Está en la página 1de 40

ARTE, ABSTRACCIÓN Y ARQUITECTURA. ARQUITECTURA ABSTRACTA

Miguel Angel Graciani Rodriguez Doctor arquitecto

ARTE, ABSTRACCIÓN Y ARQUITECTURA. ARQUITECTURA ABSTRACTA

El contenido de este artículo pretende ser una reflexión sencilla sobre el nombre

de las cosas, más que una teorización sobre estética arquitectónica

La cuestión que se plantea es a qué podemos llamar arquitectura abstracta, con cierta coherencia, propiedad y adecuación, tanto desde el punto de vista lingüístico, como desde los aspectos histórico y artístico. Por lo que se refiere a otras artes, sobre todo las artes plásticas, pintura abstracta

y escultura abstracta son términos consolidados que denominan inequívocamente

movimientos y realizaciones claramente determinados, aunque solo sea por oposición a sus contrarios, es decir, porque no son figurativas. En términos conversacionales llamamos artes figurativas a las que reproducen partes reconocibles de la naturaleza; y las que no son figurativas son abstractas. Pero con referencia a la arquitectura, admitamos que, en principio, no resulta claro qué cosa sea arquitectura figurativa, para poder proceder por exclusión, y el término arquitectura abstracta se viene usando como una calificación genérica, bastante ambigua, que se asocia sobre todo como característica formal a estilos o épocas arquitectónicas que priman la austeridad y simplicidad geométrica en sus diseños o realizaciones, y más frecuentemente a la arquitectura del Movimiento Moderno. Sin duda ese es momento de un gran cambio conceptual y estilístico en la arquitectura que coincide históricamente con el enunciado, implantación y auge de la abstracción en las artes plásticas. Pintura abstracta y escultura abstracta son formas de expresión artística, que caracterizan específicamente el siglo XX. Pero más allá de esa coincidencia cronológica resulta difícil encontrar las analogías o proximidades de aspiraciones y de contenido que permitan esta homologación de la arquitectura. El proceso por el cual llegan a consolidarse los nombres de las épocas históricas

y los movimientos artísticos, no es una cuestión automática, objetiva y sistematizada. Parece que, en general, son los estudiosos especialistas, historiadores y críticos, más que los protagonistas de los acontecimientos, los que necesitan encontrar y usar estas referencias para cada periodo. (Edad Antigua, Edad Media, Arte Románico, Arte

) y que normalmente suele ser una

denominación que surge a posteriori, cuando ya hay perspectiva histórica y/o un cuerpo

de realizaciones de suficiente entidad. Inevitablemente esta actividad onomástica, como

Gótico, Renacimiento, Arte Barroco,

cualquier producción humana, a veces ha aportado resultados desafortunados o por lo menos cuestionables. Así por ejemplo resulta un tanto incómodo asignar para siempre como nombre propio a una coyuntura histórica un adjetivo calificativo, de carácter general, que, so pena de cercenar el lenguaje, habrá de permanecer vigente para otros usos, con la ambigüedad consiguiente. Es el caso, por ejemplo, del Movimiento Moderno 1 o de la más trascendente Edad Moderna. Y también de Las Vanguardias, que

1 En lo que se refiere a la arquitectura del siglo XX, se puede decir con bastante justicia que el MOMA (Museo Of Moderns Arts de Nueva York) en concreto, es el padre, al menos en sentido onomástico, de varios movimientos (Las exposiciones organizadas por Philip Jhonson, han determinado el nacimiento para la historia del Estilo Internacional, y del Deconstructivismo:

The International Style (-MOMA- 1932. Exposición. Comisario, Philip Johnson y Henry-Russel Hitchcock. Deconstructivist Architecture, (MOMA 1988) por Philip Johnson y Mark Wigley. En esta muestra se exhibieron obras de Frank Gehry, Daniel Libeskind, Rem Koolhaas, Peter Eisenman, Zaha Hadid, Coop Himmelblau y Bernard Tschumi.

pretende raptar para un momento concreto y acotado, el nombre de un concepto de vigencia permanente. Hablando de arte, la abstracción, lo abstracto, antes que una tendencia o una época, es una condición, como su opuesto de facto, lo figurativo, que puede ocurrir en mayor o menor medida integrado en cualquier momento o en cualquier planteamiento estético. No obstante, se ha aplicado la denominación de arte abstracto a aquel que lo es totalmente, con pretensión explícita de pureza integral, como la pintura abstracta o la escultura abstracta, y al movimiento que tienen su clara epifanía a principios del siglo XX. Sin embargo, a mi entender aún no se ha producido con la misma nitidez la acotación de la arquitectura abstracta, y por eso puede haber algo de oportunidad en esta reflexión que nos ocupa. Bueno, entremos en cuestión. Un mínimo de coherencia obliga a intentar aclarar previamente el sentido de las palabras que estamos usando y de los conceptos sobre los que pretendemos hilar: Arte, arquitectura, abstracción, arte abstracto. Todos ellos son suficientemente espirituales, tan humanos, en el sentido excelso de la palabra, como para no dejarse atrapar en la racionalidad, ( recuerdo a Lecorbusier: “Pensar con la razón paraliza el mundo” ) no hay definiciones ciertas y unívocas; pero parece pertinente la orientación, la aproximación a la intuición que se plantea:. 2 -

Arte Proponemos aceptar que cuando decimos arte, nos referimos la expresión pura y

2 Recogemos aquí, del Diccionario de la Real Academia de la Lengua, y de Wikipedia las acepciones que nos son más próximas de los conceptos que manejamos. Todas resultan un poco precarias, pero las definiciones de arquitectura y pintura parecen especialmente parciales o escasas, tomando una parte por el todo. Según el Diccionario de la Real Academia, arte.(Del lat. ars, artis, y este calco del gr. τέχνη). Manifestación de la actividad humana mediante la cual se expresa una visión personal y desinteresada que interpreta lo real o imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros. abstracto. (Del lat. abstractus). 2. adj. Dicho del arte o de un artista: Que no pretende representar seres o cosas concretos y atiende solo a elementos de forma, color, estructura, proporción, etc. arte abstracto. m. Modalidad artística que transcribe lo expresado acentuando los aspectos formales, estructurales o cromáticos, sin atender a la imitación material. pintura.1. f. Arte de pintar. pintar.(Del lat. *pictāre, de pictus, con la n, de pingĕre). 1. tr. Representar o figurar un objeto en una superficie, con las líneas y los colores convenientes. 2. tr. Cubrir con un color la superficie de las cosas, como una persiana, una puerta, etc. arquitectura.(Del lat. architectūra).1. f. Arte de proyectar y construir edificios edificio.(Del lat. aedificĭum).1. m. Construcción fija, hecha con materiales resistentes, para habitación humana o para otros usos. Según Wikipedia El Arte es una forma de la conciencia social que tiene por objeto satisfacer las necesidades espirituales de los hombres haciendo uso de la materia, la imagen, el sonido, la expresión corporal,etc. la diferencia principal entre los artistas y los científicos es que los primeros a partir de problemas universales dan respuestas muy personales mientras que los segundos a partir de problemas particulares hacen descubrimientos y postulan conceptos validos universalmente y que pueden tener aplicaciones prácticas a través de las tecnologías Arte abstracto, estilo artístico que surgió alrededor de 1910 y cuyas consecuencias múltiples han hecho de él una de las manifestaciones más significativas del espíritu del siglo XX. El arte abstracto deja de considerar justificada la necesidad de la representación figurativa y tiende a sustituirla por un lenguaje visual autónomo, dotado de sus propias significaciones.

directa del alma humana. El lenguaje con el que se comunican las almas. Las diferentes artes corresponden a los diferentes medios con que puede expresarse este lenguaje espiritual, lo que podemos denominar su materia prima. Así la pintura es el arte que se produce al expresarse mediante el color: La escultura a través de la presencia y la forma de la materia. El dibujo a través de la línea. La música con los sonidos, y el tiempo. La poesía con las palabras. ¿Y la arquitectura? Sorprendentemente determinar cuál es su materia prima, su vehículo específico, no resulta tan obvio e incuestionable como en los casos anteriores. Hay opiniones al respecto. Personalmente me alineo con aquellos, casi siempre arquitectos, que entienden que la arquitectura es el arte del espacio habitado por el hombre. Desde esta acepción, las dimensiones, forma y cualidades del espacio, siempre en relación con el hombre, son los elementos con los que se expresa el arquitecto. Los materiales de construcción y las formas y técnicas constructivas son soportes, imprescindibles hasta el momento, pero no la esencia de la arquitectura. 3

De barro se hace la olla, pero es la ausencia de barro en el interior, lo que realmente constituye su esenciaLAO TSÉ, El libro del sendero y de la línea recta. China, Siglo V a.c.

Paralelamente, en cuanto al modo o sistema de percepción, a la vía de recepción de la expresión artística, las artes se perciben a través de los sentidos con cierta especialización, en correspondencia con su propia contingencia. Cada medio de expresión tiene su camino específico hasta llegar al alma. La vista para la p intura, ayudada por el tacto (literal o virtual) para la escultura. El oído y su relación con el tiempo es la puerta de la música. Y la poesía habrá de entrar directamente al alma, casi sin soporte, unos sonidos pronunciados o unos signos grafiados. La arquitectura, en cuanto que es el ambiente en que el perceptor se encuentra inmerso, es percibida por el conjunto de los sentidos y sus interrelacione: distancias, formas, texturas, colores, luminosidades, sombras, paisajes, referencias culturales, significados, resonancias,

temperaturas,

, el compendio de todas ellas define un espacio arquitectónico. Se puede

considerar percepción aptica. Por manifestación artística entendemos en principio la producción expresiva del alma humana, sin más objetivo ni utilidad que su pura ocurrencia y todo lo que ella pueda suscitar: impresión, sensación, emoción. La expresión libre y ociosa (divina). Frecuentemente las realizaciones artísticas incluyen contenidos secundarios, mensajes

añadidos, extraños a su expresividad y su lenguaje específico. La mímesis de la

naturaleza. Referencias al mundo existente. Reproducciones o interpretaciones de la

naturaleza, relatos de historias,

Sin embargo, parece lógico aceptar que la

manifestación descomprometida, que el gesto libre, debe de haberse producido antes, para poder luego cargarse de contenidos e intenciones. El descubrimiento de la posibilidad de hacer una simple mancha de color, y de su capacidad expresiva, sin duda es un acontecimiento previo a la intención de que esa mancha signifique o reproduzca

algo.

Abstracción. Arte abstracto. Las corrientes artísticas corren parejas en el tiempo con el desarrollo del pensamiento, la cultura y la sociedad. En cada etapa histórica, la cultura tiene

3 Todas las artes padecen esta servidumbre hacia son tributarias de la materia que les permite

, y su liberación en este

definirse y existir físicamente.: Pigmentos, oleo y lienzo. Piedra, madera, metal sentido es otro proceso a cubrir-

aspiraciones determinadas, compartidas por todas las manifestaciones de la sociedad. Si bien la preocupación por la abstracción y su presencia en el arte debe de entenderse como una cuestión permanente, a principios del siglo XX tomó protagonismo explícito tanto en el ámbito del pensamiento como en las realizaciones artísticas. Cabe citar dos corrientes, que, entendiendo ambas la abstracción como espiritualidad, siempre distinta y superior a la naturaleza, la abordan de modo distinto y llegan a conclusiones y propuestas muy dispares. Las podemos tipificar en las teorías elaboradas por dos autores: Worringer y Kandinsky Wilhelm Worringer: Abstracción y Einfühlung 4 Worringer es historiador y crítico. Su teoría considera que en el arte lo abstracto es lo esencial e inmutable, que permanece inalterable por encima del hombre y no está sujeto a interpretación subjetiva. La naturaleza, mutante e interpretable, es una realidad trivial, que el arte debe de superar, mediante la razón. Su reproducción o imitación, la figuración, no es objetivo digno para el arte. Por esta vía, que resulta ser muy reductiva, aparece la prevalencia de la geometría y llevándola al extremo llega a definir que la en las artes plásticas la abstracción solo es posible en dos dimensiones, ya que, según él, la tercera dimensión introduce siempre una eventualidad de apreciación subjetiva. Elimina del arte justamente toda la capacidad de conmover y emocionar para considerar esencial un riguroso proceso de racionalización y objetivación. Desde nuestra óptica actual resulta totalmente contradictorio. Sustituye el proceso sensible de creación del arte por el análisis racional de búsqueda de esencias permanentes y objetivas. El intento de elevación espiritual acaba derivando en una pragmatización rígida y deliberadamente ajena a todo tipo de sensibilidad. Platónico y Apolíneo, quizá este criterio sea válido para determinar la belleza de actividades racionales, como la elaboración de teorías matemáticas, pero en lo que se refiere a las artes, invocamos a Dionisos y el ámbito de las sensaciones. Vasily Kandinsky: De lo Espiritual en el Arte. 5 Kandinsky, pensador y teórico del arte, pero sobre todo, es artista, hacedor y creador, es promotor e impulsor del primer movimiento decisivo de arte abstracto. Como hombre sensible, es de sus sensaciones y emociones de donde obtiene sus convicciones, que luego trata de analizar, ordenar y transmitir a través de la razón. Resulta imposible evitar la tentación de reproducir unos párrafos suyos escritos en Rückblicken, en los que relata las vivencias que podríamos considerar como el instante fundacional del arte abstracto:

“ En aquel mismo tiempo tuve dos experiencias que marcaron toda mi vida y me conmocionaron hasta el fondo. La primera fue la exposición francesa en Moscú –en primer lugar el “Montón de heno” de Claude Monet- y una representación de Wagner en el Teatro Imperial de Lohengrin. Yo sólo conocía el arte realista, casi exclusivamente el ruso; a menudo me quedaba largo rato contemplando la mano de Franz Liszt en el retrato de Repin y cosas

4 Wilhelm Worringer. Aquisgrán, 1881-Munich, 1965) Historiador y teórico del arte alemán. Es conocido por su teoría de la Einfühlhung (empatía). En su obra más importante, Abstracción y Einfühlung (1908), intentó llevar a cabo un análisis de la psicología de los estilos, basado en la integración del concepto de empatía y abstracción. Entre otras publicaciones cabe destacar Problemas formales del gótico (1911) y Problemática del arte contemporáneo (1948).

5 Vasili Vasilievich Kandinsky (Moscú ,1866-Neuilly, 1944). Artista y teórico del arte.Terminó el manuscrito de De lo espiritual en el arte en 1910, es decir, a los 44 años. En diciembre de 1911, R. Piper & Co. De Munich lo publicó (con 1912 como fecha). En este libro propone y desarrolla su teoría sobre el arte.

por el estilo. De pronto vi por primera vez un cuadro. El catálogo me aclaró que se trataba de un montón de heno. Me molestó no haberlo reconocido. Además me parecía que el pintor no tenía ningún derecho a pintar de una manera tan imprecisa. Sentía oscuramente que el cuadro no tenía objeto y notaba asombrado y confuso que no sólo me cautivaba, sino que se marcaba indeleblemente en mi memoria y que flotaba, siempre inesperadamente, hasta el último detalle de mis ojos. Todo esto no estaba muy claro y yo era incapaz de sacar las consecuencias simples de esta experiencia. Sin embargo comprendí con toda claridad la fuerza insospechada, hasta entonces escondida, de los colores, que iba más allá de todos mis sueños. De pronto la pintura era una fuerza maravillosa y magnífica. Al mismo tiempo e inevitablemente- se desacreditó por completo el objeto como elemento

necesario del

En apretadísima síntesis, la teoría elaborada a partir de aquí y que se desarrolla fundamentalmente en su obra “De lo espiritual en el arte” se basa en las ideas siguientes:

El único principio de composición válido es la adecuación al alma humana, según el principio de la necesidad interior. La fuerza está en el interior del artista, nace de tres causas místicas, y está constituida por tres necesidades místicas, a saber:

Todo artista, como creador, ha de expresar lo que le es propio. Todo artista, como hijo de su época, ha de expresar lo que le es propio a su tiempo Todo artista, como servidor del arte, ha de expresar lo que le es propio al arte en general, lo pura y eternamente artístico En cuanto a la sociedad y su relación con el arte, la teoría de la pirámide o el triángulo que crece. Las vanguardias que son siempre el vértice. Estas son las líneas maestras, del pensamiento de Kandinsky y las aspiraciones, del movimiento que con la denominación de Arte Abstracto, ha caracterizado el arte del siglo XX. Kandinsky vive en su tiempo un cambio de ritmo espiritual. Detecta que en su época el arte y los artistas, o las vanguardias, el vértice del triángulo, tienen una nueva intencionalidad artística, las aspiraciones han cambiado. Hay como una corriente de elevación espiritual. El arte ya no trata de imitar la naturaleza. Se trata de la búsqueda de una belleza interior más profunda e intensa que la belleza anecdótica y superficial de un solo objeto. Una belleza del espíritu, abstracta, no ligada a la anécdota y al caso o el hecho aislado sino a las esencias objetivas. La mímesis ya no es válida. La figuración es un objetivo secundario, una expresión menor. Cada arte debe expresarse con la fuerza propia de sus medios específicos, buscando la expresión interior, que no la imitación o interpretación de la realidad material. Liberarse de la carga del objeto o contenido añadido, que enturbia la fuerza de la auténtica naturaleza artística. Y la fuerza de la expresión interior es la belleza auténtica que sustituye a las bellezas anecdóticas, aceptadas. En definitiva, se trata de determinar los medios de expresión propios y el contenido específico de cada arte para realizar con ellos la expresión pura, del interior del artista, liberada de objetivos secundarios. Este proceso de despojamiento de adherencias, supone también un proceso de vuelta al origen, de recuperación de la inocencia, de la pureza original.

en las artes plasticas y visuales el realismo es algo excepcional en los pueblos primitivos, frente al simbolismo, la abstracción, la estilización y el esquematismo, que parecen una constante mundial”. Wikipedia

La naturaleza artística de lo creado reside en la voluntad artística del autor. Al margen de la valoración cualitativa que pudiera hacerse del valor artístico, es arte todo aquello que se crea con intención de que lo sea. La voluntad del artista hace el arte. Es arte abstracto el que solo tiene esa voluntad y no más intenciones. Dentro de este credo general, de la universalidad del arte, en las realizaciones cada artista tiene su propio lenguaje, su estilo personal, si se quiere. Así, el propio Kandinsky dará lugar a una abstracción lírica, fundamentalmente poética, Mondrian hace su abstracción geométrica, con las rectas horizontales y verticales que trillan y colonizan sus lienzos. El suprematismo de Malievich, el cubismo abstracto. Y muchas otras variantes. Cabe citar en un extremo de despojamiento al Action-Painting y a Jackson Pollock dejando caer la pintura sobre el lienzo, en vez de aplicarla, para eliminar su propio gesto. Es interesante este precedente en relación con planteamientos artísticos y arquitectónicos más recientes, que se plantean esta utopía paradójica de la generación cuasi natural de obras de arte, evitando incluso al autor creador.

Arquitectura Abstracta En diccionarios y enciclopedias no se encuentra esta entrada Kandinsky habla de la música, la poesía y el arte -refiriéndose con este término a las artes plásticas y especialmente a la pintura, con la que tiene su relación más directa.- En torno a cada una de ellas se refiere a los medios y objetivos que le son propios, así como a los propósitos o contenidos añadidos que pueden desviarlas. En el arte, las sensaciones puras del color y la forma, descargadas de cualquier objeto o valor añadido; sin la mímesis naturista. En la poesía el valor de la palabra, su sonido explícito y su sonido interno; no es preciso narrar historias, ni transmitir ideas; las palabras, agrupadas o no, tratan de tocar directamente al alma.(Maeterlinck). En la música los sonidos, el silencio y el tiempo, (Arnold Schönberg) renunciando a la belleza reconocida y acostumbrada en busca de la autoexpresión. Kandinsky no habla de la arquitectura. Si por asimilación tratamos de determinar qué es arquitectura abstracta haciendo un paralelismo, es preciso determinar cuales son los medios de expresión de la arquitectura, para exigirles toda su fuerza, y descubrir los posible contenidos expúreos que la desvían de su propia intensidad, para evitarlos. La arquitectura es el arte del espacio. Las formas, dimensiones y cualidades del espacio constituyen su capacidad de expresión. La materia constructiva no es esncial, pero su presencia es inevitable, hasta el momento actual, para dar existencia a un espacio. En cuanto a detectar contenidos y valores añadidos que puedan desvirtuar su esencial fuerza expresiva, la cuestión no es tan inmediata. Porque ciertamente, quizá sea más difícil encontrar a qué llamar con propiedad arquitectura figurativa que arquitectura abstracta. ¿qué es arquitectura figurativa?, ¿en qué imita la arquitectura a la naturaleza?, ¿cual es en arquitectura el equivalente al empleo de la mímesis, la figuración, en las artes plásticas? Es preciso analizar un poco el asunto. Para la arquitectura no tiene sentido reproducir formas de la naturaleza, y en cualquier caso este tema es anecdótico o se

reduce a lo estrictamente ornamental. La mímesis de la arquitectura se produce con respecto a sí misma. La arquitectura puede buscar referencias en su propia historia, en modelos y tipos precedentes. Y de hecho así ocurre habitualmente. La arquitectura se imita a sí misma, repitiendo modelos preestablecidos. Estos tipos consagrados, que han entrado a formar parte de la historia de la arquitectura, de su acerbo, de la naturaleza arquitectónica, se han constituido fundamentalmente por dos vías: la utilitas y la firmitas, o en otro lenguaje, la función y la construcción. El contenido añadido en la arquitectura, no es la figuración, sino la utilidad, el uso, la función, que impregna cada edificio convirtiéndolo en un tipo reconocible: un hospital, un teatro, una casa, un ayuntamiento, una biblioteca, no reproducen nada, se reproducen a sí mismos. Un colegio se parece a un colegio, una iglesia a una iglesia, (De hecho nos referimos a las arquitecturas denominándolas por su uso, de modo semejante a como hablamos en pintura de un bodegón, un retrato, un paisaje, etc…). Y también hay repeticiones recurrentes en los sistemas constructivos:

una estructura suele corresponder a un tipo, en relación con el material empleado y la técnica que le es propia, que se retoma en múltiples realizaciones. Estos son pues los objetivos secundarios que pueden enturbiar la pura expresión espacial de la arquitectura. Esta referencia a sí misma podríamos interpretarla como lo que se ha venido a llamar historicismo, recurrencia a modelos del pasado. Arquitectura historicista sí es un término reconocible. Y quizá la frase de la figuración a la abstracción, que a veces se emplea para referirse a la transición estilística hacia el Movimiento Moderno, pudiera tener como alternativa la expresión del historicismo al funcionalismo, recogiendo la circunstancia de que el Movimiento Moderno trata de reinventar los tipos directamente desde la función, en lugar de reproducir los preestablecidos por la historia. Parafraseando a Kandinsky:

La armonía de los espacios debe basarse únicamente en el principio del contacto adecuado con el alma humana Entonces la arquitectura es más pura, más abstracta, cuanto menos determinada está por la funcionalidad, o cuanto más etérea y difusa es ésta. La arquitectura pura se estaría refiriendo solo a las capacidades expresivas y comunicativas del espacio. Y, consecuentemente una arquitectura abstracta, en el sentido definido por Kandisky, sería una arquitectura libre de la servidumbre de la utilidad. en que el espacio solo pretendiera comunicar sensaciones y emociones al alma humana. Y cuyo diálogo con la gravedad fuera también libre, no forzado por la necesidad estática. Además de desnudarse de cualquier añadido ornamental y de perseguir la pureza de la vuelta al origen, a antes de que hubiera cualquier tipo. En arquitectura esto no es muy frecuente. Es tanto o más improbable que la poesía pura en relación con la producción literaria o más aún en relación con todo lo escrito. La inmensa mayoría de los espacios construídos por el hombre lo han sido para un uso, para acoger alguna actividad humana, atendiendo

a necesidades concretas. El costo social y económico de la construcción arquitectónica hacen difícil su producción exclusivamente artística. La sociedad tiene asumida la

referencia de la arquitectura como arte útil. La paradoja o el divorcio entre la arquitectura artística (ociosa, pura, abstracta) y la arquitectura que trata en principio de atender requerimientos sociales, funcionales, constructivos, etc…. Se puede entender que el arquitecto, como artista, hace arquitectura abstracta, libre. El arquitecto pragmático que atiende a la funcion, hace el llamado arte útil, que puede incorporar más

o menos libertad añadida; pero no puede olvidar sus responsabilidades sociales.

"La casa debe agradar a todos, a diferencia de la obra de arte que no tiene por qué gustar a nadie. La obra de arte es un asunto

privado del artista. La casa no lo es. La obra de arte se sitúa en el mundo sin que exista exigencia alguna que la obligase a nacer. La casa

La obra de arte es revolucionaria, la casa es

¿no será que la casa no tiene nada que ver con el arte

y que la arquitectura no debiera contarse entre las artes? Así es. Sólo

una parte, muy pequeña, de la arquitectura corresponde al dominio del arte: el monumento funerario y el conmemorativo. Todo lo demás, todo lo que tiene una finalidad hay que excluirlo del imperio del arte". Adolf Loos ("Arquitectura", 1910)

cubre una exigencia. (

conservadora. (

)

)

Sin embargo, aunque la diferencia cuantitaiva es abismal, hay ejemplos preclaros de arquitectura abstracta lo largo y ancho de toda la historia 6 . A titulo indicativo, recordemos algunos de los más importantes e incuestionables:

Las simbólicas construcciones prehistóricas, Stonehenge. El templo griego, arquitectura libre, que luego queda atrapada en su tipo. Las pirámides de las antiguas culturas, esparcidas por todos los continentes.El Panteón de Agripa, en Roma. En el palacio de Carlos V, en Granada. Machuca realiza una concepción espacial del Renacimiento. Pier Boullée, el cenotafio de Newton, Mies Van der Rohe, integrado ideológica y cronológicamente con el movimiento de Kandinsky, produce algunas de las obras paradigmáticas de la arquitectura universal y de la arquitectura abstracta. Su conocido lema more is less- es un slogan de la abstracción. Y el pabellón de Alemania en la Exposición Internacional de Barcelona, 1929. es una arquitectura-manifiesto de la abstracción. Solo es espacio, fluido, no compartimentado. Sin más tema que su relación con el hombre. Sin otra servidumbre funcional que la de mostrarse al hombre y dejarse recorrer por él. Incluso el condicionante estructural parece estar superado. Los elementos constructivos son puros conceptos geométricos, planos y poliedros, cajas, atentos exclusívamente a la forma, que contribuyen también a establecer un espacio nuevo, irreconocible, no contaminado- La austeridad, total, exhaustiva; la geometría conceptual, limpia, estricta, de todos los elementos a todas las escalas, son cualidades exquisitas, coherentes con los ideales de la abstracción. Pero a mi entender constituyen gestos formales de estilo personal. La esencia de la abstracción reside en el alejamiento de la mímesis, en la ausencia de función y/o la reinvención de los modelos, cuando ésta es protagonista inevitable, (v.gr. la reinvención del espacio de la vivienda- en la casa Farnsworth, 1945-1950.) Y en la liberación de la gravedad a través de la idea. Y, sin embargo, parece que como en tantas ocasiones, se interpreta como contenido fundamental la anécdota formal, externa, de percepción inmediata, en sustitución de la esencia universal, que requiere una lectura más intencionada. La referencia más asumida a arquitectura abstracta suele aplicarse a este lenguaje formal, de geometrías elementales, del movimiento moderno, (coincidiendo aquí con la otra posible corriente, de Worringer), que también se denomina arquitectura racionalista o funcionalista, y que, desde luego, corresponde al momento histórico en que la arquitectura atiende con mayor intensidad a la necesidad y

6 En nuestro entorno inmediato y contemporáneo, en nuestra ciudad, la recuperación de la muralla árabe realizada por Antonio Torrecillas le ha dado ocasión para inventarse un espacio puro, totalmente novedosos e impensable, con una gran fuerza expresiva, intraducible, es decir, ligada indisolublemente a su propio lenguaje y presencia espacial. La casa Chippy de Juan Domingo Santos o El Cubo de La General de Alberto Campo son ejemplos de reinvención y de lucha inconformista con el tema impuesto, superponiendo el puro mensaje espacial a las necesidades funcionales.

la utilidad como protagonistas de los espacios creados. Quizá ésta paradoja, y su posible análisis, es una de las motivaciones de este artículo. La arquitectura del Movimiento Moderno, la arquitectura de la función y el rigor, sería, según este discurso, la menos abstracta de la historia, por ser la menos libre, a pesar de su lenguaje geométrico, austero y depurado, que sí puede dar lugar a imágenes abstractas. Europa se destruye en dos guerras sucesivas, y ésta es la arquitectura necesaria, sin ornamento, funcional y barata, de la reconstrucción La relación de la arquitectura con la libertad de concepción del espacio tiene instantes de presencia en cualquier época; pero nunca hasta el presente ha tomado carta de naturaleza generalizada (como sí ocurrió con las artes plásticas en el siglo XX). El momento de rebelión contra el racionalismo, el posmodernismo, movimiento reaccionario (por reacción) que no tiene ideas ni modelos propios, salvo el afán de recuperación de la libertad, es justamente el momento histórico en que la función y la utilidad se han llegado a considerar como una auténtica degradación en el ámbito de la arquitectura culta. Sin que nadie explicara muy bien por qué, en ese periodo cualquier referencia teórica a la función era sistemáticamente eliminada, suprimida, despreciada, como materia vergonzante. Incluso por los mismos autores que poco antes la respetaran y potenciaran como la utilitas de Vitruvio. Peter Eisenman ha sido pionero y sigue siendo vanguardia en la investigación de la abstracción arquitectónica. Ha desarrollado una amplia teoría para la determinación de elementos y conceptos espaciales y mecanismos operativos para su manipulación sintáctica. Y ha producido gran número de realizaciones. us diez casas iniciales fueron originales ejercicios de manipulación geométrica del espacio. Pero tras la aparición de la herramienta informática, las posibilidades expresivas se han incrementado exponencialmente. Y posíblemente ha sido el primero en la investigación directa de procesos auto-generativos de arquitectura abstracta, buscando incluso borrar la presencia del autor.

….ojalá fuese posible una obra concebida fuera del self, una obra que permitiese salir de la perspectiva limitada de un yo individual, no solo para entrar en otros yoes, semejantes al nuestro, sino para hacer hablar a lo que no tiene palabra, al pájaro que se posa en el canalón, al árbol en primavera y al árbol en otoño, a la piedra, al cemento, al material plástico CALVINO, Italo: Seis propuestas para el próximo milenio

Actualmente la arquitectura ha alcanzado unas cotas de libertad sin precedentes:

libertad conceptual, formal estética, funcional e incluso física y estructural. En cuanto a las aspiraciones artísticas, no hay ningún credo, ningún mensaje prioritario, o excluyente. Ni conceptual ni estético. Todo vale, salvo lo ya conocido y lo obvio. Y la revolución tecnológica, el uso generalizado de la herramienta informática, ha roto todos los límites para la acción: Cualquier forma es posible, por informe que sea; la geometría ya no es precisa. (Ghery). En cuanto al uso y la necesidad, los edificios que forman la imagen de nuestro tiempo son arquitecturas superfluas, de lujo, grandes espacios a los que solo se les pide flexibilidad e indeterminación (Koolhaas). Constructivamente, está ocurriendo la liberación de la materia, la desmaterialización; cada vez es precisa menos cantidad de materia para definir un espacio,.(Toyo Ito ). Y la evolución en las cualidades de los materiales y las técnicas hacen que ningún planteamiento estructural resulte increíble o inviable. Se puede imaginar todo y todo lo que se puede imaginar se puede construir. Esto constituye, sin duda, el momento más

libre de la historia de la arquitectura. La ampliación de los límites de acción y la ausencia de condicionantes colocan al artista al borde de la abstracción. De haber algún periodo en que la arquitectura abstracta se generaliza y toma o puede tomar consistencia de movimiento artístico capaz de caracterizar una época, socialmente asumido, e históricamente trascendente, es hoy, el presente. Por último, es inevitable tomar conciencia de que la informática y la virtualidad permiten aproximaciones a la utopía del espacio-sensación, sin materia. El ciberespacio. Nox, Carl Chu, Perrella y otros autores están desarrollando su actividad en este ámbito, produciendo espacios sin materia. Como conclusión de este artículo cabe la proposición de referirse como arquitectura abstracta a aquella que solo pretende la mera expresión espacial sin añadir contenidos secundarios. Y la consideración de que la función y la materia, son esos

contenidos, difícilmente soslayables en la arquitectura cotidiana. La liberación de ellos es una utopía cuyo grado de consecución es, al mismo tiempo, el nivel de aproximación

a la abstracción. Y la constatación de que hoy, en virtud de la informática, vivimos el

momento más abstracto de la arquitectura. Sin embargo, no confundir. Arquitectura abstracta es una parte, quizá una esencia, pero no es todo. Aparece conflicto cuando el arquitecto quiere convertir en ocasión esencial lo que solo es una atención cotidiana a la vida. Se trata de un tema de pureza, esencia, y, secundariamente, adecuación de nombre, no de exclusividad ni de

anatema. Las imágenes figurativas son útiles precisas y preciosas. Las Meninas o el Guernica son cimas de la expresión humana. Los textos racionales y transitivos son absolutamente necesarios y pueden ser tan hermosos como Hamlet, El Quijote o la Teoría de la Relatividad. Las armonías de Bach continuarán proporcionando placer mientras la humanidad exista. Y sería una estupidez menospreciar las catedrales góticas

o La Alhambra o la reciente T4 del Aeropuerto de Madrid. La arquitectura útil es imprescindible y abrumadoramente mayoritaria, atiende a proporciona felicidad de uso y con frecuencia es muy bella. Pero quizá sea esclarecedor denominar arquitectura abstracta a la arquitectura púramente poética, cuyo único motivo es que las almas, desnudas, se comuniquen mediante el espacio en que habitan. Y puede que algunas veces sea positivo deslindar estos objetivos.

Granada, 2006 Miguel Angel Graciani

ARTE, ABSTRACCIÓN Y ARQUITECTURA. ARQUITECTURA ABSTRACTA

BIBLIOGRAFIA

CALVINO, Italo.- Seis propuestas para el próximo milenio. Siruela: Madrid, 1990 CAPITEL, Antón y BALLESTEROS, José, “Dominique Perrault, hacia una arquitectura de la abstracción.”; Entrevista- PASAJES 05. Madrid: américa ibérica, 1999 CONDE, Yago; Arquitectura de la indeterminación; Barcelona;Actar; 2000 EISENMANN, Peter.- “Procesos de lo intersticial". El croquis 83. Madrid, 1997 FERNANDEZ GARCIA, Javier-De la figuración a la abstracción. Arquitectura en Granada 1950. Tesis Doctoral. Universidad Granada. Departamento Expresión Gráfica. Granada 2004 GRACIANI RODRIGUEZ, Miguel Angel. Exploración en los márgenes de libertad de la creación arquitectónica. Granada. Universidad de Granada. 2005

ITO Toyo, Escritos. Murcia. Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos . 2000 KANDINSKY, Vasily.- De lo espiritual en el arte. Munich R. Piper & Co. 1912. Barcelona: Editorial Labor S.A., 1952 LAO TSÉ,. El libro del sendero y de la línea recta. China, Siglo V a.c.

LOOS,

MONTANER, Josep María. “Geometría y naturaleza”. PASAJES 08. Madrid: américa ibérica, 1999

MONTANER, Josep María.- “Modernidad, vanguardias y neovanguardias”. El croquis 76. 1995 STEELE, James. Arquitectura y revolución digital Barcelona. Editorial G. Gili. 2001 VIRILIO, Pau.- La máquina de visión;. Madrid: Ediciones Cátedra S.A., 1989

VIRILIO, Pau.- El cibermundo, la política de lo peor. Madrid: Ediciones Cátedra S.A., 1997

V.V.A.A

WORRINGER, Wilhelm., Abstracción y Einfühlung (1908) WORRINGER, Wilhelm.,, Problemática del arte contemporáneo (1948).

Adolf.

.Arquitectura 1910

-Peter

Eisenman.(Monografía).El croquis 41. Madrid,1989

ARTE, ABSTRACCIÓN Y ARQUITECTURA. ARQUITECTURA ABSTRACTA

RESUMEN

Desde Kandinsky, se denomina arte abstracto a la expresión artística pura, sin contenidos o mensajes añadidos. En el caso de la pintura, el lenguaje es el color, liberado de representaciones figurativas. En este artículo se plantea que, por analogía, se podría denominar arquitectura abstracta a la concepción espacial que solo atiende a objetivos artísticos, descargada de servidumbres funcionales y estructurales.

ABSTRACT

From Kandinsky abstract art to pure the artistic expression is denominated, without added contents or messages. In the case of the painting, the language is the color, released of figurative representations. In this article one considers that, by analogy, abstract architecture to the space conception could be denominated that single takes care of artistic objectives, unloaded of functional and

ARTE, ABSTRACCIÓN Y ARQUITECTURA. ARQUITECTURA ABSTRACTA

IMAGENES

15

Los ocho dibujos de Kandinsky que ilustraban la primera edición de De lo espiritual en el arte

Los ocho dibujos de Kandinsky que ilustraban la primera edición de De lo espiritual en el
17
18
19
20
21
22
23
Kandinsky 24

Kandinsky

Chillida 25

Chillida

Pollock pintando 26

Pollock pintando

Pollock pintando 26
Pollock pintando 26
Pierre Boullée. Cenotafio de Newton 27
Pierre Boullée. Cenotafio de Newton 27
Pierre Boullée. Cenotafio de Newton 27

Pierre Boullée. Cenotafio de Newton

Vladimir Tatlin Proyecto de monumento para la Tercera Internacional 28

Vladimir Tatlin Proyecto de monumento para la Tercera Internacional

29
29
29
30
30
31
31
32
33
La caverna Ghery 34

La caverna

La caverna Ghery 34

Ghery

35

35

36
37

ANTONIO JIMENEZ TORRECILLAS

ANTONIO JIMENEZ TORRECILLAS 38

JUAN DOMINGO SANTOS

JUAN DOMINGO SANTOS 39

ALBERTO CAMPO BAEZA

ALBERTO CAMPO BAEZA 40