Está en la página 1de 20

¿Qué es la Disfunción Eréctil (DE)?

La DE, mal llamada impotencia es la incapacidad del


hombre para conseguir y/o mantener una erección lo
suficientemente firme y duradera como para penetrar
a su pareja y tener una relación gratificante para
ambos.
Prevalencia

La prevalencia de la disfunción eréctil es alta. En


Latinoamerica se llevó a cabo hace pocos años el
estudio DENSA (Disfunción Eréctil en el Norte de Sur
América) en Ecuador, Colombia y Venezuela y los
resultados fueron casi idénticos para los tres países:
Alrededor del 50% de los hombres mayores de 35
años presentan algún grado de disfunción eréctil. Es
decir la mitad de los venezolanos...
Causas orgánicas

Patologías
Hipertensión arterial
Diabetes Mellitus
Depresión severa
Trastornos neurológicos
Hipotiroidismo
Insuficiencia Renal crónica
Enfermedad coronaria
Enfermedad de Peyronie
Cirugía de Próstata
Lesión medular
Medicamentos
Antidepresivos
Antihipertensivos
Antiandrógenos
Antipsicóticos
Hipolipemiantes (reguladores de lípidos)
Antiulcerosos y reguladores del reflujo
gastroesofágico
Ansiolíticos
Diuréticos
Anticonvulsivantes
Alopuridol
Indometacina
Otros
Obesidad
Tabaquismo
Alcohol
Drogas ilícitas (Marihuana, Cocaína, Crack,
Éxtasis)

Causas funcionales
Estrés
Ansiedad
Agotamiento
Conflictos de pareja
Errores de concepto con respecto a la
función sexual
Personalidad tipo A
¿Por qué a mí?
La Diabetes Mellitus es una patología caracterizada
por trastornos de control de los carbohidratos, ya
sea por falta de insulina o por imposibilidad para
utilizarla.

Dado que esta condición cursa con daño del


endotelio y otros trastornos relacionados, como
hipertensión, dislipidemias y arterioesclerosis entre
otros y que además el paciente diabético se siente
muy ansioso y/o deprimido por las consecuencias
de su condición, tenemos entonces que la Diabetes
puede atacar en varios frentes cuando se trata de
capacidad eréctil:
El daño del endotelio disminuye la producción de
óxido nítrico, necesario para la erección.

La hipertensión arterial dificulta la distensión de las


arterias que llevan sangre al pene.

La dislipidemia produce endurecimiento de las


arterias.

Los trastornos hormonales afectan la libido.

La ansiedad y la depresión por ser diabético afectan


la capacidad de disfrute del paciente, y por tanto su
respuesta.
Diabetes, Disfunción Eréctil y
Calidad de Vida

Según un estudio publicado en la revista


Diabetes Care, la disfunción eréctil en los
diabéticos está asociada con un incremento en el
estrés provocado por la diabetes, peor control
metabólico y aumento muy importante en los
síntomas depresivos.
Cognitivas
Fisiológicas

Afectivas Conductuales
¿Cómo empieza la cosa?

Las primeras manifestaciones de la


enfermedad guardan relación con el daño a las
arterias (endurecimiento, pérdida de la
elasticidad y disminución del diámetro
interno) lo que conduce a una disminución en el
aporte de sangre a todas las zonas del
cuerpo, incluida el área genital.
Posteriormente se presentan problemas
relacionados con la sensibilidad y que son, básicamente,
de dos tipos:
Parestesias / hipoestesias (alteración y/o
disminución en la sensibilidad).
Neuropatía diabética (dolor intenso)

Paralelamente se presentan problemas en la esfera


sexológica relacionados con el trastorno
sensitivo/sensorial. (baja del deseo, eyaculación rápida)
¿Es posible evitar esta situación?

No sólo posible, sino muy fácil siguiendo ciertas pautas


que incluyen:

Aceptar que se es diabético.


Asistir de manera regular a control con su médico.
Acatar al pie de la letra las indicaciones médicas.
Dieta adecuada.
Ejercicio moderado.
Eliminar la ingesta de alcohol y tabaco.
No suspender ni sustituir el tratamiento médico.
No dude en preguntar a su Médico sobre nuevos
medicamentos y/o tratamientos. El sabrá orientarlo.
Diabetes y rendimiento sexual

La diabetes pude cambiar todos los aspectos de


su vida, incluida su vida sexual. El sexo en una
parte natural de la vida, y su médico le puede
ofrecer información que le puede ayudar a
mantener una vida sexual satisfactoria.

La gente que toma insulina necesita considerar y


planificar los efectos de la actividad sexual sobre
su condición general, especialmente en el bajón
de azúcar que se puede producir después del
sexo..
Compruebe su nivel de azúcar antes de iniciar el sexo.
Por muy fastidioso que pueda parecer, es preferible a
tener que tratar un bajón de azúcar después.

Coma algo justo antes o inmediatamente después del


sexo activo, de la misma forma que lo hace con el
ejercicio físico.

Considere tomar un tentempié antes de acostarse.

Si usa una bomba de infusión continua, discuta con su


médico la posibilidad de desconectarla durante la
relación sexual.
Recuerde que mucha gente, tanto hombres como
mujeres, experimentan problemas sexuales de vez en
cuando, tengan diabetes o no.

Una vez haya dado el paso de revelar sus problemas, su


médico en muchos casos podrá ofrecerle consejos o
tratamientos para resolverlos.

Muchos problemas sexuales tienen causas físicas,


algunos pueden estar relacionados con la medicación
utilizada para tratar esos problemas, y a veces los
problemas sexuales tienen causas psicológicas.
SALUD