Está en la página 1de 24

“Calles en el Aire”:1

Los balcones de madera en la Ciudad de los Reyes
Yolanda Fernández Muñoz
Universidad de Extremadura

En el campo de la vivienda, Lima desarrolló a lo largo de la historia
varias tipologías netamente diferenciadas. Desde las mansiones señoriales
hasta los populares “callejones”, pasando por las casas de vecindad. Entre
todas ellas, fue sin duda la casa solariega la que alcanzó mayor interés
arquitectónico y riqueza decorativa.
El ingenio y la fantasía ornamental de sus constructores, así como la
búsqueda de soluciones prácticas ante el reto de la actividad sísmica,
encontraron en la vivienda un terreno francamente propicio, incorporando
técnicas y materiales de origen prehispánico y donde el balcón constituyó
un elemento primordial en la arquitectura urbana a través de los siglos XVI
al XX, en los diferentes estilos artísticos.
Los balcones de cajón de madera, cerrados con bastidores de celosía,
eran como galerías de madera cerradas hacia la calle y con frecuencia se
prolongaban, dando vuelta por la esquina en forma de balcón corrido. Al
igual que la tapada, los habitantes de la casa podían así, mirar sin ser vistos, de acuerdo con la costumbre de origen musulmán.
Los balcones árabes llegarían a Andalucía durante la época de dominio árabe en España, siendo Sevilla la zona más poblada de este tipo de
ejemplares. Sin embargo, por problemas sanitarios debido a la estrechez de
las calles de la ciudad hispalense, se prohibió la construcción e incluso se
tiraron los existentes por mandato del rey.
1 En expresión de Fray Juan Meléndez. Véase Harth-Terré, E.: “Notas para la historia del
balcón en Lima”, Revista del Archivo Nacional del Perú, XXIII, entrega II, Lima, 1959.

905

® Asociación Española de Americanistas
Gutiérrez Escudero, Antonio, María Luisa Laviana Cuetos (coords.): Estudios sobre América: siglos XVI-XX.. Sevilla, AEA, 2005

YOLANDA FERNÁNDEZ MUÑOZ

Pero sin lugar a dudas, la influencia más directa será del Archipiélago Canario, así como su origen y posterior influencia en el continente
americano.
En este estudio se incluyen no sólo la influencia hispana, sino la historia, la técnica y los materiales utilizados en la construcción de la fábrica
de los balcones, en las casas solariegas, palacios, iglesias y conventos de
Lima, joyas que reflejaron armónica y fielmente el encanto de los hispánico y lo mudéjar, como una influencia cultural, social, artístico y espiritual
de la Península, que aquí floreció con matices propios y que estamos obligados a mantener en los pocos ejemplares que aún nos quedan.
El centro histórico de Lima es Patrimonio Cultural de la Humanidad,2
y por tanto los balcones son un patrimonio de todos, un patrimonio habitado, compartido, cotidiano y depende de nosotros recuperar su memoria y la
identidad de la denominada en otro tiempo “Ciudad de los Balcones”.
“CALLES EN EL AIRE”: LOS BALCONES DE MADERA
CIUDAD DE LOS REYES. (ORIGEN Y EVOLUCIÓN)

EN LA

El balcón árabe
Los balcones limeños tienen un parentesco formal muy estrecho con
los países árabes islámicos. Hay una indiscutible relación con las mashrabiya de Egipto, Damasco y Constantinopla, tanto en las características
constructivas como en lo reservado, íntimo y privado del ambiente, con
luces tamizadas que proporcionan las tupidas celosías. La comparación
entre los balcones limeños y las mashrabiya egipcias fue señalada por primera vez, a finales del siglo pasado por una escritora inglesa Ethel
Gwendoline Vincent quien, en 1894, quedó impresionada por el “aspecto
oriental” de la capital peruana.
Uno de los rasgos más llamativos de los monumentos arquitectónicos
islámicos es su interés prioritario en el espacio cerrado, en el interior como
contraposición al exterior, a la fachada o a la articulación general exterior
del un edificio. Las celosías típicas de la casa islámica se deben por una
parte, a la necesidad de crear corrientes de aire y por otra, a la costumbre
2 VV.AA.: Indicadores para la evaluación del estado de conservación de ciudades históricas, Granada, 1999 y VV.AA: Lima, centro histórico, Lima, 1998.

906

® Asociación Española de Americanistas
Gutiérrez Escudero, Antonio, María Luisa Laviana Cuetos (coords.): Estudios sobre América: siglos XVI-XX.. Sevilla, AEA, 2005

He podido localizar distintos ejemplos de edificaciones árabes que tenían celosías y entre ellos. 1985. 907 ® Asociación Española de Americanistas Gutiérrez Escudero. Foto 1. Antonio. el gran jän de Qänsüh al-Gurï en El Cairo. También cumplen una función importante dentro de aquellas zonas cálidas del mundo islámico. además de una mayor decoración y una rica vegetación. Es una muestra de la elegante arquitectura empleada en las casas lujosas de los grandes centros comerciales del Oriente Próximo.3 De acuerdo con estos principios lo ideal es la casa con patio. 3 Michell.—Mansión de El Cairo. que marca la cima de la prosperidad de los mamelucos y algunas casas del Cairo o de Masawa (foto 1). En la arquitectura doméstica los balcones permiten a las mujeres ver el mundo exterior sin ser vistas. pues sirven para tener al fresco vasijas de agua o plantas aromáticas."CALLES EN EL AIRE": LOS BALCONES EN LA CIUDAD DE LOS REYES de tener aposentos separados para las mujeres. Madrid. el patio interior es lugar de recreo y trabajo de la familia.): Estudios sobre América: siglos XVI-XX.): La arquitectura del mundo islámico: su historia y significado social. AEA.. G. pues detrás de la austera fachada que se presenta al mundo exterior. nos presenta dos balcones hacia el patio. Además en los interiores de las casas se pueden construir celosías. que se abren desde el harén a las salas de recibo.—Balcón de Masawa. María Luisa Laviana Cuetos (coords. 2005 . Foto 2. (dir. Sevilla. Un ejemplo de patio umbría de una mansión mameluca de El Cairo (foto 2). de modo que las reuniones y festejos masculinos pueden observarse desde un lugar seguro.

la influencia más directa de los balcones limeños. aportes heterogéneos. Las piezas torneadas y unidas entre sí formaban los complicados enrejados de las ventanas con celosías en muchas regiones. Los balcones árabes llegarían a Andalucía durante la época de dominio árabe en España. 1998 y “CanariasAmérica a través del fenómeno arquitectónico”. 908 ® Asociación Española de Americanistas Gutiérrez Escudero.: La arquitectura de las Islas Canarias. hasta los diversos tipos de celosías de madera torneadas y caladas. con un bagaje cultural que tendría su destino final en América. siendo Sevilla la zona más poblada de este tipo de ejemplares. Caracas. mediante la convivencia de arcaísmos. Pero sin lugar a dudas. Maduró una expresión regional basada en elementos formales que fueron arraigándose por el aislamiento y repitiéndose hasta asumir una identificación tipológica local. G. Antonio. El balcón canario Las Canarias.. El tornero usaba su simple torno que accionaba con la mano izquierda mientras con la derecha sostenía un cincel.5 Durante el período de la presencia hispana en América. en Canarias surgió una afirmación de autodefinición arquitectónica. C. será la procedente del Archipiélago Canario. aunque este material no era muy abundante. las Canarias entran en el discurso arquitectónico en el momento de transi. María Luisa Laviana Cuetos (coords.ción del gótico al renacimiento.YOLANDA FERNÁNDEZ MUÑOZ La talla de la madera era un oficio especializado. se prohibió la construcción e incluso se tiraron los existentes por mandato del rey.4 Aunque las primeras formas son introdu. 5 Fraga González. incorporadas a la Corona española como una provincia más. Sus técnicos iban desde la talla en relieve o la talla en rehundido. Las Palmas.): Estudios sobre América: siglos XVI-XX. 2005 . 1995. asimilación de tradiciones foráneas y tendencias repetitivas. no producen una arquitectura comparable a las de las otras provincias peninsulares por una sencilla razón y es.cas. siempre habrá que tomar en cuenta la incidencia que en la arquitectura canaria determinó la situación peculiar que establece la cultura de paso. 1984. Jornadas de Estudios canario-americanos. Sin embargo. Sevilla. AEA. 1420-1788. estancamientos. por problemas sanitarios debido a la estrechez de las calles de la ciudad hispalense. Sin antecedentes.cidas por los peninsulares con influencias andaluzas. portuguesas o islámi. que no tienen el respaldo de una tradición de siglos como las experimentadas por España.: Enciclopedia del Arte en Canarias. Santa Cruz de Tenerife. 4 Gasparini. especialmente en Egipto.

Puerto de la Cruz. sencilla y austera. al igual que los artesonados y otras técnicas de la carpintería de origen árabe-islámico. Hay también otras influencias que llegaron del norte de España y de Portugal. C. pero si encontremos algún ejemplo en el Cuzco. Colombia.. Venezuela y Cuba. y VV. Cabe señalar. La influencia islámica. así como en 6 Véanse Fraga González. que el balcón abierto sin celosía. también imprimió carácter a los balcones canarios sobre todo en las tres islas realengas Los ajimeces más admirados por los visitantes de Canarias son los que se hallan en las casas particulares de los barrios antiguos en las poblaciones más genuinas. como los balcones sobrepuestos de Santa Cruz de La Palma. llegó a las Canarias y siguió hacia América. son un buen ejemplo.: El mudéjar Iberoamericano: del Islam al Nuevo Mundo. por el contrario.AA. Santa Cruz de Tenerife. En las islas hay buenas muestras y variedad de balcones con celosías y tampoco faltan los ajimeces de los conventos de monjas similares al señalado por Carmen Fraga6 en el convento de las Mínimas de Écija en Andalucía o los ajimeces conventuales de La Laguna y Garachico. San Juan de la Rambla. encontró una súbita aceptación."CALLES EN EL AIRE": LOS BALCONES EN LA CIUDAD DE LOS REYES limitada. es una modalidad relativamente reciente que pudo originarse en el clima tropical del Caribe. Icod (foto 3). no fue tan severa en Canarias y América que permitió la vigencia del mudejarismo hasta el siglo XIX.): Estudios sobre América: siglos XVI-XX. pero tan afirmada y segura que hasta influyó en América. Sevilla. Los primeros balcones canarios tenían un aspecto formal muy parecido a los ajimeces de Andalucía. AEA. La influencia de Andalucía. muy fuerte en los balcones limeños. sin embargo. Los hay en la isla de Tenerife: La Laguna. que también se exportaron a Perú. A raíz de la unificación de España se originó en la península una actitud hostil hacia las manifestaciones culturales islámicas incluyendo las arquitectónicas. de ahí que no aparezca en la ciudad de Lima. 1995. Antonio. La Orotava.: La arquitectura mudéjar en Canarias. En Canarias el balcón entró junto con las demás influencias mudéjares y. en especial. 909 ® Asociación Española de Americanistas Gutiérrez Escudero. Por esa razón son muy escasas las muestras que hoy se pueden encontrar en el sur de España. María Luisa Laviana Cuetos (coords. entendiendo con ese término al salidizo hecho de madera y cerrado por celosías muy propio de la arquitectura árabe. en Andalucía se van demoliendo los balcones cerrados. 1994. los famosos ajimeces que llenaban las calles y engalanaban las fachadas de los palacios. 2005 . Dicha medida. eso explica porque puede haber balcones cerrados con celosías. de la que se dio en Egipto a partir del siglo XIII. el denominado “estilo canario”. tanto en Lima como en las Canarias. Barcelona. Por eso.

El mejor ejemplo que se conserva en Lima. por condiciones climatológicas y por escasez o inexistencia de bosques. como los del Palacio de Oquendo. e incluso con un tablón en la parte inferior tapando las cabezas de las vigas de sostén.—Balcón de Tenerife. en el corazón de la vieja ciudad de Las Palmas de Gran Canaria o en La Orotava (foto 4). Antonio. María Luisa Laviana Cuetos (coords. con un barandal cerrado a la manera tradicional en su parte inferior y calado en la superior. siempre formado por dos partes. 910 ® Asociación Española de Americanistas Gutiérrez Escudero.): Estudios sobre América: siglos XVI-XX. estos balcones se fueron perdiendo poco a poco la celosía. La Guaira. Estos son los más parecidos al típico balcón limeño que delinean la perspectiva de las calles de la Ciudad de los Reyes entre los que se establecen diferencias a medida que se avanza en la historia y los estilos. Lambayeque. Sevilla. son los balcones del Palacio de Torre Tagle. 2005 .. en los siglos XVII. En Perú. de una gran riqueza decorativa. la superior con barrotes torneados y la inferior de tableros. Algunos ejemplos podemos ver en la plaza de Cuzco (foto 5) Foto 3. aunque hay muchos otros. Destacan por la sencillez. Puerto Cabello y Coro (Casa de los Arcaya). AEA. No tienen celosías. en Cartago (Casa Marisancena).YOLANDA FERNÁNDEZ MUÑOZ San Sebastián de la Gomera y Santa Cruz de La Palma. Piura o Cajamarca poseen significativos ejemplares. Los balcones de Venezuela y Colombia. a la manera de los balcones caribeños. son de fecha posterior. sobre todo en algunos salidizos lignarios de Vegueta. que ha perdido sus celosías. XVIII. En las islas más orientales se utilizó el balcón abierto. concretamente de la segunda mitad del XVIII. En Canarias. aunque pude percibirse la influencia de los ajimeces. la parte superior es abierta y el antepecho es copia exacta de los canarios. es decir. o Ayacucho en un edificio que hoy ocupa el Banco Wiese. Trujillo. pues la proliferación de estos balcones fue inmediata. Los mejores ejemplos los encontramos. con pies derechos y capiteles labrados. la Casa Aliaga o la Casa Goyeneche.

"CALLES EN EL AIRE": LOS BALCONES EN LA CIUDAD DE LOS REYES Sin embargo. se convertirá en uno de los elementos más característicos de la casa limeña y de su ciudad. tallado de madera fina. vamos a analizar como los diferentes estilos. barroco. rías de madera cerradas hacia la calle.7 Este balcón se encuentra en el segundo piso. en el caso limeño) van a dar significativas diferencias a los balcones que se van construyendo. M. Juan Meléndez y con frecuencia se prolongaban. dando vuelta por la esquina en forma de balcón corrido. Pero sin embargo. de origen arábigo y canario.—Plaza del Cuzco. (o republicano. Perú. Sevilla. a pesar de lo expuesto.. AEA. dependiendo de la necesidad y la aplicación de nuevos materiales. “calles en el aires”. la ciudad y sus monumentos. que decía Fr. Foto 4.ª Antonia: Lima en el siglo XVII: arquitectura. urbanismo y vida cotidiana. cerrado con bastidores de celosía.): Estudios sobre América: siglos XVI-XX. Sevilla. únicamente los que pueden ser definidos como ajimeces deben ser incluidos en el conjunto de técnicas y métodos edificatorios de procedencia islámica. Características y evolución El balcón de cajón de madera. 911 ® Asociación Española de Americanistas Gutiérrez Escudero. 1972. todos los balcones no tienen conexión con la cultura islámica.—Balcones de la Orotava. 2005 . Están situados uno a cada lado de la portada. 1994. Sevilla. Antonio. neoclásico. María Luisa Laviana Cuetos (coords. simétrica o asimétricamente (dependiendo de la situación de las cámaras y recámaras a ambos lados del 7 En general pueden consultarse las obras de Bernales Ballesteros. desde el siglo XVI hasta nuestros días. y Durán Montero. Jorge: Lima. Eran como galeFoto 5.

R. en sus diferentes épocas y estilos. En otros casos pueden ser pequeños y aislados. AEA. o del hueco de la escalera. y en ocasiones se colocaba uno solo encima de la portada principal. sin embargo algo común a todos ellos es la horizontalidad. joyas que reflejaron armónica y fielmente. Angulo Iñiguez. en su mayoría de estilo mudéjar con profundos diseños en ángulos rectos. Sevilla. donde la tapada —así como los habitantes de la casa— podía así mirar sin ser vistos. El balcón sale en voladizo hasta 170 cms. la fisonomía de las casas debió ser muy similar. artística y espiritual de la Península. Está compuesto por un cuerpo inferior formado por canes y ménsulas talladas. con grandes solares y según los cronistas de la época. Funcionalmente se utilizaban como lugar de ventilación.: Arquitectura y urbanismo en Iberoamérica. la tertulia o para tomar el fresco con un voladizo en el que se puede colocar una silla. Madrid.. puede tener entre 3 y 6 metros de alto y desde 2 hasta 60 metros de largo. muy 8 Como apoyo bibliográfico es necesario señalar las obras de Angulo Iñiguez. Enrique: Arte en América y Filipinas. 3 vols. 1992. Madrid. Los muros son de quincha (torta de barro y caña) y el techo se fabrica con hojas de plátano y esteras. 1945-1956. el encanto de lo hispánico y lo mudéjar. Es una galería propia para la intimidad. Las ventanas están compuestas por bastidores de celosías mudéjares y la sobreluz de pequeños balaustres torneados.J. que Perú floreció con matices propios. La construcción de la fábrica de los balcones se realiza en las casas solariegas.. Para la realización de esta investigación han sido consultados los Archivos y Bibliotecas de la ciudad de Lima y haber analizado toda la documentación. 1983.8 A) El eclecticismo del siglo XVI Durante gran parte del siglo XVI. social. coronados por una cornisa.: Arquitectura mudéjar sevillana de los siglos XIII. D. 2005 . como una influencia cultural. 1973.YOLANDA FERNÁNDEZ MUÑOZ eje) o uno más largo que otro dependiendo de la distribución interior de las salas. Sobre él se coloca un friso calado y bajo. iglesias y conventos de Lima. Barcelona.): Estudios sobre América: siglos XVI-XX. Un tercer elemento está formado por tableros o recuadros ensamblados en cruz y escuadras. XIV y XV. de acuerdo con la costumbre de origen musulmán. Enrique Marco Dorta y M. Buschiazzo: Historia del Arte Hispanoamericano. tallados o en casetones. se ha intentado dar a conocer el balcón limeño. María Luisa Laviana Cuetos (coords. Gutiérrez. y Marco Dorta. 912 ® Asociación Española de Americanistas Gutiérrez Escudero. Sevilla. palacios. Antonio. Diego.

altas y decorativas. como los de Sevilla. según las diferentes clases sociales y barrios de siglos posteriores. es decir. AEA. portones de madera tallada con el escudo familiar al centro. Las ventanas abarrotadas eran parte de la fachada. Dicen que la víctima fue el propio virrey. Las casas formaban hileras. con la arquitectura claustral. e incluso a la vez en el mismo. gótico. cómodas y muy parecidas en distribución. balcones y como broche. bajas. con paredes de adobe sin enlucir. salientes y adornadas con maceteros de flores de influencia sevillana. Las portadas hispanas fueron sobrias en sus líneas platerescas o herrerianas. Sevilla. la mezcla de elementos hispanos e indígenas. de donde procede originalmente. con sus fachadas lisas y normalmente tenían altos. La belleza de Lima sería la “uniformidad”. por tener sus calles rectas. ya existían los balcones. durante el gobierno del IV virrey del Perú. como en Cuzco.): Estudios sobre América: siglos XVI-XX. conde de Nieva. Los patios de Lima desde XVI. En este momento se formó el modelo de casa de los fundadores. por coincidencia con el clima suave y sin lluvia de Lima. 2005 . Diego López de Zúñiga.. con fon. de ahí por tanto.dos macizos hechos de tierra por los indígenas. similar al de Egipto y a las costas áridas de algunas regiones de África. que a los veinte años de fundar la ciudad. un audaz amante muere asesinado cuando de una escala de cuerda bajaba de un balcón situado en el ángulo que forman la Plaza de la Inquisición y la calle de los Trapitos. se pretendía un lujo suntuario interno y no ostentativo externo. con casas bajas y perspectivas de una plazuela con torrecillas y ficus fron. En 1555 Lima ya tenía casas de dos pisos y algunos con balconerías. Si la leyenda tiene trasfondo histórico.dosos. se cuenta que entre 1561-1564. tuvieron mucha relación con los claustros y patios de las casas andaluzas. ya que según las costumbres cortesanas de esta época. Écija u Osuna. Cuenta la leyenda que una noche de 1564. pero a fines de siglo comienzan a aparecer los estilos que convergen en este momento. estucadas de cal. perfeccionándose o variando. María Luisa Laviana Cuetos (coords. A su vez contrastaban los grandes paredones de adobe. renacimiento y mudéjar que se darán en distintos edificios."CALLES EN EL AIRE": LOS BALCONES EN LA CIUDAD DE LOS REYES amplias. Antonio. Los primeros pobladores crearon el balcón en América. En ocasiones la fachada tenía una mala apariencia. ya existían los balcones. La arquitectura religiosa influyó sobre la civil en América. pero lo 913 ® Asociación Española de Americanistas Gutiérrez Escudero. Las portadas tenían el adorno de rejas. El mueble y adorno interiores son los que señalan la categoría del inmueble y no la fachada en este primer momento. aunque en Lima se daría en mayor medida en los siglos XVII y XVIII.

similares a los muxarabíes de Salónica.—Casa del Oidor. Antonio. Los demás materiales eran pobres y por ello es comprensible que los decoradores artífices se volcasen en estas piezas.YOLANDA FERNÁNDEZ MUÑOZ interesante es que ya por esos días un balcón adornaba las calles de la ciudad. En cuanto al modelo del XVI. Aunque no quedan en pie balcones del XVI parece que se tenían las cuatro partes esenciales que antes señalábamos. Hay un concierto para la construcción de un balcón. Solían estar pintados de color verde olivo oscuro o barnizados de color natural. y por tanto había altos. Sevilla. 2005 .): Estudios sobre América: siglos XVI-XX. de cuatro celosías y desmesuradas ménsulas. El trato comenta: “se convienen con Miguel Ruiz para hacerle dos que salgan a la calle con sus puertas y medias ventanas altas y bajas de 914 ® Asociación Española de Americanistas Gutiérrez Escudero. la tradición artesanal que se utiliza es del XVII. de principios del XVII (foto 6). como los de Torre Tagle. Los más hermosos tenían adufadas celosías y sus ensambles eran rectos en forma de pequeños cuadros rectangulares cortados a escuadra. rosas o azules de Lima. de la ciudad.. con toscos dibujos. dejándolos como armarios esculpidos. “La Casa del Oidor”. totalmente de madera en el XVI y gran parte del XVII. excepto las ménsulas dieciochescas que lo sostienen. con celosías y recuadros grandes y lisos en el entablamento. Lima. blancos. Los balcones y la portada eran el lujo exterior de la casa y decían de la riqueza del propietario. no habituales en este momento. aparecen los balcones de pequeñas dimensiones. pues en la edición facsímil de la crónica de Huaman Poma de Ayala. es posible que se hicieran como rectángulos de madera oscura. AEA. Tal vez sea de este estilo el largo balcón que aún hoy se conserva en la casa que hace esquina en la plaza mayor Foto 6. María Luisa Laviana Cuetos (coords. Perú. fechado el 6 de julio de 1584 y lo ejecutan los maestros Francisco Ramírez y Bartolomé de la Barrera. aunque no enlucidos como en las ciudades de Oriente y suspendidos sobre muros ocres. que aunque es un ejemplo del XVIII.

. Secc. y además el balcón ha de ser lugar cómodo. anchura y rectitud. vol. cayéndose o reedificándose y de nuevo no se hagan y se derriben luego por mandado de las justicias. Buenaventura de Salinas y Córdova en su Memorial de historia del Nuevo Mundo (1630).9 Este concierto nos aporta muchas características y detalles del balcón. son vistosísimas. para servir de modelo. y la obra de esta celosía y el balcón ha de ser de la hechura de la del chantre de la Santa Iglesia de esta ciudad. Concierto entre Bartolomé de la Barrera y Francisco Ramírez con Miguel Ruiz. Sevilla. por mandado del Rey Felipe II. AEA. que sería un bello ejemplo. donde se pueda poner una silla atravesada para que la persona pueda sentarse y mirar a través de las celosías. pero siguieron construyéndose: Que no se reedifiquen los balcones y saledizos que caen sobre las calles. el que tiene en su casa el Chantre de la Catedral.11 9 Archivo General de la Nación. 1957. y cada balcón ha de tener doce palmos de largo con sus sobremesas y molduras y en el ancho del hueco ha de caber una silla atravesada”. I. y cada día como va creciendo siempre la mayor parte tienen altos y bajos con muy hermosos y muy vistosos balcones y ventanas”. Not. describe las calles de Lima diciendo: “Todas por su igualdad. El Cabildo pudo oponerse o ampararse en una ley general ya secular promulgada en la metrópoli medio siglo antes. cerrado. Antonio.): Estudios sobre América: siglos XVI-XX. 10 Recopilación de las Leyes de Castilla. por Diego Díez de Córdova (Ley VIII). uno abierto sin cerramiento y el otro de cajón. También se observa que el maestro toma como modelo un balcón ya existente. 2005 . fray Ventura de: “Memorial de las Historias del Nuevo Mundo del Pirú”. 11 Salinas y Córdova. Por tanto se observa que hay dos balcones diferentes en esta fachada. por lo cual se prohibía la construcción de balcones y otros cuerpos saledizos en las fachadas.10 B) El balcón del Siglo XVII. y también porque los edificios que por esta ciudad se han labrado a mucha costa. Protobarroco-Bajo Renacimiento A principios de siglo Fr. en pocas palabras. Lima. 915 ® Asociación Española de Americanistas Gutiérrez Escudero. ante Juan Gutiérrez. María Luisa Laviana Cuetos (coords. 6 de julio de 1584."CALLES EN EL AIRE": LOS BALCONES EN LA CIUDAD DE LOS REYES dos varas y media de alto con siete palmos de ancho con sus marcos de cada uno y el un balcón ha de ser de balaustres torneados desde el suelo hasta donde se echan los pechos y el otro balcón ha de ser de celosía con balaustres pequeñitos sobre los tableros de la celosía.

suelen tener en el centro de la parte inferior. se pudo conservar el balcón. pulcras. Los carpinteros sevillanos eran numerosos por entonces en Lima. se maltrataban menos con los sismos. los balcones por lo general. AEA. Casi siempre de piedra o ladrillo (en la casa solariega) se completa con la celosía y balcón. porque vienen muchos artífices y por tanto plasman su estilo en las obras. aunque más escasas. Lima. La autoridad visitó la ciudad y se observó que las casas bajas de adobe. siendo el peso de los altos un contrapeso para los movimientos. C) El balcón desde 1670-1746. XVII ostentaban un barroco compacto y nítido. Sevilla. para frisos y molduras o ladrillos llanos.): Estudios sobre América: siglos XVI-XX. a veces muy lujosas. La ventana limeña también utilizará el ajimez plateresco o la loggia italiana. en otros casos eran “de redecilla. el modelo de balcón del XVII tendrá las cuatro partes esenciales. trabajan en los talleres de estos acreditados maestros de “obra prima” o de lo “pulido”. pero siempre plenas de unidad en sus fuertes relieves. Había tableros “calados con celosías de tableros llanos”. 151. 916 ® Asociación Española de Americanistas Gutiérrez Escudero. y aunque muchos no fueron los mismos tratantes de la obra. 2005 . 1885. cornisas y arcos escarzanos. galanos”. aunque tuviesen alto. El barroco Tras el terremoto de 1655. Antonio. pero se diferenciará por el estilo y decoración del mismo y el color verde olivo oscuro o barniz color natural. bastante grave para la ciudad y a pesar del peligro que ello podía ocasionar. características de estilos y épocas. María Luisa Laviana Cuetos (coords. En plenitud del siglo lo que se desarrolla con más abundancia es la fisonomía gala.YOLANDA FERNÁNDEZ MUÑOZ Las portadas del s.. Manuel de: Diccionario Histórico-Biográfico del Perú. pág. no se eliminaron los clásicos balcones de cajón de sus casas pero cambiarían su estilo y decoración. También en este siglo se fue generalizando el uso de la cantería en las portadas. en algunos los tablerillos del tablero eran combinados y “trenzados” aumentando el complicado trazo muy propio de la carpintería andaluza llegando algunos en su compleja geometría a designarse con el nombre de “tableros de copa y cruz”.12 En la primera mitad del siglo XVIII. recuadros curvos (tableros) que terminan con un friso entre dos fajas de pequeños paneles. para puertas. 12 Mendiburu. [voz: “Manso de Velasco”]. para los segundos pisos. era más resistente a los temblores. como por los arquillos y jarrillas. enlucida con barro y cal. A su vez. precisas. En cuanto a los tableros del balcón. De ahí que se refuerce la técnica del telar de madera y caña. ya que por su elasticidad. De esta manera. puede establecerse.

el balcón adoptará un estilo más clásico. Además se hacen copias de las características de otros ejemplares que se les piden a los propios maestros. que se impregnaron en los balcones y edificios de esa época de Lima. Perú. verdaderos muebles sacados a la calle en un alarde de ostentación y como exhibición del boato interior. Los balcones aparecen ahora barnizados de forma más oscura. D) El balcón de transición de los Siglos XVIII-XIX. En este siglo son muy abundantes y casi idénticos.—Palacio de Torre Tagle."CALLES EN EL AIRE": LOS BALCONES EN LA CIUDAD DE LOS REYES Aparecen los paneles Luis XV. forrados de azulejos de un gran colorido y riqueza. como era habitual hasta ahora. Sólo varían ligeramente en adornos. guirnaldas formando frisos y graciosos vanos ovalados. Sevilla. 917 ® Asociación Española de Americanistas Gutiérrez Escudero. 2005 . únicos en su género. En los interiores destaca un vivo colorido dieciochesco. tanto el mate como el brillo. Neoclásico A finales del XVIII y comienzos del XIX. gobernaba el virrey Manuel Amat y Juniet. Antonio. admirador de formas versallescas y palaciegas. a este virrey se le atribuye la introducción del estilo barroco francés. María Luisa Laviana Cuetos (coords. estrenándose en 1740. medallones en los campos centrales. de la época y de la ciudad son los del palacio de Torre Tagle.. Los ejemplos más significativos Lima. rococó. no dejando ver el color natural de la madera.): Estudios sobre América: siglos XVI-XX. que soportaron el terremoto de 1746. con pilastrillas corintias o jónicas entre las ventanas. Se les puede considerar. sobre todo la zona del Rímac Por tanto. originales. Tras el terremoto de 1746. pues se harían entre los años 1733-4. material y calidad. en la segunda mitad del XVIII. según el costo y las posibilidades económicas de sus propietarios. Foto 7. Las 13 Este edificio es hoy la sede de la Chancillería Peruana en Jirón Ucayali. AEA. por su arte y lujo. Los balcones del marqués de Torre Tagle13 (foto7) son de auténtico estilo mudéjar.

los importa y proporciona para la nueva obra del palacio que manda hacer el virrey Guirior. Balcones con bastidores de vidrio serían también los utilizados en el primer palacio arzobispal en 1764. El alargamiento de los balcones llega a ser tal que ocupan todo el ancho de la fachada.YOLANDA FERNÁNDEZ MUÑOZ aperturas son en forma de arco de medio punto. En el último cuarto del XVIII A. pues antes su adquisición era complicada. el balcón de este momento tiene forma austera y sobria apariencia. Revista de Dialectología y tradiciones populares. e incluso en ocasiones con una barandilla de balaustres torneados. con ventanas de guillotina cubiertas de vidrio que culminan en arco de medio punto. A su vez la casa coronaba su parte superior con una cornisa sencilla. Son los “balcones corridos”. a los limpios muros en los que predomina el equilibrio de las formas del estilo clásico. Las celosías tupidas hay que sustituirlas por bastidores con vidrios. Wenceslao Helme. María Luisa Laviana Cuetos (coords. sostenidas por dentro con dentículos y modillones. Los balcones de transición neoclásica tienen como característica la talladura de sus entablamentos. el balcón se había corrompido. 2005 . Se dará una cierta influencia de Lessing y Winkelman con reminiscencias estéticas del arte clásico greco-romano de Herculano y Pompeya. recientemente descubiertas.14 De aspecto neoclásico. E) El balcón del Siglo XIX. con soguillas radiales y el entablamento cubierto con cornisas greco-romanas. La unidad y regularidad es sensibilidad propia del neoclasicismo romántico. el balcón es voluminoso y sólido. material novedoso y más barato ahora. 1963. Período Republicano En la época republicana. Crece en dimensiones y aspecto solemne. antes de su destrucción. contrapuesta al siglo XVII. Sin embargo a finales del XVIII. El balcón sin embargo va a mantener su alma.): Estudios sobre América: siglos XVI-XX. XIX. articulado dentro de una convicción racionalista. sino por los propios usuarios. Madrid. que consiste en sobrios juegos de columnas y adosados. línea y belleza. que incluso giran la esquina creando una continuidad y dando un carácter singular a las calles limeñas. germano.. imponiéndose con más fuerza tras el terremoto. con incrustaciones. intercaladas por talladuras de pilastrillas y guirnaldas. La concepción estética predominante a finales del XVIII será de pleno neoclasicismo y surge como producto artístico de la ilustración. no él mismo. sin dejar el adorno. estilo. Sevilla.: “El balcón de celosía y la venta de guillotina”. de tablero llano. 14 Pérez Vidal. AEA. J. Antonio. 918 ® Asociación Española de Americanistas Gutiérrez Escudero.

María Luisa Laviana Cuetos (coords. pilastrillas. Perú. con ordenamiento clasicista."CALLES EN EL AIRE": LOS BALCONES EN LA CIUDAD DE LOS REYES La madera se impregna ahora de un tono marrón oscuro. el proyecto del nuevo Palacio Arzobispal en el año 1919 (foto 9). Foto 9. Sin embargo. El balcón republicano (foto 8) perdía las celosías. contemporaneizando los balcones de cajón. evolucionan a fines del XIX. Se abandona el azulejo que tanto alegró los interiores de las casonas del XVIII y desaparece en general el cromatismo interior. 2005 . Ahora no serán ñudos de goznes o nudillos.. Las galerías como corredores al aire libre. Lima. para ser elevadas y permitir la ventilación interior.—Casa Oquendo. servirán de bisagras.—Palacio Arzobispal. incluyendo la de colocar en ellos los cuartos de baño. los canes. AEA. los que Foto 8. Lima. F) El balcón del Siglo XX. dejando atrás el color verde. Es lo que se ha denominado. provocado por el impacto sociocultural del momento y dando lugar a una notoria simplicidad decorativa. El vidrio es más barato y abundante y su utilización dará lugar a cambios en el estilo y manufactura de los mismos. principios del XX. Lo que se buscaba era casi más la funcionalidad. dando lugar a un balcón más abierto al exterior. los ostentaba muy 919 ® Asociación Española de Americanistas Gutiérrez Escudero.): Estudios sobre América: siglos XVI-XX. Sevilla. tallas. tablas trenzadas y balaustres de jarrilla del balcón barroco. Antonio. arquitrabes y molduras para las que se utilizaba más la piedra que la madera. Época “Contemporánea” En 1908 se reiteró la prohibición de realizar nuevos balcones. sino que la portañuela se desliza en apropiadas ranuras en los montantes. “ventana de guillotina”.

y de esta forma recuperar la identidad de esta ciudad. y más tratándose de uno de tradición.15 Actualmente se conservan muchos. que en otro tiempo fue denominada. 920 ® Asociación Española de Americanistas Gutiérrez Escudero. 2005 .—Plaza de Armas de Lima. no de forma artesanal como en su origen. como el es Municipio de Lima. La carpintería se realiza ahora con molduras industrializadas y mecánicas. los arquitectos ganadores. “La Ciudad de los Balcones”. 15 Informe de los arquitectos Emilio Harth-Terré y Álvarez C. demostrando así según el proyecto galardonado. elevado al Presidente de la Comisión.): Estudios sobre América: siglos XVI-XX. aunque la similitud del dibujo o las variantes entre ellos les restan la originalidad. manteniendo la armoniosa integración ambiental alrededor de la Plaza de Armas En el concurso para el embellecimiento de la Plaza de Armas en 1949. logrando darles las proporciones y construcción Foto 10. ganadores del Concurso para embellecimiento de la Plaza de Armas en 1938. AEA. Sevilla. se podría utilizar en un edificio nuevo. público. pero el dibujo se amoldó a las necesidades de un edificio moderno (foto 10). adecuada. sin embargo continúan admirándose en sus calles. Antonio. que un elemento arquitectónico de esta índole. el Ingeniero Alberto Jochamoitz. al estilo barroco-mudéjar.. intentándose recuperar. proyectaron unos balcones igualmente inspirados en los del siglo XVIII.YOLANDA FERNÁNDEZ MUÑOZ galanos. María Luisa Laviana Cuetos (coords.. inspirados en el corte decorativo de los de Torre Tagle.

otras muchas especies se llevaron en semillas: cebada. centeno. y Melón Ruiz de Gordejuela. por su parte. Dejando aparte a la trilogía trigo-aceite-vino.1 Es así como numerosos productos cruzaron de un continente a otro. cruzaron el Atlántico hacia un mundo para ellos desconocido. aunque también supieron aprovechar desde fechas tempranas todo aquello que la geografía les ofrecía de los productos vegetales y animales para facilitarles la diaria existencia en ambientes no pocas veces hostiles. Juan: Sabiduría de Fernández de Oviedo. Antonio. 1979. lentejas. las diferentes culturas que poblaban el espacio americano a principios del siglo XVI poseían una rica y variada 1 Para un aproximación a las obras de Gonzalo Fernández de Oviedo y el Padre José Acosta consultar Pérez de Tudela y Bueso. 2005 . los pimientos y el tabaco.. María Luisa Laviana Cuetos (coords. de gloria o riqueza. en busca de fines evangelizadores. la vainilla. habas y garbanzos. 921 ® Asociación Española de Americanistas Gutiérrez Escudero. AEA. la mandioca o yuca. Siempre hubo un afán en los peninsulares por transplantar con ellos todo lo que les era familiar y cotidiano. Armando: El Padre Acosta y significación de su “Historia”. correspondió con productos como la papa. 1966. Madrid. arroz. así como en la de aquellos que. América. Cronistas como Gonzalo Fernández de Oviedo o el Padre José Acosta destacaron la relevancia de la aportación agrícola a la dieta europea del que para ellos era “Nuevo Mundo”.): Estudios sobre América: siglos XVI-XX. En lo que a bebidas se refiere. el maíz. Madrid.Producción y consumo de cerveza en la América colonial: primeras tentativas de Alonso de Herrera en el valle de México Emilio Luque Azcona Universidad de Sevilla Con la llegada de los españoles a tierras americanas a fines del siglo XV comenzó a desarrollarse un largo proceso de conquista y colonización que ocasionaría importantes transformaciones en las vidas de los hombres y mujeres que poblaban aquel continente. Sevilla.

Después se pasará a comentar uno de los primeros intentos llevados a cabo en el valle de México de producirla según las técnicas desarrolladas por maestros flamencos. EL CONSUMO DE CERVEZA Y DE OTRAS BEBIDAS EN LOS TIEMPOS COLONIALES El estudio de los hábitos de consumo de bebidas que tenían los hombres y mujeres que poblaron las posesiones españolas de América nos permite. que continuaron consumiéndose en el continente por diversos sectores de la población durante la dominación española. 1992. Sevilla. no sólo el acercamiento a aspectos relacionados con la cultura de la bebida de los diferentes grupos sociales durante el periodo colonial. se produjeron bebidas que tradicionalmente no han sido consideradas como cerveza. pues la elaborada en nuestras comarcas a partir de la cebada tiene su equivalente en las cervezas chinas de arroz y trigo rubión. la cerveza. a las fronteras de Europa. María Luisa Laviana Cuetos (coords. 922 ® Asociación Española de Americanistas Gutiérrez Escudero. historia. leyendas. siendo por ello desconocidos para los conquistadores. a saber.2 Asimismo. 2005 .EMILIO LUQUE AZCONA gama que extraían de cereales y frutos característicos del medio en el que habitaban. se convirtió en una de las más cotidianas bebidas en Europa al extenderse su consumo a todas las clases sociales. Por todo ello. Ignacio: El libro del chocolate. págs. Antonio. las dificultades de conservación que originaban las largas travesías oceánicas motivaron que en diversas zonas americanas se pusiera en marcha la producción de otras bebidas a las que los colonos no estaban dispuestos a renunciar. 2 Mota. entre las que se encontraba desde fechas tempranas la cerveza de cebada malteada. las incaicas de maíz o las africanas de mijo. Madrid. Y es que el mundo de la cerveza no se reduce. contemplando el conjunto de bebidas prehispánicas que se podían catalogar como tales. como no pocas personas piensan.): Estudios sobre América: siglos XVI-XX. por ejemplo. a la rica gama de las ya existentes en el continente se les unieron las propias del otro lado del Atlántico. Orígenes.. En América. 13-60. El chocolate. sino también comprender la relevancia que tuvo entre ellos el consumo de una bebida en particular. que los indígenas mexicanos tomaban frío y amargo. AEA. con anterioridad a la llegada de los españoles. pero que por sus características deben considerarse como tal. En la presente exposición vamos a analizar algunos aspectos relativos al consumo de cerveza en la América colonial.

285.4 Junto al maíz fueron utilizadas otras sustancias para la elaboración de cervezas en los tiempos prehispánicos..3 La forma de fabricar cerveza se vio alterada por el proceso colonizador. conocida en los Andes con el nombre de “chicha”. que en muchos de los casos podría interpretarse como una manifestación ligada a los antiguos rituales y creencias en los que la devoción se medía precisamente por el 3 4 5 6 Jackson. Como en todos los otros casos en que las bebidas se producían a partir de un elemento básico. porque de produjo un aumento de la embriaguez. planta cultivada desde hace seis mil años en México y cuatro mil en la cordillera de los Andes. sino que se veía investido de un carácter sagrado. de cuya fermentación se obtiene el “pulque”. tradición que no se ha interrumpido sino que continúa en nuestros días al ser una bebida tanto sagrada como cotidiana en la Amazonía. de cuya utilización existen los primeros testimonios por el año 1557. también se utilizó el maguey. 923 ® Asociación Española de Americanistas Gutiérrez Escudero. paralelamente fue apareciendo un cambio en la actitud de los pueblos indígenas hacia las bebidas alcohólicas. Palma de Mallorca. en las profundidades de la selva y junto a las fuentes de los grandes ríos. pág. bebida de consumo muy generalizado entre la población indígena del valle de México prehispánico y colonial. Ibídem. 1994. Asimismo. pág. Sevilla. Jackson. 2005 . 2001. Esta bebida. págs. 37. molienda.PRODUCCIÓN Y CONSUMO DE CERVEZA EN LA AMÉRICA COLONIAL Para el caso americano. su consumo no sólo estaba ligado a la supervivencia de un pueblo. Todavía en la actualidad sigue siendo cotidiano su consumo en amplias zonas de la región andina. Michael: El libro de la cerveza. Los tupís y los jíbaros destacaron con la mandioca. antes de su fermentación. Antonio.5 De igual modo. Berger. secado. braceado con agua y fermentación. Christian: El libro del amante de la cerveza. El libro de la cerveza. 31-36.6 Si bien durante los tiempos coloniales determinadas bebidas mantuvieron su tradicional carácter sagrado. María Luisa Laviana Cuetos (coords. con la introducción del azúcar de caña la cerveza de maíz se volvió más fuerte en alcohol y su fabricación se hizo menos costosa. AEA. pues los españoles sustituyeron el procedimiento de masticación por otro más complejo que comprendía diferentes fases: germinación del maíz húmedo. la cerveza más característica se fabricaba de maíz. pág. Dependiendo de diversos factores a lo lago del continente se obtenía una gama de bebidas variada en cuanto a colores y a graduación alcohólica.): Estudios sobre América: siglos XVI-XX. Barcelona. generalmente de maíz. se elaboraba masticando la pasta cocida. 280. en cuanto constituía un vehículo de comunicación con los dioses y una sustancia ritual en las celebraciones religiosas.

en Suecia la de su Alteza. tanto peninsulares como criollos americanos mantuvieron la estimación por un ideal mediterráneo de beber. e incluso una forma de negocio de los vendedores que se lucraban con este comercio. 1998. 161. Génesis de una expansión desde los orígenes hasta 1492.7 En cuanto a la población proveniente del otro lado del Atlántico. hubo una predilección fundamental por el consumo de vino. en especial a la hora de las comidas y de ser capaces de hacerlo sin llegar a perder su actitud digna y su “razón natural”. en Alemania la de serenísimo señor. pág. 924 ® Asociación Española de Americanistas Gutiérrez Escudero. dado que la embriaguez hasta el extremo de perder el sentido se consideraba como un mala costumbre que ponía al individuo en ridículo. desde los que se dirigió el proceso de colonización. en otras situaciones la embriaguez constituía una vía de evasión ante la nueva coyuntura surgida en el entorno tras los procesos de conquista con los nuevos dueños o en diversas ocasiones una forma de explotación con que los presionaban y sometían los hacendados incitándoles a la compra de bebidas alcohólicas par así endeudarlos y retenerlos bajo su control. aunque beber ocasionalmente en exceso por específicas razones rituales hasta llegar a la saturación total. No obstante. AEA.): Estudios sobre América: siglos XVI-XX. M. Baltasar Gracián. hacedor de cultura.. Sevilla. Taylor: Embriaguez. 8 Borrego Plá. poseían una tradición eminentemente vinícola.8 En líneas generales. 1987. literato español cuyas obras eran ampliamente conocidas en el México del siglo XVII. y en Inglaterra la de Su Majestad. en Flandes la de excelencia. pero en Francia ya tiene la de señor. homicidio y rebelión. En líneas generales se puede afirmar que en Nueva España estaba mal visto entre la población indígena beber a diario y en solitario. se aceptaba como modelo de moderación. Antonio. como han puesto de relieve los estudios realizados por María del Carmen Borrego Plá sobre el importante volumen de vino exportado a tierras americanas desde zonas como el valle del Guadalquivir durante determinados periodos. Embriaguez. 9 Taylor.EMILIO LUQUE AZCONA grado de ebriedad alcanzado.9 7 Para una mayor profundización en el estudio de lo que significó el consumo de bebidas alcohólicas en las poblaciones indígenas americanas consultar William B. 2005 . México. María Luisa Laviana Cuetos (coords. dado que los diferentes reinos de la península ibérica. Sevilla. homicidio y rebelión en las poblaciones coloniales mexicanas. afirmaba que la superioridad de España en relación con sus vecinos europeos se debía a su actitud más civilizada acerca del alcohol: en España la embriaguez nunca ha alcanzado la categoría de su merced.ª del Carmen: El jerez.

no alcanzó todavía la relevancia de las anteriores. La cerveza. la producción de cerveza en España no alcanzó niveles que podamos calificar de industriales hasta finales del siglo XIX. Noruega y Dinamarca. porque no 10 Al respecto véase Lovera. salvo entre la población indígena de determinadas áreas. si bien la conocían desde tiempos remotos bajo la denominación de “servicia”. 2005 . José Rafael: Historia de la alimentación en Venezuela. AEA. 11 Para un acercamiento al estudio del consumo en España consultar Martínez Lainez. Alemania. consolidándose en el marco antillano-caribeño la demanda de bebidas como el aguardiente..10 al pasar de ser un producto exótico. Sevilla.): Estudios sobre América: siglos XVI-XX. al importar el citado monarca barriles de cervezas flamenca y alemana. y de vino en la mayor parte de las colonias americanas. 1996. Caracas. Antonio. Fernando: La cerveza en España. María Luisa Laviana Cuetos (coords. que sus habitantes no consumían mucho. gracias al aporte calórico que contenían los cereales.PRODUCCIÓN Y CONSUMO DE CERVEZA EN LA AMÉRICA COLONIAL A lo largo de los siglos XVI y XVII el consumo de bebidas alcohólicas continuó incrementándose entre la población americana. Madrid. Hubo que esperar el siglo XIX para que su consumo se generalizase. de donde se importó la cerveza. así como los instrumentos necesarios para su elaboración por parte de los maestros cerveceros. como el de Adolfo Ernst para el caso de Venezuela. en especial de Inglaterra. mientras a principios del siglo XVI en los reinos de la península ibérica la cerveza era vista como un producto exótico. dado que su importación no alcanzó cifras importantes y las iniciativas para su elaboración en suelo americano no fueron abundantes. Diversos testimonios. No fue sino con la llegada de Carlos I a Castilla procedente de su Gante natal. en cambio. 925 ® Asociación Española de Americanistas Gutiérrez Escudero. 1988. a convertirse en la bebida más popular durante el siglo XX.11 No obstante. una vez que las distintas naciones independientes reforzaron sus vínculos comerciales con diferentes naciones europeas y Estados Unidos. cuando esta bebida comenzó a adquirir una mayor relevancia en la zona. manifiestan un aumento en su consumo que se vio también apoyado por las incipientes tentativas nacionales de producción. LA EMPRESA CERVECERA DE ALONSO DE HERRERA En vastas regiones del centro y norte de Europa la cerveza en sus diferentes tipos era considerada como algo más que una bebida. consumido por una minoría.

Cédula de asiento y capitulación tomada con Alonso de Herrera. Para ello. permitiéndosele la venta de los mismos tanto a indígenas como a españoles en plazas. Si no era una bebida aún tan habitual para los peninsulares del momento. Sevilla. aceite de naveta y jabón en Indias. los maestros. calderas y aparejos y otras municiones y los simientes que para beneficio de ello convenga”. Alonso de Herrera. 13 AGI.EMILIO LUQUE AZCONA llegó hasta entonces su consumo a ser tan generalizado como el de otras bebidas que sí se consumían con mayor cotidianidad.dores que llevase consigo. unos pocos años después de la llegada del monarca Carlos I. Consulta del Consejo de Indias sobre el asiento que debe formarse con Alonso de Herrera. Nájera. 2005 . Por su parte. 737.): Estudios sobre América: siglos XVI-XX. se pusiera en marcha una tentativa para producirla en las colonias americanas. le otorgaba un corregimiento en la comarca de la ciudad de México para levantar en él las instalaciones de producción. AGI). debía entregar a la Real Hacienda un tercio de los beneficios que con dicha empresa obtuviese. Antonio. entre las que se encontraba la exención del pago de almoja12 Archivo General de Indias (en adelante. Indiferente. al cual deberá darse licencia para llevar doscientos esclavos libres de derechos. mercados y tabernas.tista se comprometía a correr con los gastos de los salarios de los trabaja. Por este motivo resulta llamativo que para 1542.13 Según se estipula en el asiento firmado en junio de 1542. ¿por qué un sevillano de nombre Alonso de Herrera solicitó a la Corona el poder fabricarla en América en una fecha tan temprana? Algunas de las explicaciones que se han ofrecido tienen que ver con que detrás de este hombre estuviese algún empresario de Flandes interesado en poner en marcha el proyecto. De hecho. 6 de junio de 1542. en dicho contrato se estipuló que Alonso de Herrera llevaría a su costa “de Flandes o de las partes donde se hallaren. además de encargarse del pago de los salarios y del mantenimiento del personal que empleara en dicha tarea. la Corona le concedía la exclusividad en la producción de estos productos en Nueva España y en el resto de las zonas del imperio americano. Indiferente.12 No obstante. podría también conjeturase en la posibilidad de que la cerveza no fuera para inicios de la década de 1540 una bebida tan extraña para los peninsulares del momento. vecino de Sevilla. Madrid. 23 de agosto de 1541. que informó cómo el asen. María Luisa Laviana Cuetos (coords. 541. al firmar en la ciudad de Nájera un asiento con la Corona por un plazo de veinte años para hacer en las Indias “cerveza. AEA. para fabricar cerveza. Asimismo gozaría de determinadas ventajas fiscales. que se ha ofrecido a fabricar naveta y rubia en Indias. jabón y rubia”. aceite de naveta. El caso es que en agosto de 1541 la solicitud de Alonso de Herrera estaba siendo debatida en el Consejo de Indias.. 926 ® Asociación Española de Americanistas Gutiérrez Escudero.

Desde esa fecha hasta al menos 1553. 541. se observa cómo la producción media de cerveza por mes aumentó. según se refleja en la documentación. aceite y jabón. 927 ® Asociación Española de Americanistas Gutiérrez Escudero. Real cédula a Alonso de Herrera dándole licencia para pasar a Indias doscientos esclavos libres de derechos.15 Es así como el virrey Antonio de Mendoza. por lo que se optó por remitir al virrey de Nueva España el citado asiento para que juzgara si con ello la población indígena podía verse perjudicada de alguna manera y si existían posibilidades reales de obtener beneficios fiscales con esta empresa. 2005 .PRODUCCIÓN Y CONSUMO DE CERVEZA EN LA AMÉRICA COLONIAL rifazgo en todo lo que necesitase transportar desde la Península o el llevar libres de derechos a doscientos esclavos que “de estos nuestros reinos o del reino de Portugal o islas del Cabo Verde o Guinea” debían pasar como mano de obra. habiéndose estimado el precio de la cerveza a razón de seis reales de plata por arroba. Indiferente. 541. Para entonces Alonso de Herrera ya había comenzado a fabricar cerveza.. la Corona parecía no tener muy claro en esos momentos las repercusiones y posibles inconvenientes que la producción de cerveza podía ocasiones en territorio indiano. Nájera. y entre el 25 de octubre y el 2 de noviembre de dicho año 1549 al irse los restantes maestros a las zonas mineras novohispanas. AEA. al retornar a Flandes algunos de los maestros conocedores de las técnicas necesarias. Las cuentas consultadas. tras dar el visto bueno a este proyecto. virrey de Nueva España. Nájera. remitiéndole la capitulación tomada con Alonso de Herrera para la fabricación de cerveza. concretamente en la hacienda llamada “de El Portal”. sin embargo. Real cédula a los oficiales reales de Nueva España participándoles que concede exención de almojarifazgo a Alonso de Herrera en todo lo necesario que se llevase de estos reinos para la fabricación de cerveza. 6 de juniio de 1542. Sevilla. para que vea si es conveniente o ha de añadir alguna otra condición. no muestran que las cosas hubieran empezado demasiado bien par el empresario sevillano. debiendo concretar el acuerdo con el citado Alonso de Herrera en los término que estimase convenientes en caso de no encontrar posibles agravios. al fabricarse 1. Real Provisión a don Antonio de Mendoza. Nájera.6 arrobas por mes— y llegarse a 4. 6 de junio de 1542. 6 de junio de 1542.): Estudios sobre América: siglos XVI-XX. En ellas se observa cómo la producción sufrió algunos altibajos e incluso se detuvo entre octubre de 1544 y enero de 1549.158 arrobas entre el 28 de enero y el 25 de octubre de 1549 —una media de 128. Antonio. aceite y jabón. nombró el 11 de diciembre de 1543 a Hernando de Pavía para que llevase a cabo un seguimiento de la producción de la cerveza y se pudiese controlar así el pago correspondiente del tributo a la Real Hacienda. María Luisa Laviana Cuetos (coords.192 arrobas entre 14 AGI.14 No obstante. Indiferente. que vendía en la ciudad de México. 15 AGI.

Sevilla. María Luisa Laviana Cuetos (coords.cano hasta bien avanzado el siglo XIX.. que sitúa la media mensual en aproximadamente 246. El valle de México parece ser.5 arrobas. con algunos inter. Cuentas extraordinarias y alcances de las ordinarias. por tanto. AEA. si bien como comentamos anteriormente. 16 AGI.16 Este último dato podría hacernos pensar en un aumento de la demanda local de este producto. 928 ® Asociación Española de Americanistas Gutiérrez Escudero.sumo de la cerveza europea sería bastante marginal en el continente ameri. Contaduría.valos de cese de su actividad. siendo por ello sus habitantes unos de los primeros en poder degustarla. 2005 . 672.): Estudios sobre América: siglos XVI-XX. aunque se puede asegurar que la misma tuvo al menos una existencia cercana a la década. Asiento de Alonso de Herrera para hacer en las Indias cerveza. Para fechas posteriores a 1552 no contamos con datos que nos puedan aportar alguna información respecto a la trayectoria seguida por esta empresa. el con.EMILIO LUQUE AZCONA la última fecha y el 8 de mayo de 1552. Antonio. como se ha expuesto. uno de los primeros lugares de América en el que se implantó una cervecería comercial que producía una cerveza distinta a la que realizaban y consumían tradicionalmente los indígenas del continente.

Intereses relacionados