Está en la página 1de 6

Necrosis

La necrosis consiste en una sucesión de cambios morfológicos que siguen a la muerte
celular en un tejido vivo. En general, el termino necrosis se usa para describir las
consecuencias macro y microscópicas de la muerte asociada a una lesión exógena
irreversible. Su manifestación más frecuente es la necrosis coagulativa, que se
caracteriza por tumefacción de la célula, desnaturalización de las proteínas
citoplasmáticas y degradación de las organelas celulares.

El aspecto morfológico de la necrosis es resultado de dos procesos esencialmente
simultáneos:
1. Digestión enzimática de la célula.
2. Desnaturalización de las proteínas.

Las enzimas hidrolíticas pueden proceder de las propias células muertas, en cuyo caso la
digestión se conoce como autolisis, o de los lisosomas de células inflamatorias
invasoras, lo que se denomina heterolisis. Estos procesos tardan horas en producirse y
por lo tanto cuando el infarto de miocardio causa una muerte súbita, por ejemplo, no se
encuentran cambios detectables en las células.

Aunque puede haber alteraciones ultra estructúrales sutiles visibles ya a los 20 a 40
minutos de la muerte de los miocitos y las enzimas procedentes del miocardio pueden
identificarse en la sangre a las 2 horas de su muerte, las características histológicas
clásicas de la necrosis no son evidentes hasta 4 a 12 horas después de tener lugar la
lesión irreversible.

En esta definición se destacan dos ideas: por una parte, el carácter patológico de la
necrosis como la manifestación más grave de enfermedad a nivel celular; por otra, la
base morfológica, dada por los signos de la necrofanerosis, en el reconocimiento de la
necrosis.

es decir la apoptosis que ocurre en la muerte celular normal en los tejidos lábiles. a la microscopía de luz no se conoce ninguna alteración en la célula aún viva que indique con certeza daño celular irreversible conducente a necrosis.La primera idea excluye de la necrosis toda muerte celular que no sea manifestación de enfermedad. tinción granular del citoplasma con colorantes vitales sin tinción del núcleo. Con microscopía electrónica se han descubierto alteraciones que. Se excluye también la muerte celular dentro del proceso de remodelación de órganos en desarrollo. consisten en floculaciones de la matriz de las mitocondrias. según lo muestra la llamada necrosis de reperfusión (véase más adelante). respiración celular (manifestada por consumo de oxígeno) y existencia de un potencial de membrana. se producen en la célula alteraciones morfológicas y funcionales que durante algún tiempo son reversibles si cesa la acción nociva. en los que están sometidos normalmente a un recambio de células. Necrobiosis. Puede considerarse que la célula muere en el momento en que la pérdida de funciones vitales es irreversible aunque cese la acción nociva. es decir. La segunda idea excluye de la necrosis otras formas de muerte celular patológica o apoptosis asociada a condiciones patológicas. como los eritrocitos. así por ejemplo. pues dicha muerte no es manifestación de enfermedad. No abarca tampoco la muerte celular que ocurre en el organismo muerto. indican en la célula viva muerte inevitable. la muerte celular por la que puede producirse una atrofia numérica. llamadas irreversibles. Signos de funciones vitales de la célula son: movimientos celulares (perceptibles con microscopía de contraste de fases). etcétera. que no se manifiestan en los signos de la necrofanerosis. la muerte de células separadas del organismo y producida por la acción de líquidos fijadores. las células de los epitelios respiratorio y digestivo. De hecho. Estas lesiones. . No comprende. por último. las células epidérmicas. como fenómeno cadavérico. necrofanerosis y necrolisis Desde el momento en que actúa una noxa.

por lo general. El concepto de necrobiosis. se observan en el núcleo a los 5 días de ocurrida la muerte celular. la necrolisis. Durante este periodo la célula no muestra alteraciones a la microscopía corriente. 30 minutos en fibras miocárdicas). Con el microscopio de fase contrastada pueden verse algunas alteraciones nucleares a las 2 horas de ocurrida la muerte celular y a las 4 horas: núcleo granular y núcleo con halo brillante. En neuronas necróticas del hombre los primeros signos de la fase siguiente. respectivamente.Necrobiosis Se llama necrobiosis el proceso celular que media entre el momento en que la célula muere y el momento en que se presenta la necrofanerosis. proceso que en ciertas condiciones se acompaña de infiltración de células polinucleares y remoción del detritus celulares por macrófagos. Con el microscopio electrónico se encuentran las primeras alteraciones consideradas irreversibles entre 1 y 2 horas después de iniciada una isquemia experimental en el epitelio hepático y tubular renal y de 20 a 60 minutos en las fibras miocárdicas. sin embargo. se presentan. nació del estudio con microscopía de luz. Necrolisis Se denomina necrolisis el proceso de desintegración y disolución de la célula necrótica. no antes de 6 horas de ocurrida la muerte celular y pueden persistir días o semanas e incluso meses. . Necrofanerosis Los signos de necrofanerosis están definidos claramente con microscopía de luz. con este método de examen la necrobiosis dura 6 a 8 horas. esto es muy poco antes del momento en que parece ocurrir la muerte celular (60 minutos en los epitelios indicados.

En general. como los infartos.19. aunque no corresponda a un infarto.Figura 2. en los infartos. cuando la necrosis alcanza dimensiones adecuadas. por lo tanto. carece de la estructura normal. Se habla de una necrosis estructurada. Los signos que permiten distinguir estas formas son esencialmente macroscópicos y se observan. Esquema de las fases de la necrosis. a. puede haber destrucción de la trama fibrilar. aparece tumefacta. amarillenta. Si la necrosis es extensa. las células comprometidas presentan los signos típicos de la necrofanerosis. como sucede en las necrosis masivas del hígado. . cuando ya hay necrofanerosis. Al microscopio. se reconoce la estructura del órgano por las siluetas de las células y fibras. Formas de Necrosis Clásicamente se distinguen dos formas principales: la necrosis de coagulación y la necrosis de colicuación. Necrosis de coagulación La zona necrótica.

En el cerebro las zonas de cavitación comienzan a producirse en la tercera semana de evolución de un infarto. Está condicionada en particular por características del tejido comprometido. en que es más manifiesta en la substancia blanca. suelen contener además. Imagen macroscópica. A. se trata. No se trata de una forma esencialmente diferente de la necrosis de coagulación. Necrosis de colicuación La necrosis de colicuación se presenta casi exclusivamente en el sistema nervioso central. hemosiderina. miocardio normal. Miocardio con necrosis por coagulación b. .Necrosis de coagulación en corazón. por lo que esos macrófagos reciben el nombre de "corpúsculos gránulo-adiposos". con mayor frecuencia en infartos cerebrales. en forma de gotitas y gránulos. puede ocurrir también en el páncreas como componente de pancreatitis necróticas. producto de la degradación de la hemoglobina fagocitada. que corresponden a la microglía. en cuyos bordes se aprecia al microscopio una intensa actividad macrofágica. aparecen a los cuatro días de evolución. en particular. B. Ellos contienen material graso producto de la desintegración de la mielina. Ello se manifiesta macroscópicamente en la transformación de la zona comprometida en una cavidad. de una necrosis con rápida e intensa necrolisis producida por una intensa actividad enzimática. los macrófagos.

Imagen macroscópica y microscopica.Necrosis colicuativa en cerebro. .