Está en la página 1de 345
El manual Steve Santagati El manual Traducci6n de Mercé Diago y Abel Debritto VERGARA cauro eA Barcelona « Bogotd « Buenos Aires « Caracas « Madrid « México D.F. « Montevideo « Quito + Santiago de Chile Traduccién: Merc Diago y Abel Debritto © 2007 by Steve Santagati © Ediciones B, S. A., 2008 para el sello Javier Vergara Editor Bailén, 84 - 08009 Barcelona (Espafia) wuredicionesb.comar Publicado por acuerdo con Crown Publishers, un sello de Random House, Inc. Impreso en Argentina - Printed in Argentine ISBN: 978-84-666-3734-3 Depésito legal: B. 23-2008 Supervisi6n de Producciéa: Carolina Di Bella Impreso por Printing Books, Mario Bravo 835, ‘Avellaneda, Buenos Aires, en el mes de marzo de 2008. ‘Todos los derechos reservados. Bajo las sanciones establ en las leyes, queda rigurosamente probibida, sin autorizacién escrita de los ritulares del coppright, la teproduccién total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografta y el tratamiento informdtico, asf como la distribucién de ejemplares mediante alquiler 0 préstamo publicos. Este libro est4 dedicado a todas las mujeres que han coque- teado conmigo, se han acostado conmigo, me han abofeteado, me han vencido con mis propias armas, me han roto el cora- z6n o el ego, me han ensefiado cémo se hacen y cémo no se hacen las cosas; a todas las mujeres que me han comprendido y que, a pesar de ser como soy, me han perdonado, plantado, amado, cuidado, apreciado o torturado. Este libro est dedi- cado a todas y cada una de las curvas del cuerpo femenino, a cada mechén de pelo y cada sonrisita de picardfa; a todas las manos suaves, prendas de lencerfa, acentos extranjeros, gritos de rabia, sensibilidades fragiles, besos maravillosos y abrazos cAlidos; a todo tipo de cuerpos y a todo aquello que convierte alas mujeres en las criaturas mas hermosas que se pueden con- templar y de cuya compajiia se puede gozar en este planeta. iNDICE Introduccions eee eae ene 13 PRIMERA PARTE EL CORAZON DEL CHICO MALO 1. ¢Quién es un chico malo? .. 19 2. Lo que él noes 23 3. El mito del buen chico ..........000.0ceeee eee 26 4. ¢Te gustan los chicos malos? Test .. 30 5. Los chicos malos hacen aflorar lo mejor de las mMUjerestt ities eon enue eerie 35 6, Elalimento dela bestia .......... cs eceeeeeeee 39 SEGUNDA PARTE EL INTERIOR DE LA MENTE MASCULINA: COMO TE VE 7. Vestirse para la galeria .. 45 8. El resto del armario .. 47 9. Trucos de carnaval ... 53 10. La clave esté en el trasero 56 11. 12. 13. 14, 15. 16. 17. 18. 19. 20. 21. 22. 23. 24. 25. 26. 27. 28. 29. 30. 31. 32. 33. 34. El escote y otros motivos para llevar bien una blusa 60 Levanta una pierna 65 Maduillaje, el justo 68 El toque masculino .......... 72 Cuando la cosa se pone peliaguda 75 Ponte en forma de todas formas .. 77 81 El porqué del porno 85 Conffaenti........e. cee e eee ee 90 De tarjeta de visita a bombén .... 93 La belleza y el cerebro 99 TERCERA PARTE LA CAZA: LOS CHICOS QUE RONDAN POR AHI Alabordaje ......cccceecceseeneeeereeeereer Lo que yo digo para entablar contacto 7 Abierto las 24 horas todos los dias delasemana.. 118 Practica el flirteo ..... En lacajadel siper .... Bicicleta estatica para dos Puedes hacerlo y yo puedo ayudarte ... Lanzate ala piscina (y al mary al rfo) . Movida nocturna ... eAmor en el ciberespacio? .. De caza con un improvisador .... CUARTA PARTE CHICO CONOCE A CHICA Relacién con las horas contadas .. 165 La anticita 169 35. 36. 37. 38. 39, 40. 41. 42, 43. 44, 45, 46. 47. 48, 49, 50. 51. 52. 53. 54, 55. 56. 57. 58. 59. 60. E] lugar adecuado en el momento adecuado ..... Juegos mentales Tresenraya ....... Los mensajes de «sexto» Decisién complicada .. Traviesas por naturaleza PrOVOCaretateittcaee enieiititereesine ters eeiraee ers : Segunda base . RESistete fess reais ieeisiiuie eri oe UistreEaE Combustién espontdnea . Preparar el terreno .......... 2220 e cece eee eeee Golpes bajos Winds nepras tice ctia ee eetecee eee eee Susie Subastatecdintce siitine setae aee QUINTA PARTE EL APAREAMIENTO Al principio del juego Basta, en nombre del amor ..............0000- El mejor amigo de la mujer . Entrega ............. Mano dura . jEn guardia! .... No te apegues demasiado ............4 ¢Por qué no queremos abrazarlas en la cama? Besuquearse ............. Afecto eficaz ... La palabra que asusta . Amor es una palabrota Salvese quien pueda .. 253 256 259 263 268 270 274 278 284 287 294 300 61. 62. 63. 64. 65. 66. 67. 68. 69. 70. 71. Preguntas y respuestas concretas . Epflogo Se acabé el juego Oh, oh {SOS! SOS! . Llamar para tener sexo y nada mis . Técnicas de supervivencia RecuperaciOn ...........00000005 Seana 321 Pasarlo bien ... Manualidades .. Mantenerse activos Autonomia Cazar por cazar . Domesticar a la bestia SEXTA PARTE PREGUNTAS Y RESPUESTAS Agradecimientos .........00seeeeeseeeeeeeeeeeee 357 INTRODUCCION Las paginas que vas a leer a continuacién explican todo lo que necesitas saber para salir con hombres y relacionarte con ellos sin problemas. Voy a explicarte cémo piensan, conquis- tan y se emparejan los hombres para que lidiar con ellos te re- sulte tan facil como cambiar un fusible: se tira el viejo, se con- sigue uno nuevo, se mete y se le da... a la corriente. Soy un chico malo que ha decidido sincerarse. Revelaré todo lo que los chicos malos ocultan desde hace mucho tiempo: nuestros secretos para conquistar. Hace diez afios no lo habria contado ni por asomo, porque la primera regla de los chicos malos es, precisamente, no confesar nunca que eres uno de ellos. Nos amparamos en nuestro encanto y carisma, al tiempo que aplicamos con astucia todos nues- tros conocimientos de la mente femenina. Pero después de casi tres décadas de experiencia, estoy dispuesto a compar- tir los secretos de nuestro oficio. Voy a confesarlo todo a fin de ensefiarte lo que necesitas saber para descifrar la clave del comportamiento masculino en las relaciones. En apenas unas horas dejards de preguntarte qué est pensando él y llevards ventaja en el juego de las citas de una vez por todas. Resulta que si es posible convertir a tu hombre —13— EL MANUAL en un novio comprometido y carifioso, 0 en tu esposo, pero antes tienes que cambiar tus ideas preconcebidas acerca de la dindmica hombre-mujer. De todos modos, gpor qué yo? Qué me convierte en una autoridad en la materia? Pues lo que me diferencia de los de- més es la capacidad de exponer esta informacién en un lengua- je comprensible que permite sacarle provecho. Parece senci- Ilo pero no lo es. La préxima vez que veas un especial sobre parejas en la televisién o leas un libro de autoayuda, plantéate si realmente puedes llevar a la practica lo que dice el «exper- to» una noche cualquiera de tu vida diaria. Probablemente no. Pero esta obra no es un libro cualquiera de asesoramiento so- bre relaciones; jes E! Manual! Si los reproductores de DVD vienen con instrucciones, gno crees que vale la pena leer un manual sobre cémo funcionan los hombres? Tal vez te preguntes qué me capacita para poner a tu dis- posicién informacién tan valiosa. Pues bien, mi vida est4 marcada por las influencias femeninas: para empezar, me crié en una casa llena de mujeres; he convivido con un montén de compaiieras de piso y, por supuesto, he salido con una o dos mujeres (o doscientas). Siempre he explicado a mis amigas qué es lo que quieren los hombres, sin rodeos. Algunas me miraban como un perrito que ha ofdo un sonido extrafio, pues no acababan de entender lo que les decia. Caf en la cuen- ta de que nadie les habia contado la verdad pura y duraen un lenguaje inteligible para ellas. Los hombres y las mujeres hablan idiomas distintos. Considérame no sdlo tu conseje- ro, sino también tu traductor. Ahora bien, si te inspiran mas confianza los libros escritos por psicélogos, no temas: un alumno de doctorado estudia en- tre cuatro y seis afios. Yo hace més de veinticinco afios que «es- tudio» el arte de seducir a las mujeres. Tengo el equivalente a cuatro doctorados en la materia. Ademds, seamos realistas: no —4— Introduccién hay nada mejor que ser espabilado y la experiencia que te da la vida. jNada! Ni siquiera hace falta que te gusten los chicos malos para aprender de este libro. Basta con que te gusten los hombres. Comprender a un chico malo —lo mejor de lo peor— es un excelente primer paso para comprender a los hombres. Todos presentamos similitudes; lo mas probable es que el hombre al que le has echado el ojo, ya sea banquero o panadero, tenga algo de chico malo en el fondo. Ademés, el buen chico en el que te has fijado quiz4 no sea tan bueno después de todo. Por- que, cuanto més malos somos, menos obvio les resulta a las mujeres. Cuando empecé a trabajar en este libro, me encontré con ex novias que me soltaron entre risas: «jPero si ti no eres un chico malo!» jMisién cumplida! Los verdaderos chicos malos son lobos con piel de cordero. Hay que andarse con cuidado, sefioras mias: el hecho de que no vaya tatuado de pies a cabeza no significa que no sea malo. Todo esto nos lleva a una pregunta: «{Cémo puede cam- biar mi vida este libro?» De dos maneras: 1. El noventa por ciento de los supuestos expertos en pa- rejas de la tele o las revistas no hacen més que aplicar tiri- tas a las heridas de las relaciones. No ensefian a las mujeres ainterpretar bien a los hombres para entablar relaciones sa- ludables y apasionadas. Si sabes escuchar, un hombre te contaré todo lo que necesitas saber sobre lo que siente por ti, lo que esta haciendo y sus planes futuros. Yo te ensefia- ré a descifrar las sefiales. 2. Las mujeres que realmente comprenden a los hombres sa- ben ganarles en su propio terreno y toman un.atajo para lle- gar a relaciones felices. Todas las mujeres tienen la capacidad de comprender el comportamiento de los chicos malos y sa- car provecho de estos conocimientos en una relacién. Te en- —15— EL MANUAL sefiaré a hacerlo, Es una cuestin de capacitacién mental que te permitird tener la sartén por el mango y cambiaré tu forma de vivir y de amar. El cortejo es como un baile: el hombre «lleva» a la mujer, y la mujer se deja llevar. Pero un momento: eso es un asco porque en su mayoria los hombres sélo parecen interesados en «llevarte» ala cama y dejar de bailar antes de que acabe la can- cién, en mas de un sentido. Por el contrario, las mujeres proac- tivas dan unos cuantos pisotones cuando hace falta y prolon- gan el baile durante afios. Este libro ayudaré alas mujeres a ser proactivas revelandoles la verdad y proporcionandoles el co- nocimiento —el poder— para encaminar una relacién en la - direccién que deseen. Este libro tiene un propésito diferente del de los libros de autoayuda sobre relaciones que circulan por ahi: el de hacerte comprender que lo importante es que te formes una idea nue- vay clara sobre el funcionamiento de las parejas que te infun- da seguridad en ti misma; que caigas en la cuenta de que for- mar una pareja no significa simplemente seducir a alguien o manipularlo. Es algo que debes estudiar, asimilar bien y gra- bartelo en la cabeza. Es algo que debe formar parte de ti, algo alo que recurriras mas adelante cuando aproveches todas las oportunidades, asumas el mando y te presentes ante los hom- bres de igual a igual siempre que te sea posible. Algunos capitulos te resultardn dificiles de tragar, pero ten por seguro que en ellos digo la verdad sobre los hombres y las relaciones, y que la informacién te ser util. Te garantizo que si lees este libro y lo pones en practica con todos los hombres que te parezcan perfectos, los cambios que experimentards en tus relaciones te dejaran aténita. — 16 — PRIMERA PARTE EL CORAZON DEL CHICO MALO La primera condicién para disfrutar de tu hombre es entender claramente con quién estas lidiando. En esta primera parte, repa- saremos las caracteristicas de los chicos malos, por qué son como son, y aprenderemos cémo echarle el ojo antes de que él te lo eche ati. También te demostraré que la «maldad» es la nueva bondad, te explicaré como desenmascarar a los falsos chicos malos y te en- sefiaré a distinguir con qué tipo de hombre te enfrentas en el te- rreno de juego. ZQUIEN ES UN CHICO MALO? Reconécelo, ati te gusta salir con chicos malos. A pesar de los consejos de tu madre, somos los mejores novios. Somos divertidos, nos encantan las mujeres y sabemos cémo ponerte acien. A ver si me explico. Chico malo. m. Tipo encantador, divertido, sexy y muy seguro de si mismo, que se mantiene en forma y es fabuloso en Ja cama (como he dicho, es muy seguro de si mismo). Desacomplejadamente viril, le encantan las muje- res, tiene muchas amigas y no alardea de sus conquistas. Con respecto a su vida amorosa, siempre se sale con la suya, con un guifio y una sonrisa como coartadas. Rehiye los compromisos por decisién propia, no por miedo. Y lo més importante es que portarse mal le sienta de maravilla. Sin embargo, te estarfa dorando la pildora con esta de- finicién si no expusiese también la parte «negativa». El chico es malo porque te tiene fichada, sabe c6mo manipu- larte y dejar victimas femeninas a su paso no le quita el sue- fio en absoluto. A veces no te ve como a una persona sino como un reto o un caso digno de estudio. Para muchos chicos malos, la caza es mds importante que la captura. ¢La —19— EL MANUAL consecuencia? Te parte el coraz6n, pasa de tu necesidad de desenlace satisfactorio, centra su atencién en su prdéxima «presa» y a ti sdlo te recuerda como una experiencia mas. Si esto no es negativo, ya me contars. Ejemplos: entre los grandes chicos malos de Hollywood se encuentran Colin Farrell, George Clooney, Jack Nichol- son, Johnny Knoxville, Jude Law, Snoop Dogg, Warren Beatty, Vince Vaughn y (sf, en serio) John Mayer. (Los gui- tarristas sensibles son geniales, nunca se los ve venir.) Lo que quiero decir es que hay muchos tipos de chicos malos. Antes pensaba que los chicos malos siempre eran tipos duros, pero me equivocaba; a menudo son hombres campe- chanos, ejecutivos o los tipicos vecinos de al lado. Cuando un chico malo entra en un lugar, no pasa inadver- tido: su seguridad y sus éxitos pasados con las mujeres se re- flejan en su expresi6n resuelta, sus andares lentos y decididos y las miradas de rabia que le dedican otros hombres. Mientras tanto, las mujeres de la sala se yerguen como jirafas frente a un Arbol. Automaticamente se convierte en el rey del lugar y no siente la necesidad de justificarse. Se limita a ser él mismo. Dedicacion a la causa Los chicos malos estudian a las mujeres con la misma pa- sién y dedicacién que los galardonados con un Nobel investi- gan. Los chicos malos reciben recompensas igual de impresio- nantes..., aunque no en forma de medallas y distinciones. Reciben algo mejor, algo que desean todos los hombres del planeta: la capacidad innegable de seducir a las mujeres sdlo por ser como son. Las mujeres se sienten atrafdas no por su posicién social, cuenta bancaria o intelecto; ellos las cautivan arog Le 3 Quién es un chico malo? basandose estrictamente en su manera de ser. (¢Por qué? Tra- taremos ese tema en el apartado siguiente «Por qué es inevi- table que os gustemos».) Para un hombre no existe mayor in- yeccién de autoestima que conseguir que a una mujer le flaqueen las piernas por el efecto que él provoca en ella. Es nuestro deseo més primitivo. Casi todos los chicos malos lo son de nacimiento 0 por el entorno en que se criaron. Algunas veces, unos pocos afortu- nados descubren por casualidad que portarse mal te ayuda a tener éxito con el sexo opuesto, después de haberse pasado la vida intentando comprender a las mujeres. De todos modos, no dejamos piedra sin mover con respecto alas mujeres. Que- remos saberlo todo, desde por qué os ponéis tensas durante el periodo premenstrual hasta por qué disfrutdis del sexo, asi como qué os hace reir, cules son vuestras flaquezas, cémo subiros o bajaros la moral y qué os hace felices. Por qué es inevitable que os gustemos Se han llevado a cabo estudios de todo tipo sobre por qué las mujeres se sienten atraidas por el elemento «perverso» en los hombres. Para los chicos malos como yo, todo eso no es mas que chachara cientifica. Sin embargo, me he tomado la molestia de examinar las investigaciones sociolégicas y antro- poldgicas sobre el tema, y todo se reduce a lo siguiente: el de- seo de reproducirnos est profundamente arraigado en nues- tra especie. Junto con ese deseo, tenemos caracteristicas bioldgicas que nos llevan a querer escoger a la pareja adecua- da. Para tener mds posibilidades de reproducirse, las mujeres deben elegir slo a los machos alfa més fuertes, y los hombres, atraer a muchas hembras. Es algo que vemos constantemente en la naturaleza. —21— EL MANUAL Pero los humanos han alcanzado un nivel de civilizaci6n que no admira el lado masculino de esa ecuacién. La poliga- mia desaparecié junto con el corsé, de ahi que las relaciones amorosas se hayan convertido en un enigma. ¢Conclusién? Te gusto, quieres gustarme y que sdlo salga contigo. Pero no pue- des hacer nada para evitar que vuele de flor en flor. :O si? Sigue leyendo, porque aunque creas que no te gustan los chicos malos empedernidos, todas las mujeres necesitan un hombre que sepa c6mo mantener la llama de Ia pasidn. Las paginas siguientes te ayudardn a evitar que ese fuego se apa- gue... o se descontrole. —2— 2 LO QUE EL NO ES Con frecuencia oigo la palabra «mujeriego» para describir alos hombres que van a la caza de muchas mujeres. Es correc- to. Pero estoy aqui para echar por tierra la creencia de que los mujeriegos y los chicos malos son lo mismo. Este cuadro com- parativo habla por si mismo: —23— EL MANUAL En pocas palabras, un mujeriego ve a las mujeres como meras conquistas. En realidad no le gustan ni se molesta en in- tentar comprenderlas. Los mujeriegos prefieren emborrachar auna mujer y aprovecharse de ella. No les importan los medios utilizados para seducirlas, siempre y cuando consigan llevar- selasa la cama. Vena las mujeres como una especie de deporte. Los mujeriegos en su mayorfa son hombres ricos que se apro- vechan de mujeres cazafortunas, chicas borrachas o mujeres desprevenidas. Pero también hay mujeriegos perdedores que estan desocupados; si algo les sobra es tiempo. ¢ Quieres saber qué rasgos delatan a un mujeriego para evitarlo? Toma nota: Cémo reconocer a un mujeriego ¢ Tiene mas amigos que amigas. © Quiz tenga dinero y objetos ostentosos: relojes, coches y ropa. © Siempre habla de la gente famosa que conoce. ¢ Hace promesas que nunca cumple. ¢ Empieza a tocarte —la espalda, el brazo, cualquier par- te—, en cuanto os conocéis, de un modo demasiado atre- vido para la fase en que se encuentra la relacién. © Notaris algo sérdido en él, aunque no sepas exactamen- te qué. Si por casualidad lo tocas, lévate las manos con agua caliente y jabén. Los mujeriegos pueden acabar convirtiéndose en chicos buenos, pero mas vale que sepas con quién estés lidiando de entrada. Dé todos modos, es muy probable que no seas ti quien lo haga cambiar, asf que aléjate de él lo antes posible si quieres evitar que te haga sufrir. —4— Lo que él noes Sobre los miséginos A los miséginos les desagradan las mujeres. No soy psicé- logo y no sabria describirlos clinicamente, pero baste decir que se trata de tipos que no respetan al sexo opuesto. No es raro que estos desgraciados tengan un pasado turbulento, ya sea por un trauma infantil o por la educacién que recibieron. Los miséginos comparten algunos rasgos con los mujerie- gos. Pero la linea que los separa esta muy clara. Cuando co- nozcas a un hombre, puede que te produzca la sensacién de que no le caes bien aunque se sienta atraido por ti y que haga comentarios negativos sobre mujeres de su familia. La intui- cién te dird si estés ante un miségino. Algunos Ilegan a ser agresivos: evita a todo el que te maltrate verbal o fisicamente, independientemente de si te hace dajio o sélo te amenaza con hacértelo. Los mujeriegos pueden mostrarse despectivos, pero tu sexto sentido femenino no te alertard sobre el peligro con lamisma intensidad que ante un hombre que odiaa las mujeres. Estos idiotas no merecen compasién y hay que evitarlos. Son cerdos violentos, desconsiderados y machistas, una vergiien- za para nuestra especie. Aunque no defiendo a los mujeriegos, no caen tan bajo como los miséginos. iTen cuidado y conffa en tu instinto! Si conoces a un hombre, ve un momento al lavabo y analiza la situacién. Sé sincera contigo misma y sabr4s con qué tipo de hombre es- tas. Un mujeriego, al presentarse, le echa el ojo a tu amiga y a cualquier otra. El misdgino se presenta con una amabilidad excesiva que da escalofrios. Es probable que te invite a una copa (en donde pueda meter drogas). En cambio, el chico malo charla contigo como si te conociera, seguro de si mis- mo y tranquilo, y ni siquiera te dards cuenta de que intenta seducirte hasta que te vayas de su apartamento a la mafiana siguiente con las bragas en el bolso. 25 — 3 EL MITO DEL BUEN CHICO Casi puedo ofrte protestar. «Pero, Steve —dices—, a mi no me gustan los chicos malos. De verdad que no.» Tonterias. Ojala el mundo fuera perfecto. Las buenas chicas se ena- morarfan de chicos buenos, y todos vivirian felices y comerfan perdices (insértese aqui efecto sonoro de aguja rayando el dis- co). Nada mis lejos de la realidad. Lo més probable es que nunca te enamores de un buen chico de los de toda la vida. Eso no quiere decir que no vayas a conocer a un.tipo poco convencional que se porte bien contigo. O que no te sientas atraida por un hombre sumamente educado. Pero es inevitable que el «no sé qué» que te provoca el deseo de echar un polvo con él no sea su costumbre de ayudarte a quitarte el abrigo. Prefieres la seguridad manifiesta con que te ayuda a quitarte la falda. En ese mundo llamado realidad, todos los hombres Ile- van a un chico malo en su interior, y eso es lo que gusta a las mujeres. —26— El mito del buen chico EI bueno no tiene nada de bueno Un buen chico es aquel al que te dan ganas de darle una palmadita en la cabeza como aun cachorro y decirle «ay, eres un sol», Probablemente sea el amigo al que adoras pero con el que nunca saldrias. Los buenos chicos no te ponena cien. Los buenos chicos ni siquiera te entienden del todo. Por lo que respecta a las mujeres, los buenos chicos podrian llevar la pa- labra «BIENVENIDOS» estampada en la frente, porque los usas como felpudos. Y es una ldstima, porque muchos buenos chi- cos serfan novios maravillosos salvo por una cosa: no te hacen sentir segura. Ni te excitan. La naturaleza te impulsa a decantarte hacia un macho alfa por el mismo motivo por el que impide que te sientas atrafda por el chico bueno. En la naturaleza, «bueno» equivale a dé- bil, y la debilidad equivale a peligro. Las mujeres quieren sen- tirse protegidas y seguras. Aunque seas una mujer poderosa, querrds estar con un hombre que tenga agallas, :no? Pero si a mi no me interesan los chicos malos A lo mejor aseguras que no te interesan los chicos malos, que quieres sentar cabeza y conocer a alguien agradable. ;Qué pasa? ¢Padeces insomnio? ¢Necesitas estar con alguien que te dé suejio de puro aburrimiento? Los chicos buenos y prede- cibles suelen surtir el mismo efecto que un somnffero. Admitelo: eso no es lo que quieres. Aspirar a formar pa- reja con un buen chico es el primer sintoma de que te ests resignando en vez de buscar lo mejor. Pero si estas de acuerdo conmigo en este punto, entonces tenemos un pro- blema. No buscas un buen chico pero tampoco uno malo. Qué vas a hacer? —27— ELMANUAL A continuacién te explicaré cémo encontrar a un hombre con el toque justo de chico malo. 1. Sal con distintos tipos de hombres: ejecutivos, artistas, deportistas, amantes de la naturaleza, etcétera (pero no te acuestes con ninguno..., a no ser que uno de ellos sea yo. Es broma..., més o menos). 2. Es importante que salgas con hombres que no encajen con lo que té consideras «normal» y que empieces a for- marte una idea de lo que te gusta y lo que no; haz una lis- ta, si te sirve de algo. Plantéate qué cualidades valoras mas, ¢Es educado? Es divertido? Es original, responsa- ble, besa bien? 7 : 3. Siun hombre te poneacien, no dejes de salir con él, pero no te impliques sentimentalmente al principio. Parate a pensar, «¢qué tiene que me hace desearlo tanto?». 4. Compara los hombres que te ponen a cien con los que consideras buenos chicos (prepdrate para reirte a carcaja- das). Como ventaja afiadida, no te prives de utilizar a los buenos chicos de tu vida para mantenerte ocupada y asf no estar demasiado disponible para el «carilindo y presumi- do» que de verdad te gusta. Suena perverso pero no lo es. Me explico: no tienes que ponerle las cosas faciles a un hombre. Deberfa saber ganarte el corazén y, sino lo con- sigue, es que no te merece. Los buenos chicos no aprende- rn ser traviesos si td te portas bien con ellos; jal utilizar- los les estas haciendo un favor! ; 5. Por ultimo, es muy probable que si él te pone a cien sea un «hombre de verdad». Hazle saber (jsin decirselo con palabras!) que comprendes su deseo de ser viril. Esta «aceptacién», por asi decirlo, te distinguiré del noventa por ciento de la poblacién femenina. Es decir, si a veces es un poco bravucén, si tiene un hobby —la moto, por —28— El mito del buen chico ejemplo— o un deporte «al que debe dedicar cierto tiem- po», acéptalo pero hazle saber que no piensas quedarte siempre relegada a un segundo plano. Asif no serds una es- pecie de relleno entre «su tiempo» y el trabajo, sino que formards parte de su vida. El hecho de que estés leyendo este manual significa que buscas informacién para comprender mejor alos hombres y, por consiguiente, divertirte mds con el tipo de hombre que te pone caliente..., pero no tanto como para quemarte. ; Vas por buen camino! Si sigues los consejos de El Manual, te prometo que podrds tener la sartén por el mango por muy alto que esté el fuego. —29 — 4 2TE GUSTAN LOS CHICOS MALOS? TEST Aunque quiz te empefies en negarlo, no cabe la menor duda de que a la mayoria de las mujeres les gusta que un hom- bre tenga algo de chico malo. Si estés convencida de que esto no es asi ni por asomo, de que quieres a un buen chico que te trate con carifio, contesta este cuestionario y descubre cuanto de «malo» buscas realmente en un hombre. 1. ¢Quién te parece més sexy? . a. Colin Farrell b. Leonardo DiCaprio c. Dave Matthews d. Homer Simpson 2. ¢Quién te resulta mds atractivo? a. Unhombre con una guitarra b. Un hombre con un bebé c. Unhombre paseando a un cachorro 3. ¢En quién te pasarias un dia entero pensando? a. Enun hombre que te llama constantemente b. Enun hombre que te ha comprado flores c. Enun hombre que no te ha devuelto una !lamada —30— 5 10. Te gustan los chicos malos? d. En un hombre que tiene muchas posibilidades de ser detenido - ¢Qué es lo mas importante en un hombre? a. Que sea rico b. Que sea sexy c. Que tenga un coche despampanante d. Que esté stiper motivado en el trabajo éTe gustan los tatuajes en los hombres? a. Si b. No c. Algunos . Los hombres que te gustan suelen tener a. Muchos amigos b. Sobre todo muchas amigas c. Una mezcla equilibrada d. Tendencias solitarias ¢Qué crees que da mejor aspecto? a. Unrostro sin afeitar (con barba de dos o més dias) b. Un rostro perfectamente afeitado c. Una barba d. Una barbita «candado» u otro tipo de arte facial . ¢En qué vehiculo te pareceria mds emocionante viajar? a. Enun Porsche por carreteras serpenteantes b. En una 4x4 por el bosque c. Enuna moto por cualquier sitio d. En un monoplaza, al limite de velocidad éCual es la cualidad mas importante en un hombre? a. Que bese muy bien b. Que siempre sea puntual c. Que baje el asiento del inodoro d. Que lleve un corte de pelo genial Es probable que tu hombre ideal escuche a. Rock clasico —31— 11. 12. 13. 14, 15. 16. EL MANUAL b. Rap y techno c. Heavy Metal d. Canciones de artistas femeninas ¢Quién te parece mas sexy? a. Un hombre al que se le da bien la informatica b, Unhombreal quese le dan bien los trabajos manuales c. Unhombre al que se le da bien cocinar d. Un hombre al que se le dan bien los deportes ¢Qué tipo de hombre te parece més estimulante? a, Unmisico b. Un deportista c. Unejecutivo d. Un buen amigo {Qué atuendo te excita mas? a. Vaqueros y camiseta b. Camisa y corbata c. Todo de negro d. Pantalones militares y polo {Qué tipo de cuerpo te gusta mas? a. Supermusculoso b. Atlético c. Osito al que dan-ganas de abrazar d. Normal con un poco de rollos Con respecto a la atraccién animal, gcual es el arma més poderosa de un hombre? a. Elolor b. La sonrisa c. Los ojos d. Los hombros Si te enterases de que el hombre que te gusta ha besa- do a otra chica, gqué harfas? a. Perdonarlo b. Desearlo todavia mas —32— ode ' ‘ 6 Te gustan los chicos malos? c. Enojarte con la chica que lo besé d. Intentar robérselo 17. ¢Cudnto tiempo serias capaz de esperar sin saber nada de un hombre antes de Ilamarlo para ver qué pasa? a. Dos dias b. Cinco dias laborables c. Una semana d. Dos ciclos lunares 18. ¢Qué es lo que ms te decepciona? a. Que sea incapaz de cambiar un neumitico sin pe- dir ayuda b. Que te pregunte qué quieres hacer cuando salen en vez de tener un plan Que tarde mucho en decidirse a darte el primer beso d Que mire a otras chicas mientras est contigo 19. Saldrias con un tipo que tiene mala fama? a. Si b. No c. Depende de lo bueno que esté 20. ¢Qué raza de perro encaja mejor con el temperamen- to que te gusta en los hombres? a. Golden retriever b. Rottweiler c. Perro callejero d. Chihuahua 21. Pregunta extra: ;Te gustan los chicos malos? a. Si b. No Si-quieres saber hasta-qué punto te parecen «buenos» los «malos», aqui tienes las indicaciones: A continuacién encontrards las respuestas que te convier- ten en la amante més entusiasta de los chicos malos: —33— EL MANUAL 1a, 2a, 3d, 4b, 5a, 6b, 7a, 8c, 9a, 10a, 11b, 12a, 13a, 14b, 15b, 16b, 17b; 18a, 19a, 20c y 21a. Empieza con cien puntos. Por cada respuesta «menos que malo», resta cinco puntos. Por ejemplo, sicliges cinco respues- tas «chico no-malo», eso significa que te inclinas por los chicos malos enun75 %. Si eliges entre once y quince respuestas «chi- cono-malo», entonces es que teinclinas més por los chicos bue- nos. Y sino has elegido una sola respuesta «chico malo», yo en tu lugar me comprobaria el pulso inmediatamente. —34— 5 LOS CHICOS MALOS HACEN AFLORAR LO MEJOR DE LAS MUJERES O sea que te gustamos. ¢Qué tiene eso de bueno? Lo de «chicos malos» no suena bien, ¢verdad? Pero tu quieres gozar de la compaiifa de alguien que hace surgir lo mejor de ti, y eso significa por lo general un chico que se porta mal. Este tipo de hombre es capaz de hacerte hervir la sangre y mostrar tu carécter. Del mismo modo que todas las mujeres tienen su lado picante, todos los hombres Ilevamos un pequefio demonio en nuestro in- terior... y nos gusta utilizarlo. A veces eso te hace gritar de desesperacién. Pero exterio- rizar esas emociones es positivo. Los hombres pocas veces lo hacen, y ésa es una de las caracteristicas por las que ustedes las mujeres suelen ser ms divertidas: son graciosas, inteligentes, sensibles, tienen un sentido del humor obsceno y hablan abier- tamente de sus «emociones». Estén vivas, y cuando se com- portan de ese modo nos hacen sentir vivos a nosotros. Nos en- canta sentirnos vivos. Piénsalo: el dia a dia puede acabar por resultar monétono. Nos levantamos para ocuparnos de nuestros quehaceres dia- tios, y esto suele ser aburrido. A mi siempre me ha gustado —35— EL MANUAL armar un poco de Ifo, para provocarte... porque sé que te en- canta. Reconécelo. Las tres formas que los chicos malos tienen de provocarte Dejar que un hombre descubra tu faceta mds atrevida —cosa que tu novio anterior no hacia por pereza o estupi- dez— puede ser lo maximo para los dos. {Todavia no sabes si ests con un chico malo? Un servidor utiliza tres trucos con las amigas 0 novias para que la cosa no pierda interés. Estas son mis estrategias, a ver si alguna te suena: 1. Te decimos que eres preciosa © Todas las mujeres son tinicas y especiales, y yo me fijo muy especialmente en cada curva y en cada gesto. Por ejemplo, suelo evitar los cumplidos obvios y en cambio elogio un hoyuelo, el color del cabello, la nariz o un an- dar elegante. Cuando alabo a una mujer por su belleza, le digo un pi- ropo que resulte especial para ella. Salf con una chica que hacia una mueca con los labios parecidaa la de Billy Idol cuando se refa. Estaba muy acomplejada por ello, pero a mi me encantaba, asi que le gritaba «jms, mds, mas!» y la besaba cada vez que se refa, lo que nos provocaba mds risa todavia y me permitia ver mds veces esa mueca. El trato especial que doy a una mujer se basa en los deta- Iles que tengo con ella. Quizs haga algo totalmente ines- perado, como cepillarle el pelo mientras vemos la tele, o comprarle algo que la ayude en el trabajo, o hacer que se recueste a mi lado a buscar siluetas en las nubes. Aunque —36— Los chicos malos hacen aflorar lo mejor de las mujeres la mayor parte de los detalles que se me ocurren son co- sas sucias... De cualquier modo, lo pasamos en grande. Muchos hombres no se dan cuenta de que cuanto ms her- mosa se siente una mujer, més facil de tratar es. Me encanta hacer que una mujer se sienta hermosa porque sf; poseer ese don me hace sentir poderoso. 2. Nos gusta la picardia * Animo ala chica con la que estoy a mostrarse abierta con respecto a sus fantasias. * Nunca la juzgo por lo que ha hecho en el pasado. Lo digo en serio. Sea cual sea la situacién, yo no tiro piedras. * Me divierte emplear un lenguaje ligeramente obsceno y me gustan los jueguitos. ¢ Nunca cuento con quién me he enganchado. Soy discreto, y en eso radica el 90 por ciento de la diversion: en los secretos. Para una mujer es importante sentirse a gusto cuando se pone picara, y la misin del hombre es crear ese ambiente de seguridad. Las mujeres son tan malas como nosotros, pero la sociedad las critica si expresan esas ideas. En el dormitorio deberian sentirse seguras y ser abiertas (lee el capitulo 44 si quieres saber més sobre el tema). 3. A veces peleamos ¢Has tenido alguna vez la impresién de que un hombre se pelea contigo a propésito, sin motivo aparente? Al principio de una relacion, suelo Ievar a la mujer al limite para ver de qué pasta esta hecha. Se aprende mucho de una persona al observar cémo se comporta cuando estd enojada. No pasa nada porque —37— EL MANUAL las parejas se chillen y griten de vez en cuando. De hecho, yo prefiero que pase. gRecuerdas lo que he dicho sobre sentirse vivo? La pasion y la ira estan muy préximas en la escala emocional. Que quede claro que no defiendo la violencia, las agresio- nes o las discusiones innecesarias. Pero me he encontrado con muchas mujeres que no manifiestan lo que sienten. Se lo van guardando hasta que estallan y lo sacan todo de golpe. Recuer- da que no puedes tragarte tus palabras una vez que las has di- cho, y es mejor que seas capaz de aguantar las criticas si ti re- partes golpes a diestro y siniestro. Al fin y al cabo, todo se reduce al hecho de que la pasién —si, me refiero a la belleza, la picardfa y las peleas— hace sentir realmente vivos tanto a hombres como a mujeres. Fo- mentar este comportamiento es uno de los mayores talentos de los chicos malos. — 38 — 6 EL ALIMENTO DE LA BESTIA No somos como ustedes. Somos varones. Nos han cria- do de forma distinta. Piensa en el tiempo que pasabas en tu infancia en compaiiia de otras nifias, sin saber dénde se ha- bian metido los nifios. Algo pasé en esos primeros dias de aislamiento entre los sexos. Mientras ustedes peinaban a la Barbie Malibi, nosotros pasébamos al inexpresivo Ken por la procesadora de alimentos y luego mitigabamos la ira de mama con una sonrisa adorable mientras sujetabamos la pierna izquierda de Ken en una mano. Los nifios descubren a muy temprana edad que se sienten bien cuando se portan mal. Y salir impunes es todavia mejor. éQué lleva a un pequefio diablito a convertirse en un chico malo en Ia edad adulta? Las normas. Ya te imaginas lo «creati- vo» que puede llegar a ser un nifio para disimular sus fecho- rfas y evitar asi que le den una paliza. Un guiiio y una sonrisa obran milagros en madres, maestras y hermanas por igual, asi que, gpor qué no va a funcionar con las novias? Ya fuera cuando lanz4bamos bolas de nieve a los coches, nos peledbamos en el patio del colegio o espidbamos el vestua- rio femenino, portarnos mal nos hacia sentir bien. Afios des- pués, sigue surtiendo el mismo efecto. Como dice la cancion —39— EL MANUAL country: «Madres, jno dejen que sus hijos se conviertan en va- queros!» No. jNo dejen que sus bebés se conviertan en chicos malos! El chico malo nace realmente en el momento en que se abre lacaja de Pandora: cuando descubre a las mujeres. A la madu- ra edad de nueve afios, el busto de mi nifiera ya me tenia em- belesado, miraba bajo la pollera de mi maestra, echaba algin que otro vistazo a ejemplares de Playboy y deseaba ardiente- mente que llegara mi primer beso. Para mi este comportamien- to era normal y, por suerte, nadie me decfa nada al respecto. A los diez aiios, mi fascinacién por las formas femeninas me lle- v6 aconvencer a la chica de dieciséis afios que me cuidaba para que me ensefiara sélo por un momento los pechos en el gara- je. Yo era demasiado joven para saber por qué me gustaba eso, pero con el tiempo Ilegaria a penetrar... en el fondo del asun- to. Era rebelde y siempre lo seria. Esta es la primera manifes- tacién del demonio interior: un deseo insaciable de compren- der todo lo relacionado con las chicas. Mecrie con dos hermanas, mi madre y un hermano menor. El reino de los estrégenos. Reconozco que en aquella época lo odiaba. Por supuesto ahora soy consciente de que mi situacién familiar preparé el terreno para mis futuras hazafias. Aprendi discretamente de los errores de los chicos que in- tentaban en vano conseguir una cita con mis hermanas: llama- ban demasiado, iban demasiado r4pido o se esforzaban por ser demasiado amables. Yo no. No pensaba ser como esos inge- nuos. Ibaa conseguir a quien quisiera. Pero un momento: por increible que parezca, yo era timido, lo que supone un proble- ma cuando uno quiere conocer chicas. No solo era timido, también estaba acomplejado por mis problemas de piel, y la combinacién no me favorecia demasiado. Me bajaba la moral y la autoestima, y a las chicas les gusta la autoestima (nota es- pecial: no siempre estoy seguro de mi mismo. Sin embargo, —40— El alimento de la bestia con los afios he aprendido que aparentar seguridad en mis momentos de inseguridad me beneficia. Vale la pena tenerlo en cuenta). Como ocurre en el caso de la mayorfa de los chicos, las cosas se aceleraron cuando ingresé en la universidad. Me acos- té con una chica por primera vez. Chicas, chicas, chicas y mas chicas. Las habia de todas las formas y tallas. La vida en la re- sidencia universitaria era como un laboratorio de juguete don- de podia poner en practica mis alocados experimentos cienti- ficos, averiguar qué funcionaba y qué no a la hora de crear el elixir perfecto para llevarmelas rapidamente a la cama. En la universidad también pas6 otra cosa: muchos chicos me rehuian. Eran competitivos. Yo habia pensado que iba- mos todos en el mismo barco, pero no. Estaban los que triun- faban con las mujeres y los que no. Al parecer, habia que pa- gar un precio por saber demasiado de mujeres. «Bueno —pensé—, me gustan las chicas y no tengo problema en re- lacionarme con ellas.» Huelga decir que la mayorfa de mis amistades eran femeninas y siguen siéndolo. Como ya he explicado, si est4s siempre rodeado de mujeres, aprendes mucho sobre ellas. El conocimiento es poder, poder que se transforma en un arma de seduccién, Cuando estaba a mitad de carrera en el Emerson College de Boston, se puso de moda que los hombres se vincularan con su lado femenino. ¢Cémo? ¢Tenemos una faceta femenina? cEsté buena? Como no queria que me tomaran por uncerdo machis- ta, hice una visita a mi lado femenino. Para siempre jamas ser una época conocida como la Gran Sequia. A las mujeres no les gustaba que fuera «bueno» y me interesara por sus sentimien- tos. Cuando me conectaba con mi lado femenino no respon- dian a mis insinuaciones. Asi que miré a mi lado femenino de arriba abajo, le dije que lo queria y lo mandé con un pasaje sélo de ida a otra ciudad (no lo he vuelto a ver desde entonces). Fue —41— EL MANUAL en ese momento cuando decidi que si lo que querian las muje- res era un chico malo, eso era lo que iba a darles. Y, tal como sabemos yo y todos los que son como yo, eso funciona. No todos los chicos malos han forjado su cardcter del mis- mo modo, pero la mayorfa ha vivido experiencias similares, y todos los hombres con fuego en el cuerpo saben a qué me re- fiero. Toda mujer que alguna vez se haya sentido atrafda por un hombre conoce esa caracteristica indefinible que la pone a cien: algunas lo llaman «morbo>, otras lo Ilaman «amor pro- pio» y otras «actitud de chico malo», pero, se llame como se llame, es algo que tiene que estar ahi para que haya quimica. La vida es un juego para los chicos malos, es decir, para quienes somos chico malo en cuerpo y alma, y siempre lo ser. Las mujeres que nos gustan nos siguen el juego. Y, sincera- mente, ni el juego ni nosotros somos tan complicados: nos gustan las mujeres atractivas y nos gusta ganar. Fin de la his- toria. Si prestas atencién, te contaremos todo lo que necesitas saber sobre cémo nos haces sentir, qué estamos haciendo y qué haremos a continuacién. Ahora permiteme que te ensefie 2 escuchar. —42— SEGUNDA PARTE EL INTERIOR DE LA MENTE MASCULINA: COMO TE VE Voy a revelarte un secretito sobre cémo aprovecharse de la forma de pensar de los hombres: atréenos con tu cuerpo y luego consérvanos con el cerebro. Es la forma de mantener a un hom- bre a tu lado. Es asi de simple. Tener buen aspecto y vestirse con la idea de cautivar a los hombres amplian tas opciones de una mujer. Me explico: quizas hayas oido hablar del efecto «anteojos cervece- ros», que hace que un hombre vea a una mujer mucho més atrac- tiva de lo que realmente es a causa del alcohol. Pues bien, los hom- bres tienen una especie de lente a través de la ‘que ven a la poblacién femenina, incluso cuando estan sobrios. Si aprovechas los conocimientos que encontraras en este libro, los hombres em- Pezaran a verte con una nitidez absoluta. Sino, seras una imagen borrosa para ellos. Tu decides. Si quieres que te escuchen, antes tendrdan que verte. Nos importa lo que tienes entre las orejas, no solo tus piernas. No queremos pasar el resto de nuestra vida con cabezas de chorli- to. Pero por muy sensible e inteligente que seas, lo primero en lo que nos fijamos es en el aspecto y la sensualidad. Qué hacer en- tonces? Ponerte linda y cuando nos tengas revoloteando a tu alre- dedor como moscas en torno a un panal de rica miel, habrd llega- do el momento de entablar una conversacién y conseguir que nos interesemos en el resto de ti, de cuello para arriba, y nos percate- mos de lo maravillosamente inteligente que eres. Pero de entrada necesitamos sentirnos atraidos por tu aspecto. Las mujeres que comprenden los encantos de su cuerpo y sa- can el maximo partido de ellos son las que tienen mas hombres en- tre los que elegir. Asf pues, hay que utilizar todas las partes del cuer- po femenino para manipular al hombre. ¢Suena cinico? Mi objetivo no es tratarte como un objeto sino inspirarte para que te convier- tas en un objeto del deseo. El plumaje de los pavos reales sirve para atraer a ejemplares del sexo opuesto, al igual que tu aspecto. De- bes prestar atencién siempre al mensaje que transmites al exterior. Cuando intentes atraer y conservar a una pareja, no olvides tener en cuenta estos aspectos. 7 VESTIRSE PARA LA GALERIA Hay una tendencia femenina que nunca entenderé: que las mujeres se vistan para impresionar a otras mujeres, sobre todo las solteras. ¢Por qué se visten pensando en las amigas 0 com- paiieras? ¢Porque no quieren que sus iguales las miren por encima del hombro? ¢Para alardear del excelente gusto que tienen? ¢Les preocupa lo que otras mujeres piensen de ellas? Sea cual sea el motivo, esta costumbre quizé resulte nefas- ta para tu vida amorosa. La forma més clara de aumentar tus posibilidades de atraer al hombre ideal es preocuparse més por estar sexy que por ira la moda. Las tiltimas tendencias suelen pasar desapercibidas a un 99,9 por ciento de la poblacién masculina. Nos importa un bledo si los zapatos que llevas son de Manolo Blahnik o de Jim- my Choo. No vale la pena que te gastes un dineral porque nos da exactamente igual. Para llamar la atencién tienes que vestirte de una forma que los hombres entiendan. Toma nota de lo que hacemos nosotros con respecto a la indumentaria: pensamos en la comodidad y en resultar atractivos para las mujeres, normalmente en ese orden. Una de las preguntas es: «gLas chicas me ver4n atractivo asi ves- tido?» Como suponemos que ustedes quieren saber cémo es —45— EL MANUAL nuestro cuerpo, intentamos llevar prendas que nos marquen las formas... o las disimulen, lo que mas nos favorezca. Algunos hombres no lo reconocer4n, pero nos encanta que las mujeres lleven ropa que les dé un toque de «putita» (cui- dado, he dicho un toque). Es divertido y nos pone cachondos. Fijate en las mujeres de tapa de las revistas masculinas: la ropa (la poca que llevan) es vulgar. A los hombres nos gusta un poco de vulgaridad (repito, un poco). No consideramos putas a las chicas que explotan su atractivo sexual al vestir, sino que nos parecen vivarachas y nos entran ganas de salir con ellas. Sé lo despiadadas que llegan a ser las mujeres cuando se juzgan entre ellas. Pero recuerda, te tienen envidia y no les quita el suefio que te quedes sola en casa el viernes por la no- che. Asi que no les prestes atencién y .al de casa vestida para matar... hombres. Los hombres se vuelven para admirar un to- que sexy un millén de veces més rapido que por un toque de estilo. En cuanto hayas captado nuestra atencién, tendrds va- rias opciones, pero antes debes conseguir que nos fijemos en ti. Las mujeres con mucho estilo raras veces despiertan nues- tro interés. Nos parecen demasiado finolis, y las pocas ocasio- nes en que salimos con una de ellas lo tnico que nos interesa es ver cOmo son sin toda la parafernalia. Lo cierto es que se puede tener atractivo sexual y estiloala vez. Encuentra una combinacion que te haga sentir elegante pero que ademés estimule el lado més primitivo de la psique masculina. Y entonces péntela. Esa ropa tan sexy no tiene por qué quedar arrumbada en el armario. Regla infalible: si no te sientes un poco descarada cuando te mires en el espejo, enton- ces es probable que algo falle. En general es mejor inclinarse por algo atrevido si quieres conocer hombres. Conclusion: Tus amigas no te harn feliz sentadas atu lado frente a la chimenea o besdndote en el sofa. Supéralo y vistete como dicta la naturaleza: jpara atraer al sexo opuesto! —46— 8 EL RESTO DEL ARMARIO Si te planteas en serio conocer a un hombre, entonces todo lo que hagas en nombre de la moda, ya sea el peinado, los zapatos, la lenceria ola ropa, debe tener en cuenta la pers- pectiva masculina. Digo «tener en cuenta» porque nadie quiere complacer sdlo alos hombres, ni tampoco deberfa: si por nosotros fuera, preferirfamos que las mujeres fueran vestidas como animado- ras 0 llevaran sdlo vaqueros ajustados y camisetas vaporosas de breteles todo el afio. Sin embargo, es preferible que las mu- jeres encuentren un equilibrio entre el estilo y lo que llama la atencién a los hombres. Los hombres no son distintos Te confesaré algo: gcrees que me gusta tener en cuenta las preferencias de las mujeres cuando abro miarmario? La verdad es que no. Hay ocasiones en que tengo ganas de ser un dejado total. Mas de una vez me han entrado ganas de raparme la cabe- za para dejar de preocuparme por el pelo. Y serfa mucho més rico si no tuviera que comprarme nada aparte de Levi’s y cami- setas negras. Qué diablos, resulta que no he cambiado de talle —47— EL MANUAL desde que iba a Ia facultad, asi que gpor qué no llevar la ropa hasta que quede apolillada y hecha un guifiapo? Porque quie- ro resultar atractivo para las mujeres. Tengo que pensar en qué les gusta, independientemente de mis preferencias personales. Tengo que mantenerme en forma, cepillarme los dientes y se- guir, aunque sea de lejos, las tendencias de la moda. A sus ojos, tengo que ser tan atractivo por fuera como por dentro. A veces la vanidad parece superficial, pero en el juego del amor resulta muy importante. Hay mucha gente que descui- da este aspecto, y no es de extrafiar que esas mismas perso- nas sean las que afirman con amargura que «la gente es muy superficial», «quiero que me quiera por mi forma de ser» 0 bien «odio ir al gimnasio». Bueno, nadie dice que no puedas- vestirte como quieras, pero si te impunes esos limites, limi- tas también el numero de hombres que te encontrardn atrac- tiva. Al fin y al cabo, conocer a la persona adecuada es una loterfa y, para tener muchos ntimeros, vale la pena darle im- portancia al arreglo personal. Ahora sabrds c6mo atraer las miradas masculinas. Un vestuario femenino disehado por hombres Lenceria La ropa interior no tiene por qué ser cara, pero no sirve la que se vende en paquetes de tres (blanco, rosa y azul); tampo- co la del «tipo abuelita» con esas bragas que Ilegan hasta las costillas y luego cuelgan como un pajial. La ropa interior de- beria parecerte tarfsensual a ti como a él, porque también te beneficia. Las mujeres me han contado que cuando llevan prendas de lenceria bonitas, aunque nadie las vea, caminan y —48— El resto del armario hablan de forma distinta por el hecho de saber que guardan un secretito sexy. Si la lencerfa surte ese efecto en una mujer —y ya sabemos cémo afectaa los hombres—, gno crees que debe- rfas ir a comprarte unas cuantas prendas? Tienes mucho don- de elegir, y cuando se trata de lenceria, a los hombres les gusta casi cualquier cosa. Calzado Repito, nos da igual. Sabemos que a ustedes les gustan los zapatos. No comprendemos por qué les gustan. Lo tinico que sabemos es que muchas tienen el armario lleno de zapa- tos y hemos Ilegado.a la conclusién de que si dedican tanto tiempo y dinero a ellos, podemos elogiarlos para adularlas. Esa es la realidad. Es muy probable que si un hombre te dice que llevas unos zapatos muy bonitos, sea homosexual o esté intentando conquistarte. Hace poco mi amiga Mari me contd que un hombre se le acercé en el aeropuerto y elogié sus zapatos nue- vos. Es tan ingenua que se lo tomé en serio. No digo que no Ilevara unos zapatos bonitos, pero ghas oido alguna vez decir aun hombre: «Lo que hizo que me fijara en Shirley fueron los zapatos. Me encantan esos zapatos de salén, y encuanto los vi supe que era la mujer ideal para mi»? No conozco a un solo hombre que diga: «Anoche conoci a una chica que llevaba los zapatos més seductores del mundo. Maldita sea, tendria que haberle pedido el numero». Estas cosas no ocurren. Los co- mentarios halagadores sobre los zapatos tienen un solo ob- jetivo: la adulacién. gHas captado el mensaje? Hay un tipo de zapatos en los que se fijan los hombres: los de taco. Pero esto se debe mas al aspecto que tienen las chicas que los llevan quea los zapatos en si. Los tacos dan un toque sexy a los pies y las piernas. El ejemplo tipico es el de —49— EL MANUAL una chica con bikini y tacos. Es una vulgaridad y no resulta de- masiado practico para andar por la arena de Miami o Los An- geles, pero puedes estar segura de que es algo que no pasa in- advertido a los hombres. Cabello Por el contrario, el cabello es —jay!— uno de los elemen- tos mas sensuales en una mujer. Nos llama la atencién y nos cautiva, como los tentaculos de un pulpo. El peinado, color y textura no importan. Basta con que el pelo esté limpio, albo- rotado, como cuando estas recién levantada. En mi opinién, a la mayoria de las mujeres le favorece mucho mis el cabello lar- go que el corto. A los hombres nos gusta el pelo largo y sen- sual principalmente porque nosotros no lo tenemos asi. Ade- més, hay pocas mujeres a las que siente bien el corte a lo garcon. La préxima vez que estés en ptiblico, fijate en que los hombres miran més a las mujeres de cabellera larga y no tanto alas de pelo corto. Ya que hablamos del tema, los salones de belleza son una mierda. Parece mentira lo que les hacen a algunas. No sdlo les estropean el pelo sino que les arruinan su vida amorosa. Con In- ternet y tropecientas revistas de moda a tu alcance, no te falta- ran referencias. Piensa en lo que resulta sexy e invierte el tiem- poy el dinero necesarios en conseguir un buen peinado. Encaso de duda, elige a las famosas que mds fama de atractivas tienen e imftalas. Busca una imagen desmelenada pero sexy como la de Sheryl Crow, Jessica Alba, Jane Seymour y Penélope Cruz. Unos cuantos consejos més: no te tifias el pelo basindote en las muestras que hayas recogido en la tienda de pinturas. Otros estilos que conviene evitar son los flequillos raros; el peinado largo por detrds, corto por los lados y con el flequillo medio de punta; y el as>ecto «serio por delante/ alocado por —50— El resto del armario detras». Y deja de llevar el pelo cada vez mas corto a medida que cumples afios: no hace falta. Vestidos Todas las mujeres llevan los vestidos con un estilo distin- to. La tinica regla fija es escoger el vestido que acentue la me- jor parte de tu cuerpo. Ya se trate de una espalda magnifica, unos muslos increibles o una clavicula preciosa, haz acopio de modelos que no sélo te sienten bien sino que resalten esos atri- butos. Lo que te favorece dependerd principalmente de tu tipo y altura, pero aqui tienes algunas reglas infalibles: Si eres bajita * Ponte tacos. Los tacos hacen las piernas més largas. ; como ya he dicho, te dan un aspecto sexy! © Cémprate un vestido que se cifia ligeramente al cuerpo pero que te permita mover el trasero con libertad. Para ver ejemplos, consulta la lista de «las mejor vestidas» en la alfombra roja. * Sitesobran algunos kilos, los vestidos holgados de algo- dén son una buena opcién. Insintian el trasero y las pier- nas sin perfilarlos en exceso. Tenemos una imaginacién desbordante, asf que te imaginamos mejor de lo que es- tds, no peor (en este sentido estamos de tu parte, pero danos algo con lo que fantasear!). Sieres alta © Camina erguida, con los hombros rectos y sacando pecho. —s5i— EL MANUAL Lleva vestidos mAs bien largos que te envuelvan las pier- nas un poco. Te favorecen mis los cortes entallados. Elige zapatos o con mucho taco o completamente pla- nos, dependiendo de lo alta que quieras que te vean. * Asegtirate de que al menos llevas el 60 por ciento de la piel tapada. Tienes mucha, y ensefiar lo justo obra mi- lagros. Aligual que con las chicas bajas, los vestidos de algodén holgados que se cifien un poco son perfectos para las que tenéis unos kilos de mds. Arriba y abajo El mensaje esta claro: necesitas tener en el armario tops y polleras o pantalones devorahombres. Considéralo tu seccién de prendas irresistibles. Guarda en esta parte del armario los escotes de vértigo, los tops ajustadisimos y los vaqueros que marcan bien el trasero. No dudes en combinar estas prendas con la parte mas «discreta» del guardarropa, pero no olvides que ahi fuera impera la ley de la selva y que a veces hay que sacar la fiera que llevas dentro para sobrevivir. Anteojos {Los anteojos son geniales! Pasalo. Elige un buen disefio que te siente bien y procura mantener las lentes limpias de pes- tafias y marcas de dedos. Me encantan las chicas con anteojos. —52— 9 TRUCOS DE CARNAVAL - Hablemos del «fenémeno carnaval». Cada afio, mujeres de todas partes se disfrazan de todas las versiones imaginables de lo que se considera sexy: enfermera, superheroina, camarera, azafata, animadora, mucama con delantal... No soy ni mucho menos el primero que se ha percatado de ello, Es la fiesta pre- ferida de los hombres. Mucho después de que haydis guarda- do el disfraz en el cajén, los hombres siguen reviviendo sus fantasfas del dia de carnaval. Si te interesa atraer a los hombres en el dia a dia, presta atencién a lo que pasa en esa festividad. A los hombres les en- cantan las mujeres que llevan un disfraz sexy. Ya sé que no queda demasiado bien sugerir que te pongas la capa de Cape- rucita Roja. Los tiros no van por ahi. Y sé que a muchas les importa lo que otras mujeres piensen de ellas, y ni muertas las pescarian con esas trenzas de cuento de hadas en un dia nor- mal. Tampoco me refiero a eso. Mi objetivo es ensefiarte como atraer la misma atencién masculina los 364 dias restantes del afio utilizando el mismo disfraz festivo sin parecer un putén de corso. Para quienes no comprendan por qué las mujeres se saltan todas las barreras con los disfraces de carnaval, lo explicaré —53— EL MANUAL brevemente: porque pueden. Es el tinico dia del afio —qui- 24 seguido de Nochevieja— en que las mujeres pueden po- nerse ropa atrevida sin miedo a que otras se burlen de ellas. Todo esta permitido. Y no es de extrafiar. No te imaginas cudntas mujeres me han contado entusiasmadas que mu- chos hombres han intentado conquistarlas cuando iban dis- frazadas de Blancanieves. No te engafies pensando que al hombre que te gusta no le importan esas cosas. A todos los hombres les gustan los atuendos con un toque de disfraz. Sia tu chico le atraen las mujeres, se fijard en ello y no sélo le parecerds especial y sexy sino también muy divertida. Cuando los hombres paseamos la vista por las calles, los centros comerciales y el lugar de trabajo solemos clasificar a las mujeres en «tipos». Y es en carnaval cuando esos tipos quedan mejor definidos. Tal vez despotricars contra nosotros, pero te lo diré sin rodeos: con respecto a las mujeres, a los hombres nos gusta lo mas senci- Ilo y facil de definir. La clave para conseguir que los trucos de carnaval funcio- nen durante todo el afio esta en afiadir un poco de la «esencia» del disfraz al atuendo diario. He aquf cémo: 1. Mirate en el espejo y piensa qué tipo de disfraz encaja més contigo. ;Quién te gustaria ser en carnaval? ;La enfer- mera picara? ¢Una dominatriz? ¢La maestra de escuela? Elige algo sexy. 2. Descubre el elemento que constituye la esencia de ese disfraz e incorpéralo discretamente a tu vestuario diario. Ejemplos: lazos, trenzas, coletas o el aspecto de secretaria despeinada (la que acaba de echar un polvo encima de la mesa). Presta atencién a detalles como anteojos bonitos, joyas, peinados y calzado. También puede tratarse de algo que sélo td sabes que levas. Ah, y el negro siempre queda —54— Trucos de carnaval bien, sobre todo en botas altas o en una pollera de seda abotonada. 3. Exhibe tu principal encanto. Los hombres suelen cen-_ trarse en una o dos partes del cuerpo, asi que elige una y ve a por todas. A veces las mujeres intentan resaltar todo el cuerpo, pero de esta manera nada destaca por encima de lo demés. Mas vale centrarse en un solo elemento. Lleva el pelo de un modo determinado, ponte algo negro, luce un escote un poco més pronunciado de lo normal, ponte una pollera ceftida o ponte anteojos. La clave estd en ir proban- do cosas hasta que descubras qué llama mis la atencién. éNo sabes cual es el mejor disfraz para ti? |Carnaval es como un gran experimento de laboratorio que nunca falla! Sé creativa este afio y presta mucha atencién al efecto que causas en los hombres. Prueba trajes distintos en las fiestas de disfra- ces que tengas en la agenda. En cuanto hayas identificado la imagen que mejor te sienta, aprovecha su esencia sensual el resto del afio. No dejes de romper moldes. Recuerda que la cuestién no es llevar un disfraz perfecto. Si alguien te dice «joye, eres la nifia de El mago de Oz!», sabras que ha llegado el momento de volar sobre el arco iris y volver a casa. Cuando cuatro hom- bres te hayan pedido el ntimero de teléfono sabrés que has dado en el clavo. —55— 10 LA CLAVE ESTA EN EL TRASERO jNos encanta tu trasero! Nos encantan los traseros rédon- dos, los traseros pequefios, los planos, los respingones. La mayoria de los hombres que conozco acaba aburriéndose de los pechos bonitos, pero pocas veces se cansa de unas buenas nalgas..., por asi decirlo. Hay un hombre para cada tipo de trasero. Déjame decirte que tu trasero tiene un poder que estas des- perdiciando, probablemente porque estés demasiado acom- plejada. He observado a las mujeres delante de los probado- res de sefioras. Lo primero que hacen cuando se prueban algo es volverse para mirar por encima del hombro cémo les que- da el culo con lo que se han probado. jSiempre! Asi que aplica ese instinto a tu vida diaria. A continuacién te explico cémo sacarle provecho a tu mejor baza natural. Reaizar el trasero Es una pena que no tengas ojos en la nuca. Si los tuvie- ras, te darfas cuenta de lo muy a menudo que te miran el trasero. Los hombres estan constantemente contemplando —56— La clave estd en el trasero culos, y el tuyo no es una excepcién. Sacale partido con es- tos consejos: 1. No lleves prendas que no realcen tu tipo de culo. Es de- cir, usa a tu favor la forma que te dio la madre naturaleza. Acentiia lo que tengas. 2. Lleva tacos (lo sé: gotra vez tacos? Es que es un buen consejo). 3. Echa los hombros hacia atrds y saca pecho. Camina con naturalidad pero consciente de ir bien erguida. Aprieta el culo ligeramente al andar. Se ve mejor. 4. Intenta no «marcar el paso» o caminar como un hom- bre (ya sabes a qué me refiero). Utiliza el andar femenino que mejor te siente. Prendas favorecedoras para el trasero Yo quiero que se te vea bonito el culo, Para ello tienes que ponerte prendas que Jo cifian aunque sea un poco. No estoy diciendo que Ileves unos pantalones ajustadisimos al trabajo. Pero cualquier ejecutivo te dird que agradece ver a una compa- fiera con unos pantalones a medida. Unos buenos vaqueros, una pollera cefiida o unos pantalones de gimnasia ajustados son los mejores amigos de los traseros. Mas vale evitar los pantalones muy holgados. Fijate en el corte de todos los pantalones y po- lleras y asegurate de que te realcen el trasero al maximo. Las costuras de las bragas Cada vez que veo un anuncio de televisién que dice a las mujeres que lleven ropa interior sin costuras se me encoge el —57— EL MANUAL coraz6n. Es una pena porque las costuras cumplen dos funcio- nes en los hombres: 1, Nos indican qué tipo de bragas llevas. 2. Nos danuna buena idea de qué aspecto tiene tu culo sin ropa. Nos gusta que se marque un poco la costura quiz4 porque las bragas son muy distintas de nuestra ropa interior. Piénsa- lo. Los hombres han compuesto canciones sobre la ropa in- terior femenina! Nadie escribe canciones sobre los calzonci- los. La ropa interior masculina es fea y aburrida, y sélo viene entres estilos y unos cinco colores. ;En cambio ustedes tienen un sinfin de opciones misteriosas y «,..remos saber qué han elegido cada dia! Ya sé que es otro consejo que contradice las recomendacio- nes de tus amigas. A las demas mujeres no les gusta que se marquen las costuras de las bragas, pero recuerda a quién quie- res llamar la atencién. También nos gusta que las bragas sobresalgan por encima de los vaqueros de cintura baja o de las polleras, o que asomen cuando te agachas hacia delante. Nuestra imaginaci6n se pone en marcha ante el menor atisbo de unas bragas. Mantenimiento del trasero La mayorfa tanto de los hombres como de las mujeres esta de acuerdo en que el trasero perfecto es redondo y duro. Sin embargo, lo cierto es que alos hombres les gustan los culos de todo tipo. Lo que no nos gusta son los culos fofos, los que es- tan faltos de ejercicio y, por tanto, presentan un aspecto deja- ? La forma del trasero puede variar, do e informe. gSabes qu —58— La clave esta en el trasero pero debe tener forma, la que sea. No te preocupes si no tie- nes un culo clasico. El objetivo es convertirlo en el mejor culo de su clase. Puedes ejercitar el trasero practicamente en cualquier sitio, asi que no hay excusa. El sencillo «apretén invisible» obra maravillas y es una forma sencilla de endurecer los ghiteos mientras lees 0 estds en el trabajo. Veo que muchas de ustedes desperdician este precioso recurso. jEspabila y aprovéchalo! —59— 11 EL ESCOTE Y OTROS MOTIVOS PARA LLEVAR BIEN UNA BLUSA Cuando vivia en Australia me alojaba en un hotelito que tenfa una cafeteria en la planta baja. Cada mafiana bajaba a to- mar un café y desayunar. Pero, lo que es mas importante, ba- jaba para que me atendiera Natasha. jOh, Dios mio! Natasha tenia el mejor busto que he visto en mi vida. Estoy seguro de que existen otras mujeres con unos pechos igual de hermosos, pero Natasha tenfa una actitud despreocupada respecto a los suyos: Hevaba una camiseta de breteles blanca y sin corpifio. Me volvia loco. Ni siquiera era capaz de hablarle. Apenas me atrevia a mirarla. Y sigo recordandola diez afios después. Verds, los hombres son propensos a sumirse en un esta- do llamado «aturdimiento pectoral». Les ocurre a menudo, muchas veces al dia, y consiste en una especie de letargo que nos despista totalmente de lo que estamos haciendo. Hay varias situaciones capaces de inducir este estado: los botones de una blusa que parecen a punto de saltar un poco de la cavidad entre los pechos a la vista © una camiseta o similar que marca los pechos © que lleguen a verse los breteles del corpifio & ae we _—60— Elescote y otros motivos para llevar bien una blusa Cuando vemos unos pechos nos quedamos hipnotizados. Bajo el influjo de los senos, los hombres sufren accidentes de trafico y son capaces de caerse por unas escaleras. La verdad es que no podemos evitarlo, Para nosotros lo antinatural es no mirar. Tenemos tan arraigada la reacci6n involuntaria de mi- rarles el pecho que nos cuesta.un esfuerzo especial apartar la vista. En la sociedad actual, queda mal darle un repaso a una mujer cuando uno est con otra, asi que lo hacemos disimula- damente. Pero no te engajies: si has salido con tu novio y ves pasar a una mujer atractiva, es muy probable que él la haya vis- to antes que tii y que esté haciendo un esfuerzo sobrehumano para no mirarla. Nota: Si tu novio te abraza en ptblico de repente, echa un vistazo detras de ti. Es posible que haya una chica a la que quiera mirar. Yo lo he hecho y no soy el unico. A pesar del poder del «aturdimiento pectoral» —te permite atraer a tipos muy distintos de hombres en bares y discotecas, por ejemplo, sin olvidar a tu vecino el abo- gado—, las mujeres solteras suelen desaprovechar esa ven- taja. Lo sé. Prefieres vestirte «con decoro», o alo mejor piensas que tus pechos no son tu mejor baza. Pero todas las pecheras son hermosas, y no hay nada que un buen corpifio no pueda solucionar. Recuerda: estas creando la «imagen» de unos pechos. En la selva de las relaciones humanas tienes que emplear todas las armas que tengas a tu alcance para salir airosa. Atur- dirnos con las tetas es una de esas armas. Cuando los hombres ven un pecho femenino de la forma adecuada, se produce una a glo ELMANUAL reaccién quimica que nos lleva a prestarle atencién automati- camente. Es una respuesta primitiva. Hay maneras adecuadas e inadecuadas de hipnotizarnos. La idea es provocarnos, no ensefiar. De hecho, puedes ir de lo més provocativa abrigada para el crudo invierno o vestida para ir al trabajo. Aqui tienes unas cuantas sugerencias: Como vestir segun el tamanho del busto Pechos pequeiios (talle 80 a 90) Fijate en cémo van las modelos de poco pecho; ellas si saben: © con tops sin mangas, © con camisetas cefiidas, : © sin corpifio, de forma que nos quede claro que no lo lle- van (con un top escotado por la espalda, por ejemplo), dejando que se marquen los pezones con una camiseta blanca o por el frio. Pechos medianos (talle 90 a 100) © con un corpifio que realce y ensefiando escote, con un puldver ajustado encima de un corpiiio que real- ce, o sin sujetador si los tienes turgentes (estrategia per- fecta para los dias frios), © con una blusa un talle mas pequefio del que necesitas (esto hace que tire de los botones, cosa que nos vuelve locos a los hombres; no podemos evitarlo), © con una camiseta ajustada y corta (si ensefias un poco el vientre, ellos pensaran que tienes el pecho tan turgente que te levanta la camiseta; siempre funciona). —62— Elescote y otros motivos para llevar bien una blusa Pechos grandes (del 100 en adelante) © Elige el tamafio del escote segiin la situacion. No hace falta que parezca que estas desesperada. Témate la liber- tad de presumir de pecho cuando estés en la playa o en Las Vegas. * Disimilalo un poco si es muy grande. Lleva ropa que insinde los pechos sin exagerarlos. La idea es provocar. Truco: los tops negros empequeiiecen los pechos mien- tras que los tops holgados los disimulan. © Ve variando. Lleva algo que te realce el pecho un dfa y algo més discreto al dia siguiente. Eso nos llama la aten- cin, provoca en nosotros el deseo de saber més y hace - que nos preguntemos si los tienes grandes o enormes. éNo estas segura de si el vestuario elegido funciona? Fijate en los ojos de los hombres junto a los que pasas a lo largo del dfa. Si te repasan con la mirada es que has acertado. Puedes aprovechar nuestra fascinacién por los senos como si fuera una especie de anzuelo y llevarnos de la nariz. Sin embargo, cuando nos cansemos de ir detrds de ti, desper- taremos del trance, asi que usa este truco sélo en la primera fase de seduccidn y con maiia. Es légico que los hombres maduros sean mds inmunes a esta tactica, pero los universi- tarios no sabran qué les pasa. Ante cualquier edad, cuanto mas habilmente muestres el poderio de tu delantera, mas tiempo tendrs la sartén por el mango. La idea es mantener a los hombres entretenidos mientras los atraes, de tal modo que no se percaten de tus exigencias razonables respecto a la relacién. Prueba a pedirle a tu chico que te lleve al ballet mientras Ilevas un top blanco mas que sugerente. Tendris las entradas para esa misma noche. —63— EL MANUAL zar el cuerpo como una potente arma de negociacién. ¢Cémo de potente? Un pequefio reajuste de camisa puede hacer que tu chico se olvide de lo que estaba pensando. Tuve una novia que se quitaba la ropa con mucha gracia y se quedaba en cor- pifio cada vez que discutiamos. ;Se me olvidaba por completo por qué me habia enojado! Ahora que ya sabes estos secretos, utiliza la delantera con maijia. Ir por ahi con ropa que no te favorece y que resulta tan excitante como los vales del supermercado no te ayudara a atraer a los hombres. Querida, los hombres son animales vi- suales y tu pecho forma parte de tu atractivo fisico, Utilizalo. ¢Por qué no barajar las cartas a tu favor? —64— 12 LEVANTA UNA PIERNA En el juego de atraer a los.hombres, ponerse pollera o pan- talones cortos de vez en cuando te da cierta ventaja. Es la for- ma més facil de avanzar. Hay un viejo tema de los ZZ Top que dice algo asi como: «Tiene piernas y sabe usarlas». Las piernas son fabulosas y encierran mucho poder. Un mero cruce de piernas vuelve locos a los hombres. ;Piernas con minifalda o pantalén corto? Mejor todavia. Cuando digo «corto» me refiero a cualquier medida por encima de la ro- dilla. Si eres alta, puedes taparte la mitad de la pierna. Por su- puesto, como norma general cuanto més cortos sean los pan- talones 0 la pollera, mayor ser la respuesta de los hombres. jViva la minifalda! Imagina lo que podras hacer con las piernas cuando sepas cémo sacarles el maximo partido. Piensa que la diferencia en- tre llevar pollera o pantalones cortos es como la que existe en- tre utilizar un gusano de plastico o cebo vivo para pescar. Las polleras y los pantalones cortos son como cebo vivo para los hombres, porque el trasero y las piernas se ven «al natural». éQué tipo de pollera o pantalones cortos debes llevar? Sigue las tendencias de la moda en cada momento. jSea cual sea la tendencia, ensefiar las piernas nunca pasa de moda! —65— EL MANUAL Ponte pollera Las polleras y los vestidos tienen tres funciones a ojos de los hombres, ninguna de las cuales tiene nada que ver con el estilo: 1. Te dejan las piernas al aire. 2. Nos permiten ver cémo se te mueve el trasero sin la res- triccién de los pantalones. Resulta mds natural y te da una mayor libertad de movimiento, lo que aumenta el atractivo. 3. Nos indican que no hay nada delante de la «meta». Eso nos pone cachondos. Las polleras quedan mejor si son ajustadas pero no dema- siado, pues de lo contrario deforman el culo y te impiden ca- minar bien, lo cual no resulta atractivo. Cuando vemos a una mujer que lleva una pollera demasiado cefiida, nos preocupa que vaya a caerse..., y eso no es demasiado sexy que digamos Las mujeres suelen cometer este error. Si te sobran unos kili- tos, déjalos respirar. Mi amiga Kate lo explica de esta manera: «Cuando veo a una chica con una pollera o vaqueros demasia- do pequeiios, pienso que es como intentar meter diez kilos de arroz en una bolsa de cinco kilos, y no queda nada bien». Lo mejor es que la pollera sea lo bastante ajustada como para per- filarte el cuerpo. No tiene que ahogarte ni ser tan holgada que te dé un aspecto dejado. También vale la pena mencionar que las polleras largas y vaporosas que de vez en cuando se ponen de moda no surten efecto alguno en los hombres. No nos dejan verles el culo ni las piernas. Tus amigas quizd piensen que estas fabulosa pero, por lo que a nosotros respecta, es como si Ievaras puesta una bolsa. —66— Levanta una pierna Nota: Si de verdad quieres excitarnos, ponte polle- ray arquea la espalda mientras colocas el equipaje en el compartimiento superior de la cabina de un avidn. La préxima vez que tomes un vuelo y veas a un hombre, gpor qué no lo pruebas? Recortalos En un caluroso dfa de verano, un buen par de vaqueros recortados resultan més atractivos que tu mejor traje de fies- ta. Nos encanta verte las piernas, y los pantalones cortos crean una situaci6n ideal para todos: ti vas cémoda y contenta, y nosotros te vernos las piernas. ;Que no se te olvide cuando lle- gue el buen tiempo! Conclusi6n: Las piernas sirven para alejarte de un hom- bre pero... gpor qué no usarlas para hacer que los hombres se acerquen a ti? —67— 13 MAQUILLAJE, EL JUSTO Empecemos con un consejo importante: nunca te laves la cara con jabén. Aunque seas hija de un minero, lavatela con agua tibia y aplicate una crema hidratante. Si te has puesto al- gtin producto resistente al agua o dificil de quitar, utiliza des- maquillador, 0, si se trata de maquillaje ligero, emplea una cre- ma hidratante barata y retirala con discos de algodén. Ya esta. Nijabén ni locién limpiadora suave. He sido modelo durante veinte afios y esto es lo que hacen los modelos inteligentes (si, se pueden usar las palabras «modelo» e «inteligente> en la misma frase). Si no te estropeas la cara con jabén, te verds siem- pre joven, con la condicién de que no fumes ni te broncees en exceso. Lo sé, ahora estds pensando: «¢De qué cofio habla este tipo? ;Pensaba que estaba leyendo un libro sobre relaciones!» Pues bien, tus cuidados de belleza tienen mucho que ver con el éxito de tus relaciones a corto y largo plazo. El maquillaje y los hombres A la mayoria de los hombres que conozco no les gusta el exceso de maquillaje; prefieren un aspecto sencillo, natural y — 68 — Maquillaje, el justo bien cuidado. Al fin y al cabo, en la cama las capas de ma- quillaje no tienen ninguna gracia, y no es muy recomenda- ble que parezca que todos los artistas del circo acaban de pasar por las sébanas. Alos hombres tampoco les gusta que las mujeres dediquen demasiado tiempo asus cuidados de belleza. Nos molesta que acaparen el cuarto de bafio y nos ponemos impacientes cuan- do queremos marcharnos y ustedes necesitan cuarenta minu- tos mds. Pasarse demasiado acicalandose también resulta arriesgado porque, si te entregas durante tanto rato a una ac- tividad tan superficial, tu chico quizé piense que tienes un pro- blema de prioridades. Aqui tienes una lista de cosas relacionadas con la cosmé- tica que a la mayorfa de los hombres nos gusta o nos mo- lesta y el porqué. Lapiz de labios: odiamos el sabor del pintalabios. Son preferibles los colores naturales, no queremos sentirnos como si estuviéramos besdndonos con una mufieca. Capa gruesa de maquillaje: cualquier cosa que se nos que- de en la ropa cuando te rozamos nos parece asquerosa. Botox: con el tiempo hace que las mujeres parezcan bi- chos raros. Inyecciones en los labios: da la impresién de que las mujeres llevan dos lombrices en la cara, cosa poco reco- mendable a no ser que vayas de pesca. Los labios finos también resultan sensuales. Cabello teftido: tienes carta blanca. Escoge cualquier co- lor o las mechas que te gusten. Nos encantan todos... ex- cepto el violeta de las abuelas. Perfume: un poco hace maravillas. Encuentra una fra- gancia con la que te identifiques y péntela un par de ve- ces por semana. —69— EL MANUAL Implantes de pecho: si tus senos tienen una forma boni- ta (sean del tamafio que sean), entonces no, probable- mente no puedas mejorar lo que tienes. Sin embargo, si detestas el tamaifio y la forma de tus pechos (busca una segunda opini6n), consideras que han perdido atractivo después de tener hijos o crees que el resto de tu cuerpo esta mds «en forma», entonces vale la pena que te lo plan- tees. Pero no te los hagas demasiado grandes y procura ponerte en buenas manos. * Bronceado: el moreno con o sin marcas siempre es agra- dable de ver. Preferimos que se note la marca de la biki- ni, al menos en el trasero, ya que a veces las chicas que no la tienen parecen un poco vulgares. Pero sabemos que tanto sol es pérjudicial para la picl y también nos gustan los cutis de porcelana. © Lifting facial: lo siento, pero queda horrible. Para mds informacion, véase la alfombra roja de Hollywood. © Liposuccién: es como poner una tirita en una herida gorda. © Manicura y pedicura: adelante. Una forma sencilla de verse arreglada. El fondo del asunto es que el maquillaje y otros tratamien- tos corporales pueden mejorar tu aspecto ligeramente, pero no se trata de embadurnarse la cara. Todos conocemos a alguna chica que no es ninguna belleza pero que tiene a los hombres asus pies. No es porque parezca una Barbie. Es porque es de naturaleza alegre y se siente a gusto con su cuerpo, y eso se le nota en Ja cara. El maquillaje bien utilizado puede mejorar tus rasgos naturales pero nunca debe convertirse en tu tarjeta de presentacién. —70— Maquillaje, el justo El truco de una rutina facil Cuando empieces a salir con un hombre, acude a las pri- meras citas con un maquillaje discreto. Es mejor que te vea tal y como eres al principio, lo menos maquillada posible. Deja que se enamore de tu sensualidad innata. De lo contra- rio, si te pintarrajeas como una pepona las primeras cuatro veces que te vea, tendr4s que mantener esa costumbre duran- te el resto de la relacién. Es més facil presentar un aspecto natural, y la ventaja adicional es que cuando te arregles de verdad para una fiesta o una boda, le parecerés una mujer diferente. ;Eso nos encanta! La moraleja de esta historia es que debes presentarte tal como quieres que te traten. Tu aspecto estd intimamente ligado a tu concepto de ti misma. Cuanto menor sea la naturalidad que muestras, mas tenderemos a considerarte un objeto. Si pareces de plastico, quizé te tratemos como si lo fueras por- que es el mensaje que transmites. Maquillarse poco no signifi- ca ser desalifiada, pero si vas arreglada con naturalidad, nos fijaremos én eso y te trataremos como te vemos: de pelicula. ee 14 EL TOQUE MASCULINO Aunque cada hombre tiene una opinién propia sobre lo que es «natural» y deseable, la mayurfa esté de acuerdo en que Ja belleza sencilla es mejor que la que exige grandes es- fuerzos de mantenimiento. Nos gustan las chicas en camise- ta. Pero gqué significa exactamente «demasiado natural»? Demasiado natural es una mujer que muestra mas caracteris- ticas masculinas que femeninas, es decir, que eructa cuando tiene ganas, suelta palabrotas como un camionero 0 no se ducha. A pesar de todo, las chicas algo masculinas pueden resultar alucinantemente atractivas. Te sorprenderia saber cudntas mujeres lo consiguen. A continuacién te explicamos cémo deshacerte de los tacos y potenciar tu atractivo con al- gunos toques masculinos. Por qué a los hombres les gustan las chicas que parecen chicos A muchos hombres les encantan las mujeres vestidas con vaqueros, una camiseta y cola de caballo, de cualquier edad. ¢Una chica que se comporta como nosotros sin dejar de ser —72— El toque masculino femenina? Es una combinacién celestial. Nos gusta que una mujer que esté rodeada de hombres no actiie como una remil- gada, sobre todo en actividades al aire libre. Pero también nos gusta que siga siendo toda una mujer. La linea divisoria es muy delgada. No te prives si quieres es- cupir cuando estés con nosotros por ahi o soltar un eructo mien- tras te tomas una cerveza, pero si por naturaleza tienes actitud de «marimacho», entonces més vale moderarte un poco o corres el riesgo de pasar al otro lado y convertirte en «uno de los chicos». ¢Conoces a una de esas chicas que se quejan de ser siempre ami- gas delos hombres que les gustan? Es «uno de los chicos». Y ellos la adoran, pero no del modo en que a ella le gustaria. Recuerda desde el principio que quieres ser la novia, no laamiga. Eres mona y un poco marimacho, pero no eres un hombre. Con respecto a hacer vida social con hombres, cuanto mas «femenina» seas, ms facil te resultara reaccionar de vez en cuan- do de forma més masculina sin quedar mal. Todo lo que rompe los estereotipos nos parece sugerente y divertido. Mezcla el vestuario Nos gustan las chicas de estilo un poco masculino porque nos sentimos como si estuviéramos con una amiga, no con un colega, sino con una amiga a la que caemos bien. Una amiga sexy a la que todo le sienta bien, ya sea un vestido de fiesta o unas botas de trabajo. Cuantos més aspectos distintos presen- tes, mds interesante serds para nosotros. La imagen masculina funciona mejor cuando se mezcla con elementos de otros es- tilos, como una camiseta, vaqueros y un collar de cuentas hi- ppy; © pantalones cortos, una camiseta y tacos. Si quieres mas ideas sobre este estilo, consulta una revista de mujeres surfe- ras o de actividades al aire libre. —73— EL MANUAL Chicos, chicas que son como «uno de los chicos» y el alcohol El tinico motivo por el que nos gusta verte borracha es que sabemos que asi serd més facil acostarnos contigo. No te emborraches delante de hombres. Es peligroso, estupido y desagradable, pese a que muchas mujeres opinen que es bue- na idea. En otros apartados de este manual me referiré al al- cohol y a las citas, pero menciono el tema ahora por un mo- tivo muy claro: a los hombres les encanta beber mucho y ponerse bravucones, y si te juntas con ellos en esos momen- tos, puedes salir malparada. Salir de copas con los chicos es mala idea. Acabar achispada, esta bien, pero borracha no. Piensa en tus amigas cuando estan boxrachas. gEn qué oca- siones les favorece una borrachera? Pocas veces, por no de- cir nunca. Pues contigo pasa lo mismo. —74— 15 CUANDO LA COSA SE PONE PELIAGUDA Hay diferencia entre una chica con un toque masculino y un marimacho. He vivido mucho tiempo en las regiones rura- les de Vermont y sé que muchas mujeres alegan la excusa de ser inconformistas para no depilarse las piernas, las ingles y/o las axilas. Aunque a muchas de ellas no les afecta en absoluto (basicamente porque en esas regiones hay escasez de mujeres), debes saber que, para bien o para mal, a muchos hombres les resulta asqueroso. Actualmente la depilacion es una de las cos- tumbres mis arraigadas y algo que los hombres dan por sen- tado, asi que no te queda mas remedio que pasar por el aro. La belleza de las ingles La zona del bikini no es la mas adecuada para dejar «al natural», Cuida esa zona, jpiensa que es tu jardin del Edén y no te olvides de arrancar las malas hierbas! Toma como referencia Canada y otros lugares libres de vegetacin sel- vatica, no el Amazonas. Si prefieres dejar «un poquito de césped> en el terreno de juego, sé imaginativa de vez en cuando con la forma. Incluso —m5— EL MANUAL existen tinturas para esa zona; el rosa chillén le dard que pen- sar. Se trata de sorprenderlo siempre que puedas. Uno de los aspectos que nos gustan de las mujeres es que Son distintas de nosotros por su tersura y por no tener el cuerpo peludo. Una nota para los hombres Chicas, enséfienles estos parrafos a sus chicos. Una pareja es cosa de dos: ustedes los hombres deben ha- cer un esfuerzo por ir arreglados, por recortar lo que haya que recortar y ser limpios. A las mujeres tampoco les gusta salir con un gorila. Si has sobrevivido a la moda de lo metrosexual, nunca te has hecho la manicura y no tienes més pares de Zapatos que tu novia, felicidades, sigues siendo un hombre. Sin embargo, no deberias negarte a sacar la desbrozadora y podarte el seto. No es de homosexuales recortarte el pelo que te rodea el «instrumento>, evitar que el vello del pecho sea mas largo que la lana del cachemir e impedir que los pelos de la nariz te molesten cuando comes. —%— 16 PONTE EN FORMA DE TODAS FORMAS Todos llevamos bien a la vista nuestras debilidades mas evidentes: el peso, la salud de la piel y la postura corporal. Jun- tas indican a los demés si somos felices 0 desgraciados, meti- culosos 0 perezosos, si nos cuidamos 0 no y si somos gloto- nes 0 nos falta disciplina para la actividad fisica. Como el cuerpo es lo primero en lo que se fijan los hombres (y todas las dems personas), es preferible que refleje tus puntos fuer- tes en vez de tus debilidades. Ya conoces las numerosas razones sociales, fisicas y emo- cionales por las que hay que mantenerse en forma, asi que no soltaré un sermén sobre ellas aqui sino que hablaré del ejerci- cio, la dieta, la vida sexual y el amor. Qué tienen en comin todas estas cosas? Est4n interrelacionadas. El amor propio, el grado de comodidad personal en la cama y los sentimientos sobre tu vida y tu relacién estan estrechamente ligados con la dieta y los habitos de ejercicio. Ustedes, las mujeres no lo tienen facil. Los medios de co- municacién las acosan por los cuatro costados para decirles que estan demasiado gordas o demasiado delgadas, para suge- rirles una dieta nueva o una nueva técnica sexual. Es una exa- geracion. Pero gqué pueden hacer? Quieres ponerte guapa —77— EL MANUAL para tu nuevo hombre y empiezas a hacer ejercicio en serio. Te anotas en un gimnasio. jAsi estar4s en forma! ;Y més atracti- va...! Y¥ entonces dejas de ir al gimnasio. Como sabe cualquier mujer que lo haya intentado, hacer ejercicio para los demas no funciona. Para llevar una vida sana hace falta una motivaci6n mejor que la de atraer a un hombre que ni siquiera forma par- te de tu vida, o la de complacer a alguien que est4 ahi pero no se lo merece. Entonces, gqué puedes hacer? La clave consiste en librarse del yugo que supone buscar la perfeccidn por otras personas. Tienes que hacer ejercicio por ti misma, realizar actividades que te gusten y que resul- ten beneficiosas para tu cuerpo y tu disfrute personal. Cuan- do tratas bien el cuerpo, disfrutas y te sientes bien. Estas ac- tividades no tienen que ver con los liombres, el atractivo sexual ni nada por el estilo. Empieza a considerar que la vida sana forma parte de tu existencia. Las actividades fisicas que realices son saludables para ti. Aunque no te guste tu aspec- to actual, debes dar el primer paso en el camino del cuidado personal y las relaciones positivas. Es tan facil como salir a pasear 0 a correr un poco. Estar en forma afecta a tu vida amorosa No existe una forma més delicada de expresarlo: cuanto mejor aspecto tengas, mas hombres te encontraran atractiva. Lo mismo puede decirse de los hombres, pero como sin duda sabras ya, los hombres son ligeramente més superficiales y menos indulgentes con respecto al aspecto fisico. Como no me cansaré de repetir, jos hombres son seres visuales! Asi que mis vale que tengas buen aspecto. E insisto, cuantos més hombres atraigas, mas posibilidades tienes de elegir. Si te mantienes en forma, se te presentaran mds —78— Ponte en forma de todas formas oportunidades de conocer aun hombre especial con el que haya quimica, de entablar esa gran relacién que no permita que te «estanques». En clase de gimnasia, yo siempre era el ultimo nifio al que elegian como compaiiero y eso no me hacia ninguna gra- cia. Seguro que no quieres ser la ultima opcién, y la forma de evitarlo es manteniéndote en forma. La buena noticia es que cualquier cuerpo que esté bien cui- dado y en buena condicién resulta atractivo a infinidad de hombres. Si, requiere esfuerzo y disciplina, pero la recompen- sa supera con creces el sacrificio. Deja de decir: «Quiero a al- guien que me quiera por mi belleza interior». Nota: Es importante que te quieran por tu belleza interior, pero aunque seas el mejor coche del concesio- nario, sino estas un poco reluciente por fuera, un posi- ble comprador nunca echard un vistazo bajo el capé ni te tomard para dar una vuelta. La mayoria de las mujeres que dicen que quieren que las quieran por su belleza interior utiliza este argumento como excusa para no mover el culo y no cuidarse. Es un circulo vicioso. Si no te sientes a gusto contigo misma, no haces cosas que te convienen y asi sucesivamen- te. ;Rompe el circulo! Ponte en forma, siéntete bien y sal- drds ganando. Sobre la delgadez extrema En muchas ciudades grandes lo que esta de moda es la del- gadez extrema. En realidad a los hombres no les gusta. La —79— EL MANUAL proxima vez que estés rodeada de mucha gente, pregtintate qué cuerpos te gustaria abrazar. ¢Quién querria abrazar a un montén de huesos? jNosotros no! No pasa nada si eres del- gada, pero la delgadez antinatural no tiene ningiin sentido. Las mujeres que pasan hambre para alcanzar la perfeccién no ha- cen mds que demostrar su vanidad y su dependencia de los hombres. Quizés a tus amigas les impresione que no tengas un gramo de grasa corporal, pero a nosotros no. Nos gustan las mujeres que estan macizas, en forma y felices. Las curvas y las «redondeces» ligeras son maravillosas! Las ventajas afiadidas de estar en forma Estar en forma puede ayudarte a conseguir otras cosas aparte del hombre ideal: desde un empleo mejor hasta un as- pecto mds joven, pasando por una mayor vitalidad y un mejor rendimiento en casa y en el trabajo. No hay nada que te dé mas satisfacciones que gozar de buena forma ffsica. El ejercicio mejora la calidad de vida. jTe beneficiard en todos los sentidos! —s80— 17 jQUE SEXY ES LA SEGURIDAD! La sensualidad no depende tinicamente del aspecto fisico. Todos conocemos a una mujer que resulta increfblemente sexy pese a que, objetivamente, tampoco es tan bonita. Esto se debe a que la sensualidad depende del porte de una persona, de su presencia. - Hay un montén de personas con un fisico estupendo que carecen de atractivo sexual y muchas otras de aspecto més normal que rezuman sensualidad. Piensa en los actores y ac- trices de la alfombra roja y en cudntas veces te has dicho: «En realidad él/ella es normalito/a, pero jqué bueno/a esta!» Todo depende de su actitud, de su forma de moverse y de ese brillo especial en la mirada. Quizé te parezca un egocéntrico por decir esto, pero asu- miré ese riesgo: cuando entro en un lugar ptblico y deseo transmitir a las mujeres el mensaje de que soy un buen parti- do, digo para mis adentros cosas como «vamos a ver, ¢a cual de ustedes quiero?», «deberfan tener la suerte de estar conmi- go» y «. Puedes pensar en: © algo que te parezca romAntico (una cena para dos, paseos por la playa, cualquier cosa); © una fantasia sobre un hombre que esté en la sala (deja vagar la imaginacién); © no dar vueltas y pensar directamente en el sexo. Diviértete asi. Los desconocidos no tienen ni idea de cua- les son tus virtudes o debilidades, asf que si piensas en algo fuerte cargado de sensualidad, te percibiran como a una mu- jer fuerte y sensual. Aunque estés en el trabajo, un entorno que no suele motivar este tipo de pensamientos, jpruébalo! ;Lo mejor de todo? Las otras mujeres no advertirdn tu estado men- tal, pero los hombres si. —82— {Qué sexy es la seguridad! El porte éTe has fijado alguna vez en que cuando estas triste cami- nas de forma distinta que cuando estas contenta? ¢Alguna vez has intuido los sentimientos de otras personas por su postu- ra? Seguro que si. Fijate en estas tres claves del lenguaje cor- poral sexy: 1. Buena postura: mantente bien erguida y relaja los hom- bros y los misculos faciales. 2. Camina lentamente: muévete un poquito mds despacio de lo normal. 3. Conciencia corporal: nota qué hace tu cuerpo al mover- se. Presta atencidn a los mtisculos flexores de la cadera y del cuello. Pruébalo, aunque tengas que fingirlo. Funciona. Lo que no hay que hacer Aqui tienes una lista de actitudes que nos quitan las ganas, la antitesis de lo sensual: © ir encorvada; : © mirada evasiva y/o falta de contacto visual; © una postura tensa o un andar rigido; © muestras de agobio; una expresién de disgusto, preocu- pacién o fastidio; * comportamientos poco sociables, como apoyarse contra la pared o aislarse de la gente. —33— EL MANUAL EI poder de la mirada Prueba a sostenerle la mirada a alguien durante més tiem- po de lo que lo harfas normalmente. No asustes a nadie ni le hagas apartar la vista, pero si tienes una cita con un hombre, el contacto visual puede ser mas prolongado. No hace falta que parpadees de forma exagerada ni que coquetees abiertamente. Mira con discreci6n a tu candidato y piensa en algo excitante, aunque él te esté hablando de sus herramientas de jardinerfa. jPuedes llevartelo ala cama! (Es broma.) Cuando lleve un rato sentado contigo, quiz4 tu seguridad serena lo inquiete... de forma positiva. Quizds incluso te pregunte en qué estas pen- sando, pero probablemente no lo haga por temor a equivocar- se, Si se atreve a preguntar, tienes que responder siempre: «Oh, te estoy escuchando y pensando en lo que dices.» Lo que se capta con los sentidos suele ir més alld de la rea- lidad y ha legado el momento de que te aproveches de ello. — 84— 18 EL PORQUE DEL PORNO Es probable que la pornografia no te interese. Sin embar- go, a muchos hombres sf que les encanta. La pornografia existe desde hace mucho tiempo (fijate en las pinturas rupestres). La buena noticia es que la mayoria de los hombres no alberga el deseo de salir con estrellas del porno. Nos gustan las mujeres normales, como tu. Pero los hombres son criaturas dominadas por lo visual, y las revistas e Internet son nuestra fuente de imagenes. Mirdndolas, decidimos qué nos gusta y qué no, y quién esté al mismo nivel que nosotros. Cuando un hombre consume pornograffa, mantiene un monélogo interior parecido a éste: Caray, ésa las tiene fabulosas. Vaya, es la primera vez que veo una cosa asi. jGuau! jLo que més me calienta! Puaj. No. ¢Esa es Paris Hilton? ¢La pornografia reduce las mujeres a objetos? Si. gEs de- gradante? Por desgracia, bastante a menudo. De todos mo- dos, todas las mujeres que se dedican al porno como profe- sionales (empleo el término «profesional» de forma poco — 85 — EL MANUAL rigurosa) estan dispuestas a desnudarse y a hacer las cosas so- bre las que fantaseamos. Es una realidad. No toda la pornografia resulta atractiva. Muchas cosas son enfermizas, y la fascinacién de un hombre por el porno no de- berfa pasar de una mera aficién. Mi intencién no es revolverte las tripas sino aclarar por qué miramos imagenes obscenas y explicarte cémo sacar partido de esa costumbre. La mayoriade los hombres no te contar4n estas cosas, pero el saber no ocupa lugar en este aspecto. Asi pues, hablemos del tipo de material mas suave y de por qué a los hombres les gusta. éQuieren que les cuente un secreto? Si no fuera porque pensamos que no les haria ninguna gracia, los hombres nos quedariamos observandolas, a ustedes y su anatomia durante horas seguidas. Nos fascinan sus curve. y formas. Siempre in- tentamos mirar a hurtadillas cuando hay una mujer desnuda. Imaginate que encendiéramos todas las luces de la habitacién y dijéramos: «Bueno, vamos a echar un vistazo. Hummm. jIn- crefble! ; Qué interesante es esta marquita que tienes aqui!» No podemos comerlas con los ojos de ese modo para cap- tarlo todo, nos tomarian por locos. Esto hace que nuestra cu- riosidad no quede saciada. De ahi que necesitemos la pornogra- fia. Con el porno podemos observar y examinar hasta hartarnos. A veces miramos pornograffa por razones obvias, y otras por los mismos motivos por los que té hojeas catalogos de ropa. To- dos los hombres tienen sus preferencias fisicas, y a través del «catdlogo del porno» decidimos las de cada uno. Lo que esto significa para las mujeres Por desgracia, los hombres las comparamos con las muje- res que vemos en Internety en las revistas, del mismo modo que ustedes se comparan con las modelos de las revistas de moda. — 86 — El porqué del porno Sin embargo, nosotros no emitimos juicios del tipo «bien» o «mal» sino que las clasificamos por «tipos». Cuando vamos por lacalle, se nos ocurren fantasias instantaneas: «;Cémo ser des- nuda la mujer que est4 paseando al perro? Un momento. He visto una mujer como ella en una revista. La secretaria de don- de trabajo tiene la misma pinta». Las revistas ofrecen miles de fantasias obscenas con personajes tipicos como secretarias y en- fermeras, animadoras y abogadas, mamés y doctoras (no me digas que no lo sabias). A diferencia de los mujeriegos, a quie- nes sélo les importa la cantidad, los chicos malos disfrutan con la diversidad de tipos: etnias, colores de cabello, formas del cuerpo, edades, rasgos de toda clase. Intentamos hacer realidad nuestra lista de fantasfas de la misma manera que uno tacha los articulos de una lista de las compras a medida que los pone en el carrito. ¢Te parece duro lo que acabo de contarte? Pues es aplicable a la mayorfa de los hombres. Queremos descubrir quién es lasciva, quién es buena chica, y disfrutar de ambas. ¢Qué puedes hacer para aprovecharte de esto? Identifica el tipo al que perteneces. Las opciones son infi- nitas. Aqui tienes unas cuantas: atleta chica buena de clase humilde camarera explosiva colegiala secretaria doctora/ intelectual cajera chica trabajadora modelo eecee No siempre puedes escoger tu tipo; a menudo eres quien eres, y eso determina qué hombres se sentirdn atrafdos por ti. —87— EL MANUAL Mirate en el espejo y piensa objetivamente en qué tipo encajas mejor. A partir de ahi acentia el lenguaje corporal y la vesti- menta mds apropiados para esa imagen. Encontrarés el secreto de tu éxito cuando descubras qué aspectos de tu tipo sonlos que vuelven locosa los hombres. gEs el cabello recogido hacia atras? ¢La forma en que las calzas de gimnasia te abrazan las piernas? ¢Los anteojos de mentira? Desctibrelo y explota su poder. No, no pretendo que salgas a hacer las compras vestida de enfermera con un escote hasta el ombligo. Sdlo te aconsejo que seas consciente de nuestra inclinacién por los estereotipos y, sise te presenta la oportunidad, que afiadas un toque picante a tu vestimenta, aunque sea para estar por casa. Anteojos, el pelo revuelto y trenzas; por sutil que sea el detalle, repararemos en él. ¢Recuerdas el primer video de Britney Spears Baby One More Time, en el que iba vestida de colegiala? Me pregunto quién era el encargado de vestuario aquel dia. Quizds estés pensando: «Steve, esto se parece a lo que de- cias en el capitulo “Trucos de carnaval” ». Site has dado cuen- ta es que eres inteligente. Hago hincapié en ciertas cosas para demostrar que los conocimientos que necesitas se solapan y que hay menos de un grado de separacién entre muchos de estos capitulos. Sobre el porno y la imagen Si quieres saber qué esperan los hombres de los cuerpos femeninos, echa una ojeada por ti misma. La pornografia es como una enciclopedia para hombres que explica el misterio de las mujeres. ; Quieres saber cémo arreglarte los «bajos»? Pues fijate en las tendencias actuales de depilacién que apare- cen en las revistas que leen los hombres. Los creadores de es- tos medios se preocupan de averiguar lo que gusta o disgusta — 88 — El porqué del porno a grupos numerosos de hombres, puesto que las ventas depen- den de ello. Dado que los gustos individuales varian, cuando estés con un hombre puedes consultarlo directamente, pero, mientras tanto, te formards una idea bastante acertada de las tendencias para la zona de la bikini navegando por Internet o en la seccién de revistas de un bar de carretera. Un dia me llam6 mi amiga Ginger para preguntarme qué forma debja darle al vello puibico al depilarse. Mi respuesta fue: «brasilefia>. —iTe refieres a que me lo depile con la silueta de Brasil, el pais? —me pregunto. —No —dije riendo—, asi se llama el estilo. Ella seguia sin entender, asi que arranqué unas cuantas p4- ginas de la revista de un «amigo» y cuando nos vimos le ense- fié las opciones. Misién cumplida. En resumidas cuentas, nunca debes hacer algo que te inco- mode, pero has de ser consciente de lo que piensan los hom- bres para tomar decisiones serenas e informadas. No todo es de color de rosa, pero de ti depende que aproveches 0 no esa informacién. Por favor, jno mates al mensajero! ‘ —~—39— 19 CONFIA EN TI «Si me quiero ami misma, ti también me querrds.»- Pasemos al siguiente capitulo. Es broma. Pero es bueno repetirse esa frase una vez por semana. Laconfianza en uno mismo ha sido y seguird siendo uno de los mayores retos de la vida. La seguridad viene y va como las. olas del mar. Poco importa que uno sea rico, famoso, guapo 0 astuto. La autoestima requiere un mantenimiento constante. Dos personas que se quieren a si mismas independien- temente de los sentimientos del otro tienen muchas mas posibilidades de éxito en una relacién que dos personas necesitadas que se juntan por desesperacién. ¢Qué signi- fica esto? Antes de cada relacién, hay que vivir feliz en so- litario durante un tiempo antes de poder ser feliz con otra persona. ¢Por qué te lo digo? Porque las mujeres que bus- can la realizacién personal en el aprecio por parte de un hombre estan subiéndose a una montafia rusa. Las muje- res dependientes son vulnerables y se encuentran en una posicién sumamente débil en una relacién. Bdsicamente, en esos casos el hombre puede hacer lo que le dé la gana y la mujer dependiente s¢ aferra a él. Es muy probable que —90 — Confia en ti acabe malparada. Asf no se construyen las relaciones fuertes, positivas y con capacidad de recuperacién ante las dificultades. He salido con mujeres asi, sobre todo con mujeres que van alacaza de un marido, que es una forma de dependencia. Son personas faciles de manipular. Hace poco tuve una cita con una mujer que vefa a todos los hombres como posibles mari- dos, hasta tal punto que era incapaz de comprender que el he- cho de que un hombre esté dispuesto a casarse y a tener hijos no lo convierte necesariamente en el mejor partido para ella. Desde mi punto de vista, era como si llevara un cartel que pro- clamaba: «j;ME CREERE CUALQUIER COSA QUE ME DIGAS, PUEDES DARME FALSAS ESPERANZAS!» Estaba tan ansiosa por casarse que no se daba cuenta de que se metia en unas relacio- nes horrendas. Intenté decirselo, pero era testaruda. Vaya uno a saber dénde esta ahora. Los hombres notamos si una mujer esta desesperada por encontrar pareja y de forma consciente o inconsciente nos aprovechamos de ello en beneficio propio. La pelota est4 en nuestro campo; juego, set, partido..., tu pierdes. Piensa en el caso contrario: conocemos a una mujer que da a entender, de forma verbal o no verbal, que le satisface estar sola, Nos sentimos intrigados. Nos dan ganas de conquistar- Ia. Queremos echar abajo sus barreras y conseguir que ella nos elija a nosotros, ser el hombre que ella quiere. Nos motiva el impulso de alcanzar lo que nos parece inalcanzable. Las rela- ciones sdlidas, maravillosas y resistentes surgen de circunstan- cias como éstas. Lo bueno del caso es que esta estrategia no sdlo te ayuda a conseguir al hombre que quieres, sino también el amor que mereces y la autoestima que necesitards para lo- grar que la relacién funcione. —aA— EL MANUAL Como aumentar Ia autoestima Estas sugerencias quiz te suenen muy t6picas, pero disfru- tar de la vida en solitario es la clave para, llegado el momento, disfrutar de la vida en pareja. © Date caprichos. Hazte un regalo. Teje una bufanda, co- rre un marat6n, cémprate un perro. Cualquier cosa. Entretente. Cocina sola, lee en el parque, ve al cine oa un concierto por tu cuenta. © Vete de fin de semana a algun sitio. Tii sola. Si es la pri- mera vez que lo haces, prueba un balneario. © Anétate en un curso. Aprende algo. Busca una aficién nueva. Si est4s pensando «me he comprado este dichoso libro pre- cisamente porque no quiero estar sola», no pierdas la pacien- cia. Pero entonces a lo mejor no lo has entendido bien. Como te has resistido a dedicarte tiempo a ti misma, estds desespera- da. Todos sabemos reconocer el aroma de la desesperacién, y no se parece en nada a un perfume de Chanel. Los hombres lo huelen a un kilémetro de distancia. Lo tnico que te pido es que dediques un momento de tu soledad a decir la siguiente frase en voz alta: «Soy una per- sona divertida. Me lo paso bien sola y, aunque estaria bien compartir este tiempo con un hombre, prefiero estar sola que mal acompaiiada sélo para llenar las horas». Es increfble el efecto que estas palabras pueden surtir en tu autoestima. Son como una bebida energética para el érgano de la confianza. No sabias que tenfas un érgano de la confianza? Hay mu- chas cosas en tu interior, y también hay uno de ésos. En- cuéntralo y cuida de él. —92— 20 DE TARJETA DE VISITA A BOMBON Trabajas duro para ganarte el sueldo. Hay un momento y un lugar para mezclar los negocios con el placer, pero una cita no es el mas adecuado. Siento informarte de que a nosotros los hombres, y me refiero a todos, tanto los que ponen gasolina con plomo como los que la prefieren sin plomo, no nos excita demasiado que nos cuentes a qué te dedicas. Nota: Como mucho, tu profesién se sittia en la quinta posicién en la lista de caracteristicas que nos parecen importantes... a no ser, por supuesto, que en tu trabajo te desplaces por una barra, y no precisamen- te por ser bombera. Suena cruel pero, en realidad, nuestra falta de interés portutra- bajo tiene sentido: lo més probable es que nunca trabajemos conti- go y, en cambio, pasaremos juntos como pareja varias horas al dia durante meses 0 afios. Por consiguiente, tu trabajo y tu vida profe- sional son muy poco relevantes para nosotros, mientras que tus ha- bilidades sociales y tu personalidad resultan fundamentales. —93 — ELMANUAL Dicho esto, cualquier hombre que se precie respeta y ad- mira la posicion del sexo femenino en el mercado laboral y estarfa encantado de contar con la compafifa de una mujer realizada profesionalmente. Pero tu puesto de ofi- cinista o directora general tendraén poco que ver con tu atractivo sexual. Hay otras actividades que fascinan més a los hombres. Muéstrame tu lado mas dulce Siempre he tenido amigas que han tenido éxito en su ca- rrera y que se niegan a dejar de lado su talla profesional cuan- do intentan entablar una relacién con 11 hombre. No es de extrafiar que esas mujeres mandonas no tengan que resistir- sea responder a la llamada de un admirador..., porque su te- léfono no suena. En el competitivo mundo laboral hay poco espacio para las mujeres sensibles y amables. Todos lo tenemos claro. Pero en el mundo de la pareja lo que atrae a los hombres son las mujeres sensibles y amables, Las mujeres que triunfan en su profesién suelen dedicar tanto tiempo a convertirse en las mejores en su campo que su carrera absorbe su identidad a tiempo completo, y todo lo demés se diluye. ¢Sabes lo pri- mero que dejan por el camino? El lado sexy y femenino que atrae a los hombres. Dicho esto, me encanta intentar relacionarme con ejecu- tivas agresivas que se niegan a dejarse conquistar por nin- gin hombre. De hecho, lo tomo como un reto. Mi tactica consiste en despertar su lado mas femenino, estimular to- das las fibras sexuales de su cuerpo, diciéndoles cosas que, sise las dijera en su oficina, provocarian que un guardia de seguridad de la empresa me llevara esposado. Pero tengo el —94— De tarjeta de visita a bombén tiempo y la tendencia a ira por ellas porque me gusta vencer su resistencia. Otros hombres quizds estén demasiado ocu- pados o sean demasiado perezosos para traspasar sus defen- sas. Dales un respiro. No pienses que les estds poniendo las cosas en bandeja a ellos sino que te las estés facilitando a ti! Utiliza tu arma de negociacién mas poderosa: el hecho de ser mujer. Las personas explosivas son ms divertidas. Si eres inteligente y triunfas en el trabajo, ejercita la ver- dad mas basica de la vida: no es justo, pero tu si puedes te- nerlo todo en la vida. Qué hacer Por supuesto, cualquier hombre minimamente normal te preguntard por tu trabajo. Es perfectamente razonable respon- der, pero sé breve. 1. Dile a qué te dedicas y menciona tu cargo desde un buen principio. Despacha el tema cuanto antes. 2. Detecta a los impresentables fijandote en su reaccién y déjalos en la cuneta si no muestran el menor interés 0 se comportan de manera condescendiente. 3. Salpica las conversaciones sobre el trabajo con bromas sobre ti misma y coqueteos. El al desnudo Las mujeres no evalian a los hombres con los mismos cri- terios que usan ellos. El trabajo del hombre les importa. A las mujeres les impresionan los altos cargos, asi como las funcio- nes y la cuenta bancaria que los acompaiian, y todo en conjun- to puede resultar afrodisiaco. Pero el hecho de que lo escuches —95 — EL MANUAL embelesada mientras él parlotea sobre su trabajo no garantiza que puedas cambiar de temas abruptamente tras la siguiente pausa en la conversacién. Tendrds que dejar la mentalidad de mujer de negocios en tu oficina, a no ser, por supuesto, que se trate de una aventura amorosa entre compaiieros de trabajo. Lo normal es desear que a un hombre lo atraigas como mujer, no como ejecutiva de cuentas. A los hombres sélo les interesa una cosa: que les muestres tu lado mds dulce. Consigue el titulo de mujer sexy 1. Plantéate como un proyecto el resultar seductora; en- trégate a ello con la misma dedicacivun con que estudiaste durante tu carrera. 2. Revisa los capitulos del libro dedicados a cémo vestir para atraer a un hombre. 3. Sé egoista y dedica tiempo a tu cuerpo y tu salud. 4, Encuentra formas de aliviar el estrés... Quizd necesites comprar pilas. jVaya! Problemas en el turno de noche Existen unas cuantas situaciones en las que hablar del tra- bajo puede ayudarte a profundizar répidamente en la psique de un hombre y salir de ella mientras haya escapatoria. Hombres intimidados A los hombres inseguros les puede intimidar lo que pien- san que ganas y tu puesto de directora, presidenta, etcétera. Hay que evitar a esas personas. —% — De tarjeta de visita a bombén La inseguridad de un hombre puede ser la punta del iceberg Iamado «soy un imbécil» que flota bajo su piel de «no valgo la pena». Hombres desdichados Los hombres insatisfechos con su trabajo pueden suponer que, como tii tienes éxito, estés encantada con tu trabajo y tu vida. Esto da pie a malas actitudes: tt hablas de lo bien que has pasado el dia y él de lo mucho que odia su vida. Si un hombre adulto no es capaz de encontrar la forma de ser feliz, proba- blemente se trate de un problema endémico. Puedes intentar animarlo, pero no dejes-de enorgullecerte detu éxito, y da por terminada esa relacién. Suéltate el pelo He tenido esta conversacién muchas veces: —Steve, a los hombres siempre les intimidan mi trabajo y mi sueldo. —(Todos los solteros con los que sales? —Si. ¢Cabe la posibilidad, por pequefia que sea, de que tu son- risa forzada, la blusa abotonada hasta arriba y esa actitud dogmatica ahuyenten a los hombres? A lo mejor el proble- ma no son ellos sino ti. No estoy sugiriendo que debas ha- certe la tonta o comportarte de forma poco seria, sino que quizd te preocupe demasiado que los hombres te respeten y demasiado poco que te encuentren irresistible. Si te sueltas el pelo y adoptas una actitud sexy no est4s ni mucho menos renunciando al respeto que tanto te ha costado ganarte. Se- fioras, no me cansaré de repetirlo: mientras ascienden por los —97 — EL MANUAL escalafones de la empresa, no tiene nada de malo que un individuo que esté unos cuantos peldafios por debajo alce la vista hacia sus polleras de vez en cuando... Esto es una metéfora, y lo demds son tonterfas. Somos personas, no mAquinas, y les garantizo que una relacién sana y apasio- nada resultard tan satisfactoria como el titulo que adorna su tarjeta de visita. —98 — 21 LA BELLEZA Y EL CEREBRO ¢Dices que quieres que él te quiera por tu belleza interior? Pues ahora es tu oportunidad. En cuanto consigas tener a los hombres revoloteando a tualrededor, pon el freno y consigue que presten atencidén. Lo que has hecho es aumentar tus op- ciones. La mayoria de tus amigas no capta este concepto, asi que tendrds poca competencia... y causards envidias. ;Sabes que dicen que hay dos hombres para cada mujer? Pues lo més pro- bable es que a ti te toquen cuatro gracias a las chicas que no leerdn este capitulo, Alld ellas. Acabas de duplicar tus posibi- lidades de conocer a un hombre del que puedes enamorarte de verdad. Como he dicho al principio de esta seccién, el método in- falible para conseguir un hombre y mantenerlo a tu lado con- siste en atraerlo con tu cuerpo y luego —jcambio de chip!— conservarlo con el cerebro. A ver si me explico. EI cambio de chip El cambio de chip se produce cuando él pasa de pensar sélo en el sexo a decirse: «Bueno, ahora mismo no voy a acostarme —99 — EL MANUAL con ella. ¢Quién es en realidad esta mujer?» Es como si se des- pertara. Es en este momento cuando necesitas interactuar con él, y él contigo. Ha Ilegado la hora de que empiecen a cono- cerse de verdad. Si notas que su nivel de atencién disminuye, recurre a tu sensualidad por unos instantes y recupéralo. Si lle- vas esta transicidn con habilidad, él ni siquiera se percatara. En un momento dado te estar4 mirando el escote y a continuacién te preguntard por la familia. Pero tienes que conseguir que preste atencién a lo que di- ces porque, incluso mientras hablas, él se est4 imaginando cualquier cosa, desde cémo eres desnuda a cémo besas. La cla- ve consiste en hacer que tu hombre te desee lo suficiente como para no aburrirse, pero no tanto como para que ignore olim- picamente lo que dices. Demasiadas «conversaciones serias» hacen que tu voz se convierta en un sonsonete continuo y molesto. Es decir, si estas hablando de la estrategia econdmi- ca de los paises en vias de desarrollo, mas vale que intercales algtin comentario jocoso cada cuarto de hora. Aunque estés saliendo con un miembro de la ONU, seguro que no le inte- resa pasarse la noche hablando de Namibia. Tienes una cita con él porque le interesas fisica y sexualmente. Aqui tienes temas de conversacién faciles que les resulta- ran interesantes a los dos: 1. Hazle preguntas poco habituales sobre cosas como: © ‘su primer coche © sus recitales preferidos © sus equipos deportivos preferidos © sile gustan més los perros pequefios o los grandes 2. Intercambia puntos de vista sobre temas distintos y evi- taa toda costa la religién y la politica. La mejor manera de conocer a un hombre es escuchar sus opiniones sobre un tema determinado en vez de «pedirle que hable sobre si — 100 — La belleza y el cerebro mismo». Elige un tema de la prensa sensacionalista so- bre una pareja de famosos, habla sobre los precios del petréleo o reflexiona sobre la gente que viaja y la que no. Asi participardn los dos en la conversacién y sabras cémo piensa. 3. Presta atencién a lo que dice y deja de pensar en ti mis- ma, Las primeras semanas de una relacién son cruciales porque es cuando la mayoria de las personas se muestra como son sin darse cuenta. Los hombres quieren sexo, y gran parte del sexo es men- tal, ¢verdad? (jel sexo es sobre todo mental si se practica con- migo! Pero me estoy alejando del tema). El sexo es un acto fi- sico que satisface nuestras fantasias mentales. Lo mas probable es que si te muestras demasiado seca y formal al conversar, le quites las ganas de estar contigo por falta de sensualidad. Lo que realmente importa en estos casos es el atractivo sexual, asf que mantén un equilibrio entre lo divertido y lo serio durante la conversacién, siendo el coqueteo lo divertido y lo serio la informacién que necesitas para conocerlo mejor, y viceversa. Saca partido de tu inteligencia En una etapa mas avanzada de la relacién, el estimulo men- tal es la herramienta que puedes emplear para mantener a tu hombre en el «patio». El patio es tu terreno de juego, también conocido como «vida amorosa». Al fin y al cabo, el cerebro es el érgano més sexy con que contamos. Si tienes cerebro, pre- sume de él (me sorprende que los cirujanos plasticos no hayan inventado implantes para eso). El momento y la forma de presumir de cerebro depende- rn de la situacién, pero ten presentes estos puntos: —101— EL MANUAL © Las mujeres vivarachas son divertidas. © Las mujeres vivarachas nos toman el pelo. © Las mujeres inteligentes cambian de idea de forma es- pontdnea, hacen observaciones inteligentes y acaban con un comentario picaro. © Las mujeres listas saben que los hombres tienden a ima- ginar cosas de forma muy grafica y, por consiguiente, eli- gen sus palabras con toda la intenci6n para caldear el am- biente sin que resulte demasiado obvio. Si nos haces saber con toda naturalidad que no eres tonta, nos pondras alerta. Nos lo pensaremos dos veces antes de in- tentar tomarte el pelo. Qué hacer si él es claramente mas inteligente que tu Aunque estés saliendo con un ingeniero aerondutico, segu- ro que sabes un montén de cosas que él desconoce: de dénde sale el plastico, por qué las aves son capaces de volar durante tanto tiempo cuando migran o cualquier otra cosa. Consigue que hable de algtin tema del que seguramente no sepa mucho pero que le resulte interesante. Esta estrategia hard que se pre- gunte: «;Qué sabe ella que yo no sé?». A veces sucede que estoy con una mujer que me parece mas bien corta de miras hasta que, de repente, suelta unas palabras en otro idioma, se pone a hablar de ballet, a hacer papiroflexia o katas de karate, y eso me fascina. A los hombres les gusta que los fascinen. Forma parte de la partida de ajedrez romantica. No te cuestiones moralmente las tacticas de la belleza y el cerebro, del anzuelo y el cambio de chip. Hacer que un hombre muerda el anzuelo y practicar — 102 — La belleza y el cerebro el cambio de chip no es engafiar, ni tampoco restarle impor- tancia a tu intelecto, sino todo lo contrario. Sencillamente se trata de una manera de poner en practica lo que sabes sobre el funcionamiento de la naturaleza: las leyes de la atraccién exis- ten, y si luchas contra ellas te quedar4s més sola que la una. Piénsalo. Asi que vayamos de pesca. — 103 — TERCERA PARTE LA CAZA: LOS CHICOS QUE RONDAN POR AHI Probablemente no te gusten algunas cosas de esta seccién, pero dice la verdad y tienes que saber a qué te enfrentas para con- seguir que esos factores jueguen a tu favor. Imaginate una cancha de tenis. Los hombres, y sobre todo los chicos malos, son como jugadores que golpean la pelota y acto seguido van corriendo al centro de la pista, luego golpean de nue- vo la pelota y vuelven al centro. Basicamente viven en el centro de la pista. Por qué? Porque la perspectiva de un nuevo reto amoro- so les resulta tan emocionante como saltar de un avion o conducir a toda velocidad. Por consiguiente, no «nos comprometemos» con ningun lado de la cancha. Queremos opciones. éTe crees que nunca me han dado calabazas? Me las han dado muchas, muchas veces. Tantas que he descubierto que la mejor manera de no sentirme herido es salir con otras mujeres, una de- tras de otra. Si aparece una mujer con la capacidad de hacerme sentar la cabeza durante un tiempo, adelante. No obstante, si me techaza no pasa nada porque siempre sigo adelante, y todo obje- to en movimiento tiende a permanecer en movimiento. Prosigo mi camino en el carril rapido, listo para buscar la mejor manera de conocer y seducir a la siguiente mujer. Pero ¢ddénde conocen a sus parejas los chicos malos? gCémo puedes pescar a un buen partido, 0 a dos 0 a tres? Esta seccién trata sobre lo importante que es la primera impresion, y sobre lo que has de hacer para que salten chispas. Ir a la tintoreria, al su- Permercado 0 a una cafeteria para comer algo rapido quiza te Parezcan actividades rutinarias. Los hombres también siguen una rutina: la de aprovechar cualquier oportunidad Para entablar con- versacion con una mujer y afiadir otro contacto a la agenda del celular. Algunos hombres son auténticos expertos en abordar alas mujeres; a otros no se tes da tan bien. Pero todos los hombres son Oportunistas cuando se trata de conocer a mujeres. Piensa en esta seccién como en la lémpara que tienes que encender Para ver las situaciones tal como son, Basta con que prestes atencién. Ten presente que todos los hombres muestran este comporta- miento de vez en cuando. Como ya he dir iio, si comprendes a los chicos malos, el resto de los hombres te Pareceré mucho més facil de conquistar y de conservar. A veces la linea que separa a un chi- co malo de un hombre normal es borrosa, pero estards preparada para lo que te toque, asi que no te preocupes. 22 AL ABORDAJE Los hombres te abordan constantemente. ¢Dices que no? ¢Que hace siglos que no te aborda nin- guno? Por muy soltera que te creas que estés, te garantizo que este mes te han mirado con ganas unas cuantas veces, ya sea un hombre en un autobtis 0 un chico bueno en un bar. Probable- mente no les prestaras atencidn, no te interesaran 0 no estu- vieras de humor, pero los hombres estaban ahi. Quiero ense- fiarte exactamente lo que piensan los hombres cuando intentan relacionarse contigo, para que puedas llevar la batuta y con- trolar la situacion. En este capitulo explicaré cémo abordo a las mujeres, los trucos que los hombres emplean en distintas circunstancias y cOmo deberias responder. Mis técnicas de abordaje Cuando abordo a una mujer no meando por las ramas. No caben las vacilaciones ni los arrepentimientos. {Lo mejor de todo? Nunca me verds venir. Los hombres expertos en el arte del abordaje son como enormes tiburones blancos. Estan al — 107 — EL MANUAL acecho, en silencio, y de repente jzas! Les entra un hambre voraz. No oirds frases del tipo «gvienes mucho por aqui?» o «no camines al sol, que te vas a derretir, bombén>. Un chico malo, o cualquier hombre que valga minimamente la pena, se pondré a charlar contigo como si te conociera de toda la vida, haciendo que la conversacién discurra de forma natural y nada forzada. Cuando pienses en ese encuentro més adelan- te, serds incapaz de recordar cual fue su primera frase. (Nota: iNo te reprimas y emplea la misma estrategia si quieres co- nocer a un hombre!) ¢Como se convierte uno en un experto del abordaje? A los hombres nos rechazan una y otra vez hasta que el resque- mor y la humillacién infligidos por la indiferencia y la mira- da desdefiosa de las mujeres nos empujan a buscar la perfec- cién. Algunos se amilanan y se baten en retirada mientras que otros se vuelven més astutos y fuertes. ¢Cémo de habiles lle- gana ser? Tan habiles como para conseguir que sean ustedes quienes vengan a nosotros. Me refiero a los hombres que se acercan y empiezan a ha- blar con tal naturalidad que parece que fueran viejos amigos (a este método yo lo llamo «fingir ser su amigo»). Lo que no hacen de ninguna manera es presentarse y tenderte la mano. Si esperas un poco, descubrirds si se comporta de ese modo por- que es amable o porque le gustas, pero para entonces ya habra puesto en practica todos los trucos que conoce para encandi- larte y, sabes qué? ; Tu también estards interesada! En eso ra- dican el don y la habilidad que tenemos. Y voy a explicarte exactamente cémo lo hacemos, para que sepas a qué atenerte en lajungla de asfalto. — 108 — Al abordaje Situaciones del dia a dia Cuando te vemos por ahi haciendo las compras 0 manda- dos, observamos tu lenguaje corporal para analizar el tipo de mujer que eres. Es decir: tu forma de vestir, porte, edad aproxi- mada y cualquier otra caracteristica fisica que entre en la ecua- cin. Luego te clasificamos (gte va quedando claro que los «ti- pos» son importantes para los hombres?). Tenemos tanta experiencia en el arte de conocer mujeres que hemos estableci- do unas categorias muy fiables y tenemos un plan de juego he- cho a tu medida. Aqui tienes unos ejemplos de esas categorias: ¢ chica aburrida . : © chica que trabaja demasiado © chica «viva la Virgen» © marimacho * chica dispuesta a todo En cuanto te clasificamos, nos lanzamos al abordaje con la idea de que ya iremos improvisando sobre la marcha y nos mantendremos flexibles por si nos pones en un aprieto. Pero confiamos en nuestro instinto y experiencia. Nunca soltamos frases tipicas a no ser que queramos pare- cer vulgares a propésito. Por ejemplo, alguna vez me he acer- cado a una chica y la he desarmado diciéndole con voz sarcds- tica: «Hola, nena, ¢vienes por aqui a menudo?». Esto crea una complicidad inmediata. Me he imaginado que no le gusta el tipo de hombre que dice esas cosas y de este modo le he hecho saber que no soy uno de ellos. Intentamos despertar confianza lo antes posible. Quere- mos que se sientan c6modas con nosotros y para conseguirlo utilizamos los mejores recursos para desarmarlas: la comicidad y la conmiseracién. — 109 — EL MANUAL Sobre el terreno: clubes, bares y playas Estos lugares son, con diferencia, los més dificiles porque las mujeres se ponen en el plan que yo llamo «montando guar- dia para el Mago de Oz», es decir, que nadie consigue ver al Mago. Nadie, de ninguna manera. El éxito que uno pueda te- ner en los clubes, bares o playas depende de la suerte, del mo- mento y de la habilidad..., o bien del alcohol. Los hombres se han hecho a la idea de que cualquier cosa que decimos a las mujeres, sea o no cierta, va a ser malinter- pretada como un intento de seduccién fallido. Aun asf, cuan- do las vemos en estos entornos, nos tienta conocerlas. Esto es lo que hacen los profesionales: * Los profesionales utilizan a una mujer como escudo protector para abordar facilmente a otras mujeres. Las mujeres erigen una barrera automaticamente cuando las abor- da un hombre solo, pero siempre he considerado que es mu- chisimo més facil establecer contacto con una chica en un bar o en un club cuando estoy con otra mujer, porque su presen- cia infunde cierta seguridad. En una ocasién incluso me atrevi _ apedirle a una completa desconocida que me acompajfiara para abordar a una mujer en concreto..., y ella acepté (més sobre el tema en el capitulo 32). * Los profesionales abordan a grupos de mujeres. Sin embargo, eso tiene un inconveniente: las chicas que van en grupo tienen mentalidad de manada. Ninguna de ustedes quiere mostrarse interesada delante de las amigas. Ahi es donde entra en juego la técnica de «divide y vencer4s». Lo que hacemos es hablar con la chica que parece ocupar el lu- gar inferior en el escalafén, o la mds simpatica. Esa chica nos sirve de «mufieco de pruebas». Si le caemos bien, lo mas pro- bable es que las amigas hajen la guardia. Enseguida el grupo —110— Al abordaje se daré cuenta de que el hombre se encuentra en evidente in- ferioridad numérica, y entonces se pondrdn a hablar entre ellas. Este es el momento en que abordamos a la chica que realmente nos gusta. En la playa, los profesionales se comportan como si fueran tu hermano. No damos muestra alguna de interés en tu intimidad. ;Por qué es tan dura la playa? ;Porque vamos practicamente desnudos! Nos sentimos vulnerables y somos incapaces de pensar con normalidad. No podemos fingir que estamos tan tranquilos cuando por dentro deseamos que nos trague la tierra. Asi pues, gcé6mo logramos que nos presten atencién? Cuando estoy en la playa, reproduzco un monélo- go en mi interior que dice algo asf como: «Esta chica no es més . que una amiga. Me resulta indiferente. Si es antipatica, pasaré de largo. Tardaré un rato en confiar en mi, asi que tengo que abordarla amablemente pero no dejarle ver mi interés desde el principio. Y, bajo ningtin concepto permitiré que me pille mi- randole el pecho, el culo, ni nada.» Y funciona. © Los profesionales mencionan a una ex novia al co- mienzo de la conversacién. Lo sé, no es algo que se suela aconsejar. Se supone que no hay que hablarle de una ex a una mujer que te interesa..., 40 s{? Si sales con ella, no. Pero sabe- mos que al mencionar a una ex, transmitimos la informacién de que (a) hemos tenido novia, y (b) no ciframos todas nues- tras esperanzas en ti. Es una muestra de confianza manifiesta. Esto también nos hace parecer chapuceros 0 no demasiado educados, y eso, amiga mia, te pilla por sorpresa. Recuerdo que en un momento dado me hice tan experto en el abordaje de mujeres que al final me veian venir de lejos. Vale la pena ha- cerse un poco el tonto. —ili— EL MANUAL Lo que esto significa para las mujeres Toda esta informacién no sirve de nada a no ser que la aproveches en tu propio beneficio. Aqui tienes varias cosas que debes tener en cuenta: * Todo hombre que te aborde, por el motivo que sea, en el momento que sea, puede tener un interés amoroso o sexual enti. * Cualquier hombre que te aborde alberga algun tipo de intenci6n. © Sé ti misma y sé la protagonista. Diviértete. Se trata de un juego. : ; © Lee revistas masculinas y empdpate de «cosas de varo- nes» lo mas a menudo posible. Asif pillards a los hombres des- prevenidos porque podras hablar de deportes, televisién, chi- cas buenas 0 tocar cualquier otro tema «de varones». ¢ Finge que no te afecta que te aborde un hombre. Con eso das a entender que estds tan tranquila y que eres capaz de to- mértelo con sentido del humor, como diciendo: «Bueno, nena, vamos a ver qué tienes para mama». Esto le romperd los esque- mas hasta al chico malo més curtido. * Sé consciente de que cuando estds en piiblico te estan observando, Aprovecha este hecho si quieres conocer hom- bres. Buscan blancos faciles, asi que si te presentas como un blanco amable y receptivo, se acercaran a ti como moscas a un panal de rica miel. El abordaje es uno de los momentos cruciales en el con- tacto entre personas desconocidas. No lo temas. Disfruta del momento. © Observaalos hombres mientras miran y abordan a otras mujeres. Aprenderds muchisimo. —112— Al abordaje El objetivo consiste en que dediques tiempo suficiente a analizar la interaccién hombre-mujer y a aprender de ello, de modo que «lo que hay que hacer» se convierta en algo natural para ti. Recuerda que debe ser algo divertido. Una cosa mas Ponerte antipatica cuando se te acerca un hombre puede ser un buen método para librarte de los blandengues y repeler a los babosos. Los blandengues se marcharén rdpidamente y los babosos recibirén su merecido. Si resulta que tienes un cuerpo estupendo y presumes de él a menudo, es muy probable que los hombres revoloteen a tu alrededor y que te hayas acostumbrado a ponerte antipatica como forma de ahuyentar a los indeseables. Sin embargo, cuanta més seguridad en ti misma tengas, mas probable es que utilices una bateria de tacticas para distinguir alos hombres de verdad de los chiquilines sin experiencias. A los chicos malos les encantan las mujeres duras porque nos ayudan a mantener- nos alerta. Cuanto més nos cuesta derribar los muros de una mujer, més nos divertimos y ms se agudiza nuestra capacidad de seduccién. A todas las mujeres duras que hay por ahi (vaya, parece el comienzo de un tema de rap) les digo que sabrén que ha Hegado un chico malo cuando él caiga sobre ellas como una tonelada de ladrillos y las haga reir tanto que se les corra el ri- mel..., aunque sea resistente al agua. —113— 23 LO QUE YO DIGO PARA ENTABLAR CONTACTO Hoy en dia noes facil ser original con las mujeres, sobre todo a la hora de soltar una frase para entablar contacto. Los hom- bres expertos en el arte de las presentaciones saben que esos pri- meros instantes resultan cruciales. También saben que una fra- se para abrir el fuego seguida de cinco minutos de conversacién perfecta constituye una jugada impecable por parte del hombre. ¢Cémo nos ingeniamos? Utilizandolas. O, mejor dicho, aprovechando el deseo que ustesdes tienen de ofr comentarios agradables. Comprendemos lo siguiente: * A todas las mujeres (y a los hombres, pero més a las mujeres) les encantan los cumplidos. © Cuando una mujer disfruta con un cumplido, de repen- te se muestra asequible y abierta. * Si tienes novio, lo mas probable es que haya dejado de halagarte mds o menos a los tres meses de empezar a sa- lir contigo..., motivo por el que coqueteas con nosotros. ¢ Alas mujeres no les gustan las frases para abrir el fuego tipicas. Las hacen sentir del montén. Prefieren algo més personal. ¢ A las mujeres les gusta sentirse seguras, sobre todo con desconocidos. —114— Lo que yo digo para entablar contacto * Los medios de comunicacién bombardean a las mujeres con mensajes sobre su peso, vestuario, maquillaje, ros- tro, novios y cualquier otro aspecto de su vida. Nosotros ofrecemos una distraccién saludable. Los hombres astutos saben que la publicidad negativa for- ma parte del mundo que las rodea. Nosotros también nos da- mos publicidad, pero de forma positiva. Nos esforzamos por entrar en su planeta y conseguir que se sientan bien. Nos apea- mos de Marte, nos acercamos a Venus e intentamos que no nos mandes a Urano. Es asi de sencillo. ¢Cémo sabes que un chico malo intenta despertar tu in- terés? Todos los hombres actiian de forma un poco distinta, pero cuando conozco a una mujer, me gusta centrarme en las caracteristicas tangibles y visibles que me gustan y elogiar- las. A medida que la conozco mis, afiado mis elogios al ca- télogo para no repetirme (me encantan las mujeres, asf que no me resulta dificil). Me aseguro de verbalizar estas cosas de forma espontdnea. Los hombres astutos captaran tus insegu- ridades —respecto a alguna cicatriz, ala forma de tu nariz, a tus.dedos del pie o lo que sea— y las alabaran para demos- trarte que encuentran la belleza alli donde tu ves defectos. (Nota: Los hombres impresentables aprovechardn tus inse- guridades para hacerte sentir mal contigo misma. Si un hom- bre hace eso déjalo sin pensarlo dos veces.) Cémo conseguimos parecer originales Los chicos malos somos originales, por eso lo que decimos suena original. Eso no significa que no hayamos dicho cosas parecidas a otras mujeres. Principalmente empleamos dos es- trategias, casi siempre al mismo tiempo: —115— EL MANUAL 1. Personalizamos nuestro mensaje para hacerte creer que decimos la verdad. Somos perfectamente conscientes de que el instinto femenino es muy agudo y de que si una mujer intuye que le estamos tomando el pelo, volverd a le- vantar la barrera. Por eso utilizamos informaci6n sobre ti misma que ya nos has revelado y hacemos bromas genia- les sobre la empresa en la que trabajas o aseguramos que nos encanta tu cerveza favorita. * 2, Te hablamos sin rodeos. Sabemos que has ofdo un mon- tn de estupideces en otras ocasiones y nos damos cuenta de que la mejor manera de ganarnos tu corazén y un lugar en tu cama es ser genuinamente sinceros. Te hablamos como amigos, pero sin llegar al extremo de que la relaci6n pierda la tensién sexual. Por qué los hombres se esfuerzan tanto en encontrar una frase para entablar contacto Los hombres controlan lo que dicen y su manera de de- cirlo por una razon: para mantener el poder en el marco de la relaci6n. Su principal objetivo es llegar de Aa B. Los hom- bres inteligentes saben que cuando una mujer flota en una nube de halagos es mds maleable y, por tanto, tiene mds po- sibilidades de ver las cosas desde el punto de vista de él. El deseo femenino de sentirse bien con una misma equivale al deseo masculino de mantener relaciones sexuales; es muy fuerte, y nosotros lo sabemos. Tanto hombres como muje- res quieren el control, y pronunciar las frases adecuadas es un paso hacia ese objetivo. La buena noticia es que los halagos funcionan en ambas direcciones. — 116 — Lo que yo digo para entablar contacto Lo que esto significa para las mujeres jAcepta el dichoso cumplido! Siéntete bien. Te lo mereces. Ademas, lo més probable es que él haya sido sincero al decir- telo. Luego vuelve a poner los pies en la tierra y presta aten- cién. A los hombres también les gustan los halagos (mds ade- lante, en el capitulo 25, te ensefiaré a pronunciar las frases adecuadas en el momento adecuado). En general, recuerda que cuando un hombre te halaga tie- ne varios objetivos en mente: hacerte sentir bien e intentar to- marte la delantera. El unico otro momento en el que puedes ver a un hombre haciendo varias cosas a la vez es cuando te besa y te desabrocha el corpifio al mismo tiempo. —i17— 24 ABIERTO LAS 24 HORAS TODOS LOS DIAS DE LA SEMANA Mis amigas suelen contarme excusas sobre por qué no abordaron a un tipo atractivo en un bar: estaba casado, pare- cfa cansado, acababa de cenar con otra mujer, etcétera. Voy a decirles algo importante: todos los hombres son abordables, incluso los que tienen una relacién seria. Si es buena persona, te contestar4 con educacién independientemente de sus cir- cunstancias personales, y los que estan comprometidos res- ponderén a tus insinuaciones sin darte ni pedirte el ntimero de teléfono o la direccién de correo electrénico. El motivo es bien sencillo: todo hombre que se ve abordado por una mujer se siente halagado. La normal en nuestra sociedad es que los hombres sean quienes toman la iniciativa, y cuando se inter- *cambian los papeles es jauja para nosotros. Los tinicos hombresa los que no debes abordar son los que van de esmoquin avanzando solos por el pasillo de una iglesia, los ti- pos esposados a los que se lleva la policia, los que van de la mano de otro hombre, los que van con su mujer y/o hijos y los famosos. Todos los demas son abordables. Cualquier lugar y cualquier situacién son adecuados: bodas, funerales, paradas de Smnibus, estaciones de servicio, lavanderfas, —118— Abierto las 24 horas todos los dias de la semana iglesias, templos, salas de espera de un hospital, la cola de la Jefatura de Transito... En todos estos lugares los hombres es- tn dispuestos a interactuar con el sexo opuesto. Los chicos siempre estamos «al acecho». Al igual que ocurre con las tiendas de autoservicio: algunos hombres tienen clase y es- tn bien surtidos mientras que otros dan mala espina y mas vale evitarlos. Nota: Piensa en los hombres como si fueran un restau- rante gourmet abierto las 24 horas del dia, 365 dias al afio. * Basta con echar un vistazo al escaparate para notar la dife- rencia. Puedes elegir entre tres métodos para conseguir tu he- lado preferido..., es decir, para abordarnos: 1. Agresividad y alejamiento subsiguiente. 2. Actitud de damisela en apuros. 3. Laseguridad que proporciona el grupo. 1, Agresividad y alejamiento subsiguiente Uno de los comportamientos més excitantes que jamas he visto en una mujer fue el de una chica que se me acerc6, me aga- 1r6 por la pechera de la camisa como si fuera a pegarme y me dijo «eres un pastelito», lo que, en Ciudad del Cabo, Sudéfrica, y otros sitios, significa que eres atractivo. Acto seguido se mar- ché riéndose. Por supuesto, yo fui tras ella. Todavia hoy segui- mos siendo buenos amigos. Su abordaje funcioné porque su seguridad resultaba sexy, me pillé desprevenido y supuso un soplo de aire fresco para mi. Cualquier situacion parecidaa ésta — 119 — EL MANUAL jugard atu favor. Por ejemplo, puedes acercarte a un hombre y decirle: «Tt y yo tenemos que hablar». Ten en cuenta que el lu- gar, la persona y el momento son clave; no elijas a un policia ni atu jefe. Acércate a un hombre y dale tu.ntimero de teléfono diciéndole: «Soy [fulanita] y aqui tienes mi numero. Llamame». Sonrie y luego marchate. Las mujeres no suelen hacer estas co- sas, asi que lo dejaras pasmado. Sile gustas, te llamard, pero pase lo que pase, te habras destacado del resto de las mujeres. La cuestién no es si te llama o no, sino que tii eres proactiva. 2. Actitud de damisela en apuros Lade . Me refiero a sitios como Leroy Merlin, Easy o Bauhaus. En estos lugares es tan facil para una mujer conocer hombres que pueden considerarse un terreno de prueba ideal para quie- nes no se atreven a abordar a un hombre por timidez. Aqui practicamente cualquier mujer puede entablar conversacién con un hombre. éPor qué los centros de material de construcci6n? Cuando quiero conocer mujeres, voy a los lugares en los que existe una mayor concentracién de ellas, como las tien- das de lenceria y las zapaterias. Por desgracia, resulta poco discreto plantarse en una zapateria para abordar a una mujer. — 139 — EL MANUAL Pero ustedes tienen suerte. Cuando quieran conocer hom- bres, tienen que ir allf donde abundan, y en las tiendas de ma- teriales de construccién los encontrarén a pufiados. Ademas, una mujer que deambule por los pasillos interminables de molduras prefabricadas y material para pintar puede alegar de forma crefble que ha ido a buscar burlete o masilla y pasear- se por alli de incégnito. Por si fuera poco, muchos hombres sdlo van a estos es- tablecimientos a curiosear o a comprar uno o dos artfculos, lo que significa que se encuentran en su salsa y que dispo- nen de tiempo para charlar. Tienes que aprovechar esa oportunidad. Voy a decirte cémo hacerlo pero prométeme que interiorizarés la filosofia que subyace a dicha oportu- nidad: estas siendo proactiva y buscando alguien con quien salir, y no sélo memorizando una serie de instrucciones 0 normas. Quiero que lo que te ensefie forme parte de tu psi- que, que cuando tu nuevo yo interacttie con hombres seas td quien fije las condiciones. Por dénde merodear * Los hombres saben que en estos negocios la mayo- ria de las mujeres va directamente a la seccién de pintura o de jardineria. Normalmente, si busco a «damiselas en apuros por una averia>, voy ahi pri- mero para iniciar una conversaci6n. Pero no olvides que yo soy un chico malo dispuesto a atacar siem- pre que pueda, en cualquier seccién de una ferrete- ria. Casi todos los tipos que conozco estan siempre intentando pescar a alguien en las secciones de plan- tas y de pinturas. Sin embargo, si eres una mujer con ganas de conocer hombres, hay sitios mejores para ti dentro de la tienda. —140— Puedes hacerlo y yo puedo ayudarte * Pocas veces veo a mujeres en la seccién de carpinteria, en la que pululan docenas de hombres. Abundan los ti- Pos sanotes y duros que gustan a muchas mujeres. La seccién de plomeria es fantdstica porque todo el mundo tiene problemas con las cafierfas, Si una mujer re- corre sola esta seccién, es muy probable que necesite ayuda. Sea o no tu caso, aprovéchate. No hay nada mas sexy que verte rodeada de hombres y de tuberfas. La denominada seccién de elementos de sujecién es per- fecta porque alli es donde hay un tréfico ms denso de hombres. Un elemento de sujecién es cualquier cosa que sirve para unir dos objetos entre si: tornillos, tuercas, bi- sagras, clavos. Todo el mundo los neéesita’ Y> Por consi- guiente, el pasillo en el que estan situados suele ser el mas concurrido de la tienda. No te inhibas y pregunta lo que se te ocurra a cuantos hombres quieras. Puedes probar con frases como «quiero colgar un cuadro que pesa mu- cho, ¢qué necesito?», «tengo que sujetar un armario a la pared, aytidame». En el pasillo de las herramientas eléctricas es donde encontrards a mds hombres sofiando despiertos. Si te gustan los sofiadores, merodea por ahi. Encontrar a un alma gemela ¢Te interesan los cuidados de la casa tipo jardinerfa 0 disefio de cocinas? Céntrate en la seccién que mejor represente esos in- tereses. Piénsalo, es mucho mejor que buscar novio por Internet, porque resulta de gran ayuda que el local esté dividida en seccio- nes. Si estas en tu zona de interés, es mucho mas probable que te encuentres con hombres que compartan tus intereses. —141— EL MANUAL Qué hacer 1. Echa un vistazo a tu casa y piensa en algun proyecto di- vertido. ¢Por qué no mejorar tu calidad de vida al tiempo que intentas conocer hombres? Seguro que al bafio no le iria mal una mano de pintura. 2. Dirigete a la mayor ferreterfa que conozcas. 3. Calienta motores hablando con los dependientes para que te aconsejen sobre el proyecto. 4. Echale el ojo a algun cliente conel que quieras hablar y dirigete a él pasando pasando por alto las formalidades. Como mucho, di: «Perdona», y luego hazle una pregunta sobre tu proyecto, como: «Sabes si puedo pintar sobre pintura de base de ldtex con pintura Jc base oleosa?». 5. Enseguida te dards cuenta desile interesas al hombre que has elegido porque tomaré las riendas de la conversacién y empezard a hacerte preguntas que no guardan relacién con tu duda inicial. Por ejemplo, a lo mejor responde: «Puedes pintar con aceite encima del latex, pero no te lo recomiendo. Mejor que sigas utilizando latex, no te lo ha dicho tu no- vio?>, para averiguar si estas disponible. Sino, biiscate a otro. 6. Haz que la conversacién sea divertida y fluida. Si él te gusta, sugiérele que se ponga en contacto contigo para sa- ber site han sido utiles sus consejos (es decir, dale tu direc- cién de correo electrénico 0 tu teléfono). Es buena idea lle- var tarjetas de visita en el bolsillo con esta intencién..., pero no en la mano. Por lo menos finge que buscas la tarjeta. Pasale el numero, dile: «Puedes venir a ducharte cuando haya acabado», y rfete. Asi quedard claro que estés coque- teando. El hombre le contard a todo el mundo lo de vues- tro encuentro. Le habrds alegrado el dia. 7. Sé creativa. Si el tipo te gusta de verdad, dile que estas dispuesta a pagarle para que te ayude en las reformas. Sile —142— Puedes hacerlo y yo puedo ayudarte ofreces dinero veré que lo que pretendes no es conseguir asesoramiento completo por la cara. Puedes decir; «Gra- cias, ahora lo tengo mis claro. ¢Sabes pintar? Si te inte- resa ayudarme, te puedo pagar». Aunque a él no le inte- rese el trabajo, no te ver4 como a una aprovechada, lo cual es positivo. Otra forma de abordaje 1, Sé desenfadada y directa. Si estés en la seccién de he- rramientas, pregunta: «Qué diferencia hay entre un ta- ladro de doce voltios y otro de dieciséis para uso domés- tico?». Si estas en la seccién de carpinteria, podrias empezar con: «¢Por qué cojio es tan caro el contrachapa- do?». Si te propongo que hables de este modo es porque asi hablamos los hombres. Se trata de un tono coloquial que nos resulta cémodo. 2. Escucha su respuesta y ten otra pregunta preparada. 3. Site gusta, dale las gracias y pregintale cémo se llama. Nota: Como he insinuado antes, en estos estableci- mientos los hombres recelan de las mujeres que quie- ren conseguir asesoramiento gratis o que les hagan el trabajo a cambio de nada. No quedes como una gorro- na. No des la impresién de que estés tratando de con- quistartelo para aprovecharte de sus conocimientos y de que lo vas a dejar tirado en cuanto consigas lo que quieres. Insisto, si eres sincera y realmente tienes una reforma entre manos, él se mostraré dispuesto a ayudar. Pero a nadie le gusta la sensacién de llevar la palabra INCAUTO escrita en la frente. —143— EL MANUAL Los mejores momentos para ir * a media tarde los fines de semana * atiltima hora los viernes y los sébados © después del trabajo los dias laborables temprano por la majiana de lunes a viernes, para encon- trarte a los auténticos trabajadores de la construccién Recorre el establecimiento hasta que des en el clavo (si, mi editora me paga por la cantidad de juegos de palabras que se me ocurren por capitulo). — 144— 29 LANZATE A LA PISCINA (Y AL MAR Y AL RiO) «Mira qué pasada de ola!» «Mira a esa chica. Est4 como un tren.» Estas dos frases resumen el dilema de los hombres que disfrutamos con los deportes de aventura: pasamos mucho tiempo en lugares poco frecuentados por mujeres. Eso no es bueno. Para colmo de males, la chica adecuada puede provo- carnos la misma euforia que nuestro deporte preferido. A menudo nos convencemos de que nuestro deporte tiende a causarnos menos estrés.que las mujeres, por lo menos mu- chos de nosotros, puestos a elegir, escogeriamos la ola en vez de a la chica buena. Lo siento, chicas, pero las olas, el barro, las pistas de monopatin y la nieve no se enojan con nosotros cuando desaparecemos durante horas y nos vamos de paseo con los amigotes. Aun asi, lo cierto es que las mujeres pro- ducen en nosotros la misma excitacién. Entonces, ¢qué hacer? Queremos mujeres pero también emociones fuertes. Tenemos la opcién de salir con las pocas chicas que van a la misma playa que nosotros o contagiarle nuestra pasi6n a una mujer ensefidndole a hacer volar barrile- tes, hacer surf, ir en moto o en monopatin. Si decidimos salir —145— EL MANUAL con una de las pocas chicas que encontramos en las playas de surferos, sabemos que tiene muchas posibilidades de conocer a otro hombre debido al nivel de demanda. De ahi la expre- sién: «No pierdes a tu novia, pierdes el turno». Preferimos sa- lir con alguien que no se dedique a dar «turnos». Ponerse en accién Ya lo he dicho pero vale la pena repetirlo: a los hombres activos les encantan las marimachos a quienes les quedan igual de bien unos vaqueros, una camiseta y una cola de caballo que un vestido. Las mujeres australianas y las surferas han eleva- do este fenémeno a la categoria de ciencia, pero gconservan las peculiaridades y el comportamiento sensual adecuados? Una mujer puede ir vestida como le dé la gana, pero de vez en cuan- do tendré que comportarse como la mujer que es. Aqui van unos cuantos consejos para las damas: ¢ Elige un estilo sencillo y sexy, pero no de puta. ¢Ca- miseta y vaqueros? Perfecto. ¢Una camiseta con la foto de un conejito que diga BONITO FELPUDO? De mal gusto. i Fijate en cémo piensan los hombres e intenta compren- der por qué pensamos de ese modo. Asf evitards posibles malentendidos. Miralo a los ojos mientras prepara el equipo para salir o cuando habla de su deporte preferi- do. Asftendrds una indicacién visceral de lo que le apa- siona y verds que se diferencia de otros hombres en que le gusta vivir al filo. ® Si estas saliendo con un aventurero, sé dura con él. Estos tipos son fuertes y no les gusta la debilidad, ni siquiera lade sus novias. Eso significa fijar reglas basicas y respetuosas — 146 — Lanzate a la piscina (y al mar y al rio) desde el primer momento e insistir en que deben cum- plirse (sin sermones ni broncas, a ser posible). * Esta bien que te guste la compaiiia de los hombres pero no que te conviertas en uno de ellos. No queremos salir con un tipo, asi que deja los pedos y los escupitajos para cuando estés con tus amigas. * No desees siempre lo que no tienes. No salgas con todos los tipos de la playa. ;Tu fama de chica facil creceré mas r4pido que la espuma del mar! — 147— 30 MOVIDA NOCTURNA A estas alturas seguro que ya sabes cémo se comportan los varones por la noche: se toman unas « iantas copas, el cerebro se les nubla y piensan con la pierna de en medio. Y el mejor lu- gar para ver a estos tripodes en accién son los bares. Sueltan frases para absir el fuego patéticas: <;No nos cono- cemos?». «{No te gustarfa un chorrito de leche condensada?» Bla, bla, bla. No obstante, muchas mujeres van a bares y clubes, y los hombres forman parte de la diversién. En este capitulo te explicaré qué puedes esperar y cOmo distinguir a los novatos de los hombres. Se trata de que sean ustedes quienes rfan las ulti- mas. Al fin y al cabo, es posible que haya un tipo decente en el lugar, pero quizd sea como buscar una aguja en un pajar. No quiero que se hagan demasiadas ilusiones: a lo largo de todos mis afios de correrfas nocturnas, probablemente s6lo he conocido a media docena de mujeres a las que con- sidero maravillosas en locales nocturnos. Las posibilidades de encontrarte con personas que valen la pena son mucho mayores en fiestas organizadas por amigos o durante acti- vidades diarias, como almuerzos de trabajo, sesiones de gimnasio o visitas al supermercado. Es poco habitual cono- cer a alguien en un bar. —148 — Movida nocturna Dicho esto, ahora te ensefiaré a identificar al bueno, al in- util y al feo en un bar. EI feo El feo es el que suele estar con un grupo de borrachos que se meten unos con otros, te miran de arriba abajo sin mosquearse y se rien cuando uno de ellos se dispone a abordarte. Se com- portan asf porque odian el rechazo, sobre todo en publico. Asi que, para amortiguar el golpe, se ponen hasta el culo de alcohol y de testosterona. Si se te acerca uno de estos tipos, procura no ser desagradable, pues eso no hard mas que avivar el fuego. Sé educada y dile que vas con alguien © que estas en medio de una conversacién y que luego quizé vayas a hablar con él. EI inutil Elindividuo initil es el que suele ir solo 0 con otro amigo. Se comporta de modo extrafio, como una especie de acosador. No te preocupes, seguro que lo fichas enseguida. Conffa en tu ins- tinto femenino. Lo mejor que puedes hacer si te aborda es de- cirle que esa noche quieres estar sola con tus amigas. Si eso no funciona, deja caer que tu novio es un poco psicépata y que nun- ca sabes en qué momento vaa aparecer. Luego dale la espalda. EI bueno Este es tu hombre. La aguja en el pajar. Estaba harto de estar en casa y ha decidido salir. Lo mds probable es que vaya con un grupo de mujeres o con una amiga. Si te fijas —149— EL MANUAL bien te dards cuenta de que la mujer con la que esté no es su novia. Todos sabemos que a los hombres nos resulta mucho més facil conocer mujeres si vamos con una amiga. He utilizado esta especie de camuflaje durante afios. Pero cuando le gustas a un hombre que vale la pena, las sefiales son claras: te habla por encima del estruendo de la misica durante el tiempo suficien- te para hacerse una idea de cémo eres y luego te dice que le gustaria volver a verte. Si te gusta, concierta unacita de dia, para almorzar o tomar un café. A la luz del sol lo vers totalmente sobrio. Si acepta, quizds acabas de conocer a un buen tipo. Si no quiere quedar contigo para comer o tomar un café, mAs vale que tenga una buena excusa. Sino hay mds remedio, queda con él para cenar o tomar algo, pero deja claro que tienes que irte a una hora determinada. La cita deberia durar entre hora y me- dia y dos horas (més sobre citas en la cuarta parte del libro). C6émo actuan los chicos malos en un bar Los chicos malos suelen quedarse aun lado y observar c6mo te abordan otros hombres. Esto nos revela unas cuantas cosas, como qué abordajes tienen éxito contigo, con qué actitud respon- des (geducada?, antipatica?, gamable?) y si eres facil o no. Mira alrededor para ver quién te esté observando y asi sabras quiénes son los chicos malos del local que estan interesados en ti. Cémo conocer hombres en un bar Hay que planificarlo un poco, pero prueba a enviar un mensaje de correo electrénico a tus amistades diciendo: «Es- toy pensando en ir al bar X mafiana por la noche. Vengan — 150 — Movida nocturna después del trabajo y traigan a sus amigos.» Es una forma de aprovechar el ambiente de los bares: es facil que los amigos acaben por tener citas con amigos de amigos. Advertencia jHazle caso a Steve! Antes de salir con tus amigas, pongan- se de acuerdo sobre lo siguiente: 1. quién va a conducir; 2. una estrategia de huida pensada para no dejar atrés a _ ninguna de tus amigas soldado; 3. un plan para cuando una de ustedes cae en combate: si alguien del grupo encuentra a alguien, averigiien el nom- bre, direccién y numero de teléfono del individuo con el que se queda y llamenla en cuanto lleguen a casa. Y, por tltimo, no te emborraches. Ya sé que ya lo he dicho, pero vale la pena repetirlo. Es peligroso, esttipido y desagra- dable. Acabar achispada esté bien, pero borracha es una ton- teria. El tinico motivo por el que queremos emborracharte es porque sabemos que sera més facil llevarte al catre. Te divertiras mucho mas y te sentiras mejor siintercalas un vaso de agua de vez en cuando. Asj incluso recordards al dia siguiente lo bien que lo pasaste. : No olvides estar siempre presente coando ti te sirven la be- bida y no perderla nunca de vista, aunque vayas al bafio. Por desgracia, es habitual que la gente meta drogas en las bebidas. A algunas de ustedes quizds les parezcan un tanto exage- radas estas advertencias, pero entre la diversién y el desastre no hay més que un paso. Basta un par de minutos para plani- ficar estas cosas, jy vale la pena! —151— 31 ZAMOR EN EL CIBERESPACIO? Hasta hace poco pensaba que los contactos por Internet no eran para mf. Sin embargo, como no queria dejar piedra sin mover para escribir este libro, decidi registrarme en un servicio de contactos por Internet. Tengo que reconocer que durante el mes que pasé en el ciberespacio conocf a algunas mujeres increfbles. Y también a personajes «realmente especiales». ¢Mi primera observacién? El ciberespacio esta lleno de agujeros negros, sobre todo entre las orejas de las personas que relle- nan los perfiles. En general, el mundo de los contactos por Internet esta ha- bitado por personas que buscan sexo. Yo dirfa sin temor a equivocarme que el sexo es la motivacién del 60 por ciento de las mujeres y del 85 por ciento de los hombres que intentan co- nocer gente por Internet. Eso no significa que no haya perso- nas maravillosas que buscan relaciones mas profundas. Pero el perfil, las fotografias y esos primeros mensajes de correo elec- trénico tan importantes tienen que transmitir clara e inequi- vocamente lo que buscas. Recuerda, a los servicios de contac- tos por Internet les importa un bledo si entablas contacto 0 no, lo Unico que les interesa es tu dinero. Lo que quiero decir es que vas por libre. Bueno, ibas por libre. Ahora te acompaiiaré — 152 — éAmor en el ciberespacio? para ayudarte un poco. Vasa ponerte en forma para conseguir contactos por Internet siguiendo unos pasos sencillos: Las fotos tienen que mostrar el atractivo de tu cuerpo La foto es el elemento mas importante del perfil y deter- minar qué tipo de admiradores consigues. La mayoria de las personas comete el error de publicar uno de estos dos tipos de fotografias: (1) fotos horribles y poco favorecedoras, a menu- do con animales domésticos, o (2) fotos en las que aparecen con modelitos y poses més propios de las estrellas del porno. Vamos a ver, a mi me gustan los perros, pero tengo que decir que no juzgo positivamente a las mujeres que posan con el suyo. Me lleva a dudar de su cordura y a pensar que quizds esté desesperada. Tampoco me atraen las mujeres que presen- tan todas sus «bazas» en una foto, indicio claro de que creen no tener otras bazas que ofrecer. Sin duda este tipo de fotos atrae al tipo equivocado de hombre. Ambas estrategias publi- citarias reducen mucho la posibilidad de que conozcas al tipo de hombre que buscas. Por el contrario, lo mejor es que incluyas unas cuantas fo- tos en las que salgas favorecida, con algo un poco escotado y sexy en una de ellas. Por supuesto, las fotos en las que se te ve sexy son un arma de doble filo. Un poco de piel hard que se fijen en ti, pero tienes que equilibrar esas imagenes con fotos en las que salgas bonita pero més recatada. Las fotos en que sales sexy no pueden ser tu tinica forma de publicitarte. ¢Cémo? {Que no eres modelo? ¢No eres buena fotdgra- fa? ¢Odias que te hagan fotos? ;Excusas! Sigue leyendo. — 153 — EL MANUAL La foto perfecta Quizé te hayas dado cuenta de que las famosas suelen apa- recer en las fotograffas posando en tres actitudes basicas: son- riente, sexy y seria. Aunque sean famosas, no son modelos. Han recurrido a profesionales de la imagen para encontrar su mejor aspecto y angulo. Tu puedes hacer lo mismo sin gastar un solo centavo. No obstante, tendrds que pedir o comprar una camara digital para que las fotos salgan perfectas. He sido modelo durante veinte afios y tengo ciertos cono- cimientos de fotograffa. He aqui algunos consejos para que estés presentable en Internet. : 1. Dedica un par de horas sola o con un amigo a probarte lo que tienes en el armario para ver qué te sienta mejor (gte has dado cuenta de que he dicho «amigo»? Intentas atraer a hombres, asi que necesitas la opinién sincera de uno de ellos). 2. Ponte uno de los modelitos elegidos y dedica una me- dia hora a probar distintos peinados 0 estilos de maquilla-- je frente al espejo. Recuerda que para una foto puedes ir més maquillada de lo normal, si lo consideras necesario. 3. Cuando tengas por lo menos cinco modelitos que con- sideres que resaltan tus encantos, busca un dfa concreto para que te hagan las fotos. Es mejor que el fotdgrafo sea alguien de confianza. No se te ocurra contratar a un pro- fesional. Recurre a una de tus amistades a quien se le dé bien la fotografia. jDale al botén! A las modelos les sacan cientos de fo- tos para conseguir una sola buena. jCientos! Asi que haz- te un montén de fotos hasta que veas que empiezan a salir bien. Uno de los secretos de las modelos es la iluminacién, asi que presta atencidna la fuente de luz y asegtirate de que — 154— éAmor en el ciberespacio? te favorezca el rostro y el cuerpo. Proponte conseguir por lo menos diez fotos muy buenas y luego quédate con tres. 5. Asegtirate de que las fotos que eliges reflejan tu sensua- lidad y personalidad. Procura que se te vea lo mas guapa posible, riéndote y pasandolo bien. EI perfil La mejor manera de conocer a alguien no es saber qué afi- ciones e intereses tiene, sino qué opina sobre las cosas. Tenien- do esto en cuenta, tu perfil debe reflejar tu opinion sobre los temas que te apasionan, aunque yo evitaria la religion, la poli _ tica y el sexo. Escribe sobre una actividad reciente que haya sido importante para ti, o sobre una pelicula que te haya pare- cido interesante. Aqui tienes mds ideas: * Elige un tema de actualidad, un programa de televisién o lugar y expresa tu opinion al respecto. * Describe lo que hiciste el verano pasado. * Habla de lo que has cocinado esta semana y de por qué te gustd. * Describe la sensacién de dormir en una cama cémoda y calentita. * Formula una pregunta en tu perfil y da tu respuesta. Mi preferida es: