Está en la página 1de 79

EL PROFETA MUHAMMAD (saws

)
COMO PERSONA

Llegar a Conocerlo, a Amarlo

“Aquel que está con el que ama”
-Hadíz-

Yusuf Sancaktar

CONTENIDO

Prefacio
Modesto
El líder
Inteligente
Compasivo
El padre
Generoso
Tolerante
El esposo
Valiente
Leal
Bromista
El amor por los animales
Gentil
Después de Él (saws)

1

PREFACIO
Cuando mencionamos el nombre del Profeta Muhammad (saws),
generalmente lo personificamos en nuestras mentes como una
personalidad sublime que no se puede imitar rodeado por una aureola
inalcanzable de santidad y de situaciones extraordinarias y milagrosas
a lo largo de su vida. Por supuesto, este mecanismo de pensamiento es
correcto hasta cierto punto. Esto sucede porque es un ser supremo,
glorioso, recto, carismático y un ser humano que está lejos de ser una
personalidad histórica. Es el último de los profetas; seres humanos
especiales actuando como mensajeros entre los seres humanos y Allah,
aunque esta no es toda la verdad sobre él, pues fue un ser humano
también y tuvo una misión importante como tal. Ha presentado a la
humanidad una religión cómoda y pacífica, y ha enseñado una manera
de vivir libremente del clero. Su religión y prácticas han traído
“simplicidad” y “sencillez” aplicables para cada individuo a sus vidas.
Esta exposición es el fruto de un esfuerzo que intenta derramar una luz
sobre las características poco conocidas del Profeta Muhammad (saws).
Podría haber personas que duden sobre la confiabilidad del contenido
de este libro. Sin embargo, deberíamos recordar que la vida del Profeta
estuvo bajo un seguimiento muy cercano por parte de todos, amigos y
enemigos, particularmente luego del comienzo de su profecía. Incluso
los detalles menores de su vida han sido cuidadosamente observados,
memorizados e inscritos en papel, comenzando en el tiempo en que el
Profeta Muhammad (saws) aún vivía. Estos registros han sido repetida y
cuidadosamente estudiados, llegando hasta hoy libres de cualquier
información falsa. Incluso las reproducciones originales de algunos de
los registros guardados personalmente por los Compañeros del Profeta
Muhammad (saws) aún están disponibles en algunas regiones del
mundo, los cuales son totalmente complacientes con algunos otros
textos reproducidos de estos originales dentro de los siglos siguientes.

en hipocresía focalizada en la aclamación y la apreciación que está oculta debajo de una cortina de modestia. hubo un eclipse de sol y sus amigos trataron de establecer una relación entre los dos acontecimientos pero él no aceptó nada de eso. -“La luna y el sol son sólo dos evidencias entre muchas otras que prueban la existencia de Allah.2 MODESTO El Profeta Muhammad (saws). mientras un compañero que se había acercado a su casa estaba buscando un paño o un almohadón para sentarse. definido como “Mayor que los hombres. siendo sólo un bebé. A su muerte quiso que de sus bienes. él rápidamente se sacó su ropa y se la entregó diciendo: “Toma esto y siéntate. Nunca fue transformada. su armadura de guerra le había quedado como aval a un mercader judío a cambio de noventa kilos de cebada. compuesto de siete monedas de plata. a pesar de que en ese momento era un comandante y jefe de estado. mientras estaba acompañado por sus parientes.” Años después. Un día. Los compañeros que entraban a la casa del Profeta Muhammad (saws) podían encontrarlo reparando una pared. Se sentía genuinamente incómodo al ser alabado: “No vayan demasiado lejos al alabarme y no caigan en la misma situación que los cristianos con Jesús. entró a la ciudad inclinado y con la cabeza apoyada sobre la silla de su camello.” El día en que murió su hijo Ibrahim. encontró a su madre adoptiva que lo había amamantado cuando era un bebé y actuó de la misma manera sin vacilar. Su principio en la vida era: “Vivir como cualquier ser humano entre los seres humanos.” Al decir esto agregaba: “Hablen de mí sólo como el siervo y mensajero de Allah. como lo encontramos en algunas personalidades carismáticas. Esta modestia estaba circunscripta por una disposición completamente natural. rehuía de ser una carga para otros. Ponía su ropa debajo de cada uno de ellos.” . en un momento en el que había logrado por el propio curso de su vida la victoria política y militar. Almohazaba él mismo Su camello y no le ordenaba a nadie más su trabajo personal.” Un pensador Islámico comentó años después: “La verdadera medida de la grandeza entre lo espléndido es la modestia. dentro de una envestidura actual. No se eclipsan por el nacimiento o la muerte de nadie. En esa época. menor que Allah” por un historiador Occidental. Cuando conquistó La Meca junto a un ejército de diez mil hombres.” Nunca comió pan de trigo puro y aseguró su subsistencia con la leche de siete cabras que le fueron prestadas del tesoro estatal durante un período de su vida como Profeta. incluso cuando había llegado a la cima en su destino como Profeta. cinco sean distribuidas a las familias pobres de Medina. y el verdadero indicador de la pequeñez de la mente entre lo insignificante es el engaño. se ocupó de preservar en su vida diaria la modestia de sus días de juventud como un pastor de 15 años.

. mientras recitaba el verso: “Esta vida de aquí no es sino distracción y juego.? El propósito estaba claro. Si supieran. que este mundo fuera suyo. y cuando alguien decía.. El Profeta Muhammad (saws) le preguntó con sorpresa: -¡Oh. A pesar de que sus compañeros estaban más que dispuestos para hacer todo el trabajo. Mientras estaba en la casa cocía sus ropas.” él respondía diciendo: “Todos los creyentes deberían llevar su propia carga si pueden hacerlo. ordeñaba las cabras.. Además. reparaba sus zapatos y los agujeros de las pieles para llevar el agua.. Hijo de Hattab! ¿Por qué estás llorando? -¡Oh Mensajero de Allah! Mientras los Iraníes alojan a sus emperadores en palacios. ataba a los camellos y los alimentaba.. Llevaba la comida desde el mercado.. unos pocos kilos de cebada dentro de un saco. él no lo aceptaba. pero la Morada Postrera. un puñado de hojas de árbol junto a la pared y sobre el suelo. EN LAS TAREAS DE LA CASA Luego de su muerte. el lugar que el Profeta Muhammad (saws) ocupa en la historia de la humanidad es muy claro. OH OMAR? Cierto día Omar (ra) entró en silencio en la habitación donde el Profeta (saws) descansaba. ¿no podrías permitir que nosotros. Comenzó a llorar delante de él y el Profeta (saws) se despertó con sus sollozos. barría el piso.” (1) ¿NO QUERRÍAS.3 En vista de tales criterios.. y el otro nuestro? (2) . mientras los Bizantinos arrullan a sus Césares en el lujo y la magnificencia. Oh Omar. ésa sí que es la Vida. una estera de junco ordinario tejida con fibras de dátiles en la que el Profeta Muhammad (saws) dormía. y ayudaba a los sirvientes a amasar la pasta. Miró a su alrededor y vio un trozo seco de cuero colgando del techo. Aisha (as): -¿Cuál era la conducta del mensajero de Allah dentro de la casa? -Le gustaba hacer su trabajo él solo. Omar (ra) observó que la estera de juncos había dejado marcas sobre su cuerpo y la sangre se había juntado alrededor de estas marcas. “¡OH mensajero de Allah! Permíteme llevarla. la comunidad le preguntó a su esposa y madre de todos los creyentes. Al levantarse. provocando que sus sollozos fueran mas fuertes mientras los hombros se le estremecían. pero el Mensajero de Allah interrumpió las palabras de su futuro califa con una suave sonrisa y una noble acción de su mano. tú que eres el enviado de Allah.” [29:64] Y agregó: -¿No querrías.

también tengo la necesidad de obtener mérito tanto como ustedes en la causa de Allah. uno de sus compañeros. besarte en la mejilla. y los cordones de una de sus sandalias estaban desatados. uno cada tres personas. uno de sus compañeros. pidiéndole que vuelva a la misma línea que los demás ya que se encontraba situado un poco más adelante. le dijo. Useyd replicó con un porte muy serio: -“Pero. toma lo que te corresponde!”. A esto. un importante campo de batalla en donde el primer juicio del Islam tomaría lugar.” El Profeta Muhammad (saws) inmediatamente se puso delante de él: -“¡Acércate.” (5) UNO PARA EL HERMANO Mientras todavía era un bebé de cuna se encontraba en las altas llanuras de Hejaz con su madre adoptiva Halima. “¡ahora toma lo que te corresponde!” Usaid ibn Hudair envolvió los brazos alrededor del Profeta (saws) y comenzó a besarle el rostro.4 ABRIENDO SU PECHO Eran las últimas horas antes de la campaña de Badr y mientras el Profeta Muhammad (saws) inspeccionaba la hilera por última vez. diciendo: -“¡Oh. En ese mismo momento se dirigió a Amir diciendo: -Esto es que uno sirva a otro. “me has herido. Los compañeros que compartían el mismo camello con el Profeta Muhammad (saws) cedieron voluntariamente su derecho a montarlo y le pidieron que cabalgue el camello durante toda la marcha. empujó ligeramente el pecho de Usaid ibn Hudair. le respondió. Usaid tenía una personalidad humorística: -“¡OH mensajero de Allah!”. (4) NO SON EN ABSOLUTO MÁS FUERTES Los musulmanes se encontraban marchando hacia Badr. que montaban por turnos. Amir se arrojó al suelo para atarlo pero el Profeta (saws) evitó que lo hiciera. Compartía la leche de . atándolos él mismo. antes que mi vida termine.” El Profeta Muhammad (saws) se desató la camisa inmediatamente: -“¡Adelántate!” dijo. permíteme tomar represalias. Había muy pocos camellos. Mensajero de Allah! ¡Que mi madre y mi padre sean tu rescate! quería.” (3) “NO ME GUSTA QUE ME SIRVAN” Cierto día el Profeta Muhammad (saws) estaba entrando a la mezquita con Amir ibn Rabia. poniendo en orden a sus soldados. Pero él rechazó este tratamiento de favor: -“No son en absoluto mas fuertes que yo. ¡Mensajero de Allah! Mi pecho estaba desnudo. y tú llevas ropa. y a mi no me gusta que me sirvan.

no tenía dátiles. Y cada vez.. (7) TODOS TIENEN UNA. lo pusieron a prueba. (6) SIEMPRE LLORO CUANDO COMO HASTA SACIARME En los años siguientes a la muerte del Profeta Muhammad (saws). Su pariente le preguntó la razón de esto y Aisha (as) dijo: -“Siempre lloro cuando como hasta saciarme.5 Halima con un hermano adoptivo. no tenía pan. En un momento Aisha (as) no pudo contener más las lágrimas y comenzó a llorar. cuando lo colocaban en el pecho que le correspondía a su hermano adoptivo. Mientras. Pero el Profeta (saws) sólo se alimenta de un pecho. Comenzaron a cavar una enorme zanja alrededor de la ciudad y el Profeta Muhammad (saws) trabajaba llevando afuera de las zanjas la tierra que había sido excavada. se alinearon frente a él (saws) y le pidieron que atestigüe el sacrificio realizado por ellos para el otro mundo. él cerraba los labios y no se alimentaba. cuando tenía dátiles.” Su pariente se puso aún más curioso y preguntó: -“¿Por qué?” -Porque el Mensajero de Allah (saws) nunca comió hasta saciarse en toda su vida. Él sonrió y luego se quitó su camisa.. Sus compañeros se habían atado una piedra en el estómago para no desmayarse y declinar por el hambre mientras trabajaban. Siempre estaba en la calamidad y nunca comió dos veces en un mismo día. un pariente realizó una visita a Aisha (as) y esta preparó una comida para el visitante. que duró tres días. El Profeta Muhammad (saws) nunca vio una oveja entera asada en toda su vida. Una de las consecuencias más difíciles de la excavación. ÉL TIENE DOS Los enemigos de Meca. Cuando tenía pan. en nuestros días. junto a unas pocas tribus del desierto que se habían enlistado. era el hambre y la penuria vividas con toda intensidad. Vivió así porque siempre prefirió antes a los demás. (8) . la gente usa medicinas para digerir lo que han comido. Había dos piedras atadas a su estómago. Los musulmanes de Medina capaces de tomar parte en la batalla ascendían sólo a trescientos por lo que decidieron quedarse en la ciudad para hacer una guerra defensiva. mientras se quitaban las camisas para mostrarle las piedras. se las idearon para constituir un ejército de diez mil hombres y marcharon hacia Medina. Cuando la familia se dio cuenta de esto. El polvo y la tierra lo habían cubierto totalmente. el propio hijo de Halima. En cierto momento. en su asombro.

el hijo de Aswad. Él encontró el cuenco vacío pero no dijo nada. Mensajero de Allah! Descansa y nosotros cuidaremos de esa tarea. pesa lentamente. sólo rezó de esta manera: -“¡Oh Allah que me diste de comer hoy. Cada casa recibía y cobijaba a diez invitados y el Profeta Muhammad (saws) también compartía una de estas casas con otros compañeros refugiados. El vendedor inmediatamente se dirigió a las manos del Profeta Muhammad (saws) para besárselas pero él no se lo permitió.” Pero sus compañeros trataron de evitar que lo hiciera. Pero no me gusta estar en una posición privilegiada en una comunidad. A lo que el Profeta (saws) respondió con toda seriedad: -“Sé que en verdad lo harán voluntariamente.6 TAMBIÉN REUNIRÉ LEÑA El Profeta Muhammad (saws) y otros compañeros se encontraban de viaje y en un breve descanso otorgado para comer. pero él no se lo permitió. pero la parte que le correspondías al Profeta Muhammad (saws) quedaba en su cuenco. soy uno de vosotros.” . -¡Oh. Quieras darles de comer también a ellos!” Mikad se despertó y fue a matar una de las cabras para cocinarla y satisfacer el hambre del Profeta (saws). (9) ACOSTADO EN SILENCIO SOBRE SU CAMA Durante los primeros días de la Hégira los musulmanes de Medina compartían todo con sus hermanos de La Meca quienes habían dejado todos sus bienes allí. relató: “En la casa había unas pocas cabras que eran la subsistencia de la familia. y dijo: -“Ten cuidado. En su lugar bebió unas gotas de leche obtenidas de una cabra ordeñada por segunda vez y se retiró a dormir en silencio. Yo no soy un rey. Mikad.” Y comenzó a reunir leña. cada uno de sus compañeros asumió una tarea. a lo cual Abu Hurayrah le informó al vendedor que su cliente era el Profeta (saws). cada uno de nosotros bebía la leche y nos retirábamos a dormir. (10) NO SOY UN REY El Profeta Muhammad (saws) se encontraba de compras en el mercado junto con Abu Hurayrah. Cada uno de nosotros había bebido su porción de leche y nos habíamos ido a dormir. Cuando las cabras eran ordeñadas. El Profeta Muhammad (saws) dijo: -“Reuniré leña para el fuego.” El vendedor le dijo con asombro que nunca antes había oído tal admonición por parte de un cliente. Una noche el Profeta (saws) llegó tarde al hogar. A Allah no le gusta ninguna de estas cosas. el Profeta (saws) disertó con el vendedor sobre el precio. -“Los iraníes hacen esto con sus reyes. Una vez terminada la compra.

no se levanten por mí. Mientras culminaba la peregrinación de despedida. aparte de su Profecía. Hasta que un día él (saws) les dijo: -“Ya que los iraníes se levantan porque se ven a si mismos como personas magníficas. Porque yo soy un siervo que come como cualquier otro siervo y se sienta como cualquier otro siervo. Sólo se debe quedar de pie por Allah. -“Una persona debería llevar sus pertenencias siempre que pueda hacerlo. (12) TUVE HAMBRE DURANTE TRES DIAS El Profeta Muhammad (saws) no había comido durante tres días. hija mía! ¿No tienes algo para comer? Tengo mucha hambre. y se había sentado sobre ella. Fátima (as) respondió: -“¡Que mi vida pueda ser sacrificada por ti.” (13) SIN PRESUNCION El Profeta (saws) se encontraba en la peregrinación de despedida rodeado de cien mil creyentes y su autoridad había sido reconocida por toda la Península Arábiga. su misión como profeta y la cima de sus logros. Abu Hurayrah quiso ayudarlo llevando su compra pero tampoco se lo permitió. y cada vez que él (saws) llegaba se quedaban sentados. aunque con dificultad.” En otra ocasión similar. lo cual puede ser visto como un final para su vida. realizó la siguiente plegaria abriendo sus .” A partir de eso sus compañeros se contenían.” En ese momento.” (11) SÓLO POR ALLAH Cada vez que el Profeta Muhammad (saws) se reunía con sus compañeros ellos se ponían de pie inmediatamente en señal de respeto. había puesto en el lomo de su camello un simple pedazo de tela de terciopelo. no más cara que cuatro monedas de plata. agregó lo siguiente a su advertencia: -“Uno no debe levantarse por nadie. querido padre! Juro que no tengo nada para darte como alimento. su hija Fátima le trajo a su padre una porción de comida hecha con cebada que había cocinado. En otra ocasión. Durante la peregrinación en la que alcanzó la victoria.7 Camino de regreso. Fue hacia Fátima (as) para preguntarle si tenía algo de comer en la casa: -¡Oh. El Profeta Muhammad (saws) le dijo: -“¡Créeme hija mía! Tu padre no ha comido nada durante tres días. también era el jefe de estado. En Su parte del botín de guerra contaba con cien camellos sacrificados los cuales fueron distribuidos entre los musulmanes pobres.

por lo que se agarró de la manga del Profeta Muhammad (saws) y ambos rodaron por el suelo. Era considerado. le dijo a Abu Hurayrah: -“¡Adelante! Una vez más. era un esclavo liberado y uno de los primeros musulmanes que habían emigrado de La Meca a Medina. exclamó: -“¡Mírenlo! Se sienta en el suelo. El Profeta (saws) montó el burro otra vez y sin demostrar la menor señal de fastidio. el hijo de Eret.” dijo el Profeta (saws) Abu Hurayrah saltó pero no tenía suficiente fuerza para montar.” El Profeta (saws) se dobló hacia adelante hasta el punto de tocar el suelo con su frente. uno de sus compañeros. su esposa Aisha (as) le dijo: -“Por favor.” El Profeta Muhammad (saws) le respondió sonriendo: -¿Acaso hay mejor esclavo que yo? Porque soy el esclavo de Allah. Allah! Acepta esto como una peregrinación en la que no existe presunción y como una intención ante tu creación” (14) ¿ACASO HAY UN ESCLAVO MEJOR QUE YO? La Meca había sido conquistada y el Profeta (saws) vivía una época en la que la lucha política y militar había terminado en victoria. te gustaría que te llevara en el burro? -¡Si. En Medina le fue asignada por el . debido a su estatus como antiguo esclavo. Se encontraba sentado almorzando con sus compañeros en la calle cuando una mujer desequilibrada mentalmente pasó por su lado y al encontrar esta situación extraña. En otra ocasión.” (15) UNA VEZ MÁS El Profeta Muhammad (saws) se encontraba en Medina montando un burro cuando se encontró de casualidad con Abu Hurayrah. y le preguntó: -¿Abu Hurayrah.8 manos: -“Oh. come con las piernas cruzadas y siéntate más cómodo. respondió.” (16) HASTA QUE HABBAB REGRESE Khabab. -“¡Entonces monta!. El Profeta (saws) volvió a montar al burro y le dijo a Abu Hurayrah: “Inténtalo una vez más. -“Me alimento como un esclavo y me siento como un esclavo porque no soy nada más que un esclavo.” Pero el segundo intento no fue más victorioso que el primero y nuevamente ambos rodaron por el suelo. entre los estratos inferiores de la sociedad. comiendo como un esclavo. Mensajero de Allah!.

sentado y le preguntó: -¡Oh. el Profeta (saws) se encontraba rodeado por un grupo de nómadas. (18) NO. rodeado de polvo y bajo el sol ardiente. Mientras tanto y hasta su regreso. y que no conocían las reglas básicas de cortesía y buena educación. y Su tío Abbas lo vio sentado en la tierra. Mensajero de Allah! ¡Si al menos pudieras dejarnos que te construyamos una pérgola para que puedas protegerte del sol y continuar así escuchando el padecimiento de los musulmanes! Pero el Profeta (saws) le respondió: -Me quedaré entre ellos hasta que Allah me lleve a Su lado. Mensajero de Allah! ¿Estás enfermo? Él respondió: -No. Un día. y mientras se despedían Mu'adh se sintió incómodo por el hecho de que iba montando un caballo. Permitiré que estas personas caminen muy cerca de mí y no diré nada cuando tironeen de las mangas de mi ropa. No pudiendo aguantar más esta visión exclamó: -¡Oh.9 Profeta (saws) una tarea por la que debía marchar y ocuparse por largo tiempo. desmontaré y caminaré contigo. como el ordeñar sus vacas y cabras. el Profeta (saws) se ocupó de inspeccionar y realizar personalmente las tareas diarias de la casa de Khabab que dependían de él.” Pero él no aceptó la proposición: -“¡Oh. (17) ESTARÉ ENTRE ELLOS Para Su tío Abbas era una fuente constante de preocupación que los árabes nómadas convertidos recientemente al Islam.” dijo. Mu'adh! Deseo que estos pasos sean los pasos tomados en el camino de Allah. mensajero de Allah!. ¡TENGO HAMBRE! Abu Hurayrah encontró al Profeta (saws) realizando sus plegarias. importunaran al Profeta (saws).” (20) . mientras que el Profeta Muhammad (saws) estaba a pie: -“¡Oh. ¡tengo hambre! (19) EN EL CAMINO DE ALLAH El Profeta (saws) había nombrado a Mu'adh el hijo de Yabal gobernador del Yemen. “Si me permites.

Lo que quiero decir es que él se conformaba con nosotros y permanecía a nuestro nivel.” A pesar de la insistencia de su compañero para evitarlo.” Los de la delegación dijeron: -“Si es así. Profeta Muhammad! Ven a hacer el trabajo de mi casa.” (23) POR EL CAMINO QUE QUIERAS Una mujer mentalmente incapacitada entró a la mezquita y exclamó: -“¡Oh. solventemos nuestra deuda ahora. cuando hablábamos del otro mundo. él hablaba del mundo con nosotros.” El Profeta Muhammad (saws) sonrió y respondió con respeto: -“Bien. esta vez fue el Profeta (saws) quien sostuvo la tela para cubrirlo.” (22) SOLVENTEMOS NUESTRAS DEUDAS AHORA El Profeta Muhammad (saws) se encontraba haciendo sus abluciones corporales. No permitan que Satanás los separe del camino haciéndoles decir cosas que no creen. él hablaba del otro mundo. cuando hablábamos de la carne. siguiendo las costumbres. comenzaron su discurso exclamando: -“¡Eres el más grande entre nosotros!” El Profeta (saws) respondió: -“Allah es el Grande. relató: -“Era vecino del Profeta Muhammad (saws). eres superior y el más fuerte entre nosotros. el hijo de Sabit. el Profeta (saws) dijo: -“Vamos. Cuando terminó sus abluciones. uno de los principales escribas de los versos Coránicos.” . vayamos por el camino que desees. Su compañero le preguntó: -“¡Oh.” (21) ALLAH ES GRANDE Una delegación extranjera llegó para hacerle una visita al Profeta Muhammad (saws) y. Mensajero de Allah! ¿Por qué te tomas esta molestia?” A esto él le respondió: -“No es ninguna molestia.10 CUANDO HABLAMOS DEL MUNDO Zaid. Cuando hablábamos del mundo en su presencia. él hablaba de la carne.” El Profeta (saws) respondió: -“No vayan demasiado lejos. Cuando él recibía una revelación. Mientras tanto uno de sus compañeros lo protegía sosteniendo una tela para cubrirlo. me enviaba un mensaje y yo iba a anotarla.

el Profeta Muhammad (saws) exclamó: -Este hombre pobre es mejor que el otro mundo entero. (24) CALMA. Tiempo después la tribu enemiga. Esta vez. Oh Mensajero de Allah!. El Profeta (saws) exclamó: -“¡Amigo mío! ¡Cálmate! No soy un rey. y recibe la ayuda necesaria para sus negocios de cualquiera a quién le pida. (27) INCLUYEME EN TUS PLEGARIAS Omar (ra) le pidió permiso al Mensajero de Allah (saws) para viajar a La . Poco después le hizo la misma pregunta señalando a otro hombre que pasaba caminando.” Esta vez. se convirtieron al Islam por lo que correspondía que les sean devueltas todas sus posesiones. AMIGO MIO Un nómada que se había convertido recientemente al Islam se presentó frente al Profeta Muhammad (saws) por primera vez y comenzó a temblar de exaltación. señalando a alguien que pasaba caminando: -“¿Qué dices sobre esta persona?” Su compañero respondió: -“Es una de las personalidades líderes de la comunidad. -¡Está bien. respondió. Nadie le entregaría a su hija en casamiento ni lo ayudarían en su negocio. El Profeta Muhammad (saws) se dirigió tímidamente hacia Sahr e inclinando la cabeza le dijo que el pozo debía ser devuelto a lo que Sahr no puso ninguna objeción. Sahr le pidió al Profeta Muhammad (saws) un pozo de agua como botín de guerra.” El Profeta Muhammad (saws) se quedó en silencio. El rostro del Profeta Muhammad estaba sonrojado por tener que reclamar algo que había dado con su propia mano. que eran los propietarios originales del pozo. (26) DEVOLVIENDO EL POZO Luego de una batalla. A él le sería entregada en casamiento cualquier hija que escogiese.. su compañero respondió: -“Él es un hombre muy pobre.” (25) LOS MUNDOS COMPLETOS El Profeta Muhammad (saws) le preguntó a uno de sus compañeros.11 Siguió a la mujer y detrás de ellos los siguieron sus compañeros con asombro y admiración.. Soy el hijo de una mujer de la tribu de los Quraysh y que come carne seca como tú.

Abu Bakr. sus compañeros se acercaron a él (saws) con las frutas espinosas de un árbol llamado Arak. un recipiente hecho de cuero y una piel para llevar agua. la peregrinación menor. La tela de terciopelo dada como manta era algo corta. El Profeta Muhammad (saws) notó que estas frutas todavía estaban un poco descarnadas y dijo con una voz muy natural: -“Junten las frutas de ese árbol cuando se hayan ennegrecido y alcanzado la madurez completa. la cabeza quedaba al descubierto.” Ese día. (31) DIGAN LA VERDAD Algunas jóvenes musulmanas cantaban un himno que incluía versos como estos: “Entre nosotras hay un Profeta que sabe lo que sucederá mañana. fue el día más feliz de su vida. (29) LO HUBIERAMOS PUESTO SOBRE EL PAN Años posteriores a la muerte del Profeta Muhammad (saws). cuando se ponía en la cabeza.12 Meca y realizar el ‘Umra. (28) EL AJUAR DE FATIMA Para su casamiento. dos jarras para agua. la hija del Profeta (saws) que se le parecía más y la única que lo sobrevivió. la piel de una oveja.. les contaba a sus compañeros cómo ella y el Mensajero de Allah (saws) habían cortado en pedazos unos trozos de las patas de una oveja enviada por su padre. una copa. Uno de los oyentes preguntó: -¿Hicieron esto en la oscuridad? Aisha (as) respondió con una leve sonrisa: -Si hubiéramos tenido aceite para poner en la lámpara. un molinillo de mano. Fátima (as).” En ese tiempo. recibió como ajuar una tela de terciopelo usada como manta. lo hubiéramos puesto sobre el pan y nos lo hubiéramos comido. Aisha la Madre de los Creyentes (as). Él alegremente le dio permiso y le pedió: -“¡Oh. un tamiz. Cuando era un pastor. (30) CUANDO ERA UN PASTOR Un día. era un Profeta que gobernaba la Península Arábiga y los corazones de cientos de miles de personas. hermano mío! No me olvides en tus plegarias. un almohadón de cuero relleno con fibras de dátiles..” . una toalla. para Omar (ra). solía juntar también estas frutas para comerlas. los pies quedaban al descubierto y cuando se ponía en los pies.

” (32) . el Profeta Muhammad (saws) advirtió a las muchachas: -“Si van a decir algo.13 Al oír esto. digan la verdad.

que fue descripto a través de términos como “el líder. el Profeta Muhammad (saws) poseía todas las virtudes inherentes y derivadas que un líder de una comunidad debe tener. LA MARCHA OBLIGATORIA El ejército había comenzado las operaciones contra el clan de ibn Mustaliq.. Desde su estilo abarcativo con el que. La victoria fue conseguida con facilidad pero un acontecimiento que ocurrió durante el viaje de regreso fue el presagio de un enorme peligro. Para los creyentes. vemos que: Advertía a los que habían cometido actos equivocados y feos sin divulgar su identidad en público y usando expresiones tan vagas como ‘alguno de ustedes’ para no incitarlos a que hicieran actos más serios de la misma clase. fue un gran hombre y líder.14 EL LIDER El libro ‘Los Cien Más Influyentes. Nunca abusaba de sus poderes majestuosos para fines personales. le daba respuestas a las variaciones que no estaban necesariamente dentro de la pregunta. que han examinado su vida con la integridad de los valores positivos que constituyen el carisma supremo. y que se han unido en el Profeta Muhammad (saws) en los grados más apropiados.” y tomaba precauciones para purificar el Islam de toda clase de racismo. el pionero. puede verlo como el líder más influyente en la historia mundial. Esta declaración es la confirmación de que. reserva el primer lugar al Profeta Muhammad (saws). Es un juicio común de todos aquellos. y a pesar de toda su modestia. el Profeta Muhammad (saws) es el más grande de los siervos y profeta de Allah. incluso alguien que no acepta su profecía. “etc. Si miramos algunas de esas virtudes para darnos una idea del todo. mientras respondía una pregunta. el gran hombre. Incluso se dice que fue el primero en haber enfocado la recaudación de impuestos de la gente únicamente para la gente. Todos los que hablan árabe son Árabes. pero posiblemente estaban en la mente de la persona que la había formulado.’ publicado por el escritor e investigador Michael Hart en 1982 que trata sobre las cien personalidades más importantes en la historia de la humanidad. amigos o enemigos. hasta su majestad natural que impresionaba a los que lo encontraban por primera vez. En un lugar de descanso surgió una disputa por una simple razón entre un musulmán de Medina y otro que había emigrado desde La Meca. Advertía a algunos de sus compañeros que veían a los árabes como una raza superior. diciendo: “El Árabe no es la madre ni el padre de nadie. La . e incluso para los que no creen.

El ejército se puso en marcha durante las horas más calientes del día. Pero los dátiles dados en el reembolso eran de una calidad inferior por lo que el acreedor no los aceptó. El Profeta Muhammad (saws) intervino rápidamente y dio órdenes de continuar la marcha.” dijo. el Profeta (saws) no disponía de los medios para cumplir con el pago y le pidió a otro musulmán de Medina que reembolse la deuda en su lugar. y las horas más críticas para una posible prolongación de la disputa se habían evitado.15 pelea se extendió rápidamente y se comenzó a transformar en un conflicto entre los Mecanos y los nativos de Medina. dijo señalando a un grupo sentado en la mezquita: “Sus ancestros mataron uno a uno a nuestros familiares.” (35) . Interrumpió el discurso del Profeta (saws): -“¡OH Mensajero de Allah!”. exigimos que uno de ellos sea matado como compensación. el espíritu de la unidad interior y la hermandad que había constituido la fuente más importante del poder de los musulmanes hasta ese momento estaba al borde de la desaparición. nadie tenía ya las fuerzas para continuar la discusión del día anterior. (34) VENDETTA Mientras se daba un sermón en la mezquita. Mientras el Profeta Muhammad (saws) había tomado las acciones necesarias para impedir el peligro inminente.” El Profeta Muhammad (saws) respondió de una manera tranquila pero decidida: -“La venganza del padre no puede ser tomada por el hijo. ¿quiénes somos nosotros para esperar justicia?” preguntó. las que usualmente se dedicaban al descanso. Cuando llegó el momento de devolvérselos. dijo. Y pidió que los dátiles fueran reemplazados. Al día siguiente finalmente se dio permiso para descansar durante las horas del mediodía. La marcha continuó con paso rápido hasta el anochecer y durante toda la noche. Por lo tanto. El acreedor inclinó la cabeza: -“Si el Mensajero de Allah no se comporta de una manera justa. Cuando se le informó al Profeta Muhammad (saws) de esta situación se entristeció y sus ojos se humedecieron: -“El hombre tiene razón. El hombre de Medina se enojó: -“¿Estás rechazando los dátiles enviados por el mensajero de Allah?. Si no se tomaba alguna precaución. (33) EL HOMBRE TIENE RAZON Un compañero le había prestado cierta cantidad de dátiles al Mensajero de Allah (saws). un musulmán recientemente converso se puso de pie y buscó una vendetta. Luego de que el ejército había marchado casi por veinticuatro horas. Todo el ejército permanecía dormido a causa del agotamiento.

pero accidentalmente el bastón lastimó el borde de la boca del hombre haciéndolo sangrar un poco. Al ver esto. Uno de ellos puso todo su peso contra el Profeta Muhammad (saws) y él apartó a esta persona con el pequeño bastón que tenía en la mano. quizás solamente una se abría. Un día reunió a sus parientes más cercanos al pie de una colina cerca de La Meca. para compensar el error. plantaste semillas de disputa y disturbio entre nosotros..” Escogieron a uno de entre ellos que consideraron tendría influencia con el enviado de Allah. Muhammad (saws). extendiendo el bastón hacia el hombre le pidió con actitud seria que haga lo mismo con Él. (36) NUNCA DIJO UNA MENTIRA Transcurrían los primeros y más difíciles años de la misión del Profeta Muhammad (saws). molestaste nuestra solidaridad y unidad. La intención era mostrar su personalidad e integridad ante La Revelación como pruebas de la veracidad de su aclamación de profecía por lo que les preguntó a sus parientes: -“Si les dijera que “Detrás de esa colina hay un ejército enemigo y que se está preparando para una invasión. la autoridad y el liderazgo que quieres. la cantidad de gente alrededor del Profeta Muhammad (saws) aumentaba constantemente. por lo que organizaron una reunión y acordaron “utilizar la diplomacia. Este emisario comenzó diciendo frente al Profeta Muhammad (saws): -“Oh. El hombre. pero sin ser concientes lo estaban aprobando. las mismas personas aún rehusaron la invitación al Islam y su profecía. Si esta es la riqueza que quieres. Y LA LUNA EN LA OTRA El temor se elevaba entre la gente prominente de la tribu Quraysh y a pesar de todas las precauciones que habían tomaron. “porque hasta ahora nadie atestiguó ninguna mentira de tu parte. el Profeta Muhammad (saws) detuvo inmediatamente la distribución del botín y. Juramos que eres el “Confiable..” dijeron.” ¿creerían sin pedir una prueba de ello? “ -“Sí. Mensajero de Allah! Te perdono. te haremos el más rico de nuestras tierras. (37) EL SOL EN UNA DE MIS MANOS. luego de dudar un momento.16 CUANDO SE EXTIENDE EL BASTON Mientras se distribuía un botín de guerra entre los compañeros la multitud reunida comenzó a apretujarse. Si este es el poder. te haremos . De las cien puertas que golpeaba para trasmitir La Revelación.” Durante el resto de la conversación. trajiste dolor y tristeza a todos nosotros. has herido a nuestros dioses. apartó el bastón con su mano y dijo: -“¡Oh.

Se vendieron por dos monedas de plata. corta algo de leña y véndela. Pegó el hacha al mango y se la entregó a su compañero diciendo: -“Ahora ve al bosque.” A los quince días su compañero volvió con el rostro sonriente: -“¡Oh. Mensajero de Allah! Pude ahorrar diez monedas de plata. no me alejaré de la causa de Allah.” exclamó mostrándole el dinero. Allah me envió entre vosotros como mensajero. El Profeta Muhammad (saws) le entregó el dinero y le aconsejó: -“Compra comida con una moneda de plata y un hacha con la otra. encontraremos a los mejores doctores para que te curen. tengan siempre en cuenta que. El Profeta Muhammad (saws) estaba preparando un mango para el hacha con sus propias manos.” (38) DESPUES DE QUINCE DIAS Uno de sus compañeros se acercó al Profeta Muhammad (saws) y le pidió dinero. No deseo lo principesco. Ahora era el turno del Profeta Muhammad (saws) quien respondió: -“No quiero pertenencias.” El emisario terminó su discurso confiando que ningún hombre hubiera podido resistirse a estas proposiciones y esperó su respuesta. dijo: -“Compra algo de comida y ropa. aunque pongan el sol en una de mis manos y la luna en la otra. Encontrémonos de nuevo en quince días.” Su compañero hizo lo aconsejado y volvió con el hacha en la mano. Satisface tus necesidades y no olvides que para un hombre.17 nuestro líder. luego tráemela.” (39) . dínoslo y ella será tuya inmediatamente. Si hay una mujer hermosa que quieras. Si estás enfermo y estas aclamaciones de profecía provienen de esa enfermedad. El Mensajero de Allah (saws) sonriendo también. Pedir sólo es para los enfermos y los minusválidos.” -“¡Ve a traerlos”! Las dos cosas fueron traídas a la mezquita y ofrecidas en una subasta. El Profeta (saws) no estaba de acuerdo con esto pues estaba a favor de que cada uno se pueda sustentar por si mismo y no constituya una carga para nadie más. En lugar de darle una pequeña limosna y despedirlo. Si aceptan el mensaje. Sólo soy un pobre siervo de Allah. es más honorable satisfacer sus propias necesidades que mendigar. vengan detrás de mí. Si no. Tampoco estoy enfermo. le preguntó: -“¿No tienes nada de valor en tu casa?” -“Hay una tela ordinaria que uso como cama y cobertor y un cuenco en el que bebo agua. No tengo ojos que no sean para Jadiyah (as).

Lo llamas y Él te extiende un manto de césped en el suelo. Fátima se tomaba grandes molestias para encender el hogar y trataba de cocinar comida en un fuego insignificante. -¿De dónde viene ese color grisáceo? -Probablemente de uno de los ancestros del camello. Vivíamos en una vivienda que consistía en una sola habitación. Y ese no era el único sacrificio. mientras que yo soy de piel blanca. -¿Hay entre ellos alguno grisáceo? -Sí. cocinaba el pan. llevaba el agua. En esa diminuta habitación. Allah es Aquel que cuando hay una sequía. El Profeta Muhammad (saws) comprendió la cuestión y por cortesía evitó que el compañero continuara. cuando pierdes tu camino en el desierto. Allah es Aquel que. (41) UNA CRIADA PARA FATIMA Su hija Fátima (as) llevaba una vida muy atareada luego de contraer matrimonio. Interrumpiéndolo le preguntó: -¿Tienes camellos? -Sí. Mensajero de Allah! Mi esposa dio a luz un niño. mientras se inclinaba para soplar el fuego se quemaba la ropa. En palabras de su marido Ali (ra): “No teníamos criadas en nuestra casa y todos los quehaceres los hacía Fátima. molía la harina. Por esa razón. Sus . (40) ALGUNAS VECES SUCEDE Un compañero le manifestó al Profeta Muhammad (saws) una preocupación que era incapaz de compartir con nadie más.18 CUANDO PERDIÓ SU CAMINO Un árabe nómada llegó hasta el Profeta Muhammad (saws) con la intención de convertirse en musulmán. algunas veces hay uno.” Todas las dudas que se encontraban en la mente de este hombre se desvanecieron porque el Profeta Muhammad (saws) le explicaba la religión con palabras que pudiera entender. Lo llamas y Hace que lo encuentres. Allah es Aquel que cuando estás en problemas Lo llamas y Él te libera. y su piel es oscura. -¡Oh. su ropa estaba llena de agujeros. pero aún no se encontraba seguro de su decisión por lo que le formuló algunas preguntas al Profeta (saws) para aclarar su mente: -“¿Por qué motivo llamas a la gente?” -“Sólo para adorar a Allah. Su compañero se retiró con una conciencia satisfecha y un rostro feliz. -Y el niño que tu esposa dio a luz probablemente obtuvo su piel oscura de uno de tus ancestros. Con mucha frecuencia. -¿De qué color son? -Generalmente rojizos.

(43) AQUEL QUE NOS ENGAÑA El Profeta Muhammad (saws) se encontraba inspeccionando el mercado y metió la mano en un saco de trigo que estaba en la mesa de una tienda.” Fátima fue a hablar con su padre pero la respuesta del Profeta (saws) fue negativa: -“Hija mía. era castigado. pero no puedo hacer nada por ustedes sin antes satisfacer sus necesidades. LA HIJA DEL PROFETA MUHAMMAD (saws) La Meca había sido conquistada recientemente y la hija del jefe del clan Ibn Mahzum estaba involucrada en un robo. Ali (ra) le dijo a su esposa: -“Ve con tu padre y pídele a alguien para que nos ayude. cuando una persona poderosa e influyente cometía un crimen.” Dio las órdenes y la ladrona cumplió su castigo. y cuando algún hombre común cometía un crimen. Juro por Allah.19 manos tenían callos por hacer girar la piedra del molino y su espalda tenía callos por llevar el agua.” En aquellos días. que si la persona que cometió este acto hubiera sido Fátima. su nieto por adopción. Mensajero de Allah! ¿No podrías perdonar a esta mujer por amor a su padre?” Pero se enfrentó a una dura respuesta: -“Lo que me pides. Perdóname. Estos prisioneros estaban ubicados entre los musulmanes necesitados para ayudarles en sus quehaceres. no puedo venderlos.” respondió el mercader. brillantes y de buena calidad.” dijo. Algunos de los compañeros que evaluaban la sensibilidad de la situación enviaron a alguien que creían no sería rechazado como emisario por el Profeta Muhammad (saws). la hija del jefe de Ibn Mahzum.” (42) INCLUSO SI FUERA FATIMA. Frunció el ceño y le preguntó al mercader la razón de esto: -“Si no hago esto. era perdonada. mi propia hija. hubiera aplicado el mismo castigo. “las necesidades de mis compañeros que viven y duermen en la mezquita y pasan su tiempo aprendiendo y educándose tienen prioridad sobre los míos. pero los que extrajo del interior del saco eran granos húmedos de baja calidad. El nombre de la ladrona era Fátima. los prisioneros de guerra eran llevados a Medina. Ella fue llevada ante el Profeta Muhammad (saws) para ser castigada. es la razón de por qué las sociedades anteriores cayeron en el olvido. En esas sociedades también. en lugar de ser Fátima. A esto el Profeta (saws) respondió: . En otras palabras. Los granos de trigo de la superficie eran grandes. Este era el hijo del hijo adoptivo Zaid del Profeta. el joven Osama. pero las uniones políticas del momento requerían que se preservaran las buenas relaciones con el clan Ibn Mahzum. Osama dijo: -“¡Oh.

-“En ese caso. En ese momento. respondió. El Profeta Muhammad (saws) había colocado a su pequeño ejército en posición de guerra mientras esperaban al ejército enemigo que lo triplicaba en hombres. (45) . ¡Oh. estas son mis propias medidas”.” Y dio las órdenes para que los granos húmedos sean colocados en la superficie del saco y vendidos como tales. Hubab el hijo de Al Mundhir. La posición del ejército fue modificada y en pocas horas el Islam obtuvo su primera victoria.” Le explicó la manera correcta en términos de estrategia militar y el Profeta Muhammad (saws) siguió su consejo sin mostrar la menor señal de reacción o negativa. uno de sus compañeros. se acercó a él y le preguntó: -“¡Oh.20 -“Aquél que nos engaña no es de los nuestros. entendido en asuntos de guerra. (44) MIS PROPIAS MEDIDAS El Islam estaba atravesando su primera prueba significativa en el campo de batalla en la llanura de Badr. Mensajero de Allah! ¿Es Allah quién ordenó colocar al ejército de esta manera?” -“No. Mensajero de Allah! Permíteme informar que el ejército no está bien colocado.

Incluso cuando resolvía las cuestiones más difíciles de su vida. que llevaron a un gran número de catástrofes. Los gobernantes de la Meca exclamaron: -“El Profeta Muhammad es en verdad un profeta. una de sus cinco cualidades principales como Profeta. y lo llamamos “inteligencia. y especialmente entre los notables en cuyos corazones la religión aún no estaba fuertemente asentada. dice: “En nuestra época cuando los problemas de la humanidad se acumulan unos tras otros y llegan a un punto insoluble. Bernard Shaw.” CON LOS MEDINENSES EN HUNEIN Con la victoria de Hunayn.” Esta inteligencia. el Confiable. mostraban sus virtudes idealmente equilibradas. hubiera resuelto todo estos problemas con la misma facilidad que si estuviera bebiendo una taza de café. se obtuvo un botín de guerra de proporciones inimaginables. necesitamos al Profeta Muhammad (saws) más que nunca. el Profeta Muhammad (saws) se sitúa en la mismísima cima de este equilibrio. era reconocido y llamado entre las gentes de La Meca con el título de “el-Emin”. Por el contrario. ya que su intelecto no estaba balanceado con los otros valores humanos y positivos. Como manifestó la famosa declaración de Aristón: “Cuando educas a una persona intelectualmente. su actitud era tranquila. compaginada con el sentido común y la conciencia. cómoda y natural. Y ciertamente ha debido decidir las cuestiones más difíciles. El Profeta Muhammad (saws) distribuyó una parte considerable entre la gente de La Meca recién convertida. Esto produjo el efecto esperado. Cuando se observa este aspecto. que tiene en cuenta esta particularidad suya junto con otras cualidades superiores que lo hicieron un profeta. el término que mejor explica sus capacidades intelectuales superiores es “astucia”.21 INTELIGENTE Desde que el Profeta Muhammad (saws) comenzó a recibir las revelaciones. Pero en nuestro lenguaje actual hablado. Muchas personas que poseían capacidades intelectuales superiores. reemplazamos este término con un sinónimo. en su sociedad e incluso en la humanidad en general. Si estuviera entre nosotros. con el riesgo de corroer un poco sus matices.” Pero esta situación también provocó un cierto malestar entre algunos jóvenes de Medina lo que generó ciertas habladurías: -“El Mensajero de Allah (saws) unió a su gente y parientes y . estás preparando una calamidad para la sociedad”. de otra manera no se hubiera comportado tan generosamente. Su intelecto superior nunca ha sido utilizado como herramienta para actos negativos. ganancia personal o necesidad ni una sola vez en su vida. y descuidas sus valores morales. incluso durante sus primeros años antes de la profecía. causaron tormentos en sus alrededores.

” El remordimiento y la vergüenza aumentaba entre la multitud. Cuando todos se calmaron un poco. ustedes vuelven a Medina con el Mensajero de Allah como parte del botín.” Cuando estos chismes llegaron a sus oídos no perdió ni un minuto de tiempo dando órdenes de que se reunieran todos los de medinenses. retomó sus palabras: -“¿Qué sucede si les doy a los que se convirtieron recientemente al Islam un poco más que a ustedes de dinero y pertenencias? Mientras aquellas personas vuelven a su país con rebaños de ovejas y camellos. Mensajero de Allah! ¡Así es!” Hizo un silencio y luego continuó diciendo: -“Pero si lo desean pueden reprocharme de esta manera: “Tu pueblo y tus parientes declararon ser tus enemigos y no te permitieron vivir entre ellos.” -“¡Sí. Él continuó diciendo: -“O también pueden reprocharme de esta otra manera: “Cuando todos los negaban. permanecería con los Medinenses.”” Muchos Medinenses. Cuando todos se volvieron sus enemigos. y comenzaron a llorar y disculparse. que si Él no me hubiera creado como un inmigrante. Mensajero de Allah! Toda nuestra gratitud a Allah y a ti. Medinenses!” dijo.22 probablemente se quede junto a ellos a partir de ahora. bajo la carga de la vergüenza que sintieron luego de estas palabras comenzaron a llorar con más fuerza. y los Medinenses en otro. ¿Acaso no lo prefieren? Juro por Allah.”” Los Medinenses no pudieron soportar más estas palabras e hizo un silencio. Pero él (saws) continuó diciendo: -“¿Acaso no fueron una comunidad confundida adoradores de ídolos? Allah los ha puesto en el sendero correcto a través de mi mano. Nosotros te abrimos los brazos y te hemos adoptado a ti y a tu religión. Se presentó frente a la multitud mientras lo esperaban curiosos y excitados: -“¡Oh. derramando sangre entre ustedes y se encontraban divididos en muchas fracciones? Allah los ha unido a través de mi mano y los ha vuelto más fuertes. Le rogaron que termine sus palabras y los perdone. nosotros hemos compartido nuestras vidas y nuestras pertenencias por amor a ustedes y los protegimos.” -“¿Acaso no eran enemigos unos de otros.” (46) ¿Y SI FUERA TU MADRE? Un joven musulmán le pidió permiso al Profeta Muhammad (saws) para . -“¡Sí.” -“¡Sí. hambrientos y miserables? Allah los ha vuelto ricos y honorables a través de mi mano. hubiera preferido ser un Medinense. nosotros los confirmamos. Juro por Allah que si toda la humanidad entrara en un valle.” Todo los Medinenses sintieron pena al oír una acusación tan grave y pronunciada por su boca.” Y continuó diciendo: -“¿Acaso no eran pobres. “Oí que algunos de ustedes dicen sobre mi que ahora he reunido a mi gente y parientes y que probablemente los prefiera a ellos antes que a ustedes. Mensajero de Allah! Toda nuestra gratitud a Allah y a ti.

las mujeres honradas serían salvaguardadas del peligro que él representaba. tu abuelo y antepasados creían en estos dioses junto con todos los demás y eran personas inteligentes y honorables. ¿Qué es aquello que hemos oído? Se dice que estás rechazando a nuestros dioses. El Profeta Muhammad (saws) le preguntó: -“¿Te gustaría ver a otros haciendo con tu madre lo que tú quieres hacer?” -“No. reconocido como una de las personas más inteligentes de La Meca y uno de los mejores oradores. y continuó diciendo: “¿En cuántos dioses creen?” -“En ocho.” -“Si su propiedad es destruida. y cuántos en el cielo?” -“Hay siete en la tierra. Uno de estos creyentes era Imrân cuyo padre Hussein.” El Profeta Muhammad (saws) respondió: -“Dejemos a tus antepasados y a los míos al margen de este momento”. ¡lo juro!” -“Y los demás no aceptarían que sus hermanas fueran tratadas de ese modo. hasta donde se encontraba el Profeta (saws) y le preguntó: -“Muhammad.23 cometer adulterio.” -“¿Te gustaría ver a otros haciendo con tu hermana lo que tú quieres hacer?” -“No. al oír que su hijo se había convertido al Islam. Lo persuadió y luego le dijo: -“¡Acércate!” Colocó su mano sobre el corazón del joven y rezó por él: -“¡Oh.” Apeló al sentido común del joven y le expuso el grado de lo malo y feo de la situación por la que le pidió permiso. para pedirle ayuda?” -“Al que está en el cielo. ¿a quién le rezan?” -“Al que está en el cielo. ¿a quién le rezan. bien preparado. decidió reivindicarlo de su error manteniendo una discusión con el Profeta Muhammad (saws) y poniendo fin a su acción divisiva. mientras que tu padre.” Desde aquel día el joven vivió como un ejemplo de virtud. y uno en el cielo. Allah! Perdona sus pecados.” -“Si les llega una calamidad. manifestando una razón supuestamente coherente.” . ¡lo juro!” -“Y los demás no aceptarían que sus madres fueran tratadas de ese modo. ¡lo juro!” -“Y los demás no aceptarían que sus hijas fueran tratadas de ese modo.” -“¿Cuántos de ellos están en la tierra. (47) ¿EN CUANTOS DIOSES CREEN? Transcurrían los primeros y más atormentados años de la profecía en La Meca y los creyentes no superaban un puñado. purifica su corazón y protégelo del pecado.” -“¿Te gustaría ver a otros haciendo con tu hija lo que tú quieres hacer?” -“No. Como tal. Hussein se acercó.

el Profeta (saws) estaba de pie distribuyendo ofrendas a sus compañeros sentados.”” Hussein se hizo Musulmán y su hijo Imrân abrazó a su padre con alegría. respondió sin pensar: -“El maestro de la gente es aquél que sirve a la gente. negando así la condición de profeta y negándolo ante los ojos de la gente.” -“Ya que Él es el único que acepta sus plegarias. ¿por qué atribuyen a los otros como asociados a Él?” -“Nunca antes he hablado con alguien como tú. Traía una carta diplomática importante y sin conocer Medina ni a los musulmanes. preguntó sin aliento: -¿Quién es el amo de esta gente? En ese momento.” Con esta respuesta había respondido a la pregunta del emisario y les había dado una lección de cortesía a sus compañeros y a todos los musulmanes. Se estableció así un principio importante de filosofía política.” -“¿De quién esperan remedio y recuperación cuando están enfermos?” -“Del que está en el cielo. Si el Profeta Muhammad (saws) respondía que sí el judío no lo comería y lo tiraría. mientras el Profeta Muhammad (saws) miraba la escena con lágrimas de alegría y alabanzas a Allah. El Profeta Muhammad (saws) agregó: -“Imrân se hizo Musulmán para que puedan obtener la salvación.24 -“¿De quién piden su sustento?” -“Del que está en el cielo. .” dijo Hussein. El Profeta Muhammad respondió sin pensarlo: -“¡Si lo comes. ¿qué voy a decirle a mi clan y a mis parientes? ¿Cómo iré y los miraré a la cara?” -“Di: “¡OH Allah! Muéstrame el sendero más verdadero. idólatras. Durante el encuentro un grupo de diversas personas (musulmanes. se lo mostró al Profeta (saws) y dijo: -“¡OH Profeta Muhammad! ¿Este pan es mi sustento?” La trampa era clara. SE CONVERTIRÁ EN TU SUSTENTO Un judío de Medina se topó con el Profeta Muhammad (saws). Cuando oyó la pregunta del emisario. El hombre judío.” Hussein exclamó: -“Pero entonces. se convertirá en tu sustento!” (49) MAESTRO DE LA GENTE El Profeta Muhammad (saws) se encontraba junto a sus compañeros en la mezquita cuando un emisario extranjero entró apurado. judíos. que llevaba un trozo de pan en la mano. y si respondía que no el judío lo comería. e hipócritas) se amontonaron a su alrededor. (48) SI LO COMES.

” -“¿Saben que ni en la tierra ni en el cielo nada podría permanecer oculto para Allah?” -“Sí.” -“¿Y que. y que no comió.” -“¿Saben acaso que Allah es El Protector y El Proveedor de todo?” -“Sí. Repetían sus aclamaciones que Jesús era el Hijo de Dios y le pidieron al Profeta Muhammad (saws) que aprobara sus aclamaciones. lo sabemos.” -“¿Saben que Allah le dio forma a Jesús en el útero de su madre. ni bebió. pero le pidieron que los gobernara a partir de ese día y el Profeta (saws) delegó a uno de sus compañeros como gobernador de Najran. mientras él los invitaba a la lógica y el sentido común: -“¿Saben acaso que Allah nunca murió. y que comió y bebió y perdió las abluciones?” -“Sí. y que Jesús fue condenado a muerte?” -“Sí. la madre de Jesús estuvo embarazada. como cualquier madre.25 (50) CONDÚCENOS Una delegación que representaba a los Cristianos de Najran le hizo una visita al Profeta Muhammad (saws) en Medina. No se hicieron musulmanes.” -“Entonces ¿cómo puede ser esta su aclamación?” Los Cristianos de Najran se quedaron mirándolo fijamente.” -“¿Puede Jesús hacer estas cosas?” -“No. y le dio a luz como cualquier otra madre. y que lo alimentó con leche como cualquier otra madre le da leche a su hijo. (51) . ni perdió las abluciones?” -“Sí.” -“¿Puede Jesús saber cualquiera de estas cosas?” -“No.

salvar cientos de niñas de ser asesinadas. dejaba que las bestias hicieran pedazos a las personas en las arenas ya que sus creencias diferían de la mayoría de la población y las imposiciones de la estructura estatal. Ordenaba el buen trato a aquellos capturados con vida en las batallas. en las relaciones personales y sociales. mientras un comandante romano victorioso conducía la marcha de la victoria organizada en su nombre en la capital.26 COMPASIVO En la época en que vivió el Profeta Muhammad (saws). en la guerra y en la paz. en el que. En palabras del famoso poeta Mehmed Akif: “El hombre ha sobrepasado a los monstruos en salvajismo. Trajo al mundo una riqueza de compasión tal. los niños. que las actitudes positivas atestiguadas durante toda su vida nunca se repetirán en la historia de la humanidad. eran para el Profeta Muhammad (saws) las ocasiones en donde actuaba con delicadeza en términos de compasión. le recomendó acariciar la cabeza de un huérfano. y hasta a veces cruel.” Cuando un compañero se quejó de que su corazón se había endurecido recientemente. era una sociedad en la cual la gente podía matar a sus propias hijas con las manos sin que su conciencia tambaleara. los ancianos y los enfermos sean heridos. hasta una fecha reciente. Cuando le pedían que maldijera a las comunidades más crueles. “Encontradme a los débiles de entre vosotros. En los campos de batalla en donde cualquier hombre por su naturaleza es muy duro y desconsiderado. y nos impresionó con los incontables ejemplos de compasión que demostró. las cuales desplegaban los peores actos hacia él (saws) y sus compañeros debido a la incredulidad. repitiendo esta acción cientos de veces. en la sociedad arábiga pre-islámica. Pero la compasión que desplegaba en tiempos de guerra sobrepasaba todos los otros momentos. absteniéndonos a un largo discurso sobre este tema.” Estos actos salvajes fueron abolidos al principio de su profecía. Prohibía que el enemigo sea atacado sin ser invitado primero al Islam. Prohibía que aquellos que no combatían como las mujeres. Así. una sola persona que se hubiera sublevado contra este salvajismo hubiera podido. . generalmente visto como el principal representante de la civilización. El Profeta Muhammad (saws) revolucionó. a través de sus esfuerzos personales. el Imperio Romano. él rezaba por ellos para que encontraran el camino recto. el comandante del ejército opuesto que había sido derrotado era estrangulado en una ceremonia. porque vuestro sustento y la ayuda que recibís es gracias a los débiles que hay entre vosotros. Si un hombre no tiene dientes. sólo con su existencia. La sociedad en la que había nacido el Profeta Muhammad (saws). es comido por sus propios hermanos. la perspectiva de todos los valores positivos y superiores de la humanidad.

Aún así vio que el hombre caminaba con mucha dificultad y le envió un mensaje: . enviaron una delegación para dialogar con el Profeta Muhammad (saws): -“Si no encontramos una solución de tu parte moriremos todos de hambre”. Sin estar conformes con esta situación el ladrón pobre y el jardinero fueron ante el Profeta Muhammad (saws). El ladrón elevó una queja contra el jardinero por el mal trato que le había infligido y el Profeta Muhammad (saws) oyó a ambos cuidadosamente. Los idólatras. se convirtió al Islam y con esto dejó de venderles cereales a los mecanos. Eligió olvidar y le pidió a Hamame que provea otra vez cereales a La Meca. que repentinamente se enfrentaron a la hambruna se dirigieron a Hamame logrando un resultado negativo. como recompensa por el mal trato que le había infligido. el jefe de un clan que satisfacía todas las necesidades de cereales de La Meca. En ese momento. Ni tuvo en cuenta que les negaron el derecho a vivir en sus países y los obligaron a emigrar porque él y sus compañeros habían defendido que su dios era Allah. tuvo que darle trigo de su propio granero. Preguntó la razón de esto y se enteró que esta conducta se debía a un voto que el anciano había hecho. tenía hambre. Luego le dijo al jardinero: -“Este hombre era ignorante. (52) AYUDA AL ENEMIGO Hamame. Tampoco tuvo en cuenta los intentos de acabar con su vida en incontables ocasiones ni las muchas veces que habían puesto ejércitos enteros para que marcharan sobre Medina.27 LADRON POBRE Medina estaba en tiempos de sequía y un musulmán hambriento entró a un jardín y tomó algunos dátiles de los árboles para comerlos. Como último remedio. dijeron. debiste haberle dado de comer.” El jardinero tuvo que regresarle la ropa al ladrón y luego. debiste haberle enseñado. (53) NO DEBE TORTURARSE Cierto día el Profeta Muhammad (saws) observó a un anciano que iba a pie hacia la peregrinación en La Kaaba en medio de sus dos hijos que montaban un camello cada uno. el Profeta (saws) no tuvo en cuenta ni por un instante que los habitantes de La Meca no le dieron ni un solo grano de trigo a él y a los otros musulmanes en el transcurso de tres años luego de la revelación. Pero fue sorprendido por el dueño del jardín quién lo golpeó y confiscó sus ropas como reembolso de los dátiles que había comido.

rodeado de los paganos mecanos. Aunque esta misma ciudad. años atrás.” . cayó en una emboscada de un grupo de idólatras de La Meca. incluyendo el Profeta Muhammad (saws) padecieron sufrimiento. levantó sus manos y suplicó. una de las hijas del Profeta Muhammad (saws). El sitio se había prolongado y las muertes comenzaron a acontecer debido al hambre. Al Profeta (saws) le fueron arrojados más de setenta espadazos. Mientras Zainab estaba emigrando de La Meca hacia Medina para unirse con su padre. el Profeta (saws). mientras limpiaba la sangre que caía de su mejilla y su boca evitando que esta cayera en la tierra: -“Oh Allah. había hecho víctima al Profeta Muhammad (saws) de apedreadas y escupitajos haciéndole vivir. sus dientes se rompieron.” (54) CUANDO LA CIUDAD DE TAIF ESTABA HAMBRIENTA Luego de la conquista de La Meca los musulmanes habían sitiado la ciudad de Taif. entre los que se encontraba Habbar. Pero el Enviado de Allah le envió un mensaje prometiéndole seguridad para su vida. En los momentos más intensos. sus mejillas se partieron y partes del hierro se clavaron en sus encías. se puso fin al asedio ya que el Profeta no estaba a favor de tomar una ciudad que sería obtenida a causa de la muerte por hambre de su población. con sus propias palabras “el día más amargo de su vida. Cuando Habbar llegó a su presencia. este con su lanza hizo que Zainab cayera del camello provocándole que pierda su embarazo y luego causándole la muerte como consecuencia. Perecieron martirizados decenas de los más grandes y queridos compañeros del Profeta (saws) y su ejército se disolvió. (56) UHUD: EL PUNTO MÁS ELEVADO DE SENSIBILIDAD Uhud fue el segundo gran campo de batalla de prueba del Islam. Al rodearla. A pesar de que el enemigo estaba a punto de rendirse. Si la hubieran visto.28 -“Allah no necesita la tortura de este anciano. La batalla de Uhud. perdona a mi nación porque no pueden ver la verdad. Habbar se escondió por temor a que el Profeta Muhammad (saws) buscara la venganza de su hija y se preparó para huir a Irán. fue un sitio donde todos los musulmanes. nunca se hubieran comportado así. Cuando La Meca fue conquistada. que terminó con una derrota en cuanto a la táctica. el Profeta (saws) aceptó su palabra de fidelidad y lo perdonó. Dile que monte un camello.” (55) EL ASESINO DE ZAINAB Habbar hijo de Al Aswad fue quien asesinó a Zainab.

Sin embargo no lo comió ya que no acostumbraba a hacerlo. MI QUERIDO PADRE Entre los árabes pre-Islámicos. le preguntaron: -“¡Oh Mensajero de Allah! ¿Por qué lidiaste tanto para que tu sangre no cayera en la tierra?” -“Es la ley de Allah. les preguntó a los prisioneros: -“¿Los han convocado al Islam?” Al escuchar también como respuesta un “No”.” (58) ¿LOS HAN CONVOCADO AL ISLAM? El Profeta Muhammad (saws) al ver a los prisioneros de guerra que habían sido traídos a Medina. que se encontraba herido y con dolor: -“¿Dónde está mi padre?” -“Tu padre fue martirizado. Si una nación lastima a un profeta enviado como misericordia de Allah hasta el punto de que su sangre cae en la tierra. les preguntó a sus compañeros: -“¿Los han convocado al Islam?” Al obtener como respuesta un “No”. el hijo de un musulmán martirizado le preguntó al Profeta Muhammad (saws). (59) NO PUEDES DARLE A LOS POBRES LO QUE TÚ MISMO NO COMES Uno de sus compañeros le entregó al Profeta Muhammad (saws) un reptil como regalo para que él comiera. . Luego de algunos años. -“¡OH Profeta de Allah! He enterrado a mis hijas con mis propias manos. ordenó que los prisioneros sean liberados y devueltos a sus países. Él (saws) no se lo permitió diciendo: -“No puedes darle a la gente pobre lo que tú misma no comes.” (57) EL NIÑO MARTIR El día de la batalla de Uhud. Son completamente abolidos. uno de sus compañeros relató enfrente al Profeta Muhammad (saws) cómo había aplicado esta tradición. sabiendo esto.” El hijo del mártir comenzó a llorar y el Profeta Muhammad (saws) acariciando su cabeza lo tomó en su regazo y le dijo: -“Déjame ser tu padre y Aisha tu madre. Aisha (as). extrañados por esta situación. matar hijas era una tradición común. le pidió permiso para entregarle el reptil a un pobre que se encontraba en ese momento pidiendo algo para comer.” (60) MI QUERIDO PADRE. al anochecer. no se les otorga ninguna oportunidad. Hz. la cual fue severamente prohibida en el Islam.29 Algunos de sus compañeros.

no tengo dinero.. Luego se acercó al Mensajero de Allah (saws) y le preguntó cómo podría ser perdonado. pero el Mensajero de Allah no se presentó.” En ese momento el Profeta Muhammad (saws) comenzó a llorar. mi querido padre. En la tercera noche la comunidad religiosa congregada en la mezquita había aumentado considerablemente. Abraham. Pero qué se puede hacer contra la voluntad de Allah. cerraron su boca y lo llevaron afuera. -“Vi la congregación y lo que evitó que me uniera fue mi temor a que esta plegaria se convierta en una obligación para ustedes.” -“¿Podrías darle comida a setenta personas?” -“No puedo proporcionarla. me incliné y comencé a mirar dentro como si buscara algo. Mientras caía al pozo de espaldas gritaba por mi ayuda: “Mi querido padre. El Profeta (saws) preguntó: -“¿Podrías liberar un esclavo?” -“No. esta situación me sucedió cuando estaba ayunando. contaba con tan sólo dieciocho meses cuando se encontraba agonizando en su regazo. (61) PARA QUE NO SE VUELVA UNA OBLIGACION Hz. realizó una plegaria voluntaria en la pequeña mezquita y unas pocas personas lo siguieron. Llegamos frente a un pozo ciego.” (62) UN CORDERO LACTANTE El hijo del Profeta Muhammad (saws). El Mensajero de Allah (saws) estaba extremadamente sensible.” (63) MÁS POBRE QUE YO Un amigo del Profeta Muhammad (saws) cometió un pecado durante el mes de Ramadán cuando estaba ayunando. A la noche siguiente la realizó de nuevo pero esta vez la comunidad religiosa había aumentado. Al día siguiente explicó la razón de su ausencia.” -“¿Podrías ayunar durante setenta días sin ningún intervalo?” -“Oh Profeta de Allah.” -“Entonces espera conmigo hasta que Allah otorgue alguna facilidad. -“Era un cordero lactante cuando murió mamando.”” Ahora el corazón del Profeta (saws) estaba llorando.30 En una de estas ocasiones tomé la mano de mi hija que estaba en la edad de florecimiento y la llevé hasta donde pude en el desierto. Aisha (as) dijo: -“Una noche. el Profeta de Allah.. lo besó y lo olió por última vez. Sus compañeros que llegaron en ese momento.” . Lavó a Abraham con lágrimas. El hombre continuó: -“Repentinamente la empujé.

El Profeta Muhammad (saws) se acercó silenciosamente por detrás y dijo a la persona que golpeaba: -“Deberías saber que el poder de Allah sobre ti es más grande que el tuyo sobre este pobre esclavo. Con cuatro monedas compró una camisa en el mercado de Medina.” El propietario respondió sorprendido: -“¡Oh. pero las he perdido.” El Profeta Muhammad (saws) abrió sus manos y alabó a Allah: -¡Oh. sé testigo de que la voy a liberar. Al cabo de un rato. El Profeta (saws) dijo señalando a la pequeña: -“Tenía miedo de que la castiguen por llegar tarde. El Profeta Muhammad (saws) extendió la cesta a su compañero que esperaba: -“Toma esto y distribúyelo entre los pobres para que haya expiación de tu pecado.” -“¡Oh.” (64) LAS MONEDAS DE PLATA El Profeta Muhammad (saws) tenía diez monedas de plata en su bolsillo. de ahora en más. Volvió a comprar otra camisa quedándole dos monedas de plata. Profeta de Allah! Ya que ella hizo que tú honraras nuestra casa.” La criada aún estaba ansiosa y le respondió: -“Tengo miedo de que me regañe por llegar tarde a la casa. puedes comprar la harina. es libre. La muchachita era una criada: -“Mi propietario me ha dado dos monedas de plata para comprar harina. lleno de temor. qué abundante fueron estas diez monedas de plata! ¡Con ellas pusiste una camisa a un pobre y otra a mí.31 Su amigo se sentó y comenzó a esperar en la pequeña mezquita.” El Profeta Muhammad (saws) le tomó la mano y juntos compraron la harina. Se le acercó y le preguntó por qué estaba llorando.” El Profeta (saws) le dio las últimas dos monedas de su bolsillo y dijo: -“No llores. temblaba de la cabeza a los pies y el látigo cayó de sus manos. llegó una cesta de dátil como regalo de una persona de Medina. e hiciste feliz a una muchachita y le otorgaste la libertad! (65) EL PODER DE ALLAH ES MAYOR QUE EL TUYO Un hombre estaba golpeando a un esclavo con un látigo. Se dirigió al Profeta Muhammad (saws): . Nunca la golpeen. llévala a tu familia y come.” El dueño. Profeta de Allah! No conozco a ninguna familia más pobre que la mía. Luego fueron a la casa en la que ella servía y los propietarios los recibieron sorprendidos y felices. Un rato más tarde vio a una muchacha llorando en el camino.” Una sonrisa apareció en el rostro del Profeta Muhammad (saws): -“Entonces tómala. Allah. pero en la puerta un pobre le pidió la camisa.

Profeta de Allah! Sé testigo. se abrazó a su camisa y comenzó a llorar. las montañas de La Meca centelleaban con los fuegos del campo. la ciudad capital y los cuarteles del odio del Islam.. ¡Oh.32 -“¡Oh. el hogar paterno en donde no se le permitió hablar de su religión. Al poco tiempo se dio cuenta de la situación y preguntó: -“Oh. Uno de los compañeros que lo acompañaban no puedo dejar de preguntarle: -“¡Oh. ¿mi látigo también te tocó a ti?” Yo respondí tímidamente: -“Sí. Abu Sufyân. El día en el que llegaron las noticias a Medina. estas ovejas son el equivalente a la herida que te he causado sin querer. había . El ejército había sitiado La Meca y había acampado. nunca visto en la península arábiga de la época.” (68) LA CONQUISTA DE LA MECA El Profeta Muhammad (saws) estaba viviendo el apogeo de su misión profética que le había sido prohibida con su propia vida. El Profeta Muhammad (saws) abrazó a los huérfanos y lloró con sollozos. relató: -“Durante un viaje el Profeta de Allah me había llevado en la grupa de su camello. sintiendo dolor por su padre. Profeta de Allah! ¿Qué significa esto?” -“Es el anhelo del amante por el amado. La Meca. Me concedió ciento veinte ovejas como regalo y dijo: -“Oh.” (67) EL AMADO DEL AMANTE Su hijo adoptivo Zaid fue martirizado en la guerra de Mute. Abu Zur’a. Abu Zur’a. A cada soldado se le había ordenado encender un fuego y la oscura Meca había sido rodeada con diez mil luces.” (66) CIENTO VEINTE OVEJAS Abu Zur’a. la casa y los hijos del hijo adoptivo fueron visitados por el Profeta Muhammad (saws). Cada tanto el látigo que utilizaba para mover el camello tocaba mi pierna y me lastimaba. Profeta de Allah!” No dijo ni una palabra. La hija más joven de Zaid.. voy a liberar a este esclavo. que consistía en miles de hombres musulmanes armados. ahora estaban conquistados desde cinco direcciones por un ejército de tal magnitud. habrías ardido en el infierno. el líder enemigo.” El Profeta Muhammad (saws) le respondió: -“Si no te hubieras comportado así. Un rato después llegamos a un lugar en donde se encontraban algunos botines de guerra que le pertenecían. uno de los compañeros que acompañaba al Profeta Muhammad (saws) durante algunos de sus viajes. su tierra natal. Era de noche.

sobre su camello Qaswa. Hoy es el día de vengarse por lo de Uhud. Akil es también una de las garantías dadas a toda la gente pagana de La Meca.33 dejado la ciudad y se presentó frente al Mensajero de Allah (saws) con su pequeño muchacho tomado de la mano. esa casa había sido destruida por su primo Akil con el sólo propósito de que el Profeta (saws) se sintiera lastimado y triste cuando se enterase. el tío del Profeta Muhammad (saws). La gente de La Meca no podía creer que toda la tiranía. . tortura y hostilidad que habían generado durante años haya quedado sin equivalencia y venganza. y con cada respuesta su asombro se hizo mayor hasta convertirse en admiración. -“Akil. Abbas. el hijo de Ubâdah. Abbas por quiénes estaba compuesta cada tropa o tribu. opresión. su casa paterna. Conociendo la naturaleza compasiva del Profeta (saws) dijo: -“Juro por Dios que si no me perdonas cometeré suicidio con este niño. Hoy es el día de desacreditar el honor de la tribu Quraysh. “¿Has dejado una casa para que descansemos?” Sin embargo.” dijo el Profeta (saws). ahora estaba pidiendo perdón utilizando a su hijo como medio. Tiene inmunidad. Para asegurarse de que no serían tocados y vengados. se dirigió a Abu Sufyân diciendo: -“Hoy es un día de algarabía.. uno de los comandantes que venía desde Medina. Le preguntó a Hz. La gente de La Meca se había paralizado por la magnificencia de lo que estaba viendo. Fue perdonado. Sad.” Luego ordenó que se le quitara a Sad el cargo de comandante y en su lugar nombró al hijo de este.” El Profeta Muhammad (saws) detuvo a Sad haciéndole un gesto con la mano y dijo: -“Hoy es el día de la misericordia y la piedad. La Meca fue reconquistada y el calor de la tarde había llegado. observando al ejército musulmán mientras entraba en La Meca como una marea. Recordó su hogar. el ejército entró en acción. Para mostrar que a una ciudad declarada sagrada por Allah sólo se puede entrar con modestia se inclinó sobre su camello hasta que su cabeza tocó el lomo. nadie piensa en tocar ni un pelo de Akil. comenzó a preguntar: -¿El Profeta Muhammad aún no ha pasado? Finalmente. Mientras tanto. se reunieron con el Profeta Muhammad (saws) en la puerta de La Kaaba donde se habían limpiado los ídolos. Luego. apareció llevando las armaduras de guerra. el Profeta Muhammad (saws). Abu Sufyân se encontraba sobre una colina junto a Hz. Hoy es el día de elevar el honor de los Quraysh. Sus compañeros (saws) le preguntaron: -“¡Oh. en postura de alabanza a Allah. Profeta de Allah! ¿Adónde te gustaría descansar?” Una sonrisa triste apareció en su rostro. Sin embargo.. quién fue su enemigo durante años.” Abu Sufyân. impaciente. luego de la plegaria matutina. Hoy es el día en el que el respeto por La Kaaba y La Meca llegarán a la cima. Al día siguiente. Hoy es el día de la destrucción.

comete un acto a la vista de Allah igual al adulterio. Allah es indulgente.” Yo he hecho todas estas cosas. vacilantes y temerosos. Y al día siguiente. Que Allah pueda perdonaros porque Él es el Más Misericordioso de los Misericordiosos.” (39:53) Wahshi regresó a La Meca y se hizo musulmán.” Yo les digo lo mismo a vosotros. el asesino del tío del Profeta Muhammad (saws).. cuando se supo que La Meca iba a ser conquistada. Iros.” ..” (4:48) Wahshi continuó dudando y escribió una nueva carta: -“¡OH Muhammad! ¿Esto significa que “si Allah lo desea. Él es el Indulgente. -“¡OH Muhammad! “arrepentirse. El Profeta Muhammad (saws) entendió bien lo que significaban sus cabezas inclinadas y su silencio: -“Nuestra situación” dijo. Estas fueron las personas que no conocieron al Profeta Muhammad (saws). pero Wahshi temía. Mensajero de Allah! ¿Todos estos milagros son sólo para Wahshi o para todos nosotros? Él (saws) respondió: -“Para todos. y que creyeron que ninguna misericordia ni poder indulgente era suficiente para que sean perdonados. El Profeta Muhammad (saws) envió a Wahshi la aleya 70 anotada: “No así quien se arrepienta. Quien asocia a Allah comete un gravísimo pecado. posiblemente no sea tan capaz. Sin embargo.” La respuesta a esto vino de la aleya 48 del Sura An Nisâa (Las Mujeres): “Allah no perdona que se Le asocie. misericordioso. toda La Meca se convirtió al Islam. A éstos Allah les cambiará sus malas obras en buenas. sois libres. Al igual que les dijo a sus hermanos: “Hoy no existe disputa con vosotros. La gente preguntó: -“¡Oh. Le fue enviado un emisario pidiéndole que regrese y se convierta al Islam. “es como la situación de Hz. En su carta dijo: -“¡Oh. Uno de ellos era Wahshi.?” No sé si Allah desea tal cosa para mí. creer y las buenas acciones” es una condición de peso. el Misericordioso. crea y haga buenas obras. Pero perdona lo menos grave a quien Él quiere. el ejército de miles de hombres se marchó de La Meca ya que no había necesidad de que permaneciera allí. Sobre esto la aleya 53 del sura Az zumar fue entregada: “Di: “¡Siervos que habéis prevaricado en detrimento propio! ¡No desesperéis de la misericordia de Allah! Allah perdona todos los pecados. será castigado y su tormento aumentará el día del juicio y quedará inmortal en el tormento mientras es insultado e indigno. algunos huyeron lejos de la ciudad. descendió el versículo 70 de la Sura Al-Furqân (El criterio) del Sagrado Corán.” (25:70) Pero Wahshi no estuvo satisfecho con esto.”” Durante el día y hasta el anochecer. ¿aún así podría de alguna manera ser salvado? Debido a esto.34 Se encontraban tímidos. Yusuf y sus hermanos. Muhammad! Dices “el que mata a un hombre. Hará Su voluntad.

Wahb. quien envió asesinos a Medina para matar al Profeta Muhammad (saws) años anteriores en venganza de sus parientes asesinados en Badr. del pueblo de los Koraichitas. uno de los enviados para matar al Profeta Muhammad.35 Safwan el hijo de Umayyah. el Profeta Muhammad (saws) les advirtió a sus compañeros: -“No hablen en contra de su padre ni lo hieran.” La tarea de convencer a Ikrima y facilitar su regreso fue asignada a su mujer. Para convencerlo de que regresara. E hizo que se sentara cerca de él. fue otro de los que escapó. a punto de emigrar a África. durante la era del califato de Hz.” Ikrima también había hecho muchas cosas pero el Profeta Muhammad (saws) dijo sobre él: “No he sufrido tanto por él como por su padre. oído y experimentado realizó una promesa: -“¡Oh. exclamó. Lo encontró a bordo de una embarcación en la costa del Yemen. Omar (ra).” Ikrima mantuvo su promesa y luego de años al servicio del Islam. el hijo de Umayr. El tercer ejemplo de los que huyeron fue Ikrima. Safwan se hizo musulmán. el capitán emigrante”. En su cuerpo. fue enviado como emisario. Tan pronto se informó que Ikrima estaba por entrar en La Meca.” Ikrima entró y el Profeta Muhammad (saws) lo recibió y abrazó: -“Bienvenido. se encontraron setenta marcas de heridas de espada. Ikrima. (69) .” El Profeta (saws) respondió: -“Si lo deseas puede tomarte cuatro…” Antes de que se cumplan los cuatro meses. Déjame pensar si adopto tu religión o no. Con él llevó su turbante que el Profeta (saws) le dio como un documento de promesa de “inmunidad. en la batalla de Yermuk que llevó a que Medio Oriente se hiciera musulmán. Profeta de Allah! Sé testigo que gastaré al menos dos veces más el dinero y mis esfuerzos de lo que he gastado para impedir que tu religión sirva en hacer que esta prospere. Pero aún no estaba preparado para el Islam y situado frente al Profeta Muhammad (saws) dijo: “-Otórgame dos meses de permiso.” Safwan confió en esto y regresó. asombrado por lo que había visto. el hijo de Abû Yahl quién provocó la hostilidad hacia el Islam y hacia Profeta Muhammad (saws) hasta que fue muerto en Badr y quien definió despectivamente al Profeta (saws) como: “El faraón de la comunidad. fue uno de los tres guerreros por la fe del Islam que fue martirizado sin beber una sola gota de agua.

lo acariciaba diciendo “Si mi Usâmah fuera una niña. entre humana y animal. él paseaba con ella hasta que la niña lo soltaba. El Profeta (saws) la escuchó con interés y ternura. Una noche.. continuaban viviendo tratadas como si fueran criaturas. Pero la comunidad aprendió un nuevo comportamiento al observar el trato del Profeta Muhammad (saws) hacia todas las mujeres y niñas. le daría preferencia a las niñas.36 EL PADRE El Profeta Muhammad (saws) sentía un profundo interés por los niños. no sólo dando ejemplo a través su conducta sino que también la reforzó con sus palabras. el Profeta (saws) vivía en una sociedad. “pero ha pedido primero.. “En cuanto a los obsequios. cada vez que se encontraban las besaba en la frente. Esta costumbre fue de las primeras en ser abolida. y agregó “si antepusiera un hijo a otro. poniendo cuidado en sus palabras.” Cuando limpiaba el rostro de su nieto adoptivo Usâmah. cuando lloraban secaba sus lágrimas con sus manos y con confianza y comodidad le contaban todos sus problemas a su padre. te gusta más Hasan?” -“No. “manténganse equitativos con vuestros hijos”. Los tomaba en serio y los respetaba al igual que un adulto. que por tradición.” Y cuando una de las niñas de Medina le tomaba la mano. Un día una de ellas le dijo que el marido de su hermana era mejor..” En la época en que comenzó el deber de la Profecía. Umama se colocaba con cuidado en el suelo al momento de arrodillarse en el rezo y volvía a abrazarse a su cuello al momento de pararse… Luego de que sus hijas se casaron.. muchas veces se abrazaba alrededor de su cuello cuando el Profeta Muhammad (saws) realizaba la plegaria quedando colgada por detrás. las buenas actitudes y gestos de aprobación” decía. “Si alguien tiene una hija y no la lastima.. Hz. Educó a la comunidad en cuanto al trato hacia las niñas.” dijo. y su nieto Hasan se despertó y pidió agua. especialmente hacia las más cercanas. como si fueran mercancía que se pudiera comprar y vender. se quedó como invitado en la casa de su hija Fátima (as). El Profeta Muhammad (saws) fue más rápido que su hija y le alcanzó el vaso. y comenzó a llorar. Pero aquellas que lograban salvarse de esta costumbre y que pudieran "considerarse afortunadas". Su nieta Umama.. preguntó: “¿Querido padre. Cuando cometían errores o una travesura pensaba que sólo eran niños.. ni la trata con . lo adornaría con aros y joyas. Fátima (as).. acostumbraba a enterrar vivas a las niñas pequeñas. Pero el Profeta Muhammad (saws) le dio primero a Hasan. Casi al mismo tiempo su otro nieto Husayn también se despertó y pidió agua. La conciencia de que los futuros hombres crecieran con todo tipo de valores positivos nos permite observar fácilmente sus actitudes más detalladas...

Profeta de Allah! Suponemos que te ha sucedido algo o te ha llegado alguna revelación. se unía a ellos y competía.” Niñas o niños. Y sobre el aroma de un niño decía: “el aroma del cielo. Me preocupaba que los padres se inquietaran por él. ponía sobre su falda a Abraham y lo besaba oliéndolo muchas veces. (70) LA VOZ DE UN NIÑO QUE LLORA Un día conducía la plegaria matutina en la apequeña mezquita.. para no caerse y lastimar a su nieto que subía por su espalda durante la prosternación. Lo usual era realizar una plegaria larga leyendo lentamente cien aleyas en dos posternaciones obligatorias.” Durante la plegaria. La casa estaba ubicada en los barrios bajos de Medina y el marido de su madre adoptiva era herrero. En su corazón lleno de ternura por todas las criaturas vivas. el lugar de los niños era muy especial.. Sus compañeros le preguntaron: -¡Oh. Allah lo destinará al Paraíso.” (71) NO ATESTIGUARÉ Un padre deseaba hacer una concesión pero solamente para uno de sus hijos. En cada visita.37 desprecio ni prefiere más a sus niños que a ella. No podía ni siquiera soportar su llanto.. Decía: “Quienquiera satisfaga y trate bien a un niño que llora hasta que pare.” Cuando veía que los niños corrían carreras. no se levantaba. con frecuencia visitaba a su hijo Abraham nacido en la casa de su madre adoptiva. Al no realizarse la prosternación. los aceptaba a todos como lo más valioso y amado de la humanidad. se lo entregaba al más joven de los que lo acompañaban.” Mientras presidía el estado que gobernaba toda la península Arábiga. En sus costumbres. los compañeros alineados detrás de él pensaban: “¡Oh. cuando le daban un regalo.. Allah le dará bendiciones suficientes para estar complacido en el cielo. Profeta de Allah! ¿Por qué hoy has conducido la plegaria tan rápido? -“Oí la voz de un niño llorando. esperaba a que el niño se bajase por propia voluntad. pero esa mañana completó la plegaria en corto tiempo y realizó el saludo final. Fue hasta el Profeta Muhammad (saws) pidiéndole que atestigüe . El interior de la casa estaba generalmente llena de humo que proveía de la forja. Llevaba al ganador en su camello y paseaban por las calles de Medina.” VISITA A ABRAHAM Su criado Enes se refería a él (saws) con estas palabras: “Nunca he visto una persona que tratara a los miembros de su familia tan misericordiosamente como él.

El Profeta (saws) dijo: -“Esa madre merece el Paraíso por su comportamiento misericordioso. Al anochecer. dijo: -“Según cuánta misericordia le tengas. Cada vez que ella entraba él siempre la recibía de pie. Aisha (as). y él les respondió con una sonrisa de felicidad: -“Yo también las amo. Ante esta visión. la única de los siete hijos del Profeta (saws) que lo sobrevivió y que partió al Más Allá seis meses después de su muerte. tan sólo había tres dátiles. El Profeta Muhammad (saws) les preguntó al pasar junto a ellas: -“Pequeñas. Cuando el hombre respondió que no le preguntó: “¿te gustaría que los demás sean equitativos contigo?” El hombre respondió: “Por supuesto que sí. lo besaba y lo olía. y cuando está por comerse la tercera. pero el Profeta (saws) le preguntó si también había realizado concesiones para los otros hijos. las niñas aún con hambre estiraron sus manos. ¿me aman?” Las niñas dijeron: “¡Sí!”. Allah tendrá más misericordia para ti.” (73) TEN MISERICORDIA DE ÉL Un compañero del Profeta Muhammad (saws) fue hacia él con su hijo en su regazo. Las muchachas musulmanas de Medina lo recibieron cantando esta canción: “La Luna Llena se levantó sobre nosotros desde las colinas del Adiós”. tenía un lugar especial en el corazón del Profeta Muhammad (saws). Aisha (as) todavía se encontraba bajo la influencia de este evento y se lo contó al Profeta Muhammad (saws) ni bien llegó a su casa.” (72) TAMBIÉN LAS AMO El viaje de inmigración llegó a su fin y entraron en Medina.” (74) DEBE HABERSE MERECIDO EL CIELO Una madre hambrienta con sus dos hijitas en su regazo le pidió algo para comer a Hz. .” (75) BIENVENIDA HIJA MIA Fátima (as). Constantemente lo abrazaba. La madre le da una a cada una de sus hijas.38 este evento. En la casa del Profeta Muhammad (saws). Sé justo con todos tus hijos. el Profeta Muhammad (saws) le preguntó sonrientemente: -“¿Tienes misericordia de él?” Cuando su compañero respondió “Sí”. Hz. y la madre se las dio.” El Profeta Muhammad (saws) dijo: -“Entonces no atestiguaré.

y comenzamos a buscar a los niños. su hija llegó también.” Una sociedad compuesta de personas que mataban a sus hijas con sus propias manos.. Finalmente... El hombre la hizo sentarse cerca pero nunca mostró interés.. subió a cada uno a sus hombros y comenzó a caminar lentamente hacia Medina.39 -“Bienvenida hija mía” decía y la besaba. Luego volvió con sus nietos y mientras los consolaba dijo: -“Ustedes son mis descendientes. los levantaba. El rostro del Profeta de Allah (saws) cambió y preguntó de una manera seria: -¿Por qué no los has tratado igual?” (77) CORRAN HACIA MÍ Un día el Profeta Muhammad (saws) sorprendió a su primo Yafer y a los hijos de su tío Abbas frente a él y les dijo: -“Corran hacia mi. La víbora estiró la cabeza. sacó la lengua y siseó. El Profeta (saws) los besaba. los encontré en la ladera de una montaña. Estaban abrazados con miedo y mirando una víbora enfrente de ellos. corrió hasta la serpiente y esta escapó. (78) SON MIS DESCENDIENTES Su amigo iraní Selman relató: “Comenzaba la tarde y estábamos sentados en la pequeña mezquita. (76) LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS FUERON DIFERENCIADOS Su criado Enes relató: -“Un hombre estaba sentado cerca del Profeta Muhammad (saws). cinco o diez años antes. Así expresaba su amor por su hija: -“Fátima es una parte de mi. Nos llegó la noticia de que Hasan y Huseyn estaban perdidos. Todos juntos con el Profeta Muhammad (saws) nos dispersamos por Medina y los alrededores. jugaba con ellos. Tan pronto como vio la situación.” Cuando el temor de los niños se calmó. le sostenía las manos y la hacía sentarse a su lado. El hombre lo hizo sentarse en sus rodillas y comenzó a besarlo y a acariciarlo. quién la mortifique me está mortificando a mí. Llamé al Profeta de Allah (saws) que llegó inmediatamente. Fátima (as) trataba a su padre de la misma manera. los observaba comprendiendo cuan digno es una hija en realidad.” . Los niños corrieron hacia el Profeta Muhammad (saws) y se abrazaron a su pecho. Mientras tanto. cuan dignos son en el estado de Allah. llegó su hijo. Al que llegue primero le daré un regalo”. Solía hacer esto con mucha frecuencia a lo largo de su vida. Un rato después.

Luego juntó sus cabezas una con la otra.” (80) LES TENGO MISERICORDIA En una rodilla el Profeta Muhammad (saws) tenía sentado a Usâmah. Tan pronto como entraron. mientras estaba jugando a “cabalgar” con Hasan y Huseyn sobre su espalda. apoyó la suya con la de ellos y se dirigió a Allah: -“¡Oh Allah! Deseo que les tengas misericordia porque yo se las tengo. Un día sus nietos le pidieron al Profeta (saws) que les compre un camello y al no disponer en ese momento de ningún dinero para complacerlos. Hasan y Hz. Huseyn. los amo y deseo que Tú los ames y que los amen. El amante del Profeta (saws) les dijo a los niños: -“Tienen un bello caballo. deseo que Tú lo ames y que lo amen. súbanse. a quienes él amaba llamándolos “Mis flores” aparecieron en su regazo. El Profeta (saws) rezó: -“¡Estos son mis hijos.” (83) . el hijo de su hijo adoptivo Zaid. Omar (ra). ¿hay algún camello mejor que este?” Otro día. los hijos de mi hija! ¡Oh Allah!. se puso en cuatro patas y bromeando dijo: -“Vamos. buscó a Hasan: -¿Está el hombrecito? ¿Está el hombrecito?. preguntó. Hasan y Huseyn.40 (79) ¿ESTÁ EL HOMBRECITO? Un día iba hacia la casa de su hija Fátima (as) con su leal amigo Abu Hurayrah. Quería ver y acariciar a sus nietos. Mientras abrazaba a su nieto que venía contoneándose.” El Profeta (saws) respondió: -“Ellos son bellos jinetes.” (82) QUÉ BELLOS JINETES Su hija Fátima (as) le dio al Profeta Muhammad (saws) dos nietos. Hz.” (81) MIS FLORES Una noche. Allah! Lo amo. un compañero del Profeta Muhammad (saws) lo visitó y se sorprendió al ver que dentro de la ropa del Profeta (saws) había algo que se movía. y en la otra a su nieto Hasan. por otra parte estaba rogando: -“¡Oh. Cuando la tela se abrió el secreto se reveló. se encontraron con Hz.

Aisha tu madre y Hasan y Huseyn tus hermanos?” -“¡Sí. El Profeta Muhammad (saws) se le acercó: -“Hijo mío.. Mientras tanto. Luego volvió al púlpito y continuó desde donde había quedado.41 CAMINANTES CON DIFICULTAD Un día se habían congregado miles de fieles en la pequeña mezquita y escuchaban al Profeta (saws) con gran atención. En la calle vio a niños jugando vestidos con la ropa de la fiesta.. no descuidó el disculparse con los que lo estaban escuchando. solía decir: “¿qué debió . le dieron afecto… Luego. Cuando veía jugar a los niños en la calle.. Cuando me veía con timidez y miedo.. En la entrada había dos bebés con sus camisas rojas tratando de caminar con dificultad. Estaba sentado a un lado con la ropa sucia y vieja y mirando a los demás. comenzaba a jugar con ellos y olvidaba comprar. Este período de diez años estuvo lleno de travesuras. -“Observaba a estos dos niños que caminaban con dificultad y no pude dejar de interrumpir mi discurso para levantarlos.. sí!” El niño feliz saltaba de alegría entre los demás. Según su propio relato: “El Profeta Muhammad (saws) solía enviarme a comprar al mercado.. que realizaba trabajos diarios para Profeta Muhammad (saws). Profeta de Allah. Allí lo lavaron. inteligente y travieso.?” El huérfano respondió: -“El Profeta de Allah se ha vuelto mi padre.. pero uno especialmente llamó su atención.Enes el hijo de Malik. Sus amigos le preguntaron admirados: -“¿Qué te ha sucedido.” (84) AISHA TU MADRE Y YO TU PADRE Una mañana el Profeta Muhammad (saws) regresaba a su hogar de una fiesta religiosa. lo vistieron con ropa nueva. el Profeta Muhammad (saws) tomó su rostro entre las manos: -“¿Te gustaría que yo fuera tu padre. Pero el Profeta Muhammad (saws) interrumpió el discurso.. Aisha mi madre y Hasan y Huseyn mis hermanos. bajó del púlpito y los agarró. sin embargo nadie se atrevió a interrumpir el discurso del Profeta de Allah (saws) y a tomar a los niños. soy huérfano. Las cabezas se les iban hacia un costado. ¿por qué no te unes a tus amigos?” El niño respondió con tristeza: -“Profeta de Allah. Lo sirvió hasta su muerte durante un período de diez años. Luego acostumbraba a ir ante él en silencio.” (85) ¿QUE DEBIO HACER ENES? Enes era un niño medinense de diez años. Oh.” Tomó al niño de la mano y lo llevó a su casa. lo alimentaron.

Al volverse. se olvidó capturado por el juego. Al atestiguar el evento. el pecado de mentir se anotará para ti. puso esta vez especial intención y leyó un adhan con sumo cuidado.” (86) LEE AQUI UN ADHAN Un niño llamado Abu Majdhurah se encontraba imitando al muecín y se burlaba del adhan. Nunca se enojó conmigo ni siquiera una vez. Le pidió permiso para ser muecín en La Meca. “¿Has ido al lugar que te envié?” Enes respondió: “Ahora mismo estaba por ir allí. el hijo de Malik. El Profeta Muhammad (saws). nunca me culpó por un error que cometí o un deber que descuidé diciéndome: “¿por qué no hiciste esto o por qué no hiciste aquello?” Nunca me dedicó un mal gesto. para conseguir de esta manera que su hijo entre en la casa. nunca me golpeó. dijo.” Abu Majdhurah lleno de timidez. mientras corregía sus errores le puso en su bolsillo un poco de dinero y le acarició la espalda con su mano: -“Que esto sea bendecido”.” El Profeta Muhammad (saws) continuó sonriendo sin decirle nada.42 hacer Enes que no tiene nada en la mano? Allah ha hecho que se olvide de realizar sus tareas” y solía complacerme.. En sus años de adulto. sonriente.” dijo.” (88) . Enes. al hacer una valoración del tiempo que estuvo junto al Profeta (saws). una mano lo tomó por detrás. pero al encontrarse a los niños jugando en la calle.. (87) NUNCA ENGAÑES A LOS NIÑOS Una madre de Medina le dijo a su niño: “Ven aquí y mira lo que te daré”. El Profeta Muhammad (saws) lo llamó a un lado y como si no se diera cuenta de que se estaba burlando del adhan. Poco tiempo después. Abu Majdhurah estaba sorprendido por esta apreciación y por ser perdonado. deber que realizó durante años. el Profeta Muhammad (saws) preguntó: -“¿Qué le darás al niño?” Cuando la madre respondió que le daría un poco de dátil le hizo una advertencia: -“¡Ten cuidado! Si viene a ti y no le das nada.” Luego se arrepintió y se puso en marcha. vio al Profeta Muhammad (saws) de pie frente él. le dijo de una manera seria y suave: -“Ven y lee aquí un adhan. Un día Enes se dijo así mismo en relación a la tarea que le fue asignada: “Juro por Allah que no iré. -“Mi querido Enes. dijo: -Me uní a él en mis primeros años de juventud y estuve a su servicio diez años completos.

Luego de repartir el oro llegado de las afueras de Medina. Dijo: “Ahora me siento cómodo.43 GENEROSO Sus compañeros hablaban sobre su generosidad comparándola con “las olas del océano. veinticuatro mil camellos. Al finalizar de la guerra de Huneyn. no podría dar sin contar. le llegaron de ofrecimiento mil monedas de plata. Un día. Todo lo distribuyó entre los necesitados. toda su vida está llena de hechos que prueban la fidelidad de sus palabras. No se conoce ninguna circunstancia en que haya vacilado ni siquiera un instante prefiriéndose a él antes que a los necesitados. Porque un hombre que no está apoyado en la espada del poder eterno de Allah no podría ser tan generoso. Lo esparció sobre una estera y no se marchó hasta que hubo distribuido todo el dinero. no la guardaría en mi mano más que tres días y lo distribuiría todo.” En sus últimos momentos. Hasta ese momento no había tenido tanto dinero. dijo: -“Si Muhammad llega a Allah con estas monedas…” Dio indicaciones y cinco de ellas debían ser distribuidas a los pobres. el hijo de Abdullah. se marchó velozmente a su casa. Uno de sus compañeros le dio tres kilos de dátiles y unos pepinos como regalos. después de dirigir la plegaria de la tarde. Él le entregó un puñado de joyas hechas de oro. El resto de su vida lo pasó realizando ayunos ya que generalmente no había nada para comer en la casa. Luego de repartirlas a la mañana siguiente. definió la generosidad del Profeta Muhammad (saws) de esta manera: -“Realmente no hay duda de que él es el Profeta de Allah. seis mil esclavos y doce mil kilos de plata.” .” Ellos se hicieron musulmanes convencidos de su profecía sólo por esta virtud.’” Él Profeta (saws) dijo: “Si la Montaña Uhud fuera mía y de oro. Cuando regresó les respondió a los compañeros que preguntaron por su prisa: -“Recordé que había una cantidad de oro y lo distribuí para desentenderme de él.” No obstante. las otras dos a sus esposas. Un nuevo musulmán que no podía creer con sus ojos y oídos estas experiencias. dijo sobre su carácter: “Nunca se ha advertido que le hayan preguntado algo y haya dicho “’No.” Un día. la poca cantidad de sus pertenencias fue incluida en el tesoro del estado. su parte del botín fueron cuarenta mil ovejas. Yabir. no pudo dormir aquella noche debido a las seis monedas de oro que le quedaban.” Luego de su muerte. mientras giraba en su mano las siete monedas de plata que eran todo su efectivo. plata y perlas. También dijo: “Los profetas no dejamos ninguna herencia.

pero no pude encontrar a ningún necesitado para poder entregárselas. nos pusiéramos en deuda con alguien y así satisfacer la necesidad de ese pobre. Al terminar de pagar las deudas. -“Libérame de ellas. Al llegar a la pequeña mezquita le informé al Profeta (saws). -“¿No sabes cuántos días faltan para que empiece el nuevo mes?” -“Pocos”. me avisaron que el Profeta (saws) me llamaba.” Este mal trato fue demasiado para mí e inmediatamente fui ante el Profeta Muhammad (saws) y le conté la situación.” Inmediatamente cumplí su orden. Él acostumbraba indicarme que si un pobre le pedía ayuda y no teníamos dinero.44 LIBERAME DE LAS DOS Bilâl-al Habasi relató: -“Solía encargarme de las cuentas del Profeta de Allah (saws). Nos encontramos en el mercado y me gritó: -“¡Eh. me preguntó: -“¿Ha quedado algo?” -“¡Sí. aumentando nuestra deuda tranquilamente. Un pagano rico conocedor de esta situación y con la intención de simpatizar con el Profeta Muhammad (saws) un día me dijo: -“Si necesitas algo de dinero. Finalmente. especialmente con el pagano. déjame proveértelo a mí. fui a verle y le informé. Vendámoslas y paguemos nuestras deudas. Señalando los cuatro camellos que estaban en la puerta cargados de mercancías. y luego de alabar a Allah. no vayas a ninguna otra parte. negro!” -“¿Qué sucede?” dije. respondí. El Profeta (saws). -“Verás.” Busqué por toda Medina hasta el anochecer del día siguiente. regresó a su casa. (89) . Inmediatamente fui allí y pude ver su rostro sonriente. yendo al mercado me crucé con dos peregrinos pobres que recientemente habían llegado a Medina y se las di. En el momento de la plegaria matutina. dijo: -“¡Buenas noticias Bilâl! Estas cosas han venido recientemente del imperio Fadak. que se encontraba sentado en la pequeña mezquita. Él también se molestó pero confió en Allah y comenzó a buscar una solución. pero aquella noche no pude conciliar el sueño debido a mi tristeza. Profeta de Allah! ¡Quedan dos monedas de oro!” dije. Me fui a casa.” Confiamos en su promesa y buena voluntad y así lo hicimos. después de esperar dos días. al principio del nuevo mes amortizaré mi préstamo y te convertiré otra vez en esclavo. Pero al cabo de un tiempo el pagano rico demostró su verdadera intención. no iré a casa a menos que le sean entregadas a los necesitados.

Pero ese día el Profeta (saws) no tenía nada. Ahora no tienes nada para darle y posiblemente Allah no te cargue una responsabilidad que no puedas asumir. Uno de ellos se puso de pie y dijo: -“¡Oh. (90) COMIDA DE BODAS Uno de los compañeros del Profeta (saws) pronto contraería matrimonio pero no había nada para ofrecer en la comida de bodas tradicional. pero lo que necesites cómpralo en mi nombre. Con la nueva chaqueta en sus espaldas. -“Ahora no tengo nada para darte. A uno de ellos le gustó tanto la chaqueta que. el cual se la bebió toda. te pidió algo y tú también se lo diste.” Luego otro compañero se puso de pie y dijo: -“¡Oh. La familia del Profeta (saws) pasó la noche con hambre sin lamentarse por ello. dijo: -¡Oh. quedándose sin nada para comer en su propio hogar. exclamó: -“Me ha sido ordenado. Pero los compañeros que estaban cerca de él se incomodaron por su apresuramiento.” El hombre se puso feliz y se marchó.” . (91) TODA PARA EL INVITADO Un invitado llegó desde muy lejos y pasó la noche en la casa del Profeta Muhammad (saws). Profeta de Allah! ¡Da cuanto desees! ¡No temas porque Allah. Luego pagaré la deuda. (92) ME HA SIDO ORDENADO Un día un pobre nómada árabe llegó ante el Profeta Muhammad (saws) y le pidió que le diera algo.45 UNA BELLA CHAQUETA Un día una mujer musulmana trajo una chaqueta que había sido tejida por ella misma para entregársela al Profeta Muhammad (saws) como regalo. ni mercancías ni dinero. alentado por la generosidad conocida del Profeta Muhammad. Para cenar sólo había un poco de leche de cabra que fue obsequiada al invitado. Profeta de Allah! Esta persona vino dos o tres veces con anterioridad. El Profeta Muhammad (saws) al ser informado de esta situación entregó como presente toda la harina que tenían. se sentó entre sus compañeros en la pequeña mezquita. poseedor del Noveno Cielo. me haga pobre!” Con una sonrisa en su rostro. Profeta de Allah! ¡Es una hermosa chaqueta! ¿Me la darías como regalo? El Profeta (saws) se la quitó y sencillamente se la dio.

el hijo de Amir. menos una pata. “es como si nos hubiéramos quedado con todo. Un día. creí que pagarías el precio del camello y así podíamos tener un banquete. Aisha (as) cuenta: -“Un día cortamos una oveja y distribuimos toda la carne menos una pierna. Aisha” dijo. era uno de los compañeros más bromistas. La gente se agrupó a su alrededor y dijeron al Profeta Muhammad (saws): -“¡Oh. Profeta de Allah! La única persona que hace este tipo de cosas es Nuayman.” (95) TU DEUDA DOS VECES El Profeta (saws) pidió prestado ciento veinte kilos de grano a alguien.” El Profeta de Allah (saws) preguntó: -“¿Qué has hecho con la oveja?” Le dije que la habíamos distribuido toda.” Nuayman fue encontrado y confesó su pecado. Sin embargo. (96) . -“Oh. Profeta de Allah!.”” (94) EL BANQUETE DEL CAMELLO Nuayman. sus bromas no eran del tipo de las que todos se reían. Cuando le pidieron explicaciones se dirigió al Profeta (saws) y dijo con una tímida sonrisa: -“¡Oh. cortó el camello de un árabe nómada que se encontraba en la pequeña mezquita realizando la plegaria. el Profeta (saws) le devolvió el equivalente de la deuda de los ciento veinte kilos de grano y luego le entregó ciento veinte kilos más como regalo por ayudarlo cuando lo necesitaba. Cuando aquel que se lo prestó necesitaba dinero. El árabe al ver que su camello había sido cortado comenzó a gritar y llorar.46 (93) TODA ES NUESTRA Hz.

porque en verdad es un amante de Allah y de Su enviado (saws). -No se metan con Abdullah. no era necesario permanecer de pie) Pero el Profeta Muhammad (saws). la religión islámica y su comunidad han sido la última isla en la que los oprimidos y los despreciados por sus identidades étnicas o morales en todo el mundo han sido protegidos durante siglos. Se colocó en un punto separado de la humanidad para evitar tomar represalias a pesar de todas las oportunidades que pudo tener. A pesar del hecho de que el ser humano moderno ha asesinado a millones de personas inocentes por pertenecer a otras religiones y razas a partir de la mitad del siglo XX. a pesar de que había ido a pedirle ayuda. ES UN SER HUMANO El Profeta Muhammad (saws) se encontraba sentado en una plaza de Medina junto a algunos de sus Compañeros y frente a ellos comenzó a pasar un cortejo fúnebre de un hombre perteneciente a la religión judía. La dinámica principal que contribuye a la cultura de la comunidad musulmana y este carácter de la historia del Islam es “la tolerancia” que se enseña y es impuesta por las palabras y conductas del Profeta Muhammad (saws). al no ser musulmán. (98) MALDICIENDO AL EBRIO Cierta vez un hombre musulmán fue llevado ante el Profeta Muhammad . (Es decir que. dijeron. respondió: -Era un ser humano. Sus compañeros quedaron sorprendidos y le advirtieron con la idea de que “quizás no entendiera la situación”: -¡Oh. Profeta de Allah! Este hombre era Judío. (97) NO SE METAN CON ABDULLAH Algunos de sus compañeros se quejaron al Profeta (saws) de Abdullah. perdonó al asesino de su tío. y también perdonó a Taif quién lo esperó con una piedra y le proliferó una lluvia de insultos.47 TOLERANTE El Profeta Muhammad (saws) perdonó al asesino de una de sus hijas. el hijo de Huzzafa: -“Hace muchas bromas y no se ocupa de nada”. su religión y la comunidad musulmana han funcionado como el símbolo de la tolerancia en todo el mundo durante siglos. Debido a su naturaleza. El Profeta Muhammad (saws) se puso de pie en señal de respeto hasta que el cortejo hubiera pasado. por su indulgencia y tolerancia.

Elevó sus manos y suplicó: -“Oh Allah. sin indicios de sentir temor ni exaltación.” (99) UNA BUENA SÚPLICA PARA TAIF Bajo la orden de ser entregada luego de suspender el asedio. Pero demostrando inteligencia. el Profeta (saws) retiró su espada y le dijo: “Vete. y dijo: -“Que Allah pueda maldecirte. al sentir el contacto del frío acero. El profeta (saws) le preguntó sonriente y con tranquilidad: -“¡Oh. Gavres se sentía seguro de su victoria y quiso disfrutar del momento. El Profeta (saws) se levantó rápidamente. el líder de una tribu infiel y hostil. ¿quién te librará ahora de mi mano?” El Profeta Muhammad (saws). abrió los ojos y observó a Gavres sonriendo orgullosamente sobre su cabeza. . respondió: -“¡Allah!” En ese momento. Gavres rodó por los suelos y la espada se escapó de su mano. los compañeros del Profeta (saws) le pidieron que maldiga a la ciudad de Taif. Uno de los hombres que lo acompañaba no pudo soportarlo. De manera caprichosa preguntó: -“Muhammad. La situación se había revertido. Taif lo había esperado años atrás con una piedra y una lluvia de insultos cuando se dirigía allí en busca de ayuda para esparcir Su religión.” El Profeta (saws). El corazón de Gavres se llenó de felicidad y entusiasmo pues aprovecharía la inconciencia del Profeta (saws) para matarlo y conseguir una fama sin igual entre todos los árabes. el Profeta Muhammad (saws) y sus compañeros realizaron un descanso a media tarde. Por Allah que desde que lo conozco ama a Allah y a Su enviado (saws). frunciendo el ceño se dirigió al hombre que maldijo: -“No lo maldigas. Gavres! ¿Ahora quién te librará de mi mano?” Desafortunadamente Gavres no tenía la oportunidad de gritar “Allah” ya que era un incrédulo. el cual al verlo tumbado lo reconoció. tomó la espada y la apoyó en la garganta de Gavres que estaba en el suelo.48 (saws) al ser encontrado ebrio en reiteradas ocasiones. Bendice al pueblo de Taif con la riqueza del Islam y envíalo a Medina con el alma amistosa. se le acercó sigilosamente y tomó la espada del Profeta (saws) que se encontraba apoyada en una de las ramas del árbol y se la puso en la garganta.” Su rezo fue aceptado inmediatamente. Ante esta respuesta. Muhammad! Cada uno debe hacer lo que mejor considere. El Profeta Muhammad (saws). Entusiasmado. con el estupor de escuchar el nombre “¡Allah!”. (100) LO QUE SEA MEJOR PARA CADA UNO Durante un viaje. El Profeta (saws) se acostó bajo la sombra de un árbol alejado del resto del grupo y al cabo de un rato pasó por allí Gavres. respondió: -¡Oh.

” (103) INEXPERTO EN LA PLEGARIA Muawiya.” El resto de compañeros. cuando un nuevo musulmán disconforme gritó: -“¡Esta repartición no es justa!” Y el hombre se marchó enojado. Si yo no fuera justo.” Años más tarde. Muawiya. La plegaria está compuesta por los nombres de Allah.” (101) MAGO Un mago de Medina llamado Labid realizó un hechizo contra el Profeta Muhammad (saws) que le hacía permanecer confuso y mareado. continuó hablando: -“¿Qué sucede. (102) SI YO NO FUERA JUSTO… El Profeta Muhammad (saws) se encontraba repartiendo un botín entre los compañeros. sin comprender lo que pasaba. nadie fue a molestarlo. mientras la comunidad realizaba la plegaria dirigida por el Profeta (saws).49 eres libre. Cierto día. pese al agravio. el hijo de Abu Sufyân. Al finalizar la plegaria Muawiya se encontraba alterado por el desconcierto y la culpa. le dijo a un hombre que había estornudado: -“Que Allah te bendiga. ni a decirle ni a hacerle nada. ¿quién lo sería?” Y dirigiéndose a sus compañeros. El Profeta Muhammad (saws). Labid fue perdonado en silencio. sin reprenderle. apresurados para que la plegaria no se rompiera. Exaltado Sea. Pero Allah. dijo: -“Tráiganlo de vuelta con tranquilidad. había abrazado el Islam recientemente por lo que desconocía que no es correcto hablar durante la plegaria. Ni me riñó ni me criticó. susurrando exclamó: -“Me compadezco de ti. por qué están mirándome?” Los compañeros callaron a Muawiya dándole pequeñas palmadas en las piernas. Muawiya relató sobre ese día: “Nunca he visto a nadie enseñar mejor que él (saws). Sin embargo. lo salvó de esta magia indicándole donde se encontraba enterrado el hechizo para que sea desecho y revelándole el nombre del mago. por la afirmación de que Allah es Grande. por la recitación del Sagrado Corán. El Profeta (saws) se acercó a él y le dijo: -“Al realizar la plegaria abandonamos el mundo.” (104) . comenzaron a advertirle con gestos y miradas.

Evaluando la cortesía de la situación. el Profeta Muhammad (saws) dijo: -“Que todos los que hayan comido carne de camello realicen la ablución. ¿tendría que haber alguna represalia contra tu mala conducta?” El nómada árabe respondió con seguridad: -“No. Todos se miraron con incertidumbre y timidez. Todos estaban esperando que la maldición saliera de sus labios y susurraban entre ellos: -“¡La tribu de los Daws se ha destruido!” Sin embargo.” Repitió la súplica tres veces. para pedirle al Mensajero (saws) algunas mercancías y dinero se colgó de su ropa con todas sus fuerzas hiriéndole. El hombre sin saber qué sucedería estaba .” El Profeta Muhammad (saws) se dirigió a la Kiblah y abrió sus manos. Le pidió que se calmara y le dijo: -“Ahora dime. un hombre que quería matar al Profeta Muhammad (saws) fue llevado ante él. (106) MALDICE A LOS DEVS Algunos compañeros le pidieron al Profeta (saws): -“¡OH Profeta de Allah! Nuestra fuerza no es suficiente para los daños y la ferocidad de la tribu de los Daws. Recientemente. Al poco rato se realizaría la plegaria y se entendería que el que saliera a realizar la ablución sería “aquel”. todos habían comido carne de camello y a uno de ellos se le escapó una flatulencia sin querer.50 MALDAD POR MALDAD Un nómada árabe.” El Profeta Muhammad (saws) sonrió ante la respuesta y pidió que los camellos del nómada fueran cargados con mercancías. El Profeta Muhammad (saws) se tambaleó y su ropa se rasgó.” -“¿Por qué?” -“Porque no tratarás el mal con maldad. (107) FRENTE A SU ASESINO Cierto día. el Profeta Muhammad (saws) suplicó: -¡Oh Allah!. (105) LOS QUE COMEN CARNE DE CAMELLO Cierto día un grupo de compañeros se encontraba sentado en la mezquita. Maldícelos y que se enmienden.” Los compañeros se alinearon en fila para realizar la ablución y el culpable fue protegido. por eso. otorga a la tribu de los Daws el camino recto y provéelos para que puedan ver la verdad.

no hubieras tenido éxito.51 temblando de miedo. incluso si lo hubieras intentado.” Luego dio la orden y fue liberado. (108) . El Profeta (saws) le sonrió y tratando de calmarlo le dijo: -“No temas.

Finalmente decidieron llevar el asunto a un arbitraje. quien hasta su muerte.52 EL ESPOSO El Profeta Muhammad (saws) se casó por primera vez cuando contaba con veinticinco años. Unos años mas tarde de la muerte de Jadiyah. y estuvieron juntos durante veinticinco años hasta la muerte de Jadiyah (as) Sus virtudes y méritos quedaron siempre alojados en el corazón del Profeta Muhammad (saws) quién la recordaba constantemente en diferentes ocasiones.” La mujer. era viuda y madre de dos hijos. Estaban unidos con un amor ejemplar y compartían sus ideales de forma notable. El Profeta (saws) sugirió a Abu Bakr (ra). Aisha (as). Aisha aceptó y tan pronto como el Profeta (saws) comenzó a relatar el tema a Abu Bakr.” (109) ¡AY MI ESPOSA! Durante un viaje. tenía cuarenta años. Su esposa Jadiyah (as). el camello que llevaba a Aisha (as) comenzó repentinamente a correr. contrajo varios matrimonios influenciados por razones humanitarias y sociales. firmaría como “Aisha. NUESTRA INTENCION NO ERA ESTA El Profeta Muhammad (saws) y Aisha (as) mantuvieron una pequeña discusión. La muchacha se dirigió al Profeta (saws) para remediar su situación: . Aisha interrumpió su discurso y le advirtió: -“Sé justo en tus palabras. el padre de Aisha (as) como mediador. experimentó un cambio de estatus social motivado por el ejemplo de la conducta y las palabras del Profeta Muhammad (saws) hacia sus esposas. en la sociedad musulmana. la amante del amado de Allah. la hija de Abu Bakr. (110) NO PUEDES HACER QUE TU HIJA SE CASE POR LA FUERZA Uno de los compañeros del Profeta Muhammad (saws) estaba a punto de casar a su hija con un hombre al que ella no quería. su esposa más querida fue Hz. En este segundo período. reprendió severamente a Abu Bakr (ra): -“¡Oh Abu Bakr! No era esta nuestra intención al hacerte mediador. cuatro mujeres y dos varones. Tuvieron seis hijos. El Profeta (saws) se quedó atónito y mientras consolaba a Aisha (as). El Profeta Muhammad (saws) exclamó: -“¡Ay mi esposa!” Y no se tranquilizó hasta que el camello fue atrapado y el peligro acabó.” Abu Bakr (ra) consideró esta advertencia como una insolencia contra el Profeta Muhammad (saws) y abofeteó a su hija.

y esta vez el Profeta Muhammad (saws) ganó. respóndele: “Mi esposo es el Profeta Muhammad. En esto. pero el Profeta (saws) continuó en el mismo punto: -“¿Mi esposa también…?” El hombre iraní esta vez aceptó y compartieron la sopa junto con Aisha (as). y por tercera vez el hombre repitió su invitación. El Profeta (saws). preguntó: -“¿Puede mi esposa también venir?” El iraní no quería por lo que el Profeta (saws) no aceptó la invitación. lo invitó a compartir una sopa especial que había preparado para la cena. EL PROFETA HARUN Algunas personas solían llamar a Safiya. mi Padre es el Profeta Harun y mi tío es el Profeta Moisés. ¡estoy en mejor situación que tú!”” (112) AHORA ESTAMOS PAREJOS Luego de un tiempo de matrimonio con Hz.53 -“¡Oh Profeta de Allah! Mi padre me va a casar por la fuerza con el hijo de mi tío. Aisha (as) realizaron una carrera y Hz. (114) CONSOLACION DE SAFIYA Safiya. volvió a preguntar: -“¿Junto con mi esposa?” Pero el hombre levantó las cejas nuevamente en señal de desaprobación. Al cabo de unos años realizaron otra carrera. Aisha ganó. Al cabo de un rato. una de las esposas del Profeta Muhammad (saws). El Profeta (saws). “muchacha judía”. Safiya con tristeza se dirigió al Profeta (saws) para contarle la situación y él (saws) le aconsejó: -“Cuando alguien nuevamente te llame así. un iraní vecino del Profeta Muhammad (saws) en Medina. Sonriendo le dijo: -“Ahora estamos parejos. una de las esposas del Profeta Muhammad (saws). para molestarla.” (113) ¿PODRIA MI ESPOSA TAMBIEN VENIR? Cierto día.” El padre se arrepintió y la boda se canceló. El tiempo pasaba. (111) MI PADRE. refiriéndose a Aisha (as). provenía de . el hombre regresó y repitió la invitación. a pesar de que yo no quiero.” El Profeta Muhammad (saws) llamó al padre y le dijo: -“No tienes derecho de hacer que tu hija se case con alguien que no quiere.

Refiriéndose a la primera noche. ven aquí. AISHA Cierto día se encontraba un grupo reducido de compañeros y uno de .54 la tribu judía de Khaybar. Bebía del mismo lugar que Aisha había bebido. cada tanto me preguntaba: -¿Estás satisfecha? Aisha. el Profeta (saws) tomaba la carne que Aisha había mordido y comía del mismo lugar. El juego duraba demasiado. mira!” Aisha (as) refiriéndose a ese momento.” (116) ¿ESTAS SATISFECHA? En un lugar cercano a la pequeña mezquita. se disculpó conmigo muchas veces por esto. El Profeta Muhammad (saws) pensó que esto le gustaría mucho a Aisha (as) y fue a su casa diciendo: -“¡Aisha. en sus propias palabras “para probar su amor por mí”. Fátima (as) se acababan de casar y el Profeta Muhammad (saws) poniendo a ambos frente a él. pero nunca olvides que tú eres el sirviente de ella.” (115) EL SIRVIENTE Y LA CONCUBINA Hz. dijo: -“OH. y el Profeta (saws) ya cansado. relató: -“Comencé a mirar el juego hasta que mi mejilla se fue inclinando en el hombro del Mensajero de Allah (saws). el Profeta Muhammad (saws) no dijo una palabra y continuó parado cambiando la postura de la pierna. unos hombres de Etiopía se encontraban jugando a un juego local.” (117) DEL MISMO LUGAR El Profeta Muhammad (saws) ponía especial atención cuando comía con Aisha (as). si estaban comiendo carne. te estoy dando a mi hija como esposa. (118) A LA QUE MAS. tu padre siempre nos ha maltratado e intentó enfrentar a todos los árabes con nosotros. Ali (ra) y Hz.’ A pesar de que tenía razón. Safiya relató: -“El Profeta de Allah (saws) pasó todo el tiempo hasta la mañana siguiente intentando consolarme y me dijo: ‘¿Que puedo hacer?. Su padre y su anterior marido fueron muertos por los musulmanes en una batalla. respondía: -¡No! A pesar de estar cansado. Ali. he incluso a veces daba de comer cariñosamente a Aisha con sus propias manos.

¿con cuanta fuerza?” -“Igual que el primer día.” Aisha (as) estaba tan complacida por la respuesta que solía repetir la pregunta con frecuencia a lo largo de los años. -“Oh Mensajero de Allah. ¿A quién amas mas?” Sin vacilar en la respuesta.” (119) . dijo: “A Aisha” La misma pregunta fue realizada por Aisha (as) al principio de su matrimonio: -“¿Cuánto me amas.55 ellos preguntó: -“Oh Profeta de Allah (saws). Oh Mensajero de Allah?” -“Con fuerza.

lo perdonaba… También perdonó a aquellos que lo maltrataron durante años. en la ladera de una montaña cerca de La Meca en la que el Profeta Muhammad (saws) y Hz. Abu Bakr (ra) se habían ocultado. Venía de las afueras de la ciudad diciendo: “¡No teman. Hz. había comenzado.56 VALIENTE Era valiente…. que Allah está con nosotros. pero en ese momento montado en un caballo sin montura y con una espada alrededor de su cuello el Profeta Muhammad (saws) salió de la oscuridad.. AQUELLAS DOS PERSONAS La Emigración. que es el comienzo del calendario Islámico. Lo que les evitó extender sus cabezas un poquito más y ver al Profeta Muhammad (saws) y a su compañero (ra) fue la tela de araña y el nido de pájaro en la puerta de la cueva. el Profeta Muhammad (saws) con fe y paz interior. existía una costumbre que nunca cambiaría: Su nombre (saws) aparecía en primer lugar. doscientos enemigos armados desde arriba hasta abajo movieron hasta la última piedra. calmó la ansiedad de su amigo: -“Hermano mío. Pero su bravura nunca se convirtió en crueldad hacia los tiranos…Si batía a un enemigo.” (120) EMBOSCADA NOCTURNA EN MEDINA Una noche se escuchó un gran ruido en Medina y se temió que el enemigo hubiera puesto una emboscada en la ciudad. Más tarde se dieron . Pero el ejemplo mas destacable lo encontramos en las palabras dirigidas al asesino de su tío: “No dejes que te vea demasiado… porque cada vez que te veo. En aquellos peligrosos momentos que la vida de ambos dependía de una espada. a medio metro de la cueva. "No te apenes. no hay peligro!”.” Otros relataron que “el más valiente de entre nosotros en la batalla era aquel que se encontraba en la misma línea con el Profeta Muhammad (saws)” Cuando los voluntarios comenzaron a ir a las batallas para ser escritas. ¿Acaso no piensas que entre dos compañeros el tercero es Allah?". Ali (ra) dijo: “Cuando una batalla era muy violenta. Y cada vez que te veo siento ese dolor una vez más” Termina siendo el más valiente por ser el más tolerante. Uno a uno.. solíamos protegernos detrás de él. recuerdo a Hamza en el desierto de Uhud. ni te aflijas. como la nariz. como el corazón y los pulmones de aquellos a quiénes les fueron quitados. Se tomaron inmediatamente las medidas necesarias y se establecieron las posiciones de defensa. y el pueblo se calmó. y los ojos estaban rojos por la ira. los oídos y los labios de aquellos a los que les fueron cortados. tirado como los ojos de aquellos que fueron cincelados.

para someter la rebelión de Hawazin. La situación rápidamente se convirtió en casi una derrota. (121) NO HAY MENTIRA EN ESTO Después de la conquista de La Meca. y comenzó a atacar con todas sus fuerzas a las tribus de Hawazin que estaban arrojando flechas con violencia sobre los musulmanes. una vez hubieran entrado al valle de Hunayn. (122) . a diferencia del resto del ejército y de la tentativa de los ataques del enemigo que se cerraba en ondas sucesivas: Muhammad (saws). gritó con toda su voz: "¡Soy el mensajero de Allah. fueron sorprendidos en una emboscada por un enemigo mucho más pequeño en número. Con la adición de dos mil nuevos soldados que se habían convertido recientemente al Islam. no hay mentira en esto! ¡Soy el hijo de Abdul Muttalib. En esos momentos de extrema tensión. Finalmente la batalla fue ganada por el ejército del Islam. sin pretender que ningún otro lo hiciera en su lugar. sus dos compañeros más cercanos sostenían su caballo con dificultad. que era de un tamaño extraordinario para las condiciones de la península árabe de aquel tiempo. solamente una persona continuó. Mientras tanto. a horcajadas en su caballo blanco. Algunos musulmanes comenzaron a exclamar que semejante ejército era imposible de abatir debido a su gran número. A pesar de ser el representante de Allah en la tierra. el ejército del Islam marchó hacia Hunayn. no hay mentira en esto!”. el ejército alcanzó un número de doce mil hombres. la clase de hombre que nunca huye del enemigo. Al ver que su ejército estaba dispersándose. vivió uno de los momentos de más disgusto de su vida.57 cuenta que el Profeta (saws) había tomado su espada tan pronto se sintió el ruido y había saltado al caballo más cercano para comprobar uno por uno los puntos que presentaban un peligro potencial. El pánico se acrecentó entre las filas y todos comenzaron a esparcirse. Pero.

” A sus compañeros más pobres. y a partir de ese momento su testimonio no era admitido.58 LEAL Con su fidelidad. en términos de estatus sociales. a uno de sus compañeros quién había preguntado sobre “aquellos a los que se le debía hacer el bien”. y cuando muera. tres veces consecutivas “a tu madre. Cuando se dirigían a una batalla. Ali (ra). Hz. Se consideraba a sí mismo en deuda de por vida con Suwaybah. fruncía el ceño e invitaba a esta persona a retirarse. Como todos los rasgos de su carácter. quién fue su nodriza durante los primeros meses después de su nacimiento. en aprecio. Se preocupaba regularmente por su salud. se ocupó de saber si ella había dejado algún pariente cercano. En la noche de la emigración a Medina. Al día siguiente el Profeta Muhammad (saws) devolvió todas las propiedades a sus dueños. Estos rasgos encontraron su fuente en su creencia en Allah y en su respeto por la misión profética." Cuando escuchaba a alguien maldecir a sus compañeros. Debido a esto. y por enviarle alimentos y ropas.” DEUDA DE UNA MADRE Cierto día. no deberían venir a la guerra con nosotros. su fidelidad no era artificial. a través de la fuerza de las circunstancias.” . pasó la noche en los aposentos del Profeta (saws) para despistar a aquellos que intentaron acabar con su vida. respondió. moriré entre vosotros. "Que la alabanza y la gloria sean con Allah. Luego de la muerte de Suwaybah. sino sincera y profunda. el Profeta Muhammad (saws) transformó el amor de aquellos que lo amaron en admiración. mientras viva. un compañero fue a quejarse ante el Profeta Muhammad (saws) de su madre: -“Su carácter y su moral son malos”. Por el contrario. solía decir y continuaba: “Sepan que. dijo. su preocupación más grande no era su propia vida. les hacía sentir de manera constante su plena fidelidad. y el odio de sus enemigos. lo preocupaba poder devolver a los legítimos dueños de La Meca las valiosas mercancías que le habían sido confiadas en su carácter de "Amin" (el confiable). Con el fin de destacar los derechos de la madre sobre los hijos. viviré entre vosotros. El Profeta (saws) le replicó: -“Ella no tenía mal carácter cuando te llevó en su vientre durante nueve meses.” También agregó: “Una de las cosas que una persona compasiva a de hacer es visitar a los amigos de su difunto padre. Quién no ha tomado mi vida antes de ordenarme que soporte junto a vosotros". el Profeta Muhammad (saws) solía decir a sus compañeros: "si hay entre vosotros alguno que haya perturbado a sus vecinos.

decidió convertirse al Islam.” (123) ABU BAKR ME CONFIRMÓ Abu Bakr (ra) y Omar (ra) tuvieron una disputa. ¡ella en verdad posee un mal carácter!” -“Ella no tenía mal carácter cuando te amamantó durante tus primeros dos años de vida”. Cuando me llamaron mentiroso. que nadie mas moleste a mi compañero." El pastor así lo hizo. él recordaba el amor que sentía por ella en cada ocasión. Cuando el Profeta Muhammad (saws) vio que Abu Bakr (ra) se lamentaba.” -“¿Qué has hecho?”.” Una amarga sonrisa se trazó en los labios del Profeta (saws): -“No has pagado la deuda con el esfuerzo de un simple trabajo.” A partir de ese día todos tuvieron un cuidado particular por no herir los sentimientos de Abu Bakr. con la cual el Profeta Muhammad (saws) compartió veinticinco años de matrimonio y la cual fue madre de seis de sus siete hijos. él me protegió con su vida y con sus posesiones. Devolvió por completo la manada a su legítimo dueño y luego partió para unirse a su nueva religión y compromiso. le preguntó el Mensajero (saws) -“Le he pagado el peregrinaje. La mujer respondió: . su primer amor. una anciana mujer visitó su casa. "debes devolver la manada a su legítimo dueño. cuando ya se encontraba casado con Hz. intervino reuniendo a sus compañeros frente a él: -“Allah me ha enviado a vosotros como un profeta. Pero el profeta Muhammad (saws) no lo aceptó inmediatamente: -"Primero". respondió. Después de la muerte de Jadiyah (as) y hasta su propia muerte. El hombre insistió: -“Pero ella no tiene mal carácter cuando se queda en vela debido a ti.59 -“¡Oh Mensajero de Allah!. El Profeta (saws) la reconoció. Cuando se hicieron mis enemigos. por lo que se acercó al Profeta Muhammad (saws) y le expresó su deseo. (125) LA AMIGA DE JADIYAH Jadiyah (as) fue su primera esposa. (124) PRIMERO LO SUYO AL DUEÑO Al comenzar la guerra con los judíos en Khaybar un hombre que trabajaba como pastor en la región. Cierto día. le dijo. y además ya he pagado la deuda debido a su sacrificio hacia mí. Aisha (as). Si deseas hacerte musulmán y participar en la guerra junto a nosotros. Por amor a esos días. pero aún así le preguntó su nombre. Abu Bakr me confirmó. no rompas el compromiso de las mercancías que te han sido confiadas.

en efecto.” Y el collar de Jadiyah (as) fue devuelto a Zainab. tu no eres Djessame. que había muerto hacía unos años. era ella. Cierto día. Oh Mensajero de Allah! Lo haremos como tu dices.” (126) EL REGALO DE LA AMIGA DE JADIYAH Jadiyah (as) había partido al Más Allá hacía tiempo. al ver entre el rescate enviado de La Meca el collar de Jadiyah (as). Quiera Allah que la persona que pide permiso sea Hale!” Y. Una de las amigas de Jadiyah también se encontraba entre los emigrados. su yerno. el marido de su hija Zainab. solía visitarnos a menudo cuando nos casamos. cuando se le entregaba un regalo al Profeta (saws) solía enviárselo a esta mujer diciendo: “Puesto que ella era muy amiga de Jadiyah y la quería mucho. y su cuerpo yacía en los territorios de La Meca. devolveré este collar a Zainab y liberaremos a Abul As sin rescate. con los ojos llenos de lágrimas dijo a sus compañeros: -“Si aceptáis. mientras que el Profeta Muhammad (saws) había tenido que emigrar hacia Medina. El Profeta Muhammad (saws) al escuchar la voz comenzó a temblar por el sobresalto y exclamó: -“¡OH. y cuando la mujer se marchó no pudo evitar preguntar: -“¡Oh Mensajero de Allah! ¿Por qué halagaste tanto a esta mujer?” El Profeta Muhammad (saws) con la mirada inmersa en sus pensamientos.” Sus compañeros. al ver su sensibilidad. respondió: -“Esta mujer era amiga de Jadiyah. ¡eres Hassana! (la hermosa) Los elogios que dedicó a la anciana mujer atrajeron la atención de Hz. respondieron: -“¡Muy bien.60 -“Djessame” (la fea) Pero el Profeta (saws) la corrigió: -“¡No!. Zainab envió como rescate para Abul As el collar de oro que su madre Jadiyah (as) le entregó para su matrimonio. Hale le pidió permiso para entrar a su casa y hablar con él (saws). El Profeta Muhammad (saws).” (127) LA HERMANA DE JADIYAH La hermana de Jadiyah (as) se llamaba Hale y tenía lo voz increíblemente parecida a ella. Aisha. (129) . y según relató Enes el hijo de Malik. (128) EL COLLAR DE JADIYAH Uno de los presos capturados al final de la campaña de Badr fue Abul As.

Los mandó llamar.61 MEJOR QUE JADIYAH Aisha (as) un día no pudo aguantar más el hecho de que el nombre de Jadiyah (as) no dejaba de estar en la boca del Profeta Muhammad (saws). Cuando todos me negaban todo. dijeron. El Profeta Muhammad (saws) realizó todos los servicios. Durante mucho tiempo.“Han demostrado honor a mis compañeros que emigraron a Abyssinia y los adoptaron. Cuando todos me acusaban de ser un mentiroso. ella me confió sus mercancías y su bondad. Cuando todos negaban mi profecía. trató que su voz fuera escuchada. todos los prisioneros fueron liberados. su hermano adoptivo y sus parientes habían sido capturados. Pero el Profeta (saws) no aceptó el ofrecimiento y les dijo: . se informó sobre su bienestar. pero . les dio obsequios y los liberó. Ella me dio seis hijos. -“¡Oh. (130) SEIS AÑOS MÁS TARDE Luego de seis años el Profeta Muhammad (saws) se enteró que como resultado de la campaña de Hunayn. Por lo tanto. ella me aprobó. y dijo: -“¡OH Mensajero de Allah!” (saws) ¿Acaso Allah no te ha dado esposas más jóvenes. abasteció todas sus necesidades con sus propias manos y acomodó a sus compañeros. al enterarse. El Profeta (saws) respondió siendo consciente de la posibilidad de lastimar el corazón de su esposa pero siendo fiel a lo que sentía hacia su primer amor Jadiyah (as). el Profeta (saws) dirigió sus esfuerzos hacia las tribus vecinas. (131) A MIS COMPAÑEROS Una delegación de enviados había llegado a La Meca desde Abyssinia. se sintieron molestos por el hecho de que ellos también tenían parientes como prisioneros. a través del placer que siento. Mensajero de Allah! Permite que realicemos nosotros mismos el servicio”. Ahora. sin pedir rescate. Estos eran los años más difíciles para él y para los musulmanes en general.” (132) TU SANGRE ES MI SANGRE Puesto que los Mecanos no estaban preparados para escuchar al Profeta Muhammad (saws) sin ningún prejuicio. ella me confirmó. Sus compañeros. mejores y más hermosas? Por supuesto ella se refería a ella misma. -“Juro que Allah no me dio mejor esposa que ella (as). quisiera devolver un poco de eso honor.” Aisha (as) dejó pasar sus propias palabras y guardó silencio.

Murió allí.” Y eso es exactamente lo que cumplió. hasta que se encontró con los Medinenses. (134) FIEL A SU PALABRA Dos musulmanes fueron capturados por los mecanos mientras intentaban emigrar a Medina y encontrarse con el Profeta Muhammad (saws). mensajero de Allah! Si tienes éxito en el futuro ¿regresarás junto a tus parientes y a tu ciudad? Él (saws) respondió confidencialmente: -“Tu sangre es mi sangre. nosotros mantendremos vuestro juramento bajo . fijaron un encuentro en un lugar llamado Aqaba cerca de La Meca y unos sesenta musulmanes de Medina convertidos recientemente juraron protegerlo al igual que protegían a sus esposas e hijos. Tiempo después. A pesar de esto. Pero él. incluida La Meca. y todavía sigue allí en Medina. Uno de ellos preguntó con curiosidad: -“¡Oh. Los mecanos les hicieron jurar que no usarían armas contra ellos. incluso si tuvieran que enfrentarse al mundo entero. Llegaron a Medina y encontraron a los musulmanes justo en la víspera de la campaña de Badr.62 no recibió respuestas positivas de casi nadie. Abu Yandal. El ejército enemigo superaba tres veces el número de hombres del ejército musulmán.” Y Abu Yandal regresó a La Meca. Un día. luego los dejaron libres y pudieron completar la emigración. justo como había prometido. Estoy en ti y tú estás en mí. Uno de los musulmanes secretos residentes de La Meca. la península Arábica entera. Una de las cláusulas del tratado decía que los que sean recibidos entre los musulmanes que huyeran de La Meca serían devueltos a la ciudad. fue enterrado allí. Al encontrarse con el Profeta (saws) le contaron el juramento que habían tenido que tomar. Tu necrópolis es mi necrópolis. el Profeta Muhammad (saws) no aceptó que el juramento tomado sea infringido por lo que les indicó la ciudad de Medina ubicada detrás de los compañeros que ya estaban en formación y agregó: -“Debéis regresar. tuvo la oportunidad y se escapó de allí para unirse y refugiarse con los demás musulmanes. Medina se convirtió en su hogar y en su ciudad natal hasta su muerte. lo aceptó. (133) LEAL AL TRATADO El tratado de Hudaybiyyah había sido recientemente firmado. Abu Yandal! ¡Sé paciente! No podemos retroceder sobre las palabras. regresaba a Medina luego de cada campaña. pero Allah pronto abrirá tu camino. por lo que el Profeta Muhammad (saws) le dijo a Abu Yandal: -“¡Oh.

63
cualquier circunstancia.”
Sólo necesitamos a Allah y Allah es el único que puede ayudarnos.
(135)
DOS VECES EMIGRACION
Asma el hijo de ‘Umais, era uno de los musulmanes que emigraron a
Abisinia y posteriormente a Medina. Cierto día mantuvo una disputa
con otro musulmán que también había emigrado a Medina.
Ambos aclamaban que sus emigraciones pesaban más ante los ojos de
Allah. Finalmente el Profeta Muhammad (saws) exclamó:
-“Aquellos que han emigrado a Abisinia primero y luego a Medina, se
considera que han emigrado dos veces mientras que los que emigraron a
Medina han emigrado sólo una vez.”
(136)
LEAL INCLUSO AL ENEMIGO
Abu Rafi, quien fue enviado como emisario desde La Meca al Profeta
Muhammad (saws), se convirtió en musulmán a los pocos días, bajo la
influencia de lo que había visto y experimentado en Medina. Con la
nueva fe que había adoptado, expresó el deseo de permanecer en
Medina y entregó su dimisión como embajador. Pero el Profeta (saws) no
la aceptó.
-“No puedo infringir el tratado y no puedo ampararte como embajador.
Después de tu regreso a La Meca, si todavía piensas de la misma
manera, entonces puedes regresar y te saludaremos y aceptaremos como
nuestro hermano.”
Abu Rafi regresó a La Meca; luego emigró y se instaló en Medina como
musulmán.
(137)

EN EL MISMO SEPULCRO
El Profeta Muhammad (saws) y sus compañeros se encontraban
enterrando a los setenta y dos hombres caídos en la batalla de Uhud
cuando el Profeta (saws) se detuvo frente a las tumbas de Amr, hijo de
Al-Jamuh, y Abdullah el hijo de Amr. Sus ojos se llenaron de nostalgia:
-“Colóquenlos en la misma tumba ya que se quisieron mucho durante sus
vidas.”
(138)

LEALTAD PARA CON LOS MEDINENSES
Unos días antes de su partida al Más Allá, el Profeta Muhammad (saws)
se subió al púlpito con dificultad y se dirigió a los Medinenses

64
emigrantes que doblaban a la población de la ciudad varias veces.
-“Traten bien a los nativos de Medina porque los hombres se
multiplicarán, pero el número de verdaderos Medinenses no aumentará.
Me han dado refugio. Devuelvan sus buenos actos con buenos actos, y
perdonen sus malas acciones.”
(139)
ELLA FUE UNA MADRE PARA MI DESPUES DE MI MADRE
Cuando el Profeta Muhammad (saws) tenía ocho años su abuelo murió
y su tío Abu Talîb asumió la tutela, y junto con su esposa Fátima, la
hija de Asad, hicieron todo lo posible para atenuar los sufrimientos de
la orfandad. En los años siguientes durante la profecía, murió su tío y
al poco tiempo su tía, provocándole una tristeza particular: “Mi querida
madre ha muerto hoy”, dijo. Entregó su camisa como mortaja,
pronunció setenta veces “Allahu akbar” y dirigió las oraciones del
entierro. Se dirigió a la tumba y antes de que depositaran el féretro se
quedó junto a él tumbado durante un rato. Sus compañeros luego le
preguntaron por este trato especial tan extraordinario.
-“Ella era una madre para mí después de mi madre”, respondió.
(140)
LA SIERVA DE LA MEZQUITA
Una anciana era la encargada de realizar los trabajos en la mezquita de
Medina. Era una musulmana pobre y silenciosa. Durante tres días el
Profeta Muhammad (saws) no la vio y sintió curiosidad por saber donde
estaba. Sus compañeros le informaron de que había fallecido y que
había sido enterrada.
El Profeta (saws) ofendido y con sorpresa les dijo:
-“¿No debieron haberme informado?”
Fue hasta la sepultura y dirigió las plegarias del entierro, recitando
varias veces las oraciones.
(141)
SI ME LLAMAN IRÍA
En los días de juventud del Profeta Muhammad (saws) en La Meca y en
toda Arabia existían socialmente normas y prácticas crueles
desmesuradas. Un grupo de hombres de conciencia, incluyendo al
Profeta Muhammad (saws), que conservaban su sensibilidad humana
viva, se reunieron en una casa de La Meca y realizaron un acuerdo
llamado Hilf-al Fudul. A partir de este acuerdo no sería permitido para
cualquier mecano o extranjero ser sometido a prácticas desleales tan
sólo por ser más débil o esté solo.
Cuarenta años más tarde, cuando el Profeta Muhammad (saws) cursaba
su profecía y era jefe de estado, recordó el acuerdo que habían realizado
y dijo:
-“Tomé parte de ese acuerdo en la casa de Abdullah el hijo de Yudan, y

65
no lo cambiaría por ninguno de los bienes más preciados entre los
árabes. Incluso hoy, si fuera llamado como un requisito de dicho acuerdo,
iría.”
(142)
ALCANZA EL MARTIRIO EN SU REGAZO
Said el hijo de Mu’adh, uno de los primeros musulmanes de Medina y
que estuvo al lado del Profeta Muhammad (saws) en los momentos de
angustia, fue mortalmente herido en una batalla librada contra los
judíos. Después de sufrir agonía durante días, el momento de la muerte
finalmente llegó… El Profeta Muhammad (saws) se encontraba a su
lado. La herida se abrió de repente y la sangre comenzó a brotar. Ambos
se abrazaron y la cara del Profeta (saws), su barba y su ropa se
mancharon de sangre. Los demás compañeros intentaron separarlos
pero ellos continuaron abrazados y llorando. Said dio su último aliento
en el regazo del Profeta Muhammad (saws).
(143)
ZAID ES MI HIJASTRO
El día anterior a que comenzara la profecía, el padre y el tío del esclavo
del Profeta (saws), Zaid, el hijo de Harisa, llegaron a La Meca después
de haberlo buscado durante años, y le pidieron al Profeta Muhammad
(saws) que se los vendiera para poder recuperarlo.
El Profeta (saws) respondió con una sonrisa: “Pregúntenle a él. Si Zaid
desea ir, puede marcharse, es libre y ningún pago será necesario.”
Pero Zaid decidió quedarse. Todo el mundo se sorprendió, incluyendo
sus parientes. A raíz de esta actitud de Zaid, el Profeta Muhammad
(saws) lo tomó de la mano y lo llevó a la plaza principal de La Meca,
frente a la Kaaba, y anunció en voz alta para todos los mecanos: “Este
es mi esclavo Zaid, el hijo de Harisa. Ahora es libre y será mi hijastro.”
A partir de ese momento fue llamado Zaid el hijo de Muhammad.
(144)

sino que era un hombre completo. y él (saws) respondió: “Si.” Nunca hizo una excepción. Existen dos riesgos potenciales negativos en todas las bromas en los que es fácil caer.”. el cálido. Cierto día. y la mentira y la exageración. incluyendo sus bromas. Su compañero asombrado le objetó: -Pero. un riesgo fácil para alguien en su condición. Durante sus veintitrés años de profecía. El Profeta Muhammad (saws) poseía una personalidad seria y respetable incomparable. el Profeta Muhammad (saws) no sólo trajo nuevos conceptos y orden para la humanidad. LA CRÍA DE LA CAMELLA Cierto día un compañero del Profeta Muhammad (saws) le pidió un camello. Hablando sobre estos aspectos de su relación. esta persona no es cualquier líder. Y él (saws) a ellos. -¿Acaso no son todos los camellos crías de una camella? (145) NO TIENES PRECIO Zahir era uno de los musulmanes que vivían en el desierto. aparte de la calidez del humor. Pero esto no dio lugar al menor abuso. el Profeta (saws) una vez dijo: “Zahir es nuestro desierto y nosotros somos su ciudad. pero al mismo tiempo se protegió a sí mismo de no caer en una actitud fría y distante. -“Esta bien. Y llegó a ser conocido como el encantador. y mantener ambos aspectos equilibrados y en armonía. un compañero le preguntó: “Oh. Mensajero de Allah ¿estás bromeando con nosotros?”. en su virtud de no mentir jamás ni una sola vez en su vida. Si.” . Sus compañeros fácilmente podían gastarle una broma. los límites de la seriedad y el respeto se mantenían cuidadosamente. sino un Profeta. la situación se vuelve aún más complicada. ¿qué haré con la cría de una camella? No me servirá. te pondremos sobre la cría de una camella. incluyendo el humor. además.66 BROMISTA Para cualquier líder es difícil combinar una posición respetable ante los ojos de la comunidad con una personalidad humorística. Las bromas del Profeta Muhammad (saws) mantenían un equilibrio ideal sobre estos riesgos potenciales. y nunca incluía elementos que traspasaran estas normas básicas. El peligro de ir más allá de las normas básicas de cortesía y civismo. le respondió. Mensajero de Allah. pero nunca os diré una mentira. el profeta del humor. Él solía llevar los mensajes del Profeta Muhammad (saws) al desierto y ayudaba al Mensajero (saws) a realizar sus compras en la ciudad.

El Profeta (saws) se acercó sigilosamente por detrás. y asombrados se reunieron alrededor de ellos. entusiasmado por la alegría. con un gesto de amargura por un lado y consternado por ser el centro de atención por el otro. Enseñar un tratamiento especial hacia Zahir. Pero cuando el vendedor se dirigió a reclamar el pago. A causa de un defecto físico de nacimiento no fue muy querido entre las personas. y cuando se encontraba mezclado entre una gran muchedumbre por obligación se sentía acomplejado porque todo el mundo lo miraba. para que a partir de ese día pueda vivir sin el complejo de que todos lo miran. Zahir tenía un problema grave.67 Sin embargo. el compañero le dijo al Profeta (saws): -“Oh. se inclinó con todo el peso de su cuerpo sobre el Profeta Muhammad (saws). tranquilo y sin la menor duda sobre él mismo. y este sentimiento se fue agravando con el tiempo. le tapó los ojos con sus manos y lo atrajo hacia él. El Profeta (saws) llamó a todos con una sonrisa: -“Tengo un esclavo y quiero venderlo. Los presentes solían ser mantequilla. (147) . aceite o miel. Zahir reconoció el perfume y. Zahir se encontraba haciendo las compras en el mercado de Medina a la hora más concurrida. ¡el vendedor viene a reclamar su dinero!” El Profeta Muhammad (saws) quiso gastarle una broma. ¿Cómo voy a pagar los regalos que te he traído?” El Profeta (saws) se rió y pagó la deuda con el vendedor. Mensajero de Allah” (saws). (146) NO TENGO DINERO Uno de los compañeros más bromistas y pobre del Profeta Muhammad (saws) quería comprarle un presente. ¿Quién quiere comprármelo?” Zahir. tú no tienes precio en el nivel de Allah ni en el nivel del Mensajero de Allah! Ese fue el día de mayor alegría para Zahir.” Esta era la oportunidad que el Profeta Muhammad (saws) estaba esperando. El Profeta Muhammad (saws) era conciente de lo que le pasaba a Zahir y un día encontró una oportunidad para ayudarlo. Los musulmanes que se encontraban allí nunca había visto al Profeta (saws) en una actitud de tanta confianza con alguien. y dijo con actitud seria: -“Pero ¿No habías traído esto como un regalo?” Y su humorista compañero respondió: -“No tengo dinero. respondió tímidamente con otra broma: -“Oh. te juro que el esclavo que estás vendiendo no vale un centavo. El Profeta Muhammad (saws) con el rostro serio interrumpió a Zahir y dirigiéndose a la multitud que los había rodeado dijo: -“¡No. Mensajero de Allah.

Ali (ra). Cuando escuchó desde el interior la respuesta “¡Entra!”. respondió. le dijo. Ali (ra) las pepitas de las aceitunas que se había comido sin que él se diera cuenta. El Profeta Muhammad (saws). -“¡Ali! ¡Te has comido un montón de aceitunas!. el ritmo fue subiendo y los camellos avanzaban cada vez más rápido. uno de sus compañeros de nombre Endjeshe. cantaba delante de los camellos para marcarles el ritmo para que fueran más de prisa. La canción se fue acelerando. el Profeta Muhammad (saws) la interrumpió y le preguntó: -“Eres la mujer de aquel que tiene blanco los ojos.” -“Todos lo tenemos”. no hay ninguna delante de ti! (150) PUEDE QUE ENTRES TODO El ejército se encontraba en la campaña de Tabuk. con una expresión muy seria replicó: -“¡Si.68 EL QUE TIENE EL BLANCO DE LOS OJOS Una musulmana se encontraba relatando un deseo que tenía. comenzó a preocuparse por las mujeres que iban en los camellos. respondió: -“¡Sí. fue hasta la entrada de la tienda del Profeta (saws) mientras estaba sentado en el interior durante un descanso. Oh Mensajero de Allah? El Profeta (saws). Hz. y le gritó: -¡Endjeshe. todo!” (151) . Mensajero de Allah! Mi marido no tiene blancos los ojos. fue acumulando delante de Hz. Awf el hijo de Malik. Uno de sus más antiguos compañeros. ¿no?” La mujer se asombró y exclamó: -¡Oh. Con una sonrisa traviesa en la cara. Mensajero de Allah! Pero tú te has comido hasta las pepitas ¡Mira. ten cuidado! ¡Que no se te rompan los vidrios! (149) PEPITAS DE ACEITUNA El profeta Muhammad (saws) se encontraba desayunado con Hz. Awf preguntó: -“¿Todo. (148) QUE NO SE TE ROMPAN LOS VIDRIOS Durante un viaje. Lo saludó y le pidió permiso. Ali. En cierto momento.

se acercó al Profeta (saws) y dijo: -“¡Oh. “Quise decir que tú no entrarás al Paraíso como anciana sino como joven. reza por mi.” -“Las ancianas no entran al paraíso”. Mensajero de Allah!. para que Allah me acepte en Su Paraíso.69 UNA JOVEN EN EL PARAISO Una anciana llegó a la mezquita. Una dulce sonrisa apareció en el rostro del Profeta Muhammad (saws): -“¡No te lamentes!”. respondió. dijo.” (152) . La mujer se entristeció y comenzó a llorar.

Por ejemplo: Solían colocarse anillos de dolor alrededor del cuello de los camellos. está privado de cualquier bien. A los propietarios de los animales se les permitió montarlos únicamente por el tiempo que sea necesario. y especialmente en los viajes más largos solían cortarles algunas venas a los animales de monta para beber su sangre.” Se prohibió estrictamente el ejercicio de tiro al blanco mediante el uso de animales vivos. Un día. Por este acto. una tradición que llevaba siglos. conceptos como el que los animales también tenían sus derechos y que necesitaban compasión. El Profeta Muhammad (saws) se encontraba enseñando a sus compañeros en congregación sobre el Día del Juicio. Explicó que un hombre que había tenido piedad por un perro que estaba sediento un día de mucho calor.” Se prohibió que fueran sometidos a excesivo trabajo. Las reflexiones de la ignorancia que había en general sobre el mundo de los animales se encontraban en tales dimensiones que romperían cualquier corazón. entró al Paraíso. le advirtió diciendo: “Aquél o aquella que esté privado de piedad. también fueron prohibidas. Y también agregó que una mujer fue al infierno porque había puesto en una jaula a un gato y le causó la muerte. Incluso se prohibió cortarles el pelo de la cola: “La cola es como un cepillo y un ventilador y su cabello es como una manta para los animales. También cortaban parte de sus carnes para comer mientras estaban vivos. y que a pesar del problema que esto le causó.” . Satisfaced vuestras otras necesidades con ella. Al ver que su esposa Aisha (as) era bastante dura con el trato hacia su camello. bajó a un pozo para traerle un poco de agua al perro. Allah les otorga un control inmediato sobre ellos con la condición de que los utilicen para ir con facilidad a lugares que no hubieran sido capaces de ir por vosotros mismos sin haber pasado por una dificultad extrema. mientras el Profeta (saws) caminaba por los alrededores vio a un burro con la cara marcada y dijo: “Que la maldición de Allah sea sobre aquel que haya marcado a este animal.” Se permite marcarlos solamente si es necesario indicar el propietario. Esto era un requerimiento de su fe. A los poetas y oradores se les dijo especialmente: “El lomo de vuestros animales no son sillas. Estas prácticas fueron eliminadas en la época del Profeta Muhammad (saws). Y las ceremonias de retórica y poesía que duraban horas con los participantes montados cara a cara sobre los animales. y se ocupaban de curarles las heridas después de haber comido. Cuando comenzó su misión profética. en dimensiones muy pequeñas y en aquellas partes del cuerpo del animal donde se le haga menos daño. Allah también creó la tierra. era muy exóticos para la sociedad árabe de aquella época.70 EL AMOR POR LOS ANIMALES El Profeta Muhammad (saws) sentía una compasión especial por todos los seres vivos.

Su actitud era la de alguien que buscaba refugio. estábamos yendo a un sitio con el Mensajero de Allah y en el camino vimos a alguien que había atado a un carnero para matarlo. dijeron. La perra y sus cachorros no fueron perturbados. Un poco más tarde. Llamó a Ju’ayl el hijo de Suraqah. El Profeta Muhammad (saws) le gritó: -“¿Quieres matar a este animal una y otra vez?” (155) NADIE MÁS PUEDE TOCARTE El Profeta Muhammad (saws) se encontraba sentado con sus compañeros. y estaba afilando el cuchillo adelante del animal.” El camello estaba parado detrás del Profeta (saws). De repente un camello se acerca a toda velocidad y se detiene a su lado. llegaron los propietarios que lo estaban persiguiendo. Su rostro se nubló y se dirigió al dueño del camello: -“¡Teme a Allah mientras cuidas a este camello que no puede hablar!” (154) DELANTE DE LOS OJOS DE LA OVEJA Su primo Abdullah el hijo de Abbas. -“¡Oh. lo estamos buscando desde hace tres días y finalmente lo encontramos a tu lado. aunque el ejército de diez mil hombres tuvo que cambiar de dirección.71 Durante un viaje que estaba realizando con sus compañeros dijo con dureza a algunos de ellos que habían tomado a dos pájaros bebés de un nido mientras la madre volaba en pánico sobre sus cabezas: “¿Quién causa dolor a estos animales tomando a sus crías? ¡Devolvedles a sus bebés! EL CENTINELA El Profeta Muhammad (saws) se encontraba frente a un ejército de más de diez mil hombres en dirección a La Meca hacia la mayor victoria de su vida. Mensajero de Allah!”. el Profeta Muhammad (saws) se encontraba caminando y vio a un camello cuyo vientre estaba pegado a su lomo por hambre. y le ordenó que se parara en guardia frente a la madre y sus cachorros hasta que todo el ejército hubiera pasado para protegerlos de un atropello seguro. relató: -“Un día. Mientras marchaba a la cabeza del ejército observó que en su camino una perra había dado a luz a sus cachorros. (153) ESTE ANIMAL QUE NO HABLA Un día. En toda Arabia se había reconocido su soberanía. “Este es nuestro camello. y el Mensajero de .

camello. ha llevado miles de cargas en su espalda para ustedes. Volviéndose al animal. le dijo: -“¡Oh. asombrados. vete! Por la causa de Allah eres libre y nadie puede volver a tocarte. su camello tiene quejas acerca de ustedes. y en el final. Mensajero de Allah.” Los propietarios. preguntaron: -“¡Oh.” -“Si. ustedes deciden matarlo y comer su carne. Mensajero de Allah! ¿Qué estás diciendo?” -“Creció a su lado. es más.” (156) .” El Profeta (saws) sacó cien monedas de plata de su bolsillo y compró el camello. así es exactamente.72 Allah (saws) se dirigió a los propietarios sin soltar la soga del cuello del camello: -“Sin embargo. les ha dado un montón de crías.

Muchas veces ponía sus propias prendas de vestir para que los visitantes puedan sentarse. usaba expresiones generales evitando divulgar los nombres de los responsables de estos actos. nunca la retiraba antes que el otro. y luego los convirtió en instructores de la civilización y líderes para el mundo. incluso si los enfermos se encontraban en los lugares más recónditos de Medina. no! ¡Era tan brillante como la luna llena!” . las palabras más duras que podían salir de su boca eran: “Que un poco de tierra se le pegue en su frente. primero se ganó a las personas más duras. y al terminar la conversación y darse la mano. Cuando alguien le llevaba alimento como presente. Incluso se ganó el aprecio de sus enemigos. nunca comía hasta que aquel que se lo llevaba comiera primero. y se ocupó siempre de visitar a los enfermos brindándoles su atención y reforzándoles la moral. en una generación. ni se marchaba antes que su interlocutor. Gracias a su total preocupación y elegancia para relacionarse. ¿Porqué lo habrá hecho de esa manera?” La influencia que dejó a sus compañeros con su cortesía y elegancia fue tan profunda que cuando se le preguntó a uno de ellos si el rostro del Mensajero de Allah (saws) era tan brillante como una espada. A parte de los raros momentos en que estaba enojado o preocupado. siempre llevaba una sonrisa melancólica en su rostro. En los momentos de mayor enojo. Nunca extendía la planta de los pies a alguien que estuviera sentado. Cuando más tarde. Esto lo hizo en un breve período de tiempo. interrumpía sus oraciones para satisfacer las necesidades de esta persona. Muhammad (saws) fue el propio corazón de esta educación de civismo-civilización que no tiene otro ejemplo en la historia de la humanidad. respondió: “¡No. vulgares e ignorantes del desierto. y luego continuaba sus oraciones. dando así un claro mensaje y ejemplo a la sociedad en su conjunto. Cuando veía malos modales. En las reuniones donde estaba presente nunca permitió que nadie mostrara malos modales ni se hiera a nadie. Solía escuchar a quien le hablaba con total atención. Se volcaba hacia la persona completamente. sus compañeros hablaban de estas particularidades añadirían que en toda su vida nunca habían visto a alguien que estuviera siempre listo para una sonrisa. el Profeta Muhammad (saws) había llegado a fruncir el seño como muestra de desaprobación.73 GENTIL Su dulzura y delicadeza no dependían del entorno y las condiciones. Eran el resultado de su propia naturaleza. sus compañeros pensaban que cada uno era el que él más apreciaba. Incluso cuando alguien estaba en estado de embriaguez y era reprochado. Y cuando veía que alguien se acercaba para pedirle algo mientras estaba realizando la plegaria. A través de su bondad y temperamento.

” (159) TRES VECES SÍ SEÑOR Alguien gritó tres veces diciendo: “Oh. e interrumpiendo su juramento de fidelidad le dijo: -“Mientras no te laves las manos ni te cortes las uñas. el Profeta Muhammad (saws) miró las manos de Hind. El compañero. no aceptaré tu adhesión. la mujer del gobernante de La Meca. eran sus últimos momentos. ya que tiró el trapo con el que acababa de limpiarse la nariz. para regresar a Allah con un aspecto limpio y cuidadoso. se sentó frente al Profeta (saws) con la cara sonriendo tímidamente. sus últimos alientos antes de entregar su alma a Allah. La expresión del rostro del Profeta Muhammad (saws) cambió y su descontento era evidente.74 CON LOS DIENTES LIMPIOS El Profeta Muhammad (saws) había apoyado su cabeza en el regazo de Aisha (as). El Profeta (saws) tomó el trapo sucio del suelo. salió rápidamente. El Profeta (saws) también sonreía. que cuando estabas con el pelo y la barba desordenados como el diablo?” (158) HASTA QUE NO TE LAVES LAS MANOS La Meca fue conquistada y aquellos que en su momento no pudieron liberarse de su obstinación entraron en fila por propia voluntad frente al Profeta Muhammad (saws) y le juraron fidelidad. y el asesino de su tío Hamzah. se afeitó y limpió. que había comprendido al Profeta (saws). Cuando ella estaba por declarar su adhesión al Islam. Mensajero de Allah (saws)” Cada vez. Y uno de sus últimos actos antes de partir de este mundo fue limpiarse los dientes con un cepillo con la ayuda de Aisha (as). (157) COMO EL DIABLO Uno de sus compañeros entró en la mezquita totalmente despeinado y con la barba desordenada. -“¿Acaso no estás mejor ahora. el Profeta (saws) se dirigió al que gritaba respondiendo: -“¡Sí señor!” (160) NO LO HAGAS OTRA VEZ El Profeta Muhammad (saws) entró en la mezquita y observó a un árabe nómade recientemente convertido que desconocía las reglas de conducta. A su regreso. y dirigiéndose a su . Una de estas personas era Hind. Abu Sufyân.

Al volver a Medina pagó su deuda y cuando la transacción hubo terminado. El Profeta Muhammad (saws) le ofreció un trato y acordó pagar el precio del camello luego de su regreso de un viaje. -“Ninguno debe escupir en dirección a La Meca. en la pared de la Kiblah. que lo haga en el suelo. el Profeta Muhammad (saws) junto a Abu Bakr. Al no poder ir hasta la mezquita y para poder rezar en su casa con paz interior.75 dueño dijo con una voz suave: -“No hagas eso otra vez. le pidió al Profeta Muhammad (saws): -“Oh. Pero si alguno se siente obligado. Un incrédulo que había escuchado lo sucedido le preguntó con insistencia: -“¿Porqué primero comprarle el camello y luego dárselo como regalo? Más tarde. a la izquierda de sus pies. Frente a él (saws). El Profeta (saws). rezaron en casa de su compañero ciego. y de repente se le ensombreció el rostro. el Profeta Muhammad (saws) rezó largo tiempo por la felicidad de Yabir en este mundo y en el otro. (162) SI ESTÁS OBLIGADO El Profeta Muhammad (saws) se sentó en la mezquita en dirección a La Meca. Era evidente que este acto era obra de un árabe nómada que no conocía las reglas de conducta del Islam. El Profeta Muhammad (saws) se puso de pie en silencio. el Profeta (saws) le dio el camello a Yabir como un regalo.” (161) REZO EN CASA DE AMAN Uno de sus compañeros tenía problemas de visión y estaba prácticamente ciego. limpió la pared y regresó a su sitio frente a los ojos de la multitud expectante que guardaba silencio. había una enorme masa de mucosidad. (164) . Pero Yabir no poseía otra cosa que un débil camello. le preguntó a Yabir cuales eran sus posesiones.” (163) ÉL LO COMPRÓ PRIMERO Uno de los compañeros más pobres del Profeta Muhammad (saws) se había casado y se encontraba en el momento más delicado de su pobreza. Mensajero de Allah ¿Podrías venir a mi casa y rezar dos veces?” Al día siguiente. que deseaba liberar a su compañero de este momento de angustia pero sin causarle ningún perjuicio en su orgullo. esa noche.

Incluso en nuestro siglo XXI el nombre masculino más común es el suyo. por lo que emigraron de Medina. el pueblo de Medina. Una vez en Medina comenzaron a pedirle e insistirle que recitara el llamado a la oración. Ningún ser temporal al morir encendió tanto los corazones de aquellos que se quedaron. le dijo.76 DESPUES DE ÉL (saws) Ningún hombre fue más querido que él (saws). Uno de ellos fue Bilâl el abisinio. Todos guardaron silencio. Bilâl vio al Profeta (saws) en un sueño: -“¡Oh. que conocía muy bien los motivos de su silencio pero que al mismo tiempo habían anhelado la voz de Bilâl durante años. por su personalidad y sus cualidades. el dolor y la pena han caído en el curso de sus vidas después de que él haya tomado proporciones legendarias. Pero cierto día. también lloraban y todo Medina se había convertido en un sólo sollozo.” Inmediatamente Bilâl se levantó y marchó camino a Medina. Se subió al mismo sitio que solía utilizar en los días del Profeta Muhammad (saws). “Me has ofendido. Lloramos toda la noche hasta la mañana siguiente y encontramos una cierta consolación al tener su cuerpo entre nosotros. Y especialmente para aquellos que han podido convivir con él y saborearlo. has abandonado mi ciudad. Ya era el mediodía. Algunos de sus compañeros comprendieron que no tendrían suficientes fuerzas para continuar viviendo en la misma ciudad rodeados de sus recuerdos. Entonces Bilâl recitó el llamado del rezo de la mañana. Bilâl!”. Su esposa Umma Salamah relató: -“El día de su muerte llegamos juntos y todos llorábamos. Sus compañeros. excepto él. Se fue a Damasco y desde ese día no pudo volver a recitar el llamado a la oración porque el nombre Muhammad era mencionado. Cada hombro y cada cuerpo se sacudieron. Ningún ser creado pudo estar tan vivo y ser tan amado luego de transcurrir tanto tiempo desde su muerte. y él no pudo negarse. según lo registrado por el Libro Guinnes de los Récords. Cuando mencionó la palabra “Muhammad” durante el llamado el sufrimiento había llegado a un punto insoportable. El dolor que quedó detrás de él no se limitó a los pocos días después de su muerte. De madrugada repentinamente escuchamos los sonidos de excavación y nuestros llantos se intensificaron. Todas las cabezas se inclinaron. . puso su mano en la oreja y al recitar “Allahu akbar”. que se habían congregado en la mezquita. abarrotó las calles dejando una imagen que parecía el Apocalipsis y creyendo que el Profeta Muhammad (saws) había vuelto a vivir.” Su hija Fátima llamó a rendir cuentas a aquellos que se encontraban enterrando su cuerpo: -“¿Cómo podéis comprometeros a enterrarlo y regresar a vuestros hogares así? ¿Cómo os atrevéis a hacer esto con su cuerpo de rosas?” Cada musulmán miró en una dirección. no me has visitado.

y te pondrás bien. Aquel niño travieso que había estado al servicio del Profeta (saws) durante diez años. y decía a los nietos que estaban a su alrededor: “Hace ya ochenta años que estoy separado de mi amado y no he pasado ni una noche en la que no lo haya visto en sueños. Bilâl dijo: -“¡Amigos míos. La siguiente persona que le hizo una recomendación le dijo: -“Di el nombre de aquel a quién tú más amas. sólo citaremos las palabras de un historiador francés: “Mayor que los hombres. Abdullah el hijo de Omar (ra) lloraba cada vez que mencionaba su nombre desde la muerte del Profeta (saws) y hasta la suya propia.” Uno de sus compañeros tenía lastimado uno de los nervios del pié. Estambul . no irán al infierno. Él es Muhammad (saws)” 29 de Diciembre de 2004. buenas noticias! Aquellos ojos que derramen lágrimas por él.77 Una vez que el llamado a la oración hubo terminado. menor que Allah. respondió. Enes.” No se pueden decir más palabras sobre Él.” -“Muhammad”. había cumplido cien años.