1947. La Coruña.

Causa número 93 del registro correspondiente a 1947 que se
llevaba en la Secretaría de Justicia que servía la Capitanía General de la Octava
Región Militar, sobre asesinato en Iñás del Ayuntamiento de Oleiros en la
persona de Francisco Quiroga Cornes hijo del Alcalde de Oleiros. Depositada en
el Archivo Intermedio Militar Noroeste (Ferrol) por el Tribunal Militar
Territorial IV (La Coruña).
Se inician estas actuaciones con la orden de proceder del capitán general, Salvador
Múgica Buhigas, extendida en un oficio con membrete de la Capitanía General de la
Octava Región / Secretaría de Justicia y dirigida al coronel juez militar especial de E.
y O.A., Carlos Mauriz Barcia:
Para la incoación de la correspondiente causa adjunto remito a V.S. atestado
instruido por la Guardia Civil de esta Capital, con motivo del asesinato perpetrado
en la parroquia de Iñás, del Ayuntamiento de Oleiros, en la persona de FRANCISCO
QUIROGA CORNES, siendo adjunto un ejemplar del Mundo Obrero que los asesinos
dejaron en dicho lugar con fines propagandísticos, e igualmente se adjunta dos
cápsulas y tres proyectiles disparados, correspondientes a pistola de 9 m/m hallados
en el lugar de los hechos, de todo lo cual me acusará recibo.
Dios guarde a V.S. muchos años.
La Coruña 22 de febrero de 1947.
EL CAPITÁN GENERAL.
Múgica [rubricado].
Sigue un atestado con un sello al margen de la 140 Comandancia Mixta de la Guardia
Civil / Línea de Sada / ? Compañía:
<ATESTADO INSTRUIDO POR ASESINATO.> Don Miguel Luengo Tejero, Teniente
de la Ciento cuarenta Comandancia de la Guardia Civil, actualmente Jefe de la Línea
de Sada, de la misma Comandancia, por el presente atestado hace constar: Que
sobre las cuatro horas del día de hoy catorce de febrero de mil novecientos cuarenta y
seis [sic, será cuarenta y siete], fue avisado por el Guardia segundo encargado del
Puesto de Oleiros, de que en la parroquia de Iñás había sido asesinado el vecino
Francisco Quiroga Cornes, por lo que rápidamente salió para dicho punto y al efecto
a las cinco horas del mentado día se personó en el domicilio de D. Francisco
Quiroga Fontenla, industrial de la parroquia de Iñás y actualmente Alcalde
Presidente del Ayuntamiento de Oleiros, quien le manifestó que sobre las veintitrés
horas del día anterior, encontrándose en una de las habitaciones de su casa, oyó
varios disparos de arma de fuego y rápidamente salió de la misma y encontró caído
en el suelo y sangrando abundante a su hijo Francisco Quiroga Cornes, que no daba
señales de vida.
<PREGUNTADO> para que manifieste quien o quienes son los testigos que pudiera
haber del hecho, dice que se hallaba presente su hijo Manuel Quiroga y José y Juan
Quiroga, así como el vecino de la parroquia Manuel Díaz Varela.

<MANIFESTACIÓN de Juan Quiroga> Cornes, interrogado por las generales de la
Ley manifestó llamarse como queda dicho de treinta años de edad, soltero, natural y
vecino de la parroquia de Iñás, quien preguntado sobre el caso ocurrido manifiesta:
Que sobre la una de este día y en ocasión de salir la gente del establecimiento, él
también salió del mismo al objeto de evacuar una necesidad, observó que dos
individuos se encontraban cerca de la puerta, dando la sen[sa]ción de que tenían frío
y diciendo uno de ellos, ¡qué frío hace! vamos a tomar unas copas; que infundiéndole
sospechas intentó cerrar la puerta, no dejándolo uno de ellos que con el hombro le
empujó y seguidamente empuñando una pistola encañonó a su hermano Manuel, al
mismo tiempo que le preguntaba como se llamaba y al decirle el nombre, preguntó
que quien era Francisco Quiroga; como quiera que también su hermano Francisco se
encontraba en el establecimiento contestó que era él, y rápidamente le hicieron entre
los dos unos siete u ocho disparos, alcanzándole tres de ellos, que sin duda le
produjeron la muerte.
<PREGUNTADO para> que manifieste las señas de los mismos si las recuerda dice
que el [que] encañonó a su hermano Manuel, era de un estatura regular, cara
redonda, moreno, con bigote ancho en el centro y con guía alargada, vistiendo
gabardina clara y el otro, que quedó en la puerta, vestía un tres cuartos de cuero, con
el pelo ondulado, rubio, peinado para atrás y recortado, de unos treinta y dos a
treinta y cuatro años sin otra señal exterior; que después de cometer el hecho
salieron corriendo hacia la parte izquierda del edificio con dirección al campo de
fútbol; presentándose seguidamente la fuerza de la Guardia Civil, que se encontraba
a unos cien metros y que ya antes del hecho había hecho acto de presencia.
Que no tiene más que decir que lo dicho es la verdad en lo que se afirma y ratifica,
firmando la presente previa lectura y conformidad en unión del Oficial que le
instruye.
Juan Quiroga, Miguel Luengo Tejero [rubricado].
<MANIFESTACIÓN DE LOS HERMANOS MANUEL Y JOSÉ QUIROGA CORNES>
Interrogados por las generales de la Ley los anotados al margen manifiestan
llamarse como queda dicho de veintiséis y veintitrés años, respectivamente, los cuales
coinciden en un todo con lo anteriormente manifestado por el hermano Juan, no
teniendo nada que añadir a lo anteriormente manifestado; firmándola en prueba de
conformidad en unión del Oficial que lo instruye.
Manuel Quiroga, José Quiroga, Miguel Luengo Tejero [rubricado].
<DILIGENCIA DE INSPECCIÓN OCULAR.> Acto seguido pasó el Oficial que
suscribe al interior del establecimiento, pudiendo observar los siguientes impactos de
proyectil, uno que perfora la puerta o cierre del mostrador y tiene su salida por la
construcción de mampostería que constituye el referido mostrador, lugar
precisamente de la caída de la víctima al producirle uno de los disparos a la altura
de la tetilla derecha, otro muy cerca del anterior, que no atraviesa la puerta, otros
que desde la tienda, pasó a otra dependencia análoga y rompió una jarra y otra que
fue atravesando la puerta que separa el interior de la vivienda y va a parar a un
armario de cocina, detrás del mostrador se observa un charco de sangre, coagulada,

en el sitio que cayó el fallecido FRANCISCO QUIROGA CORNES, que ya había sido
trasladado por sus familiares al piso superior del domicilio.
Y no observándose otros datos que designar, se da por terminada la presente que
firma el Oficial que instruye.
Miguel Luengo Tejero [rubricado].
<MANIFESTACIÓN DE MANUEL DÍAZ VARELA.> Interrogado por las generales
de la Ley, el anotado al margen, manifiesta llamarse como queda dicho de cuarenta
años de edad, casado, natural de San Pedro de Nós y vecino de Iñás en la parroquia
y Ayuntamiento de Oleiros, el que
<PREGUNTADO> para que manifieste cuanto sepa y le conste sobre lo ocurrido a
su convecino Francisco Quiroga Cornes, dice: Que al intentar salir del
establecimiento propiedad del padre del agredido, se encontraron con dos individuos
que decían querían tomar unas copas de coñac y al decirle un hijo del propietario
que ya no se despachaba, fue empujado por uno de ellos, sacando cada uno una
pistola al parecer del nueve largo y empezando a preguntar como se llamaban los
presentes; los hijos del dueño del establecimiento, sin duda por estar atemorizados
por las pistolas dieron sus nombres cambiados, pero en aquel momento se presentó
en la puerta que da al interior del bar otro hijo del señor Quiroga y al ser preguntado
por ellos como se llamaba, contestó que Francisco Quiroga, siendo acto seguido
agredido a tiros sin más explicación ni palabras, marchándose después de arrojar
alguna propaganda izquierdista, dando vivas y mueras. Que con el miedo que tomó
no puede ni precisar las señas de los sujetos en cuestión, siéndole imposible recordar
circunstancia alguna de ellos: Que lo dicho es la verdad: Que no tiene más que decir,
firmando la presente previa lectura y conformidad en unión del Teniente instructor.
Manuel Díaz, Miguel Luengo Tejero [rubricado].
<DILIGENCIA DE TERMINACIÓN-> Practicadas las gestiones de caso y
establecidos los oportunos servicios, que continuarán hasta ver de lograr resultado
alguno favorable, el instructor que suscribe acuerda no obstante dar por terminado el
presente para su remisión a la Autoridad Militar correspondiente, sin perjuicio de
ampliarlo o informar del resultado que se obtenga de las gestiones anteriormente
mencionadas.
Y para que conste firma la presente en Iñás a las diez y seis horas del día de hoy
catorce de febrero de mil novecientos cuarenta y siete.
Miguel Luengo Tejero [rubricado].
<DILIGENCIA> Acto seguido se remite el presente al Excelentísimo Señor
Gobernador Militar de la provincia y Plaza de La Coruña a los efectos oportunos,
siendo también adjunto tres balines del nueve largo y dos cápsulas del mismo calibre,
halladas en el domicilio del asesinado.
Y para que conste se pone por diligencia que firma el oficial que la suscribe.

Miguel Luengo Tejero [rubricado].
Sigue un ejemplar de mundo obrero impreso a tamaño cuartilla, número 3
correspondiente al 10 de enero de 1947 y da como precio 1 peseta. A la derecha del
título una cita de la Pasionaria:
"La reconquista de España para la libertad y la democracia, no puede ser la obra de
un partido o de una clase, sino el resultado de la conjugación de esfuerzos de todos
los grupos políticos mencionados, desde los católicos hasta los comunistas".
(PASIONARIA).
En el título, impreso en tinta roja, entre Mundo y obrero, aparece la hoz y martillo:
¡Proletarios de todos los países,
UNÍOS!

Mundo obrero
Editado por el Comité de Galicia del Partido Comunista de España
NUM. 3 10 DE ENERO DE 1947 PRECIO 1 PESETA
------------------------------------------------------------------------------------------------------La unidad antifranquista hará de 1947 el año
de la Victoria Republicana
En el año que acaba de terminar se ha producido un profundo viraje en el desarrollo
de los acontecimientos políticos, viraje que coloca a nuestro pueblo en condiciones
de alcanzar el triunfo sobre el franquismo, en plazo breve. La democracia española
ha conquistado victorias parciales de gran importancia, tanto desde el punto de vista
de la Resistencia interior, como en el área internacional.
En el primer trimestre de 1945, quedaban integradas en el seno de Alianza
Democrática, las fuerzas obreras y republicanas del interior. Casi al mismo tiempo,
se reorganizaba el Gobierno republicano en el exilio, con la inclusión de nuevas
fuerzas, convirtiéndose, de manera efectiva, en el órgano rector de la Resistencia y
suprema autoridad del pueblo español.
La grandiosa movilización de la Democracia mundial en ayuda del pueblo español,
se tradujo en acciones concretas. Nueve países reconocieron al Gobierno del Dr.
Giral, y otros muchos tienen suspendidas sus relaciones con el franquismo. Y
últimamente las decisiones de la O.N.U. que sin ser decisivas, constituyen una gran
ayuda a la lucha liberadora de nuestro pueblo.
Si importantes han sido los avances logrados en el campo internacional, no son
menos los alcanzados en el desarrollo e incremento de la Resistencia en el interior
del país. En el año 1946, se han producido más de 200 huelgas obreras; 100 acciones

guerrilleras y una oleada de protestas y manifestaciones contra el hambre y el terror.
Bajo los golpes del Movimiento de Resistencia, ayudado por la Democracia mundial,
el bloque fascista reaccionario se desmorona a pasos agigantados. La lucha creciente
del pueblo español, acelera la descomposición del franquismo a tal extremo, que las
divergencias entre la camarilla nazificada de Falange y otras fuerzas reaccionarias
que han sostenido a Franco, están surgiendo a la luz pública. La crisis que amenaza
al cuarteado edificio de la tiranía franquista, no puede ser conjurada con los
llamamientos de Franco a la unidad, no con mascaradas de adhesión al Caudillo.
Los avances realizados por nuestro pueblo para destruir al franquismo y restablecer
la República democrática, se deben principalmente a la unidad. Gracias al mayor
grado de unidad del proletariado, especialmente en Cataluña y Euzkadi, se
desencadenaron formidables huelgas de masas, permitiendo a la clase obrera
colocarse a la cabeza de la lucha liberadora. Gracias a la unidad de las masas
populares con los combatientes de vanguardia que participan en el Movimiento
Guerrillero, se descargaron golpes demoledores sobre el régimen franquista. Gracias
a la unidad de los partidos republicanos y organizaciones sindicales dentro de
Alianza Democrática, se reforzó la Resistencia activa de los campesinos, de los
jóvenes, de las mujeres, de los militares patriotas y de las capas económicas del país.
Gracias a la unidad en la emigración en torno al Gobierno de la República, se ha
logrado que las fuerzas democráticas de todo el mundo, presten una ayuda efectiva a
nuestro pueblo. Y gracias a la unidad antifranquista, dentro y fuera del país, se
consiguió paralizar, momentáneamente, los manejos de los capituladores que, al
servicio de la reacción anglo-sajona, trabajan por una salida de compromiso con el
franquismo.
El nuevo año, encuentra a nuestro pueblo en los umbrales de su liberación. Los
sufrimientos inenarrables que ha soportado en estos diez años, y los sacrificios que
ha realizado, le han hecho más que acreedor a la victoria.
Para las fuerzas democráticas de Galicia, la nueva situación creada, impone tareas
ineludibles. La primera de ellas, reforzar la unidad antifranquista, extenderla y
consolidarla. No puede dejarse al correr del tiempo, la estructuración del Consejo
Nacional Gallego de la Resistencia, del cual tienen que ser nervio y
(Continúa en la página segunda).
En el centro entre las dos columnas del texto precedente:
Al Buró Político
de nuestro Partido
Al empezar el nuevo año, desde esta trinchera de combate, los comunistas de Galicia
os envían un cariñoso saludo. Con él, la firme promesa de luchar incansablemente
hasta el aniquilamiento de la canalla fascista.
Sabemos que el nuevo año, exige de nosotros mayores esfuerzos para unir en un gran
Movimiento de Resistencia a todas las fuerzas republicanas y democráticas de
Galicia. Podéis estar seguros, camaradas, que no regatearemos sacrificios para que
la organización del Partido en Galicia, sea digna de la confianza que en ella ha

depositado el pueblo. Los comunistas, en las fábricas y en el campo, en las guerrillas
y en las prisiones, en cualquier sitio que se hallen serán ejemplo de valor y firmeza;
serán luchadores insobornables por una España republicana, prenda segura de una
Galicia libre y progresiva.
Nos esforzaremos or mejorar la ligazón de nuestro Partido con las masas, y en la
aplicación justa y consecuente de la línea de Unidad y Lucha que nos habéis tratado.
Velaremos por los principios ideológicos de nuestro Partido, por su unidad y
disciplina.
Los comunistas, junto a las demás fuerzas democráticas y patrióticas, combatiremos
cualquier intento de los reaccionarios indígenas y extranjeros, de empujar a nuestro
pueblo a un criminal e indigno compromiso con el enemigo.
¡Viva nuestro glorioso Buró Político!.
¡Viva nuestro Jefe amado Dolores Ibarruri!.
¡Viva la república!.
La página dos se divide en tres columnas:
La unidad antifranquista hará de 1947 el
año de la Victoria Republicana
(Viene de la página primera).
cerebro de los partidos republicanos y organizaciones obreras integradas en Alianza
Democrática. Quien obstaculiza la formación de las Alianzas, consciente o
inconscientemente, sirve al enemigo. Quien llamándose antifascista, se encoje de
hombros ante el martirio de nuestros presos, el hambre y la miseria de tantos
hogares, mancilla el hombre de la organización a que pertenece. Los momentos
decisivos que vive nuestra Patria, exigen Unidad y Acción. A España y a Galicia no
se los libera con buenos deseos y mucho menos con actitudes sectarias.
Ahora más que nunca es necesario reforzar y extender la unidad antifranquista en
torno a las instituciones legales de la República, para romper las maniobras de
compromiso tendientes a impedir el triunfo de la democracia en España. Es necesario
la Unidad para extender el movimiento huelguístico a todo el país para dar a la
lucha guerrillera un carácter de masas; para lograr que nuestro pueblo pase de LA
RESISTENCIA ACTIVA A LA OFENSIVA ARROLLADORA.
Ahora más que nunca, es necesaria la unidad para conseguir que las Naciones
Unidad tomen medidas más enérgicas contra el franquismo; para aumentar la ayuda
de la democracia mundial a nuestro pueblo; para hacer que el enemigo muerda el
polvo de la derrota antes de la primavera.
Ahora más que nunca es precisa la unidad, para rescatar la República, sin la cual no
puede haber Libertades Nacionales para Galicia.
Al empezar el año 1947, llamamos a todas las fuerzas democráticas y patrióticas de

Galicia, a cerrar filas en torno a la bandera gloriosa de la República. Llamamos a
todo nuestro pueblo a incrementar la lucha para dar el tiro de gracia a la Dictadura
sangrienta de Franco y Falange.
¡Hagamos de 1947 el año de Victoria Republicana!. ¡Ganemos la primer batalla del
nuevo año, reforzando la Unidad Antifranquista, sin la cual es imposible la Victoria!.
Noticiario Antifascista Internacional
BRASIL.- El Pleno nacional del Partido Comunista de Brasil, envió un mensaje al
pueblo español y portugués, prometiendo intensificar la campaña contra los
regímenes fascistas de Franco y Salazar, y la ayuda para que los pueblos español y
portugués recobren su libertad.
PARÍS.- El Gobierno de la República Española, ha recibido 180.000 cartas de
adhesión de organizaciones democráticas de todo el mundo. Y 110.000 individuales
de personalidades de la política, las artes y las ciencias.
MÉJICO.- Cincuenta Intelectuales españoles exiliados enviaron carta de saludo y
adhesión incondicional al Presidente de la República Sr. Martínez Barrios. Esto es la
mejor réplica a los manejos de los Indalecio Prieto y compañía.
ESTADOS UNIDOS.- El Cuerpo Nacional de Juristas de Norteamérica envió una
carta al representante de EE. UU. en la O.N.U. pidiendo la ruptura con Franco y el
reconocimiento del Gobierno del Dr. Giral.
MOSCÚ.- El Comité de Mujeres Antifascistas de la URSS, con motivo del nuevo año,
ha enviado un saludo a las mujeres demócratas de España y con él la promesa de
seguir luchando hasta ver España libre del fascismo.
Hasta los niños protestan
El día 10 de Diciembre, un grupo de rapaces, haciendo un cordón ante el Gobierno
Civil de Coruña, se pusieron a cantar a coro: "SI NO NOS DAN ACEITE NIN
GRASA ¿PRA QUE NOS QUEREN NA CASA?".
Más tarde los rapaces, cogidos de la mano, iban por las calles cantando el mismo
estribillo.
"Amigos de Mundo Obrero"
Nuevamente insistimos sobre la necesidad de asegurar la salida de "MUNDO
OBRERO". ¡Cuesta mucho dinero camaradas y amigos!. Es necesario crear grupos
de "Amigos de Mundo Obrero", como han hecho los antifascistas de Vigo. Es
imprescindible que se liquide regularmente los paquetes, y que se intensifique la
venta de bonos. ¡Mucha más ayuda necesita el batallador "Mundo Obrero".
DONATIVOS:
Grupo de H. de O.

136 pts.

Un almacenista
Un empleado de Campsa
Un estudiante de medicina
Un empleado
Un practicante
Un bancario
Un intelectual
Viuda de un fusilado
Un Maestro
Un guardia
Un comerciante
Un ciego
Un viajante
Grupo "Dinamo"
Tres obreros Construcción
Grupos de pescadores
Un chófer

5"
5"
5"
1"
1"
1"
25 "
2"
5"
1"
200 "
5"
50 "
45 "
12 "
37 "
10 "

Los obreros reorganizan sus gloriosos sindicatos para la lucha
Los obreros de una gran empresa de Coruña, sabiendo que la única forma de
defender sus intereses ante la situación de hambre y miseria que los jornales míseros
que actualmente disfrutan representan, hambre y miseria aumentados por
innumerables descuentos del franquismo, han decidido crear su verdadera
organización de lucha: LOS GRUPOS DE UNIDAD SINDICAL DE EMPRESA. Estos
grupos de Unidad Sindical encarnan los gloriosos Sindicatos de la U.G.T. y C.N.T.
El camino emprendido por los obreros de esta empresa deber ser ejemplo a imitar
por todos los obreros de Galicia. Sólo a través de este camino de unidad y lucha se
puede acabar con los míseros salarios y dar la batalla a los Sindicatos falangistas al
servicios de los intereses de los patronos.
¡Que ningún obrero gallego deje de pertenecer a su grupo de Unidad Sindical de
obra, taller o fábrica!
¡Viva la Unidad Sindical!.
¡Abajo los Sindicatos de Falange!.
La parte inferior de esta segunda página aparece ocupada, a toda plana, por otra cita
de la Pasionaria:
"ES DECISIVO PARA LA LIBERTAD DE NUESTRO PUEBLO Y SU FUTURO, QUE
NUESTRO PARTIDO SE DESARROLLE Y SE CONSOLIDE COMO EL GRAN
PARTIDO REPUBLICANO Y PATRIOTA QUE A JUSTO TÍTULO ES YA HOY.
ORGANIZADO Y ENTRENADO PARA LA LUCHA". (Dolores Ibárruri, Pleno
Diciembre de 1945).
Las tareas

del Movimiento Guerrillero en el Nuevo Año
Los comunistas estamos orgullosos de ver el formidable desarrollo del movimiento
guerrillero. Y estamos orgullosos, porque ha sido nuestro partido el que más puso y
pone para engrandecerlo y perfeccionarlo; porque militantes de nuestro Partido, han
caído cubiertos de gloria en el combate y otros muchos juegan un papel fundamental
en las guerrillas.
En el transcurso del año 1946, las guerrillas gallegas, se han cubierto de gloria en
un centenar de combates, habiendo escrito páginas imborrables de valor y heroísmo,
regadas, en ocasiones, con la sangre de legendarios luchadores. No es por
casualidad que el pueblo los admire y ayude.
El carácter profundamente político de sus acciones, su identificación con los
problemas de las masas populares, en particular de los labradores, ha dado a los
Guerrilleros una sólida base de apoyo, que les permitió hacer frente a todas las
furibundas embestidas del enemigo.
La lucha antifranquista en 1946, ha perfilado aspectos nuevos que deben ser
asimilados por los Guerrilleros. La clase obrera ha librado grandes batallas; los
campesinos han incrementado la resistencia al latrocinio falangista; la protesta
popular contra la política de terror y hambre del franquismo, adquiere caracteres
cada día más violentos. Este auge de la lucha popular, impone nuevas tareas al
Movimiento Guerrillero, para dar a este un carácter de masas. Las Guerrillas
necesitan aún más al pueblo, pues de él han de recibir armas, víveres, información y
las reservas combativas. Para dar este carácter de masas al Movimiento Guerrillero,
es preciso organizar grupos armados en las ciudades, los cuales la mismo tiempo que
trabajan, actúan de guerrilleros, realizando actos de sabotaje, ajusticiando
falangistas, y en las huelgas, son la fuerza de protección contra el esquirolaje
falangista. Estos grupos compuestos por cinco o seis amigos que se conozcan, de la
misma empresa o barriada, serán las reservas activas, entrenadas, prestas en todo
momento a realizar acciones combinadas con los Sindicatos clandestinos y las
organizaciones de la Resistencia. Los grupos guerrilleros que actúan en las
Empresas, deben adquirir su armamento sobre la marcha, desarmando a guardias
jurados, serenos y policías. En su labor de sabotaje a la industria franquista deben
utilizar desde la arenilla en los cojinetes de una máquina, hasta la dinamita en un
transformador.
Al mismo tiempo, los Guerrilleros deben plantearse prácticamente, el acabar con los
provocadores de las "contra partidas", compaginando la lucha por su exterminio
físico, con la labor política de esclarecimiento entre el pueblo.
La primera experiencia política que se deriva del año 1946, es la necesidad de poner
fin al aislamiento de los Guerrilleros, enlazando y compaginando sus acciones en el
campo, con la lucha de las masas populares en las ciudad. 1947 marca la iniciación
de una etapa superior en la lucha Guerrillera.
¡Adelante, bravos luchadores!. El Partido Comunista os saluda en este nuevo año
que será por decisión del pueblo, el año de la Victoria Republicana.

A media página y a toda plana, sigue otra cita de la Pasionaria:
"Igual que en la guerra de Independencia, igual que en la guerra contra los invasores
de 1808, surgen ahora jefes guerrilleros como el gallego Manuel Ponte, nuevos
Empecinados que se levantan por el honor de la Patria atropellada y por la
República, y que para gloria de nuestro partido salen, en su mayoría, de las heroicas
filas comunistas". (DOLORES IBARRURI).
Una gran iniciativa
Las "Mujeres Antifascistas", de Coruña, lanzan la iniciativa de que cada grupo
confeccione jerseys y calcetines de lana para los guerrilleros. Y remarcan: "Debe ser
una tarea de honor, confeccionar con nuestras propias manos, prendas de ropa que
llevarán los más bravos y heroicos luchadores de la Resistencia".
¡Adelante, mujeres". No dudamos que vuestra iniciativa será un éxito.
LA LUCHA DE LOS GUERRILLEROS GALLEGOS
El día 6 de Enero, fuerzas guerrilleras del Destacamento "Dorado", Cuarta
Agrupación, han ajusticiado en la parroquia de Olas, a los conocidos falangistas
Antonio Mosquera y Manuel Sánchez. Ambos elementos eran conocidísimos en toda
la comarca por los crímenes por ellos cometidos y las palizas que dieron en el año
36. En la actualidad estaban al servicio de la Guardia Civil, habiendo denunciado a
patriotas antifranquistas.
Se destacaron en esta operación los guerrilleros Rafael y Ramuñán, y los Comisarios
Políticos Blanco y Rogelio.- El Jefe, M. PONTE.
Actos de bandidismo de la Guardia Civil y las "Contra-Partidas".
El día 23 Noviembre, en la feria de Curtis, los salteadores de Abastos, acompañados
de los esbirros de la Guardia Civil, salieron a los caminos en busca de los vendedores
de quesos, y como estos huyeran del saqueo fueron tiroteados por los montes,
viéndose obligados a esconder los quesos donde pudieron, burlando así la
persecución de las alimañas fascistas.
-----En la feria de Arzúa, la Guardia Civil de dicho puesto, la de Curtis y Présaras,
robaron los quesos a los campesinos, yendo a venderlos a Présaras a razón de 8
pesetas kilo, quedándose con el dinero que sacaron de la venta y repartiéndoselo en
el acto.
-------En la pasada ofensiva de las "contra-partidas", en casa de Andrés Sánchez, Olas
(Órdenes), robaron quesos, jamones, chorizos, etc. Cuando Andrés fue a dar parte al
Puesto del Peñasco a su amigo Manuel Martínez, cabo de dicho Puesto, se encontró
la misma contra partida que había asaltado su casa, hablando amigablemente con el

referido cabo. Andrés Sánchez es persona de derechas.
--------En la Bayuca (Órdenes, en casa de Antonio Oglesias Dono, otra Brigadilla efectuó
un robo idéntico al anterior. Antonio es también derechista.
Pasa a la página 4:
Las luchas del pueblo contra el francofalangismo
Las mujeres unidas impiden un atropello
En el Ayuntamiento de Ventosela (Ribadavia), los jerarcas de Falange, intentaron
suprimir el agua de una fuente pública, para dársela al médico falangista D.
Alejandro. Las mujeres del pueblo se manifestaron públicamente en protesta,
obligando a las autoridades a dejar que la fuente siga prestando servicio al público.
El hecho fue presenciado por el mismo Alcalde, que salió corriendo por los insultos
de las mujeres.
¡Bien hecho, mulleriñas! Esto os demuestra que igual que lograsteis impedir ese
atropello, podéis también impedir que los de Abastos arrebaten las patatas, el
centeno y el ganado. El día que se presenten los de la requisa, correrlos a pedradas y
veréis como no vuelven.
El verdugo Franco
El Comandante Bahamonde --pariente de Franco-- ha declarado: "Si alguna madre
tenía que avergonzarse de haber dado un monstruo, está es la madre del verdugo
Franco".
Ni una patata para los straperlistas del gobierno de Franco
El Gobernador falangista de Orense, se ha visto obligado a publicar notas oficiales,
amenazando con duras sanciones a los labradores que no entregaron sus cupos de
patatas.
Los labradores siguen negándose a entregar lo que necesitan para su alimentación,
pese a las bravatas del gobernador straperlista.
Bravo labradores!. ¿Quieren patatas?. Dadles piedras y palos.
Un ejemplo a imitar
El día de Nochebuena, estallaron 20 bombas en locales de Abastos, y centros
falangistas de Barcelona.
El fin de año fue despedido también con explosiones en diversos centros falangistas.
Comilonas a costa del presupuesto municipal

En el Ayuntamiento de Carballeda (Ribadavia), se reunieron los gobernadores de
Pontevedra y Orense, con el Obispo de Tuy, según decían, para tratar de la apertura
de un camino vecinal y de otras mejoras "para el futuro". En la reunión no se acordó
nada práctico para el pueblo. Pero la reunión terminó con un formidable banquete al
cual asistieron unos 200 comensales, entre ellos, todos los alcaldes de aquellas
comarcas. Los gastos fueron sufragados por el Ayuntamiento de Carballeda.
Esta es la administración de esos alcaldes y regidores franquistas, que han
convertido sus cargos en una palanqueta para robar y mangonear a su antojo. Pero
ya les queda poco. Está próximo el día en que tendrán que reunirse, y no para un
banquete. Ante un Tribunal del pueblo, tendrán que dar cuenta de todos sus
latrocinios y atropellos. ¡Larpeiros!, ¡Chupones!, ¡Fascistas!.
Así luchan las mujeres
Durante la huelga de los obreros textiles de Cataluña, piquetes de mujeres situadas
en las cercanías de las fábricas, colaboraron valientemente en la acción contra el
esquirolaje falangista. Estas son las mujeres que han aprendido de nuestra gran
Pasionaria que "Vale más ser viuda de un héroe que mujer de un cobarde".
La requisición militar
Los municipios falangistas han ordenado la presentación de los dueños de carros,
autos, bicicletas, mulas, caballos, asnos, etc., para inscribirse en el Censo de
Requisición Militar. Por lo que parece los aventureros falangistas del Ejército,
todavía sueñan con aventuritas guerreras. La cuestión es tener a mano todos los
datos, para que cuando se les ocurra "requisar" lo que les dé la gana, aunque el asno
o la mula se conviertan después en filetes, como está sucediendo ya en diversas
capitales de España.
En el centro de la página, a una columna entre las dos laterales, con un dibujo de un
pote gallego antes del título:
Pote
Gallego
Por un ano o frente dos straperlistas, os xerarcas dos Sindicatos Verticales,
regaláronlle un bastón de mando o Gobernador d'Ourense. No auto de entrega, o
inquisidor Muñoz Calero dixo: "He aprendido a amar a Galicia. En ella tengo mis
mejores afectos y en el corazón la llevo como una patria chica".
¡Marcha can...!. O que ti amas da nosa terra non é o povo, nin as cousas grandes e
nombres de Galicia. Ti amas cousas menos poéticas: as patacas, o ganado e demais
riquezas que convertes en diñeiriño e depósitos en Portugal. No teu negro corazón de
besta, solo latexa o pesar de que xa che queda pouco tempo pra seguir roubando e
matando de fame os orensanos. Non nos veñas con contos de cego. A quí o que
desexamos non son palabras, sinon mais pan y aceite.
Prepara a maleta e fuxe, porque o bastón que che regalaron os teus esbirros, vai a

servir pra sacurdirche o polvo das costas.
--------ESCOLLENDO FRORES. O Bispo falanxista d'Ourense debe ter algún meigallo.
Rapariga que confesa co'il, métese monxa. Y-as babosas da Falanxe pelexanse como
cadelas pra ver cal e pirmeira que chega o confesionarios. ¿Que lles dará?
---------Tanto barullo co'a Bomba Atómica, e resulta que Franco inventou unha arma mais
mortífera: a "Bomba Anémica".
La parte inferior de esta página cuatro aparece ocupada a toda plana con una cita de
Mije:
"LA CLASE OBRERA TIENE ENTRE SUS TEREAS VITALES, LA DE UNIRSE PARA
LA LUCHA DE HOY, Y CON VISTAS A LA RECONSTRUCCIÓN DE ESPAÑA UNA
VEZ ANIQUILADO EL FRANQUISMO". (Antonio Mije).
La página 5 aparece con un dibujo antes del título que quiere ser una ventan con una
reja y se asemeja más a la cara de un cubo de Rubik:
La campaña de la Navidad del Preso
"Mundo Obrero" ha recibido, con ruego de publicación, la siguiente nota del
"Socorro Popular Antifranquista" de Galicia. Dada su extensión nos vemos obligados
a publicar solamente un estracto de la misma. Dice así:
Estábamos seguros, que el noble pueblo gallego, respondería a nuestra llamada en
pro de la Navidad del Preso. Nacesitaríamos muchas páginas para reflejar los
múltiples hechos llenos de emoción y cariño hacia nuestros queridos presos. En la
anciana a quien han fusilado un hijo, y que entrega su racionamiento de Navidad
para los presos; son esos marineros que ofrecen como donativo media cesta de
pescado; es el obrero de la construcción que entrega el jersey que acababa de
comprar; es ese labrador de Orense que camina doce kilómetros para ir a entregar
su donativo. Cientos de casos podríamos señalar. Para satisfacción de todos los que
han contribuido al éxito de esta campaña, queremos decirles que el día de
Nochebuena los presos de Burgos, recibían el mensaje caluroso y pleno de amor, del
antifascismo gallego. Los 1.800 presos del penal de Burgos envían un saludo al
pueblo gallego, expresando su agradecimiento por la ayuda recibida.
Por razones fáciles de comprender, no poder decir como se hizo el reparto. Pero sí
algunos datos. Por ejemplo, el C. Provincial del "S.P.A." de x hizo llegar a la prisión
de Burgos, víveres y otros artículos por valor de 1.160 pts. Repartió entre familias de
presos y perseguidos 945 pts. Las organizaciones de x sabemos que, hasta el día 23,
llevaban repartidas 1.300 pts. Las de x una cantidad igual, además de bastante ropa
de abrigo.
El Comité Regional del "Socorro Popular Antifranquista", no encuentra palabras

para expresar su gratitud hacia todos los que han contribuido a mitigar aunque sólo
sea en parte, las penalidad y sufrimientos de nuestros hermanos. Sin embargo,
queremos decir que hace falta multiplicar el esfuerzo. Pensamos en la tragedia de
esos miles de luchadores antifascistas que están siendo aniquilados por el hambre y
los malos tratos en las prisiones franquistas. El mismo día de Nochebuena murieron
de tuberculosis dos presos de Burgos. De los 1.800, el 50 por ciento están atacados
de la misma enfermedad, o cubiertos de llagas. La comida que les dan consiste en
algarrobas cocidas.
Hacemos un llamamiento a todos los gallegos de sentimientos humanitarios, para
que se apresuren a socorrer a esos seres queridos salvando vidas tan preciadas, el
mejor tesoro de España. Es una deuda de honor que hemos contraído con los que no
han regateado ni el sacrificio de su propia vida, por nuestra libertad y bienestar.
SOCORRO POPULAR ANTIFRANQUISTA
Comité Regional Gallego.
ALGUNOS DONATIVOS
Grupo "ruedas y piñones" Y. J....
" " " N.M....
" " " V.M....
Gp. 1-2-3-4-5....
P.S.R. y Cía....
S.R.T....
F....
A.R.T....
Varios....
Metalúrgicos....
Vendedores....
Gráficos....
Grupo "Dinamo"....
" "Anti"....
Guerrilleros Lugo....
Guerrilleros Coruña....

2
5
10
172
127
80
38
25
7
114
60
316
33
73
100
1.000

Bajo la columna de estos supuestos donativos aparece otra cita de la Pasionaria:
"El compromiso con el franquismo sería la condenación de la heroica resistencia
republicana, y la capitulación de la democracia española ante las fuerzas más
reaccionarias y más brutalmente hostiles a las aspiraciones de la libertad y de
progreso de los trabajadores de nuestro país". (PASIONARIA).
SALIENDO AL PASO DE UNA VIL MANIOBRA
El Gobierno Republicano, ha desmentido la noticia tendenciosa de una Agencia
inglesa (¡inglesa tenía que ser!), según la cual, el Gabinete del Dr. Giral se había
reunido para discutir su disolución.

Este método del bulo tendencioso, no es nuevo. Lo utilizó Hitler con frecuencia, como
globo sonda. Los objetivos de tan burda patraña, son una de las muchas artimañas de
la reacción inglesa para sembrar el desconcierto y el desánimo entre los españoles,
creando un ambiente favorable al compromiso con el enemigo, y por llevar a cabo
sus propósitos antidemocráticos en nuestro país.
La experiencia de la guerra ha demostrado que cuando el fascismo se encuentra en
vísperas de la derrota, ofrecer pactos y compromisos, por separado, para dividir el
frente de sus enemigos, y retrasar el momento de su hundimiento. En distintas
ocasiones, la Alemania nazi, la Italia fascista, y el incendiario japonés, ofrecieron la
paz por separado a determinados países de la Coalición Democrática.
Los mismos procedimientos emplea hoy el franquismo en bancarrota, ofreciendo una
nueva "paz honrosa" al grupo de renegados, cobardes y capituladores del campo
republicano que, en Marzo de 1939 le abrieron las puertas de Madrid.
En nuestro número anterior decíamos ¡Alerta a las maniobras franquistas!.
Repetimos de nuevo este alerta. El enemigo no es solo el mercenario que
abiertamente dispara desde la trinchera de enfrente causando bajas al Movimiento de
Resistencia. Tanto o más peligroso que ese, es el que en la sombra, cobarde y
taimadamente, trata de apuñalar por la espalda a nuestro pueblo, privándole del
arma del triunfo: el de la Unidad Antifranquista.
Quien ataque a las instituciones de la República, ataca a la Unidad; atenta contra el
pueblo y contra España. Quien se hace eco de las promesas del enemigo o de bulos
tendenciosos, como el que señalamos, sirve los intereses bastardos de la propaganda
reaccionaria extranjera.
La respuesta que debemos dar a tales bulos y maniobras, es reforzar la Unidad en
torno a las instituciones republicanas y a su Gobierno legítimo, luchando
implacablemente contra toda tendencia de compromiso y capitulación frente al
enemigo. El único compromiso que acepta el pueblo español, es el de aplastar la
canalla franco-falangista, y luchar sin descanso hasta ver restablecida la República
en España.
Pasa a la página 6:
Las sabandijas franquistas que arruinan a
los labradores
Por la comarca de la Rua (Orense) anda operando desde hace seis meses la banda
del "SETECIENTOS POR CIEN". Son los agentes de Contribución y Consumo, que,
respaldados por la Guardia Civil, desvalijan a los labradores para permitirse el lujo
de gastar 300 pts. diarias y darse las grandes comilonas.
Los esforzados labradores que ahogados por las requisas, tasas y cupos, no han
podido satisfacer, en su día, los impuestos escandalosos del franquismo, son
obligados ahora a pagar lo que a esta banda de auténticos foragidos [sic] les viene
en gana. Al que no lo hace, le embargan los muebles, dejándole la casa desbalijada

[sic]. Pero los bandidos no se contentan con eso. Se presentan en cualquier casa y
piden de comer. Si les dicen que no hay, amenazan y exigen que le busquen. Cuando
después de darse los grandes atracones, les pasan la cuenta, dicen que es mucho y
pagan lo que quieren, siempre una miseria.
A continuación del "setecientos por cien" vienen los de la Fiscalía, Abastos y otros
chupones para completar la obra de bandidaje. Cuando se sembró la patata, los
labradores tuvieron que adquirir la simiente a precio muy elevado, comprándosela de
straperlo a los mismos jerarcas de las Hermandades.
Ahora las sabandijas franquistas, andan requisando las patatas, y como muchos
campesinos no han recogido ni siguiera para el cupo, se ven obligados a comprarlas
a 4 y 5 pts. para entregar.
¡Labradores!: ¿Habeis olvidado lo que se hace con los lobos cuando bajan
hambrientos?. Si no los matais, os devoran. ¡Pues eso hay que hacer con esa banda
de lobos franquistas que a costa de vuestro sudor y de la miseria del pueblo roban a
manos llenas y se dan los grandes banquetes ante vuestros propios ojos!. ¡No
entreguéis los cupos! Unidos todos los labradores de una comarca, sois infinitamente
más fuertes que esa patulea de desbalijadores [sic] falangistas. Organizaros
clandestinamente en vuestra Sociedad o Sindicato de Agricultores, y recibid a los
colaboradores de contribución y guardias civiles como a verdaderos lobos: ¡A tiros!.
Buscad contacto con los Guerrilleros y coordinad con ellos la defensa de vuestras
cosechas. Ayudad a los patriotas del monte con comida, alojamiento e información.
¡Uníos a los heróicos Guerrilleros de la libertad!. ¡Guerra a muerte contra los
requisadores de cosechas y cobradores de impuestos!. ¡Abajo las Hermandades de
labradores falangistas!.
(UN LABRADOR DE LA RUA).
UN ACTO DE JUSTICIA REALIZADO POR
NUESTROS VALIENTES GUERRILLEROS
Por fuerzas del Destacamento "Lister", de la 4ª Agrupación, al mando de su jefe
"Moncho", ha sido ajusticiado en Brejo-Cambre (Coruña), el día 7 de Enero, a las
ocho de la noche, el falangista Jesús Villar Babío.
Este elemento era odiado en toda la comarca por ser responsable de la muerte de
varios antifascistas. En el registro efectuado en su persona, le fue ocupada una
pistola y documentación, y en el realizado en su domicilio, una escopeta.
Como observásemos en el público presente, una gran reacción de simpatía hacia
nuestras fuerzas por librarles de un tirano, se les esplicó [sic] el carácter de libertad
y justicia de nuestra lucha, prorrumpiendo el grupo presente, en vivas a los gloriosos
Guerrilleros, a la Libertad y a la República.
Terminada la operación nuestras fuerzas [se] retiraron en perfecto orden.
Por el Destacamento: El Jefe, MONCHO.- El Comisario, JAIME.

La Reglamentación en la Industria Pesquera
es una burla y una estafa
A bombo y platillo se anunciaron unas bases para los trabajadores del Mar. Estas
tienen el valor de un papel mojado. Los encargados de aplicarlas son los mismos
armadores y sus esbirros de las Cofradías. Y aun que [sic] las aplicaran, no serían
más que unas migajas que no pueden saciar el hambre de los trabajadores.
¿Qué sale ganado un marinero con unos céntimos de aumento?. En lo fundamental
los sueldos son los de la República. Pero con la República unas botas valían 10 o 15
duros y ahora valen 70; una ropa de aguas vale ahora 60 duros y los víveres,
pasando mucha hambre, otros 60 duros. A los armadores no les importa que los
pescadores pasemos hambre. Lo que ellos quieren es que los barcos traigan las
neveras bien repletas de pescado. Claro que esto ocurre porque estamos más
desorganizados. No tendrían tantos humos, si todos nos uniéramos, en nuestros
Sindicatos clandestinos.
¡Compañeros! Acordaos de una frase que el ladrón y explotador Freire, dijo en San
Sebastián, al conocer que los armadores de allí habían tenido que aumentar los
sueldos: "Mientras los gallegos paran hijos, para cada dotación que salte a tierra,
tengo tres de repuesto". Y esto, compañeros, era cierto, pues vino para Coruña y por
cada trabajador que necesitaba, tenía encima del muro más de tres. ¿Porque se
aprovecha este bandido y otros como él?. Porque no nos unimos y nos disponemos a
pararle los pies. Somos la máquina productora y sin nosotros nada pueden hacer.
Tenemos que organizarnos en nuestro Sindicatos clandestinos y hacer como los
pescadores de Bermeo que en una huelga han conseguido un verdadero aumento de
jornal, y el porcentaje que les corresponde. ¿Acaso los gallegos no tenemos el mismo
coraje que los compañeros vascos?. Pues vamos a demostrarlo, creando en cada
puerto pesquero un Sindicato Único de trabajadores del Mar, mandando al diablo a
esa Cofradía de explotadores sin conciencia.
(UN TRABAJADOR DEL MAR DE VIGO).
Se cierra el número con este pie:
¡Trabajadores: Producid menos y peor; sabotead más y mejor!.
Comienza las actuaciones el instructor con el certificado mediante el que nombra
secretario:
DON CARLOS MAURIZ BARCIA, CORONEL DE INFANTERÍA, JUEZ
INSTRUCTOR DE LA PRESENTE, SEGUIDA POR ASESINATO DE FRANCISCO
QUIROGA CORNES, EN IÑÁS (OLEIROS) EL CATORCE DEL CORRIENTE MES.
CERTIFICO: Que teniendo que nombrar Secretario que auxilie en la tramitación de
la presente causa he designado al Brigada de Infantería Don Alberto González
Álvarez, el cual compareció ante mí y manifestó que lo aceptaba el cargo [sic] y juró
cumplir bien y fielmente sus deberes.

Y para que así conste firma conmigo en La Coruña a veinticuatro de Febrero de mil
novecientos cuarenta y siete.
Carlos Mauriz Barcia, Alberto González Álvarez [rubricado].
<PROVIDENCIA. JUEZ SR. MAURIZ BARCIA> En La Coruña a veinticuatro de
Febrero de mil novecientos cuarenta y siete.
Recibido atestado instruido por el Jefe de la línea de la Guardia Civil de Sada, con
motivo, con motivo del asesinato del vecino de Iñás (Oleiros), FRANCISCO
QUIROGA CORNES, acompañado de orden de la Autoridad Judicial para instruir
causa iníciese esta uniendo en cabeza, dicha orden y atestado, comunicándolo así a
la Autoridad Judicial, Iltmo. Señor Auditor de Guerra y Fiscal Jurídico Militar.
Solicítese de la Autoridad Judicial el número que corresponde a esta causa el cual se
hará constar en la cubierta y en cuantas diligencias se practiquen. Cítese
reglamentariamente al Alcalde de Oleiros, y a sus hijos, Manuel, José y Juan Quiroga
Cornes y al vecino de Iñás Manuel Díez Varela para que comparezcan en este
Juzgado para prestar declaración el próximo día veintiocho a las once horas.
Ofíciese al Jefe de la 140 Comandancia de la Guardia Civil para que sean
practicadas activas diligencias en averiguación y detención de los autores.
Lo mandó y firma S.S.ª. y doy fe.
Carlos Mauriz, Alberto González A [rubricado].
Cumplido doy fe.
A González [rubricado].
<PROVIDENCIA. JUEZ SR. MAURIZ BARCIA> En La Coruña a veinticuatro de
Febrero de mil novecientos cuarenta y siete.
Pídase al Juez Comarcal de Oleiros extracto de la partida de defunción de
FRANCISCO QUIROGA CORNES.
Lo mandó y firma S.Sª. y doy fe.
Mauriz, Alberto González A [rubricado].
Cumplido doy fe.
A González [rubricado].
<PROVIDENCIA. JUEZ SR. MAURIZ BARCIA> En La Coruña a veinticinco de
Febrero de mil novecientos cuarenta y siete.
Recibido con esta fecha oficio de la Autoridad Judicial remitiendo las diligencias
instruidas por el Juzgado de Instrucción número 1 de esta Capital por asesinato de
FRANCISCO QUIROGA CORNES, únanse a continuación.

Lo mandó y firma S.Sª. y doy fe.
Mauriz, Alberto González [rubricado].
<PROVIDENCIA. JUEZ SR. MAURIZ BARCIA> En La Coruña a veintiocho de
Febrero de mil novecientos cuarenta y siete.
Recibida con esta fecha Partida de defunción de FRANCISCO QUIROGA CORNES,
únase a continuación.
Lo mandó y firma S. Señoría y doy fe.
Mauriz, Alberto González [rubricado].
Cumplido doy fe.
A González [rubricado].
<DECLARACIÓN DE DON JUAN QUIROGA CORNES> En La Coruña a
veintiocho de Febrero de mil novecientos cuarenta y siete.
Comparece el anotado al margen quien advertido de que va a prestar declaración y
de la obligación que tiene de decir verdad y de las penas en que incurre el reo de
falso testimonio, juró decir verdad en cuanto supiere y fuere preguntado, y siéndolo
por las generales de la ley dijo: llamarse como queda dicho de treinta años de edad,
soltero, natural de El Burgo (Culleredo) vecino de Iñás y hermano del asesinado, no
comprendiéndole las demás generales.
PREGUNTADO: Si se afirma y ratifica en sus declaraciones ante la Guardia Civil y
Juzgado Ordinario y reconoce como suya las firmas y rúbricas que las autorizan dijo
que sí.
PREGUNTADO: Para que puntualice cuanto pueda las señas de los criminales que
mataron a su hermano dijo: Que el que encañonó a su hermano Manuel era de
estatura regular cara redonda, moreno más bien, ancho de tórax, bigote ancho en el
centro y guía alargada que hablaba castellano. El otro el que quedó en la puerta era
alto muy flaco estrecho con aspecto de enfermo sin bigote, rubio, pelo ondulado, de
unos treinta y tantos años. Que no se fijó si alguno de los dos cojeaba o no pues no
hubo lugar ni tiempo a ello. Que desde luego no son vecinos ni conoce sus
fisionomías. Que el anónimo amenazador que recibió su Padre consistía solamente en
un papel en el que entre interrogantes se leía la palabra "¿Cuando?" y acompañaba
al escrito un casquillo de pistola y esto fue hace cosa de un año, que ni él ni los
demás hermanos recibieron ningún escrito amenazador. Que tampoco desde la fecha
de autos ha recibido noticias ni sospechas sobre los autores. Que únicamente puede
decir que el día veintiuno del corriente pasando por Sánchez Bregua vio a un sujeto
que le pareció ser el que encañonó a su hermano pues sus señas personales
coincidían con las del sujeto de referencia y no observó que el tal individuo cojeaba
de la pierna derecha y requirió su detención a un Guardia de servicio en el portal de
la Comisaría quien siguió al sujeto y a poco regresó diciendo que se había despistado

en la Plaza de Mina.
PREGUNTADO: Si tiene algo más que decir dijo: Que no que lo dicho es la verdad
en descargo del juramento que deja prestado y leía que fue por si mismo esta su
declaración y hallándola conforme la firma con el Señor Juez y yo Secretario que doy
fe.
Carlo Mauriz, Juan Quiroga, Alberto González [rubricado].
Se une a la causa un oficio con membrete de la Capitanía General de la Octava
Región / Secretaría de Justicia / Negociado 2º, que dirige al Sr. Coronel Juez Militar
Especial de E. y O. A.:
A sus efectos en la causa que le ordené incoar en mi escrito fecha 22 del actual,
adjunto remito a V.S. diligencias instruidas con el nº 37 de 1947, del Juzgado de
Instrucción nº 1 de esta Capital por asesinato de FRANCISCO QUIROGA CORNES,
hecho recogido en el atestado que se acompañaba a mi citado oficio.
Dios guarde a V.S. muchos años
EL CAPITÁN GENERAL.
Múgica [rubricado].
Comienzan estas diligencias con un oficio en cuyo membrete se lee Juzgado
Comarcal de Oleiros. Al margen hay un sello en tinta violeta del mismo Juzgado. Está
dirigido al Sr. Juez de Instrucción del Nº 1 de La Coruña:
Por la Guardia Civil del puesto de Oleiros se me ha comunicado que a la una de la
madrugada del día de hoy ha sido asesinado por unos malhechores el paisano
Francisco Quiroga Cornes, vecino de Iñás e hijo del Sr. Alcalde de este término.
Habiéndome trasladado al lugar del suceso donde me encuentro instruyendo
diligencias previas.
Lo que comunico a V.S. a los efectos oportunos.
Dios guarde a V.S. muchos años.
Oleiros a 14 de Febrero de 1946
El Juez Comarcal,
Emilio Pita [rubricado].
<Providencia. Juez Magistrado Sr. Roberes García> La Coruña 14 de Febrero de
1947
Por recibido el anterior oficio del Juez municipal de Oleiros y visto su contenido
constitúyase el proveyente en el lugar de autos para acordar lo procedente.

Lo mandó y firma S.S. y doy fe.
J Samuel Roberes [rubricado y sellado con el de tinta violeta del Juzgado de Primera
Instancia e Instrucción / Número Uno / La Coruña].
PS
Francisco Portela [rubricado y sellado con el de tinta violeta del Juzgado de 1ª
Instancia e Instrucción del Distrito de la Audiencia / La Coruña / Fe Pública Judicial].
Constitución del Juzgado
Seguidamente el Sr. Juez conmigo Secretario se constituyó en la parroquia de Iñás del
termino municipio de Oleiros donde se encuentra en el domicilio de Francisco
Quiroga Fontenla el Juez municipal de este distrito que hace entrega en este acto de
las diligencias instruidas y en las que está debidamente aclarado la forma en que
ocurrió el hecho de autos y en su consecuencia se acuerda unir a continuación tales
diligencias para acordar lo procedente dándose por terminada la presente que firma
S.S. y doy fe.
Roberes [rubricado].
P.S.
Francisco Portela [rubricado].
Dan a su vez comienzo las diligencias del Juzgado Comarcal de Oleiros con un oficio
en cuyo membrete se estampó un sello en tinta violeta de la 140 Comandancia Mixta
de la Guardia Civil / Puesto de Sada, dirigido al Sr. Juez Comarcal del Término de
Oleiros:
Tengo el sentimiento de participar a V.S. que a la una hora de este día ha sido
asesinado en su domicilio por dos bandoleros, el paisano FRANCISCO QUIROGA
CORNES, natural y vecino de Iñás, en el Ayuntamiento de Oleiros, hijo del actual
Alcalde presidente del citado Ayuntamiento, hallándome instruyendo las diligencias
del caso.
Dios guarde a V.S. muchos años
Sada 14 de Febrero de 1947
El Teniente Jefe de la Línea
Miguel Luengo Tejero [rubricado].
<Providencia del Juez Sr. Pita Álvarez> Oleiros catorce de Febrero de mil
novecientos cuarenta y siete.
Recibido el precedente oficio póngase por cabeza de diligencias, trasládese el

Juzgado al lugar del suceso a instruir diligencias urgentes y previas para averiguar
las circunstancias, inspeccionar el lugar, levantar el cadáver y tomar declaraciones a
las personas que puedan dar datos para conocimiento del hecho, comunicándose al
Sr. Juez de Instrucción, a medio de oficio.
Lo mandó y firma el Sr. Juez y doy fe.
Emilio Pita [rubricado y sellado con el de tinta violeta del Juzgado Comarcal de
Oleiros (Coruña)].
Ante mí,
José Mª Cea [rubricado].
Seguidamente se libró oficio al Sr. Juez de Instrucción, conste
[rubricado].
Diligencia de Inspección y levantamiento del cadáver
Seguidamente se trasladó el Juzgado al lugar de Campamento, parroquia de Iñás, a
la casa donde ocurrió la muerte denunciada que se encuentra en la carretera general
de Coruña a Madrid, a los catorce kilómetros de La Coruña, al lado izquierdo. La
casa se compone de planta baja [y] alta, en la parte baja en el frente que da a la
carretera hay tres puertas y dos ventanas, a la derecha tiene tres ventanas y en la
pared de atrás una puerta que sale a la huerta y dos ventanas una grande y una
pequeña. El bajo esta dividido: a la izquierda un local destinado a taberna y estanco,
con su mostrador y estantería con botellas y efectos; al lado de la carretera tiene la
taberna la puerta de entrada, luego de la taberna se encuentra una cocina y una
habitación destinada a comedor, la primera con ventana a la parte de atrás y el
segundo con ventana a la carretera, a la izquierda de estas dos y a todo el ancho de
la casa el portal con su puerta de entra y una ventana a la parte de atrás, del portal
arranca la escalera de subida al piso alto, en este hay al terminar la escalera un
pasillo central y habitaciones a uno y otro lado.
En una de estas habitaciones se encuentra en una cama el cadáver de un hombre
joven como de unos treinta y tantos años, con la ropa abierta en el pecho y abdomen
y se le ven tres heridas una en la parte alta del vientre, otra en la parte alta del pecho
y otra en la cara derecha a la altura de la boca. Registrado no se encuentra nada en
los bolsillos. El cadáver resultó ser el de Francisco Quiroga Cornes, de treinta años,
soltero, empleado, vecino de Iñás, hijo del alcalde de Oleiros.
En la parte de abajo de la casa, en el bar se encuentran las siguientes huellas. Un
agujero de bala en la puerta de entrada del mostrador, que pasó a la pared del mismo
mostrador atravesándole, otra huella de bala en la pared del mostrador, y una
tercera en la puerta que separa la taberna del mostrador, y otro en una cómoda de la
cocina que debió ser de la misma bala que atravesó la última puerta. Existe sangre
en la parte de dentro del mostrador, al lado de la puerta de entrada a este.
No se encuentran más huellas del hecho, y en este acto da por terminada la

inspección por el Sr. Juez D. Emilio Pita y se levanta esta acta de que yo Secretario
habilitado para este acto doy fe.
Emilio Pita [rubricado y sellado con el de tinta violeta del Juzgado Comarcal de
Oleiros (Coruña)].
Ante mi,
José Mª Cea [rubricado].
Declaración de Dn. Francisco Quiroga Fontenla
Seguidamente ante el Sr. Juez D. Emilio Pita Álvarez y mí Secretario habilitado
comparece Dn. Francisco Quiroga Fontenla, mayor de edad, casado, vecino de Iñás,
padre del asesinado Dn. Francisco Quiroga Cornes, y examinado en forma legal
declara: Que a eso de la una de la noche estaba en el comedor de la casa y oyó unos
cinco a siete tiros de pistola, y salió hacia el bar de donde partían los tiros y se
encontró a su hijo Francisco tirado en el suelo, bañado en sangre, y en el bar sus tres
hermanos, José, Manuel, y Juan Quiroga Cornes, y al vecino de Iñás Manuel Díaz
Varela, los que le contaron como ocurrió el suceso en la siguiente forma: Que al salir
del bar los que en él estaban como clientes, salió a cerrar la puerta su hijo Juan, en
cuyo momento dos sujetos trataron de penetrar y al tratar de oponerse a ello el
referido Juan, dichos sujetos le empujaron y sacando sendas pistolas le dijeron
"manos arriba" seguidamente empuñando las pistolas le preguntaron como se
llamaba, contestando el Juan que se llamaba Antonio Casal, enseguida preguntaron
el nombre a Manuel y Pepe Quiroga, los que dijeron el primero Manuel Quiroga y el
José dijo que José Fernández, y entonces ellos preguntaron por Francisco Quiroga,
en el momento en que este salía de la taberna al bar, y al contestar este "soy yo" los
sujetos le hicieron unos siete disparos de los cuales tres le hirieron y el Francisco
Quiroga Cornes cayó muerto en el acto echando las manos al vientre. Que no
sospecha quienes puedan ser los autores que inmediatamente de disparar salieron del
bar. Supone en [sic, será que] estarían esperando a que saliesen los clientes del bar
para entrar ellos en un camino que está a la izquierda de la casa y que va a los
Lodeiros. El cadáver fue llevado a la casa por los hermanos por si aún viviese. Así lo
dice afirma y ratifica y firma con el Sr. Juez y doy fe.
Emilio Pita [rubricado y sellado con el de tinta violeta del Juzgado Comarcal de
Oleiros (Coruña)].
Francisco Quiroga [rubricado].
Ante mi
José María Cea [rubricado].
Declaración de Juan Quiroga Cornes
Seguidamente comparece Juan Quiroga Cornes de treinta años, soltero, vecino de
Iñás y hermano del asesinado, el que debidamente examinado declara: Que a la una
del día de hoy estando en el bar de su casa, cuando salían los clientes, quedando

únicamente dentro sus hermanos Manuel y José, y el vecino Manuel Díaz Varela,
salía el declarante a orinar y se encontró en la puerta con dos sujetos, como de
treinta y dos años ambos, uno con gabardina y otro un chaquetón de cuero, los que
pretendieron entrar, al oponerse el declarante porque ya no era hora le cogieron el
brazo conque iba a cerrar la puerta del bar y le empujaron, y sacando cada uno su
pistola le dijeron "manos arriba" y seguidamente le preguntaron el nombre,
contestando que se llamaba Antonio Casal, y entonces se dirigieron a sus otros dos
hermanos Manuel y José a quienes también preguntaron el nombre, el primero dio el
suyo pero José dio el de José Fernández, y los dos sujetos entonces preguntaron por
Francisco Quiroga, en el momento en que su hermano Francisco entraba en el bar
por la puerta que le comunica con la taberna, y al decir este su nombre le dispararon
unos seis tiros, cayendo el Francisco Quiroga Cornes, muerto dentro del mostrador,
por haberle alcanzado tres balazos.
Que no puede decir ni sospecha quienes pueden ser los autores del hecho, ni los
motivos por los que lo realizaron, suponiendo que lo que querían los criminales era
asesinar a su padre pues este había recibido un anónimo amenazándole de muerte. El
cadáver fue transportado del lugar donde cayó a la cama por el declarante y sus
hermanos, creyéndole vivo.
Así lo declara, afirma y ratifica previa lectura y firma con el Sr. Juez y doy fe.
Emilio Pita [rubricado y sellado con el de tinta violeta del Juzgado Comarcal de
Oleiros (Coruña)].
Juan Quiroga [rubricado].
Ante mí
José Mª Cea [rubricado].
Declaración de Manuel Quiroga Cornes
Seguidamente comparece Manuel Quiroga Cornes, de veintiséis años de edad,
soltero, vecino de Iñás, estudiante quien instruido y examinado en forma, declara:
Que estando con sus hermanos Juan y José y otros clientes en el bar propiedad de su
padre Dn. Francisco Quiroga, a la una del día de hoy cuando salían los clientes,
quedando solamente dentro los tres hermanos y el vecino Manuel Díaz Varela, salió
su hermano Juan a orinar y en el momento de salir dos sujetos que estaban a la
puerta pretendieron entrar, y al decirles Juan Quiroga que ya no era hora le
sujetaron el brazo con que iba a cerrar la puerta y le empujaron hacia dentro y
sacando los dos sus pistolas le dijeron "manos arriba" preguntando a los tres
hermanos los nombres, dando el suyo el declarante, y en cambio sus hermanos Juan y
José dijeron respectivamente que se llamaban Antonio Casal y José Fernández,
entonces salió de la taberna y entraba en el bar su hermano Francisco por la puerta
interior que comunica ambos locales, y le preguntaron el nombre y al decir "soy yo"
le dispararon como siete tiros cayendo el referido Francisco muerto dentro del
mostrador echándose las manos al vientre, y sin decir palabra por haber sido
alcanzado por tres balazos. Los asesinos se marcharon inmediatamente y en la puerta
dieron vivas a la república y tiraron al suelo dos número de el "Mundo obrero".

Que dichos números del "Mundo obrero" así como tres balas de pistola que se
encontraron las recogió la Guardia Civil.
Que no conoce a los sujetos autores del asesinato, y supone que a quien venían a
asesinar era a su padre que tiene el mismo nombre que su asesinado hermano
Francisco. Que el declarante y sus hermanos llevaron el cadáver a la cama por si
viviese.
Así lo declara afirma y ratifica previa lectura y firma después del señor Juez y doy fe.
Emilio Pita [rubricado y sellado con el de tinta violeta del Juzgado Comarcal de
Oleiros (Coruña)].
Manuel Quiroga [rubricado].
Ante mí,
José Mª Cea [rubricado].
Declaración de José Quiroga Cornes
Seguidamente comparece ante el Sr. Juez y mi Secretario habilitado José Quiroga
Cornes, de veintitrés años, soltero, vecino de Iñás, empleado y examinado en forma
legal declara: Que a la una de la madrugada del día de hoy se hallaba en el bar de
su casa, en compañía de sus hermanos, Juan y Manuel y varios clientes, cuando estos
salieron a la hora del cierre quedando solo el vecino de Iñás Manuel Díaz Varela,
salió su hermano Juan a orinar y se encontró en la puerta del bar a dos sujetos, los
que pretendían entrar, diciendo que a tomar unas copas porque hacía frío, al tratar
de impedirlo el Juan por no ser hora le cogieron el brazo y lo empujaron hacia
dentro, y diciendo "manos arriba" entraron en el bar, después de entrar preguntaron
al declarante y a sus hermanos su nombre, contestando Juan que se llamaba Antonio
Casal, Manuel dio su nombre y José dijo que se Antonio Fernández, digo, José
Fernández, y entonces los dos sujetos que empuñaban cada uno su pistola desde que
entraron, preguntaron por Francisco Quiroga, cuando este salía al bar desde la
taberna por la puerta de comunicación de ambos locales le repitieron a él la
pregunta y al contestar "yo soy" le dispararon unos seis tiros, cayendo su hermano al
suelo, sin decir palabra y manando sangre y llevándose las manos al vientre. Los
asesinos vestían uno gabardina y otro chaqueta de cuero, y salieron enseguida de
cometer el hecho por la misma puerta de entrada del bar y en la misma puerta dieron
vivas a la república y dejaron caer dos números del "mundo obrero", cuyos números
recogió la guardia civil de Oleiros, así como tres balas de pistola que se encontraron.
Que no conoce ni sabe quienes puedan ser los asesinos, ni los motivos porque
realizaron el asesinato, aunque cree que pretendían matar a su padre Francisco
Quiroga Fontenla, Alcalde del Ayuntamiento. Que el declarante y sus hermanos
trasladaron el cadáver de su hermano a la cama por si viviese.
Así lo declara afirma y ratifica previa lectura y firma con el Sr. Juez y doy fe.

Emilio Pita [rubricado y sellado con el de tinta violeta del Juzgado Comarcal de
Oleiros (Coruña)].
José Quiroga [rubricado].
Ante mí,
José Mª Cea [rubricado].
Declaración de Manuel Díaz Varela
Seguidamente comparece Manuel Díaz Varela de cuarenta años, casado, hortelano,
vecino de Iñás, el que examinado, instruido y juramentado en forma legal, declara:
Que estaba en el Bar propiedad de Dn. Francisco Quiroga Fontenla que se halla en
la casa de este y a la una de la madrugada de hoy salieron todos los clientes, siendo
el declarante el último en hacerlo, cuando iba a salir al tiempo que lo hacía Juan
Quiroga Cornes, encontraron dos sujetos a la puerta del bar los que dijeron iban a
entrar a tomar unas copas porque hacía frío, como Juan Quiroga le contestase que
no era hora, y tratase de cerrar la puerta los dichos sujetos lo empujaron así como al
declarante y sacando pistolas les dijeron "manos arriba" y seguidamente
preguntaron, al declarante, a Juan, José y Manuel Quiroga sus nombres, el
declarante y Manuel dieron el suyo, pero Juan y José cree los dieron falsos pero no
sabe cuales, enseguida y cuando entraba en el bar Francisco Quiroga Cornes por la
puerta que comunica con la cocina o taberna, le preguntaron el nombre y al dar el de
Francisco Quiroga le dispararon dos tiros cada uno de los sujetos, cayendo el
Francisco Quiroga muerto dentro del mostrador sin decir palabra. Enseguida los
asesinos uno de los cuales vestía gabardina y otro chaqueta de cuero, salieron por la
puerta del bar que da a la carretera y por donde habían entrado, y en la puerta
dieron vivas a la república y tiraron unos papeles.
Que no conocía a dichos sujetos ni sospecha quienes puedan ser, ni porque realizaron
el hecho.
Así lo declara, afirma y ratifica previa lectura y firma después del Sr. Juez y doy fe.
Emilio Pita [rubricado y sellado con el de tinta violeta del Juzgado Comarcal de
Oleiros (Coruña)].
Manuel Díaz [rubricado].
Ante mí,
José Mª Cea [rubricado].
Declaración del Jefe de la pareja de la Guardia Civil de Servicio Dn. Francisco
Santos Eiroa
Seguidamente comparece ante el Sr. Juez Dn. Emilio Pita Álvarez y mí secretario
habilitado, Dn. Francisco Santos Eiroa, Jefe de la pareja de servicio en la casa
donde ocurrió el hecho de autos, de treinta y cinco años, casado y dice: Que el

Teniente Jefe de la línea instruyó diligencias previas levantando el atestado
correspondiente, y dicho atestado así como tres balas de pistola del nueve largo, fue
recogido y llevado por dicho Teniente Instructor.
Así lo dice afirma y ratifica previa lectura y firma con el Sr. Juez y doy fe.
Emilio Pita [rubricado y sellado con el de tinta violeta del Juzgado Comarcal de
Oleiros (Coruña)].
Francisco Santos Eiroa [rubricado].
José Mª Cea [rubricado].
<Diligencia de entrega de diligencias> En Este momento dieciocho horas del trece
de Febrero de mil novecientos cuarenta y siete, se hace entrega de las presentes
diligencias al Sr. Juez de Instrucción del partido, de lo que yo Secretario habilitado
doy fe.
José Mª Cea [rubricado].
<Providencia. Juez Magistrado Sr. Roberes García> La Coruña 14 de Febrero de
1947.
Únase y visto lo que aparece de las anteriores diligencias y del conocimiento que del
hecho tiene el Teniente Jefe de la línea de la Guardia civil, se acuerda desde luego
proceder a la práctica de la autopsia del cadáver de Francisco Quiroga Cornes que
se llevará a cabo a las doce horas del día de mañana por los Médicos forenses D.
Estaban Padilla Lázaro, D. Manuel Fernández Acebal, auxiliados del practicante D.
Ricardo Soilán, para lo que se dirija carta orden al Juez municipal de Oleiros al que
se faculta que practicada aquella se proceda al enterramiento del cadáver previa
inscripción de su defunción en el registro civil de lo que remitirá certificación con el
informe facultativo.
Lo manda y rubrica S.S. y doy fe.
[Sigue la rúbrica del juez y firma P.S. del secretario F. Portela].
Se cumple lo mandado y doy fe.
Portela [rubricado].
La carta orden dirigida al Sr. Juez municipal de Oleiros, está extendida en una
cuartilla en cuyo margen se estampó el sello en tinta violeta del Juzgado de 1ª
Instancia e Instrucción nº 1 de La Coruña, y es como sigue:
En el día de mañana y a las 12 horas se procederá en el Cementerio de Iñás a la
autopsia del cadáver de la persona que detrás se expresa por los Médicos forense de
este Juzgado D. Manuel Fernández Acebal y Dn. Esteban Padilla Lázaro auxiliados
del practicante Don Ricardo Soilán, a todos los que ya se ofició procediendo luego a
su enterramiento previa inscripción de su defunción en el Registro civil de cuya acta

remitirá testimonio con el informe facultativo.
Dios guarde a V. muchos años
La Coruña 14 de Febrero de 1947
J Samuel Roberes [rubricado].
Al dorso se lee:
Francisco Quiroga Cornes, de 31 años, hijo Francisco y Carmen, soltero, empleado,
natural Culleredo y vecino de Iñás-Oleiros.
Se comienza a dar cumplimiento a la carta orden con una providencia sellada al
margen con el de tinta violeta del Juzgado Comarcal de Oleiros:
<Providencia. Juez Sr. Pita Álvarez> Oleiros catorce de Febrero de mil novecientos
cuarenta y siete.
Por recibido la precedente carta-orden de la Superioridad, cúmplase a cuyo fin a la
hora indicada se constituirá el Juzgado en el domicilio del fallecido Francisco
Quiroga Cornes para presenciar la diligencia de autopsia de su cadáver que
practicarán los facultativos y practicante en la misma designados y del enterramiento
que se verificará una vez inscripta la defunción en el Registro Civil de cuya acta así
como del parte facultativo se remitirá testimonio a la Superioridad.
Lo mandó y firma el Sr. Juez de que yo Secretario habilitado para este acto doy fe.
Emilio Pita [rubricado].
Ante mí
José Mª Cea [rubricado].
<Diligencia de autopsia> En la parroquia de Iñás, lugar de Campamento, municipio
de Oleiros, siendo la hora señalada el Sr. Juez comarcal, por delegación del juzgado
de Instrucción y asistido de mi Secretario accidental se constituyó en el domicilio de
Dn. Francisco Quiroga Cornes, donde se hallaban presentes los médicos forenses del
Juzgado de Instrucción de La Coruña, D. Manuel Fernández Acebal y Dn. Esteban
Padilla Lázaro, auxiliados por el practicante Dn. Ricado Soilán, junto al cadáver del
referido Dn. Francisco Quiroga Cornes.
El Sr. Juez les hizo saber el objeto de la diligencia y recibió su promesa de cumplir
bien y fielmente su cargo de peritos, procediendo seguidamente a practicar la
autopsia del dicho cadáver y prometiendo remitir su informe a la Superioridad,
habiendo invertido en practicarlo una hora y dictaminando desde luego que el
fallecimiento de Francisco Quiroga Cornes fue a consecuencia de hemorragia
interna.
El Sr. Juez ordena que una vez practicada la autopsia se proceda a inscribir la

defunción en el Registro civil y (se proceda) al enterramiento del cadáver expidiendo
la correspondiente licencia, uniéndose la certificación del fallecimiento a esta acta y
reséñese la fosa en que tenga lugar el enterramiento.
Se dio por terminada esta diligencia de la que se extiende la presente acta que firma
los peritos con el Sr. Juez y doy fe.
Emilio Pita, Esteban Padilla, M Fernández, Ricardo Soilán, José Mª Cea [rubricado].
<Diligencia> La pongo yo el Secretario accidental para hacer constar que se ha
procedido a inscribir la defunción de Dn. Francisco Quiroga Cornes en el libro 42,
folio 41, número 41 de la Sección tercera del Registro Civil, que se une la
certificación acordada, así como de que se expidió la licencia de enterramiento.
En Oleiros a 15 de Febrero de 1947
El Secretario habilitado
José Mª Cea [rubricado].
<Otra diligencia> La pongo yo Secretario para acreditar que a mi presencia se dio
sepultura al cadáver de Dn. Francisco Quiroga Cornes en el cementerio parroquial
de Iñás de este término de Oleiros, que se encuentra a la derecha de la Iglesia
parroquial de Iñás, en un panteón que tiene una inscripción que dice "Propiedad de
Francisco Quiroga" que tiene dos nichos y en el superior o más alto fue inhumado el
cadáver.
Oleiros 15 de Febrero de 1947
José Mª Cea [rubricado].
<Nota> La pongo yo el Secretario habilitado, para estas diligencias, para hacer
constar que se remiten con esta fecha a la Superioridad, con testimonio del
certificado facultativo de defunción y de inscripción de la misma, correspondientes a
Dn. Francisco Quiroga Cornes.
Oleiros 15 de Febrero de 1947
José Mª Cea [rubricado].
El certificado aludido es como sigue:
CERTIFICADO EN EXTRACTO DE ACTA DE DEFUNCIÓN
<Libro 42>
<Folio 41>
<Núm. 41> Don Emilio Pita Álvarez, Abogado, Juez Comarcal de Oleiros provincia
de La Coruña, y encargado de su Registro Civil,
CERTIFICO: Que según consta del acta reseñada al margen y correspondiente a la

Sección III de este Registro civil,
D. Francisco Quiroga Cornes, nacido en Culleredo, de treinta y un años de edad, e
hijo de Francisco y de Carmen, de estado soltero
FALLECIÓ
en Iñás el día catorce de Febrero de mil novecientos cuarenta y siete.
Oleiros, a 15 de Febrero de 1947
Firma del encargado del Registro
Emilio Pita [rubricado].
Firma del Secretario,
P. habilitación
José Mª Cea [rubricado y sellado con el de tinta violeta del Juzgado Comarcal de
Oleiros (Coruña)].
Don José María Cea Codesido Secretario habilitado del Juzgado Comarcal de
Oleiros provincia de La Coruña
Certifico: Que en el mazo de certificaciones facultativas de defunción obrante en el
Juzgado Comarcal de Oleiros aparece la que literalmente y testimoniada dice así:
"Don Esteban Padilla Lázaro Médico Forense del Juzgado de Instrucción número de
La Coruña, Certifico: Que practicada la autopsia al cadáver de D. Francisco
Quiroga Cornes natural de Culleredo vecino de Iñás de treinta y un años soltero, hijo
de Francisco y Carmen, falleció a la una de la madrugada del día 14 de Febrero de
mil novecientos cuarenta y siete a consecuencia de hemorragia interna. Y para que
conste expido el presente certificado en Oleiros a 15 de Febrero de 1947. Esteban
Padilla. Con rúbrica.
Y para que conste y remitir a la Superioridad expido y firmo la presente con el Visto
Bueno del Sr. Juez Comarcal de Oleiros a quince de Febrero de mil novecientos
cuarenta y siete.
Vº Bº
El Juez Comarcal
Emilio Pita [rubricado y sellado con el de tinta violeta del Juzgado Comarcal de
Oleiros]
José Mª Cea [rubricado].
<Providencial Juez Magistrado Sr. Roberes García> La Coruña 15 Febrero 1947

Únase.
Lo mandó y rubrica S.S. y doy fe.
[Sigue la rúbrica del juez y firma del secretario, P.S. F. Portela].
Informe forense
Seguidamente ante el Sr. Juez y mí Secretario comparecieron Don Esteban Padilla
Lázaro y Don Manuel Fernández Acebal, mayores de edad, Médicos forenses y
vecinos de esta Ciudad. Instruidos, juramentados y examinados en forma, declaran:
Que en el día de hoy llevaron a cabo la autopsia del cadáver de Francisco Quiroga
Cornes en la parroquia de Iñás-Oleiros y se hace constar:
Que el resultado fue el siguiente. Aspecto exterior: Cadáver perteneciente al sexo
masculino, bien constituido, en el que se aprecian: Una herida en sedal de arma de
fuego con orificio de entrada con bordes quemados en el carrillo derecho, región
malar, y orificio de salida en forma estrellada en la comisura labial parte derecha; en
su trayectoria fractura el maxilar superior, produjo pérdida de piezas dentarias en
dicho maxilar, parte derecha, y una gran hemorragia, la boca está toda
ensangrentada, con abundantes coágulos sanguíneos y lo mismo ambos orificios
nasales. Otra herida de arma de fuego con bordes también quemados, en la región
hepática con orificio de salida en la espalda a nivel de la doce costilla del hemotórax
derecho, que fractura, y por la que emana sangre a borbotones con grandes y
abundantes coágulos. Otra herida de arma de fuego así mismo con bordes quemados
en la cara exterior y parte derecha del cuello en la región supraclavicular con
orificio de salida en la espalda y en la misma región del proyectil anterior a tres
centímetros a su derecha, que también produce la fractura de la doce costilla y por la
que así mismo mana sangre a borbotones.
ASPECTO INTERIOR. Puestas al descubierto las cavidades se aprecia en la torácica
que los proyectiles en su recorrido han producido la fractura del pulmón derecho en
sus tres glóbulos y de los grandes vasos mediatímicos, estando toda la cavidad
encharcada de sangre líquida y abundantes coágulos sanguíneos. En la cavidad
abdominal, se aprecia la ruptura del hígado y gran hemorragia. Nada anormal en el
resto de los órganos.
De todo lo expuesto se deduce: Que el autopsiado Francisco Quiroga Cornes sufrió
tres heridas de arma de fuego a muy corta distancia (menor de los dos metros) que le
produjeron las lesiones descriptas de las que las dos últimas penetrantes en las
cavidades torácica y abdominal eran mortales de necesidad. Que la muerte debió ser
casi instantánea por la gran hemorragia interna producida por las mismas y que
ocasionó su muerte.
Leída se ratifica, firman después de S.S. y doy fe.Roberes, Esteban Padilla / Honorarios 200 pts., M Fernández / Hs.= 200 pts.
[rubricado].

P.S.
Francisco Portela [rubricado].
<Providencia. Juez Magistrado Sr. Roberes García> La Coruña 15 de Febrero de
1947
Visto lo que aparece de estas diligencias remítanse al Excmo. Sr. Capitán General de
la Octava Región.
Lo mandó y rubrica S.S. y doy fe.
[Sigue la rúbrica del juez y firma del secretario].
Anotadas
Portela [rubricado].
Se une a la causa otro certificado de defunción:
CERTIFICADO EN EXTRACTO DE ACTA DE DEFUNCIÓN
<Libro 42>
<Folio 41>
<Núm. 41> Don Emilio Pita Álvarez, Abogado, Juez Comarcal de Oleiros provincia
de La Coruña, y encargado de su Registro Civil,
CERTIFICO: Que según consta del acta reseñada al margen y correspondiente a la
Sección III de este Registro civil,
D. Francisco Quiroga Cornes, nacido en Culleredo, de treinta y un años de edad, e
hijo de Francisco y de Carmen, de estado soltero
FALLECIÓ
en su domicilio de Iñás el día catorce de Febrero de mil novecientos cuarenta y siete.
Oleiros, a 26 de Febrero de 1947
Firma del encargado del Registro
Emilio Pita [rubricado].
Firma del Secretario,
P. H.
Manuel Gómez [rubricado y sellado con el de tinta violeta del Juzgado Comarcal de
Oleiros (Coruña)].

Prosigue la toma de declaraciones por parte del juez militar:
<DECLARACIÓN DE MANUEL QUIROGA CORNES> En La Coruña a veintiocho
de Febrero de mil novecientos cuarenta y siete.
Comparece el anotado al margen quien advertido de que va a prestar declaración y
de la obligación que tiene de decir verdad en cuanto supiere y fuere preguntado y de
las penas en que incurre el reo de falso testimonio, juró decir verdad en cuanto
supiere y fuere preguntado y siéndolo por las generales de la Ley dijo: llamarse como
queda dicho y de veintiséis años, soltero, natural de Culleredo, vecino de Iñás,
Oleiros, siendo este hermano del asesinado y no le comprenden las demás generales
de la Ley.
PREGUNTADO: Si se afirma y ratifica en sus manifestaciones ante la Guardia Civil
y en su declaración ante el Juzgado Ordinario y reconoce como suyas la firma y
rúbrica que las autoriza dijo: Que sí.
PREGUNTADO: Para que detalle cuanto pueda las señas de los dos criminales y sus
circunstancias personales dijo: Que el que penetró en el establecimiento era un
individuo de regular estatura, complexión robusta, ancho, cara redonda, ojos
grandes, mirada de exaltado, moreno, pelo negro y largo con entradas en las sienes y
hablaba castellano. Que el otro que quedó a la puerta era alto muy flaco con aspecto
de tuberculoso le parece que tenía un bigotito rubio, el pelo rubio y aunque flaco de
carnes más bien ancho de tórax y hablaba también castellano, que no se fijó si
cojeaban el uno o el otro. Que ambos le son desconocidos. Que el declarante no fue
amenazado en ninguna ocasión pero sí su Padre hace cosa de un año recibió un
escrito con la palabra "Cuando" entre interrogantes y acompañada de un casquillo
de pistola no pudiendo asegurar si esta amenaza era dirigida a su padre o a su
hermano ya que ambos llevan igual nombre, si bien cree fuese para su padre dado su
cargo de Alcalde. Que desde el día de autos nada supo ni sospecha de quienes
puedan ser los autores. Que el asesinato lo presenció el declarante.
PREGUNTADO: Si tiene algo más que decir dijo: Que no que lo dicho es la verdad
en descargo del juramento que deja prestado y una vez leída que fue por si mismo
esta su declaración y hallándola conforme la firma con el Señor Juez y yo Secretario
que doy fe.
Carlos Mauriz, Manuel Quiroga, Alberto González [rubricado].
<DECLARACIÓN DE JOSÉ QUIROGA CORNES> En La Coruña a veintiocho de
Febrero de mil novecientos cuarenta y siete.
Comparece el anotado al margen quien advertido de que va a prestar declaración y
de la obligación que tiene de decir verdad y en las penas en que incurre el reo de
falso testimonio juró decir verdad en cuanto supiere y fuere preguntado y siéndolo
por las generales de la Ley dijo: llamarse como queda dicho de veintitrés años de
edad, soltero natural de El Burgo (Culleredo) con domicilio en Iñás - Oleiros, siendo
hermano del asesinado y no le comprenden las demás generales de la Ley.

PREGUNTADO: Si se afirma y ratifica en sus manifestaciones prestadas ante la
Guardia Civil y en la declaración prestada ante el Juzgado Ordinario y si reconoce
como suya la firma y rúbrica que la autoriza dijo: Que sí.
PREGUNTADO: Para que recuerde y detalle cuanto pueda las señas y circunstancias
personales de los asesinos dijo: Que uno de ellos era de regular estatura, moreno,
cara redonda, complexión fuerte, ancho, el pelo oscuro, hablaba castellano y de
mirada dura. El otro alto muy flaco, aspecto enfermizo, sin bigote, color rubio, el
pelo largo y ondulado. No se fijó si alguno de ellos cojeaba o no. Que cree que el
asesino se dirigía a su Padre ignorando motivos. Que el declarante ningún anónimo
amenazador recibió pero sí su Padre aunque no puede asegurarlo pues el anónimo
era dirigido a Francisco Quiroga y su hermano muerto también se llama así y
consistía la amenaza en un papel en el que entre interrogantes se leía la palabra
"Cuando" y era acompañado de un casquillo de pistola.
Que desconoce en absoluto a los asesinos ni sospecha quienes pueda haber sido.
PREGUNTADO: Si tiene algo más que decir dijo que no que lo dicho es la verdad en
descargo del juramente que deja prestado y leída que fue por si mismo esta su
declaración y hallándola conforme la firma con el Señor Juez y yo Secretario que doy
fe.
Carlos Mauriz, José Quiroga, Alberto González A [rubricado].
<DECLARACIÓN DE MANUEL DÍAZ VARELA> En La Coruña a veintiocho de
Febrero de mil novecientos cuarenta y siete.
Comparece el anotado al margen quien advertido de que va a prestar declaración y
de la obligación que tiene de decir verdad y de las penas en que incurre el reo de
falso testimonio juró decir verdad en cuanto supiere y fuere preguntado y siéndolo
por las generales de la Ley dijo: Llamarse como queda dicho de cuarenta años
casado, con Francisca Chas Gómez, natural de San Pedro de Nos con domicilio en
Iñás-Oleiros de profesión Jardinero y no le comprenden las demás generales de la
Ley.
PREGUNTADO: Si se afirma y ratifica en las manifestaciones prestadas ante la
Guardia Civil y ante el Juzgado Ordinario y si reconoce como suya la firma y rúbrica
que la autoriza dijo: Que sí.
PREGUNTADO: Si puede precisar señas y circunstancias de los asesinos dijo: Que
dado el miedo y nerviosismo que le acometió ante el asesinato no se fijó debidamente
y no puede dar más señas que las que deja dichas sobre su indumentaria y que
solamente recuerda que uno de ellos era alto y muy flaco no recordando la estatura ni
aspecto del otro ni se fijó si cojeaban o no por la rapidez con que sucedieron las
cosas. Que son sujetos para el declarante completamente desconocidos y no sospecha
de determinada persona.
PREGUNTADO: Si tiene algo más que decir dijo que no, que lo dicho es la verdad en
descargo del juramento que deja prestado y leída que fue por si mismo esta su
declaración y hallándola conforme la firma con el Señor Juez y yo Secretario que doy

fe.
Carlos Mauriz, Manuel Díaz, Alberto González A [rubricado].
<PROVIDENCIA. JUEZ SR. MAURIZ BARCIA> En La Coruña a tres de Marzo de
mil novecientos cuarenta y siete.
Por recibidos un escrito del Jefe de la 140 Comandancia de la Guardia Civil
comunicando no han dado resultando las gestiones para busca y captura de los
autores del asesinato objeto de esta causa únase a continuación. Asimismo únase a
continuación escrito de la Autoridad Judicial señalando el número 93 del corriente
año a esta causa, haciendo constar así en la cubierta y diligencias que se practiquen
comunicándolo al Iltmo. Señor Auditor y Fiscal Jurídico Militar.
Lo mandó y firma S.Sª. y doy fe.
Mauriz, Alberto González Álvarez [rubricado].
Cumplido doy fe.
A González [rubricado].
Se une a la causa un oficio que cuenta con un membrete estampillado en tinta violeta
del Cuerpo de la Guardia Civil / 140 Comandancia:
Consecuente a su escrito de fecha 24 del actual, tengo el honor de informar a V.S.
que las gestiones practicadas para la busca y captura de los autores del asesinato de
FRANCISCO QUIROGA CORNES, hasta la fecha han resultado infructuosas, no
obstante se continúan y caso favorable se comunicará oportunamente.
Dios guarde a V.S. muchos años.
La Coruña 28 de febrero de 1947
EL TENIENTE CORONEL PRIMER JEFE
P.A. y O.
El Comandante 2º Jefe,
Manuel [apellidos ilegibles, rubricado y sellado con el de tinta violeta de la 140
Comandancia de la Guardia Civil / Jefatura].
Asimismo se une a la causa un oficio con membrete de la Capitanía General de la
Octava Región / Secretaría de Justicia dirigido al Coronel Juez Instructor del Juzgado
Militar Especial D. Carlos Mauriz Barcia:
Con arreglo al párrafo 2º del Art.º 52 del Código de Justicia Militar, confirmo el
nombramiento de V.S. para el cargo de Juez de la causa que instruye contra DOS
DESCONOCIDOS por el supuesto delito de asesinato la que se señala con el número

93 del corriente año, que hará constar en la cubierta y en cuantas comunicaciones
dirija que a tal procedimiento se refieran.
Dios guarde a V.S. muchos años.
La Coruña 1º de Marzo de 1947
EL CAPITÁN GENERAL,
Múgica [rubricado].
También se une un oficio con membrete de la Auditoria de la 8ª Región Militar y
Cuerpo de Ejército de Galicia:
Acuso recibo de su oficio fecha 24 del actual, por el que me participa haber iniciado
causa con motivo del asesinato cometido el día 14 del actual, en Iñás (Oleiros) en la
persona de FRANCISCO QUIROGA CORNES.
Dios guarde a V.S. muchos años.
La Coruña 28 febrero 1947
EL AUDITOR
Hernán de Martín-Barbadillo [rubricado].
<PROVIDENCIA. JUEZ SR. MAURIZ BARCIA> En La Coruña a tres de Marzo de
mil novecientos cuarenta y siete.
Solicítese del Jefe de la Fuerzas de Policía armada de esta Plaza la comparecencia
para prestar declaración el próximo día siete a las doce horas del Guardia que fue
requerido el veintiuno del pasado Febrero por JUAN QUIROGA CORNES, para la
detención de un individuo que creyó reconocer como el asesino de su Hermano.
Lo mandó y firma S.Sª. y doy fe.
Mauriz, Alberto González A [rubricado].
Cumplido doy fe.
A González [rubricado].
<PROVIDENCIA. JUEZ SR. MAURIZ BARCIA.> En La Coruña a cuatro de Marzo
de mil novecientos cuarenta y siete.
Recibido con esta fecha, únase con antelación oficio del Iltmo. Señor Auditor
comunicando queda enterado de la iniciación de la presente causa.
Lo mandó y firma S.Sª. y doy fe.

Mauriz, Alberto González Álvarez [rubricado].
Cumplido doy fe.
A González [rubricado].
<DECLARACIÓN DE DON FRANCISCO QUIROGA FONTENLA> En La Coruña a
cinco de Marzo de mil novecientos cuarenta y siete.
Comparece el anotado al margen quien advertido de que va a prestar declaración y
de la obligación que tiene de decir verdad en cuanto supiera y fuera preguntado y de
las penas en que incurre el reo de falso testimonio, juró decir verdad en cuanto
supiere y fuere preguntado y siéndolo por las generales de la Ley dijo: llamarse como
queda dicho de sesenta y siete años, casado, vecino de Iñás natural de Iñás (Oleiros)
padre del que fue asesinado FRANCISCO QUIROGA CORNES, no comprendiéndole
las demás generales de la Ley:
PREGUNTADO: Si se afirma y ratifica en su declaración ante el Juzgado de
Instrucción Ordinario y si reconoce como suya la firma y rúbrica que la autoriza dijo
que sí que reconoce como suya la firma y rúbrica que la autoriza.
PREGUNTADO: Diga cuanto sepa sobre el hecho de autos y cuanto pueda
suministrar alguna luz para el descubrimiento de los autores dijo: Que no fue testigo
presencial del asesinato de su hijo sino que lo declarado lo sabe por manifestaciones
de sus hijos que fueron testigos presenciales. Que el declarante aproximadamente
hacia el mes de Junio último recibió un escrito con solo la palabra "Cuando" entre
interrogantes acompañado de un casquillo de pistola pero que como quiera que venía
dirigido a FRANCISCO QUIROGA, sin más apellidos y ese también es el nombre de
su hijo no sabe en realidad a quien de los dos se dirigía el anónimo, por esta misma
razón no puede indicar sospecha de determinada persona ya que si el anónimo era
dirigido al Declarante que es Alcalde de Oleiros pudiera tener un móvil político y si
era dirigido a su hijo acaso móviles personales que desconoce y no sabe que su hijo
asesinado hubiese sido amenazado. Que por todo lo expuesto no puede aportar
indicios o noticias sobre los autores sobre los cuales nada tampoco ha sabido desde
entonces.
Preguntado: Si tiene algo más que decir dijo que no que lo dicho es la verdad en
descargo del juramento que deja prestado y una vez leído que fue por si esta su
declaración y hallándola conforme la firma con el Señor Juez y Secretario que
certifico.
Carlos Mauriz, Francisco Quiroga, Alberto González Álvarez [rubricado].
<DECLARACIÓN DEL POLICÍA ARMADO JOSÉ DÍAZ FERNÁNDEZ> En La
Coruña a seis de Marzo de mil novecientos cuarenta y siete.
Comparece el anotado al margen el cual advertido de que va a prestar declaración y
de la obligación que tiene de decir verdad, en cuanto supiere y fuere preguntado, y de
las penas señaladas al reo de falso testimonio, jura decir verdad en todo lo que
supiere y fuere preguntado, y siéndolo por las generales de la Ley dijo: Llamarse

JOSÉ DÍAZ FERNÁNDEZ, de cuarenta años de edad, casado, natural de Gaibor
(Lugo) y Guardia de la Policía Armada con destino en esta Plaza, no
comprendiéndole las demás generales de la Ley.
PREGUNTADO: Si recuerda haber sido requerido el día veintiuno de Febrero pasado
por un paisano para que practicase la detención de un sujeto que era según el dicho
paisano autor del asesinato cometido recientemente en Iñás y si puede precisar las
señas de tal presunto asesino, dijo: Que no el veintiuno sino el veinte de Febrero
último en efecto, fue requerido por un paisano para efectuar la detención de un sujeto
que en aquel momento entraba en la calle Compostela hacia la Plaza de Lugo y que
el declarante a pesar de hallarse de servicio en el edificio de la Comisaría, dada la
urgencia y gravedad de la denuncia siguió tras el sujeto mencionado para detenerle
pero el referido se metió en el mercado de la Plaza de Lugo y allí entre gran cantidad
de público entre vendedores y compradores y sin tener del perseguido otras
referencias ni circunstancia personal que el de vestir gabardina e ir en pelo y dada la
distancia que del mismo le separaba y el elevado número de personas que se
interponían perdió de vista a aquel sujeto al que sin duda le fue fácil escabullirse
entre la gente, y aún cuando llegó al mercado en aquellos momentos el denunciante
acompañado de otros compañeros, digo un compañero del declarante y unos Agentes
de Policía no lograron dar con aquel sujeto. Que como solamente le vio de espalda a
bastante distancia y por poco tiempo, no puede precisar sus señas y que no destacaba
por alto ni por bajo que iba en pelo, y que el color de este tampoco le llamó la
atención para poder recordar si era rubio o moreno ni podría precisarlo a aquella
distancia; tampoco le llamó la atención por grueso ni por delgado.
PREGUNTADO: Si recuerda si cojeaba el perseguido, dijo: Que no lo observó.
PREGUNTADO: Si tiene algo más que decir, dijo: Que no y que lo dicho es la verdad
en descargo del juramento que deja prestado, y leída que fue por si esta declaración
la firma con el Señor Juez de lo que yo Secretario certifico.
Carlos Mauriz, José Díaz Fernández, Alberto González A [rubricado].
Practicadas las actuaciones que el instructor consideró oportunas se envía la causa al
capitán general acompañada del siguiente dictamen o resumen:
Excmo. Señor.
Se instruye la presente causa, por Orden de V.E. al folio 1, a la que acompaña
atestado instruido por la Guardia Civil, a consecuencia del asesinato perpetrado en
la Parroquia de Iñás del Ayuntamiento de Oleiros en la persona de FRANCISCO
QUIROGA CORNES, ocurrido el día 14 de Febrero último.
De lo actuado resulta lo siguiente:
A folios 2 y 4 vuelto declara un Hermano de la Víctima Juan Quiroga Cornes,
diciendo que sobre la una horas del día [de] autos cuando salía la gente del
establecimiento de su padre, salió él también observando había dos sujetos cerca de
la puerta e infundiéndole sospechas intentó cerrar la puerta no permitiéndoselo uno
de aquellos que le empujó con el hombro al tiempo que empuñando una pistola

encañonó a su hermano Manuel y le preguntaba como se llamaba y respondiéndole el
nombre, preguntó quien era Francisco Quiroga y como quiera que este se hallaba allí
contestó que era él y rápidamente le hicieron los dos sujetos unos siete u ocho
disparos que le ocasionaron la muerte, que hace cosa de un año recibió su padre un
anónimo consistente en un pedacito de papel en el cual entre interrogantes se leía la
palabra "¿cuando?" acompañado de un casquillo de pistola. Que ni él ni los demás
hermanos recibieron escritos de amenazas. Que el sujeto que encañonó a su hermano
Manuel era de regular estatura cara redonda, moreno, ancho, bigote ancho en el
centro y guías alargadas y que el otro era alto muy flaco, estrecho, aspecto de
enfermo, rubio, pelo ondulado, sin bigote, de unos treinta y tantos años. No conoce a
ninguno de los dos ni abriga sospechas sobre persona determinada y que el día 21 de
Febrero vio un sujeto que le pareció ser el que encañonó a su hermano y el cual
cojeaba de la pierna derecha y requirió su detención a un guardia de servicio en el
portal de la Comisaría quien le siguió y regresó diciendo que se le había perdido de
vista en la Plaza de Mina. Al folio diez vuelto declara en análogos términos y dice
que al preguntar el nombre suyo les dijo se llamaba Antonio Casal y que entonces
preguntaron a sus otros dos hermanos Manuel y José por sus hombres dando Manuel
el suyo propio pero José dio el de José Fernández.
A folio 11 y 23 declara otro hermano de la víctima llamado Manuel Quiroga Cornes,
en análoga forma al anterior y que habiéndole preguntado a Francisco que salía
entonces de la taberna y entraba en el Bar por la puerta interior que comunica
ambos locales al preguntarle por su nombre y responder "soy yo" le dispararon unos
siete tiros cayendo muerto y se marcharon acto seguido dando vivas a la República y
tirando al suelo dos números de "Mundo Obrero". No conoció a los asesinos y supone
que debían asesinar a su padre que lleva el mismo nombre del fallecido. Que el que
entró en el establecimiento era de regular estatura, complexión robusta, cara
redonda, ojos grandes, mirada exaltada, moreno, pelo negro, y largo con entradas en
las sienes y el que quedó a la puerta tenía aspecto de tuberculoso muy flaco y alto le
parece tenía bigote rubio, y aunque flaco más bien ancho de tórax. Que desconoce
ambos. Relata en la forma del anterior el anónimo recibido por su Padre y no puede
asegurar que tal amenaza fuese para su padre o para su Hermano pues tienen ambos
el mismo nombre y cree que fuese dirigido a su Padre por su cargo de Alcalde de
Oleiros. Que no sospecha de quienes puedan ser los autores.
A folio 11 vuelto y 23 declara otro hermano de la víctima llamado José Quiroga
Cornes en igual forma que los anteriores y que preguntado por su hermano
Francisco cuando este salía del bar a la taberna por la puerta de comunicación de
ambos locales y al preguntarle quien [era] Francisco Quiroga y contestando "yo soy"
le dispararon unos seis tiros cayendo muerto y cometido el Crimen se marcharon
dando Vivas a la República dejando caer dos ejemplares del "Mundo Obrero". Que
no puede asegurar si el anónimo amenazador que recibió su padre era para este o
para su hermano muerto pues era dirigido a Francisco Quiroga y así se llaman
ambos. Que uno de los asesinos era de estatura regular, moreno, cara redonda,
complexión fuerte, pelo oscuro, de mirada dura y el otro muy flaco, aspecto
enfermizo, sin bigote, rubio, pelo largo y ondulado. Desconoce a los asesinos y no
sospecha quienes sean.
Declara el padre de la víctima y Alcalde de Oleiros Don Francisco Quiroga
Fontenla, a los folios 10 y 27, que estaba en el Comedor de la casa y oyó los tiros y

habiendo acudido allí se encontró a su hijo muerto quienes le redactaron [sic, será
relataron] lo que había ocurrido en la forma que queda dicha. Que no presenció el
asesinato. Que hacia Junio próximo pasado recibió un escrito con la palabra cuando
entre interrogantes acompañado de un casquillo de pistola y como quiera que venía
dirigido a Francisco Quiroga sin más apellidos no sabe si el anónimo era para él o
para su hijo el muerto y por esto no puede indicar sospecha de determinada persona
ya que si el anónimo era para el declarante pudiera tener un móvil político y si era
para su hijo acaso móviles personales que desconoce. Que no sabe que su hijo
Francisco hubiera sido amenazado. Que no puede aportar noticias o indicios sobre
los autores.
Declara a folio 2 vuelto y 27 vuelto, el vecino de Iñás Manuel Díaz Varela, que al
intentar salir del establecimiento se encontraron con dos sujetos que decía querían
tomar unas copas y al decirle un hijo del propietario que ya no se despachaba fue
empujado por uno de aquellos sacando cada uno una pistola y preguntado el nombre
de los presentes, dando los hijos del Señor Quiroga sus nombres cambiados y que
aquel momento se presentó en la puerta que da al interior del bar el otro hijo
Francisco y al ser preguntado por su nombre contestó llamarse Francisco Quiroga,
siendo entonces asesinado a tiros y se marcharon arrojando alguna propaganda
izquierdista y dando vivas y mueras. Que por el miedo y nerviosismo que le acometió
no se fijó bien en las señas de los asesinos y solamente recuerda que uno de ellos era
alto y muy flaco y que uno vestía gabardina y otro chaquetón de cuero y que le son
completamente desconocidos y que no sospecha de nadie.
Declara al folio 27 vuelto el Guardia de la Policía Armada José Díaz Fernández, que
en efecto fue requerido por un paisano para que detuviese a un sujeto que entraba en
la calle de Compostela hacia la plaza de Lugo y que le siguió para detenerle pero
habiéndose metido en el mercado y no teniendo él otro detalle que el de vestir
gabardina e ir en pelo se le escabulló entre los compradores y vendedores. Que como
solo le vio de espalda por poco tiempo y a la larga distancia no puede precisar las
señas pues no le llamó la atención por grueso o delgado ni por alto ni por bajo y que
sobre su color tampoco llamó la atención y que no observó que cojease.
A folio 2 vuelto y 9, obra inspección ocular y levantamiento del cadáver.
Al folio 10 vuelto obra diligencia de autopsia de Francisco Quiroga Cornes,
realizada al folio 20 digo obrando al folio 20 el informe médico.
Al folio 22 obra acta de Defunción del mismo.
A folios 5 al 7 se unen un ejemplar de Mundo Obrero.
Al folio 24 se une oficio del Jefe de la 140 Comandancia de la Guardia Civil
manifestando el resultado infructuoso de las gestiones para la busca y captura de los
asesinos.
En este estado tengo el honor de elevar a V.E. esta causa para la resolución que
estime procedente.
La Coruña 13 de Marzo de 1947.

Excmo. Señor.
EL CORONEL JUEZ INSTRUCTOR.
Carlos Mauriz Barcia [rubricado y sellado con el de tinta violeta de Juzgado Militar
Especial de la Octava Región].
<DILIGENCIA DE ENTREGA> En La Coruña a trece de Marzo de mil novecientos
cuarenta y siete.
Con esta fecha se hace entrega en esta Auditoría de la presente causa con veintiocho
folio útiles.
A González [rubricado].
Sigue un sello de entrada en la Auditoría. Si se estampó el fechador hoy no se aprecia.
En la hoja que viene a continuación aparece el dictamen del auditor:
J/C
Excmo. Señor
Del examen de la presente causa resulta: que el día catorce de febrero del año en
curso, en el Ayuntamiento de Oleiros de esta provincia dos individuos desconocidos
provistos de armas cortas de fuego dispararon y dieron muerte en su domicilio al
vecino de aquella localidad e hijo del Alcalde de la misma D. Francisco Quiroga
Cornes dándose a la fuga a continuación.
Las gestiones practicadas a fin de identificar a los autores de los hechos narrados
han sido infructuosas.
Por lo expuesto y de conformidad con lo establecido en el núm. 2 del art. 723 del
Código de Justicia Militar, es procedente que V.E. acuerde sobreseer con carácter
provisional estas actuaciones.
Caso de resolver V.E. como se propone deberá volver lo actuado al Juez Instructor
para ejecución.
V.E., no obstante, resolverá
La Coruña 20 de Marzo de 1947
Excmo. Señor
EL AUDITOR,
Hernán de Martín-Barbadillo [rubricado y sellado con el de tinta violeta de la
Auditoría de Guerra del Cuerpo de Ejército de Galicia / 8ª Región Militar].

Decreto del capitán general y en su nombre el general encargado del despacho,
gobernador militar de La Coruña y subinspector de la Octava Región Militar, Juan
Ferrater Tell:
La Coruña 24 de Marzo de 1947
De conformidad con el dictamen que antecede y por sus propios fundamentos:
ACUERDO, el sobreseimiento provisional de la presente causa, a tenor de lo
dispuesto en el núm. 2 del artículo 723 del Código de Justicia Militar, instruida
contra desconocidos por asesinato de Francisco Quiroga Cornes; volviendo lo
actuado a su Instructor para cumplimiento y demás diligencias de ejecución.
EL CAPITÁN GENERAL,
El General encargado del despacho
Juan Ferrater [rubricado y sellado con el de tinta violeta de la Capitanía General de la
Octava Región / Secretaría de Justicia].
Se une a la causa un oficio con membrete de la Capitanía General de la Octava
Región / Secretaría de Justicia / Negociado 1º:
Con esta fecha se cursa al Consejo Supremo de Justicia Militar, el testimonio de la
resolución recaída en la causa nº 93 de 1947 que para tal fin me remitió con su
escrito de 26 del actual.
Lo digo a V.S. para su conocimiento y constancia en dicha causa.
Dios guarde a V.S. muchos años.
La Coruña 28 de Marzo de 1947
EL CAPITÁN GENERAL
El General encargado del despacho
Juan Ferrater [rubricado].
<PROVIDENCIA. JUEZ SR. MAURIZ BARCIA.> En La Coruña a veinticinco de
Marzo de mil novecientos cuarenta y siete.
Recibida con esta fecha la presente causa con Acuerdo de la Autoridad Judicial
sobreseyéndola provisionalmente dedúzcase [el] testimonio que previene el número
12 del Artículo 52 del Código de Justicia Militar y elévese a la Autoridad Judicial
rogándole su curso al Consejo Supremo de Justicia Militar.
Lo mandó y firma S.Sª. y doy fe.
Carlos Mauriz, Alberto González A [rubricado].

Cumplido doy fe.
A González [rubricado].
<PROVIDENCIA. JUEZ Sr. MAURIZ BARCIA.> En La Coruña a veintinueve de
Marzo de mil novecientos cuarenta y siete.
Recibido con esta fecha escrito de la Autoridad Judicial comunicando se ha dado
curso al Consejo Supremo de Justicia Militar del oportuno testimonio que a tal efecto
se le había remitido, únase con antelación. De todo lo cual y de quedar
cumplimentado doy fe.
Mauriz, Alberto González Alvarez [rubricado].
La causa se envía una vez más al capitán general:
EXCMO. SEÑOR.
Sobreseída provisionalmente la presente causa por acuerdo de V.E. obrante al folio
33 y habiendo sido cursado al Consejo Supremo de Justicia Militar el testimonio que
previene el Artículo 52 número 12 del Código de Justicia Militar y unido al folio 34 el
superior escrito de V.E. que manifiesta haber sido cursado tengo el honor de elevar a
V.E. la presente causa para la resolución que estime procedente.
La Coruña 29 de Marzo de 1947.
Excmo. Señor.
EL CORONEL JUEZ INSTRUCTOR.
Carlos Mauriz Barcia [rubricado y sellado con el de tinta violeta del Juzgado Especial
de la Octava Región].
<Diligencia de entrega> En La Coruña a treinta y uno de Marzo de mil novecientos
cuarenta y siete.
Se hace entrega de la presente causa que consta de treinta y cinco folios útiles en la
Auditoría de Guerra de esta Región. Consta de treinta y cinco folios útiles doy fe.
A González [rubricado].
Sigue un sello en tinta violeta, de entrada en la Auditoría, con el fechador en 1 de abril
de 1947 y a continuación el dictamen del auditor:
RI
La Coruña 9 de Abril de 1947
Vuelva la presente causa a su Instructor para que se notifique el sobreseimiento

acordado a los familiares de la víctima.
EL AUDITOR,
M-Barbadillo [rubricado y sellado con el de tinta violeta de la Auditoría de Guerra del
Cuerpo de Ejército de Galicia / 8ª Región Militar].
<PROVIDENCIA. JUEZ SR. MAURIZ BARCIA.> En La Coruña a doce de Abril de
mil novecientos cuarenta y siete.
Recibida la presente causa en este día la presente causa [sic] cúmplase lo ordenado
por el Iltmo. Señor Auditor y Ofíciese al Alcalde de Oleiros para que comparezcan el
próximo día diecisiete de diez a trece horas en este Juzgado DON FRANCISCO
QUIROGA FONTENLA y sus tres hijos, Juan, Manuel y José Quiroga Cornes.
Lo mandó y firma S.Sª. y doy fe.
Carlos Mauriz, Alberto González Álvarez [rubricado].
Cumplido doy fe.
A González [rubricado].
<NOTIFICACIÓN> En La Coruña a diecisiete de Abril de mil novecientos cuarenta
y siete.
Yo el Secretario y teniendo a mi presencia a los hermanos Juan, Manuel y José
Quiroga Cornes, les notifiqué por lectura íntegra del Dictamen del Iltmo. Señor
Auditor y Acuerdo de la Autoridad Judicial a folio 32 y 33 de esta causa en cuyo
Acuerdo se sobresee provisionalmente la presente causa.
Y de quedar enterados y notificados la firman con el Señor Juez y yo Secretario
manifestando que su Padre Don Francisco Quiroga Fontenla, no comparece por
hallarse ausente y que tardará acaso un mes en regresar quedando ellos por su parte
en darle cuenta del Acuerdo de que se les ha notificado. Doy. fe.
Juan Quiroga, Manuel Quiroga, José Quiroga, Carlos Mauriz, Alberto González
Álvarez [rubricado].
Sigue un exhorto dirigido al juez comarcal de Oleiros:
D. CARLOS MAURIZ BARCIA, CORONEL DE INFANTERÍA, JUEZ MILITAR
ESPECIAL DE ACCIDENTES FERROVIARIOS Y ESPECIAL DE E. Y O.A.
Al Sr. Juez Comarcal de Oleiros atentamente saludo y participo: Que en providencia
de este día en causa que instruyo por asesinato de Francisco Quiroga Cornes y en
providencia de este día [sic], he acordado se practiquen las diligencias que al dorso
se expresan.
Por tanto en nombre de S.E. el Jefe del Estado (q. D. g.) le exhorto y requiero, y en el

mío le suplico se sirva aceptarlo y disponer su cumplimiento y devolución, previo
acuse de recibo, quedando yo a mi vez obligado a la recíproca en casos análogos, por
estar en ello interesada la Administración de Justicia.
Dado en La Coruña, a once de Junio de mil novecientos cuarenta y siete.
Carlos Mauriz Barcia [rubricado y sellado con el de tinta violeta del Juzgado Especial
de la Octava Región / E. y O.A.].
Al dorso se lee:
DILIGENCIAS QUE SE INTERESA.
Que se notifique a DON FRANCISCO QUIROGA FONTENLA, Alcalde de Oleiros de
la resolución que figura en el testimonio adjunto.
Sigue un sello en tinta violeta del Juzgado Militar Especial de la Octava Región / E. y
O.A.
<Providencia. Juez Sr. Pita Álvarez> Oleiros, doce de junio de mil novecientos
cuarenta y siete.
Se acepta con la cualidad ordinaria el precedente exhorto y de su cumplimiento
practíquese la notificación que se interesa y de hecho devuélvase por el conducto
recibido.
Lo mandó y firma el Sr. Juez y doy fe.
Emilio Pita [firma del secretario ilegible, ambas rubricadas y sellado con el de tinta
violeta del Juzgado Comarcal de Oleiros (Coruña)].
<Notificación por cédula a D. Francisco Quiroga Fontenla> En Iñás, a trece de
junio de mil novecientos cuarenta y siete, yo el Habilitado como Secretario, me
constituí en el domicilio del expresado D. Francisco Quiroga Fontenla, al que no
hallé en el mismo, y sí el que dijo ser su hijo y llamarse D. Manuel Quiroga Cornes,
de mayor edad, soltero, a quien hice la notificación a medio de cédula comprensiva
de los requisitos legales y testimonio de resolución que se adjuntaba al exhorto para
que lo entregase a su padre bajo las responsabilidades consiguientes, firma y doy fe.
M. Quiroga, R. Ares [rubricado].
<DON CARLOS MAURIZ BARCIA, CORONEL DE INFANTERÍA, JUEZ
INSTRUCTOR DE LA PRESENTE CAUSA.>
CERTIFICO: Que habiendo causado baja por enfermo, el Brigada Secretario Don
Alberto González Álvarez, he designado al Brigada de Artillería DON MANUEL
CABEZAS CORCHUELO, quien enterado del cargo que se le confiere aceptó y juró
cumplir bien y fielmente los deberes del mismo:
Y para que así conste firma conmigo en La Coruña a veintitrés de Junio de mil

novecientos cuarenta y siete.
Carlos Mauriz Barcia, Manuel Cabezas Corchuelo [rubricado].
<PROVIDENCIA JUEZ SR. MAURIZ BARCIA.> En La Coruña a veintitrés de Junio
de mil novecientos cuarenta y siete.
Reitérese el exhorto que con fecha once del actual se pidió al Juez de Oleiros, para
notificar al Alcalde de aquel ayuntamiento DON FRANCISCO QUIROGA
FONTENLA.
Lo mandó y firma S.Sª. y doy fe.
Mauriz, Manuel Cabezas Corchuelo [rubricado].
<Providencia. Juez Señor Mauriz Barcia> En La Coruña a veintisiete de Junio de
mil novecientos cuarenta y siete.
Únase con antelación el exhorto cursado con fecha onde del actual al Señor Juez
Comarcal de Oleiros por notificación de Don Francisco QUIROGA FONTENLA.Lo mandó y firma S.Sª. y de quedar unido doy fe.
Mauriz, Manuel Cabezas Corchuelo [rubricado].
Practicadas las diligencias de ejecución ordenadas, de nuevo se envía la causa al
capitán general:
Excmo. Señor:
Sobreseída provisionalmente esta causa por Acuerdo de V.E. al folio 33 se une al folio
34 el Superior escrito de V.E. comunicando se ha cursado al Consejo Supremo de
Justicia Militar el testimonio de la resolución recaída.
Al folio 35 vuelto se ha practicado la notificación a los hermanos de la víctima DON
JUAN, DON MANUEL, y DON JOSÉ QUIROGA CORNES, y como a pesar del
tiempo transcurrido no ha regresado aún a su domicilio el padre de la víctima DON
FRANCISCO QUIROGA FONTENLA, se ha entregado por diligencia practicada por
el Juzgado Comarcal de Oleiros al folio 37 y bajo recibo a su hijo DON MANUEL un
testimonio de la resolución recaída para entrega a su padre el referido DON
FRANCISCO QUIROGA FONTENLA.
Por si procediere en este estado el archivo de la presente causa y para la resolución
que V.E. estime procedente, tengo el honor de elevar a Su Superior Autoridad la
presente causa.
La Coruña 27 de Junio de 1947
Excmo. Señor

EL CORONEL JUEZ INSTRUCTOR.
Carlos Mauriz Barcia [rubricado y sellado con el de tinta violeta del Juzgado Militar
Especial de la Octava Región / E. y O.A.].
<DILIGENCIA DE ENTREGA.> En La Coruña a veintisiete de Junio de mil
novecientos cuarenta y siete.
Se hace entrega de la presente causa en la Auditoría de Guerra de esta Región,
constando de treinta y ocho folios útiles para su archivo, doy fe.
Manuel Cabezas [rubricado].
Sigue un sello de entrada en la Auditoría con el fechador en 27 de junio de 1947 y a
continuación, estampillado el dictamen del auditor en el que sólo se escribe a mano,
día, mes, último dígito del año y la firma:
Excmo. Señor:
Es procedente que pasen estas actuaciones a la Fiscalía Jurídico Militar para efectos
de Estadística, y una vez evacuado dicho trámite deberán ser archivadas sin nuevo
pase a esta Auditoría.
V.E. no obstante resolverá.
La Coruña 30 de junio de 1947
Excmo. Señor
EL AUDITOR,
Hernán de Martín-Barbadillo [rubricado y sellado con el de tinta violeta de la
Auditoría de Guerra del Cuerpo de Ejército de Galicia / 8ª Región Militar].
Decreto, asimismo estampillado salvo en día, mes, último dígito del año y firma, del
capitán general Salvador Múgica Buhigas:
La Coruña 5 de Julio de 1947.
De conformidad con el precedente dictamen: PASEN estas actuaciones a la Fiscalía
Jurídico Militar de la Región a efectos de Estadística, la que me las devolverá para
su archivo.
EL CAPITÁN GENERAL
Múgica [rubricado y sellado con el de tinta violeta de la Capitanía General de la
Octava Región Militar / Secretaría de Justicia].
Se cumplimenta el formulario de la Estadística Criminal de Guerra. Consta en él que
la Región es la 8ª, Año de 1947, Causa núm. 93/47 por el delito de Asesinato del

vecino de Oleiros Francisco Quiroga Cornes. Por lo que se refiere a Datos relativos al
procedimiento la Resolución de la causa fue un sobreseimiento provisional según
consta a folio 33 de decreto de la autoridad judicial. El tiempo invertido en la
tramitación fue menos de seis meses, según consta al mismo folio 33. Por lo que atañe
a las Resoluciones recaídas respecto a los procesados, se dictó un sobreseimiento
provisional respecto a paisanos desconocidos, según consta al folio 33. Por último se
fecha la hoja en La Coruña a 7 de Julio de 1947, firmándola con estampilla, el
teniente auditor encargado de la Estadística, Sergio Peñamaría, sellándose con el de
tinta violeta de la Fiscalía Jurídico Militar de la 8ª Región.
Al dorso pone fin a la causa la siguiente censura fiscal, estampillada salvo el
tratamiento, día, mes, dos últimos dígitos del año, y firma del fiscal Rafael Vaamonde
Mallo:
Excmo. Señor:
Evacuado el trámite de estadística, tengo el honor de elevar a V.E las presentes
actuaciones para la resolución que estime.
La Coruña 10 de Julio de 1947
El Fiscal,
R. Vaamonde [rubricado y sellado con el de tinta violeta de la Fiscalía Jurídico Militar
de la 8ª Región].

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful