A4.

el comercio

viernes 27 de noviembre del 2015

Política
el panorama electoral del 2016
entrevista / alberto vergara Politólogo

“La novedad es que ahora tenemos que
elegir el mal menor en primera vuelta”
Señala que los principales candidatos presidenciales representan una “derecha chata y por default”. “Eso es lo que nos lleva a una elección
triste”, dice. Asegura que hay un Perú liberal, en el sentido económico y político, que se siente mejor representado por Mario Vargas Llosa.
nancy chappell

gerardo caballero

Periodista

A

lberto Vergara es
investigador posdoctoral de la Universidad de Harvard. Hoy presenta
su libro “La danza hostil. Poderes subnacionales y Estado
central en Bolivia y Perú” (IEP).
Aprovechamos su estadía en Lima para conversar con él sobre
nuestra realidad política y el
panorama electoral en ciernes.
— ¿Considera como lo más
probable que Keiko Fujimori
gane la presidencia el 2016?
Hay una frase que le atribuyen
a Mahoma: El futuro está hecho para desmentir a los profetas. Pero no hay que ser muy
sabio para darse cuenta de que
a no ser que ella cometa errores
monumentales, está enrumbada, muy probablemente, a disputar la presidencia.
— ¿Contra quién? ¿Podría ser
César Acuña?
Acuña representa lo mismo
que los otros, solo que construido a nivel subnacional. Él y su
movimiento han presidido en
el norte del país esa convivencia entre crecimiento económico y desestructuración, pulverización y desmantelamiento
de la vida política y social, con
inseguridad. Si no es cómplice
de esa situación, al menos ha
sido un convidado de piedra. Es
lamentable que con esa experiencia a nivel subnacional pretenda llegar a nivel nacional.
— ¿Es posible que su intención
de voto siga creciendo y llegue
a segunda vuelta?
No veo ninguna razón para
creer que no. Tiene algo de organización, tiene dinero y no
tiene escrúpulos.
— Alan García ha ganado dos
elecciones y en una llegó a la
segunda vuelta. ¿Cree que en
el 2016 podría tener su peor
resultado electoral?
García ha demostrado varias
veces ser un candidato formidable, pero también ha demostrado ser un gobernante
mediocre. No fue un líder: En
ninguno de sus dos gobiernos lideró las reformas que el
país necesitaba y profundizó
la inercia que recibía. No es un
estadista. Y si a eso sumas los
narcoindultos, la política del
chaveteo y callejón en la cual
está embarcado, el plagio de

planes de gobiernos, todo es un
verdadero combo de chambonadas e inmoralidades. Lo sorprendente sería que la gente lo
quiera.
— Hay hasta cinco candidatos que parecen representar
el mismo modelo. ¿Por qué no
hay ninguno de izquierda o
centroizquierda entre ellos?
La izquierda electoral ha desaparecido por sus propios errores. Ganó la Alcaldía de Lima,
apoyó a Ollanta Humala y ganó
con él la presidencia, pero luego no supo administrar esa lotería. Se farrearon el capital político que les cayó del cielo.
— ¿Qué sensación le genera
este panorama electoral?
La novedad de esta elección
es que ahora tenemos que
elegir el mal menor en la primera vuelta. Creo que es una
elección que se anuncia triste, depresiva. Abril es el mes
más cruel, dice el verso con el
que T. S. Eliot abre “The Waste
Land”. En fin, nadie va a elegir
con un cachito de esperanza.
— ¿Por qué?
Es la primera elección en la que
está claro que el crecimiento económico no bastaba para
desarrollar el país. Por primera vez nuestras élites tecnocráticas, políticas, empresariales
e intelectuales, que durante
años estuvieron embelesadas
por el crecimiento económico,
se han dado cuenta finalmente, y el país se ha dado cuenta,
de que el Perú podía ser rico y
subdesarrollado. Pablo Escobar dijo en algún momento:
“Yo no soy un hombre rico, soy
un pobre con plata”.
— Y eso es el Perú.
El Perú se ha dado cuenta de
que podía ser pobre con plata.
Lo trágico, lo triste de esta elección es que quienes deberían
revertir esta situación no conocen otro guion que el de la riqueza con subdesarrollo.
— ¿Utiliza usted la dicotomía
izquierda-derecha?
Derecha e izquierda son dos
términos que sirven poco para
explicar el Perú políticamente.
Lo único que está ordenado en
el Perú de derecha a izquierda son los 40 o 50 columnistas
que escriben en los diarios. Tú
no te haces socialista o liberal porque te matas leyendo a
Marx o a Hayek. Lo eres porque en una sucesión de elecciones votas por un partido socialista o liberal.

Congresistas del PPC
están evaluando dejar
la agrupación
Marisol Pérez Tello dijo
que su permanencia
dependerá de soluciones
que se den en el congreso
interno del 4 y 5.
Minutos antes de abordar un
avión a Sudáfrica, la legisladora Marisol Pérez Tello dijo a este
Diario que espera que en el congreso del PPC se solucionen los
líos internos que afrontan.
Esto lo dijo en referencia a las
denuncias de irregularidades
en los comicios donde eligieron
a sus delegados, lo que mantiene enfrentados a sus líderes

Lourdes Flores y Raúl Castro
(presidente del partido). Una
de estas soluciones sería la convocatoria a elecciones complementarias, indicó la legisladora. De lo contrario, señaló que
Castro “se quedará solo para
hacer las alianzas que quiera”.
¿Se apartará del PPC? “Tengo vida partidaria, no voy a tomar una decisión individual
el dato
Qué se viene

Este 4 y 5 de diciembre el PPC también decidirá si participa con candidato o en alianza en el 2016.

lapidario. “Twitter es el sueño del político analfabeto”, afirma Alberto Vergara. Habla de políticos “ligeros, cortoplacistas y mercenarios”.

No es un problema
que existan políticos
ligeros, cortoplacistas,
mercenarios: el
problema es que solo
existan esos políticos”.

Ser de derecha e
inteligente es estar
condenado a la total
orfandad política”.
— ¿Diría que la dicotomía liberal-socialista es útil para entender el Perú?

No sirve ni entre nuestros políticos que están dispuestos a traicionar cualquier idea en cualquier momento, ni con nuestro
elector pragmático y desideologizado. Lo que no quita que
hay un panorama a la derecha
en términos de lo que serán las
políticas que ponga en práctica
el siguiente gobernante. Prima
una derecha chata y por default.
—¿A qué se refiere exactamente?
Hay un grupo de gente, entre
los que tal vez me incluyo, que

[...]. Si me voy del partido
es porque nos vamos todos,
empezando por el fundador
Luis Bedoya, las decisiones
que tome él son las que seguiremos”, aseveró al precisar que ese fue el acuerdo
con sus colegas Javier Bedoya y Juan Carlos Eguren.
Subrayó que el congreso
tendrá que ser dirigido por
Bedoya Reyes: “[porque] vamos a desconocer la autoridad del señor Castro”.
En otro momento negó
que la denuncia de Flores Nano por padrones adulterados
tenga tinte racial, como dejó
entrever Castro, a quien acusó de utilizar “la corrupción”
para mantenerse en el poder.
Más temprano Javier Bedoya dijo sentir “pena y vergüenza” por el lío partidario.
Subrayó que está evaluando
su permanencia en el PPC
desde hace varias semanas.

no quiere deshacerse del modelo [económico] en su conjunto,
pero sí nos parece, hace tiempo,
que tiene que haber un ímpetu
por una preocupación por el Estado, por las instituciones, por
los derechos humanos que ha
debido acompañar este proceso
de crecimiento económico.
—¿Y no hay quien represente a
este grupo de gente?
No existe: hoy los cuatro candidatos que lideran las encuestas
apoyaron a Keiko en la segunda vuelta del 2011 [incluida
ella misma], pero este país prefirió a su rival. Es curioso: los
cuatro perdedores del 2011 se
están disputando la presidencia. Y perdieron por elegir, en
la oposición democracia-autoritarismo de ese momento, al
candidato que representó al autoritarismo, que representa la
masacre institucional del país.
Hay un Perú liberal, tanto en el
sentido económico como político, sin representación, al que,
a falta de políticos, representa
mejor Vargas Llosa.
— Dice usted que estos candidatos prefirieron la defensa
del modelo económico antes
que evitar la reivindicación de
la masacre institucional.
Eso es lo que nos lleva a una
elección triste. El secuestro

mental que ha ejercido la economía para sectores de derecha hizo que a quienes decíamos que crecer no bastaba nos
llamaran caviares, aguafiestas,
que queríamos volver a los 80.
Creían que el desarrollo era el
número de televisores plasma
vendidos en la Navidad. Esa es
nuestra derecha, lamentablemente: Ser de derecha e inteligente es estar condenado a la
total orfandad política.
sobre la izquierda

En la izquierda “se
farrearon el capital
político que les llovió del
cielo”, con los triunfos de
Villarán y Humala.
— ¿Cree que la ola de inseguridad que nos afecta podría llevarnos a un ciclo autoritario?

Para construir el régimen semiautoritario, lo fundamental
sería que tuvieras éxito combatiendo el crimen. En la medida
en que nadie sabe cómo resolver ese problema parece difícil
que vayas a conseguir el apoyo
sostenido. Es un tema que se
presta para el populismo barato. Pero todos sabemos que eso
no sirve de nada. No hay ninguna banda de criminales asustada por los banners de Ántero
Flores-Aráoz.

otra vez andrés

— ¿Suele suceder en otros países que los partidos lleven como símbolo la inicial del líder?

El sistema político peruano, en
su descalabro, se parece básicamente a Guatemala. No es un
problema que existan políticos
ligeros, cortoplacistas, mercenarios: el problema es que solo
existan esos políticos
— ¿A qué se refiere exactamente cuando dice “políticos
mercenarios”?
Que pueden hacer lo que sea
con tal de acomodarse a las tendencias. No son políticos que
lideran, sino políticos que siguen tendencias, faltos de total
iniciativa, que pueden saltar de
una propuesta a otra, pueden
retractarse en cuestión de horas. No hay lealtad ni a principios ni a seguidores. Es la política calata: desprovista de toda
idea u organización.
— ¿Ha visto la facilidad con la
que los políticos intercambian
insultos en Twitter?
Twitter es una bendición para
el tipo de político que prevalece
en el Perú; es el sueño del político analfabeto. Ya tienes una
sociedad política compuesta de políticos muy chiquititos
que han encontrado un espacio
acorde en que se dan mensajes
muy chiquititos.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful