Está en la página 1de 9

El efecto de un programa de entrenamiento con plataforma de equilibrio en la prevención de esguince de tobillo. Álvaro Candón Liñan y Manuel Daniel Ramos García.

Introducción:

Una gran parte de las lesiones deportivas se dan en el tobillo. Los atletas que se han sufrido un esguince de tobillo, tienen probabilidad de sufrir de nuevo la lesión e incluso entre un 20 y 50% se le convertirá en un dolor crónico. Como medida de prevención de esguinces de tobillo, los métodos más utilizados son las tobilleras y tape. En el caso de las tobilleras está demostrado que evitan lesiones, al igual que sucede con el tape, produciendo un mecanismo similar al anterior. Aunque cabe destacar que ambos métodos tienen a su vez efectos negativos que son los siguientes:

Tobillera: Si no está bien fijada disminuye el rendimiento y provoca abrasiones.

Tape: Provoca irritación de la piel y además de pierde durante el partido y ha de ser sustituida por un personal cualificado. El entrenamiento de propiocepción con tabla de equilibrio es otra herramienta con efectos positivos al igual que los nombrados anteriormente, pero con la ventaja de que no tiene efectos negativos. Esta medida es usada en la rehabilitación de pacientes con esguinces de tobillo y sirve para aumentar la fuerza de músculo y ligamentos de la zona afectada, además de restaurar la propiocepción de las estructuras dañadas en el tobillo. Previamente se han realizado estudios sobre este método y no han sido factibles debido a que las medias no eran significativas o no estaban bien realizados. El objetivo del estudio es analizar el efecto de la plataforma de equilibrio en la propiocepción del tobillo en jugadores de volibol con esguince de tobillo.

Métodos y material:

Población: Todos los equipos de la segunda y tercera división de voleibol de la liga Holandesa fueron invitados a participar en dicho estudio, al mismo tiempo que los entrenadores no sabían si estaban entrenando al grupo control o el grupo de intervención. Todos los sujetos que al final participaron fueron informados del propósito del estudio, el procedimiento y su asignación a los grupos del

estudio. Cabe destacar que ningún participante realizó paralelamente ningún programa de entrenamiento de fortalecimiento de tobillo. Fue aprobado por el comité ético médico, del centro de universidad medica en Ámsterdam. Todos firmaron el consentimiento.

Aleatoriedad:

Para la elección de los sujetos se eligió de los 4 sitios geográficos a los cuales podían pertenecer los equipos de la segunda y tercera liga holandesa. Dentro de estas regiones los equipos jugaban entre ellos en competiciones regionales. Esto se realizó para evitar el desbordamiento en la intervención y la masificación de equipos de la misma competición regional y entre equipos del mismo club jugando en diferentes divisiones y/o en otra competición pero no en la misma región. También se esperaba que los entrenadores estarían más dispuestos a participar siendo el estudio en estas divisiones y para poder ver las diferencias entre los equipos en la competición (en cuanto a entrenamiento y condiciones de juego). Este método de elección geográfica de la muestra finalizó con 2 grupos, uno control y otro de intervención, dentro de cada uno había mujeres y hombres.

Programa de entrenamiento:

Primero se entrenó a los entrenadores que iban a participar para la utilización de la plataforma de equilibrio mediante tipos de entrenamiento por médicos deportivos o fisioterapeutas. Cada equipo de intervención fue provisto de 5 plataformas de equilibrio, una guía de instrucción, y una cinta de video instruccional. En la cinta de video, jugadores sub21 del equipo nacional holandés servían de modelos a seguir para la credibilidad de la intervención. A mitad de sesión un médico deportivo o un fisioterapeuta se aseguraban que se estaba llevando a cabo de manera correcta el plan de entrenamiento. Se contó con la colaboración de los médicos deportivos de la asociación holandesa de Voleibol y el comité nacional olímpico holandés. El entrenamiento consistía en 14 ejercicios básicos con y sin plataforma de equilibrio con variantes de cada ejercicio. De esos 14 cada semana se le daba al entrenador 4 ejercicios para que lo llevara a la práctica con su equipo, uno de ellos sin material, otro con plataforma, otro con balón y plataforma y otro con balón. Durante cada semana la intensidad y la dificultad de los ejercicios se mantenía y aumentaba cuando se empezaba una nueva semana hasta completar las 36 semanas de temporada. En

el calentamiento el entrenador elegía uno de los 4 ejercicios y lo llevaba a cabo. La duración de cada ejercicio contando con que se debía realizar con ambos tobillos, era de unos 5 minutos. Este ejercicio no podía ser elegido de nuevo en la misma semana. Este programa fue probado antes de llevarlo a cabo en 4 equipos para la viabilidad del mismo.

Diseño y medidas:

Al inicio del estudio (Septiembre de 2001), todos los participantes completaron un test de participación deportiva previa y otras variables. El cuestionario se repitió en Enero de 2002 y al final de la temporada en mayo de este mismo año. Los entrenadores anotaron la duración total de cada sesión de entrenamiento y de partido, así como la participación de cada jugador (partido completo, tres cuartos, media hora, un cuarto o no participación). Si los jugadores no participaban a tiempo completo, el entrador anotaba el motivo, es decir si se debía a lesión u otros motivos. Estos datos se enviaban semanalmente y si faltaba alguno, se contactaba con el entrenador y así poder completarlo. Las lesiones que se produjeron, fueron registradas y se buscó su causa, en ello participaron 2 médicos deportivos de la Asociación Alemana de Voleibol. A los jugadores se le preguntaba por el tipo de lesión que habían tenido, la localización, el diagnóstico, la causa directa, así como las medidas y los tratamientos tomados en la misma. Sobre todo esto se realizó un registro. También se les dijo a los jugadores que explicasen con sus propias palabras las causas directas de la lesión así como la sintomatología presentada. En caso de lesión, los entrenadores les daban a los jugadores lesionados un registro de lesiones que debían completar y entregar antes de una semana.

Definición de lesión:

Con todas las lesiones que se produjeron, gracias al registro de las mismas, los médicos deportivos asignados diagnosticaron las diferentes lesiones de tobillo

Ejercicios del Programa de entrenamiento en Plataforma de equilibrio.

- Ejercicios sin material

o

Ejercicio 1 : Una pierna permanece con la rodilla flexionada y se mantienen durante 5” el equilibrio, Se repite 10 veces con ambas piernas

o

Ejercicio 2 : Ídem “Ejercicio 1” pero con la rodilla y la cadera flexionada

-

Ejercicios con Pelota:

 

o

Ejercicio 3: Se hace por parejas, ambos permanecen sobre una pierna con la rodilla flexionada y se lanzan la pelota a una distancia de 5 metros, deben mantener el equilibrio y se realiza 10 veces para ambas piernas.

o

Ejercicio 4: Ídem “Ejercicio 3” pero con la rodilla y cadera flexionada

-

Ejercicios en plataforma de equilibrio:

 

o

Ejercicio 5: Sobre la plataforma con una rodilla flexionada, mantener el equilibrio durante 30” y después cambies de pierna. 2 veces con ambas

o

Ejercicio 6: Ídem “Ejercicio 5” pero con la rodilla y cadera flexionada

o

Ejercicio 10: Sobre la plataforma de equilibrio, nos colocamos con una pierna sobre ella y debemos pasarla. Hacer 10 veces con ambas piernas

o

Ejercicio 11: Con las dos piernas sobre la plataforma de equilibrio, hay que realizar 10 flexiones de rodilla.

o

Ejercicio 12: Sobre la plataforma de equilibrio con una sola pierna hay que hacer 10 flexiones de rodilla. Repetir 2 veces con ambas piernas.

-

Ejercicios con balón y plataforma de equilibrio.

 

o

Ejercicio 7: Por parejas, uno permanece sobre la plataforma con ambos pies, debe coger y lanzar la pelota 10 veces con una sola mano mientras mantiene el equilibrio. Se repite 2 veces con ambos jugadores sobre la plataforma

o

Ejercicio 8: Por parejas uno sobre una pierna en la plataforma con la rodilla flexionada, el otro compañero con la misma posición pero en el suelo. Se lanzan la pelota 10 veces con una mano. Se repite 2 veces con ambas piernas y para ambos jugadores en la plataforma.

o

Ejercicio 9: Ídem “Ejercicio 8” pero con la cadera también flexionada.

o

Ejercicio 13: Por parejas uno permanece en la plataforma y realiza 10 veces un lanzamiento superior con la mano. Se repite 2 veces y para ambos jugadores sobre la plataforma

o

Ejercicio 14: Ídem “Ejercicio 13” pero con una sola pierna.

Análisis:

Se registraron el total de lesiones en los jugadores que participaron, y estas lesiones se separaron en lesiones en partidos y lesiones en entrenamiento.

Para cada lesión se calculó el tiempo de exposición del jugador hasta que dicha lesión apareció. Se calculó la diferencia de riesgo (DR) y el correspondiente 95% de intervalo de confianza (IC) para el grupo de intervención y se comparó con el grupo control en lesiones totales y lesiones específicas. Se compararon las lesiones entre ambos grupas mediante diversos sistemas estadísticos, clasificando a priori los integrantes de los grupos pro sexo, edad, función y lesiones previas.

Resultados:

Población:

Atendiendo a las bases establecidas por el estudio para clasificar cada población,

establecidas por el estudio para clasificar cada población, no se encontraron diferencias entre estas. Como se

no se encontraron diferencias entre estas. Como se muestra en la siguiente tabla:

Incidencias de lesiones:

En el grupo intervención, que jugaron un total de 62477 horas, se registraron 132 lesiones. Mientras que en el grupo control, que jugaron 42960 horas, se reportaron 102 lesiones. El total de lesiones en el grupo intervención fueron 2.1 por 1000 horas de juego y en el grupo control 2.4 por cada 1000 horas. Esto anterior refleja que no existe diferencias, en lo que a riesgo de lesión se refiere, entre ambos grupos.

Lesiones agudas:

El total de lesiones agudas en el grupo intervención fueron 1.4 por cada 1000 horas de juego, mientras que en el grupo control fueron 1.8 por cada 1000 horas

de juego. No se encontraron diferencias entre ambas poblaciones para el total de lesiones agudas entre horas de entrenamiento y horas de juego. Se demostró que no había diferencias significativas entre ambas poblaciones en los individuos que habían sufrido una lesión aguda previa. En cuanto al esguince de tobillo, es la lesión más frecuente. Siendo un 0.5 por cada 1000 horas en el grupo intervención y 0.9 por cada 1000 horas en el grupo control. El riesgo de diferencia de lesión de tobillo en el grupo intervención fue de un 0.4 por cada 1000 horas de juego, significativamente menos que en el grupo control. Sin embargo no se apreciaron diferencias en las otras variables medidas. Todo

apreciaron diferencias en las otras variables medidas. Todo esto se aprecia en la siguiente tabla. 

esto se aprecia en la siguiente tabla.

Lesiones por sobreuso:

La frecuencia de lesiones por sobreuso fue de 0,8 por 1000 horas jugadas en el grupo de intervención y de 0,5 por 1000 horas jugadas en el grupo control. La diferencia de riesgo de una lesión por sobreuso entre el grupo control y el de intervención fue de -0,2 por 1000 horas jugadas. Cabe destacar que hubo una mayor frecuencia en las lesiones por sobreuso de la rodilla en el grupo de intervención, pero que en las demás categorías como tobillo, espalda, hombro etc. no había diferencias entre ambos grupos. Se encontró diferencias analizando un subgrupo de jugadores con historial de lesiones de rodilla que mostraron más riesgo de lesión en el grupo de intervención, pero en jugadores sin historial de lesiones no había diferencias entre los dos grupos.

Discusión: Las principales conclusiones del estudio fueron que introduciendo el sistema de entrenamiento propioceptivo

Discusión:

Las principales conclusiones del estudio fueron que introduciendo el sistema de entrenamiento propioceptivo con plataforma de equilibrio, la frecuencia de las lesiones de ligamento lateral del tobillo en jugadores con un historial previo de esguinces de tobillo fue más bajo en el grupo interventor que en el de control. Por otra parte la frecuencia de lesiones de rodilla por sobreuso en jugadores con un historial de lesiones previo en la rodilla fue más alto en el grupo interventor que en el grupo control.

Lesiones de tobillo. Cabe destacar que este estudio en cuanto a la mejora de lesiones de esguince de tobillo, tiene validez sobre jugadores que ya habían sufrido lesiones de este tipo. Por tanto tendría un buen efecto de rehabilitador, y no un efecto preventivo primario.

Lesión de rodilla:

En el grupo intervención existe una diferencia significativa de lesiones de rodillas, esto podría deberse a una ocurrencia aleatoria. Existen estudios previos, pero no pueden compararse puesto que no analizaron la variable de la rodilla. Además existen estudios que muestran una reducción en lesiones agudas del LCA tras un programa de equilibrio. Por otra parte los ejercicios en plataformas de equilibrio son utilizados para las rehabilitaciones de rodillas. También cabe destacar que el programa consiste en un máximo de 4 ejercicios por semana que no duran más de 5 minutos, por lo que es difícil que estén asociados al aumento de lesiones de rodilla por un exceso de uso en el grupo intervención.

Una posible explicación es que se entrena al tobillo para recibir fuerzas externas, y la articulación de la rodilla podría destacar de manera anormal provocando lesiones. Por todo esto sería conveniente realizar más estudios atendiendo a esta variable.

Consideraciones metodológicas Debido a las diferentes herramientas que se utilizaron para el control del estudio y el control de la motivación de los entrenadores y el programa de entrenamiento se puede decir que el programa de entrenamiento fue factible en este estudio. En si el saber de la conciencia de la lesión tiene un efecto en los jugadores porque cambian sus comportamientos pero en este estudio cabe destacar que se le dio la misma información tanto al grupo control como al grupo interventor.(solo cambiaba entre ambos grupos la información que se daba en cuanto a la instrucción de la plataforma de equilibrio. En cuanto al procedimiento de aleatoriedad de la muestra y la elección por zona geográfica evitó contaminación porque los grupos control no conocían los grupos de intervención ni viceversa. Si hablamos de las anotaciones de las lesiones(tanto de las anteriores al estudio como las propias que se produjeron en el estudio) que se llevaban a cabo por los propios jugadores ante completamente informados de las lesiones y de los síntomas se le añadió la presencia de profesionales (2 médicos deportivos de la asociación holandesa de voleibol) En cuanto a la mayor presencia de equipos masculinos que femeninos se puede decir que no hubo diferencias significativas para el estudio En cuanto a la falta de respuesta en este estudio fue alta, debido a que solo 116 equipos de los 288 devolvieron cumplimentado el cuestionario, esto podría ser debido a la falta de creencia en el programa. Conclusiones Este estudio nos muestra que el programa en plataforma de equilibrio fue efectivo para la prevención de los esguinces repetitivos de tobillo, sin embargo parece que hay un aumento de las lesiones de rodilla por sobreuso. Se recomienda estos programas para jugadores con un historial de lesiones de esguince de tobillo porque en el voleibol pesa más que las lesiones de rodilla y para aquellos que tengan sucesivas lesiones de rodilla, que no realicen dicho programa de entrenamiento.

Referencia:

Verhagen, E., Van Der Beek, A., Twisk, J., Bouter, L., Bahr, R., & Van Mechelen, W. (2004). The Effect of a Proprioceptive Balance Board Training Program for the Prevention of Ankle Sprains a Prospective Controlled Trial. The American Journal of Sports Medicine, 32 (6), 1385-1393.