Está en la página 1de 24

COLOQUIO NACIONAL DE FORMACIÓN DOCENTE DE EDUCACIÓN MEDIA SUPERIOR “Docente por Vocación, Competente por Convicción” (Una reflexión como agente promotor de la RIEMS)

Eje Temático: Humanidades Subtema: Material Didáctico. Autor: Ernesto Anaya Velasco. Datos del autor:

Teléfono de trabajo: 0(33) 36173407. Teléfono celular: 3334852598. E-Mail: canay10@hotmail.com Institución de procedencia: Universidad de Guadalajara.

JUSTIFICACIÓN:

El material didáctico que aquí presento, me ha permitido tener un desarrollo creativo e innovador para el trabajo en el aula, dado que en la mayoría de los casos las actividades que los profesores proponen en su planeación didáctica y en su plan clase se sujetan a los lugares comunes que se nos presentan como opciones para la elaboración de productos y para registro de rubricas apegándose esencialmente a: los saberes previos, técnica SQA, lista de cotejo, lluvia de ideas, portafolio, cuadro comparativo, cuadro sinóptico, cuadro de doble entrada, línea del tiempo, reportes de lectura, organizadores gráficos, portafolio de desarrollo, etc.

La opción que yo presento no requiere de ninguna habilidad especial, sólo la

convicción de que el papel del maestro es de crear una atmosfera adecuada para

el trabajo de los alumnos.

A mi propuesta la denomino “teatro de atril”, y consiste sustancialmente en utilizar como material una farsa, obra de teatro en un solo acto o bien una lectura colectiva. Para lo cual elaboro personalmente una adaptación de obras clásicas de autores reconocidos como en este caso a la autora Rosario Castellanos, en su obra farsa titulada: “El eterno Femenino”, la mencionada adaptación tiene que ver con una nueva contextualización a la circunstancia de nuestro tiempo y de la particular perspectiva de mis alumnos de la Escuela Preparatoria No. 3 de la Universidad de Guadalajara, enclavada en la zona populosa del oriente de la metrópoli tapatía, de clase media y baja socioeconómicamente hablando, ya que

la autora murió en 1974 y la obra se público en 1975.

Los personajes, el escenario y la vestimenta no requieren ni gastos ni un auditorio, puede con toda facilidad implementarse en el aula misma.

A través de varios semestres de implementarla me ha permitido crear un ambiente

alegre y divertido, sin caer en simplezas, pues si bien se relajan y divierten, hay un

espacio posterior a la escenificación que obliga a los alumnos a realizar un análisis

de autocrítica, reflexión y propuesta, sobre alguno de los personajes o sobre la

perspectiva ético-moral de la autora, sobre aspectos del matrimonio, la sexualidad,

la cotidianidad de una pareja recién casada y desde luego externando, en un

ambiente de libertad y compromiso sus propias aportaciones tal y como se señala

en la Competencia Genérica 6 para que los alumnos la desarrollen y que el

maestro a su vez cumpla con las competencias que para él se han diseñado

según el acuerdo 447.

Los detalles de lo que en esta justificación señalo quedarán más precisados una

vez que lleguemos a la implementación de la actividad, por último es de considerar

que se requiere de utilizar la sesión que sea de 2 horas.

Evidencias:

Las evidencias que se anexan no son del todo amplias ya que por el periodo en

donde decidí participar en el Coloquio, ya no me permitió elaborar un material bien

estructurado ya que el periodo de clases ha concluido y no me había percatado de

que este aspecto estuviera incluido en la convocatoria, toda vez que la

comunicación entre el Sistema de Educación Media Superior y uno como profesor

no es directa, en principio la envían a los coordinadores académicos, luego éste a

los Jefes de Departamento y así, de tal manera que me enteré hace pocos días.

Caracterización:

Las Unidades de Aprendizaje en las que implementó esta actividad son las de

“Reflexión Ética y la de Identidad y Filosofía de vida”, de sexto y quinto semestre

respectivamente, con tres horas a la semana.

LAS COMPETENCIAS DE LOS ALUMNOS EN PROPUESTA:

LAS QUE SE PERFILA MI

COMPETENCIAS GENÉRICAS DEL MCC DEL SNB.

6.- Sustenta una postura personal sobre temas de interés y relevancia general,

considerando otros puntos de vista de manera crítica y reflexiva.

10.- Mantiene una actitud respetuosa hacia la interculturalidad y la diversidad de creencias, valores, ideas y prácticas sociales.

COMPETENCIAS ESPECÍFICAS:

-Reconoce en el pensamiento teórico racional de la filosofía una construcción humana que le permite expresar una visión personal acerca de la realidad en transformación.

-reconoce su identidad como producto de un contexto multicultural para dar sentido a sus acciones en todos los campos de la vida.

COMPETENCIAS DISCIPLINARES EXTENDIDAS DEL BGC: (acuerdo # 486).

1.- Asume un comportamiento ético sustentado en principios de filosofía, para el ejercicio de sus derechos y obligaciones en diferentes escenarios sociales.

8.- Propone alternativas de solución a problemas de convivencia de acuerdo a la naturaleza propia del ser humano y su contexto ideológico, político y jurídico.

COMPETENCIAS DISCIPLINARES BÁSICAS PARA EL ÁMBITO ESPECÍFICO DEL CONOCIMIENTO DE LA FILOSOFÍA (SEGÚN ACUERDO 5/CD/2009).

1.- Analiza y evalúa la importancia de la filosofía en su formación personal y colectiva.

3.- examina y argumenta de manera crítica y reflexiva, diversos problemas filosóficos relacionados con la actuación humana, potenciando su dignidad, libertad y autodirección.

5.- Construye, evalúa y mejora distintos tipos de argumentos, sobre su vida cotidiana, de acuerdo con los principios lógicos.

6.- Define con razones coherentes sus juicios sobre aspectos de su entorno.

10.- Asume una posición personal y objetiva, basada en la razón, la ética y en los valores, frente a las diferentes manifestaciones del arte.

13.- Analiza y resuelve de manera reflexiva problemas éticos relacionados con el ejercicio de su autonomía, libertad y responsabilidad en su vida cotidiana.

LAS COMPETENCIAS DE LOS DOCENTES EN LAS QUE SE PERFILA MI PROPUESTA, ACUERDO 447.

1.- Organiza su formación continua a lo largo de su trayectoria profesional.

Atributos:

Incorpora nuevos conocimientos y experiencias al acervo con el que cuenta y los traduce en estrategias de enseñanza y de aprendizaje.

6.- Construye ambientes para el aprendizaje autónomo y colaborativo.

Atributos:

- Favorece entre los estudiantes el autoconocimiento y la valoración de sí mismos.

- Fomenta el gusto por al lectura y por la expresión escrita o artística.

7.- Contribuye a la generación de un ambiente que facilite el desarrollo sano e integral de los estudiantes.

Atributos:

- Alienta que los estudiantes expresen opiniones personales, en un marco de respeto, y las toma en cuenta.

El proceso que seguí, se centra fundamentalmente en el hecho más arriba,

mencionado de actividades que el alumno ve como rutinarias y aburridas además

que en muchos casos me he percatado de que son meras simulaciones ya que es fácil copiarse o hacer fraude.

Mi formación como Filósofo, en la antigua facultad de Filosofía y Letras, me

permite escribir por eso antes que utilizar como estrategia la ya caduca conferencia magistral o el monologo del profesor, decidí que los alumnos

participarán de tal manera que yo observara directamente su desempeño, tanto involucrándolos en la escenificación como en el momento de la reflexión.

Consideré que una farsa cercana a ellos y de autores mundialmente reconocidos puede incidir en una clase amena y provechosa, para el desarrollo y el logro de las competencias que se promueven en mi área disciplinar, cumpliendo además con los lineamientos teóricos y didácticos establecidos en la RIEMS, tanto para maestros como para los alumnos.

En concreto, planteo una actividad que implica varias habilidades como lo son:

leer, escribir, interpretar un rol o papel teatral y luego participar como analista haciendo aportaciones personales sobre los puntos de reflexión que vienen señalados en los programas oficiales.

A continuación presento el material, las indicciones y todo lo referente a las competencias que se cubren con esta actividad, esencialmente busque el aspecto lúdico para alcanzar un nivel de análisis más profundo que otro tipo de actividades pedagógicas.

Ventajas y aplicaciones acordes al eje seleccionado:

Teatro de atril

Para la puesta en escena de una obra de teatro, lo primero que realiza el director, es una lectura de atril, para que los actores y todo el equipo de trabajo se percaten de las dimensiones de la obra y se puedan determinar las necesidades que se habrán de requerir al momento de su presentación.

En la escuela preparatoria muchos de los alumnos por distintas razones, que es necesario enumerar aquí, llegan a quinto y hasta sexto semestre sin saber leer en sentido estricto, por lo que resulta imposible, tratar de que entiendan los textos académicos así como los de la literatura, de que tengan gusto por leer y que además comprendan y analicen dichos textos.

Ante el panorama, más vale reconocer que algunos de nuestros alumnos carecen

de la habilidad y dominio de la lectura, fluida y eficaz.

Por eso me permito proponer para el desarrollo de las actividades académicas de las distintas unidades de aprendizaje, una estrategia de enseñanza que comprenda unas actividades prácticas de fomento a la lectura, aprendizaje de la sintaxis y respeto a el propio ritmo y entonación de los textos, sobre todo los de literatura; poesía, cuento, novela, ensayo, crónica, entre otros.

Es común que, en áreas de ciencias experimentales se cuente con un laboratorio o taller, con la finalidad de ayudar mediante prácticas, a que los alumnos obtengan conocimientos significativos, en el caso de otro tipo de asignaturas como de lengua y la Literatura, no es común hablar de laboratorio ni de taller. Por eso, propongo que sin grandes inversiones ni grandes y complicados trabajos podamos contar en la escuela con una estrategia que revierta los índices de malos lectores entre el alumnado.

La idea es simple y simple su realización, basta con tener un número mínimo de cuatro atriles de pedestal, un conjunto de lecturas de obras que s e presten para ser leídas, interesantes, atractivas y sobre todo divertidas, y que desde luego estén contempladas en los programas, ya sea por el autor o por la obra en sí, y que desde ahí se cumplan objetivos varios de los contenidos y competencias a desarrollar en nuestros alumnos.

Se propone, que así como contamos con proyector de acetatos, computadora, cañón para trabajar con Power Point, pantalla, rehilete para diapositivas, televisión, etc, que de la misma manera contemos con atriles de pedestal, de modo que los alumnos puedan demostrar su nivel y capacidad de lectura, sobre todo de lectura interactiva, iniciándolos además en la representación de obras teatrales, que lo marcan los programas de las Unidades de aprendizaje, contemplados en las formas de evaluación en las planeaciones, pero además puede haber talleres de oratoria, técnicas de elocuencia o bien maestros de ceremonias, que tanta falta hacen en los eventos internos de nuestra escuela.

Si no apostamos a plantear soluciones a los problemas reales de incompetencias

escolares, seguiremos simulando, todos, que las cosas están bien y de pronto no podremos ni comunicarnos adecuadamente, como se supone que se debe hacer en un ambiente académico.

Pareciera, cosa menor pero no es así, no saber leer, es no entender, no comprender, pero sobre todo no saber comunicar nuestros pensamientos, nuestras ideas, nuestras inquietudes.

De realizar este proyecto, podremos felizmente leer, leer con mucho cuidado, los lectores-actores trabajarán frente a un auditorio, enfatizarán la pronunciación, añadiendo gestos y ademanes, pues al usar atriles tienen cuerpo y manos libres.

Los maestros al familiarizarse serán capaces de demostrar que ellos saben leer y podrán dirigir un grupo de lectura. Para lo cual deberán efectuar: una verificación de voces, sugerir posturas, elegir música y recomendar una elemental escenografía, un sencillo vestuario y algo de maquillaje, eso sería todo.

Considero, que no es difícil identificar la serie de ventajas que se obtendrían con estas prácticas, talleres o laboratorios de lectura, el nombre es lo de menos.

Lo alumnos bien dirigidos y motivados, cambiarían en mucho la visión de la escuela, del profesor y sobre todo superarían entre otros, el pánico escénico que tanto abunda en nuestro medio escolar, sólo la carrilla, los corrillos y los albures proliferan espontáneamente, con sus consecuencias.

La forma más dinámica de enseñar a leer durante la prepa, es mediante la lectura dialogada, donde grupos de personas alternan e interactúan leyendo, un pequeño fragmento de obra de teatro o cuento interactivo, primero en clase sentados y luego en el atril, todo resulta exitoso si los alumnos logran entender el texto pues así todos lo respetarán, no interrumpirán las escenas ni cortar ideas se corregir án entre ellos mismos y además cuidarán la entonación, nada de lecturas en silencio.

En un segundo nivel se pasa a un diálogo escénico, donde conversan dos o más

personas, leyendo cada uno su parte de texto, con esto se ejercita la expresión oral correcta e introduce la memorización del texto, todo esto frente a sus compañeros desde un improvisado escenario, tendrán cuidado en la entonación y el énfasis, estarán atentos a las acotaciones para adoptar poses, ademanes y movimientos, que en muchos casos ellos mismos proponen durante las prácticas o ensayos, pero se requiere un dominio y capacidad del maestro para imponer disciplina y control, una vez logrado esto, los mismos alumnos se corrigen entre ellos y los latosos terminan por corregirse, además de querer participar.

EL ETERNO FEMENINO

OBRA ORIGINAL: Rosario Castellanos, México F. C. ADAPTACIÓN: Ernesto Anaya Velasco. PERSONAJES:

Lupita, La mamá de Lupita, Juan, Narrador de futbol. Apuntador (a).

LUNA DE MIEL

En un sofá, cubierta con un velo vestida con el más convencional y

pomposo traje de novia -al fin y al cabo es para una sola vez en la vida- está

Lupita. En la cola del traje hay una mancha de sangre que no resultaría muy

visible si ella no arreglara cuidadosamente los pliegues de modo que la mancha

resalte a la vista. Mientas ella se ocupa de esos menesteres, con una virtuosa

minuciosidad, el marido, se pasea como fiera enjaulada. En bóxer, no tiene puesto

más que el moño del smoking que por supuesto es rentado-, la camisa

desfajada, los calcetines y zapatos de charol. Gesticula, como si hiciera cuentas

con los dedos y, por fin, se decide a consultar una especie de código abierto sobre

el tocador. Con una pluma de ganso va poniendo una palomita en aquello que ya

ha sido consumado.

Juan: Vamos a ver: párrafo cuarto inciso C, del compromiso conyugal,

despachado. Inciso F, misión cumplida. Inciso H….bueno la H es muda lo que

quiere decir….que no estoy muy seguro….pero tampoco muy inseguro, en caso

de duda, puntos suspensivos. Ya está. Inciso N…consumado (levantando los

brazos triunfalmente grita) ¡Ay yayayay! ¡Arriba yo! (deja el libro y va, con el

ímpetu de un toro que embiste, al lugar donde está Lupita quien, aprovechando la

distracción de su marido, se ha levantado el velo y se relame los labios con los

signos del más obvio placer. Juan la contempla reprobatoriamente, la toma por los

hombros, la sacude con violencia y ordena) ¡Mírame a los ojos! (Lupita obedece

sin parpadear y Juan retrocede horrorizado) ¡Mujer impúdica! ¿Cómo te atreves a

mirarme así? ¡Bájate el velo inmediatamente, desvergonzada!. Ahora sí. Mírame a los ojos y dime: ¿Ha sido ésta tu primera vez?

Lupita: (en uno de esos apartes obvios y dramáticos del teatro antiguo exclama) ¡Qué manía tienen todos los hombres de preguntar lo mismo! (se dirige a Juan, con una actitud de desentendida), No sé de qué me estás hablando. Juan: (Tomado por sorpresa, pasa de exigente a suplicante, evidentemente no era la respuesta que esperaba, trata de improvisar), Digo,…este…que si ésta es la primera vez que te casas. Lupita: Ah, era eso, bueno, claro, ¡no faltaba más!. Juan: (Solemne, con la mano sobre el corazón) ¿Y has llegado pura y virgen al matrimonio? Lupita: (Señalando orgullosamente la mancha), ¿Qué no ves? Juan: Si veo, pero como no soy muy experto. A mí me parece salsa cátsup. No me digas que te saliste a comprar salchipulpos. Lupita: ¡Salsa cátsup! ¡Salchipulpos!, es sangre y de la mejor calidad. Me alcanzó para comprar un cuarto de litro en el banco de sangre del Hospital Civil, una amiga que trabaja ahí me la consiguió. Juan: Muy bien contestado, (va al libro y dibuja una palomita mientras Lupita continúa hablando). Lupita: …Aunque a mí me hubiera gustado comprar alguna otra cosa, más bonita con ese dinero; un vestido, un celular, unas tangas finas…una crema reductora o un perfume caro…pero mis amigas me aconsejaron: lo primero es lo primero Lupita, eso no falla me decían y…pues ni modo. Juan: Tus amigas tenían razón (abandona el libro y vuelve a la órbita de Lupita). Y ahora, la pregunta de los sesenta y cuatro mil pesos: ¿Té gusto? Lupita: (Indignada), ¿gustarme? ¿A mí? ¿A una muchacha decente? ¿Por quién me tomas?. Juan: (Esperanzado), ¿No te gustó? Lupita: (Firme), Me pareció repugnante, desabrido y asqueroso.

Juan: (Transportado), Gracias Lupita, ya sabía yo, que no me ibas a fallar a la hora de la verdad, gracias, muchas gracias mi Lupita. Lupita: No volveré a permitirte que te me acerques nunca jamás a mí, ¡lo juro! Juan: ¿Ni siquiera si te obligo?. Lupita: ¿Serias capaz de semejante canallada? Juan: Naturalmente, ¿Qué o quién podría impedírmelo? Tengo la fuerza y tengo

el derecho, además tú me juraste obediencia y resignación ante el altar.

Lupita: Eso te lo juré por ignorancia, por ingenua, por inocencia…y ahora tú te

aprovechas de mi situación, ¡eres un infame, un desgraciado! Juan: ¡Y sigue lo mejor, todavía no sabes lo que te espera! ¿Crees que ya pasó todo lo que tenía que pasar? Jajaja, permíteme esbozar una leve sonrisa. Lo de hoy no fue más que un botón de muestra (con presunción), y eso no es nada

comparado con lo que te espera. Y va a llegar el momento en que no vas a quejarte de lo duro sino de lo tupido. Lupita: Pero si me dolió horrores, me hiciste sufrir mucho, me hiciste cosas horribles, ¡mira! (señala, dramáticamente, la mancha y se pone de rodillas), ¡por

favor ten piedad y compasión de mí! Juan: (Verdugo),No, no me apiadaré de ti, aunque me lo supliques arrodillándote

a mis pies. (Lupita se arrastra por el suelo) ¿Qué crees que un macho mexicano

como yo, se va a dejar conmover por unas lagrimitas de cocodrilo? No, mi vida seguiré dándole duro y tupido hasta repasar las 64 posiciones recomendadas por el Kamasutra y las doce posiciones que marcan los signos del zodiaco sexual, además te advierto que compre unas cositas en el sexishop lunamielero y ya las quiero estrenar. Oscuro. (Cae el telón)

LA ANUNCIACIÓN

Lupita vestida con unos entallados pants de licra, guapísima y exultante de dicha. Con el trapo de sacudir hace fintas, driblings y otras figuras futboleras, mientras una multitud invisible grita “goool”. Lupita hace reverencia y saluda al público y empieza a imitar lo que dice la voz de un narrador de futbol en el micrófono, desempeñando, alternativamente, el papel del portero y del goleador.

Narrador de futbol: VOZ: Hoy es la esperada noche de la gran final del campeonato y después de un forcejeo en la media cancha, el equipo visitante se decidió a ir con todo al ataque y jugando versallesco de un solo tiro bien colocado venció a la portería contraria, metiendo el balón por donde las arañas tienen su nido y hasta el fondo de las redes, de esta manera doblegó al equipo contrario que tan noble resistencia opuso en los primeros minutos del partido. La multitud agitó banderas, festejo tronando cohetes y finalmente hizo una ovación nunca vista, gritando ¡Campeón! ¡Campeón!, se le entrega en trofeo y da una vuelta olímpica a la cancha.

Se extingue la voz, Lupita hace una reverencia al público que aplaude, simula levantar el trofeo y vuelve a la realidad donde estaba: su casa de infonavit.

Lupita: Ese noble contrario, de gran trayectoria, ahora goleado, soy yo, su segura servidora, “La Lupita”. Y no es que me guste presumir, pero cuando me comparo con otras…con Mariquita por ejemplo, que fue el mejor promedio de la prepa

, y que volvió sana y virgen a su casa después de un aburrido cero a cero. O

con Carmen que fue la concejal del grupo

sin nada para nadie, tuvo que decidirse por un tiro penal, que lo vino anotando uno de los cadeneros del antro adonde fueron a festejar. Y me consta que lo que es

por ellas no quedó. Buena defensa, prominente delantera, bien equilibrada la media cancha y muy sobresaliente su parte trasera. Pero, para eso se necesitaba el estilo goleador que siempre ha tenido mi Juan.

quién después de varios empates,

El ambiente pasa del futbolero al de los recuerdos. Disminuyen las luces y surge una música de fondo.

Lupita: Claro que el ambiente ayuda; las noches de luna, los mariscos, los shows sólo para mujeres, las películas tres XXX, la arena y los trajes de baño, pero sobre todo los consejos de mis amigas más experimentadas de la prepa, las micheladas. (Plena luz y cesa la música), aunque no deja uno de ponerse nervioso con la idea de si completamos o no para pagar el cuentón d el hotel o de si nos va alcanzar para los muebles. Y de los nervios a la angustia y el susto, no hay más que un paso…que, gracias a dios, mi Juan nunca dio. Pero tuvo que recibir, para qué negarlo, llamadas de atención por él arbitro, algunas tarjetas amarillas, fue sorprendido varias ocasiones en fuera de lugar y, a veces, el partido programado tuvo que ser suspendido por qué la cancha se encontraba inundada. Pero, aquí pisando en terreno propio, reverdecen sus laureles, sus grandes partidos, sus tiros de castigo desde fuera del área, sus pases al hueco, sus triangulaciones, sus chilenas, sus remates de cabeza y sus grandes goles.

Lupita actúa lo que dice, auxiliada por el sacudidor y la escoba comprados en Waldos, y se encuentra tan absorta en lo que hace que no se da cuenta de que se abrió la puerta para dar paso a su mamá, una señora muy cargada de razones.

Mamá: (Exageradamente escandalizada), ¡Lupita! Lupita: (Feliz corre a abrazarla), ¡Qué padre que viniste mamá! ¡Ayúdame a sacarlo en hombros! Mamá: ¡Estás loca? ¿Es ése el comportamiento digno de una señora? Lupita: Es que soy muy feliz y dichosa mamá. Mamá: Ahí está precisamente tu error una señora decente no tiene ningún motivo para estar feliz…y si lo tiene, lo disimula. Hay que tener en cuenta que su inocencia ha sido mancillada, su pureza manchada, su pudor violado. Ave de sacrificio, ella, esa joven pura y santa mujer acaba de sacrificarse para satisfacer

las más bajas pasiones, las más negras perversidades, las más asquerosas lujurias y los más sucios apetitos de la bestia. Lupita: ¿Cuál bestia? Mamá, ya no veas el video de chabelita y el padre otero, ya hasta hablas igual que ella. Mamá: ¡Qué video ni que video!, como cuál bestia, pues tu marido, que es el milagro de San Bruno, dos animales en uno. Y no, no me vayas a salir con que te gusto, porque voy a pensar que todos los esfuerzos que hice por educarte fueron en vano. ¡Yo, cosiendo, lavando y planchando ajeno para pagar todos tus gastos en la secundaria abierta, porque en la primaria saliste con puro seis y luego la

cibercafé, copias, tiempo aire para el celular, libros, uniformes,(se deja

caer en un sillón como desmayo y finge secar una lagrima inexistente). ¡Para luego recibir este pago! No lloro, porque de tanto componer y coser ropa ajena y de ver mis telenovelas se me secaron los ojos. Pero si pudiera llorar… Lupita: (Arrodillándose frente a su madre), Mamá, por favor, no te pongas así.

Mamá: ¿Y cómo quieres que me ponga cuando veo lo que he visto? ¡Lo que sigo viendo! Mi dinero tirado a la calle, las cartas de buena conducta que tanto trabajo me costó conseguírtelas y los certificados volviéndose amarillos en las paredes y tu brincoteando como una loca. Lupita: (Sin saber exactamente qué actitud tomar), Brincoteando. Sí, pero no de gusto mamá, cómo crees. Mamá: Ah ¿no? ¿Entonces de qué? ¿Era el baile de San Bito, el mal de Parkinson o estas ensayando el nuevo paso de la quebradita? Lupita: Estaba contenta mamá, pero no por lo que tú te imaginas, ¡dios me libre! Estaba contenta porque parece…parece que estoy embarazada. Mamá: (Próxima al desmayo, soponcio y al tramafán), ¡Ave María Purísima! ¿Embarazada? ¿Y en esas fachas, licras, tanguitas y fajas? Aflójate toda la ropa ajustada que traes encima, antes de que te provoque un aborto. Necesitas una bata fodonga y que sea muy cómoda. Hay que dejar, desde el principio, que el niño crezca a su gusto. (Hace lo que dice), así, así, ya ves. ¿A poco no te sientes mejor? No, no; te lo estoy viendo en la cara, tienes nausea, una nausea horribl e, ¿Verdad?

