Está en la página 1de 2

LEY ORGÁNICA PARA LA PROTECCIÓN

DE NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES


G.O. (5.859 Extraordinaria) 10/12/2007

LA ASAMBLEA NACIONAL
DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

DECRETA

La siguiente,

LEY ORGÁNICA PARA LA PROTECCION DE NIÑOS,


NIÑAS Y ADOLESCENTES

TÍTULO I
DISPOSICIONES DIRECTIVAS

Artículo 1
Objeto
Esta ley tiene por objeto garantizar a todos los niños, niñas y adolescentes, que se
encuentren en el territorio nacional, el ejercicio y el disfrute pleno y efectivo de sus derechos
y garantías, a través de la protección integral que el Estado, la sociedad y a familia deben
brindarles desde el momento de su concepción.

Artículo 2
Definición de niño, niña y adolescente
Se entiende por niño o niña toda persona con menos de doce años de edad. Se entiende por
adolescente toda persona con doce años o más y menos de dieciocho años de edad.

Si existieren dudas acerca de sí una persona es niño o adolescente, niña o adolescente, se


le presumirá niño o niña, hasta prueba en contrario. Si existieren dudas acerca de sí una
persona es adolescente o mayor de dieciocho años, se le presumirá adolescente, hasta
prueba en contrario.

Artículo 3
Principio de igualdad y no discriminación
Las disposiciones de esta Ley se aplican por igual a todos los niños, niñas y adolescentes,
sin discriminación alguna fundada en motivos de raza, color, sexo, edad, idioma,
Artículo 70
Mensajes de los medios de Comunicación acordes con necesidades de los niños, niñas y
adolescentes.
Los medios de comunicación de cobertura nacional, estadal y local tienen la obligación de
difundir mensajes dirigidos exclusivamente a los niños, niñas y adolescentes, que atiendan a
sus necesidades informativas, entre ellas: las educativas, culturales, científicas, artísticas,
recreacionales y deportivas. Asimismo, deben promover la difusión de los derechos,
garantías y deberes de los niños, niñas y adolescentes.

Artículo 71
Garantía de mensajes e informaciones adecuadas.
Durante el horario recomendado o destinado a público de niños, niñas y adolescentes o a
todo público, las emisoras de radio y televisión sólo podrán presentar o exhibir programas,
publicidad y propagandas que hayan sido consideradas adecuadas para niños, niñas y
adolescentes, por el órgano competente.

Ningún programa no apto para niño, niña y adolescente, podrá ser anunciado o
promocionado en la programación dirigida a público de niños, niñas y adolescentes o a todo
público.

Artículo 72
Programaciones dirigidas a niños, niñas y adolescentes.
Las emisoras de radio y televisión tienen la obligación de presentar programaciones de la
más alta calidad con finalidades informativa, educativa, artística, cultural y de
entretenimiento, dirigidas exclusivamente al público de niños, niñas y adolescentes, en un
mínimo de tres horas diarias, dentro de las cuales una hora debe corresponder a
programaciones nacionales de la más alta calidad.

Artículo 73
Del Fomento a la creación, producción y difusión de información dirigida a niños, niñas y
adolescentes.

El Estado debe fomentar la creación, producción y difusión de materiales informativos, libros,


publicaciones, obras artísticas y producciones audiovisuales, radiofónicas y multimedia
dirigidas a los niños, niñas y adolescentes, que sean de la más alta calidad, plurales y que
promuevan los valores de paz, democracia, libertad, tolerancia, igualdad entre las personas y
sexos, así como el respeto a su padre, madre, representantes o responsables y a su
identidad nacional y cultural.

Parágrafo Primero. El Estado debe establecer políticas a tal efecto y asegurar presupuesto
suficiente, asignado específicamente para cumplir este objetivo.

Parágrafo Segundo. El órgano rector definirá las orientaciones generales a seguir por el
Estado en materia de fomento de materiales informativos, libros, publicaciones, obras
artísticas y producciones audiovisuales, radiofónicas y multimedia dirigidas a los niños, niñas
y adolescentes. Asimismo, establecerá los requisitos generales en relación con el contenido,
género y formatos que estos deben cumplir para recibir recursos financieros y asistencia del
Estado.