Está en la página 1de 9

|3

Staff
Di­rec­tor: José Natanson
Re­dac­ción
Carlos Alfieri (editor)
Pablo Stancanelli (editor)
Creusa Muñoz
Luciana Garbarino
Laura Oszust
Se­cre­ta­ria
Pa­tri­cia Or­fi­la
se­cre­ta­ria@el­di­plo.org
Co­rrec­ción
Alfredo Cortés
Diagramación
Cristina Melo

presidentes suelen recurrir a diversas
estrategias para atenuar el control de la
justicia, por otro es verdad que los jueces han ampliado su esfera de influencia
hasta abarcar cuestiones que en el pasado hubieran quedado totalmente fuera de su radar: por citar un ejemplo no
kirchnerista, Macri tuvo que desactivar
varios recursos de amparo para poder
aplicar una decisión tan banal como el
cambio de mano de la Avenida Pueyrredón.
Gobierno

Editorial

Este contexto, común a buena parte de las democracias contemporáneas, se conjuga, en la Argentina de hoy, con la situación de normalidad política
y económica que, todo así lo indica, marcará el inicio del nuevo gobierno. En efecto, a diferencia de
los comienzos del alfonsinismo, el menemismo y
el kirchnerismo, el próximo presidente no asumirá
en medio de un vacío pro-refundacionista sino en
un escenario económico que, por más problemas
que arrastre, necesariamente implicará continuidades: la posibilidad de desatar los nudos de inflación, dólar y crecimiento con cierta calma.
Esto quizás explique la asombrosa similitud
entre Scioli, Massa y Macri, los tres candidatos
con más chances de llegar a la Presidencia. Pertenecientes a una misma generación política, la
distancia que los separa es más corta que la de
cualquier otra elección desde la recuperación
democrática (pensemos si no en Alfonsín-Lúder, Menem-Angeloz, De la Rúa-Duhalde, Menem-Kirchner). Como ocurre en las democracias desarrolladas, que son democracias de la
normalidad y no de la emergencia, las opciones
tienden a converger. De este centro difuso, cuyo signo de los tiempos es el set de ShowMatch,
surgirá el nuevo presidente. Un líder que, liberado de un mandato fuerte, deberá improvisar
sobre la marcha, como los conductores de televisión que van reinventando su programa de
acuerdo al ánimo del dios-rating.
Pero que asuma con un margen amplio no significa que pueda dormir del todo tranquilo porque
en el fondo sabe que una sociedad vigilante lo observará de cerca: el más mínimo ruido puede hacer
que se despierte y camine hasta la cocina, donde
esperan las cacerolas. g
1. “Delegative Democracy”, Journal of
Democracy, Vol. 5, Nº 1, enero de 1994.

Co­la­bo­ra­do­res lo­ca­les
Martín Abeles
Fernando Bogado
Nazaret Castro
Julián Chappa
Imelda Duffard
Verónica Gago
Pablo Gandolfo
Alejandro Grimson
Federico Lorenz
Josefina Sartora
Claudio Scaletta
Bárbara Schijman
Oscar Ugarteche
Ilustradores
Gustavo Cimadoro
Tra­duc­to­res
Julia Bucci
Georgina Fraser
Teresa Garufi
Aldo Giacometti
Florencia Giménez Zapiola
Víctor Goldstein
Patricia Minarrieta
Bárbara Poey Sowerby
Gustavo Recalde
Carlos Alberto Zito
Diseño original
Javier Vera Ocampo
Producción y circulación
Norberto Natale
Publicidad
Maia Sona
publicidad@eldiplo.org
contacto@eldiplo.org
ww­w.el­di­plo.org
Fotocromos e impresión: Rotativos Patagonia S.A. Aráoz de Lamadrid
1920, Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Le Monde diplomatique
es una publicación de Capital Intelectual S.A., Paraguay 1535
(C1061ABC) Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina, para la
República Argentina y la República Oriental del Uruguay.
Redacción, administración, publicidad, suscripciones,
cartas del lector: Tel/Fax: (5411) 4872 1440 / 4872 1330
E-mail: secretaria@eldiplo.org
En internet: www.eldiplo.org. Marca registrada®.
Registro de la propiedad intelectual Nº 348.966. Queda prohibida la
reproducción de todos los artículos, en cualquier formato o soporte,
salvo acuerdo previo con Capital Intelectual S.A. © Le Monde
diplomatique y Capital Intelectual S.A.
Distribución en Cap. Fed. y Gran Bs. As.:
Vaccaro Hermanos y representantes de Editoriales S.A. Entre Ríos
919, 1º piso. Tel. 4305 3854, C.A.B.A., Argentina.
Distribución en Interior y Exterior: D.I.S.A.,
Distribuidora Interplazas S.A. Pte. Luis Sáenz Peña 1836,
Tel. 4305 3160. CF. Argentina.

La circulación de
Le Monde diplomatique,
edición Cono Sur, del mes de
mayo de 2015 fue de 25.700
ejemplares.

Capital Intelectual S.A.
Le Monde diplomatique (París)

2. El mismo O’Donnell lo recuperó más tarde para aplicarlo
a las gestiones de Álvaro Uribe, Hugo Chávez y los Kirchner,
en las que veía algunas similitudes con el modelo original.
Disponible en www.clubpoliticoargentino.org
3. Isidoro Cheresky, El nuevo rostro de la democracia,
Fondo de Cultura Económica, 2015.

© Le Monde diplomatique, edición Cono Sur

Fundador: Hubert Beuve-Méry
Presidente del Directorio y
Director de la Redacción: Serge Halimi
Director Adjunto: Alain Gresh
Jefe de Redacción: Pierre Rimbert
1-3 rue Stephen-Pichon, 75013 París
Tél.: (331) 53 94 96 21
Fax: (331) 53 94 96 26
Mail: secretariat@monde-diplomatique.fr
Internet: www.monde-diplomatique.fr

Debatir el
desarrollo
argentino
por Alejandro Grimson*

A

rgentina atraviesa un momento
muy particular. El escenario político plantea el riesgo cierto de retorno a políticas neoliberales. Pero el
déficit mayor es que la forma específica que asume la puja política en
el país, en un contexto de polarización aguda, ha relegado no sólo los debates de ideas, sino la propia elaboración de programas y proyectos. Esto se expresa
cuando las confrontaciones se plantean en términos
más de identidad que de programas y líneas de trabajo.
En este contexto, hay dos tareas relevantes: por un
lado, promover la elaboración de ideas prospectivas
que, lejos de agotarse en un diagnóstico, tengan una
verdadera capacidad propositiva. Por otro, difundirlas en un lenguaje accesible a un público interesado.
Es en ese sentido que nos proponemos abrir debates sobre los modelos de desarrollo para Argentina, priorizando los análisis de la economía política
acerca de las potencialidades y alternativas productivas y fiscales, pero atendiendo también al carácter
multidimensional de las desigualdades y las injusticias. Mediante los aportes de académicos e intelectuales con reconocimiento público, buscamos promover la elaboración y confrontación de ideas.
Esto implica salir de las discusiones puntuales
sobre una u otra medida, sobre un tipo de actividad
económica, sobre una u otra decisión fiscal o programa social. El objetivo es analizar y debatir opciones más integrales de desarrollo, en las que uno
de los ejes pasa, por supuesto, por la tensión entre la
perspectiva neoliberal y la redistributiva, pero sin
dejar de lado otras tensiones vinculadas a las economías extractivas, la seguridad ciudadana, las justicias e injusticias ambientales, territoriales, de género, y la dimensión cultural de la igualdad social.
Para ello, desde el Instituto de Altos Estudios Sociales (IDAES) de la UNSAM, con apoyo de la Fundación Heinrich Böll de Alemania, hemos convocado a
Martín Abeles, cuyo artículo se publica en la página
10 de esta edición, y Martín Schorr, quienes abordarán problemas y líneas propositivas sobre cambio estructural y restricción externa; Paula Abal Medina,
que analizará la precarización y las políticas laborales; Eleonor Faur, que examinará desde nuevos ángulos las desigualdades y políticas de género; Gabriel
Kessler, que profundizará en la cuestión de la seguridad ciudadana, y Gabriela Delamata, que se ocupará de los temas medioambientales. Cada uno de ellos
publicará un artículo en el Dipló a partir de esta edición y hasta fin de año, cuando, no casualmente, asumirá el nuevo gobierno. Al mismo tiempo, los debates
serán abordados en tres mesas redondas en las que
también participarán José Natanson y los coordinadores del proyecto, Alejandro Grimson y José Nun.
Confiamos en que los artículos y las intervenciones constituyan una contribución para cargar de
ideas el debate público argentino. g

*Antropólogo, IDAES (UNSAM), CONICET.

© Le Monde diplomatique, edición Cono Sur

por una cuestión “aritmética”. Inercia estructural y economía política La fase inicial de un proceso de desarrollo. se encuentra estrechamente ligada al crecimiento de los sectores existentes. que se manifiestan. salud y agrobiotecnología.IDAES Seguridad y medioambiente Gabriel Kessler. como siempre. que aún concentran más del 70% de la producción y el empleo industriales. La política industrial La necesidad de una política industrial y tecnológica regresa a la agenda pública en los 2000. aunque en su aplicación aún prevalece un enfoque horizontal. hasta algunas iniciativas más ambiciosas de desarrollo emprendedor fundadas en la necesidad de crear nuevas empresas dinámicas en sectores estratégicos. Finalmente. “Institutions and economic development: theory. el INTA. La persistencia (práctica e ideológica) de las reformas de mercado es una prueba del éxito de ese viraje epistémico. José Natanson Lunes14 de septiembre. Si bien la mayoría de las actividades reflejaron aumentos de productividad. Este tipo de acciones “desde arriba”. Las capacidades son esenciales. Pero antes están los actores sociales. Las opi- niones expresadas en este artículo son personales y no necesariamente representan la visión institucional de la CEPAL. precarización laboral y cultura Martín Abeles. en cambio. distintos tipos de instrumentos: desde los inspirados en el enfoque estándard. en cierta mejora de las exportaciones de alta tecnología. la industria manufacturera creció fuertemente. aun cuando emergieran tempranamente en el proceso de cambio estructural. edición Cono Sur CICLO DE CHARLAS Lunes 15 de junio. la CONAE. que trascienda los círculos académicos. que consiste en un cambio en la estructura productiva que tienda a incorporar actividades más complejas en un marco de inclusión social. sin título. sin embargo. con el apoyo de la Fundación Heinrich Böll de Alemania. Pero se trata de actividades que no resultan gravitantes desde un punto de vista macroeconómico. energía y defensa. vuelven a cobrar cierta relevancia las políticas de compre gubernamental (particularmente en salud y defensa). Ello puede deberse en parte a la falta de una acción más decidida en materia de política industrial y tecnológica (que analizamos a continuación). El caso argentino Para un país de industrialización intermedia como Argentina. El punto de inflexión se produjo luego de la crisis financiera del Este Asiático en 1997. también se expandieron.IDAES. Paula Abal Medina. a excepción de las actividades de menor complejidad tecnológica. como los Fondos Tecnológicos Sectoriales. Santiago de Chile. Serie CEPAL. por lo menos hasta 2011. no logran convertirse en una fuerza de cambio endógena.8% de la producción en 2003 al 12. dar cuenta de manera más consistente de la dimensión institucional. 2012. cada vez más difundida. La CEPAL ha realizado distintos estudios sobre la reciente evolución de la estructura industrial argentina. Los regímenes promocionales. Ello supuso un punto de inflexión en la tendencia a la desindustrialización observada en los veinticinco años anteriores e hizo posible un fuerte aumento en la productividad que. que se vislumbra entre otras cosas en la apelación. Luego de la crisis de 2001-02. gentileza Galería Jorge Mara . Ello sólo puede ocurrir en el marco de un fuerte proceso de diversificación productiva. Gabriela Delamata. incorporar más trabajadores al empleo formal. capaces de emplear a las personas desplazadas por el propio avance tecnológico (2). comunicaciones (satélites). bajo un esquema impulsado “desde arriba” y se avanzó en cierta reorientación de los fondos de apoyo a la ciencia y la tecnología para fortalecer capacidades (como en biotecnología). en la práctica. un patrón de crecimiento virtuoso. Las actividades más sofisticadas. no lograrían convertirse en una fuerza gravitante endógena hasta bastante avanzado el proceso. Por un lado. Alejandro Grimson Lunes 13 de julio.La Ruche) A partir de este número el Dipló publica una serie de artículos realizados por profesionales convocados por el IDAES-UNSAM. la CNEA. Las políticas de financiamiento blando. Av. Aquí. 2012 (fragmento. Son esos sectores los que pueden aprovechar inicialmente un shock externo positivo o el estímulo de la demanda estatal. por lo tanto. tabaco). la cuestión central remite no sólo a la mayor o menor convicción acerca de la necesidad y eficacia de las políticas industriales y tecnológicas –aunque ello obviamente es una cuestión central– sino a la existencia o no de un actor o coalición social capaz de orientar la agenda estatal en la dirección del desarrollo económico y de sostener esa agenda en el tiempo. g 1. en buena medida. Habida cuenta de esta dimensión temporal. sino en la falta de una demanda “privada” de desarrollo económico propiamente dicho.Centro Cultural de la Cooperación.4% en 2013) pero siguieron predominando las actividades de baja tecnología (alimentos. fueron en general diseñados en base a criterios heredados (el régimen de Tierra del Fuego o el de la industria automotriz). papel. 10 | Edición 192 | junio 2015 Modelos de desarrollo en debate Obstáculos para el cambio estructural por Martín Abeles* Ricardo Stupía. En este regreso coexisten. *Director de la Oficina de la CEPAL en Buenos Aires. En este marco. Brasil. 18 hs . Paraná 145 Restricción externa y problemática de género Martín Schorr. se produjo de manera simultánea con el aumento del empleo (sobre todo hasta 2008) e indujo la creación de nuevas empresas manufactureras. market-friendly. se inició un conjunto de proyectos en satélites. “La política industrial en Argentina durante los 2000: pluralidad de enfoques a la luz de la experiencia internacional”. que. como el caso del régimen de motocicletas. para poner en cuestión los modelos de desarrollo en Argentina. en una estructura productiva desequilibrada como la argentina. Turquía y Argentina) amenazó con socavar la legitimidad de las reformas de mercado. CEPAL. al buen “clima de negocios” o a la “seguridad jurídica” –dos de las expresiones más utilizadas. sobre todo en los análisis más desagregados. L a visión estándard u ortodoxa del desarrollo económico dio un giro sutil pero efectivo en los últimos quince años: dejó de hablar prioritariamente de política económica y pasó a centrarse en las instituciones. por definición. por ejemplo. combinada con acciones “desde abajo” a partir de la interacción de las agencias tecnológicas existentes (los distintos centros del CONICET. aún incipientes. sin embargo. Pablo Lavarello y Marianela Sarabia. En cuanto al impulso a la generación de capacidades tecnológicas. José Nun . que tras una seguidilla de episodios similares (Rusia. producto de la reforma de la Carta Orgánica del BCRA. implica aumentos persistentes de la productividad y el empleo que le permitan al aparato productivo acortar la brecha tecnológica con las economías avanzadas y. se advierte cierta evolución desde instrumentos horizontales (indiscriminados) hacia otros más focalizados. policy and history”. Existen indicios de cambio estructural. no radica tanto en la conformación de una agenda estatal y un equipo de gobierno esclarecidos en materia de desarrollo industrial y tecnológico (aunque eso ciertamente ayuda). Las instituciones son un problema. 18 hs .Naciones Unidas. 2. Oficina de Buenos Aires. El cambio de eje –de las políticas a las instituciones– supuso un fenomenal acto de indulgencia histórica. arrojan saldos comerciales fuertemente deficitarios. las universidades nacionales) permitirían difundir más rápidamente las capaci- dades tecnológicas y promover más efectivamente el desarrollo de la industria de bienes de capital (“industria de industrias”). El tipo de inserción externa de la industria también revela la persistencia de ciertas restricciones: todos los agrupamientos industriales. Journal of Institutional Economics. orientadas en su mayoría a PyMEs. Las ramas de más alto contenido tecnológico tendieron a crecer por encima del promedio general de la industria (pasaron de representar el 9. no se percibe aún una visión estratégica compartida que permita integrar diagnósticos y coordinar de modo más eficaz las distintas acciones. al mismo tiempo. por no mencionar el complejo nuclear o la recientemente re-nacionalizada YPF. 3. © Le Monde diplomatique. Las inconsistencias que se ponían de manifiesto en esas crisis ya no eran el producto de políticas erradas (de apertura. desregulación y privatización) sino que obedecían a la inadecuación de las instituciones encargadas de llevarlas a cabo (1). En materia de generación de oportunidades tecnológicas. a diferencia de la década precedente. Estas iniciativas revelan la existencia de un importante potencial de articulación en torno a un conjunto de “proyectos estructurantes” a partir de empresas mixtas en sectores estratégicos en las áreas de defensa. 18 hs . estos no fueron suficientes para seguirles el paso a los países más avanzados. Ha-Joon Chang. volver a hablar de política económica –de los instrumentos y ejes de intervención pública imprescindibles para el desarrollo– y. portadoras del cambio estructural (aquellas que permiten tasas más elevadas de crecimiento de la productividad y una mayor posibilidad de difusión de nuevas capacidades). La matriz tecno-productiva no experimentó. más intensivas en conocimiento. Se vislumbran. Corrientes 1543 Crecimiento. distintas “capas geológicas” de políticas. aunque surgieron ciertas experiencias puntuales. madera. no presentan grandes atributos tecnológicos. 2015. y que. Eleonor Faur. de fallas del mercado. que promueva el surgimiento de nuevas actividades. el desafío desde la economía heterodoxa es doble. 2011. “Cambio estructural para la igualdad: una visión integrada de desarrollo”. con cierta superposición o baja articulación entre los distintos instrumentos (3). Si bien luego de algunas contramarchas parece producirse un avance en los aprendizajes institucionales necesarios para este tipo de articulación. Martín Abeles analiza el crecimiento económico y el cambio estructural en el país. El problema práctico-histórico. por otro. elevadas a categorías analíticas– como condiciones necesarias para el desarrollo. Lo que intentamos es subrayar las dificultades objetivas que se encuentran en la base de la construcción de una coalición social capaz de llevar adelante y sostener en el tiempo semejante agenda de política industrial y tecnológica. grandes transformaciones. pero también a las restricciones derivadas de la inercia inherente a todo proceso de transformación.