prepa

Lupita: No, claro que no, oye ¿qué te pasa mamá? Tranquilízate. Mamá: ¿Cómo te atreves a contradecirme? ¿Quién sabe más de estos asuntos, tú o yo? Claro que tienes nausea. Lupita: De veras, mamá, no. Mamá: (Comenzando a preocuparse), No puede ser, Pero hay remedio. Vamos a arreglarlo ahora mismo, no te apures, para eso tienes a tu madre, tómate esto. Lupita: (Mirando con desconfianza un vaso medio lleno de agua color grisáceo), ¿Qué es mamá? Mamá: Agua tibia con sal. Lupita: (apenas probándolo), sabe a rayos. Mamá: ¿Y qué querías? ¿Vida y dulzura? (Lupita da unos cuantos tragos, tira el vaso y trata de evitar el espasmo de asco que se apodera de ella y en su carrera al baño vomita escandalosamente, la mamá sonríe complacida). Ahora todo está en orden. (Lupita regresa del baño, cadavérica y se deja caer en el sillón), ¿Cómo te sientes, mi vida? Lupita: ¡Como un perro! Mamá: ¿Ya ves como no era tan difícil? Es cosa de voluntad y de hábito. Déjame que te ayude un poco. (La toma, la despeina, le quita el maquillaje, la deja hecha un desastre y luego la contempla, con la satisfacción del artista frente a su obra), ¡Qué sorpresa tan maravillosa va a recibir tu marido! No es que yo crea que se lo merece, pero, al fin de cuentas él puso su granito de arena. Lupita: (quejumbrosa), Mamá, mamá, ven rápido por favor. Mamá: (Dándole loa últimos toques para que se vea como un verdadero guiñapo), Si, mi reina. ¿Qué quiere mi niña preciosa? Lupita: Creo que…no puede continuar. (Ahoga los ruidos que produce en un pañuelo. A estos ruidos hay que añadir el de la llave en la cerradura. Entra Juan, satisfecho, en eso se detiene al ver a su suegra y en el esfuerzo que hace por recuperar su expresión amable, no se da cuenta de su nueva expresión de Lupita).

Juan: Santas y muy buenas tardes tengan sus mercedes. Suegrita de mi alma, pero que gusto y honor tenerla en nuestra casa, a qué se debe el milagrito.

Lupita: (Violenta, enfurecida),No seas payaso ni te hagas el chistoso. Entras hablando así, como si nunca en tu vida hubieras roto un plato. ¡Hipócrita! ¡Irresponsable! ¡Monstruo! Juan: ¿Yo? ¿Yo monstruo, yo irresponsable? Lupita: Sí, tú. Ni modo que sea el vecino de enfrente. Mamá: (Conciliadora con Juan), No le haga caso usted juanito, es que se siente

un poco mal. Como está en estado… Juan: (Tarda un momento en comprender lo que se dice y luego reacciona como movido por un resorte), Lupita, ¡Mí Lupita! (Cuando va a abrazarla se detiene impactado porque no la reconoce), que hermosa noticia, pero, ¿Qué te pasa?

¿Qué quieres? ¿Qué tienes? Lupita: No me pasa, me pasó. Una aplanadora, un tren, un midibus 622. Estoy muerta ¿No me ves? Muerta. Y tú, más fresco que una lechuga. ¿Verdad? Muy campante (solloza, amargamente), sino hubiera sido por mamá. Juan: (se dirige a la mamá alarmado), ¿Le pasa algo malo? ¿Está delicada mi Lupita, señora? Mamá: Mucho muy delicada joven. Juan: Habrá que llamar a un médico, al sanatorio, a la ambulancia… Lupita: (Furiosa), Lo que sea con tal de que yo desaparezca del mapa y deje de molestarte, ¿No? Y claro para inmediatamente irte con tus amigotes a la cantina. Juan: No me malinterpretes, mi vida. Pero, entiende mi situación, me agarraste completamente fuera de onda. Cuando salí esta mañana para el trabajo no tenía la menor idea y ahora…además, recuerda que ésta es la primera vez que yo voy a ser padre, es como quien dice mi debut. Lupita: ¿Y yo qué? ¿Soy una veterana en el oficio? ¿Cuántos hijos mal habidos me conoces? ¿Eh? ¡Dime cuantos! ¡Inútil! ¡Egoísta! ¡Ingrato! Mamá: Calma, calma, les pido que no se peleen. Es por el bien del niño. Juan: (Resentido), Pero…no entiendo señora ¿Porqué me odia así? ¿Qué tiene?

Mamá: Antojos, joven. Juan: ¿Antojos?

Mamá: Si, y si no se cumplen inmediata y escrupulosamente, el niño, dios no lo quiera, va a nacer muy mal. Con una mancha en la cara o con labio leporino y será muy enfermizo. Juan: ¡Que no lo permita dios! Lupita, por favor, rápido, dime, rápido qué es lo que se te antoja, para ir a traértelo, más pronto que inmediatamente o antes si es posible. Lupita: (Lánguida y condescendiente), Nieve, quiero nieve de limón del parque Morelos, (Juan le besa las manos y se dispone a salir disparado, pero lo detiene la mamá) Mamá: ¡Nieve del Parque Morelos! Eso no es un antojo, eso es una estupidez. Pues hoy en día es muy fácil de conseguir, ahora donde quiera venden nieve estilo “Parque Morelos”, es más ya ni siquiera hay que ir hasta allá, afuera de cualquier prepa la encuentras y además el limón corta la sangre. Lupita: (Aterrorizada), ¡No! Entonces eso mejor no.

Juan: ¿Entonces qué? Lupita: (A la mamá), Dile tú mamá.

Mamá: En estos casos lo más indicado, hija, es pedir trufas. Juan: ¿Trufas? Hay señora no…mame…esta tanteando, no manche y ¿qué son

trufas? Mamá: ¿Y yo que voy a saber joven? Mi marido que en paz descanse, nunca dio con ellas. Juan: Entonces, Lupita. Déjame verte el labio, (Lupita saca y le muestra la lengua), pues no se le nota nada. Mamá: (enojadísima ante este despliegue de lógica masculina, tan despreciable, si se la compara con el sexto sentido y la intuición femenina), Ah, pero eso sí, lo que fue por buscarlas, mi pobre difunto no paró. De día y de noche durante los nueve meses del embarazo. Y Lupita nació, buena y sana. Lo que cuenta es la intención. Lupita: (Dirigiéndose a Juan), Ándale mi vida, córrele.

Juan: Pero ¿adónde?

mala onda por lo menos díganme ¿Las trufas se comen?

no

tengo la menor idea de que son las trufas. No sean

Mamá: Esas preguntas joven, que le quede claro, sólo las responde la experiencia. Juan: No sería mejor una torta ahogada, un frapuchino, un tejuino, unos cigarros marlboro o capirotada. Mamá: ¡Ni lo mande dios! El picante le hace daño para el estomago del niño, el frapuchino le altera los nervios, los cigarros le destrozan los pulmones y la cuaresma ya pasó así que donde va a hallar capirotada. Juan: (Sin alternativa), Bueno pues, si no hay de otra, adiós Lupita.

Lupita: Hasta pronto mi amor. Juan: Tal vez no nos veamos en mucho, mucho tiempo. Lupita: ¡Te esperaré siempre! Juan: ¿Y para cuando, más o menos, se calcula que ocurra el desenlace. Mamá: Cuestión de meses, joven. Y píquele si quiere estar presente a la hora de la hora, (Sale Juan apresurado, la mamá poniéndose cómoda). Bueno, ahora que,

por fin, nos han dejado solas y tranquilas, vamos a tener una plática, muy, muy larga, de mujer a mujer. Voy a explicarte con todos los detalles, qué es lo va a sucederte (Se escucha un estruendo, truenos y relámpagos de una tempestad desatada). Como ves, no hay felicidad comparable a la de ser madre, Lupita.

Aunque te cueste, como en muchos casos, la vida. Y siempre, la juventud y la belleza. Ah, pero ser madre Lupita…ser madre. Cae el telón.

ACTIVIDADES DE REFORZAMIENTO

Investigar datos del autor:

Biografía, trayectoria literaria, premios y reconocimientos

Investigar datos de la obra:

Autor, fecha de publicación, puestas en escena, traducciones, premios.

Temas ético moral que incluye la obra:

Por ejemplo: el matrimonio, la sexualidad, los valores familiares, cosmovisión de la juventud, sinceridad, honestidad, etc.

Realizar aportaciones personales al argumento de la obra, que consiste en elaborar por lo menos diez parlamentos o participación en los diálogos que lleven al desenlace final de la obra. (Ya no regresa el marido, el embarazo es falso, piensa en aborto, divorcio, son gemelos, cuates, etc.)

Referencias bibliográficas

Acuerdo 447, 29 de octubre de 2008

Acuerdos 444, 29 de junio del 2009.

Acuerdo 486, 30 de abril 2009.

Acuerdo 5/CD/2009 de septiembre de 2009

Acuerdo 656, 20 de noviembre de 2012

Rosario Castellanos, 1975, F.C.E. México D. F.

Domínguez Hidalgo, Antonio. “Iniciación a las estructuras literarias”, Editorial Porrúa, México 1977.

Romero Morett, Miguel Agustín. “Desarrollo de habilidades filosóficas”. Universidad de Guadalajara 2006.

Arreola, Juan José. “Lectura en voz alta” Editorial Porrúa, México 1968.

Revista Tramoya: Número 71. Cuaderno de teatro de la Universidad Veracruzana, Abril de 2002.