Está en la página 1de 2

Oratoria

Por oratoria entendemos:


• Arte de hablar con elocuencia para informar, convencer, persuadir y/o deleitar a
un auditorio.
• Disciplina del género literario que se aplica en todos los procesos comunicativos
hablados, tales como conferencias, charlas, sermones, exposiciones, narraciones,
etc.

En todos los procesos de oralidad se aplica la oratoria y por lo general su fin es


persuadir. Este fin es lo característico suyo, lo que la distingue de otras disciplinas: la
didáctica enseña; la poética deleita; y la oratoria persuade. Persuadir es hacer que las
personas tomen decisiones y actúen a voluntad.
Formas
Según la cantidad de oradores, se clasifica en:
• Oratoria individual
• Oratoria Grupal

Historia
Aunque desde tiempos inmemoriales siempre ha habido quienes han tomado la palabra
públicamente, muchos consideran que la oratoria como arte especializado recibió
atención particular en Sicilia y se desarrolló fundamentalmente en Grecia, donde llegó a
ser considerada como un instrumento fundamental para alcanzar prestigio y poder
político. Había unos profesionales llamados logógrafos que se encargaban de redactar
discursos para los tribunales. El más famoso de estos logógrafos fue Lisias. Sin
embargo, Sócrates creó una famosa escuela de oratoria en Atenas que tenía un concepto
más amplio y patriótico de la misión del orador, que debía ser un hombre instruido y
movido por altos ideales éticos a fin de garantizar el progreso del estado. En este tipo de
oratoria llegó a considerarse el mejor en su arte a Demóstenes.
De Grecia la oratoria pasó a la República Romana, donde Marco Tulio Cicerón lo
perfeccionó. Sus discursos y tratados de oratoria nos han llegado casi completos.
Durante el imperio, sin embargo, la oratoria entró en crisis habida cuenta de su poca
utilidad política en un entorno dominado por el emperador, aunque todavía se
encontraron grandes expertos en ese arte como Marco Fabio Quintiliano; los doce libros
de su Institutio oratoria se consideran la cumbre en cuanto a la teoría del género. Sin
embargo, como ha demostrado Curtius en su Literatura europea y Edad Media latina, la
Oratoria influyó poderosamente en el campo de la poesía y la literatura en general
pasándole parte de sus recursos expresivos y retorizándola en exceso.

Géneros
Originalmente, la oratoria se dividía en varios géneros. Anaxímenes de Lámpsaco
propuso una clasificación tripartita que asumió después de Aristóteles:
• Género judicial. Se ocupa de acciones pasadas y lo califica un juez o tribunal
que establecerá conclusiones aceptando lo que el orador presenta como justo y
rechazando lo que presenta como injusto.
• Género deliberativo o político. Se ocupa de acciones futuras y lo califica el
juicio de una asamblea política que acepta lo que el orador propone como útil o
provechoso y rechaza lo que propone como dañino o perjudicial.
• Género demostrativo o epidíctico. Se ocupa de hechos pasados y se dirige a un
público que no tiene capacidad para influir sobre los hechos, sino tan solo de
asentir o disentir sobre la manera de presentarlos que tiene el orador,
alabándolos o vituperándolos. Está centrado en lo bello y en su contrario, lo feo.
Sus polos son, pues, el encomio y el denuesto o vituperio.
Grandes oradores
Dentro de los grandes oradores de la historia podemos encontrar a:
Gorgias, Protágoras, Marco Tulio Cicerón, Demóstenes, Martin Luther King, Winston
Churchill , Robespierre, Adolf Hitler, Royer Jaimes, Ramón Otero Pedrayo, Emilio
Castelar, Manuel Azaña [Dilberth Cardoza, Sergio Adonai Cruz.]
Aprendizaje de la oratoria
Uno de los mejores oradores y profesores de la materia en México afirma: Para aprender
el arte del hablar bien (en público y en privado) no se necesita de un milagro o de
métodos fugaces y maratónicos de dos o tres días, se requiere de voluntad y orientación
correcta. El conocimiento es la medicina para enfrentar las enfermedades de la vida. Si
adoptamos alguno de los "métodos de éxito inmediato" que existen en el mercado,
estaremos tirando nuestro dinero y envenenando nuestro cerebro y nuestra capacidad de
aprendizaje. ¡No al culto de la personalidad de conferencistas y charlatanes! ¡Sí a los
resultados y al aprendizaje real!
Al respecto, la profesora María Angélica Vilches nos dice: "Cualquier persona
medianamente dotada, conociendo las técnicas de la oratoria puede desempeñarse sin
dificultad. La oratoria es más hija del trabajo que de la naturaleza."
Y sobre el resultado del aprendizaje, agrega: "El éxito de la oratoria moderna,
culmina en el triunfo del diálogo, que es comunicación. Su finalidad es llegar al
entendimiento entre los hombres, único camino para lograr la paz espiritual, la paz
social, la paz política, la felicidad del ser humano." Sus pensamientos y conclusiones
completas están aquí.

Intereses relacionados