Está en la página 1de 1

VIDA SANA

9

Conoce la Dieta de los Colores:
¡Ultra vitamínica y saludable!
Los nutricionistas recomiendan comer al menos cinco porciones de frutas y verduras de distintos colores cada día.
El pigmento de cada alimento nos revela los beneficios que ofrece a nuestra salud.

PLUS

NUEVAMUJER.COM (PUBLIMETRO)

Morado-azul. Las frutas y verduras de este color son
poderosos antioxidantes. Sus fitoquímicos combaten
el envejecimiento y ayudan a reforzar la memoria y
salud mental. Además, su consumo previene diferentes tipos de cánceres, a decir de los expertos
ciruelas, higos, uvas, arándanos y moras,
betarragas y berenjenas son algunos de
los exponentes de este grupo.

Blanco. Altos en potasio, el consumo de
estos alimentos mejora los niveles
de colesterol, reduce la presión
arterial y previene la diabetes.
Asimismo, refuerza nuestro
sistema inmune, incrementando las defensas
y resistencia en el
organismo. En esta
categoría están el
ajo, cebollas, champiñones y coliflor.
En frutas figuran
las chirimoyas,
plátanos y peras,
entre otras.

Rojo. Ricos en licopeno
y antocianinas, las
frutas y verduras rojas
ayudan a cuidar la
salud del corazón,
las defensas y la
memoria. Su alto
poder depurativo
también permite
eliminar toxinas
del organismo.
Come sandía,
cerezas,
manzana
roja, frutillas,
frambuesas y
uva rosada. Y
en verduras,
consume rabanitos, tomates y
pimiento rojo.

Verde. Son
alimentos
antioxidantes. Al
contener luteína,
potasio, ácido
fólico y vitaminas
C y K ayudan a
prevenir el colesterol
y mejorar la circulación
de la sangre. Su alta
dosis de fibra facilita un
correcto tránsito intestinal.
Además, son excelentes depurativos. El apio, brócoli, lechuga,
espárragos, espinacas, pepinos,
paltas, acelga, arvejas, alcachofas y
pimentón verde son verduras que dan un
gran aporte de nutrientes. Lo mismo que el
kiwi, las tunas y las manzanas verdes.

Naranja-amarillo. Con
una fuente importante
de vitamina C y betacaroteno. Su ingesta regular
no solo ayuda a conservar una
mejor visión. También mantiene
la piel sana, refuerza el sistema inmune, los dientes y huesos. Duraznos,
papayas, naranjas, mandarinas, limón,
mango, melón y piña son algunas frutas que
destacan. También puedes optar por el zapallo, el
choclo y la zanahoria.

La Dieta de los Colores puede sonar a una estrategia
creativa de los padres de familia para incentivar el consumo de comida saludable
en los niños.
Sin embargo, también es
una forma de ayudar a los
adultos a mantener una alimentación balanceada.
Este método, según explica la nutricionista chile-

na Daisy Ruiz de la clínica
Ciudad del Mar (en Viña del
Mar), consiste en incluir al
menos cinco porciones de
frutas y verduras de diversas
tonalidades en nuestra dieta
diaria.
Los colores diferentes
nos dirán las propiedades
y fitonutrientes que contiene cada alimento. “Los
pigmentos, además de ser

+

los encargados de dar color a las frutas y verduras,
también tienen un efecto
protector y específico para
la salud”, señala.
Paleta de colores
Alimentarnos con un arcoíris de sabor nos permitirá
obtener los nutrientes necesarios para regular nuestros niveles de azúcar en

la sangre y fortalecer nuestro sistema inmunológico.
Además de mejorar nuestro
funcionamiento intestinal
y prevenir enfermedades
como resfriados.
Según la nutricionista,
la Dieta de los Colores no
implica incorporar todas
las frutas y verduras en un
solo plato. Por el contrario,
Ruiz aconseja consumir las

porciones a lo largo del día
y en diferentes preparaciones, como jugos, ensaladas,
sopas, entre otros.
A ello se debe sumar
el consumo abundante de
agua a lo largo del día y la
realización de actividad física de manera regular para
mantener una vida saludable, agrega la especialista.
NUEVAMUJER.COM (PUBLIMETRO)

Recomienda el Minedu

Lava tu
ropa nueva
¿Qué sueles hacer
cuando compras ropa
nueva? ¿Llegas a casa y
la estrenas, pensando
que está limpia? Según
la Dirección Regional de
Educación de Lima Metropolitana del Ministerio de Educación (Minedu), esto es un error muy
común. Diversos análisis
realizados demuestran
que estas prendas llegan
a tus manos con gérmenes, residuos químicos y
hasta flora fecal, que se
impregnan en las telas a
lo largo del proceso de
producción, empaque
y transporte. Por ello,
el Minedu recomienda
lavar la ropa nueva antes
de usarla, para así evitar
enfermedades.