Lugares mágicos

EL MENSAJE
El significado de los pozos
sagrados en el Reino Unido

Gilsland Sulphur Spring
(Cumbria, Inglaterra).

30

DEL AGUA
Diversos cultos relacionados con el agua se extienden no solo por Inglaterra, sino
por todo el Reino Unido, la Península Ibérica y otros puntos de Europa y del planeta.
No en vano, las fuentes de agua, a lo largo de la Historia, siempre han sido sagradas,
reverenciadas, respetadas, de una importancia espiritual vital para el ser humano.
por Álex Guerra Terra
no de los más intrigantes vestigios del pasado de Reino Unido son
los pozos sagrados y
manantiales curativos (“holy
wells” y “healing springs”), de
origen celta la mayoría, que
han sido reutilizados hasta la
actualidad. Objeto de escasas
investigaciones, su origen y
función se hallan aún rodeados de leyendas que los asocian con espíritus guardianes
paganos, santos cristianos, hadas, brujas, monstruos, fantasmas y todo tipo de criaturas de
otros mundos.
No obstante, no es un fenómeno exclusivo de Inglaterra,
pero los neblinosos bosques
británicos presentan una inquietante concentración de
ellos y una extensa variedad
de extrañas leyendas, ritos y
ceremonias aún vigentes, que
los mantienen en la bruma del
misterio. Entrevistamos a una
chamana (o Seer) que los frecuenta y conecta con los espíritus que los habitan, y nos cuenta sobre su historia y la energía
contenida en sus aguas, así
como su importancia para el
futuro del planeta.

ED HENDERSON

U

31

ROSS B. PARISH

ROSS B. PARISH

Lugares mágicos

St Christophers Well (Denton, Inglaterra).

Pequeñas estructuras de las que
emerge agua desde el subsuelo,
como una especie de fuente, son aún
hoy en día reverenciadas, tanto por
creyentes paganos como cristianos,
y poseen un especial significado en
el área donde se encuentran, sea en
forma de un nombre particular, asociado a una leyenda, a un ritual o a
una ceremonia y, por supuesto, a la
atribución de cualidades sanadoras
a través de la presencia de determinados espíritus guardianes.

CULTOS ANCESTRALES
El exacto origen del uso de los pozos
y los manantiales es difícil de determinar, y muy pocos estudios arqueológicos se han hecho al respecto. Pero
la toponimia ayuda a aclararlo, en
parte, en algunos enclaves, así como
los restos asociados hallados de forma fortuita la mayoría de las veces.
Lo que es innegable es que en todas
las grandes culturas podemos encontrar leyendas que manifiestan la importancia vital del fluido madre por
excelencia, fuente especial de poder,
y la costumbre ancestral en el uso de
pozos y manantiales sagrados con
propiedades curativas o sanadoras.
32

Interior de St. Christophers Well.

Según el Corán, “el agua es fuente de toda vida” y para Taittiriya
Samhita “el agua es el más grande
sustentador; por ende, es como una
madre”. Ya en época contemporánea, dijo T. S. Elliot en referencia
al río Mississippi: “No sé mucho de
dioses, pero creo que el río es un vigoroso dios pardo”. Y la más vigorosa de entre todas las divinidades
era, sin lugar a dudas, la protectora
de manantiales, ríos y arroyos, que
hunde sus raíces en la Diosa-Serpiente del Paleolítico Superior y la
Diosa-Pájaro del Neolítico europeo
y del Oriente Próximo, que daba
vida, muerte, y vida otra vez.
Esta era la diosa de la regeneración,
la fuente proveedora del agua que da
la vida, y se convirtió en la de manantiales, ríos, arroyos y otros medios
acuáticos no solo en Europa, sino
también en Irán, India, China y muchos otros pueblos de la Antigüedad,
donde tuvo continuidad hasta tiempos históricos (Mesopotamia, Egipto, Grecia), con diferentes nombres.
Pero sería interminable enumerar las
diversas civilizaciones con leyendas
muy parecidas. Desde Japón a Escandinavia, desde las llanuras ame-

ricanas a la India... los mitos hablan
de lo mismo y el agua era tratada con
profunda reverencia, utilizada en ceremonias y rituales religiosos como
medio de purificación, curación y renovación. ¿Por qué? ¿Tal vez porque
poseen un fondo de verdad? Nuestra
entrevistada, Julia Wind Singer, una
chamana británica, nos habla sobre
ello (ver página 39).

LAS DIOSAS-NINFAS DEL AGUA
En la mitología de los antiguos
griegos, se puede ver la primordial
importancia del agua en el proceso
de creación de dioses y seres humanos. Hesiodos escribió ya en el
año 700 a.C. que, al principio del
mundo, del caos existente nació la
Tierra de amplios pechos, llamada
Gaia, quien parió después al Mar
y a los siete gigantescos Titanes,
siendo el mayor de ellos Okeanos,
que era considerado por los griegos como el agua primigenia. Con
su hermana Thetys tuvo Okeanus
seis mil hijos: todos los manantiales, arroyos, ríos y lagos alrededor
del mundo, cuyo espíritu está aún
presente en todas esas fuentes de
agua.

ROSS B. PARISH

ROSS B. PARISH

St. Helen Well (Inglaterra).

Ann’s Well (Lincolnshire, Inglaterra).

En los manantiales vivían las
náyades, bellas y jóvenes ninfas
acuáticas que, a diferencia de las
nereidas –las ninfas marinas hijas
de Nereus–, tenían su residencia
en cursos de agua dulce, y dotaban a fuentes y manantiales con

singulares propiedades curativas
y de carácter profético. Cualquiera que realizara ofrendas a estos
acuáticos lugares con humildad y
sinceridad podía obtener una respuesta apropiada a sus problemas
o dilemas.

Y en la espléndida imaginación de
Homero (aunque datos arqueológicos de los últimos decenios prueban
que muchos de sus relatos tenían
un fondo histórico), los ríos podían
incluso atender a las reuniones,
como lo muestra un pasaje de la

El origen del paganismo

Circe Invidiosa,
de John William
Waterhouse.

Fue en el siglo IV
cuando se comenzó
a extender el
paganismo. La razón
es muy sencilla: las
imposiciones de
la Iglesia católica
fueron rápidamente
conocidas y extendidas
en las ciudades, pero
tardaron mucho más
en llegar a las zonas
rurales y aldeas, que
eran llamadas pagus,
y sus habitantes, los
aldeanos, paganus. Al
ser desconocedores de
las nuevas imposiciones

religiosas o –en no
pocos casos– remisos a
acatarlas, todos aquellos
que se encontraban
fuera del cristianismo
comenzaron a ser
conocidos como
paganos. El cristianismo
se convirtió en la
religión oficial y
obligatoria al inicio de la
decadencia del Imperio
Romano, en época del
emperador Constantino
I, quien mandó
sustituir gradualmente
todas las fiestas y
conmemoraciones que

se practicaban hasta
entonces, así como a
sus dioses. Se empezó
a venerar imágenes
que muchas veces se
parecían físicamente
a las anteriores, pero
cuyo significado
había sido modificado
totalmente. De modo
que, hoy en día, y ya
hace siglos, se utiliza
el término pagano
para hacer referencia
a las celebraciones y
tradiciones anteriores
al cristianismo, y a sus
seguidores y divinidades.

33

Lugares mágicos

Ilíada (20.4-9) donde Zeus pidió
a Themis que llamara a todos los
dioses del Olimpo a asamblea, y
le recalca que “ninguno de los ríos
puede estar ausente, excepto Océano,
ni ninguna de las ninfas que habitan
los hermosos bosquecillos y las fuentes de nacimiento de los ríos”, bello y
bucólico mundo que tanto gustó de
pintar Waterhouse.

34

ROSS B. PARISH

St. Cutherberts Well (Durham, Inglaterra).

ED HENDERSON

ROSS B. PARISH

Fuente en el interior de St. Helen Well (Inglaterra).

Chislehurst Caves (Inglaterra).

Sancreed Well (Penzance, Inglaterra).

RUTH KENYON

ED HENDERSON

En el panteón celta llama la atención
la cantidad de divinidades femeninas y tri o multi-funcionales que
existían, incluso las de la guerra, la
destrucción o la furia en las batallas
lo eran, y en la mitología y la iconografía existen claros testimonios
de la neolítica Diosa-Pájaro: Coventina, Danu, Morrigan, Marne
o Alauna (dependiendo de la zona
geográfica, adopta numerosos nombres). La diosa-ninfa céltica de los
manantiales, ríos y arroyos poseía
asombrosas cualidades para curar,
remediar o aliviar un sinnúmero de
dolencias y enfermedades, así como
para proveer fortaleza y bienestar
general, y ofrecer indicaciones sobre temas futuros, principalmente
sentimentales o amorosos.
Por otra parte, numerosos pozos
de los bosques británicos llevan, y
aquí es la toponimia la que nos echa
una mano, nombres de deidades
noruegas, como el dios del océano,
Aegir o Eagre.
En el río Trent, una ola que va
contracorriente y llega hasta Gainsborough (Lincolnshire), se llama
Aegir, aunque algunos autores afirman que el nombre procede del
dios danés Oegir el Terrible. Antiguamente, se hacían sacrificios de
animales a la ola para calmar su
furia, pero ya a principios del siglo
XX, solo se tiraba un trozo de plata.
Actualmente bastan unas monedas.
Otros apelativos remontan a dioses daneses como Thor, cuyo nombre aparece con alguna modificación en varios pozos y manantiales,
como Thirspitts (Waltham), Threshole (Saxilby) o Thuswell (Stallinborough), todos ellos en Lincolnshire. Kell Well (Walcot) y By-Well
(West Lindsey), ambos en Lincolnshire, también heredaron sus nombres de pobladores daneses.
Muchos de estos sitios se relacionan con días patronales o fiestas pa-

ROSS B. PARISH

AGUAS SAGRADAS DE INGLATERRA

Prendas colgadas en un árbol sobre un manantial curativo.

Kell Well (Walcot, Inglaterra).

ganas (cristianizadas) de tradición
gaélica-celta: Imbolc (1 febrero),
Beltane (1 mayo), Lughnasadh (1
agosto) y Samhain (1 noviembre).
En ocasiones es la arqueología la
que nos acerca un poco más a los
orígenes de estos pozos. Vestigios
romanos y celtas se hallan en sus
proximidades, asociación que resulta significativa a la hora de realizar interpretaciones. Pozos como
St. Helen’s Well, St. Margaret’s
Well (Lincolnshire), Lady Well,
Winterton’s Holy Well (cerca de
Ermine Street) y St. Pancras Well
(Scampton) se hallan muy próximos a restos romanos, lo que permite establecer estas asociaciones.

POZOS SAGRADOS DE AGUAS SANADORAS
Si se viaja por Inglaterra en coche
introduciéndose en pequeñas carreteras que conectan las diferentes
villas y condados, es muy posible
sorprenderse ante la visión de un
árbol o arbusto cargado de trapos y
prendas de vestir que penden de sus
ramas. Se trata de una señal inequívoca de que estamos muy cerca de
un pozo o un manantial sagrado de
aguas curativas o sanadoras.
El culto a los pozos sagrados no
se ha extinguido en absoluto. Es
notorio el arraigo de los antiguos
cultos y rituales animistas que perduran en esta parte de Europa. Los
habitantes locales, gentes rurales de
las antiguas regiones célticas, conservan, entre otras tradiciones ancestrales, la que consiste en llevar
una prenda de ropa, o más comúnmente un simple trapo, sumergirlo
en la fuente de agua, frotarlo en el
área afectada por la dolencia que
se desea sanar, con la mayor humildad, modestia y respeto posibles,
y colgarlo sobre un árbol o arbusto cercano. En algunos manantiales, como el de St. Celynin (North
Wales), la tradición consistía en posar la ropa de los niños enfermos en
la superficie del agua, y si la prenda se hundía, ello quería decir que
el niño moriría. Actualmente, en
algunas épocas del año se pueden
observar algunas chaquetas infantiles colgadas del muro que circunda
la iglesia cercana al manantial, por
lo que es probable que la tradición
perviva entre algunos lugareños.
Hay que tener en cuenta que la
cualidad sanadora del agua es tra-

También en la Península Ibérica
Un número
substancial de
antiguas tradiciones
relacionadas con
manantiales y
pozos sagrados
que datan de la
época pre-romana
ha sido registrado
en la Península
Ibérica. Está bien
documentada la
importancia y la
extensión que tuvo
este tipo de culto en
la antigua Gallaecia
pre-romana. Ya el
conocido Martín
Almagro Gorbea
incide en el origen
céltico y el “poder
curativo de fuentes
santas”, y Eladio
Rodríguez señala
las creencias y
las supersticiones
comunes en la
antigua Galicia, en las
que las aguas tenían
un culto que califica

como tradicional
y general. Para los
aldeanos gallegos “as
augas son salutíferas,
beneficiosas, prolíficas
e ata sanadoras. (…)
O pobo galego cría,
e ainda cree, que
dentro das augas hai
seres sobrenaturais
o espíritus...”. Dos
autores gallegos que
han tratado también
en profundidad este
tema del culto al
agua en Galicia son
Bouza-Brey Trillo
y Xesus Taboada
Chivite. Por su parte,
Tenreiro Bermúdez
describe una serie
de “antiquísimas
fontes santas que
provienen de la era
pagana”, donde aún
suelen “aparecer”
a veces las mouras,
y que están ahora
asociadas a una
Virgen o “patrona”.

dicionalmente más intensa en determinados días del año, como por
ejemplo el día de San Juan en el St.
John’s Well (Nottinghamshire), o
especial para determinadas dolencias, como en St. John the Baptist
Well (Surrey), que contiene mucho
hierro, lo que según la tradición es
mágico para la sanación de problemas de la vista. Curiosamente, el
trabajo en piedra de este pozo es de
sarsen, una roca local utilizada para

Cuba señala que en
Galicia se cree que
las aguas de esas
fuentes o manantiales
“curan, limpian,
fertilizan, purifican”.
Y añade que aún en
el siglo VI las gentes
“facían sacrificios nas
fontes... e botaban
na auga ofrendas
de pan e viño... As
fontes tiñan daquela
e seguiron tendo
unha extraordinaria
dimensión e unha
consideración que as
eleva a categoría de
seres con propia vida,
dotados dunha forza
vivificadora que dun
xeito marabilloso se
expande e transmite
enerxía reparadora
e creadora”. Esta es
exactamente la misma
visión acerca de las
fuentes existente en
Inglaterra y otras
regiones célticas.

levantar muchas de las iglesias medievales de la zona, pero también,
por ejemplo, en Stonehenge.

DESEOS Y PREDICCIONES
El fondo de algunos pozos brilla
al recibir la luz del sol, debido a la
gran cantidad de monedas modernas, pero también algunas antiguas
a juzgar por su tono ya verdoso, que
yacen en ellos, sugiriendo que también fueron y siguen siendo utili35

POZOS.indd 35

16/11/15 12:24

RUTH KENYON

GLENN REDWOOD

Lugares mágicos

Pozo sagrado en Nottinghamshire (Inglaterra).

St. Anthony Well (Bream, Inglaterra).

zados como “pozos de los deseos”.
Reconociendo el poder de sus aguas
milagrosas, custodiadas por algún
espíritu guardián pagano o santo
cristiano, cientos de personas acuden a ellos cada año. Un ejemplo
es el St. Christopher’s Well (Greater
Manchester), sobre el cual fue construida una casa de té entre 1926 y
1927, bajo la que quedaban entonces
algunos restos de una capilla y una
casa de verano anteriores, lo que
refleja la importancia de sus aguas.
Hoy en día poco pervive de aquellas
edificaciones, sin embargo, el pozo,
una estructura sencilla, aparece señalado en los mapas como un lugar
con restos históricos importantes.
Muchas veces no solo monedas
pueden encontrarse en sus fondos,
sino también antiguos broches femeninos (como en el Pisky Well),
en ocasiones asociados con deseos
formulados a las hadas, seres muy
venerados entre los habituales de
las aguas sagradas, y a las que las
mujeres solían pedirles predicciones de amor y mejora de la suerte
en la cría o concepción.
Sea cual fuere el verdadero motivo por el cual se arrojaban broches
y monedas al fondo de los pozos
sagrados, parece ser una reliquia
del pasado pagano, una costumbre
que viene de tiempos prehistóricos,
cuando se arrojaban ciertas armas
en áreas rituales como objetos votivos, tal como podemos observar
en la leyenda artúrica, cuando la

dama del lago recupera la poderosa
Excalibur, escena que recuerda, por
supuesto, la memoria de las tradiciones celtas de estas regiones y que
tan bien interpretó Waterhouse en
sus lienzos. Muchos de los objetos
encontrados en el fondo de estos
pozos fueron datados entre los siglos II a.C. y I d.C., algunos de hermosa hechura y claramente ceremoniales, que eran depositados seguramente como preparación para
la vida después de la muerte.

36

¿Sabías que...
...el número de pozos
sagrados fue estimado en
Irlanda en 1895 en más de
3.000, y descrito como muy
numeroso en Inglaterra y
en el País de Gales, donde
fueron censados 1.170? Los
investigadores Janet y Colin
Bord describen 200 pozos
sagrados que aún hoy son
frecuentados en Gran Bretaña
y en Irlanda, y calculan que
en el pasado hubo al menos
2.000 de ellos en Inglaterra y
1.200 en Gales.

HADAS, BRUJAS Y FANTASMAS SIN CABEZA
Las hadas son habitantes frecuentes
de los manantiales, y muchos cuyos
nombres proceden del hada Puck
(Pisky, Pixy) son muy comunes en
Inglaterra. En no pocos casos, se
asocian a leyendas de fantasmas y
apariciones espectrales, como la
de la famosa Jenny. En el condado
de Lincolnshire, por ejemplo, muchos pozos se llaman de esta manera debido a que en el Stanny Well
(Hibbaldstow, Lincolnshire) un personaje local, Jenny Stannywell, se
ahogó en esas aguas, y según cuenta la leyenda, su espectro aparece a
menudo llevando su cabeza de largos cabellos bajo el brazo. Otros dos
pozos sagrados poseen leyendas de
espectros femeninos en el condado,
aunque las cabezas que portan son
a la moda ortodoxa, por lo que su
existencia es de dudosa antigüedad.
Uno de los más notables pozos relacionados con esta leyenda es el

GLENN REDWOOD

GLENN REDWOOD

Además de sus propiedades curativas, un paseo por estos pozos ingleses aporta calma y serenidad. Sobre estas líneas, dos imágenes de St. Anthony Well.

que se encuentra en el interior de la
Chislehurst Cave. A veces la criatura va remando en un plato de té con
cucharillas como remos, otras tiene
un solo ojo o la forma de un perro,
como aparece en la tradición oral
de algunos sitios de Lincolnshire,
como el Bonny Well.
En el Pilford Bridge, que se halla
sobre una corriente de agua (río Ancholme), la tradición cuenta que el
fantasma de una bruja quedó atrapado en una olla de hierro. Aunque
no se sabe dónde está esta olla...

DE ESPÍRITUS GUARDIANES A
El estudio de las aguas sagradas
resulta, sin duda, una intrigante
ventana, bastante desconocida, al
misterioso mundo celta, en el cual
el agua tenía un muy especial significado. Pero la adoración espiritual
al agua intentó eliminarse de Europa con el nacimiento del cristianismo, que la consideraba paganismo, un acto de abominación. En el
II Concilio de Arlés, alrededor del
año 452 d.C., un canon declaraba:
“Si en territorio de un obispo hay
infieles que encienden antorchas o
veneran árboles, manantiales o piedras, y aquél no se aboca a abolir
dicho uso, debe saber que es culpable de sacrilegio”. Igualmente, en
el año 960 d.C. el rey sajón Edgar
emitió un decreto en el que se exigía que “cada sacerdote promueva
industriosamente el cristianismo,

SCOTT IRVINE

SANTOS CRISTIANOS

Pozo cerca de Church Ope Cove (Portland, Dorset, Inglaterra).

37

PORTABLE ANTIQUITIES SCHEME

PORTABLE ANTIQUITIES SCHEME

Lugares mágicos

Ampulla de época medieval asociada al culto de Nuestra Señora de Walsingham, utilizada para
recoger agua de un pozo sagrado de Hampshire (Inglaterra).

Parte de un broche de época romana como los que se solían arrojar a los pozos sagrados para pedir
deseos. Gloucestershire (Inglaterra).

“La Dama de Shalott” (1888) , John William Waterhouse.

extinga el paganismo y prohiba la
adoración de manantiales”.
Edictos como estos siguieron
emitiéndose hasta bien entrado el
siglo XII, pero aún en el XV, los secretarios diocesanos de la catedral
de Hereford aprobaron un decreto
para prohibir la adoración de manantiales y otras fuentes de agua de
Turnaston (Inglaterra). Sin embargo, el pueblo jamás dejó de tener
una fe profunda en la santidad y
magia del agua, y con el fin de proteger los rituales sagrados, los convirtió en cristianos (realizando sincretismo religioso), incorporando
los rituales cristianos a las antiguas
38

costumbres, que en realidad nunca
fueron abandonadas.
Solo basta rascar un poco la superficie de las estructuras cristianas para
percibir los antiguos ritos paganos.
El bautismo y el lavado de manos en
las pilas bautismales son ejemplo de
ello, y las iglesias construidas encima
o cerca de manantiales de aguas sagradas también lo son.

EL LADO OSCURO: MONSTRUOS Y OTRAS
CRIATURAS

La magia de las aguas sagradas está
casi siempre asociada al amor, a la
bondad, a los seres de luz extremadamente bellos y bondadosos. Sin

embargo, en algunos pozos, ciertas
fuerzas oscuras, peligrosas e impredecibles acechan. Shuk, un feroz
perro negro, aunque es descrito en
las leyendas no como un perro, sino
como una criatura de otro mundo,
habita una buena cantidad de estos
pozos y manantiales. El Bonny Well
(Lincolnshire) es uno de ellos y, según las leyendas, vive en un agujero
y aparece a medianoche para beber
agua, atemorizando a los vecinos.
Asimismo, los pozos cuyo nombre procede del monstruo pagano
noruego Nicker (Knucker, Nikor o
Nicher) están casi siempre asociados con leyendas que hablan, por
ejemplo, de dragones que aterrorizaban los bosques y secuestraban
doncellas. En Sussex, el dragón secuestró a la hija del rey del condado,
quien ofreció la mano de la joven a
quien pudiera rescatarla y matar al
dragón. En Westbere, Canterbury
(Kent), Edgefield, Melton Constable
(Norfolk) o Lincoln (Lincolnshire)
se cuentan las mismas historias.
Leyendas, por otra parte, de un inquietante parecido a las de otros
puntos muy alejados del planeta.
En algunos pozos, hasta el mismísimo Satanás vive en sus profundidades, atormentando a todos aquellos
que los utilicen sin dejar limosna,
como es el caso de Monk’s Well (Liverpool).
Estas connotaciones negativas de
algunos sitios con aguas sagradas podrían ser reminiscencias de terribles
sucesos luctuosos del pasado que
también habrían permanecido en la
memoria de las aguas.

Entrevista a Julia Wind Singer, Water Seer
Julia Wind Singer nos ayuda a entender mejor el
significado de los pozos y los manantiales sagrados
y curativos, y nos descubre cuál es el mensaje de los
seres que habitan los medios acuáticos.
–¿Qué significa exactamente Seer? ¿Es lo mismo
que chamán?
–Los seres de otros reinos, como las hadas, me
llaman de esa forma, Seer, que hace referencia a
alguien que podía ver el pasado y el futuro y que en la
antigüedad era consultado por la gente que necesitaba
consejo. Pero las hadas gustan del juego con las
palabras y son perspicaces e inteligentes, y las palabras
tienen usualmente doble significado para ellas. En este
caso, ellas también me llaman Seer porque yo puedo,
“literalmente”, verlas (“see”, de “to see”, ver en inglés).
Es un juego, una broma. El significado es el mismo,
pero prefiero el término Seer. No me siento cómoda
con el término “chamana”, pero tengo las mismas
capacidades que los llamados chamanes en otras
partes del mundo, en cuanto a la posibilidad de viajar
entre y hacia otros reinos (o dimensiones).
–La Naturaleza entonces te proveyó de un don:
el de poder comunicarte con antiguos espíritus
y seres de otros mundos o dimensiones. Cuando
hablas sobre un espíritu de un manantial, y
comentas que te cuentan su historia, haces una
diferenciación entre “history” y “her-story”.
¿Quieres decir con ello que los espíritus que
habitan los manantiales son femeninos?
–Digo “her-story” para “reajustar” el balance entre
energía masculina y femenina, y poner atención en
este desequilibrio. En estos momentos se necesita
en la Tierra más energía femenina, más compasión
amorosa. Usualmente los espíritus del agua que se
acercan a comunicarse conmigo tienen la apariencia
de un ser femenino y son todos, sin excepción,
extremadamente hermosos, cándidos, gentiles y
amables. Lo que yo te puedo decir es que las aguas de
esta tierra son la energía viviente que fluye de la Gran
Madre. Y ella es amor puro. Como seres humanos,
nosotros nos sentimos atraídos por el agua. En el
fondo todos sabemos que hay algo sagrado en ella.
–Casi todas las leyendas que hablan de espíritus,
espectros o fantasmas en los manantiales se
refieren, justamente, a espíritus femeninos,
normalmente de una mujer joven de largos
cabellos, que porta su cabeza bajo el brazo. ¿Está
esta leyenda relacionada realmente con el pasado
de estas aguas sagradas?
–Todas las aguas son sagradas y todas tienen
memoria e información. El agua es un ser vivo.
Los sitios de aguas sagradas son lugares que un
Maestro o gran ser, como un santo, ha impregnado
con su energía. Como humanos, tendemos a pensar

ANGELA RIXON

“Todas las aguas pueden curar y tienen memoria”

en “tiempo lineal”, pero, en realidad, el tiempo no
existe. La energía en esos sitios de aguas sagradas
continúa fluyendo exteriormente como el tañido de
una campana que nunca deja de sonar. En respuesta
específica a tu pregunta, si algo le sucede a una joven,
como en la historia que me acabas de describir,
entonces su energía y el evento que tuvo lugar
permanecerá en el sitio con agua, que tiene memoria.
Si es un evento no placentero, entonces un chamán
o un curandero, o alguien con buena intención y
corazón amoroso, puede trabajar con esa energía para
curarla y dejarla ir.
–¿Es cierto que algunas de estas aguas sagradas
poseen cualidades sanadoras a través de los
espíritus guardianes que las habitan?
–Sí, por supuesto. Todas las aguas pueden curar
y tienen memoria. Los espíritus son seres de amor
y desean lo mejor para los seres humanos, así que
a través de la energía del agua son capaces de sanar
ciertas enfermedades, en ciertas épocas del año, y
en condiciones adecuadas. De hecho, son felices
cuando nosotros nos comunicamos, o intentamos
comunicarnos, con ellos. Su valor, el valor de las
aguas sagradas, depende de su función y utilidad
como fuerza vital para animales, plantas, humanos y
ecosistemas. Cuando hay contaminación estos seres
no pueden vivir y la calidad de la vibración del agua
se degenera. En los últimos dos milenios han estado
básicamente desconectados de nuestro mundo porque
dejamos de creer en su existencia y de cuidar sus
hábitats. El siglo XXI, afortunadamente, ha traído una
nueva generación con una conciencia diferente, que
intentará recuperar esta capacidad de comunicación
interdimensional a través de la energía del agua.

39

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful