Está en la página 1de 94
AYACUCHO: TESTIMONIO DE UN © SOLDADO Por el Gral. Brig. EP Roberto C.'Noel Moral _ EEE CL OCR COSY UUIII II DGD SD | i ALOS HOMBRES DE LAS FUERZAS DEL ORDEN QUE COMANDE EN AYACUCHO Elreconocimiento espiritual y material delasInstitueiones ‘Nacionales, normalmente tarda, y muchas veces queda escrito con tinta indeleble en las péginas invisibles de la historia. El hombre y las Institueiones Nacionales tienen la obliga: ign maoral de expresar su gratitud, euandocon claridad meridia- na se pueden establecer y encontrar los hechos para reconocer actos meritorios y virtudes que.el ser bumano conserva como patrimonio espiritual y eolectivo. Actos meritorios y virhudes, que afloran desde el alma del hombre en momentos sublimes y que ofrece a la Patria dolida y herida, para'mantener vivientes Jas aspiraciones de dignidad y libertad de una Nacién. Al haber concluido de expresar por escrito on la obra “Ayacucho: Testimonio de un Soldado”, algunos de los principa- les recuerdos del edmulo de actos meritorios y herdicos y-de las virtudes exhibidasreferentes al honor militar, cumplimiento del deber, dignidad profesional, lealtad para con la patria, sacrificio personal y familiar y otras virtudes que forman parte de Ja tmistica del hombrey de las Instituciones Tutelares de la Patria, expreso mi reconocimiento y gratitud permanente a los mandos xy a cada uno de los hombres de las Instituciones de las Fuerzas ‘Armadas y Fuerzas Policiales que tuve el honor de comandar, dedicando a ellos cada palabra, oracién, pérrafo y pagina porla labor patriética cumplida en provecho de la paz, tranquilidad & . ituperio de la ley, en el 4rea que fuera declarada en “Estado de Emergencia” por el Gobierno Constitusional. ‘Mucho se ha dicho y escrito en contra de las Fuerzas del Orden, povo se ha expresado en su respaldo y imitado ha sido el econcimiento institucional a la labor abnegada, sacrificada y ‘dtica de los horabres que en el cumplimiente de la misién ‘garticiparon en el conflicto interno. Honor a quienes ofrendaron sus vidas en cumplimiento del deber nacional impuestoy grati- ‘tad permanente para los hombres que con profesionalismnoy sa- ‘rificio participaron en la lucha contrasubversiva, ROBERTO C. NOEL MORAL i | PROLOGO ' I i I! La guerra subversiva fie concebida por los expertos de la violencia politica come el instrumento principal de la guerra revolucionaria al servicio del movimiento comunista internacio- . nal. En el desarrollo de fa guerra subversiva se ejecuta un con- Juntode acciones criminales aisledas,y tarpbién simulténess en los distintos campos de la actividad hamana, con la finalidad de afectarrelaciones que norman la conducta colectiva y vida delos . ‘pueblos, visando alcanzar como objetivo en lo politico: El poder : del Estado por le via de la violencia, destruir sus estructuras, organiicasy crearlas nuevas bases del sistema comunistaal que i aspiran sus gestores, Esa violencia politica es practicada por los conductores y ejecutores de la guerra suvbersiva en pueblos del : tercer mundo y experimentada por los partidos comunistas durante el presente siglo on casi todas las nacfones de nuestro Continente en respuasta 2 la estrategia global permanente y universal del movimiento comunista internacional. ~ RODDIAAAINIDIAIAAAOANO MD oa Los procesos subversivos obadecen a dietados contenidos en el pensamfento politico de connotades intelectuales del siglo : pasado que desarrollaron una nueva filosoffa delhombre,lavida y el mundo, filosoffa por la cual se establecieron cambios sustan- tivos, primero en la vida del pueblo soviticoy luego en distintas ‘naciones en el mundo. Pretender ignorar lo que el movimiento comunista internacional preconiza a través de sus obras y que Agro cannsna aplica en suaccionar para generar violencia en nuestro planeta, “ . constituye un grave y lamentable error que nos coloca muy cerea det destino de los pueblos que hoy deploran la pérdida de su libertad ¢ independencia. Dimensionar la violencia politica, comprenderla y asumir sus riesgos, exige el conocimiento cuando mens bésico de las ideologias totalitarias (marxismo, leninismo, maoismo, ete), de ladoctzinade}a guerra revolucionariay dele guerra subversiva, asi como, de la organizacién del movimiento subversivo, su desarrollo, proyeccién y alcance, Esnecesarie reconocer que on Tos procesos suvbersivos se dan dos periodos: “Pre-insurreceio- nal” e “Insurreccional”. En el primero, se determinan dos fases; “Despliegue ¢ Infiltracién”, etapa lenta desarrollada por los ideélogos en la clandestinidad; y “Consolidacién y Desarrollo” que visa ampliar Jas actividades clandestinas, extender la vio- lencia y pasar a la insurreceién., El periodo “Insurreceional”, comprende tres fases: “Generalizacién de la violéneia” etapa en. Ja cual se intensifieon las acciones ‘de sabotaje y terrorismo, aparecen y se desarrollan las guerrillas, se crean las bases de apoyoy se organizan las unidades regionales de la subversién. . La segunda fase, se denomina “Creacién de zonas controladas y aparicién de un gobierno revolucionaric”, durante este lapso se integran las bases de apoyo,se fortalece la subversién y se conforman las zonas controladas pare llegar a la insurreccién. local, Ja instauracién deles gobiernos provisionsles yfinalmente la implementacién del gobierno revolucionario. El desarrollo de esta fase exige el apayo externo, obtencién de audiencia y Teconocimiento internacional. La ultima fase dé este perfodo Yecibe la denominacién de “Insurreccién General”, momenta en. el que se reemplaza al gobierno legalmente constitaido, y se implanta la doctrina iaeopolitica que inspira a los nuevos geber- nantes. ‘Toda agrupacién politica comprometida con los procesos -subversives y dependiente del comunismo, define en su estruc- ‘tura orgénies cuatro grandes campos de actividad, los que debidamenteimplementados por las cipulaspartidarias, garan- 10 tizan y permiten la ejecncién planificada de las actividades clandéstifias y criminales del sectarismo politico. Son conocidos estoscamposde actividad como“Ramas” y recibenlanominacién de: Organizacién, Agitacién y Propaganda, Accién e Inteligen- * cia. La Rama Organizacién, define y establece el ordenamiento del partido, de la poblacién, de las masas y organizaciones revolucionaris, de las organizaciones clandestinas, de le orga- nizecién militar y de las bases de apoyo. La Rama Agitacion y Propaganda, planifica, desarrollay ejecuta las acciones estable- éidas por su idéologiay ordenadas porllos lideres del movimiento subversivo, con la finalidad de crear los conflictos sociales, econémicos y politicos. La Rama Accién, dirige las acciones criminales de la organizacién subversiva y ackiaen provecho de Ja Rama Organizacién, realiza actividades de sabotaje, guerri- Tas, terrorismo, disturbios civiles, huelgas, paros, manifestaci nes, insurreeciones locales y todo tipo de operaciones destructi- vas, La Rama Inteligencia, se establece por las direetivas de la ‘Rama Organizacién que trabaja en provecho del escalén mas clevade det movimiento subversivo. Por tanto, caliGcar simple- mente corao terrorismo al actual estado de violencia politica por el que atraviesa nuestro pais, sélo permite reconoeer en forma Vimitada el probleme subversivo, os ademas, miopia politica, mal que no alcanza a ver las demas acciones que definen el marco de referencia de la Guerra Subversiva. Nos enfrentamos a un enemigo interno, con ramificacionés externas que lo susténta, alienta y que posiblemente lo conducen. Sus objetivos , procedi- mientos, téenicas y organizacién estén perfectamente definidos ~ yxesponden a una doctrina de guerra delineada y que ha sido aplicada en el mundo por distintos grupos . Consecuentemente, se establece que.el propésito de esta forma deviolencia politica, os lograrlaprofundizaciéndelosproblemas ymales en lo social, econdmicoy politico quenos presenta la vida ‘bjetiva social del pais, permitiends induciralas organizaciones sindicalesyy politicas a la generalizacién de osconflictosy luchas internas, es decir, generar en el pais las condiciones objetivas y sabjetivas que conduzcan a la nacién hacia la desestabilizacién ¥ sa0s. La presencia en la-escena nacional de acciones de exhortacién a la violencia, desérdenes éallejeros, agresién a la rey SD FY TE C « c fuerza pitbliea, demostraciones de fuerza de organizaciones subversivas, desacato al cumplimiento de la ley, movilizacién de zasas con ines intimidatorios, tumaltos, paros, huelgas, sabo. taje, terrorismo, guerrillas, secuestros, asesinatos y otras téeni cas destructivas empleadas por los elementos subversives, nos ‘permiten observar que el fondmeno que afecia la vida interna de nuestro pueblo es de mayor envergadura y nos sibia, en la dimensién de la Guerta Subversiva (periodo insurreccianal), es decir, el pais se encuentra sometido por el sectarismo politico a la fase de Ia “Generalizacién de la Violencia”, sin embargo, se contintia pensando que el mal que nos earcome se Hama simple- mente “terrorismo”, no reconocemos el camino transitado por la subversién, no nos hace reaceionar el mimero de muertos ocasio- nades por la situacién de conflicto interno, ni los cuantiosos aries producidos a la economia nacional y que carhinan casi de Ja mano con nuestra deuda éxterna, ni el mtmero de huelgas indefinidas y paros generales que afectan las actividades del desarrollo, ni la inversién realizada en Ja reconstruccién de lo destraide por las manos criminales de la subversiGn, ‘ni el fortalecimiento de las organizaciones sectarias, nila quicbradel principio de respeto a la autoridad del gobierno y por tiltimo, ni el daiio ocasionado al pafs en sus metas de desarrollo y del bienestar que debié aleanzar el pueblo peruano. £Y qué hacer para contrarrestar y/o eliminar este fenéme- no? Crear, aprobar y promulgar ala brevedad las leyes que sean. necesarias para limitar, anular y sancionar a las personas que dirjjan, realicen, participen o ejecuten acciones de violencia, ‘politica en provecho de cualquier orgtinizacién politica Sectaria. egal o de fachada y en contra de la estabilidad del sistema demoeratico. Realizar campafia sicolégica permanente, presen- tando ante la nacién alos onemigos y traidores denuestra Patria buscando climinar los efectos negatives producidos en la pobla- cién por la propaganda subversiva, Definir y establecer una estrategia global con la participacién efectiva de todas las orga- nizaciones del Estado y de Ja civilidad, como respuesta inmedia- ta a las acciones destructivas de las-organizacionés polit sectarias. Estudiar y analizar cada proceso de violencia polit 12 que seha producido en los distintos paises del Continente, con la finalidad de clarificar y tomar las experiencias de reslidades semejantes, determinar las formas y procedimientos seguidos por los gobiernos de los Estados que han logrado eliminar los procesos subversivos, de-aquellos que eonviven con la violencia politica y de los pocos que han terminado siendo sometidos por elcomunismo, para tomar con claridad tan sélo aquellos riterios que sean aplicables.a nuestra realidad. 48s: posible erradicar del Peri el problema subversive generado por el comunismo y el sectarismo politico? Existen multiples formas y procedimientos a seguir para encontrar el camino a la estabilidad social, econdmica y politica. Estes recur- s0s, se encuentran en las manos delos conductores.del destino de . nuestra Patria y en espera de ser eonvenientemente utilizados, El momento actual representa el tiempo adecuado para elegir la ruta que debe tomar ol Estado del Peri y su eleccién corresponde 4 todos los pernanes, ya.que nuestro destino como Nacién libre, independiente y.soberana se encuentra en grave peligro, por accién y responsabilidad de los grupos sectarios que conducen y factibilizen la guerra subversiva en nuestro suelo patrio. + Tene entonees el Estado, la obligacién politica de definir y decidir las acciones que mas convengan para la defensa y supervivencia del sistema democratico que establece nuestra Constitueién Politica, y los Poderes del Estado, el compromiso ineludible de asumir su verdadero rol en defensa de les interéses y espiraciones de la sociedad peruana, cifiéndose estriclamenta’ las autoridades, al mandato establecide en nuestra Carta Poli tica sin renunciar a las responsabilidades que por imperio de la ley les corresponde. EL AUTOR 13 PREAMBULO La libertad, don divino otorgado al hombre, corresponde jane te esaad2 Der ol Estado mediante la aplicacién eet ee Junto de leyes establecidas 0 con la formulacién de aquelias que Nuesira Patria fue y continia siendo ‘agredida, pre. Sintindose disriamente esta agresién en el camps social, ° inditorecesd ey militar, situacion que contemplames an indiferentes, sin refléxionar en las nefestas consecuencias que Se Breducirdn on la vida de las generaciones presentas Y Yeni. ¥ eH las relaciones del pueblo peruano con las demas naciones del mundo. Rompo el silencio en protesta al dafio moral y material preducido y que contintian produciendo organizaciones politi- cas regidas por ideologfas fordneas, alejadas dei interés nacio. nal y apartadas totalmente de nuestros problemas, creencias y aspiraciones. Callar en momentos eraciales vc debe calificar de 1: oe TAA ty LOO? ©. c cobardia; asf como también se debe aplicar el mismo término a Ja aceptacién incondicional del atropello subversivo que nos obliga a vivir en el terror y cuyo costo es la pérdida de nuestra dignidad y libertad. El Perd por su legado histérico es considerado como un puebio digno y libre, y son la dignidad y la libertad las que nos obligan a propiciar la unién y cerrar filas para evitar la accién destructiva, criminal y cobarde de quienes se apartan de la ley en busca del sometimiento de la nacién pare aleanzar el poder politico. Cerrar los ojos para no querer ver el delit para evitar eseuchar el clamor de toda-una n: Mamado histérico de un pueblo que reclame solucién al univer- s0 de problemas que vive, problemas que se agravan y conducen ieremadiablemente a situationes de mayor vesg y peligro, es decir, deseperanza y fristracién colectiva. negarse a oir Comprometido por creencias, formacién moral, espiritual y profesional, por las circunstancias especiales de los oz heches vivides y por lealtad a los hombres que comandé en la libera- ign de pueblos sometidos al terror por accién de la subversiéa, escribo en defensa de intereses superiores para destruir la imagen negativa de las Fuerzas del Orden, imagen construida mediante’el tréfico de las noticias por los maestros del engaiio, seres que han encontrado la razén de su existencia en le des- én es eludir el” trueci6n de-los hombres y las instituciones que garantizan la. permanentia del sistema democrdtico del pueblo peruano. Levanto mi vor de protesta situdndome ent mi verdaderay \inica dimensién de hombre de bien y amante de le'libertad, ‘pera defender a hombres e instituciones y, ala vex, defenderme del ataque artero, cobarde e infame del comunismo sectario, de sus protectores y seguidores sin importarme tengen o no titu los, pergaminos y Greencias. Aquienes desean informarse del modo coino la subversién’ 16 preparé y desencadens la agresién més brutal de nuestra vida epublicana, prosento una sintesis del desarrollo de lo aconteci- do y de la'forma como se tuvo que afrontar el problema en lo referente al campo militar, asi como los esfuerzos reslizados para que la accién de los hombres con responsabilidades en las actividades econémica, social y politica unieran sus esfuerzos, para eliminar el conflicto iniciade por un grupo de hombres amantes del caos, “ Las acciones de violencia que les ha tocado vivir & las, ‘generaciones presentes del Persi son consecuencia directa de la agresién permanente de organizaciones del comunisto secta- ‘lo, situaciones que son deformadas y manejadas con intencio- nes y.propésitos desestabilizadores por quienes se autodefinen como luchadores sociales y expertos en el conocimiento del ‘quehacer de la vida de la Nacién. Estos personajes que domi- nan el‘ arte dela dialéctica para meritir y sembrar el odio, semilla del aos social, econémice y politico, obtierien con su. ‘actitud el instrumento deseado para lograr sus objetivesy fines, partidarios. Por todo ello, me veo en la obligacién de recapitular jas actividades cumplidas, seialéndolas con claridad y sin apartarme de la realidad. Coa el pensamiento fijo on la responsabilidad que asumia, ¥ con la conviecién de que en el curso del afio 1982 mis tropas hebrian de ser empenadas por el gobierno-en la contencién y eliminacién de la subversidn, orients todo esfuerzo a optimar la Breparacién militar de mi Divisién levande a cabo todas aque- das tareas que permitieran el éxito de las operaciones futuras. La formacién profesional de los cuadros dé Oficiales y personal de Técnicos y Suboficiales, asf como la disciplina y virtades militares de mis tropas, hicieron posible alcanzar todos los objetivos que’se requerian para obtener la operacionalidad de las fuerzas en condiciones de cumplir cualquier tipo de misién en defensa del interés nacional, seguridad, integridad territo- ial y libertades tanto individuales como colectivas. * Tengo la obligacién de referirme al sentir y pensar de los W hombres que comandé con el propésite de hacer un reeonéci aiiento putblico de su labor, resaltar su formacién moral, espiri- tual, intelectual, fisica y sobre todo, su respeto a las gloriosas tradiciones heredadas de quienes ofrendaron sus vidas por la libertad y dignidad de la patria, Dicho respeto permitié a los Comandantes y tropas participantes en Ja hicha contra la sub- versién, poner en manifiesto su excelente capacidad de mando ¥ ejecucién operacional demostradas mediante su aptitud pro-, fesional, ia abnegacion, el sactificio'y'el soraje or: que diaria~ mente afrontaron cada una de las misiones de combate que les fueron asignadas. La fe con que recibieron la misiéa, el optimismo con que miraron el faturo, la confianza con que tomaron sus responsa- bilidades y la esperanza de ser itiles a la patria los imié mas a cada instante y los presenté ante un piueblo angustiado, deses- perado, sometido a vejaciones y abatido por el asesinato, robo, rapto, destruccion y chantaje como el-elemento que da vida, rrestablece, fortifica y hace frente a los que maltratan y destra. yen al pais con el sérdido propésito de cambiar Ia tradicional forma de pensar y actuar de su pueblo, pretendiendo vulnerar su libertad e independencia. Los integrantes de las Fuerzas del Orden se sometieron ‘onscientemente apoyados én su vocacién de servicio y discipli- na a continuas privaciones, entregaron lo mejor de sus senti- taientos y ofrecieron sus vidas al'sorvicio de una causa noble, causa que. se identifica con los ideales de su pueblo y que rechaza el totalitarismo como forma de gobierno, actuacién y “vida, totalitarismo calcado de otras realidades y tratedo de _.implantar por aguelios que se sienten y autadefinen como los “ defensores de los derechos del pueblo. 4 Se infiere y comprende, sin mayor esfuerzo de imagina- ‘ciéa, que el tiempo transcurria en contra de los hombres que en favor de la ley, tiempo que debja. sér aprovechado al mximo para recuperar el eamino perdido en afiosy frenar el » -avanee destructive de los grupos politicos empeiiados en la “49 conduccién, desarrollo e. incremento dela subversién en el Peni: La misién Constitucional asignada por el Gobierno a las Fuerzas Armadas fue comprendida por todos los hombres en el ‘Area de emergencia, quienes, sin escatimar sacrificios, se entre- geron, con la mds grande devocién al. cumplimiento de las tareas que por jerarqufa.y ocupacién les correspondian para brindar ayuda a su pueblo en momentos de suma dificuitad. ET espiritu de cuerpo, moral, disciplina, orgullo personal y colecti- vo, camaraderia, cumplimiento del deber y preocupacisn por alcanzar un grado éptimo de eficiencia operativa se fortalecié en todo momento pensando sélo en la misién y en el noble propésito de ésta para el bien del pats. El actuar de cada uno de los hombres qué cumplis accio- nes para controlar y eliminar Ja. subversién estuvo enmarcado en el espiritu de la Constituciéa Politiea del Estado Peruano; echo que permite afirmar que no puede haber cargo de con. ciencia, sino més hien, satisfaccién por el deber cumplido, La historia del acontecer subversivo en el Peri se eseribe con frases que deben hacer reflexionar a quienes propician actos de dolor, desolacién y desesperanza en los hogares de nuestro pueblo y evan al pais a situaciones que profundizan su distaneia con los pueblos del mundo’ desarrollado, pre- senténdonos como una nacién desarticulada y en caos. Desde el inicio de las operaciones militares que conduje- ton las Fuerzas del Orden por mandato contitucional para frenar y eliminar las acciones destructivas de la. ‘subversion, algunos érganos de expresién social y falsos periodistas alenta- ron los erimenes del movimiento revolucionario brindéndole apoyo en forma sostenida y progresiva ala subversién y logran- do precipitar a poblaciones enteras a la lucha fratricida que conduce el comunismo sectario en el Peri. Algunos érgancs de‘ expresiém social destinaron innume- 19 Sy aA TN EEE ERD APO BAAD A roar. rc ‘ables campafias periodisticas a Ia orientacién y apayo al grupo alzado en armas contra el gobierno y a los grupos politicos que encubiertamente actian como promotores. y protectores del elemento subversive contribuyendo a generar, acclerar y pro- ducir el terror con-el que nos pretenden someter. Este periodis- ‘mo es, el que jugs y jugard un rol preponderante y de vital im- portancia en el campo de las operaciones sicolégicas, tarea cumplida y que continuarén cumpliendo:las organizaciones sectarias identificadas con la viclentia politica por intermedio de su “Rama de Agitacion y Propaganda’, elemento clandestino de toda organizacién.séctaria y a la que se destinan-y seguirén destinando importantes cantidades de los recursos econémicos que llegan al pais para coordinar el esfuerzo planifieado de sus tebrizantes, intentat justificar la accién eriminal de sus afilia das y lograr los objetives politicos considerados en su estrategia, revehicionaria, Bn esta rama de le organizacién sectaria, se ‘ubican los falsos periodistas, quienes realizen la difusién de las 6rdenes y consignas partidarias por medio de la editorializa- cién de aspectos de la vida de la nacién y mediante la ptesenta- cién de articulos destinados a lograr la desestabilizaciéh de las instituciones que garantizan Ia permaneneia del. sistema de- rioerdtico, la accidn del gobierno y el desarrollo del pak: Para justificar el pensamiento sectario de los lideres co- manistas, todo érgano de expresién social es considerado valido ¥y de utilidad potencial para trastrocar el orden, utilizar con on ‘agarente viso de legalidad lo establecido en nuestro ordena- miento administrativo nacional y eludir de esta manera riesgos -y responsabilidades que estableceit las loyes de la Republica. Las exigencias ¥ forsas de pensar de quienes supuesta- ‘mente pretenden no admitir, ni comprendér la violencia revolu- cionaria encuentran asidero y justificacién on la formacién ideoldgied y en la raz6n que esgrime el comunismo sectario en +. su estrategia subversiva, ya que ella toca en lo més profundo el interés visualizado por sus agrupaciones: La obtencién del poder politico por el uso'de la violencia. A tal situacién, ellos juzgan necesario sacarle el méximo ‘provecho partidario para 20 ganar terreno en el fortlecimiento del movimiento y profundi- zar el proceso subversivo, Vemos como a través del tiempo, ta accién inicial y aquellas que han continuado desarrollndose permiten a hombres con deseo de figuracién tergiversar hechos para cambiar una realidad, mentir, amenazar y continuar la Jabor destractiva en la que se encuentran empefiados. El resen- timiento social que abrigan en su yo interno, las frustraciones y complejos que mantienen desde. sus origenes y los defectos morales que exhiben en su vida. privada’y.comunitaria los ‘desealifican: para asumir roles orientadores:en la. conducta individual y eolectiva del hombre y-la nacién, Son éstos los desplazados de la vida politica del pats, aquellos que perdieron privilegios obtenidos con malas artes y de los evales gozaron en sus momentos de auge y poder. Son los que recibieron con la expropiacida de los medios de comunieacién social en’el Peri la oportunidad de destriir la fe de nuestra pueblo y encaminarlo porlla senda del odio. Tuvieron a un pueblo noble y desarmado en sus manos y Ie inocularon el virus'de la lucha de clases, formaron en él, conciencia revolucionaria destructiva y enfer- maton las mentes de quienes hoy conducon a nuestra patria a una lucha fratricida, lucha que sélo podré detenerse guitendo del escenarie politico, y de la actividad periodistica, a seres de condircta reprochable que son los autores intelectuales y mate- rrieles de] envenenamienito progresivo y la destractién del pais. ‘Manuel Gonzélez Prada al referirse al periodismoy a los partidos politicos, manifests: “Nada prostituys mds al Pert que Ja palébra: Ella debfa unir y-dividié; debia censurar'y adul6, En nuestro desquicia- miento general, la pluma tiene Ja misma culpa que la espada, El diario carece de prestigio, no representa la fuerza inteligente de la razén, dino la embestida ciega de las malas pasiones. Desde el editorial ampuloso y Kiloméirico hasta Ja eréniea insustancial y chocarrera se oye Ja diatriba sérdida, la envidia solapada y algo como crujido de cdne viva despedazada por dientes de hiena.” 21 “Los mal nombrados partidos politicos del Peri son frag- mentados orgénicos qué se agitan y claman por un cambio; ‘pedazos de serpiente que palpitan, saltan y quieren unirse con Jina cabeza que no existe. Hay erdneos, pero no cerebros”. Cuanta verdad existe en estas frases,.ellas se. pueden aplicar hoy, con Ja misma exactitud de ayer, al-periadismo Vonal, sensacionaiista y destructivo de nuestro destito histéri- coy alas agrupaciones politicas empefiadas en la aventura re- Solucionaria emprendida por los “intelectuales” enguistados en. Tas eapulas dirigenciales identificadas y sostenidas por el co- ‘mmunisme sectario ‘internacional. Blaceionar medido, profesional y firme de las Fuerzas del Orden incomnodé a las ciipulas de la subversién y a parte del periodisino, originando en ambis, la revisién de sus acciones Rediante las acostumbradas autocriticas para lograr la re0- tientacién del esfuerzo revohicionarioy mentalidad eriminel de gus afiliados, profundizar el malestar, desangrar al pais y con- templar la. eliminacién fisiea de quiches no se identifican ni apoyan a su movimiento demencial; Hevando a cabo con impu- ‘pidad sus actos criminales apoyandose en las libertades que la - ley otorga, rebasando con creces los linderos de nuestras leyes y buscando’ siempre el apoyo de la justicia en nombie de los Derechos Humanos”, derechos que réclaman cuando sus accio~ nee facasan-o no encuentran la proteccién hecesaria para el Jogru de sus objetives. Redeblan esfuerzos pera separar a las Faerzas del Orden de la poblacién, utilizando conocidias arti- © mafias como son Ja guerra sucia, difusién de erimenes imagina~ Hos, abusos de autoridad, impatasiones sobre violaciones, ro- bos reptos y otras acciones que la subversiin realiza con toda puntualidad en cada cempafia de terror que ella ejecnta, pero ue difmnde como ejecatadas y practicadas por las fuerzas del gobiemo. En este accionar, se ven comprometidos y utilizados fombres pablicos con fanciones legislativas y judiciales, inte- Ieetuales y Hombres que de buena fe eaen en manos de expertos ‘Sjuchadores sociales” que reciben hoy el titulo pomposo de spéroes del fatuz0”, aliento que, sin lugar a dudas, sirve para mantener viviente el virus de Ta lucha de clases en el Pert y para alejar toda posibilidad de pacificacién y desarrollo. Seinicia en eles de Enero de 1982 el camino que me toes sir por mandato de la ley yen mi condicién de-General del Eyereta camino para el cual habfa entregado a mi Patria y al Ejéreto treinta y cuatro afios de mi vida, tiempo que, sin lugara dadas, transeurrié, entre-momentos de alegtia, preocupacién famonsos sacrificios buscando siempre ser ttil a Ja sociedad y proporcionar el bienestar que todo ser anhela para su farhilia. Creo haber alcanzado las metas que me fijara en mi vida y en. rai carrera militar, sintiéndome realizado en el émbito profesio- al y en la vida familiar, inico patrimonio que lego 2 mis hijos y familiares, teniendo la seguridad de que sentirén orgullo;per- onal por la actuacidn que-me cupo el honor de evar a cabo en Ta lucha contra la subversién para beneficio.del imperio de la ley yen provecho del pueblo peruano. Reclamo en forma alturada y digna el dafio que han pre- tendido hacerme hombres y organizaciones sectaries y lo hago ‘como hombre de honor, a quien no puede aleanzar el ataque ar- tero, la difamaciOn y calumnia; armas polsticas y periodisticas empleadas con excelencia y preferencia por seres acostumbra- dos a destrair para, sobre escombros, tratar de construir, el paraiso que ofrecen basdndose en doctrinas ideopoliticas y s0- Gioeeonémicas alejadas de la realidad e interés de la nacién. 23 Capitulo E ACTOS PREVIOS A-LA INTERVENCION GENESIS ¥ DESARROLLO DEL MOVIMIENTO SENDERISTA Buscando el punto de partida para relatar el problema que vivimos, Jo. encuentro en el proceso subversivo que tuvo ugar en el Pert en la década del sasenta, Este process se inicia con a escisién de un grapo de elementos afiliados al Partido ‘ApristaPeruano que adoptaron inicialmonte la denominacion e.Apra Rebelde para finalizar identificados como el Movimien- to de Izquierda Revolucionario. El movimiento subversive se inicia én la sierra central del pafs con el liderazgo de Luis dela. Puente Uceda y se-desarrollé entre los aités 1963 - 1965 me- diante la presencia de grupos armados focalizados en’ éreas rurales de los Departamentos de Junio, Cajamarca y Cuzco. Paralclamente a las acciones realizadas por'el Movimiento de Izquierda Revolucionaria, los lideres de otros grupos sectarios visualizaron en la reaperiura de la Universidad Nacional de San Cristébal de Huamengs, Ia oportunidad y conveniencia de ejercer el control, administrative, educative y pélitice de ese centro de’ estudios con'la finalidad de. créar un movimiento 25 paralelo y diferente al emprendido por el Movimiento de Iz- quierda Revolucionaria, configurando de esta manera, otra alternativa de la subversién y un objetivo a largo plazo del Partide Comunista Peruano. _ Al finalizar el afio 1982, la situacién de inestabilidad social, econdmica y politica lograda por la subversidn en el de- partamento de Ayacucho habia afectado en sus raices a distin- tas settores del Estado (Diteceiones Regionales}, al Organism =~” de Desarrollo, a los distintos érganos de la produccién, a la - Prefectura, Sub-Prefecturas, Gobernaciones y Gobiernos Loca- Jes, los que presentaban una imagen de desarticulacién y anor- malidad carentes de respuesta a las necesidades de vida de las poblaciones del drea en emergencia. La existencia de innumerables pueblos en poder del cle- ‘mento subversivo tales como: Andarapa, Acobamba, Aranguay, Canaria, Calea, Concepcién, Coleabamba, Chumbes, Huancapi, Huaneasancos, Huambalpa, Huaychao, Iquicha, Lucanamarea, Lircay, Ongoy, Paras, Socos, San Pedro de Huaya, Sacsamarea, Sacharraccay, San José de Seece, Tambo, Tuco, Totos, Uchu- raceay, Vinchos; Vischongos, Vileashuaman; Yusita y otros en proceso de liberacién como: Cangallo, Churcampa, La Com- paiifa, San Pedro de Cachis, San Francisco, Santa Rosa, San Miguel, Sivia, Trivoli, Tayacaje y ta eindad de Ayacucho, debie- se al vandalisma desatado.y a ja accién criminal emprendida por el senderisio mediante la eliminacién fisica (asesinatos) de profesionales, representantes, sectoriales, propietarios de haciendas y fundos, miembros de las fuerzas policiales, comer. ciantes, campesinos, estudiantes, gobernadores, tenientes go- bernadores, alcaldes y regidores en las provineias comprendi- .das en el estado de emergencia, y al abandono de los cargos. __ Ruiblicos.realizados por las distintas autoridades, que prefirie- ron huir a perder la vida, asi como, al repliegue de los puestos policiales dispuesto por el Ministerio del Interior. Esta situa- -¢ién virbualmente determinaba el establecimiento de zonas liberadas y la presencia de elementos del Partido Comunista Peruano -Sendero Luminoso, como el elemento aneargado dela 28 ‘administracién y vida politica de los distritos en poder de la subversibn, es decir, dreas territoriales en que la autoridad del gobierno peruano era desconocida y suplantada. Annivel de planificacién los Departamentos de Ayacucho, Huancavelica y Apurimae estin considerados como dreas de- primidas y de menos desarcollo, situacién calificada asi por al Instituto Nacional de Planificacién y olvidada por el Estado en cuanto la solucién de los angustiosos problemas socioeconé- micos, que viven esos pueblos. Conocimiento que permitié 2 determinadas organizaciones politicas sectarias alterar el or~ den interno e inducir a la poblacién a la rebelidn yal crimen. La revisién de algunas eonsideraciones histérieas y geograficas, invitan a reflexionar sobre las razones por las que el movimien- to subversive escogis eomo centro de sus actividades insurgen- tes al departamento andino de Ayacucho, sefialdndose entre ellas el reconocimiento de la gesta libertaria que sell6-definiti- -vamente la independencia de los pueblos del Continente Ame- ricano, es decir, su répida y féeil identificacién con.el hecho histérico, y en lo geogréfico, ia posicién central en los andes peruanos que permilié a la cipula senderista la realizacién de acciones subversivas hacia dreas cercanas con minimos esfuer- 205, ejercer el control de grandes espacios territoriales y produ- cix el permanente desgaste politico del gobierno. Esta visidn panordmica del fendmeno nos permite deter- sminar que’ se produjeron cambios sustantives en el tiempo mediante los euéles se fortalecis el proceso subversive y seriala a la vez la pérdida de confianza de la poblacién andina en la conduccién politica del gobierno para la solucién de los proble- mas del desarrollo. Las causas que origineron esta andmald situacién estan referidas a la pobre visién politica con que fue tratado el problema subversive, y ala indiferencia manifiesta de los organismos con capacidad de decisién. Los argumentos manejados por la cipula subversive para incentivar y conducir a la poblacién andina a la rebelién y a la lucha armada encon- traron apoyo en la ausencia de previsiones para la solucién de Jas carencias en el érea de emergencia, a la falta-de atencién y, 27 a ean anoea a Pea PODS comprensién a los reclamos de la poblacién, a la dificil situacién econémi¢a por la que atravesaban estos pueblos, a Ja ausencia de incentivos para la inversién, a la deficiente infeaestructura productiva de la zona, y ala escasez de técnicos y profesiona- Jes. . Al finalizar el afio 1982, se pudo apreciar que en Ia plani- ficacién y acciones para el desarrollo del’ Departamento de » Ayacucho: estuvieron.ausentes:la Corporacién dé Desartollo, -” las Municipalidades, los distintos sectores publieos, el Instituto de Planificacién, ‘el Instituto Nacional de Cultura-y Coopera- i6n Popular, organizaciones en las que sus elementos invirtie- ron el dinero del Estado y de sus’ presupuestes sin coordinar esfiierzos. Se invirtio, sin conocer cudl era la realidad socioeco- némica y politica del érea, cudles eran las necesidades reales del departamento; provincias y distrites, es'decir, se dejé de lado lo més elemental de la. planificacién, “la. diagnosis de la situacién sicosocial, econdmica y politica”, = A} analizar la memoria anual de la Corporacién Departa- mental de Desarrollo de Ayacucho -Avio Fiscal 1982 -7e pudo apreciar que las inversiones realizadas no respondfana las necesidades del departamento, asi-como, a los costi® de las obras. Informacién que puntualizaba que no era posible obte- ner soluciones ett el corto, mediano y largo plazo pata los problemas de cardeter social, econémicos y politicos del area, y obligaba urgentemente.a realizar ol trabajo que diera respues- ta y solacién a los agobiantes problemas-departamentales, definiendo obras, estableciando costos y programando su ejecu- ci6n, para solicitar al gobierno los recursos econémicos 0 el financiamiento de las obras. Por otra parte; el fendmeno subversive desencadenado en tierras ayacuchanas fue visualizado, definide y ejecatado por la ‘Ainea violenta del comunismo con oportunidad y claridad, cir- : * cunstancia en la cual aparecen en Ia escenia politica de la vida * del pais, las acciones. criminales de la agrupacién terrorista conocida como Sendero Luminoso y otras sectas identificadas 28 con la violencia politica y los cambios sociales por medio de las acciones criminales comprendidas en lo que se definen como: “la lucha armada’. La reapertura de la Universidad de San Gristébal de Huamanga tiende puente de plata al comunismo sectario peruano, es decir, le brinda la oportunidad de concien- tizacién masiva sin costos econémicos, la disponibilidad de recursos humanos de incaleulable valor potencial y-la accién retardada pero segura en el tiempo para la censecucién de sus fines. La-complacencia con qué sé obsservé y permitis las activi- dades proselitistas en la universidad ayacuchana, y las desvia- ciones introducidas en los programas académicos, uo fue prec- cupacién para autoridad alguna, sino que por el contrario, apoyandose en la autoriomia de la universidad se permitis y facilité los intelectuales del comunismo sectario formar los euadros y a los activistas que hoy desangran y destruyen al pais. La Universided Nacional San Cristobal de Huamanga se permitis descartar de su organizacién a excelentes profesiona- les y dar cabida en’ cambio a otros para quienes las posibilida- des de obtener una edtedra o la jefatura de un departamento en centros superiores de estudios estaba fuera de su aleance, brindande al comunismo sectario peruano la oportunidad para dar pasos significatives e importantes e imponer en tierras andinas y con, el tiempo, su manera de pensar, proceder- y sentir. La condueta politica asumida por el abogado Efrain Mo- rote B. al frente del rectorado de la Universidad Nacional San Cristebial deHuamanga durante su gestién'en csa casa de estu- dios, permitié la accién proselitista sectaria de un grupo de Profesionales reclutados en distintos lugares-del Per y la formacién de los cuadros de activistas que el movimiento sub- Versivo necesitaba inicialmente en al departamento de Ayacu- ” tho. La permanencia del abogado Morote ea la Universidad Nacional San Cristébal de Huamanga facilits a un conjunto de catedraticos (Guzman, Kawata, Diaz, Durand, Adrianzen y otros) la planificacién, ef desarrollo de la doctrina ideopolitica 7 la organizacién del movimiento subversive. Se formaron a los dirigentes en el interior de la Universidad, se crearon las ~ 29 Escuelas Populares y se proyecteron acciones concientizadoras en forma masiva sobre las poblaciones de los pueblos jovenes de Ia ciudad de Ayacucho y en las dress rurales de los Departa- mentos de Ayacucho, Apurimae y Huancavelica, Las principa- Jes acciones de concientizacién fueron levadas a éabo por profe- sores y alumnos universitarios de los programas académicos de: Educacién, Antropologia, Derecho y Sociologia con el propo- _ sito:de buscar un efecto multiplicador, temando el movimiento subyersivo como érabridn de su organizacién al grupo ultra de Bandera Roja y como jefe y miembro visible en Ayacucho, al dirigente Abiniael Guzman Reynoso. Posteriormente en 1970, Yabase de Ayacucho y el Comité Regional “José Carlos Marigte- gui” se separan de Bandera Rojay dan nacimiento al grupo que ‘hoy conocemos como Sendero Luminoso, permitiendo su forta- lecimiento orgénico, su consolidacién e iniciacién de la lucha armada én mayo de 1980. El trabajo encubierto y paciente, que realizaton catedraticos de la Universidad Nacional San Cristé- al de Huamanga y el abogado Morote permitié a este grupo sectario, ejereer el control total de los tres estamentos de 1a ' vuniversidad ayacuchana, extender la actividad proselitista a través del magisterio'y las escuelas. populares a Ja pobiacién urbana y capturar las organizaciones sindicales para crear jnicialmente frentes de lucha en la ciudad y ampliarlos progre- sivamente a las dreas rurales con el tiempo, para proyectar acciones criminales hacia otros departamentos (Huancavelica, Junfa, Cerro de Pasco, Apurimac, Cusco y Puno) e irradiar la robelién hacia Jos principales centros urbanos del litoral. La procedencia del estudiantado en la Universidad Nacio- nal San Gristébal de Huamanga estuvo constituida por jévenes xy adultos procedentes de distintos puntos geogréficos del terri- torio peruano. Unos movidos por el atractivo de una Universi- dad moderna; y otros, atrafdos por la intencién degenerada del sectarismo, como producto de su visién distorsionada para dariar el futuro de la regién. En los primeros, elideal de concretar aspiraciones, de retribuir al Estado-eon eficiencia la inversidn realizada y eooperar en el désarrollo sociceconémico - de la nacién; para los segundos, la negacién de todo lo dicho. 30 El primer triunfo de la concientizacién masiva se manifes- 46 en el-afio 1969, como resultado del levantamiento politico, puesto en marcha por docentes egresados de la universidad ayacuchana en Ja provincia de Huanta y en la Regién Educati- va del Departamento} el segundo, con el recorte de rentas dispuesto per el gobierno en 1972 yla dacién de la nueva ley de educacidn, definiendo y levantando como bandera de lucha “la defensa de la Universidad’, y el tercero, el desborde producido en los tres estamentos de la Universidad Nacional San Cristé- bal de Huamanga (docentes, estudiantes y trabajadores no docentes) que Hevé al descontrol total de los organismos univer- sitarigs y sus anexos, haciendo pubblicos los‘anuncios que deter- minarfan la iniciacién dela lucha armada. El-sistema’ edueativo del area de los departamentos de Ayacucho, Apurimac y Huaneavelica fue manejado por “profe- -sionales” del campo politico comprometides con el proceso sub- versivo desde mediados de la década del 60, y su accionar se intensificé entre los afios 1970 a 1980, hasta comprender gra- dualmente en su concientizacién a todos los niveles del sistema en el drea y zonas colindantes a ésta. La poblacin ayacuchana fue presa facil de la accién planificada por la subversién encon- ‘trando éstos respuesta ofectiva a sus aspiraciones en el mes de -mayo de 1980, fecha de la reiniciacién dela lucha armada en el Pert. La responsabilidad del malestar social creado por la subversién descansa sobre los hombros de los directores zona- les, asesores; elementos dirigentes de los Centros Educativos y profesores del magisterio aysicuchano identificadss'con Is doc- trina e ideologfa del movimiento comunista senderista. Entendiendo que el docente es el hombre o mujer dedicado alaensetianza, y a su vez complemento dea formacién moral y espiritual del ser humano, debemos definirlo como el forjador de la personalidad individual y eolectiva de una sociedad, es decir, la ejecucién del trabajo del hombre sobre seres humanos que los padres de familia depositan en sus manos, con el tinieo interés de convertirlos en generadores de bienestar y progreso de su pueblo, a OT ROOD OD OO NOES Ee Elengatio cometido por un alto poreentaje de docentes que laboraron en el depariamento de Ayacucho, no piiede quedar calificado con la simpleza con que se obseiva y comprende un mal pasajero, por el contrario, implica un daiio profndo que va desde lo espiritual y moral, hasta el dafio fisico de toda una sociedad, la que demanda y clama con urgencia la interveneién seria y apasionada de los hombres que debieron hacer de sus vidas’ un spostolado-para conducir por-el dittino “del sabér, *” amor y eomprensi6n a la nifiez y juventud de los pueblos: | Qué f6cil resulté para éstos mal llamados educadores conseguir.sus objetivos politicos !, | Qué facil resulté destruir la mente de nifios y adolescentes!, j Qué cémodo y fcil resulté engaiiar a Ia familia y ejercitar el chantajel, ; Qué f4cil results vivir'sin ‘sumplir!, y | Qué féeil resulté hacer subversién amparados en la fancién educatival, . La docencia en el magisterio ayacuchano fue ejercida has- ta mediados de la-década del 60 por hombres y mujers con deseo de servir a su comunidad, identificados eon su Basado histérieo, ereencias, religién y aspiraciones de vivir sieniijre en libertad. Modelo de pensamiento que: progresivamerite fae cambiando en su férma, pare trastrocar en el fondo la cBicien- cia individual y colectiva del educador, quien en corto plazo se convirtis eaagitador profesional sostenido econémicamente porel Estado y protegido en su actitud por la estructura educa- tiva establecida-en la Zonal Departamental de Ayacucho. La profundizacién de los cambios, tanto en Jo politico, como en el ~ Sistema Educativo en el Pera (déeada del.70), permitieron al profesor radicado en Ayacucho y sus Areas de influencia, traba- Jar bajo la direccién de los dictados de la edpula subversiva en provecho delas definiciones del movimiento senderistay sin el menor control del Estado (Ministerio de Educacién Piblica). El tiempo que la subversién dedicd ala educacién politica * del nifio y del adolescente on el drea educativa de tesponsabili- dad de la Zonal Departamental de Ayacucho fue hasta 1982 de veinte afios, apreciacién que, no sélo por el tiempo, sino tam- bién por las consecuencias, nos debe lamar a reflexisn, si es, Bz que verdaderamente se quiere remediar el mal que en forma intencional y sostenida se ha producido y continga producién- dose. ‘Al asumir las Fuerzas Armadas la responsabilidad de la conduccién de la guerra contra la subversién (Estado de Emer- gencia~ Articulo 231 de la Constitucién Politica) dispuesta por el DS. No, 068-82-IN del 29 de diciembre-de 1982, se encontrd al profesorado radicado en-el departamento-de Ayacucho, casi’ ° en su totalidad comprometido-con el proceso subversive y dis- puesto a profundizar Ja lucha arinada, Su.partieipacién fue directa y conté con el apoyo de un importante pércentaje del estudiantade de la zoria, catequizado, chantajeado y compro- metido por los lamados “educadores revolucionarios®, El compromiso del profesorado con el proceso subversivo, fae manejado en detalle desde la capital de la Repttblica, ubi- cando y/o designando en la Zonal de Educacién a hombres que cumplieron una labor organizativa con finalidad destructiva para facilitar, desarrollar, acelerar y consolidar el trabajo de concientizacién de toda la poblacién escolar ayacuchana. El tiempo y los cambios producidos en el devenir de Ja politita interna y externa, han sido aprovechados por las etipu- las de las organizaciones de izquierda para aleanzar las metas que hoy muestra la subversién, metas que sélo pueden exhibir en sus logros innumerables crimenes y-la destruccidn sistema- fica de bienes del Estado de la actividad privada. Los.éxitos de éstos grupos ¥ los elementos due encubiertamente los alientaf ¥ sostienen, constituyen’sin lugar a dudas, la dindmpica de su existencia. La década del 70 contituye el momentum de escape que Recesitaban los grapos sectarios para poder organizarse, 2c- tuar amparados por la ley, cometer toda clase de desmanes y dafiar la vida interna y las relaciones del pais con otros pusblos. Durante este lapso, afloran- elementos cuyos pensamientos y actitudes encuentran sostén en el pluralismo idealégico, plura- 33 sev henninipemtnnereenien lismo que al ser utilizado con propésitos de daitar la vida del pais'les permitié infiltrarse en. diversas instituciones de Ia actividad privada y del Estado para alcanzar objetivos politicos significatives y ‘obtener un avance sostenidg en el camino del delito y la iniciacién de la desestabilizacién del sitema do- mocratico en el Perti a partir de 1980. La situacién convulsa que vive el pais, es consecuencia de Jas definiciones adoptadas por.los,represezitantes de todas las facciones de izquierda que asistieron-en el.atio 1979 a la cita cambre efectuada en Vileashnaman, paraje en la serrania aya: cachana. sta cita:reunié a conriotados lideres de izquierda para analizar Ja situacién politiea, social y econémica del pais, permitiondo ala edpula de la organizacién Merxista-Leninista. Maofsta de Sendero Luminoso visualizat el momento ideal para la iniciacién de la lucha armada en Ayacucho: La transfe- rencia del poder politico dai Gobierno Militar al Gobierno Cons. titueional. De esta manera, y desde ef inicio de un Estado de Derecho, la oposicién contaba con los elementos de juicio nece- sarios para llevar a cabo acciones de terror, entorpecer el desa- rrollo del sistema democratico, y permitir a las organizaciones sectarias de izquierda alcanzar objetiyos politices en forma gradual. . . ACCIONES PREVIAS ALA INTERVENCION. DE LAS FUERZAS ARMADAS: Al ssumir él mando de Ja 2da. Divisién de Infanteria, visualicé que las condiciones en que tendria que desarrollar iis actividades castrenses y las de relacién con la: comunidad del 4rea territorial puesta bajo mi responsabilidad constitufan un desafio permanente con repercusiones on la vida futura de Ja Nacién, reto que reclamaba el establecimiento de criterios muy pretisos y el aporte de los mejores esfuerzos en beneficio de la estabilidad social en el area. El estudio y andlisis del problema subversivo en el drea 34 territorial de la Sub-Zona de Seguridad Nacional “E” (Departa- mentos de Hudnuco, Cerro de Pasco, Junin, Huancavelica y “Ayacucho) permitié determinar las tareas por cumplir en los istintos campos de la actividad iumana (econémico, sicoso- cial, politico y militar), enfatizando su aplicacién en el campo castrense por la responsabilidad directa de mando asumido. Se visualizé en la organizacién y conducta operativa de los elementos subversives, formas y medalidades distintas a las ” empleadas en el pasado, constituyendo su organizacién y accio- nes delictivas la principal razén para delinear la organizacién de la Fuerza Operativa con cardcteristicas y posibilidades su- periores’a las que presentaban los grupos alzados en armas contra el pueblo y gobierno del Pers. Establecida la organiza- ci6n, nuestros siguientes pasos fueron la definicién del equipa- miento, la formulacién de los nuevos programas de instraccién y entrenamiento y.la revisién de los planes operatives vigentes para determinar la practicabilidad de los mismos y evaluar nuestras capacidades, Conscientes de que la subversién intensificaba cada dia sus operaciones criminales y que éstas podfan generalizarse y abarcar otras zonas territoriales colindantes con el departa- mento de Ayacucho, se promovieron reuniones de trabajo con los mandos de las Fuerzas Policiales de cada drea para que éstas extremaran el celo-en la funcién preventiva,y en las tareas especificas impuestas por cada una de sus leyes organi- cas con la finalidad do evitar que la subversién lograra nuevos » éxitos y continuara desprestigiando a las instituciones policia- les. En forma paralela a las acciones emprendidas, se intensi- ficé le instruccién y el entrenamiento téctico en las Unidades del Ejércite, logréndose en corto tiempo excelentes capacida- des: operacionales, morales, disciplinarias y una fuerte cohe- sin del espfritu de cuerpo; y en las Fuerzas Policiales, se pudo eliminar en eierta forine deficiencias derivadas de las limitacio- nes de su equipamiento; instruccién, entrenamiento y prepara- 35 ‘ Aa ED Nel Ti OS on ea a ol ol Mee Nd Do cin para cumplir misiones de cardcter coatrasubversivo, ‘Produeido el licenciamiento de personal del Servicio Mil tar correspondiente a la primera etapa 1982, la 2da. Division de Infanterfa inicia el amamiento del nuevo contingenta, ex- clayendo al personal del area de! Departamento de Ayacucho por-el peligro real que signifieaba su presencia en el interior de as instalaciones militares. Se cubre la necesidad adicional de persona] con, ¢l-reclutamiento realizado. por-las.oficinas'dé los departamentos de Hudnucs, Ica, Lima, Junin, Cerro de Paseo y ‘Huancaveliéa y se refuerza al Batailén de Infanterfa Motoriza- do 51, con sede on Ayacucho, con una unidad demaniobra dela ra. Divisién Aerotransportada_ . . ‘Transcurre el tiempo y de conformidad a las previsiones contenidas en el programa anual de trabajo, se intensifica la freciiencia de los ejercicios de campaiia, permitiendo en forma gradual acrocentar la capacidad operacional de las unidades y obtener el adecuado acoplamiento del personal. Se estudian y someten a minuciosas revisiones los planes operacionales-de las unidades en las dreas de seguridad, Ilegando a coricluir que las previsiones contempladas en ellos no respondian ala situa ci6a planteada por la subversi6n, por la que fue: io dictar disposiciones tendentes al Jogro de una planificacién veraz. que pormitiera la intervencién de la 2da. Divisién de Infanterfa con la mayor eficiencia y posibilidades de éxito, Se decide le revi- si6f total del planeamiento para la Defonsa Interior del Terri- torio en la Sub Zona de Seguridad Nacional “E” y se lleva a cabo un Ejereicio de Pufisto de Comando de Guerra no Conven- cional, en base al cual se definer al detalle las previsiones operacionales'y administrativas que imponia el cuzaplimiento de la futura misi6n. ‘Se revisan los eritarios establecidos en la doctrina contra- subversiva del Ejército, se actualizan las apreciaciones en cada drea del Estado Mayor y Estado Mayor Especial, se formulan Jos nuevos Planes Operacionales y Administrativos de la Sub Zona de Seguridad Nacional “E”, son presentados al Comando 36. de la Zona de Seguridad Nacional del Centro y sometidos por este nivel de mando a estudio y evaluacién, concluyéndose en suaprobacién. SEGUIMIENTO DEL ACCIONAR SUBVERSIVO © Se intensifies el esfuerzo de busqueda de informactones con el objeto de ampliar ef conocimiento y asi. redefinir el dispositive, composicisa, fuerza, mandos, équiparaiento y ac- cionar de.los grupos subversivos que actuaban.en la zona, y se sometieron a constante revisién y actualizacidn las apreciacio- nes, introduciéndose permanentemente les modificaciones a Jos planes operacionales ¥ administretivos de cada nivel. de Comando. Las acciones delictivas realizadas por los elementos sub- versivos lograban con mayor frecuencia sus objetivos politices.y alcanzaben una mayor intensidad, sucediendo lo contrario con las Fuerzas Policiales las que, disminuidas en, su capacidad operacionai,’ sufrian la pérdida progresiva del control terzito-” rial y del principio de autoridad y acusaban un desgaste moral en limites que las colocaba al borde de ta desmoralizacién, En resumen, se:puede manifestar que se-daba un continuo incre- mento del accionar subversive y una falta de eapacidad opera- cional de las Fuerzas Policiales en Ia lucha contrasubversiva. La situacién de descomposicidn econémica, social y politi- cano era an enigma, para quien comandaba la 2da. Division de Infanteria; més bien, el conocimiento de los problemas referi- dos a estos catiigos de la actividad humana puntwalizaba con caréctar prioritdrio la profundizacién “in situ” del estudio de todos aquellos problemas que siendo manejados por eiertas agrupaciones politicas, eran utilizados para subvertir el orden interno, agravar Ja situacién de incertidumbre y conseguir la desestabilizacién del sistema demoerético. Se estudis cada as- ecto en lo econémico, sicosocial, politico y militar, lograndose el aislamiento de sus partes.y la definicién de soluciones que debian ser adéptadas. Correspondfa en ese entonces, sélo infor- 37 tear lo que en el futuro podia suceder en los campos ajenos al dominio militar. La solucién a esos problemas era responsabili- dad de las organizaciones del Estado encargadas del desarrollo de la regién, micntras que la toma de decisiones en el aspetto castrense, correspondia a los mandos superiores. Ambos nive- Jes debfan corregir las deficiencias que en los distintos campos se habian detectado, El estudis de la realidad econstaica, sicosocial, politica y~ militar de los:departamentos de Huénuco,’ Cerro de Pasco, Junin, Huancavelica y Ayacucho permitié establecer el diag. " néstico en el drea territorial asignada para la Defensa Interior del Territorio, es decir, se determinaron los meles y se hicieron royecciones para el corto, mediano y largo plazo de lo que debiamos esperar que ocurriera en caso qua las deficiencias uestas de manifiesto no fueran corregidas. Mientras los problemas econémicns, sicosociales y politi< cos esperaban atenciéa y solucidn, les correspondientes al cam. po militar eran resueltos en forma planificada y oportune, vale decir, que una parte muy pequefia del problema recibia la debida atencién, ain-cuando las rafees mds profundas:del fenémeno se daban en los campos del desarrollo y en lo-politicd,, Nos encontrébamos frente a un fenémeno complejo como es la guerra subversiva, fenémeno ante el cual las decisiones politi- eas no pueden hacerse esperar, ya que en ellas se entouentra la dinémica que permite solucionar los males desde sus origenes. Bra comprensible que todas las deficiencias xi pudieran ser abordadas simultdneamente por ser ellas la acumulacién de problemas ancestrales y actuales, pero también es cierto que Jas mismas debieron ser sometidas a un tratainiento especial y andlisis profunda por parte de los organisms correspondien- tes, para hallar soluciones, priorizarlas y definir las politicas que permitieran su progresiva eliminacidn, El tiempo es uno de los factores de mayor significacién cuando parte de una Nacién o toda ella se ve amenazada y comprometida por Ja accién destructiva y criminal de organiza- 38 ciones politicas que no creen en otro tipo de soluciones sino en. las que éstas propugnan y definen de acuerdo a su modelo ideopolitico. Lo puntualizado permite sostener que el tiempo siempre se éncontrard a favor de los que eonducen la subver- si6n, logrando el avance y consolidacién del conflicts que ellos generan y definen como una guerra de desgaste y de larga duracién, conflicte que en un momento les permitira la toma del poder politico, el cambio de las estructuras del Estado y el ‘sometimiento de la poblacidn a'su tinica verdad: Gobernar por al terror y conculvar todo signo de libertad. Definide que el tiempo es un factor que pone en juego la subversién a favor de la guerra revolucionarie, se debe admitir que éste limita la accién del gobierno en provecho del desarrollo, de la ley y del orden interno de la Republica. El factor tiempo, obliga pues, a la toma de decisiones inmediatas, las que, como se ha indicado, solo se dieron en el campo militar y algunos organismos sin. comprender que en este fenémeno.s¢ encuentran inmersos todos los seetores y Poderes del Estado, Otro factor materia de andlisis y puesto en jusgo es el factor econémico. Pactor del que se derivan los males sociales, los mismos que se agravan mediante el manejo politico que realiza la cipula subversiva. Esta situacién no resulta ajena. al campo militar por el contrario esta presente en él por ser factor determinanite en el conflicto planteado, A la solucién de esta apreciacién corresponden decisiones y acciones politicas, res- ponsabilidad nica de los hombres reldcionados con las funcio- nes para las cuales fueron designados, responsabilidad que no se afronté en su verdadera dimensién. Nos encontramos pues, ante una situacién global a la que no puede hacerse frente sélo con parte de los recursos y medios de que dispone el Estado, ya ‘que esto significa actuar en forma limitada y medistizada, También es cierto, que existié falta de conocimients, vacfos ¢ indiferencia en las altas esferas de los érganos con capacidad de decisién en la solucién de los problemas. El seguimiento cuidadoso del desarrollo de la subversion, de cada aceién y modalidad empleada por los grupos alzados en . 39 cr c c rc c c ena el ell aL aa al al al el POO a ae a a armas contra el gobierno, los dafios producidos 2 la propiedad privada y del Estado, las pérdidas de vida que ocasionaba cada incursién o atentado terrorista, las técnicas y procedimientos ‘empleados y otras actividades puestas de manifiesto, permitie- ron conocer con mayor precisidn al enemigo y confirmar la conducta operacional por adoptar. Durante el afio 1982, asistf a las distintas reuniones de Comando del Ejército, en las que expuse el desarrollo y avance del proceso subversive, En cada dportunidad que cumplia esta actividad, sefialaba que el balance se presentaba en forma positiva para Ta subversién y con saldos totalmente negativos para las Fuerzas Policiales. Esta informacién permitié al Alto ‘Mando del Ejército dictar las érdenes correspondientes y al Comandante General de la Segunda Regién Militar adoptar las previsiones operacionales del caso en la Zona de Segurided Nacional del Centro. En elmes de octubre de 1982 la preccupacién, vehemencia y continvidad que se otorgé 2 la produccién de inteligencia y el Seguimiento permanente del desarrollo de la situacién subver- siva permitis informar al Comandante General de la Segunda Regién Militar, al Comandante General del Ejército y al Esta- do Mayor General del Biército, la necesidad de adoptar decisio- nes urgentes sobre les medidas operacionales y administrat vas que facilitaran la participacién de las fuerzas en las misi nes contrasubversivas. Las decisiones solicitadas estaban rela- cionadas con la eliminacién de la instruccidn militar que se impartia al personal de las reservas de complemento en el érea territorial, la postergacién del Hicenciariiento ea las unidades, el adelanto del Hamamiento, el refuerzo del dispositive de segu- ridad con la ineorporacién de fuerzas provenientes de la Ira, Divisién Aerotransportada, el incremento de los efectivos en Oficiales, Técnicos y Sub-Oficiales, el aumento de los efectivos de organizacin reducida del personal de tropa a los “Efectivos de Organizacién Completa” en todas las unidades de la 2da. Divisién de Infanteria y la ampliaciéa de la responsabilidad territorial de Ia Sub Zona de Seguridad Nacional “E" incluyén- 40 dose a la provincia de Andahuaylas dentro de sus linderos para Ja Defensa Interior del Territorio. Significa lo enumerado que nos encontrabamos seriamente comprometides y que sélo era ‘euestion de tiempo para que el Poder Ejecutivo decidiera la intervencién de las Fuerzas Armadas. INCREMENTO DE LA ACCION SUBVERSIVA do semestre del aio 1982 a limites tales, que las Fuerzas Policiales habfan perdido el control territorial en-el érea del Departamento de Ayacucho, viéndose ésias, limitedas en su accionar dierio a tareas netamente de control en las dreas urbanas de las ciudades de Cangallo, Huanta, Ayacucho, San Miguel y otras, sin tener las condiciones minimas de seguri- dad y con una pérdida total de la inicfativa. Por otra parte, las acciones subversivas se habfan extendido a los departa- mentos de Huaneavelica, Apurimac (Andahuaylas) y en menor _ grado en Junin, Cerro-de Pasco y Hindnueo, logros, que permi- tian a la subversién proyectar acciones de:mayor alcance para efectuar la toma de importantes nticleos urbanos e implantar nuevas zonas liberadas, fortalecerse-e imponer.condiciones.al gobierno y obtener apoyo externo en ta consolidacién de sus objetives politicos y militares. Bste accionar de la subversicn, obligarta al gobierno a disponer la ejecuciéa de acciones milita- res importantes, y de un costo’social de consecuencias irmprevi- sibles, para restablecer el orden interno en el drea. E122 de diciembre de 1982 fui Damiado por el Sr. General de Divisin Comandante General del Ejéreito para presentar- me al Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas con la orden. expresa de exponer la situacién subversiva ¢ indicat las previ- siones que se habfan tomado. Durante el curso de la maiiana del 23 de diciembre de 1962, expuse la situacién que se viviay las previsiones contempladas en los Planes Operacionales para las fases. de intervenciéa, pacificacin y consolidacién de 1a zona. Se recibié la aprobacién de las consideraciones expuestas 41 ¥en la tarde del mismo dfa, concurr! a la sesién del Consejo de Defensa Nacional en Palacio de Gobierno, En la sala del Conse. Jo de Ministros y bajo la direccién del Presidente Constitucional de la Republica, se instals el y se procedié a la apertura de la. sesién, El Jefe de Estado cedid la palabra al Sr. Tee. Gral. FAP Presidente del Comando Conjunto de las. Fuerzas Armadas quien informé sobre las actividades cumplidas y solicits la in- tervencién del Comandante General de la Sub Zona de Seguri- dad Nacional “R” para presentar yoa.sfatesis de la situacién subversiva y ‘las consideraciones contempladas en el planea- - miento que posibilitaban la intervencidn de las Fuerzas Arma- das. Al concluir la exposicién, el Sr. Presidente Constitucional de la Reptiblica decidié la intervencién. Finalizada la sesién del Consejo de Defensa Nacional del 28 de diciembre de 1982 desde Palacio de Gobierno se imparte Ja orden de movimiento al Coronel Jefe de Estado Mayor de la 2da, Divisién de Infanteria para que las Unidades consideradas en Ia Orden de Operaciones iniciaran el desplazamiento, es decir, la ejecucién de la marcha motorizada de las fuerzas con guarnicign en Jauja, Huaneayo y Pampas hacia sus puntos de aplicacién en el grea de emergencia. El movimiento terrestre de la 2da. Divisidn de Iifanteria se inicié al amanecer del 24 de diciembre de 1982, complementandose esta accién con el movi. miento aéreo de un Batallén de Paracaidistas de la Divisién Aerotransportada ¥ una Unidad de la Infanterfa de Marina desde el acropuerto militar del Callao. Bl secreto de la opera. cién militar permitis arribar en seguridad y por sorpreea ala ciudad de Ayacucho, anular la aceién criminal planificada por Ja cipula subversiva para la noche del 24 al 25 de. diciembre y desplazar fuerzas militares hacia los puntos donde se constitu yeron y establecieron las “Bases Contraguerrillas”. El] desplie- gue estratégico operacional de las Fuerzas Armadas se conda- ¥6 el 29 de diciembre de 1982, estableciéndose en la ciudad de Ayacucho una Base Aérea y en las provincies declaradas bajo el estado de excepcién decretado por el Gobierno la ubicacién.de Jos efectivos militares de acuerdo a la importancia y a jas necesidades operacionales que exigia la situacién para recupe. 42 rarel control territorial e iniciar las acciones contrasubversivas destinadas a la liberacidn de los pueblos en poder de la subver- sign, y el restablecimionto del respeto e imperio de les leyes de la Replblica valnerado por agrupacionés extremistas median- te el establecimiento de innumerables zonas liberadas en los departamentos de Ayacucho, Huaneavelica y Apurimac. Los dias comprendidos entre el 23 y 29'de diciembre de 1982 permitieron a los mandos realizar finportantes coordina- ciones al nivel Zona de Seguridad y Comando Conjunto de las Fueraas Armadas, ejecutar el despliegue estcatégico operacio- nal de las fuerzas, evar a cabo las acciones disuasivas del caso y esperar Ja dacién del Decreto Supremo que autorizaba la intervencién de-las Fuerzas Atmadas en la lucha contra los gtupos politicos alzados en armas contra el gobierno del Pert. Recibida la misién, ésta fue objeto de meditacién profunda por parte de todos los niveles de Comando y por quién tenia la obligacién. y el compromiso histérico de asumir la direccién y responsabilidad operacional en Ja lucha contrasubyersiva, Ile- gando a la conviecién.de que se tendrian que afrontar infinidad, de dificultades.al iniciar las'misiones militares, durante y después de las mismas. Al inicio de estas, figuraban innumera-. bles zonas liberadas en el drea, se habia perdido el control territorial y de la poblacién, situacién que obligaba a la ejecu- cion de misiones militares de costos sociales importantes, im- " puestos por agrapaciones extremistas del comunismo sectario peruano. - ACCION CRIMINAL DE LA. CUPULA SENDERISTA: E125 de diciembre de 1982 fue designado por la subver- si6n.como el dfa en que debfa tomarse la capital del departa- mento de Ayacucho, denominéndose a esta fecha la “Navidad Sangrienta”, es decir, el baiio de sangre con qué la dirigencia senderista debia festejar el dia de la cristianidad en la ciudad 43 t pana de Ayacucho, crear una zona liberada iniportante, imponer condiciones de carécter politico al gobierno del pais, lograr apoyo internacional y fortalecer su lucha por la conquista del poder. : La consideracién que la subversién tuvo en cuenta para tratar de llevar adelante sus deplorables propésitos fue el licen- ciamiento del personal del jéreito en la zona central del pais, argumento que le ‘itirfa actuar con un menor riesgo para, atatar instalationes dé las Faerzas Policiales y de las Fuerzas Armadas, e infiltrarse en el Ejército aprovechafido del Nama- miento a filas, actuar combinando acciones desde el interior y exterior del campamento militar para obtener armas, municio- nes y otros medios y alcanzar sus cbjetivos inmediatos: Et casesinato del personal militar y el sometimiento de la poblacién eyacuchang. . ‘Como complementa de este cuadroy con la complicidad de Ia Direccién Zonal de Educacién, se adelanté al 08 de diciembre de 1982 la clausuta del afio académico en todos los-Centros Educatives del Departamento de Ayacucho'y zonas colindan- tes, visualizando la eiipula ‘subversiva la utilizaciét-de los Jj6venes y nifios en edad escolar en los’actos-terroristas que debfan producirse el dia dé la “Navidad Sangrienta”. El conocimiento de Jas faturas acciones terroristas permi- #6 elertar con oportunidad a los diferentes escalones de comant- do y.a éstos, tomar las previsioues del caso, las que llevadas ala pricties, aliminavon las actividades que la subversién débié ejecutar: - MOMENTOS PREVIOS A LA INTERVENCION Conociendo cudnto habia progresado Ja subversién, qué significaban las pérdidas ocasionadas, qué debiamos recupe- rar, qué podfamos aportar, qué esperabamos recibir de los distintos itiveles de las organizaciones del Estadoy autoridades ~ locales, gremios,sindicatos, ete. y los cbstdculos que encontra- 44 riainds, se ejecutaron las previsiones aprobadas y contempla- das en los planes operacionales. Pero results cémodo y féeil para los voceros del comunismo sectario aeusar, formular ear- g0s, crear situaciones ficticias, deformar hechos.y defender abiertamente a sus miembros para encubrir las aceiones crimi- neles que en nombre de las reivindicaciones sociales ejecutan la subversién y determinados lideres politicos ampardindose en la inmunidad de sus cargos y a la proteccién que brindan las. universidades, colegios profesionalés y érganés de expresién social éoludidos con la subversién. Es necesario hacer hincapi en qué las soluciones dadas en el campo militar respondien al planeamiento estratégico operacional de emergencia en el nivel de campetencia, es decir, solucidn al conflicto con tos medios disponibles en el momento. Reguiere también explicacién que los vacios producidos en las actividades socioeconémicas y politicas escapaban al nivel de competencia de los mandos militares y que éstos, se dan con facilidad y rapidez cuando el pafs no cuenta con los recursos econdmicos requeridos para el desarrollo, cuando las eondicio- nes de vida de su sociedad son conducidas a la inestabilidad y terror por Jos mat Uamados “Iuchadores sociales” y cuando se permite el manejo ‘politica, interesado de cada situacién de conflicto 0 escdindalo, de Ias euales, sélo obtienen dividendes las, fuerzas empefiadas en la destrucciéa dél pats. Por el ctimulo de actividades cumplidas, por la existencia de planes operacionales:y administrativos para la Defensa Interior del Tecritorio, por le aetualizacion realizada de éstos y por la aprobacién recibida tanto det Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas como del Sr. Presidente Constitucional de la Republica en la sesicn del 23 de diciembre de 1982 del Consejo de Defensa Nacional, se establece que sf existié une estrategia Perfectamente definida que respondfa a la situacién del mo- mento, Probado esta el esfuerzo y lealtad con que se procedié y Probado quedard con. el juicio que deberd realizar la-historia Sebre la accién criminal desencadenada por el comunismo sec- tario y su dirigencia en el Peri. = 45 ! Capitulo LA INTERVENCION DE LAS FUERZAS ARMADAS: ACCION SICOLOGICA-DEL MOVIMIENTO SENDERISTA" La situacién de enfrentamiento y desafio iniciada por-et grupo Sendero Luminoso y otros elementos de los lamados ultras contra él Gobierno Gonstitucional, fue magnificada, ter- giversada y manipulada para dar apoyo alas acciones subversi- vas y lograr sobredimensionar el movimiento sectario del co- munismo peruano - Sendero Luminoso, buscar prestigio como organizaciOn subversiva én el exterior y simpatia en la opinién publica nacional. . El rol que jugaron y juegan algunos medios de comunica- cién social es trascendente para el Peri, ya que un sector del periodismo nacional olvidé el concepto de la ética profesional constituido por eriterios que sitian al periodismo como elemen- to orientador de la vida y permanencia del pafs, de la formacién de % conciencia nacional de su pueblo e integrador e impulsor del desarrollo. Intencionalmenta, todo ésto ha sido dejade de aT akg Tan a nl all Die oa re ee ladoy olvidado por un importante porcentaje de petiodistas que trabajan en los érganos de expresién que han surgido al esceria- io de Ja vida politica nacional en los vltimos afios, Estos érgcinos de expresién son produeto de los fracasos personales y 1a pérdida de privilegios que sus administradores gozaron en determinados momentos: Olvidaron estos periodistas que sa formacién y labor tienen sustento en valorés morales ¥ espiri- tuales cultivados a través de la vida para hacer el bien, ser tiles a la sociedad y lograr que su pueblo alcance mejores niveles de vida para él boneficio eolectivo. Esta clase de perio- dismo nos tiene permanentemente sometidos a piesiones des- - tmuetivas, en las cuales las principales armas que se esgrimen son la calumnia, la difamacién, la tergiversacién, la manipula- cién, y el chantaje, es decir, todo lo contrario a lo que debe ser el verdadero rol del hombre que tiene la obligacién de informar con veracidad para encaminar a la nacién hacia el beneficio colectivo La deformacién diaria de la informacidn e8 empleada en forma permanente por un sector del periodismo para producir situaciones de esedéindalo, generar malestar, descontentoe ines- tabilidad, orientando sus esfuerzos hacia la obtencién de bene- cios de cardcter porsonal, econémicos y politicos apoyando sus acciones en el incorrecto uso de Ja libertad de expresién y amipardndose en los defects y omisiones de la ley. | Sus fritos los estamos observando y palpando: Bl descon- cierto, pérdida de Ja'fe, abandono, falta de interés y deseo de vivir. Las responsabilidades de algunos malos periodistas y sus organios dé difusion téndran que dlarifidafsé en alien tiioinerito y deberdn determinados hombres responder ante Ia justicia por os cuantiosos e irreparables daios que han causado al Perky a sus Instituciones. : La desinformacién producida por algunis medios de co- smunicacién social en el interior y exterior del pafs ha permitido a la oposicién, particularmente a las organizaciones polfticas sectarias, profesionales y sindicales de esta misma tendencia, 48 ¥ radicalizar campafias de desprestigio contra los poderes del Estado, las Fugrzas Armadas y las Fuerzas Policiales, para presentar una iniagen de inseguridad, zozobra y caos dentro del territorio nacional. Se observa hoy en el interior del pais, y desde el exterior, a una nacién en crisis, enla que no existen las condiciones minimas'de seguridad para la vida y en la cual puede surgir el sectarismo y sus voceros, come la tnica alterna, tiva de solucién a los problemas que ellds mismos han genera do. * \e La situacién desarrollada por el movimiento subversive y ‘ejecutada por un grupo de intelectuales de filiacién comunista, en el Departamento de Ayacucho, se cristaliza enel avio1980.al olvidar su poblacidn el origen histérico de su tierra, él patriotis- mo de los hombres que lucharon por la consolidacién de la libertad del Continentey otras virtldes, rindiéndose ala accién tervorista de una minoria importada que destruyé creeneias, valores y el respeto de una poblacién orgullosa de su pasado. + DECISION POLITICA PARA, LAINTERVENCION La decisién politica para la intervencién de las Fuerzas. Armadas con el fin de asegurar la defensa interna del Estado corresponde en forma exclusiva en el presente caso al Poder Ejecutivo, Esta decisién fue tomada por este Poder del Estado con sujecién a la norma legal ‘contetiida en la Constitueién . Pelitiea:de! Pent, con el fin de reprimir los actos eriminales de. Ja Subversion, limitar y evitar los cuantiosos daiios que hasta ese momento preducian los actos terroristas en las actividades econdmicas, sicosociales y polvticas en esa regién andina. ‘La decisién sobre la participacién de las Fuerzas Armadas ‘para combatir la subversién fue adoptada por la intranquilidad ¥zozabra que este movimiento causaba, por los daiios produci- Gos a la propiedad privade y del Estado, yor el sentir de la poblacién que reclamaba proteccién para el normal desarrello 49 de sus actividades y por las corrientes de opinién que recibian. los hombres del gobierno. Bstas son las razones por las cuales Jas Fuerzas Armadas intervienen en el conflicto interno, asu- miendo la responsabilidad de organizer, coordinar y controlar la participacién de los elementos que las Instituciones de las Fuerzas Armadasy las Fusvzas Policiales destacaron a la zona en cumplimiento de la misién asignada por el Poder Ejecutivo para la pacificacién del drea. . Es oportuno recordar que se parte de una situacign com-. plicada e inéstable en que las Fuerzas Policiales habian sufrido pérdidas significativas en el campo tdetico, se encontraban a punto de'perder él control territorial, principio de autoridad, seguridad, inieiativa y Hbertad de accién, es decir, el érea declarada en emergencia, estabaa punto de generar una situa- cién de suma gravedad y de consecuéncias imprevisibles para . el futuro del pats, DISENO SUBVERSIVO El disefio- de la situacién subversiva se define como el desarrollo gradual de una estrategia estructurada y planifica- da con minuciosidad por intelectuales y Mevada a cabo por hombres entrenados y apoyados en la concientizacién masiva desarrollade durante veinte afios de trabajo politico, tomando como sostén y bases ideolégicas las ideas marxistas-leninistas- maoistas, preconizadas por el comunismo internacional y 1a interpretacién dialéctica realizada, por ans gestores, del pensa- tmienio politico de José Carlos Maridtegui. — El avance y desarrollo del movimiento comunista se logra gracias'a la libertad con qué actuaron sus lideres en la Univer- sidad Nacional San Cristébal de Huamanga, ¢ la autonomia de ue goze la universidad pernana, al pluralismo ideolégico esta- blecido en nuestra ley de leyes, al libre e ilimitado accionar de las agrupaciones politicas, al abaso que se hace de la propegan- Ga eserita, radial y televisada, a la proliferacién dé onganizacio- 50 nes de fachada, al uso del dinero que se.recibe a través de corganizaciones internacionales con fines proselitistas y con- cientizacién, a la ineficacia del sistema jurfdico y administrati- vo, a la infiltracién de elementos sectarios en todo tipo de organizacién y a la deformacién de la informacién con propésito de alentar y apoyar directa ¢ indirectamente al movimiento subversive. + El estudio permanente’ del desarrollo de la subversin permitié a los mandos de las Fuerzas Armadas dictar las dispo- siciones que el caso exigia para una futura intervencién (orga- nizar, equipar, entrenar las fuerzas, revisar el planeamiento y mantener actualizada la inteligeneia) con el unico propésito de afrontar Ie situacién de emorgencia que contempla la Constiti- eign del Estado y garantizar la seguridad interna del pafs, en apoyo del sistema democratico, * INTERVENCION DE LAS FUERZAS ARMADAS -Decretado el Estado de Emergencia y misionadas las Fuerzas Armadas por el gobierno, el esfuerzo inicial se orienté a resolver el problema creado por individuos reputados como intelectuales, eargados de odio, reseatimientos y. ansias de poder; que hicieron de la Universidad Ayaenchana su bastiéa revolucionario, Se demands en Ayacucho desde el inicio de la participa- cién de las Fuerzas del Orden, la eoleboracién de quienes por finecién, responsabilidad, actividad, identificaciéa, y/o interés eben brindar apoyo al gobierno y a sus institueiones on este tipo de lucha, pero la conciencia del pueblo ayaouchano daiada por el adio (lucha de clases) determiné un despertar lente ante la vocacién.de servicio de hombres que se den sin esperar vetribucién, que arriesgan su vida para liberar a sus semejan- tes de la accién tirdnica de un grupo opresor, que acciona motivado por aspiraciones que se apartan del interés aacional. 81 CeCe aka Tani q ¢ El tiempo empleado en las operaciones iniciales nos per~ ‘miti6 identificar personas, organizaciones, Ifderes ¢ institucio- nes, definir nuestro compertamiento y adoptar las medidas apropiadas reGiriéndolas a las relaciones de trabajo, confianza, reciprocidad en los propésitos y todo aquelle puesto al servicio para la consecucién de los objetivos sociales, econémicos, politi= cos y militares, El problema planteado fue definido globalmente como: ‘La Pacificacién del-Area Detlarada en Emergencia”, tarea amplia que demandaba el conocimiento profund de la realidad e'imponfa la necesidad de contacto permanente con las autori- dades politicas, judiciales y ediles, colegios profesionales, orga- uizaciones de desarrollo, dependencias del Estado, clero, Uni- versidad, poblacién y Comandos Policiales. Habsa que ‘reali- tar esfuerzos muy grandes para obtener’ resultados que eri forma progresiva: permitieran, resolver la delicada situacién social, econémica ¥ politica imperante. Se enconiré en el camino innumerables inconveiifentes originados por la deficiente organizacién del aparato produeti- vo ¢ infiltracién de la subversién en éste, falta de formacién profesional y limitada capacidad de decisién del elemetito di- rectriz, deslealtad, deshonestidad, eorrupciéa, indolericia y pérdida generalizada de valores. El estudio dela realidad socio- econémica y politiea del area en emergencia agrup6 los proble- mas en: Planificatién del deserrollo; actuacién de los organis- ‘os relacionados con la administraciéa de justicia (Ministerio Publics y Corte Superisr de Justicia); actuacién de los organis- ‘mos estatales vinculados al desarrollo; manejo y tratamiento dela informacién; relaciones con las autoridades politicas, ecle- sidsticas y ediles; tratamiiento, recuperacién y adhesin de la poblaciGn; manejo operacional de las fuerzas para el control de Ja subversiGn; y, administraciéa de las fuerzas presentes en el rea declarada en emergencia. Se coordinaron y establecieron medidas para realizer el diagnéstico del area, reordenar y unificar la planificacién y ala 62 ver generar confianza en la poblacién. Paralelamente a las acciones emprendidas para corregit la deficiente planificacién, se realizaron reuniones de trabajo con las autoridades politicas, ediles, eclesidsticas y judiciales, visnalizéndose los caminos @ seguir para armonizar tareas y obtener soluciones en la recuipe- racién de la paz social y control del orden interno, todo ello, sin perder de vista la situacién subversiva, on la que se continaa- ban desarrollando las acostumbradas actividades destinadas a ifverementar él terfor. ves La iniciacién y desarrollo del trabajo militar en el érea declarada en emergencia permitieron que los grupos armados subversives fueran identificades y ubieados, definida su organi- zacién y mandos, delimitados los sectores donde actuaban, medios de Jos que disponian, entrenamiento, equipamiento, relasién con la poblacién y control eercido; luego, y eon la mayor rapidea, se llevaron a cabo simulténeainente en toda el area las acciones militares, administrativas, y demas destina- dasa recuperar él principio de autoridad, reinstalar los puestos. policiales, reestablecer en sus puestos a las autoridades lega-. Jes, nombrar nuevas autoridades, reiniciar los trabajos comu- nales, y proporeionar a la poblacisn los servicios asistenciales de mayor urgencia, Las experiencias de situaciones vividas on el pasado y e) estudio de casos anélogos de la subversién en el mundo, permi- » $i6 y facilité a las Ruerzas Armadas unificar répidamente erite- ios y tomar previsiones para iniciar las operaciones ‘militares, vecuperar el espacio territoria! perdido, ejercer un adecuado control sobre la poblacién y restringir la libertad de accién del lemento subversivo, A la vex, se orientaron aceiones en apoyo de las Fuerzas Policiales para el ejercicio pleno de sus tareas polieiales en provecho del control del orden interno, pacifiea- ign y ayuda a la poblacién, sometida por los grupos armados subversivos a continuas presiones, amenazas, abusos y viola--r. siones de los derechos humanos en reas urbanas y rurales de los Departamento de Apurimac, Ayaeacho y Huancavelica.-- g intervencién, para luego, pasar a criticar en forma ilimitada la decisién adoptada y realizar simultaneamente acciones de des. Prestigio contra los mandos y fuerzas encargadas de llevar 2 abo el restablecimiento del orden interno. Desde la iniciacion de las acciones militares, la prensa de oposivisn y grapos politi. Gos sectarios de izquierda expresaron su desagrado por las muedidas ‘adopiadas, ya que ellas impedirian a la subversién fortalecerse y proseguir con sus actos criminales. Plantesban le forma de afrontar el problema creado por la subversién con la intencién de proteger al movimiento y asegurar su desarrollo. Se sometié a estudio y andlisis cada sugerencia de los intales. tuales del comunismo sectario peruano, concluyéndose en le necesidad de alejarlas de toda posibilidad de solucién por los Tiesgos que éstas representaban para el libre accionar de Ine Fuerzas Armadas, resoluciéa que obligé a todos aquellos que protegen a la subversién a mostrarse en su verdadera dimen, sién y a ejecutar sus acostumbradas campatias difamatorias Gontra quienes camplen tareas en provecho de la poblacign y del orden constituido, Los cargos que puedan existir por ol detericro dea estabi- Iidad social, econémiea y politica en el Perd deben ser formula, dos contra tos hombres que dirigen la subversion y contra quienes han hecho mal uso de los medios de comunicacign social para destruir al pafs. Se debe considerar gs y lucrar con el sacrificio de todo un pueblo, tiene que recibir e} mas enérgico rechazo de la Nacin, ya que es la nica forma de exigir el respeto que los medios de ‘informacion estén obligados adar al puiblico que lee, escucha y recibe la noticia. En os primeres diss del mes de enero de 1988, se dispuso observar y analizar cuidadosamente Ta modalidad empleada por el movimiento subversive en Ja conduccién de sus acciones 54 istas. El estudio efectuado permitié. ejercer un control ers efectvey enirmar el echaue de la poblacién hacia los grupos subversivos. Las Fuerzas Policiales se recuperaron, se produjeron los primeros enfrentamientos armados y la sub- versién suftis continua derrotas. La confusién quo se desenca- dené en sus cuadros, obligé al elemento subversive a realizar un replisgue momenténeo para evaluar resuliades y reconside- rar decisiones sobre sus fiuturas aeciones terroristas. Usta cir- cunistancia, fue aprovechada por la prensa sectaria de izquier- da para tedoblar esfuerzos, alentar al movimiento, buscar el enlace entre el periodismo y los mandos de la subversién, deformar la informacién y enviar a un mayor contingente de periodistas para obtener los elementos de,juicio que les permi- tiera continuar la labor de_obstruccién planificada e impedir que el accionar y presencia de las Fuerzas Armadas lograra controlar la situacién, AVENTURA PERIODISTICA El domingo 30 de enero de 1983 el diario “La Repiiblice” informa a la opinisn publica nacional sobre la concertacién de ‘un encuentro entree! periodismo y la dizigencia de Sendero Luminoso en ua lugar del Departamento de Ayacucho y en condiciones que posiblemente s6lo eran de conocinaiento de Tos participantes y de la direcsién de ese érgano de expresién. Sise levé a cabo o no la citada reunién se ignora, pero si se produjo la aventura de un grupo de periodistas a unz zone ccnvulsiong- da, aventura que le costaria la vida a estes hombres por la responsabilidad manifiesta de sus patrones inmediatos: Al- gunos de ellos fueron inducidos a la misién periédistica posible- mente por su espfritu de aventura y otros por su identificacién ‘deolégica, falta de formacién profesional y de respeto por la ley. Se ignoraron y desconocieron, intencionalmente, las dispo- siciones emitidas en diferentes comunicados oficiales sobre las Limitaciones impuestas al libre transite en el rea declarada en emergencia y asi fueron conducidos los periodistas a una muer- te caleulada, sacrificio que ha brindado una excelente bandera 85 PRR AN ARAN INIA i: d q Ce c de lucha al comunismo sectario peruano, Sobre el problema de Uchuraceay mucho se ha comentado y sélo en algunos casos la tragedia fue tratada con la nobleza y ética del periodista profe- sional, por el eontrario, en la mayoria de las oportunidades, se buseé traficar con la noticia y el dolor que este hecho produjo. Es asf, como la oposicién define y genera esfuerzes para plan- tear exigencias de toda indole, buscandose responsabilizar por el asesinato de los periodistas, la administracién de justicia, nombramiento de autoridades polfticas ¥, otros, cargos. al,Co- mindo Militar. Médiante este'accionar se difama, se calumnia, se ofende, se pretende desprestigiar y se lesiona permanente. mente a hombres’ institueiones del pais, eon.el propésite de » mifar su eapacidad en la conduccién delas aeciones contrasub-, versivas, maniatar con sus exigencias a les fuerzas empefiadas ex restablecer el orden, y demandar la hipoteca de los medios Srganos de expresién de apoyo a las organizaciones dél comu- nismo sectario peruano, tiene propésites definidos: Profundizar Jas contradicciones en los campos social, econdmieo y, politico, desprestigiar al gobierno e instituciones y presentarsé ante la opinién publica nacional como la wnica alternativa de solticién. Uchuraceay no podifa constituir de ninguna manera, un factor limitativo para la misién constitucional recibida, porque ello hubiera determinado el fracaso de las fuerzas en su tarea de restablecer el orden interno, fraedse buseade por una mino- via con el fin de deteriorar y destruir la imagen del poder politico, 5 : Sobre Uchuraccay, existe el, informe de una Comisién designada por el Supremo Gobierno y cuyo contenido fue hecho * de conocimiento publice al interior y exterior del pais. El do- valioso aporte para los hombres encattgados de la administra- cin de justicia y mo como se Te ha calificado, interferente a la 56 labor del Poder Judicial. Es necesario resaltar la labor y participacién de la *“Comi- sién Vargas Llosa” en la investigacién del trégico hecho, porque ella trabajé con toda libertad, porque sus juicios no fueron influenciades por. persona, organizacién, institucién ‘ autori- dad alguna y lo que es mas, por la capacidad profesional de Sus jntegrantes, eapacidad y prestigio que distan mucho de la for- s tmaeién profesional y moral de los “erfticos” que han enjuiciado . el contenido dei documento. El informe de la “Comisién Vargas Llosa” estd dividido en. cuatro partes. La primera bajo el titulo de “Cémo fre", recons- ‘truye, con la mayor objetividad posible, los preparativos de la expedicién de los periodistas, el itinerario e incidencias de su de que disponen las Fuerzas Armadas en acciones de apoyo a recorrido, el suceso mismo y los econtecimientos inmodiata 4 organismos ajenos a la misién constitueional recibida. mente posteriores @ él. En la segunda parte, bajo el ti , ie ul “Porqué fue", ol informe expone ol contexto politico, social, GC El ataque sistemético y coordinado que desencadenan los, psicolégico e histérico que, a juicio de la Comisién, es impres- cindible para entender cabalmente lo ocurrido, La tercera parte comprende los informes de los antropélogos dectores Juan Os- sio, Fernando Fuenzalida y Luis. Millones,, del jurista doctor Fernando de Trazegnies, dal psicoanalista doctor Max Heman- dez, y de los lingiistas doctores Rodolfo Cerrén Palomino y Clodoaldo Soto y el icenciado Ricardo Valderrama, La cuarta ‘parte consta de las versiones grabadas y mecanografiadas de las informaciones que recibié de 42 personas (0 grupos de personas) y de la comunidad de Uchuraccay, de los documentos que'le fueron entregados y:de las fotografias tomadas cn’ el curso de su investigacién por el Seiior Réger Reyna, asesor grafico de la Comisién, designado por la Asociacién de Reporte- ros Gréficos del Pers. Del informe de la “Comisién Vargas Llosa” y publicado en Ja revista “Oiga” se ha extractado las referencias siguientes: “Cémo fue”: . El viaje “estaba en el aire”, era une ambicién compartida . 57 88 por‘inichos de los enviados especiales, desde que se supo Ja muerte de varios senderistas en Huaychao... El chofer Salvador Luna ya habia prestado sus servicios a algunos de los periodistas; al principio, aquellos no preci. saron bien la meta del viaje; tras medio dia de preparati- ‘vos, sali6, animoso, el grupo... Los viajeros pasaron un solo'control, a la salida de Ayacu- cho: La barrera policiai-de la Magdalena: Este control fue més simbélico que real. El chofer apenas sobroparé, y el guardia dio pase... . Que Juan Argumedo tenja cierta nocién del tiesgo que corria parece evidenciarse en su decisién de servirles de guia slo hasta Huachhuaccasa y no hasta el mismo Uchuraecay... La Comisién Investigadora ha Uegado a Ja “conviecién absolute” de que el asesinato de los periodistas fue obra de los comuneros de Uchuraccay y algunos miembros de otras comunidades iquichanas, sin que en el momento de la matanza participaran en ella fuerzas del orden, ni otra gente extraiia,,. 4 Estén en condiciones los comuneres de Uchuraccay de identificar una cdniiara fotogrética y saber para qué sirve? Algunos de ellos, por lo menos, sin ninguna duda, Varios testimonios prasban que.cn la comunidad hay artefactos come linternas, radios y tocadiscos.... La matanza de Uchuraceay no puede entenderse cabal- mente, con todas sus implicaciones, si se la separara de un contexto de violencia euyas cavsas inmediatas y mediatas constituyen un aspecto central de la problemdtica perua- na. “Por qué fue”: Bl caso de Sendero no debe ser tomado a la ligera ni desechado coms un producto exégeno a la realidad perua- na, aitificialmente incrustado en nuestra patria por algu- na potencia extranjera, sino como un movimiento surgido enel propio Ayacucho... A partir de 1981, gracias a operaciones audaces y violen- tas, Sendero Luminoso consigue gradualmente una fuerte “implantacién-en “la parte baja de casi toda la proviicia” de Husnta; el poder de facto crecfa... Elfin de la posibilidad de comerciar debié ser sentido por las comunidades iquichanas como isna intromisién que ponfa en peligro su existencia... Antes de 1a muerte de los periodistas, nadie planted el grave problema juridico y moral que constituyen los lin- chamientos para un sistema. democratioo ... ; es éste un gran teto a nuestro orden social... En comunidades aisladas y alejadas de toda autoridad, como Uchuraccay, es préctica comin ejecutar sumaria- mente a los abigeos. {Por qué habrian de aplicar ofro criterio con respecto a los miembros de Sendero, apodados por ellos como “Terroristas ladrones”?... Blestricto respeto de la legalidad democrdtica, en muchos casos, puede significar para soldados y guardias simple mente el suicidio o la total impotencia. Esta es una delas razones, sin duda, por la que esta legalidad es vulnerada . Por las fuerzas del orden... Ep las altas tierras inhéspitas de la cordillera en que han vivido aislados desde tiempos remotos, los iquichanos han conocide de la cultura occidental sélo en sus expresiones mas odiosas: La explotacién del gamonal, las exaceiones de los recaudadores 0 los ramalazos de los motines y guerras civles... 59 SA ARAN IS La historia de los iquichanos se caracteriza por laxgos periodos de aislamiento casi total y por bruseas itrupcio. nes bélieas en la vida regional o nacional... Las conclusiones aportadas por la Comisién, determinan la seriedad del trabajo realizado, la valentia'de los hombres que ‘a integraron y la responsabilidad puesta de manifiesto en.aras. . de una correcta administratigi de justitia.” Eiementos afines al movimiento subversivo y las organi- zaciones-politicas sectarias, gremiales y sindicales de la iz: ~ quierda peruana emplearon permanentemente todos los me- dios posibles para dificultar la labor de! Comando Militar exi. giendo canalizar los esfuerzos sélo hacia la solucién del caso Uchuraceay, en el entendido de que al distraer la atencién del Comando hacia una pequefia parte del problema, se encontra- via el camino para posibilitar éxitos a los grupos-armados senderistas y el avance significativo del proceso subversivo, asi como, el:descuide del objetivo principal por ef gobierno y las Fuerzas del Orden: “La paz social y el imperio de la-ley en el rea de emergencia". Los comentarios formulados y expuestos, sobre os sucesos'de Uchuraceay, tienen que analizarse con profundidad y cuidado; el lamentable suceso fue aprovechado " con fines politicos, gremiales y/o personales para obtener los dividendos deseados, buscar fortalecer a las organizaciones subversivas ylleyer a nuestra sociedad hacia la inestabilidad y eleaos, Con la muerte de los periodistas en la comunidad de Uchuraccay, Sendero Luminoso detiene por unos dfas sus actos de barbaric, realiza una evaluacién dela capacidad subversiva de sus elementos, analiza el apoyo recibido, reorienta sus accio- nes, las diversifica y reinicia las acciones subversivas sin medi dafios ni conseeuencias. Este cuadro fue utilizado en forma irresponsable por eonocidos periodistas Gara obtener ef sensa- cionalismo de la noticia, deformar hechos y tratar por todos los medios de buscar enfrentamientos mayores, con el fin de gene. 60 ralizar la violenéia on el érea en emergencia y zonas-colinden- tes. OPERACIONES CONTRASUBVERSIVAS Ubicdndonos, gn. los meses de enero a junio de 1983," broducen hechos que tienen significacidn en el proceso de pac. Hicacién, asi como en el acrionar de los grapes subversives armados actuantes en lazona, Se decencadenaron agresiones de estos grapos armados sobre distintas poblaciones, actitud que obligé a realizar las acciones militares destinadas a elimi- nar el peligro ya proteger a la poblacidn del drea de la accisn czminal del elemento terrorista, Se redujo el peligro, se alejé el elemento de porturbacién y se difundis los resultados por inter- medio del periodiemo a la opinién publica nacional mediante Comunicados Oficiales, informacién tomada con esvepticismo Bor algunos érganos de expresién ¥ utilizada por otros, con ‘ines y propésitas de perturbar el orden interno en el pais, En ol tiempo al que se hace referencia, se logra rocuperar el control tercitorial de sectores geogréfices importantes tales como las provincias de Anadahuaylas, Vietor Fajardo, Cangallo ¥ algunos distritos de las provincias de Huamanga, Huanta y ‘la Mar en los departamentos de Aputimae y Ayacucho, Pare silo fue necesario hacer uso de la capacidad operacianal delas “tropas conibiatielites, accién que se traduce en un costo 30. impuesto por quienes aspiran a la captura del poder politico mediante la lucha armada. Tal situacién fie aprovechade Tmanipulada por agrupaciones politicas seetarias, sectorcs de la Prensa oscrita, hablada y televisada de apoyo a la subversién Para presentar un panorama distinto a la situacion vivida, alentar al elemento subversive en sus actos demenciales y sxpandis en el territorio peruano sus acciones terroristas, ‘Se producen detenciones importantes en las ciudades de- Anedahuaylas y Ayacucho, so realizan invustigaciones y se Ponen a disposicién de los jueces a los implicados en los actos de 6 terror, Posteriormenta se comprueba que los detenides son Tiberados a los pocos dias y que estas liberaciones se producian por la complicidad y/o simpatia de los funcionarios judiciales con el movimiento subversivo; en otros casos, por el chantaje que la subversién ejercia sobre los jueces y por los arreglos que se tealizaron entre distintos funcionarios del Ministerio Publi- co, jueces y abogados defensores que actuaban en la zona. Esta organizacién de administracién de justicia fue manejada a la perfeceién y.en contra de la ley por el Colegio de Abogados de Ayaciache cuiys'détaniate era ejercido por el Dr: Efrain Morote y secundado por el Dr. Mario Cavaleanti Gamboa, eonocidos diri- gentes del movimiento senderista en la ciudad de Ayacucho. * En los disiritos judiciales del drea declarada en emergen- cia la corrupeién administrativa se encontraba en-su grado maximo de descomposicién, situacién que permitié a determi- nados profesionales del campo del Derecho a manejar [a.inesta- dilidad social, econémiea y politica en provecho personal, del nareotréfico y la subversién. Pocos son los profesionales del campo del Derecho que conoci en el Departamento de Ayacucho que no deben ser identificados como responsables de los dafios y pérdidas de vidas causados por la subversién, y cabe sefialar también, que pocos gozan de prestigio por su horestidad y moralidad, re- salténdose més bien en ellos el grado de politizacién que exhi- ben y su identificacién con el movimiento subversivo- . ‘En el primer semestre del afio 1983, las acciones subversi- vvas se caracterizaron por los dafios a la propiedad privada y del Estado, la violacién de los derechos humanos, asesinatos, rap- "* tos, saqueos, asaltos y todo tipo de acciones criminales dirigidas ‘1a convulsionar el érea, en el convencimiento de que habjan " Togrado el fortalecimiento necesario para poder generalizar la violencia, enfrentarse abiertamente a las Fuerzas del Orden, ejercer el control territorial y obtener el sometimiento de la poblacién. 62 El trabajo realizado en la recoleccién m | tr liza y procesamiento dé informaciones permitis detectar con oportunidad las acciones planificadas por la subversién, neutralizar eada une de ellas rogresiva con el imperio de la ley. Sin o todo moment ls acconessubversivas Hasueree eet taron supuestos éxitos de estos delinewentes por intermedio de lun sector del'periodismo, con la intencién de hacer creer a la opinién piiblica nacional e internacional ef Surgimiento de un movimiento fuerte en el Pend buseéndose el apayo extesn0 y la jntervencién de organizaciones internacionales para agegurar la continuidad de las acciones delictivas, limitar las accomes militares, y bloquear toda aécion destinada a la pacificacién, cia. Las acciones referidas fueron realizadas mediante la ci singe publicacines, Ja presentacién televisada. do enters ladas; la formulacién de pedit it i Be denaae a ulin do pedidos escritos, la presentacién neutralizar a los mandos poniendo en ejecneién \ecanit slosldgios destinades a que ia Fuerzes del Orden deiaae oe cuinplér Ja mision constitueional recibida, Jams en el Pord, ya quenno so permitiré nila hipotoca declan a, ni la pérdida de la Hbertad det.pueblo peruano, aspiraciin inenbada en el deseo y enfermedad de los grapos que propician Aelito, la destrucciGn, 1a desunidny el eaos come cose desu 63 é ¢ q pensamiento ideopolitico. La subversién intensificé en el dren de emergencia sus actividades delictivas realizando asesinatos masivos y aisla- dos, practicé juicios sumarios y ejecuciones pablicas Gueces y verdugos) y alenté énftentamientos entre las comunidades de la zona por el delito de cultivar la tierra y realizar tareas agropecuarias para lograr el beneficio y desarrollo del area. Estos ates criminales dela subversién fueron ejecutados por: « “las hordas senderistas con imipunided, tratando por todos los ~merios al aleance del delincuente de lograr el sometimiente total de la poblacién en el area de emergencia: Las aceiones criminals de] senderismo fueron silenciadas por un sector del periodismo, negdndole al pueblo peruano el eonocimiento real del problema subversivo y la opcisn de rechazar la accién del terrorismo, logrando a cambio, su indiferencia y mantenién- dolo al margen del problema que afecta la vida interna de la nacién, a ‘Las acciones de mayor importancia que emprengieron los Gelincuentes subversivos en el drea declarada en emergencia se producen después que la Comisién que investigé loSductucsos sucesos de Uchuraccay se retira de la ciudad de Ayacucho, y estan referidas en el tiempo a los actos vanddlicos que inician Jas bandas criminales de Sendero Luminoso en los primeros dias del mes de marzo’en las alturas al SO de la provincia de. ‘Vietor Fajardo, ona liberada antes de que las Fuerzas Arma- das recibieran la misién de intervencién. El valle andino ubica- * “do en la provincia de Victor Fajardo y conformado por las po: blacionés de Santiago de Lucanamarea, Huancasancos y Sacsa- ‘marca fue convertido por los elementos subversivos en el esce- Barrio preferido de sus acciones criminales al valorar el drea por suubicacién geogréfica y potencial socio-econémico. Otra consi- deracién importante a tenerse en cuenta, es la represalia eri- minal ejecutada por el terrorismo {violacién de los derechos hu- manos) por el hecho de haber expresado sus babitantes su ‘dentificncién con los propdsitos de gobierno de restablecer el orden y el respeto por la ley. a E119 de marzo de 1983, los Ingenieros Militares habian exmplido la misién de construir un nuevo puente sobre el rio Pampas eliminéndose de esta forma el aislamiento comercial y de trénsito que la subversién habia creado con la destruccién del puente que unia las pobiaciones de los departamentos de Apurimac y Ayacucho, particularmente el correspondiente ala provincia de Andahuaylas con la proviricia de Victor Fajardo y las demas provincias ayacuchanas. Se-entregé la dbra a la Corporacién de Désartolte, se'réanudavoh las relaciones comer ciales y de transito en el Area, solucionandose el problema de abastecimiento terrestre, comercio y trénsito, en las relaciones econémicas de los citados departamentos. ‘Se considers prudente der proteccién y custodial puente constrafdo por los ingenieros militares misiondndose en esta, tarea de seguridad a efectivos de la Guardia Ropublicana del Pert. Bl 26 de marzo de 1983 los efectivos Policiales tuvieron. que hacer frente al ataque armado de wn nomercio grupo subversive con misién de eliminar al Destacamento Polical, apropiarse de sus armas y ejecutar la destruccién del puente tratando de obtener nuevamente el aislamiento del departa- mento de Ayacucho, generalizar la violencia y mantener por todos los medios posibles en condicién de drea liberada le zona que une Ayacucho con Apurimac y Cusco. La subversién sufris lapérdida total de los elementos ‘que atacaron al Destacamento ie la Guardia Republicana, se reeuperé armas robadas a las Fuerzas Policiales, se incauté los explosives que la subversién debi6 emplear en la destraccién del puente, asi como, la propa- ganda escrita que acostumbran. 4 repartir sus elementos como parte de su campafia sicolégica y de terror, Las acciones terroristas se generalizaron en él érea y se produjeron enfrentamientos armados entre los delineuentes subversivos y las comunidades, aéciones que detenminaron tonsiderables pérdidas de vidas en la poblacién y en los grupos subversivos, ello originé al alejamiento temporal de lis delin- - cuentes hacia dreas territoriales ubicadas fuera de la zona declarada en emergencia y la identificacién de la poblacién con - 65 los propésitos de pacificacién. Desde la provincia de Lucanas el % profesor de la Universidad Nacional San Cristébal de Hueman- ga, Hedilbrando Pérez H., responsable militar del movimiento. subversive en la provincia de Cangallo, reinicia el 02 de abril de 1988 sus acostambrados actos criminales, y esta vez contra Ia coniunidad de Santiago de Lucenamarca, para cometer a ma- sacre mas grande que se registra en la historia de la vida andina del Pert: (hecho deserito y divulgado por la revista” * “Caretas’). Sin embargo, y con la intencién de ocultar y falsear * ~ Jos dctos ctirainales de 1a subversida los mai ilamados érganos de expresién éecial que apoyan y alientan a la subversién comunista en el Pertirealizaron los mayores esfuerzos periods ticos para cambiar el curso de los acontecimientos. La comuni- dad de Santiago de Lucanamerca sufrié el asesinato de sesenta y siete personas entre ancianos, adultos y nifios, obligando al Comando Politico Militar a realizar acciones militares contra- subversivas de gran alcance destinadas a ubicar y detener a Jos grapos responsables de este cruento acto. Se producen en- frentamientos armados que son dados a conocer a los medios de ‘commimicacién social presentes en el 4rea de emergencia, los que al difundir la informacién despiertan en los representantes de las organizaciones politicas sectarias y sus érganos de expre- én, ‘rechazo'y condena a-la intervericién de’ las Fuerzas del Orden. Se presentan 2 continuacién de la difusién de los hechos, solicitudes, pedidos de investigacién y acusaciones ante el Gobierno, por intermedio de algunos Senadores y Diputados de la Iequierda Unida, esperando obtener con ello ventajas de cardcter politico de las situaciones de eombate, de resultado ‘adverso'eh Grupo Sendero Luminoso. Sin lugar a dudas, no existe equivoeacién cuando se mani- festa que si los éxitos que alcanzaron las Fuerzas del Orden. hubieran sido favorables a los elementos senderistas, los que riticaron los resultados cantarian loas al movimiento demen- ial de este grupo de delincuentes y pregonarian al mando el valor, preparacién, patriotismo e importancia de estos hombres intoxieados por ideas alejadas de nuestras oreencias, forma de’ vida, formacién, costumbres y pasado histérico. 66 ‘Las acciones militares en contra de la subversién, desarti- cularon a los grupos armados senderistas. Pero éstos a su vez, no dejaron de ser alentados por sus patrocinadores (Frias, Ca- brera, Ruiz Caro, Saleedo, Thorndike, Zimmermann, y otros), obscures personajes que. militaron o militan en el comunismo peruano; individuos que brindan proteccién y defensa al terro- rista desde posiciones cémodas y sin peligro alguno, incentivan- do al dolincuente, fortaleciéndolo moralmente, incitiindolo al erimen y a. las-acciones'de terror, permitiendo a las hordas senderisias la reorganizaciéi, refueizo y preparacién de accio- nes criminales en los linderos de la Provincia de.Lucanas y Victor Fajardo para intentar la ejecucién de una masacre de mayor resonancia, mesacre mediante la cual se pretendia arra- sar las comunidades de Sacsamarea, Huaneasancos y nueva- mente Santiago de Lucanamarca. Esta actitud criminal fie definida por la subversién como medida ejemplarizadora pare los pueblos que rechazaban Ia presencia de las bandas de delineuentes de Sendero Luminoso. Las Fuerzas del Orden fueron alertadas, se intensifies 1a Diisqueda de informaciones, se Hevé a cabo reconocimientos ‘perinanentes en la zona y se activé algunos puestos policiales. En los primeros dias del_mes de mayo de 1983 se produjo el enfrentamiento armado en las cercanfas de las alturas de Sac- samarea, posicién donde los elementos subversives realizaban los tiltimos preparativos para Tlevar @ eabo su accién criminal (masacre} en gran escala, Se produjo enfrentamientos armados en gue perdieron la vida algunos de los principales lideres del , movimiento senderista del rea de Victor Fajardo y Cangalio. ‘También se produjo la desorganizacién y dispersién de los tres principales grupos subversivos en la zona y el alejamiento de éstos del escenario de sus-erimenes para volver a realizar el trabajo de reorganizacién y desencadenamiento de acciones de terror en dreas alejadas de la zona de emergencia (Provincia de Lucanes, Departamento de Ayacucho). El mes de mayo de 1983 debe. considerarse como el mo- mento de la decisién de la eipula de Sendero Luminoso para 67 yas Se i a We G trasladar sus actos terroristas dinamiteros a distintos puntos del territorio nacional y propiciar la participacién de otros grupos extremistas en la lucha armada, buscar distraer el esfuerzo del gobierno en el control de la subversiGn, y estable- cer una relacién de acereamiento con- otros grapes politicos settarios con el fin de incrementar las acciones subversivas en, eleentro y sur del pais. Se apoya esta afirmacién en las declara- ciones de Jos principales voceros de los grupos sectarios de la saquierda peruana, ideres que no condenaron Mi, <0 foritia dé attuar dé Senderd Luminoso, sino, que forma, les continuarén brindando apoyo y simpatia; expresan- do en. algunos casos y en forma tangencial, diferencias de critezios, con los métodos empleados, diferencias, que de ningu- na manera nos pueden llevar a ener en el error de creer en las manifestaciones de éstos. En las distintas 4reas territoriales de Andahuaylas, Can- gallo, Huanta, Huamange, La Mar, Victor Fajardo y-Tayacaja se produjeron diariamente acciones de enfrentamiento entre Jas Fuerzas del Orden y los elementos subversivos. Ls resulta- dos de las acciones militares permitieron anular la%apacidad operacional de la subversisn y ejercer el control efestive de la poblacién, visualizandose con mayor claridad el méfento, de inieiar 1a pacificacién y recuperacién gradusl del apoyo de la poblacién, Objetivo dificil de obtener, por la decisién de los Uderes del movimiento subversivo de intensificar las acciones terroristas sin tomar en consideracién sus conseeuencias, deci- sign mediante la cual, se buscaba mantener le presencia fisica subversién”en: el “érea y Té-conitinuecién ‘de los actos criminales para der vida a la aventura emprondida en mayo de 1980, Las acciones terzoristas realizadas durante los afios 1980 4.1982 significaron para la subversiGn el control de las provin- cias de Andahuaylas, Huanta, Vietor Fajardo y Cangallo y en menor grado el control en Huamanga, La Mar, Tayacaja:y_ Acobamba, situacién que en el curso de los primeros cinco” meses del aflo 1983 cambié radicalmente, debido a los resulta 68 dos de las actiones militares contra la’subversign. Sus efectos - obligaron al movimiento Subversive a realizar un desplaza- mieato de sus elementos hacia las provincias del norte del ‘Departamento de Ayacucho y sur de Huancavelica mantenien- do a éstos en espera de dtdenes y de mejores condiciones opera- cionales para reiniciar sus actos eriminales. BI1T de mayo de 1983 en 1a provincia de Huanta y en la zona colindante al distrito.de Aranguay fue-ubieadoun eampa- ‘mento de-éntrenamionto militar sendérista detectindose 1d presencia de un importante nucleo. de fuerzas subversivas. Evideneiaron sus actividades los elementos subversivos, al asesinar a ocho personas en la comunidad de Aranguay moti- vando la ejecucién de reconocimientos terrestres y aéreos por las Fuerzas del Orden y el posterior movimiento de efeetivos militares hacia la zona dende se habia localizado la base de entrenamiento de la subversién. Los dias 20 y 21 de mayo de 1983 se produjeron enfrentemientos armados sucesivos permi- tiendo la destruccién del nitcleo senderista, la recuperacién de ‘una importante drea geogrifica considerada como zona libera- da y la reinstalacién de los puestos policiales. E120 de mayo de 1983, elementos terroristas urbanos de la ciudad de Ayacucho y otros provenientes de Huanta atacaron. las instalaciones de la $na. Comandancia de la Guardia Civil en la capital del departamento de Ayacucho, accién que conté con ef acompafiamiento de algo mas de cincuenta actos dinami- teros en distintos puntos, de Ja ciudad, con la interrapeién dela energfa eléetriva dc el drea urbana y la ejecuciéa de asesinalos aislados en diferentes lugares-de la ciudad. Se ordené la ejecu- ign del plan de operaciones para 1a proteccién de la poblacién y auwdlio de las Fuerzas Policiales, ejerciéndose el control del orden publica y evitando que la accidn criminal planificada por. el senderismo alcanzara sus propésitos. ‘La subversién buscé en complicidad con los elementos infiltrados en la Zonal de Educaciéa y de Electroperd el asesi- nato de mas de 150 efectivos de la Guardia Civil encargados de 69 Ja custodia y' proteccién de la capital del Departamento de Ayacucho. Si se hubiera cumplido el negro propésito de la subversién, con toda seguridad los partidos politicos sectarios, § habrian tenido la oportunidad de festejar y expresar su regocijo Por el resultado favorable que una masacre de esta. naturaleza 4 les hubiera brindado, Existié similitud entre la planificacién de la “Navidad Sangrienta” y el “Ataque a la Sna. Comandancia de la Guardia Civil de Ayacucho”, dindose esta semejanza éri el Adelanto dal 4 tiempo para finalizar las actividades laborales en las oficinas de la zonal de educacién, en la participacidn del profesorado en. el hecho subversivo y en el empleo irresponsable del edacando en los hechos criminales. Los elementos que quedaron a cargo dela Direccién Departamental de Educacién por ausencia obli- gada del Director estaban comprendidos entre los elementos peligrosos-y con afinidades al accionar delictivo de) senderismo. Desgraciadamenta, las investigaciones practicadas no arroja. xon vineulaciones especificas que permitieran comprobar feha- cientemente la culpabilidad de estas personas para proceder a formular los cargos correspondientes y denunciarlos ante las sutoridades judiciales. El resultado del atentado terrorista ,-Produjo pna considerable cantidad-de heridos y algunas pérdi- das de vidas en la poblacién, los atacantes y ias tropas, entre ellos, treinta herides de gravedad de las Puerzas del Orden. Se tavo que inmovilizar a Ja poblacién, se,efectus algunas deten. ciones y se procedié a liberar a losdetenidos on la medida que la situacién fue controlada, . En esta éportunidad no se escucharon las vores de protes- ta-de'los connotados lideres sectarios de la izquierda y de sus congéneres del periodismo a favor de los “Derechos. Humanos”, derechos a Ios que tantas veces invocan ¥ 86 refieren, los que hacen uso y abuso de éstos para desprestigiar al gobierno, instituciones y hombres, tratando de neutralizar la autoridad del poder politico, de minar la moral de los mandos y de anular le.capacidad operacional de las fuerzas encargadas de poner término al problema subversive en el Pera. 70 ._ Culmina asi el mes de mayo de 1983 y las informaciones ‘noshacen conocer nuevos preparatives destinados a ineremen- tar las aceiones que las organizaciones sectarias de izquierda preparaban para intensificar la lucha armada: Actos dinamite- 10s destinados a la destruccién de los servicios pablicos, puen- . tes, carreteras, edificios estatales, depésitos de combustible, asesinatos de cardcter selectivo, asesinatos masivos en comuni- dades que no apoyaban ala subversién, pares laborales, asaltos de.vehiculos, bloqueo de earreteras, cupos a los comerciantos y a los elementos comprometidos con el aarcotrdfico y chantaje a Jos jueces y funcionarios que administran justicia. Se proyecta- ron acciones de mayor significacién para la consolidacién y generalizacién de la lucha armada. Bl panorama subversive fue sometido a ebservacién y estadio, se tomaron decisiones y se ejecutaron las medidas operacionales apropiadas para proteger a la poblaciéa y eliminar toda posibilidad de ejecacién de los actos de terrorismo. Las acciones militares contrasubversivas levadas a cabo en el curso de] primer’ semestre del afio 1983, permitieroa controlar al movimiento subversive en el area de emergencia y obtener la identificacién de la poblacisn, visualizndose dentro del clima de tensidn: una situacién.de establidad relativa y retorno gradual-a la normalidad. Hs en ese lapso en que apare- een acciones de violencia y terror en otros puntos del territario -hacional: Lima, Arequipa, Cuseo, La Libertad, Aneesh, Purio, Junin, Cerro de Pasco y Hudnuce, situacion que define e indica. con claridad el acompatiamiento que hacen otros grupos politi cos al movimiento subversivo. En el criterio de los hombres que conformaban la ctpula subversiva senderista, las acciones terroristas no podian dete- nerse por que ello significaba larenuncia a la lucha. armada, El pedir a las organizaciones de la izquierda sectaria detener el accionar criminal 'de sus cuadros subversivos, fue prudente hacerlo, pero no existe posibilidad de que ello pueda producirse y lo que-es ms, en la préctica sucede todo'le'contrario. Los actos terrotistas planificados por la subversién en el mes de nm, Awa af LN Julio de 1983 visuatizaron la destructién de edificios e instala- ciones estatales; puentes, torres conductoras de energia eléctri- ca, ataques a instalaciones militares, policiales, loeales politi- cos, municipales, liberacién de delincuentes y la toma de le ciudad dé Ayacucho, capital del departamento de Ayacucho, con la-finalidad de impedir el viaje del Jefe de Estado a la Republica de Venezuela, empariar las conmemoraciones del 1162" Aniversario de la Independencia del Perd y de ortalecer él proceso subversive. © El 04 de julio de 1983 Ja subversién reinicia los actos terroristas en Ayacuclio con ef ataque al puesto policial de 1a garita de control en la Vid de los Libertadores (Chamanapata). Su objetivo fue el asesinato de la dotacicn policial para obtener armas, explosivos y municiones y al mismo tiempo, fortalecer la moral combativa de sus elementos. La permanente situacién de alerta en las Fuerzas-del Orden y las medidas de seguridad adoptadas permitieron quebrar la accién criminal prevista por la subversién, inflingiéndole una nueva derrota,-accién en la: que perdieron la vida casi la totalidad de los qne pazticiparon en el asalto al puesto policial. La subversién buscé entre el 21 y 27 de julio.de 1983 paralizar las actividades econémicas en los departamentos de Ayacucho, Huancavelica y la provincia de Andshuaylas con la intencién de producir el desabastecimiento de las poblaciones en las reas urbanas y rurales, tratando de esta manera de lograr el apoyo al movimiento subversivo por medio del descon- tonto popillar, generalizar Ia violencia, ¥ evar a cabo la toma de las. principales ciudades. El patrullaje de los principales + ceniros tirbanos y de las rutas de acceso a éstos, la proteccisn de los puntos eriticos,-el eontrol eertido sobre las poblaciones, las coordinaciones efectuadas con las distintas autoridades, las visitas inopinadas a diferentes organizaciones y 4 las bases de operaciones de las Fuerzas del Orden, rompieron los nexos y esfuerzos de los grupos subversivos urbanos y rurales, eli mindndose la posibilidad de convertir al departamento de Aya- eucho y otras dreas, en zonas liberadas. La dirigencia de Sende- 12 ro Luminoso considerd a este perfoda como la “Wtapa de la Generalizacién dela Violencia”, y en ella tendrian que persistir hasta el 15 de Octubre de 1983, fecha prevista para pasar a la. etapa conocida como “El Incendi¢ de la Pradera”, La subversidn Mevé a la prdctica la evaluacién de sus actividades, realizé el reajuste de sus euadros y de los mandos militares, y desplaz6 a los grupos que abandonaron sus sectores en lag provincias de, Andahuaylas, Cangello, Victor Fajardo, Huanta'y LaMar 2-165 lugares de étigen, para rondar les comunidades ‘antes sometidas, tratando de recuperar el control que obtivieron niediante innumerables abusos y asesinates. Las fuerzas sendoristas prepararon y ejecutaron durante Jos meses de agosto, satiembre y octubre de 1983 operaciones subversivas simulidneas sobre los puestos policiales en toda el ares: en emergencia con Ja finalidad de realizar posteriormente aceiones armadas contra las bases del Bjército e Infanteria de ‘Marina. Ubicaron a parte de sus elementos en panies situados fuera del drea y a otros, en el interior, a fin de sustraer a los primeros de Ia accién de las Fuerzas del Orden, y alos segun- dos, con le finalidad de mantener su presencia en el drea y culminar exitosamenie la etapa de “La Generalizaciéa de la ‘Violencia” para pasar a la etapa conocida como “El Incendio de la Pradeta”, etapa que visizalizaba como objetivo maximo el control de la totalidad del érea declarada en emergencia y como objetivo minimo, impedir el proceso electoral municipal progra- mado para el mes de neviezabre. “Se producen aecionos de las hordas senderistas con innu- merables asesinatos en distintos puntos de las.provincias en emergencia: Huancapi, Lucanamarea, San Pedro de Huaya, Canaria, Colea, Concepeién, Vischongos, Huambalpa, Vinchos, Yusita, Tuco, Totes, Paras, Vileashuamén, San Pedro de Ca- chis, Socos, La Compafifa, Ongoy, Andarapa, Lireay, Tueana- marca, Coleabamba, Pampa Cangallo, San Francisco, Chum: bes, Santa Rosa, Sivia, Trivoli, Chureampay Accbamba, situa- i6n que obligé a la conduecién de acciones militares contrasub- 3 versivas y a producir enfrentamientos armados entre las Fuer. ‘zas del Orden.y la subversi6n, con resultados sierapre adversos’ para el senderismo y sus aliados. Pese a las reveses Sufridos por la subversiéa, los grapes armados continuaron sus preparativos para llevar a cabo la etapa conocida como el “Incendio de la Pradera”. Rectutaron mediante et empleo de la fuerza a todo campesino en condicio- nes de participar en la lucha armada sin importar edad y sexo y los obligaron a.desplazarse'a zonas distintas a las de sw origen para enfrenterlos con mayor resolucién y posibilidad de éxito a los habitarites de las comunidades y a las Puerzas del Orden, La concentracién de los delincuentes subversives en luga- ‘res cereanos a los puestos policiales y la accién del patrullaje permanente de las Fuerzas del Orden produjeron enfrenta- mientos armados, pérdidas importantes para los.subversives y Ja desarticulacién casi total de sus elementos, Segiin el pensa- miento de los lfderes Senderistas, “no interesaba el sacrificio de vidas inocentes, lo que importaba a la edpula subversiva era ‘mantener la presencia fisica permanente de sus euadros me- diante acciones de terror”. Asimismo, buscaron despertar inte- «16s y.comprometer a mas grupos extremistas nacionales en él ” proceso subversive, y producir la materializacién del apoyo externo para obtener la ansiada respuesta a su objetivo final: “La Toma del Poder’, EL15 de octubre de 1983 los grupos armados Senderistas. y otros emprenden ataques simultanéos en distintes puntos del area én emergencia. Sus objetivos fueron los puestos policiales de ‘Chumbes, Paras, Pampa, Cangallo, San Pedro de Cachis, ‘Acobamba, Huambalpa, San Miguel, Tambo, Huanta, Chur- carapa y olros en‘el drea. Las acciones conducidas por los grupos subversivos visualizaron la eliminacién de los efectivos policiales y Ja obtencién de armas y municiones, objetivo que sélo es aleanzado ent Churcampa lugar donde la Guardia Civil | es sorprendida y los delincuentes logran apropiarse de un iin- portante mémero de armas y municiones, material de guerra 14 que les permiti6 posteriormente conducir acciones subversivas ‘on las provincias de Tayacaja, Accbamba, Angaraes y el Noro- ” este de la provincia de Huanta, Estas acciones al ser controla- Gas, evitaron el fortalecimiento de los grupos armades en el area de emergencia yrestaron posibilidades a los denominados mandos politics y militares del movimiento subversive para jnerementar su poder y presencia y atacar posteriormente de manera similar a las bases contrasubversivas establecidas por Jas Fuerzas Armadas. Se inicia! de esta manera'la etapa denominada por los ‘hombres de la edpula subversiva como “El Incendio de la Pra- Gera”, etapa que lleva la intencién de controlar el campo y posteriormente volear sus esfuerzos hacia la toma de las ciuda- Ges de mayor importancia, declarar a estas zonas como libera- das e srradiar las acciones de terror hacia-otros. puntos del territoriS nacional, Con este accionar se buses eb control total Gel departamento de Ayacucho, desconocer y suplentar a las autoridades y aislarlo a nivel regional y nacional para dirigir con mayor fuerza y éito las actividades subversivas. ~ “Durante los meses de satiembre, octubre y noviembre los delincuerites subversivos ponen en ejecucién una nueva moda- Tidad en sus acciones delictivas: Sus integrantes hacen uso en Ta comisién de sus acins criminales de uniformes de las Fuerzas Policiales y Fuerzas Armadas. Crean en las distintas poblacio- nes del érea y viajeros confusion, desconfienza, inseguridad y <-temor. Este Momento es aprovechado para preseniar una ima- gen distinta de la realidad subversiva, se trata de endosar ta responsabilidad de los hechos delictives a las Fuerzas del Orden e insinuar que éstas estaban involucradas on la comi- sign de delitos. Seles tildé de generadoras del malestar social y responsables de la inestabilidad politica de la regién, solicitén- dose en peticiones audaces y demagégicas sw tetiro de de la zona, busedndose al eamino para entregar al movimiento sub- versivo una poblacién indefensa y vulnerable para aleanzar sus objetivos politicos y militares. “ 5 LANAI ANT En los primeros dias del mes de noviembre se produce la destruccién de algunos puentes, bloqueo de carreteras, asaltos a vehiculos, asesinates de pasajeros, y candidates a las alcal- dias municipales y aeciones terraristas contra puestos poli Jes en la provincia de Lucanes, esta situacién, obliga al Gobier- no a extender el drea de emergencia ya proporcionar proteccién y control a estas poblaciones con las Fuerzas del Orden asigna- das 2] departamento de Ayacucho. Se incrementaron las atciones subversivas térroristas en'.~ el Nor-Este de la provincia de Huantay al Norte de la provincia de LaMar y se produjo en Ia localidad de Sivia una emboscada contra elementos del Batallén de Ingenieros, unidad militar que cumplia tareas.de construccisn de carzeteras y puentes para el desarrollo en el departamento de Ayacucho. En el segundo sémestre de 1983, algunos-partidos polti- cos participaron en los preparativos del proceso electoral muni- cipal con la inseripeién de candidates y la presentacién de sus programas de gobierno para las provineias y distritos en el! rea. La ciipula del movimiento subversivo por su parte, eject taba sus acostumbradas acciones fratricidas enmarcando sus actos con asesinatos de algunos candidates a los gobiernos,. © locales, amenazas a dirigentes de partidos politicos, a represen tantes del Jurado Nacional de Elecciones en Ayacucho y a la poblacién del drea eon el fin de impedir el acto electoral. Las garantias prestadas, posibilitaron que el proceso elec- toral se cumpliera en casi Ja tatalidad.de las provincias.com- prendidas en el estado de excepcién decretado por el Gobierno Constitucional, pese a Ia aceién y-esfuerzo criminal realizado por el Partido Comunista Peruano - Sendero Lumiindso, desti- nado a producir un vacio de-cardcter administrative en. los, gobiernos locales, paso necesario en la busqueda del camino para lograr el caos politico. De confosmidad a lo dispuesto por la ley y cumnplido el proceso electoral, el Jurado Nacional de Elecciones hizo pubblico 6 los resultados y proclamé:a quienes en acto libré y soberano fueron elegidos como dutoridades locales. En las provincias distritos que no se Hevaron’ a cabo las elecciones municipales por incumplimiento de lo dispuesto por ley fueron decretadas Jas eleceiones complementarias en los términos y plazos lega- Tes. La respuesta del clectorado de los departamentos de Aya- evcho y Huancavelica y de la provincia de Andahuaylas (Apuri- ‘mac) fue de rechazo total ala situacién de inestabilidad poit- tea, socialy econémica-ereada ‘por Sendero Luminoso, cul- minaidese'con éxito Ia ta¥ea de garantizar el proceso éléctoral * y hacer provalecer el imperio de la ley. Al curnplirse ol proceso electoral las banderas de lucha Jevantadas por la subversién perdieron significaci6n en la vida de los pueblos de los departamentos de Ayacucho y Huancaveli- cay la provincia de Andahnaylas, pueblos que expresaron al Gobierno y a las Fuerzes del Orden su reconocimiento y grati- tud pot 103 logros aleanzados en proveche Je lx paz e imperio de in lay, Los resultados obtenidos perniticron a iss comunidades viswalizar con optimismo un futuro promisor y orientar sus actividades hacia la reiniciacion de las tareas comunales, ferias locales, distritales y provinciales, el festejo de sus fechas patro- ales y la intensificacién de sus actividades comerciales. Sus autoridades politicas y comunales cursaron innumerables pedi- dos en referencia a la necesidad de la presencia de efectivos rilitares con el fin de garantizar el proceso de pacificacién en el rea de emergencia. Los elementos subversives se vieron obli- gadosa visitar las comunidades y a expresar su arrepentimien- * to-por los actos de vandalismo cometidos, buecando 1a'reconci- Tiacién y perdén de'sus habitantes y solicitando nuevamente apoyo para poder lograr el éxito en la aventura emprendida. La respuesta iamediata del pueblo ayacuchano fue de rechazo y denuncia a Ia presencia de estos elementos, accidn que motiva 1 alejamiento de los cuadros subversives del drea para em- prender la recrganizacién, realizar la evaluacién de sus accio- nes y mantenerse en aspera de que las coniliciones politicas, sociales y econémitas les brindaran las condiciones adecuacas para reiniciar la lucha armada. | En el mes.de noviembre de 1983 se produjeron hechos importantes entre los cuales resaltan el proceso electoral muni- cipal, la emboscada de una patrulla del Bjército en los Himites de la provincia de Huanta y Tayacaja, la masacre de Soces y la emiboscada y asesinato de casi la totalidad de los hombres de ‘una patrulla de Ia Policia de Investigaciones en el rio Ene, Los tres ultimos acontecimientos alteraron la estabilidad aleanza- da y permitieron identificar la presencia de elementos subver- sivos que habian participado el 15.de-octubre de 1983 en el asalto’al Puésto Policial de la Guardia Civil en'la localidad-de* Churcampa, hecho que clarificé y sefialé 1a relacién existente ‘entre la agrupacién subversiva de Sendero Luminoso con él narcotréfico en la provincia de Satipo, departamento de Junin. El Jueves 10 de noviembre de 1983 se pudo determinar la presencia deuun grape importante de elementos subversivos en Jas cercantas de las minas de Cobriza confirmandose el conoci- miento que se tenfa sobre las intenciones sendoristas de des- truir las instalaciones y maquinarias, paralizar la produccién, ya la vez, realizar el esesinato del personal policial eneargado Ge la proteccidn de la mina, asi como, del elemento civil a cargo de la direccién del complejo minero. Se eliminé la accién de la -sgubversiéri-al establecer-uria base de:eontraguerrillas a inme- Giaciones de la poblacién de Cobriza, reforzdndose de esta Jnanera a los, elementos policiales y foctibilizando al mismo Hiempo las acciones de reconocimiento terrestre y aéreo parala tubieacién del grupo subversive en el rea. Se produjeron algu- rnas detenciones, y la obtencién de informaciones sobre la pre- ‘sencia del elemento subversivo. Al amanecer del Domingo 13 de noviembre de 1983, fuerzas subversivas conformadas por apro- ximadamente 500 hombres cercaron a la patrulla del Bjército e jntentaron la eliminacién de sus miembros para apoderarse de armas, municiones y equipo de comunicaciones. Se combate Jnicialmente entre las 0500 horas y las 1300 horas del Domingo 13 de noviembre de 1983. Las tropas logran romper ¢l cerco jimpuesto por los delincuentes subversivos produeiéndoles im- portantes bajas en sus filas y la dispersidn de éstos hacia les alturas Norte de la provincia de Haanta. Desde la ciudad de 18 “Ayaciicho se movilizan faerzas helitransportadas para reforzar ‘a la patrulla. del ejércita, cercar a los elementos subversivos, Getenerlos uobligarlos a combatir. Finaliza esta operacién el 17 ge noviembre con el alejamiento temporal de las fuerzas sub- versivas de la provineia de Tayaeaja, interndndose parte de zllos en zonas alejadas no comprendidas en el drea de emergen- cia, como es el caso, de aquellos que utilizaron la via de los rios ‘Apurimec y Ene para llegar a la provincia de Satipo en el departamento de Junin, zona donde fueron: emboscados ele- mentos de la Policia de Investigaciones del Peri en la segunda quincena del mes de noviembre cuando regresaba de cumplir una -misiGn policial contra el narcotrafico, ordenade por el comando de la Policia de Investigaciones en forma directa. Las actividades subversivas en el mes de diciembre de 1983 se reducen.a la ejecucién de acciones dinamiteras de menor frecuencia © importancia, a ia continuacién de actos eriminales de represalia.contra humildes pobladores de Ta zona, al bloqueo de carreteras, a la distribucién de volantes y a Ja ejecacién de actos intimidatorios eomo parte y continuacién de la acci6n terrorista senderista en el area de emergencia, sin embargo, la existencia de algunos elementos subversivos arma- dos en las provincies de los depariamentas en estado de emer- gencia, obligé a extremar las medidas de seguridad y al mismo tiempo, a profundizer Ia busqueda de informaciones para loca- lizar, intervenir, detener y colocar en manos de la justicia 2 los elementos responsables de las acciones terroristas. LOGROS ALCANZADOS POR, LAS FUERZAS DEL ORDEN Las actividades que desarrollaron les Fuerzas del Orden durante el afio 1983 permitieron.restablecer én ‘un 90% el Estado de Derecho, el retornd y/o reemplazo de las autoridades Politicas y mmunicipales a sus cargos y la reinstalacién de los puestos policiales recuperdndose el prineipio de autoridad esta- blecido en nuestro ordenamiento legal. 9 af SON ¢ NTA Partiendo de un estado de enormalidad econdmica y des- articulacién polities, se logté a través del tiempo encaminar gradualmente a las poblaciones hatia sus actividades socioeto- némicas en forma ordenada, alejando al elemento de perturba- cign social del'Area en, conflicto y propiciando el ambiente adecuado para el proceso de pacificacién, De esta manera se daban pasos firmes para alcanzar una situacién de estabilidad. administrativa dentro de un contexto econémico, politico y social en el que,-el imperio de la ley, nuevamente se hacia ’ presente para proteger las libeitades individialés 7 éélestivas dela poblacién. ALGUNAS REFLEXIONES Es de sumo interés en los moméntos dificiles que nos ha tocado vivir preguntarse: {Cudntos profesionales han egresado de las aulas de la Universidad Nacional San Cristébal de Huamange?, {dénde se encuentran ubicados?, jeudl eg sui & portamiento y qué beneficios han aportado a la regiény Intentaré dar respuesta a estas interrogantes. Adewigs, éstas deben ser materia de profundo andlisis y estudio para Arribar a metas coneretas y lograr el bienestar colectivo. En pijmer lu- gar, debemos partir de bases conocidas, seftalando que en 1983 a poblacién Universitaria en Ayacucho aleanzé aproximada- smente el ntimero de 6,000 estudiantes, de los euales se estima + que en dicho’ tio 500 debjeron lograr ‘sus ansiados titulos profesionales. Hebiendo reiniciado la Universidad Nacional Son.Cristébal de Hiamanga sus actividades ~wicadémicas-en 1959, se aprecia que los primeros:profesionales: egresaron de sus aulas en 1964 y que a partir de esa fecha, se inicia para algunos el retorno definitivo o temporal a sus lugares de origen, mientras otros, deciden establecerse en tierras ayacuchanas. Batre los afios 1964 y 1983 existen dos décadas de difereincia, lo cual permite afirmar que debieron egresar de las aulas de la Universidad Nacional San Cristébal de Huamanga un estima- do de 10,000 pzofesionales, muchos de los cuales abandonaron e] Departamento de Ayacucho en busca de futuro en respuesta 80 a sus aspiraciones, ‘Las deformaciones académicas producidas en la universi- dad ayacuchana on provecho de una concientizacién politica de tendencia senderista, se encuentran basadas.en las ideas del marnismo leninismo y en la adecuacién de Jos textos de Mao ‘Tse Tung con el diagnéstico de "Los Siete Ensayos de la Reali- dad Peruana” de José Carlos Maridtegui. Pensar que todos los ombres.y Inujeres egiesados de la Universidad Nacional San. . ‘ristdbal de Huamanga estén contaminados por la ideclogia senderista no es de ligiea aceptacisa, pero si es factible osegu- rar que un gran mimero esta identi‘icado con los postulados de Ja doctrina comunista y que son ellos Ios elementos que al eneontrarse atomizados a nivel nacional, regional, departa- mentalyy distritel en el territorio peruano, conforman las aipu- las dirigenciales de le subversién que han dado nacimiento fortalecido.a otras organizaciones politicas tales como Pucallac- ta en la Universidad del Centro, Departamento de Junin y Huayeacholo en el Departamento de’ Apurimae, y ala veo, han ineentivado a otros grupos del comunismo.sectario peruano para participar en los actos de terror, encontrandose entre ellos Ja Unidad Domocrética Popular, ei Movimiento Revolucionario ‘Tapae Amaru, él Movimiento de Izquierda Revolucionario y otros que a nivel nacional han colocado su cuota revolucionaria en la cuenta corriente de Sendero Lumainoso. ‘En cuanto al aporte ala sociedad la cuota esté escrita con, letras de sangre, muerte, deseperacién, odio, destruccién y hada positive que déteraiine abrigar esperanza de cambio alga no en el elemento subversive y que nos pueda conducir por el. camino,del progreso y la estabilidad social. Ess obligacién mirar y hurgar en el pasado para determi- nar las responsabilidades de las personas que han tenide a'su cargo la organizacién, direccién y conduccién dela Universidad Nacional San Gristébal de Huamanga, de los intelectuales que inocularon el virus de la destruccién en profesionales delesinpo de la educacidn, agricultura, derecho, sociolégia, antropologia, 81 : hizo sofiay, mfran eon deseperaciéa los momentos: enfermeria y otros, y de los elementos que inicial y sucesiva- mente dirigisron la subversién para levar no sélo a las tierras ayacuchanas:la desgracia de. vivir en la violencia fratricida, sino tambiéu,, a toda nuestra patria. Es preciso sedialar como punto final de'reflexién, que el trabajo politico Nevado.a cabo en las aulas de la Universidad Nacional San Cristobal de Huamanga ha rendido sus frutos en dimensiones tales que rebasan las expectativas de sus gestores inteldetuales,' trabajo iniciado én las Escuelas Populares del rea urbana y posteriormente Mevado al drea rural por los docentes egresados del Programa de Edacaci6n de la Universi- dad. En el atio de 1983, los murales de los distintos “Centros de Ensefianza” mostraban las figuras de lideres comunistas com ‘Mao Tse Tung, Lenin, el Che Guevara y otros. Fueron substi ‘tuidos nuestros hérves nacionales por las figuras de los lideres mundiales del‘comunismo, y nuestros simbolos patrios por el himno de la Internacional Soctalista y por el typo rojo con la hhoz y'¢l martillo, {Cudndo se produjo esta substitucién? Es dificil precisar la fecha, pero la aecidn se remonta a los inicios del afio 1966 y conté con la.complacencia de las autoridades educativas de entonces y las sucesivas. Las poblaciones que tuvieron la desgracia de suftir el adoctrinamiento ideolégico senderista planifieado por el triste- mente célebre Abimael Guzmén y su comparsa sectaria, hoy se lamentan de las falsas promesas y del paraiso con qué se les 0s, pero, ‘2 sa ve2, meutienen le esperanza de tin futuro que les permita alcanzar el desarrollo de sus vidas sin encontrarse nuevamente enel camino la violencia, destraccién, saqueo, asesinatos y todo aquello que’ se encuentra al margen de la ley, reclaman al Gobierno la permanencia de las Fuerzas del Orden en el érea como garantia de la paz, orden y progreso, condiciones esencia- Jes para al logro de las aspiraciones de una sociedad identifica- da con los ideales nacionales. ‘Finaliza el aiio de 1983 y se inicia un nuevo ciclo de vida 82 Jas poblaciones del érea declarada en emergencia, pobla- jones que fueron flajeladas sin piedad por las criminales ma- nos de la subversién. Ya sus hijos podian thirar el futuro de su " Gierra natal eon esperanza y confianza, como suelen hacerlo los hombres -de-paz, clamando porque terminen las acciones de violencia que sélo les han producide dolor, en vez de las ansia- das soluciones 2 sus agobiantes problemas econdmicos, polfti- cosy sociales, Cuando ée tiene'la conciericia linpia y tranquila, cuando’ sesirve sin mediar intereses subalternos y euando se responde con entrega total sin esperar beneficio alguno, se puede expre: sar y comunicar con foda libertad, que la actuacién de las Fuerzas del Orden en la lucha contrasubversiva permitié llevar Ja tranquilidad y Ia paz a todos los hogares de la zona de emergencia, hogares que fueron sometidos a vejaciones inna- -rrables por hombres con ideas e ideales forjados en otras latitu- des, por hombres que responden a formas de pensary actuar de pueblos que presentan diferencias sustanciales con respecto a nuestra patria y cuyas formas de sentir, no guardan relacién alguna con nuestras aspiraciones, sentimientas y deseo perma- nente de continuar auestras vidas bajo el ejercicio pleno de la bertad que se csnéede al hombre Libre del mundo occidental, MENSAJE DE DESPEDIDA DEL SR. GENERAL DE BRIGADA EP COMANDANTE GENERAL DE LA SUB- ZONA DE SEGURIDAD NACIONAL ‘E”, AREA DECLARADA EN EMERGENCIA; DICIEMBRE DE 1983, AL PERSONAL MILITAR, POLICIAL ¥ CIVIL DE LAS FUERZAS DEL ORDEN Los momentos compartidos durante él eumplimiento dela. misién encomendada, me permiten realizar un conjunto de re- flexiones, pasar revista a los principales hechos que hemos + vivido en el curso del afio 1983 y afinmar, sin cometer error, que el Peri, nuestra patria, tiene tradicién guerrera y qué sus 83 hombres mantienen el honor militar como uno de los valores . esencialés de nuestras glotiosas tradiciones. Debo manifestar- les al retirarme del érea de emergencia y al dejar el mando que . j me confiara el Sr, Genéral de Divisin Comandante General del | Ejército,’el orgullo de haber comandado a la 2da. DI y las fuerzas que el Supremo Gobierno me asiguara para combatirla subversién. He comets eon toda responsdbilidad la misién y mani- “orguileso, suerte de comandar a hombres como ustedes, quienes afronta- ron con, hombria, amor. a la patria, espiritu de sacrificio y Jealtad, la dificil situaciéa planteada por la subversién. Nas ha toeado vivir momentos diffciles, en los cuales se puso en peligro la vida democratica del Per, situacién que, al analizarla, exigia de todos nosotros lealtad en. grado maximo y todo un conjunto de virtudes. Al haber hecho entrega de los mejores momentos de vuestras vidas para lograr la paz social en estas tierras gloriosas, juntos hemos obtenido avances signi- ficatives para cambiar situaciones de desesperanza,zozobra e intranguilidad por confianza y.optimismo, es decir, estabilidd social y al imperio de la ley. ‘Debo agradecer a ustedes el comportamiénto profesional y fe sianifestada en Jas decisiones adoptadas para. cumplir con las misiones; agtadecer al Comando del Ejército y de la Zona de Seguridad Nacional del Centro la confianza depositada en un soldado y el'apoyo moral, éspiritual y material para solucionai’” con éxito los problemas del destino de un pueblo malératado por la subversién;y agradecer al Supremo Gobierno su fe y confian- za.en los hombres en quienes la Nacién consciente deposita su esperanza para vivir como um pueblo independiente y soberano, - sin hipotecas y tutelajes. ‘Me alejo fisicamente pero con la firme conviccién de que ‘vuestres esfiverzo¥ son y serén reconocidos por toda la gente del a rea declarada en emergencia y la Nacién en su conjunto, como las acciones justas para que ertuestra Patria viva en libertad, Estaré siempre a vuestro lado y seguiré cada paso que tengan «que dar para conseguir la paz social, el imperio de laley y orden y la obtencién de la giaindeza de nuestra Patria. . Al despedirme de los mandos y sus elementos constituti- ‘vos, me inclino reverente ante las banderas de guerra de cada ‘una de las Instituciones presentes en el drea de emergencia y :4°1delas Unidades de la 2da. Divisiéa de Infanterfa expresandalés que las dejo‘eon mas gloria, porque ha sido enriquecida su tradicién con el saerificio de todos los que se inmolaron en esta . lucha iniciada por las mentes‘insanas de malos peraanos y con el esfuerzo permanente de ustedes para devolver la paz. y progreso a esta tierra, euna de la libertad del Perd y América. Roberto C. Noel Moral Capitulo I LA TRAGEDIA DE UCHURACCAY SANNA AAO SS ANTECEDENTES C Uchuraccay , significa para los partidos politicos secta- rios de la izquierda peruana {comunismo), el logro de ux. bandera de luche de dimensiones extraordinarias y singular( + de la cual el sector venal del periodismo se ha valido en los tiltimos afios para deshonrar a hombres e instituciones, forml- lar cargos inexistentes y repartir malestar en nuestra sociedal, Se pretende por medio del chantaje que saben ejercer estg~ falsos periodistas maniatar a las autoridades legitimamente establecidas, recortar sus atribuciones y limitar'el poder dl. Eistado'en la utilizacién de sus médios para imponer el ordei sebusca fanosamente atemorizar a los mandos para que deje de cumplir la misién constitucional que les corresponds, perm tiendo a la subversién obtener los dividendos previstos en $. accionar desestabilizador. ¢ Todo acontecimiento tiene en el tiempo un punto de paria- da:y otro que se identifica como el final, premisa que i ‘impulsa anarrar en esta ocasién el lamentable hecho de sangy~ que se produjo en la comunidad de Uchuraccay el 26 de enero & de 1983 y aquellos sucesos que se desprenden del mismo, hecho que $@ inicia con el viaje inconsulto y el posterior asesinato de ocho periodistas, un guia y otra persona por accién e interven- cién directa da los habitantes de las comunidades iquichanas de la Provincia de Huanta, Departamento de Ayacucho, Es det caso'relatar precisiones que ayuden a comprender con claridad la tinica verdad que existe y existird, pese a las manipuleciones politicas.que de este caso se han ‘realizado'a’ través de los wltimos afios, acciones Hevadas a cabo con claras intenciones de generar desconfianza en el accionar profesional dé las Fuerzas del Orden, busedndose afanésamente producir enfrentamientos entre los Poderes del Estado, las Fuerzas Armadas. y Fuerzas Policiales para conducir en forma calcula day gradual ala generacién de un conflicto socio-politico de repereusiones internas y externas en el que se destaca la inton- cionalidad de producir el deserédito del sistema democratico y fortalecimiento de la accién subversiva. ‘Uchuraccay, episodio de consecuencias lamentables, fixe y continda siendo sometido por algunas agrupaciones politica, determinados Lideres y. el sector de periodismo considerado como vergouzante de esta noble actividad, a un tratamiento de. distorsiéa permanente y tergiversacién insélita para permitir en base.a la sistematizacién audaz de la mentira y calamaia, estructurar una historia en el tiempo que logra generar descon- fianza, odio y ganar peldafos infamantes en la vida politice del pais. ; Alto ale calumnia, infamia e intriga!, paso ala verdad y ala justieia para ayudat 2 musétra’ patria a encontrar el camino que conduzea al bienestar de la nacién, HECHOS PREVIOS ALA TRAGEDIA El Viernes 28 de enero de 1983 arzibé a la ciudad de Ayacucho, Departamento de Ayacucho, el doctor Gorizalo Ortiz de Zevallos, Fiscal de la Nacién, con el propésito de camplir tareas propias del Ministerio Publico, tomar conocimiento di- 88 recto de los problemas generados por el movimiento subversivo, aportar soluciones y exhortar a los miembros de su entidad a cooperar en el reestablecimicnto del orden.en el drea declarada en emergencia, Durante su estadia tuve oportunidad de salu- darlo personalmente, dialogar y exponer puntos de vista que ayudaran y factibilizaran una correcta administracién de justi- cia en el departamento de Ayacucho y distritos judiciales de las zonas. . Se recibié ol ofrecimiento de apoyo para lograr una rtigjor imagen de la labor que debian camplir les hombres y organisinos con capacidad para administrar justicia, Se hizo el esfuerzo, y es menesier destacar que los miembros del Ministe- tio Publico que fueron nombrados para lograr los fines que tnvo en mente el Sefior Fistal'de la Nacidn, frecasaron en la misién que debieron cumplir en un porcentaje muy elevado, contitu- yéndose éstos funcionarios en una carga muy pesada para el Comando Militar por la falta de idoneidad, responsabilidad, lealtad, identificacién para con su fancién y por elacercamiento ‘ideolégico y/o la simpatia que demostraron para edn el proceso subversive. Es necesario sefialar que con motivo de la visita del Fiscal dela Nacién, los miembros de la Corte Superior de Ayacucho, los representantes del Ministerio Pablico, el Jefe Militar del area y elperiodista de la revista: “Caretas”, Gustavo Gorritti, fueron invitados por el Doctor Ortiz de Zevallos un almuerzo de camaraderia en el Hotel de Turistas de Ayacucho, acto durante el cual se intercambiaron opiniones y se Iegaron a esteblecer las elacionvs y apoyo que brindarfan los étgazios de Ja administracién de justicia en la solucién del problema sub-" versivo. . PRIMEROS INFORMES SOBRE LA MISION PERIODISTICA, Aproximadamente a Jas 14:30 horas del Viernes 28 de enero de 1983, presenté al Fiscal de la Nacién mis excusas para Yetirarme y atender los problemas de seguridad del drea. Aban- 39 + + 'Giigtavo’ Gorkitti y el Seeretario del Fiscal:de 1a Nacién doné el recinto del ‘Hotel de Turistas en compafifa del Secreta- ‘io del Dr. Ortiz de Zevallos y del pericdista Gustavo Gorriiti, ecsonas que pretenciaron el diélogo que se produje en, ja puerta principal del hotel entre el periodista del diario “La Republica", Armando Gampos Linares’ el Jefe dol Comanda ‘Militar. La informacion y el pedido de apoyo presentados por el ‘Armatide Campos Linares del diario “La Republica” mpaltados. Reb le informacién del “viaje de seis (6) periadis- Toe a las ailuras de Huaychao” y la preocvpacién de Campos Einares porqe sus colegas no hobian retornado a la eiudad de ‘Kyaoueho. Pregunté:“{Cudndo partiorony qué tiempo emp\en- ein on la misidn periodistice emprendida?”, "7A quién pidieron saepprizacién?, 0 Zomprendieron el viaje en forma jnconsulta?, avbiéndose eoroo tespuesta: "Ellos salieron el 26 de enero de 19883 cin eomonicar y reeaber la autorizacién correspondiente y Gebieron retornar el Jueves 27 de enero de 1983". | SE INICIA LA BUSQUEDA. participaron en el didlogo ¢ intercodieron a favor de la petieién Be apoyo prosentada por Campos Linares, Solicitud que fue Cfendida casi de inmediato con el,envio de dos patrullas de fropas helitransportadas desde el aeropuerto de Ayacucho y ep patrolla terrestre desde el poblado de Tambo., La misign Fy equeda agred fs suspendida por las malas condiciones a tooroldgicas que se desencadenaron en el departamento de ‘Byacucho y obligaron a. postergarias hasta el dia siguiente, ‘Sabado 29 de enero. ‘Ml atardecer del 29 de énero de 1983 se reciben informa. ciones provenientes del Comando Militar de Huanta sobre el corno de Ta patrulla tervestre a Tambo, precisdndose que la noche del 28 de enero de 1983, el Jefe de patrulla habia recibido “Te manos de los comuneros de Uchixraceay especies que corres: pondian posiblemente a los periodistas no ubjcades, En Ta 90 jnformacién se sefialaba la recepeién de una bandera comunis- ta, dos mhaletines, ropa interior, dos camets de periodista, rollos de pelicula para fotografias, un teleobjetivo y la ubicacién de Soatro tumbas. El hecho hace’ suponer que algo grave podia thober ocarrido y que eva necesario dietar érdenes complemen- tarias para reemprender la btisqueda el Domingo 30 a primera hora. Se informa de esta ocurrencia la noche del 29 de enero de 1983 al: Comando de la Zona de Seguridad del Centro, recibién- dose érdenés ‘de ést y del Comando Conjunto de la Fuerzas ‘srmadas, Durante la noche del Sabado y 1a madrugada del Domingo 30.de enero los mensajes. del Comando de Ja Zona de Seguridad del Centro y, Comando Conjunto de las Fuerzas ‘Armadas sefialan disposiciones relacionadas con el viaje de ‘ana comisién de la Direceién Criminalista (Policia de Tavesti- gaviones) a la ciudad de Ayacucho y la orden de propertionavles SL apeyo que estos elementos solicitasen, asi como, del viaje de ana delegacin del Colegio de Periodistas encabezada por el Deeano de este cuerpo e integrada por siete (7) personas més, & quienes el Sr. Presidente, Constitueional de la Republica les habia proporcionado el avién presidencial, nave aérea en la eval debjan arribar ala ciudad de Ayacucho. ARRIBO DE LA COMISION DELA POLICIA. ‘DE INVESTIGACIONES ¥ OTROS Arriba el Domingo 30 de enero la comisién. de la Policia de Investigaciones. Se le brifda apoyo y -viajan en dos (2) helicép- teros a la comunidadad de Uchuraceay en compatifa del perio- dista Luis Morales Ortega. Posteriormente, se ‘tomé conoci- ‘miento de la cancelacién del vuelo del avién presidencial y del permiso de vuelo otorgado a un avin dela Cia. “Faucett” que fuera fletado por la direccisn del diario “La Republica”, y en el cual viajaban un mimero indeterminado de periodistas, congre- Sistas y otras personas. Al arribo de-este sltimo grupo y en el interior de la Base Aérea, _periodistas del “Diario Marka” agteden fisicamente y de palabra al personal militar. de'seguri- daa, tratando de producir un incidente que colocase al periodis- a RAR RRR ANT AA MAAN AIT at moen condiciones.de victimas y al personal militar en calidad “ de agresores. La intencién fue visualizada por estos hombres, para generar un escindalo de consecuencias impredecibles, situaeién que tavo que ser controlada enérgicamente y ser puesta de inmediato en conocimiento del‘Comandante de la Zona de Seguridad y del Comando Conjunto de las Fuerzas ‘Armadas. El tiempo se ha encargade de aclarar los propésitos y Ja intencionalidad del director del diario “La Republica”. Es necesario sefialar que los hombres de prensa destaca- dos por el periodismo ef el drea declarada en estado, de emer. ‘gencia no-se eticontraban salvos de peligro, contrario a ello, el peligro era latente por lo persistente de las actiones criminales aque desde el afio 1980 cometfan grupos armados en los depar~ tamentos de Ayacucho, Huancavelica y Apurimac, situaciéa no ignorada por el periodismo, pero cuyo conocimiento hoy se trata de negar. Es prudente puntualizar que tanto los diarios “La Reptiblice”, “Marka”, “El Observador”, como otras. publicacio- “nes, difundian en forma regular noticias relacionadas conel desarrollo y logros de la subversidn, sefialando.’con lujo de detalles el avance del proceso en el interior del ais y todo aquello que era capaz de conseguir el movirniento yevoluciona- rio, Conocian, puss, losdirectores de esas publicaciones y otros personajes la existancla de zonas liberadas, es decir, espacios territoriales donde la autorided dél senderismo era Ja tinica existente al haber desplazado todo signo de representaciéa-del gobierno contitucional. Nos encontrdbamos frente, a personas acostumbradas a obrar en conocimiento de lo que Ia ley permi- te, conocedoras de la forma como ésta puede’ sor. yulnerada,maesttas en el arte de tergiversat hechosy expertas.. en ejecutay planes para responsabilizar a terceras personas de ‘actos que ellos desean eludir. Bl director del diario “La Repdl a" los de otros més conocen que nuestro Cédigo de Procedi- mientos Penales-sefiala como delito: “ El exponer a terceras personas al peligro”, sin embargo, impartieron instrucciones para llevar a cabo-un encuentro secreto del periodismo con los Girigentes de “Sendero Laminoso” en las alturas de la provincia. de Huanta, Ayacucho, para que se desmintieran las informacio-. 92 nes oficiales sobre la muerte de elementos subversivos en la comunidad de Huaychao y para que se verificara la informacion que habia difundido'el comunismo sectario sobre la presencia de marinos extranjeros en Ayacucho, Lo puntualizado se en- cuentra’ publicado en el diario “La Reptbliea’, en las ediciones correspondientes a los dias 30 y 31 de enero de 1983, admitien- do su director el conotimiento de la misién periodistica cuyo tragico final lamentamos todos, menos sus, gestores ¥ autores, intelectudles. © © ° ~~ “ ” . Bl interés desmedido que demostrara Guillermo Thorndi- kke Losada desde el momento en que organiza el viaje de los periodistas, parlamentarios y otros al departamento de Ayacu- cho, hasta las acciones posteriores que lleva a eabo, responde al deseo de cubrir su irresponsabilidad y cobardiay a su odio ‘enfermizo contra personas e instituciones queno tuvieron rela- eign alguna con el asesinato de los periodistas. Bl director del diario “La Repiblica” se cubrié asi de responsabilidad penal, ‘acto que debe setialarse como vergonzante y donde hizo uso y abuso del poder de la pluma, como suelen hacerlo sélo tos cobardes y traidores, valiéndose de la actividad conccida como el “Quinto Poder del Estado”, la que en el entendido de este tipo de serés, otsrga capacidad destructiva y de chantaje, patrirno- rio séle de mentes enfermas. . La‘deslealtad que se practica #i esta fornia de periodisms debe sancionarse, porque con éllo.se evitard la destruccién de} pfs, el continuar trafieando con el honor y la dignidad de las personas y se lograra limitar y controlar el actionar de hombres ‘que trabajan en contra de destinos superiares para su patria y su pueblo, Este periodisnio traiciona a la nacién con facilidad asombrosa, prefiere entrevistar a los autores de la subversién, promocionarlos y obtener beneficios econdmicos, en vez de denunciarios para que Ja justicia acabe con el mal.y el pueblo pueda encontrar el camino de la paz, condicién anhelada para el-desarrollo de una nacién, : 93 SE CONOCE LA MUERTE DE LOS PERIODISTAS Commie consecuencia del arribo ala ciudad de Ayacucho de ‘sia comitiva que en mimero superaba. todas las previsiones que se habian tomado para atender en sus requerimientos al cuorpo colegiado del periodismo nacional, se tuvieron que medi- ficar las érdenes inicisles para posibilitar el desarrollo de un ~ Gidlogo en el Campamento Militar. Ubicados en el Casino de Ofidiles los horibres dé prensa, parlamentarios:y otros ele- mentos, y antes de iniciar el relato de lo que hasta el momento era ‘conocido, se recibe un mensaje radial trasmitido por ‘el piloto del helicéptero que transports a los peritos de la Division de Criminalistica de la Policia de Investigaciones, informacién ‘en la que se precisaba el hallazgo de los cuerpos'de ocho (6) personas asesinadas en la comunidad de Uchuraceay e identifi. ‘cados como periodistas. Es en ese momento, (las 10:30 am del ‘Domingo 30 de enero de 1983), en que se conoce el trdigico fin de Jos hombres de prensa que participaron en la aventura perio- distica. Expuse el hecho, la connotaciéa del mismo y el sentir de tan dolorese situacién. Se, expresé en ese instante el conoci- miento de lo informade desde Uchuraccay, sin disponer de otros -glementos. 6 juicio: Se petcibe'en’el momento-de la interven- ‘eidn de aquellos que hicieron uso de la. palabra, que existfa el ‘deseo premeditado de culpar al Comando Militar y a les Fuer- zas del Orden de la irresponsabilided con que estos hombres, fueron empujados a la muerte. Durante el tiempo que duré.la rueda de prensa y en,la que actus como moderador el Decano Hel Colegio de Periodistas, participatin en’él didlogs parlamen.. tarios, directores y periodistas de diarios y revistas con Ta clara jntencién de crear en base al probleme generado por un sector del periodismoy la comunidad de Uchuraccay, una situacién de responsabilidad politica y militar para el gobierno y las Fuer- zas del Orden. - TERGIVERSACION PERIODISTICA DE LOS HECHOS Del desarrollo de la improvisada rueda de prensa, se dijo 94 Jo que cada uno quiso expresar, ain con riesgo de desfigurar la verdad y confundir a la opinién publica, trastocando el sentido de lo que significa libertad de expresign, para convertirla en li- pertinaje periodistico como suelen proceder aquellos que fan- gen de periodistas y que silo. pueden alcanzar el titulo do difamadores “profesionales”, gracias a las interpretacién capri- “chosa que hacen de las libertades. que otorga nuestra Consti- tucién Politica. Las publicaciones en términos denigrantes y apoyadas en un hecho doloroso como es el asesinato de los pe- rodistas han sido presentadas a la opinién publica tergiversan- do permanentemente los acontecimientos para obtener objeti- ‘vos politicos, y obsequiar al mundo una imagen poco feliz de la Patria. . Han transeurride algo mas de cuatro aftos del desgraciado sveeso (a 1987), tiempo en el que se han producido aconteci- inientos corno son: El trabajo de une comisién nombrada por el gobierno destinada a proporcionar elementos de juicio a la’ad- ministraciGn de justieia, el iniefo del proceso judicial en Ayacu- cho y el traslado del caso a la Corte Superior de Justicia en la Cagital de la Repttblica, A través de estos aitos, partidos poltti- os sectarios identificados con Ta subversidn, algunos represen~ tantes ante el Congreso dela Repiblica, un sector del periodis- mo ligado a los diaries que apoyan y mantienen vigente la tucha de clases como medio de vida y algunos intelectuales que hhacen y ounaplen a la perfeceisn el papel de tontos tiles pera el comunismo internacional han logrado la deformacién del caso “Ucuraccay”.en limites que van desde la formulacién de hipste- sis, hasta la fabricacién de hechos y dichos. Al ubicarnos en el tiempo, se producen manifestaciones falaces y antojedizas, la presentacién de testigos ante los tribuncles de justicia para desvirtuar el informe de la comisién designada por el gobierno y-formular cargos inexistentes a instituciones y personas en Tospuesta.a las hip6tesis preparadas por quienes buscan soste- ner la subversién. y por aquellos que abrigan en su mundo intern el deseo de figuracién y 6l ansia de esealar en los niveles de sus organizaciones partidarias. Elles heii presentado argu- mentos totalmente falsos valiéndose de los servicios de quienes 95 TARA RRR RRNA NA AIS fueron denunciades en la ciudad de Ayacucho por res lidad directa en el hecho y que la justicia no quiso admitir. Los argumentos presentados-por esta clase de testigos deberi ser sometides aun andlisis profundo para Sjar la gravedad. del delito cometid La induceién a la misién periodistica y la responsabilidad que corrésponde a sus gestores ha quedado sepultada por la audacia y cobardia de Guillermo Thorndike Losada para eludir la aceidn de la justicia y por las notas periodistioas escritas y difandidas por otros traficantes de la noticia, «so. . Cumplidos los trémites de ley en la ciudad de Ayacucho, Jos restos mnortales de los periodistas asesinades fueron trasla- dados a la Capital de la Reptiblica para darles cristiana sepul- tura. Esta cireunstancia fue aprovechada para traficar con el dolor, eonvirtiendo el acto en un carnaval politico de tintes clectorales, demagégicos y partidarios, formuldndose acusacio- rnes de todos Jos matices contra el gobierno, instituciones y ‘hombres, sin meditar en el daiio moral y material que esta innoble accién causaba. SUMARIO CRONOLOGICO. DE LOS HECHOS Necesariamente, y sélo con el fin de precisar hechos en el tiempo, puntualizaré To conocido, expresando lo siguiente: Domingo 23 de onero de 1983: Conferencia de prensa al ‘érinino de ceremonia cfvico-patriética en la Plaza de Armas de, la ciudad'de Ayacucho, acto en el que se hace conocer al perio- dismo presente las acciones de autodefensa Nevadas a cabo por Je comanidad de Huaychao y otras en Jas alturas norte de la provincia de Huanta. Se emitié un comunieado oficial. Viernes 28 de enero de 1983: Arribo del Fiscal de ta Nacién a la ciudad de Ayacucho, reunién con éste y didlogo con el periodista Campos Linares del diario “La Repblica”, mo- _ mento en que se toma conocimiento del viaje de seis (6) perio-, 96 distas a le Comunidad de Huaychao, Se emiten disposiciones para la bésqueda y ubieacién de los periodistas. Salida de dos patrullas agreas y una terrestre. Suspensién de las misiones ‘agreas por mel tiemipo en el area. “ ‘Sabado 29 de enero de 1983: Continuacién del patrullaje aéreo y terrestre. Al atardecer, recepcién de informaciones procedentes del Comando, Militar de Huanta referentes a la finalizacién del patrullaje terrestre, novedades yo jas “' que permiten suponer queAlgo ‘grave ‘debia haber Gewrrido. Difasion de informaciones al Comando y reeepeién de érdenes. Disposieiones para reeraprendér el domingo 30 de enero dé 1983 la busqueda y ubicacién de os periodistas. ‘Domingo 30 de enero de 1983: Arribo a la ciudad de Ayacucho de las comisiones procedentes de la Capital de la Republica. Conferencia de Prensa y ubicacién de ocho (8) pe- riodistas asesinados por la comunidad de Uchuraceay. Trasla- do.de cadAveres, realizacién de autopsias,y trémites legales. Lanes 81 de enero de 1983; Evacuaci6n de los cadaveres de los periodistas asesinados por los comuneres iquichanos,a la capital de la Republica (Lima). Con posterioridad al contacto personal que se produjo con el periodista Campos Linares del diario “La Repiblica’, el periodista Luis Cruz Rodriguez sostiene la noche del 28 de enero de 1983 un didlogo telefénico con ¢l Comandante Militar + del area manifestando 1a forma tomo se habia preparado el") viaje a la comunidad de Hhuaychao, quienes habian participado y el Tol que desemporié Luis Morales Ortega en ese momento. Puntualizé intimidades del grupo y el estado en que se encon- traba esa noche. Refirié Luis Cruz Rodriguez sus informaciones 4 la noche del 25 de enero y la madyngada del 26 del mismo mos. El primer didlogo telefénico y otro correspondiente 2 la noche del 29 de enero de 1983 con este mismo personaje queda- “ron registrados en una cinta magnetofonica, grabacién que el 11 de febrero de 1983 se hizo escuchar al Dr. Mario Vargas, 97 | Losa, al Dr. Abraham Guzman Figueroa y al Dr, Mario Castro Arenas. Entre el 31 de enero y 09 de febrere de 1983 se realizaron acciones de cardcter legal e investigaéidnes en lag esferas judi- > ciales y policiales, las que condueen a nuaves conocimientos, ampliacién de criterios y a la precisién de hechos, permitiéndo. el 10 de febrero de 1983 prestar testimonio ante la Comisién nombrede por el Gobierno Constitucional. LLEGA LA COMISION VARGAS LLOSA Con fecha 10 de febrexo de 1983, arribe a la ciudad de Ayacucho, la Comisiéa nombrada por el Poder Bjecutive con la finalidad de iniciar el trabajo de investigarién encomandado por éi Sr, Presidente Constitucional de la Republica. Sus inte- grantes s¢ instalan en el Hotel de Turistasy proceden a invitar al Jefe Militar a concurrir ante ella para prestar sw testimonio, Aproximadamente a las 12:15 pm fui recibido' en el Hotel de Taristas por el Dr. Abraham Guzmén Figueroa y Iuego nos dirigimos al ambiente donde se encontraban organizados los demés miembros de Ja Comisién...Al,término del saludo proto- colar y luego de un didlogo preliminar, expuse todo lo que conocia sobre el problema y respondi a las preguntas que me fasron formuladas. Después de doshorasy media, tiempo que diiré mi interveneién ante la Comisisn hoy identificada con el nombre “Comisién Vargas Llosa”, me retiré del local. Durante mis declaraciones testimoniales no se produjo acto, o acciéi que estuviera destinado’e ocultar la verdad de los hechos, se puso a disposici6n de los miembros de la comisign todo aquello que les permitiera realizar el trabajo de investigacién e infor- mar al gobierno y l pais con la veracidad que la circunstancia demandaba, Las invitaciones que formuis la “Comisién Vargas Llosa” a distintas personas y las entrevistas que realizaron sus inte- grantes tuvieron aéeptacién, salvo algunas negativas como la 98 del periodista Luis Cruz Rodrigues. que no quiso cooperar en et esclarecimiento del hecho; rezones puede esgrimir hoy, pero no puede existir justificaciéna alguna a su negativa. La Comisisn recibié durante su permadnoncia en la ciudad de Ayacucho el apoyo material, seguridad, proteccién y las facilidades para obtener los elementos de juicio que ésta consi- deré pertinentes, permitiendo a sus miembros la preparacién del:informe.presentadg ‘al Jefe dé ‘Estado y:a la Nacién. El” informe ha sido eritieado por quienes acostumbran a distorsio- nar hechos para obtener banderas de lucha que dafian al pais, gobierno, instituciones y hombres, pretendiende ganar audien- cia y reeonocimiento piblico, ‘LA INVESTIGACION JUDICIAL Acto seguide al informe de la “Comision Vargas Llosa’, se inicia el proceso legal, juicio que se apertura en la ciudad de Ayacucho, para Inego trasiadar le causa. a la Capital de la Reptiblica por los distintos vicios precesales que se produjeron ivwenel.tribunal ayaeuchano. El accidentado juicio, cuya primera etapa se Ilevé a cabo en Ayacucho, tuvo que ser trasladado-a Lima por la cuestionada actuaciéa del presidente del Tribunal, Hermenegildo Ventura Huayhua. Desde la inciacién de la accién judicial se aprecié la clara intencién de los demandantes, de !as orginizaciones politicas sectarias y gremiales y de un sector del periodismo involucrado en ol proceso y de otros elementos identificados con las agrupa- ciones extremistas responsables de la inestabilidad politica del pais, sujetos que han pretendido deformar el hecho y las cir- cunstancias en que se produjo la muerte de los hombres de prensa en la comunidad de Uchuraccay. Tomaron como punto, de partida el informe presentado por la “Comisién Vargas Llosa”, establecieron sus propias conclusiones y-buscaron por oposicisn sustentar acciones imaginarias las que debidamente publicitadas deformaron la realidad para establecer responsa- 99 ya VAAN C “ peers ries ‘a eink eg Si Mm a i bilidades falaces que derivaron en acusaciones contra.el gobier- no, institucionesy hombres ajenos al problema que gener un sector del periodismo y'la comunidad de Uchuraccay. Bata forma de actuar precisa la forma audaz de trabajo organizadoy_ permanente que realizan elementos de organizaciones. secta- Tias extremistas, generadcras de-situaciones que culminan siempre en conflictos socio-politicos con los que obtienen triun- fos graduales en e) ambito interno de nuestra Patria para dar ugar al fortalecimiénto progrésive dé la accién subversiva’ Causa asombro la forma como se miente y se induce a falsear situaciones para llegar a extremos que linden con la témeridad y el delito, nada interesa mds que mantener bande- ras de lucha que estimulen el odio, fomenten Ja lucha de clases y aviven pasiones polfticas. Es lamentable la complacencia con que se observay se deja avanzar la difamacién. Callar significa reconocer, peroes ain més grave eludir responsabilidades para dejar el camino libe a quienes perseveran en el delito para atentar contra la estabilidad de la patria. =. Las hipétesis referidas al caso Uchuraccay creadas.para deformar hechos, entorpecer la administracién de justitia, ge- - nerar conflictos internos y enfrentar a los Poderes del’Estado “han sido sustentadas en base a la creacién de-afirmtaciones falaces que contienen deformaciones grotescas, eaprichosas y burdas, manifesténdose que su'autorfa corresponde a conoci- dos politicos y determinados periodistas reputados como exper- tos gencradoresy promotéres de conflictos. La manipulacin permanehte que sé ha realizado dél-caso Uchuraccay ha permitido a hombres, organizaciones-y algunos - ‘medios de comunicacién social alcanzar notoriedad, figuracién, fortalecimiento politico y grandes beneficios econdmicos. Baitos que han profundizado odios y desconfianza entre gobernados y gobernantes, distanciamiento entre el pueblo y las Fuerzas Armadas y Fuerzas Policiales y desprestigio del gobierno y del pais ante el mundo occidental. El desarrollo del proceso judicial conocido como caso 100 ‘Uchuraceay y seguido en la Capital de la Repiblica tiene con- notaciones de fantasfa y odio: Fantasfa, por la capacidad inven- tiva de sus autores odio, por los coinplejos que exhiben sus gestores contra hombres ¢instituciones que slo apartan sacri- fieio, dignidad y deseo ferviente por la estabilidad social, econé- mica y polities del pafs. Los autores intelectuales y cémplices de este drama cuentan con el concurso del parlamentario- Ja- vier Diez Canseco, personaje de reconocida trayectoria revolu- cionaria que dramatiza con exquisited roles protagénicos para Zavorecer el desarrollo de la subversién utilizando y ofreciendo todo medio a su aleanee para lograr sus propésitos, tal como lo hha realizado con el caso Uchuraccay donde ha empleado easi‘a ” Ta perfeceién a madres que trafican con la muerte de sus hijos para obtener viajes, beneficios econémicos y banderas de lucha partidaristas en busca de la agitacién social y politica dei pafs. ste actor revolucionario busca permanentetnente el deserédi- to del gobierno peruano y de la patria tocando puertas de ‘organizaciones internacionales las.que presenta supuestas victimas, documentos y otro tipo de ilustraciones infamantes que reflejan una imagen distorsionada del Perd, retrato en el que se ve a.un pueblo de extrema’peligrosidad y en estado de selvajismo, favor con el que obtiene el apoyo econémico. de onganizaciones internacionales para sufragar sus viajes al ex- terior, el pago de sus campaiias politicasy la realizacién de sus ‘acostumbradas camparias difamatorias y de terror en pais, Queda por expresar como se han falseado testimonios, alterado-hischos, estructutédo hipStasis y‘establécide antojadi. zas conclusiones con el fin de iacer crecer el problema a dimen- siones.de extrema peligrosidad. La estructura de las diversas hipétesis que han ideado determinados periodistas, algunos politicos y sefialados abogados tiene fondo de contenido politico tauy amplio, porque en elld de encuentran las formulas para acusar al gobierno, a la “Comisién Vargas LLosa”, al Comando ‘Militar, a las Fuerzes Armadas, a las Fuerzas Policiales y al Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas. Son indignantes Jas elucubraciones que se han publicado en distintos medios de comunicacidn social, asombrosa la facilidad con la que se per- 101 mite calumniar, difamar, ofender y deformar los hechos y'es- 4 pectacular la forma como se emplea la libertad de prensa para desprestigiar y sefialar responsabilidades. Sélo interesa para el fin politico causar malestar, vender el producto con carga de odio y resentimiento y buscar el benéficio econémico y partida- nista sin importar el destino de millones, de peruanos que se convierten en seres despersonificados, masificados y maneja: dos al libre albedrio por quienes tienen en sus manos la direc- sién. de déteminados, érganos informativos en los que se apoya él proceso subversive para encaminar al pafs a su autodestrue- cién: CAMPANA DE DESPRESTIGIO ALA COMISION VARGAS LLOSA. Después de conocidas las conclusiones a las que arribé la “Comisién Vargas Llosa”, determinados elementos de los dia- ios “La Republica”, “Marka”, “E] Observador” y otros de menor _ tiraje, pero de igual poder destructive por las infamias y menti- yas que suelen difundir, definen las hipétesis destinadas a jnyalidar el trabajo de investigacién realizado, crear situacio- nes imaginarias y formular acusaciones antojadizas que han dado lugar a una deformacién progresiva de los hechos, Nadie se'ha atrevido a levantar voz alguna de protesta, porque nadie quiere enfrentarse a los chentajistas profesione Jes del poriodismo peruano, seres que cor la calumniae infamia destrayen a institutioties y hombres y que acostumbran ganar Ginero para levar el pan con sabor amargo a sus hogares, mantener sus vicios y sostener sus bajas pasiones. zCuéles son las hipstesis trazadas por un sector del perio- dismo y la organizacién de abogados democréticos? . 1, Pérdida de credibilidad por el periodismo en las informa- _ ¢iones propétcionadas por el Comando Militar. 2, ” Asesinato de “nitios subversivos” por las Fuerzas del Or- 102 denen Huaychao. 3. Infiltracién de informantes entre los periodistas. Planificacién de la oliminacién de los periodistas al eono- ear el viaje'de éstos a Huaychao. Complicidad con un chofer de servicio publico para condu- "civ a los periodistas por una ruta peligrosa. . Vigilancia del transito de los periodistas por distintos controles militares. . Ty, Presencia de asesores militares extfanjoros en la zona. 3. Infiltracién de elementos de las Fuerzas del Orden en las comunidades. 1. Formacién de fuerzas paramilitares en Ja zona. ). Desarrollo de la gueria sucia, consideranda como objetivo militar la eliminaciin de periodistas. . Presencia de gente extrafia entre las coraunidades. . . Conocimiento anticipado del viaje de los periodistas par el Comando Militar y érdenes para asesinarlos. . Asesinato de los periodistas con participacién de efectives de la Infanterfa de Marina y de la Guardia Civil |. Emisién de rdenes para asesinar.a los periodistas, ente- rrar y desaparecer caddveres.. . . Bmisién de érdenes para evitar la captura de los autores intelectuales y materiales del crimen: Asesinato sistemético de los autores del crimen y oculta- miento de otros implicados. . '.. Ocultamiento de hechos y falsificacién de pruebas en el teatimonio dado a la comisién investigadora y durante el proceso judicial, : - . 3. Recibo de dinero y material de comunicaciones de la Cen- tral.de Inteligencia Americana para el desarrollo de la guerra sucia, . Recibo de érdenes del Servicio de Inteligencia Nacional para sesinar a los hombres de prensa destacados en Aya- eucho, Designacién de autoridades polfticas para inducirlas a cumplir aeciones eriminales. 7 wR A Ae 6 a ee as: Las hipétesis sefialadas, y otras m4s, fueron: publicadas en él diario “La Ropuibliea”, “Marka”, “El Observador”, “Kausa- chura Perd’, la revista “Equis X°, “Gents” y otras publicaciones diarias, semenales y quincenales; también, fueron motivo de comentario de algunos lecutores de estaciones de radio y con- ductores de programas de television (Manuel Avendatio y Cé- sar Hildebrandt) que muestran inclinaciones por las aeciones desestabilizadoras en el Peri, Las hipstesis responden a, fines +». > politicos-conrlo-que’ se busca-el entorpecimiénto del-proceso’* democratico, la profundizacién de los males sotialés y econéi cos ,el desprestigio del gobierno, el deserédito de instituciones ‘dé la Republica, el enfrentamiento entre los Poderes del Estado “ya explotacién de la fe de un pueblo induciéndclo a la viclencia ya la insurgencia. Se buses 1a pérdida del principio de autori- dad, producir el vacio de poder y generalizar la violencia como ha sucedido en otros pueblos, pueblos que hoy se encuentran bajo el control y direccién de organizaciones politicas identifica, das con el comunismo internacional. No se puede luchar sélo, es necesario que organifciones gremiales, sindicales, profesionales, las fuerzas vivas del pai el ciudadano en general abran su entendimiento para ~'y darse cuenta de la manipulacidn y chantaje al que nds tienen ~ sometidos esta clase de hombres. Debemos buscar el eambio en launién, mantener la fe on 1 futuro de nuestro pueblo y frenar la marcha a la que por el camino de la violencia noé conducen politicos sectarios y una parte del periodismo cuyo tinico fin es, oder politico para el logo de sud aspiraciones tota- litarias, fin'del caning visualizado por la oipola dela subver- sidny fin de nvestras libertades. La administracién de justicia tiene necésariamente que tomar distancia de la pasién politica y de la identificacién ideolégica, caso contrario, dejaria de llamarse justicia para convertirse en un instramento nefasto del totalitarismo y de utilidad para quebrantar la ley, baluarte y garantfa que vela por los derechos individuales del hombre y la comunidad que 204 - conforman éstos, VICISITUDES DEL PROCESO JUDICIAL Distintos episédios sé han vivide desde la iniciacién del proceso judicial del caso Uchuraccay en la ciudad de Ayacucho, aprecidndose desde la conformacién del Tribunal, hasta la des- calificacién ‘del mismo por“la-Corte Suprema de‘Justicia,'1a identificacién y pareializacién de los miembros del Tribunal _ Correccional con la subversién, la aceptacién por éstos de teo- rias basadas en supuestos ereados por la imaginaicién de men- talidades malformadas'y el favorecer en limites inauditos & quiones pretenden obtener figuracién y mantener una situz- cign de inestabitidad en beneficio de sus organizaciones parti- darias, generadoras de todos los males que vivimos. La aceptacién’ por algunos magistrados de testimonios falaces y bajo juramento de testigos de cargo presentados con intereses politicos, determina la comisién del delito de prevari- cat, falta catalogada como grave en los deberes de funcién de Jos hombres encargados la administraciOn, de justicia. La for- mulacién y difusién de supuestos cergos fitera de la funcién que ejerce el megistrado deriva en otra clase de delito y la coaccién. ejercida en el uso de sus facultades invalida el, proceso y el proceder del miagistrado, Bsta situacién que se did en el tibu- nal ayacuchane, pone de manifiesto innumerables vieios proce- sales ceurridos durante el juicio y pone en evidencia la compli- cidad y falta de garantias del Tribunal que presidié el Dr. ‘Hermenegildo Ventura Huayhua, El tribunal ayacuchano hizo gala de la prepotencia con que suelen actuar fos hombres que se identifican con las causas subversivas, repartié malestar y preocupacién, deforms hechos y avalé hipétesis estructuradas por el Colegio de Abogados de ‘Ayacucho en complicidad con un sector del periodisme, ele- mentos politicos sectarios de las agrupaciones de izquierda y 105) abogados, tanto deTa defensa como de la parte civil. Se produ- jeron amenazas, humillaciones, tratos denigrantes y vejaciones a los testigos que cité en Ayacucho el Tribunal Especial, espe- rando on ello encumbrarse y derivar sanciones penales injusti- ficadas y carentes de validez para sefialar responsabilidades. En la mentalidad de ese tribunal existié el deseo de repartir in- ‘mundicia en la vida de horabres probos, quienes sufren hoy las consecuencias de la difamacién persistente por parte de cierto El tiempo y la justicia se encargaran de poner a cada ‘quien en su lugar y ayudaran al esclarecimiento de la verdad, pero ser4 necesario realizar esfuerzos muy grandes para borrar Jas buellas de los innobles propésitos con que cotidianamente seha denigrado, enlodado, difamado y calumniado a hombres y organizaciones que no se identifiean con el comunismo peruano que no se prestan ni-prestarén janids a destruir el pais. ‘No quisieron, y'se niegan ha aceptar, parte del periodis- mio ¥ los abogados de la defensa y la parte civil el aporte aue presents la “Comision Vargis Llosa” por considerar que éste se « vaparta-de su’ mundo idel6gice y que-no los favoreceen'sus ”” propésitos, tomdndslo mas bién eomo un instrumento utiliza- blepara el enfrentamiento de poderes, definiéndolo como inter- ferente con la administracion de justicia y violatorio de’ la Constitueién’ Politica del Peri. Hoy este periodismo y estos abogados defensores y de la parte civil formulan cargos contra el Gr. Presidente Constitucional de la Republica del régimen” * pasado, desconociendo la autoridad de la que estaba investido, insingando en unos casos la posibilidad de un crimen:de cardc- ter politico para acellar a la prensa de oposicién. En otros casos so llega a afirmar temerariamente la acusacién, soliciténdose al Tribunal la apertura de instruecion contra el entonces Jefe del Estado Peruano. Tal acusacién pone-en evidencia el limita- do conocimiento de estos profesionales en el campo del derecho, su deficiente preparacién y la contaminaciéit ideolégica que ‘han sufrido en su vida universitaria. 106 Los diversos incidentes prévocados por el tribunal ayacu- chano establecieron las causales que determinaron el traslado, del caso.“Uchuraceay” de la Corte Superior de Ayacucho a la Corte Superior de la Capital de la Republica, juridiccién que deberd definir este proceso. = COMPOSICION DEL OCTAVO ~~ TRIBUNAL CORRECCIONAL © Cémo-medida dlustrativa referiré la organizacién del tri- bunal, el procedimiento que se sigue durante-las audiencias y Ja forma como conduee y regula ol Presidente de este érgano de justicia las actividades de los diferentes magistrados, aboga- dos, testigos y otras personas que participan en cada situacidn. El tribunal esta conformado por un Presidente y dos Voea- les. En el caso del Octavo Tribunal Correccional lo integraron Jos doctores Luis Serpa Segura, César ‘Timeo Cabrera y Arsenio Oré Guardia, ejerciendo la Presidencia el primero de los citados. -magistrados, Desempeiié las funciones de Fiscal como repre- sentante del Ministerio: Publico el doctor Jesis Betancourt Ranzer. En Ja sala del Tribunal Correccional se ubicaron ala izquierda de los magistrados los abogados de la defensa: docto- res Alejandré Ruiz Bravo, Luz Junee,Callegos y Marcial Oros- co; a la derecha del Tribunal, los abogados de la parte civil: doctores Juan Mareone Morello, Julio Falconé Gonzdles, Mario Rodriguez Hurtado y Jestis Burneo. Para el desarrollo y garantfa del proceso, el Octavo Tribu- nal Correccional de la.Corte Superior de Lima consider de vital importancia la concurrencia del ex-Jefe Politico Militar del Area en Emergencia, cursarido al despacho del Sr. Ministro de Guerra el correspondiente pedido. En acatamiento al man- dato judicial, el Ministro de Guerra, General de Bjército Jorge Flores Torres, dispiiso el Lunes 18 de agosto de 1986 personal y telefénicamente que viajar al Peri a mds tardar el 21 de 107 NAR AAAS agosto de 1986 para presentarme a la audiencia programada por el Octavo Tribuaal Correccional. MI TESTIMONIO EN EL PROCESO E121 de agosto de 1986 viaié de Washington, D.C., Esta- dos Unidos de Norte América a la ciudad de Lima para presen- tarme ante los seflores magistrados del Octavo Tribunal de la, audientia.a Ja que. fui. citado. Cuands. iigresé a la,Ssla del Octavo Tribunal Correctional senti la tranquilidad de coneien- cia del hombre limpio y honesto dispuesto a responder las preguntas, insinuaciones y cargos que a través de més de ‘euatro afios habfan formulado algunos periodistas, determina- dos agitadores politicos y familiares de los periodistas asesina- dos en contra del exJefe Politico Militar, de las Fuerzas del Orden, del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y del Gobierno. Suré decir la verdad y sélo la verdad y expresé mis genera- ‘es de ley para luego responder en forma amplia al intatrogate- io al que fai sometido por los sefiores magistrados en felacion al cruento suceso. Transmiti el conacimiento adquidido, cir- cunstancias, previsiones, acciones, érdenes y todo.aquallo en lo gue tenian interés los miembros del Tribunal. Me expr8sé con hhonestidad y respondi a cacla pregunta con la verdad, sin ocul- tar nada, porgue nada hay que ocultar eusindo se tiene la seguridad que la verdad se impone y que la justicia tiene la ‘obligacién de reparar el dafio moral causado. La primera audiencia permitis al Presidente dei'Tribunal, Doctor Luis Serpa Segura, formular las preguntas que conside- 76 pertinentes y una vez concluida su intervencién’cadié el turno del proceso interrogatorio al doctor César Tineo Cabrera, vocal del Tribunal, quien en uso de sus atribuciones, orients sus requerimientos a otros aspectos que guardan relaeiézt con el proceso de esclarecimiento del asesinato de los periodistas por ‘los comuneros de Uchuraecay. Al agotar los puntos considera- dos en su pliego de preguntas, dié por terminada su participa 108 cign en él interrogatorio y se procedié a un receso del Tribunal. Estando reunides en la sila de audiencia los seifores magistrados.y en condiciones de reiniciarse el interrogatorio, fui citado para responder en esta oportunidad a las preguntas que debfa formular el doctor Arsenio Oré Guardia, preguntas que amplian y profundizan aspectes que se produjeron en cone- xidn a los luctuosos sucesos del 26 de enero de 1983 y otras que se derivan de éstos y que estuvieron relacionadas con la impro- visada conferencia de prensa, presencia de la “Comisin Vargas Llosa”, hipétesis de un sector de perigdistas, agitadores y abo- gados democraticos, y facilidades brindadas al Poder Judicial y Ministerio Pablico pera fines de administracién de justicia. Al término del interrogatorio del doctor Oré Guardia, correspon- dié al representante del Ministerio Piblico y Fiscal del caso, decior Jestis Betancurt Runzer, formular las preguntas que habia preparado. El Fiscal solicité el receso del Tribunal para reestructurar su euestionario de preguntas por eonsiderar que el testigo habia dado respuesta alos interrogantes formulados por él. Siendo la 13:30 horas, el Presidente del Tribunal Co- rreccional suspende la audiencia citando a sus miembros, Fis- cal y abogados de la defensa y la parte civil a una segunda andiencia piiblica fijada pera el dia lunes 25 de agosto de 1986. Soy autorizado a retirarme de Palacio de Justicia y citado para comparecer a la audiencia programada, Fuora del recinto judicial, decidf realizar la presentacién reglamentaria al Alto Mando de mi Instihucion y visitay al Ministro de Guerra, General'de Bjéreite Jorge Flores Torres para saludarto y expresarle el restiltado de la audiencia. Cum- plido este propésito, me encaminé al lugar donde me encentra- ba hospedado para reunirme con familiares y amigos, conver- sar y recordar con éstos momentos gratos ¢ ingratos, informar- me del quchacer de personas por'las que guardo espetial eonsi- deracién y aprecio, conocer de coréa los problemas qué aflijen a nuestra patria y enterarme de lo que la televisisn difundiria. Las noche del Viernes 22, Sabado 23 y Domingo 24 de agosto de 1986, tuve ocasién de ver los distintos programas informatives 109 que transmite la televisién y eseachar algusios comentarios en estaciones de radio, asi como leer las informaciones publicadas por los érganos de expresion que circulan en la capital de la Repitbliea, Lo publicado por las revistas y diarios en esa fecha, partielarmente lo difndido en los articulos. de “Gente”, “Cambio", “La Reptiblica”, “Nuevo Diario”, “La Vor", y “Bl Popular” contienen informaciones que son consecuencia de la falta de calidad y seriedad de esas publicaciones, y la carencia de ética profesional de los articulistas y sus directores. El tratamiento: periodistico dado -a, losexpresado, durante, la au. diencia en la sala del Tribunal Correccional es una burda distorsién de lo manifestado y atin mayor lo es el contenido de Jos ‘comentarios que aparecen publicados. Se presenté la oportunidad anhelada para continuar la campafia difamatoria « iniciada hace euaizo afios y la inteneién de hallar calpabilidad donde no la hay. Quedé definida la forma de: trabajo de los hombres que se precian de toner “profesin colegiada”, profe- sin que escapa a sus hiveles intelectuales, de comportamiento ¥y de cultura, Son los que reclaman consideraciones que no han ganado, elementos que pretenden construir con su. accién destructiva y que desean figuracién en base a la desfiguraciéi consiguen si, alimentar bajas pasiones, fomentar odio y resenti- miento, pretendiende engefiar con la desinformacién a toda una Nacién para, manjpulazla y conducirla por el camino del conformismo para su destruccién final. {Qué podria esperarse de un cuerpo colegiado cuyo decanato era.ejercido por Juan ‘Vicente Requejo?, propalador de la insinvacién temeraria sobre la presencia de marinos argentinos en el escenario del erimen, aseveracién que nose atreve a desmentir. 7Respandié al pe do aclaratorio del Mini te é desmintié o guardé silencio?, Guard6 silencio. > Bl Lunes 25 de agosto se Hlev6 a eabo.la segunda audien- cis, inicidndose ésta con el pliego de preguntas que el Fiscal, doctor Jess Betancurt Rinzer, habia preparado entre el Vier nes 22 el Domingo 24 de agosto. Di clara respuesta acada una de las preguntas del agresivo interrogatorio, respuestas que en su totalidad difieren de los testimonios prestados por testigos 110 mangjados por familiares de los hombres de prensa asesina- dos, un sector del periodismo, partidos politicos sectarios de orientacién comunista y algunos politicos definidos como agita- dores sociales, Las respuestas que sucesivamente fueron dadas a cada pregunta del. Fiscal, motivaron comentarios y hasta reacciones destempladas de parte de algunos de los familiares, de los periodistas, actitnd que obligé en mas de.una oportuni- dad a la intervencién enérgica del Presidente del Tribunal. Al finalizarlaintérvencisn del doctor Jesus Betancurt R., el Presi: dente del Tribunal dispone él receso temporal de la audiencia, Cumplido ol receso del Tribunal, correspondié a lis abo- gados de Ia defensa interrogar:al testigo. Participaron en el interrogatorio los doctores Alejandro Ruiz Bravo, Mareial Ores- co y Luz Junez Gallegos, quienes formularon importantes pre- guntas relacionadas con el caso y otras referidas a determina- dos aspectos del desarrollo de los procesos subversivos, es decir, aspectos conceptuales que en muchos casos dieron como rest- tado que el Presidente del Tribunal declarara no pertinentes las preguntas, Al finalizar las intervenciones de los ebogados de la defensa, correspondié continuar el interrogatorio a los, abogados de la parte civil. Inicia el doctor Juan Marcone Morello la participacién de los abogados de la parte civil, quien al dirigirse el Tribunal intenta ensayar un brave diseurso para felicitar a los honora- bles miembros del Tribunal, manifestando que la actitud va~ Hiente y decidida que habia asumido el Tribunal permitis se respetara la majestad del Poder Judicial. Haciendo alusién al ~hecho de la presencia del exJefe Politico Militar, expresé que éste era testigo por el momento y nada mas. El abogado Marcone es una persona jéven, alta, blanca, nerviosa, desordenada, poco inteligente, lectora de “Kausa- chum Peri”, y militante de la izquierda (Jo manifesté en la audiencia). Las preguntas que formulara en Ja segunda au- diencia publica estuvieron reféridas a verificar mi estado de salud, conocer cuantas veces habia sido citado por el tribunal cco que presidis el poco célebre abogado Hermenegildo Ventura 3 Huaybua, las razones por las que no habia concurrido al tribu- nal ayacuchano, la razén por la que ahora estaba presente y otras preguntas que se encontraban eseritas en papeles que ‘mantenia én su estradoy que en un momento sé precipitaron al piso, accidente que le hizo perder el hilo del interrogatorio y que 1o forzé a reourrir al método de la improvisacién, metodologia que atin no domina. En estas cireunstancias, el Dr. Luis Serpa dispone el receso bemaporal del Tribunal citande para la tercera ._ audiencia publica el Miéroales 27 de azostode 1986, Soy'autori- zado @ retirarme del Tribunal y me dirijo a cumplir otras actividades que tenfa plantadas realizar. Esa noche pude com- probar como algunos eomentaristas de la televisign daban in- formaciones antojadizas en relacién al juicio y formulaban comentarios poco felices por su contenido y mensaje a nuestro piiblico ‘interno. La mafiana del Martes 26 de agosto de 1986 pude leer las informaciones publicadas. en los diarios:."La Repiiblica”, “Nuevo Diario”, “La Voz", y “El Popular” y.confirmé a pobreza moral por la que atraviesa este periodigmo y la necesidad de que sus miembros practiquen una higiene profun- de para climinar publicaciones infamantes y suspendsr de esta profesién a falsos profesionales que deben ser destinados a squehaceres donde el hombre pueda utilizar su fuerza brata en iro tipo de actividad y no su escasa materia gris en la misién ‘periodistica, Escuché, no con-menos indignacién, las informa- ~ciones propaladas por radio “Libertad”, medio informativo en ol que Victor Manuel Avendatfo cumple excelentemente el papel de difamador y chantejista profesional, preguntdadome si sus comentarios son fruto de los defectos morales, de las frustracio. nes de su vida privada o-quizas de otras anormalidades que éste posee, Estimo que la respuesta es afirmativa, porque no existe otra razén para que este rufidn frafique con la informa- cin y el honor de las personas, La tercera audiencia a la que fui citado por el Presidente del Octavo Tribunal Correccional se llevé a cabo el 27 de agosto de 1986 y correspondié al abogado Juan Marcone Morello reini- “ciar el interrogatorio suspendido por el receso de la segunda au- 12 ~ diencia, Reinicia pues el Octavo Tribunal Correceional sus acti- » vidades, percibiéndose que el abogado Marcone tenfa en sus manos un indeterminado nimero de fichas qué emplearia como elemento auxiliar del interrogatorio y gruesos vohimenes em- pastados del periodiquillo “Kausachum: Peri”. Da lectura al contenido de su primera ficha y oregunta, {Conoce el testigo el contenido de, lo publicado en el 10 ntimero de Ia revista “Caretas”?, mi respuesta: “No he tenido oportunidad de leerla”: “Allo. que el abogade manifiesta: “Le daré léctura a parte del articulo publicado”. Eseucho la lectura y la insinuacisa sobre van supuesto ataque a ini persona; vuelve a preguntar el aboga- do Marconé Morello: “;Sigue creyéndo.qué ésta es una publica. - cign seria y qué ayuda a combatir a la subversién?.” Mi res- puesta es afirmativa y le indico que lo redactado por el periodis- ta y difundido por la revista “Caretas” esta amparado por la norma legal contenida en la Constitucién Politica del Perd y que representaba la opinién del articulista. ECHO INSOLITO ‘Se produce un hecho instlito que muestra con toda clavi- dad la orquestacién realizada por personajes coludidos con las faerzas subversivas, los que buscan mediante la alteracién de los hechos, deformar la verdad para crear hipstesis en base 2 supuestos. Leeel abogado su segunda ficha, copia fiel de un cuestionario de preguntas difndido por el periodiquillo “Kau- sacham Pert”, cuestioriarié que, sin el menor respeto por su profesién, hace suyo en todas sus partes. Formula su pregtinta basdndase en el primer disparate escrito por Augusto Zimmer- mann, pregunta que recibe en respuesta que lo expresado es ‘totalmente falso y que esta basado en las falacias que acostum bra difundir ese director en su bisemanario, periodiquillo que nunca ha tenido la menor credibilidad ni aceptacién. Indiqué al abogado Marcone que continuara leyendo el cuestionario en el exe] oncontraria otros interrogantes mediante los cuales so formulan cargos imaginarios, tales como que el Gral: Noel era miembro de la Central de Intsligencia Americana y que habia 113 ra AIT Te RRR RRR RR RAR ANP on ons cc * pémicos y banderas de lucha sin reparar en ‘el costo social que ADL OL RE EE 1940 millones de délares y matorial de radios para tof “airector” Hama “la guerra sucia”, contflicto (que este sujeto practica en cada efor sities ha destraido instituciones ¥ trata: de destroiy al pais. Ceba de esta manera, sus bajaspasiones y trata de reencontrar {i poder y los privilegios perdidos para continuar Por elearning del delito en que siempre ha vivido. “PGS pied inte qué formulara este’ abogado-de-la.parte civil go suvodieron una tras obra, tratando de contract hipste- SP absordas, insinuaciones con carga de intencién politica y de SB ponsabilidad para quienes nada tienen que ver &n, el pro- reo aeetado por una parte del periodisme y cuya total res, ponsabilided histérica corresponde a auients condujeron asus aes nos y a otvas personas a una situacién de peligro So saa ensecuencias, pensando sélo en obtener bencficios eco, aevodian producir. Bl hecho es que su objetivo ménimhe £° tas tip en an objetivo mézino, proparsioaad @ Ta. subves. sina un sector del periodismo y 2 agrupaciones pol ticas del si6m Biemo. peraano el clemento bustado para mantener wh congo de agitacidn permanente durante més de cuatro ofeS el estattaguirdn usando para demande y presionar les autori- sade del gobierno y los poderes del Bstado en apoyo sus Grigeneias e intereses grupales. Cada pregunta formulada por ePepngado Marcone Morello reeibié la respuesta adecuada, Oo aeeerndose hechos y circunstancias reales ¥ no imaging: con Gooacién gue impuls6 a éste a manifestar ol seotor del jeriodisme con que esta coludido que 2] Htigy mentia y por PerieriSmetia dolite de perjurio talando de impresionar con 1 ‘Baiaion de gus aseveraciones al Tibunal Correcional La 12700 creuita obvia: Las respuestas no confirman les tesis absurdasy Tgafiosas que plante6 con sus preguntas el abegsde delaparte civil, |.» Corresponde el turrno en el interrogatorio al abogado Ma- rio Rodriguez Hurtado, profesional de ‘personalidad agresiva, deforme, prepotente, con dominio eseénico, oratoria fluida pero a4 Sar que edita y con los ineoherente, temperamental y sin eapacidad de andlisis, facto- res’ determinantes de. su inestabilidad ‘emocional, la que le produce reacciones brusces, destempladas y poco series. Suin- terrogatorio se basa en situaciones creadas y apoyadas en tesis @ hipétesis totalmente falaces que sélo responden al interés politica con que Tos akogados han tratado el problema. Busca Figuracion y proyeccién futur, estimsndose quo sus aepiraci- ines lo impulsan a mantener ese tipo de proceder, actitud que -enenentra.respuesta.en su. formacion.ideolgien: Abogade.que. ~ figura como militante del Partido Comunista! Peruano - linea Pekinesa - “Bandera Roja”. «Las preguntas formuladas se orfentaron a busca contre aicciones y tratar de probar que el testigo cometia delito de erjurio, La calidad de las respuestas y contandencia de las BMomas determinaron paso.a paso que los. argumentos del abogade fueran perdiendo fuerza por estar ellos alejadas de le sealidad y por lo tanto carecer de veracidad, como es el caso de Ja fotografia que maostrara al Tribuial Correctional como prue- ba de infiltracién de Fuerzas del Orden en la comanidad de ‘Uchuraceay, fotografia, que al ser examinada por él testigo fue Gesvirwuada por ser una exposicién fotogréfica tomada envel jaterior de la $na. Comandancia-de 1a Guardia Civil en la ‘odad de Ayacucho. El abogado no reparé en algo elemental: {as edificaciones de material noble que mostraba la fotografia can eonstroceiones que no existen en las comunidades indige- Sie de las alturas de la provincia de Huanta. Rodriguez dié Jeetura.a un docamento cursado por el Jefe Departamental de TaPolisia dé Lavestigaciones, del Perd a la Corte Superior de Justicia de Ayacucho, documento fechado eda el mes de enero y ‘con informacién de atciones policiales conducidas ¥ ejecutadas gn fechas corrospondientes al mes de febrero de 1983. Al verse Gescobierto en su affn de mentir, el abogado Rodriguez Hurta- Go arroj6 los documerites y finalizé su actuacién. _ Culminan jas presentaciones de los abogados de Ia parte eivil-con las intervenciones de Julio Burneo y Julio Paleont Gonzales, hombres letrados que. interrogaran al testigo me- 115 diante preguntas eontenidas en las hipétesis establecidas des. 4 de el inicio del proceso, buscando establecer y producir contra-‘'3 dicciones, con Ja intencién de tipificar delitos que la parte civil delines y que deseaban referir como perjurio, incitacién a la: violencia y homicidio, Buse el abogado Faleonf durante el curso de suinterroga- torio, conocer aspectos teéricos de la dectrina militar: Patrulla- je, entierros, organizacién de fuerzas y misiones que: éstas cumplen, Recibié respuestas informativas mediante la exposi- eign dé*la docirifia’ de’gulérra del Ejército y sefialadas en los reglamentos y manuales en uso. Conocimiento que permite al ‘abogado Faleonf. especular, repreguntar y obtener.conelusiones’ que caprichosamente establece para sustentar posteriormente sus acusaciones, Formularon los abogados preguntas reiterati- vas con idénticos propésites a los antes citados y otras, con intenciones claras de establecer Ia validez de las acusaciones que desde el inicié'de la participacién de las Fuerzas Armada en la lucha contrasubversiva han difundido distintas publica- ciones sectarias en relacién con el establecimiento y desarrollo dela guerra sucia. * ce Finalizé el interrogatorio con la afirmacién de. WY carga, politica que se ha dado al proceso Uchuraccayy con el esélareci- miento del fin econémico perseguido: La indemnizacién por el Estado a los deudos de los periodistas asesinados en Uchurac- cay-por los. comuneros iquichanos, . El Presidente del Tribunal autorizé al testigo'a retirarse, quien solicits consentimiento: para hacer uso de la palabra y presentar acusacién contra el diario“La Repablica” y su diree- tor. Manifesté: “Me ha costado esfuerzo conseguir estas copias, pero equi las entrego como prueba de que algunos de los patro- nes de los hombres de prensa sf sabfan sobre la misién que fban a.camplir cuando planificaron el viaje. Yo no envié a los perio- distas a esa misién, yo no conocfa la misién”, El-documento presentado al Tribunal y aceptado por 1, 16 quedé consentido y figura en lo actuado. Bn el local del diario “La Repubblica” manifestaron al encargado de obtener la publi- ~ ggeién no disponer del ejemplar del 30 de enero de-1983 y fue sario recurrir 2 la Biblioteca Nacional para obtener la fbtocopia qe se presenté a la Presidencia del Tribunal Correc- cional: La publicacién difundis; “.. flieron a eritrevistar a jefes de sendero...”,.. informar sobre detalles de la muerte de siete senderistas ..”, En la edicién del: $1 de enero.de 1983: “... ‘deseubrir las actividades: de fuerzas policiales ‘sin ‘tniforme, jntentar un contacto con elementos de Sendero Luminoso ¥ confirmar ramores Sobre la existencia de asesores extranjeros al-servicio del gobierno en esa regidn...”. Se hace referencia a (que eran conocidas las alturas de Huanta como zona roja por la Guardia Civil y corto zona liberada por la subversién, Bn la edicién. del 90 de enero de 1983 del diario “La Repablice”, Guillermo Thorndike Losada afirma que los perio- Gistas salieron de Ayacucho sin dar cuenta, que dos habfan resultado muertos en un asalte y que seis estaban heridos, aungue no de gravedad. Sostiene en otras afirmaciones graves contradiceiones, les mismas que merecen ser analizadas, ya ..que Ja:misién de los periodistas tuvo consentimiento de sus virones y no del Comando Militar. Consecuentemente, se mpasd at peligro en forma calculada a estes Hombre y ello constituye delite comprendido y penado por la ley: REFLEXIONES ~ La misién constitucional recibida seflalaba Ja pacificacién de Ja zona declarada en emergenicia, otorgando el Poder Ejecu- « tivo facultades operacionales a las Fuerzas Armadas para ac- taar en el reestablecimionto del orden pablico, facultades cen das a las leyes de la Repsblica. Los planes operacionales en sus distintas fases conside- tay dati al enenigo como el elemento subversive desple- gado en el 4rea, no sedalan a ningzin otro elemento, como capri 47 v a ane i eee ‘a aT an chosamente pretenden insinizar quienes sostienen que al perio- dismo se le tipificd eomo enemigo del gobierno y del Comando “Militar. Lo expresado en las tres audiencias a los: miembros del ‘Tribunal Correccional, al Fiscal y abogados, establece con toda veracidad lo vivido. Las respuestas se encuentran despojadas de cualquier signo de encubrimiento 0 de deseo de falsear Jhechos en busca de proteccién y amparo, pero si, levanten _, cargos ¢ iniputacionés due-han formulado determi pplitic cos y periodistas, abogados de la defensa y parte civil y algunos intelectuales, sin que nadie se haya atrevido a poner.en su Tugar a estos grupos de poder con los que se tiene que convivir por miedo al chantaje, a la difamacién y la represalia politica. {Qué tanto miedo a morir si de todas maneras legamos al final! La situacién vivida se inicia el 24-de diciembre de 1982 con el despliegue de les fuerzas para ocupar las bases de contrague- rzillas, permaneciéndose en espera de la dacién del Decreto -Supremo:que autorizaba la intervencida, Desplegadas. las fuerzas, se determind la necesidad de reforzar la conciencia civica de la poblacién estableciéndose la obligatoriedad de rendir culto a nuestros simbolos patrios y ‘héroes nacionales, tratando de que la poblacién se reencontrara eon su pasado histérico. Al-reiniciarse el Domingo 09 de enero de 1983 las ceremonias dominitales de izamiento del pabellén nacional, se produjo el primer contacto formal con el periodis- ‘mo. Sucediendo el segundo el 16 de enero del mismo afio y el tercero, el Domingo 28 de enero de 1983 con la participacién de ~ periodistas radicadis en Ayacucho 7 otraé don Tos Giles nines” se habia tratado. Entonces, gedmo se explica la falta de credibi- lidad o pérdida de ésta en. el Comando Militar por parte de algunos periodistas, si no existid relacién directa y continua con ellos? Existfa, pues, la necesidad de encontrar un pretexto para cristalizar el encuentro secrets del periodismo con los mandos senderistas y éste lo encontraron durante la exposicién que se hhizo durante el tercer contacto o rueda de prensa en Ayacucho, momento de la difusién de la noticia sobre la muerte de un ug grupo de delincuentes subversivos en la comunidad:de Huay- chao. Hoy se afirma que el periodismo no podia dar crédito ala informacién, ya que ésta fue proporcionada con la finalidad de encubrir Ja aétuacién de fuerzas policiales infiltradas.en las comunidades, argumentacién contenida en la campafia de des- prestigio emprendida por algunos érganos de expresién contra las Fuerzas Policiales y en particular contra los “Sinchis” ele- mento, operative y combatiertte de primera calided de ta Guar- dia Civil. Se cataloga la misién secreta del periodismo (6rdenes vocibidas de'si"pabisligs intiediatos), coitio temeratia'por el ~ riesgo que,élla representaba para lis periodistas, Fanesta. por sus resultades, desgraciada por los males que ha causado y entorpecedora por las dificultades que generé al gobiernoy ala Fuerzas Armadas en el control de la subversion. Prudente resulta'sefialar que los medios de los que estén’ dotados y equipados las Fuerzas Armadas estan destinades ‘inicamente a logcer la operatividad.de los elementos que las constituyen para cumplir su misién constitusional y no destina- dos a otros fines, ya.que ello significaria veducirlas. en sus capacidades operacionales y propiciar el fracaso en el cumpli- miento de st misién, buscar su desprestigio y mellar'su moral y capacidad combativa,.Las consideraciones expuestas. deben. ayndar a entender que no-existen argumentos, ni nermas legs- les que obliguen a un Comando en operaciones de guerra con- vencional o no conventional, a la hipoteca de sus medios en Ambitos distintos al campo militar, y lejos de la misién que por mandato de laley de leyes debe cumplir. Es imperative pregun- - tar: {Por dué se exigié en fortiainsistente algo que no.podia ser. entregade para cubrir necesidades que ‘no corresponden. al Smbbito militar?, la respuesta fluye: Querer formular acusacio- nes posteriores a quienes se limitaron a cumplix con oficienciay Jealtad la dificil misién que ol gobierno les habia sefialado. No ‘puedo larnéntarme del precio que estén pagando algunos de los ‘hombres quie comandé y de] precio que personalmente estoy pagando, ya que nuestra actilaci6n sirvis para conteneryyelima- nar en gran medida el accionar criminal de la subversién en el red puesta en emergencia bajo moi mando por el gobierno. us