Está en la página 1de 23

Elementos conceptuales para el análisis del proceso

de desarrollo argentino
Juan M. Graña1,2
Resumen
Partiendo del análisis de las determinaciones más generales del modo de
producción capitalista, desarrolladas por primera vez de manera más completa por
Marx, se avanzará sobre las características más concretas del proceso de desarrollo
económico argentino.
En este camino, el reconocimiento del rol de las condiciones de competencia, la
diferenciación del capital y las formas de compensación de tal rezago productivo
(la renta de la tierra, la venta de la fuerza de trabajo por debajo del valor y el
endeudamiento externo) serán elementos centrales para entender Argentina y sus
tendencias.
En particular, utilizaremos el devenir y características del sector industrial en la
Argentina desde la década de 1930 para ejemplificar como esos procesos han dado
forma a lo que es nuestro país. En este sentido, podremos analizar si su evolución
positiva durante la Industrialización Sustitutiva implicaba que ese sector estaba en
condiciones de conducir tal proceso desarrollo o si, como contracara, su
desmantelamiento durante el “neoliberalismo” vino a desbaratar un proceso de
desarrollo económico. El análisis del proceso actual sintetiza ambas trayectorias, es
una nueva ISI, una continuidad del noventa o una nueva etapa dentro de la
unidad histórica que es nuestro país.
Para todo ello, incluiremos referencias a Estados Unidos como punto de
comparación de las potencialidades y límites que enfrentó en ambas etapas este
sector en nuestro país y cuáles son sus perspectivas.

1

Investigador del Centro de Estudios sobre Población, Empleo y Desarrollo (CEPED) y del Centro de Investigaciones en

Economía Política del Desarrollo, la Producción y el Empleo (CEINEP). juan.m.grana@gmail.com
2

Este trabajo resume una porción de los hallazgos de la Tesis Doctoral “Las condiciones productivas de las empresas

como causa de la evolución de las condiciones de empleo. La Industria Manufacturera en Argentina desde mediados del
siglo pasado”, Facultad de Ciencias Económicas, UBA (Graña, 2012), el cual ya fue presentado para las IV Jornadas de
Historia de la Industria y los Servicios a realizarse en agosto 2013.

-1-

1. Introducción
El trabajo intenta discutir las condiciones que deben cumplir las empresas para lograr un
proceso de mejora de las condiciones de vida de los trabajadores. En particular, analizamos el
caso de la industria manufacturera en Argentina desde 1935. Siguiendo su evolución positiva
durante la Industrialización Sustitutiva podremos discutir si el sector industrial argentino estaba
en condiciones de conducir tal proceso de desarrollo. Y, como contracara, si su efectivo
desmantelamiento durante el “neoliberalismo” vino a impedir la consecución de tal objetivo.
Para todo ello, en los próximos dos apartados realizaremos un desarrollo teórico –basado
en la Economía Política y su Crítica- que nos conducirá, rápidamente dado el espacio, por el
reconocimiento de los mecanismos que permiten a los capitales individuales sobrevivir en la
competencia. Luego analizaremos -en el apartado 4- las condiciones en la que se desenvolvió la
industria argentina desde 1935 y cuáles fueron sus consecuencias. Para ello compararemos con
la evolución del mismo sector en Estados Unidos. Las conclusiones y perspectivas futuras, las
retomaremos en el apartado final.

2. Marco teórico
2.1. Tendencia general al crecimiento del tamaño de las empresas
Siguiendo los desarrollos de Marx, reconocemos que el capital total de la sociedad
enfrenta la necesidad constante de producir plusvalía. Para tal fin, la forma más potente, en
tanto no posee ningún límite natural o social, es la que se transita disminuyendo la porción de
la jornada en la que el trabajador produce el valor necesario para su reproducción; esto es, la
generación de plusvalía relativa. Dado su contenido, requiere de un incremento en la capacidad
productiva del trabajo en las ramas que producen valores de uso que forman parte -directa o
indirectamente- de la canasta de consumo de los asalariados. Esto lleva a una caída en el valor
de la fuerza de trabajo sin afectar su capacidad de consumo. En ese sentido, el resultado es la
liberación de crecientes porciones de la jornada para que el trabajador genere valor
gratuitamente para el capital (Marx, 2002)3,4.
Los diferentes mecanismos para lograr plusvalía extraordinaria requieren, en general, un
incremento de la escala de producción. Sea incrementando la productividad laboral por medio
3

Este proceso, sin embargo, no se realiza directamente como tal sino por medio de la búsqueda de ganancias

extraordinarias por parte del capitalista individual.
4

Esto puede traer aparejado, a través de las transformaciones en el proceso de trabajo, una modificación en la

cantidad de trabajadores y sus atributos productivos. A pesar de la relevancia de esta discusión en sí misma, dado el
restringido espacio la dejaremos de lado. Para ello, ver Graña (2012).

-2-

sin enfrentar una competencia directa con las medias la cual es imposible de sobrellevar por sus mayores costos. lo que ampliaría su demanda puede que esta no crezca al ritmo necesario para absorber el incremento de la producción en todas las empresas al mismo tiempo. 1981. 5 Es importante notar la concentración a la que nos referimos no tiene que ver con la porción del mercado que abastece cada empresa. el mercado. 1994. Sylos Labini. para apropiar la tasa general de ganancia. reconocer que -aunque estas ventajas derivadas de la escala son generales a la producción y distribución. Marx. 1994). a esa tendencia a la concentración se le opone la creación de nuevos sectores que inicialmente tendrán menor escala y luego seguirán similar camino. Son las formas técnicas de cada sector. sino con su escala de producción. la introducción de maquinaria o utilizando de manera más eficiente los medios de producción e insumos. Sin embargo. Shaikh. podemos decir que el capitalismo tiene una tendencia general a la concentración de la producción para producir plusvalía relativa7 (Chandler. Aunque el mismo proceso conlleva la caída del valor individual de cada mercancía.de su menor escala. Chandler. En ese proceso las empresas se enfrentan a un límite externo a ellas: la magnitud de la demanda solvente. Entonces. En términos globales. nada garantiza que la suma de las producciones de esas empresas abastezca el mercado de manera completa por lo cual empresas de magnitud más pequeña pueden. Es decir. 2002. Ese proceso dinámico por el cual los capitales tienden constantemente a realizar sus mercancías en torno al precio de producción el cual nunca se realiza. -3- . que es la que les permite apropiar la tasa media de ganancia. para todos ellos se requiere generalmente un crecimiento del capital de cada empresa individual. no puede cobijar a todas las empresas que competían originalmente. Ahora bien. ese mayor volumen de valores de uso que produce cada empresa debe encontrar una demanda acorde que los realice a sus precios de producción. 2006). y no circunscripto a un mercado definido arbitrariamente. más que aleatoria y circunstancialmente. una mayor división del trabajo. como la competencia6 fuerza a todas las empresas por ese camino. 7 Debemos. 6 Con “competencia” intentamos caracterizar una situación donde los capitales de todas las ramas al mismo tiempo. una escala de producción. en cada momento del tiempo. las que determinan el incremento de la productividad laboral y la magnitud del ahorro en costos derivados del aumento de la escala. 1966). la concentración de la producción en empresas de creciente tamaño5. Esto se debe a que las empresas que se concentraron tienen una unidad técnica. 1966. En este caso. también abre la posibilidad de supervivencia de otras más pequeñas en virtud –justamente. el “mercado”. En otras palabras.de la cooperación de asalariados. se disputan la realización de sus mercancías frente a la demanda solvente.no todo capital productivo las “disfruta” en igual magnitud. a lo que normalmente se alude como concentración económica. 2004. Iñigo Carrera. pudiendo ser en algunos casos pequeños y en otros considerables (Gold. Es el mecanismo de ajuste a la norma y comprende un conjunto de estrategias concretas que a este momento del desarrollo no interesa analizar (Sylos Labini. en cualquier caso. continuar en producción abasteciéndola. aunque este factor impide que todas las empresas se concentren. a la nueva escala media o normal. Esta limitación a la ampliación genera la diferenciación de las empresas entre aquellas que logran concentrarse (normales) y las que no (rezagadas).

es el acceso al crédito y una red comercial desarrollada. En este caso. sobre un capital invertido más pequeño lo que genera una brecha absoluta en la capacidad de acumulación que tiende a crecer exponencialmente. En este caso debemos considerar dos factores que tornan más capaz a la empresa de mayor magnitud para innovar. 1994). Estas son algunas de las razones. todo lo cual redunda en mayores costos. 10 En este proceso no es sólo importante considerar la tasa de ganancia sino también su masa. simplemente los mencionaremos8.2. la experiencia muestra que las empresas rezagadas permanecen en el proceso productivo a pesar de apropiar una tasa de ganancia menor. 1997)9. Uno de ellos. Esto se debe a que una menor tasa de ganancia se proyecta. sin tomar en cuenta las prácticas anticompetitivas y demás abusos que pueden utilizar que son formas de esta diferenciación. a su vez. ver Graña (2012). 2004). 1988). Dinámica de la diferenciación Ahora bien. Por razones de espacio no podemos explayarnos en cada uno de los demás factores que poseen efectos diferenciales. son las empresas grandes ya innovativas las que mejores réditos obtienen (Dosi. El segundo es el carácter diferencial que presenta la innovación. división del trabajo y maquinización. 1910[1985]. Normalmente esas diferencias se -4- . siguiendo al “tardío” Schumpeter (1971) que había abandonado su posición plasmada en su “Teoría del desenvolvimiento económico” de que los liderazgos eran temporales. un carácter permanente y creciente (Chandler.2. A los efectos de la competencia. Sin embargo. El segundo es la capacidad real de disfrutar de los beneficios de que las innovaciones sean propias o de terceros. En conjunto provocarían que las crecientes diferencias de productividad lleven a apropiar a éstas últimas una tasa de ganancia decreciente que. que la diferenciación tiene. el principal factor a analizar es la menor dinámica en la productividad del trabajo que ponen en movimiento las empresas rezagadas. lo que desembocaría en su eliminación por no poder reproducir siquiera el capital invertido10. Iñigo Carrera. por las cuales las empresas de escala normal apropian una mayor tasa de ganancia al vender al mismo precio que las rezagadas. 9 A tal punto que la “hipótesis schumpeteriana” vincula positivamente el tamaño de empresa con la innovación. En otras palabras. 8 Para un desarrollo más extenso. dado el carácter acumulativo de la innovación y los costos asociados a proteger los resultados. con esa diferenciación ya presente se ponen en movimiento otros mecanismos que aseguran que las empresas “líderes” mantengan su posición y tiendan a separarse crecientemente de las otras. Esto surge debido a su menor escala que conlleva menor cooperación. cuyos efectos diferenciales sobre la capacidad de valorización son evidentes (Hilferding. se volvería negativa. La primera es la magnitud del capital necesario para invertir en tales actividades y las economías de escala que posee tal actividad (Levin. a pesar de estar desvinculado del propio proceso de trabajo. eventualmente. en realidad.

se realiza particularmente entre los capitales medios. como expresión de dos determinaciones de valorización diferentes es que en términos relativos se observan tasas de ganancia mayores (capitales medios) y menores (capitales rezagados) y. -5- . 2004. sólo ellos están habilitados a valorizarse a la tasa media de ganancia en relación al capital que ponen en movimiento (Iñigo Carrera. las más atrasadas. Como vimos. como la tendencia a la concentración y centralización es la norma en la competencia –que. Shaikh. la permanencia de estas últimas en producción a pesar de todo. como resultado.La razón de tal permanencia se encuentra en el rol cualitativamente diferente que cumplen las empresas medias y las rezagadas (Iñigo Carrera. Esto es por simple reflejo entre su forma de existencia dineraria que iguala en las apariencias a la masa de valor que circula como simple dinero con aquella que circula como capital (Iñigo Carrera. Si las empresas medias desarrollan su productividad y logran impulsar el precio de producción de la rama por debajo del que les rinde a los pequeños capitales una ganancia superior a la tasa de interés. ahora podemos precisar. producen. son finalmente expulsadas mientras que otras se incorporan a ese “club” al quedar recientemente rezagadas.se amplía constantemente el número de empresas rezagadas. Mientras que en el auge todas las empresas parecen ser sumamente rentables. 2006. Sin embargo. Éstos son los que. 1967). A partir de reconocer esta determinación podemos preguntarnos sobre el límite de supervivencia de esas empresas. Entonces. en función del incremento que logren en su capacidad productiva. 2004. Shaikh.por la tasa de interés. 2004). la valorización de aquellas empresas que se van rezagando pasa a estar regida -como cualquier otra masa de dinero que circula. presentan con toda su crudeza en las crisis. 2006). Entonces. 2004). los capitales normales portan en sus manos la condición de posibilidad de que los rezagados sigan existiendo. 2006). Algunas. esas empresas tenderán a liquidarse o directamente quebrar (Iñigo Carrera. por ende. al arribar la crisis las empresas muestran su capacidad competitiva real (Schumpeter. plusvalía relativa. en su forma más concreta. dado que es una masa de dinero que se invierte para obtener una ganancia. cuando exista una opción más rentable para la misma. De este modo. Por defecto. en su búsqueda de obtener una ganancia extraordinaria. Lo más sencillo sería convertir el dinero invertido en capital prestado a interés. Marx.y que únicamente los capitales medios o normales ponen en movimiento esa productividad. Como la determinación del valor de las mercancías se vincula con el tiempo de trabajo necesario en condiciones normales o medias –para ese momento histórico. la capacidad para continuar en producción no se encuentra portada en la evolución de estos capitales pequeños sino en los normales. la empresa será liquidada.

En esas condiciones. En conjunto. esto se realiza al costo de impedir el desarrollo de las fuerzas productivas de los pequeños capitales. De este modo. de las ramas donde operan 11 Estamos ejemplificando con la transformación completa de una rama de capitales normales a pequeños. Luego es captada por los capitales medios que le compran o venden mercancías directamente. 1910[1985]. vinculado a las dos primeras dado que ellas implican un valor individual de las mercancías que no cae rápidamente). efectivamente es posible. En caso de ubicarse por debajo. Iñigo Carrera. entonces los capitales rezagados permiten. Consecuencias de la diferenciación Es posible. sea que la tecnología se encuentre estancada. Nuevamente. el estancamiento del mercado y las formas técnicas que permitieron la eliminación de los medios posibilitan. el capital medio se retiraría hacia otros sectores dado que posee una magnitud de capital con el que podría valorizarse en ellos a la tasa media (Iñigo Carrera. el crecimiento de la productividad. sin embargo. ¿no podría ser posible que el precio de venta de esos capitales rezagados se ubique por debajo de ese nivel? Bajo esas condiciones técnicas. una capacidad de acumulación superior justamente a los capitales que se encuentran en las mejores condiciones para potenciar la innovación. Eso ocurre cuando una empresa media desconcentra parte de su producción en una contratista creada por si misma. quedando disponible la masa de valor resultante de la diferencia entre el precio que surge de la valorización específica del pequeño capital y el de los medios. etc. o indirectamente a través del abaratamiento de la fuerza de trabajo. -6- . o el volumen del mercado crezca lentamente (lo cual se encuentra.2. enfrentan la posibilidad de ingreso de otras tantas empresas en similares condiciones. en una rama de pequeños capitales el precio de mercado tiende a ser constantemente inferior al de producción. los pequeños capitales podrían eliminar de la competencia a los medios en tanto podrían vender más barato. en parte. 2004). es decir. y dado que la determinación específica no necesariamente implica que esa compensación entre mayores costos y la tasa de interés se ubique al nivel del precio de producción de los capitales medios. la proliferación de competidores. 2004)11. Sin embargo. Entonces. Al ser pequeños capitales los que quedan produciendo en la rama. sea que el incremento del rendimiento de la fuerza de trabajo o reducción de costos en función de las economías de escala no sean tan relevantes.3. Ello se vincularía a cuestiones técnicas de cada rama. a través de esta redistribución de plusvalía hacia los medios. ahora. pero ésta puede surgir directamente como una de pequeños capitales. Debido a la exacerbada competencia en esos sectores el precio tiende constantemente hacia su límite inferior. al determinado por la tasa de interés (Hilferding. que el rezago productivo no implique grandes diferencias entre los costos de los capitales medios y los pequeños.

y no el terrateniente. el Estado nacional puede redirigirla directamente modificándolos en relación a los que imperan en el mercado mundial. la renta de la tierra es plusvalía y. La primera forma es la aplicación de impuestos específicos a la exportación de tales mercancías. Esa redistribución puede lograrse de diversas formas (Iñigo Carrera. Fuentes y mecanismos de compensación del rezago A pesar de su condición de empresas rezagadas. nos encontramos en términos generales con tres fuentes de compensación: el endeudamiento externo. A lo largo del tiempo. -7- . Siendo extremadamente sintéticos. forestales y mineras (Marx. 12 Para un desarrollo más extenso de la renta ver Iñigo Carrera (2007). pesqueras. Sin embargo. 3. podría potenciar la acumulación si fuera puesta en circulación como capital adicional. Dado su origen -ganancia extraordinaria creada por una mayor productividad provocada por condiciones naturales no reproducibles. su consecuencia sería únicamente reducir el consumo de los terratenientes. por tanto. es decir de estar en peores condiciones productivas. pero dado su carácter restringido en el tiempo y en la magnitud nos concentraremos en las otras dos que son generales al capitalismo. En ese marco. compensaciones para su menor productividad. por lo menos. Para ello. A priori. Esto se debe a que los capitales que producen tales mercancías ya apropian. La renta de la tierra El desarrollo teórico sobre la génesis de la renta es sumamente conocido y por ello alcanza con señalar que surge de las diferencias de productividad del trabajo dependiendo de las condiciones naturales no reproducibles en las explotaciones agropecuarias. Dado que es el capital industrial el que realiza la exportación. existen algunas que parecen acumular capital de manera normal o. posibilidad habilitada por analizar una forma nacional particular. La primera surge de la posibilidad de obtener riqueza adicional desde el exterior. 3. de los países en que se desarrollan éstos. ya veremos. tenderán a quebrar.la renta de la tierra llega constantemente a los terratenientes sin necesidad alguna de formar parte nuevamente de la acumulación de capital. la renta de la tierra y el pago de la fuerza de trabajo por debajo del valor. deben estar percibiendo. 2007). dado que la renta se encuentra portada en el precio de las mercancías de esos sectores.únicamente éstos (Starosta. éstos por esa misma razón. por fuera de ella. 2010) y. la ganancia media.1. bajo algún mecanismo. perduran más allá de lo esperable en virtud de su brecha con los capitales medios. 2006)12.

Por último. en este caso no mediado directamente por el Estado. de esa manera el impuesto es finalmente traspasado hasta el terrateniente. modifican también el precio de circulación interno de la porción de esas mismas mercancías que se destinan al mercado interno. En este contexto. la capacidad de mantener subvaluada la moneda durante un período extenso es más reducida. y al tratarse de un espacio nacional particular. En función de la reducción del precio de venta que recibe la empresa tendería a disminuir el alquiler que puede abonar por la tierra que pone en producción. éstas reducen su precio generando un subsidio. hacia las empresas que los adquieren como insumos. A su vez. el precio de producción en esas tierras termina ubicándose por encima del nuevo precio nacional – reducido por tales instrumentos. tanto la sobrevaluación como las retenciones. Este mayor valor surgiría de la plusvalía que perderían los capitales industriales nacionales por comprar insumos importados y fuerza de trabajo a un precio encarecido. Los primeros beneficiarios son los importadores que ven abaratadas sus mercancías y los que convierten moneda local en divisa para invertirla en el extranjero. En segundo lugar. 13 En el caso de subvaluar la moneda nacional los exportadores recibirían un precio de producción mayor al que rige en el mercado mundial que se convertiría en renta de la tierra. la conocida “fuga de capitales” o también como remisión de utilidades. Una segunda forma es la fijación del tipo de cambio respecto a la moneda mundial por fuera de la relación que expresaría directamente su contenido. El Estado podría recaudar parte de ese valor si. sin embargo la porción que pierden no pasa al Estado. las exportaciones de las mercancías que portan renta reciben un precio en moneda nacional menor al que rige en el mercado mundial. la porción de la renta apropiada por el Estado puede ser redigirida bajo diferentes instrumentos fiscales. impone impuestos a la importación de manera de neutralizar el abaratamiento de las mercancías extranjeras13. Por ello. Debemos considerar. Al proyectarse el precio en moneda nacional reducido por esos instrumentos sobre las que circulan internamente. ante instrumentos que no permiten apropiar exclusivamente renta como pueden ser las retenciones o sobrevaluación.impidiendo la realización de la ganancia media. sin embargo. otros beneficiados son aquellos que remiten su capital al exterior. -8- .la aplicación del impuesto implica que se reduce el precio que recibe en la operación. el Estado puede regular los precios internos de tales mercancías ya sea mediante cupos a la exportación o participando directamente mediante sus empresa en la circulación de tales mercancías. al mismo tiempo. una idéntica capacidad de representar valor al interior y al exterior. La principal posibilidad es que se encuentre sobrevaluado respecto a esa paridad. Esto es el resultado de que particularmente en ellas la productividad del trabajo es igual o superior a la que impera en el mercado mundial pero. que el intento de apropiación por parte del Estado de una porción de la renta puede tener como efecto secundario el retiro de ciertas tierras de la producción. En ese caso.

la impulsa por sobre la tasa media mundial. crediticios. el no pago de aportes y contribuciones. Claro que esto reconoce grados. entran en juego las inversiones que el empresario debe realizar para asegurar que la jornada laboral se realice en condiciones de seguridad e higiene normales14. o sea. en ausencia de impuestos a la importación que la neutralicen se verían incluso imposibilitado de apropiar la ganancia media en el mercado interno por la competencia externa.o es apropiada por las empresas directamente -mediante el abaratamiento de los elementos en los que invierte su capital: fuerza de trabajo. 3. Entendiendo el valor de la fuerza de trabajo como lo presenta Marx.. La primera directamente impide participar del mercado mundial. velocidad. insumos o maquinaria. es decir no vinculado exclusivamente a la subsistencia física (Marx. siendo irrelevante el carácter legal o no de esa maniobra. todas las condiciones que hacen al valor de la fuerza de trabajo pueden ser modificadas. en el caso de los pequeños podría erigirse en fuente de compensación del rezago productivo. el Estado utiliza -9- . En el caso de las retenciones. las consecuencias de la sobrevaluación y las retenciones sobre el capital que produce mercancías que no portan renta son diferentes. En el caso de ser medios o normales.a la fuerza de trabajo reduciendo los costos de todas las empresas al interior del país. de manera corriente.2. Desde la extensión de la jornada sin aumento del salario o pago de horas extra a un incremento de la intensidad. La venta de la fuerza de trabajo por debajo de su valor La venta de la fuerza de trabajo por debajo de su valor implica sencillamente comprarla por un salario que no alcanza para adquirir los valores de uso necesarios para la reproducción de los atributos productivos del trabajador y su familia.En el mismo sentido. etc. etc. Puede que lo que el empresario se “ahorra” al evadir impuestos de carácter general también resienta la capacidad de reproducción de la fuerza de trabajo. abaratan -sin afectar sus condiciones de vida. estos gastos sólo representan una porción del precio final de la mercancía mientras que la sobrevaluación se aplica sobre el valor total de ella. A su vez. En el mismo sentido. su compra por debajo del valor también puede lograrse a través de lo que normalmente conocemos como precarización laboral. En ese sentido. Sea que la renta es dirigida por el Estado a las empresas -a través de incentivos fiscales. desde el salario que no alcanza apenas para adquirir todos los valores de uso necesarios hasta el que priva de los alimentos básicos para reproducir la indispensable capacidad física. a pesar de poder adquirir insumos y fuerza de trabajo abaratadas. 14 Por último. Sin embargo.ésta se convierte en una mayor tasa de ganancia de los capitales que realizan su acumulación en ese país. la venta de fuerza de trabajo por debajo de su valor puede surgir sin estar vinculada directamente al salario del trabajador. 2002). Esto se debe a que. Esto se debe a que. la renta de la tierra se convierte en un subsidio neto para el capital que produce al interior. por lo cual siempre más que compensa tal efecto.

a condición de que se paguen por debajo del valor. Si no lo hiciera. deben presentar -en promedio. esos valores de uso. o de manera más precisa. en función de la escala en la que lo realiza.un rezago productivo importante. Si debe ser el salario el que asuma el lugar de compensación (ante la ausencia o insuficiencia de las otras). los puestos de trabajo sólo pueden crearse –de manera general. la caída del salario por debajo del valor de ciertas categorías específicas de ellos puede llevar a que no se reproduzcan en el tiempo esas capacidades. La condición de existencia de la venta de la fuerza de trabajo por debajo del valor se vincula a que el conjunto mayoritario de empresas al interior de un país se vea imposibilitada de competir en condiciones normales. como resultado de un rezago productivo general de las empresas de un país que impida la acumulación de capital en términos normales y condene a la mayoría de la fuerza de trabajo a condiciones de empleo que no reproduzcan sus atributos productivos. por lo tanto. es decir.En todos los casos implica que el trabajador no puede reproducirse en condiciones normales y. dado que la imposibilidad de competir en condiciones normales -el rezago productivo. ese rezago debe existir también en los sectores no transables de manera de abarcar en ese rol al conjunto del mercado laboral. éstos tiendan a verse excluidos de la producción. La continuidad a lo largo del tiempo de esa situación conlleva a condiciones de pobreza e indigencia. que forman parte del valor de reproducción de la fuerza de trabajo. . ésta implica transformar una porción de lo que sería el capital variable directamente en plusvalía. Por esa razón. dado que típicamente los indicadores de pobreza se construyen sin considerar los requisitos propios de la complejidad de cada trabajador y representan el consumo mínimo indispensable. Dicho rezago debe ser de tal magnitud como para que. deberían estar incluidos en el salario. restringiendo el nivel de esa reproducción. Pero en esta situación no los abonaría en el salario ni bajo los impuestos. las consecuencias tienden a presentarse -analíticamente.10 - . Vinculado con su rol como fuente de compensación. generando problemas en la oferta de esas calificaciones. o sea. el rezago productivo del sector transable impactaría en la acumulación del sector no transable a través de las limitaciones que le impone los impuestos para financiar la provisión de valores de uso a la población general de manera más económica. Pero dado que la transformación de parte del valor de la fuerza de trabajo en ganancia depende de una determinación general del país en cuestión. ello tendrá consecuencias sobre sus atributos productivos o los de sus descendientes. inclusive en el límite de su valorización específica como pequeños capitales y recibiendo otras fuentes de compensación. Ahora bien. Efectivamente. parte de lo que debería ser precio de costo en ganancia. Antes de llegar a ese nivel.se expresa en la competencia y de manera particularmente aguda en el mercado mundial. las deficiencias productivas presentes en el sector transable se reflejan en similares problemáticas en la acumulación de las empresas del sector no transable en virtud de la desconexión que sufre éste respecto de una demanda solvente alimentada por la venta de la fuerza de trabajo a su valor.primero en el sector transable.

Esto no implica necesariamente que los pequeños capitales contraten fuerzas de trabajo de menor valor. En este sentido. En cuanto al segundo aspecto. Hasta aquí.11 - . eludiendo las condiciones medio ambientales de trabajo y/o directamente abonando menores salarios directos. Sólo en base a esta necesidad de compensación por parte de las empresas rezagadas pueden comprenderse las marcadas diferencias de poder adquisitivo de los salarios entre empresas pequeñas y grandes que la literatura. llevarán a que el mercado laboral profundice su fragmentación que surge. por fuera de la generalidad de pequeños capitales. ambos sectores condenan a la fuerza de trabajo a venderse por debajo del valor. La necesidad de compensaciones por vía salarial tienden a ser mayores mientras más grande es el rezago productivo. es decir. como vía de compensación. a su vez. ampliamente reconoce15. por ende. ellos perciben ese salario inferior al valor de sus trabajadores como un incremento de ganancia. aquellos que efectivamente pueden pagar el valor íntegro de la fuerza de trabajo. de menor calificación (lo cual podría suceder por ejemplo dado su menor tecnología) sino que reducen sus costos mediante la evasión de sus responsabilidades frente a la seguridad social. debemos reconocer que se encuentra vinculado a las diferentes porciones de la clase trabajadora de idéntica manera al proceso de regulación del salario al valor de la fuerza de trabajo (Marx. Entonces. Esta regulación se realiza a través de la capacidad organizativa de las diferentes porciones de la clase trabajadora vis a vis la magnitud del ejército industrial en condiciones de competir por esos puestos de trabajo. 2002). Las diferencias entre ellos según su complejidad en conjunto con esta determinación como fuente de compensación.debe replicar el mismo comportamiento respecto al salario como fuente de compensación. pueden existir capitales medios en el país en cuestión. normalmente se señala que las empresas más grandes tienden a abonar mayores salarios y emplear en mejores condiciones que las pequeñas.como una forma de la venta de la fuerza de trabajo por debajo de su valor y. por lo cual no puede ser idéntica para todas las porciones de trabajadores. 1978). Ahora bien. De allí la necesidad de reconocer a la segmentación laboral –esto es que dos trabajadores de similares características posean dos salarios diferentes simplemente por trabajar en empresas diferentes. sufriendo algunas una competencia mayor que otras. Si ese fuera el caso. en segundo lugar. 15 Para un desarrollo más extenso de esto ver Graña (2012). sobre qué porciones de la clase obrera cargan con esta fuente. particularmente la estructuralista (PREALC. . implicaría que el propio sector no transable –para continuar operando. que la posibilidad de evitar la caída de sus remuneraciones por debajo del valor no es idéntica entre todos los trabajadores. Lo cual.al poder de compra de los trabajadores y sus escalas de funcionamiento. pareciera que esta fuente de compensación implicaría que todos los trabajadores venden su fuerza de trabajo por debajo de su valor pero debemos reconocer que la necesidad de tal compensación es diferente entre empresas y.

los dejaremos de lado dado el foco de este trabajo. a nivel individual. el número y evolución de 16 Es en este proceso de diferenciación de las condiciones de reproducción de los trabajadores como necesidad de compensar el rezago productivo. De esta manera. que toda diferencia individual puede ser utilizada para “justificar” la diferencia salarial entre trabajadores similares. en función de si cumple (o no) un rol como compensador. ***** Como breve resumen. jóvenes. le aparecen al trabajador que encara esa formación. cuando la diferenciación del capital toma la forma de un rezago generalizado en un país. inmigrantes. Sin embargo. en síntesis. etc. de esas diferencias de complejidad y. De este modo. no podría realizar su trabajo. Encontramos.de trasladarse a otros espacios nacionales donde este descuento no se produzca. en virtud de la necesidad de su formación extensa. Al ser la personificación del capital que recurre a salarios reducidos para mantenerse en producción. por ende. Pero. etc.primero. con la compensación16. En segundo lugar. entran en escena los factores “no económicos”. sino que además tienen la posibilidad – en función de su formación relativamente más universal. podríamos señalar que en función de la tendencia constante a la concentración de la producción y a la diferenciación de las empresas. tal proceso afecta a los trabajadores más simples –a los que se suman las porciones más discriminadas de la fuerza laboral (mujeres. esos factores “no económicos” determinan qué porción de la clase trabajadora queda condenada a tales empleos de baja remuneración y calidad. En primer lugar. ambas porciones de los trabajadores complejos no sólo enfrentan una menor competencia en el mercado laboral nacional. Con esto no negamos que estas cuestiones sean causantes de segmentación laboral inclusive sin ser expresión de la necesidad de compensación. el resto de los trabajadores complejos. como la discriminación de género. que.12 - . de manera casi exclusiva. Pero en estos casos la acción política de la clase trabajadora y el Estado pueden ir resolviéndolo sin enfrentar los límites de su existencia como compensación. 17 Estos procesos aunque sumamente relevantes.). Para un análisis al respecto ver Graña (2012) . Particularmente. el valor de la fuerza de trabajo puede convertirse en fuente de compensación.debido a que son los más expuestos a la competencia y con menos herramientas para evadir esa necesidad17. ahora. que es la forma por la cual el capital logra poner en movimiento esta fuente. en términos más generales. que suele estar asociada a las personas que sufren ese menor salario. pero no la existencia misma de tales puestos. es la porción más simple de la fuerza de trabajo nacional la que carga en su reproducción. si su salario también fuera vehículo de compensación no podría considerarse por fuera de la clase trabajadora y. vemos que aquéllos que se encargan de representar a los capitalistas en la gestión directa del capital no pueden verse afectados. racial. si sufrieran un descuento relevante tenderían a desaparecer los incentivos que.

. Si analizamos el Gráfico 1. En función del planteo teórico realizaremos primero un análisis de las características del sector en nuestro país. mientras que en Estados Unidos ese número alcanza a los 48 ocupados -entre 1889 y 2007. Características diferenciales de la industria argentina En función de lo señalado más arriba.y el peso de los microestablecimientos es cercano al 50% (Gráfico 2). 4. si colectivamente al interior de un país comparten esa característica avanzarán sobre la fuerza de trabajo. último dato disponible.las empresas más rezagadas se liquidarán. una de las claves de la posibilidad de competir en condiciones normales.un promedio relativamente estable de 10 ocupados. con un peso de los microestablecimientos de 1 a 10 ocupados del orden del 80%. Luego estudiaremos cómo fue compensado el rezago productivo a lo largo del siglo XX. Si ni siquiera con ella alcanzan a sobrevivir finalmente quebrarán y se detendrá la acumulación de capital en esa economía. particularmente en función de la evolución de la renta de la tierra y la incorporación de la compensación salarial en las últimas décadas. se vincula con la escala a la cual operan las empresas. es decir sin compensaciones. Rasgos de la industrialización argentina en el espejo internacional En esta sección encararemos el estudio del devenir de la industria argentina. Sin embargo.13 - . en comparación con Estados Unidos a manera de captar el rezago respecto a las condiciones medias de producción mundial y cómo eso afectó la evolución industrial nacional.1. veremos que los establecimientos industriales argentinos ocupan –entre 1895 y 2003. Si tanto la renta de la tierra como el endeudamiento externo son insuficientes y no pueden acceder a comprar la fuerza de trabajo por debajo del valor –determinación que excede a la empresa individual.empresas rezagadas dependerá de la magnitud del rezago productivo y de la disponibilidad de fuentes de compensación. 4.

no es posible distinguir entre las ramas de Maquinaria y 275 250 225 200 175 150 . Argentina.14 - . Tamaño de establecimiento promedio del total y los mayores a 10 empleados (izquierda). 1947-200718. Argentina y Estados Unidos. porcentaje de establecimientos menores a 10 ocupados (derecha). Estados Unidos. Fuente: Graña (2012) Gráfico 2. Industria Manufacturera. 1895-2003. 160 100 90 140 80 120 70 100 60 80 50 40 60 30 40 20 20 10 0 0 1895 1908 1914 1923 1935 1937 1939 Tamaño Promedio 1943 1946 1948 1950 Tamaño Promedio "+ de 10" 1957 1964 1973 1984 1993 2003 % Estab. 350 325 18 300 En los Censos Económicos de 1947 y 1954 de Argentina. 1899-2007. Fuente: Graña (2012) Gráfico 3. con hasta 10 ocup. con hasta 10 ocup. 100 160 90 140 80 120 70 100 60 50 80 40 60 30 40 20 20 10 0 Tamaño Prom Tamaño 10 y + 2007 2002 1997 1992 1987 1982 1977 1972 1967 1963 1958 1955 1954 1953 1952 1951 1950 1947 1939 1937 1935 1933 1929 1927 1925 1919 1914 1909 1904 1899 0 % Estab. Industria Manufacturera. porcentaje de establecimientos menores a 10 ocupados (derecha). Tamaño de establecimiento promedio del total y los mayores a 10 empleados (izquierda). Industria. Tamaño promedio de ocupados por establecimiento según rama de actividad.Gráfico 1.

. Si.Fuente: Graña (2012) Esta diferencia de tamaño se reproduce en el conjunto de las subramas industriales como se puede observar en el Gráfico 3. Argentina y Estados Unidos. veremos que Argentina alcanza recién en 1985 la potencia instalada por establecimiento que Estados Unidos mostraba en 1914. Capacidad promedio por establecimiento medida en caballos de fuerza. 1899-1985. con especial énfasis en la producción de automotores (incluido en la subraya “Producción de maquinaria y equipo”). Gráfico 4. analizamos el Gráfico 4. en cambio.15 - 1974 1985 . 450 400 350 300 250 200 150 100 50 0 1899 1914 1935 1939 1947 Argentina 1954 1964 Estados Unidos Fuente: Vitelli (2012) Equipo y la de Material de Transporte por lo que reproducimos el mismo valor en ambos.

En porcentaje. entre 1935 y 2010. Iñigo Carrera (2007) y PADICEPAL. ENGE – INDEC. 1. Gráfico 6. . la productividad industrial argentina efectivamente ha evolucionado muy por debajo de la estadounidense.000 900 800 700 600 Estados Unidos 500 400 300 200 Argentina 100 2010 2005 2000 1995 1990 1985 1980 1975 1970 1965 1960 1955 1950 1945 1940 1935 0 Fuente: Elaboración propia en base a Graña y Kennedy (2008) Como podemos ver en el Gráfico 5.100 1.200 1.CEPAL 40 30 Iñigo Carrera 20 CEPED 10 2010 2005 2000 1995 1990 1985 1980 1975 1970 1965 1960 1955 1950 1945 1940 1935 0 Fuente: Elaboración propia en base a Graña y Kennedy (2008). nos enfrentamos a un sector industrial caracterizado por pequeñas empresas lo que debería. Argentina y Estados Unidos. Evolución de la productividad laboral en la industria. Gráfico 5.En síntesis. en nuestro país creció un 253% mientras que la de Estados Unidos un 1028%.Grandes Empresas 50 PADI . 1935-2010. 1935 =100. según nuestro esquema conceptual. Productividad industrial relativa Argentina / Estados Unidos.16 - . provocar que la productividad de la industria argentina progrese lentamente. 70 60 CEPED .

los ingresos fiscales que se obtenían se aplicaban para reducir los precios de los servicios públicos (energía. 20 Esto es. transporte. ya que sino no existiría un mercado interno de ciertas dimensiones al cual venderle mercancías industriales. Ver. Lo cual puede a los efectos de la ISI ser negativo. lo cual pone en movimiento la necesidad de compensaciones para continuar en producción las que. A su vez. Camilo et al (1973).). A su vez. .17 - . Todo este amplio abanico de instrumentos permitía que las empresas -a pesar de operar muy lejos de los estándares internacionales (Gráfico 6). o la sobrevaluación del tipo de cambio. a su vez. Como vemos entonces. el monopolio de venta por parte del Estado. Schvarzer (1996). condicionarán el ritmo y forma de su desarrollo. que reducen el precio de los insumos y de la fuerza de trabajo –al abaratar su canasta de consumo. como se observa en el Gráfico 6 que.(Iñigo Carrera. Es más. etc. En nuestros términos. el rezago productivo se ha ampliado desde la década del 1930. ese esquema sustitutivo sólo es consistente si el salario no es fuente de compensación. o positivo si se logra producir bienes en ese segmento.no requirieran de pagar la fuerza de trabajo por debajo de su valor. se reservaba el mercado interno para la producción nacional con elevadas tarifas.2. por el alto contenido de importaciones que implica. en las estimaciones más optimistas alcanza al 40% de la estadounidense y entre las que son menos apenas un 20%. la principal fuente de compensación es la renta de la tierra que es redirigida al sector industrial mediante un conjunto de mecanismos entre los cuales los principales fueron la modificación de los precios internos de realización de las materias primas. a su vez. Goetz (1976). entonces. lo cual genera que avance aparentemente sin problemas a escala nacional20. en otros términos. al mismo tiempo. por la porción de la renta que no es redirigida al sector industrial ya que permite que ciertos segmentos productivos enfrenten una demanda interna ampliada con un poder adquisitivo similar a los del resto del mundo. 19 La extensa y muy reconocida bibliografía sobre la industria en Argentina es coincidente en este punto.Esto. lejos de reducirse. 2007). la Industrialización por Sustitución de Importaciones (ISI) fue un esquema donde se redistribuye el ingreso agropecuario hacia el sector industrial mientras se fortalece y protege el mercado interno al que se volcaba esa producción. ha llevado a la ampliación de la brecha de productividad ya importante. Esto es reforzado. 4. por ejemplo. Si analizamos únicamente a las empresas más grandes del país la brecha también sería importante19. Características particulares del proceso de acumulación En términos bien generales. lo que normalmente se conoce como “imitación de las pautas de consumo”. sea mediante la aplicación de impuestos a la exportación.

Grandes Empresas 70 60 50 40 30 CEPED 20 10 2010 2005 2000 1995 1990 1985 1980 1975 1970 1965 1960 1955 1950 1945 1940 1935 0 Fuente: Elaboración propia en base a Graña y Kennedy (2008) e Iñigo Carrera (2007) Ahora bien. 120 110 100 Iñigo Carrera 90 80 CEPED . 2001.la capacidad de compensar al sector industrial en Argentina se redujo . 400 350 300 Estados Unidos 250 200 Argentina 150 100 2010 2005 2000 1995 1990 1985 1980 1975 1970 1965 1960 1955 1950 1945 1940 1935 50 Fuente: Elaboración propia en base a Graña y Kennedy (2008) En ese marco. la brecha salarial inicial implica que no se hayan igualado las condiciones de vida en ambos países (Gráfico 8). Argentina y Estados Unidos. luego de la crisis del petróleo -que implicó una renta ampliada coyunturalmente. hasta esa década las remuneraciones industriales en Argentina mantienen un ritmo de crecimiento relativamente similar al de las estadounidenses. En porcentaje. Evolución del salario real promedio industrial.18 - . 1935 =100. Salario real relativo Argentina / Estados Unidos. como vemos en el Gráfico 7. Beccaria. reducida desigualdad y casi nula segmentación hasta los años setenta (Altimir.Gráfico 7. Argentina desarrolló su industria constituyendo en el proceso un mercado laboral con elevados salarios. Gráfico 8. En este sentido. 2007). Sin embargo.

En tercer lugar. A comienzos de la década del setenta. comienza a desmantelar el sector industrial. Graña. Aunque aquí no nos concentraremos en ellas. la Argentina entra en una crisis económica profunda que.19 - . Pero esa necesidad. En segundo lugar. inclusive en un período no muy favorable para los trabajadores en Estados Unidos. como vimos. Su primera aparición se encuentra vinculada a la represión brutal de las organizaciones obreras y la reducción de salarios nominales encarada por la dictadura militar. 2012). la acumulación de capital a nivel mundial comienza a experimentar transformaciones vinculadas a la deslocalización productiva habilitada por la revolución de las telecomunicaciones (Fröbel et al. que justificara mantener la producción de la generalidad de mercancías en su interior. lo que internamente comenzaba a transformarse se vinculaba a un proceso general del capitalismo. ¿qué podía ofrecer nuestro país en la era de la deslocalización y robotización? En primer lugar. tampoco operaban al interior capitales que se encontraran desarrollando ni aplicando las últimas tecnologías. 1980). 2012). tanto por los elevados salarios en términos internacionales que se pagaban como por la relativamente escasa población sobrante que permitiría eventualmente reducirlos y mantenerlos a ese nivel. En ese contexto. sumada a la apertura comercial y financiera y la sobrevaluación cambiaria decretada por la dictadura militar. que iría cerrando crecientemente la posibilidad de retomar el camino industrializador. las consecuencias han sido la creciente segmentación laboral y la pobreza ya que estos procesos no afectan a todos los trabajadores por igual (Arakaki. tampoco podía proveer fuerza de trabajo barata a los efectos de convertirse en plataforma de exportación. no poseía un mercado interno extenso. vale la pena remarcar. y un 50% si consideramos el pozo de la última crisis en 2003. escala o especialización que presentaba la economía argentina. lo cual impedía convertirse en un espacio articulador de tales procesos. En ese marco. 2007. A su vez. no es compatible con la industrialización sustitutiva ya que cuestionaba directamente el rol de salario como fuente de demanda –rol que cumplía en la etapa anterior. 2012. Competitividad que. no estaba ni remotamente asegurada dadas las condiciones de tecnología. Kennedy. . el salario industrial relativo se reduce marcadamente.notablemente. Cualquier reactivación económica en una economía de capitales rezagados requiere del crecimiento de la magnitud de compensaciones disponibles. lo cual marca el comienzo de la necesidad de la venta de la fuerza de trabajo por debajo del valor.y lo convierte en un costo directamente vinculado al logro de competitividad externa. Como puede verse en el Gráfico 7. Todo ello llevo a que una crisis económica potencialmente coyuntural por insuficiencia de fuentes de compensación se convierta en una crisis estructural donde las condiciones de vida de la población se ven crecientemente deterioradas. A su vez. A tal punto que inclusive recurriendo a la compensación salarial la economía argentina fue achicándose porque gran parte de las empresas no pudieron continuar compitiendo (Iñigo Carrera. la necesidad de éstas crecía al ritmo del crecimiento horizontal del sector industrial argentino y de la brecha individual de cada empresa respecto al mundo. el salario real industrial cae entre su pico de 1974 y 2010 un 32%. Por esa razón.

Aquí nos gustaría realzar la que venimos desarrollando –el rezago productivo y su forma de compensación. Algunas líneas de debate sobre el futuro Es claro que el último cuarto del siglo pasado no fue bueno para los trabajadores en Argentina. 2010). eslabonamientos y empleo. ya que traería aparejados mayores problemas que soluciones a las economías latinoamericanas. la acumulación de capital en Argentina. Como muestra el Gráfico 6. Por ende. mejor. En la discusión sobre el desarrollo económico el sector industrial se encuentra indisolublemente vinculado a él debido a que este cuenta con ciertas características técnicas que lo colocan como el mejor candidato: su transabilidad le confiere rendimientos a escala. 21 Si este no fuera el sector industrial más avanzado. sin embargo eso no puede asegurarse. Sin embargo.5. En otras palabras. en otro lado (Kennedy y Graña. transabilidad. la productividad relativa del sector industrial argentino es apenas entre un 20% y un 40% del estadounidense21. los trabajadores seguirán sosteniendo de manera extraordinaria. Para clarificar la importancia que tiene la necesidad de transformar las características productivas de las empresas que operan en Argentina.ya que en tanto sigue actuando hoy se presenta como más importante y urgente reconocerla y transformarla. dado que por sus características técnicas posee rendimientos a escala. si logramos que los capitales medios que desarrollemos se encuentren en el sector industrial. Como tal. la discusión sobre el por qué eso fue así presenta muchísimas aristas. lo central es qué características tienen las empresas que impulsamos. la comparación daría como resultado un panorama aún más ignominioso. Es decir. Uno podría pensar que si la renta de la tierra fluyera permanentemente y en cantidades suficientes no habría problema. Pero este argumento no es nuevo. Sin embargo. encadenamientos productivos relevantes y la generación de empleo. el acceso a una demanda internacional.20 - . . las compensaciones seguirán siendo necesarias y las consecuencias seguirán siendo las mismas. no alcanza con plantear que necesitamos desarrollar la industria sino fundamentalmente qué características tendrá esa industria. la necesidad de compensaciones es permanente. es decir más allá de los niveles normales y poniendo en juego sus condiciones de vida. inclusive si tomamos únicamente a las empresas más grandes del país estamos lejos de esos niveles. ya Presbich (1986 [1949])) alertaba contra la constitución de empresas industriales de pequeña escala. Si no nos concentramos en desarrollar empresas medias que compitan en condiciones normales en el mercado mundial.

Estados Unidos. sólo alcanzable produciendo para el mercado mundial. Por ejemplo. Lo cual no era posible en el sudeste asiático. 6.como si ello alcanzara para crear las condiciones competitivas de las empresas japonesas enmarcadas en el Ohnismo (Coriat. Sólo a partir de la comprensión de las características de las empresas industriales que compiten en el mercado mundial es que podemos obtener algunas pautas de los procesos exitosos de otros países. Con esto no intentamos afirmar que dichos procesos sean idílicos: ¡claro que allí se compensó –y en algunos casos se continua compensando. Bibliografía 22 Esto se vincula también a la posibilidad concreta que brinda la renta de la tierra de cerrar la economía e impulsar un proceso industrializador internamente. 1994).21 - . en el sudeste asiático se conjugó la industrialización con la constitución de capitales medios a nivel mundial (Fajnzylber. de allí su necesidad de vincularse al mercado mundial no solo por capital prestable sino por demanda para esa producción que los salarios internos no podía realizar. Italia y Japón) y en todas se presenta un proceso de desindustrialización de iguales proporciones tanto en términos del empleo como del producto. mientras que en estos últimos países son expresión de la subcontratación y complejización de los procesos productivos (Fajnzylber. Francia. España. Eso se debe a que esas tendencias similares encierran procesos diferentes.el rezago productivo de sus capitales en base a miserables condiciones de vida de la población trabajadora! La diferencia reside en la inutilidad -y particularmente en la magnitud creciente e infinita duración. En términos históricos podríamos decir que la necesidad de desarrollar capitales medios se pasó por alto ya que la ISI intentó promover una Industrialización Sustitutiva bajo un esquema Fordista sin reconocer que la escala. mientras que en la última etapa hemos asistido a un proceso de individualización y precarización de la relación laboral -sacralizando la polivalencia y flexibilidad. Mientras no reconozcamos la centralidad de esas condiciones productivas para la constitución de un mercado laboral que asegure calidad y salarios dignos.del esfuerzo que se deposita en las espaldas de la clase obrera latinoamericana para compensar capitales que no tienen ni la más mínima posibilidad de alguna vez superar tal situación y a los cuales no se les impone la más mínima planificación ni condicionalidad para acceder a esos beneficios extraordinarios. . 1983). 1983). pero en términos generales ninguna debacle social como la Argentina ha sucedido. era la base de su potencia (Lipietz. en nuestro país expresa la imposibilidad de competir y la desarticulación completa del sector (Nochteff. seguiremos viviendo al ritmo de la renta y sus crisis que hunden las condiciones de vida de los trabajadores. 1991). 1992)22.estudiamos la importancia del sector industrial en varias economías (Argentina.

Editorial Tecnos. procedures. pp. El capital. La industrialización trunca de América Latina. The dynamics of industrial capitalism. Heterogeneidad de la estructura productiva argentina: impacto en el mercado laboral durante el período 1991-2003. Revista Desarrollo Económico. Graña. Centro Editor de América Latina. Centro Editor de América Latina. and Returns: An Interpretive Survey”. Iñigo Carrera. El capital: razón histórica. Kennedy. Graña. Volumen I: Renta agraria. Argentina 1947-2006. Problemas de la industrialización en el tercer mundo. Universidad Nacional de Colombia. Buenos Aires. Cambridge. ganancia industrial y deuda externa. Editorial Tiempo Contemporáneo. México. Ediciones Cooperativas. Documento de Trabajo Nº 12. costo laboral y productividad. Lipietz. Fernando (1983). Damián y Juan Martín Graña (2010): “El empobrecimiento de los trabajadores como fuente de excedente en economías con débil dinámica productiva. Elsa. Buenos Aires.22 - . Espejismos y milagros. enero-marzo. Eugenio Gastiazoro. Revista Pecunia Nº 10. Gold. Buenos Aires. Documento de Trabajo Nº 9. . Problemas de la industrialización en el tercer mundo. Las condiciones productivas de las empresas como causa de la evolución de las condiciones de empleo. La industria manufacturera en Argentina desde mediados del siglo XX. La industrialización trunca de América Latina. Alain (1992). XXVI. 5-33. Buenos Aires. Marx. Nº 124 . “Salarios eran los de antes… Salario. Karl (2002 [1867]). Buenos Aires. productividad y acumulación de capital en Argentina en el último medio siglo”. Coriat. 231-263) (ISSN: 16999495) Lavopa. Juan (2004). marzo. Tesis doctoral. Buenos Aires. Revista Realidad Económica Nº 242. Vol. CEPED. Universidad de Buenos Aires. Scale. IDES. 1. Fernando (1983). Rudolf (1910 [1985]). Salario real. Alejandro (2007). “Changing Perspectives on Size. Cimilo. Lipietz. 16 de febrero a 31 de marzo (pp. Madrid. Nº60. Hilferding. Goetz. Doctorado en Ciencias Económicas. Espejismos y milagros. Juan (2007). IADE. noviembre. Argentina desde mediados del siglo XX”. Alfred (1994). Benjamín (1994). Arturo (1976): “Concentración y desconcentración en la industria argentina desde la década de 1930 a la de 1960”. El capital Financiero. Vol. Horacio Ciafardini y Mauricio Turkieh (1973): Acumulación y centralización del capital en la industria argentina. Alain (1992). 1120-1171. Dosi. Buenos Aires. IADE. Juan Martín y Damián Kennedy (2008). Vol. Bogotá. Fajnzylber. Crítica de la economía política. Siglo XXI editores Argentina. Análisis de la información y metodología de estimación. Bogotá. and microeconomic effects of innovation” Journal of Economic Literature. Revista Realidad Económica. Scale and scope. Journal of Economic Literature. 16 de mayo al 30 de junio. Iñigo Carrera. Buenos Aires. No. Juan Martín (2012). “Globalización de la economía y dimensiones macroeconómicas de la competitividad”. Buenos Aires. Juan Martín y Damián Kennedy (2009). Tomo I. Harvard University Press. Fajnzylber. México. Graña. 15. Vol. Universidad de León. Imago Mundi. Bela (1981). 1. Edgardo Lifschitz. pp. La formación económica de la sociedad argentina. Giovanni (1988). CEPED.Chandler. León (pp. Universidad Nacional de Colombia. 19. 81 a 101). sujeto revolucionario y conciencia. Buenos Aires. “Sources. 1882-2004.

. 26. Guido (2010). Chile. Buenos Aires. Madrid. Fondo de Cultura Económico. Sylos Labini. Una historia político-social de la industria argentina. Siglo XXI editores México. crédito. Hugo (1991): “Reestructuración industrial en la Argentina: regresión estructural e insuficiencias de los enfoques predominantes”. “El desarrollo económico de la América Latina y algunos de sus principales problemas”. 8. Teoría del desenvolvimiento económico. Barcelona. Planeta. “Global commodity chains and the marxian law of value”. Revista Desarrollo Económico. Capitalismo. Schumpeter. Buenos Aires. Jorge (1996): La industria que supimos conseguir. octubre-diciembre.Marx. Sector informal. Nochteff. PREALC (1978). Shaikh. Buenos Aires. Vol. Paolo (1966 [1964]).23 - . Karl (2006 [1894]). Editorial Board. Anwar (2006 [1991]). octubre-diciembre. Starosta. Valor. Nº 123. Una investigación sobre ganancias. Funcionamiento y políticas . 42. Nº 2. IDES. Vol. Schumpeter. Antipode. Joseph (1967 [1912]). 31. Raúl (1986 [1949]). capital. OIT. Ediciones ryr. Oligopolio y progreso técnico. México. Santiago. Ensayos de economía política. Schvarzer. Prebisch. Aguilar. El capital. IDES. Colección “Libros de economía” OIKOS. pp 433-465. Revista Desarrollo Económico. Buenos Aires. Crítica de la economía política. Joseph (1971 [1946]). Nº 103. socialismo y democracia. Vol. acumulación y crisis. Vol. Tomo III. México. interés y ciclo económico.