Laura Acosta Ortega

Portafolio de reflexión final
FIDU – Curso 2015/2016

Reflexión final módulos presenciales y no presenciales
La formación de los docentes es, sin lugar a dudas, un proceso continuo en el que los profesores
revisamos conceptos, ideas y conocimientos para lograr que nuestra práctica docente se ajuste cada
vez más a las necesidades de los alumnos y de la universidad. El profesor ha dejado de ser un
transmisor de conocimiento para ser un profesional reflexivo (Williams & Burden, 1999) y, en este
contexto, toma una nueva importancia el hecho de estar conectado con otros profesionales que nos
inviten a la reflexión y con los que compartir nuestras preocupaciones. El programa de Formación
Inicial para Docentes Universitarios (FIDU) permite a los profesores, sea cual sea su formación
anterior o experiencia docente, conocer mejor la organización de la Universidad Pompeu Fabra y
reflexionar sobre los diferentes aspectos que engloban su actividad docente (gestión del aula,
metodologías, redactado de competencias, etc.). Pese a que ya disponía de formación como docente
(cursé el Máster de Formación de Profesores de Español como Lengua Extranjera, que se imparte
en la Universidad de Barcelona y la Universidad Pompeu Fabra) y he trabajado más de cuatro años
como docente de español como lengua extranjera en ámbitos de formación no reglada, el hecho de
impartir clase de la universidad planteaba muchas dudas, por lo que poder formarme en este curso
para profesores noveles, como yo, ha supuesto la oportunidad de dar respuesta a algunas y
plantearme otras nuevas.
Los módulos no presenciales del FIDU plantean cuestiones relacionadas con la organización de la
Universidad, de los organismos que la integran y de los planes de acción que en ella se llevan a
cabo. De estos módulos me gustaría destacar el Pla d'Acció Tutorial: el marco europeo de
enseñanza universitaria fomenta cada vez más que los estudiantes se sitúen en el centro del
aprendizaje y sepan aprender a aprender, pero esta situación puede suponer que los alumnos se
sientan en ocasiones perdidos. Creo que el hecho de poder contar con una figura que durante todos
sus estudios les acompañe es fundamental para poder orientarse en los momentos en los que se
sientan perdidos en su formación.
También me parece importante incorporar las Tecnologías de la Información y la Comunicación a la
docencia, por lo que tanto la sesión presencial sobre las opciones que ofrece el Aula Global como el
módulo dedicado a las Google Apps me han resultado muy interesantes. De la primera, destacaría el
hecho de ser consciente de que, aunque tú no sepas cómo hacer algo, la universidad pone a

Laura Acosta Ortega
Portafolio de reflexión final
FIDU – Curso 2015/2016

disposición de los docentes la Factoría, a la que a partir de ese momento no he dudado en consultar
cada vez que he querido hacer alguna tarea en el Aula Global. Por ejemplo, en la segunda práctica
que corregí en este curso, he podido puntuar a los alumnos mediante el sistema de rúbricas que
ofrece la plataforma Moodle.
Finalmente, de las sesiones no presenciales, debo destacar la importancia del CQUID, ya que, como
he comentado al inicio, ningún docente puede dar por terminada nunca su formación: los cursos de
idiomas, de otros temas transversales a la docencia y, sobre todo, la apuesta por la innovación
docente y el apoyo a la docencia son fundamentales para asegurar una enseñanza universitaria de
calidad y que busque superarse día a día.
Respecto a las sesiones presenciales, presentaré en esta breve reflexión aquellas de las que quiero
destacar algunas cuestiones. En las sesiones tituladas L'ensenyament i l'aprenentatge a la
Universitat: conceptes i procediments clau, con la formadora Verònica Moreno, trabajamos el
concepto de competencia y pudimos reflexionar sobre la importancia de relacionar las competencias
que queremos que nuestros alumnos adquieran con las actividades que realizamos en el aula, y fuera
de ella, y la manera en la que evaluamos si se han logrado los objetivos. En mi experiencia, creo
que uno de los aspectos más difíciles en la docencia es lograr que competencias, resultados de
aprendizaje y evaluación estén relacionados y sean lógicos y sostenibles. Uno de mis objetivos para
el futuro es mejorar el Plan Docente de la asignatura que he empezado a impartir este curso (Taller
de Expresión Oral) para que sea un documento que sirva de guía a los estudiantes y les ayude a
saber qué pueden esperar de la asignatura. Para ello, quiero realizar, en primer lugar, una reflexión
profunda para elegir las competencias principales, ya que Verònica Moreno nos advirtió que
debíamos ser prudentes a la hora de especificar las competencias y no querer abarcar más de las que
podremos trabajar en el aula y evaluar. En segundo lugar, especificaré los resultados de aprendizaje
y los relacionaré con las metodologías que son más apropiadas para llevar este contenido al aula.
Por último, una vez tenga claros mis objetivos didácticos, deberé realizar una propuesta de
evaluación en la que se puedan observar dichos resultados de aprendizaje. Creo que este es un
trabajo que se debe realizar yendo a cada uno de los detalles, pero también manteniendo una visión
general de la asignatura, para poder incluir actividades, métodos y metodologías con diferentes
tipos de agrupamientos, que utilicen dinámicas diferentes y que puedan abarcar todos los estilos de
aprendizaje.

Laura Acosta Ortega
Portafolio de reflexión final
FIDU – Curso 2015/2016

Para completar la visión sobre la evaluación que tuvimos en las sesiones con Verònica Moreno,
realizamos una sesión específica sobre este tema titulada Avaluació dels aprenentatges: tipus i
tècniques d'avaluació, que impartió Mar Carrió. En esta sesión tuvimos la oportunidad de ver
diferentes tipos de evaluación y plantear las dudas que tenemos. Bajo mi punto de vista, la
evaluación debe cumplir no solo la función de homologar y acreditar las competencias del alumno,
sino que, principalmente, debe servir al estudiante para saber en qué momento de su aprendizaje
está y cómo debe mejorar. Para ello, la formadora resaltó la importancia de que los alumnos
tuvieran claro cuál es el objetivo de aprendizaje para que también se responsabilizasen y supieran
qué tienen que hacer para lograrlo. Destacaría en esta sesión el uso del portafolio, que en la
enseñanza de lenguas extranjeras es una herramienta habitual en la evaluación, pero no me había
planteado que pudiera ser utilizada en otras materias. Por ejemplo, creo que sería una herramienta
adecuada para evaluar las traducciones de los estudiantes de Traducción e Interpretación, ya que los
alumnos podrían ver una evolución en su aprendizaje y sería una herramienta de evaluación y, al
mismo tiempo, de aprendizaje.
La sesión impartida por Tània Verge La introducció de la perspectiva de gènere a la docència fue
una sesión que me sorprendió al leer el programa, pero que supuso una reflexión de todo lo
relacionado con la docencia y el género. Aunque siempre me he considerado una persona feminista
y creo que hay mucho por hacer para lograr una igualdad real entre hombres y mujeres, en esta
sesión fui consciente de que hay muchos aspectos en la educación en la que podemos promover un
espíritu crítico entre nuestros estudiantes. Por ejemplo, una de las cosas que he aplicado en mis
clases a partir de ese momento es visibilizar si los autores son hombres o mujeres diciendo su
nombre de pila y no solamente su apellido. Creo que es importante que los estudiantes vean que
todos, independientemente de si son chicos o chicas, pueden verse proyectados en los referentes de
los que hablamos en clase. Por supuesto, no se trata de hacer proselitismo, pero sí de hacernos
preguntas para ver si realmente estamos representando por igual a los y las estudiantes, si estamos
dándoles referentes para que puedan sentir identificados y promover el espíritu crítico, ya que
ninguna materia está carente de ideología.
La voz es uno de las herramientas más importantes de un docente: con ella podemos llegar a todos
nuestros estudiantes y un tono adecuado ayudan a mantener su atención. Por ello, debemos desde el
inicio de nuestra práctica docente cuidarla y aprender a usarla. En la sesión Habilitats
comunicatives: tècnica de veu impartida por Àngel Amazares estuvimos practicando dos ejercicios

Laura Acosta Ortega
Portafolio de reflexión final
FIDU – Curso 2015/2016

breves para mejorar nuestra proyección de voz. Desgraciadamente, una sesión tan breve con tantos
docentes no permite que observemos ningún cambio en nuestro uso de la voz, por lo que creo que
quizás sería más interesante plantear esta sesión con objetivos que sí que podamos cumplir en el
tiempo del que disponemos.
Por su enfoque práctico, muy orientado a la resolución de problemas, valoro muy positivamente las
sesiones las impartidas por Judit Viñas. En la sesión titulada Metodologies docents per a
l'ensenyament en gran grup pudimos experimentar con la gestión del espacio del aula. Durante esta
sesión planteamos dudas para poder gestionar mejor las sesiones de grupo grande. La formadora
resaltó la importancia de jugar con la posición del cuerpo, el espacio y la mirada. Gracias a esta
sesión he sido mucho más consciente de mi posición en el aula y desde entonces siempre que puedo
me desplazo para cambiar el punto de vista y poder dirigirme a todos los estudiantes. Aunque yo ya
tenía experiencia docente, al haberse tratado de formación no reglada, los grupos eran mucho más
reducidos y es más fácil tener contacto visual con todos los estudiantes. Por ello, tras esta sesión, he
puesto más atención al hecho de mirar a todos los alumnos he notado como los estudiantes se han
sentido más interpelados y han intervenido un poco más en clase.
En la sesión Metodologies docents per a l'ensenyament en seminaris, tutories i pràctiques pudimos
discutir sobre los diferentes métodos de enseñanza. En esta sesión, reflexionamos sobre los
diferentes métodos que podemos utilizar en nuestra docencia (por descubrimiento, expositivo,
interrogativo y demostrativo). Lo que me pareció más interesante fue el hecho de reflexionar para
qué utilizo este método y si es el adecuado para el objetivo que quiero conseguir. Es decir, que no
hay métodos buenos ni malos, sino métodos adecuados para cada situación de aprendizaje. Al salir
de clase, recordé que en el Máster de Formación de Profesores de español como lengua extranjera
que cursé hablamos sobre la era postmétodo: “si el gran cambio de perspectiva que se ha operado en
las últimas décadas ha sido poner en el foco de atención el aprendizaje en lugar de la enseñanza,
convirtiendo al aprendiente en el verdadero protagonista del proceso, el único método válido será
un no-método o, mejor dicho, un más-allá-del-método.” (Martin Peris, 2000, p. 20) Es decir, que el
reto es plantear un método adecuado no solo a la materia que estamos enseñando, sino también al
estilo de aprendizaje del grupo con el que trabajamos. Es un reto muy grande, pero que merece la
pena plantearse si queremos que el alumnado sea el centro del aprendizaje.
La motivación fue el tema tratado en la tercera sesión con Judit Viñas (Motivació dels estudiants).
De esta sesión me parece importante destacar que la motivación es algo que va en dos direcciones,

