Está en la página 1de 7

1)

Construcción de la Escala de Unidades Subjetivas de Ansiedad
(SUDS)

Fue ideada por Wolpe para establecer una graduación subjetiva (desde
el punto de vista del paciente) para establecer la intensidad de la
respuesta de ansiedad.
Esta escala pretende establecer la intensidad subjetiva de la respuesta
de ansiedad del paciente ante diferentes estímulos. Se le pregunta por la
ansiedad más intensa que pueda experimentar y se le asigna el punto
máximo de la escala 100. A continuación se le pide al paciente que
describa la experiencia más tranquila y libre de tensión que haya
experimentado, dándosele el nivel cero de la escala de SUDS. Estas
experiencias constituyen los polos de la escala. Conviene completarla
con una experiencia que se halla en el punto intermedio, dándosele el
nivel 50 (grado medio de ansiedad), así como también los niveles 25
(ansiedad ligera, pero que ya empieza a constituir un problema) y 75
(ansiedad intensa y determinante, si bien no alcanza el grado máximo de
intensidad).
2) Establecimiento de las jerarquías
Es frecuente que cada ítem de la escala de SUDS se refiere a un
contenido determinado que provoca una respuesta de ansiedad. Por
ejemplo un paciente tiene acrofobia, el nivel 25 puede relacionarse con
el miedo a subirse a una mesa, el 50 con la ansiedad a subirse a un
segundo piso, y el 75 con el miedo a subirse a un puente. Para Wolpe es
importante recordar que, cuanto más amplio es el número de situaciones
productoras de ansiedad, menos efectiva resulta la técnica de la
desensibilización sistemática.
Por lo que es necesario elaborar jerarquías de ansiedad por cada ítem
de la escala SUDS, a fin de concretar y estructurar al máximo el proceso
terapéutico.
Así por ejemplo, para el punto 25 que es miedo a “subirse a una mesa”,
puede elaborarse una jerarquía externa de 10 puntos de intensidad
creciente que va desde estar cerca de la mesa, aproximándose a ella,
estar sentado o ya estando encima de ésta, etc.

para ir alcanzando los más altos en un estado de relajación. en las circunstancias de su vida cotidiana que lo requieran. etc. Pero en este caso. 4) Combinación de los dos puntos anteriores El objetivo es lograr la adecuada respuesta hipnótica de relajación combinada con la exposición imaginativa a cada uno de los puntos de la Escala de Ansiedad. “en vivo”. De esta forma se consigue. ir desensibilizando sistemáticamente al paciente ante situaciones de ansiedad. como su nombre indica. mareos. empezando por los de menos intensidad. el entrenamiento de hipnosis tiene la ventaja de que mediante sugestiones poshipnóticas el paciente puede instalarse en el estado de trance sobre la marcha. regulando cuidadosamente la intensidad de la situación productora de la ansiedad. 3) Entrenamiento en relajación o auto hipnosis Wolpe enseñaba a sus pacientes el método de relajación progresiva de Jacobson. miedo a desmayarse. se recomienda encarecidamente el uso de la hipnosis. Aquí también podemos mencionar la utilidad de la hipnosis.). Más aun. ya que la experiencia enseña que puede abreviar significativamente el proceso terapéutico. como medio . que puede ir de las reacciones neurovegetativas más leves (presión en el estómago. Hay que tener en cuenta que. puede tardarse en alcanzar un cierto número de sesiones. sequedad de boca) a las más graves (sudor. meditación o de imaginación guiada. la desensibilización sistemática puede establecerse mejor en algunos casos mediante procedimientos distintos de la simple relajación entre los que destacan la exposición directa. pero reconoció que se podía emplear con el mismo éxito cualquier otro sistema de relajación.A esta jerarquía externa se le añade otra jerarquía interna relacionada con los estímulos internos ansiógenos. según la sensibilidad e idiosincrasia del paciente. logrando en una sola sesión un grado de relajación que de otra manera.

aquí nos referimos a otra cosa: sencillamente. Es frecuente que el experimentador sugiera. especialmente en las fobias. 2. por su importancia práctica. En . a la posibilidad de adaptar las sugestiones a las diferentes fases del ciclo respiratorio del paciente. Luego. La importancia del ritmo respiratorio para la inducción del trance hipnótico Mencionamos este aspecto. en realidad virtual. por ejemplo “ahora. el paciente aprende una nueva asociación: lo que antes le provocaba miedo. al permitirnos acondicionar eficazmente al paciente mediante sugestiones poshipnóticas. el sujeto no suele ser consciente de que el ritmo de las sugestiones se adapta como un guante a su ritmo de inspiración y espiración. usted va respirando más profundamente. mientras el paciente se encuentra en un profundo estado de relajación.de abreviar el proceso terapéutico. Gracias a la experiencia de utilizar el ritmo respiratorio para inducir.7. especificando la mayor cantidad de detalles posibles. de manera tal que se rompa el vínculo entre la imagen estresora y la respuesta de ansiedad. siempre con éxito. ahora queda conectado a un estado de calma y tranquilidad inducido mediante la relajación muscular profunda. paciente y terapeuta diagraman un conjunto de situaciones típicas a las cuales el paciente teme. Es decir. un trance hipnótico medio o profundo. y debido a que no suele ser suficientemente destacado en muchos de los trabajos dedicados a la hipnosis. haciendo hincapié en él. Por curioso que pueda parecer. evocación de la situación ansiosa con ayuda del terapeuta. exposición en imaginación. pero sin hacer mención a la actividad respiratoria. se le guía para que vaya imaginando estas escenas temidas de acuerdo al grado de ansiedad que le provocan. El objetivo consiste en que la relajación inhiba progresivamente a la ansiedad que disparan las situaciones imaginadas. Sin embargo. Consiste en la aplicación de una jerarquía de estímulos estresantes a través de imágenes visuales. OJO: Se trata de una técnica muy utilizada en el tratamiento de los desórdenes de ansiedad. y a cada espiración va cayendo en un sueño profundo”. o en vivo del estímulo estresante. en casos que mostraban fuertes resistencias con otros procedimientos. De este modo.

la respiración. . La respiración. lo cual no ocurre con el ritmo cardiaco. Las ventajas de utilizar la respiración del sujeto como medio de inducir el trance hipnótico son numerosas:   Es el ritmo fisiológico más fácilmente observable. Asimismo. las resistencias a la hipnosis disminuyen en gran parte. hasta el punto de resultar el método de inducción más  seguro cuando han fracasado los demás. tiene un ritmo que le hace fácilmente adaptable al de las palabras. A continuación. En relación con lo anterior. Siendo un ritmo fisiológico que generalmente se halla regulado de forma automática por el sistema neurovegetativo. También en el entrenamiento de la autohipnosis la sincronización de las autosugestiones con el propio ritmo respiratorio espontaneo es uno de los medios directos para influir a nivel inconsciente. Por ello.consecuencia. siendo generalmente inconsciente. Así pues. y sin que este sea consciente de ello. movimientos  y gestos del operador.  ocupa un punto clave en el aspecto fisiológico. al menos en condiciones normales. las sugestiones adaptadas al ritmo respiratorio inconsciente del sujeto son uno de los medios  más seguros de profundización del estado de trance. Una vez producido el trance hipnótico. tiene una importancia capital para la toma de conciencia de los procesos  psicológicos inconscientes y su modificación. Cuando en la inducción hipnótica las sugestiones se adaptan al ritmo respiratorio espontaneo del paciente. daremos las instrucciones pertinentes en cada apartado. también puede serlo voluntariamente por el sistema nervioso central. la adecuada utilización del ritmo respiratorio del paciente es el medio más natural para impartir las sugestiones  que permiten despertar del estado de trance. se aconseja que se utilice este método en combinación con la mayoría de los otros procedimientos hipnóticos. también puede tornar consciente.

más rápido en la inspiración (al ser normalmente. por ejemplo. ya sea alterándolos o combinándolos. para su carácter ascendente. Se trata de un punto de vista más sofisticado. pero la experiencia confirma su eficacia. consiste en pronunciar preferentemente palabras que contienen determinados fonemas con la inspiración. Contenido. los pronombres personales y algunas preposiciones y conjunciones) con la inspiración. Lo importante es que tenga una . El clínico experimentado puede poner en juego varios de estos criterios en una inducción hipnótica. más corta) y más pausado en la espiración (al ser  más prolongada). en la prueba de levitación de la mano: “la mano está cada vez más ligera…ligera…”. En el caso de los verbos hay diferentes posibilidades. Fonético. adaptando determinadas palabras clave a las diferentes fases del ritmo respiratorio. y otras con diferentes fonemas con la  espiración. Así. y otras partes (como el verbo y el predicado) con la espiración. Hay otras muchas posibilidades. que al ser más prolongada da tiempo a formular sugestiones más largas. haciendo coincidir la palabra “ligera” con la inspiración del sujeto. Sintaxis: sincronizando determinadas partes de la oración (generalmente el sujeto.La sincronización de las sugestiones con el ritmo respiratorio se realiza de acuerdo con uno o más de los siguientes criterios:  Inflexiones de voz. empleando un tono más agudo  en la inspiración y ligeramente más grave en la espiración. por ejemplo. O en la relajación sugerir sensación de peso en los brazos y piernas con  la espiración. Puede emplearse de diversas formas pero en líneas generales. Ritmo de pronunciación. los verbos activos con la inspiración (parte activa del ciclo respiratorio) y los verbos en forma pasiva con la espiración (fase pasiva del ciclo respiratorio). según las fases del proceso hipnótico. por ejemplo.

2. En el caso concreto de sincronizar el ritmo de las sugestiones con el ritmo respiratorio. aunque no de forma exclusiva. el paciente tiene defensas “más débiles”. es importante hacer coincidir el ritmo de la respiración con el ritmo de las sugestiones de forma tal que durante la inspiración y la breve pausa que le acompaña se procesen sugestiones breves. es importante comprender que la inspiración se relaciona preferentemente. por ejemplo. critica. Cuando la conexión conciencia-respiración intercostal esté bien establecida. integrándolos tanto a nivel consciente como inconsciente. con los procesos inconscientes (en ese momento. del sujeto se halla algo más despierta en la fase de espiración que en la de inspiración. 4. Adaptar las sugestiones al ritmo respiratorio. tal como se ha descrito anteriormente. observar el ritmo respiratorio particular del paciente. debe hacerse sensible a los movimientos y sensaciones que puede experimentar a nivel de costillas flotantes. la actitud vigilante. más cortas e incisivas). En este caso. observando cómo suben y se contraen durante la inspiración. nos referimos a los casos en que el sujeto no es consciente de que las sugestiones se hacen coincidir con su ritmo respiratorio). por lo que es el adecuado para sugestiones subliminales. Llevar la conciencia del paciente a la zona intercostal. en tanto que la espiración se relaciona con procesos relativamente más conscientes ( no olvidar que. y cómo se sueltan y relajan durante la espiración. con un tiempo más largo que le permite ir dirigiendo los mensajes que se les imparten.conciencia clara de lo que hace y por qué lo hace. En este sentido se debe tomar en cuenta lo siguiente: 1. sino llevar poco a poco a una respiración relajada. En una primera fase del entrenamiento hipnótico. Otro aspecto importante en la respiración consiste en no imponerle al sujeto ningún ritmo especial. 3. de todas formas. En concreto. tanto a la derecha como a la izquierda. de contenido transicional: “va usted a dormirse mientras sus ojos se cierran lentamente… porque cuanto más le vayan pesando los .

La respiración profunda abdominal. pero no se recomienda que se la utilice durante un periodo de tiempo prolongado. en consecuencia. . Es. Por otra parte. una respiración abdominal espontánea. y de hecho. que en sí misma es excelente. Nuestra experiencia indica que este procedimiento es particularmente efectivo con los casos más resistentes a la inducción hipnótica. por ejemplo. mediante sugestiones convenientemente adaptadas a la respiración intercostal. indirectamente. Y en cualquiera de los pacientes. dando lugar a nuevas tensiones. e. ya que puede ocasionar desagradables fenómenos de hiperventilación. durante diez o quince minutos que puede durar la inducción al trance. constituye un excelente medio de profundización. puede ser útil momentáneamente. puede tener un carácter forzado si no se practica adecuadamente. las partes que no van en negrita corresponden a la espiración y se pronuncian más lentamente). que es la más frecuentemente empleada en las inducciones hipnóticas. la respiración abdominal. Se aconseja que se emplee este procedimiento hipnótico en combinación con el libre proceso respiratorio por ser el más natural. muchos sujetos al dilatar el abdomen con la inspiración contraen inconscientemente la zona intercostal. Este tipo de respiración favorece especialmente la relajación hipnótica. resultando incluso peligrosos en pacientes con determinados problemas de salud. mucho mejor respetar el proceso de respiración que le sea normal al paciente llevándole con suavidad. una vez convenientemente sumidos en sueño hipnótico y adaptando al efecto el contenido de las sugestiones.parpados… tanto más puede sumergirse en un trance profundo…” (aquí se trata de explicar que.