Está en la página 1de 3

Entre otras cosas, lo anterior también ha implicado para las mujeres, alcanzar

conciencia política a través de las ideas, acciones y organizaciones constituidas
sólo por el poder y la cultura masculina, y en sus términos, sus valores, su
lenguaje, sus formas de organización. A partir de estas formas de ser y de
querer ser (valores) se va a establecer lo que es apropiado y bueno para las
mujeres y lo que es peor: lo que es posible para las mujeres.

El problema de este ser "narrado desde afuera", es que ha determinado las
modalidades de la participación política de las mujeres y también incide en la
aceptación, de parte de éstas, de las formas de su participación en las
organizaciones. Y, generalmente estas formas son: las mujeres constituimos
bases de apoyo; complementariedad en las labores de la política; realización
obediente de las instrucciones de la directiva y de la jerarquía y por último ~en
algunos momentoS de la historia- se les ha asignado también el rol de
constituirse en movilización explosiva o detonante, de algunas reivindicaciones
ligadas a la problemática de la familia, de la relación madre-hijo,

Por enconces, leímos paralelamente a nueseras reflexiones, que lo personal es
polúico y experimen. tamos la necesidad de relacionar, de reintegrar lo
personal y lo político.
8. En ese momento teníamos más claro ya que "lo mujer" era una "unidad
compleja" producto de una confluencia de diversas estructuras: productivas,
reproductivas, políticas e históricas y que el gran problema era, y había sido, el
problema de la domes· ticidad de las mujeres. Problema que a todas nos
pesaba (no sólo a las obreras y campesinas) y q~e nada -que hubiéramos leído
o escuchado- habla sido dicho sobre nosotras en ese plano, desde las ciencias
ni desde la política
"todo lo que es real es racional", (lo que significa para los marxistas una
invitación a comprender el curso de las cosas y a modificarlo al entenderlo)

El hombre y la mujer contemporáneos, como sostiene Mailer, 1 1 a partir de la
Segunda Guerra Mundial, saben que culquier opinión, toma de posición
ideológica o condición biológica o racial por "naturaJ", inocente o aceptada que
resulte en un momento histórico, en un segundo momento puede constituir un
síndrome, un estigma, una "marca en la frente" que indique su "culpa" y su
merecimiento de castigo (cadalso~ hoguera, prisión, caza, relegación o exilio)
Como sostiene Faletto: 12 "lo definitivo en la existencia de un movimiento
social, es más lo que se propone que lo que es". En este sentido, se puede

surge desde la conciencia de la opresión. propias carenClas. como tal. constatamos la enonne diferencia entre los "postulados formales" y la "vida concreta" y nos dimos cuenta que esta comparación nos llevaba a la rebeldía y que esta rebeldía era el feminismo. bases militantes y bases electorales. radica en el set'ltido Cl4estionador dearriba~abajo que hace de la estmetura social. y constituyen su proyecto alternativo en un "contra-lenguaje" (ver Foucault). de cómo se resuelva o se plantee la cuestión de la relación entre la lógica patriarcal y la de clases. y segundo. económica. las distancias y ambigüedades en las relaciones de cúpula. ha sido objeto en la sociedad. de iniciar una praxis pública. y -Su sentido no viene desde afuera. a partir de la propia experiencia y a partir de la "constatación" de las . defmidos así los movimientos.en el campo político. Lo que al fin de cuentas significa "relevar" o develar las dimensiones del poder patriarcal inherentes a la división de los géneros sexuales (que como sabemos alude a categorías culturales que defmen los estereotipos masculino y femenino) En Chile. de la doble militancia. Desde una perspectiva feminista es necesario preguntarse qué significa el hacer política desde la condición de género de las mujeres. primero. En este sentido es explicable la preocupación feminista de hoy: a) ¿Serán los partidos aptos para la representación de las "necesidades" de las mujeres. las dificultades de la adecuación ideológica a los nuevos temas y a las nuevas exigencias que se presentan? b) ¿Se constituirá un espacio político donde tengan efectivamente . Ahora bien. una propuesta cualitativa más que cuantitativa "capaz de producir sus orientaciones sociaJes y sus orientaciones culturales. Entonces. el movimiento feminista es apenas emergente y no ha tenido aún el tiempo de teorizar. absolutamente. El momento es delicado porque en él se está resolviendo el futuro y éste dependerá. Esta posibilidad casi "civilizatoria" del feminismo. en el sentido de dar coherencia a los principales problemas expuestos por las mujeres en su actividad práctica.decir que un movimiento social es "una propuesta de cambio social consciente". de la forma de insertarse . En otras palabras. la cuestión es apuntar a cuál es la dimensión política que le corresponde a la naturaleza de la exacción o apropiación o alienación de que la mujer. a partir de su propia actividad y de su propia capacidad de conferir un "sentido" a sus prácticas. reconociéndose. de la situación oprimida y por ello no podemos leerlos ni percibirlos desde el lenguaje del "orden". no es siempre fácil percibirlos porque: -Los movimientos elaboran y están elaborando su identidad. . politica y cultural. Tampoco ha tenido el tiempo de elaborar estrategias en torno al problema de la autonomía.

para negar -o a lo menos empezar a dudar de.representatividad y expresión los movimientos sociales? c) ¿Qué están expresando estas nuevas dimensiones? Pienso que la realización de la política es algo más que una referencia al poder del Estado. a las organizaciones institucionales. es cuestionar.la aftrmación de la necesidad vital de la existencia de dos áreas experienciales tajantemente cortadas. repensar la organización de la vida cotidiana de mujeres y de l1ombres. y tan fundamentalmente como lo anterior. a las organizaciones de la economía y a la dialéctica del ejercicio del poder: es también. la de lo público (político) y la de lo privado (doméstico). que sacraliza estereotipadamente ámbitos de acción excluyentes y rígidos tanto para los hombres como para las mujeres .