Laura Acosta Ortega
Portafolio de reflexión final
FIDU – Curso 2015/2016

ya que si nosotros como docentes no estamos motivados por la materia y por la enseñanza, no
podremos transmitir esta motivación al alumnado. Pese a eso, también Judit Viñas destacó que no
podemos motivar a quien no quiere ser motivado. Gracias a la formadora conocí a Dan Pink 1, que
defiende que si planteamos actividades que fomenten la autonomía, que reconozcan lo que ha
logrado el estudiante y que tengan sentido para el alumno o para sus perspectivas laborales o de
aprendizaje, fomentaremos la motivación en el estudiante. Esto se plantea como una tarea difícil,
porque la motivación también está relacionada con las expectativas de aprendizaje que tienen los
alumnos. Por ello, una información que puede resultar útil al inicio del curso es conocer qué esperan
nuestros alumnos de la asignatura y cuáles son sus expectativas de aprendizaje. Por supuesto, esto
no supone que se tenga que reprogramar totalmente la asignatura basándonos en sus decisiones,
pero la formadora planteó que algo que resulta muy motivador es dar opciones a los estudiantes y
que ellos elija las que les interesen más. Por ejemplo, si trabajamos con proyectos, si hacemos que
ellos puedan elegir el tema sobre el que quieren realizar una pequeña investigación les daremos
autonomía, fomentaremos la motivación y responsabilizaremos al estudiante en su aprendizaje.
La última sesión de metodologías, titulada Eines per a dinamitzar el grup classe, versó sobre las
dinámicas de clase. En esta sesión hablamos de las maneras de los diferentes tipos de participación
en el aula para poder adaptar la metodología a ellos. Para ello, debemos encontrar el punto
adecuado entre cuatro variables que determinan las dinámicas de clase: la determinación (es decir,
ajustarse al programa, a los objetivos…), la flexibilidad, la creatividad y la autoapertura (es decir,
las pautas de comunicación que se realizan a través del docente). Según el grupo en el que nos
encontremos y la participación que dé en él, debemos aproximarnos más hacia una variable u otra.
Por ejemplo, en un grupo de seminario con el que trabajado el pasado trimestre, que mantenía una
participación muy anárquica, debería haber optado por gestionar la participación de manera que
pasara más a través de mí y teniendo muy presentes los objetivos de la clase, para evitar que el aula
se convirtiera en un espacio en el que, aunque la participación es alta, su energía se convierta en un
ruido que no da pie a la reflexión y al orden de las ideas.
Como conclusión, creo que este curso me ha servido hasta el momento para conocer mejor la
estructura de la Universidad y las bases de la enseñanza universitaria, tal y como se organizan ahora
en el espacio europeo. Bajo mi punto de vista, aunque soy consciente de que esta es una de las
opciones de trabajo final que podemos realizar en este curso, creo que sería necesaria alguna sesión
1

Para conocer más sobre la teoría de la motivación de Dan Pink, Judit Viñas nos recomendó su TedTalk, disponible
en el siguiente enlace: https://www.ted.com/talks/dan_pink_on_motivation

Laura Acosta Ortega
Portafolio de reflexión final
FIDU – Curso 2015/2016

para realizar un plan docente o mejorar algunos aspectos de un plan docente, ya que me parece una
tarea compleja que incluye muchos aspectos de los anteriormente comentados (redactar las
competencias, analizar qué resultados de aprendizaje queremos lograr y ponerlos en relación con el
sistema de evaluación) que hemos tratado de forma teórica, pero que apenas hemos podido ver
desde un punto de vista práctico.
Valoro mi participación en este curso con un 9: he asistido a prácticamente todas las sesiones y he
participado activamente siempre que he podido y he considerado que podía aportar algo. Sin
embargo, por cuestiones de solapamientos de horarios, a las sesiones que se daban en lunes, he
tenido que llegar 45 minutos tarde y, además de este retraso, he necesitado siempre tiempo hasta
entrar en la materia que se estaba discutiendo, cosa que ha dificultado que pudiera participar más en
algunas sesiones. Un aspecto que valoro muy positivamente es que las sesiones también me han
servido para revisar, ampliar y relacionar conocimientos que había estudiado con anterioridad en mi
anterior formación como docente de lenguas extranjeras.
Como he comentado al inicio del este trabajo, la formación del docente es un proceso continuo en el
que debemos trabajar reflexivamente para mejorar poco a poco los diferentes aspectos que se dan en
la docencia. La docencia es una labor que integra muchos aspectos; aún más de los que hemos visto
durante estos módulos presenciales y no presenciales. Hace mucho tiempo leí “enseñar es aprender
dos veces”; como docente nunca dejaré de ser aprendiz y en el aprendizaje nunca podemos
conseguir respuestas definitivas. Cada respuesta, conduce a nuevas preguntas, que a su vez permiten
que ensayemos y aprendamos aún más.

Bibliografía
Martin Peris, E. (2000). La enseñanza centrada en el alumno. Algo más que una propuesta
políticamente correcta. Frecuencia L, 13, 3-30.
Williams, M., & Burden, R. L. (1999). Psicología para profesores de idiomas: enfoque del
constructivismo social. Madrid: Edinumen.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful