Está en la página 1de 162
RAMÓN PAZ BARAHONA Y ASOC. RAMÓN PAZ BARAHONA Y ASOC. tegucigalpa m.d.c. tegucigalpa m.d.c. Julio 2005
RAMÓN PAZ BARAHONA Y ASOC. RAMÓN PAZ BARAHONA Y ASOC. tegucigalpa m.d.c. tegucigalpa m.d.c. Julio 2005
RAMÓN PAZ BARAHONA Y ASOC. RAMÓN PAZ BARAHONA Y ASOC. tegucigalpa m.d.c. tegucigalpa m.d.c. Julio 2005
RAMÓN PAZ BARAHONA Y ASOC. RAMÓN PAZ BARAHONA Y ASOC. tegucigalpa m.d.c. tegucigalpa m.d.c. Julio 2005

RAMÓN PAZ BARAHONA Y ASOC.

RAMÓN PAZ BARAHONA Y ASOC.

tegucigalpa m.d.c.

tegucigalpa m.d.c.

Julio 2005

junio 2005

Mambocaure-Informe de Recurso Hidráulicos-Junio 2005

Mambocaure-Informe de Recurso Hidráulicos-Junio 2005 ÍNDICE ÍNDICE 1 1. ANTECEDENTES 4 2. INTRODUCCIÓN 5 3. CARACTERÍSTICAS

ÍNDICE

 

ÍNDICE

1

  • 1. ANTECEDENTES

 

4

  • 2. INTRODUCCIÓN

 

5

  • 3. CARACTERÍSTICAS FÍSICAS DE LA

 
 

REGIÓN SUR

6

  • 3.1 LÍMITES Y RASGOS GEOGRÁFICOS

 

7

  • 3.2 DESCRIPCIÓN CLIMÁTICA

7

  • 3.2.1 EL VIENTO

8

  • 3.2.2 LA HUMEDAD RELATIVA

8

  • 3.2.3 LA TEMPERATURA

9

  • 3.2.4 TORMENTAS TROPICALES Y HURACANES 9

3.3

APORTES DE LA LLUVIA

9

  • 3.3.1 INVENTARIO DE LAS ESTACIONES DE REGISTRO PLUVIAL. LONGITUD DE SUS SERIES

10

  • 3.3.2 VALORES PROMEDIO DE LOS REGISTROS DISPONIBLES DE LAS SERIES HISTÓRICAS DE LA RED

11

  • 3.3.3 ESCOGENCIA DE UN PERÍODO COMÚN

 

11

  • 3.3.4 UBICACIÓN DE LA RED PLUVIAL

11

3.4

CONFIABILIDAD DE LOS REGISTROS DE PRECIPITACIÓN

14

  • 3.4.1 PRUEBAS DE CALIDAD DE LAS SERIES ANUALES

 

14

  • 3.4.2 AJUSTE DE LOS DATOS

16

4.- DISTRIBUCIÓN ESPACIAL Y TEMPORAL DE LA LLUVIA EN LA REGIÓN. PATRONES MENSUALES Y ANUAL DE LA LLUVIA MEDIA

18

5.- DISTRIBUCIÓN ESPACIAL Y TEMPORAL DE LA LLUVIA PROBABLE.

 

MAPAS DE ESCASEZ PLUVIAL EN LA REGIÓN

28

5.1

PREVIO ANÁLISIS DE FRECUENCIA DE LAS SERIES PLUVIALES DE LA REGIÓN

28

6.- DISTRIBUCIÓN ESPACIAL Y TEMPORAL DE LA LLUVIA SOBRE LA REGIÓN DURANTE EL AÑO ACTUAL

 

(2004-2005)

33

7. ESTIMACIÓN DE LOS RECURSOS HÍDRICOS EN CADA UNA DE LAS MICROCUENCAS SELECCIONADAS. DEMANDAS DE AGUA. PARÁMETROS QUE CARACTERIZAN SU DISTRIBUCIÓN

37

7.1

MICROCUENCA DE QUEBRADA SECA

39

  • 7.1.1 POBLACIÓN, COMUNIDADES PRINCIPALES

 

UBICADAS DENTRO DE MICROCUENCA, DEMANDA DE AGUA

39

  • 7.1.2 CARACTERÍSTICAS DE LOS SUELOS. CLASIFICACIÓN HIDROLÓGICA

40

  • 7.1.3 APORTES DE LA LLUVIA, PÉRDIDAS POR EVAPOTRANSPIRACIÓN Y AFORO DE LA CORRIENTE

42

7.1

4

DEMANDA Y DISPONIBILIDAD DE AGUA POTABLE

48

7.1.5

DEMANDA Y DISPONIBILIDAD DE LLUVIA PARA EL MAÍZ COMO CULTIVO

TRADICIONAL

50

  • 7.2 MICROCUENCA DE QUEBRADA EL HORNO

 

52

  • 7.2.1 POBLACIÓN, COMUNIDADES PRINCIPALES

 

UBICADAS DENTRO DE MICROCUENCA, DEMANDA DE AGUA

52

  • 7.2.2 CARACTERÍSTICAS DE LOS SUELOS. CLASIFICACIÓN HIDROLÓGICA

52

  • 7.2.3 APORTES DE LA LLUVIA, PÉRDIDAS POR EVAPOTRANSPIRACIÓN Y AFORO DE LA CORRIENTE

54

  • 7.2.4 DEMANDA Y DISPONIBILIDAD DE AGUA POTABLE

60

  • 7.2.5 DEMANDA Y DISPONIBILIDAD DE LLUVIA PARA EL MAÍZ COMO CULTIVO

 

TRADICIONAL

62

7.3

MICROCUENCA DE QUEBRADA LA FLORIDA

 

65

  • 7.3.1 POBLACIÓN, COMUNIDADES PRINCIPALES UBICADAS DENTRO DE MICROCUENCA, DEMANDA DE AGUA

65

Mambocaure-Informe de Recurso Hidráulicos-Junio 2005

Mambocaure-Informe de Recurso Hidráulicos-Junio 2005 7.3.2 C ARACTERÍSTICAS DE LOS S UELOS . C LASIFICACIÓN H
  • 7.3.2 CARACTERÍSTICAS DE LOS SUELOS. CLASIFICACIÓN HIDROLÓGICA

65

  • 7.6.4 DEMANDA Y DISPONIBILIDAD DE AGUA POTABLE

110

  • 7.3.3 APORTES DE LA LLUVIA, PÉRDIDAS POR EVAPOTRANSPIRACIÓN Y AFORO

67

67

  • 7.6.5 DEMANDA Y DISPONIBILIDAD DE LLUVIA PARA EL MAÍZ COMO CULTIVO

DE LA CORRIENTE

 

TRADICIONAL

112

  • 7.3.4 DEMANDA Y DISPONIBILIDAD DE AGUA POTABLE

72

 
  • 7.3.5 DEMANDA Y DISPONIBILIDAD DE LLUVIA

7.7

MICROCUENCA DEL RÍO TISCAGUA

115

PARA EL MAÍZ COMO CULTIVO

  • 7.7.1 POBLACIÓN, COMUNIDADES PRINCIPALES

 

TRADICIONAL

74

UBICADAS DENTRO DE MICROCUENCA, DEMANDA DE AGUA

115

7.4

MICROCUENCA DE QUEBRADA LAS PALMAS

  • 7.7.2 CARACTERÍSTICAS DE LOS SUELOS.

 

77

CLASIFICACIÓN HIDROLÓGICA

115

  • 7.4.1 COMUNIDADES UBICADAS DENTRO DE LA MICROCUENCA, POBLACIÓN, DEMANDA

  • 7.7.3 APORTES DE LA LLUVIA, PÉRDIDAS POR EVAPOTRANSPIRACIÓN Y AFORO DE LA

120

 

DE AGUA

77

CORRIENTE

  • 7.4.2 CARACTERÍSTICAS DE LOS SUELOS.

  • 7.7.4 DEMANDA Y DISPONIBILIDAD DE AGUA

125

 

CLASIFICACIÓN HIDROLÓGICA

77

POTABLE

  • 7.4.3 APORTES DE LA LLUVIA, PÉRDIDAS POR EVAPOTRANSPIRACIÓN Y AFORO DE LA

79

  • 7.7.5 DEMANDA Y DISPONIBILIDAD DE LLUVIA PARA EL MAÍZ COMO CULTIVO

CORRIENTE

 

TRADICIONAL

127

  • 7.4.4 DEMANDA Y DISPONIBILIDAD DE AGUA POTABLE

84

7.8

MICRO CUENCA DEL RSAN JUAN

130

  • 7.4.5 DEMANDA Y DISPONIBILIDAD DE LLUVIA PARA EL MAÍZ COMO CULTIVO

  • 7.8.1 POBLACIÓN, COMUNIDADES PRINCIPALES

 

TRADICIONAL

86

UBICADAS DENTRO DE MICROCUENCA, DEMANDA DE AGUA

130

 
  • 7.8.2 CARACTERÍSTICAS DE LOS SUELOS.

7.5

MICROCUENCA DEL RNAMASIGÜE

88

 

CLASIFICACIÓN HIDROLÓGICA

130

  • 7.5.1 COMUNIDADES UBICADAS DENTRO DE LA

  • 7.8.3 APORTES DE LA LLUVIA, PÉRDIDAS POR

133

 

MICROCUENCA, POBLACIÓN, DEMANDA DE AGUA

89

EVAPOTRANSPIRACIÓN Y AFORO DE LA CORRIENTE

  • 7.5.2 CARACTERÍSTICAS DE LOS SUELOS.

  • 7.8.4 DEMANDA Y DISPONIBILIDAD DE AGUA

137

 

CLASIFICACIÓN HIDROLÓGICA

89

POTABLE

  • 7.5.3 APORTES DE LA LLUVIA, PÉRDIDAS POR

92

  • 7.8.5 DEMANDA Y DISPONIBILIDAD DE LLUVIA

EVAPOTRANSPIRACIÓN Y AFORO DE LA CORRIENTE

 

PARA EL MAÍZ COMO CULTIVO TRADICIONAL

139

7.5

4

DEMANDA Y DISPONIBILIDAD DE AGUA POTABLE

95

7.9

MICROCUENCA DE LA QUEBRADA DE LOS

7.5.5

DEMANDA Y DISPONIBILIDAD DE LLUVIA

AMATES

143

PARA EL MAÍZ COMO CULTIVO

  • 7.9.1 POBLACIÓN, COMUNIDADES PRINCIPALES

TRADICIONAL

97

UBICADAS DENTRO DE MICROCUENCA, DEMANDA DE AGUA

143

7.6

MICROCUENCA DEL RÍO GUALE

100

  • 7.9.2 CARACTERÍSTICAS DE LOS SUELOS.

143

  • 7.6.1 COMUNIDADES UBICADAS DENTRO DE LA

CLASIFICACIÓN HIDROLÓGICA

 

MICROCUENCA, POBLACIÓN,

DEMANDA

  • 7.9.3 APORTES DE LA LLUVIA, PÉRDIDAS POR

147

DE AGUA

100

EVAPOTRANSPIRACIÓN Y AFORO DE LA

  • 7.6.2 CARACTERÍSTICAS DE LOS SUELOS.

100

CORRIENTE

CLASIFICACIÓN HIDROLÓGICA

  • 7.9.4 DEMANDA Y DISPONIBILIDAD DE AGUA

152

  • 7.6.3 APORTES DE LA LLUVIA, PÉRDIDAS POR

104

POTABLE

EVAPOTRANSPIRACIÓN Y AFORO DE LA CORRIENTE

Mambocaure-Informe de Recurso Hidráulicos-Junio 2005

Mambocaure-Informe de Recurso Hidráulicos-Junio 2005 7.9.5 D EMANDA Y D ISPONIBILIDAD DE L LUVIA PARA EL
  • 7.9.5 DEMANDA Y DISPONIBILIDAD DE LLUVIA PARA EL MAÍZ COMO CULTIVO

TRADICIONAL

154

8.- BIBLIOGRAFÍA

158

9.- ANEXOS

159

Mambocaure-Informe de Recurso Hidráulicos-Junio 2005

Mambocaure-Informe de Recurso Hidráulicos-Junio 2005 1. ANTECEDENTES La tierra, que da albergue a infinidad de formas

1. ANTECEDENTES

La tierra, que da albergue a infinidad de formas de vida dependientes del agua, desde las últimas décadas del siglo anterior, se ve enfrentada a una crisis patente por la carestía de este vital recurso, cuya solución no se avizora y, por el contrario, parece agravarse más por la falta de correctivos eficaces y adecuados del género humano, que también la habita. Si bien el liderazgo mundial, regional y local ha dado muestras de preocupación y consenso ante esta crisis de gestión, los pueblos liderados no ven una solución mediata y evidente al problema que vive a diario.

La verdadera desdicha

de

esta

crisis

la

constituye el efecto que causa sobre la vida

cotidiana de los pobres de la tierra, mismos

que habitan en ambientes degradados

y

de

mucho riesgo, desafiando el diario vivir

y

sufriendo el

peso de las enfermedades que

causa

la

carencia

o

la

contaminación

del

valioso líquido.

 

La crisis pesa, así mismo, sobre el entorno natural, que se ve afectado por talas inmisericordes, uso inadecuado y excesivo del suelo y, en la mayoría de los casos, pérdida del mismo, por un mal orientado uso de este otro recurso y la contaminación, tanto por citadinos como por la población rural con una conciencia, aparentemente, sin visión en las

consecuencias y el efecto que estas acciones acarrean sobre las futuras generaciones.

Aunque los conceptos de equidad y sustentabilidad son métodos con que actualmente se cuenta para hacerle frente a esta crisis, el problema fundamental es de actitud y comportamiento, dificultades éstas reconocibles y localizables, pero que, por la falta de liderazgo y de escasa conciencia sobre la magnitud del problema, no permiten que las mayorías, entre éstos los habitantes de los países en vías de desarrollo, tengan un acceso real y en forma permanente al vital líquido.

En Honduras, El Proyecto de Mitigación de Desastres Naturales, (PMDN), surgido con ocasión de las calamidades dejadas por el Huracán Mitch en octubre de 1998, en sus inicios, centró la preocupación de sus autoridades en la alta vulnerabilidad a que están expuestos muchos municipios del país, por causa de las inundaciones y los deslizamientos que se provocan durante la estación lluviosa. Afortunadamente, sus inquietudes también han sido orientadas a otras adversidades y sus esfuerzos ahora, buscan, además, evaluar los riesgos, orígenes y alcances que causa la irregularidad temporal de la lluvia en las regiones Centro-Oriental y Sur de Honduras, fenómeno, que en varias zonas de tales regiones, se manifiesta por una escasez de agua durante varios meses del año, situación que se agrava por el deterioro a que

Mambocaure-Informe de Recurso Hidráulicos-Junio 2005

Mambocaure-Informe de Recurso Hidráulicos-Junio 2005 han sido sometidas muchas de las micro cuencas en tales zonas,

han sido

sometidas

muchas

de

las

micro

cuencas

en tales

zonas, detrimento que se

traduce en las pérdidas de suelo por la

reducción de su cobertura

y

que

impide

la

regulación natural de las aguas de lluvia y el almacenamiento temporal que otrora sustentaban los caudales de la temporada seca en los arroyos tributarios.

a restauración paulatina de las superficies afectadas, definiendo planes de manejo en las diferentes microcuencas, buscando el restablecimiento del ciclo natural del agua, recurso primigenio para el desarrollo integral de los habitantes de las regiones citadas.

Tal conocimiento debe conducir

la

Así, se ha dado inicio a las investigaciones que conduzcan a la comprensión de la vulnerabilidad que ocasiona esta escasez en la Mancomunidad de Mambocaure en el Departamento de Choluteca, integrada por los Municipios de Duyure, San Marcos de Colón, Concepción de María, El Corpus, Namasigüe, El Triunfo, Santa Ana de Yusguare y Choluteca, en cuyos términos se seleccionaron ocho microcuencas que actualmente son sujetas de medición e investigación a fin de conocer la magnitud y temporalidad del recurso agua en los espacios citados. Este Informe resume los procedimientos y resultados llevados a cabo para la evaluación de tal recurso en su contexto superficial.

2. INTRODUCCIÓN

Sin reducir la responsabilidad que tienen los depredadores del bosque, el crecimiento poblacional y la vocación forestal de nuestros suelos juegan un papel importante en la escasez de agua que hoy vivimos aún en zonas tradicionalmente lluviosas; en tiempos de nuestros progenitores, el recurso disponible suplía con facilidad todas sus exigencias y, en esas épocas, la población no sentía necesidad de ejercer mayor presión sobre el bosque regulador; las generaciones siguientes, en mayor número, buscaron su sustento en áreas no agrícolas que cultivaron y luego abandonaron y ello junto a la explotación de la madera, cuya actividad se agudizó y se salió de control; terminaron por colapsar muchas superficies tributarias, que hoy en día, dentro de su irregularidad natural, siguen recibiendo los mismos volúmenes de lluvia de antaño que, generosamente, le suple el sistema hidrológico, pero que no logran perpetuarse por la pérdida de sus instrumentos reguladores básicos, entre ellos la vegetación y el suelo. Cada vez que el hombre se apodera de los recursos naturales en forma irracional, altera la naturaleza y modifica el ciclo del agua.

En la Región Sur de Honduras, de todos los riesgos naturales, la escasez de agua es el que proporciona más incertidumbre en la población, tanto por los elevados sacrificios que implica abastecerse del vital líquido, en zonas tanto urbanas como rurales, como por las pérdidas que manifiesta la producción en

las áreas

sin

tradición

de riego

y, muchas

veces, en aquellas que cuentan con tales

facilidades. El impacto económico que resulta de esta calamidad, cuando se compara con

otros riesgos, es semejante, pero tanto por su

periodicidad, como

por

su

cobertura, la

cantidad

de

personas

afectadas,

directa

e

indirectamente es mayor. Los impactos sociales y ambientales también son

Mambocaure-Informe de Recurso Hidráulicos-Junio 2005

Mambocaure-Informe de Recurso Hidráulicos-Junio 2005 significantes y en la mayoría de los casos resulta difícil conocer

significantes y en la mayoría de los casos resulta difícil conocer sus costos económicos.

Por su complejidad, la sequía es una de las anomalías ambientales más difíciles de evaluar, pues si bien se manifiesta por la escasez o carencia de la lluvia, en la Región Sur obedece mas a la irregularidad temporal con que la naturaleza abastece a ésta del vital recurso; en muchas zonas de esta región, su efecto también está ligado a la pérdida del almacenamiento natural de agua que antiguamente proveían los suelos, actualmente deforestados y degradados y que mantenía los caudales del estiaje, ahora efímeros o ausentes.

Imagen No. 1 Patrón Orográfico de la Porción Austral de la Región Sur de Honduras

Mambocaure-Informe de Recurso Hidráulicos-Junio 2005 significantes y en la mayoría de los casos resulta difícil conocer

3. CARACTERÍSTICAS FÍSICAS DE LA REGIÓN SUR

Honduras, aun con su relativa poca extensión, lo accidentado de su territorio, las amplias variaciones de altitud y su exposición a los sistemas de circulación del viento, aunado a su complicada geología, han conformado un medio geográfico variado que da lugar a una igualmente variada manifestación del clima y una amplia diversidad en las características de sus suelos, aun en extensiones relativamente pequeñas. En resumen, nuestro país es un conglomerado muy complejo de regiones con características de topografía, suelos y climas muy diversos. En tales condiciones, regionalizar geográficamente el país es tarea complicada. No obstante, para caracterizar el patrón de la lluvia, la fase inicial con que la naturaleza nos provee del recurso agua, hemos adoptado como Región Sur de Honduras la división según el esquema de regionalización que fuera planteado a mediados del siglo anterior con fines de desarrollo del país (1) 1 y en ésta, hemos tratado de caracterizar el patrón climático de la región mas austral de dicha división y estimar los aportes temporales de la lluvia.

  • 1 Los números en paréntesis indican la Bibliografía de apoyo listada al final de este Documento

Mambocaure-Informe de Recurso Hidráulicos-Junio 2005

Mambocaure-Informe de Recurso Hidráulicos-Junio 2005 3.1 Límites y Rasgos Geográficos 3.2 Descripción Climática Si seguimos la

3.1 Límites y Rasgos Geográficos

3.2 Descripción Climática

Si seguimos la división natural que nos ofrece el parte-aguas continental que divide las aguas territoriales hondureñas hacia ambos océanos, Atlántico y Pacifico, la Región Sur, está limitada, al Norte, Noreste y Noroeste por las diferentes cumbres de este macizo divisorio entre las cuales sobresalen las cordilleras de

No obstante que el clima en Honduras observa amplia variación por los cambios que manifiesta su topografía, desde el punto de vista de la aportación del recurso agua, resulta práctica la división del mismo en dos estaciones, una lluviosa y una seca. La

Montecillos, Dipilto y Guajiquiro que la

primera, la estación lluviosa,

da inicio en el

separan de las regiones Noroccidental, Nororiental y Suroccidental del país; al Este

mes de mayo y responde al avance que observa hacia las vecindades de nuestra

limita con la frontera de Nicaragua y al Oeste

latitud, la Zona Intertropical de Convergencia

el río Goascorán la separa de El Salvador; al Sur limita con el océano Pacifico. Este

de los Vientos Alisios (ITC) que, en términos promedio, oscila entre el Ecuador y los 5

territorio, así concebido, comprende las

grados

de latitud

Norte. De allí

que

el

año

cuencas hidrográficas de los ríos que

hidrológico comprende el lapso de mayo hasta

desembocan al Golfo de Fonseca, Choluteca,

abril.

Nacaome, Goascorán y Negro, cuyas superficies, unidas a las de las islas hondureñas en el Golfo, forman 5 sub- regiones. Las cuencas de las primeras dos se encuentran en territorio hondureño, mientras que las correspondientes a los ríos Goascorán y Negro se comparten con territorio salvadoreño y nicaragüense, respectivamente. Una pequeña área en las vecindades de San Marcos de Colón corresponde a la cabecera del río Coco, de la vertiente atlántica.

Posteriormente, también en términos promedio, desde mediados de julio a mediados de agosto, la Zona observa un retroceso causado por los sistemas anticiclónicos de viento que se vuelven semi-estacionarios en las vecindades de Las Bermudas y que se alargan hasta Centroamérica, desplazándola físicamente hacia el Sur y, ocasionando una merma de la lluvia que conocemos como la Canícula ..

Los espacios de las cuencas de los cuatro ríos antes mencionados, también pueden, convenientemente, dividirse en dos sectores, el primero de topografía escarpada, se encuentra en la parte alta de la cuenca fluvial y forma parte del macizo divisorio continental; el segundo está en el curso inferior de los ríos cerca de la costa y es plano o levemente ondulado y constituye la llanura costera del Sur.

Desde mediados de agosto hasta finales de octubre, la Región nuevamente observa la influencia de la Zona de Convergencia, ahora con más vigor y simultáneo con el efecto de las Ondas Tropicales, con mayor actividad durante el mes de septiembre, modificando la dirección predominante de los alisios que, en este mes, se vuelven del cuadrante Sur, alcanzando estos vientos hasta un 64% de ocurrencia.

En

el

presente

análisis,

como

se

expuso

El

período

seco,

que

se extiende desde

anteriormente, la Región se ha limitado desde

noviembre

hasta

abril,

coincide

con

el

el paralelo 13°55’48’’ (UTM NAD 27:

dominio de los anticiclones (parte del otoño,

1540000m. N) hacia

el

Sur,

tal

como

se

invierno

y

principio

de

la

primavera

del

muestra en la imagen No. 1.

 

hemisferio

Norte).

El

aire

seco

de

tal

Mambocaure-Informe de Recurso Hidráulicos-Junio 2005

Mambocaure-Informe de Recurso Hidráulicos-Junio 2005 circulación llega a la Región Sur desprovisto de humedad por haber

circulación llega a la Región Sur desprovisto de humedad por haber cruzado el país entero y muy seco. En este lapso, los valores de lluvia oscilan entre 0 y 1 milímetro; los alisios observan una dirección predominante del cuadrante Noreste, con un porcentaje de ocurrencia cercano a los 56%.

Durante los meses de enero y febrero, bajo el dominio de los anticiclones o las masas de aire

extra tropical,

en la Región, los valores de la

lluvia

llegan

a

ser

los más bajos de la

estación seca.

 

3.2.1

El Viento

 

De

esta

variable,

solo

se llevan registros

continuos en la Estación Sinóptica de Choluteca. En el período entre 1963 y 1998 los porcentajes de la dirección del viento fueron los siguientes:

Cuadro No. 01 Dirección del Viento en la Estación Choluteca

Dirección

Porcentaje

30°

33.62

50°

25.22

180°

2.74

360°

6.68

90°

5.39

270°

5.39

70°

2.59

250°

0.22

230°

0.43

Puede notarse que la dirección predominante de los vientos alisios del Noreste siempre presentan un porcentaje más alto.

Por su parte, la velocidad promedio del viento, en nudos, incluyendo todas las direcciones y del mismo período es el siguiente:

La velocidad promedio se incrementa durante la entrada de las masas de aire extra tropical al país, es decir, entre los meses de noviembre a

principios de marzo

y,

decrece

durante

el

calentamiento del Istmo y la llegada de la

Zona de Convergencia, entre mayo y principios de octubre.

La velocidad de las rachas, que es el viento que momentáneamente desciende de las nubes de tormenta o cumulonimbus, difiere de las velocidades promedio mensuales porque estas últimas pueden alcanzar valores cercanos a los 100 kilómetros por hora.

La dirección predominante del cuadrante Sur (180°) alcanza un mayor porcentaje en los meses de agosto y septiembre, de 47% a 64%, respectivamente.

  • 3.2.2 La Humedad Relativa

No existe suficiente información espacial de esta variable, a excepción de la registrada en la Estación Sinóptica de Choluteca y la que se observó hasta el año 2003 en la Estación La

Lujosa.

Cuadro No. 03 Humedad Relativa en la Estación La Lujosa

Ene

83.6

Feb

80.8

Mar

82.8

Abr

82.8

May

83.1

Jun

85.1

Jul

83.1

Ago

83.1

Sep

85.4

Oct

84.4

Nov

82.4

Dic

81.9

Anual

83.2

8

Mambocaure-Informe de Recurso Hidráulicos-Junio 2005

Mambocaure-Informe de Recurso Hidráulicos-Junio 2005 A continuación la información registradla a en la Estación de La

A continuación la información registradla a en

la Estación de La Lujosa, del lapso 1983 -

2003.

debido al efecto de compresión adiabática.

  • 3.2.3 La Temperatura

El registro de la humedad relativa llevada a cabo en la Estación de Los Encuentros (en las vecindades de la comunidad de Orocuina) sólo cubre el lapso de 1985 hasta abril de 1991 y, por lo tanto, es muy poca su representatividad. Sin embargo, se incluyen sus valores porcentuales promedio:

Cuadro No. 04 Humedad Relativa Promedio en la Estación Los Encuentros (1985-1991)

Los

registros

históricos

de

temperatura

disponibles son los observados en las Estaciones Sinópticas de Choluteca y Amapala, presentados en los Cuadros Nos. 05 y No. 06, respectivamente.

  • 3.2.4 Tormentas Tropicales y Huracanes

Con excepción de la Tormenta Tropical Gert

en septiembre de 1993 y la influencia indirecta

 

Ene

49

del Huracán Fifí en Septiembre de 1974, sólo

 

Feb

49

el Mitch, ya en forma de tormenta tropical,

Mar

49

dentro del territorio, elevó las cantidades de

Cuadro No. 02

 

Abr

52

precipitación en octubre de 1998. Los caudales

May

64

de avenida y los deslizamientos, provocados

(nudos)

Jun

69

por las torrenciales lluvias, azolvaron los

Ene

8.9

Jul

63

cauces, y destruyeron vidas, viviendas y

Feb

8.1

Ago

67

cultivos en muchas comunidades.

 

Mar

6.6

Sep

73

Abr

5.6

Oct

69

3.3 Aportes de la Lluvia

 

May

4.4

Nov

61

Jun

4.3

 

Dic

54

 

Tierra adentro, en el

ciclo

del

agua, la

 

precipitación es la fase que abastece del vital

Jul

5.7

 

Anual

60

recurso y, dependiendo de las carcaterísticas

Ago

5.3

 

del

suelo

 

que

la

recibe, la escorrentía

Sep

4.0

Estos

 
 

resultante

sigue

trayectorias

diversas;

 

su

Oct

4.1

 

promedios

 

espesor

y

 

textura,

serán

condiciones

que

Nov

6.0

resultan

altos

 

un

almacenamiento

natural

en

el

Dic

8.2

en comparación

aseguren mismo y la garantía de la permanencia de las

 

Anual

5.9

con

aquellos

aguas

en

los

arroyos

y

corrientes

que

lo

registr

Cuadro No. 05

 

ados

Temperatura Promedio en grados Celsius

en

Ene

Feb

Mar

Abr

May

Jun

Jul

Ago

Sep

Oct

Nov

Dic

Anual

Nacao

Max.

34.6

35.7

36.9

36.9

34.9

32.7

33.9

33.9

32.4

32.3

33.3

34.2

34.4

me,

Min.

23.1

23.2

23.5

24.5

24.1

23.3

23.8

23.6

22.9

22.9

22.8

22.9

23.1

donde

Med.

28.6

29.2

30.2

30.5

29.2

27.8

28.5

28.3

27.3

27.4

28.0

28.5

28.6

 

surcan.

el viento desciende bruscamente y logra calentarse más

Velocidad del Viento en la Estación Choluteca

Cuadro No. 06 Temperatura Promedio en grados Celsius

Ene

Feb

Mar

Abr

May

Jun

Jul

Ago

Sep

Oct

Nov

Dic

Anual

Max.

33.6

34.2

34.7

34.7

33.6

32.5

33.6

33.3

32.1

32.1

32.7

33.4

33.4

Min.

23.5

23.7

24.6

25.7

25.1

24.2

24.8

24.4

23.8

23.6

23.5

23.3

24.2

9

Med.

30.2

30.5

29.2

27.8

28.5

28.3

27.3

27.4

28.0

28.5

28.6

28.5

28.6

Mambocaure-Informe de Recurso Hidráulicos-Junio 2005

Mambocaure-Informe de Recurso Hidráulicos-Junio 2005 En la Región, los suelos se agrupan en zonas que muestran

En la Región, los suelos se agrupan en zonas que muestran diversas condiciones texturales y profundidades distintas asociadas a los procesos de erosión y arrastre, principalmente por el proceso de escorrentía. Sin embargo, según los muestreos practicados en las microcuencas piloto, objeto de este estudio, las profundidades del suelo no resultan ser tan someras.

La distribución espacial de la lluvia, obedeciendo los patrones de circulación del viento y el efecto orográfico, provoca que algunas áreas reciban mayor pluviosidad que otras pero, en toda la zona de estudio, durante nuestras investigaciones de campo, las lluvias se ausentaron después del mes de noviembre, confirmando los registros históricos de la Red.

Cuadro No. 07 Porcentaje que Representa la Lluvia en Período Seco con Respecto a la Lluvia Total Anual

Estación

% que representa la lluvia en período seco del total anual

Alianza

5.7

Caridad

5.7

Choluteca

7.6

Goascorán

6.5

Güinope

11.1

La Libertad

6.8

Liure

9.5

Maraita

10.1

Marcovia

7.5

Namasigüe

6.6

Nueva Armenia

7.6

Reitoca

7.8

 

8.0

Sabanagrande San Antonio de Flores

10.2

San Lorenzo

4.3

San Lucas

10.2

San Marcos de Colón

12.6

Tapatoca

5.9

Texiguat

8.1

En la Ciudad de Choluteca, durante el período seco del año, noviembre-abril, en términos promedio, la lluvia representa sólo el 7.6 % de la aportación anual. En el Cuadro No. 7 se

proporciona los valores que corresponden al resto de las estaciones.

3.3.1 Inventario de las Estaciones de Registro Pluvial. Longitud de sus Series

En Honduras, desde mediados

del

siglo

anterior, las autoridades de la Secretaría de Recursos Naturales (ahora de Recursos Naturales y Ambiente, SERNA), tuvieron el acierto de organizar el Servicio Nacional de Hidrología y Climatología y responsabilizarlo con la tarea de construir y operar la red nacional de observación climática e hidrométrica del país, instalando, para ello, en el ámbito de nuestra geografía, un sin número de puestos para la observación y medición de la lluvia y otras variables del clima y los niveles de las principales corrientes superficiales de nuestra hidrografía.

Posteriormente, tanto el Servicio Meteorológico Nacional como el Proyecto de Catastro Nacional, reforzaron mas la red con la

instalación de nuevas estaciones.

Los registros de precipitación son una

herramienta valiosa para la estimación y

planeación de los recursos de agua

superficiales, puesto que constituyen su fase

previa; de manera semejante, lo son para el

diseño de las estructuras de aprovechamiento y

control de las mismas. Una mayor longitud de

las series permite conocer el comportamiento

temporal de esta fase del sistema de las aguas

y estimar, con mayor confiabilidad, el período

de retorno de un evento específico, es decir la

frecuencia con que determinado valor extremo

o la longitud de su ausencia, como variable

pudiera presentarse en el futuro.

En la Región, en principio, se dispone de un aceptable número de estaciones pluviales con registros diarios, mensuales y anuales pero de longitud diferente. Muy pocas poseen

registradores

gráficos

que

facilita

la

Mambocaure-Informe de Recurso Hidráulicos-Junio 2005

Mambocaure-Informe de Recurso Hidráulicos-Junio 2005 estimación duración. de la lluvia en lapsos de corta El Gráfico

estimación

duración.

de la lluvia en lapsos de corta

El Gráfico siguiente muestra la situación temporal de las serie anuales citadas; puede apreciarse que muchas de las series históricas adolecen de datos, es decir, no ofrecen una continuidad en sus registros. Al respecto, si es valedera la importancia, como antes se cita, es recomendable dar debida atención a la toma de registros, tanto por parte de las autoridades, como por los observadores, quienes deben ser mejor instruidos en su labor. Así mismo, es necesario reforzar los presupuestos respectivos a fin de garantizar la continuidad de las observaciones, la calidad de las mismas y la ampliación de su cobertura espacial. Es necesario también que las comunidades sepan el porqué y los beneficios de tales instalaciones.

También se observa en el Gráfico, que los puestos con mayor longitud de registros en la Región lo constituyen las Estaciones:

Choluteca, ubicada ahora

en

la

nueva

aeropista local, (pero inicialmente situada en el

antiguo aeropuerto de la ciudad y,

posteriormente, a

orillas

del

río

Sampile,

salida

hacia

la

comunidad

de

Namasigüe),

Amapala, ubicada en

la ciudad

del

mismo

nombre,

y

Sabanagrande,

ubicada

unos

7

kilómetros al Norte de esta comunidad.

Todas éstas bajo la operación del Servicio Meteorológico Nacional de la Dirección de Aeronáutica Civil de la Secretaria de Obras Publicas, Transporte y Vivienda.

Mambocaure-Informe de Recurso Hidráulicos-Junio 2005

Mambocaure-Informe de Recurso Hidráulicos-Junio 2005 Gráfico No. 01 Longitud de los Registros Pluviales en la Región

Gráfico No. 01 Longitud de los Registros Pluviales en la Región Sur de Honduras

  • 23 Montelibano Santa Rosa

1943-44 2 Sabanagrande 12 Maraita 11 Liure 10 Nueva Armenia 9 La Libertad, FM 8 San
1943-44 2 Sabanagrande 12 Maraita 11 Liure 10 Nueva Armenia 9 La Libertad, FM 8 San
1943-44 2 Sabanagrande 12 Maraita 11 Liure 10 Nueva Armenia 9 La Libertad, FM 8 San
1943-44
2 Sabanagrande
12 Maraita
11 Liure
10 Nueva Armenia
9 La Libertad, FM
8 San Marcos de Colón
7 Namasigue
6 Marcovia
5 Caridad
4 Alianza
3 Choluteca
13 San Lucas
1 Guinope
Nombre de Estación
No.
19 Tapatoca
22 Coray
21 La ng ue
20 San Isidro
18 Reitoca
17 Goascorán
16 San Lorenzo
15 Texiguat
14 San Antonio de Flores
1943-44 2 Sabanagrande 12 Maraita 11 Liure 10 Nueva Armenia 9 La Libertad, FM 8 San
1962-63 1964-65 1965-66 1945-46 1951-52 1950-51 1949-50 1948-49 1947-48 1961-62 1966-67 1969-70 1970-71 1971-72 1963-64 1967-68
1962-63
1964-65
1965-66
1945-46
1951-52
1950-51
1949-50
1948-49
1947-48
1961-62
1966-67
1969-70
1970-71
1971-72
1963-64
1967-68
1952-53
1944-45
1946-47
1968-69
1953-54
1954-55
1955-56
1956-57
1957-58
1958-59
1959-60
1960-61
  • 24 El Triunfo

  • 32 La Lujosa

  • 31 Pespire

  • 30 Los Encuentros

  • 29 Yusguare

  • 28 El Corpus

  • 27 Amapala

  • 26 Oropolí

  • 25 El Cedrito

El Guayabo 34 La Florida, Oropolí 33 San Bernardo
El Guayabo 34 La Florida, Oropolí 33 San Bernardo
El Guayabo 34 La Florida, Oropolí 33 San Bernardo
El Guayabo 34 La Florida, Oropolí 33 San Bernardo
El Guayabo 34 La Florida, Oropolí 33 San Bernardo
El Guayabo 34 La Florida, Oropolí 33 San Bernardo
El Guayabo 34 La Florida, Oropolí 33 San Bernardo
El Guayabo 34 La Florida, Oropolí 33 San Bernardo
El Guayabo 34 La Florida, Oropolí 33 San Bernardo
El Guayabo 34 La Florida, Oropolí 33 San Bernardo
El Guayabo 34 La Florida, Oropolí 33 San Bernardo
El Guayabo 34 La Florida, Oropolí 33 San Bernardo
El Guayabo 34 La Florida, Oropolí 33 San Bernardo
El Guayabo 34 La Florida, Oropolí 33 San Bernardo
El Guayabo 34 La Florida, Oropolí 33 San Bernardo
El Guayabo 34 La Florida, Oropolí 33 San Bernardo
El Guayabo 34 La Florida, Oropolí 33 San Bernardo

El Guayabo

  • 34 La Florida, Oropolí

  • 33 San Bernardo

El Guayabo 34 La Florida, Oropolí 33 San Bernardo
El Guayabo 34 La Florida, Oropolí 33 San Bernardo
El Guayabo 34 La Florida, Oropolí 33 San Bernardo
El Guayabo 34 La Florida, Oropolí 33 San Bernardo
El Guayabo 34 La Florida, Oropolí 33 San Bernardo
El Guayabo 34 La Florida, Oropolí 33 San Bernardo
El Guayabo 34 La Florida, Oropolí 33 San Bernardo
El Guayabo 34 La Florida, Oropolí 33 San Bernardo
El Guayabo 34 La Florida, Oropolí 33 San Bernardo
 

1

1

 

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

 

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

 

1

1

1

1

1

 

1

1

 

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

 

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

 

1

1

1

1

1

1

1

1

1

 

1

   
1
1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

 

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

 

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

 

1

1

 

1

1

1

1

1

1

1

1

     

1

1

1

 

1

1

1

1

1

1

1

   

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

     
 

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

 

1

1

1

1972-73

1973-74

1974-75

1975-76

1976-77

1977-78

1978-79

1979-80

1980-81

1981-82

1982-83

1983-84

1984-85

1985-86

1986-87

1987-88

1988-89

1989-90

1990-91

1991-92

1992-93

1993-94

1994-95

1995-96

1996-97

1997-98

1998-99

1999-00

2000-01

2001-02

2002-03

2003-04

 

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

   

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

 

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1
   
28 27 31 29 30 34 35 33 32 5 10 11 16 15 17 7
 
28 27 31 29 30 34 35 33 32
28
27
31
29
30
34
35
33
32
28 27 31 29 30 34 35 33 32 5 10 11 16 15 17 7
5 10 11 16 15 17 7 9 8 4 6 14 3 1 2 No.
5
10
11
16
15
17
7
9
8
4
6
14
3
1
2
No.
22
24
23
19
18
21
20
26
25
13
12
 

1

1

1
1
1 1 1 1 1 1 1
1
1
1 1
1
1
1
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1
1
1
1
1
1
1
1
1
1
1
1
1
1
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1
1
1
1
1
1
1
1
1
1 1
1
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

 

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

 

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1

35

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

 

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1