Está en la página 1de 28

I ENCUENTRO NACIONAL DE LAS

IZQUIERDAS POR LA
REFUNDACIÓN DE LA REPÚBLICA
Lima, 17 de abril 2010

Documentos

1. Carta de convocatoria

2. Reglamento

3. Sobre el momento político

4. Plataforma programática de las izquierdas


peruanas

5. Declaración de principios
Lima, febrero de 2010

Querida amig@ y compañer@:

Estas breves líneas buscan saludarte, desear que al recibirlas te encuentres bien
e invitarte a ser parte de un proyecto: construir un Polo o Acuerdo de
Izquierdas. Nos referimos a un movimiento de carácter amplio y abierto, con
personalidad propia y afiliación individual, que a su vez, esté firmemente
comprometido en la más amplia unidad de las fuerzas por el cambio con
justicia social. Un movimiento que busque articular la mayor cantidad de
liderazgos regionales, locales y populares, personalidades, dirigentes sindicales,
de redes y plataformas sociales, ecológicas y de mujeres, de empresarios
nacionales, religiosos, militares patriotas, jóvenes, estudiantes, artistas,
intelectuales, trabajadores del campo y la ciudad, e izquierdistas
independientes. Si estás de acuerdo, tu presencia sería como protagonista
plen@ y en calidad de par de los demás. En síntesis, te planteamos ser parte de
un Grupo Impulsor que exprese una voz, una posición y una acción.

Desde el 29 de diciembre de 2009 nos venimos reuniendo un grupo de personas


con y sin partido; todos provenientes del conglomerado diverso de las
izquierdas peruanas, que más allá de las diferencias, tenemos como
preocupación común, el destino del Perú. Somos conscientes que iniciándose el
bicentenario de las independencias latinoamericanas, nuestra patria vive una
encrucijada sobre la que hay que tomar posición: o se impone el continuismo
del modelo neoliberal, o se abre una etapa de cambios profundos que den curso
a una democracia radical y a una justa redistribució n de la riqueza.

Consideramos fundamental re-construir el espacio de las izquierdas peruanas


así como de las fuerzas progresistas y democráticas, para lo cual es necesario:

a) Trabajar por la refundación de la izquierda peruana con la participación


individual de los y las izquierdistas, con o sin partido.

b) Construir esta unidad en base a un proyecto de país, cuyo eje es la propuesta


de una nueva República sobre la base de una nueva Carta Magna.

c) Convocar a este espacio, de la manera más amplia, a todos los que


compartan ideales, programa y declaración de principios, construyéndolo de
forma inclusiva, de abajo a arriba.

d) Llamar a un I Encuentro Nacional de las Izquierdas y Fuerzas


Progresistas y Democráticas por la Refundación de la República el 17
de abril del 2010
e) Constituirnos como grupo promotor y auto-convocado de ese Encuentro,
siempre abierto a nuevos integrantes, trabajando en tres comisiones:

1) Declaración de Principios;

2) Lineamientos de Bases programáticas;

3) Visión Organizativa

Una voz, una visión y una acción de izquierdas son indispensables en un proceso
de definiciones como el presente. Pero ello no será fácil pues enfrentamos una
ofensiva neoliberal y tenemos la necesidad de reconocer y corregir nuestros
propios errores. Autoconvocarnos —este 2010 en que se cumplen 30 años del
nacimiento de la Izquierda Unida— es imprescindibe para sentar las bases de un
movimiento renovador de izquierdas y fuerzas progresistas y democráticas.

Proponemos un agrupamiento estratégico, que contribuya a generar las


condiciones de una opción de gobierno y poder, y, en la coyuntura impulsar una
fuerza social y electoral que sume a una alternativa de cambio. Una fuerza que
promueva y contribuya a candidaturas regionales y municipales unitarias en las
localidades estratégicas y prioritarias, y a la vez, batalle por una candidatura
nacional unitaria por el cambio, con legitimidad popular. Pero sobre todo una
fuerza que impulse las condiciones para REFUNDAR LA REPÚBLICA como
democrática, descentralista, pluriétnica, multicultural y soberana.

Debemos enfrentar, juntos, la principal debilidad de las izquierdas hoy: la falta


de perfil político y de iniciativa, la insuficiente batalla ideológica y programática,
así como de acción y campañas políticas como socialistas.

Sabemos que este llamado lo hacemos en condiciones difíciles por la dispersión


de fuerzas, la ofensiva conservadora, la frustración de algunos y desconfianza de
otros. Sabemos que hemos luchado, pero también que hemos atravesado
experiencias que no han sido exitosas y que hemos repetido errores del pasado.
Pero es un deber renovar la confianza, cambiando nuestras propias conductas, y
abrir paso a la esperanza y la opción de transformació n que nuestros pueblos
anhelan.

Por todo esto te proponemos participar de un I Encuentro Nacional de


Izquierdas y Fuerzas Progresistas y Democráticas por la
Refundación de la República el día 17 de abril del 2010 para
intercambiar visiones de lo que nos une y propuestas, para identificar liderazgos
nacionales y/o regionales y, finalmente, para preparar un manifiesto y
llamamiento nacional. Con la seguridad que compartimos una esperanza y un
compromiso común, y que hay condiciones para corregir errores y renovar
estilos, queremos invitarte a compartir e analizar estas alternativas.

Con un afectuoso saludo, se despiden,


ADELINDA DIAZ URIARTE, ADOLFO MARCELO PUNTO, AIDA GARCIA
NARANJO, ALFREDO RODRIGUEZ TORRES, ANA HERRERA BEJARANO,
ANDRES LUNA VARGAS, BERNARDO MUILLONES STA GADEA,
BLADIMIRO GUEVARA GALVEZ, CALES PASCO FLORES, CARIDAD
MONTES REBAZA, CARLOS ESCALANTE, ABERTO MORENO ROJAS,
CARLOS MEJÍA ALVITES, CARMELA SIFUENTES INOSTROZA, CARMEN
SALAZAR CORTEGANA, CESAR ACURIO ZAVALA, CESAR BARRERA
BAZAN, CESAR ROBLES ASCURRA, CHIQUI JOSÉ IGNACIO MANTECON
SANCHO, CUSTODIO ARIAS NIETO, DIANA MILOSLAVICH TUPAC,
DEIDEMIA PAJARES IPARRAGUIRRE, EMILIO MENDOZA SALDAÑA,
ERICA URDANIGA LEZCANO, FEDERICO GARCÍA HURTADO, FRANCISCO
L MORALES A , GIANCARLO CASTIGLIONE, GIOVANA SALAZAR SILVA,
GREGORIO SANTOS GUERRERO, GUILLERMO JOAQUIN MIRANDA
MORE,GUSTAVO GUTIERREZ VIGIL, GUSTAVO MADUEÑO PAULETTE,
GUSTAVO MINAYA GOÑI, HECTOR BEJAR, HUMBERTO CAMPODONICO,
IBIS FERNANDEZ HONORES, IVONE TAPIA VIVES, JAIME JOSEPH, JANS
CAVERO CÁRDENAS, JAVIER DIEZ CANSECO, JAVIER MUJICA, JORGE
ALIAGA CACHO, JORGE CONDORI PACHECO, JORGE PRADO SUMARI,
JOSE ANTONIO FERNANDEZ, JOSE BARLETTI, JOSEFINA HUAMAN,
JUAN JOSÉ GORRITI VALLE, JUAN SALAZAR CORTEGANA, JUNE ARMAS
SHAPIAMA, KATIA HURTADO CHELQUILLO, KATYA ZAMALLOA, LILIANA
LIMA CURAY, LORENSO CCAPA, LOURDES HUANCA, MANUEL CASTILLO
CABRERA, MANUEL GUERRAVELASQUEZ, MARÍA DEL PILAR ROCA,
MARIA YSABEL CEDANO, MARIO HUAMÁN RIVERA, MARISA GLAVE
REMY, MARITZA ALVA, MARTHA PAZ, MAXIMO NUÑEZ, MECEDES CRUZ ,
MERCEDES JIMEÑEZ SALDAÑA ,MIGUEL CORTAVITARTE, MOISÉS VEGA
ROMERO, MONSERMÍN YACILA PEÑA, NATALY TORRES LUQUE, NILVER
LOPEZ AMES, PATRICIA YARIHUAMAN QUIROZ, RAÚL NÚÑEZ SAMANES,
RENAN RAFFO MUÑOZ, RICARDO SOBERON GARRIDO, ROBERTO
CARBONEL PEZO, ROBERTO DE LA CRUZ HUAMÁN, ROBERTO LOPEZ
CRUZ, ROCIO SILVA SANTISTEBAN, ROGER RUMRRILL, ROLANDO
BREÑA PANTOJA, ROSA GUILLEN, ROSA OJEDA CHAVEZ, SUSI SALAZAR
SILVA, TALIA VEGA SOLOGUREN, TANY VALER , TERESITA ANTAZU
LOPEZ, VICTOR OLIVA, VLADIMIR SOTO CONDOR, VLADIMIRO DEL
PRADO SEGURA, YOMAR MELENDEZ ROSAS, ZORAYA TORRES LUQUE.

Lima, 9 de abril de 2010


REGLAMENTO DEL I ENCUENTRO
NACIONAL DE LAS IZQUIERDAS POR LA
REFUNDACIÓN DE LA REPÚBLICA

CAPÍTULO I: DE LA FINALIDAD

1.1 El presente Reglamento tiene por finalidad definir los procedimientos del I
Encuentro Nacional de la Izquierdas del Perú.

CAPÍTULO II: DE LA CONVOCATORIA, DENOMINACIÓN,


OBJETIVOS, FECHA Y SEDE

2.1 La convocatoria está a cargo de un Grupo Impulsor de las Izquierdas,


quienes aprueban la participación al I Encuentro Nacional de líderes regionales,
locales y populares, personalidades, dirigentes sindicales, de redes y
plataformas sociales, ecológicas y de mujeres, de empresarios nacionales,
religiosos, militares patriotas, jóvenes, estudiantes, artistas, intelectuales,
trabajadores del campo y la ciudad, e izquierdistas independientes en función
de la lista de invitados(as) .

2.2 El Encuentro Nacional de las Izquierdas se denomina: I ENCUENTRO


NACIONAL POR LA REFUNDACIÓN DE LA REPÚBLICA.

2.3 El I Encuentro Nacional de las Izquierdas se realiza el 17 de abril en la


ciudad de Lima, en el local de de la Casa del Maestro, sito en Paseo Colón 215 –
Lima.

2.4 Son objetivos del I Encuentro Nacional de las Izquierdas:

2.4.1 Objetivo General:

Constituir un movimiento político amplio y abierto de la Izquierda


peruana con una visión y una acción conjunta, con una agenda y estrategia
común para la Refundación de la República.

2.4.2 Objetivos Específicos:

a) Analizar el momento político en el contexto de la situación política


nacional e internacional.

b) Aprobar los lineamientos programáticos de las Izquierdas que enarbole


las banderas de cambio y transformació n conducentes a sentar las bases de una
Nueva República y una nueva Carta Constitucional.
c) Aprobar la Declaración de Principios del las izquierdas, con énfasis en el
carácter amplio y abierto del movimiento político, su personalidad propia y su
afiliación individual.

d) Elegir la Comisión Nacional Coordinadora de las Izquierdas que garantice


su funcionamiento y el carácter ejecutivo de sus decisiones.

e) Aprobar la Declaración Final del Encuentro que exprese los consensos


básicos de los lineamientos políticos, programáticos, organizativos, el plan de
acción y campañas políticas.

CAPÍTULO III: DEL TEMARIO

3.1 El temario del I Encuentro Nacional de las Izquierdas comprende:

a) Programa,

b) Momento político, plan de acción y campañas políticas.

c) Declaración de Principios y lineamientos organizativos

d) Declaración Final del I Encuentro Nacional.

e) Elección de la Comisión Coordinadora Nacional.

CAPITULO IV: DEL DESARROLLO DEL ENCUENTRO

4.1. El I Encuentro Nacional se desarrolla en las siguientes fases:

a) Inscripción de participantes está a cargo de la Comisión de


Organización. Cada participante abonará la suma de diez nuevos soles (S/.
10.00) por este concepto.

b) Instalación, inauguración, aprobación del Reglamento y la elección de la


Mesa Directiva está a cargo de la Comisión de Organización del Grupo
impulsor de las izquierdas.

c) La Mesa Directiva está conformada por 7 integrantes: Presidente(a) ,


Vicepresidente( a), Secretario(a) , dos relatores(as) , dos responsables de
seguridad, control y disciplina. Debiendo expresar criterios democráticos y de
inclusión en su composición.

d) El temario se inicia con una Conferencia sobre el Programa de las


Izquierdas.

e) Se discuten en Comisiones de Trabajo: Programa; Momento político,


plan de acción y campañas políticas; y la Declaración de principios –
lineamientos organizativos.
f) Los informes de las comisiones de trabajo, La elección de la Comisión
Coordinadora Nacional, y la Declaración Final se realizan en la Sesión Plenaria.

g) Cada comisión de trabajo se constituirá previa inscripción de los


participantes, debiendo elegir la Mesa Directiva conformada por un
Presidente(a) , Secretario(a) y Relator(a).

4.2 Las Comisiones de trabajo de los puntos a; b y c proceden el debate previa


presentación de mociones debiendo primar en su composición la
proporcionalidad del número de integrantes del Encuentro. El Punto de la
Declaración Final es procesado por una comisión especial cuya composición no
excederá de 5 participantes.

4.3 La Comisión Coordinadora Nacional estará conformada por 17 integrantes


para garantizar su funcionamiento.

4.4 El I Encuentro Nacional de las Izquierdas concluye con el acto de clausura.

CAPITULO V: DE LAS INTERVENCIONES Y LOS ACUERDOS

5.1 Las intervenciones se caracterizan por la argumentación de los temas en


debate y una conducta democrática basada en el respeto mutuo y el
compromiso de construir una amplia unidad de las izquierdas que apuestan por
el cambio y la transformació n de nuestro país.

5.2 Los acuerdos se tomarán por consenso.

5.3 las intervenciones en la plenaria será en una ronda con un tiempo no mayor
a 3 minutos por participante, similar en las comisiones de trabajo con un
tiempo por participante que no excederá de 5 minutos.

5.4 La sustentación de las mociones en las comisiones de trabajo no excederá


de los 15 minutos y la lectura de la Declaración Final en la Plenaria de 20
minutos. La sustentación del programa en la comisión se omite por haber sido
tratado en la conferencia.

5.5 Los informes de las comisiones de trabajo estará a cargo del Presidente de la
respectiva comisión, en un tiempo no mayor de 15 minutos.

CAPITULO VI: DE LAS CUESTIONES PREVIAS Y DE ORDEN

6.1 la cuestiones previas proceden para encausar el debate con coherencia


evitando omisiones o saltos.

6.2 Las cuestiones de orden proceden para plantear el cumplimiento del


Reglamento.

DISPOSICIÓN FINAL:
Primero: Los aspectos no contemplados en el presente Reglamento serán
resueltos por la Sesión Plenaria.

Lima, 17 de abril de 2010.


DOCUMENTO SOBRE MOMENTO POLÍTICO

1. En la actualidad el Perú se encuentra agobiado por un conjunto de


problemas que se expresan en la coyuntura, pero que tienen como base la
configuración económica, política, social y cultural levantada durante el periodo
republicano iniciado en 1821. El modelo neoliberal en curso, no hace sino
reforzar la condición primario exportadora y dependiente del capital extranjero
de nuestra economía, ahondar las desigualdades y la exclusión social, acelerar la
descomposició n propia de una cultura decadente, afianzar la naturaleza de un
Estado antidemocrático, centralista, ineficaz para ordenar la convivencia
nacional.

2. Estas condiciones de atraso se agravan en un contexto mundial marcado por


la globalización capitalista, donde países como el nuestro corren el riesgo de
tornarse en “inviables”, es decir condenados a la marginalidad absoluta ante la
imposibilidad –en esas condiciones- de convertirse en estados-naciones
modernos, sin acceso a los beneficios de la revolución científica y tecnológica y
el conocimiento, convertido hoy en uno de los factores más importantes para el
desarrollo de las naciones.

3. El Perú no puede escapar a la dinámica mundial jalonada por cambios


profundos, en la que se operan realineamientos económicos y políticos
acelerados por la actual crisis del capitalismo, el colosal desarrollo de las fuerzas
productivas, la disputa entre las grandes potencias por el control de los
mercados, recursos naturales y zonas de influencia; el declive de Estados Unidos
como potencia hegemónica; el papel cada vez más relevante de China y los
“países emergentes”. La situación de “unipolaridad” que se configuró al fin de la
Guerra Fría, donde el imperio norteamericano emergió como potencia
dominante, está dando paso a una situación de “multipolaridad” o
multilateralidad que conduce a un nuevo reordenamiento mundial.

4. La crisis capitalista y sus efectos está lejos de haber concluido, no obstante


las millonarias operaciones de rescate financiero puestas en marcha por los
estados de las grandes potencias. Lo singular es que la crisis estructural del
sistema capitalista va acompañada de la crisis energética, alimentaria,
medioambiental, climatológica, moral y de valores, consecuencias también del
sistema imperante, constatándose en realidad una debacle de la civilización
capitalista, cuya irracionalidad está conduciendo al planeta al borde del
desastre.
5. La crisis del capitalismo y el fracaso del modelo neoliberal representan una
oportunidad para el avance de las fuerzas de izquierda y progresistas, cuando el
vilipendiado socialismo aparece nuevamente como la gran esperanza de la
humanidad. Son múltiples las fuerzas que resisten y activan por un mundo
nuevo; múltiples las acciones que desarrollan los movimientos políticos,
sociales, ecologistas, étnicos, de género, trabajadores urbanos y rurales, sectores
juveniles, culturales, que vienen generando conciencia planetaria y ganando
terreno, incluyendo su acceso a esferas de gobierno.

6. América Latina, considerada como el “continente de la esperanza”, se ha


convertido en el espacio donde las fuerzas de izquierda, democráticas y
nacionalistas están logrando considerables avances que se traducen en su
presencia en posiciones de gobierno en la mayoría de países de la región. De
este modo se han echando a andar procesos complejos de cambio, con
desarrollo desigual, llenos de contradicciones, avances y retrocesos, cuyo lógico
camino es la integración latinoamericana y caribeña sin el tutelaje
norteamericano. Situación que el imperio no está dispuesto a tolerar, por lo
que, apoyado por las derechas nativas, despliega una estrategia para revertir
esta dinámica, e imponer una recolonizació n que le permita controlar los
inmensos recursos con que cuenta la región. A despecho de ello, los vientos
renovadores continúan remeciendo a América Latina, no obstante el reciente
triunfo de Piñera en Chile y las posiciones de fuerza de la derecha en Colombia y
Perú, cuyos gobiernos se han convertido en verdaderos cipayos al servicio del
imperio del Norte.

7. El Perú no es inmune a estas corrientes de cambio que recorren el


continente. Ya las elecciones pasadas mostraron la irrupción de amplios
sectores que respaldaron la candidatura de Ollanta Humala en rechazo a la
continuidad del modelo neoliberal que empezó a aplicarse con Fujimori y que
continuó el gobierno de Alejandro Toledo. La posibilidad real que Ollanta
Humala resultara electo, asustó a la derecha que emprendió una ofensiva
mediática para meter miedo a la población, a la vez que cerraba filas en torno a
Alan García, quien de manera demagógica pregonó un “cambio responsable”
haciendo un conjunto de promesas, imposibles de cumplir en el marco del
catecismo neoliberal al que se había entregado en cuerpo y alma. Esta
contradicción entre cambio democrático y patriótico versus
continuismo neoliberal no ha desaparecido y continúa siendo el
factor más importante que determina la política peruana. La solución
a esta contradicción, como ya lo mencionamos, significa, desde los sectores
populares, no solo la derrota del modelo en curso, sino también el encaramiento
de los grandes problemas nacionales acumulados a lo largo de la república, y
que en términos de propuesta tiene como ejes la nueva república, proyecto
nacional, nueva Constitución, y gobierno democrático, patriótico, de
regeneración moral y ancha base social.
8. La singularidad del momento político actual es que la contradicción entre el
cambio democrático y patriótico, por un lado, y el continuismo neoliberal, por el
otro, se expresa en el proceso electoral en marcha, escenario donde asimismo se
hacen presentes movimientos sociales que se desarrollan con mayores dosis de
radicalidad y que chocan frontalmente con las políticas neoliberales. Derrotar a
la derecha neoliberal en las elecciones del 2011 y abrir un nuevo rumbo para el
país es posible, a condición de construir la gran unidad de los más amplios
sectores alrededor de un proyecto de transformació n, que se exprese en
referentes y candidaturas unitarias. Las elecciones regionales y municipales de
octubre del presente año constituyen la primera parte de este proceso político
electoral, cuyos resultados incidirán en las elecciones presidenciales del 2011.

9. No obstante, el panorama se presenta complicado. Un elemento de suma


importancia a tomar en cuenta es que la derecha está avanzando en imponer
una falsa polarización entre representantes de su mismo campo, como puede
comprobarse claramente en Lima, principal plaza electoral del país, donde en la
disputa por la alcaldía metropolitana se vienen posicionando Alex Kouri y
Lourdes Flores, sin que hasta la fecha, por el lado de los sectores populares se
presente una opción que les haga frente. Hábilmente se pretende que en las
cartas de la derecha estarán representadas la corrupción versus la decencia. Lo
propio viene ocurriendo en el proceso hacia las elecciones presidenciales, donde
las encuestas presentan como “cartas ganadoras” a Castañeda Lossio, Keiko
Fujimori y Alejandro Toledo, relegando a un tercer o cuarto lugar a Ollanta
Humala, a la sazón principal carta de los sectores antineoliberales.

10. Esto viene ocurriendo porque la derecha cuenta con una estrategia que
despliega sin mayores obstáculos y con el soporte económico, legal y mediático
con que cuenta, frente a una oposición carente de estrategia compartida, cuyos
representantes visibles se han colocado a la defensiva y perdido iniciativa. La
fragmentación existente de estos sectores, las dificultades para concretar la
unidad, la lentitud con que actúan, abonan en beneficio de la derecha, cuyas
acciones están encaminadas a impedir que esta unidad se produzca, presionar
para que la izquierda permanezca aislada. Con este mismo objetivo el gobierno
pretende impedir que en las elecciones regionales y municipales se produzca
una acumulación contraria a los intereses que defiende, para lo cual ha
dispuesto el adelanto del calendario que regirá ese proceso, así como la segunda
vuelta para elegir a los presidentes regionales. Sacando provecho de la
fragmentación política existente en el interior como consecuencia de la
debilidad de los partidos con estructuras nacionales, hace uso y abuso del
clientelaje echando mano a los recursos del Estado. Lo peor que puede ocurrir
es que se ceda a esta presión, se abandonen las banderas de la gran
transformació n, se opte por una posición “centrista”, en la creencia que esto
redundará en mayor votación. Si cristalizan los planes de los sectores
neoliberales de imponer una falsa polarización derecha-derecha, los sectores
que encarnamos el cambio habremos sufrido una derrota anticipada y
estaremos condenados a la marginalidad, sin mayor incidencia en el desenlace
político que se producirá en el 2011. Por ello nuestra mayor preocupación en el
presente debe concentrarse en impedir que prospere la falsa polarización que
promueve la derecha y trabajar por una polarización favorable entre el cambio
democrático patriótico versus el continuismo neoliberal.

11. El gran objetivo del momento de derrotar a la derecha neoliberal y abrir un


nuevo rumbo para el país, requiere de nuestra parte una mentalidad que aborde
el problema de conjunto y con una visión de largo plazo. Solo de este modo
estaremos en la capacidad de asumir con integralidad nuestra labor en los tres
ejes que son fundamentales: la acción política, la lucha en el terreno de las ideas
y la cultura, y en el fortalecimiento del movimiento social. Solo así saldremos
del círculo vicioso de vivir la coyuntura, la oposición por la oposición, el cálculo
estrecho que es la fuente del sectarismo y los métodos antidemocráticos.

12. En la tarea de construir la gran unidad de los sectores que se oponen al


neoliberalismo, la izquierda tiene un papel fundamental que cumplir. Una
izquierda unida, clara de sus objetivos, construida desde las bases, portadora de
una nueva cultura política, es la mejor garantía para lograr la unidad de los más
amplios sectores. Es desde la izquierda que debemos trabajar por atraer a los
sectores democráticos y patrióticos en torno a un proyecto de país.

13. El APRA hoy se ha convertido en la principal estructura partidaria con que


cuenta la derecha para cautelar sus intereses. Despojado de sus tesis aurorales,
este partido, bajo la batuta de Alan García, se ha transformado en un
instrumento al servicio de la derecha cavernaria y en un ejecutor servil de los
dictados del imperio. Se trata además de una organización decadente,
contaminada por la corrupción, en cuyo seno se enfrentan clanes que disputan
cuotas de poder recurriendo a la componenda, correlaciones, suplantación de
representaciones, agresiones físicas y cabildeos, como se evidenció en su
reciente congreso nacional, donde el papel de gran titiritero es asumido por el
personaje instalado en Palacio de Gobierno. La consecuencia natural de todo
esto es su colusión con el fujimorismo, sus esfuerzos para garantizar protección
e impunidad a los grandes defraudadores del Estado, su naturaleza autoritaria
cada vez más desembozada, su empeño en impedir el ascenso de los sectores
que pongan en riesgo los intereses de las clases dominantes. El desencanto de su
base social es evidente, lo que ha conducido a que este partido deje de tener la
preeminencia que hizo gala en los que otrora fueron sus bastiones, como es el
caso del “sólido norte”.

14. El fujimorismo es una corriente que aun cuenta con un nivel de


protagonismo político, no obstante la condena carcelaria de su líder. Su base
social lo constituyen principalmente los sectores populares barriales donde el
asistencialismo echó raíces y se impuso la lógica de “roba pero hace obra”. El
retraimiento de esos espacios por parte de los sectores de izquierda, permite que
esas poblaciones sigan siendo manipuladas. Pero además el fujimorismo cuenta
con los vínculos mafiosos tejidos durante su gobierno, que le dan el soporte
económico, mediático y legal para desplegar sus acciones. El fujimorismo
representa la mejor carta de la derecha para restar la influencia y votación
electoral de los sectores del cambio.

15. La lucha contra la corrupción se ha convertido en una de las grandes


banderas del presente, que no se limita a exigir sanción a los grandes
delincuentes, sino a proponer al país una verdadera regeneración moral,
inculcando valores distintos a los que promueve el capitalismo salvaje.

16. En lo concreto, hay que prestar atención a la participación electoral regional


municipal, organizando en cada lugar frentes o referentes unitarios, elaborar
planes de gobierno y respaldar al candidato que tenga mayores posibilidades de
triunfo. Reforzar los procesos unitarios que se vienen logrando en Puno, La
Libertad, Cajamarca, Amazonas, Ayacucho, Ica, Moquegua, entre otros. Prestar
especial atención a Lima, asumiendo el compromiso para lograr la inscripción
de Lima Para Todos, y definiendo a la brevedad posible la candidatura
metropolitana y de los distritos.

17. Hacia el 2011 la izquierda debe trabajar por una alianza con el PNP, Tierra y
Libertad, Fuerza Social, CONACAMI, Fonavistas y otras fuerzas dispuestas a
asumir las banderas de la gran transformació n, incluyendo sectores del
empresariado nacional golpeados por el modelo neoliberal. Habiéndose inscrito
el MNI y mostrado sus dirigentes su disposición a poner esta inscripción al
servicio del proyecto de la izquierda, se debe convocar a una reunión para tratar
este tema.

18. La izquierda debe comprometerse con las luchas sociales y populares que se
expresan y expresarán a lo largo del presente periodo, trabajando por superar su
fragmentación, combatir y superar el divisionismo, fortalecer a las
organizaciones populares desde las bases. La reciente experiencia fallida de la
ANP debe servirnos de lección que si no se supera el burocratismo, las
correlaciones, la política de cupos y la disputa estéril por los cargos, volveremos
a tener derrotar y no lograremos recuperar la confianza de los sectores sociales y
populares.

19. La lucha de ideas es una tarea que nos corresponde asumir con firmeza, sin
concesiones a las presiones de la derecha. La difusión de nuestros
planteamientos y propuestas debe ir acompañada de una labor formativa para
lograr solvencia no solo a la hora de dirigir las luchas sociales, sino a la hora de
gobernar y demostrar que sí sabemos gobernar con eficiencia, transparencia, y
al servicio de la población.

20. En un escenario latinoamericano en el que se vienen operando experiencias


a favor de los pueblos y de integración soberana, la izquierda debe hacer los
mayores esfuerzos por ser parte activa de esta corriente continental, expresando
su solidaridad y apoyo a los pueblos y gobiernos que trabajan con un sentido
progresivo y resisten la ofensiva del imperio, asumiendo la política de pensar
con cabeza propia y no permitir injerencia externa de ningún tipo en los asuntos
internos, que debemos resolver los peruanos con total independencia.

22 de marzo del 2010


LINEAMIENTOS PROGRAMÁTICOS DE LA
IZQUIERDA PERUANA

1. FUNDAR UNA NUEVA REPÚBLICA

A PARTIR DE UN PACTO SOCIAL

2. RECUPERAR LA SOBERANÍA NACIONAL

3. PONER LA ECONOMÍA AL SERVICIO DE LAS PERSONAS

4. LIMPIAR EL PAÍS DE TODA CORRUPCIÓN

(Proyecto para discusión)

El proceso de globalización antidemocrática basado en el dogma de la irrestricta


libertad de mercado ha fracasado estrepitosamente, precipitando una crisis
financiera internacional que ha devenido en crisis sistémica. Al mismo tiempo,
la crisis del calentamiento global, causada por la ampliación ilimitada del
consumo individual impulsado por las grandes empresas, amenaza la
supervivencia del planeta y de la propia especie humana.

Por eso, la salida a la crisis, pasa por imponer una globalización democrática,
con amplia participación de las mayorías, con el respeto a la soberanía de las
naciones y con la preservación del medio ambiente. Esto pasa por la crítica y el
cuestionamiento a las leyes del libre mercado, pugnando por la construcción de
un nuevo orden económico y ambiental internacional que permita la el
desarrollo sustentable de las grandes mayorías organizadas democráticamente.
EL PERÚ ATRAVIESA POR UNA PROFUNDA CRISIS MORAL Y
ESTRUCTURAL. Los grupos económicos, políticos y familiares que dominan la
sociedad peruana han tenido éxito en aprovechar de manera rentista o
corrupta su presencia dominante en el Estado para enriquecerse; y por ello no
les interesa construir una sociedad libre, democrática y justa.

SE PRECISA REALIZAR CAMBIOS FUNDAMENTALES. El éxito de las mafias


excluyentes es al mismo tiempo el fracaso histórico del país y obliga a cambios
fundamentales en el régimen económico y político de la sociedad peruana;
Más aún, este modelo se vuelve inviable porque, para su supervivencia y
prolongamiento, necesita violentar el medio ambiente y los derechos de las
poblaciones.

LOS CAMBIOS DEBER SER INTEGRALES. Estos cambios deben tener un


sentido ético, una orientación democrática hacia el pleno uso de las libertades
ciudadanas; una actitud de responsabilidad alejada de la demagogia; y un
contenido patriótico, antiimperialista, descentralista y de justicia social.

Un respeto al medio ambiente y a los derechos de los pueblos


indígenas

Contribuye a este saqueo de la nación, la privatización del Estado impuesta por


el modelo neoliberal, que tiene su expresión más flagrante en la escasa
recaudación tributaria como producto de las exoneraciones al sector financiero,
la abierta evasión del impuesto a la renta por parte de las empresas y la renuncia
del gobierno a la aplicación de un impuesto a las sobreganancias de las
empresas mineras y petroleras. A esto se agrega el servicio de la deuda externa,
cuya parte ilegítima constituye una causa de la permanente descapitalizació n
del Perú.

LA IZQUIERDA DEBE INSTITUCIONALIZARSE . Los lineamientos


programáticos, el programa y el plan de gobierno de la Izquierda constituyen
documentos válidos y vigentes independientemente de que esté en el gobierno
o fuera de él. Si la Izquierda logra el gobierno, los Lineamientos, el Programa
y el Plan serán aplicados desde el primer día. Si esto no es así, pueden ser
convertidos en realidad desde la opinión pública, la presión política, las bases
sociales, las calles, los barrios, el campo, las provincias, las municipalidades,
los gobiernos regionales o desde la representació n que se obtenga en el
Parlamento.
1. FUNDAR UNA NUEVA REPÚBLICA

A PARTIR DE UN PACTO SOCIAL

En tal proceso de construcción de poder democrático, adquiere sentido la


fundación de una nueva República, la discusión y aprobación de una nueva
Constitución sobre la base de un consenso amplio e incluyente, la organización
de un nuevo Estado soberano y laico, separado de la Iglesia; y el diseño de un
proyecto nacional de desarrollo sustentable con distribución de la riqueza,
justicia y equidad social.

Esto supone democratizar y descentralizar el Estado y reconocer que el país


debe ser un espacio social formado por hombres y mujeres, multinacional,
multilingüe, multiétnico, inter y multicultural donde haya justicia económica,
ambiental, cultural y de género.

Una profunda reforma del régimen político está dada por: (1) la organización de
un sistema de concertación y participación en todos los niveles del Estado,
desde el Poder Ejecutivo hasta los gobiernos locales, pasando por el Congreso y
los gobiernos regionales; (2) la disolución de los rezagos del sistema de violación
de los derechos humanos todavía existentes en algunas instancias de las fuerzas
armadas, el servicio de inteligencia, las fuerzas policiales y las prisiones; (3) la
organización de un sistema de seguridad interna y defensa nacional basado en
las fuerzas organizadas de la población.

Esto creará un nuevo tipo de poder durable en manos del pueblo organizado y
una democracia real, actuante y participativa. De un estado colonizado por las
mafias pasaremos a un estado manejado democráticamente por el pueblo y al
servicio del pueblo a través de servicios sociales que son la contrapartida de los
derechos ciudadanos.

No llegaremos al gobierno para justificar y mantener un sistema político


discriminador, deficiente, excluyente e injusto. La masiva participación popular
se comprometerá en la construcción responsable de una democracia amplia y
efectiva en que se hagan realidad los derechos ciudadanos entendidos en su
concepción integral y contemporánea; es decir derechos al medio ambiente
limpio, al consumo sano y garantizado, a la información no manipulada y el
entretenimiento sano.
Paz y orden con justicia, a partir de la organización de los ciudadanos y
ciudadanas para el desarrollo y la seguridad. Firme respaldo a las rondas
campesinas y comités de pobladores.

Limpieza ambiental del país. Protección de un ambiente puro y sano en la


ciudad y en el campo. Capacidad efectiva del Estado y la sociedad civil para
controlar a las transnacionales que venden sus productos a precio dumping y
que en algunos casos afectan la salud de los ciudadanos. Por un mercado donde
consumidores y usuarios organizados exijan su derecho a la calidad e inocuidad
de los bienes y servicios que adquieren.

Limpieza comunicativa. Vigilancia de la comunicación por parte de los


consumidores y usuarios de medios. Creación de condiciones y mecanismos que
permitan a los lectores, radioyentes y televidentes exigir información y
entretenimiento no contaminantes. Debate ciudadano sobre los medios de
comunicación.

Prevención de desastres. Perú y parte de Sudamérica están sobre las placas


continental y de Nazca. El calentamiento global está aumentando la frecuencia
de fenómenos naturales que por la alta vulnerabilidad en que viven los sectores
más pobres, se convierten en desastres que aumentan la pobreza. Planeamiento
del desarrollo disminuyendo la vulnerabilidad de los asentamientos
territoriales.

Justicia social, cultural y de género para lograr un pacto social entre hombres y
mujeres, costa, ande y amazonía, campesinos, obreros y empresarios nacionales
y entre las culturas diversas que deben ser reivindicadas e incluidas en un
sistema político reformulado dirigido a transformar el Estado burocrático actual
en un Estado de Servicios Sociales y derechos ciudadanos.

Economía desde los consumidores y usuarios Los usuarios y consumidores en


tanto ciudadanos deben tener capacidad de elección (mas allá de las campañas
de marketing que realizan las empresas), ingresos suficientes (empleo) para
adquirir bienes y servicios, utilización óptima de los bienes y servicios para el
desarrollo de sus capacidades. Sus organizaciones pueden supervisar la
naturaleza y calidad de la oferta empresarial, analizar las estrategias de
marketing (en muchos casos manipulatoria) , incluso proponer los bienes y
servicios que se necesita para un buen vivir.

Una economía donde el consumidor evalúe la responsabilidad social de las


empresas, supervise el cumplimiento por las empresas de los derechos laborales
de sus trabajadores, y si los alimentos no afectan la salud de los consumidores.
2. PONER LA ECONOMÍA AL SERVICIO DE LAS PERSONAS

En el aspecto económico, el gobierno de izquierda iniciará una vigorosa política


de soberanía alimentaria y el consumo popular mediante el respaldo a la
agricultura y ganadería nacionales; a la industria peruana, las pequeñas y
microempresas y las actividades económicas populares en las áreas urbana y
rural.

Se habrá iniciado la creación de un mercado interno solvente mediante una


infraestructura de comunicación y el incremento de los ingresos de peruanas y
peruanos.

La inversión extranjera será promovida y aceptada pero también regulada de


acuerdo al rol que el pueblo peruano y su Estado le asignen para cubrir las
necesidades del desarrollo nacional y deberá pagar los impuestos que
compensen al país del cual extrae los recursos que le sirven para aumentar sus
riquezas.

En el marco de la discusión sobre una nueva Constitución, se eliminará la


prohibición de la actividad empresarial del Estado (que solo se puede realizar de
manera subsidiaria) así como la igualdad de trato entre el capital nacional y el
capital extranjero, así como el artículo que impide la revisión de los contratos de
estabilidad jurídica por parte del Congreso.

La inversión pública nacional crecerá para aplicarse al desarrollo de los


peruanos y las peruanas como seres humanos y para promover la
modernización de la infraestructura social y económica, indispensable para la
prosperidad de la industria, el comercio y la agricultura.

EMPLEO DIGNO (CON DERECHOS). Esto redundará en trabajo masivo y


digno para los peruanos y peruanas

TECNOLOGÍA DEL CONOCIMIENTO. Habrá una política de promoción de la


cultura y la tecnología del conocimiento.
FINANCIAMIENTO EQUITATIVO DEL DESARROLLO. Para financiar estas
políticas se plantea una reforma tributaria que haga que paguen más los que
más tienen y ganan. Se plantea: (1) combatir la evasión y elusión tributaria
recuperando y ampliando la capacidad de captación del Estado; (2) subir medio
punto anual del PBI la presión tributaria ahora afincada en el 14% de manera
que llegue al 17% del PBI en cinco años con proyecciones de llegar al 20% PBI
en los años siguientes. (3) Una política de revisión de la deuda externa ilegítima.

REFORMA TRIBUTARIA INTEGRAL, basada en la primacía de los impuestos


directos, para garantizar que paguen más los que más tienen. Combate a la
evasión tributaria y el contrabando. Ampliación de la base tributaria mediante
regímenes que permitan la efectiva formalización de la micro y pequeña
empresa.

PAGO DE LA DEUDA SOCIAL INTERNA. Así como una parte de las reservas
internacionales está sirviendo de garantía para pagar la deuda externa, la
posición de cambio de las reservas internacionales ahora fijada en 6,000
millones de dólares (enero de 2010[i]) La posición de cambio es US$ 24,292
millones. debe servir como un fondo de garantía para pagar la deuda social
interna es decir la deuda a los jubilados, a la seguridad social y a los fonavistas.
Una estricta racionalizació n de la gestión del gasto público creará la
posibilidad de usar recursos que ahora son despilfarrados por la duplicación de
programas estatales, en el mismo sentido de urgencia social.

REFORMA DEL SISTEMA DE PENSIONES Y CREACION DE LA PENSION


SOCIAL NO CONTRIBUTIVA. Se reformará el sistema de pensiones para
garantizar el acceso de todos los peruanos a una pensión de vejez. Se establecerá
la “pensión no contributiva” para que todos los peruanos y peruanas mayores de
65 años reciban una pensión de jubilación por parte del Estado, hayan o no
contribuido al sistema pensionario.

ESTADO PROMOTOR Y PLANIFICADOR. Se llevará a cabo una profunda


reforma del Estado, basada en la meritocracia y en la homologación de
remuneraciones, de manera a garantizar un servicio civil eficiente y solidario.
Apostamos por un Estado promotor y planificador del desarrollo sustentable,
dirigente de la colectiva acción nacional, moderno y eficiente, transparente,
abierto a la concertación y la participación, libre de burocratismo y corrupción.
Se promulgará una nueva ley de empresas públicas, donde se garantizará la
honestidad de sus funcionarios y se priorizará la meritocracia, impidiéndose su
aprovechamiento político por parte de cualquier gobierno.
3. RECUPERAR LA SOBERANÍA NACIONAL

En el ámbito internacional postulamos el establecimiento de un nuevo orden


mundial de paz, de respeto entre las naciones y los pueblos, de no intervención,
de relaciones simétricas y soberanas entre los países y solidaridad entre los
pueblos, de comercio justo, desterrando todo tipo de imperialismo,
hegemonismo, chauvinismo o agresión militar.

NUEVA POLITICA COMERCIAL, orientada a garantizar la ampliación del


mercado interno y a la ampliación del comercio internacional, sin someterse a
las ataduras de tratados de libre comercio que atenten contra la soberanía
nacional y regímenes de privilegio al capital internacional en precios agrícolas
subsidiados, propiedad intelectual y medicinas. Revisión de los tratados de libre
comercio con EEUU, Chile, China y la Unión Europea.

INTEGRACIÓN REGIONAL. Dentro de este nuevo orden mundial


propiciaremos la acción coordinada de los gobiernos y pueblos de América
Latina y el Caribe orientada a la integración de la Patria Grande latinoamericana
ampliando y profundizando los esfuerzos de la CAN, UNASUR y la reciente
Comunidad Latinoamericana de Naciones.

DEFENSA NACIONAL. En la esfera de la defensa nacional, la Izquierda


recuperará la dignidad de las Fuerzas Armadas y la policía nacional; y trabajará
por su modernización sobre la base de su vinculación con el pueblo y la plena
vigencia de los derechos humanos.

INVERSIÓN EXTRANJERA REGULADA. La inversión extranjera y su


tecnología serán aceptadas. Una firme regulación basada en la responsabilidad
social de las empresas y los códigos de ética empresarial, hará que se evite los
monopolios y oligopolios y se respete los derechos laborales y ambientales.

4. LIMPIAR EL PAÍS DE LA CORRUPCIÓN

Limpieza moral del país. Castigo a los corruptos y prevención de la corrupción.


La ética debe incorporarse a este planteamiento que confía en las realidades,
calidades y potencialidades del pueblo del Perú para practicar cotidianamente
una política transparente y honesta. Recuperación de los bienes robados al país.
Persecución de las redes de tráfico de narcóticos, de mujeres y niños. Respaldo
pleno al sistema judicial anticorrupció n. Transparencia de la formulación y
ejecución del Presupuesto del Sector Público, rendición de cuentas al pueblo y
respaldo de la vigilancia social.

AMPLIA UNIDAD DE LA IZQUIERDA. Nos ratificamos en el compromiso


de trabajar por la unidad política y social más amplia del pueblo peruano y de
sus organizaciones naturales para la consecución de sus objetivos históricos de
transformació n social, impulsando una fuerza política unitaria para darle
salida a la crisis y abordar las contingencias electorales en función de los
intereses del país.

NUEVA CULTURA DEMOCRÁTICA. Nos proponemos instaurar una


nueva cultura política de unidad, abierta a las fuerzas democráticas y
progresistas sin excepción y a todo el pueblo peruano, con respeto a los
matices y las diferencias de opinión, con un debate alturado, erradicando el
oportunismo, el sectarismo, el caudillismo y el personalismo que tanto daño
hicieron a la izquierda en el pasado.

CONTENIDO ÉTICO DE NUESTRAS ACCIONES. Somos conscientes de


que es necesario introducir principios y valores, ética, estilos y métodos
eficientes de trabajo en una actividad política que, para ser exitosa, debe ser
ejercida de cara al pueblo y la nación.

PACTO SOCIAL. La gravedad de esta crisis exige tomar al mismo tiempo


medidas de emergencia y de fondo, es decir, actuar democráticamente desde
la calle o desde el gobierno, para el corto, mediano y largo plazo. Debe abrirse
paso un pacto político y social que opere de inmediato, pero que también
trascienda la coyuntura y se inscriba en el mediano y largo plazo para sacar
al país de su humillante dependencia y la pérdida de soberanía estatal, del
colapso de las instituciones y la corrupción.

HORIZONTE SOCIALISTA. Nuestros objetivos se inscriben sin temor ni


medias tintas en la visión y horizonte socialista para nuestra patria. La línea
inicial de tal horizonte está constituida por la defensa de la soberanía nacional
y una reafirmación de nuestra dignidad como La línea final está marcada por
la definitiva liberación de nuestra patria, una justa distribución de la riqueza
y un poder que debe ser durable y sostenible porque estará sustentado
directamente en la acción cotidiana, organizada y responsable de todos los
peruanos y peruanas.

07 de marzo de 2010
PRINCIPIOS DEL PROYECTO POLÍTICO QUE
ESPERAMOS CONSTRUIR

Hijos e hijas de un país pluriétnico, plurilingüe y plurinacional como


el Perú; que ha sido bendecido con inconmensurables riquezas
naturales y una extraordinaria diversidad humana, nos
reconocemos herederos de una vasta tradición de lucha, que hoy
emerge como una fuerza unitaria y renovada, para expresar una voz,
una posición y una acción de la izquierda. Nuestro propósito es
animar la unidad de todas las fuerzas nacionales que luchan por el
cambio, y en este afán nos guiamos por los principios que se
enuncian a continuación:

 Visión Común de País y Pluralismo ideológico: Tomando en


cuenta la riqueza extraordinaria que entraña el proyecto político al que
aspiramos, la unidad que nos convoca hunde sus raíces en un programa y
una visión de país que aspira – más allá de la ideología particular que nos
defina – a conformar una sociedad de ciudadanos, fundada en la justicia
social, la solidaridad, la equidad, la descentralizació n y el orgullo por
nuestro carácter pluriétnico y plurinacional. Teniendo como punto de
partida el crisol de nuestras mejores tradiciones culturales, nos
proponemos la confluencia de una pluralidad de corrientes de
pensamiento y acción que tengan como preocupación común, teórica y
práctica, la transformació n radical de nuestra realidad y la subsecuente
creación de una sociedad regida por los valores de la libertad, la igualdad,
la justicia y la solidaridad.

 Libertad política, autonomía y libre determinación: Nuestro


proyecto propone la definición - entre todos y todas - de un nuevo Pacto
Social que renueve la promesa de la vida peruana. Que abra el cause para
una nación más inclusiva, y para una nueva y más legítima forma e
relación entre el Estado y la sociedad. Una nueva Constitución que
promueva la más amplia libertad política, y garantice el derecho a la
autonomía y libre determinación de las personas, los colectivos sociales y
los pueblos, como fundamento de la vigencia integral de todos sus
derechos humanos en el ámbito individual y colectivo. Nuestro proyecto
recusa toda forma de gobierno autoritario y excluyente; a la par que
propugna el desarrollo y profundizació n, a todo nivel, de la democracia
representativa, participativa, comunitaria y pluralista en la que el Pueblo
soberano pueda acceder realmente a la plena vigencia de un Estado
constitucional, democrático y social de derecho que respete la soberanía
popular; garantice los derechos y libertades ciudadanas sin ningún tipo
de discriminació n por razón de ingresos, clase social, raza, género,
origen étnico, nacionalidad, filiación religiosa, ideología política u
orientación sexual, o de cualquier otro tipo. Una Carta Política para el
Bicentenario que asegure el pluralismo político e ideológico, las
elecciones libres, la separación de poderes, la subordinación de las
estructuras militares a la autoridad civil, la descentralizació n de la
autoridad, y la plena y efectiva igualdad de derechos y oportunidades
para el hombre y la mujer.

 Ética, participación y Democracia: Presididos por los valores de la


justicia, la igualdad y la solidaridad, afirmamos la necesidad de refundar
la política peruana y hacer que la ética en el ejercicio del poder público
represente un valor esencial de la Democracia Política y Social. Exigimos
que la transparencia y la honradez presidan la administració n de los
recursos de todos, con apego estricto a la ley y con sentido de
responsabilidad social. Sostenemos, además, que el control democrático
de los actos de gobierno por la ciudadanía, y la elevación de su propia
condición humana, requieren que - además de ampliarse los márgenes de
su bienestar material - se generen también condiciones que permitan la
autosuperació n de todas las personas en un ambiente de armonía social
y realización espiritual, y su más amplia participación en la toma de
decisiones e iniciativas que redunden en el beneficio de su comunidad,
región y el país. Creemos, además, que estos principios deben presidir el
desarrollo de nuestra propia práctica política y reflejarse en todas y cada
una de nuestras actuaciones, como organización política y como
integrantes de la misma.

 Justicia y equidad económica y social: Nuestro proyecto aspira a


servir a todos los peruanos, pero en especial a los más pobres, a los que
siempre han sido y son discriminados, y a quienes han sido
históricamente excluidos del bienestar que se merecen. Afirmamos que la
democracia en el plano social exige que la economía esté al servicio de la
persona y no la persona al servicio de la economía. Propugnamos, para
ello, el desarrollo de una economía mixta que combine los recursos del
mercado con las herramientas de una planificación democrática
coordinada por el Estado, de modo que los esfuerzos y expectativas de los
factores productivos del país se encaminen al logro de las metas que
demanda un desarrollo nacional, diversificado y sustentable. Aspiramos a
un crecimiento económico y una distribución equitativa del ingreso
nacional que sirvan a la ampliación de las capacidades y oportunidades
que requieren todas las personas para llevar a cabo una vida plena de
bienestar, libertad y dignidad. Lucharemos por una economía que se
integre de manera virtuosa y no perversa en la economía global; que sea
manejada con soberanía y con efectivo control sobre sus recursos
naturales, su uso y destino, así como de la renta que generan, libre de
monopolios y oligopolios, y de una inaceptable concentración y
extranjerizació n de la propiedad y los centros de decisión. Una economía
que, al liberar a las mujeres de la brecha que las separa de los hombres,
promueva la igualdad y la prosperidad para todos; proteja y promueva el
agro nacional, así como la micro, pequeña y mediana empresa nacional
del campo y la ciudad; y que – basada en la universalizació n de una
educación de calidad para todos, la multiplicació n de los medios de
interconexión tecnológica, así como en la inversión en nuestros hijos e
hijas – nos encamine al más amplio desarrollo científico y tecnológico
propio, y al máximo desarrollo de nuestra capacidad innovadora y
productiva desde la moderna economía del conocimiento.

 Desarrollo sustentable y equilibrio medioambiental: Nuestro


proyecto político es conciente de los daños generados en la biosfera, y en
las propias condiciones de supervivencia física del planeta, un modelo de
desarrollo que promueve el crecimiento urbano e industrial incontrolado,
la explotación irracional de los recursos naturales y el crecimiento
irracional del consumismo. Propugnamos por ello la implementació n de
políticas ambientales eficaces que, sumándose a los esfuerzos de la
comunidad internacional, contribuyan a preservar la biodiversidad,
asegurar el uso sostenible de los recursos naturales y encarar el cambio
climático de modo que se garantice a las futuras generaciones una
situación ambiental adecuada.

PRINCIPIOS DEL PROCESO DE CONSTRUCCION DEL NUEVO PROYECTO


POLÍTICO

El proceso de construcción de este proyecto político se desarrolla de


abajo a arriba, democrática y participativamente, y pretende

 Recuperar la confianza y credibilidad de la gente mediante la generación de


una forma más participativa, democrática y comprometida de hacer política,
con voluntad de gobierno y vocación de cambio.

 Promover la más amplia convocatoria alrededor de este proyecto, sin


sectarismo o pretensiones de hegemonismo, y con una efectiva y
descentralizada consulta a la gente de las propuestas que nazcan en su
seno.

 Comprometernos integral y desinteresadamente con el proyecto, poniendo a


su servicio todos los medios disponibles requeridos para su desarrollo
programático e implantación orgánica unitaria, con la participación de
todos y todas quienes en él nos sentimos identificados a nivel distrital,
provincial, regional y nacional.

 Definir con visión de futuro los objetivos, metas, actividades y recursos


que el proyecto demanda, con responsabilidades compartidas y periódica y
pública rendición de cuentas.
 Anteponer el interés superior del proyecto político que construimos a
nuestras previas afiliaciones orgánicas con renunciación y entrega,
consecuencia y lealtad.

PRINCIPIOS QUE DEFINEN EL MODELO DE SOCIEDAD AL QUE

ASPIRAMOS

 El régimen político y social del Perú debe reflejar UNA NUEVA


DEMOCRACIA, representativa, participativa y comunitaria, con
auténtico control ciudadano sobre las autoridades; que permita la
revocatoria de toda autoridad elegida que incumpla el programa que
condujo a su elección, empezando por el Presidente de la República y los
Congresistas; que renueve el Congreso por partes a mitad de su mandato,
termine con el abuso de la inmunidad de altas autoridades sujetándolas a
una gestión transparente, participativa y con permanente rendición de
cuentas; que descentralice efectivamente la conducción política, fiscal y
económica del país en regiones articuladas que sean verdaderos polos de
desarrollo para sus pueblos; que prohíba la reelección presidencial
inmediata; que obligue a la elección democrática de los candidatos de
todo tipo que postulen a cargos públicos y establezca la caducidad del
mandato de las autoridades transfugistas; que termine con la impunidad
y corrupción en todas sus formas; y consagre un sistema judicial
independiente del poder político y económico, bajo fiscalización
ciudadana, en el marco de un Estado plurinacional y soberano.

 Nuestro país demanda UNA NUEVA ECONOMÍA AL SERVICIO DE


LA GENTE; que reconozca diferentes formas de propiedad (pública,
cooperativa, comunal y privada), así como el papel del Estado como
planificador, regulador, promotor y concertador del desarrollo,
redistribuidor de la riqueza y gestor de aquellos rubros estratégicos para
el país. Una economía soberana en la que la propiedad estatal de recursos
naturales se utilice en función de un proyecto de desarrollo nacional, la
sustentabilidad de los ecosistemas y el pleno respeto de los derechos de
los pueblos implicados. Una economía que garantice los servicios básicos
como derechos de la gente y no como favores del poder o mercancías; que
asegure la soberanía alimentaria y energética, y dé garantías preferentes
al mercado y los productores nacionales; cancelando los monopolios,
oligopolios y el abuso de las posiciones de dominio en el mercado. Que
tome en cuenta y proteja los derechos de los consumidores. Que integre
al desarrollo económico la transformació n de nuestros recursos
naturales y su industrializació n, el desarrollo de la ciencia y la
tecnología, así como la generación de empleos de calidad con respeto y
garantías laborales a los trabajadores y la pequeña y micro empresa.
 Para ser legítimo, el nuestro debe ser real y efectivamente UN ESTADO
GARANTE DE LOS DERECHOS HUMANOS de las y los peruanos,
especialmente en la áreas del empleo, la seguridad social, la educación y
salud publicas universales y de calidad, reconociéndonos como una
sociedad plurinacional, multicultural, diversa y genuinamente
descentralista en el desarrollo de políticas públicas enfocadas en el
progreso y desarrollo de todos los pueblos que la conforman.

 Las autoridades peruanas deben GARANTIZAR LA SEGURIDAD DE


TOD@S mediante la aplicación, en paralelo a políticas sociales y de
equidad económica, de una política de seguridad pública orientada
especialmente a la prevención del delito y la violencia, cuyas principales
víctimas son nuestros jóvenes, acompañada de un intenso apoyo al
desarrollo educativo, deportivo y cultural de las nuevas generaciones.

 El nuestro debe ser UN ESTADO QUE SE POSICIONE


SOBERANAMENTE FRENTE A LA PRETENSIÓN DE UNA
GLOBALIZACIÓN DOMINADA POR LA HEGEMONÍA DE LAS
TRANSNACIONALES; que hermane al Perú con los procesos de
integración latinoamericanos y sudamericanos en curso; que priorice las
relaciones económicas, políticas, sociales y culturales con nuestros
vecinos, respetando y haciendo respetar la soberanía e integridad
territorial de nuestros países. Asimismo, un Estado que a la par que sea
solidario con todos los pueblos del mundo, y en especial con aquellos que
sufren opresión, se caracterice por la promoción de una paz y desarrollo
internacional estable basada en relaciones internacionales justas.