Está en la página 1de 6

Tiempo de retiro y tiempo de vigilia

26-03-05
Este tiempo de retiro y tiempo de vigilia, es un libro que contiene mucho, de las energías de
los diecisiete primeros libros. Es un libro muy básico, si fuéramos a estudiar las cosas como
vienen siendo presentadas en esta obra.
Es uno de los libros mas fundamentales que tenemos, y una de las cosas que el nos trae, es
la informarnos de los tres grupos de servicio que estamos procurando formar, y poner en
acción, en esta etapa del mundo, que es una etapa, como estamos viendo, bastante
delicada, para el equilibrio de la tierra.
No debería ser solo obra de las naves intraterrenas o extraterrestres mantener el equilibrio
de este planeta, mas, sería también obra de los seres conscientes de la superficie trabajar
para esto. Este libro entonces es muy básico para quien se reconoce como parte de este
trabajo, de este equilibrio planetario.
Y estos tres grupos que se recomienda formados, o ser preparados son los grupos que
deben actuar en los momentos de caos planetario, o en los momentos de turbulencias,
más, desde que iniciamos este trabajo, dimos una atención especial para el trabajo con
esos tres grupos.
Que son:

El grupo de espejos.
Los grupos de traslado de seres y
Los grupos de formación.

Tenemos en formación, o en desarrollo estos tres grupos. Esto es, intentamos cumplir con lo
que estaba propuesto por la Jerarquía, algunos años atrás, y tuvimos todas las ayudas
necesarias para eso. El grupo de espejos, que deben surgir en la superficie de la tierra,
están verdaderamente activos en tanto, en los niveles intraterrenos. Cada centro
intraterreno es un espejo de diferente intensidad.
Y en la superficie, también se cuenta con la energía para formar esos grupos de espejos,
que son grupos que deben facilitar la comunicación con las cosas del cosmos, y entre
nosotros y las cosas del cosmos. Claro que un grupo de espejos cuando se forma, aún no
está preparado para esto, pero el comienza con trabajos menores, con la formación de las
personas, con que las personas se vayan reencontrando como espejos.
En fin, es un trabajo con el cual no tenemos que estar ansiosos, pero ir desarrollándolo y
saber que esto está dentro de las recomendaciones para que sea hecho.
Los grupos de traslados de seres, también son muy importantes en este momento, porque
los seres tienen que ser preparados para esto. Hay seres que pueden ser trasladados con el
cuerpo físico, y seres que deben dejar el cuerpo físico aquí, y ser trasladados en sus
cuerpos sutiles en sus cuerpos internos. Y ese grupo debe estar preparado para lidiar con
los dos tipos de actividades. A veces en esos traslados, tenemos que conducir a las
personas a ciertas áreas de donde ellas deben ser evacuadas. Muchas veces tenemos que
preparar a las personas, o a los cuerpos sutiles de las personas, para que ellos sean
atraídos por las naves, que no van a descender para recoger estos cuerpos. Estos cuerpos
tienen que ser preparados de una cierta forma, magnéticamente, y es un trabajo de
purificación, es un trabajo de concentración que no se hace teóricamente, mas, se hace,
con la persona o el individuo, viviendo esas fases de purificación, y viviendo ciertos niveles
de entrega, de entrega de si.
Entonces el ser, en el trabajo de grupos de traslado, pasa a tener un magnetismo
adecuado, o para ser retirado, o para desencarnar, y que inmediatamente sus cuerpos
sutiles, todo su ser, que no es físico, sea llevado para una nave.
Los grupos de formación son aquellos que nos preparan para la vida futura, y nosotros nos
preparamos para la vida futura en este momento, sirviendo, porque en el servicio, en esta
época actual, existe toda la energía para que vayamos reconociendo la vida futura. Es en el
servicio de esos momentos críticos de la tierra, en nuestra acción como servidores, en
nuestra acción en el servicio actual, es como vamos entreviendo la vida futura. Estos
grupos de formación, mas allá de irnos preparando para la vida futura, como grupo, pasan
a tener una energía, que van despertando nuestras capacidades intuitivas. Porque la
formación se da intuitivamente, la formación no se da racionalmente, este tipo de
formación para la vida futura. Se da intuitivamente. O el individuo entra como por un
aprendizaje, para desarrollar su intuición, y ahí va pasando con el, que el código nuevo
genético va siendo implantado y desarrollado en el.
Entonces para la vida futura, necesitamos la intuición desarrollada, porque tenemos que
tener una acción intuitiva, y no racional como tenemos ahora. Y con el nuevo código
genético ya predominando. Porque hoy tenemos un código genético animal, y debe
predominar el nuevo código para que comencemos a percibir estas señales, esta vibración,
de la vida futura.
Son los grupos de estudio de hoy, y los grupos de oración, estos que sirven orando, son
estos los que evolucionan para grupos de formación. Entonces nadie comienza en un grupo
de formación. Primero hacemos un trabajo de purificación. Los grupos de estudio, y los
grupos de oración, los grupos de vigilia en este trabajo, son los puntos de partida para
estos grupos de formación. Son los que estudian, los que vigilan, los que hagan trabajo de
interiorización y perfeccionamiento de si, los que van entrando en los grupos de formación,
que reciben instrucción interna, y que empiezan a recibir internamente, toda la información
y toda la instrucción que necesitan.

La conciencia de retiro y la consciencia de vigilia son fundamentales para ese desarrollo,


para que todos estos grupos pasen no solo a formarse, mas, efectivamente a actuar. No
podemos decir a esta altura, si esos grupos, de espejos, de rescate y grupos de formación,
si están totalmente capacitados para actuar en el momento crítico, porque aun no pasamos
por esos momentos críticos, se están aproximando, pero no sucedieron realmente,
entonces estamos formándonos, perfeccionándonos y sabremos en que punto estamos, en
la hora en que necesitemos actuar.

Para desarrollar esta consciencia de retiro y de vigilia, que es muy importante para que
vivamos esta formación, este trabajo de espejos, y capacitarnos para ayudar, para
colaborar en el rescate de los seres, esta conciencia de retiro y de vigilia, es muy
importante, porque esto habla de nuestra concentración, del alineamiento que vamos
consiguiendo, a través de la practica del retiro y de vigilia.
Para ir formando esta conciencia, para ir aprendiendo a fijarnos en el centro de nuestro ser,
y al mismo tiempo, participar de la vida aquí, y a l mismo tiempo, no interrumpir nuestras
tareas kármicas en la parte externa, para eso, necesitamos de un cierto resguardo. Esto es,
necesitamos estar resguardados de ciertas vibraciones, tener un resguardo con respecto a
ciertos contactos, que pueden venir a impedir, con un tenor magnético que nos posibilite
entrar en esta sintonía. Entonces la necesidad de resguardo es muy importante. Tenemos
que tener la conciencia de que tenemos que resguardarnos. Tenemos que descubrir, intuir,
percibir, que debemos asumir, que debemos acoger, y debemos tener los motivos para
esto, y lo que no debemos acoger y asumir. Esto es el resguardo, el cuidado que tenemos
que tener, con nuestra aura, con nuestro magnetismo, con aquello que es el estado, en fin,
de los tres cuerpos.
Y la ley del silencio aquí, es muy importante tanto como el resguardo. Y ese silencio, sería
conseguir, no permitir, que nuestro funcionamiento racional psicológico, nuestra propensión
para ocuparnos de nosotros, inclusive psicológicamente, tendríamos que, en la ley del
silencio, redimensionar esto, saber redimensionarlo y hacer que todo esto quede quieto.
Esta necesidad de estar tratándonos, de estar siempre pensando en nuestro proceso,
siempre teniendo nuestras cargas psicológicas en circulación en nuestra consciencia, en
nuestra mente. Tendríamos que guardar silencio con respecto a esto. Y tendríamos que
silenciarlas, porque aunque las cosas suceden, deberíamos darles el valor que ellas tienen,
y no más que esto. Y en cuanto estamos en este tumulto psicológico, en este remolino de
estar pensando en nosotros mismos, ocupándonos de nuestro propio proceso, todo esto es
considerado falta de silencio, y es lo que nos impide estar en un grupo de formación ya en
un cierto grado de adelanto, o de estar en un grupo de rescate, en un grupo de traslado,
realmente ayudando, realmente atrayendo al otro, para el nivel hacia donde tiene que
estar. Y también este silencio es muy necesario, para que los grupos de espejos realmente
salgan de esta fase de estar formándose como grupos de espejos, y que realmente actúen
como espejos, que realmente sean captores, transmisores, de todo aquello, que es el
trabajo de los espejos.
Y la purificación, esa purificación a la que tenemos que asumir sin asombrarnos, no una
purificación relativa, mas, tenemos que darnos cuenta que tenemos elementos negativos
recalcitrantes, instalados, con los cuales estamos habituados y tendríamos que ver la
purificación de una forma muy sincera, y estar realmente dispuestos a purificarnos, en todo
aquello que sea necesario.

Con teste trabajo en funcionamiento, actuando, en movimiento, vamos a poder entrar en lo


que llamamos estados de vigilia. En cuanto estas cosas no están siendo purificadas,
elevadas, no conseguimos realmente entrar en vigilia, no conseguimos llegar a aquella
atención, llegar a aquella agudeza, que nos pueda llevar a sentir, a percibir, la esencia de
aquello que estamos observando, notando. Porque una cosa es estar observando, es estar
atento. Allí estamos en contacto con el lado material de las cosas, con la parte externas de
las cosas, con la parte comprensible de las cosas. Mas, si esta observación se profundiza, si
se vuelve más aguda, es como si hubiésemos entrado en vigilia. Y en esta vigilia, en este
estado de observación profunda, y quieta de estar notando todo, percibiendo todo, ese
estado de estar totalmente despierto, en ese estado, es en el que muchas vibraciones de la
energía universal van a poder hacerse presente a nuestra visión, a nuestra comprensión,
mucha esencia de los pensamientos de las profecías, de las leyes, de las leyes evolutivas,
las vamos a percibir mejor en vigilia.
Entonces, en estado de despiertos, podemos entrenar esta agudeza, mas, es necesario
entrar en vigilia, para realmente en estado de vigilia, encontrar la esencia de todo esto que
estamos viendo y percibiendo. En una visión, podemos tener hasta una indicación, una
instrucción. Podemos estar delante de una profecía, mas, la esencia de aquello, lo que
aquello en realidad, significa, para esto se necesita estar en estado de vigilia. Ese estado
de despierto en el cual nada esta interfiriendo. Las cosas de afuera no interfieren,
conseguimos estar atento pero en otro estado, en otro nivel, donde vamos a estar ahí
realmente delante de la esencias de las cosas.
Entonces, podemos conocer a un ser muy bien, podemos conocerlo profundamente, mas, la
esencia de ese ser, aquello que es en su realidad, vamos tendiendo condiciones de
encontrar, solo en estado de vigilia. Solo cuando estamos en esta vigilancia pura, en esta
tensión en la cual nada está interfiriendo. Esto es lo que entendemos por vigilia, en un
cierto nivel de comprensión y en un cierto punto de trabajo de purificación, en el trabajo de
formación, en el grupo de traslado, y en el trabajo de grupos de formación, o como espejos.

Este estado de vigilia, que estamos viendo desde este punto de vista, nos pone en contacto
con la esencia de aquello con lo que nos tenemos que contactar. En la vigilia verdadera,
hay muy poca forma, estamos delante de la esencia, cuando más en vigilia estamos, mas
claro tenemos todo, y esto va cada vez más para la síntesis, para lo esencial. Entonces,
este estado de vigilia, no es para que a través de el, entremos en contacto con las cosas de
la forma como entramos mentalmente, humanamente, con la inteligencia, con nuestra
observación. Este estado de vigilia es lo máximo de nuestra capacidad de observar. Es la
observación tan purificada, que estamos ahí con todo claro. Esto está muy próximo. El
estado de vigilia, como es visto en el libro de Miz Ti Tlan. Porque podemos ver este estado,
en diferentes niveles, en diferentes formas. Vimos como se ve en este libro, Tiempo de
Retiro y tiempo de vigilia, que es un manual, para entrar en retiro y en vigilia. Mas, en Miz
Ti Tlan, llamamos vigilia a un período de inactividad, cuando entramos en una total
inactividad, entonces es una vigilia más perfecta. No es una vigilia que está observando
algo, no es una vigilia que nos está llevando a una comprensión de algo profundamente. Es
una vigilia, en la cual conseguimos realmente entrar en una inactividad, y esa inactividad,
es una evolución superior, que no podemos comprender racionalmente. En esta evolución,
las cosas suceden. ¿No es así? En la evolución inactiva, en la inactividad, no hay nada que
suceda, es una inactividad. Esto es lo que se llama vigilia en Miz Ti Tlan. Si llegáramos a
entrar en vigilia, tan bien, que percibamos la esencia de las cosas, sin palabras, sin
visiones, con una percepción muy interna, si conseguimos esto, ya estamos en la línea de
otra evolución. Y en Miz Ti Tlan, aplica la misma palabra para el estado en esta otra
evolución, tal vez para ayudarnos a hacer un puente con esto.
Bien, no tendríamos que permanecer solamente en las leyes terrestres, para entrar en este
camino de la vigilia. Tendríamos que estar no solo en estas leyes terrestres, sino también
entrando o aproximarnos a leyes eventualmente, del sistema solar, de leyes que hacen al
funcionamiento del universo. Y vamos haciendo esos contactos, esos reconocimientos, en
vigilia, en el trabajo de la vigilia que esto se va organizando en nuestro ser, que todos esos
caminos se van abriendo.
Ese libro habla no solo de estas cosas, mas, habla también de lo que son nuestros trabajos,
nuestras tareas en este periodo de contaminación planetaria, porque esta contaminación,
va a progresar va a evolucionar y para aquellos que consigan estar en retiro, y aquellos que
consigan estar en vigilia en cierto grado, ellos están internamente y de una forma sutil,
trabajando en el sentido de equilibrar esta contaminación de la tierra.
Esto no puede ser descrito de una forma muy práctica, porque vamos a saber en retiro y en
vigilia, en esos dos estado, cuando vamos a estar colaborando para que este estado de
contaminación de la tierra no prevalezca, cuando estemos ahí como fuerza evolutiva, como
fuerza equilibradota, no solo vamos a percibir esto, cuando estemos en acción, en el acto.
No podemos saber esto antes, dependerá de nuestro grado de retiro. Del grado con el que
conseguimos estar retirados, dentro de nosotros, disponibles, para más tarde entrar en
esos procesos. Y, en estado de vigilia, vamos estando aptos para descontaminar
psíquicamente este planeta. A purificar, todo aquello que es la condición psíquica,
psicológica, magnética que va estando cada vez más densa, mas pesada.
Este estado, en el cual la tierra se encuentra, y como estamos viendo en esos días, ese
estado de degradación, psíquica, magnética, este es un estado que, cuando llega a un
grado crítico, esto es el momento anterior a la gran transición, por la cual la tierra debe
pasar. Esto es, para la tierra entrar en seguida en otra condición, en otra vibración, mas, se
necesita que esta degradación llegue al punto máximo, para que haya esta transición para
una etapa futura.
Quien esta realmente en retiro, y quien esta en vigilia, en esta época actual, en estos
momentos, está en contacto con estas cosas. Entonces, si hoy entramos en vigilia y en
retiro y estamos en servicio vamos a estar delante de estas cosas, delante de estos hechos,
que es aquello que hoy llena el trabajo, llena el servicio de aquellos que están en vigilia y
en retiro, y por lo tanto con la posibilidad de trabajar internamente, en la tarea actual y
dentro de las necesidades de hoy.

Tendríamos que, delante de esto, cuando conseguimos un cierto retiro, y cuando


conseguimos un cierto estado de vigilia, no tendríamos que dejarnos influenciar por un
cierto miedo que suele venir cuando estamos en esta posición. Por eso solo cuando llega la
hora del trabajo, del servicio, es que vamos a saber en que estado estamos, hasta que
punto estamos en retiro, y hasta en que punto estamos en vigilia. Por que esos dos estados
nos dan mucha seguridad, estos dos estados nos llenan de una seguridad que no
conocemos aquí en la tierra. No es ningún tipo de seguridad del que sentimos aquí. No es
seguridad psicológica, no es seguridad física ni moral, ni intelectual ni mental. Es otro tipo
de seguridad, que vamos a conocer cuando estemos ahí realmente recogidos, cuando
realmente estemos en ese estados.
El miedo es de los cuerpos, porque comienzan a recibir una vibración, comienzan entrar en
un cierto estado vibratorio, para ellos desconocidos. Los cuerpos tienen la sensación de que
se van a desintegrar, porque no sentían una vibración como aquella del ser en vigilia,
dentro del cuerpo, o del ser en retiro, dentro del cuerpo. El cuerpo recibe esta vibración y
puede tener miedo. Cuando cualquier situación que suceda, cuando estamos buscando ese
estados, cualquier miedo, cualquier recelo, esto es señal, eso quiere decir que el estado
está siendo construido, que el estado comenzó a suceder, y el miedo es del cuerpo, no es
de nosotros.
Entonces si nos retiramos, o vamos entrando en vigilia, y sentimos miedo, es el miedo del
cuerpo, no de nosotros. Y este miedo del cuerpo, esta aprehensión que el cuerpo puede
tener por estar nosotros en otra vibración, desarrollando otro tenor magnético, este miedo
puede hacer que el cuerpo caiga en depresión, y ahí necesitamos estar muy prevenidos,
delante de esos dos puntos, el miedo y el recelo y la caída en depresión… la depresión
física misma, que es natural en estos momentos, y esta caída en depresión corre por
cuenta de el, por la seguridad de el. No tendríamos que tener absolutamente ninguna
preocupación. No tendríamos que tomar conocimiento, ni con el tener miedo ni con la
depresión en estos trabajaos de sintonía, porque estas son cosas que suceden. El corazón
palpita, cuando la cosa está sucediendo internamente, porque el sabe muy bien. No
tendríamos que involucrarnos con esto, ni darle la menor importancia, porque esto es señal
de que el estado de vigilia y el estado de retiro comenzaron a suceder, que se está
encaminando. El cuerpo no está habituado con estas manifestaciones magnéticas que
vienen de los planos sutiles, de los cuerpos sutiles que estamos desarrollando en estos
estados.

Todo este trabajo va cambiando la cualidad de nuestro magnetismo, va mudando el tenor


de nuestra cualidad magnética. Y ese magnetismo personal, va a facilitar, si esto comienza
a penetrar en nuestro cerebro, si comienza a estar mucho en la región del tórax de la
garganta y de la cabeza. Si eso comienza a instalarse ahí, entonces nuestro cerebro
comienza a estar apto para recibir lo que llamamos, comunicaciones. Comunicaciones, es
una palabra muy amplia y muy vaga también. Entonces, estábamos buscando un estado
totalmente abstracto, llegamos a un grado de magnetismo muy sutil, llegamos a un estado,
a una situación, casi de vacío, como nunca estuvimos, y cuando parece que todo terminó
ahí, que las cosas entraron en un vacío total, es cuando vamos a empezar a recibir
comunicaciones, ahí vamos a empezar a recibir aquello que tenemos que recibir, para
cumplir la tarea, y lo que se recibe en ese estado, no siempre hablan de las cosas de este
mundo. Y cuando se comienzan a recibir cosas en ese estado de vigilia, en el fondo
estamos entrenados para recibir instrucción superior, para recibir instrucción extraterrestre.
Para entrar eventualmente en las escuelas interplanetarias.
Recibir instrucción es una receptividad un poco diferente. Recibir comunicación, captar
comunicación, no quiere decir que vamos a captar cosas que tenemos que escribir. Vamos
a captar realmente lo que debe que ser comunicado al mundo a la humanidad de
superficie. Cuando recibimos esta comunicación cambia completamente nuestra vibración,
cambia completamente la calidad de nuestra energía, nuestros cuerpos están mucho mas
ordenados, mas iluminados, mas sutiles, y es eso lo que vamos a comunicar, vamos a
comunicar esta vibración, esta irradiación, y es esta irradiación lo que comunica lo que
viene de lo alto. La comunicación no es abrir una escuela de cosas ocultas, ni recibir un
mensaje interesante. Es la comunicación de aquello de lo que debe existir aquí, de lo que
debemos vivir aquí. La recibimos y la comunicamos. O sea, la emanamos, la irradiamos, la
pasamos para el otro, la transmitimos, mas, nosotros tenemos un conocimiento relativo
sobre esto. ¿Se dan cuenta lo que es un espejo, un gran espejo formado, en acción?
Esto va siendo transmitido, y esto es altamente positivo porque esto eleva a todos los que
toca, y en el elevar esta vibración, todo lo que es tocado por esta comunicación, que es
energizado por esto, se va volviendo más sutil y más elevado. ¿Se dan cuenta del trabajo
de rescate? ¿Se dan cuenta del trabajo del grupo de rescate, del grupo de traslado?
Estaremos ayudando para que la vibración del individuo, que los cuerpos externos o que el
mismo individuo sea erguido, sea elevado.
Pueden preguntar ustedes porque darnos este libro, si ya sabemos toda esta información
sobre el rescate. Porque el rescate no es solo que las naves trasladen a un ser, a un cuerpo,
de un lugar que está en una fase crítica. Todo esto es rescate, y es trabajo de rescate, y
todo esto está incluido en el grupo de traslado y vemos entonces, que es medio indisoluble
esto del trabajo del traslado con el trabajo de los espejos. Eso está muy ligado y está
realmente para ser desarrollado y profundizado.

En el plano material, tendría que estar muy atentos con el orden y la organización en
nuestra vida, en nuestro día a día. Esto es fundamental, para la vibración del plano físico, y
para que el cuerpo físico pueda colaborar en este orden, en esta disciplina, en esta cosa
exacta, que debe ir sucediendo en el plano físico, es decir, la organización de la vida, el
orden, la limpieza, la precisión, todo esto es fundamental si no nada de esto se construye.
Esto en el plano físico.
En el plano intelectual, en el mental, después de haber puesto orden en la parte física,
después que todo alrededor nuestro esté todo realmente en orden, ahí comienza el trabajo
en el plano intelectual, en el plano mental, que es ir buscando este centro del ser y ahí no
va a haber dificultades, porque la energía del orden que implantamos en la parte externa,
va a reflejarse en la parte interior y este trabajo intelectual va a ser mucho mas simple,
será mucho mas directo y mucho mas fácil.
En el nivel espiritual, esto debe estar englobando todo nuestro ser, nuestra intención,
nuestra capacidad, nuestra observación, nuestra atención, nuestro retiro, nuestra vigilia. Y
todo esto junto, englobado, sin que nada quede excluido, esto forma la condición espiritual,
forma nuestro estado espiritual.
Si nos dedicamos a este libro, desde estos puntos de vista, encontraremos ahí muchas
otras llaves que ni toqué aquí, mas, están ahí disponibles, y que casi ciertamente nunca se
dieron cuenta de ellas hasta hoy, porque es un libro que trae muchas cosas claras, muchas
cosas explicitas, mas, la mayor parte de las cosas no lo están. Y es después que estamos
más con esto en el corazón, en la comprensión de lo que es estar en retiro, estar en vigilia,
en los diferentes grados de estos estados, es que vamos a ver mejor este libro.

Y existe a partir de la pagina 149, una entrevista con un ser inspirador, que fue colocado
ahí para que las preguntas que acostumbramos tener delante de esos temas, puedan ser
retratadas, y si mas allá de esas preguntas tuviéramos otras ahí nos vamos a considerar en
retiro, vamos a perfeccionar nuestra vigilia, porque todo irá siendo mas claro. La forma de
ese mundo responder, no es dando explicaciones, la forma es cambiando nuestro estado,
nuestra percepción, nuestro ánimo, cambiando en fin, nuestro ser. Esta es la respuesta.