Está en la página 1de 2

Para espinillas y puntos negros

Muchas personas sufren de espinillas y puntos negros en la piel, y harían cualquier cosa
para eliminarlos. Las espinillas se producen cuando la grasa, la piel muerta, la suciedad y
las bacterias se ven atrapadas en los folículos capilares. Todo esto se queda debajo de la
superficie de la piel.
Éste es un tratamiento localizado, sencillo y efectivo, donde utilizamos el bicarbonato para
secar las espinillas y eliminar el exceso de grasa de nuestro rostro. Es muy fácil de aplicar,
y no nos generará mucho gasto, ya que es económico y accesible para todos.
El bicarbonato de sodio actúa como un ácido o una base. De esta forma, el bicarbonato de
sodio puede ayudar a neutralizar cualquier desequilibrio del pH de la piel, lo cual es una
causa común del acné.
El bicarbonato de sodio ayuda a secar la piel y a eliminar el exceso de aceite que es la razón
de los puntos negros. Asimismo, el bicarbonato tiene leves propiedades anti-inflamatorias y
antisépticas, las cuales ayudan a reducir el tamaño de las espinillas.
Cuando el bicarbonato de sodio se mezcla con el agua, se forma una pasta fina y grumosa,
la cual ayuda a limpiar y exfoliar la piel, así como a eliminar el aceite, la suciedad y las
células muertas de la piel.
Instrucciones:
1.-Coloca aproximadamente 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio puro en un recipiente
limpio. Añade 1/2 cucharadita de agua tibia y mezcla. Si lo deseas, agrega 1/4 de
cucharadita de sal marina. (Si tienes una gran cantidad puntos negros, aumenta estas
cantidades.)
2.-Aplica la mezcla de bicarbonato de sodio en una toalla limpia y seca. Masajea las
diferentes áreas de la cara que tienen puntos negros.
3.-Enjuaga el bicarbonato de sodio con agua tibia. Limpia cualquier polvo residual del
bicarbonato con una toalla. Puedes repetir este proceso cada pocos días con el fin de
eliminar los puntos negros.
Si tienes piel sensible, ten cuidado al usar el bicarbonato de sodio. El bicarbonato también
puede secar la piel en exceso y a veces causa enrojecimiento e irritación en las pieles
sensibles.
Por eso, podría ser una buena idea probar este tratamiento con bicarbonato de sodio en un
área pequeña de tu pie antes de aplicarlo en rostro. Si experimentas cualquier efecto
secundario negativo, no sigas con el tratamiento.

Tratamiento localizado con bicarbonato de sodio
1- Mezcla dos cucharadas de bicarbonato de sodio con dos cucharas de agua para formar
una pasta homogénea.

podrías sentir un poco de ardor. Si alguna de las espinillas está abierta. luego enjuaga. Algunas personas dejan que el bicarbonato de sodio actúe en las espinillas durante toda la noche. pero esto puede resecar la piel en exceso. así que ten mucho cuidado. Humecta tu rostro después de usar este tratamiento.2.Limpia y seca tu rosto cuidadosamente y luego aplica la pasta de bicarbonato de sodio sobre cualquier espinilla. . 3.Deja que el tratamiento localizado actúe en las espinillas durante 15 minutos.