Está en la página 1de 55

Anexo Técnico X

Biomasa
M.Piera, José M.Martínez-Val
INDICE
1. Introducción. Cuadro General
2. Aspectos legales e institucionales
3. La aplicaciones de biomasa. El caso español
4. La problemática de la biomasa
5. La tecnología de la biomasa

Anexo X. COTEC Energía

1
10
17
23
28

ANEXO X
Biomasa
1. Introducción. Cuadro general
Por biomasa se entiende todo un conjunto de compuestos con gran contenido energético de
naturaleza biológica, originado por la fotosíntesis en plantas actuales o, en términos generales, por
crecimiento en la época actual. Lógicamente la biomasa no incluye a los combustibles fósiles, que
en su tiempo lo fueron, y que ayudaron a fijar el carbono atmosférico (CO2) de las épocas
geológicas muy anteriores, dando lugar posteriormente a un proceso de mineralización por el cual
cambiaron de manera sustancial sus características químicas, convirtiéndose esencialmente en
carbón e hidrocarburos.
La biomasa está constituida esencialmente por hidratos de carbono y derivados, por tanto
combustibles parcialmente oxigenados, siendo su distintivo fundamental el haber sido generados
como tales productos energéticos en la época actual, a partir de carbono atmosférico asimismo
actual. En esto radica uno de los mayores atractivos de la biomasa, puesto que se trata de una
sustancia perfectamente engranada en el ciclo natural del carbono, y por tanto tendría en principio
contribución nula a las emisiones de CO2.
A esto cabría hacer dos matizaciones: por un lado, el uso de la biomasa, al menos en sus
primeros estados de desarrollo, exige la utilización de energías convencionales, sobre todo para el
acarreo y acopio de material, lo cual se está efectuando fundamentalmente con derivados
petrolíferos, y por tanto implica una cierta cantidad de emisión de CO2. Esto no ocurriría si para tales
actividades se utilizaran biocombustibles. Por el contrario, la mayor parte de las plantas, en su
función fotosintética, fijan en el suelo, como consecuencia de la transferencia de nutrientes, parte
del carbono que absorben por su transpiración por las hojas, como base de la función fotosintética,
por lo cual el balance de la biomasa en cuanto a emisiones de CO2 podría llegar a ser menor que 0,
puesto que existe una parte no despreciable del CO2 atmosférico inicialmente tomado, que no
volvería a la atmósfera por la combustión de la biomasa, puesto que quedaría fijado en el subsuelo.

Anexo X. COTEC Energía

1

En todo caso, se trata de compuestos que pertenecen al ciclo natural actual del carbono y la
fotosíntesis, y por tanto no tienen incidencia negativa alguna en el medio ambiente, e incluso podría
considerarse que en el caso de cultivos específicos, podría ser un contribuyente neto positivo al
medio ambiente, sobre todo por las características derivadas de la reforestación de zonas muy
deprimidas orgánicamente. No obstante, la existencia de otros átomos (a veces, a nivel de traza) en
los ciclos de biomasa o sus derivados, puede producir afecciones ambientales no despreciables.
La biomasa no constituye un todo homogéneo, y ésta es una de las causas principales de la
dificultad de su despliegue tecnológico masivo, y en su ámbito caben distinguir los siguientes
apartados:

-

Residuos naturales, procedentes de bosques fundamentalmente, cuyas limpiezas y podas
producen una cantidad considerable de material orgánico al año.

-

Residuos industriales, generalmente asociados a industrias agrícolas y ganaderas, y
también a las de la madera, el papel, y la celulosa en general.

-

Otros residuos de naturaleza orgánica, como son los procedentes del mundo urbano,
aunque aquí se tenga a su vez una gran complejidad en su constitución, y coexistan
residuos de muy variado tipo. Ciertamente hay material de tipo orgánico, procedentes de las
depuradoras de aguas residuales por ejemplo, con un claro contenido energético-orgánico.
En los vertederos de residuos sólidos urbanos, la problemática es aún mayor, puesto que
los residuos orgánicos a menudo aparecen mezclados con otros residuos de tipo plástico y
derivados clorofluorados del petróleo, que comportan una importante problemática de
seguridad física-médica de las personas, no ya simplemente ambiental, sino con clara
incidencia cancerígena directa. No obstante, aunque a menudo requieran estos RSU un
tratamiento específico, en términos generales pueden asociarse a la biomasa, por ser su
parte orgánico-energética la que de manera específica se desea aprovechar.

-

Cultivos energéticos, que como su propio nombre indica serían explotaciones agrícolas no
destinadas al consumo humano o animal, sino a la producción de especies vegetales ricas
en moléculas con características adecuadas para su uso energético industrial.
En el cuadro adjunto se expone una estructuración de la génesis y transformaciones de la

biomasa, hasta llegar a los usos energéticos, aunque cabe señalar la existencia de usos

Anexo X. COTEC Energía

2

alternativos, (referentes a industria forrajera, etc) que a menudo pueden soportar precios por unidad
de biomasa bastante superiores a los que serían competitivos para los usos energéticos, y
particularmente la generación de electricidad.
Esta dualidad de uso de algunos tipos de biomasa hace que en las aplicaciones
verdaderamente significativas de tipo energético se use fundamentalmente biomasa de tipo residual.
En este contexto de material orgánico renovable o reciclable cabría hacer distinción entre
sus partidas, desde el punto de vista logístico-económico, pues algunos residuos, tanto agrícolas
(alperujo, harinas cárnicas, purines...) como urbanos, deberían llevar aparejada una prima tarifaria
adicional por su destrucción. Por el contrario, éso no se daría en el aprovechamiento de los cultivos
energéticos, que no coadyuvan a resolver un problema como el de los residuos. Cuestión aparte
serían las podas y residuos forestales, muy relacionados con la preservación de la naturaleza, y que
como tal ya están, en cierta medida, primados como combustibles. Estas consideraciones son
importantes en el ámbito de la biomasa y los residuos, donde debería hacerse una valoración
adecuada del bien paralelo que se produce en el desimpacto ambiental. Esto contribuiría a un
mayor despliegue de esta fuente energética.
Es imprescindible señalar que los residuos sólidos urbanos (RSU) pueden considerarse
compuestos de dos fases distintas, aunque estén íntimamente mezcladas, a veces en piezas
separables, y a veces en piezas que no permiten una separación inmediata. Estas dos fases
corresponden a: materia orgánica y materia inorgánica.
Por lo general, la materia inorgánica es reciclable, como pueden ser los productos vítreos,
metálicos y derivados, cerámicos, etc., y parte de la materia orgánica (papeles, cartones...) también
lo es. Sin embargo, en muchos casos la eliminación de dichos residuos se plantea por medio de su
destrucción en elementos químicos o moléculas simples, lo cual por lo general lleva aparejada una
liberación de energía que suele estar en el rango de los 2000 a 3000 kcal/kg.

Anexo X. COTEC Energía

3

Radiación Solar
Fotosíntesis
Vegetación

Sector forestal
Limpieza forestal
Explotaciones
madereras
Cultivos silvícolas
Podas

Cultivos
energéticos
Paja
Transformación
de la madera
Serrín
Corteza

Sector ganadero

Sector agrícola

Purines
Heces
Industria
agroalimentaria
Cáscaras
Orujo

Consumo final
RSU
Aceites

Biomasa susceptible de ser utilizada
energéticamente
Usos energéticos
Usos no energéticos

Al tratar el tema RSU en el ámbito de la biomasa, nos centramos en la fase orgánica, que
es la que presenta características similares a la biomasa en cuanto a productos finales de
combustión y tipología de residuos, salvo por una distinción fundamental. En muchos RSU hay
existencia de moléculas cloradas y de metales pesados, entre otros, que conforman contaminantes
de extraordinaria toxicidad química y biofísica, generándose en algunos casos moléculas
cancerígenas.
En todo caso, y con precaución hacia ciertos materiales (por ejemplo plásticos y asimilados
con moléculas cloradas o fluoradas) los sistemas de tratamiento a que pueden ser sometidos son
relativamente parecidos a los de las moléculas de biomasa, aunque en el apartado tecnológico
veremos que la valorización energética de unas y otras moléculas se ajustan mejor a determinadas
metodologías, que en el caso de los RSU orgánicos en general pasa por su metanización en
digestión anaerobia, aunque la alternativa de combustión no es despreciable.
Por lo que corresponde a los RSU inorgánicos, la problemática de éstos,más que ser
energética es de tipo ambiental, pues lo que se pretende es minimizar el impacto de los vertederos

Anexo X. COTEC Energía

4

como se indicará en el apartado de tecnología. y la separación de basuras no previamente clasificadas provoca por lo general unos costes de tratamiento que pueden hacer inviable el proceso de reciclaje. la Unión Europea emitió su Directiva 2000/76 CE de incineración de residuos. sino de su reciclado. en la fase de limpieza de éstos. y a otro tipo de materiales. chatarra. vidrios. etc. No obstante. En algunos casos se complementa con la inyección de carbón activo en el tratamiento de los humos.sobre el medio ambiente. como el propio ácido clorhídrico o las dioxinas. existe un problema de coste-beneficio. que puede ser tratado por tal vía. y tratar estos residuos o basuras de tal manera que se recupere al menos su energía. particularmente en el caso de su incinerización. puede alojarse en vertederos recubiertos. el valor más auténtico no proviene de su posible valorización energética. Por lo que corresponde a la fracción orgánica de los RSU. los metales y sus óxidos. Cuando la separación se produce en el origen de generación de la basura (de papel. lo cual limita las cantidades de los diversos compuestos que se pueden emitir. COTEC Energía 5 .) la cuestión del reciclado se simplifica notoriamente. en muchos de esos residuos. como los compuestos orgánicos volátiles (COV) y los metales pesados. resulta mucho más aconsejable la recuperación de esas basuras para su uso en su industria correspondiente que su incinerización. Sin embargo. y en particular Cd y Hg. o que incluso. Para la eliminación eficiente de las dioxinas. éstos pueden ser sometidos a diverso tipo de tratamiento. con objeto de retener Anexo X. por su pequeño impacto en volumen. En este ámbito. En tal caso. aunque esta conlleve una liberación o explotación energética de cierta entidad. como es el caso antedicho de los vidrios. y otros materiales que puedan ser reciclados en su propia industria. y con más de 6% de exceso de oxígeno. Ello afecta a diversos tipos de derivados clorados. y la incinerización de la parte inorgánica queda para un número muy reducido de RSU. siendo en todo caso lo más problemático las emisiones que puedan producirse. como en tantos otros casos. cartones con cobertura metálica. las incineradoras trabajan en condiciones de permanencia de la combustión durante más de dos segundos por encima de temperaturas de 850 0C.

35 - Residuos de industrias forestales y agrícolas: 0. COTEC Energía 6 . prevé un despliegue adicional de la explotación de la biomasa de 6 millones de tep. tienen también muy desarrollado el aprovechamiento de los residuos de estas industrias y los bosques de los que se nutren. sobre todo en los países con abundancia forestal. por su abundancia de madera y sus fuertes industrias de papel y celulosa. de los cuales un 80% se aplica a calentamiento directo en el sector doméstico. donde además se ha hecho un esfuerzo notable en la gasificación de esta biomasa. aunque se tendrá que extender este comentario con más detalle más adelante. Alemania y Austria. al menos en los países tecnológicamente más avanzados. con unos 9 millones de tep de consumo al año. y a nivel mundial. particularmente Suecia y Finlandia. entre otras cosas porque la biomasa residual ya está bastante saturada de aprovechamiento. No obstante. Como ejemplo.las dioxinas en los filtros. En Francia existen más de 6 millones de calderas domésticas de leña. país europeo número 1 en utilización de la biomasa.35 - Residuos agrícolas herbáceos: 1. Análogamente los países nórdicos.45 - Residuos agrícolas leñosos: 0. cabe decir que la biomasa de residuos naturales y agrícolas está fuertemente explotada. cabe señalar. que constituyen la principal forma de aprovechar la biomasa). que el Plan de Fomento de Energías Renovables aprobado en 1999 y que abarca hasta el 2010. y por tanto quedar atrapadas en una fase sólida y no pasar a ser respirables.5 Anexo X. el mayor desafío que se plantea en este ámbito es el de la biomasa específicamente cultivada con fines energéticos. con dos países muy significados. Tal es el caso de Francia. con objeto de buscar alternativas tecnológicas a su combustión directa de baja entalpía. Algo parecido cabe hablar de la Europa Central. En términos generales. siendo la procedencia de esta cantidad la siguiente: - Residuos forestales: 0. comercial y pequeño industrial (de baja entalpía. al año.

en el que se ha de iniciar este informe.05 de biocarburantes. 3.- Cultivos energéticos: 3. (Estos datos serán discutidos más adelante. No obstante. como en el del biogas y el de la biomasa sólida. a la cual a menudo se le reserva precisamente el nombre de biomasa. que sería de 1.35 Ello constituye en total 6 Mtep. teniendo en cuenta no solo las dificultades de su ejecución de aquí al 2010. Anexo X.75 Mtep.77. cuya aplicación en estos años debería ser. tanto en el campo de los biocarburantes. y en el año 2000 fué aproximadamente la misma cantidad.1 Mtep para generación de electricidad. y 5. Por su parte los RSU también tendrían que experimentar cierto desarrollo. como luego habrá ocasión de señalar. pasando de 95 MW actuales a unos 260 MW. a lo que se añadiría 0. La situación no ha cambiado significativamente en estos últimos diez años en valores globales.1 de biogas. totalizando un consumo de unos 4 Mtep anuales. Desde ese punto de vista. sí cabe recordar que en 1990 el consumo total de biomasa sólida en España fue de 3. según el Plan. y 80 MW de biogás. conviene recordar que la producción de biomasa en España en la actualidad es de unos 3. está claramente identificado el desafío energético y tecnológico que se tiene. pues se habría de pasar de una potencia total actual instalada de algo menos de 200 MW.28 de residuos sólidos urbanos.6 Mtep. se habría de tener muy especialmente en cuenta la generación de electricidad.9 Mtep para aplicaciones térmicas directas. en búsqueda de exponer coherentemente un balance de biomasa-energía en España para el 2010). sino su posible proyección futura. y las dificultades de diversa índole que actúan sobre este interesante dominio energético. 0. y también lo está que en la expansión de este dominio energético en la próxima década. Este último es el dato que interesa a este informe. y 0. 0.9 GW de biomasa sólida. aunque sí considerablemente en cuestiones tecnológicas y perspectivas. todo ello según el Plan de Fomento de Energías Renovables. a una potencia en el año 2010. Para completar la descripción de la situación actual. y que tendrá que ser debatido con más detalle. COTEC Energía 7 .

y sin embargo los segundos aconsejan unidades de potencia tan alta como sea factible. al final de este decenio. Entre las características que también tendremos ocasión de comentar de la biomasa hay que anotar su problemática del tamaño. Muy posiblemente será también complejo de alcanzar este factor de utilización. el planteamiento de los cultivos energéticos y el despliegue masivo de la biomasa para electricidad. En los años precedentes. Sin embargo. pues los primeros aconsejan unidades de pequeña entidad para evitar grandes transportes de material desde lugares relativamente lejanos a la planta.Existe por tanto un desafío claro en este ámbito. Estas se basarían en tres ramas principalmente: Anexo X. el orujo. a instalaciones singulares. y en la planificación realizada se ha pensado que podría llegarse a los 6500. Para completar este cuadro de tipo macroscópico sobre la biomasa y sus posibilidades energéticas. la cascarilla de arroz. la biomasa ha atendido sobre todo. por lo que a ingeniería se refiere. por el tipo de aprovechamiento que se ha de plantear. cabría también señalar que en la actualidad el número de horas de funcionamiento de las centrales de biomasa sólida es aproximadamente de 5500 horas efectivas anuales. para conseguir los beneficios de la economía de escala tanto en los costes de inversión como en los de operación y mantenimiento. como pueden ser las relativas al olivo y el aceite de oliva. que de hecho ya hoy día se percibe como la mayor dificultad para su despliegue. etc. al margen de que la rentabilidad económica de las iniciativas que se plantean esté aún ligeramente bajo cuestión. e incluso en la actualidad. al margen de que la mayor dificultad radique en la entidad total de la potencia instalada. en la cual los aspectos logísticos son absolutamente contrarios a los aspectos de rentabilidad tecnológica. previendo una multiplicación por diez de la potencia instalada y de la energía generada. es indispensable enumerar brevemente las vías posibles para su utilización. requerirían una estandarización y normalización que por el momento resulta incluso difícil de poder formular en el plano teórico. COTEC Energía 8 . de muy difícil repetibilidad. comenzando por la consideración de la potencia unitaria más aconsejable. Aún así. para esta estandarización resulta crucial la discusión sobre el tipo de aprovechamiento que se realiza. con un problema tecnológico subyacente nada simple. particularmente en el ámbito de los cultivos energéticos. Como ejemplo de que en la planificación se ha puesto mucha confianza en las posibilidades de desarrollo tecnológico. relacionadas con la explotación de industrias específicas agrícolas.

que fundamentalmente da alcoholes de bajo número de carbonos. proceso éste bien conocido desde antiguo. y en ausencia total de oxígeno. o puede ser con aportación de una cantidad hipoestequiométrica de oxígeno. En este ámbito caben dos alternativas: generación de derivados alcohólicos (como el etil terbutil eter) para su mezcla con gasolinas. con la búsqueda de altas temperaturas. pero antes parecía procedente dar una descripción macroscópica de las posibilidades científicas que existen en este campo. lo cual es el mecanismo más extendido en este momento. y la digestión anaerobia. y que produce esencialmente metano. en la cual el objetivo es conseguir un gas que contenga la mayor proporción posible del sustrato energético de la biomasa original. por el llamado gas de los pantanos. oxidación parcial del carbón a CO. procedente de la descomposición de la materia orgánica de los mismos. Para la alta entalpía. mediante la digestión en ausencia de oxígeno. pero en forma de gas más fácilmente quemable. siendo éstas básicamente dos: la fermentación alcohólica. En la primera. esterificados) para su uso en motores tipo diesel. también muy utilizada en residuos sólidos urbanos. generalmente usados en el sector transporte. y alta volatilidad. Alternativamente. Anexo X. - Gasificación de la biomasa. y liberación de hidrógeno por oxidación del carbono a partir del oxígeno del vapor de agua. COTEC Energía 9 . y cuenta con tecnología suficiente para las aplicaciones térmicas que no requieren muy alta entalpía. los métodos bioquímicos presentan otras vías para las modificaciones moleculares del sustrato de biomasa. se emplea el calor para la volatilización de las sustancias más interesantes del sustrato biomásico. - Biocarburantes. La gasificación puede producirse por vía termoquímica o por vía bioquímica. se necesitan desarrollos de cierta entidad.- Combustión directa. aunque existen varios prototipos en funcionamiento. y los aceites vegetales y sus derivados (fundamentalmente éstos. miscibles con los carburantes ordinarios del transporte motorizado. consistentes en una transformación de la biomasa original para producir combustibles líquidos. De los pros y contras tecnológicos de cada vía habrá que ocuparse en los párrafos subsiguientes de este informe. y dicho calor puede ser íntegramente aportado desde el exterior. dando lugar a procesos pirolíticos.

Ello hay que tenerlo en cuenta a la hora de la valoración de las distintas vías por las cuales cabe aprovechar la biomasa. es obvio que una mayor manipulación de la biomasa para conseguir efectos de características especiales en sus productos. lo que supondría mayores costes. En principio. compuestos poliaromáticos. y aunque no quepa eliminar la importancia de los análisis ambientales en las emisiones para un tipo dado de instalación. en el caso de la gasificación. que pueden contener óxidos de nitrógeno. compuestos orgánicos volátiles. o al menos unas instalaciones más complejas. Para evitarlos. particularmente mediante combustión incompleta con agente fluidificante. que indirectamente suponen también cierto consumo energético. puesto que estos elementos indeseables pueden provocar erosiones. Anexo X. Por ejemplo. sobre todo. Por último. obstrucciones y ataque químico de considerable entidad. inyectores y cámaras de combustión utilizadas. hay que considerar también los aspectos ambientales y particularmente el balance energético y económico. es obvio la necesidad de analizar las emisiones de determinados combustibles de la biomasa. y que son fundamentales en su análisis. las investigaciones científicas han puesto de manifiesto que no siempre se eliminan todos los inconvenientes de la combustión en bruto de la biomasa mediante las técnicas más sofisticadas. se ha visto que el contenido en alquitranes y partículas microscópicas en el gas obtenido puede ser muy perjudicial tanto para las emisiones atmosféricas como. y sobre todo y con mayor riesgo. y de manera señalada dioxinas y furanos. COTEC Energía 10 . En el tema ambiental. sí cabe adelantar que a escala de laboratorio ha sido posible reducir las emisiones sensiblemente por debajo de los umbrales admisibles para los compuestos mencionados. En cuanto a los aspectos energéticos.2. implica generalmente un gasto energético mayor.. Aspectos legales e institucionales Al margen de las cuestiones tecnológicas propiamente dichas. habría que acudir a una depuración del gas elaborado. para la integridad de los motores.

la cifra de 12% de participación de estas energías en el consumo energético primario.En concreto. aunque desde un punto de vista relativamente incompleto. y a las reservas de estas fuentes y su disponibilidad tecnológica inmediata. el denominado “Green Paper” (COM (2000) 769) en el cual el énfasis se pone sobre todo en el aseguramiento del suministro energético a Europa. Este proyecto tan ambicioso posiblemente será seguido en algunos de los subsectores. y ese puede ser el caso de la producción eléctrica de origen de biomasa. particularmente en Alemania. cabe recordar que asimismo la Comisión Europea publicó recientemente un nuevo documento sobre energía. en media y para cada país. que por su extensión no podía dirigirse a un objetivo tan amplio y profundo a la vez. de los grandes gasificadores que se han construido en los últimos años. denominado “Energía para el futuro: fuentes de energías renovables”. en el medio y largo plazo. En el cuadro macroscópico en el que se ha de mover el desarrollo de la biomasa no puede faltar una breve consideración a los aspectos legales e institucionales. publicado en 1997. y particularmente en la generación de electricidad. centrándose más en los aspectos relativos al impacto ambiental. examinándose todas las opciones. y en el cual se indicó como referencia objetivo del desarrollo de las energías renovables en la Unión Europea. habida cuenta de que constituyen la gran parte de la cobertura de la demanda actual de energía en Europa. que en muchos casos está contrastada. no se tienen aún datos fidedignos que avalen su capacidad operativa sin problemas. en tanto en cuanto las capacidades y dificultades tecnológicas de cada fuente de energía no han sido analizadas en el documento. Anexo X. COTEC Energía 11 . y será más cuestionable en otros. COM 599. En tal sentido. llegando hasta un prototipo de 100 MW térmicos. las restricciones ambientales a los despliegues de las fuentes de energía. como por ejemplo es el caso de la energía eólica en España. particularmente relacionadas con las energías renovables y su papel en el sector energético general. Como primer documento de referencia se ha de señalar el Libro Blanco para una estrategia y un plan de acción comunitarios. pues éstos en gran medida son los que han favorecido la implantación de diversas políticas. tanto a nivel nacional como internacionalmente.

Por el contrario. La segunda contribución fundamental es de la hidraulicidad con un 31. anualmente hablando. si nos referimos a la producción de electricidad. aunque incrementándose sensiblemente en estos años.E. El potencial estimado por la U. aparte de la que se espera de la hidráulica y la eólica.7%. y duplicación de la contribución de energías renovables al consumo bruto europeo. la biomasa cuenta con un 63. de los más de 80 Mtep que en total representan las renovables en Europa. y la eólica con un 2. en lo que es producción primaria en calor a partir de renovables.3%. En energía primaria en el total de la U. lo cual es internacionalmente conocido como compromiso de Kyoto. la biomasa es prácticamente exhaustiva.E. Sin embargo. lo cual requeriría una participación no desdeñable de la biomasa. con un 98%. que debería alcanzar un 22% en dicha fecha. para las emisiones comprendidas entre el 2008-2012. En relación con lo anterior. COTEC Energía 12 .. para la biomasa en los distintos países miembro se recoge en la tabla a continuación. añadiéndose un 1% de la geotérmica y otro 1% de la solar. por parte de las renovables el 89% de éstas se produce por hidroelectricidad. teniendo que pasar de un 6% a un 12% en el horizonte de 2010.5%.En este contexto es imprescindible recordar que entre los objetivos comunitarios energéticos existen dos muy directamente relacionados con la biomasa: reducción de un 8% del nivel emitido de CO2 en 1990. Anexo X. siguiendo la biomasa con un 8%. se añade el objetivo de penetración de las renovables en la generación de electricidad.

7 17.5 13. en el análisis de la productividad agraria y sus costes. como se verá en el apartado dedicado a tecnología.1 6.3 En gran medida.6 3. el objetivo sería disponer de métodos de explotación de la biomasa con inversiones específicas por debajo de los 1100 euros el kW. las capacidades de generación de electricidad a partir de biomasa dependerán de los incentivos que se dispongan para movilizar la tecnología y asimismo hacer viable la obtención de los recursos de biomasa. uno referente a la biomasa en sí (el combustible) y otro a la tecnología. Ello requerirá diversas líneas de actuación. mejora de eficiencia de calderas. En cuanto al primero. Por lo que corresponde a los impulsos tecnológicos. y en el desarrollo de maquinaria para su recolección más eficaz y barata. en ellos hay básicamente dos objetivos fundamentales. Esto último está en relación con las diversas logísticas de aprovisionamiento tanto de residuos como de cultivos energéticos.5 14. COTEC Energía 13 . técnicas de limpieza de gases de escape. Ello requiere una serie de actuaciones que ahonden en los conocimientos agrícolas destinados al caso. en las cuales al menos podrían citarse las actuaciones siguientes: gasificación eficiente. concretamente en la selección y mejora de especies. el objetivo se puede cifrar en conseguir combustible de biomasa al precio de una peseta la termia. y será tratado en su momento. y más concretamente. Anexo X.7 21 4.4 40 2.Potencial de biomasa para el año 2020 País Bélgica Dinamarca Alemania Grecia España Francia Irlanda Italia Holanda Portugal Reino Unido Austria Finlandia Suecia Mtep/año 4. Por lo que corresponde a la producción eléctrica en cuanto a tecnología.9 17.9 21 5. requerirá la identificación de las líneas maestras de desarrollo.7 3.

hay que señalar la importancia del Real Decreto 2818/1998. Por lo que corresponde a la biomasa. La primaria son los vegetales de crecimiento menor de un año que pueden utilizarse directamente o tras un proceso de trasformación para producir energía. como es bien sabido. y que supone una estrategia de financiación importante para los proyectos contemplados en los objetivos de llegar al año 2010 cumpliendo las indicaciones de la Unión Europea. En el mencionado Real Decreto 2818/1998 se establecen las condiciones legales y técnicas para evaluar las primas tarifarias a la biomasa. en el cual se incluyen todos los aspectos no considerados como centrales eléctricas convencionales (del tipo que sean). la producción de electricidad mediante biomasa estuviera en unos niveles de coste alrededor de 5 o 5. se podría prever que para el año 2010.5 céntimos de euro por kWh. en general a través de un ciclo termodinámico. y a las energías renovables en general.Con los valores antedichos. aprobado a finales de 1999 por el gobierno. En primer lugar. bien por combustión directa o por combustión de los derivados de gasificación de los materiales originales. en función de las características del combustible y del tipo de instalación donde se aprovechan. COTEC Energía 14 . incluyendo la producción eléctrica. la legislación española distingue entre biomasa primaria y secundaria. considerados en el régimen especial. Por lo que corresponde al ámbito reglamentario y de obligado cumplimiento. es indispensable señalar además el Plan de Fomento de las Energías Renovables. Fuentes típicas de biomasa primaria son las Anexo X. Dicho Real Decreto contiene. En el cuadro adjunto se esquematizan el aprovechamiento energético de la biomasa para las diversas utilidades. las especificaciones de primas tarifarias para el desarrollo de las diversas fuentes de energía o modos de generación. de extraordinaria importancia para el denominado Régimen Especial de Producción de Electricidad.

y otro relativo a su combustible. En el real decreto antedichos y en los subsiguientes sobre tema tarifario. uno de corte tecnológico que es el que más importa a este informe. Estas cuestiones tarifarias son esenciales para movilizar el desarrollo de esta fuente energética. se establecen los precios y primas para las distintas aplicaciones energéticas de la biomasa. Conviene señalar dentro del marco reglamentario que por el mencionado Real Decreto2818/1998.plantaciones o cultivos energéticos y los residuos naturales de podas y similares. en industrias tales como la vid. los cereales. pero ello tiene dos cuellos de botella fundamentales. teniendo en cuenta los diversos tipos de dificultades que se comentarán en su momento. el efecto que la llamada Agenda 2000 de la Unión Europea ha tenido sobre la política agraria común (PAC) que rige los subsidios a los diversos tipos de cultivo. la garantía de potencia y los servicios complementarios. los alperchines. los lodos de depuradoras de aguas residuales. Anexo X. es decir a la generación de biomasa en sí. lo cual requiere una serie de disposiciones de diversos ministerios que todavía no se han concretado en una postura coherente para desarrollo eficiente de esta fuente energética. los residuos agrícolas y forestales. y sobre todo de los cultivos energéticos. pueden ofertar al mercado de la electricidad. Estas determinaciones de los valores económicos pueden ser reconsiderados el próximo futuro. en el ámbito específico de la biomasa. como el 2066/99. Por biomasa secundaria se entienden los residuos procedentes de una primera utilización de la biomasa. los productores de electricidad a partir de biomasa. COTEC Energía 15 . lo cual incluye los estiércoles y purines. con percepción adicional de la prima. y los biocombustibles y el biogas generados por fermentación o digestión anaerobia de biomasa secundaria. en función de la evaluación del régimen especial y de la evolución que está teniendo el plan de fomento de las energías renovables. etc. Asimismo es importante.

Fuente IDAE Anexo X. COTEC Energía 16 .

pues sin una consideración global de las mismas no resulta factible asegurar los elementos que puedan propiciar el desarrollo de la biomasa en gran escala. y a ella efectivamente haremos referencia en el análisis detallado subsiguiente. Como colofón del marco legal e institucional relativo a la biomasa. y de ellos se hará la adecuada mención al referir los proyectos pilotos y las iniciativas planteadas precisamente dentro del Plan de Fomento de Energías Renovables. cifra esta que es indispensable de retener con objeto de hacer una valoración clara de las posibilidades y problemáticas de nuestros cultivos energéticos. El caso español Tal como se indica en otros apartados y también en las conclusiones. Las aplicaciones de biomasa. y particularmente el energético. que incluya tanto las cuestiones agrícolas como las energéticas. aunque en esto no exista una prima o subvención específica alguna. aquellas que han de dejarse de utilizar para cultivos agrícolas orientados a la producción de bienes para el consumo humano o animal. aunque existan Comunidades Autónomas con mayor vocación de explotación de sus posibles recursos naturales. particularmente los agrícolas. y tampoco aparece claramente abordada a nivel autonómico. sobre todo en lo que afecta a cultivos energéticos. es inevitable indicar que parece existir una clara falta de política integral en este aspecto. aunque puedan quedar destinadas a otros usos. Esta falta de liderazgo se observa tanto a nivel de la Unión Europea. COTEC Energía 17 .En la política agraria común se ha establecido un 10% de obligación para al s llamadas tierras en retirada. y la planificación indicativa realizada se ha hecho más en función de voluntarismos que con un conocimiento suficientemente detallado de las posibilidades reales de desarrollo. Anexo X. ésto es. El volumen de las tierras en retirada que España tiene que cumplir en el horizonte del 200607 es en números redondos de un millón de hectáreas. cabe especialmente señalar aquí que las autoridades públicas no parecen estar en disposición de aquilatar con rigor los problemas tecnológicos existentes en el despliegue de las fuentes de energía. 3. como del propio Estado español.

refiriéndola al marco temporal 2000-2010. en el cual esta fuente energética tendría que efectuar su primera gran fase de desarrollo. A ello hay que añadir la muy escasa actividad en temas de normalización y certificación de productos y componentes relativos a dichas fuentes de energía por desarrollar. como para propiciar las investigaciones conducentes al despliegue de las nuevas fuentes de energía. cuando no había la posibilidad de transferencia tecnológica clara desde el extranjero. nuestro país no ha sido capaz de articular programas sólidos. Esto es particularmente cierto en el ámbito de la biomasa. según lo planificado. pero muy singularmente en lo referente a la producción de electricidad. Anexo X. COTEC Energía 18 . en todos sus órdenes. Esta quizá sea la carencia organizativa más importante que se detecta. lo cual debería ser el objetivo final de una parte de la política pública de I+DT realmente encaminada al desarrollo industrial de una nueva fuente de energía. arrancando desde la falta de capacitación de equipos y equipamientos en los laboratorios científicos y llegando hasta la escasa participación empresarial en proyectos cuya rentabilidad sea dudosa. Parece conveniente señalar el desafío macroeconómico que supone la investigación en biomasa.Adicionalmente cabe también señalar que no parecen existir vías adecuadas de I+DT por las que realmente se propicien los desarrollos tecnológicos que hagan factible los despliegues planteados políticamente en la planificación energética. a la cual hay que añadir otras carencias. y suficientemente apoyados en todos los agentes de desarrollo. ya específicas de los diversos elementos que deberían participar en la cadena de I+DT. Por el contrario. se ha tenido éxito en el desarrollo. hechos prácticamente a iniciativa empresarial. Cuando dichos planteamientos de planificación han podido ser respondidos gracias a la asimilación de tecnología más algunos desarrollos propios. bien estructurados.

0 Mton 2. Energía eléctrica Producción prevista 2010 Producción actual Incremento necesario 14 TWh 1.5 Mton Admitiendo una productividad en los cultivos energéticos entre 13 y 20 ton/Ha.Uso energético de la biomasa en España. Anexo X.66 y 1 MHa.15 TWh 12.3 Mton.47 Mtep 5. Recursos posibles en biomasa en el año 2010 Industria agroalimentaria Residuos forestales Residuos cultivos herbáceos Leña Poda Cultivos energéticos TOTAL 5.45 Mton Total de necesidades energéticas de biomasa en 2010 (A+B)= 10.5 Mtep 0.2. Para ello harían falta entre 0. Horizonte 2010 A.4 Mtep 3.85 TWh Equivalentes térmicos (η termodinámico = 0. Energía térmica directa Uso previsto 2010 Producción actual Incremento necesario 4.5 Mton 3. y los cultivos energéticos tendrían que aportar precisamente 13.5 Mton 1.57 MHa.025 MHa.4 Mtep = 34. Si se considera un rendimiento de 30%. lo cual es excesivamente bajo para la tecnología que cabría desarrollar.55 Mton Incremento necesario 18. El total de biomasa requerida sería en tal caso de 27. la cifra anterior requeriría un mínimo de 1.8 Mton.3 Mton. COTEC Energía 19 . y un máximo de 1. la energía térmica bruta anual sería de 4 Mtep.53 Mtep Generación de biomasa necesaria para electricidad Producción eléctrica 20 Mton Producción actual 1.9 Mtep B.0 Mton 20.5 Mton 34. Las cifras posteriores han sido obtenidas utilizando un rendimiento de 20% para la producción de energía eléctrica. y el tonelaje de biomasa necesaria para la producción antedicha de electricidad sería de 13.5 Mton (se ha considerado un PCI medio de la biomasa de 3000 kcal/kg) C.0 Mton 2. según PFER) Energía térmica bruta 2010 Producción actual Incremento necesario 6 Mtep 0.

77 Mtep. o con origen en actividades agronómicas. etc. Los 6. que sin embargo es quien ha de soportar la mayor incidencia de expansión en este campo.35 deberían proceder de cultivos energéticos. de los cuales 5. COTEC Energía 20 . y que funcionaran 6500 horas anuales. pero sobre la cual no se acumulará suficiente experiencia tecnológica y económica hasta pasados tres o cuatro años. y bastante más complejo en el de la producción de electricidad.65 Mtep en biomasa sólida. Anexo X.5 Mtep en biocarburantes. teniendo en cuenta que el máximo potencial de residuos agrícolas.Recuérdese que en la actualidad la generación de energía por biomasa. es del orden de 13 a 14 Mtep/año en nuestro país. aproximadamente 6. correspondiendo su estructura a 0.6 serían procedentes de nuevas instalaciones. lo cual será factible en gran medida en el ámbito del calentamiento directo. 3. y que esta cifra quiere elevarse hasta 10. alcanza 3.5 Mtep procederían de diversos tipos de residuos. sobre todo con objeto de atender las plantas de biocarburantes. lo cual requeriría.35 Mtep teóricos de procedencia de cultivos energéticos. 0. la generación de electricidad debería alcanzar los 6 Mtep.5 Mtep. De esta última. en lo cual se están dando en la actualidad los primeros casos industriales. puesto que mundialmente existen mercados alimentarios muy fuertes. Ello significaría alcanzar la recuperación del 50% de su contenido energético para el horizonte del 2010. aunque exista ya alguna planta de entrada en funcionamiento casi inmediato. alimentadas con biomasa. quedan los 3.75 GW centrales eléctricas nuevas. y 9. azúcar.4 Mtep para el año 2010.5 Mtep de biomasa procedente de los residuos sí parecen asequibles. y particularmente en el mercado de cereales España es importadora. aunque no inmediatos. por todos los conceptos. que podría ser representativa de este sector. y muy posiblemente se vería obligada a importar parte de esta materia prima. como ya se ha dicho. aproximadamente 0. Esto último no debe extrañar. a escala aún relativamente reducida.15 Mtep en biogas. Por último. por ejemplo de cereales. Atendiendo al origen de la biomasa necesaria en total en el año 2010. y el resto se debería de equilibrar con importación. la instalación de 1.

se da cuenta de las perspectivas planteadas por el PFER y la proyección que por el momento parece haber. pues hay una serie de datos y parámetros con cierto margen de variación. Según los datos contenidos en dicha tabla se aprecia cierta diferencia entre necesidades previstas para el año 2010 para satisfacer el Plan de Fomento de Energías Renovables (y la planificación indicativa de generación de energía eléctrica que comporta) y los recursos realmente disponibles. Concretamente se detecta que hay un desfase de unos 18 millones de toneladas de producto (biomasa de cultivos). se expone un cuadro consistente de valores. no tan disponible ni madura como para hacer realidad esta potencialidad en este plazo. con hipótesis dadas (en alguno de cuyos casos. de las tierras de retirada. la propia hipótesis se pone en cuestión. que deberían ser procedentes precisamente de los cultivos energéticos. COTEC Energía 21 .Los datos acerca de la biomasa y su aprovechamiento no siempre se presentan de manera coherente y sistemática. lo que significaría una Anexo X. pero es necesario advertir que esto solo es una estimación teórica de recursos. En este cuadro se resume la potencialidad de la biomasa en España con dicho horizonte. incluso bastante amplio. Horizonte 2010”. En el gráfico siguiente. En la tabla adjunta “Uso energético de la biomasa en España. aportándose valores alternativos). Biomasa 2000 1800 MW Proyección PFER 1600 1400 1200 1000 800 600 Proyección previsible 400 200 0 1997 Realizado 1999 2001 2003 2005 2007 2009 2011 Si intentamos casar esta cifra con las disponibilidades de superficie para este tipo de cultivos. La potencialidad real de la biomasa está muy condicionada por la tecnología. curiosamente representan casi el 100%.

y sobre todo de mecanización de la siembra y la recolección. Desde el punto de vista macroscópico. COTEC Energía 22 . a lo que habría que incorporar la retirada voluntaria. Esta cifra de 1 millón de hectáreas coincide en números redondos. con objeto de Anexo X. lo cual está absolutamente reconocido tanto en España como en la Unión Europea. se requerirían un millón de hectáreas de nuevos cultivos energéticos a base de cardo para satisfacer la demanda de energía eléctrica que tendría que generarse a partir de biomasa en el 2010. que requeriría la participación o involucración de dos ministerios. con la disponibilidad de tierras que en ese momento cabría suponer. ésto significa que habría que llegar prácticamente a un rendimiento 100% de estas tierras.utilización masiva del máximo disponible.85 millones de hectáreas para el secano. Un 10% de ella sería de tierras de retirada obligatoria.1millones de hectáreas de potencial cultivo energético. sino sociales y laborales que ello conlleva. y 1. la cuestión energética tiene que plantearse en ese contexto. y por tanto no destinables a producciones para el consumo humano o animal. excepto para los muy pequeños agricultores. Por tanto. en cuanto responsable de la cuestión energética. por un lado el Ministerio de Economía. en función de la diferencia de optimismos agrícolas.92 y 1. más bien optimista. responsable de dichas subvenciones. con las dificultades no ya logísticas y tecnológicas. atribuyendo a cultivo energético el total de las tierras en retirada. si tomamos como referencia el cardo (cynara cardunculus) como cultivo energético base de secano. nos encontramos en una horquilla que va entre los 0. de acuerdo con el Reglamento 1251/99 del Consejo de la Unión Europea. encontramos que las evaluaciones de productividad por hectárea están entre 15 y 20 toneladas. por lo cual. lo que da una superficie de base de 9.37 millones de hectáreas para el regadío. En España. y por otro lado el de Agricultura. 7. En efecto. que en absoluto están conectadas directamente con el destino energético de esas superficies. Nótese sin embargo que la subvención de la PAC a las tierras en retirada en España sería algo menor de 200 euros por hectárea. se toma como superficie de referencia de cultivo. 18 toneladas por hectárea. en su utilización para fines energéticos.22 millones de hectáreas para nuestro país. Tomando como un valor medio. y ello sin implicar ninguna utilización para dichas superficies. suponiendo que el total de las tierras en retirada fuera entre un 10 y un 12% de la superficie de base. Esta superficie se valora de la siguiente manera. sino simplemente con el propio hecho de considerarlas tierras de retirada.

no solo en cuanto a los valores globales de su poder calorífico inferior. para el año 2010. habría que desarrollar una política nada simple de contratos con los posibles suministradores. que a su vez están muy atomizados. pero esta no cabe extraerla del contexto en que la biomasa se ha de desarrollar. puesto que los agricultores potenciales suministradores de los cultivos energéticos confiarían más en ellos si hubiera una sistematización o estandarización del cultivo mecanizado de los mismos. en los casos referentes a residuos. siendo estas de notable incidencia económica. aunque no sea propiamente tecnológico. COTEC Energía 23 . - Dificultad en el aprovisionamiento de combustible. pues de no darse dichas cosechas.satisfacer lo señalado en el Plan. Las dificultades de Anexo X. para tener unas mayores garantías de éxito en el compromiso que contraerían con la planta de producción de energía eléctrica. so pena de incurrir lógicamente en penalizaciones económicas. pues significa que además del esfuerzo tecnológico y económico que es indispensable realizar. Por un lado las de tipo logístico. 4. cuya tipología es a menudo difícil de caracterizar. Esta problemática cabe clasificarla en los siguientes apartados o causas de diversas dificultades para su despliegue: - Falta de uniformidad en los compuestos a quemar. particularmente la de índole tecnológica. y que tendrían que avenirse a garantizar unas cosechas con unas especificaciones dadas. este hecho tiene unas connotaciones considerablemente problemáticas. sino sobre todo en cuanto a las características intrínsecas de su proceso de combustión. que a su vez presenta diversas características. sí puede tener cierta raíz tecnológica. Este tema del aseguramiento del combustible tampoco es baladí en el contexto de los cultivos energéticos. aunque a la vez pueden tener una repercusión laboral importante. relativas al acopio y acarreo y almacenamiento del material a quemar. Sin embargo. las centrales verían comprometida su producción. Obviamente. la minimización de inquemados. y la obtención de alta entalpía en el fluido de trabajo y bajas emisiones tóxicas en los humos emitidos. La problemática de la biomasa La utilización extensiva de la biomasa presenta por lo tanto una compleja problemática que conviene sistematizar y analizar.

sobre todo relacionadas con residuos agrícolas forestales y con cultivos energéticos. la problemática del aprovisionamiento se refiere a una situación práctica de mercado cautivo. cabe encontrar un mercado suficientemente asentado e internacionalizado. y por tanto ni desde el punto de vista del suministrador ni del usuario de la materia prima (el explotador de la planta) cabe recurrir a alternativas de oferta y demanda. COTEC Energía 24 . que van desde la siembra Anexo X. de tal modo que se produjera un mayor grado de compromiso entre productores agrícolas y productor de electricidad. que pueden tener repercusión económica pero son solventables. y. por lo cual la aplicación energética parte ya de un sustrato perfectamente consolidado. la integración vertical de las actividades. pero lógicamente se extienden a un gran número de operaciones. Es por eso que el despliegue de este tipo de unidades parece especialmente necesitado de una protección importante de las autoridades locales en cuanto a la creación del escenario adecuado para la implantación y consolidación de esa estructura productiva. Se daría así una situación peculiar en la que cada instalación funcionaría como un monopsonio. en ambas direcciones. o derivados de ellos. pues difícilmente se podrá llegar a establecer un mercado internacional de sustancias vegetales energéticas. De las dificultades logísticas del aprovisionamiento ya se ha indicado el contexto global de éstas. por así decirlo. tales como sus residuos. hasta su consolidación como máquina operativa perfectamente engrasada. y hablando de instalaciones más autóctonas. con notorios movimientos de importaciones. como al aseguramiento del aprovisionamiento en sí. En algunos casos se ha sugerido la posibilidad de regímenes cooperativos o similares para paliar los altibajos de productividad que pudieran darse. pero en este caso tiene que competir contra los usos alimentarios de dichas materias primas.aprovisionamiento sin embargo hacen referencia no tanto a los aspectos logísticos. Una posible vía de consolidación de esta estructura podría hacerse a través de las entidades de crédito locales. como consecuencia de la dificultad de crear un mercado suficientemente estable y garante de materia prima. en lo cual puede encontrar repercusiones económicas negativas. En algunos ámbitos. muy novedosa. como es el de los biocarburantes que trabajan sobre cereales. Por lo general. pero en todo caso requiere un planteamiento nada simple de articulación de un proceso productivo cuya implantación puede llevar varios años.

la gasificación más indicada es la producción de metano por digestión anaerobia. relativas básicamente en la combustión de dicho material. se deben considerar las dificultades propiamente tecnológicas. adsorbidas. no es baladí. COTEC Energía 25 . Por último. siendo esta última la que parece más rentable energéticamente hablando para la biomasa convencional. tanto nacional como incluso internacionalmente. Los equipos para el quemado masivo de biomasa deberían estandarizarse. pues se ha comprobado a nivel de laboratorio que el lavado del material a quemar elimina gran cantidad de las pequeñas impurezas que pueden acompañar a éste. En este ámbito. aunque una buena sistemática logística haría que el consumo de combustible para la recolección y acopio del material no tuviera que exceder de aproximadamente un 5% del valor energético total. pero lógicamente dejan una fracción no despreciable de agua por tratar. cuya incidencia económica. Hasta la fecha se han producido cierto número de experiencias piloto en la quema de residuos agrícolas específicos. pues su volumen específico por unidad de energía es muy grande.de los productos agrícolas energéticos hasta su entrega en la planta. pero que tienen una difícil replicabilidad. tales como el cloruro potásico. pero siendo lo más específico de este Informe. y ello supone unas necesidades hídricas y asimismo energéticas que también hay que valorar. La eliminación del cloro y del potasio repercuten muy positivamente en la limpieza de los humos emitidos. pasando por la fase de recolección y acopio. En este caso. la energía de biomasa manifiesta unas características netamente contrarias a las de la energía eólica. El tratamiento del combustible previo a su combustión en la planta es otra cuestión a plantear. y que a su vez podría entroncar también más fácilmente con la gasificación del carbón integrada en ciclos combinados (GICC). en la cual la parte sustantiva del equipo es prácticamente la misma independientemente de la Anexo X. con el consiguiente almacenamiento de grandes cantidades de material. lo cual supone una considerable cantidad de material transportado. se puede recurrir a métodos pirolíticos o a gasificación por precombustión parcial. y el problema fundamental en este momento es que se está muy lejos de dicha situación. e incluso energética. o con tratamiento previo para su gasificación. Ya se ha señalado que esta puede hacerse por métodos directos. Para los RSU.

en cultivos más concentrados. y obligados a esperar un desarrollo tecnológico más estandarizado. serán fundamentales para el posterior despliegue de la biomasa como energía para la producción de electricidad. lo cual por otra parte es bastante común. En estos últimos años se han abordado algunos proyectos singulares y prototípicos de explotación de la biomasa. su bajo rendimiento termodinámico y su potencia unitaria relativamente pequeña. sobre todo para eliminación de impurezas superficiales que provoquen ataque por corrosión o por abrasión a las diferentes partes de la caldera y elementos auxiliares. siempre que ofrezcan un régimen de vientos similar. Navarra. Por supuesto. y una promoción eficaz a un sistema de ciencia y tecnología que sirva de Anexo X. y configuraciones de caldera. una política agraria común con unas determinadas directrices. En ambos casos se cuenta por supuesto con las dificultades de base. Tal es el caso de la planta de EHN en Sangüesa. particularmente la de esta última. como es el bajo poder calorífico de la materia prima. que sin embargo sí podrían gozar de una repetibilidad mayor. la pregunta que cabe formularse acerca de la biomasa energética extensiva. es cómo conciliar un mercado liberalizado de energía por un lado. Las experiencias que se acumulen en estas dos plantas. por otro. hasta el punto de poderse considerar como proyectos de referencia. construida en Burgos por CECSA (Cultivos Energéticos de Castilla Sociedad Anónima). En resumen. aunque en el caso de Sangüesa (25 MWe) puede estar incluso por encima de lo que podría ser un óptimo para otras regiones.situación geográfica del parque eólico. y la planta de generación eléctrica con biomasa de cardo. queda abierta la investigación y el desarrollo tecnológico para otros modos de combustión. así como para el control de las emisiones y el pretratamiento del combustible. COTEC Energía 26 . destinada fundamentalmente a la combustión de paja de cereal. puesto que los aerogeneradores tienen un régimen de vientos dentro del cual funcionan y éste es el que cabe explotar sea cual sea el emplazamiento. sobre todo para el aprovechamiento de los cultivos energéticos.

hace precisamente que sea más problemática esa transferencia. el plan actualmente planteado hasta el año 2010 exigiría. COTEC Energía 27 . Anexo X. y la problemática del combustible en sí. Las posibilidades de acuerdos tecnológicos con países más adelantados en este campo son sin duda dignas de tenerse en cuenta. a iniciativas vinculadas con la industria del papel y la celulosa. pues.soporte para el despliegue de una fuente de energía que sin duda alguna tiene características muy positivas. como se ha señalado. salvo que se produzca un cambio sustancial e inmediato en la política integradora de toda la problemática que afecta a esta fuente de energía. pero en páginas subsiguientes se expondrán algunas posibilidades al respecto. una superficie cultivada para uso energético del orden de la superficie de tierras de retirada que se han de dejar sin cultivar en este próximo decenio (hasta la campaña 2006-2007). Quedaría por intentar conciliar una política de I+DT en el ámbito de la Europa Mediterránea para conseguir equipos estandarizados de tratamiento y combustión idónea de los cultivos de secano más apropiados de nuestro área geográfica. como lo fueron en el caso inicial de la energía eólica. por lo menos a tenor de las estimaciones apriorísticas de base. Como condicionantes negativos o restricciones al desarrollo cabe volver a señalar la excesiva disparidad de las líneas abordadas internacionalmente. sobre todo cuando la tecnología de partida se refiere. En cuanto a la importación de tecnología de gasificación para su asimilación. tampoco parece que en este momento haya suficiente base de desarrollo como para tomarla como línea fundamental al apoyo del despegue de la biomasa. que en todo caso parece difícil de cumplir en el plazo previsto en el Plan. cuando es el caso de los países nórdicos. Sin embargo. la falta de repetibilidad que se ha señalado en este campo. y el aprovechamiento de grandes masas boscosas como es el caso también de la Europa Central. Solo así sería posible responder al reto del aprovechamiento de la biomasa.

COTEC Energía 28 . como se ha dicho. en el cual las investigaciones convergieron hacia una modalidad dominante. La tecnología de la biomasa Las posibilidades de explotación tecnológica de la biomasa son de variado tipo. que consumen cerca de 9 millones de toneladas equivalentes de petróleo equivalente al año. y particularmente Francia. Al contrario que en este caso del calentamiento directo. e incluso este sería cuestionable al tener en cuenta las diferentes peculiaridades de los combustibles a tratar. sí podría señalarse el gran desarrollo experimentado en algunos países europeos. hay que señalar la labor realizada en el país vecino por la entidad ADEME. No obstante. que podría llegar incluso a un 10% adicional. donde hay más de seis millones de calderas de leña y asimilados. y al contrario que en el caso eólico. puesto que son más de 15 millones de hectáreas las que contiene el suelo francés. generando unos 40 millones de metros cúbicos por año. Por lo que corresponde a la combustión directa de pequeñas unidades. como ya se ha mencionado. y los beneficios tarifarios y similares (de promoción de las inversiones iniciales) que puedan darse. pero sólo en su orientación al calentamiento directo. en el caso de la biomasa no se ha dado todavía un proceso de selección similar. ADEME mantiene líneas de investigación para mejorar las utilizaciones energéticas de la biomasa. cuestión ésta que no es el objetivo de nuestro estudio.E. y sin duda el más avanzado en el desarrollo de éstas tecnologías. los diversos valores en la potencia unitaria de las instalaciones.. (el generador tripala). que ha sido de extraordinaria eficacia en el desarrollo de las técnicas relativas a la utilización de la biomasa con fines energéticos. no parece encontrarse en el ámbito europeo una institución similar a ADEME pero destinada a la promoción de la producción industrial a Anexo X. pues. lo cual significa. incluyendo un aumento significativo del rendimiento en la caldera. centrado en la producción de electricidad. con clara incidencia en el sector del bosque. El país vecino es el de mayor uso y potencial de explotación de biomasa en toda la U. su campo fundamental de acción es el doméstico. si se pudieran aplicar a estos sistemas los procedimientos de mantenimiento y mejora de la trasferencia de calor que son propios de las instalaciones de corte industrial. lo que representa el 4% de la energía primaria francesa. cerca de 9 millones de toneladas equivalentes de petróleo.5.

la biomasa genérica o mezclada. lo cual es muy bajo en comparación con las posibilidades reales que permite la termodinámica. pero es una cautela ante las dificultades de obtener focos caloríficos de alta temperatura. mientras que los de tipo residual misceláneo pueden mejorar sus características de combustión a través de un proceso de gasificación. . como la procedente de podas. que a su vez pueden proceder de distinto tipo de industrias o bien de la fracción orgánica de los residuos urbanos.partir de la biomasa..E. En el Plan de Fomento de Energías Renovables el rendimiento previsto fue tan solo del 20% para la producción eléctrica a partir de biomasa. Existen dos vías básicas en el proceso de extracción de energía. Precisamente la diferencia en el combustible ya provoca de raíz diferencias importantes en la tecnología a usar. que soporta precios y costes mucho más altos que la generación de electricidad. a pesar de que los desarrollos científico-técnicos han sido apreciables.. han mantenido desde hace decenios diversos programas de investigación relativos al uso de la biomasa. Anexo X. La primera está aconsejada para la mayor parte de los combustibles específicos. pero la eficacia en el despliegue tecnológico ha sido muy pobre. que podríamos denominar combustión directa. aunque dichos carburantes van destinados al sector transporte. En tal sentido cabe distinguir entre biomasa específica. el mayor problema radica en la necesidad de obtener alta entalpía en el fluido calorífero con objeto de poder conseguir un buen rendimiento termodinámico. alperujo de oliva. y particularmente los de carácter leñoso. o combustión previo tratamiento. De cara a la producción de energía eléctrica. Bien es cierto que todos los países y de manera señalada la U. COTEC Energía 29 . purines de cerdo. Por otro lado (parte superior del cuadro) se deja constancia de la posibilidad de fabricar biocarburantes a partir de tipos selectos de biomasa.. En el cuadro adjunto se esquematiza el conjunto de alternativas que cabe utilizar para la producción de electricidad a partir de los diversos tipos de biomasa. incluyendo en esto la producción de electricidad. y los residuos orgánicos.

... ACS..) Cuadro T1 Biomasa Biodiesel Específica • Podas • Alperujo • Purines • .. Genérica o mezclada Residuos orgánicos Baja entalpía Calefacción.Biomasa azucarada Aceites Fermentación Esterificación Bioalcohol Carbones Residuos petroquímicos (neumáticos. Motores de gas Turbinas Compostaje Anexo X... Combustión directa (calderas) Gasificación termoquímica Pirólisis (destilación) Digestión anaerobia Co-combustión con biomasa Alta entalpía Producción de electricidad Co-gasificación con biomasa Combustión de altas prestaciones. COTEC Energía 30 .

para un número muy considerable de aplicaciones. Sin embargo. la gasificación tiene el problema de ciertas pérdidas energéticas en su proceso. la pirólisis. pues al interponer una transformación intermedia.En la estructura de gasificación se dan tres líneas fundamentales: la gasificación termoquímica. líquida. y un residuo sólido parecido al coque. serán el monóxido de carbono y el hidrógeno contenido en el gas de síntesis elaborado durante la gasificación termoquímica. en su versión directa. puesto que una de las partes más importantes de las plantas de potencia. Una ventaja genérica de la gasificación es que permite obtener un tipo de combustible que puede adecuarse perfectamente. COTEC Energía 31 . la fracción gaseosa destilada de la pirólisis. que utiliza combustión muy hipoestequiométrica en oxígeno para generar un gas de síntesis aprovechable posteriormente. Esta estandarización de equipos es desde luego fundamental para obtener unos precios bajos en la inversión específica. como puede serlo la combustión de un gas. o el metano procedente de la digestión anaerobia. y la producción de metano y otros gases residuales a través de digestión anaerobia. que es el calentamiento a muy alta temperatura de la biomasa. En el desarrollo posterior se comentarán algunos aspectos tecnológicos de estas alternativas. a tener en cuenta en la planificación tecnológica del aprovechamiento energético de la biomasa de que se trate. en euros por kW instalado. la combustión de la biomasa no es un proceso tan simple. en la combustión directa sí podría efectuarse una utilización masiva de la energía potencial química de las moléculas de la biomasa. a un mismo tipo de máquina térmica. cuyas moléculas fundamentales. Esto permitiría ciertas economías de escala. Anexo X. pero conviene señalar que la gasificación presenta ventajas e inconvenientes de raíz. como por ejemplo un motor de gas. pero también debemos señalar aquí que debido a la humedad contenida en la biomasa y a otros factores relativos a la estructura tisular de las plantas leñosas y similares. sería la misma e incluso el mismo modelo. raramente se puede extraer en ésta el 100% del recurso energético disponible. Teóricamente. en cuanto a la aportación energética. obteniéndose fracciones en fase gaseosa. que sería el motor. con objeto de proceder a su destilación fraccionada. al menos en teoría.

En este caso. En casos en que el carbón de importación fuera asequible. se puede hacer una combustión mezclada. Por el contrario. se podría recurrir a dicho tipo de carbones. e incluso requieran un tratamiento mecánico previo de cierta entidad para conseguir la reducción de su contenido en humedad. en muchos lugares de España donde hay biomasa disponible. y facilitar la interacción de las moléculas de biomasa con el oxígeno en la cámara de combustión. básicamente pueden utilizarse calderas apropiadas para la combustión directa. de muy alto poder calorífico y generalmente con bajo contenido de contaminantes. se puede recurrir a la mezcla con carbón de diversa calidad. por ejemplo. y se intentaran mejorar y equilibrar las prestaciones dadas por la central de modo similar a como antes se ha dicho para el caso del gas. para la retención de impurezas y contaminantes en Anexo X. las características de la biomasa pueden mejorarse o atemperarse mediante el uso de combustibles fósiles que proporcionen un mayor poder calorífico. COTEC Energía 32 . como por ejemplo de lecho fluido. Similarmente. La detección de bajada en la temperatura de humos de la caldera y en la entalpía del fluido calorífero puede en este caso disparar la inyección adicional de metano. en el caso de la biomasa sólida. En el caso de la gasificación. con objeto de evitar disminuciones de temperatura por entrada de material excesivamente húmedo o con bajo poder calorífero. y motores y turbinas para la combustión de la biomasa gasificada. En cuanto al equipo termotécnico para la producción de electricidad. puesto que pueden concurrir moléculas y tejidos vegetales de muy diversa configuración.Lo mencionado acerca de las dificultades intrínsecas de la combustión directa de la biomasa. aunque en este último caso son aún más señaladas. En ambos casos. con objeto de restituir los valores hasta el nivel adecuado para el buen funcionamiento de la planta. con calderas de características adecuadas. con lignitos negros o pardos. y por tanto útiles para ese fín. afecta tanto a las específicas (por ejemplo paja de cereal) como a las genéricas o mezcladas. cuyo comportamiento termoquímico sea sustancialmente diferente. puede añadirse cierta cantidad de gas natural para mejorar el mantenimiento de las prestaciones. existen también cuencas carboníferas de nivel reducido de calidad.

con un factor fundamental que es el contenido en humedad. Algunas de las cenizas. sin mezcla de otros combustibles en la gasificación). tanto de tipo termofísico como químico.fase sólida. escapan con los gases y son eliminadas en el tratamiento de los humos. Sistemas de combustión directa Una de las cuestiones fundamentales para una buena caracterización de la combustión es la determinación de propiedades del combustible a emplear. COTEC Energía 33 . La vía fundamentalmente utilizada es la de tipo termoquímico con oxidación parcial de la biomasa calentada y en presencia de vapor de agua. y en cenizas. como los ciclones. o bien por filtros. pero tendría los inconvenientes de los altos precios que requiere dicha tecnología. En las páginas siguientes se analizan los casos de combustión directa. Por último. incluyendo en ésta residuos orgánicos. Anexo X. recogiéndolos por sistemas aeromecánicos. en función del tipo de cámara que se trate. mejorando por tanto mucho su rendimiento. Dicha gasificación integrada de carbón y biomasa podría ser efectiva para el uso del gas de síntesis en centrales de ciclo combinado. Los otros factores fundamentales son el contenido en carbono fijo. que por otro lado proporciona muy buenos resultados en cuanto a las emisiones medioambientales (como se ha demostrado en la planta de GICC de Puertollano. entre 1 y 2% típicamente.1. con objeto de buscar soluciones optimizadas susceptibles de ser estandarizadas y extenderse suficientemente. el contenido de estas últimas es escaso. desarrollado dentro de los programas “Clean Coal Technolgies”) También cabe utilizar la mezcla carbón-biomasa mediante gasificación. aunque en este caso solo se utiliza carbón. 5. parte del cual a veces será imprescindible eliminar. (De este tipo de centrales hay algún ejemplo en la Unión Europea. gasificación. se efectúan unos breves comentarios sobre la necesidad de guiar la I+DT en este ámbito. Por lo general. en materias volátiles. y combinación de combustibles. por lo que la eliminación de éstas en el cenicero de la cámara de combustión no suele representar gran problema. En este sentido cobra especial importancia la composición de las diversas biomasas.

su cantidad oscila entre 20 y 30%. En la biomasa se encuentran pequeñas cantidades de nitrógeno. como puede ser el alperujo o los purines. que van desde las parrillas más convencionales a los lechos fluidos recirculantes y a alta presión. Por lo general un lavado del material puede eliminar gran parte de dichas sales. por lo general en las décimas del %. para la humedad y la ASTMD 1972-64 para la determinación de los volátiles. se encuentran diversas alternativas. En el caso de la biomasa específica. pero a tener en cuenta. por las emisiones contaminantes posibles. si bien es cierto que por el momento tampoco se ha evidenciado un mercado suficientemente atractivo como para desplegar una gran actividad de I+DT en estos ámbitos. y en algunos casos de azufre. cuestión ésta fundamental tanto por su repercusión en el precio como por su necesidad para obtener unas buenas prestaciones de combustión. que por lo general está entre el 65 y 75 %. de las cuales hay diversas normas dedicadas a la determinación de humedades y materias volátiles. e incluso en el azufre. parcialmente oxidados. que básicamente se encuentran en las ASTM (American Society for Testing and Materials). La determinación de estas características debe realizarse de acuerdo a las normas existentes para la combustión convencional. Más complejas pueden ser las que se deriven de los cloruros que acompañen a la biomasa. En cuanto a la estructuración de la cámara de combustión y de los procesos sufridos por el combustible y sus productos de combustión a lo largo de ésta.En cuanto al carbono fijo. aunque por lo general dominan las tecnologías más asequibles y menos novedosas. en España está comenzando a darse cierta sistematización de tratamiento. por ejemplo la ASTMD 2016-25. teniendo la biomasa por lo general un contenido en materia volátil muy considerable. COTEC Energía 34 . aunque aún son muy frecuentes los Anexo X. pero susceptibles de ser quemados en gran proporción. puesto que la oxidación de cloro puede formar compuestos organoclorados que sean altamente tóxicos. sobre la masa seca del material.Por supuesto son cantidades pequeñas. de las milésimas. pero sin embargo tiene el problema de aumentar el contenido de humedad en el material y de encarecer considerablemente su tratamiento. y lo forman diversos compuestos orgánicos.

material forrajero por antonomasia. la construida en Sangüesa (Navarra) para generar 25 MW eléctricos. que sin duda alguna es replicable por la abundancia de paja de cereal habida en el planeta. realmente se toma como combustible un desecho de la industria agroalimentaria en cuestión (bien heces. como los purines. mientras que en el tema de los purines se está procediendo a cierta concentración de empresas y entidades con intereses en el tema. de tal modo que se pueda aprovechar la tecnología de su desarrollo para un número importante de instalaciones que podría acercarse a la veintena. Eso se da incluso en los casos más específicamente españoles como es el de los residuos del olivar. la depuración de unos dos millones de toneladas de residuos líquidos generados en las explotaciones de porcino.proyectos encargados llave en mano a casas de tecnología totalmente extranjera. bien residuos no aprovechables para la alimentación. Este es el caso de la paja de cereal. Un ámbito de negocio totalmente diferente y que en tal sentido puede requerir soluciones tecnológicas asimismo distintas es el de los mercados de biomasa energética que compiten directamente con otros usos de la biomasa en cuestión. etc. entre las cuales hay que contar las famosas harinas cárnicas). Hay que señalar que cada una de estas áreas temáticas o específicas. por otra parte. o tener que concurrir a un mercado donde la paja pueda tener unos usos más valorables por estar relacionados con la cadena alimentaria. lo cual permitiría. Esta planta tiene la ventaja de que su combustible obedece a una tipificación relativamente estándar donde el inconveniente o incertidumbre mayor provendrá del grado de humedad existente en cada lote de paja. Aún es pronto para tener experiencia significativa acerca de los resultados de esta iniciativa. En España se cuenta ya con una central de paja de cereal como combustible. alperujo. constituye en sí un ciclo de negocio que debería vitalizarse o dinamizarse a partir de programas estimulados que sirvieran para cebar la dinamización del sector. COTEC Energía 35 . por las necesidades de las cabañas en las distintas regiones y países. pero que puede encontrarse con limitaciones de abastecimiento. En los casos antedichos. lo cual podría producir Anexo X.. no tan importante como el de otras sustancias alimentarias como pueden ser el propio cereal o el azúcar. y del que existe un auténtico mercado. pero sin duda con proyección suficiente. muy importantes en nuestro país.

permite reducir las emisiones contaminantes y al mismo tiempo obtener unos resultados muy positivos en cuanto a la combustión en sí y sus prestaciones. En el caso de lechos fluidos. como pueden ser los lechos fluidos tanto burbujeantes como circulantes. La tecnología de lechos fluidos probada en diversas centrales de carbón. COTEC Energía 36 . de los cuales se da un diagrama representativo en la figura adjunta.una elevación del precio de la termia poniendo en dificultades competitivas a este tipo de aplicaciones. como pueden ser las cáscaras de diverso tipo de material o los materiales recogidos en las limpiezas forestales. sobre todo de baja calidad. éstos pueden estructurarse como lechos fluidos burbujeantes (BFB) o lechos fluidos circulantes (CFB). bien altamente indeseables como los purines. este por lo general requiere sistemas de combustión algo más elaborados. o bien de otro material más fácilmente reciclable biológicamente. Quizá el mayor inconveniente de esta tecnología sea que haya que reducirla en potencia hasta una escala donde no siempre puede resultar competitiva. Por descontado. Así pues. a menos que el beneficio de la economía de escala se de por la fabricación de varias unidades de este tipo. una de las mayores dificultades de las plantas con combustible misceláneo es la necesidad de homogeneizar éste tanto como se pueda en la fase de tratamiento. con objeto de evitar alteraciones importantes Anexo X. Por lo que corresponde a la combustión de material misceláneo. en los casos denominados específicos se pueden incluir los relacionados con materiales de residuo.

E.A. aunque en algunas plantaciones del norte (Navarra) incluso se ha excedido la cantidad superior anteriormente mencionada. En este contexto es imprescindible señalar la planta CECSA de Cultivos Energéticos de Castilla. montada en la provincia de Burgos con una potencia eléctrica neta de 12 MW. S.. una previsión de 8000 horas de funcionamiento anual. lo cual produciría una generación de energía de 96 GWh/año.Lechos fluidos Por último cabe comentar las tecnologías para combustión directa de cultivos energéticos. cuyas productividades en España están entre 15 a 20 toneladas por hectárea. Anexo X. COTEC Energía 37 . La U. En el caso español cobra especial significación el cardo común o borriquero. cynara cardunculus. ha efectuado varios desarrollos de investigación para identificar cuales son los cultivos que mejor se acomodan a las condiciones de clima y pluviometría de cada país o macrorregión europea.

Figura T4 Cortesía de SUFI Anexo X. COTEC Energía 38 .

no por necesidades tecnológicas).000 toneladas al año de biomasa forestal.Para alimentar dicha explotación. por hacerlo todos los días de la semana salvo aquellos dedicados a operaciones de mantenimiento la central. resulta procedente dar noticia de la central de Allarluz. consumiendo anualmente más de 20.000 toneladas año de combustible de biomasa. Anexo X. y los desarrollos que varias empresas comerciales han hecho en este campo. lo cual permitiría que la logística de acarreo fuera suficientemente competitiva. evidencia características muy positivas para la explotación de este recurso. con un funcionamiento de unas 6000 horas/año (por el momento la central no funciona los fines de semana por especificaciones de gestión de la central. Gasificación Aunque la gasificación de la biomasa por cualquiera de sus posibles vías. Alemania) aunque de estos aún no se tengan experiencias tecnológicas tan consolidadas como para facilitar su implantación.2. Esta central tiene una potencia eléctrica de 2.35 MW.000 toneladas de biomasa. pero particularmente la termoquímica. requeriría unas 32.000 toneladas de cardo. sin embargo su despliegue se está demorando. Por último. En la figura adjunta se expone un esquema de la parte energética y de tratamiento y apilamiento de combustible de esta central. (Galicia). dedicada a la explotación de la fitomasa procedente de la limpieza de los montes y sus productos industriales (corteza) de los aserraderos y fábricas de tableros de la comarca de Allariz. S. con un poder calorífico de unas 3400 kcal/kg. y en cuanto a combustión directa de la biomasa.A. Se prevé que esta superficie de cultivo puede estar disponible en una radio de 20 a 25 km en el entorno de la planta. a pesar de los programas de I+D puestos en marcha por la U.E. 5. llegándose incluso a montar gasificadores de 100 MW (empresa Lurgi. y admitiendo una productividad de 20 toneladas de cardo por hectárea y año significaría la siembra de algo más de 5000 hectáreas. lo que permite obtener unas 4. sobre todo cortezas de los fabricantes de tablero. COTEC Energía 39 . Para asegurar el funcionamiento sostenido de la central se firmaron los acuerdos pertinentes con las entidades que llevan a cabo la roza el clareo y poda de cierto número de hectáreas de matorral.000 o 5. Si funcionara 8000 horas al año. A ello se añaden unas 15000 o 16000 toneladas al año de biomasa procedente de los aserraderos e industrias forestales. se prevé necesario la utilización de unas 100.

que podrían tener arranques y paradas relativamente rápidas. obteniéndose un gas de síntesis procedente de la oxidación muy hipoestequiométrica del carbón. en un mercado suficientemente potente. no sería tanto en equipos de motores de cientos de kW o algunos MW. En el caso de considerar la biomasa para producción en base. o correspondientemente de la biomasa. y teniendo además tiempos de respuesta para arranques y paradas muy pequeños. En cierta medida. lo cual daría una ventaja adicional a este tipo de energías. con propiedades bien establecidas dentro de ciertos márgenes. incluso más rápidas que los Anexo X. siempre y cuando se pudiera proyectar una suficiente economía de escala por la multiplicación de gasificadores y sus máquinas térmicas subsiguientes. para ser usado en motores o turbinas específicamente optimizados al efecto. por encima del 35%.Por otro lado. la gasificación de biomasa puede beneficiarse de los avances efectuados en la gasificación de carbón. son múltiples las voces de expertos que señalan en la gasificación de bajo nivel de potencia (en el ámbito de 1 MW) las auténticas posibilidades de expansión de esta tecnología. que sería fundamental para las plantas de combustión directa como las referidas en el apartado anterior. el gas pue de emplearse bien en turbinas de ciclo abierto o de ciclo combinado. generándose fundamentalmente monóxido de carbono e hidrógeno como moléculas combustibles. que posiblemente podrían optimizarse hasta un rendimiento muy alto. lo cual tendría un claro inconveniente económico. y una pequeña cantidad de metano. a los que acompañan otras moléculas no combustibles como el dióxido de carbono. COTEC Energía 40 . siendo por otro lado una aparente ventaja la utilización de los equipos durante mayor número de horas. y por tanto más reducido el plazo de recuperación de la inversión. Ya se ha indicado que una de las ventajas de la gasificación sería la obtención de un combustible uniforme. se tendría el ligero inconveniente del menor coste del kWh en dichas horas. En función de la potencia y otros parámetros. o bien en motores de explosión. Lo anterior. si tuvieran que funcionar en seguimiento de la carga.

sin embargo hasta la fecha no se dispone de una tecnología solvente en cuanto a motores que funcionen bien con estos gases pirolíticos ni con los aceites y ésteres que se obtienen en la fase líquida de la destilación. que busca la destilación fraccionada de los integrantes de la biomasa. bien fijos bien móviles. se pueden emplear diversos tipos de lechos. y tiene el inconveniente fundamental de su alto coste. De ahí que en todos los casos de gasificación sea importante el proceso de limpieza de gas. puesto que será difícil. En este caso hay que tener en cuenta una problemática que asimismo puede afectar a la gasificación termoquímica por hipooxidación. habría que contar también con la pirólisis.generadores diesel actuales. y que podrían tener efectos deletereos bien en los álabes de las turbinas de gas. por corresponder a momentos de mayor demanda. y que se ha de dedicar al calentamiento del material originario de la biomasa. con objeto de retener en los dispositivos de pretratamiento el conjunto de partículas indeseables para su insuflado en las máquinas térmicas. COTEC Energía 41 . si bien estos podrían mezclarse con gasóleo para diesel. para provocar las reacciones de oxidación-reducción que en definitiva generan el gas de síntesis. similar al coque. separándose los residuos volátiles una fracción líquida inermedia y el carbono fijo o residuo sólido. al menos en las primeras etapas. daría a la biomasa un valor diferencial. que es la aparición de partículas alquitranosas y similares que acompañan al gas. líquidos y sólidos que se obtienen. con el consiguiente beneficio de generación de electricidad de calidad y alto precio. En la gasificación termoquímica. que en algunos casos implica su lavado o su tratamiento mecánico-ciclónico. como consecuencia de la alta fracción de energía que se libera en la combustión. bien en las válvulas y cámaras de combustión de los motores de explosión. Dentro de los métodos térmicos. Anexo X. Esta alternativa ha tenido un desarrollo notoriamente menor. poder competir con medios más convencionales de generación de energía en base. Aunque ello dilataría el plazo de recuperación de la inversión. Aunque en principio pueda dar mejores características en los combustibles gaseosos.

su uso en motores y turbinas se ha estudiado a escala de laboratorio y para algunas aplicaciones con prototipo los resultados han sido muy alentadores. como el sulfhídrico. A pesar de estas limitaciones en la potencia específica. y en general no se consideran para su uso en producción de electricidad. el gas en cuestión no suele tener un poder calorífico por encima de 2000 kcal/m3 normal. incluyendo la del CIEMAT de lecho fluido circulante atmosférico. pero ello requiere la previa obtención de éste por destilación fraccionada del aire. aunque con mayor participación de otros hidrácidos. siendo un sustituto adecuado del Pb tetraetilo. y en muchos casos está entre las 4500 y las 5500 KJ/m3 (cabe efectuar la gasificación con oxígeno puro. generalmente en el rango de los cientos de kW térmicos. lo que encarece no poco el proceso). y bastante mayor valor en los de pirólisis y digestión anaerobia. Los gases obtenidos en la gasificación suelen tener bajo poder calorífico en el caso de la gasificación termoquímica. por su coste elevado. éstos suelen tener una composición no muy diferente del gas natural.De características notoriamente distintas son las gasificaciones por fenómeno s bioquímicos. y su uso preponderante en el sector trasporte. Ello es debido a que en la gasificación termoquímica se utiliza aire hipoestequiométrico (aproximadamente al 20% del estequiométrico) lo cual hace que la cantidad de nitrógeno del aire presente en el gas de síntesis sea muy elevada. tiene su uso más lógico y de mayor precio reconocido en el sector transporte. En concreto. Actualmente existen una decena de instalaciones de gasificación a escala piloto en Europa. el bioetanol que puede obtenerse por fermentación de diversos tipos de biomasa ricos en azúcares y similares. por lo cual su lavado y limpieza también suele requerirse antes de ser empleados en cualquier máquina térmica adaptada para gas natural. Por lo que corresponde a los gases de la digestión anaerobia. COTEC Energía 42 . Por tal motivo. sustancia ésta muy útil para disminuir la detonabilidad de la gasolina. que emplean por ejemplo lechos burbujeantes a alta presión. Los primeros producen fundamentalmente alcoholes. en muchos casos a través de su conversión en etil-terbutil-éter. bien de digestión anaerobia. y otros más avanzados. Anexo X. como aditivo de la gasolina. bien de fermentación.

cabe decir que para un país como España debería plantearse con rigor la posibilidad de desarrollar una tecnología estandarizable dedicada precisamente a explotar la biomasa a través de estas opciones. aunque no se identificara como tal ni en el plan de Fomento de Energías Renovables ni en el Plan Nacional de I+D+I. aunque el mayor gasificador de todos se ha construido por Lurgi en Alemania. buscando un punto de equilibrio entre la simpleza y adaptabilidad tecnológica y la optimización de sus resultados. puesto que su mayor replicabilidad en cuanto a la maquinaria usada. y tareas de mantenimiento no muy elaboradas ni frecuentes. del orden de 1 MW térmico. En todo caso. altas velocidades de respuesta o variación de carga.E. Austria y Bélgica. Para ello habría que desarrollar la maquinaria térmica más adecuada. con características especiales y buscando particularmente un alto rendimiento de conversión. En el establecimiento de esta línea y su proyección tecnológica habría que hacer uso de los avances científico técnicos de la investigación auspiciada por la U. según el estado del arte que pudiera aplicarse a dichos dispositivos. en los que se optara fundamentalmente por la simpleza de funcionamiento y el bajo nivel de mantenimiento. en distintas zonas rurales que fueran productoras de biomasa miscelánea. que sin embargo tendrían mayores necesidades de mantenimiento o mayor infiabilidad de funcionamiento.Por otro lado se cuenta también con un pequeño número de proyectos de demostración de tecnología de gasificación para biomasa vegetal. COTEC Energía 43 . Paralelamente habría que desarrollar gasificadores robustos y polivalentes. permitiría la diseminación de estas unidades. en temas de gasificación de combustibles. de baja potencia. aunque en conjunto los resultados son todavía poco significativos. Italia. que quizá requirieran actuaciones a muy alta presión y con lechos de estructura muy compleja. A pesar de estos condicionantes que pesan sobre la gasificación de la biomasa en cuanto a resultados económico-energéticos e incertidumbres tecnológicas. a lo cual se prestó una atención considerable a lo largo de los años 90 y por tanto se Anexo X. y su aplicación a la producción de electricidad no ha arrojado aún conclusiones importantes. conviene repetir que ésta podría ser una auténtica línea emblemática de desarrollo. concretamente en Suecia. Dinamarca.

y particularmente en EEUU. para lo cual es más apropiado que los centros de generación estén adecuadamente conectados con subestaciones o similares. El hecho de disponer de maquinaria de potencia unitaria tan reducida tiene una implicación adicional importante. estandarizable. Uso combinado biomasa-carbón Anexo X. bien por procedimientos termoquímicos. puesto que lo idóneo sería intervenir directamente en las redes de distribución. por ejemplo con microturbinas del orden de 30 kW de potencia eléctrica. y que sea la biomasa la que sea trasladada. este tipo de generadores autóctonos tiene poco sentido en una rentabilización global. dispuestos en pequeñas furgonetas. Por otro lado cabría aprovechar los desarrollos que se están efectuando en otras partes del mundo. Sin embargo. que habría que saber traducir a una línea tecnológica de suficiente mercado. y es el poder disponer de equipos móviles.3. bien obtenidos por digestión anaerobia. y polivalente. COTEC Energía 44 . utilizando gases procedentes de biomasa.dispone de un conjunto de información que representa un gran valor aprovechable. en maquinaria térmica para quemar gases de distinta procedencia. Alimentador Mechero Sistema de control Eyector Gasificador Gas en bruto Sistema de limpieza Gas limpio Ceni cero Generador Motor Propano Bancada 5. y que pueden acercarse allí donde la biomasa está disponible.

en definitiva nos encontramos con la posibilidad de quemar estos materiales con el carbón gasificado para obtener sinergias de tipo medioambiental. Para ello puede utilizarse la combustión directa. Puesto que en gran medida las características de combustión de la biomasa y el biogás. puede disponerse de una ayuda de propano o de otro combustible similar. Anexo X. carbón-biomasa-residuo. y combustión previa gasificación de la mezcla. y uso de recursos naturales o de residuos. (neumáticos) como de industrias agroalimentarias o de tratamiento de efluentes (lodos orgánicos). Como ya se ha dicho. Ello conformaría un particular triángulo de combustión. económico. y así mismo por cuestiones de seguridad con objeto de eliminar el gas residual del gasificador que no pueda ser quemado en el motor por motivos de indisponibilidad. o con gasificación previa. En esta comb inación carbón-biomasa podría incluirse de manera explícita dentro de esta última aquella procedente de residuos orgánicos.En la figura adjunta se muestra el esquema de un sistema integrado de gasificación de biomasa y utilización del gas en un motor de explosión para generación de electricidad. que coinciden con las expuestas en la tecnología de combustión de la biomasa propiamente dicha: combustión directa (en este caso co-combustión con el carbón). Existe un atractivo innegable en la utilización de la biomasa combinada con carbón para favorecer las características de combustión y valorizar energéticamente la biomasa al tiempo que se reducen las emisiones de CO2 por unidad de energía generada. para evitar la dispersión en la atmósfera de materiales o moléculas potencialmente dañinas como el CH4. que permitiría aprovechar las características básicas del primero para valorizar energéticamente el segundo y dar un tratamiento adecuado y económicamente interesante al tercero. bien procedente de gasificación. COTEC Energía 45 . Con objeto de contribuir a un mejor mantenimiento de las prestaciones del motor. se ha de disponer un sistema de seguridad basado en la eyección del gas y su combustión aérea. tanto industriales. existen dos vías alternativas de efectuar dicho aprovechamiento. bien de digestión anaerobia son muy similares entre sí.

Dentro de los márgenes de funcionamiento previsto para la mezcla. se dedujo que ambos modos de combustión. no se encontraron efectos negativos de importancia en la combustión del combustible mezclado. efectuó un notable esfuerzo de investigación en la década de los 90 del siglo XX. se tiene la problemática de que estas centrales. al margen de resolver todos los problemas logísticos de aprovisionamiento del material de la biomasa y asegurar su suministro durante un plazo suficientemente dilatado. con alimentación pulverizada o en lecho fluido. siempre y cuando se disponga de un sistema de tratamiento de combustible que acondicione la mezcla en las proporciones y características necesarias. son adecuados para la co-combustión de carbón con biomasa y residuos. De las conclusiones de una decena de estudios experimentales en combustores modificados ad hoc.E. que se ha estudiado tanto en quemadores con combustible pulverizado como en lechos fluidos atmosféricos borboteantes o en lechos fluidos circulantes. Por otro lado. Las cuestiones relativas a disminuir la tasa de deterioro que provocan estos contaminantes resulta ser una de las facetas tecnológicas por aclarar. y por tanto no sería fácil poder detener su funcionamiento durante plazo tan considerable como el requerido para reacondicionar la planta con objeto de hacer las modificaciones necesarias que conlleva la co-combustión. aunque de difícil implantación en el mundo real. tanto atmosféricos como a presión. tienen un nivel de utilización muy alto. y los resultados fueron alentadores desde el punto de vista científico-técnico. En relación con lo anterior se encuentra la problemática de las emisiones de sustancias gaseosas peligrosas. que en general no se detectaron en los experimentos antedichos respecto de Anexo X.En ambas líneas la U. particularmente en España. por problemas económicos de falta de competitividad con la utilización convencional del carbón en las unidades ya existentes. Aún con dichas restricciones. que evidenciaron efectos negativos de corrosión y de ensuciamiento de superficies de trasferencia de calor. Cuestión a subrayar es el problema que representa en la biomasa los contenidos de cloro y metales alcalinos. conviene dejar constancia de las posibilidades tecnológicas de la co-combustión de carbón y biomasa. COTEC Energía 46 .

se llegó a una sustitución del 50% en peso del carbón originario de entrada. Ello hace pensar que el alquitrán representa una parte significativa de la problemática de obtención de un gas de suficiente poder calorífico a partir de la biomasa. en su reemplazo por residuos madereros sin cenizas. lo cual Anexo X. En los gasificadores empleados para este estudio. sin que las prestaciones del gasificador se modificaran a la baja sensiblemente. La formación de compuestos de hollín de alto peso molecular (por encima de 200 g/mol) también es una peculiaridad de la gasificación con biomasa. Desde ese punto de vista. COTEC Energía 47 . se ha realizado asimismo un esfuerzo de investigación notorio. las técnicas ya disponibles de limpieza de gases para las centrales de carbón proporcionan características suficientemente aceptables para el caso de la combustión combinada. del cual se han extraído conclusiones que se pasan a comentar. En cuanto a los dos tipos de contaminantes fundamentales en los humos de estas centrales. aunque todavía no han tenido un refrendo tecnológico suficiente en el campo operativo. lo que provocaría emisiones particularmente dañinas de tipo específico. En la co-gasificación.los niveles máximos permitidos. la factibilidad técnica de la co-gasificación y la limpieza del gas de síntesis en la correspondiente GICC puede considerarse suficientemente demostrada. aunque algunos de los productos biomásicos presentan producción de partículas de alquitrán muchísimo menores que otros. Sin embargo la aparición de partículas de alquitrán procedentes de serrines y similares alcanzó un nivel de dos órdenes de magnitud superior al estandar en la gasificación de carbones. los relacionados con los sulfuros y los óxidos de nitrógeno. Por lo que corresponde a la gasificación de carbón-biomasa combinada para ser utilizada en turbinas ad hoc de generación de energía eléctrica. la problemática puede acentuarse al utilizar como combustibles residuos orgánicos con abundancia de compuestos clorados como algunos plásticos. parece imprescindible alcanzar temperaturas relativamente altas con objeto de extraer una fracción significativa del contenido energético de las moléculas originales en el gas de síntesis. Obviamente.

y con la posibilidad de optimización del proceso para ser aplicado a futuros diseños industriales. por las dificultades de modificación de las plantas en operación. No obstante.sugiere que la gasificación se concentre en algunos materiales que tengan mejor nivel de gasificación limpia. En todos los casos. como en los humos procedentes de ésta. habiéndose desarrollado una experimentación que sin duda demuestra la factibilidad tecnológica de este proceso. Anexo X. o mezclas similares de biomasa. COTEC Energía 48 . la concentración de los metales alcalinos en la gasificación de biomasa puede reducirse mediante limpieza del gas de síntesis a temperaturas por debajo de 500 0C antes de su filtrado. tanto previamente a su combustión. Otra cuestión de complejidad en la gasificación de biomasa es la aparición de amoniaco como consecuencia del nitrógeno orgánico y su interacción con el hidrógeno asimismo orgánico. En cualquier caso. las concentraciones de ácido cianhídrico y otros compuestos nitrogenados orgánicos se mantenía por debajo de los límites permitidos. se comprobó que con temperaturas de gasificación por encima de 850 0C. Por último. que posiblemente tendrían que construirse ex novo. resulta fundamental la caracterización y el control de los contaminantes del gas. se ha estudiado la gasificación mediante lecho fluido de mezclas de carbón de bajo nivel calorífico con diversos tipos de residuos y biomasas. los componentes minerales de la biomasa terminan convertidos en granulados vitrificados de fácil extracción. pueden experimentar un proceso completo de gasificación en diversos tipos de gasificadores. tanto de flujo arrastrado como de flujo en lecho fluido. como ya se ha dicho. En el caso español. En resumen puede decirse que en una mezcla pulverizada de paja de cereal con carbón. sin mayores inconvenientes desde el punto de vista medioambiental.

en particular mediante coquización de carbón con alto contenido en volátiles. como benceno y naftaleno. Como resumen o conclusiones del programa que en estos últimos años se ha llevado en Europa para la investigación de la combustión combinada carbón-biomasa. y en general de bastante elevado poder calorífico. Para la extracción del amoniaco generado a partir del nitrógeno orgánico. Sin embargo. En cuanto a la extracción de haluros. la pirólisis exigió en los análisis experimentales temperaturas máximas en el proceso entre 800 y 1000 0C lo cual implica unos consumos energéticos considerables aunque proporcionan un gas de alta calidad. Aunque los esfuerzos más importantes en la investigación en gasificación se centraron en el método de hipooxidación. En resumen. una sustitución similar de carbón por residuos forestales provocó en general la aparición de hidrocarburos relativamente complejos. en diversos tipos de catalizadores. siendo su explotación industrial lo más complejo. el sorbente más cualificado pareció ser el carbonato sódico. Por lo general. se han podido desarrollar métodos de oxidación catalítica selectiva. la sustitución de carbón en un 10 a 30 % en peso por paja de cereal o similar no mostró gran influencia en la composición del gas de síntesis. también se han atendido las investigaciones sobre pirólisis. que obtienen una reducción considerable de la concentración de amoniaco gaseoso. la co-pirólisis puede ser particularmente interesante en la recuperación energética de lodos y residuos orgánicos similares. En este caso. salvo una pequeña alteración al alza del contenido en metano. podría comenzar indicándose la adecuación de esta mezcla con objeto de conseguir sinergias interesantes en este Anexo X. COTEC Energía 49 . como por ejemplo de óxidos de silicio y aluminio en soporte de molibdeno. que resulta un punto fundamental por la contaminación con derivados clorados de la biomasa. se dispone de un conjunto de conocimientos tecnológicos bien comprobados. con sus correspondientes complicaciones relativas a la aparición de partículas agresivas. obteniéndose resultados más pobres con carbonato cálcico y otros sorbentes.Por ejemplo.

tanto en lecho fluido como en flujo arrastrado. trabajando en paralelo en baterías. aconsejándose en dicho caso el uso de cocombustión directa. o se limpien del propio gas mediante sistemas adecuados de lavado o similares. en este caso previo proceso de gasificación. En algunos casos. En este caso. hay varias áreas en las que se requiere un despliegue tecnológico final para la industrialización de esta posibilidad. que depende considerablemente de la tipificación de éstos y de su comportamiento en los gasificadores. la gasificación no es recomendada precisamente por la carestía de pretratamiento y por la tendencia a formación de compuestos o partículas alquitranadas.proceso. que lógicamente son más caras. pues ello requiere vasijas de muy alta presión. Cuestiones tales como la presión de trabajo tienen importancia considerable a la hora de preparar el material para su gasificación. la propia alimentación del combustible. COTEC Energía 50 . para los cuales se ha de acondicionar un sistema de gasificación que los retenga en matrices almacenables. los cuales son susceptibles de tratamiento en la limpieza del gas de síntesis previo a su inyección en la cámara de combustión. es decir de unos 100 MW. En primer lugar. Aún así. para identificación de contaminantes tales como los metales pesados. Por lo que corresponde a la producción de óxidos de nitrógeno procedentes del nitrógeno del aire. tanto más cuanto mayor es la potencia de la unidad. las características del gas de síntesis hacen que las temperaturas de combustión sean ligeramente más débiles que las del carbón y los famosos NOx no presenten especial problemática. Los temas ambientales requieren también cierta atención. Anexo X. se puede acudir a gasificadores de menor entidad. que valoriza energéticamente los residuos o la biomasa propiamente dicha sin alterar sustancialmente el resultado de la combustión. para alimentar unidades que tengan tamaños significativos en el ámbito de la producción energética. Un punto de complejidad de esta mezcla es la aparición de partículas de alquitrán y compuestos nitrogenados. y en gran medida su adecuado tratamiento requiere una caracterización precisa del combustible utilizado. considerablemente mayores a las típicas unidades que se están considerando para biomasa. clorados y de azufre. que están en el rango de los 20 MW eléctricos o incluso por debajo de él. Una problemática adicional en el caso de la gasificación es la carestía de los gasificadores cuando quiere optimizarse la presión de trabajo.

y aunque en algunas conclusiones se evidencia el interés genérico que pueda tener esta acción. pero en el análisis efectuado de cómo implantar ésta en un sistema como el español de centrales de carbón. Anexo X. con un grado de participación del carbón del orden del 50% en peso. La utilización de la biomasa combinada con carbón presenta pues características notorias. en el cual los rendimientos globales son pequeños. se aprecia que la opción basada en carbón nacional de tipo residual. pueden mencionarse varios proyectos patrocinados por OCICARBON. Ello también depende de la caracterización del combustible. A este respecto. El biocombustible tendría lógicamente que ser generado en las zonas aledañas a dichas cuencas mineras para optimizar el rendimiento de su acopio. y proporcionar combustible que en valor medio no pasara del orden de 0. biomasa más carbón. teniendo en cuenta el ciclo de vida completo de la central. la opción basada en carbón importado solo sería en principio justificable con bajos grados de participación del carbón. Por el contrario. cabe mencionar la necesidad de la optimización de los procesos. que en el tema de biomasa suele ser un punto significativamente complejo. pues el bajo rendimiento de conversión de un carbón de tan alta calidad. sus propiedades termoquímicas.6 céntimos de euro la termia. las conclusiones son bastante más complejas de llevar a la práctica. y en particular el C21-457 de Aplicaciones del sistema CRC. etc. del orden del 10% o así. consecuencia de algunos compuestos derivados de la combustión de la biomasa. en la práctica está muy limitada por las dificultades de detener el funcionamiento de una planta de este estilo con objeto de efectuar las modificaciones procedentes para adaptarla al nuevo combustible. En estos estudios se valoró la utilización de biomasa en las centrales térmicas de carbón existentes. que puede verse afectado por problemas de corrosión y deterioro. y que a su vez afecta a cuestiones tales como la viscosidad del gas producido. COTEC Energía 51 . sobre todo en el caso de alto contenido clorado.Por último. y al menos del 30%. resulta interesante. hace que no sea rentable mezclarlo con el tipo de combustible antedicho. aplicable únicamente en las proximidades de cuencas mineras. En dichos estudios.

sino en laboratorios apropiados. e incluso en centrales de fueloil hoy día ya coalimentadas con gas. como es en este caso la biomasa con los combustibles fósiles. y señala una vía prometedora de valorización de la biomasa. incluidos residuos a través de su gasificación y de su uso en este tipo de centrales. similares a los propios del carbón consumido en las centrales. Bien es cierto que el ahorro del carbón no solo tiene unas implicaciones económicas sino asimismo ambientales por la importante reducción de producción de CO2. aunque en este caso sea en apoyo de plantas comerciales convencionales. hay que anotar sin embargo la incertidumbre de tipo económico y tecnológico que provoca la gasificación. sustituir un carbón de alta calidad como es el importado por un combustible de muy bajo calor calorífico como son los derivados de la biomasa. con los valores económicos actuales. no siempre positivo en comparación con los costes de la biomasa. mediante el adecuado desarrollo tecnológico. por su parte. resulta complicado. La implantación de estos procesos dependerá considerablemente de la existencia de primas por kWh generado a partir de biomasa. COTEC Energía 52 . lo cual se ha de considerar en el ámbito de la generación especial de electricidad. Aunque se ha mencionado las características positivas de la combustión de biomasa en calderas de combustibles fósiles previa gasificación de aquella. pues los resultados económicos dependen mucho del beneficio de ahorro en el carbón que se deja de consumir. lo cual produce unos rendimientos muy atractivos. dado que el combustible de biomasa proporcionaría.Por así decirlo. Así pues. en el intento de optimizar energéticamente las fuentes primarias disponibles mediante su integración efectiva. por lo cual no sólo no se produce una sinergia significativa sino que puede penalizarse considerablemente el proceso productivo. En todos estos casos es necesario realizar un análisis de detalle. una adición prácticamente nula de CO2 a la atmósfera. y por tanto las prestaciones de los gasificadores están aún sujetas a ciertos imponderables que habría que reducir en su impacto. que lógicamente no debe hacerse en centrales convencionales en operación. la Anexo X. en tanto que aún no se ha reunido suficiente experiencia industrial. Adicionalmente se ha estudiado la alternativa de gasificación parcial de la biomasa con combustión de los gases generados en la caldera de carbón.

tecnología disponible está aún en un estadio pre-industrial que hasta cierto punto condiciona su desarrollo. por aportación directa o indirecta de energía térmica o por métodos mecánicos.). Por ejemplo. en el caso de la biomasa. las horas de funcionamiento anual son relativamente reducidas. el condensador. cuyas características son más repetibles y por tanto con menor nivel de incertidumbre tecnológica. En esta última. y por tanto solo funcionan con la insolación directa. en general eléctrica. la biomasa podría utilizarse como complemento de la energía solar térmica. Conviene subrayar en este contexto que en las aplicaciones de combustión existe muchísima mayor complejidad inherente que en otras aplicaciones industriales. y por tanto permitiría un mayor nivel de disponibilidad de la planta. con el consiguiente beneficio de una mayor utilización de componentes tan importantes como la turbina. habría una caldera para generación de vapor de alta entalpía que funcionaría gracias a la energía absorbida en el foco solar.. aunque estos últimos suelen ser altamente consumidores de energía de alta calidad. Otra área donde la biomasa puede proporcionar un valor añadido significativo en la optimización del conjunto de energías disponibles es en conjunción con la energía solar heliotérmica. Anexo X. y otra caldera que sería de combustión de biomasa. COTEC Energía 53 . En este caso. pues el sistema de potencia alimentado por el foco calorífico solar. En el mismo se han evaluado las diversas opciones de secado. sería sustituido por el sistema de potencia de la biomasa. como son las de tipo mecánico o eléctrico. alternador. que no tiene tanta disponibilidad horaria como la insolación indirecta. El resto de la planta sería común. el problema de la humedad puede provocar variaciones importantes en la caracterización del combustible. el alternador y todos los elementos del parque de alta tensión. incluso en las zonas de más alta insolación. por lo general por debajo de 2000. En este caso. y ahorraría además los sistemas de almacenamiento de energía térmica que se quisieran disponer en la instalación solar para extender el número de horas efectivo de utilización del equipo de generación eléctrica (turbina. puesto que estas plantas de alta entalpía requieren concentración.. y así se ha entendido en el estudio previamente referenciado..

Anexo X. con algunos proyectos emblemáticos. y muy lejanos a su optimización energética. con ayuda o complementación del extranjero. En este ámbito sin embargo podría pensarse en una valoración de las alternativas existentes.E. Sin una guía apropiada en dicha I+DT. resultará complicado alcanzar el nivel de desarrollo que se pretende. Esta complejidad arranca de las características del propio combustible y su variada tipología. y con características diversas en los combustibles disponibles. Esa sería una vía prometedora para fomentar el uso de la biomasa. y la optimización de dichos sistemas para unidades de generación con niveles relativamente bajos de potencia. muchos de ellos contratados llave en mano.. la biomasa presenta un campo muy complejo de actuación. a menudo no replicable.. a nivel nacional. COTEC Energía 54 . que buscaran ante todo la simplificación y estandarización tecnológica. y crear una base tecnológica en nuestro país. que permitiría auténticamente abrir un ciclo de negocio en la explotación de este recurso energético natural. particularmente de la U.E. a su vez orientada fundamentalmente a los objetivos a cubrir. que por ahora evidencia cierta atomización de proyectos constructivos.En resumen. fuertemente atomizado. por lo cual a menudo se aceptan rendimientos de conversión muy por debajo de lo que a priori sería obtenible. que precisamente por ello mismo está evidenciando dificultades notorias en su desarrollo y despliegue. sino para salvaguardar suficientemente los resultados económicos de una aplicación concreta. aunque aprovechando el gran caudal de conocimientos obtenidos en las investigaciones promocionadas por la U. e identificar una o dos líneas fundamentales de desarrollo. y afecta asimismo a los equipos tecnológicos susceptibles de ser empleados en su aprovechamiento. siendo esto así por la simplificación que representa el procedimiento de adquisición llave en mano. que lógicamente no está pensado ni optimizado para el aprovechamiento de los recursos existentes. con objeto de acoplarlos a las características del sistema productivo de la biomasa.