Está en la página 1de 3

Consumo de frutas y vegetales y estado mineral óseo: un estudio transversal en 5

cohortes de edad y sexo

Celia J Prynne, Gita D Mishra, Maria A O'Connell, Graciela Muñiz, M Ann Laskey, Liya Yan, Ann
Prentice and Fiona Ginty. American Journal of Clinical Nutrition, Vol. 83, No. 6, 1420-1428, Junio
2006.
Antecedentes: en los últimos años se ha incrementado la evidencia de los efectos positivos del
consumo de frutas y vegetales en la salud ósea. Sin embargo, la mayoría de los estudios hasta la
fecha fueron llevados a cabo en adultos, y unos pocos reportes incluyen adolescentes.
Objetivo: se investigó la asociación entre el estado mineral óseo y el consumo de frutas y vegetales
en adolescentes varones y mujeres (16 a 18 años de edad), mujeres jóvenes (23 a 27 años de
edad) y hombres y mujeres mayores (60 a 83 años de edad).
Diseño: las mediciones de la densidad mineral ósea de todo el cuerpo, de la cadera y de la columna
vertebral fueron realizadas en todos los sujetos utilizando la densitometría ósea mediante DEXA
(absorciometría de rayos X de energía dual). La información acerca de la salud, el estilo de vida y la
actividad física fue obtenida a través de un cuestionario. La ingesta de frutas, vegetales y
nutrientes fue establecida a través de un registro de alimentos de 7 días.
Resultados: en adolescentes (varones y mujeres) y mujeres mayores se observaron asociaciones
significativamente positivas entre el contenido óseo mineral de la columna vertebral y el consumo
de frutas. En varones solamente, el contenido mineral óseo del cuello femoral fue también asociado
positivamente con la ingesta de frutas y de vitamina C de la dieta. No se encontraron asociaciones
significativas en mujeres jóvenes ni en hombres mayores, o entre las mediciones óseas y el
consumo de vegetales solamente en ninguno de los grupos.
Conclusiones: altas ingestas de frutas y vegetales podrían tener un efecto positivo en el estado de
mineralización ósea tanto en jóvenes como en gente mayor, especialmente en la columna vertebral
y el cuello femoral. Quedan por establecer todavía los mecanismos específicos por lo que esto
ocurre, pero la vitamina C, otros antioxidantes específicos de las frutas y el estilo de vida podrían
jugar un rol importante en dicho efecto.

experimentales. y más recientemente de derrame cerebral. fueron los primeros en reportar una relación positiva entre el consumo de frutas y vegetales y la densidad ósea en jóvenes adolescentes mujeres. Se necesitan con urgencia estrategias de salud pública para mantener la salud ósea a través de la vida y prevenir la osteoporosis. entre 60 y 83 años de edad. En las mujeres mayores.Frutas y vegetales: ¿la inesperada respuesta natural para la prevención de la osteoporosis? Editorial by Susan A Lanham-New. 83. Jones y col. pero el debate se centra en cuál es el número de porciones a recomendar. Estimaciones globales para el año 2006 muestran que 1 de cada 3 mujeres y 1 de cada 10 hombres de 55 años o más tendrá osteoporosis en su vida. Prynne y col. han demostrado su relación con el alcance del pico de masa ósea. Los resultados indican una asociación significativamente positiva entre el consumo de frutas y vegetales y el contenido mineral óseo tanto de la columna vertebral como del cuerpo entero en adolescentes varones y mujeres de entre 16 y 18 años de edad. reportaron los hallazgos de un estudio transversal que examinó la asociación entre el consumo de frutas y vegetales y el estado mineral óseo. encontraron que una mayor ingesta de frutas fue asociada con una mayor densidad mineral de los huesos del talón en mujeres (pero no en varones) de 12 años de edad. 1254 –5. Tylavsky y col. la evidencia que surge de una combinación de estudios observacionales. Vol. Junio 2006. el cáncer de estómago. Además. estudios más recientes. intestino y mama. El punto fuerte de este estudio es el riguroso método empleado para la evaluación del consumo de frutas y vegetales. Cada vez es mayor la evidencia que muestra los beneficios del alto consumo de frutas y vegetales en la prevención de enfermedades como la cardiopatía isquémica. El alcance del efecto en las mujeres mayores fue importante: duplicando la ingesta de frutas se puede alcanzar un incremento de un 5% en el contenido mineral óseo de la columna vertebral. . La asociación entre el consumo de frutas y vegetales con los índices de salud ósea fue primero identificada en la población de mayor edad y luego. Estamos viviendo una epidemia de osteoporosis a nivel mundial y no hay dudas de eso. American Journal of Clinical Nutrition. y no la frecuencia del consumo dietario de estos 2 grupos o la recabación de datos del consumo pasado. los datos óseos fueron cuidadosamente ajustados a la contextura corporal. y Vatanparast y col. Es por esto que se recomienda a la población el consumo diario de frutas y vegetales a través de mensajes saludables. lo que es sumamente importante. Para la osteoporosis. 6. fueron encontradas asociaciones significativamente positivas entre el contenido mineral óseo de la columna vertebral y la ingesta de frutas. mostraron que la ingesta de frutas y vegetales actuó como un predictor independiente del área ósea y de la densidad mineral ósea en 56 mujeres de entre 8 y 13 años de edad. clínicos e intervencionales sugiere una asociación positiva entre el consumo de frutas y vegetales y los índices de salud ósea. encontraron que la ingesta de frutas y vegetales actuó como predictor medioambiental independiente del contenido mineral óseo de todo el cuerpo en varones (pero no en mujeres) de entre 8 y 20 años de edad. No. Mc Gartland y col. Se analizó el peso actual de las porciones de frutas y vegetales.

Mientras que el efecto alcalinizante del consumo de frutas y vegetales ha sido identificado como un mecanismo posible de su influencia beneficiosa sobre el hueso. ensayos intervencionales centrados específicamente en el consumo de frutas y vegetales o en la administración de álcalis como vehículo de suplementación y en la evaluación de un amplio rango de índices de salud ósea (incluyendo riesgo de fracturas) y segundo. que fue acompañado por una disminución en la excreción urinaria de hidroxiprolina (resorción ósea) y un incremento en la osteocalcina sérica (formación ósea). afectan la resorción ósea en ratas a través de un mecanismo que no es mediado por su exceso de base pero podría ser mediado por componentes farmacológicamente activos. los estados naturales. otros posibles mecanismos incluyen la influencia dietética de la vitamina K o de los fitoestrógenos. Sin embargo. Se necesitan urgentemente ensayos randomizados controlados para confirmar los beneficios de las frutas y vegetales sobre el esqueleto y para identificar el alcance de este beneficio. mostró que la administración de una base como el bicarbonato de potasio resultó tanto en una disminución del calcio urinario y de la excreción de fósforo como en un aumento global del balance de calcio. pero cada vez es mayor el interés acerca del mecanismo potencial que involucra la influencia de la dieta (por ejemplo: un efecto alcalinizante de las frutas y vegetales) sobre el balance ácido-base.Enfoques Dietéticos para reducir la Hipertensión) que abarcó hombres y mujeres de 23 a 76 años de edad. Se ha demostrado que los vegetales que son comúnmente consumidos en la dieta del ser humano. persuadir a las poblaciones occidentales para incrementar su consumo tanto de frutas como de vegetales continúa siendo nuestro mayor desafío. un enfoque de “frutas y vegetales” podría proveer una terapia alternativa y natural para el tratamiento de la osteoporosis. patológicos y experimentales de la carga ácida o de la acidosis fueron asociados con hipercalciuria y balance negativo de calcio. Un estudio intervencional de 3 meses (DASH . Las investigaciones futuras deberán enfocar su atención en. El trabajo de Sebastian y col. . Si esta pregunta puede ser respondida.Las asociaciones halladas en estudios observacionales no indican causalidad. una alternativa que traería numerosos beneficios adicionales relacionados con la salud. en relación a este tema. Actualmente. Decisivamente. tanto en seres humanos como en ratas) para averiguar si otros aspectos de las frutas y vegetales son beneficiosos para el metabolismo óseo o no. primero. y los efectos perjudiciales de un “medio ambiente ácido” en la densidad ósea mineral fueron presentados en el trabajo de Arnett y Dempster y de Bushinsky y col. demostró convincentemente que una dieta rica en frutas y vegetales reduce significativamente el recambio óseo. en estudios experimentales (a nivel celular. y bajo qué mecanismos. existen más preguntas que respuestas.