“Desclasados con aspecto de murga que no representan al auténtico proletariado”. y potenciando la desigualdad social. redes de investigación y organizaciones políticas. para el campo popular. muchas veces con importantes organizaciones pero careciendo de una forma política que les permita hacer efectivos sus derechos. Decir que resulta necesario crear una nueva relación saber-poder puede resultar a la vez trillado y grandilocuente pero. sentenciaron las derechas. Enumeraciones de este tipo indefectiblemente nos sumergen en una cierta monotonía y. Si desplazamos el análisis hacia Villa Constitución. 1. que configuró un modo periférico de esta nueva fase capitalista (en sus etapas de dictadura y democracia noventista). Por eso la permanencia y la profundización de los cambios son condiciones indispensables para su apropiación real por parte de los trabajadores. el Plan Argentina Trabaja y los nuevos regímenes legales para los trabajadores de casas particulares y agrarios.877 sancionada en 2004 define las características del balance social de empresas. ponencia presentada en el Congreso AEDA. vínculos con el campo económico mundial.214 son empleados directos de Acindar y los 1. territoriales y sindicales comenzamos a definirlo como imperativo. 2. edición Cono Sur CICLO DE CHARLAS Lunes 13 de julio. En segundo lugar. La caracterización de García Linera nos permite pensar la operatoria de algunos sectores de actividad. el significado de las transformaciones resulta empobrecido. José Natanson Lunes 14 de septiembre. muchas de las cuales abastecen únicamente a Acindar y al núcleo principal de la actividad. los cooperativistas que recuperaron empresas quebradas. La razón neoliberal. Porque las subjetividades corroídas por el sentimiento de ser un número más. así. a la vez. tecnología de punta. Álvaro García Linera. Es un dato significativo. 18 hs . la discusión en torno a la tercerización laboral está muy presente en la región: en las agendas de Estado con signos muy opuestos. los sienten externos y por eso quedan fuera de sus paros y reclamos. Son el nuevo “otro movimiento obrero”. 4. 2014. en ellos. Entre los trabajadores la resistencia a la tercerización se viene transformando en un articulador de luchas (4). en especial de los trabajadores registrados. © Le Monde diplomatique. talleres familiares y unidades domésticas articuladas bajo múltiples formas de contrato y trabajo precario a estos escasos pero densos núcleos empresariales”. lo cierto es que el funcionamiento se asemeja al de una caja negra y la trama productiva ha devenido en un enjambre que arremetió contra la “serpiente roja del Paraná”. Ejemplo de ello son los trabajadores que organizan la producción a través del Plan Argentina Trabaja. Aquí. En definitiva millones de trabajadores están a la intemperie. pude apreciar la profundidad objetiva y subjetiva de un orden descomunalmente desfavorable para los trabajadores.La Ruche) presas con capital extranjero. 3. clasificar. Las estadísticas oficiales sí brindan un indicador preocupante: más de un tercio de los trabajadores urbanos no se encuentra registrado en la Seguridad Social. “Invasores. los trabajadores tercerizados. en otros casos algunas conducciones sindicales persiguen a los precarizados porque consideran que su organización pone en peligro los intereses políticos o económicos del sindicato. El capitalismo creó una inmunidad nueva y en este punto las formas previas de intervenir la relación entre capital y trabajo desde el Estado se han vuelto parcialmente estériles. los feriantes. El dinamismo de la negociación colectiva y el incremento progresivo del salario mínimo permitieron recuperar los ingresos. 2014. estando el 80% distribuidos entre múltiples subcontratistas. Modelos de desarrollo en debate Precarización: el otro movimiento obrero por Paula Abal Medina* D esde el 2003 el desempleo disminuyó en Argentina de manera vertiginosa. y otorgaron una fuerza relativa a los sindicatos. Destaco los aportes en la materia del libro coordinado por Victoria Basualdo y Diego Morales. Eleonor Faur. de capacidad representativa y función social a las organizaciones y movimientos existentes y.IDAES Seguridad y medioambiente Gabriel Kessler. dimensionar el significado de su trastocamiento como acto cotidiano y comprender la cadencia propia del cambio. los resultados no son alentadores: el capitalismo de fase actual también ha adquirido cierta inmunidad respecto de la forma política del trabajo. convenios colectivos. Durante los 12 años de gobiernos kirchneristas se restituyeron derechos y se crearon otros nuevos en favor de los trabajadores activos y pasivos: desde la derogación de leyes que habían limitado el principio de estabilidad laboral hasta el aumento de la cobertura jubilatoria. desde distintos campos estatales. muestra hoy una mutación estructural de su trama productiva: la investigación de Julia Strada (3) permite constatar que de un total de 2. Se trata de una herramienta que con la ampliación de prerrogativas y cobertura y con la intervención de diversos actores. las muchas muertes de trabajadores y de niños (2). “Estrategias empresarias en la siderurgia argentina”. “Sindicato. afiliación masiva.IDAES. el desarrollo. Gabriela Delamata.140 restantes son tercerizados. En definitiva esto es lo que significa. Paraná 145 Restricción externa y problemática de género Martín Schorr. Se crearon alrededor de tres millones de puestos de trabajo registrados en el sector privado. cuyo directorio integró Martínez de Hoz represión genocida mediante. Habiendo realizado trabajos de investigación en diversos establecimientos empresarios desde el año 2000. En definitiva.354 trabajadores. La forma política El anterior “otro” movimiento obrero irrumpió en la escena política el 17 de octubre de 1945. estaremos creando un modo de producción con protagonismo de los trabajadores. Porque es cada vez más coincidente la definición de la tercerización como un dispositivo que vehiculiza la precarización en la medida que disminuye salarios y la estabilidad en el trabajo. en la “columna vertebral del movimiento peronista”: sindicalismo poderoso. muy elevado y estructural. También el modo de saber diagnosticar. Desfasaje: la caja negra productiva ¿Cómo es el mundo del trabajo en el cual se inscribe lo antedicho? ¿Cuál es su efectividad en términos de conjunto? Destacar la opacidad de los modos de subordinar el trabajo en el capitalismo financiero transnacional es un punto de partida obligado. Tinta Limón. delegados gremiales. Con forma política “los otros” devinieron. Un ejemplo es el tipo de reindustrialización de la actividad textil con grandes marcas subordinando a miles de talleres clandestinos distribuidos entre Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense produciendo el 78% del total de ropa en circuitos ilegales y. La Ley 25. Paula Abal Medina analiza el sistema laboral y el papel de los trabajadores. En muchos otros. sostuvieron algunos sectores de izquierda. Buenos Aires. medir y caracterizar. Siglo XXI.20 | Edición 193 | julio 2015 El Dipló presenta el segundo artículo de la serie realizada por profesionales convocados por el IDAES-UNSAM. debilita la organización colectiva y aumenta los accidentes de trabajo. *Socióloga (CONICET/IDAES-UNSAM). la empresa siderúrgica Acindar. g 1. permitiría constituir una entidad participativa y capaz de visibilizar lo que ocurre en la caja negra. las familias campesinas. Aun siendo significativos los esfuerzos de algunos sindicatos para garantizar las condiciones del convenio a los tercerizados. Veáse Verónica Gago. 2012 (fragmento. 2015. Julia Strada. gentileza Galería Jorge Mara . multiplicando los consejos de trabajadores y delegados gremiales por las cadenas invisibles de la tercerización. en medio de un mar de pequeñas empresas. sin título. José Nun . reemplazando la politicidad que impregnó la industria por lo que García Linera (1) define como “modernización barroca”: “un sistema productivo dualizado entre un puñado de medianas em- Eduardo Stupía. opera transfiriendo el riesgo desde las empresas concentradas hacia otras empresas y sus trabajadores. Por el contrario. la creación de la Asignación Universal por Hijo. La tercerización laboral. 18 hs . para indagar sobre los modelos de desarrollo en Argentina. Dotando de reconocimiento estatal. y disputar la distribución de la riqueza. para desnaturalizar la injusticia y buscar cómo accionar frente a ella. Sin detenernos en la caracterización del proceso histórico nacional. pero insuficiente para reconstruir la complejidad del mundo trabajador actual. bárbaros y cabecitas negras”. multitud y comunidad” (disponible en CLACSO). sólo lenta y sigilosamente se desligan de la certeza de saberse desempleados en potencia. para usar la metáfora de la época.

