Está en la página 1de 2

El naturalismo fue un estilo artístico, sobre todo literario, basado

en reproducir la realidad con una objetividad perfecta en todos sus


aspectos, tanto en los más sublimes como los más vulgares y cuyo
máximo representante fue Émile Zola.

Emile Zola, padre del naturalismo francés


(París 1840 – 1902)

Zola consideraba sus libros documentos sociales, porque con


ellos pretendía adentrarse en todos los aspectos de la vida
humana. Inspirado en los análisis científicos de Darwin o Taine,
Zola retrató minuciosamente la sociedad parisina de finales del
siglo XIX.
Émile Zola nació 1840 en París. Toda su niñez transcurrió en el sur de
Francia, donde su padre falleció cuando él tenía 7 años dejando a su
familia en la miseria. En 1858 se mudó a París y encontró su primer
trabajo en una editorial. Aunque escribe diversos poemas, relatos y
críticas literarias, hasta 1867 no publica su primera novela “Thérese
Raquin”.
Entre 1871 y 1893 escribe “Les Rougon-Macquart”, una serie de veinte
novelas que tienen el fin de ilustrar, a través de una saga familiar, la
vida parisina de finales del siglo XIX. En esta serie se incluyen obras
como “Nana” o “Germinal”.
Inspirado en las teorías evolucionistas y deterministas de Darwin o
Taine, Emile Zola inventó un nuevo género literario con el que penetrar
en cada uno de los aspectos de la vida humana para descubrir todos
los males de la sociedad: el naturalismo. Rápidamente, fue calificado
de obsceno y criticado por exagerar la criminalidad y el
comportamiento tanto de las clases más acomodadas como de las más
desfavorecidas.
En defensa del naturalismo, Émile Zola escribió varios libros de crítica
literaria en los que atacaba a los escritores románticos. Entre estos
escritos destacan “La novela experimental” (1880) y la colección de
ensayos “Los novelistas naturalistas”(1881).
En enero de1898, Zola publica una carta abierta en primera página del
diario parisino L'Aurore. En esta carta, titulada “J’Acusse” y dirigida al
presidente Faure, defiende al capitán judio Alfred Dreyfus y acusa al
verdadero traidor, el capitán Esterhazy. Los efectos no se hacen
esperar, Zola es condenado y desterrado a Inglaterra durante un año
pero su carta provocará la reapertura del juicio.
Zola muere en su casa de París, el 29 de septiembre de 1902,
intoxicado por el monóxido de carbono que producía una chimenea en
mal estado. Cuatro años más tarde, el capitán Dreyfus regresará al
ejército con restitución del grado y honores militares.

Obras disponibles en la Ciberoteca del autor del mes

Principales Obras

Thérèse Raquin (1867)


La taberna (1877)
Nana (1880)
La novela experimental (1880)
Los novelistas naturalistas (1881)
Pot-bouille (1882)

Intereses relacionados