Está en la página 1de 24

FUNDAMENTOS

DEL ABANDONO DE TERAPIA

ANTIRRETROVIRAL

‘…lo importante es nunca dejar de cuestionar las cosas…’

(Albert Einstein)
VIH-SIDA

Según la Versión Oficial

La versión oficial del SIDA nació en EEUU:

‘En Junio de 1981 el Centro para el Control de Enfermedades de Atlanta en EEUU (CDC,
Centers for Disease Control), publica el primer reportaje sobre un tipo raro de neumonía;
'Pneumocistis Carinii' en cinco jóvenes, todos homosexuales activos residentes en Los
Angeles. No se frecuentaban entre ellos, no tenían amigos comunes y no tenían
conocimiento de enfermedades similares entre sus compañeros sexuales. Dos de ellos
informaron haber mantenido relaciones homosexuales con diversas personas.

El cuadro inicialmente fue interpretado de la siguiente forma:

1) Todos presentan infecciones oportunistas, por lo tanto, debía existir un trastorno de la


inmunidad.

2) Un agente infeccioso sexualmente transmisible, debía ser el responsable de esta nueva


enfermedad.

La creencia inicial de limitar esta enfermedad sólo a homosexuales llevó a algunos autores a
denominarla "Síndrome de Inmunodeficiencia relacionada con los homosexuales" o "Peste
Rosa". En agosto del mismo año, 111 casos similares fueron reportados al CDC, lo que
llevó a organizar un registro nacional de casos. Luego, nuevos casos de SIDA fueron
descritos en drogadictos haitianos, hemofílicos, pacientes transfundidos, hijos de madres en
riesgo, parejas heterosexuales y trabajadores de la salud, lo que hizo a la comunidad médica
y a la sociedad, tomar conciencia de la existencia de una nueva epidemia sin precedentes en
la historia de la medicina’.

En 1983, dos años después de definida esta ‘nueva enfermedad’ se ‘descubrió’ cuál era la
causa: un nuevo virus llamado VIH (un retrovirus).
Los responsables de este sensacional descubrimiento fueron; el norteamericano Robert
Gallo, que trabajaba en los National Institutes of Health (NIH, uno de los dos principales
organismos públicos de salud de EE.UU.), y el francés Luc Montagnier, del Instituto
Pasteur de París. Aunque en un principio hubo polémica entre ambos por la paternidad de
la hipótesis VIH = SIDA, al poco tiempo se pusieron de acuerdo. Hasta el día de hoy,
ambos son considerados las máximas eminencias en el tema, y han ganado reconocimiento,
galardones, fama y sin duda mucho dinero.

Todos sabemos que SIDA significa Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida, mientras
que VIH quiere decir Virus de Inmunodeficiencia Humana. Según la versión oficial, el VIH
es la causa del SIDA.

Una persona que supuestamente tiene el VIH en la sangre y todavía no tiene ningún
síntoma, es un "portador sano", "portador asintomático", o "portador pasivo".

El VIH debilita nuestro sistema inmunológico, por lo que esa persona tarde o temprano va
a tener síntomas, y pasará a ser un "portador enfermo", "portador sintomático", o
"portador activo". En otras palabras, enfermo de SIDA.
Tanto en Colombia como en el mundo, hay más portadores sin SIDA que portadores con
SIDA. Pese a esto, la información oficial relaciona VIH-SIDA con CAUSA-EFECTO.

Según un documento oficial de la OMS del año 2004, "El SIDA (Síndrome de Inmuno
Deficiencia Adquirida) es una enfermedad causada por un virus llamado VIH (Virus de
Inmunodeficiencia Humana) y que ocasiona la destrucción del sistema inmunitario de la
persona que la padece. El SIDA fue descubierto a finales de la década de los 70 y su
descubrimiento fue publicado científicamente por primera vez el 5 de julio de 1981 en
Mortality Weekly Report, una revista periódica de medicina. Esta fecha ha sido la más
acogida por la comunidad científica, aunque claramente disputada por varios
investigadores".

Cabe señalar que Luc Montagnier, co-descubridor del VIH, plateó en 1990 su hipótesis
de los co-factores. ‘Puesto que el VIH no puede por sí solo matar célula alguna, hace falta que haya
otro factor que actúe al mismo tiempo sobre la misma célula”
Montagnier, pasó a recomendar que se ingiriese los supuestos antirretrovirales venenosos
sólo durante unos pocos meses, y a poner el acento en tomar antioxidantes y en llevar una
vida sana. Ha dicho en la revista DSalud (febrero 2008): ‘El VIH sólo es un problema grave si el
sistema inmune está deprimido’.

Según la Versión Disidente


Aunque dentro de los disidentes existen diversas posturas, hay bastante concordancia en
cuanto a negar, desmentir o al menos poner en duda prácticamente todos los principios
básicos de la versión oficial.

Según los disidentes:

1.- El SIDA no es una enfermedad propiamente tal, es sólo un concepto artificioso que
engloba una treintena de enfermedades preexistentes. De hecho, la lista de enfermedades
incluidas ha ido creciendo sistemáticamente durante estos 20 años, aumentando así la
cantidad de personas etiquetadas como enfermos de SIDA.

2.- Nadie ha demostrado jamás que el VIH sea la causa del SIDA, ni que el virus se
transmite por la vía sexual. Es más, ni siquiera se ha demostrado que el VIH existe.

3.- Las posibles causas por las que un sistema inmunológico puede deteriorarse hasta el
extremo de provocar la muerte son múltiples: desnutrición, malas condiciones sanitarias,
uso y abuso de drogas, entornos sociales agresivos, y especialmente, el shock emocional
que provoca enterarse de que se es Positivo (+) resulta ser una condena de muerte. Lo
anterior sin tomar en cuenta los efectos tóxicos de los antiretrovirales que se les recetan a
los portadores sanos y enfermos.

4.- Los tests que supuestamente detectan la presencia del VIH en la sangre, no tienen
ninguna validez científica, puesto que en realidad simplemente detectan una presencia
anormal de ciertos anticuerpos.
VIRUS Y RETROVIRUS

Virus
Un virus es una partícula microscópica capaz de reproducirse dentro de una célula.
La partícula vírica realmente no es más que unas pocas proteínas rodeando un segmento de
ADN o de ARN.

La partícula viral simplemente tiene las instrucciones para construir más virus, pero carece
completamente de la maquinaria para poder replicarse, es por ello que necesita del
mecanismo celular para poder hacerlo.

Retrovirus
Los retrovirus son una familia especial de virus. Son partículas increíblemente diminutas,
casi esféricas que tienen un diámetro de cien nanómetros, es decir una diezmilésima parte
de un milímetro.
Los retrovirus tienen una cubierta exterior donde sobresalen protuberancias parecidas a
botones y un núcleo interior que consiste en algunas proteínas y ARN.
Los retrovirus no usan directamente su material genético de ARN para multiplicarse.

Según los retrovirólogos, lo que los hace diferentes de casi todos los otros virus, es que los
retrovirus primero hacen un ADN-copia de su ARN. Este ADN retroviral, se traslada al
núcleo de la célula y se convierte en parte del ADN celular. Este trozo de ADN-copia
integrado en el ADN-celular, es llamado un provirus, y ahí permanece, hibernando, quizá
durante años, hasta que algo active la célula.

El ADN retroviral se vuelve a recopiar en ARN, y es éste ARN (no el ARN original) el que
da las instrucciones para que se produzcan las proteínas necesarias para hacer nuevas
partículas virales.
Una de las proteínas que está dentro del retrovirus es una enzima que cataliza este proceso,
denominada ‘transcriptasa inversa’.