planes de desarrollo industrial. lo que pone límites objetivos a la capacidad que tiene el Estado de apropiar renta y/o modificar los parámetros del comercio exterior. restricciones a la remisión de utilidades. © Le Monde diplomatique. Las empresas nacionales en general no han logrado competir en igualdad de condiciones con las foráneas salvo en aquellos casos que explotan ventajas compara- tivas. y que se manifiesta como restricción externa. La resolución de la contradicción que se manifiesta entre la aceleración del proceso de acumulación de capital y los límites que impone una estructura productiva heterogénea y desequilibrada. donde el capital transnacional no ha desarrollado aún una tecnología nueva y en las cuales las diferencias de productividad son menores. • Direccionar el endeudamiento externo. En la segunda etapa el crecimiento se sostuvo sacrificando reservas internacionales.La Ruche) ofrece ventajas comparativas más allá de su abundante dotación de recursos naturales y ciertos ámbitos privilegiados por las políticas públicas. acuerdos financieros con China. gentileza Galería Jorge Mara . control de importaciones y emisión de deuda. Modelos de desarrollo en debate Los límites externos por Martín Schorr* L a evolución de la economía argentina hasta 2014 reconoce dos grandes fases luego del crítico y regresivo año 2002. En una línea similar se inscribe la necesaria revisión de los distintos incentivos a la formación de capital que. suelen alentar el despliegue de procesos de “sustitución inversa” que terminan relegando el potencial industrial del país. y marca la incapacidad de la burguesía local de orientar el desarrollo de las fuerzas productivas del país. sino que encuentra raíces en la escasa autonomía relativa del Estado. Gabriela Delamata. así como una caída de casi el 5% en el salario real de los trabajadores registrados del sector privado. • Encarar una revisión profunda de los regímenes especiales de promoción. De todas formas. contralor estricto sobre las prácticas empresarias con vistas al establecimiento de precios de transferencia. José Nun . como los que rigen en la industria automotriz y en la electrónica de consumo en Tierra del Fuego. El resto del capital doméstico realiza tareas complementarias al extranjero. no para afrontar gastos corrientes sino para el apalancamiento de inversiones que permitan reducir el déficit de divisas (obras en el sector energético. Martín Schorr describe las limitaciones externas de la economía y plantea posibles salidas. las cuentas fiscales tuvieron superávit y la inflación (precios al consumidor) se mantuvo por debajo del 10% anual (hasta 2006).4% (con un rol protagónico de las industrias). Dichas medidas pueden servir para sortear problemas transitorios de iliquidez. con tecnologías obsoletas y se sustenta en la sobreexplotación de la fuerza de trabajo. sobre todo los que dependen de las ventajas comparativas.IDAES Seguridad y medioambiente Gabriel Kessler. la búsqueda de superar la restricción externa en forma sustentable es harto dificultosa en la medida en que no se constituya una fuerza social que tenga interés en ello y sea capaz de llevarla adelante. que incluyen un nuevo ciclo de endeudamiento. 2012 (fragmento. edición Cono Sur CICLO DE CHARLAS Lunes 14 de septiembre. para indagar sobre los modelos de desarrollo en Argentina. En similar situación se encuentran los grandes exportadores. • Encarar una política de negociaciones comerciales centrada en relaciones de reciprocidad y que priorice a aquellos socios comerciales con mayor capacidad para adquirir bienes industriales. para el debate. Las empresas extranjeras no están interesadas en modificar el rol de la economía local en la división internacional del trabajo. Ante los resultados regresivos de esta reorientación de la política económica se buscó mitigar en parte sus efectos por diversas vías: planes de estímulo al consumo. no es independiente de las posiciones que adoptan las distintas clases y fracciones de clase. no exenta de conflictos. Pero tampoco existe una burguesía nacional dispuesta a encarar un proyecto de país distinto al que surge “naturalmente” de la tradicional división del trabajo a escala mundial. • Asegurar la implementación de programas de desarrollo de proveedores nacionales para aquellos sectores/empresas que cuentan con regímenes específicos de promoción y/o protección estatal. • Denunciar los numerosos tratados bilaterales de inversión vigentes y salir del “sistema CIADI”. y una inflación que superó largamente los dos dígitos anuales. incorporación de actividades de investigación y desarrollo. fomento del turismo receptivo. Y financiar la puesta en marcha de un Banco Nacional de Desarrollo que apunte a financiar proyectos estratégicos en términos de aporte/ahorro de divisas y una mayor incorporación de contenido tecnológico local. metas de desempeño explícitas y de cumplimiento efectivo.). mejora en la infraestructura de transporte y portuaria. la erosión de la holgura fiscal y la externa. Esto podría instrumentarse también en empresas de propiedad estatal: la actual YPF podría constituirse en un “mascarón de proa” de una reindustrialización vía el desarrollo de proveedores y el estímulo a la asociatividad empresaria. Otra parte se refugia en actividades menos dinámicas. a instancias de una amplia gama de subvenciones estatales. requisitos mínimos de integración nacional de la producción. para avanzar hacia una mayor especialización en productos que posibiliten un ahorro genuino de divisas e incrementar de modo paulatino el valor agregado a nivel doméstico. etc. Hacia una solución En la perspectiva trazada. y su reemplazo por un nuevo régimen en la materia. cabe plantear. así como a estimular la inversión en bienes de capital de origen nacional. mayores controles al endeudamiento de las empresas transnacionales.12 | Edición 194 | agosto 2015 El Dipló presenta el tercer artículo de la serie realizada por profesionales convocados por el IDAES-UNSAM. Actores económicos y divisas Frente al escenario abierto de restricción externa se plantean alternativas distintas de superación. junto con otras medidas. Entre 2008 y 2014 el PBI creció a un promedio del 3. algunos posibles lineamientos de intervención: • Avanzar en la derogación del corpus normativo resultante de la Ley de Inversiones Extranjeras y sus normas complementarias. implicó un estancamiento del PBI (con rubros recesivos como la industria. Por caso. El correlato de esta situación es la subordinación. la construcción y el comercio). estrategia que encontró un límite preciso en el nivel relativamente bajo que alcanzaron las mismas a fines de 2013 y volvió a poner en el tapete la cuestión de la restricción externa. Por otra parte. pero para resolver la contradicción que presenta la economía nacional en su sector externo es necesario atacar las causas de fondo que generan la crisis. la adopción de políticas monetarias y fiscales contractivas y/o la devaluación de la moneda. A comienzos de 2014 el gobierno convalidó una suba pronunciada del tipo de cambio que. • Canalizar el crédito al consumo hacia productos que presenten un mayor nivel de integración nacional de la producción. La ausencia de una perspectiva de cambio estructural que permita superar de manera sustentable los problemas en el sector externo no es sólo un problema “técnico”. Doctor en Ciencias Sociales (FLACSO). promoción de joint-ventures con firmas locales (preferentemente públicas) con cláusulas de transferencia tecnológica. • Gravar la renta financiera y profundizar las regulaciones sobre los flujos de capitales de corto plazo que ingresan a la economía doméstica. especialmente productos con mayor valor agregado. La provisión de divisas por parte de estos actores es un elemento central en el esquema de acumulación que se erigió en la posconvertibilidad. sin título. del capital nacional a la lógica del extranjero.6% por año en un cuadro signado por la irrupción de la crisis mundial. Aquí. Entre 2003 y 2008 el PBI se expandió a una tasa media anual del 8. g *Sociólogo (UBA). mediante la fijación de: condicionalidades a la IED para favorecer la inversión en sectores con potencial sustitutivo y/o exportador no tradicional. un mayor ingreso de Inversión Extranjera Directa (IED). o bien en sectores que se encuentran al margen de la competencia como los regulados por el Estado. máxime cuando la misma casi no Eduardo Stupía. el hecho de ser un actor central en la provisión de divisas le otorga al capital extranjero un importante poder de veto sobre la orientación del funcionamiento estatal. 18 hs .

4) (1). Gabriela Delamata. el trabajo doméstico y los cuidados familiares. Al hacerlo. Una problemática pública Si consideramos el ámbito del cuidado infantil. Los hombres continúan orientando su energía. ¿quién cuida a los niños? Dependerá. sumada a la convergencia de empleos precarios y sin protección social repercute en una menor participación en el mercado laboral. y muchos de los antiguos reclamos del feminismo se tradujeron en leyes y programas que ampliaron derechos políticos. tanto mediante transferencias como en la mejora de las condiciones del empleo femenino. la inequidad en la distribución de tiempos se reproduce mediante políticas públicas que distinguen prestaciones y derechos basándose en presupuestos de género acordes con un modelo que se revela anacrónico. el cuidado familiar y las relaciones de género? Pese a su invisibilidad. aunque por sí sola no alcanza para reorganizar las lógicas de provisión y cuidados. en menor medida. es otra de las estrategias indispensables. Anclada en una matriz cultural que entiende a las mujeres como “las cuidadoras ideales”. civiles. encontramos tres tipos de políticas que inciden en la organización social de los cuidados. comprender la cuestión del cuidado no como un problema personal sino como un problema público. aunque todos contamos con la capacidad de cuidar a otras personas.5% de la matrícula en todo el país. gentileza Galería Jorge Mara . Hace falta revisar la extensión de la jornada laboral y distribuir los tiempos dedicados al trabajo remunerado y al trabajo doméstico y de cuidados. Quienes atravesamos la vida adulta fuimos testigos (y protagonistas) de la profunda alteración de este modelo. sobre todo si se tiene en cuenta que los espacios de cuidado en el lugar de empleo son excepcionales y que el déficit de la oferta pública de jardines maternales se extiende en todo el país (2). La reciente Encuesta de trabajo no remunerado y uso del tiempo del INDEC mostró que el 88. g 1. es una buena noticia la obligatoriedad de la sala de 4 años del jardín en Argentina. al trabajo remunerado. 3. de calidad y de cobertura universal. En paralelo. con frecuencia. como factor gravitante del bienestar social. y las instituciones de jornada completa sólo cubren el 2. Corresponde a 31 aglomerados urbanos. cuando las madres trabajan. sociales y sexuales. también para ellas las licencias son breves. 2014. el mensaje acerca de qué se espera de la división sexual del trabajo es contundente. Para ello. y una multitudinaria movilización popular pobló las plazas argentinas el 3 de junio –al grito de “Ni una menos”– para exigir respuestas efectivas frente a la violencia contra las mujeres y erradicar el femicidio. es necesario reorientar las políticas existentes y articularlas como parte de un sistema que acompañe las nuevas realidades y necesidades sociales. a ritmos vertiginosos. INDEC. la modalidad de la relación que el país define con otros países y con organismos financieros internacionales. © Le Monde diplomatique.10 | Edición 195 | septiembre 2015 El Dipló presenta el cuarto artículo de la serie realizada por profesionales convocados por el IDAES-UNSAM. Como en una superposición de capas geológicas. ¿Acaso se puede garantizar el funcionamiento de la sociedad si se elimina el trabajo no remunerado? Ciertamente. Buenos Aires. Eleonor Faur. además de requerir medidas específicas. cambiaron las familias. En segundo lugar. promoviendo la vinculación masculina en la crianza. esta actividad quedó delimitada como una responsabilidad femenina. Si la ley ofrece sólo 3 días de licencia a los padres ocupados mientras que las madres cuentan con 90 días. la cuestión de género logró posicionarse en la agenda pública. Siglo XXI. crecieron globalmente las uniones consensuales y los divorcios. 2012 (fragmento. es evidente que el trabajo no remunerado y de cuidados constituye un pilar indispensable del modelo de bienestar. de manera indirecta. de los ingresos familiares. esta tendencia profundiza la desigualdad social y cristaliza un problema de justicia distributiva. 2014. sobre todo. apoyo escolar o cuidado de personas). la distribución de su rentabilidad entre trabajadores y empresarios. En este sentido. tanto las perspectivas ortodoxas como las heterodoxas consideran como trabajo sólo aquel que tiene un valor monetario y apuntan todas sus recomendaciones dejando en suspenso una parte central de la inversión de energía para la producción del bienestar. aunque las coberturas son todavía insuficientes para los menores de tres años. principalmente. Género y Desarrollo (Royal Tropical Institute. pero también de una mayor autonomía. En última instancia.4 horas por día y ellos. Pero la relativa escasez de servicios. persiste una matriz profundamente desigual en la distribución de tareas y responsabilidades según género.La Ruche) tras que las mujeres suman. la tendencia de las clases medias y acomodadas es la de mercantilizar los cuidados. Modelos de desarrollo en debate Un problema invisible por Eleonor Faur* L os debates sobre modelos de desarrollo suelen pivotear alrededor de la estructura productiva. Buenos Aires. Pero en los hechos. edades. Eleonor Faur analiza cómo el cuidado de la familia es un tema de interés público. menos tiempo queda disponible para ingresar y permanecer en una actividad remunerada. aumentaron los hogares con dos proveedores y también aquellos encabezados por mujeres. edición Cono Sur CICLO DE CHARLAS Lunes 14 de septiembre. alimenta un modelo de masculinidad orienta- do a la provisión de ingresos y desvinculado de las responsabilidades domésticas. La Asignación Universal por Hijo mejoró la capacidad de consumo de estos hogares. sin título. El cuidado infantil en el siglo XXI. 18 hs . es la precondición para redistribuir responsabilidades entre géneros e instituciones y jerarquizar esta actividad en la política pública. así como también ampliar las licencias por nacimiento o adopción. Pero la dedicación de las mujeres es sensiblemente mayor (en promedio.9% de las mujeres y el 57. contratando jardines privados y/o empleadas domésticas. El papel del Estado es central a la hora de transformar la asignación desigual de responsabilidades y derechos.9% de los varones realizan actividades no remuneradas (incluyendo quehaceres domésticos. el grado de (des)protección de la producción nacional. A pesar de ello. desafía los marcos cognitivos en el pensamiento sobre el desarrollo. para indagar sobre los modelos de desarrollo en Argentina. de la política social). mien- Eduardo Stupía. Mujeres malabaristas en una sociedad desigual. De tal modo. Entonces. Encuesta de trabajo no remunerado y uso del tiempo. y se garantizó la ciudadanía de homosexuales y personas trans mediante las leyes de matrimonio igualitario y de identidad de género. tipos de hogar y posición en el mismo. no. La legislación laboral concentra sus dispositivos – por ejemplo las licencias– en las madres y. ellas destinan 6. es frecuente que omitan un eslabón clave desde el punto de vista de género: ¿cuál es la función que dichos modelos delegan en las familias? ¿Cómo regulan los vínculos entre el trabajo remunerado. Sostener los niveles de ingreso. Los hogares más pobres apelan a la oferta estatal y comunitaria y a la ayuda familiar.IDAES Seguridad y medioambiente Gabriel Kessler. 2. pero la brecha de género se mantiene. Las mujeres ingresaron en forma masiva al mundo del trabajo a partir de las sucesivas crisis económicas. lo que afecta la autonomía femenina y el bienestar de sus familias. esta situación tiene altos costos para los hogares: cuanto más tiempo se dedica al trabajo impago. Finalmente. A pesar de estas profundas transformaciones. José Nun . Posgrado en Mujer. en estos interrogantes gravita la relación entre los modelos de desarrollo y el bienestar de la población. Por su parte. Pero nada de esto es suficiente para aliviar las abigarradas agendas femeninas si no se proveen servicios de cuidado infantil gratuitos. La distribución de tareas Sabemos que históricamente se asignó a las familias el cuidado de sus miembros y que. *Doctora en Ciencias Sociales por FLACSO. superponen e intercalan su participación en el mercado laboral. Son enfoques que discuten el papel del Estado y del mercado en la definición de las reglas de juego de la política económica (y. Hay sutiles variaciones en la participación y dedicación según los distintos contextos. The Netherlands). ¿Cuál es la relación entre estas dinámicas y los modelos de desarrollo? En primer lugar. esta noción contribuyó a delinear las bases funcionales de determinada economía social y política: un modelo de familia con “varón proveedor” y “mujer ama de casa”. Aquí. En definitiva. se gestó un nuevo límite a la indiferencia.

3 millones de hectáreas. recursos y capacidades estatales disponibles para la gestión y el control. derogación de leyes y flexibilización normativa a la hora de su aplicación permiten pensar que las instancias legislativas tienen escaso peso a la hora de (re)definir las prioridades políticas. Estos problemas. Ley Nº 26. El informe subraya que la fiscalización y el control de las actividades en el terreno. La normativa aprobada comprende un número creciente de ordenanzas municipales que disponen áreas de exclusión. De allí que pueda hablarse de una nueva fase de la agenda ambiental. pero también indica cuál debería ser el protagonismo de la Nación: “Dado que las presiones económicas que impulsan el avance de la frontera agropecuaria pueden superar en el corto plazo los esfuerzos realizados en términos de normativa y gestión para regular la pérdida de bosques nativos e impulsar su uso sustentable. Para ello. los problemas de gestión aparecen altamente mediados por el volumen que adquieren las decisiones de tipo político. para indagar sobre los modelos de desarrollo en Argentina. que atienden tanto a la confección de los OTBN (categorizaciones que deben ajustarse a los lineamientos de la Ley Nacional y realización de los procesos participativos) como a la puesta en marcha de planes de manejo aprobados que estarían implicando cambios no permitidos en el uso del suelo. las mismas no se aplican o se violan.La Ruche) o circunvalar su aplicación. a su vez. signada. en el marco de una ampliación de los márgenes de legitimidad política. Sin embargo. organismo encargado de realizar el inventario.9 millones de hectáreas de bosque nativo. En 2007. ante la situación crítica suscitada por el desmonte masivo en la región chaqueña. 2013. el orden de prioridades no parece ser solamente un asunto de la administración sino. se subraya la necesidad de mejorar las herramientas. “Actualizando el derecho al ambiente”. ¿Existe (suficiente) voluntad política para regular ambientalmente. se convirtieron en leyes y ordenanzas ambientales regulatorias de las actividades extractivas. en Informe Ambiental Anual FARN 2015. que dependen de sus desiguales capacidades de organización y resistencia para enfrentar los problemas ambientales. Eduardo Stupía. pero al día de hoy no existe información pública disponible que permita sostener que la Ley ha comenzado a implementarse a través del Instituto Argentino de Nivología. como un paso indispensable para la adecuada implementación de las leyes. Chaco y Formosa. la agenda ambiental dejó de estar confinada a la sociedad civil para ser parte de decisiones institucionales. con el propósito de regular la expansión de la frontera agropecuaria y preservar los servicios ambientales que prestan los bosques nativos. donde la frontera agropecuaria (y el nuevo mercado de tierras) avanzaron sobre territorios campesinos e indígenas (2). vinculado a las actividades reproductivas y productivas que se realizan en los territorios.gob. Desde la perspectiva de los organismos técnicos. Según es informado a través de áreas técnicas pertenecientes a la autoridad nacional de aplicación (3). nada más ilustrativo que reseñar brevemente el estado de situación con relación a decisiones tomadas para responder a tres problemas ambientales. Durante la pasada década. © Le Monde diplomatique. dentro del área de protección. De este modo. 2. Bosques nativos. g 1. El mal desempeño regulatorio del Estado redobla la vulnerabilidad de las comunidades y poblaciones. Entre el momento de la sanción de la Ley y 2013 se deforestaron a nivel nacional 1.ar). la defensa en clave sectorial de las actividades extractivas se inscribe dentro de los aportes al crecimiento económico. estas medidas resultan insuficientes. mediando respaldos políticos mayoritarios. UBA. aunque las tendencias son muy variadas entre jurisdicciones. Entre 1998 y 2006.10 | Edición 196 | octubre 2015 El Dipló presenta el quinto artículo de la serie realizada por profesionales convocados por el IDAES-UNSAM. Dada la utilización generalizada de agroquímicos en el sector agrícola. De las leyes a las políticas… Fuentes de agua. ¿Estamos efectivamente frente a una nueva fase? Para dar cuenta de cuál ha sido el camino recorrido.331. por los consensos políticos alcanzados. dirigida a preservar esas fuentes de recarga hídrica de alta montaña. mediante un proceso participativo y acorde con los criterios y categorías de conservación de la Ley. alrededor del objetivo común de proteger el ambiente y resguardar los recursos naturales. las grandes obras y las actividades minera y petrolífera. pero los desmontes ilegales y los permisos a escala predial en zonas protegidas continuaron. es necesario fortalecer la implementación de las políticas con injerencia en esta materia mediante acciones efectivas” (p. lo que llevó a los tribunales de justicia a establecer las primeras áreas de restricción. 2012 (fragmento. *Doctora en Ciencias Políticas y Sociales. con una concentración de los desmontes en las provincias de Santiago del Estero. pero también encubre. gentileza Galería Jorge Mara . de consensos legislativos que no se mantienen en el tiempo o no con la actividad suficiente. Salta. la cesión del manejo sobre recursos naturales y el ambiente a los privados. entre otros asuntos. 27). Presiones económicas y decisiones políticas llevaron a la derogación. de implementación de las normativas a fin de garantizar las nuevas condiciones de seguridad ambiental. Glaciología y Ciencias Ambientales (IANIGLIA/CONICET). Agroquímicos. para obtener su derogación ridades locales.ambiente. la superficie deforestada había sido de 2. La tasa de deforestación fue decreciendo. existen observaciones frecuentes a las auto- ¿Regulación o prioridad? Desde las organizaciones sociales que monitorean el cumplimiento de las leyes. Modelos de desarrollo en debate Leyes que tambalean por Gabriela Delamata* L a explotación intensiva de recursos naturales a gran escala ha venido ocasionando distintos problemas ambientales y de acceso social a los recursos. Entramados y Perspectivas 3. por un lado. se sancionó la Ley de Bosques Nativos. Aquí. 3. Gabriela Delamata. la ley prohíbe. se aprobaron normas de prohibición de la megaminería a cielo abierto o hidroquímica. en zonas particularmente áridas y como sostén de las dinámicas productivas y culturales regionales en distintas provincias (1). de dos leyes provinciales y procesos similares enfrentan leyes vigentes. Informe de estado de implementación 2010-2014 (disponible en www. Pese a que la gran mayoría de las provincias cuenta con normas y reglamentación para el uso de agroquímicos desde hace más de una década. Gabriela Delamata analiza los problemas que integran la agenda ambiental. y por el otro. por la etapa abierta en términos de política pública. Sin embargo. En 2010 se sancionó la Ley de Glaciares. dispone la moratoria a los desmontes hasta que cada provincia realice su Ordenamiento Territorial de los Bosques Nativos (OTBN). La Ley establece que las provincias deben llevar adelante el ordenamiento territorial de los bosques nativos. La contaminación en la salud y el ambiente ocasionada en periferias urbanas y zonas pobladas por la aplicación aérea y terrestre de los agroquímicos utilizados en la agricultura motivó la movilización de afectados y médicos. poniendo límites a las actividades económicas? Las situaciones de nula implementación legal. edición Cono Sur . se expresan públicamente en el crecimiento de las demandas ciudadanas que interpelan al Estado en relación con el valor público del ambiente y del bienestar de la población. REDAF. son responsabilidad primaria de las provincias. con idéntico propósito de proteger el agua. causas ambientales relacionadas con el uso de recursos naturales se transformaron en debates legislativos y. y hoy existen distintas presentaciones ante el Estado Nacional para lograr una respuesta integral. que apuntan a la sustentabilidad ambiental del desarrollo. Sobre ella reposa la gestión (estatal) sectorial (concertada) de las actividades primarias. “a recinto cerrado”. Desde la administración. docente IDAES-UNSAM. La Ley de Glaciares exige de manera prioritaria inventariar y monitorear el estado de los glaciares en las áreas de mayor actividad minera. en relación con la administración de los bosques nativos. de una manera tan aparentemente neutral como refractaria a ser interpelada desde el lenguaje transversal de los derechos. establece la obligatoriedad de realizar un Estudio de Impacto Ambiental y una audiencia pública antes de autorizar un desmonte y también crea los planes de manejo sostenible de los bosques nativos. sin título.

La Ruche) organización así como la sinergia entre acciones criminalizadas y no criminalizadas dentro de un mismo mercado. La heterogeneidad de situaciones a nivel nacional. Aun cuando hay consenso sobre el imperativo de transformación de la institución. En efecto. aunque habría muchos otros por destacar. La década del 90 y los primeros años del siglo XXI vieron un crecimiento concomitante del delito y la desigualdad. podemos señalar algunos activos a nivel de las instituciones y de la sociedad que sería estratégico preservar. ¿Los individuos suelen especializarse en un delito o están dispuestos a cruzar de uno a otro en función de las oportunidades? ¿Entre qué delitos hay mayores pasajes o combinaciones? ¿Cuáles se mantienen como ámbito especializado de actores “expertos”? Aunque algunos estudios permiten esbozar ciertos perfiles. Resulta fundamental que vuelva a contarse con estadísticas oficiales de seguridad que sean exhaustivas. lo que parecería estar indicando que opera algún tipo de autocontrol en el uso de las armas de fuego que no estaría presente en otros países de la región. 4. Esto implica centrar la indagación en cada campo específico de la actividad. las fuentes de financiamiento o la comercialización). Los desafíos que el próximo gobierno enfrentará en materia de seguridad son muchísimos. Necesidad de fijar objetivos. Política basada en la evidencia. La mayoría de los estudios sobre seguridad se han enfocado en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). existe una tasa de homicidios relativamente baja. El caudal de conocimiento nos ha permitido trazar un panorama relativamente certero sobre muchas cuestiones. La (escasa) estadística sobre delitos en Argentina se construye básicamente a partir del conteo individual de hechos. La Nación y cada provincia deberían explicitar sus objetivos en materia de seguridad. 1. 1. Tomamos cuatro aspectos básicos. se complejizaría la distinción dicotómica entre crimen organizado y amateur. que sean mensurables y que en efecto sean mensurados. el conocimiento del que disponemos no permite ser concluyente. La segunda se vincula con las características que deberían asumir esas políticas. dada la evidencia histórica cabría preguntarse cuál es el mejor camino para que tales reformas sean realizables. Tenemos escasa información sobre los delitos más complejos. con diversa suerte. sin título. a pesar de las presiones que ciertos actores han esgrimido. La primera. 3. varias provincias han iniciado reformas de sus fuerzas policiales. Será necesario estar atentos para garantizar que se encaren de forma consistente con un paradigma democrático. pero también en una amplia condena social frente a los casos de violencia policial. por ejemplo. Resultaría útil introducir un análisis de las dinámicas delictivas que las contemplara en términos de mercados. nos gustaría presentar algunos debates sobre las características que deberían tener las políticas de seguridad democrática. víctimas y victimarios. 4. De este modo. Nos gustaría centrarnos en cinco de ellas en pos de contribuir a la agenda de investigaciones pendientes. La relación entre distintos tipos de delitos y violencias. o si sería preferible elaborar programas sectorizados (por mercado delictivo. Un segundo aspecto relativo a los perfiles se refiere a los grados de especialización de la actividad. Desarrollar el conocimiento sobre estos cinco puntos es fundamental para generar políticas que sean más ajustadas a la heterogeneidad de las dinámicas de violencia y delito. donde las encuestas de victimización muestran tasas de delito significativas. Conocemos poco. Es común afirmar que la cantidad de delitos englobados en lo que se considera “inseguridad” se ha incrementado en las últimas décadas. Gran parte de nuestro conocimiento sobre “la inseguridad” gira en torno al pequeño delito urbano. Rosario. el debate es si no sería preferible establecer una agenda de transformaciones parciales y acumulativas que fuera menos vulnerable a los cambios de humor político y sensibilidad pública. identificando el núcleo estructurante de cada mercado (por ejemplo. Santa Fe y Mendoza. Sin embargo. todavía no tenemos un conocimiento sistemático para planificar políticas. los vacíos que existen en el conocimiento sobre el tema. respectivamente. Tampoco sabemos mucho. Sin ellas. Por otro lado. edición Cono Sur . y por ende más eficaces a la hora de desarticularlas. la división del trabajo que se da entre actores con distintas tareas. 2. jerarquías y poder relativo y analizando la complementariedad entre sus acciones. Sin embargo. Vacíos cognitivos En la última década se han producido múltiples investigaciones sobre seguridad en nuestro país. Aquí. Reformas policiales: ¿transformación general o modificaciones parciales? A lo largo de la última década. El primero es el hecho de que. © Le Monde diplomatique. Sin embargo.10 | Edición 197 | noviembre 2015 El Dipló publica el sexto artículo de la serie realizada por profesionales convocados por el IDAES-UNSAM para indagar sobre los modelos de desarrollo en Argentina. Modelos de desarrollo en debate ¿Cómo construir una agenda de seguridad? por Gabriel Kessler y Paula Santamaría* E n este artículo nos gustaría presentar algunos lineamientos en torno a dos cuestiones clave para pensar modelos de desarrollo en materia de seguridad. la reducción posterior de la inequidad no se vio acompañada de una disminución análoga en los crímenes. por ejemplo mediante la consolidación de mercados delictivos o a través del establecimiento de lógicas expresivas que mantienen una relación no instrumental con la violencia. mostrando la articulación entre actores y actividades con distintos niveles de Eduardo Stupía. lo que se manifiesta en una baja aceptabilidad del delito en general. En este marco. Esta metodología dificulta la tarea de identificar los puntos de articulación entre los casos y de reconstruir los flujos del sistema. Ante esto. las políticas nacionales no han adoptado en forma uniforme (o al menos. Más allá de los vaivenes en las políticas públicas. Existencia de activos. la interpersonal y la específicamente delictiva). 2012 (fragmento. gentileza Galería Jorge Mara . las políticas se diseñan a ciegas y es imposible evaluar su impacto. particularmente en aquél que es fundamental para la elaboración de políticas. sería preciso caracterizar la situación en las ciudades medianas y pequeñas. desconocemos si esto se debe a que ha crecido el número de individuos que cometen delitos. 2. como el económico o el medioambiental y no sabemos lo suficiente acerca de las relaciones entre los distintos tipos de delitos y de violencias. los autores presentan interrogantes y lineamientos para elaborar políticas de seguridad democrática. confiables y de acceso público. Conicet-UNLP y Licenciada en Sociología UBA-Mgs. Un último activo a destacar radica en que. Estos trabajos permiten identificar patrones comunes a nivel nacional así como diferencias significativas entre las grandes urbes que es necesario ahondar. en menor grado que en otros países de la región) un giro claramente punitivo. Políticas de seguridad democrática En una segunda instancia. acerca de las formas de conflictividad local que terminan en homicidios (aun cuando constituyan un porcen- taje significativo de los asesinatos totales) o de la relación entre diferentes tipos de violencia (por ejemplo. g *Doctor en Sociología. aunque existen también investigaciones acerca de la situación en Córdoba. o a que este contingente se ha mantenido estable pero ha aumentado la cantidad de hechos que cada persona efectúa. entre la de género. habría que indagar varias cuestiones: ¿cuáles son los vínculos causales entre ambas variables? ¿Cuáles son las secuelas temporales de la desigualdad? ¿De qué manera incide la persistencia de “núcleos de exclusión estructural” sobre la reproducción de las dinámicas delictivas? Existen estudios que permitirían apoyar la hipótesis de una autonomización de la variable dependiente (tasas de delito). La relación entre delito y desigualdad. El segundo radica en que se ha consolidado un alto estándar de sensibilidad social frente a todo tipo de violencias. LSE. 5. a pesar de la alta presencia mediática y de irresponsables y peligrosos discursos de campaña. El perfil de las personas que delinquen. Sin embargo. Los mercados del delito. aun cuando se da en nuestro país un alto número de hechos delictivos con uso de armas de fuego. 3. es preciso debatir si hace falta un gran Plan Nacional de Seguridad que intente abarcar todo el territorio y todas las problemáticas a la vez. por región y en el caso de ciertas ciudades) que enfrentaran los distintos desafíos de manera progresiva. de la relación entre distintos tipos de drogas (y si se trata de algunos consumos o tráficos) y distintos tipos de violencia. existen dimensiones que todavía no han sido suficientemente estudiadas.

Distribución en Cap. “La contradicción principal”. Fed. que el Estado debe procurar incrementar. en sentido estricto y sin ironías.A. la imaginación de la sociedad y la propia imaginación de los dirigentes acerca de qué es deseable y qué es posible constituyen un límite cultural para la acción pública. el macrismo deberá buscar su lugar en una región y un mundo muy diferentes a los de una década atrás. Paraguay 1535 (C1061ABC) Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Le Monde diplomatique. la cultura es un fin del desarrollo. Aráoz de Lamadrid 1920. Nº 18. en Alteridades.org En internet: www. un factor generalmente pasado por alto.fr Internet: www. levantar la cabeza y mirar más allá. En Argentina a principios de siglo XXI rondaba el 2. Queda prohibida la reproducción de todos los artículos.org. Marca registrada®. Le Monde diplomatique es una publicación de Capital Intelectual S. 1º piso. 4305 3160. para la República Argentina y la República Oriental del Uruguay. Según datos de la CEPAL. Le Monde diplomatique. el desarrollo cultural se refiere específicamente al proceso que incrementa la autonomía y libertad de los seres humanos. Le Monde diplomatique (París) Fundador: Hubert Beuve-Méry Presidente del Directorio y Director de la Redacción: Serge Halimi Director Adjunto: Alain Gresh Jefe de Redacción: Pierre Rimbert 1-3 rue Stephen-Pichon. 2. g Editorial Co­la­bo­ra­do­res lo­ca­les Martín Becerra Nazaret Castro Julián Chappa Alejandro Grimson Federico Lorenz Tomás Lukin Leandro Morgenfeld Verónica Ocvirk Ayelén Oliva Ignacio Ramírez Josefina Sartora Juan Gabriel Tokatlian Marta Vassallo Federico Vázquez Ilustrador Gustavo Cimadoro Tra­duc­to­res Julia Bucci Georgina Fraser Teresa Garufi Aldo Giacometti Florencia Giménez Zapiola Víctor Goldstein Patricia Minarrieta Bárbara Poey Sowerby Gustavo Recalde Carlos Alberto Zito Diseño original Javier Vera Ocampo Producción y circulación Norberto Natale Publicidad Maia Sona publicidad@eldiplo.org contacto@eldiplo.: Vaccaro Hermanos y representantes de Editoriales S. Cuando no la registran la cultura opera sobre ellos. 3. No es sólo un instrumento del desarrollo entendido como avance económico. Es la restricción cultural. Buenos Aires. muchos avances pueden evaporarse porque no se asientan en cambios profundos en el sentido común. ni pueden tomar ciertas medidas sin construir ciertos apoyos. publicidad. 9. julio-diciembre de 1999. No pueden. Generar autonomía: ¿en qué sentido? Las concentraciones de poder reducen diferentes autonomías. Redacción. la cultura también es una condición para el desarrollo. Argentina. En palabras de María Eugenia Vidal: “Te hablo a vos. un medio y un fin del desarrollo. del mes de noviembre de 2015 fue de 1. “La nueva era de la nueva era”.org Fotocromos e impresión: Rotativos Patagonia S. el macrismo se inserta en un mundo (contexto) y en una línea de tiempo (historia). noviembre de 2015. capacitación y educación para incorporar innovación y creatividad a diversas iniciativas personales ocupó parte importante de la agenda del Gobierno de la Ciudad y. La proporción del PIB vinculada a actividades culturales crece en todo el mundo. por ejemplo.el­di­plo. noviembre de 2015. será replicado a nivel nacional. para afirmarse en el poder. edición Cono Sur. Argentina. aunque todavía sea temprano para ver el resultado exacto de este asombroso mix entre derecha pos-moderna. Por un lado.966.S.fr por Alejandro Grimson L a cultura es a la vez una condición. de la educación pública.org Co­rrec­ción Alfredo Cortés ¿Batalla cultural? Diagramación Cristina Melo pone moldear el mundo a su imagen y semejanza ni imponer desde afuera una religión. Concluyamos. Luis Sáenz Peña 1836. administración. Sin embargo. A esto hay que agregar otro 3% proveniente del sector público. edición Cono Sur.. gastar más dinero del que disponen.monde-diplomatique. ofrece apenas una guía para la transformación personal. Los dirigentes sociales y políticos saben que tienen restricciones económicas y políticas para su acción.: (331) 53 94 96 21 Fax: (331) 53 94 96 26 Mail: secretariat@monde-diplomatique.A. Ningún economista pensaría el PIB. Entre Ríos 919. Registro de la propiedad intelectual Nº 348. y “Globología”. en cualquier formato o soporte. Así como el alfonsinismo puede ser visto como el intento de construir una socialdemocracia criolla en tiempos de esplendor de los partidos socialdemócratas europeos. edición Cono Sur. Mi argumento es que el budismo occidentalizado esconde un fondo de individualismo que sintoniza con el discurso de progreso mediante el esfuerzo de las personas y familias que es el eje de la doctrina liberal de la igualdad de oportunidades y una de las marcas de fábrica del PRO: poner a todos los ciudadanos en la misma línea y que cada uno llegue hasta dónde buenamente pueda. proceso que requiere a la vez bases materiales y simbólicas.8%.A. el trabajo ni las exportaciones sin considerar el peso de la cultura. Ahora bien. Los cambios económicos y políticos sólo pueden ser perdurables cuando se enraízan en profundas transformaciones culturales.5% y en la actualidad se ubica alrededor del 3.A. Límites presupuestarios y relaciones de fuerza. “La autonomía como religión: la nueva era”. 75013 París Tél. edición Cono Sur 25.B. La circulación de Le Monde diplomatique. cartas del lector: Tel/Fax: (5411) 4872 1440 / 4872 1330 E-mail: secretaria@eldiplo.A. una verdadera política de libre mercado y contra los sistemas de protección social sólo es viable si se establecen las condiciones culturales necesarias para llevarla adelante. Argentina. El lenguaje. © Le Monde diplomatique. 4305 3854. en lugar de ser ellos quienes operan sobre la cultura. todo gobierno debe.A. Por eso la cultura es un medio de desarrollo. Distribuidora Interplazas S. que te levantás todos los días para ir a trabajar y querés progresar”. d (Continúa en la página 10) .eldiplo.|3 Staff Di­rec­tor: José Natanson Re­dac­ción Carlos Alfieri (editor) Pablo Stancanelli (editor) Creusa Muñoz Luciana Garbarino Laura Oszust Se­cre­ta­ria Pa­tri­cia Or­fi­la se­cre­ta­ria@el­di­plo. sino el objetivo mismo del desarrollo entendido como realización del ser humano y de la vida social.A. desarrollismo retórico y budismo del estilo. existe una tercera restricción que los actores sociales casi siempre ignoran. Pablo Semán.A.A. según anunciaron los nuevos funcionarios. tanto de los países como de los grupos sociales. As. Por más nuevo que sea. noviembre de 2014. al poder de la autoayuda. 10-9-12. La sintonía es filosófica: budismo y macrismo apuestan.700 ejemplares. Vol. Tel. Aunque al comienzo la coyuntura monopolice sus esfuerzos. © Le Monde diplomatique y Capital Intelectual S. Véanse los editoriales “La nueva derecha en América Latina”. 4. Tel.. Las creencias sociales acerca del Estado. el 4. Por otro lado. Capital Intelectual S. Página/12.8% del empleo en Argentina es “empleo privado cultural” y “empleo privado de actividades relacionadas con la cultura”. suscripciones. los símbolos instituidos. salvo acuerdo previo con Capital Intelectual S. Claudio Scaletta.org ww­w. Le Monde diplomatique.A. por más que se presente como la iniciativa radicalmente inédita de un grupo de emprendedores políticos. Lejos de cualquier articulación colectiva. edición Cono Sur. El apoyo al emprendedurismo mediante programas. el menemismo como la versión argentina del Consenso de Washington y el kirchnerismo como una interpretación no lineal del giro a la izquierda latinoamericano. y Gran Bs. Si el desarrollo económico alude generalmente al crecimiento del producto y el desarrollo social a la distribución de los beneficios del crecimiento. Pte. C. Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Distribución en Interior y Exterior: D. CF. Al mismo tiempo.I. de la inclusión y la desigualdad establecen límites para las políticas públicas..

el trabajo. la pulcritud moral. con una minoría intensa que promueve la exclusión de amplios sectores de la población. Las luchas por los valores e imaginarios no se ganan simplemente con buenas intenciones ni ubicándose en el lugar correcto. Así. donde anidan ilusiones primermundistas. por más verdaderas que sean. se trata de discutir la sustancia. los sentimientos y los significados que puede tener. ¿Cómo alguien que proviene de esa misma cultura puede realmente transformarla? Desplegando. Comprendiendo que si no se transforman las bases mismas de la imaginación social y política todo lo sólido podrá desvanecerse en el aire. pero culturalmente están desarticulados. frente a esta nueva realidad. Si los medios eran los mismos y el resultado electoral fue diferente. Sin embargo. debió ceder ante las convicciones sociales a favor de un Estado activo. A grietas de credibilidad. ni leyes que den transparencia a la política. la reacción simbólica del oficialismo fue pasar a la “defensa de lo logrado” y señalar contrastes con la crisis de 2001. que la derrota electoral del kirchnerismo fue provocada por los medios de comunicación. Por ejemplo. Todas las verdades. Eso se combinó con limitaciones del modelo de mercado interno y de consumo. Venezuela y Chile. Los mismos medios. Hace un año publicamos una nota en el Dipló (1) planteando una paradoja: no puede esperarse que la burguesía nacional sea protagonista del desarrollo porque no es un actor social autónomo. ¿Se puede hablar de derrotas culturales? Por supuesto. lo público y la democracia. la humildad o la soberbia son cruciales en la dimensión cultural. La solución propuesta a este problema era sincronizar las transformaciones del Estado con las transformaciones económicas y sociales que ese mismo Estado debe promover. una mirada crítica y reflexiva sobre la propia cultura. Tampoco debe exagerarse el lugar de la información: no se tratará de una lucha entre datos o entre verdades y mentiras. 2012 (Gentileza Galería Jorge Mara . Así había sucedido con las revoluciones neoconservadoras de los ochenta y con los éxitos neoliberales: es lo que ocurre cuando el discurso sobre la educación o la salud pública se (auto)arrincona sobre la defensa de lo obtenido. con todos sus déficits. más que de la confrontación. pueden verse corroídas cuando se pierde credibilidad en cuestiones de Estado como las estadísticas o la transparencia. la mayoría de ese tercio social vio en las formas algo sustancial. Pero. para indagar sobre los modelos de desarrollo en Argentina. como la situación de los Qom. g 1. Esa afirmación va en contra de los saberes de las ciencias sociales. edición Cono Sur . la tesis de que la causa de la derrota del gobierno es que los poderes económicos o corporativos son muy grandes tampoco funciona. en este caso comenzó a producir un efecto muy distinto. el agradecimiento. El tercio de la sociedad que nunca fue kirchnerista ni antikirchnerista empezó a rechazar cada vez más intensamente el estilo del gobierno. ni la autonomía del INDEC) terminó aferrado a un pasado que la sociedad percibía positivo pero también. ¿Cómo pueden conectarse los juicios de los crímenes de lesa humanidad con la justicia actual? Hay personas y organismos que trabajan en ambos temas. Le Monde diplomatique. Hacia el final de la campaña el oficialismo intuyó algo de esto. donde esa polarización benefició al oficialismo. Hay otra paradoja que proviene de la cultura. Pero. inaceptable. y de hecho Cristina Kirchner aludió a que quizás su estilo personal no gustara a una parte de la sociedad. la idea de que “tener razón” lleva al triunfo electoral. insistió. a construir una agenda propia del cambio. Por eso. otras confrontaciones culturales sobrevendrán. la primera derrota cultural del gobierno sucedió cuando el cambio y el futuro fueron apropiados por la derecha. Hubo muchas cuestiones. se ha dicho ahora. un proyecto de desarrollo con justicia social requiere sustentarse en los aspectos positivos de la cultura política argentina y al mismo tiempo apuntar a la transformación de problemas muy arraigados en la tradición nacional. La batalla cultural La cultura es una condición del desarrollo porque entre las principales variables que inciden en el funcionamiento de la economía y la política se encuentran los valores. es evidente que el nuevo presidente comprendió que no ganaría la elección manifestándose contra la estatización de YPF y Aerolíneas o prometiendo anular la Asignación Universal. Una parte relevante de la política argentina girará en los próximos meses en torno a esta cuestión de la cultura política. ¿La población se cansó de toda confrontación y se ilusiona con un consenso vacío? ¿O percibió mucha demanda de una confrontación que exhibía resultados menos efectivos que antes? Una hipótesis: que la épica haya ido tomando distancia ante las crecientes restricciones económicas no supone que ahora los argentinos estén prestos para retomar la épica neoliberal de los noventa. Se trata de una cultura que genera dicotomías tan mal formuladas que llevan a la derrota a gobiernos con logros innegables. El segundo elemento es que. Dicho esto. una cultura obsesionada con sus pasados remotos del siglo XIX. Cuestiones como el sacrificio. mientras la economía mostraba cada vez más problemas. quizás aluda a una confrontación que la sociedad iba sintiendo ajena en la medida en que aparecía desconectada de sus vidas cotidianas. y se dijo en las elecciones de 2013. Cambió su discurso. *Antropólogo. La oposición se concentró en las cuestiones de futuro y de cambio. Pero no el Estado realmente existente. Entonces. la incomprensión de los apoyos sociales que logra el adversario. Cuando renuncia a debatir cambios. El tercer elemento es que. que lo llevaron a una creciente distancia y a un creciente desgaste. De hecho. Esto nos lleva a uno de los temas más dolorosos y riesgosos para el futuro de Argentina. etc. © Le Monde diplomatique. Modelos de desarrollo en debate ¿Batalla cultural? por Alejandro Grimson* (Viene de la página 3 ) d Por ejemplo.“Cuatro escenarios y un pronóstico para 2015”. el oficialismo (que nunca quiso debatir reformas impositivas. los modos de vinculación entre los líderes políticos y la población tienen un papel decisivo. Si ése es el objetivo del nuevo gobierno. el creciente aislamiento y un verticalismo completamente ineficaz en términos de éxitos políticos. edición Cono Sur. amplios sectores sociales consideraban que cuando hay avances efectivos la población al final siempre se entera. no las formas. siempre y cuando se entienda que cada partido no es “una cultura”. no pueden producir consecuencias opuestas en 2011 y en 2013 y en 2015. en algunos aspectos. ¿qué fue lo que cambió? Esquemáticamente.La Ruche) Del mismo modo. señalemos que en estos años hemos asistido a un modo equivocado de entender la “batalla cultural”. la izquierda perdió una batalla pública relevante. a diferencia de los años previos. Alejandro Grimson analiza la importancia del componente cultural en un proyecto político y económico. Sin embargo. Después de las inmensas victorias culturales y políticas del movimiento de derechos humanos. Cuando “transparencia” es un término apropiado por la derecha. Aquí. los problemas de los oficialismos se extienden a Brasil. obviamente hay que considerar otras dimensiones. también allí ha comenzado a generarse una escisión que puede devenir en una gigantesca derrota cultural. Este cansancio. con idéntica posición política. el gobierno saliente ya no pudo transformar las restricciones culturales y quedó atrapado en históricos condicionantes argentinos: la dicotomía. En este marco. El primero es económico: la baja de los precios de los commodities modificó situaciones económicas en toda la región. Eduardo Stupía. Paradojas Después del 54% del 2011. mal interpretados por el gobierno. Las cadenas nacionales se convirtieron en un boomerang: mientras el gobierno estimaba que sólo así podía comunicar sus logros. por presión de otros actores sociales e institucionales. sin título. Sólo el Estado puede ser el sujeto principal del desarrollo. por ejemplo.10 | Edición 198 | diciembre 2015 El Dipló presenta el último artículo de la serie realizada por profesionales convocados por el IDAES-UNSAM. se intensificó la división política de la sociedad. No puede esperarse que una cultura política como la argentina garantice la sustentabilidad de un proyecto de transformación. Por otro lado. Buenos Aires. Y que si fuera para comunicar un logro no hace falta hablar dos horas y repetir siempre las mismas frases. diciembre de 2014. tres elementos. no hay proyecto de cambio liberal ni de justicia social ni ningún otro que pueda llevarse adelante exitosamente sin apoyarse en dimensiones vivas de la cultura política.