EVALUACION TECNICA INDEPENDIENTE

DE DOS ESTUDIOS REALIZADOS POR LA
UNIVERSIDAD NACIONAL DE CORDOBA
A TRAVES DEL INSTITUTO SUPERIOR DE ESTUDIOS AMBIENTALES (ISEA)
Y DE UN EQUIPO TÉCNICO DEL DEPARTAMENTO DE GEOGRAFÍA,
FACULTAD DE FILOSOFIA Y HUMANIDADES

Expediente 0100-021333/13
de la Universidad Nacional de La Plata

Autores:
Dr Horacio Bozzano
Dr Oscar Decastelli

La Plata, Argentina
Diciembre de 2014

INDICE
página
Antecedentes de los autores

3

Introducción

4

I - Evaluación Técnica Independiente del Informe “Análisis de sitios para el
centro de tratamiento y disposición final para los residuos sólidos urbanos
del área metropolitana de la ciudad de Córdoba” de Francisca et al (2012)

6

1 - Sobre los objetivos, los propósitos/metas y el objeto

6

2 - Sobre la metodología

8

3- Sobre la información primaria y secundaria

9

4 -Sobre el marco teórico

11

5 - Sobre los resultados, la naturaleza y los alcances de la propuesta

12

II - Evaluación Técnica Independiente del Informe “Caracterización
socioeconómica del área metropolitana de la ciudad de Córdoba”
de Buffalo et al (2012)

16

1 - Sobre los objetivos, los propósitos/metas y el objeto

16

2 - Sobre la metodología

16

3 - Sobre la información primaria y secundaria

17

4 - Sobre el marco teórico

17

5 - Sobre los resultados, la naturaleza y los alcances de la propuesta

17

III – Conclusiones

18

1 - Acerca de la integración

18

2 - Acerca de la validez científica

18

3 - Acerca de la hipótesis y algunos aspectos complementarios

18

Referencias bibliográficas

19

2

Antecedentes de los autores
Horacio Bozzano nació en La Plata (Argentina) en 1959, es Profesor (1982) y Licenciado en Geografía (1988), por la
Universidad Nacional de La Plata, DEA (1992) y Doctor en Geografía, Ordenamiento Territorial y Urbanismo (1999), por la
Université de la Sorbonne Nouvelle - Paris III, donde con su tesis doctoral Les territoires de la restructuration industrielle
dans la Région Métropolitaine de Buenos Aires, obtuvo la máxima calificación avec félicitations du Jury. Desde 1983 se
dedica a la docencia universitaria, la investigación científica y los trabajos con actores territoriales. Desde 1990 es
Investigador Científico en el CONICET y desde 1992 es Profesor Titular en “Metodología y Técnicas de la Investigación
Geográfica” por la UNLP. Actualmente es Investigador Independiente por el CONICET, Investigador Categoría I por la
CONEAU, Profesor Titular Ordinario por la UNLP, Coordinador de la Red Científica Latinoamericana TAG Territorios Posibles
http://territoriosposibles.fahce.unlp.edu.ar y www.territoriosposibles.org integrada hoy por 39 Universidades de nueve
países, así como por varias instituciones , Coordinador por América Latina en la INTI International Network of Territorial
Intelligence www.territorial-intelligence.eu red promovida por el CNRS (Francia), Coordinador de la “Formación Inteligencia
Territorial Uruguay 2012-2015” (Ministerio de Educación del Uruguay y otras instituciones), promotor de las “Formaciones
IT” en Argentina, Colombia, Brasil y Bolivia, Coordinador del Laboratorio (en formación) TAG “Territorio Actores
Gobernanza para la Transformación” en el Instituto IdIHCS UNLP-CONICET, nodo latinoamericano de INTI; desarrolla
Procesos de Intervención y Transformación con Inteligencia Territorial. Profesor invitado en Universidades de América
latina (Argentina, Brasil, Colombia, Uruguay, Bolivia, Venezuela y Guatemala) y Europa (Francia y España). Impulsor desde la
UNLP y CONICET, con colectivos universitarios y comunitarios, de nueve Diplomados Universitarios innovadores en
Procesos de Intervención y Transformación con Inteligencia Territorial en cinco países de América Latina. Ha participado en
más de ochenta proyectos de IAP Investigación-Acción-Participativa con procesos en lugares con actores en diversos temas:
ordenamiento territorial, códigos urbanos, creación de municipios, recativación de trenes, desarrollo rural, atractividad
territorial, regionalización con inteligencia territorial, inclusión social, jóvenes, turísticos, planificación urbana, ambientales,
microemprendedores, cooperativas, producciones con identidad territorial, etc. Co-creador con TAG de los Observatorios
OIDTe de Inteligencia y Desarrollo Territorial en diversos países de América latina. Co-creador junto al Arq Sergio Resa del
Método Stlocus (1997, 1999, 2013, 2014) para definir lugares, problemas y soluciones. Creador del Método Territorii (1999,
2013, 2014) en ocho fases de territorios para ejecutar proyectos partcipativos con base científica. Creador del Método
cartográfico Portulano (1991, 1999) con base en Jacques Bertin para ejecutar cartografía temática. Ha escrito nueve libros,
diecinueve capítulos de libros y más de setentiocho publicaciones nacionales e internacionales; entre ellos los libros
“Inteligencia Territorial. Teoría, Métodos e Iniciativas en Europa y América Latina” (director), Edulp, 2012, “Territorios
reales, pensados, posibles. Aportes para una Teoría Territorial del Ambiente”, Editorial Espacio, 2000, 2005 y 2012,
“Territorios Posibles. Procesos, lugares y actores”, Editorial Lumiere, 2009 y 2012. Autor de dos capítulos en “La Plata Una
obra de Arte”, 1982, Ed.Salzmann, libro premiado por la Sociedad Argentina de Escritores. Director de numerosos tesistas y
becarios de diversos países de América latina. Jurado de tesis doctorales y de maestrías en países de América Latina y
Europa. Trabaja hace cinco años con el Dr. Jean-Jacques Girardot, la Dra. Adriana Peña y un equipo en la creación de la
primera Universidad de Transformación e Inteligencia Territorial en el mundo, en la Ciudad de Minas (Uruguay), proyecto
hoy en desarrollo en otros países de América Latina.
Oscar Osvaldo Decastelli nació en La Plata (Argentina) en 1950, es Profesor (1996) y Licenciado en Geología (1975) y Doctor
en Ciencias Naturales Orientación Geología (1990), de la Universidad Nacional de La Plata, con su tesis doctoral : “Los
Argilominerales de la cuenca del Golfo San Jorge y sus relaciones estratigráficas y sedimentológicas”, obteniendo la
calificación de diez puntos. Posee un Posgrado de ·”Especialista en Ingeniería Ambiental” (1994) otorgado por la
Universidad Tecnológica Nacional Regional La Plata. En el año 2007 obtuvo por concurso el cargo de Profesor Adjunto
Ordinario de la Cátedra de “Geología Ambiental” en la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la Universidad Nacional
de La Plata, siendo a partir del año 2008 al presente Profesor Titular Interino de dicha Cátedra. Actualmente integra el
CISAUA Centro de Investigaciones de Suelo y Aguas de Uso Agropecuario, dependiente de la Facultad de Ciencias Naturales
y Museo de la UNLP. Miembro fundacional del Laboratorio (en formación) TAG “Territorio Actores Gobernanza para la
Transformación” en el Instituto IdIHCS UNLP-CONICET, nodo latinoamericano de INTI, miembro de la Red Científica
Latinoamericana TAG Territorios Posibles http://territoriosposibles.fahce.unlp.edu.ar y www.territoriosposibles.org
participante en la INTI International Network of Territorial Intelligence www.territorial-intelligence.eu red promovida por el
CNRS (Francia), profesor invitado en la “Formación Inteligencia Territorial Uruguay 2012-2015” (Ministerio de Educación del
Uruguay y otras instituciones). Dentro de su actuación profesional figura entre los años 1976 y 1979 su desempeñó como
Jefe de Obras de Perforaciones e Inyecciones para obras de represa hidroeléctricas. Además fue integrante del Laboratorio
Geológico de Exploración de Yacimientos Petrolíferos Fiscales en el período mayo 1979- abril 1992, llegando a ocupar la
Jefatura de dicha dependencia. Durante su desempeño en dicha empresa, publicó 24 trabajos en Congresos y Reuniones
Científicas nacionales y tres en el orden internacional, elaborando además 26 trabajos inéditos. Desde mayo 1992 al
presente es consultor en temas ambientales, habiendo realizado 347 trabajos relacionados con la especialidad (estudios de
impacto ambiental, auditorías ambientales, estudios de contaminación de suelos, aguas y aire, pasivos ambientales,
estudios sobre residuos especiales, industriales y domiciliarios, planes de manejo ambiental, estudios de línea de base
ambiental, capacitación sobre aspectos ambientales). Entre el año 2000 y 2003 trabajó en la Secretaría de Política
Ambiental de la Provincia de Buenos Aires. En la misma dirigió la elaboración del Curso “Residuos Sólidos Urbanos”, dictado

3

a distancia, para 86 Partidos de la Provincia de Buenos Aires, coordinando el dictado del mismo y las tutorías presenciales
de orden regional. En dicha dependencia oficial ocupó en el año 2002 la Dirección Provincial de Coordinación.

4

INTRODUCCION
La presente “evaluación técnica independiente” fue realizada en el marco del Expediente 0100021333/13 de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) a partir de la solicitud enviada por el Sr
Juan Lupi, Intendente de la ciudad de Bouwer, Provincia de Córdoba, al Señor Presidente de la UNLP,
Dr Fernando Tauber con fecha 20 de Noviembre de 2013, con copia a los Dres Horacio Bozzano y
Oscar Decastelli, de la UNLP, para solicitar la tarea caratulada de la siguiente manera: “Extracto:
Dispone caratular nota presentada por el Intendente de la Municipalidad de Bouwer (Córdoba), con
referencia a estudios realizados por la Universidad Nacional de Córdoba a través del Instituto de
Superior de Estudios Ambientales para la selección de sitios de un vertedero y una estación de
transferencia de residuos sólidos urbanos, solicitando la realización de una evaluación técnica
independiente de ambos estudios a través de esta Universidad.” Luego de recorrer diversas
dependencias administrativas de la universidad, los autores somos notificados para comenzar a
realizar la tarea en el mes de Mayo de 2013.
Refiere a los siguientes Informes
“Análisis de sitios para el centro de tratamiento y disposición final para los residuos sólidos
urbanos del área metropolitana de la ciudad de Córdoba”
Dicho informe consigna una nómina de cuatro autoridades de la Universidad Nacional de
Córdoba, la participación de cuatro Unidades Académicas: las Facultades de Ciencias Exactas
Físicas y Naturales, de Ciencias Agropecuarias, de Filosofía y Humanidades, y de Derecho y
Ciencias Sociales. El destinatario consignado es el Ente Estatal Intercomunal-Provincial. Fue
presentado como “informe técnico” en Diciembre de 2012. En la introducción se cita la
participación de 21 profesionales y 2 estudiantes, con la coordinación del Dr. F.M.Francisca.
“Caracterización socioeconómica del área metropolitana de la ciudad de Córdoba”
Dicho informe no consigna nómina de autoridades de la Universidad Nacional de Córdoba.
Fue presentado como “informe de avance” en Diciembre de 2012. Asimismo se presenta
como “Asistencia técnica: estudio de potencial/es sitios/s para el tratamiento y disposición
de RSU” a cargo del Equipo Técnico del Departamento de Geografía, Facultad de Filosofía y
Humanidades, UNC coordinado por la Lic. Luciana Búffalo, con la participación de dos
investigadores principales y seis investigadores auxiliares.
Es importante consignar que, en el momento que esta “evaluación técnica independiente” fuera
finalizada, pusimos en conocimiento de la misma a las autoridades de nuestra universidad. A partir
de allí se inicia un diálogo entre ambas universidades: La Plata y Córdoba. En esas circunstancias se
nos informa acerca de la existencia de un nuevo informe de la Universidad Nacional de Córdoba
sobre este tema. Con posterioridad se nos facilita una copia de dicho informe titulado “Análisis de
sitios para el centro de tratamiento y disposición final para los residuos sólidos urbanos del área
metropolitana de la ciudad de Córdoba (Etapa 2). Informe Técnico Final.” Se trata de un informe de
484 páginas que consigna como destinatario la Municipalidad de la Ciudad de Córdoba, con fecha
Noviembre de 2014 y la participación de las siguientes “Unidades Académicas de los Profesionales
Intervinientes”: Facultades de Ciencias Exactas Físicas y Naturales, de Ciencias Médicas, y de Filosofía
y Humanidades; participan ocho profesionales, un auxiliar y tres estudiantes. En este “Informe
Técnico Final - Etapa 2”, se concluye en una localización de vertedero en un sitio ubicado a un
kilómetro de los límites jurisdiccionales de Bouwer. Por lo tanto, la presente “evaluación técnica
independiente” refiere a instancias previas a la situación planteada en el Informe de Universidad

5

Nacional de Córdoba de Noviembre 2014, el cual no fue objeto de la solicitud elevada por la
Intendencia de Bouwer a la Universidad Nacional de La Plata.
Independientemente de los resultados de nuestra evaluación requerida para los dos informes de
2013 y del último informe realizado con fecha Noviembre de 2014, el espíritu que nos guía en la Red
Científica Internacional -INTI Network- a la que pertenecemos, es el de trabajar en conjunto entre
nuestra UNLP –sede latinoamericana de dicha red mundial- junto con las universidades locales,
Córdoba en este caso, quien asimismo participa de nuestra red desde su origen; así lo hacemos en
cada uno de los lugares con las 42 Universidades latinoamericanas que participan en nuestra red, de
la cual como UNLP-CONICET representamos su Coordinación Científica en América latina, siendo a la
vez co-fundadores de la INTI International Network of Territorial Intelligence, donde entre otros
participan el CONICET (Argentina), el CNRS (Francia) y un buen número de universidades de cuatro
continentes, con métodos científicos en un buen número de proyectos de investigación útiles a
comunidades, ambientes e instituciones. Por lo tanto, y dado el espíritu articulador entre actores
comunitarios, políticos, económicos y científicos que nos guía en nuestra red internacional, estamos
abiertos a trabajar científicamente y de manera conjunta a partir de los resultados producidos por la
Universidad Nacional de Córdoba en Noviembre 2014, en el marco de la INTI Network.

Organización de la Evaluación Técnica Independiente
La evaluación se organizó para cada informe en los siguientes ítems:
1 Sobre los objetivos, los propósitos/metas y el objeto
2 Sobre la metodología
3 Sobre la información primaria y secundaria
4 Sobre el marco teórico
5 Sobre los resultados, la naturaleza y los alcances de la propuesta
La evaluación técnica independiente se cierra con tres conclusiones.

6

Evaluación Técnica Independiente del Informe “Análisis de sitios para el centro de
tratamiento y disposición final para los residuos sólidos urbanos del área
metropolitana de la ciudad de Córdoba” de Francisca et al. (2012)
Para referirnos en adelante al título completo del informe evaluado el mismo será citado como
“Análisis de sitios...” y su sinónimo "informe evaluado".
1 - Sobre los objetivos, los propósitos/metas y el objeto
Los objetivos, las metas o propósitos y el objeto de investigación propiamente dicho constituyen
una orientación de peso para entender la coherencia teórica y metodológica de un informe científico
y/o técnico, más aún en un tema de alta complejidad como el abordado aquí. El informe evaluado
explicita en su apartado 1.5 denominado “Objetivos del proyecto” lo siguiente
“En el proceso de urbanización actual de muchas ciudades, la ocupación del territorio y uso
del suelo no siempre se hace compatibilizando los atributos del terreno con las solicitaciones
de uso urbano. En la mayoría de los casos se cae en la remediación de costosos problemas
geoambientales como: construcción en zonas con alto potencial erosivo, construcción en
zonas con drenaje deficiente e inadecuada disposición de efluentes líquidos y sólidos. En estos
casos es necesario realizar estudios del ambiente para obtener información que ayude a
quienes tienen a su cargo la toma de decisiones. Debido a ello, el objetivo general del
presente trabajo es la identificación de sitios aptos para el emplazamiento del vertedero,
tarea que se realizó mediante la superposición y análisis de la información.
En este contexto, en todas las actividades realizadas se buscó minimizar el impacto sobre el
ambiente (físico, natural y socio-económico-cultural) y así poder determinar alternativas de
emplazamiento que permitan mejorar sustancialmente la situación de la gestión de RSU en el
mediano y largo plazo para el Área Metropolitana de Córdoba.
No obstante, se debe mencionar que la ubicación del predio es una de las partes vitales del
proceso, pero que además el diseño de los sistemas, la operación del mismo y el monitoreo
del funcionamiento resultan fundamentales y de una importancia tan grande como la de la
selección del emplazamiento.”(pág.9)
Se explicita entonces un objetivo general (negritas nuestras). No se explicitan en el item 1.5 del
informe evaluado otros objetivos, propósitos ni metas, aunque propósitos y/o metas pueden
encontrarse en otros lugares del informe evaluado, sujetos a la interpretación de cada lector.
Tampoco hay un árbol de sistema de objetivos. Por lo tanto el objetivo general refiere a la
“identificación de sitios aptos para el emplazamiento del vertedero” concepto al que haremos
referencia más adelante. La explicitación de un sistema de objetivos o de objetivos secundarios en el
ítem correspondiente a “Objetivos del proyecto” que diera cuenta de los alcances del informe para
su posterior aplicación por parte de las autoridades y organismos competentes hubiera significado
aportar mayor claridad a un tema complejo. El establecimiento de sectores geográficos, lugares,
micro-lugares, sitios, patrones de ocupación y apropiación territorial en la micro-escala u otros
recortes micro-espaciales que incluyan unidades ambientales y sociales aptas para el asentamiento
de un Centro de Tratamiento y Disposición Final de los Residuos Sólidos Urbanos, en adelante CTDF,
constituye una etapa previa a la selección de sitios que no fue formulado como parte de un sistema
de objetivos en el ítem 1.5.

7

Un sistema de objetivos que incluyera aspectos referidos a la consideración de dimensiones
territoriales, sociales y culturales, ausentes en el informe evaluado, hubiera constituido un aporte
muy valioso en la definición del objeto (en sus tres fases: estudio o investigación básica, intervención
y transformación), de los componentes del marco teórico, de la formulación de la metodología, de
las fuentes de información primaria y secundaria, así como del “explanans” y del “explanandum”
(Schuster, 2005) del objeto del informe evaluado. Todo ello no ha sido explicitado reduciendo de
manera notable la coherencia teórico-metodológica del informe evaluado.
Asimismo, en el informe evaluado no se ha explicitado como objetivo el establecimiento de una Línea
de Base Ambiental, vale decir aquella referida al estudio de las variables o componentes del
ambiente para definir los sitios de emplazamiento del CTDF y su radio de influencia, con el
propósito de realizar una caracterización del ambiente útil a los fines de un análisis ambiental
preventivo de las acciones asociadas al emprendimiento y que contribuya a conocer su evolución una
vez puesto en marcha el mismo.(MMA, 2006)
Además de los estudios del ambiente para identificar sitios aptos para el emplazamiento del
vertedero, tarea que se realizó mediante la superposición y análisis de la información (debió
aclararse el tipo de información a emplear), no fue contemplado como objetivo una enumeración de
las distintas acciones asociadas al proyecto (incluyendo una descripción del mismo o mencionar su
caracterización extraída de casos similares), a fin de relacionar dichas actividades con los
componentes ambientales.
Asimismo, la explicitación en el ítem 1.5 de metas o propósitos podría haber arrojado mayor claridad
al entendimiento de los alcances de cada actor participante; vale decir se podría haber
contextualizado de manera más cabal las misiones y funciones y las atribuciones y potestades de
cada institución: la Universidad Nacional de Córdoba, CORMECOR, la Provincia, algunos de sus
Ministerios, así como los Municipios integrantes de CORMECOR. En un tema de tamaña complejidad
ello hubiera significado la posibilidad de evitar los conflictos que este objeto de estudio, intervención
y transformación viciosa o virtuosa pudo haber desencadenado o puede continuar desencadenando.
En cuanto al objeto, tampoco éste ha sido explicitado. Se infiere que, en el caso del informe
evaluado, corresponde a un objeto de estudio (diagnóstico, evaluación), de intervención
(identificación de sitios) y de transformación (virtuosa o viciosa según los resultados que el informe
arroje). Como se señala en una reciente publicación científica: “Nunca el objeto -en el caso de este
trabajo, objetos de estudio, de intervención y transformación- ni los objetivos de un proyecto
deberían dejar de considerar desde el comienzo el sentir y el pensar, diferente y hasta contradictorio,
de los actores que son parte de nuestros proyectos territoriales, sociales y ambientales. Sin embargo,
no trabajamos lo suficiente desde el comienzo -en simultáneo al análisis teórico- incorporando
-técnicas mediante- a actores representativos de “cuatro patas de una mesa” (políticos,
comunitarios, económicos, científico-técnicos) para conocer inercias, conflictos, cooperaciones y
complementariedades, y así entender en mejores condiciones sus interfaces de conocimiento (Long,
2007). Un objeto construido exclusiva o preferentemente desde entelequias teóricas, corre el alto
riesgo de apartarse de cada realidad a investigar. Es más sencillo sentarnos a leer, a interpretar y a
elaborar elucubraciones, que además de ello, dedicar tiempo a construir con la gente un
cuestionario, un guión, una encuesta, un registro de terreno detallado, leer una imagen satelital, una
fotografía aérea o una composición de Google Earth, equivocarnos, aprender y así poder ir
constatando que estamos “aterrizando” aquella teoría alejada de la gente y el ambiente. Porque, si
bien las teorías nos ayudan y mucho, cada grupo y cada ambiente son únicos e irrepetibles. De allí
que acotar el objeto de estudio, luego hacer más acotado el objeto de intervención, y finalmente
más acotado aún el objeto de transformación, elegir luego herramientas de la caja de una manera
más acorde a estas difíciles decisiones de acotar nuestro quehacer, nos ayuda a ser más humildes
8

con nuestro trabajo, más realistas y hasta tener mayores posibilidades de obtener algunas
satisfacciones con los sujetos de nuestro objeto en las siempre difíciles interfaces de conocimiento.”
(Bozzano, 2014)
Como se expone en los ítems a continuación, las denominadas “zonas óptimas” y “zonas viables” con
las que concluye el estudio evaluado, adolecen de la consideración de aspectos determinantes para
considerar su validez científica. Vale decir, el objeto no sólo no es definido, sino que en caso de
interpretarlo como tal –en sus fases de estudio y transformación- tiene ausencias teóricas y de
contenidos muy importantes, como se expone en los ítems a continuación.
2 - Sobre la metodología
El informe evaluado no explicita la metodología adoptada. En el ítem 1.4 denominado “Descripción
general de las tareas realizadas” se consignan aspectos que podrían interpretarse en términos de un
sendero metodológico; sin embargo no son formulados como tal. Allí se expresa:
“Como parte de las tareas realizadas se estudiaron distintos sectores y terrenos como potenciales
alternativas para el emplazamiento del futuro CTDF, el cual deberá estar proyectado para los próximos
30 años.
El área analizada comprende un radio de aproximadamente 50 km alrededor del centro de la ciudad
de Córdoba, la cual se ha identificado como Área Metropolitana. Dentro del área de estudio se analizó
en primer lugar la cantidad de residuos generados, como así también cantidad y distancia de viajes
realizados desde cada uno de los centros generadores de RSU que disponen sus residuos en el predio
transitorio de Piedra Blanca. Paralelamente se estudió y analizó la cantidad y distribución de población
actual, teniendo en cuenta la proyección del crecimiento poblacional y la proyección de la tasa de
generación de residuos.
Con la información recopilada y analizada sobre el medio físico, natural y socio-económicas se
elaboraron mapas de cartografía general y particular sobre aspectos geológicos y geomorfológicos,
hidrogeológicos, topográficos, geotécnicos, vegetación, infraestructura y accesibilidad, uso actual del
suelo, población, caracterización del medio socio-económico y distancia a centros urbanos. A partir de
esta información generada se analizó la aptitud de todos los terrenos dentro del área de estudio para
la recepción de un CTDF de RSU. Para ello se utilizaron herramientas científicas y metodologías de
estudio recomendadas en la bibliografía internacional y por diversas agencias ambientales alrededor
del mundo.” (pág. 8-9)

Que se hayan utilizado “...herramientas científicas y metodologías de estudio recomendadas en la
bibliografía internacional y por diversas agencias ambientales alrededor del mundo” no significa que
se haya adoptado una metodología particular para el Informe de “Análisis de sitios...”. Cada
investigación o informe técnico demanda su propia metodología, dado que cada tarea tiene su
propio objeto, sus objetivos, sus lugares, sus actores, sus procesos y sus problemas específicos.
Se coincide con Lazarsfeld en lo siguiente: “La metodología examina las investigaciones para
explicitar los procedimientos que fueron usados, los supuestos subyacentes, y los modos explicativos
ofrecidos” (Lazarsfeld et al. 1972 en Marradi, Archenti y Piovani; 2007) Se estima clave en una
metodología como la que aquí nos ocupa, precisar y fundamentar cuáles son los procedimientos, en
términos de la caja de herramientas (métodos y técnicas) más útil que se empleará, los conceptos
teóricos –tanto aquellos de mayor y aquellos de menor nivel de abstracción- que den sustento al
trabajo (supuestos subyacentes) y el “explanandum”, o los modos explicativos ofrecidos, los cuales
generalmente organizan los contenidos de todo el trabajo. Estos tres planos expuestos por Lazarsfeld
no están explicitados, ni menos aún, emerge su articulación en el índice de doce contenidos, ni en la
descripción de las tareas realizadas.
9

Otra manera de entender una metodología refiere a un análisis de sus explanandum (Schuster, 2006)
presentes en la organización de sus contenidos El índice de contenidos se integra por doce ítems,
componentes o partes –los cuales no se definen como capítulos- a saber: 1-Introducción, 2Antecedentes generales, 3-Los residuos del área metropolitana, 4-Caracterización geoambiental, 5Zonificación geoambiental para el estudio de sitios alternativos para la planta de tratamiento integral
de RSU, 6-Unidades ambientales, 7-Marco normativo básico de referencia, 8-Síntesis y conclusiones,
9-Recomendaciones en la construcción y operación, 10-Limitaciones, 11-Bibliografía, y 12-Anexos.
Aún sin certeza científica producto de la ausencia de discurso metodológico en el informe evaluado,
puede inducirse de la lectura del índice de contenidos la supuesta presencia de una metodología
para el objeto del presente informe. De su interpretación, emerge a priori la ausencia en los títulos
de estos doce ítems de dimensiones sociales, culturales y territoriales en el análisis de los sitios,
aspectos a los que referiremos a continuación de la presente evaluación técnica independiente. En
contrapartida sí surge en tres de ellos la presencia de la dimensión ambiental o geoambiental (ítems
4, 5 y 6). Como se consigna en otros ítems las dimensiones sociales, culturales y territoriales están
subdimensionadas, no sólo en cuanto a contenidos sino en los planos teóricos.
En un plano más particularizado, el estudio de selección de sitios no incluye lineamientos generales
del denominado CTDF. El tratamiento de cada aspecto ambiental para la definición de las unidades
debería relacionarse con las características del proyecto. Se da por implícito el conocimiento de las
obras e instalaciones a insertar y los procesos naturales y/o artificiales asociados al CTDF, cuando es
fundamental ilustrar las acciones a ser desarrolladas por el emprendimiento y su influencia sobre
cada uno de los componentes ambientales.

3 - Sobre la información primaria y secundaria
En cuanto a la información primaria y secundaria trabajada, cabe mencionar lo consignado en el
ítem 2.1 “Antecedentes y fuentes de información utilizadas”.
“Se solicitó información a distintas reparticiones de la Provincia de Córdoba y a la Municipalidad de
Córdoba para que realizara las gestiones dentro de su municipio. Al momento de realizar el estudio se
recibió información de:
Municipalidad de Córdoba:
Dirección de Higiene Urbana de la Municipalidad de Córdoba
Dirección de Evaluación de Impacto Ambiental de la Municipalidad de Córdoba
Dirección de Catastro de la Municipalidad de Córdoba.
Dirección de Cultura y Patrimonios de la Municipalidad de Córdoba.
Dirección de Ferias y Mercados de la Municipalidad de Córdoba
Dirección de Planeamiento Urbano de la Municipalidad de Córdoba.
Provincia de Córdoba:
Ministerio de Agua, Ambiente y Energía: Secretaría de Recursos Hídricos de la Provincia: Sector de
Hidrogeología; Área Explotación del Recurso; Departamento Hidrología.
Ministerio de Planificación, Inversión y Financiamiento: Dirección General de Estadística y Censos.
Otras fuentes de información utilizadas son las enunciadas en el apartado de Bibliografía de este
informe técnico.” (págs. 9-10)

10

Surge de lo expuesto que los autores del informe evaluado recibieron información secundaria de seis
fuentes pertenecientes a la Municipalidad de Córdoba, dos pertenecientes a la Provincia de Córdoba,
así como otras fuentes enunciadas en la bibliografía, lo cual resulta complejo de discernir entre las 42
citas bibliográficas y de otro origen presentes en las páginas 250 a 253. No es posible distinguir si se
trabajó con fuentes pertenecientes a los otros municipios del Área Metropolitana de Córdoba, lo cual
produce un desequilibrio muy importante en el uso de fuentes secundarias: de un Municipio se citan
seis fuentes y de los municipios restantes de CORMECOR no se cita ninguna.
Se considera que el informe evaluado ha tomado, como fuentes de información, estudios que
establecen diferenciación de sectores o clasificaciones dentro de los componentes ambientales, que
provienen de trabajos que se han basado originalmente en trabajos de campo. La cuestión es que en
algunos casos la escala o el objetivo del trabajo tomado como fuente, no poseía o no se ajustaba
estrictamente a los fines de la selección de sitios, por lo cual debió corroborarse dicha información
con tareas de reconocimiento en los lugares, que considerara específicamente las acciones asociadas
al proyecto de CTDF.
Una de las mayores limitaciones del informe es que no se ha explicitado si se trabajó con información
primaria; esta circunstancia reduce severamente el valor de los resultados tratándose de un “Análisis
de sitios para el centro de tratamiento y disposición final para los residuos sólidos urbanos del área
metropolitana de la ciudad de Córdoba”. Proponer diversas áreas referidas a potenciales sitios para
tratamiento y disposición de residuos sin poner en práctica principios de la IAP Investigación-AcciónParticipativa” (O.Fals Borda), ni un sinnúmero de métodos y técnicas científicas sociales participativas
constituye una limitante estructural que a nuestro juicio relativiza los resultados del informe
evaluado.
A título ilustrativo, en la INTI International Network of Territorial Intelligence, de la cual nuestra
Universidad Nacional de La Plata y el CONICET son sede latinoamericana, 1 existen y se aplican en
numerosos proyectos tres Métodos acordes a los preceptos de la IAP que incorporan información
primaria y secundaria: se trata de los Métodos Catalyse, Stlocus y Territorii,2 los cuales incorporan
numerosos aspectos ausentes en este informe de “Análisis de Sitios...”. En la INTI Network los
1

La Inteligencia Territorial, en adelante la IT, es reciente en Europa -no más de tres décadas- y más aún en América Latina:
nace en 2008. Según su creador, Jean-Jacques Girardot tiene como objeto el desarrollo sustentable de los territorios y
como objeto a las comunidades territoriales.(Girardot, 2009) En 2011 se institucionaliza a nivel mundial con la INTI
International Network of Territorial Intelligence, promovida por el CNRS Centre National de la Recherche Scientiphique
(Francia), de la cual participan más de 70 colectivos de investigación-acción en cuatro continentes junto a actores
territoriales. En la INTI hay un grupo animador mundial denominado GDRI Groupe de Recherche International, integrado por
grupos de cinco países: uno de ellos es TAG, laboratorio en formación en el Instituto IdIHCS de la UNLP y el CONICET. El
GDRI fue firmado por los Presidentes del CONICET y de la UNLP, junto a presidentes y rectores de otras instituciones. En
América Latina, la IT se trabaja con principios de IAP Investigación-Acción-Participativa (Fals Borda, 2009) en los colectivos
que decidan sumarse a participar en lo que denominamos Procesos de Intervención y Transformación con Inteligencia
Territorial. Asimismo, TAG es sede de la Red Científica Latinoamericana Territorios Posibles, integrante de la INTI Network,
de la que participan grupos de otras 38 universidades latinoamericanas, entre ellas de la Universidad Nacional de Córdoba.
2
Catalyse (Girardot y Masselot, 2012) es el método fundacional de la Inteligencia Territorial, con más de 20 años de
desarrollo: en resumen consiste en una tríada de necesidades, servicios e indicadores territoriales, se ejecuta con un
cuestionario co-construido con los actores territoriales, el cual luego es objeto de procesamiento en dos software: ePragma y Anaconda, obteniéndose grupos de individuos con problemas y necesidades semejantes. Stlocus (Bozzano y Resa,
2009) es un método con más de 15 años de desarrollo orientado a definir lugares en términos de patrones de ocupación y
apropiación territorial en la microescala espacial, mediante la combinación de mapas temáticos, siete conceptos
operacionales (territorialidades, vocaciones, racionalidades, procesos, tendencias, actores y espacialidades) y más de 30
variables; produce tres tipos de resultados: límites de lugares en la microescala por manzana y parcela rural, fichas de cada
lugar con problemas y posibles soluciones y una matriz síntesis de lugares y variables. Territorii (Bozzano, 2014 b) es un
método con más de 12 años de desarrollo orientado a acompañar procesos de intervención y transformación con
inteligencia territorial; se ejecuta con actores de las cuatro patas de la mesa de la inteligencia territorial latinoamericana:
políticos, comunidades, empresarios y científicos, en ocho fases: territorios reales, vividos, pasados, legales, pensados,
posibles, concertados e inteligentes, cada una de ellas con sus técnicas científicas particulares adaptadas a cada objeto.

11

métodos y técnicas se supeditan a la naturaleza de cada proyecto, debido a que cada objeto de
estudio, intervención y transformación es particular en cada caso. Esto hubiera permitido contar con
un mayor respaldo científico sobre las evaluaciones y conclusiones propuestas y así disminuir los
márgenes de potenciales errores y omisiones, como finalmente hemos identificado en el ítem 5 de la
presente evaluación. No estamos planteando que el quehacer de la INTI Network sea el único en
condiciones de resolver los temas no resueltos en sendos informes evaluados, sino que estamos
significando que existen respuestas no contempladas en el informe evaluado desde el mundo
científico a temas como el de un análisis de sitios.
Asimismo, no se realizó un estudio de Línea de Base Ambiental que analizara las variables y evaluara
no solamente sus características sino también su estado y las actividades antecedentes, planteando
sus particularidades y vulnerabilidades, así como las potenciales y reales incidencias del
emprendimiento a desarrollar sobre los sistemas socio-ambientales y sanitarios (componentes
ambientales considerados). Es trascendente identificar las fuentes que generaron o pueden originar
un impacto negativo, así como la identificación de los pasivos asociados a actividades pretéritas. Por
otra parte la naturaleza y efectos de los focos de contaminación son una información muy valiosa a
considerar en la selección de las unidades ambientales.
La adopción exclusiva de información de tipo secundaria tanto ambiental como social suele generar
debilidades o desequilibrios referidos a la falta de información en sitios particulares o al grado de
detalle de los datos antecedentes. De esta forma ciertos componentes ambientales o sociales
pueden ser evaluados de forma diferenciada respecto a otros, llevando incluso a pasar por alto
aspectos trascendentes para la caracterización de las unidades ambientales. Al no existir una
aclaración al respecto en el informe evaluado debe asumirse que toda la información antecedente
sobre la cual se basó el estudio fue suficiente y adecuada para lograr por completo el objetivo de
identificar los sitios más adecuados para la implantación del CTDF.
4 - Sobre el marco teórico
No existe referencia explícita a un marco teórico que sustente el informe evaluado; ello surge de un
análisis somero de los títulos de los 12 ítems y los 50 subítems del Informe: en ninguno de ellos se
hace referencia a un Marco Teórico. Esto constituye otra limitante a la validez del trabajo.
La no explicitación de un marco teórico que de cuenta de la fundamentación en la elección de los
criterios, indicadores y variables que sustenten teóricamente un “Análisis de sitios....” así como de
sus articulaciones en relación al objetivo general enunciado, y a su articulación con planos naturales,
sociales, culturales y territoriales ausentes en el objeto de la asistencia técnica, otorga argumentos
para considerar la inexistencia de un marco teórico; y con ello la notable dificultad de asignar calidad
y valor científico al informe como una totalidad.
En el informe evaluado se emplean los términos medio físico y medio natural sin especificar si se
trata de dos medios semejantes o diferentes: la teoría incluye por lo general en ambos términos al
medio abiótico (suelos, aguas y aire), al medio biótico (biodiversidad) y al medio perceptivo sobre
aquellos, pudiéndose entender ambos -natural o físico- como semejantes.
Asimismo, un análisis de la “Bibliografía” (pág. 251-253) permite reconocer que entre las 42 fuentes
citadas, una buena parte de ellas no son específicamente bibliográficas, sino cartográficas,
estadísticas y de otro origen. La situación más preocupante es que no existe ninguna fuente
bibliográfica que refiera directamente a aspectos específicamente sociales, culturales, ambientales y
territoriales útiles para realizar un análisis de sitios que contemple, incluya y aplique los aspectos
señalados en otros ítems de esta “evaluación técnica independiente”. Sólo parcialmente podría
12

tratarse de una de ellas: “UCC y UTN-FRC , 2010- Informe Técnico - Especificación de Criterios de
Exclusión E Identificación de Áreas Potenciales para la Instalación del Sitio de Disposición Final de
Residuos Sólidos Urbanos”
Existiendo una rica producción científica disponible, el informe no explicita teorías territoriales y
sociales útiles que den cuenta de: 1) concepciones sociales, identidades, necesidades, expectativas,
aspiraciones, contradicciones, conflictos y formas de cooperación entre actores comunitarios,
institucionales, económicos y científicos; 2) concepciones de territorio, lógicas de producción de
espacio en la microescala territorial, lugares en términos de patrones de ocupación y apropiación
territorial en la microescala; y 3) diálogos entre concepciones y dimensiones sociales y territoriales
en términos de territorialidades, vocaciones, procesos, tendencias, racionalidades, actores,
espacialidades y otros aspectos. Estas tres consideraciones (1), (2) y (3) son con relación a cada
objeto de investigación, en este caso un “Análisis de sitios...”.
En contrapartida las dimensiones ambientales en el Informe evaluado tienen una presencia notable.
Los denominados en el informe evaluado como aspectos socio-económicos y usos del suelo registran
un tratamiento a nuestro juicio preferentemente descriptivo y por tanto insuficiente a nivel científico
(el cual se precisa en el ítem siguiente referido a los resultados) ; ello en términos de identificación
de: a) espacialidades absolutas, relativas y relacionales, b) territorialidades urbanas, periurbanas,
rurales y naturales, c) territorialidades en términos de hibridación de historias naturales e historias
sociales previas, d) racionalidades sociales en la micro-escala espacial, e) tendencias de valorización y
desvalorización social, económica y pública en posibles lugares objeto de intervención, f) tendencias
de vulnerabilidad social y ambiental en la microescala espacial referida a posibles lugares objeto de
intervención, y g) otros aspectos emergentes de superar la instancia descriptiva en el estudio de usos
del suelo y aspectos socio-económicos para pasar a instancias explicativas e interpretativas en el
conocimiento científico.
En el caso de la Inteligencia Territorial latinoamericana, el enfoque teórico se construye en cada caso
a partir de una triangulación teórica que promueve –aunque nunca perfecta- una mayor certidumbre
en los resultados científicos: se trata de triangular conceptos teóricos procedentes de Teorías
Sociales, Teorías Territoriales y/o Ambientales con Teorías de la Transformación; en estas teorías
existe una nutrida producción científica que de manera muy diversa se trabaja e investiga en buena
parte de las 39 Universidades participantes en la Red Científica Latinoamericana TAG Territorios
Posibles, con sede en nuestra Universidad Nacional de La Plata. Según estas perspectivas, los
resultados permiten obtener conocimiento útil para entender el despliegue propio de procesos y
racionalidades naturales, ambientales, territoriales, sociales, económicas, políticas y culturales,
muchos de los cuales están presentes en el “Análisis de Sitios...” y a nuestro juicio fueron abordados
de manera insuficiente.
5 - Sobre los resultados, la naturaleza y los alcances de la propuesta
A partir de la lectura, el análisis y la interpretación de la totalidad del Informe, la identificación de
potenciales sitios para el tratamiento y disposición de Residuos Sólidos Urbanos no permiten realizar
la posterior detección y priorización de sitios por los siguientes motivos:
a) Territorios y lógicas de producción de espacio. La insuficiencia teórica y la ausencia en contenidos
en materia de conocimiento de lógicas y racionalidades de procesos de producción de espacios
invalida la utilidad del informe evaluado. Dicho informe refiere a instancias descriptivas básicas en
materia de usos del suelo: urbanos, industriales y rurales; y considera también la localización de
aeropuertos y otras infraestructuras. Métodos como el Stlocus en la INTI Network por caso coconstruyen clasificaciones de usos reales del suelo que oscilan entre 24 y 52 usos, en lugar de los 3
13

aquí presentados. Asimismo esta macro variable usos reales es correlacionada con 5 a 12 macrovariables en la micro-escala,3 y luego correlacionada con otras 7 macrovariables desagregadas en un
mínimo de 30 variables,4 con participación de referentes locales, produciendo niveles explicativos
territoriales en la micro-escala que permite describir, explicar y reconocer lugares en la micro-escala:
un “Analisis de sitios...” debe necesariamente considerar el sentido de un sitio en todas sus
dimensiones. En el informe “Análisis de sitios...” las espacialidades absolutas y relativas están
presentes en el mapa de isocronas de transporte de carga de residuos (espacialidades relativas), así
como los mapas referidos a variables naturales y ambientales que abarcan el tratamiento de
aspectos climáticos, geológicos-geomorfológicos, suelos, aguas superficiales y subterráneas y
recursos biológicos (espacialidades absolutas). No hay mapas de otros aspectos sociales, económicos,
ni territoriales. Asimismo los mapas en sí mismos, no resuelven el problema: es importante
considerar los criterios de análisis espacial, los niveles de lectura del mapa, elementales, medios y de
conjunto, la relación entre los objetivos de cada mapa y el test de eficacia verificando si es claro y/o
legible, así como otros aspectos presentes, por ejemplo, en el Método Portulano (Bozzano, 1991,
1999). Al no haberse aplicado metodologías como las mencionadas, se redujo la validez de los
resultados.
“En el caso de América Latina, las lógicas de producción de espacio son en buena medida
articuladoras de territorialidades, vocaciones, racionalidades y tendencias; al momento hemos
reconocido 25 en el caso de América Latina; en apretado resumen son las siguientes: Urbanas: 1central, 2-residencial, 3-industrial y logística, 4-equipamientos, 5-grandes espacios públicos, 6turísticas y 7-intersticios urbanos. Periurbanas: 8-producciones primario-intensivas, 9-industrial y
logística, 10-barrios de sectores de ingresos bajos y medio-bajos, 11-barrios de sectores de ingresos
altos y medio-altos, 12-equipamientos, 13-turísticas, 14-conflictos ambientales y 15-periurbano
subutilizado en valorización. Rurales: 16-agropecuaria, 17-forestal, 18-minera, 19-turística, 20parques naturales, 21-equipamiento, 22-industrial, 23-conflicto ambiental. Naturales: 24-en alto
riesgo por mal manejo del territorio, y 25-con menor riesgo.” (MEC et al; 2014:124-125)
b) Personas y lógicas de procesos y tendencias sociales. La insuficiencia teórica y la ausencia en
contenidos en materia de conocimiento de lógicas y racionalidades de procesos y tendencias
sociales, culturales, sanitarias y educativas invalida la utilidad del informe evaluado.
Un “Análisis de Sitios” no puede realizarse solamente con información secundaria de tipo estadístico
a escala municipal en materia de salud, educación, vivienda y otros aspectos. El informe no menciona
ningún resultado complementario derivado de encuestas, entrevistas u otras técnicas sociales a
ninguno de los actores de las cuatro patas de la mesa de la Inteligencia Territorial latinoamericana;
nos referimos a las tres presentes en la Teoría de la Regulación (Max Weber): Estado, comunidades y
actores económicos, y la cuarta pata referida al conocimiento científico en el marco de un
paradigma científico emergente (de Sousa Santos, 2009). El impacto ambiental no refiere sólo a
dimensiones presentes en la interfaz natural (aguas superficiales y subterráneas, suelos, calidad de
aire, geología, geomorfología) y la interfaz económica de manera parcial (isocronas de transporte).
No están presentes en el informe “Análisis de sitios..” espacializaciones de la desvalorización
inmobiliaria en algunos lugares impactados, los perjuicios a la salud, las lógicas de producción de
espacio manifiestas en sistemas de objetos y sistemas de acciones (Milton Santos, 1996) muy
3

En las más de treinta aplicaciones realizadas en diferentes latitudes el balance permite afirmar que los mapas temáticos
en detalle presentes en todas las aplicaciones realizadas fueron los de usos del suelo reales por parcela rural y manzana.
Otras variables y sus mapas temáticos usuales fueron, por ejemplo en lugares urbanos y periurbanos: límites de barrios,
coberturas de servicios públicos, inundabilidad, circulación de la gente, densidad de población, iconos o hitos u otros, y en
lugares rurales: tamaño de la propiedad, estado de los caminos, aptitud edáfica, servicios en medio rural y otros.
4
Territorialidades (urbanas, periurbanas, rurales y naturales), vocaciones (centrales, residenciales, industriales, agrícolas,
ganaderas, turísticas, equipamientos, etc.), procesos (sinérgicos, conflictivos), racionalidades (económicas, sociales,
ambientales), tendencias (accesibilidad, conectividad, valorización social, vulnerabilidad ambiental, etc.), actores (políticos,
económicos, comunitarios, otros) y espacialidades (absolutas, relativas, relacionales)

14

variados, la identificación de tendencias de valorización social en micro-espacios, el reconocimiento
de manifestaciones sociales de resistencia a situaciones conflictivas en el tema, ni otros temas donde
la componente social es muy importante. Hoy existen numerosos aportes de técnicas
específicamente sociales en la Sociología, Antropología, Psicología, Psicología Social, Ciencia Política,
Educación y Comunicación Social, e incluso en la Geografía (Mapas Sociales) que en este “Análisis de
Sitios...” no están presentes, y hubieran resultado de gran utilidad.
c) Algunas experiencias previas en sitios de disposición de RSU y en evaluación de pasivos
ambientales. Dada la naturaleza del estudio, centrado en la búsqueda de un sitio para la disposición
de un total de 28 millones de toneladas de basura durante aproximadamente 30 años, lo cual
representa una importante fuente concentrada de riesgos, resultaba metodológicamente insalvable
evaluar la distribución –en el área definida por el radio de 50 kilómetros- de las mayores fuentes de
contaminación existentes. Ello parte de un principio general: cuanto mayor sea el conjunto de
fuentes de riesgo y pasivos ambientales existentes en una zona, mayor será el impacto potencial si se
le agregase un vertedero de gran escala. Este análisis no se incluyó en el estudio evaluado, ni fue una
variable reconocida.
Es llamativo la no consideración de los pasivos ambientales y la evaluación de los perjuicios
ambientales, sociales y sanitarios experimentados en basurales preexistentes (habilitados o
clandestinos), lo cual hubiera aportado elementos de juicio invalorables, para la selección de sitios
para el asiento del CTDF. Asimismo, la no consideración de los pasivos ambientales y de los perjuicios
sociales y sanitarios vividos durante más de dos décadas por una comunidad (Bouwer) que fue
asiento casi excluyente de la más variada gama de residuos –domiciliarios, comerciales,
institucionales, servicios municipales, industriales, plantas de tratamiento y agrícolas- de una gran
ciudad como Córdoba Metropolitana constituye un vacío del informe evaluado. Existen técnicas
sociales en la Antropología, la Psicología Social, la Historia y otras disciplinas de gran utilidad para el
estudio de situaciones como las vividas por la comunidad de Bouwer y demás comunidades
afectadas por depósitos de residuos de las distintas categorías. También análisis de discursos en
fuentes hemerográficas y otras. Solo hay una referencia a palabras del Intendente de la localidad, la
cual asimismo, tampoco fue considerada a la hora de establecer propuestas.
d) Biodiversidad y ecodiversidad. En cuanto al tratamiento de la biodiversidad –que comprende por
ejemplo microorganismos, plantas verdes, hongos y fauna- el análisis apenas aborda la vegetación
como principal indicadora, y la fauna –por ejemplo- solo está incluida, con un enfoque muy general,
en el tratamiento de las áreas naturales protegidas (en sus distintas categorías). Tampoco existe una
consideración de la ecodiversidad y dentro de este campo, falta el abordaje descriptivo y funcional
en las distintas cuencas hídricas.
e) Caracterización socioeconómica no micro-territorializada. En cuanto a las variables de la
denominada caracterización socioeconómica (presente en el Informe Búffalo et al), su no aplicación
en micro-territorios o lugares en términos de patrones de ocupación y apropiación territorial en la
micro-escala de las zonas potencialmente aptas emergentes de los cruces realizados en el Informe
Francisca et al invalida la utilidad de los resultados. Esta circunstancia demuestra asimismo el
reducido grado de articulación entre ambos informes, tema que se expone luego del análisis de
ambos estudios. En el caso de un “Análisis de sitios...” precisamente el concepto sitio tiene una
connotación espacial y/o territorial la cual en materia de las variables referidas a la microterritorialización de una caracterización socio-económica, a excepción del transporte de cargas, está
ausente. Concebir y ejecutar un “Análisis de sitios...” sin considerar la micro-territoralización de estas
variables socioeconómicas, al menos en los lugares calificados desde el plano ambiental/natural y del
transporte de cargas a priori como óptimos o viables invalida el resultado, desde el momento que las

15

consideraciones sociales, económicas y culturales útiles a considerar para dicho análisis están
ausentes.
f) Instrumentos de mitigación y remediación ambiental y de recomposición social. La circunstancia
de no haber considerado en la microescala espacial conflictos, tendencias de vulnerabilidad
ambiental, perjuicios en la salud, desvalorización inmobiliaria y otros característicos de procesos
propios de lugares con historia y conflictos por los residuos no ha permitido producir algún resultado
cualitativo o cuantitativo útil para la selección de sitios aptos. Por el contrario su aplicación hubiera
contribuido a generar elementos y argumentos valiosos a considerar: a) ofrecer conocimiento útil
para evaluar estas circunstancias no estudiadas, en el proceso de selección de lugares donde
eventualmente pudiera localizarse el CTDF. b) identificación de mecanismos e instrumentos de
remediación, recomposición y devolución a comunidades y ambientes potencialmente seleccionados
para servir de asiento al CTDF.
En el informe evaluado se remarca que la ubicación del predio es “...una de la partes vitales del
proceso”; sin embargo no se precisa cuál es el tipo ni la naturaleza del proceso: podría suponerse que
se trata de un proceso de GIRSU (gestión integral de los residuos sólidos urbanos).
Acerca del carácter y la naturaleza de la propuesta, existen algunos aspectos tales como el
establecimiento de la superficie determinada para una operación del CTDF donde se consignan
alternativas de disposición (mencionado factores tales como geometría de celdas, porcentajes de
residuos a disposición y compactación), sobre lo cual no se brinda una explicación clara que permita
interpretar fehacientemente cómo se dimensionó la superficie que los autores fijan como requerida
para el sitio de tratamiento y disposición final del CTDF. Asimismo, se menciona que se aporta
información que contribuirá a seleccionar el sitio destinado a alojar el emprendimiento. No obstante
se puntualiza y remarca que previo a la definición del mismo, se deberán realizar estudios con
generación de información primaria y qué aspectos deben ser incluidos en dicha selección y cuál es
su peso relativo. El informe evaluado consigna recomendaciones sobre cómo elaborar el proyecto del
relleno sanitario, cuando en realidad para la evaluación de sitios ya se debería haber contado con
todos los aspectos involucrados en la construcción y operación del mismo.
g) Consideraciones concomitantes de los ítems previos. Un análisis de cada uno de los ítems previos
-(a) a (f)- así como su posterior articulación, permite arribar a la siguiente consideración: si bien no
hay en el presente informe una referencia a una propuesta concreta de asiento de un CTDF en el
Area Metropolitana de Córdoba, se concluye que una localización en inmediaciones de CTDF previos,
particularmente aquel con mayor trayectoria de disposición final de residuos en la historia de
Córdoba Metropolitana, ya sea en su jurisdicción –Bouwer- así como en sus entornos inmediatos, no
constituye el sitio más apropiado para proyectar veinte, treinta o más años en la disposición final de
residuos de una área metropolitana del tamaño de Córdoba. Existen otros sitios que es menester
abordar en profundidad mediante una investigación exhaustiva de lógicas de ocupación y
apropiación –con pasivos y riesgos ambientales incluidos- en espacios de la totalidad del área
metropolitana, con el auxilio de una decena de disciplinas científicas, naturales, sociales, médicas y
exactas, y la incorporación de las consideraciones teóricas y metodológicas consignadas en los ítems
(a) a (f). De lo contrario se corre el riesgo de hipotecar el ambiente y la sociedad para generaciones
venideras.

16

Evaluación Técnica Independiente del Informe “Caracterización socioeconómica del
área metropolitana de la ciudad de Córdoba” de Buffalo et al (2012)
Para referirnos en adelante al título completo del informe evaluado el mismo será citado como
“Caracterización socioeconómica...” y su sinónimo "informe evaluado"
1 - Sobre los objetivos y propósitos/metas
El informe evaluado no explicita objetivo general, objetivos secundarios, propósitos, ni metas;
tampoco enuncia hipótesis. En su portada además del título del objeto se consigna “Asistencia
técnica: estudio de potencial/es sitios/s para el tratamiento y disposición de RSU”.
Si bien epistemológicamente pueda estar subyacente, el título de un informe no necesariamente es
un objeto, un objetivo ni una hipótesis. Es complejo no disponer de objetivos, hipótesis y propósitos
explícitos en un informe de esta naturaleza, dado que esta insuficiencia otorga elementos para
desconocer el cometido del mismo.
2 - Sobre la metodología
El informe no explicita la metodología adoptada. Aún sin certeza científica producto de la ausencia de
discurso, puede inducirse de la lectura del índice de contenidos la supuesta presencia de una
metodología para el área metropolitana y otra para las localidades.
En el caso del área metropolitana el informe consigna los siguientes items: “Evolución población,
crecimiento y proyección; Indice de analfabetismo; Indice de desocupación, Indice de ausencia de
cobertura de salud, Indice de necesidades básicas insatisfechas, Indice de condiciones
socioeconómicas, y Antecedentes legislativos del área metropolitana, Córdoba”. Mientras que e n el
caso de cada una de las localidades incluidas en el informe, la misma se organiza según los siguientes
items: “introducción, ocupación del territorio, población, educación, empleo, salud, vivienda y
hogar.” Sin embargo, en ninguno de ambos casos – Area Metropolitana y localidades- no se explicita
ni fundamenta el porqué de estos contenidos e indicadores.
3 – Sobre la información primaria y secundaria
En cuanto a la información primaria y secundaria trabajada, de acuerdo a lo consignado en la
“Introducción” el informe “...se elaboró a partir de fuentes de información secundarias sobre
aspectos socioeconómicos de las localidades que forman parte del Área Metropolitana de la Ciudad
de Córdoba. Las fuentes de información consultada son: censo nacional de población y vivienda
INDEC año 1991 y 2001, censo provincial de población del año 2008 y, censo nacional de población y
vivienda INDEC del año 2010 para el caso de la Ciudad de Córdoba. Asimismo se trabajó con
información documental de cada una de las localidades.”
Surge de lo expuesto que no se trabajó con información primaria; esta circunstancia reduce
notablemente el valor de los resultados tratándose de una caracterización socio-económica
orientada a un estudio de potenciales sitios para tratamiento y disposición de residuos.
4 - Sobre el marco teórico
Para bucear en el marco teórico del informe, un análisis preliminar permite reconocer que entre las
45 fuentes citadas como “Bibliografía” (pág. 202-203), una buena parte de ellas no son
específicamente bibliográficas, sino hemerográficas, estadísticas y de otro origen. Entre aquellas
17

referidas al marco teórico cabe rescatar la de Claudio Tecco (2005), y en menor medida
Municipalidad de Córdoba – Universidad Nacional de Córdoba (2008). La no explicitación de un
marco teórico que de cuenta de la fundamentación en la elección de los criterios, indicadores y
variables así como de su coherencia en relación a un objetivo no explicitado, ni a su articulación con
el objeto de la asistencia técnica presente en la portada del Informe, otorga argumentos para
considerar la inexistencia de un marco teórico; y con ello la dificultad de asignar calidad y valor
científico al informe como una totalidad. Existen diversas perspectivas teóricas territoriales
multidimensionales, tales como las de Marcos Saquet (2013), que en este trabajo brillan por su
ausencia.
5 - Sobre los resultados, la naturaleza y los alcances de la propuesta
La caracterización socio-económica de un área metropolitana así como de diferentes localidades en
el marco de una asistencia técnica referida a un estudio de potencial/es sitios/s para el tratamiento y
disposición de Residuos Sólidos Urbanos produce como resultado una sumatoria de aspectos
preferentemente descriptivos referidos a los ítems consignados y ordenados en el índice, sin una
conclusión, explicación, interpretación ni valoración del trabajo realizado.
Es asimismo evidente el dispar tratamiento espacial y territorial referido a las diversas localidades.
Mientras en algunas se incluyen aspectos claves que permiten vincular la mencionada caracterización
con el fin del informe –estudio potencial de sitios- tales como las regulaciones territoriales vigentes, y
en ocasiones imágenes Google Earth, en otras localidades este tratamiento no se realiza.
En relación con la no explicitación de objetivos, objeto, hipótesis y metodología, al contenido del
informe le faltan elementos de juicio explícitos para conocer el carácter y la naturaleza de la
propuesta. Más allá que se trata de una “Caracterización socio-económica....” hubiera sido oportuno
precisar cómo y en qué medida los contenidos descriptivos, explicativos y/o interpretativos del
Informe hubieran podido ser útiles en el marco de la asistencia a la que se hace referencia.
Las implicancias, los alcances y las consecuencias del Informe analizado reducen la posibilidad de
encontrar una real articulación entre dicha caracterización socio-económica y el diálogo con el
análisis y la posterior propuesta de posibles sitios. Como bien señala a Milton Santos (1996), “...toda
descripción intenciona una explicación”; y asimismo “...toda descripción y explicación intenciona y
orienta una propuesta y encamina de manera más viable una intervención desde quienes deciden
con aporte de pensamiento y acción con base científica” (Bozzano, 2012)

18

III Conclusiones
1 Acerca de la integración. Los ítems consignados en la caracterización socioeconómica de cada
municipio -“introducción, ocupación del territorio, población, educación, empleo, salud, vivienda y
hogar”- hubieran podido ser trabajados en relación con el análisis de las diferentes envolventes
presentes en el informe de análisis de sitios, para disponer de más información socioeconómica
aunque ésta, insuficiente, fuera a escala municipal. No se hace referencia a las caracterizaciones de
los trece municipios para incorporarlos, previo análisis, interpretación y explicación científica, al
análisis de sitios que se lleva a cabo en el otro informe. De esta manera, entre los informes prevalece
la desarticulación y la desintegración por sobre la articulación y la integración.
2 Acerca de la validez científica. Tal como se expone en los diversos ítems de la evaluación técnica
independiente, en ambos informes, las debilidades en materia de marco teórico, objeto de
investigación, sistemas de objetivos, metodología e información primaria tornan insuficiente la
validez científica de los resultados pretendidos para el fin propuesto en el objetivo general del
informe de análisis de sitios: “la identificación de sitios aptos para el emplazamiento del vertedero,
tarea que se realizó mediante la superposición y análisis de la información.”
3 Acerca de la hipótesis y algunos aspectos complementarios. Quien encarga los dos estudios a la
Universidad Nacional de Córdoba ha planteado la alternativa de localización de un CTDF. Si bien el
requerimiento a dicha universidad refirió a la localización de un solo Centro, los resultados de las
investigaciones podrían haber permitido efectuar consideraciones acerca de la conveniencia o no de
la concentración que implica el gran volumen de residuos a disponer en un solo sitio para la
Metrópolis objeto de estudio. El factor ligado al volumen que supone la concentración de residuos
para un período de 30 años desde el presente, en un solo vertedero tal como se expresa en el
informe de “Análisis de sitios...” no ha sido considerado, o al menos ello no se desprende de la
lectura del informe.
Si bien ésta, es una Evaluación Técnica Independiente referida a los dos estudios de la Universidad
Nacional de Córdoba realizados a través del Instituto Superior de Estudios Ambientales (ISEA) y de un
Equipo Técnico del Departamento de Geografía, de la Facultad de Filosofia y Humanidades, en la
problemática evaluada, cabe referir a un aspecto muy importante: la naturaleza del requerimiento.
Hubiera sido oportuno evaluar al menos los factores que suponen el trabajo con una hipótesis como
la requerida de una sola alternativa territorial o locacional, en relación con otras hipótesis. En una
metrópolis de 1 millón y medio de habitantes integrada por más de diez municipios existen muchas
posibilidades de propuestas para el tema. Asimismo las opciones de localización se pueden combinar
con alternativas de manejo y gestión de residuos sólidos urbanos, desde la denominada “basura
cero” hasta lo que podría denominarse “basura cien”, esta última con todos los perjuicios
ambientales y sociales que se puedan identificar.

19

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
Bozzano, H. (2014a) Geografia, Útil de Transformação. O método Territorii, o diálogo com a
Inteligência Territorial. Revista Campo e Territorio, v.8, n.16. Disponible en:
http://www.seer.ufu.br/index.php/campoterritorio/issue/current
Bozzano, H. (2014b) “Procesos de intervención y transformación con Inteligencia Territorial. Stlocus y
Territorii en la caja de herramientas”. En: Revista Arquetipo, n° 7, UCP, Pereira, Risaralda, Colombia
Bozzano, H (2012) “Cinco triangulaciones y cinco fases entre la Ciencia y la Gente”. En: Bozzano, H.
dir. J.J.Girardot, G.Cirio, C.Barrionuevo y F.Gliemmo-coord. (2012) Inteligencia territorial. Teoría,
métodos e iniciativas en Europa y América latina. Edulp Editorial Universitaria de La Plata, La Plata
ISBN 978-987-595-158-7
Bozzano, H. y S.Resa (2009) “El Método Stlocus. Aplicación a General Belgrano, Provincia de Buenos
Aires.” En: Bozzano, H. “Territorios posibles. Procesos, lugares y actores”. Editorial Lumiere, Buenos
Aires (2° edición: 2012)
Bozzano, H. (1991) “Introducción al proceso cartográfico. Elementos metodológicos”. En: Anales
Congreso Nacional de Cartografía, Instituto Geográfico Militar Argentino, Santa Fe. Hay version 2009:
“The Portulano Method”, ENTI Conference, Salerno, Italia
de Sousa Santos, B. (2009) Una Epistemología del Sur. CLACSO – Siglo XXI Ed. México
Fals Borda, O. (2009) Antología 1925-2008. Una sociología sentipensante para América Latina. Victor
Manuel Moncayo Compilador. Bogotá: Siglo del Hombre Editores y CLACSO
Girardot, J.J. y C.Masselot (2012) “El Método Catalyse”. En: Bozzano, H, dir. J.J.Girardot, G.Cirio,
C.Barrionuevo y F.Gliemmo-coord. (2012) Inteligencia territorial. Teoría, métodos e iniciativas en
Europa y América latina. Edulp Editorial Universitaria de La Plata, La Plata ISBN 978-987-595-158-7
Girardot, J.J. (2009) “Evolution of the concept of territorial intelligence within the coordination action
of the European Network of Territorial Intelligence”. En Res-Ricerca e Sviluppo per le politiche sociali,
1-2, 11-29. Salerno: Universitá di Salerno.
Long, N. (2007) “Sociología del Desarrollo: Una perspectiva centrada en el actor. El Colegio de San
Luis – CIESAS, México
Marradi, A., N.Archenti y J.Piovani (2007) Metodología de las Ciencias Sociales. Buenos Aires, Emecé
MEC et al (2014) Sistematización de Actividades Octubre 2012-Noviembre 2013 “Formación
Inteligencia Territorial Uruguay 2012-2015”. MEC Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay,
Intendencia Departamental de Lavalleja, International Network of Territorial Intelligence e Instituto
Universitario CLAEH. 279 p.
Ministerio de Medio Ambiente de España (2006). “Guía para la elaboración de estudios del medio
físico”. 917 pág.
Santos, M. (1996) “La naturaleza del espacio. Técnica y tiempo. Razón y emoción”. Editorial Ariel,
Barcelona

20

Saquet, M. (2013) “El desarrollo en una perspectiva territorial multidimensional”. En: Revista
Movimentos Sociais e Dinâmicas Espaciais, Recife, V. 02, N. 01, 2013 (pp.111-123)
Schuster, F. (2005) “Explicación y predicción. La validez del conocimiento en ciencias sociales”.
Colección Biblioteca de Ciencias Sociales, Clacso Libros, Buenos Aires
Secretaría de Ambiente (2000) Diagnóstico Provincial de los sistemas de gestión de residuos sólidos
urbanos.
Secretaría
de
Ambiente,
Córdoba,
70
p.
Página
Web:
http://www.secretariadeambiente.cba.gov.ar/pdf/diagnostico_rsu.pdf
Secretaría de Ambiente (1999) Programa Córdoba Limpia. Secretaría de Ambiente, Córdoba, 60 p.
Página Web: http://www.secretariadeambiente.cba.gov.ar/PDF/LIBRO%20CORDOBA%20LIMPIA.pdf

21

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful