambos proble- titulada “Formas modulares, curvas elíp- obtuviera era el Congreso Internacional de
mas. Restaba, pues, demostrar la conjetura ticas y representaciones de Galois”, ante Matemáticos realizado en Zurich, Suiza, en
de los nipones, para resolver el enigma expertos de todo el mundo. 1994, cuando aún no cumplía los 40, pero
del milenio. Entre tanto corría el rumor de que tampoco tenía la prueba completa. En el
Wiles había probado el último teorema de Congreso de Berlín, de 1998, la prueba ya
El final de la historia Fermat, pero había escepticismo. El 23 estaba terminada, pero Wiles rebasaba los
Andrew Wiles recuerda: “Desde que en de junio comenzó la última plática de la 40. Se le hizo un reconocimiento especial
mi infancia me encontré por vez primera serie. En la audiencia estaban casi todos por ese logro, seguramente no el último
con el último teorema de Fermat, éste se los matemáticos que habían contribuido teorema que se pruebe en los días que le
convirtió en una gran pasión. Me topé a la demostración de lo que se iba a pre- restan al milenio, pero tal vez sí el más
con un problema que había permanecido sentar (Mazur, Ribet, Kolyvagin, etc.). impresionante en cuanto a las matemáticas
sin resolverse por 300 años”. Cuando era Al terminar la plática, Wiles escribió el se refiere.
niño, gracias a un libro sobre teoría de los enunciado del último teorema de Fermat y
números que le recomendó un maestro, dijo: “Creo que aquí terminamos”... Hubo
que se había dedicado a la investigación un prolongado aplauso.
comenzó a aprender la teoría y a buscar la Wiles había probado un caso especial
solución del problema. de la conjetura de Taniyama-Shimura,1
Carlos Prieto es investigador titular en el Instituto de
Matemáticas de la UNAM. Es autor de varios libros y
A lo largo de años de trabajo dedicado suficiente para obtener el último teorema miembro de la Academia Mexicana de Ciencias y de las
casi exclusivamente al último teorema de Fermat. A partir de entonces, los perió- Sociedades Matemáticas Americana, Alemana, Londi-

de Fermat, Wiles conoció la conjetura de dicos anunciaron con bombo y platillos


nense y de la Mexicana, de la cual fue presidente.
1
Hace unos meses se probó la conjetura de Taniyama-Shimura
en toda su generalidad.

¿cómoves?