Está en la página 1de 50
an | 21/2009 © 3,40 Euros @ ny) UME RU VEN CS RT Lu} Mayu mas A étebtike Peau 7 A 4 5 ES is ES Diezsigloslargosyoscuros Espirituy hahot de Se) Ce Ret sexoprohibido UnestudianteenBolonia EnelCaminodeSantiago Banquet wnordincarne Manda madieval Fi nodor dela lqlecia =|}. a Edad Madia anol ci Saad Let’s go Roaming Inférmate de todas las condiciones en el 123 Cenk eee Le) rea ers + (SUMARIO Hasta el il I, as | MOL ERARAWIDA EN snares estan co ENERO ENON tamentesometidas al sardiny era considera das come objetos de RTA DEL intercambio de spose sin (grabado Marido vengando su hon PANO' ycinturén de castidad) Pais. 34 DIEZ SIGLOS MUY DUROS MORADAS MEDIEVALES A: M. GONZALEZ JIMENEZ. Dossier: 1.00¢ P Py ELESPIRITU DE LA CABALLERIA EL PODER DE LA IGLESIA DOSSIER Perens ray ‘AMORY SEXUALIDAD EN EL MEDIEVO ‘ASI COMIAN Y BEBIAN UN ESTUDIANTE EN BOLONIA. Snnipreseme en todas las facetas dea Wile medieval, | UA EPOCA MEDIEVAL EN EL CINE Ie ils ta tae proerrd ELCAMINO DE SANTIAGO losrestosdeta cult clisca | Jy MODA EN LA EDAD MEDIA ferabado Macstroense- Hand, del ber deato: num) Pag 82 ae ee peer arr ert enna rer rad Been de un imaginario vadar frances det ito Xt que realzn la Rata lacobea,y des 5 catbrimas con demo BE er a perserinacon estrella det Medina Oy sires cyeret (Estaa de Santiago nella de Pio, Lingo). Pag 44 QUERIDOS LECTORES Del V al XV: diez siglos no tan oscuros [ae ‘mil aitas emir los momentos de esplendor de la Grecia elésica (Platén, el Partenn, Pericles.) y ef derumbe del Imperio Romano de Occderte. Convenimas et la- ‘mar “La Antigiedad a esas diez centurias de Historia. Y han pasado menos de seis desde la inven cin de la imprenta, ta eaida de Bizancio y los viajes de Col6n hasta nuestros dias. En medio est a Edad Media: di porque el trabajo de los medievalistas eomtinia arrojando liez sobre aquel apasionante period 22 siglos aparentemente oscuros, que cada da estdn mes ituminados. Primero, guerras brutales, omipre- grandes movimientas de poblacién, feudalism, dinastas incipientes, sencia de la reliién, epidemias, mitos eaballerescos, durisima vida cotidiana... Segundo, porque el eurocentrismo tipico del estudio de la Edad Media se ve hoy enriquecide con el eonocimiento hhistérico de Oriente y sus variadasinfluencias y aportaciones al deve del Viefo Mundo. Pasen y lean ojala disfruten com estas péginas tanto como nosotros lo hentos hecho al edtarlas José Pardina, bier panties) {Actualidades medievales ‘cee Ensytinas toc sfeiasyrecadormedeashan > proiferado en todos los rincones de Espana. Los ayunta- ‘mients de vils"histrcashandescubieto un fin tursico ysehan anzado a organizar eventos queen muchas casos, ‘meadanla eereaciénhistrcacon ‘tends sis defantasiafolcrics. Sinembargalaasstenclamasvaa eae ae sentaciones teatralestenderetes , (Vizcaya) se exhiben incluso conproductosartesanoseinduso ead aut eae Ate eee wee {aberna en ef mercado de foeltsrneeatn nate. welvea tener laEdad Media, { | | stl se { Sapunto atone). Escriben en este numero: Adal Emilio Ana Alberto Rocio G. Abraham Mitre Torente Porlan’ — Boureelier Otero Alonso Miembro dela Peviadisa ——_—Fillogo, poeta, Profesor Expecidstaen — Redactor fe ‘pnoacimed68" especializads en director decine de Historia ——‘bogfiasde de MUYy col demedievasas gastronomia yy novelista (Luz. Moderiaen la grandes prso- —Iorador hab hisganos coe vinos, amesay de Oriente, Universidad aes yer de tual de MUY Arion triode los ijessom su Mondadori). de Navarray —-MUYINTERE- HISTORIA, Fisova Mati, juentede ine. Uneruditode —especialista’” —SANTE, est repasa los pri esos) 0Marias piracionylos luo paraglosar er la Ewopa —entusasiade_cipaessucesos notieenseouns libs, swale elesprin dela dl Ang. Ishustoria del ded Ala Eid para. ‘mento isco, caballeia. Regimen, Madivo, Media 4 MUY HISTORIA er leh, Nurero2 Enero de 2009, J ___Asiemiavoneniatpan Mera ff sossPardaparry) Seep angie areotareen meg ee gy desde armas! rami ex an Concer seh rastsiat tat nmap eorgee OD ase ee Coie ee ee “SvesdeGy eran tbcnen en. onan Ite cada era ae Sed Po La unica herramienta anti-edad que necesitara. Nueva Age Defense Hydrator SPF15 de Skin Supplies For Men. Descubra nuestra nueva hidratante anti-edad. Es todo lo que su piel necesita para estar llena de vitalidad. Proporciona proteccién solar de amplio espectro frente a los rayos UVA/UVB, para defender la piel de dafios futuros. Ayuda también a reparar las lineas y arrugas existentes. Ademas reafirma, unifica el tono de la piel y repone la hidratacion perdida durante el afeitado. Una herramienta altamente eficaz. ciinique.es CLINIQUE Sometido a pruebas de alergia.100% Sin perfume. Documentos inéditos del siglo XX ecuperar y revalorizar el legado del Imperio Romano en el sur pe- ninsular. Este es el objetivo de la especiacular exposicion El rescate de ta Antigitedad Cldsica en Andalucia, que permanecer’ abierta en el Hospital de los V nerables de Sevilla hasta el 2 de febrero, 4 través de 150 pie as, la Fundacion Focus Aben- ha planteado un recorrido jonde se recoge la vision que los propios andaluces tuvieron de su pasado romano durante a aparicin, en 1940, dela Venus de Telia (fue el germen dela ‘reac de este centro en 1946, aFundacién José Maria Castahé, rnacida apart deunacoleccién Sus colecciones recogen los acon- privada,posee un fondo documen- tecimientos mas importantes dela talinédito en Espafa que abarca todo el sialo pasado, con especial relevancia en el ambito de la Re- volucién Rusa,la Guerra Gil Espa- ‘ola y la Segunda Guerra Mundial ‘centuria a través de documentos ‘esctitos y fotoaraficos, Todo un testimonio vive que representa un tesoro de valor incalculable para investigadores y estudiasos.Cartas, manuscritos, carteles fotografias delos principales protagonistas. més de 10.000 pruebas certificadas {que constituyen un arma impres- tambien a desarrllo.En | ~ mrs ese ienpo, Js SER » juaios Bagdad, fr >, i El final de un imperio EOE eres soe ss PET etel ei die La revializacion de Occidente comenzaria. a mediados del siglo X y crsializaria ya en el siglo XL en tomo. tres puntos focales:laaha- a de Cluny, fundadaen 910 en la Jocalidad homénima de Francia Ja corte de Ot6n I, emperador del Sacro Imperio Romano Germéni- co entre 962 y 973, la peninsula Thérica, en la que los einos eris- tianos combatian la pujanza del califato que Abderraman II habia proclamado en Cénioba en 929. Cluny extiende el poder de la Iglesia por el continente Lareforma de la orden benetlc- {ina impulsada desde Cluny puso fin al proceso de secularizacion y relajacin que venia alectandoa la vida religiosa desde lin del Impe- rio Carolinio, Bajo la proteccién directa del Papa, los cluniacenses devolvieron a los monasteris la disciplina, centralizaron la admi- een atti rae ra pane ao nistracion y reorganizaron la eco- nomia dela orden, que ejerveria ‘un papel fundamental en a propa gacion por Europa de una nueva, corrente atistica, el Romnico. Mientras tanto, habia emer do un nuevo centro de influencia politica, surgido a partir de las ntales de las tierras, por Carlomagno, que vendra a demostrar que el sistema feudal no era incompati- ble con un ideal universalist, el Sacro Imperio Romano. Su pri- mer soberano, Ot6n I, va era un reconocido adalid cuando asumié Ja corona de aquel conglomerado de stados en 962. Siete atios antes, habia detenido decisivamente las ncursiones de los magiares en el rio Lech va los eslavos en Reck- nitz, dos victorias que le permiti- ron expandir sus dominios hacia el Este otorgarse la legitimidad je- ‘rinquicay politica necesaria para Let, em eer La inseguridad Unid | Romani Palio) nt eo RdosconellRonanico eens de la época afirmé | _—RIAOS por €" roman'co ener acrandresad deChnyenlaraion rosde pia alan, | Eee el poder de los [sere tog poses fi Gocitrpier Lacomeronal caprienoauer | [i oaicoeneleneNylt sefiores locales ¥ | serssgowyxrum queselwoacboen _tnen elect por durante silos el centromds po asenté las bases | ‘auSmaaie, ivetnasean genoa | iil ; Grapdoneom delipeoven wicane yncene | J del sistema feudal — | Socccxingocdo beneicima apd dacrtedonde rer creer . | Peooinnapete ssrunstomeoge dadecei ease | Maine ener intentar restaurar el Imperio Ca- ‘quelogréunificarteo- nicocentralizado que reflejadasen sustallas Se ead rolingio, Apoyadlo por la jerarquia \égicayculturmente aprovechdy poten- ypinturas. ponies ey cclesistica y la nobleva, consolidé ‘buena parte del con- cidlasrutas sequidas _Enellasseatnantos eee eo) su posiciin yladestrimperio, que | tnenteelRoménico. porlosperegrnospe- _rasgosqueidentfican Cee) perviviria hasta 1806, cuando fue Asiloindicaensuam- raintemacionalizarse. este estlo que pervi disuelto por Napoléon, plioestudio sobre su Poresasmismas vias vibespeiamente en eee sen Wickeiie weak ecuewtqi, sowsurona tenant) eae Felid,catedriticodela artedeClunyfueuna dio punto y bovedas En la peninsula Thérica, los te- | yeutacde Geagrafa. creaciénfuerteespin- decattnia presencia yesasturleoneses, herederos de la ‘eHistoriadelaUniver- tualydocenteesioes, de esculturas hier: insurreccion del noble godo Pe- sidad Complutense unproducta labora. casquese adaptan al Tayo en las montafias asturianas, deMadrid.En ElArte do,practico yen total marcoquelas soporta iia ktoowed oct li de restaurar el reino de Toledo, ‘laguer-Felid sefiala crstianaylavida esp? gan que adoptar pos- En 939, el monarca leonés Ram ‘quesibien aun existe ritualdefendidaporla turasimposibles y la ro II, al frente de una coalicion dertacontroversiaso- ordentindica de Ola- _profusién de pinturas ccristiana, destruyé el ejército ca- bresuorigengeograf- querFeli.Forellalas murales planas de f- lifal en Simancas y avanzé sobre caquealgunossitian consmucconesrom _gurasalargadasy ca . clvalle del Duero yl Tormes. La | enfranca,Alemania, niassonalavezuna —rentesdeperspectva, feat fuerza militar dé los pequenos | ombardia oFspana, representacon dela resatadas prunes TES me bans reinos del Norte, sumidos en no ‘todoindcaquelagran perdurabilidad dela pectacular contraste eae eae ‘pocos conflictos internos, se de- ret rertic e Case Sf caer Scie tei bilité unas décadas después ante teestlofuelaabada daensusguesosmu- memtesmbélcas een eee ey In espada del audio andalust es Mecpenpapsenalodemat TT hue nine be eint tue doles prndpake lees paseo de la cristiandad en la Peninsula tado en ese mismo pais casi ‘entre 978 y 1002. Sin embargo, el proceso difuso pero constante Asem vento anes impulso, animado también por Compostela, que al menos a partir del siglo X ya venian realizsndo- edesde Francia. Amediadosdel Siglo XI, los soberanos cristianos aprovecharon la debilidad de las ‘decenas de pequetiosreinos en os ; ‘que se habia escindido el calilato que loreceria con la Escuela dey socal. Esta se tradujo en la re- para someterlos. Elrey de Len Traductores durante lossilos XII _vitalizacién de las ciudades y del Alfonso VI ana6 una gran ofensi-y XI. Bsa insttucion se conver —comercio a larga distancia, pero vasobre Zaragora, Sevillay Valen- irfaasien la muestra del renaci- también en una mayor fortaleza cia y cereé Toledo, que se rindié mientofilos6fico y cientifico de militar que lleva os lideres de 16 de mayo de 1085, La antigua Occidente, que con el fin delacra a cristiandad a voher su mirada (Ponte Eee Gee ‘capital del rein vsigodo ya nunca de las invasiones, larenovacién de al otro lado del Meditervéneo, al eee es abandonaria manos crisianas. El las estructuras éclesiésticas y la Proximo Oriente y a los Santos, eres rey concedi fueros a morarabes, consolidacién del sistema feudal, Lugares, que permanectan en po- Spear ap ee jucios y musulmanes y favorecid experimenté alo largo del siglo XI__ der mustimén desde hacia mas de Se eee eldesarrollo cultural de la urbe, una rpida expansion economica _cuatrocientos aos pee DOSSIER I: EL ANO MIL ¢Los mensajeros del cielo? EL Tapig de Bayes (siglo XI) esr ees exce- ‘na ef cometa Hailey, que five visible en 1066. Segtin tain, elas dads pris a cambio do ‘miei se observaron mumerosos fennel i les quese tomar coma seis del ade undo, El gran cambio Ninguna ola de terror apocaliptico recorrié Europa a finales del siglo X. Por el contrario, a partir del afio 1000, el Viejo Continente experimenté un importante crecimiento demogrdfico y econdémico que propicié la apertura de nuevas rutas comerciales y el desarrollo del arte. mediadosdelsigo XI, Blovigen dees interpretaciin _riador bridnico William Robest- el monje borgonén seencuentaeneluikimolibrobi- son. En Cuadra de los progresos Rail Glaber descri- blco, el Apocalipsis de San Juan, de la sociedad europea, eserito en bio cémo cl ato 1000 que revela que tras mil afios, Ia 1769, este autor, que contaba con se vio prevedido por humanidad se verfa azotada por un gran prestgi intelectual, ano- hhambrunas, epidemias,hetelias los desastrosos acontecimientos (6 que finales de siglo X comi6 yrfenémenos celestesinsdlitos _previos al retormo de Cristo. Sin Tor Europa de que los {que causaron hondo dolor y embargo, sak algunos tstimo-milafos que menciona San Juan AMicion entre clerigos aicos. ios que, a menudo de forma en el Apeclipsi haan egado y “Secrefaque el orden de ls es-indirecta, se refieren a hechos con ells el fn del mundo: Sean taciones ylos elementos habia aislados, ninguna ola de panico Robertson, “esto causo una gran vuelto al caos,y que aguello era sacudié Europa en este tiempo. _ constemacién en clorbe csiano; elfin del género humana”, sen Cémo surgi ta ecencia?—-muchisimos renunciaron as poe fens Desesnioness mish" Fagos mores sobre ‘ino abandon aia historiadores han supuesto que sramigos se encaminaron a Tierra lami dedatermiieds (TOES HEROS eis erefan joe Tents cuenta de una serie de fenéme- Ein El mito histérico del aio. volver a aparecerse para juzgar nosqule pudieron conmocionara 1600, el medievaista y Premio alos hombres”. La historiografia lasociedad allomedieval, aterra- Nacional de Historia de Espafia roméntica del siglo XIX hizo su- da por posibilidad de que con Eloy Benito Ruano entifia al_yo este discursoy autores como el cambio de milenio se produje- principal responsable de la masa el economista francés Léonard rae finde los tiempos. {isin de eta facia: el histo- de Sismonal lo enriquecieron y 48 Muy HISTORIA ‘universalizaron, En su Historia de Je caida del Lmperio Romano y del declve de ta cvilzacin,compues- {a en 1835, de Sismondi leg a afiemar que segin se aproximaba Ja fecha fatidica, "la masa entera de los hombres se hallaba en el estado de dnimo del condenado a muerte; todo trabajo qued6 sin objeto”. Benito Ruano cita que el bad Lausser fue un paso mas alls yen su Estudio histrico del silo X (1866) Tega a proclamar que “toda actividad ces6 y un silencio profundo, una extraita paz hizo en Occidente” Una exageracién de los siglos XV y XIX que pervivi Estas estampas decimonénicas yoitas atin ms pintorescas-algu- nas afirman que seextendid el ribalismo por medio continente y aque el clero empezs a vender pla zas para el Paraiso- mostraban a Jas genes de finales de 90 como vietimas de una especie de mal del siglo, un sentimiento muy del gusto de los antores roménticos, De este modo la idea se popular~ 26 y de hecho, ha pervivido hasta nuestros dias, y eso que sus difu- sores no tuvieron en cuenta, por «ejemplo, que las pueblos europeos no partian de ka misma fecha pa- 1a contar el tiempo -en los reinos cristianos de la peninsula Ibérica solia usarse Ia era hispsniea, que comenzaba en el aito 38 a. aque otras eulturas, como la judi, Uusaban sus propios calendatios, Segtin Benito Ruano, existenalusiones ala creencia, el temor ola supasicion de un posi- ble fin del mundo, no hay noticia, alguna de conmocién general en ‘un lapso prudencial de tiempo en {omoal aio 1000 que pueda consi- derarse una manifestaién o conse- cuencia de esos supuestosterrores, fra cosa muy distin eselimpac- to psicoldgicn que causaron algu- nas noticias, como la extension de tuna epidemia porel norte de Italia, €n 997 conocida como el mal de Jos ardentes, a destruccgm dela felesia del Santo Sepuleroen 1009, Jas periéicas incursiones de los pacblos néndicoso las acometidas de Almanzor sobre los reinos cris- tianos dela peninsula Thérica que rmarcaron el fin del milenio. “Segu- ramente existié una inquietud por el ocaso del mundo una preocu- pacion que perduré a lo largo de la Edad Media-, pero no un terror apocaliptico predeterminado para tuna fecha fj’, sefiala Benito Rua- no. Por el contrario, numerosos acontecimienios desmienten que la poblacin se estuviera preparando para el in, En Colonia, por ejem plo, tuvieron lugar grandes festejos ‘en diciembre de 999 con motivo de Ia llegada de un new arzobispo, pporun incendlio en 977, serreconstruida. Ademis, se con servan innumerables documentos dd préstamos que dan cuenta de lasdleuclas que los acreedares espe raban cobraralo largo del primer cuarto del siglo XI. El medievalista francés Edmond Pognon indica & ‘que strata de algo nico en a his toria del pensamiento: “una doc na profesada sin éxito alguno en paca en la que deberia haber es tado de actualidad comienza aser hinchada desmedidamente varios siglos mas tarde y adguiere un cré dito casi universal Salto demogréfico, ‘econémico y artistico El oscurantismo con el que se ha querido relacionar el aio 1000 contrasta con la revolucién social y econémica que se pro: dujo en Europa en aquella épo- ‘ea, Los cambios en el sistema de pproduccidn agricola, como lain: troduccién de la rotacién en los ccultivos y la mejora de los ara: dos, propiciaron un importante one tot Gr" Ato 1000.d.C. Nata Clem at) er, 6 ek crete) MI Te TH ee aq H Siero Inperioherederos del Carolngio, fue en esta eee es Kye Ypoca la estructura politica ats mid trokuasy Pratharas se dsputan ere erg ' oa ees Li td ee el a 2). pease pene one i race gl Get el I paienmenennenint - a Me Pal ese: Oo LE Guerreros totes te Sascha Es: aie 8 Ges f FEE ge ven fe, * je Kast) SS a ‘agg ‘in Bee =a Autores decimononicos escribieron que, eS en el afio 1000, Europa se vio sumida en ee ‘bali i Bieeairerpeaer paiewn el caos y el canibalismo. Puro mito Prepon Decaceasenynenri ein) El Apocalipsis segun Beato — ipo Fujivara, segtin el pintor fialescelsloacabariateriendost- desde mundoenseis Viusestaun maimportancia alo. perodos Sequn ss Pe meeddi> lgodela AlaEdad Glatoat Gexctne By tar tadefodesenMath Medios Comenta- emrtrna 2008 deTurienzo-hoySan- rosa Apocaipss de yelfindelasertaedad toTorbio-,enelvale Sanuanltextofue -ycon lie! Apoc delidbana(Cantabril, eaboradoen776yre _lipsis-rondariael ano temindunaobraque tocadoen784aparti 800 Esosseqininca denumerosos esc ehstoador Joaqula toscomolesdelabis- Gonzalez Echegaray PoApingiodeBejade en Beatode Lievanay medadosdelscioV\y losteroresdelaro 800, espedalmentelosde pesealconvencimien TionigdegioW. ——todelrelgioso de que ‘Aligual que vos elocasoestaba prox te6logos antes que, mo.en generasdlose Beato divicilaseda- produjouna certain: (uietdsocialunend- Copia del siglo XIde_menonomuy dsinto los Comentarios al deloqueocurifa dos Apocalipsis de Beato. —sglosdesps. cee eer say eee orn Pe ee Ee aor poeerenn eeaS Poser any as crecimiento demografico que largo del siglo XIy que animaria se tradujo en la colonizacién de a los grandes sefiores a lanzarse eee ea ee nuevas tierras y la apertura de una temeraria aventura: re- a eat rutas comerciales, La expansién cuperar para la cristiandadd los gran fuente de uz del arte Romanico y el impulso Santos Lugares y, de paso, con- eras de los peregrinajes a Tierra San- _trolar el comercio con Asia. Hoy een ee la son muestra de esa revitali- conocemos ese fenémeno como feteeretereat ns zaci6n, que se consolidaria alo las Cruzadas 7 bemosque ue una supernova, DOSSIER III: LA BAJA EDAD MEDIA El resursir de las ciludades El auge de la vida urbana y el desarrollo de los mercados trajeron la bonanza econdmica a Europa, embarcada en costosas cruzadas contra el Islam. Después, la Peste Negra, la recesién y las guerras entre las monarquias feudales dieron paso a los estados nacionales. asocho cruzadasrea- de los cruzados, cayé en poder eros feudales vidos de ticrras, lizadas por los cris- de los musulmanes y coneella el riquezas v honores. Durante un tianos de Occidente suefio de extender la cristian- tiempo, el cultoal guerrero -tan para recuperar los dad més alla del Mediterraneo. brutal y codicioso lugares de Palestina Esta forma de guerra santa rable y piadoso- se impuso en bajo control del islam domina- surgié como reaccién a la ex- todos los rincones de Europa, rona primera mitad de la Baja pansion delos turcos y al acoso y personajes como Godofredo Edad Media. Se prolongaron al que sometieron al Imperio de Bouillon o Ricardo Corazén desde 1095, cuando el Papa Bizantino, pero también ue e- de Ledn se convirtieron en mo- Urbano IT convocs Ia primera, sultado de la ambicién de unos tar. Igualmente, en hasta 1291, momento en que papas por ampliar su poder po- los rei tianos de Espaiia, Acre, la iltima plaza en manos _itico y de unos nobles ¥ caba- que apenas participaron en la 50 Muy HisToRIA aventura de Tierra Santa por estar ocupados en la Recon- quista peninsular, proliferaron durante el siglo XI! las érdenes, nilitares (Santiago, Calatrava, Aledmtara, Montesa...), cuyos ‘miembros mitad guerreros mi- tad monjes asumieron la misi¢n de luchar contra el islam y de repoblar los espacios ganados en la batalla a cambio de pose- siones y privilegios otorgados porlos reves. Militarmente, las Cruzadas ‘pueden considerarse un fracaso para Occidente, pues aunque en Jos dos siglos que abarcaron se altemaron éxitos como las con- quistas de Antioquia, Jerusalén (1099) 0 Acre (1191) con derrotas sonadas como la que sufrieron a manos de Saladino en Haitin (1187), el resultado final fue que Jos turcos terminaron dominan- do el Mediterraneo oriental. Sin embargo tuvieron efectos impor tantes para la sociedad occiden- {al en otros aspecios, pues des- pertaron el interés por Oriente yabrieron allf nuevos mercados Y rutas maritimas y terrestres. ‘Ademds, los métodos inventados por los papas y reyes para ob- {ener recursos monetarios para financiarlas condujeron al desa- rrollo de sistemas de impuestos que cambiaron la estructura fs cal de los estados europeos. 1 Renacimiento de los siglos Xily Xl No, no todo fue ardor gue- rreto en la época bajomedieval De hecho algunos historiadores hablan del “renacimiento” de los siglos XII y XII para expresarel periodo de bonanza climatica, demogrica, econdmicay socal que se produjo en Europa en esas, se duplie6, pasando de 38 a 73 rillones, y muchos habitantes del campo emigraron a los bur- 0s para librarse de la servidum- bre feudal, Puede decitse que el ange de la vida urbana fue el fe- rnémeno més significativo de la época. No en vano la construc- in fue una de Tas principales industtias medievales. Fruto de ese boom de la piedra erecieron ciudades bulliciosas con tiendas, {alleres, parroquias y casas de