Está en la página 1de 9

Ocio, enemigo del alma

16-07-2002
Una persona pregunta sobre el camino breve.
Mire, el pensamiento del día que se propone aquí es una camino diario, es
una trayectoria que se va haciendo diariamente, y en ciertos días, el
pensamiento, es bastante incisivo. Y se mezcla con muchos niveles en
nosotros. Entonces una forma de ir haciendo este camino, regularmente, es
ir acompañando el pensamiento del día, y ponerlo en práctica.
A propósito de esto, veamos el pensamiento de hoy. “Trabajen de tal modo,
que eviten el ocio, que es el enemigo del alma, sin con esto, perder el
espíritu de la santa oración al cual deben subordinarse las cosas
temporales”. Parece una repetición de algo que sabemos, parece que
escuchamos la misma cosa, pero no lo es, porque cada vez que lo
escuchamos, cada vez que le prestamos atención, cada vez que nos
transformamos, cunado oímos nuevamente, se está refiriendo a otro nivel,
se está tratando desde otro punto. Los instructores repetían las cosas,
presentaban siempre las mismas reflexiones, pero esto no es lo mismo.
Parece que estamos de acuerdo en que no debemos ser ociosos, mas,
cuando el instructor dice “el ocio es el enemigo del alma”, esto ya entra en
otro plano. Ya entra en otro nivel. Entonces, ser ocioso, puede ser hasta
algo corporal, falta de vitalidad, por ejemplo, mas, cuando nos es
presentados como “enemigo del alma”, es otra forma de ser ocioso, se
refiere a casi una displicencia delante de cosas que son fundamentales para
la evolución y para el progreso de la personalidad. Entonces, la ociosidad es
algo que tiene un cierto valor en general, mas, dependiendo del nivel de
consciencia del individuo, la ociosidad como “enemigo del alma” penetra en
lo profundo de nosotros, y vamos a buscar, en nosotros mismos, más
fuerza, para evitar, o trascender esta ociosidad.
Ahora, en general no podemos comprender el otro nivel de lo que nos está
siendo presentada, porque no hemos resuelto la cuestión en el nivel
anterior. Entonces si ya sabemos tantas cosas, y continuamos ociosos,
displicente, continuamos no dando todo lo que podemos dar para que las
cosas sean lo que son, no llegamos a percibir lo que eso esta haciendo a
nuestra alma. No llegamos a percibir que esta ociosidad, esta displicencia,
esta indiferencia, lo que esta representando en nuestro campo anímico, en
nuestro campo mas profundo.
Entonces esas recapitulaciones que están en el pensamiento del día, son
muy necesarias, porque muchas veces necesitamos penetrar en otro plano,
ver las cosas desde otro nivel, desde otro punto de vista. Parece que las
cosas se están repitiendo, pero tienen otra energía y están con otra
penetración. Porque no solo dice que el ocio es el enemigo del alma, como
dice seguidamente que el que está en esa situación, puede recorrer la
oración, a esta suplica, a ese alineamiento, a esta invocación de una fuerza
superior. Porque a ese espíritu, y a esta fuerza superior, todas las cosas
temporales, todas las cosas materiales, deben subordinarse. Las cosas
deben estar sometidas al espíritu, y no dejar de hacer algo por algún motivo
material. Hay muchos motivos materiales, que son obstáculos para estas
cosas, mas, nada de esto debe prevalecer. Entonces, si hay un motivo
material para ser ocioso, para ser perezoso, para no realizar lo que tenemos
que realizar, tenemos que apelar a la oración. Porque el espíritu, si fue
llamado, el resuelve esto, pone fin a este obstáculo. Si es invocado
realmente, y responde, no hay obstáculo material para el espíritu.
Este es un pensamiento muy amplio, muy lleno de cosas ocultas, las cuales
no pensamos en la primera lectura, y que no nos damos cuenta cuando lo
leemos la primera vez. Para este tema, de no estar subordinado a cosas
temporales, Santa Clara, autora de “El pensamiento”, demostró esto
físicamente, porque una vez, una puerta del monasterio, una puerta
medieval, muy pesada, de madera, al querer abrirla, cayó sobre ella. Y
quedó en el piso con la puerta encima, y todos pensaron que se había
muerto, pero cuando retiraron la puerta, ella estaba de los mas bien.
Entonces, esto no es solo un pensamiento teórico, no es algo teórico, son
cosas que se pueden vivir, no hay nada que nos pueda aplastar, ni siquiera
una puerta de madera medieval, hablando simbólicamente. No hay nada
que pueda abatirnos de esta manera, a no ser que no conozcamos estas
cosas.
Estas cosas, tienen valor para los que están sabiendo que son guiados,
mas, que aún no tienen la vivencia interior de esto. Saben, que son
ayudados, guiados, que son fortalecidos, pero no tienen aún la experiencia
consciente de esto. Saben por intuición, porque saben, pero no sienten esta
guía, esta fuerza, este impulso, en los propios cuerpos. No sienten aún
efectivamente, y esto es un periodo delicado para las personas. Es delicado.
Entonces, la persona ya está guiada, ya está orientada, tiene un rumbo
definido, ya conoce este rumbo, ella ya se entregó a la conducción de este
rumbo, mas, todo esto es algo que no es aún percibido físicamente, porque
si fuera así, no podría más cambiar de rumbo. Y hay muchos que están en
esa situación, porque a pesar de estar inspirados, van a donde no deben,
esto quiere decir que no tienen esto incrustado en el cuerpo, porque si
estuviese, no podrían ni llegar allá, y ahí si van aprendiendo obediencia, no
insiste, no discute con aquello que son las señales internas, y ahí es cuando
las cosas comienzan a cambiar.
Esto es, en cuanto estamos siendo tocados, llamados, inspirados, recibimos
esta guía, estamos trabajando con superaciones, estamos superando
muchas cosas, porque para acompañar esta guía, estos impulsos, tenemos
que superar muchas cosas, entonces, el impulso, o la energía superior, esta
sabiendo que estamos tentando superarnos, que estamos en el camino de
la superación, entonces aquello viene pacientemente repitiendo las señales,
mostrando, dando oportunidades. Estamos siendo observados por la
consciencia superior. Y esto repite e insiste porque en este punto se está
dando un proceso de superación de ciertas cosas. Las cosas están siendo
superadas, o profundizándose. Nuestra consciencia está profundizando algo.
Entonces estos llamados continúan, prosiguen cada vez más nítidos, mas,
sin producir un impacto, para que esto no se interrumpa.
Igualmente, en estas fases en que estamos trabajando con la superación de
ciertas cosas, demorándonos un poco para hacer ciertos cambios,
igualmente, en esta fase, nuestra aproximación con otros niveles de
consciencia, o con los Centros Planetarios, esas aproximaciones, comienzan
a delinearse, comienzan a surgir, comienzan a aparecer.
Entonces, en cuanto estamos en este periodo de semi indecisión, no es que
todo esté cerrado para nosotros, las cosas están semi abiertas para
nosotros, nuestra consciencia puede hasta irse abriendo para estas cosas.
Mas es preciso otra decisión, pasar a otro punto, es necesario que esa
superación se haya terminado, para que todo esto este resuelto, y ahí tener
un contacto mas consciente con su realidad interior, o con estos Centros
Planetarios.
Una persona pregunta que porque si es tan devota ella no tiene ese
contacto, esa experiencia de esta aproximación, de esta vivencia. Esto
puede ser tal vez, porque tenga cosas que superar que no este superando
con la necesaria intensidad, que no esté trabajando esa superación en un
ritmo correcto. Entonces ella se siente algo torturada, sabiendo que hay
tantas cosas a su disposición y que en ella misma, son solo una teoría.
No debe discutir con esto, porque la llave es superar lo que somos y
realmente estar decididos a trascender todo lo que es la ociosidad, el
conformismo, todo lo que es la situación humana. Porque si no, esto solo es
una información, una noticia. Mas, sin poder vivir estas cosas.
Uno de los puntos mas típicos que están aguardando, para los que
tendríamos que tener ya superadas ciertas cosas para que pueda mostrarse
a nosotros abiertamente, es la realidad de los grupos internos. En la
conferencia pasada, estuvimos hablando de los grupos internos, y las
personas miraron esto como si fuera algo de otro mundo. ¡Y es algo de otro
mundo!
Mas, está ahí, y se hace presente, y conocemos y estamos dentro
conscientemente, cuando realmente superamos los puntos que tenemos
que superar. Si ya fueron indicados los puntos que tenemos que superar,
cabe superar aquello. Igualmente cuando lo superamos, aun tenemos los
residuos, porque estamos en el plano físico, estamos encarnados y
envueltos en la materia, que no es pura , que no es definida, que está lejos
de ser definida, y los contactos con esos planos, y nuestros contactos con
los centros internos, esos centros planetarios, va a ayudar a resolver esto
de forma definitiva, va a llevar esto a un término, mas, tiene siempre aquel
punto, aquella porción, aquel residuo, que es parte de la materia física, que
es parte de la materia astral, y de la materia mental.
En cuanto estamos en estos puntos intermedios, que tenemos superaciones
que hacer, cosas para resolver, que estamos tratando mucho con nosotros
mismos, así, con bastante cuidado, con bastante consciencia de todo esto,
vamos tendiendo tareas para desarrollar, vamos cumpliendo tareas, vamos
teniendo un aprendizaje y siendo ayudados por los servicios que prestamos.
Mas, si percibimos que esta transición ya llego a un cierto punto, y que
estamos en un camino mas efectivo, es cuando no tenemos mas que estar
decidiendo nada por nosotros mismos, y no tenemos mas que estar cuidado
de nuestros pasos, de lo que tenemos que desarrollar, sentimos, percibimos
que eso ya está sucediendo por si mismo, automáticamente , entonces una
cosa es cumplir una tarea, y hacer un servicio, y al mismo tiempo estar
observándose, controlándose, conduciéndose, entonces estamos ocupando
una parte de ese tiempo, de esa energía, empleándolo sobre nosotros
mismos, en el trabajo con nosotros mismos.
Y hay rayos, o hay mónadas, de rayos muy decisivos, muy definidos, que
encuentran que esta pérdida de tiempo, de que estemos viendo el servicio,
de estar trabajando para cumplir la tarea, en ciertos rayos, esto es
inadmisibles, porque si tenemos la tarea, si tenemos un servicio, es para
ser cumplido. En cierto punto, no cavilamos más sobre el trabajo con
nosotros mismos en ese sentido.
Entonces aquí las cosas ya están en otro punto.
Y esa es la diferencia, entre estar al servicio, en cuanto está al servicio
trabajando, lo que es un nivel de servicio, o de estar realmente en servicio,
y de haber sido aceptado para el. No fue el servicio que nos aceptó, fuimos
nosotros que dejamos de necesitar trabajarnos.
Entonces este es otro nivel del servidor, esto es otro nivel de ser, en el
camino, es otra forma delante de la tarea. Si cumplimos con la tarea y al
mismo tiempo estamos envueltos con todo lo que somos, con el mundo
imaginario, corporal, mental, este es un nivel de servicio, es un nivel de
trabajo. Ahora, esto va evolucionando, va progresando (esperemos ¿no?,
que vaya evolucionando y no retrocediendo), esto va evolucionando, hasta
que llega hasta un punto en el que, solo queda el servicio, y nosotros lo
aceptamos. Esto es, aceptamos no ser más nosotros mismos, entonces esta
doctrina esotérica dice hábilmente, que fuimos aceptados, mas, esto no es
tan así, nosotros aceptamos ser lo que fuimos y somos, nosotros lo
decidimos y decidimos entrar en otra cosa. Y en ese punto, no existe mas
trabajo sobre nosotros mismos en ese servicio, cuando las cosas están
transcurriendo. El trabajo sobre la persona prosigue, continúa, mas no es
más hecho por el este trabajo. Ese trabajo que continúa siendo hecho,
porque somos imperfectos hasta el fin, entonces ese trabajo que continua
sobre nosotros, perfeccionándonos, no es más un trabajo hecho por
nosotros, porque todas nuestra fuerza, toda nuestra energía, toda nuestra
disposición, está en la tarea, en aquello que es el plano evolutivo.
Conclusión, para que seamos realmente trabajados, profundamente
trabajados, y definitivamente trabajados, hay que llegar a este punto, de
no estar más ocupándonos de nosotros mismos, no estar ni hablando de
nosotros, ni considerando la propia persona. Ahí es donde el trabajo sobre
si mismo se va a profundizar. Ningún trabajo sobre nosotros mismos, va a
ser profundo mientras lo estamos haciendo, porque solo llegamos a “flor de
piel” cuando estamos haciendo este trabajo, lo máximo, limpia la piel, lo
máximo, saca la suciedad de la piel, ¡de la piel! ¡Lo máximo! La piel del
cuerpo etérico físico, la piel del emocional, y la piel del mental, de ahí no
pasa el trabajo que decimos que estamos haciendo.
Ahora, dejar de estar entero delante del plano evolutivo, porque nos
estamos trabajando, nunca vamos a pasar de la superficie del plan. Vamos
a estar siempre dependiendo de todas las cosas, nos quedamos en la
superficie del trabajo del plan. Tenemos que llegar a este punto, a esta
tensión correcta, de no ocuparnos de nosotros misma. Aunque no es no
ocuparnos de nosotros y de estar distraído con otras cosas, o en la
ociosidad. Es no ocuparse más de si mismo, mas, toda aquella fuerza,
aquella energía que tenemos, aquella disposición, está ocupándose del plan.
No es no ocuparse de si y no cumplir con el plan. Y continuar cumpliendo
con el plan relativamente, continuar cumpliéndolo, condicionalmente. No es
de esto que se trata. Esto es, no vamos a cuidar de nosotros mismos pero
vamos a cuidar del plan las veinticuatro horas del día. Que es el trabajo mas
profundo que se va a dar en nosotros. Porque ahí hay otra cosa lo que va a
trabajar en nosotros, ahí es donde va a suceder nuestra transformación.
Porque la transformación profunda, es algo que es asumido por la
consciencia superior, más, cuando toda nuestra consciencia ordinaria ya
está ocupada con aquello que es del plan sino esta consciencia superior no
va a hacer ninguna transformación profunda, porque la personalidad no esta
lista, los vehículos no están listos. Entonces la transformación profunda no
es hecha por nosotros, lo que hacemos son opciones, o escogemos no hacer
nada, o mas o menos, o hacer las cosas y al mismo tiempo, tratando con
nosotros mismos, o escogemos hacer las cosas. Y cuando escogemos hacer
las cosas, y dejar el resto, es en este punto que la cosa profunda
comenzará a suceder. No es cuando se está esquivando el bulto. Y no en
cuanto estamos ocupando nuestro tiempo, dando nuestra energía, poniendo
nuestro pensamiento, nuestro sentimiento, en cosas que no son, en aquello
que nos es presentado como nuestra tarea.
Cuando se habla de tareas pueden no ser cosas que estamos haciendo aquí
afuera, porque la principal tarea es llegar a este punto. La tarea es llegar a
esto, y la tarea importante delante de esto, es saber optar, saber escoger.
Ahora, en cuanto estuviéramos cumpliendo una tarea, dedicándonos, y al
mismo tiempo, estamos prestando atención en nosotros mismos, ninguna
transformación profunda puede venir. Esto no existe en el rol de las cosas.
Transformación profunda se da cuando no existimos más para nosotros
mismos. Y ahí si, comienza otra cosa, una transformación profunda. Mas en
cuanto estamos cuidando de nosotros mismos, estamos en el nivel
superficial, y todo queda a nivel superficial, y todo sucede al nivel del
cuerpo, del físico, que se vuelve más sutil, la mente mas clara, esas cosas,
pero no se da realmente una transfiguración del físico, no se da realmente
una iluminación del astral y del mental. Esto se va a dar cuando no estemos
ocupándonos más de nosotros, realmente.
Este es un camino que según Santa Clara, se hace también a través de la
oración, porque la oración, nos va coligando con esos niveles, con estas
leyes, con estas cosas, y a través de la oración, de esas coligaciones, de
esos canales que se van formando, va descendiendo esta energía.
En ese campo, hay muchos engaños ¿saben? Recientemente una persona
estaba diciendo que ella se donó tanto, se entregó tanto, que cambio todo
en su vida, que rompió con la familia, que vendió su auto… ¡esto todo ya
debería estar hecho¡! Esto ya debería estar hecho.
Pero en fin, ella dejo todo lo que estaba haciendo y dice que ella se entregó
completamente. Ella vino aquí (Figueiras) y dice: ¿saben lo que me mandan
hacer cuando vengo aquí? Me mandan a limpiar vidrios. Me mandan a
limpiar los baños. ¿No es que aquí yo tengo que cuidar de las almas?
¿Ven a donde podemos ir a parar con esto?
Tenemos que estar muy atentos. Porque hay gente que da los primeros
pasos y piensa que ya está en otro plano, en otro nivel, ya mira a los otros
por sobre su hombro y dice “¿Ella barrió allí? ¿Que está esperando para ir a
limpiar?” (Risas)
Entonces, el énfasis, va siendo colocado en el cumplimiento del plan,
porque vamos conociendo el plan cada vez más, el plan se va vislumbrando
para nosotros, y vamos cumpliendo esto por etapas, mas, sin esta
transformación, parece que poco y nada sucede.
Una persona que es terapeuta, está construyendo una casa para su trabajo
y está en adelantada fase de construcción. Ella siente ahí una energía muy
peculiar, que se intensifico mucho cuando comenzaron las reuniones para
las sesiones con este fin. Y ella a veces tiene la impresión de no poder más
llevar adelante su trabajo terapéutico, que no consigue trabajar de la misma
manera, que no consigue cobrar determinados tratamientos, y ella no sabe
si debe concluir la construcción de la clínica, porque no tiene mas voluntad
de trabajar de esa forma.
Hay ciertas mudanzas en nuestras vidas, que no somos nosotros que las
hacemos de afuera para adentro. Son cambios tan grandes, que deben
venir de adentro y después reflejarse aquí afuera. Entonces, si una persona,
es profesional de alguna cosa, que trabaja para vivir, es necesaria ahí una
transición, para que deje de trabajar de esa forma, y para que deje de
cobrar por lo que hace. Este es el camino, pero para esto se necesita hacer
una transición, se necesita hacer un camino, para ir llegando a esto, porque
en esto, esta incluido mucho re-direccionamiento kármico, mucha
transformación kármica. Está incluido también, un despertar, general no
solo de la persona. Es necesario un despertar de todos los seres que están
ligados con ella y que son parte de la otra etapa. Vamos a ver si aclaramos
esto.
Si un terapeuta tiene un consultorio, cobra para trabajar y tiene clientes, no
puede pasar de esto a no cobrar mas, a no ser remunerado, esto no es un
salto, porque si está en ese grupo de gente, en ese grupo de situación, en
esa situación kármica, que por otro lado, corresponde a su propio estado,
entonces, necesita cambiar de consciencia, en ese estado, dentro de ese
estado, porque para entrar en otro estado, en otro tipo de vida, en otro
sistema, necesitaría ir resolviendo, en este estado, e ir encontrando
internamente al grupo del estado siguiente. Porque puede que no sea el
mismo. No todas estas personas, que pertenecen a este grupo kármico
están en el mismo punto, entonces, se necesita encontrar seres que van a
corresponder a otro nivel, a la otra etapa. Y no se sabe si todos esos seres
están despiertos de la misma forma. Entonces la persona aquí, ya tomó
consciencia de muchas cosas pero ¿será que todas las personas de todo el
grupo de ella del otro estado ya tomaron consciencia? Si no es así, tendrá
que esperar a que ellos la tomen. Todo el grupo tiene que llegar a un cierto
nivel de consciencia para después unirse y comenzar a trabajar en ese otro
estado.
Ahora, esto no es un tiempo perdido. Si tiene que estar en ese estado
anterior por mas tiempo porque todo el grupo no despierto, o porque la
persona no esta lista para pasar al estado siguiente, o, piensa que está,
pero no lo está. Si está reclamando es porque no está lista. Si está
hablando de sí misma, no esta lista. ¿Comprenden esto? tiene que estar
lista, estar madura para mudar de estado.
En cuanto esta hablando de sí, sufriendo, tratándose a sí misma,
reclamando, lamentándose, comparándose, no está lista, aun tiene cosas
que hacer ahí. ¿Está claro esto?
Entonces, pareciera que porque el otro grupo del otro estado no esta listo,
que aquí estamos perdiendo el tiempo. No es así, ya que estamos irradiando
para los otros, estamos dando una referencia diferente para los otros,
estamos juntos con aquellos aún, pero no estamos perdiendo el tiempo,
porque allí nos tornamos una luz para los otros. No somos una luz perfecta,
porque si lo fuéramos, estaríamos en el cielo, y no estaríamos más aquí,
mas, allí, para ellos, si somos una luz.
Entonces, tenemos que funcionar como luz allí primero, porque de esta
manera, vamos a dar una dirección kármica para el grupo, para que ellos
vayan teniendo más luz. Esto es un trabajo muy unido, esto no esta hecho
con separatividad. Son cosas hechas con unión, no con separatividad.
Y cuando se trabaja normalmente, cuando se tienen clientes, también hay
todo un camino para llegar a trabajar de otra forma. Primero tendríamos
que percibir cuando es que una persona no puede pagar. Hay gente que
dice que no puede pagar, pero van a la peluquería compran ropa nueva,
tiene teléfono, en casa, pero dicen que no pueden pagar. Tienen que tener
discernimiento para saber si es verdad que no puede pagar. Porque hay una
responsabilidad, porque la persona dice que no puede, pero gasta en otras
cosas y no tiene para lo que realmente le hace falta. Entonces, ahí no
tenemos que corromper a esas personas. Porque si la persona dice que no
puede pagar, pero vemos hace una vida común, como todos los demás,
pero dice no puede pagar un tratamiento. Hay que tener cuidado con esto y
realmente darle a quien no tiene, y no para el que esta haciendo otra cosa.
Tenemos que saber lo que estamos haciendo, ¿esto que quiere decir?
Trabajar sin cobrar para quien no puede pagar.
Ahora, también, no dejar de atender a nadie porque no tiene con que pagar,
o porque no está en una actitud completamente correcta. Siempre
podemos hacer algo, siempre hay algo por hacer. Porque digamos que
kármicamente, ese individuo nos encontró, para recibir de nosotros alguna
cosa, y no debemos juzgar, si nos presta atención, si está atento, si va ha
hacer lo que le decimos. No nos cabe hacer esto, nosotros hacemos nuestra
parte, lo demás es responsabilidad del otro. No hacer esto solo con la
mente, mas, hacer esto por propia opción, por decisión propia, y siempre
ofreciendo esto para el yo interno, porque podemos estar pensando que
estamos haciendo lo correcto, en la línea cierta, que esta todo bien, mas,
igualmente no debemos dejar de entregar esto al yo interno, porque
siempre puede haber algo errado, y si es ofrecido al yo interno, él trata de
corregirlo o él trata de mostrarlo. Sino lo que estamos haciendo lo que se
llama un trabajo caritativo, y que no era para ser hecho, no era en esa
dirección. Entonces, se necesita realmente que esto sea ofrecido, entregado
al yo interno, que sea entregado al yo profundo, y ahí observar los ajustes
que van sucediendo, que los va a haber. Va a haber cambios siempre en las
cosas como comenzaron. Aunque comience correctamente, en la luz del
alma, siempre va siendo actualizado, a cada momento, no queda en el
mismo punto, se esta siempre actualizando, porque allí hay una evolución,
una reacción de varios seres en varios niveles, y entonces las cosas se van
transformando, van cambiando, y si esto no fuera entregado, si no fuera
ofrecido, si no fuera hecho en perfecta entrega interna, entramos en una
vida común, en la vida como está todo el mundo, en una vida vegetativa, y
con todas las consecuencias sobre los cuerpos, sobre la mente, y sobre la
parte anímica, la parte del alma.
Ahora, si comenzó una construcción, si la consciencia esta cambiando, o
aquella construcción se va adaptando a la nueva consciencia, porque en una
nueva consciencia puede que no sirva más, si hacemos esta casa con todo
lo que conlleva, su consciencia se va ampliando, la casa no es mas así, no
tiene porque ser más así, porque ya no cumple la función de lo que fue
antes.
Ahora, si la casa esta en la mitad, tenemos que preguntarnos cual es el
programa para nosotros, cual es la tarea y lo que debe pasar, porque de
repente podemos estar terminando de construir una casa, que no nos
corresponde más porque va a servir para otra cosa, y estamos siendo un
instrumento para construir aquello.
Usted puede cambiar mucho en la construcción de una casa, pero esto no
quiere decir que vaya a dejar la casa sin terminar. O la casa se va
adaptando a sus actuales necesidades, o usted fue escogida para
terminarla, y debe servir para alguna otra casa. Mire, la mayor parte de las
personas no tiene casa donde vivir. Entonces, decir que una casa lista no
sirve, cuando hay tanta gente que necesita.
Ahora, no siempre lo que hacemos lo hacemos para nosotros. Nunca debe
ser para nosotros. Se comienza a hacer algo que ya está ofrecido. Si
sucediera que aquello que usted hizo fuera puesto ahí dentro, sucedió. No
es porque lo hicimos, que vamos a estar adentro, no es porque lo
construimos que será para nosotros. Podemos ser un instrumento para que
esto sea hecho, para que esto sea construido, pero puede ser para otro o
para otra cosa, ya cumplimos nuestra tarea allí.
Entonces, para hacer algo, y estar dentro de lo que hicimos, necesitamos
tener una señal de que tenemos que estar ahí. Porque si se entra en una
cosa que hicimos solo porque lo hicimos, es una forma de no salir mas de
eso, de morir en aquello y acabar ahí. Esto no es solo con las cosas físicas,
es con las ideas, con los preconceptos, hasta con cosas de la consciencia.
Pregunta ¿como puede ser afectado el proceso del alma?
Porque el alma tiene un desarrollo en el plano interno, no es aquí que ella lo
tiene. El desarrollo aquí es para que los cuerpos lleguen a manifestar el
alma. Por que en ese punto, el alma puede dejar fluir su energía para acá. Y
si los cuerpos, no tratan esto, si hacen su propia vida, si aquí la vida está en
función de los cuerpos, de la personalidad, el alma no puede entrar en este
circuito, y no puede desarrollar todo lo que podría. Porque el alma no
comienza a desarrollar allá y queda allá, el alma que despierta tiene que
servir aquí en principio porque ella hace toda su experiencia aquí, ella tiene
centenas de encarnaciones aquí, entonces cuando ella despierta, y cuando
tiene un poco de luz, primero el trabajo de ella es aquí, donde aprendió las
cosas, es aquí donde tiene que servir.
Pero esto no es una frustración para el alma, porque si ella sirve aquí, si
esto sucede regularmente, el desarrollo de ella sirve aquí y allá en su nivel,
al mismo tiempo. Ahora, si la personalidad aquí, si la parte consciente, está
resistiendo a esa señal, a esos impulsos, el alma queda tullida, porque ella
está encarnada, y no está consiguiendo fluir aquí.
Es necesaria siempre esta consulta, esta pregunta, esta atención, esto que
Santa Clara llamaba vida de oración. Lo que nos va dando la claridad
momento a memento, o va llamando la atención, para lo que está
sucediendo, es aquello que va dando el alimento, la luz, durante el camino.
Y es gradual.
Muchas veces cuando estamos en oración comienzan a surgir cosas que son
evidentes, que necesitan ser cuidadas, realizadas, hechas, vistas , entonces
vamos anotando todo lo que surge , todo lo que vemos y nos vamos a
disponer a hacer aquello, vamos anotando para saber lo que tenemos que
hacer realmente, vamos disponiéndonos y nos vamos ubicando para hacer
aquello. A veces ni terminamos de anotar, de hacer la lista, y las cosas ya
se resolvieron, porque al anotar, ya nos disponemos a hacer, nos ubicamos
ahí, y fue resuelto internamente. Se vuelve muy simple.
En estas cosas deberíamos no cuestionar, no crear ni un tipo de obstáculos.
Por ejemplo, comienza a estar claro una cierta acción, y aquella acción,
pronto ya sabremos cual es esta acción. No tenemos que preguntar, porque
si es esto, todo el resto va a ser removido. Esto es una actitud delante de
aquello. Esta vida de oración depende del trabajo hecho en las vidas
anteriores sobre los cuerpos y no es igual para todos.
Tenemos que ver lo que en la vida de oración fue manifestado, lo que surgió
es aquello, es aquello lo que esta listo. No comenzar a poner cosas de otros
niveles, porque es de otros niveles. No tenemos ni la fuerza, ni el impulso,
ni la energía, de aquel nivel. Vamos a repetir:
“Trabajen de tal modo, que eviten el ocio, enemigo del alma. Sin con todo,
perder el espíritu de la santa oración, a las cuales deben subordinarse las
cosas temporales”. Está todo aquí.