Está en la página 1de 7

Las administraciones comunales y regionales y la mantención del orden neoliberal en Chile / SECCIÓN ESPECIAL

20
años

Las administraciones comunales y regionales
y la mantención del orden neoliberal en Chile
Eduardo Letelier
Economista CET SUR
E-mail: eletelier@cetsur.org

E

l presente artículo está centrado en la relación
entre pobreza rural y deterioro ambiental de la
zona sur de Chile y, particularmente, en las causas
y mecanismos de reproducción de ambos problemas.
Uno de los principales mecanismos de reproducción y
perpetuación de la pobreza y el deterioro ambiental es el
tradicional centralismo chileno que pareciera ser inmune
a cualquier esbozo de transición democrática en el país.
En particular, la recuperación del derecho ciudadano de
elegir a las autoridades políticas municipales continúa
“atado” a las directivas nacionales de los partidos políticos,
los que en tal modo también terminan controlando el
supuesto contrapeso de los Consejos Regionales frente
a un Intendente Regional designado por el Presidente
de la República. La expresión de las opciones propias
de desarrollo de las comunas rurales se restringe aún
más por la tradicional dependencia de los ministerios
y servicios sectoriales, especialmente agrícolas, que
operan regionalmente por delegación del gobierno
nacional. Este conjunto de arreglos institucionales tiene
como consecuencia no solo la ineficacia de la actual
política pública –de marcados sesgos neoliberales– para
intervenir los problemas estratégicos de inequidad
e insustentabilidad que caracterizan el desarrollo
regional, sino que su transformación en un principal
aporte a la coopción o clientelización de expresiones
descentralizadoras y democratizantes. Los tratados de
libre comercio de los años noventa, obtenidos en parte
gracias al cambio de régimen político,paradójicamente han
tenido el efecto de fortalecer el centralismo de la toma
de decisiones en Santiago (Ortega 2002), manteniendo
a los gobiernos comunales en funciones administrativas y
con escasa opciones para plantear enfoques propios de
desarrollo local.

VOL. XX / Nº 3 - VOL. XX1 / Nº 1 / 2004-2005

INEQUIDAD E
INSUSTENTABILIDAD RURAL
Según análisis efectuados sobre la base de los datos
del Censo Agropecuario de 1997, de las 329.705
explotaciones agropecuarias que existían en Chile
ese año, unas 278.840 correspondían a unidades
de “subsistencia” y “pequeño-empresariales”, cuya
capacidad productiva permitía generar alrededor
de un ingreso mínimo mensual o menos (ODEPA,
2000). Estas unidades, si bien constituían el 84,6%
de las explotaciones, abarcaban solo el 18% de la
superficie de tierras agropecuarias del país. Como
contrapartida, unas 55.755 explotaciones, equivalentes
a un 15,4% del total del país, concentraban el restante
82% de la superficie de tierras agropecuarias. Este
es un antecedente inmediato para comprender las
dinámicas de inequidad e insustentabilidad que afecta
a la ruralidad del país.
Por su parte, la misma fuente indicaba que del total
de explotaciones agropecuarias de “subsistencia” y
“pequeño-empresariales”, unas 149.144, equivalentes
al 53,5%, estaban localizadas en las zonas de secano
costero, secano interior, valle de secano, cerro o cordón
isla, ñadis, precordillera y cordillera, entre la VI y X
Región. Es decir, zonas agroecológicamente frágiles y con
importantes restricciones para la actividad productiva.
Este cuadro de concentración de la propiedad y
marginalización de la ruralidad se ve agravado por
un conjunto de mecanismos específicos mediante los
cuales la pobreza e inequidad tienden a perpetuarse.
En particular, el crecimiento demográfico de la familia

Revista Ambiente y Desarrollo 20(3) - 21(1) : 55-61, Santiago de Chile, 2004-2005

55

conlleva una presión económica de subsistencia por el uso de la tierra. en determinados rubros. orientada hacia la subsistencia. urbanos de menor productividad. corta su parte de bosque para “hacer caja”. gran paradoja de la familiar y generar algunos excedentes comercializables electrificación rural como apuesta de localmente. que en la mitad de los casos no cuenta con ningún sistema de seguridad social que pudiera proveerle un sustento económico alternativo.for talecimiento de las organizaciones “fomento productivo”. los cuales suelen resolverse a costa de los recursos naturales prediales: el hermano que migra a la ciudad. por lo general. En cuarto lugar. la política hacia el campesinado retomó predial determinan un nivel de esfuerzo laboral poco fugazmente a inicios de los años 90 algunas de las tareas atractivo para una población joven socializada en pendientes de la Reforma Agraria. mejorar la seguridad alimentaria comunicación masiva en el campo. la subdivisión genera el problema de la irregularidad de la tenencia de la tierra. tomando fuer tes deudas y alentando a sus socios a hacer lo mismo. Todo esto fue seguido intempestivamente por la oleada modernizadora del gobierno de Frei Ruiz-Tagle que. Y antes que nada. la ampliación de la cobertura de seguridad social para la población de mayor edad. un mejoramiento de la calidad de la educación para vivir dignamente en el campo y un complejo tramado institucional público y privado que pudiera compensar las enormes diferencias de productividad entre la pequeña producción de carácter familiar. tales como el acceso modelos urbanizantes. XX1 / Nº 1 / 2004-2005 . la deforestación es seguida por procesos de erosión de los suelos. sobre la generación de una demanda interna base de la especialización centrada en actividades como la construcción de segundas residencias. comercio al por menor y finanzas personales. varón. etc. la tenencia de la tierra y las decisiones de uso sobre gran parte de la misma determinan el estatus social del jefe de hogar. incursionando el sector de comercio y servicios en mercados formales. dada una multiplicidad de factores. una preocupación por legitimar las instancias que las comunidades rurales se dan para abordar las problemáticas colectivas.VOL. Este proceso sucesional puede tomar décadas. período en el cual los jóvenes que permanecen en el campo no tienen mayores perspectivas de empleo e ingresos.el sistema educacional capacita vieron forzadas a “emprea los jóvenes solo para empleos en sarizarse”. Además. En primer lugar. el deterioro de los recursos naturales (erosión. sobre la base de la especialización en determinados rubros.) y la baja capitalización En tales sentidos. un adulto mayor. Con ello las incipientes organizaciones campesinas se vieron forzadas a “empresarizarse”. incursionando en mercados formales. En segundo lugar. servicios recreacionales y domésticos. Esto explica que el acceso a distintas ofertas públicas y privadas de subsidios y financiamiento quede. bloqueada por la exigencia burocrática de tener que acreditar títulos de dominio. respecto de los enclaves exportadores de recursos naturales. deforestación. ¿CAMPESINOS INVIABLES O POLÍTICAS INVIABLES? Bajo este escenario uno podría esperar una acción gubernamental de carácter correctivo que permitiera a la juventud rural el acceso a la tierra y al capital. que no es consistente con la fragilidad ecológica de esta ni con prácticas culturales de agricultura de ladera. A esto se suman conflictos de herencia ante la imposibilidad de seguir subdividiendo la propiedad. tanto por 56 representativas y el establecimiento de un estatuto diferenciado para la relación del Estado con los pueblos indígenas. ciones campesinas se Tercero. los costos de la tramitación como por los eventuales conflictos que esto genera en las familias. XX / Nº 3 .Eduardo Letelier / REVISTA AMBIENTE Y DESARROLLO de CIPMA campesina y la consecuente subdivisión de la propiedad. presionado por los gremios de la agricultura empresarial y los acuerdos comerciales. VOL. tomando fuertes deudas Esto es consistente con un mercado interno que vive del consumo de la y alentando a sus socios a renta de los recursos naturales y de la hacer lo mismo. Este es. se trabajó en el Las incipientes organiza. tanto por la educación formal a tecnología. En este contexto. puso al centro la rentabilización de la inversión estatal en el agro. subsidios y créditos para incrementar como por la creciente expansión de los medios de la productividad. posponiéndose la inscripción del dominio indefinidamente. en la práctica.

XX / Nº 3 . El balance de este proceso no solo fue el endeudamiento y quiebra de un gran número de organizaciones campesinas. el endeudamiento y la toma de riesgos que podían comprometer la propia alimentación familiar. XII / Nº1 : 48-58 El supuesto logro de volúmenes rentables a través de la asociatividad campesina debió enfrentar la realidad de una economía de subsistencia de baja productividad. o bien de cooptar a los dirigentes menos dóciles a las políticas gubernamentales por la vía del acceso al crédito y los subsidios. En otros casos. fueron enfrentados con gran número de organizala posibilidad de transformarse en ciones campesinas. agricultura y medio ambiente en le IX Región” Marzo 1997 Eduardo Letelier La Región de La Araucanía. Complementariamente. 20 57 . que tienen su expresión más visible en las transformaciones que están experimentando las actividades productivas en las zonas rurales.VOL. con estrategias económicas campesinas ampliamente diversificadas. las políticas para la ruralidad diseñada desde los ministerios sectoriales no solo no han reorientado su accionar para adecuarlo a la realidad de las mayorías del campo. una acelerada depreciación del capital social que aún no ingresa en la contabilidad de ninguna agenda gubernamental. VOL. validaron créditos bajo supuestos inverosímiles de desempeño financiero de las iniciativas económicas incipientes de un mundo campesino que aún no terminaba de procesar los quiebres de la Reforma y Contrarreforma Agraria. sino empresarios. tal como lo muestra el caso de la Carretera de la Costa en la Región de Los Lagos1 o los innumerables conflictos que han debido “¿Hacia una profundización de los desequilibrios regionales?: Inserción global. Finalmente. Más aún.Las administraciones comunales y regionales y la mantención del orden neoliberal en Chile / SECCIÓN ESPECIAL Así. muchos dirigentes campesinos que habían estado esperando un El balance de este proceso no solo fue el endeudareconocimiento del gobierno a su labor social y política durante la miento y quiebra de un dictadura. El caso es que la crisis asiática hizo evidente la ilusión de soluciones simples a problemas complejos y de larga data. Así. Ante este escenario. que se oriente a un desarrollo más sustentable de la misma. promuevan el manejo estratégico de los recursos naturales y propendan a alcanzar una competitividad regional de tipo sistémica. distribuía empleos públicos a técnicos y profesionales por la vía fomento agrícola y rural. distintos directivos públicos de los servicios del agro presionados por la necesidad de mostrar resultados inmediatos de la política de modernización. no cidad gubernamental de sostener una política de obstante. se ha impulsado una política de vialidad estructurante sin proceso alguno de regulación del uso del territorio. no faltaron quienes vieron la necesidad de consolidar una clientela política mediante el financiamiento de proyectos de modernización. entre las zonas urbanas y rurales. de la extensión agrícola. pasa por el desarrollo de políticas públicas de base territorial que concierten a los actores sociales relevantes. los escasos fondos públicos se han ido reorientado progresivamente a favor de la inserción comercial exportadora de quienes pueden aprovechar las posibilidades de los nuevos acuerdos comerciales. que resistían la especialización. en desmedro de la lógica dispersa propia del campesinado y las comunidades mapuche. En tal trance. AyD / VOL. XX1 / Nº 1 / 2004-2005 años procesos de asociatividad y sobre la voluntad y capacidad gubernamental de sostener una política de fomento agrícola y rural. lo que ha determinado simplemente la apertura de nuevas fronteras de explotación de recursos naturales y la rentabilización de negocios privados con subsidios públicos. por cierto. que procesos de asociatividad y contaba con recursos limitados y sobre la voluntad y capadiscrecionales para atender la enorme deuda social del campo y que. y entre sus distintas localidades. De esta forma podrían consolidar una posición económica también la desilusión y la desconfianza que emermás independiente frente a un Estado que apoyaba débilmente a gieron sobre los propios las organizaciones gremiales. sino también la desilusión y la desconfianza que emergieron sobre los propios 1 Ver Especial Ruta Costera en Ambiente y Desarrollo 18 (1): 6-35. sino que han decidido profundizar la receta modernizadora sobre la base de una política de agronegocios que deja fuera a la gran mayoría de la agricultura familiar campesina como sujetos de escuálidas políticas sociales municipales. la región enfrenta la posibilidad de una acentuación de los históricos desequilibrios regionales entre la ciudad de Temuco y el resto de la región. Es decir. enfrenta los desafíos de la profundización de la inserción global del país. Una salida alternativa a la profundización de la dualización regional. ubicada en la zona centro-sur de Chile. se ha ido consolidando una política de infraestructura rural que favorece la concentración y urbanización de la población en la forma de villorrios rurales. lejos de asimilar los fracasos.

y luego en los servicios públicos a través de ODEPLAN. por la vía de catalizar la participación ciudadana y la asociatividad del sector privado. con la que una política clientelista busca amarrar sus votos. PARTICIPACIÓN CIUDADANA Y ASOCIATIVIDAD PÚBLICO-PRIVADA: ENTRE LA CLIENTELA. con excepción de las municipalidades con mayores recursos. Lo importante aquí es destacar que esta lógica no corresponde simplemente a la deliberación de un grupo de funcionarios públicos a espaldas de la ciudadanía.VOL. de administrar la política local y regional fuera de espacios deliberativos de carácter ciudadano. las autoridades locales disponen de un escaso presupuesto con el cual hacer gobierno. Tales tipos de acción presuponen un Estado más fuerte desde el punto de vista económico VOL. La lógica de menor costo de las infraestructuras y servicios es también la lógica de una mayor cobertura. de corte político. dejando al resto de los productores unos servicios de bajo costo y mínimas inversiones de alivio a la pobreza. Un primer análisis de carácter económico podría mostrar que es más barato invertir en infraestructuras para población concentrada y más rentable invertir en productores que pueden insertarse en los mercados más dinámicos. por ende. LOS GRUPOS DE PRESIÓN Y LOS CONFLICTOS LOCALES En la práctica. servicios públicos dependen de la riqueza de la municipalidad y. en general. Pero este primer análisis. ha sido propuesta por diferentes expertos y promovida en distintos programas. Depende de las redes de apoyo político que un alcalde logre formar y del caudal de votos que pueda garantizarle a tales redes. programas y proyectos con diseños preestablecidos y bajas flexibilidades. Lo mismo vale decir en cuanto a los intereses empresariales que descansan en decisiones gubernamentales para garantizar sus resultados. donde la posibilidad de impulsar acciones distintas a las promovidas desde los ministerios y Las posibilidades de las municipalidades y Gobiernos Regionales de aportar a procesos descentralizadores. Lógica impecable si no fuera porque la eficiencia es solo uno y no el más importante de los principios que deberían guiar la acción de gobierno. las posibilidades de hacer gobierno se limitan a la bajada de políticas. por tanto. la capacidad de diputados y senadores de influir en la decisión de asignación de recursos gubernamentales y. de los distintos jefes y directores de servicios públicos. Lejos de cualquier teoría conspirativa. Es así como lo que a los ojos del ciudadano aparece como decisión del Gobierno Regional. de la de sus vecinos. ECONOMÍA POLÍTICA (NEOLIBERAL) DE LA INEQUIDAD E INSUSTENTABILIDAD Para la gran mayoría de las municipalidades.Eduardo Letelier / REVISTA AMBIENTE Y DESARROLLO de CIPMA vivir las comunidades indígenas del país frente a los diseños viales negociados en Santiago. admite un segundo análisis. vemos que su resultado aparece con innegable coherencia y sentido. administrados por las municipalidades. centralización política y consumo de la renta de los recursos naturales. 58 En tal modo. XX1 / Nº 1 / 2004-2005 . de corte económico. XX / Nº 3 . ¿Acaso alguien puede predecir las consecuencias políticas y territoriales de seguir este simple principio? Y sin embargo. Y esta influencia se manifiesta de distintas maneras. aparece como estratégica para la reproducción del orden político y social. en los hechos corresponde al juego de la elite política nacional en la región y del modelo de concentración patrimonial. desde la relación entre militancia partidaria y cargos públicos hasta la capacidad de interceder ante la Presidencia de la República por la mantención o remoción de los Intendentes Regionales y. lideradas en lo fundamental por diputados y senadores del respectivo distrito o por quienes tienen intereses en tales cargos públicos. y porque lo que se espera de una acción gubernamental es precisamente la corrección de las inequidades e insustentabilidades que el mercado determina. que impulsa la aprobación solo de los proyectos considerados socialmente rentables. transformando a las regiones en supermercados de materias primas y mano de obra flexible. Pero el acceso a estas iniciativas no es gratis. Por la vía de los hechos se consolida una situación dispar. esta resultante corresponde más bien a la operación de una ideología instalada por la dictadura en las escuelas de economía y administración. particularmente las rurales.

La iniciativa nacional impulsada a través del Gobierno Regional tenía entre sus objetivos alinear la acción pública y privada en las comunas de la AMMN. lo que se observa es que la participación y asociatividad se fomentan desde el Gobierno solo en la medida que son coherentes con la actual concentración patrimonial. Para ilustrar las implicancias prácticas del actual ordenamiento institucional sobre procesos de desarrollo de territorios específicos. se convocó a la AMMN.3 De esto se desprende que la descentralización efectiva que está ocurriendo en Chile no es la de las funciones de decisión. sino más bien la descentralización de las funciones de mantención. localizadas al norte de la Región de La Araucanía. Tal es el caso del Plan Estratégico de Desarrollo Económico de la Asociación de Municipalidades Malleco Norte (AMMN)2. 20 años Para las lógicas administrativas que predominan. PERSPECTIVA CENTRALISTA DEL DESARROLLO Los procesos de empoderamiento de la sociedad civil ocurren “bypaseando” de las administraciones municipales y regionales. mientras los gremios agrícolas empresariales obtuvieron unos US$ 500 millones en subsidios distribuidos en una década. sino la lógica de la mantención de la clientela política. Esta ha sido la manera de procesar políticamente la movilización de los gremios agrícolas empresariales del sur. vocación identificada en base a distintos estudios compilados a nivel regional. El rechazo del Estudio de Impacto Ambiental de la Celulosa Itata por parte de la Comisión Regional del Medio Ambiente del Biobío. En los hechos. Y obviamente. con contadas excepciones. donde se juega la ciudadanía. Collipulli y Ercilla. XX1 / Nº 1 / 2004-2005 59 . es decir simplemente una media verdad.VOL. las comunidades indígenas del país solo lograron US$ 80 millones de un crédito BID. pues las propuestas o reclamos no tienen otra forma de ser procesados que llegando directamente a quienes toman las decisiones en Santiago. la descentralización de hecho solo puede ser momentánea. O la protesta de las comunidades mapuche por la implementación de megaproyectos de inversión en sus territorios. la lógica de las autoridades locales y regionales no es la lógica del “empoderamiento” de la sociedad civil. PERSPECTIVA LOCALISTA VS. XX / Nº 3 . Así. Decir que la descentralización avanza en Chile porque hay más inversión de decisión regional o decisión local. programas y proyectos existentes desde los ministerios y servicios públicos. con énfasis en la hortofruticultura y agroindustria. por la vía de movilizaciones ciudadanas que logran romper la solidaridad de las redes de influencia económica y política del centro y alinear a las autoridades locales y regionales con las posiciones asistémicas de la localidad o región. integrada por las municipalidades de Angol. Por consiguiente.Las administraciones comunales y regionales y la mantención del orden neoliberal en Chile / SECCIÓN ESPECIAL y no simplemente un Estado más estratégico. Pero por sobre todo. y su posterior aprobación por parte del Consejo de Ministros. en los niveles municipales y regionales la participación ciudadana y la asociatividad privada solo pueden hoy tomar la forma de grupos de presión que compiten por el presupuesto público. donde se juega la clientela política. centralismo político e insustentabilidad ambiental y social. requieren de un Estado más avanzado en democratización del que tenemos actualmente. el año 2000. 3 La asesoría para la elaboración del plan fue adjudicada por dicha asociación a CET SUR (Centro de Educación y Tecnología para el Desarrollo del Sur). No obstante. es sintomático al respecto. En esto solo caben los agradecimientos. a una mesa públicoprivada con el fin de elaborar una visión compartida que permitiera aprovechar las ventajas comparativas 2 La asesoría para la elaboración del plan fue adjudicada por dicha asociación a CET SUR (Centro de Educación y Tecnología para el Desarrollo del Sur). afectados por los acuerdos comerciales suscritos por Chile. institución a la que pertenece el autor. VOL. a continuación se presenta un caso en que los “gobiernos municipales” (elegidos) en una zona rural enfrentan estrategias del gobierno regional (designado) desde el nivel nacional de gobierno. Sin embargo. entre otras organizaciones locales. Sobre la base de esta iniciativa nacional delegada en el Gobierno Regional. las autoridades locales operan buscando subordinar los procesos de participación y asociatividad a la lógica de bajar políticas. en tanto esta ruptura no se institucionaliza en nuevos dispositivos legales y políticos. Renaico. la capacidad de desembolso estatal depende de los poderes relativos que se pongan en juego.

la que capacita a los jóvenes para empleos en el sector comercio y servicios urbanos. etc. el Plan Estratégico de Desarrollo Económico de la AMMN arribó a las siguientes conclusiones: Debido a economías de aglomeración y escala. Esto muestra lo mal orientada que está la educación rural. Considerando las pequeñas partidas de producción campesina. que estaban en condiciones de responder a esta invitación. etc. solo les interesaba la pavimentación de los caminos para sacar la producción exportable y la vigilancia policial sobre las comunidades mapuche. los actores privados. Lo anterior se traduce en una falta de interés por parte del empresariado en eslabonarse con la producción campesina.VOL. restaurantes. para lo cual no necesitaban la Mesa. que no reunían las condiciones para acceder a los mercados externos. Contrariamente a lo esperado en los niveles superiores. Del Plan Estratégico también se pueden desprender conclusiones más generales aplicables al mundo rural. capacitación. definitivamente no es una salida para las restantes 4. comercio. Al empresariado convocado. XX / Nº 3 .) y ministerios nacionales (Ministerio de Agricultura. Lo que motivaba su participación era su interés por materias elementales. los únicos que realmente cumplían con los criterios requeridos y no participaron. De hecho. no dieron respuesta a la convocatoria. provienen precisamente del carácter campesino e indígena de sus producciones y no del logro de estándares de calidad impuestos por los mercados agroexportadores. Ministerio de Planificación. Al investigar en profundidad la situación. CONADI. VOL. distribuyendo los beneficios de la inserción global impulsada por el Gobierno. que no permiten alcanzar volúmenes rentables ni aun por vía de la asociatividad. situada en la Región del Biobío. o por haber contraído importantes créditos bajo la presión de la política estatal de modernización agroexportadora y no haber podido resistir los embates de la crisis asiática. Por lo cual resultaba inviable proponer una 60 vocación agroindustrial para el territorio o bien se hacia necesaria una coordinación de políticas que superaba el marco intercomunal propuesto.Eduardo Letelier / REVISTA AMBIENTE Y DESARROLLO de CIPMA territoriales en función de las oportunidades abiertas por los acuerdos comerciales recientemente suscritos por Chile. Algunas de estas organizaciones interesadas no pudieron materializar su interés debido a su precaria situación causada por su endeudamiento con INDAP. además de una fuerte demanda a las empresas forestales para que dejaran de arruinar los caminos rurales con sus camiones. buscando solo contratar mano de obra con cierto nivel de especialización en el ámbito hortofrutícola. porque estaban disueltas o quebradas. bajo la expectativa de que un actor empresarial dinámico debidamente estimulado por el Gobierno sería capaz de eslabonar las cadenas productivas del territorio.6% de la superficie productiva. Por el contrario. las organizaciones campesinas e indígenas con mayor capacidad política preferían negociar con los servicios públicos (INDAP. etc. y no con la AMMN y sus alcaldes. las principales potencialidades identificadas en el Plan Estratégico de Desarrollo Económico de Malleco Norte. Lo anterior. como acceso al agua. los mercados locales (como ferias libres. En cuanto a la globalización. XX1 / Nº 1 / 2004-2005 . tierra. Por otra parte.). el endeudamiento y la toma de riesgos que comprometan la seguridad alimenticia familiar. Esto se ve acentuado por la resistencia a la especialización en rubros. Los empresarios locales venían impulsando la vocación hortofrutícola del territorio con a lo menos una década de anticipación y sin mediar orientación gubernamental alguna.4% de la superficie productiva. créditos y subsidios de inversión. a espaldas de la retórica globalizante. En primer lugar. si bien la agenda agroexportadora surgida a partir de los tratados de libre comercio podría ser una oportunidad para las 258 explotaciones agropecuarias que concentran el 73. sino el contacto directo con el Intendente Regional. los actores realmente interesados en participar fueron las organizaciones campesinas e indígenas.048 explotaciones de Malleco Norte que subsisten con el restante 26. la localización de inversiones de la agroindustria favorecía a la ciudad de Los Ángeles. y las calidades posibles de alcanzar.) pagan mejor que las agroexportadoras. duplicando entre 2000 y 2004 la superficie plantada de frutales. los elevados estándares internacionales de calidad y la necesaria especialización productiva que ellos imponen son incompatibles con una lógica campesina diversificada y orientada a la seguridad alimentaria familiar.

y las propuestas y el papel que el Gobierno Regional quería jugar. INDAP desmanteló los instrumentos que posibilitaban el crédito y subsidios apropiados para el campesinado y no existen instrumentos equivalentes en otros servicios públicos. Al respecto.VOL. estas trabajan exclusivamente con campesinos minifundistas para los cuales. sino por la búsqueda de la corrección de la inequidad e insustentabilidad del mercado. en el marco de la agenda de inserción global agroexportadora diseñada desde Santiago al calor de los acuerdos comerciales. AYD Referencias bibliográficas ODEPA (2000) “Clasificación de las explotaciones agrícolas delVI Censo Nacional Agropecuario según tipo de productor y localización geográfica”. Por lo mismo. por distintas razones tales como la irregularidad en la tenencia de la tierra. (2002) Cultura centralista: obstáculo para una regionalización efectiva. Sin embargo. tal como se planteó anteriormente. E. VOL. no hay ninguna consistencia entre la realidad de los actores y del territorio de Malleco Norte.Las administraciones comunales y regionales y la mantención del orden neoliberal en Chile / SECCIÓN ESPECIAL 20 años En cuanto a las municipalidades. XX1 / Nº 1 / 2004-2005 61 . la acción gubernamental no debería guiarse por criterios de eficiencia económica. En síntesis. Ambiente y Desarrollo 18 (2-3-4): 146-147. XX / Nº 3 . estos actores están políticamente despotenciados o abiertamente clientelizados. Documento de Trabajo N° 5. el acceso a los instrumentos gubernamentales de fomento productivo está efectivamente bloqueado. Ortega. Las pocas experiencias campesinas exitosas de inserción comercial hortofrutícola del territoriomuestran la necesidad de triplicar la intensidad de asistencia técnica entregada en relación a la que requiere un empresario agrícola especializado para el mismo rubro productivo.