Los Retrovirus no tienen mecanismos para ‘matar células’ y muchas personas sanas
conviven en armonía con un número incalculable de retrovirus inocuos dentro de ellas.
Muy pocas enfermedades, si es que las hay, han demostrado ser causadas por retrovirus en
humanos.

Las partículas virales pueden brotar ordenadamente a través de la membrana celular, sin
causar daño. Pero eso no es lo que ocurre con el VIH.
Aunque se afirma que es un retrovirus, se asegura que el VIH destruye las células que
infecta.
EXISTENCIA DE UN VIRUS

Aislar es el método científico para purificar algo. Los científicos deben desarrollar métodos
para separar el objeto que desea estudiar de todos los demás objetos. Es la única forma de
saber si lo que se está estudiando, en este caso, es un virus o no.

El procedimiento para probar que se ha aislado un nuevo virus, y por ende poder afirmar
que se ha descubierto un virus nuevo, es el siguiente:

1.- Cultivar las células y localizar la partícula que se considera que es el virus.
Presentar 4 fotografías; a) del virus infectando células; b) de uno o varios ejemplares del
virus pero sin absolutamente nada más en la fotografía; c) de las diferentes proteínas que
forman la envoltura del virus, separadas según su tamaño por medio de una técnica que se
llama electroforesis en gel; d) del ácido nucleico del virus.

2.-Idear un método para obtener dicha partícula como un todo y poder así, separar sus
partes y analizar detalladamente cómo la componen.
Caracterizar exactamente cada proteína, es decir, fijar qué aminoácidos la componen y en
qué orden están colocados. Y lo mismo con el ácido nucleico, secuenciando sus letras
genéticas.

3.-Efectuar los experimentos de control.


Supongamos que de unas células infectadas hemos conseguido las cuatro fotografías
mencionadas. Hay que trabajar en paralelo con el mismo tipo de células pero no infectadas,
y al efectuar dichas cuatro fotos no debe aparecer nada que coincida con lo contenido en
las fotos del virus.
Hay que repetir cuidadosamente varias veces estos controles, a fin de evitar que haya
habido lo que se llama ‘contaminación’, y poder finalmente afirmar con toda seguridad que
las proteínas y el genoma hallados son realmente del nuevo virus.

4.-Publicar en revistas científicas adecuadas, a medida que se va avanzando en el


aislamiento y caracterización del nuevo virus, artículos que expliquen los resultados que se
van obteniendo, así como las condiciones exactas en que se está trabajando. De esta forma
otros investigadores pueden reproducir los experimentos y comprobar que se llega a los
mismos resultados.

5.- Finalmente, hay que probar que esta nueva partícula encontrada puede hacer copias
conformes de sí misma, es decir, que puede replicarse y multiplicarse.

*Se debe probar que la partícula que se ha llamado virus, realmente puede hacer
copias de sí misma.
Si no hay replicación, simplemente no hay virus.*

En cuanto al VIH, no se ha cumplido con absolutamente ninguna de estas


exigencias.
El VIH jamás ha sido aislado.
LOS TEST

Test de Elisa
El Test de Elisa detecta ciertos anticuerpos presentes en la sangre humana al estar en
contacto con el virus VIH ó con lo que supuestamente es el VIH.
Cabe señalar que los anticuerpos que produce el sistema inmunológico ante lo que se ha
dicho es el VIH, pueden ser producidos por más de 70 razones diferentes, lo anterior es
conocido por los inmunólogos como ‘reacciones cruzadas’.

En el caso de otras enfermedades infecciosas como la Hepatitis B, existen test ‘específicos’


que comprueban que si la persona tiene el anticuerpo en su sangre tiene el virus.
La ‘especificidad’ del test de Hepatitis B ha sido posible gracias al aislamiento del virus de la
Hepatitis B, por lo tanto, se ha podido infectar artificialmente células sanas y ver que
sucede, pues se tiene el virus en estado puro.

En el caso del VIH esto no ha sucedido, nunca se ha podido infectar artificialmente una
célula sana y ver que sucede, pues el virus nunca se ha aislado.
De hecho, no sólo se ha encontrado VIH o esta estructura, en personas con SIDA, sino
también en personas sin SIDA.
Lo sorprendente es que lo anterior es inverso, es decir, también se han efectuado estudios
en donde personas VIH (-) negativas, desarrollan el SIDA.

Además existen innumerables casos en que personas que han dado positivo (+), repiten el
test varias veces con cierto espacio de tiempo entre ellos y los resultados varían.
Si se toma en cuenta estos estudios y además las reacciones cruzadas, la respuesta a todo
esto es muy simple;

el Test de Elisa no es un test específico que pruebe la presencia del VIH.

De hecho los Laboratorios que fabrican estos Test de Elisa, advierten en sus folletos de
información lo siguiente:
Sensitivity and Specificity
At present there is no recognized standard for establishing the presence or absence of antibodies to HIV-1
and HIV-2 in human blood

Sensibilidad y Especificidad
En la actualidad no existe patrón reconocido para establecer la presencia o ausencia de anticuerpos contra el
VIH-1 y el VIH-2 en la sangre humana

Es decir,

Estos análisis NO detectan la presencia de ningún virus, ni de anticuerpos


específicos o relacionados con un virus del VIH.

Test Western Blot


Este test es usado para confirmar un Test de Elisa (+) positivo.
El Western Blot consiste en una bandeja sobre la cual han sido fijadas las diferentes
proteínas del virus, dicha bandeja se pone en contacto con el suero del paciente.
Si el suero contiene anticuerpos contra el virus, las proteínas aparecen en forma de bandas
negras.
El Test es positivo (+), cuando la bandeja presenta varias bandas negras.

El asunto aquí es que el ‘Criterio Valorativo’ para determinar si un Test Western Blot es
positivo (+) varía según el país, e incluso en las distintas instituciones de un mismo país.

Por ejemplo, el criterio que se usa en Francia no es igual al que usa en EEUU, el criterio
que se usa en Australia no es igual al que se usa en África, es decir, que una persona que es
positiva (+) en África, no lo es en Australia ni en Francia.
Resulta interesante preguntarse porqué estas diferencias de criterio, pues, si se está
infectado por el VIH, lo estás en Francia, EEUU, Australia, África ó Colombia.

En 1991 se envió 101 ‘muestras negativas’ a 3 laboratorios distintos de prestigiosa


reputación en EEUU.
El resultado fue variado, algunos dieron positivo y otros negativos, incluso el mismo suero
de un paciente negativo dio positivo en un laboratorio y negativo en otro. El tema en
cuestión es que ‘todos los sueros eran negativos’.

Es aquí donde se hace vital el concepto de ‘especificidad’ de un test.

La Especificidad de un test, asegura que el resultado sea ‘positivo’ sólo cuando el virus
está presente en la sangre.
Si el virus no está en la sangre y a pesar de ello hay un resultado positivo, el test no es
específico.

Carga Viral
Procedimiento de medición de material genético de un organismo mediante la técnica PCR
(Polymerase Chain Reaction-Reacción en Cadena de Polimerasa) inventada por el
Bioquímico Kari Mullis, que fue galardonado con el Premio Nobel de Química en 1993 por
este descubrimiento.

Este Test mide el número de moléculas de ARN presentes en la sangre.

Aplicar la PCR en los casos de VIH (+) implica aceptar que el ARN que se mide es de un
Retrovirus llamado VIH, retrovirus que nunca ha sido aislado ni purificado, por ende jamás
descompuesto en proteínas, sus aminoácidos y material genético.

Si sumamos a esto el hecho que la existencia de ARN en las células es natural, podemos
deducir que este Test es ‘sólo la detección de genoma durmiente de ADN, o fracciones de
genomas virales, dejados atrás por infecciones que ocurrieron hace años’.

Resulta interesante entonces leer estudios y conclusiones de científicos y médicos como


Juliane Sacher, médico especialista en sistema inmunitario SIDA y Cáncer (Alemania), que
envió su propia sangre VIH negativa (-) para ser medida con la técnica PCR.

Los resultados muestran que un VIH negativo (-) presenta una Carga Viral muy similar a la
de un VIH positivo (+), sin embargo no se ha profundizado sobre el tema en la versión
oficial del SIDA.

Se ha comprobado además que existen más de 100 millones de ADN distintos en una
persona enferma de SIDA.
Si tomamos en cuenta este tipo de experimentos y lo aquí planteado, podremos entender
las palabras textuales de Kari Mullis, inventor de la PCR:

‘…esta técnica no sirve en ningún caso para contar virus…’


Después de todo esto, también resulta cuestionable el hecho de que ‘sólo los VIH (+)
pueden realizarse el examen de Carga Viral’

No es necesario ser médico ni científico para percatarse de lo siguiente:

‘si realmente se tuviera la certeza de que este tipo de exámenes son específicos para
el VIH, cualquier persona podría solicitar una Carga Viral, pues sólo los VIH (+)
deberían tener carga viral…pero no es así’.

Linfocitos T - CD4
Los CD4 son células específicas que nos defienden de las infecciones.
Para medir como están nuestras defensas se realiza este recuento de CD4 por milímetro
cúbico de sangre.

Pero partiendo desde la definición de los Retrovirus y como actúan en nuestro organismo,
no vale la pena ni siquiera analizar este examen, que sin duda mide algo, la cantidad de CD4
en nuestra sangre, no la relación de un supuesto virus con los CD4.

El tema es que los humanos convivimos desde siempre con los Retrovirus, de hecho los
Retrovirus ‘no matan células’, y es por esta razón que se está estudiando la relación de los
Retrovirus con el Cáncer, precisamente porque no matan las células.

Por lo tanto, resulta poco probable que un Retrovirus tenga algo que ver con la
disminución de CD4 en la sangre.

Se ha comprobado además, que personas con recuento de CD4 bajos gozan de buena
salud, y personas con recuento de CD4 altos o normales se enferman con frecuencia.

El hecho de que un recuento de CD4 haya aumentado, no indica necesariamente que la


salud mejore, existen numerosos estudios de ello.

Existe un alto porcentaje de personas VIH (+) tratadas con antiretrovirales


que, a pesar de elevar sus CD4, igualmente enferman y hasta mueren.
TRATAMIENTO ANTIRRETROVIRAL
Los medicamentos que se administran para tratar el VIH-SIDA son una mezcla de
quimioterapia (cáncer) + Inhibidores de Proteasa, ambos altamente tóxicos.
Los efectos de la quimioterapia son devastadores pues es un cóctel de inmunosupresores.
Sobre los Inhibidores de Proteasa no existen investigaciones contundentes que estudien sus
efectos a largo plazo.
En los casos de cáncer, la quimioterapia es administrada por periodos de tiempo
relativamente cortos y luego se controla al paciente.

Sólo a los VIH (+) se les indica que deben medicarse diariamente y de por vida.

El fundamento para administrar estos fármacos es aceptar que el VIH existe y que este
virus es la causa del SIDA, virus que no ha sido aislado jamás y menos haber sido
comprobada su capacidad de replicación dentro de una célula sana.
Tampoco existen investigaciones ‘científicas’ sobre la relación del VIH con el SIDA, no
existe ninguna publicación ni estudio documentado que demuestre esta supuesta relación.

Lo que los defensores e inventores del VIH han encontrado al intentar aislar el virus VIH
es sólo material genético separado y otras cosas, pero nunca han logrado tener en un
microscopio el ‘VIH puro’.

Los antirretrovirales actúan a nivel genético en la célula, haciendo fracasar el trabajo de


replicación del Virus llamado VIH.

Si pensamos en que todas las células de nuestro cuerpo contienen material genético, y con
ello el mecanismo de replicación que necesita el VIH para multiplicarse, podríamos deducir
que los antirretrovirales agreden a la célula, y no sólo a los CD4 sino a todas las células.

Obviamente, los pacientes VIH (+) tratados con antirretrovirales están destinados a
enfermar y morir en plazos variables de tiempo dependiendo de su nutrición, ánimo,
consumo de drogas, factores estresantes, etc.

Resulta interesante entonces informarse sobre algunas ideas planteadas en la XVII


Conferencia Internacional sobre SIDA (2008), por ejemplo; la administración de
antiretrovirales como medio de prevención de la infección por VIH.

“A pesar de que se ha incrementado enormemente el número de opciones para el tratamiento de VIH en


todo el mundo, aún no nos hemos librado de la epidemia. Necesitamos utilizar todas las opciones de
prevención que tengamos al alcance y, de una vez y para siempre, unir el tratamiento con la prevención.
Esto es esencial para obtener el máximo beneficio de la comunidad de cuidado del VIH, porque es muy
probable que los medicamentos antirretrovirales jueguen un papel importante en la prevención del virus”

Dr. Myron Cohen


XVII Conferencia Internacional sobre SIDA
México, 2008

Aún si se hubiese demostrado la existencia del VIH, resulta en extremo


irresponsable administrar estas drogas de por vida, pero como no está demostrada
su existencia ni su relación con el SIDA, resulta
DOBLEMETE IRRESPONSABLE.
POSIBLES CAUSAS DE UNA DEPRESIÓN INMUNE

Existen innumerables motivos por los cuales un sistema inmune puede resultar disminuido,
en eso hay consenso entre los científicos.

La razones van desde, consumo o contacto con substancias tóxicas y mal nutrición hasta
vivir en un constante estado de stress y depresión.

Si analizamos la evolución de la humanidad en un sistema económico que no estimula la


vida natural sino todo lo contrario, no es extraño pensar que tarde o temprano el estilo de
vida de los humanos desembocaría en algún Síndrome.

Tenemos el ejemplo del reino animal. Los animales viven en su medio natural, su
alimentación es mayoritariamente orgánica, su ritmo de vida es tranquilo. Ellos no sufren
de estos Síndromes ni de enfermedades crónicas, sólo cuando los usamos de mascotas,
pues los sacamos de su medio natural.

En cambio los humanos hacemos todo lo contrario, no vivimos en un medio natural,


nuestra alimentación es transgénica y desinfectada con pesticidas tóxicos, respiramos aire
contaminado, bebemos agua alterada con químicos, nuestro ritmo de vida es estresante,
vivimos con una desesperanza crónica y no se nos enseña a creer en nosotros mismos ni en
nuestras capacidades.

Si a esto agregamos las Guerras y todo lo que ellas producen emocionalmente, más sus
efectos tóxicos en la atmósfera, no es tan difícil entender lo que está sucediendo en nuestro
planeta.

El SIDA es efectivamente un Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, que cada vez


reúne más enfermedades preexistentes, pero no es en ningún caso adquirido a través de un
Virus. Simplemente es adquirido a lo largo de nuestra vida artificial, llena de elementos
tóxicos (no sólo químicos sino también ideas y artefactos como la TV) que nos hacen vivir
preocupados, tristes, sin esperanza, sin derechos, sin opciones, sin saber quienes somos y
desconectados de lo esencial que es la vida.

Creo ciertamente que el SIDA o como elijan llamarlo, es efecto directo de la inconciencia
que hemos tenido en tratarnos a nosotros mismos y a nuestro planeta.

Hemos olvidado ser felices, disfrutar la vida, elegir nuestro alimento…vivimos pensando en
lo felices que fuimos en el pasado o lo felices que seremos en el futuro, olvidando que es en
el presente en donde nos encontramos.

Simplemente cada vez pensamos menos, y asumimos como verdad o única opción lo que
está en frente sin cuestionar nada.

En resumen, nos hemos desconectado de la Naturaleza y de nosotros mismos. Nos hemos


vuelto ciegos ante cosas maravillosas como el cuerpo humano, una planta, el Sol o un
bebé.

Nos hemos complicado la vida en vez de simplificarla, y si nos detenemos a pensar sólo un
momento…la solución es tan simple como decidir vivir.
Es por esto que las Terapias Alternativas están teniendo tanto éxito en el mundo entero,
precisamente por que no son agresivas con nuestro cuerpo ni con el medio, pues están
basadas en la vida y en técnicas milenarias que solamente responden al conocimiento del
Universo y el nexo con la Naturaleza.

Quiero agregar, que existen miles de hombres y mujeres VIH (+) en el mundo entero que
han abandonado las terapias antirretrovirales ó que nunca las han tomado y siguen vivas,
traspasando las estimaciones de vida informada por los médicos.

Sé que hay muchos que por dejar las terapias han muerto…y como no, si han vivido
basados en el miedo a morir.

Cabe señalar que hay un aspecto que no he comentado, y es la Inmensa Industria de la


Salud Mundial que está detrás de todo esto, que por lo demás, es la más rentable del planeta
junto con las Guerras.
Este tema es largo de analizar, pero creo que sólo basta pensar unos minutos y la verdad
aparece ineludiblemente, tan sólo debemos desear verla.

Ahora tengo suficientes argumentos para no vivir basada en el miedo a morir,


sino vivir con la alegría de estar viva.

Es por todo esto, que me he inclinado por la hipótesis de los ‘Disidentes del SIDA’, me
parece que sus planteamientos son mucho más lógicos e inteligentes, pero sobretodo
consecuentes y nobles.

Espero que esta investigación casera que he confeccionado, les sirva para cuestionarse
algunas cosas e investigar.

Yo no soy médico, científica ni bioquímica y he podido hacerlo.

Para mí está más que claro, que aún no se ha discutido lo suficiente sobre
SIDA.

Conclusión Final

Todo lo que está basado en la Muerte…produce Muerte

Todo lo que está basado en la Vida…produce Vida.


Me despido de Ud. Dr. y de todo su equipo de trabajo, sellando este trabajo y decisión, con
algunas frases de Mahatma Gandhi…

‘..Un error no se convierte en verdad por el hecho de que todo el mundo crea en él..

‘.. Aunque formes parte de una minoría de uno, la verdad sigue siendo la verdad…’

‘..La diferencia entre lo que podemos hacer y lo que hacemos, supondría un cambio
en el mundo..’

‘…Sé el cambio que quieras ver en el mundo…’

Investigación realizada por


Tara Weshka
VIH (+) desde el 2000.
taraweshka@hotmail.com

Bogotá-Colombia, Junio 2009


DATOS ANEXOS Y FUENTES DE INFORMACION

Disidentes en el Mundo
Thabo Mbeki- Presidente de Sudáfrica, el país con mayor cantidad de enfermos de
SIDA en el mundo. Mbeki comparte la opinión de que la verdadera amenaza contra la
salud del pueblo africano no es un virus, sino la desnutrición y las malas condiciones
sanitarias.

Luc Montagnier- Co-descubridor del VIH, Premio Nobel de Medicina 2008, admite
que el VIH existe, pero que el Sida es absolutamente tratable.

Kary Mullis, Bioquímico descubridor de la PCR, Premio Nobel de Química, 1993.

Eleni Papadopulos-Eleopulos- Física nuclear, Departamento de Física, médico del


Royal Perth Hospital, Australia.

Stefan Lanka- Eminencia científica, por ser Virólogo pionero en descubrir un virus
marino. Biólogo, Biólogo Molecular y además, Doctor en Ciencias de la Naturaleza.

Peter Duesberg- Virólogo, Dr. en Química, Profesor de Biología molecular y celular,


Miembro de la Academia Nacional de Ciencias Norteamericana, nominado varias veces
al Premio Nobel. Aisló el primer gen del cáncer a través de su trabajo sobre retrovirus
en 1970. Demostró además, que el virus de la gripe-influenza tiene un genoma
segmentado.

Roberto Giraldo, Médico colombiano especialista en enfermedades infecciosas, trabaja


en el Laboratorio de Biología Molecular e Inmunología del Medical Cornell Hospital
de New York. Hace más de 25 años está dedicado al estudio de las inmunodeficiencias.
En 1997 escribió el libro: ‘El SIDA y los agentes estresantes inmunológicos: El SIDA
no es una enfermedad infecciosa ni se transmite sexualmente’. "Este es un síndrome tóxico-
nutricional causado por el alarmante incremento mundial de agentes estresantes para el sistema
inmunológico"

Serge Lang- Célebre matemático franco-norteamericano. En 1998 la editorial Springer-


Verlag publicó un texto titulado ‘Challenges’, donde expone, entre otros el caso sobre las
hipótesis alternativas y otro capítulo concretamente sobre el comportamiento de
Dr.Gallo.

Harvey Bialy- Biólogo Molecular, director de la `Virtual Library of Biotechnology for


the America´ y editor científico de Nature Biotechnology. Fue consejero del Centro para la
Biotecnología e Ingeniería Genética en La Habana, Cuba.

Gary Null- Experto en Nutrición y Salud, autor del libro ‘Gary Null’s Perfect Health
System’

Gonzalo Larraín- Médico chileno, titulado en la Pontificia Universidad Católica y gran


conocedor de diversas formas de medicina natural. Según Larraín, una vida saludable,
una buena alimentación y un espíritu optimista son la mejor medicina existente.
Christine Maggiore - Empresaria VIH (+) que abandonó la terapia antirretroviral y
tuvo un hijo que amamantó. Escribió un libro junto al Premio Nobel de Química e
inventor de la PCR Kari Mullis, ‘What if everything you thought you knew about AIDS
was wrong? - ¿Qué pasaría si todo lo que crees saber sobre el SIDA fuera falso?.
Maggiore se transformó en una vocera pública de los Disidentes del Sida, y dedicó su
vida a demostrar que la versión oficial del Sida, es falsa.

Mark Pierpoint- Ex Coordinador del Programa de Prevención del VIH/SIDA del


Estado de Florida, EEUU. Cargo al cual renunció diciendo "Después de una cuidadosa
evaluación, considero que no puedo continuar promoviendo la Educación sobre el VIH/SIDA ni la
aplicación de los tests de VIH (...) Si lo hiciese, estaría violando mi propia conciencia puesto que estas
instrucciones reconocen y promueven una única opinión científica respecto de la causa del SIDA.

(...)Esta ciencia dominante es promocionada e incluso manipulada por los gigantes farmacéuticos que
tienen un motivo obvio de beneficio. (...) el Servicio de Salud Pública ha hecho todo lo posible para
silenciar opiniones científicas contrarias y en consecuencia ha negado a la población su fundamental
derecho a un consentimiento informado.

Por la presente retiro mi participación de lo que un día puede ser visto como la mayor violación del
principio de consentimiento informado en la historia de la Salud Pública"

Walter Gilbert- Físico, Bioquímico y profesor universitario. Premio Nobel de Química


de 1980, recibido por su contribución a la determinación de las secuencias de base de
los ácidos nucleicos. ‘Duesberg, está absolutamente en lo cierto al decir que el SIDA no está
provocado por el virus del SIDA. No hay modelo animal para el SIDA, y sin modelo animal, uno no
puede establecer los postulados de Koch, que prueban el papel de algo que se sospecha es patógeno.
La comunidad en su conjunto no escucha pacientemente a los críticos que adoptan puntos de vista
alternativos. Aunque la gran lección de la historia es que el conocimiento se desarrolla a través del
conflicto entre puntos de vista".

Antonio Trillo- Doctor que escribió el libro ‘Descodificando el Sida como Sistema Inteligente
de Aniquilación’. Afirma ‘creo que la industria farmacéutica produce muchos más enfermos que los
que cura(…) Creo que la mayoría de los gobiernos del mundo conocen estos hechos y no hacen nada
para evitarlos porque son subordinados directos de estas grandes multinacionales del horror.

Manuel Garrido- Doctor VIH (+) que ha vivido el tema sida desde dos ángulos
complementarios, ‘médico y VIH+’, lo que le ha llevado al convencimiento de que la
inmunodeficiencia adquirida obedece a diversas causas que nada tienen que ver con el
VIH, y de que se trata de un problema solucionable desde el punto de vista médico.

La organización Rethinking AIDS, fundada en 1991, mantiene una lista de 2639 personas, a
fecha 07-01-2009, que han firmado la petición de la organización, para reevaluar la validez de
la hipótesis ortodoxa de que el VIH es la causa del SIDA. En la lista hay médicos,
farmacéuticos, virólogos, bioquímicos, estadísticos, matemáticos, periodistas, psicólogos y
antropólogos, entre otras profesiones, así como estudiantes.
Fuentes de Información:
Reportaje sobre reveladoras afirmaciones
del co-descubridor del VIH
Dr. Luc Montagnier
(Revista DSalud Nº 102, Febrero 2008)

LUC MONTAGNIER ADMITE QUE EL VIH SÓLO ES UN PROBLEMA


GRAVE SI EL SISTEMA INMUNE ESTÁ DEPRIMIDO

El investigador francés Luc Montagnier, codescubridor del VIH -presunto causante


del Sida-, reconoce ahora que la infección por el virus sólo es un problema grave
si el sistema inmune está deprimido. Y admite que a la hora de tratar el Sida es de
enorme importancia la higiene, una nutrición adecuada, el estado psicoemocional
y, sobre todo, combatir el estrés oxidativo y elevar las defensas del organismo.
Siendo especialmente importante la ingesta de antioxidantes porque neutralizar
el exceso de radicales libres en la etapa más temprana de la infección puede
hacer que el daño potencial sea menor e, incluso, que la progresión de la
enfermedad sea más lenta o hasta se detenga. De ahí que en diciembre pasado
visitara en Madrid el laboratorio español Catalysis a fin de informarse mejor de
los resultados obtenidos con sus productos antioxidantes -sobre todo el Viusid- y
en qué consiste el método de activación molecular que les permite aumentar
considerablemente su potencia.

Luc Montagnier -Profesor emérito del Instituto Pasteur, Premio Príncipe de Asturias de
Investigación Científica y Técnica 2000 -como codescubridor del presunto virus causante del
Sida, el VIH-, presidente de la Fundación Mundial para la Investigación y Prevención del Sida
-creada con el apoyo de la UNESCO cuando su director era Federico Mayor Zaragoza- y
uno de los científicos mejor considerados a nivel mundial ha realizado en los últimos meses
dos importantes visitas a nuestro país: una a Granada -de carácter público y docente- y otra
-de carácter privado- a la sede central en Madrid de los Laboratorios Catalysis.
A Granada acudió para apoyar la candidatura como Rector de la Universidad que
encabezaba su amigo y colega el catedrático en Histología Antonio Campos que se tradujo
en un encuentro con estudiantes de Medicina y Farmacia y la posterior participación en una
mesa redonda sobre cooperación internacional en la que expuso su visión sobre el VIH y
su tratamiento. Y en ese sentido hemos de decir que se están silenciando interesadamente
algunos de sus planteamientos actuales más importantes sobre el virus y la enfermedad.
Porque es verdad que Montagnier sigue defendiendo que el VIH es la causa del Sida pero
eso no le ha impedido a lo largo de los últimos años reconocer que para que la enfermedad
se manifieste hacen falta otros cofactores. Destacando entre ellos el estrés oxidativo. De ahí
que al día de hoy entienda que para tratar la enfermedad sea imprescindible el uso de
antioxidantes naturales capaces de reforzar el sistema inmune. "El estrés oxidativo -afirma
Montagnier- es sin duda un factor clave. Durante la segunda etapa de la infección por el VIH
hay una mayor producción de radicales libres que podría ser causada por varios factores,
entre ellos la excesiva producción de radicales de oxígeno por leucocitos
polimorfonucleares. La clave puede estar pues en reducir el estrés oxidativo en la etapa
más temprana de la infección. Logrando que el daño oxidativo sea más lento la progresión
de la enfermedad podría retrasarse e, incluso, detenerse".
EL ESTRÉS OXIDATIVO Y EL SIDA

Ya hemos explicado varias veces en la revista que el oxígeno es una de las grandes
paradojas de la evolución. Gracias a él tienen lugar en el interior de la célula complejos
procesos -conocidos como beta-oxidación, glicolisis, ciclo de Krebs y respiración celular que
permiten la liberación de la energía contenida en los alimentos y que después se destina a
la fabricación de nuevas moléculas indispensables para las funciones vitales.
Un delicado proceso en el que se produce un fenómeno bioquímico de intercambio de
electrones que da lugar a la aparición de las denominadas Especies Reactivas del Oxígeno, entre
ellas los "radicales libres", moléculas inestables que resultan especialmente dañinas ya que se
caracterizan por tener en su estructura atómica un electrón desaparejado que a fin de
recuperar el equilibrio busca alguno que capturar en su entorno. Lo que logra robándolo de
algún átomo cercano que, a su vez, queda desparejado -es decir, se convierte en otro radical
libre- iniciándose así una reacción en cadena que puede terminar llevando al deterioro de la
estructura de las células adyacentes.
El daño que los radicales libres provocan en los diferentes tejidos depende por eso del
balance entre las Especies Reactivas de Oxígeno y las defensas antioxidantes de las que de
forma natural está dotado el organismo. De ahí que hoy se considere que la salud está en
buena medida relacionada con un adecuado equilibrio oxidativo.
¿Y cuándo hay "estrés oxidativo"? Cuando por mala nutrición, enfermedades -numerosas
en África y otros continentes asolados por el Sida- u otras causas exógenas (ozono,
pesticidas, contaminación ambiental, el humo del tabaco, drogas, tóxicos presentes en los
alimentos, radiaciones electromagnéticas, medicamentos…) se pierde el equilibrio entre
radicales libres y antioxidantes. Sin olvidar que hasta las emociones juegan un papel
fundamental. De hecho Montagnier llegó a admitir en Granada su importancia en la
evolución del Sida. "Nuestro sistema inmunitario -dijo- está también influenciado por nuestro sistema
psicológico. La disciplina que lo estudia se denomina Psiconeuroinmunología. Quien tiene una depresión
nerviosa puede tener también pues una depresión inmunitaria. Por ejemplo, hay personas
que desarrollan un cáncer después de que un acontecimiento familiar grave les haya
deprimido. Bueno, pues en el Sida es parecido: si usted y yo tenemos un buen sistema
inmunitario podemos exponernos al virus y no infectarnos. Hay mucha gente expuesta al
virus que no se infecta porque tiene una buena respuesta inmunitaria. Y de la misma
manera, hay personas inmunodeprimidas por diferentes factores, entre ellos los
psicológicos, que son más sensibles a la infección y a que el virus se instale
definitivamente. También son muy importantes otros factores. Como la nutrición. Hay pues
que tomar antioxidantes porque los radicales libres deprimen el sistema inmunitario".
En otras palabras: Luc Montagnier parece acercarse con estas afirmaciones -sin
mencionarlo expresamente- a quienes como el doctor Ryke Geerd Hamer en el caso del
cáncer piensan que un trauma psicológico puede ser causa de enfermedad. Y reconoce
también el valor de las tesis de Claude Bernard que siempre mantuvo -frente a las tesis de
Luis Pasteur, quien terminaría dándole la razón poco antes de morir- que los microbios
sólo son peligrosos si el "terreno" es el adecuado porque en un organismo con el sistema
inmune alto éstos no pueden hacer nada.
A ver, ¿qué tienen que decir ahora los científicos que todavía hoy niegan ambas cosas?
¿Qué tienen que alegar todos esos médicos que aún se permiten despreciar las emociones
como causa de enfermedad? Porque quien reconoce hoy públicamente ambas posibilidades
no es uno de esos médicos considerados herejes por muchos colegas sino uno de los
científicos más prestigiados del mundo.
En suma, Montagnier admite que es en la situación de estrés oxidativo -aumento en la
velocidad de generación de especies reactivas del oxígeno y disminución de los sistemas de
defensa- cuando se manifiestan las lesiones que producen los radicales libres.
Éstos reaccionan químicamente con lípidos, proteínas y carbohidratos -dañando el ADN
de las células- así como con componentes de la matriz extracelular por lo que pueden
desencadenar un daño irreversible que si es muy extenso puede llevar a la muerte celular.
De ahí la necesidad sugerida por Montagnier -y por cada vez más investigadores- de
reforzar en caso de enfermedad nuestros medios antioxidantes internos con los externos
presentes en muy distintas sustancias naturales.
"Existen numerosos datos sobre la infección por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana
(VIH) tanto in vitro como en estudios clínicos bioquímicos -escribió ya en 1997 el
investigador francés en Journal of Infectious Diseases- según los cuales el estrés oxidativo
tiene su papel en la patogénesis del Sida. Informes recientes implican un exceso
intracelular de especies de oxígeno reactivo (ROS) en la inducción de la expresión del VIH
y en la iniciación de la muerte celular por apoptosis. Hay estudios que demuestran la
disminución del glutation en las células mononucleares de la sangre periférica de las
personas libres de síntomas que ofrecen la evidencia de una alteración metabólica que
conduce a la disminución de la capacidad para contrarrestar el estrés oxidativo. En la
patogénesis del Sida el estrés oxidativo se propone como una alteración metabólica que
favorece la progresión de la enfermedad tanto por la inducción de apoptosis como por la
replicación viral (…) La evidencia de que el estrés oxidativo induce -mientras los
antioxidantes inhiben- la replicación del VIH y la apoptosis sugiere el uso de estas
moléculas como terapia antirretroviral para reducir la muerte celular en pacientes con
Sida".

TRATAMIENTOS NO TÓXICOS

Esa afirmación de Montagnier -realizada, insistimos, en 1997- sigue teniendo vigencia. Diez
años después acaba de afirmar en Granada: "Proponemos el diseño de tratamientos no
tóxicos para pacientes en las primeras etapas de la infección por VIH. La esperanza es que
si podemos restablecer su capacidad de defensa podremos prolongar la fase asintomática
del virus y quizás nunca lleguen a la etapa en que van a ser elegibles para la terapia
antirretroviral lo cual es un gran problema no sólo por el costo del tratamiento sino también
por su duración".
Y díganos, amigo lector: ¿ha visto remarcadas tan importantes palabras en alguno de esos
"grandes" medios de comunicación que, por contra, reciben siempre con algarabía cada
"noticia" que se difunde sobre la presencia en el mercado de nuevas drogas o cócteles
"antirretrovirales"? Evidentemente NO. Lo natural, lo ortomolecular, los suplementos
nutricionales... no "venden".
Montagnier destacaría en Granada también que los enfermos de Sida que actualmente son
tratados con fármacos antirretrovirales experimentan una mejoría de su sistema inmune
pero siguen teniéndolo "deprimido" por lo que para erradicar el virus se debería "conseguir
un tratamiento complementario que estimule el sistema inmunitario" del enfermo.
De ahí precisamente que en los últimos años el investigador francés haya centrado algunos
de sus trabajos más importantes en el papel de los antioxidantes naturales para conseguir
esa capacidad estimulante. Eso hizo, por ejemplo, que en su búsqueda de productos con
mejores resultados se encontrara con el extracto de papaya fermentada que él mismo define
como "un potente estimulador del sistema inmune" habiéndolo llegado a recomendar "como
complemento de la terapia antirretroviral estándar" para tratar de controlar la enfermedad.
Hablamos -explica Montagnier- de un producto "basado en un extracto de frutos de papaya
seleccionados y recogidos en los países tropicales- en particular de Filipinas- que son
luego fermentados por levaduras a lo largo de varios meses hasta que alcanzan una
determinada temperatura para, por fin, obtener así un extracto, un polvo blanco que
contiene muchos ingredientes. Obviamente no todos han sido analizados pero ese extracto
de papaya fermentada contiene, en particular, unas pequeñas moléculas de azúcar, unos
oligosacáridos con propiedades antioxidantes e inmunoestimulantes notables como
demostraron estudios efectuados en diversos países, especialmente Estados Unidos".
Cabe recordar que la máxima popularidad del jugo de papaya fermentada se dio hace
algunos años cuando Montagnier sugirió tomarlo al papa Juan Pablo II para mejorar de su
Parkinson.
Debemos agregar que en los últimos años Montagnier ha insistido en la ceguera que sobre
este tema existe en algunos círculos científicos y médicos que lo ignoran todo sobre el
estrés oxidativo y cómo combatirlo a pesar de que existe una enorme gama de
antioxidantes naturales que, a su juicio, podrían incluso ser analizados rigurosamente en
ensayos clínicos controlados porque existen en la actualidad criterios objetivos para medir
su efecto antioxidante en el plasma y en el nivel de leucocitos.
"El extracto de papaya debe ser utilizado de momento como suplemento alimenticio -
declaró en entrevistas anteriores- pero si los ensayos clínicos muestran que es un efectivo
coadyuvante en las terapias serias, es decir, en la quimioterapia, las terapias antivirales y
la lucha contra el SIDA o el cáncer, no excluiría la posibilidad de que pueda llegar a
convertirse en un verdadero medicamento".

MONTAGNIER EN LABORATORIOS CATALYSIS

Bien, pues ha sido precisamente la búsqueda de los mejores tratamientos antioxidantes


existentes la que llevaría a Montagnier, poco después de visitar Granada, a realizar una
visita privada -a petición propia- a la sede central de Laboratorios Catalysis acompañado por
René Y. Olivier, Secretario General de la Fundación Mundial para la Investigación y Prevención
del Sida. ¿El motivo? Informarse personalmente a fondo sobre los esperanzadores
resultados obtenidos por el laboratorio con sus productos antioxidantes naturales -sobre
todo con el Viusid- y el método de activación molecular que les permite aumentar de forma
considerable el poder antioxidante de cada uno de ellos. Una metodología de la que en la
revista venimos hablando desde hace varios años.
Luc Montagnier reconocería durante su visita a Catalysis -de la que Discovery DSALUD fue
testigo excepcional ya que ambas partes autorizaron expresamente nuestra presencia- la
imperiosa necesidad de mejorar los tratamientos contra el Sida complementando los
tratamientos de los seropositivos con antioxidantes y una alimentación mucho más
equilibrada. Y no sólo con alimentos sino también con plantas. "Las plantas -llegaría a
manifestar Montagnier durante la reunión en Catalysis- han desarrollado muchos más
compuestos de los que nosotros tenemos y tendremos. Son mucho más ricas en fuentes de
antioxidantes y otros nutrientes útiles o compuestos farmacológicos activos que los
descubiertos por el hombre. Dejemos pues que la naturaleza nos ayude ya que nos
proporciona una amplísima gama de compuestos con los que trabajar".
Una línea de trabajo -la del uso de antioxidantes naturales- en la que precisamente viene
trabajando desde su creación Catalysis, laboratorio especializado en la formulación y venta
de productos nutricionales naturales con presencia hoy en más de 70 países. Fue Eduardo
Sanz Navares -Director Científico de Catalysis y miembro de nuestro Consejo Asesor- el
encargado de presentar a los doctores Montagnier y Olivier los resultados obtenidos hasta
el momento por el laboratorio, muy especialmente con Viusid, "producto -diría Sanz- de gran
eficacia antioxidante y antivírica capaz de elevar las defensas del organismo y reducir tanto
los efectos destructivos de los virus como de los radicales libres producidos por el estrés oxidativo".
Montagnier escucharía con evidente atención los resultados obtenidos con Viusid en el
estudio realizado con enfermos de Sida en el Instituto de Investigaciones Médicas de Kenia
(Kemri) en el que se apreció -como datos más significativos- una supervivencia del 79,41%
entre los enfermos tratados, la disminución de la carga viral, la estabilidad de los CD4 y la
disminución de las enfermedades oportunistas. De hecho después de los primeros tres
meses de tratamiento todas ellas desaparecieron. También le fueron mostrados los
resultados obtenidos en el Ghana Police Hospital's VCT Center en cuyo informe final se
señala: "Este estudio clínico ha demostrado que las personas que viven con el VIH pueden experimentar
importantes mejoras en su estado de salud cuando son tratadas con Viusid. También se ha demostrado que
Viusid puede ser muy beneficioso, sobre todo en los entornos de recursos pobres donde los costes de los
fármacos y los requisitos necesarios para el control de otros medicamentos son muy onerosos en el control de
la enfermedad. El estudio demostró que los pacientes que recibieron Viusid podían ser controlados por su
peso, hemoglobina y bienestar general, medidas muy simples, disponibles y, sobre todo, al alcance de los
pacientes en entornos de recursos pobres.
A la luz de lo anterior Viusid es altamente recomendado para el tratamiento de la enfermedad del VIH.
Viusid posee un papel definitivo en la clasificación del VIH como una enfermedad crónica tratable, sobre
todo en los entornos con pocos recursos".
Asimismo le serían mostrados a Montagnier los resultados obtenidos con Viusid en Cuba
donde un estudio en pacientes con cirrosis hepática dirigido por Eduardo Vilar en el
Instituto Nacional de Gastroenterología de Cuba está demostrando una clara mejoría de los
pacientes tratados con Viusid. "El tratamiento continuo con Viusid -señalan las Conclusiones del
primer corte del estudio- retrasa la progresión clínica en los pacientes con hepatitis C crónica y cirrosis
por la reducción significativa del tiempo de progresión de la enfermedad y el aumento de las tasas de
supervivencia". Ante lo cual, y sólo ya por sus beneficios hepáticos -nos comentaría Eduardo
Sanz-, "resulta muy interesante para los enfermos de Sida dados los gravísimos problemas de hígado, en
muchos casos con resultado de muerte, que los tratamientos antirretrovirales acaban provocando en ellos".
Aunque quizás lo que más interesó a Montaigner y Olivier fue saber que los resultados
obtenidos por los productos de Catalysis se logran merced a la tecnología propia con la que
son tratados y que se conoce como método de activación molecular ya que permite aumentar
hasta ¡diez mil veces! -depende de cada caso- la capacidad antioxidante de una molécula.
Siendo obviamente esa posibilidad la que realmente suscitó el vivo interés del investigador
francés.
Discovery DSALUD pudo constatar empero que los responsables del laboratorio no
quisieron extenderse demasiado sobre esa tecnología que, sin duda, sería de
enorme interés para cualquier multinacional.
Los responsables de Catalysis quedaron de acuerdo en demostrar -con resultados obtenidos
bajo estrictos controles- los beneficios de la activación molecular en el momento en que la
Fundación Mundial para la Investigación y Prevención del Sida lo desee y no sólo en el caso
del Viusid sino también en otros productos actualmente comercializados por el laboratorio
español como el Alzer, el Ocoxin o el Diamel.
Montagnier, por su parte, manifestó que trataría de convencer en los próximos meses a
los fabricantes de fármacos antirretrovirales para intentar realizar un estudio conjunto con
los antioxidantes de Catalysis en los dos centros que la fundación posee en África.

Es más, se mostró dispuesto a "dar la cara" -tal fue su expresión textual- en los foros
científicos internacionales por los productos de Catalysis y su tecnología si los estudios
previstos confirman los resultados presentados en la reunión. Y es que una de las
prioridades del equipo de Montagnier es conseguir integrar los antioxidantes junto a los
fármacos actuales en futuros estudios clínicos.
La colaboración planteada durante la reunión no se limitaría en cualquier caso al terreno del
Sida. Las áreas de cooperación podrían extenderse a otros ámbitos de la salud ya que
Montagnier ha manifestado reiteradamente que "la liberación de radicales por estrés
oxidativo" es un factor común en enfermedades en principio tan distintas como el Sida, el
cáncer, el parkinson, el alzheimer o la poliartritis por las que siempre ha mostrado gran
interés. Por tanto, en su opinión todo lo que sirva para combatir el estrés oxidativo es
adecuado en el tratamiento de las mismas.
"Hay bastantes productos disponibles en este momento -ha señalado en otras ocasiones
Montagnier- para restablecer un estado de redox y reducir el estrés oxidativo. Productos
antioxidantes que pueden producir efectos no sólo a corto sino a largo plazo. Creo que
podemos evitar el envejecimiento prematuro así como la aparición de las enfermedades
degenerativas nerviosas con un tratamiento antioxidante dirigido a tratar deficiencias
particulares en personas particulares".
Antes de volver a Francia, desde donde su fundación continuará las gestiones con Catalysis,
Montagnier abogó por los tratamientos personalizados: "Los antioxidantes son importantes -
manifestó- pero para ser eficaces deben ser utilizados racionalmente. Hemos de tener en
cuenta los parámetros de cada persona. Algunos pueden estar faltos de selenio, de zinc, de
vitamina E, de otros nutrientes o de una combinación de los mismos. Por tanto, el
tratamiento debe ser planificado de acuerdo con esos parámetros y variar de una persona a otra".
A continuación Montagnier lamentaría el escaso interés de los médicos por entender la
importancia del estrés oxidativo en todas esas patologías y el poder de los antioxidantes
naturales para combatirlos. "Existe una considerable ignorancia sobre este tema en algunos
círculos científicos y médicos -se lamentaría- que piensan que la lucha contra el estrés
oxidativo se reduce simplemente a la toma de vitaminas C o E. Y, sin embargo, actualmente
hay una enorme gama de productos antioxidantes, muchos de ellos procedentes de plantas"
En fin, sólo el tiempo dirá si los contactos iniciados entre Luc Montagnier y Catalysis
pueden concretarse en un ensayo clínico que revalide a nivel científico internacional lo
conseguido hasta el momento por el laboratorio español pero parece claro que con su visita
Montagnier le ha demostrado a Catalysis una consideración de la que no anda muy sobrado
en nuestro país.

LA TERCERA VÍA EN EL ABORDAJE DEL SIDA

Cabe añadir que Montagnier ha alcanzado evidentemente un punto intermedio en la actual


dialéctica de enfrentamiento entre la postura oficial sobre el Sida -centrada en la existencia
del virus y la eficacia de los tratamientos antirretrovirales como única respuesta terapéutica
y el grupo de investigadores que niegan la existencia del virus y/o lo consideran incapaz de
producir por sí mismo el daño que se le atribuye. De hecho la teoría del estrés oxidativo
como causa del Sida forma parte también de la argumentación del grupo de los
denominados disidentes, unidos en su oposición a los tratamientos actuales por su toxicidad.
De momento, como figura principal o única de una visión intermedia, Montagnier ha
pasado a defender en los foros internacionales la existencia de cofactores fundamentales
para el desarrollo del Sida como la nutrición y el estrés oxidativo, aspectos que considera
claves junto con las condiciones de vida para detener la epidemia que según los organismos
oficiales asola África. "Podemos reducir la pandemia -dijo- incluso sin una vacuna. Sólo mejorando la
higiene -por ejemplo proporcionando cloro para desinfectar- o simplemente electricidad se
podría reducir la propagación del Sida en África. Mejorando las condiciones económicas y
la educación de la población se podría hacer mucho más".
Montagnier ha llegado incluso a depositar en los antioxidantes la posibilidad de hacer del
Sida una enfermedad crónica. "La posibilidad de reducir la apoptosis a una tasa normal -tiene
dicho al respecto- en los linfocitos de los individuos infectados por el VIH pondría la
infección por ese virus en un nivel similar a la monoclueosis y otras infecciones crónicas
en las que se produce muerte celular pero el sistema inmune regresa a la normalidad
después de un cierto período de tiempo. En el centro y etapas más tardías de la infección
por el VIH la apoptosis es un problema crónico y permanente. Y los antioxidantes podrían
reducir la tasa de apoptosis".
Debemos añadir, a nuestro entender, que la postura de Montagnier resulta aparentemente
contradictoria. Porque si los fármacos utilizados hoy en pacientes con Sida son tóxicos
(todos ellos) y provocan estrés oxidativo dañando las células y el propio Montagnier
considera que el estrés oxidativo induce la replicación del VIH, ¿qué sentido tiene que los
enfermos estén siendo tratados con tales fármacos? ¿Es suficiente justificación la necesidad
de los antirretrovirales para combatir el VIH? Para Montagnier, sí. Para él los
antirretrovirales, aun siendo causa también de estrés oxidativo, son necesarios para
combatir el virus. "Los antioxidantes -dice- son necesarios en el tratamiento pero no son suficientes por
sí mismos". Y, sin embargo, él mismo ha reconocido en Granada que el virus, estando altas
las defensas del sistema inmune, no puede dañar a las personas.

En suma, un círculo vicioso del que el investigador francés quiere salir dando una
importancia hasta ahora negada al uso de antioxidantes como refuerzo inmunitario y como
parte de una medicina mucho más preventiva.
"Creo que el futuro de la Medicina en su conjunto debe dirigirse hacia la medicina predictiva y preventiva -
declaró Montagnier al bioquímico Richard A. Passwater en una entrevista titulada
Antioxidant Nutrients and AIDS: Exploring the Posibilitéis
(http://www.healthy.net/scr/Interview.asp?Id=187&xcntr=2) - ya que es mucho
menos costosa para la sociedad, mejor para el individuo y preferible a la medicina curativa
o la cirugía mutilante practicada en la actualidad. Creo que es mucho mejor para tratar a
alguien que se encuentra todavía en buen estado de salud en lugar de esperar hasta que
estén en cama en el hospital. Creo que, si prevalece mi opinión, podríamos establecer
centros de análisis en Francia al igual que hemos hecho en Lieja (Bélgica). Hay algunos
laboratorios en París que llevan a cabo las pruebas sobre el estrés oxidativo pero no son
bien conocidos y son administrados privadamente. Deberíamos tener una red de estos
centros donde la gente pudiera ser examinada pero esto implicaría la clase de educación
inicial que anima a las personas sanas a que se pongan a prueba a sí mismos con
regularidad en estos centros a fin de recibir el asesoramiento de sus médicos aun cuando
no estén enfermos".
Terminamos diciendo que para nosotros es obvio, tras escuchar directamente a Luc
Montagnier, que el abordaje del Sida no pasa por los cócteles antirretrovirales que las
multinacionales quieren introducir a toda costa. Incluso si admitiéramos que el VIH puede
ser causa del Sida. Ante todo, porque no son necesarios ya que el virus no lleva a nadie
enfermar salvo que su sistema inmune esté deprimido. Y en segundo lugar porque
intoxican el organismo, dañan las mitocondrias y provocan un fuerte estrés oxidativo que
según el propio Montagnier induce la replicación del VIH. La higiene, una buena
alimentación y sustancias naturales ricas en antioxidantes, vitaminas, minerales, enzimas y
otros oligoelementos reforzadores del sistema inmune deberían ser suficientes para impedir
el contagio. Y la ingesta de antivíricos naturales carentes de efectos secundarios -de muchos
de los cuales hemos hablado en estas páginas- la solución cuando la persona ha sido
infectada.
¿Asumirán esto los médicos? ¿Se harán eco de lo aquí dicho los medios de comunicación
de masas controlados por la gran industria farmacéutica? Lo dudamos. Nos consolaremos
pues sabiendo que al menos nuestros lectores están advertidos.

Antonio F Muro
Revista DSalud Nº 102, Febrero 2008
http://www.dsalud.com/numero102_1.htm
HIPÓTESIS QUE DESMIENTE AMBAS VERSIONES,
OFICIAL Y DISIDENTE.

En 1988 se publicó en Nexus Magazine, el articulo Real Story on AIDS, que plantea una
nueva hipótesis sobre el VIH-SIDA.
Esta publicación fue resultado del estudio por separado del Profesor de Biología y antiguo
director del Instituto Biológico de Berlín Jakob Segal, Dr. Robert Strecker y el Dr. John
Seale.
Este estudio que difiere en algunos puntos entre ellos, concuerda en uno:

‘el VIH es un virus de origen artificial’

Más información sobre este punto de vista en:

http://elproyectomatriz.wordpress.com/2007/11/04/el-origen-del-sida/

http://www.proyectopv.org/1-verdad/origensida.htm

http://www.scribd.com/doc/7684119/Dr-Robert-Streckers-28-March-1986-AIDS-
BioAttack-Alert-Revolution-or-Evolution

Datos de Prensa

Andrew Stimpson, hombre que sanó de SIDA en Inglaterra

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/latin_america/newsid_4432000/4432570.stm
FUENTES DE INFORMACIÓN

www.videosreplantearsida.blogspot.com

www.rethinkingaids.com

www.vivoysano.org.mx

www.monarcasmexico.org

www.plural-21.org/index.php

www.hiv-aids-factorfraud.com

www.helpforhiv.com

www.robertogiraldo.com

www.theperthgroup.com

www.germannewmedicine.ca