Está en la página 1de 50
Troe arael a Wei ex conn) tees] S34 RETRATOS DE Los AUSTRIAS Tala Felipe IV y Carlos Il Reece ae Ricardo Garcia Carcel “La Leyenda Negra fue fruto de nuestro victimismo” rac Siglo de Oro A ey oy- Tat Metew Ula ghia) aes ATOLL Pann rl er ue al aan eke} de Velazquez © La Espafia del XVII vista por los extranjeros © Un Reino en bancarrota Inquisicion: el FBI de los Austrias @ La edad dorada y oscura, por Carlos M. Shaw LAEDAD DORADA ¥ OSCURA TRASLAHUEUADE Los ausraus 12 enmpevista e Garcia ince __ 20, BATALAS yARMAS 24 CON LAIGLESIAHENoSTorapor 3D : PicaRos, auRLAbOnESy BuscoNas 5O ‘CRONICA DE LOS AUSTRIAS FEUPE I, FEUPE M,FEUPEN = 3D Y CARLOS Il (1569-1700) « | eta soa0e ono 62 couo Nos wron os wasenos 7, ESPASAEN BANCARROTA 16 woacorpunarevexzcur 82 EUROPASE VISTEALAESPAROLA 8S resca contra ef haamnbre Pics ideals calles eed ee ya nk OS 8 lan ov cu par oor QUERIDOS LECTORES Luces y sombras del tiempo de los Austrias | C: reconocido y acuiiado, por cierto, por un profesor de Harvard, George Ticknor, en 1849) es una 10 recueria en estas paginas Ricardo Gerla Cireel -uno de tos grandes especialistas en esttos siglos XVI y XVIL- ta cultura espaiola de! Siglo de Oro (iérmino universalmente herencta de ta que todos deberiamas sentirnos orgullosos: “En dos sigfos enninglin pais euxopeo una prod ico es que esta taminasa expiesién de ere ‘0 eoineiiera con una época de ose vidad potttica, disiates econémicas y furdam: IH (1398). Demos pues la también ia de Alarist, tan magistralmente narrada por Arturo Pérez Reverte en sus novelas. smo religioso, sobre todo a partir de Felipe 2a Jos experios; pasen y lean: ast fue la Espaita de fos Austrias, y José Pardiaa, Pisco putas =) habit cues oe ns ectores de wonwsnuginderesen. feces voraon onde. Elves ‘ier igeramente deb mane porlosespertos cx ruesro miro. | tieror(ernauio VI rst ser “Sind ral: enacts. a Franco gant por folate Segui do Sabi Arand. Han colaborado en este numero: muy wisToRIA dieron lugar a un singular y extraordinario periodo de nuestro pasado, conocido en todo el mundo como el Siglo de Oro espariol. Px Cates Martine 0 incdgnitas se ciernen a ls hora de definir al Siglo de Oro espaol. En primer lugar, hay jque decantarse por una aecpeisn en sentida extenso y no tnicamente referida 2 los Logtos BF c\ arte y deo ta literatura o de la cultura en general. Esta es la opcion adoptada por Bartolomé Ben nassar en su libro “Un Siglo de Oro espafol”. Bn él pasa revista a ls coardenadas economicas, “El oro ya plata” ala actividad politica, “Los hombres del rey’ y “Espana, tertitorio de paz’, y a la vida cotidiana, "Los alimentos terrestres" y "Vivir en el Siglo de Oro’, Pero tambien a Is creacién cultural, “La explosion artistica” y"Losfastos del Jenguaje”,y 2 una amplia caracterizacién de este periods “La memoria selectiva que tenemos de una época en que Espana tuvo um papel dominante en el mundo, tanto en él terreno dela politica como en el de las armas, la diploma cia, la moneda, la religidn, las artes o las letras" Esta definiciOn nos enfrenta con el segundo dilema, el de Ia acotacién cronolégica. Si nos movemos en un te- itorio tan dilatado como el propuesto, el Siglo de Oro ‘empezaria ya.en la teroera década del siglo XVI, cuando ‘Carlos I supera la crisis de las Camunidades de Casilla y de las Germanias de Valencia y Mallorca. A partir de este ‘momento, se produce la consolidacién del Estado Moder- ‘np, una monarqufa absoluta con un perfeccionado sistema instinscional, Mientras, la realidad sociaceondmica serige por ls efectos de una coyuntura expansiva, que se dilata hasta las postrimerfas de la centuria y que es poreoptible en al auge de los distintos sectores y em una relativa mo- Vilidad social. Por otta lado, la politica exterior asiste al Sur wiser Adesplicgue imperialista, spoyado en la herencia terzito rial del soberano y la plata de América. La cultura, por su parte, inicia una andadura de extraordinaria creatividad, que en esta primera lase se expresa con las formas del Renacimiento, Fl sigo XVI conocers en cambio, un proceso de progresiva decadencia, que se manifestars en la economia, la convivercia social y ls relucones internacionales, Per sa produccién eultaral permitiré seguir hablando de un Siglo de Oro que adopra, ahora, las formas del Manicrismo y del Barraco. La criss coonémica se plasmani en cl descenso de la poblacién y en la contraccion de sectores como la agtieul tura, la industria y cl eomerco, tanto interior eomo exterior [Ls convivencia interna se vers perturbada por viejs proble- mus polifoos sin resolver, come la expulsion de los moriscos, Iss guetras de separacién de Portugal y Catalunya discon formidad nobliaria, Ast como la rebelda popular endémica A bandolerismo, o esporidica, los motines andaliuces, ¥ los alzamnientos campesinos catslanesy valencianos. Como colo fn, la politica imperial suid um grave retraces, dckido a ln falta de recursos por la caida de Jas remesas de plata y las insoliciencias de los espedientes desesperados dela Corona: ieyor presion fiscal, manipulaciones monetatias y suspen- sones de payos. Todo ello se traslucirs en la derrota militar, el desmemibramiento tertoraly la pérdida de peso espectticn ene excenatio internacional. ¥ sin embargo la cultura dl Bae rroco prolongar los esplendores del Renacimiento, tanto en lcampo del pensamiento como enel de ln creacionlteraniay mtn mito en que el periodo no puede consilerarse ago tado hastaladitima década de a cemturia, con la desapavicion, de Calderon (1681), Murillo (1682) y Vals Leal (1690) En definitive el Siglo de Oro y se extiende entre 1530 1690, csdecir, durante ciento sesenta altos. Aun- % ‘que eri menoren el terreno de las realidades iateriales y de la hegemoni politica queen el de Jncultura, ésia se beneliciar’ de ls otras. La cultura | = deste periodo no puede conczbirse sin el pmoesa de acumulscin de netales preciosos que tiene ugar entre la ‘reacion delasminas americanas yyeldescenso dela produceismha- ‘ia. 1630, sin la disponibilidad de dlsns que hace posble b adqui> siciGn de obras de ate, los gran des programas constructive, a conlratacicn de atstas famosas, yl floracin del coleecionisms real, aristoeitico y edesistco Asimismo, hay que valorar e peso de a pax hispinica y dela ‘aportacion de la guerea hacia el exterior salvaguardando dd tecttoro interior De este mod, hay que convenir con Dennis Flynn en que si plata sinericana pay uns sete cde querrasimproduersas, como lo san tedas las gueras, ‘ambien conttibuyé al esplendor dela eulturay ala fot macién de un patrimonio inteloea yartéstico que cons- tituye hasta nuestros dias tao de es mayores lezados de. pesaclo. Cinendonos al terreno dela produccion cultural «8 obligatorio trazar las lineas de las grandes comientes intelectuales yatisticas de una époce tan dilatada, Cor prefmbulo hay que decir que la produceién cultural cont parasuespansion con a difusin dela immprena, pero tambien «om ls tabas del baj nivel dealfabetizacién,comeim a todos Jas paises euopeos, vla censura vigilante de la Inquisicén, ‘que dicts prohibiciones contra todo tipo de libros: flosiens, lentiics, postions, noveescos, elisios, modemos, espanoles ‘yestranjetos.Y, sin embargo, la cosecha cultural fue de una ‘esherdante abundancia ycriginalidad El pensamiento renacentsta encontré su primera inspira- «in en ol manantial crasmista, como mucstran a obra de Juan Luts Vives "De concord et discon in humano genere” (1529) o la de Alfons de Vals, que justifies el saqueo de Ro- iaensu"Dialogo de las cosas de Roma" (1529), ysubermano Juan deValds, con "Didlogo dea lengua” (1535). Por saparte, ere Francisco de Vitoria fue el verdadero fumndador dela reflexion, politica espaola del Silo de Oro, con sus célebres clases ma- sstrales “De Indi’ y "De jure bel” (1539), que le comvierten ‘nel pate del modemo derecho internacional, Pern ere Cie ee ate recat a acer Prosar eee La teoria eoonsmica se de- sarrollé en le segunda mitad siglo XVI al eompss de la revolucin de los precios y del dlicit de la balanza eo sercalespanola, Susmaximes esponentes fueron. los miembros della lammada escuela de Salamanca: ewer, ean "Comentario reslutorio de nis de Mercado, con "Suma de tratoayy contraros’ (1571). Durante dl silo XVI fue la ceuestion de los remedios para hacer frente a la deca- ‘dencia econémiea a que movlizé aos lamados “ar bitstas,como Martin Ganzilez de Cellorign, autor de Memorial dels politica necesaiay dil restauracin. (1800), o Sancha de Moncada, eon st "Restauracién po Iitica de Espana (1619), Lasciencias experimental forecieron en Espafa,en Jos ambitos universitarios y en centros de investzacion ‘novedoses, como fa Casa de la Contratacn de Sevilla 0 In Biblioteca de El Escorial. Las necesidades dela eco noma yl politica impulsaron el desarcllo de les cien cas aplicadas, en campos como la construceidn naval laste densvegar son famosos|osmannales de Pedro de Medina 0 Martin Cortes, con los que aprendieron a navegar los marinos eu. ropecs la cartograino lamineta,conla inven cién dela amalgama de la plata, que permitiia Ja Llegada al viefo continente de os tesoros americanos. La medicine siguié los pases quese cszaban dando en Europa, con norabresiustres como los de losmédieos humaristas Andés Lana y Juan Huatte de San. Tan, autor de una de las obras mais editadas de los tiempos ‘modernos: “Examen de ingenias para las ciencia’ (1575). Se sucedieton aportaciones originales, como el deseubrimiento de la doble circulacién de la sangre, por Miguel Servet, las obras besadas en la experiencia americana de Francisco Her néndeeomisionado por Felipe I para investigar en Mico sobre a flora yla materia médica de Nicolas Monardes, que cud ls plantas del Nuevo Mundb y sa valor farmnacolgeo, ena jardin botnico sevilano Laliteraturarenacentistacultivdistintos géneros, en verso ¥yen prosa. Sila poesia de inspiracién italiana tuvo en Garci- [aso de ls Vega su meximo intérprete la generacion de Felipe I seilust6 eon las decades ods horacianas de Fray Lats de Len. Lanovela, par su parte, predujonatables ejemplos en el ‘género picareseo, como "El Lazaillo dle Tormes” (1554), y en. La plata americana pago ries Warmer tlle) ag) la creacion de nuestro Lulcyolg sll atte) dl pastoril,con "Siete Libros dela Diana dl portugués Jonge de Montemayor (1557), y "Diana enamorada’, de Gaspar Gil Pol (156d), Capito spate merece Teresa de Jess, con‘Las Moradas" (1578), insptada en sus expetiencias mites, y Juan dela Gru, cay obra iia esta entre 1578 y 1584-le conviarte ea uno delos grandes potas de todos los tempos. Tn lilo XVI la cultura responde aun peeiodo decisis yolrese un escenario renovado a a exltacin del soberans atsluto, una imagineri al catlcismo tiunfante, una ilo sia 2 las clases popalares, una expresion alos sensimientos deta époea, Yo have apdand al gusto po a estonia, al sentido del especticulo,al placer dela extoxersion, ala sofiscacin dl lena, aa ruptua de las armas cisicasy alallamada ambivalent dl espa ys sentidas. Baraca «spat aleana) susunisinpasenasen el tereno dela reacin Iteava varia, mientras que en el eanpa dl pensamienta ¥ dela cena, si ben se puede habla todavia de una notable sere de tefrieos de a economia, de tatadisis politicos’ de alguns nombres seneros de a cencia aplicads, la prodaceicn humanisicay dentica experiment un vibe retrycesa, Sn embargo en ins itimas dead lio, concen con los Dstt ulgoreslitrais artistes, aparec6 un coats de renovecion de ls artes y dels cencas, con el grup la nuade de los “noatores”,cuyo espitu anu ya una nuera éoca, Fi este io, dsc los potas Francisco de Quove do epresentante del concentsme, que esaribe melancilicas ‘composiiones morales junto adelicades poemas amor0505,5 Luise Géngora, maxino expemente del cateranismo, coma “Talula dePlilemnoy Galatea’ (1613) yinacabada "Sled des”. El ensayo reverdooe con dos grandes noms, de nueva de Quevedo el de Bolasar Gracin, autor de “El Citcén Pobres, pero vom arte eer (1651-1667) La nacativa prolonga géneros del periodo ren centista como Ia novela plearesca, que aftade nuevos titulos salidos de ls pluma de Mateo Alemsn, “El Guamsn de Alfsra- che’ (1599-1604) y de Quevedo, “Vida del buseén don Pablo’ (1626), ¥, por iltimo, la novela de Miguel de Cervantes "EL ingeniost hidalgo don Quijote dela Mancha” (1605: 1615) consigue sumar los anhelos y temores de una Epoca. El Barro- vo, con su agudo sentido de Ia tea- tralidad, produjo asimismo el es- plendor dela comedia clsics,cultivada por una pléyade de ‘exedlentes dramatrges, come Lape de Vega, antor de éitos compe “Fuenteovejuna” "El caballero de Olmedo”, Tirso de Molina, reador de El burlador de Sevilla y"El oondenado pordesconfindo”,o Pedro Calderén de la Barca, cdlebre por "La vida es suetio" y“El alealde de Zales Enel tereno de a arqnitectua, sen a centuria anterior ln ‘nuyor empresa const uctiva fue el monasterio de San Lorenz de El Escorial, empeto persanal de Felipe ly obra moestra de Juan de Herr, el siglo XVI se distinguis porlsedificacion, del Buen Retiro, un“palacio para untey’ Felipe IV. Aungue ro defaron de eonstruitse muchos otros eifiios, particular mente palacios, iglesias y eonventos La estatuara, que habia producido en el siglo XVI algumos notables ejemplos de re twatismo dulico se decanta ahora porla escultura evocional, ¥y esl imogineria religiosa en madera, representadh en Valladolid por Gregorio Femandez, en Sevilla por Juan Mart nez Montaiiésy sus seguidores, Ia que sobresale. Esl tiempo dela edad de oro dela plistca espaicla, on un predomi- nio absoluto de la devocional sobre el rotrato cortesano, la narurakeza mucrt, cl paisa o a tematica mitolgca, Apa: Tecen grandes nombres eorno Dorénieo Theotocapuli o “El Greca”, José de Ri- bra, Franiseo de Zurbar, Bartolomé sieban Murillo y Diego de Siva Veléz- ‘quez, quien produce obras maestras ex. cca todas los géneros:retratos dulicas, 6leos para la grificacidn de la Monar «qua, “La rendiidn de Breda”; obrasre ligiosss,"Grsto eruificado”,cuadkos de tema mitolégica, "La Venus del Espejo” yas Hilanderas oescenas de in vida cortesa, "Las Meninas ‘Scoltida con frceucneta que también lamisica hispana conoci6 su edad de oro. La polifonta cont6 eon Cristbal de Morales y Francisco de Guerrero, en Sevilla, y con Toms Luis de Vieto: ria, en Madrid. La misica para eucrda y.clave encontro, por otra parte, a un. ran compositor y teérico en Diego Ortiz, y hay que aiadir tuna sobcesaliente serie de vihuelistas, guitanstas y organi tas, Finalmente, la unién de la masicay ol reatro produ en el Barraco la apaticion de las primeras Operas v de las primeras zarzuelas espatioas 7 EKe] i ice Re amsiclo PA | apela al gusto por la Cee anNt oe MM Ie.) fel AR ref Aletaai(e(ery Una ode orl de alquimia cultural jUna de calamares yuna de horca! Pe Pee ae CASTS PR Senay Pr iad Pere en enn et sad eee er eet ear etrperc eae ey reveeuoe rete e eee eee Te at mn ALS RUM) (aCa oR Cra ote leoksn ey Cea eT ee ted PoRr OE Ring ener erty Se) eer Seaenet erates tee arent eae prea en eee ey peer n reo a errand rezca sin apenas modificaciones hasta el See oo Perce RICARDO GARCIA CARCELJP “A finales del siglo XVI se configuran nuestros caracteres nacionales” Con su profundo conocimiento de nuestro Siglo de Oro, este historiador YN iSC:h8 igi alaba la pluralidad cultural e ideolégica de la época pero nos recuerda a ee rae que habia dos Espartas muy distintas: a oficial, que malgastaba el oro 18 posteridad ts ny negra Pasearedo por las salas de Velds- de América; y la real, que casi se moria de hambre, P< teresa REmtaee Ra hhace patente que todo el mundo rn parte de sw eae sino de una pluralided inmensa fabricado por corte. Yuno de viste ropa oscura. En las cortes rreva profesional de ofertas calturales dedistinto los motivos fundamentales de extranjeras fos espaioles apare- hha estado dedica- signo ideolégico. La segunda esa preocupaciin porla imagen cen reservados y triste. ¢Tan da a! Siglo de Oro. novedad que ha mareado mi vi- cra a ieyenda negra. negra era en le realida Como especiatista da intelectual posterior ha sido -¢Dinderaceesa famosa leyen- E50 viene muy mat cado por en la materia, gpodrta con- cl descubrimiento de algo que da negra?¢Se hatadiewafccién 1a imagen de Felipe Il, sobre tarnos eudies son los aspectos esté muy de moda en Espaiia: elo se basa ew hechos cierios? todo a partir de la muerte de su ddeterminanies de ta historia de concepto de representactén. En -Es un término que acuhé un hijo primogénito en 1568. Don Espaiia en esta époen? Lido de Oro encontiains una historiador de segunda fila, Ju- _Cazlos fallecio en civcunstancias “Uno de los temas que han cultura enormemente medistica, lism Juderias,« principfos del si- “oscuras’. Parecs claro que hubs ‘marcado mi vida profesional es obsesionada porls imagen. glo XX. Estaba obsesionado por una responsabilidad del padre en Ja Inquisiciin. En on principio, Los reyes espattoles aetuaban laideade que Espana habia sido la muerte dl hijo, cosa que yaen de esta institucién me interesaba en funcién de un criterio domi- _victima de una estrategia de per- su tiempo motivé un escéndalo Woe seimivlacunuayele Uaite yebeedto. Io Guo clin Meltiuornaiede In pice aianle wale CHTa MaOpREy historiografia progresista: adju- llamaban la reputacién, la fama. curopeos desde Ia nache de los es una de las fuentes de la feyeri- aes gyn ieie delos Vendian Espatia a traves ie tiempos. Y a eso Delian deaastt da negra. re un hecho ae wobbues lye, mcemsein proyeccifemapestitica deal oepeuntimineqocimtends ‘sgh dlectedy unten pat espatiola y los conflictos histé- mismos, con el despliegue es- una fortuna enorme. camente muy incorrecto. ricos con las libertades de pen- eénico de su figura en desfiles y Yo escrib{ un libro que se Ila- Lo que sf esta claro es que la. samiento, Luego, mas alld de la procesiones. Lo que les obsesio- mab “Leyenda negra, historia y muerte de su hijo le condiciond ‘Monarguia ya Inquisicion como naba no era mandar en Flandes opinién”, en 1992, en plena eu- traumaticamente y el iiltimo Fe- priccigiitdersiie perutemreeticaoaiat Goepeilienke tet eence dealt be tcanmeni ‘espafioles, descubri la pluralidad camente, sino demostrar que el para enterrar el mito dela perse- por el sentimiento tragico de la Sieiilctidetec Naat Unect ealillmecctulier fakiiatdla/Ieaeamies diaimeslamsietiis irda trata de una cultura apelmazada esplendor. El gran problema era superar ¢] complejo de inferiori- que la corte influia mucho, tenia por las grandes instituciones, Ia distancia abismal entre la Es- dad que arrastrdbamos, asumir otras reglas de jueg con intelectuales organicos al pana oficial yla real, que paga- gue somos Europa yque eso que _ciedad Nidlica, festiva, en la que servicio del poder, que los hay, ba el precio del pais imaginario llamamos leyenda nega es inhe- 1a sexualidad estaba en sit feeueietadeae Samay Nha wy La batalla dela iénuacional contrariamente al topico, ‘nunca La Inquisicién nunca se metld debajo ejsimny creer que Fapana Semetis debajo dein coma de ealluscrpsqu cece: laeqailes Hl Suty Ofce de la cama de los espafioles; lo qUe —iaseciatrmapartedeunde- cra muy laxo en el tea de las litio heredado de la Generacién costumbres; lo que prohibia era sf prohibié fue hacer ideologia sexual” —del9s. Judertas era hijo de ese 20-mur wsTORA pocialne hhasta tres. Una es que la vicio estricto de la Monarquia, Elrey, cs cierto, nombraba a los inquisidores generale y su mix ma autoridad, Esto quiere decir ‘que hay una voluntad perm: te por parte de la Monarquia de instramnenteliz Otra versién sostie Inguisicion es w lesistica, una variante de la reara en fa qui hoyen dia todo el mundo ro: Ia Inguisicién fue un nto de poder muy apet togo de manejary que, lo largo antre ambo somibra. 7 ue un poder intimidador Desde mi punto de vist, la fuer: epresion que gjereié sino aginario que generé, Di no fue In censura en ino la propia autocensura qué aplicaron los espaol pucstos ala mirads inquisitiva Pero es también en este sig su creatividad no plantea dos paradojas muy dig nas de mencion. Una es la que al desarrollo dela libertad expresion. La segun serfs se expl una Europa ea plena ofensivade \ \\\\ eee Hh Wy Pee Ce ead )Sedersene auntie \\ \\ prea ee Sean ee ets Racnemeetand abeices ie hip i || eee ern aa eters PEN oot enone neers ieee ee {eyenda negra contra Espaiia se de tl floracin de traducciones de obras espanolas al francés, a Inglés oa italiano? Los eurapeos estaban frscinados porlas obras, de Cervantes, Quevedo o Lope. En euanto a ln primera, tam poco es nuevo el hecho de que Ia censura a veces tiene efectos, positives. La propia cultura del Siglo de Oro realizé despliegmes imaginativos para sorteat los obsticulos que oftecia Ia re presion cultural, yese tipo de Ingenio alternativo pudo influir positivamente en su desarrollo Respecto ala otra paradoja, una cosa es laertica descalificadora de la Monarquia esparicla y otra Ja admiracion que esa cultura seneré en Europa, Cuando hablamos del Sigio de Oro, ya planteantos una Espaiia econdmicantente quebrantada -Si, con la contradiccién enor: ‘me de que, por una parte, era una Espafia @ Ja que legaba ‘un verdadero aluvién de metal precioso procedente de Améri- cay, por ofr, era un pats que se moria de harmbre. Y ahi esta el problema: la mala adminis- tracién. Las novelas de Arturo Pérez Revers sempre pantean ‘mismo problema: el potencial real del pafs que se estaba des- sprovectande en benefcio de tna clase nobiliaria parasitaria, de un lujo cortesano desmedi- do, de un derroche de recursos. Hay una condisién humana que Pérez Reverte glosa, fascinado por las virtudes del espanolito corrieate y moliente, del pobre diablo que es enviado a luchar, sin saber muy bien porgué, alos Tercios de Flandes. En in saga det eapitén Ala- triste, precisamente, un espadae chin italiano le reconoce como espaol porque “Ios espatoles son orgullasos y foscos” 2A qué responder(a esta idiosincrasia nacional? -A finales del siglo XVI, des- de fuera de Espana emplezan a configurarse lo que podiamos lamar “earacteres nacionales’ y surgen toda una sevie de ani- bbutos que van enesta linea. los espanoles se les acuse de rligio- sidad excesiva, barcoca y cere ‘moniosa; de orgull, de wolencia yide tosquedad. ita esto real? Normalmente suele ocurrir que hhay un fondo de realidad que se acaba convirtiendo en um arque- tipo, al que la propia literatura ‘Nuestros grandes arquetipos Li- terarios ~don f Quijote, don Juan Tenorio y la Celesti- ha- ponen de relieve el contraste en- tre lo que eran los espaicles y — Conacimiento de causa lo que a ellos les gustaria ser. “La Ingusiion" y ha Leyenda Este contraste dela realidad y Negra von alo dos tal de lo imaginario lo representan os mis dedzelibos que Gara maravillosamente don Quijote vel ha firmade scbv ia Espa y Sancho Panza, O el contraste dees astrias entre el amor iditico y yl imagen la medioeridad de una intermediaria senti- mental en La Celestina, Los earopeos se deleltan fustigando esa vertiente nuestra, De nuevo la leyenda negra. Cuando he vuctto so bre este tema me he dadi cuenta de una evidencia: Ja imagen negativa que de Espaiia han dado los demés palses tiene uma tafe en nues- tra propia autoctitica, El reto es analizar el complejo de inferio- ridad hispanico, el porque de esta obsesiva tendencia @ anto- ses enropeos. Francia constr fustigarse. Deberiamos detectar ye un Estado sélido del que se porqué la colonizacion espanola barren identidades sin ningtin hha generado obras como la de tipo de problema ¢ Inglaterre Bartolomé de las Casas, mereci-exactamente lo mismo. Sin em: secon elréeimen argo, Espana no llega a tener colonial espatioly, sin embargo, una conciencia nacional definida lnelonizactn anglosjons nolo hasta Consiucin de Cadiz hhahecho. Eso me hallevado alo aunast, sed con problemas. Los aque podermos nar la fragilidad Austrias reinaban sobre un puke dea propia construccién nacio- territorial yuxtapuesto donde las nal espafiola, Alfinal, el ‘ema tinicas institueiones comunes ‘que me apasiona son las rafces com jurisdiccién en todo el teri de la debilided del naciona- torio eran Ja Monarguiay la In- Tismo espafio. ulin. Cro qula gen rus -e¥ estas rafces se en- traciéa de aquella Espata fue la cuentran ya en nuestro deno baber sabido construir un Siglo de Gro? Estado-naciGn al gusto de todos “Yocre ques, porque los espatiole, un problema que es en esta época cuando _arrastramos todavia. Jo hacen los demés pai- _ -En defiitiva, ms allé de po- Unica, leyenda » contradiccio- nes, equé es aquello de o que los espafoles ‘no encontramos en ningéia saa agit ‘cién comparable a la i- teratura ospafiola de quella época. i En Flandes se pone el sol Los tercios espanioles dominaron los campos de batalla euro- peos hasta el siglo XVI, cuando su hegemonta fue desbordada mC e eM IE CAL ee ee Erica Erne ny meee rs) PCR ee Seo ream Cenrer eee te e eer el rae Flaicos, mientras los suaves desmiveles del ee ee ee rar en ere aa Sol de Breda”, Arturo Pérez-Revert). ire ee ava eve coerce ence a ec Petr renter tere tnt también ls razenes de su éxito en combate Senor re et nas Pear Roy Seer a coreer casi dos siglos, las ms poderosas armas Pe ora erate roe eRe bar NET Soc aetna) Reich etter Peete ora ener ‘embargo, una tarea fell ni repentina. A Pee eee etree Tos tereias continuaron siendo una herr eet enn tche eee eer somite ‘conseguirfan linalmente su definitivo cca Rete cur tee are Sree icaritcy Rocroi, el principio del fin jota en Roctol ha tido cone: coma el final de ls trciog el princi mila cspatol El capitin general Franclsco de ‘Melo, al mando de un ejézcito de 27000 fuera gala del duque de In localdad. ighen,llegé en auxilo de ala eguierda del cabaleia lnmperallaformaban ls nets de lands ye ala derecha, ‘mientras que aati se stud en +e. Eldespllegue hanes colocs también a Incaballeria en las alas, como eta habitual, pero interealando tropas de infanteris(1y 3) Enel centr, la infanteta forms en dos Ge infanteriay cabaleria El ala zquierda y ranceses resultaron dram yodos por nara 14), petosta no consiguié que fan. Mientras elaladetecha de Condé anollo a sus gponentes, empujand a los ‘efcos valones y alemanes a la hu ergarizado. Sin embargo, Condé ofrecid capitular alos dos excuadrones expafioles «que resistian: uno acepts a condicion de que los supervivientes pudieran llegar @ Espana, pero el otro no. A estas atuas, i sabia y eck, que estaba en ae jorbado por la masa en retirads, no podia socorreres y comenzé a bombardeatlos hasta que ralmente capitularon. Los fra ‘uraron 3:80 pri Pre ec Cues So econ Pa er Paar ats Cremer nts Pe ire inmperisles y 2.00 fveton probablement snack cnn i de cate erage de Ussrrern erste replys do pot nary coralgans decane del prorat Of ee leuPake Bye tote noauacions Sesh doe antene abit contre Ya conader eee aoa de |] Severin eueuma deb epetee Pe: y medtinacional, formadas por alemanes, borgofiones, espafoles, irlandeses, italia ns y valones. Componian asf una verda- # deta dite de veteranos y experimentados soldedos, regulados por la ordenanza de & 1636. Cada tercio estaba formado, como rinimo, por diez compaties de peas y dos de areabuceros. Els practica, Ia composi- cin real podia ser muy variada Una compania constaba de un pie de ‘unos 200 hombres, mandados por un cx pitén con su paje y um alférez, Dos tam- bores y un pffano transmitian las ordenes, y completaban el cuadro final un furiel, tun barbero y un capellén, Normabmente el capitan era un hombre con amplia ex periencia militar y que habia ascendido por méritos euya responsabilidad inchuia Jarecluta de los hombres. alférez era su hhombre de confianza y portaba la ban- dera de Ja compania, que solia ser disefiada por el propio capitén. Los sargentos -armados con alabard- dems de vela: por la disciplina se ‘encargaban dela insirueetén y de las necesidades bssicas de sus Sol- ‘dados. Una verdadera institucion de los tereios cra la denominada “camarada’, hombres que se e- “La expugnaci (deh), of dure de Fer |___La Armada pierde poder mde Rheinfelden” Enesia batalla, que rected Vicente Carducho ‘ecuperé In ciudad sulea, clave en el corredor esiratigien espanol. ¥miltar, que se convertiria en el principal factor de desgaste del esfuerz0 belico en Europa. Contiaria er la situacion en ot'os patses, dado el crecimiento francés en el continent el auge de las armadas bita- nicay holandesa, que posbbiltaron a estos paises su tansformacion on sends imper Hiosa costa principalmente, elas colons ‘espaolas de ultramar. La derrota de la Invencibleclurante al rinado de Flipe ly las posterior acciones coma Inglateta, Inanda y los Paises Bajos ~en su mayoria infructuosas-llevaron a los espafioles 4 pteferr le guerra terrestte al poder naval, olvidando asi una tradicin de silos. Con la muerte de kabel Ide Inglaterra y lasubidl atronocle Jacobo -hijoce Maria Estuardo~ se desperdicié una explénlita fcasién pata que una Espana, navalmente debiltada, aprovechara el nuevo estado cde paz con lo inglesesy se lanzara 8 una politica de construcciones que vigorizara 1 antiguo poderio. No fue asl y Felipe ll ray Tomé de Torquemads dominico, estaba llamado « ser elerblema personal dela Inquisicién, De parti la idea # fue quien sjecis la maxima respon sablidad en el Santo Ofcio durante los quince aos mis severos desu. largsy tenebrosa historia Sobre su vida privada se conoce muy poco, pesat delos epetidos esfuerzos de los investigadores por obtener dx tos conctetosParece omosise hu bierahecho el propésitoen vida de 1 dear rasto para la posteridad Se sabe quenecié enValladoid en 1420 y muri, muy longevo para la époce, en 1428, Su corera ede- sléstca se vio favorecida por dos circunstandas: la de ser sobtino de Luncardenaly le de alearzarl pues- tode-confesor dela princess kabel, antes de que ésta se conviiese en Ia soberans de Castill; aun ta ‘vez ambas cozasestuviran conec- ‘tadas. Sus opiniones, conservadas bajo el titulo “Summa de Ecdess expresan bien hasta qué punto era este hombre un mulo intelectual © tales, hasta qué punto estaba decidido a no suscitar la minima sospecha de dvergenciacon el po- er pontificio. Torquemada afime que|a autordad papal es absolut, indiscutiblee indestructible de mo- ddo que, aungue el papa fuese un lsclutoy un criminal nacie estar, legitimado para juzgarle y derro- carle. Mis atin lag a sostener que la soberaria del obispo de Roma sobre la Iglesls ez mis necesaria, pata éta que el mismisima Espirtu Santo. Jizguese sil seer Inguh tidor no tenia, en 2u radical papist, su puntitode hetejote Paco Rabat dio vida al inguisidor enlapliewa “Torquernada 4989), de Stans Barabas. Ete perverse sistema era lo que el pue- blo Ino denunciaba con el dicha de que los sefores inuisidores no comifan si no quemaban. ¥ habia mucha gente que co- mia de lo que quemaba, Se desarroll6 un auténtico cuerpo de inguisidores en el que Ingresaron jrisas, notarios, procisradares, alguaciles, escribanos, alcaides, comisarios y familiarss,individaos civiles que calabo- aban Voluniariamente con el Santo Oficio, Todos ellos participaban de: enlos procesos, que se sustanciaban a partir dena setie de inteztogatorios al reo en los {que a menado, dependiendo dela reluctan- cia del acusadb y de a eaiadura de sus in ‘uisidores, se hacta uso del tormento, Para ello se presentaban primero al sospechoso los instramentos de tortura, que eran tan espantables como vatiados, Enttelos que se probaron, iuto de la vesdnica imaginacion de os verdagos, los que mAs efetividad de- rmostraron fueron el potro, la gartucha y el. ‘ansi, Can los des primeros se provocaba la disiocacion de los huesos, por tracsion ho- rizontal en el caso del potro, y vertical, en dela garrucha, El tormento del ansis con- siatia en cubri la cara del 20 con una gasa, ceuyo extremo se introdueia en su garganta, Y verter continvamente agua por encima, de ‘modo que la deslchadea ierima so veia ob sada a trayar una cantidad enorme de liqui- do mientras sole impedia la respiracn. Como resultado del proceso, el tribunal que actuaba de acuerdo a una preeepriva muy concrete~podia dictar varios tips de sentencia, Lo mais habitual era que el sue to escapase con nes szates, una multa 0 seital bien visible -el saber vert los dems de que no era trig limpio, En los casos mis graves podia ser envisco a goleras 0, como supremo castigo, rlajado al brazo secular, es decir, condenado a muerte Y aGn entonces, la casufstica inquisitorial Iegaba al refinado estremo de ofrecer al reo la posibilidad de un titimo arrepeatimiento 1 cambio de ser agarrotado en Ingar de ser juemado viso,en pablico. Aquellos Autos de xminaron por eonvertirse en verdade- Fei 19s especticulos con su propia dramatuayia yy uamoys. Lo mis peregrino es que todo es tosellevaba a cabo con el preterto de evita Jaherejs, aunque Espaia nunca fue terra deherges ‘Alo largo de sus tres siglos y medio de ingen epafiola mache bo de vetvelascon um grup herticoamplio sromennizado,dotado de ma base talea Seria. Sus vtimas fueron razon casos de tcranos calinistas ibis mustimanes ins que hbiron de comets 2a, los que mantenfan por erro comviion alguns opinin eligiosa distin al dogma, losmsicsqueiban pr liee-alumbras” ‘los acusados de deitosserales, como la bigaia yl sodomfa Es interesante hacer hincepi en el hecho de que los procesos porbrujerth nunca revision en Espada la imporanca de otros pa Ses europeos. Algan caso hhabo, como el pro- ceso de Logrofin de 1610 donde se juagé «las bras de a enera de Zugarram, dees que Seis hicieron humo, como se deci entonces. Pero, en ge- ger punt ecisequela Oh brojerta no rato 5 serio porel Santo OBcio, 4 «qe sentio més interés hacia a censura y prehibicén de bros "peligrosos’, actividad 2Ta que tetnin6 reducida en sus times Tiempos de viene. ferret age ee a eer recreatla por Eugenio Lacas Vlicam Bs injusto que la religién espafiola del Siglo de Oro sa juzzada sélo por la Inquisi- clon. lo es porque religion y espiritualidad, son cosas diferentes. Este sistema de repre sign religiosa que, en l préctica, reprimia libertades morales e intelectuales, es hoy repulsivo a nuestos ojos. Pero hubo otras aspesios de aquella Ig sia que abrieron ventanas nuevas ala espi- rituaidad. La mistica espatiola de aquellos siglos, con susdos santos ala cabeza, Juan de la Cruz y Teresa de Jest, explor6 nuevos temitorios ano més intimo dal serhumano y ofiecié al mundo un regal distinto y nic. La obra lteraria de Jan de Ia Cruz, en eon: creto, trasciende incluso el ambit religoso ‘para convertirseen wna de as muestra ms Clevadas, sues ¢ inereiblemente bellas de sentimiento amoroso 0, si se prefere, dela ‘metafisica del amoe Resulta chocanteimagi- rare aun inguisidr leyendo esos delicados vers en viper den de agate nterrogatrios pero seguramente leg6 a ‘cutrir Non-vano, dice que, alo largo de Jas todo ane 4 "do alguna vez DOSSIER |, Felipe Il pag. 40 Il. Felipe Ill pag. 44 lll. Felipe IV pag. 48 eal 1569-1598 Poquer de reves [errr BERET oyna Poneman Perales Sern Snes ret descendencia pondrd fi preseineny itr par none eee poremnt nay os pave nna IV. Carlos Il pag, 52 El ocaso de una dinastia RON Cee UD atROL ONTE SEU ATEEOS EON RULER LEO LL Tee aa RE aOR Ld crisis econdmicas y sociales. ¥, sin embargo, Jas artes vivieron con ellos su edad dorada. Felipe ID isiriss) Maria Fabel de Anade > Valois Austrian ti 841369) (i189) 1.dlara. Catdina USES) Faugrnla Moneta eee er sein Ce rioters Pee ee teat ers Trento, on cre Leora neers Eee en ee Ce RLY 40m DOSSIER 1 (1562-1598) el orudente La reforma protestante legé un nuevo mapa politico internacional, contrario a los intereses del monarca. Sus afanes por defender la fe Pr Reena ier oa peer fea eit cers ac is. catélica y la soberania de sus territorios minaron a economia espattola, ras la abdicacion y muerte de Carlos Lreina en Espaiia Su hijo Felipe, ins talado en la villa de Madkid. No es ya emperador ‘com su padre, pero no le faltan tierras que gobernar ni proble ‘mas que resolver, tales como la ‘cuestion religiosa. La reforma protestante ha alterada cl mapa politico eurpeo, pero el bismi to de los Reyes Catdlicas esta dispuesto a conservar su fey su soberanfa, En 1562, Felipe il se Pee aan Pee ean eee eed cncuentra felizmente casado en terceras nupeias can Isabel de Valois Isabel dela Paz, comola lama el pueblo por haber sell do ese matrimonio el fin de los conilietos béicos con Francia. Locura y muerte del principe heredero De su primera esposa, el rey tiene al principe don Carlos, he redero del trone y del desorden mental de su bisabuela, Juana Ia Loca, Del segundo enlace con ‘Maria Tadar no hay descenden: cia. Isabel le da dos hijas muy queridas, Isabel Clara Eugenia yy Catalina Micaela, pero ningsin Cee eee 1567: Se obliga alos moriscos a eee ead Peace res ee een ea ee es pee ea Pe erect EN openers coed ‘arbn, La sueesi6n es dificil por que don Carlos empeora con el tiempo y su mente débil se rinde alos enemigos de su padre. En 1567, se rumorea que desea ca- pitanear a rebelion de Flandes y, ante su aaresiva conducta, el rey [o confina en el castillo de Areva lo, donde muere un afta después, {nas mostrar un comportamiento inracional y autadestructiva. Su fallecimiento afecta mucho al rey, pero no es el finieo padec' miento que le espera, En octubre expira la reins Isabel, a conse ‘enema de un complicada abor to, Felipe Ilse encuentra en 1568 solo con sus dos pequetias hija. oles eee eens aera ores nen enn vs oe coe Ean ecaene Desde et asentanmento de la corte ev a fe ( a VAN ri deo de la corte on JrLadrid, [vile mol il Appesar de su abatimiento debe ‘pensar en el futuro de la corona, ¥ys© casa con sttsobrina Ana de ‘Austria (1570), De los cinco hijos de Ana, sélo sobreviviré Felipe, nacido en 1578. Su padre, Carlos I, habfa te nido mas descendencia fuera de las puerias de palacio y recono- cié a dos hijos naturales. Juan, el pequeiio de ellos, se encuen ‘a.com suhermanastro Felipe en 1559 y pasa a resid en la corte, donde destaca por su simpatfa y apostura, sus aptitudes para la mlciay su fideidad al rey. Des de 1568 protege el Mediterrsneo como general de los Mares; en 1570 consigue someter a los mo: riscos rebeldes en las Alpujartas sranadinas y al afio siguiente encabeza la escuadra dela San- ta Liga, que vence a la armada ‘urea en el golf de Lepanto. En 1576 es nombrado gobernador de los Pafses Bajos y consigue tun acuerdo diplomatico con los rebeldes flamencos, que cl rey finalmente no acepa. Tras ese Beers eco Eee res ead na ea Ce tae ee eee Cee Ey fare ener Sea ety een creer ner de Antonio Pérez, secretario real, que cuestions la fidelidad de don Juan acusindolo de querer apropiarse de Flandes. El rumor Tega 2 ofdos del joven goberna- dr, quien envia a Madrid a su colaborador Juan de Bscobedo ppara despejar las dudas del rey Sin embargo, la misma noche de sullegada a a corte, Escobedo 4 ssesimado por vats descono~ cidos, presumiblemente contra tados por Pérez. Hasta la fecha no se Conove el grado de pari pacion del propio Felipe en este tubio asunta, Fn Flandes, obediente a su hermano, don Tuan se J dispone a entablar bata- Tia, pero fallece en 1578 a causa de una infec- con que algumos han tachado de envenena- mienio, El secreta- rio habia, nacido en 1540 “fruto ee eres eee ty ene ecco Pee Ene eer Gante. Francis Drake comienza 8 do, secretaio de ivan de Austria, de las relaciones del seeretario del emperador eon una mujer casada-y sit figura va eabeando relevancia reciente durante el reinada de Felipe IL Las argucles de un sectetario poco honesto Antonio Pérez es introducido enla corte par su padre ¥ consi gue povo a poco la total confian- 2a de Felipe II, en cuyo énima siembra ln dua hacia cualquiera que le haga sombra, Desapared Escobedo y don Juan, el ‘monarea descubre la fal sedad delas acusaciones de Pérez, Sin embargo hhast el aio 1584 no ave rigua que el secret ia estado vendiendo du ante afios informa. ci6n confidencia! 1 Francia y a los rebeldes flamen- 0s. Lara reco estalay Perez es encarce lado defi nity mente ‘comandé fa Tig Santa que ves ales tacos er la batalla de Lepanto-ala ‘equierda, en 2 ‘cuadr pintalo (por Juan Lana ‘yNovieo- freee eae ed sree eee Peet aed Cea ees perenne ney ers ca por § i por Stcez Cell fle su pe ACO pero en 1590 huye a Aragon, onde el fuero lo protege, Pot su causa se organiza una rewel- ta en Zaragoza, ya que el afan jnsticiero del monarea parece no respetarlospleios anago- neses, No hay vftimin pero los implicados ena fuga de Pereza Francia son condenados a muer te por traicién al ey (enve ellos 1 Justicia Mayor de Aragon, Jaan de Lanza) El seeretario, pasade Francia Inglaterra don- de intentars en vano destrai la rmonaxquiahispanica En Bspafia a corte sea ins- talado en Madrid, en 1561. Des- de 1536, los arquitectos Alonso de Covarrsbias Luis de Vee hhan remodelado un aledzar va estente, que sive como resi dencia regia. Felipe no prevé el asentamiento duradero en fa vi Is, par que surgen problemas de alojamiento eintracstructu ras, maxime cuando se produce tm inevitable exodo de personas do todo tipo hacia Madrid, ara das por Ia actividad contesana a poblacin madriletia de en tonces es umn refle dela socie- dad hispdnica del Siglo de Oro: hay nobles, licencfndos -médions Ynotavios- atesanos y comer antes, saldedas, clérigos, et diantes, campesinos, y también imendigos, vagabundes, pros tutasy meleante, que no faltan en cualquier aglomeracion hu. mana. Una conseeucncia de esto es ls apresurada construccion de eaificosy la aparicion de baria- das, En 1598, J lla cuenta con ‘unos 60.000 habitantes y anies de 1560 nolegeb 10.00 Lacorte de Felipe Il, que atin embajador extranjero eaiticn de “convento de monjas” presen ta une acusada austeridad en eed eo ra penne ee Nees een MuvHisTORA 42 DOSSIER 1 (1562-1598) él monarcn eps fee a gibenn eri al ‘comparacién von las cortes ita- Tianas o la francesa, Se rige por cl complejo y rigida ceremonial borgofién, a lo que se aiiade el carseter reservado del monarea, las sucesivas petdidas familiares que sufre su enorme capacidad de trabajo, La familia real, sus respec- tivas casas y el servicio general integran la corte, pera hisy que considerar que los érganos de gobierno funcionan en el misino cdificin en que reside el rey: el Alcazar de Madrid, Eula corte espafiola hay, pues, reyes y no bles, escribanos y secretarios, doncellas y camareras, pajes, bufones y artistas: Enree los per: sotiajes més proximos al monar- ca se encuentran el portususs principe de Eboly el imponente Fernando Alvarez de Toledo tercer dugue de Alba; més diplo- iiético el primero, mas severo al segundo, someterios a penas de destieno, confiscacion de bienes o muerte Semejante presién conduc a la rebeion de los moriscos en la Alpujarras granadinas (1568). Dado que los moriscos de Vac lencia y Atagén no secondan Ia revuelta y que los rebeldes no reciben ayuda exterior, lle vantamiento finaliza en 1570. Se provede entonces a depurar responsabilidades y a diseminar 4 la poblacion morisca por Cas- tillay Andalucia Consecuencias mas graves tie- ne la revuelia de Flandes, gesta de entre 1565 y 1566, Flasunto es muy complejo; se advierten Iatices socio-econémicos la dependencia de Espaiia parece petjudicar el comercio lamen- o-, politicos ~desagrada el go- bierno personal de Felipe il a pesar de eercersea travis de un Consejo supuesto, reli mo y luteranisio han arraigae do en esos teritorios ansian una liberiad religios-. Desde la aparicién de Lu- tero en el imperio alemén, le noble- za ha aprendido a conseguir ven- tajas politicas con pretextos religiosos y, Creciente falta de conflanza en la poblecién mori Lejosde Madd, el ltoral me- iterrineo sufre violentos ata- ques de piratas berberiscos, Se sospecha que esas incursiones son preparadas desde la Penin- sula por moriseos que ain viven en Granada y Valencia y que se resisten a convertirseal eristia- nismo, Ms gravees el rumor de que e:a minorta esta facilitando cl avance de los mrcas por el Me- diterr4neo, cuestiOn prioritar para la supervivencia de los nos yla cultura eurapea, El San- {0 Oficio decide desarinarlos en Aragén (1559) y Valencia (1563), sin eonstltar al rey, micntras en Granada las autoridades civiles y eclesiasticas urden un plan ppara despojartos de sus tierra y idependizan de Espafta. Felipe eee aoe es ee een Cer ee es ieeeerais Jeais Juande Herrera liza SISAaT roberdebenora te nee ad eens fl sin desendencia ee rey Se Scbastin Unién de Arms, que provoea a st vez la aparioin de la Union de Utrecht ~integrada por los rebel- des sus aliados-. La brecha se Ihave cada vez mayor. ona guerra de Flandes como relon de fondo, otras dus eues- tiones ocupan a Felipe I en los ltimos atios de su reinado, La primera sla sucesién porugue- st, aa que puede optar por linea ‘materna, tas fallecer el rey Se bastidn sin descendencia, En se- gun higar, la cuestdm inglese In reina Isabel Tudor, consciente de la rlevancia que el comercio tiene para sus sibdits, irrumpe en esta ocasién, courte algo si- imilar. Los malentendlidos y las ‘malas interpretaciones se suce den por ambas parte, hasta que elrey decide enviar al daque de ‘Alba a liquidar Ia revuelta La Injerencia del rey en el complejo mapa internacional Los sucesivos gobemadoreso- gran cortos periods de engaiio- sa paz o bien deben hacer frente alas tropas, todavia mal das, de Jas provincias re Holanda, Zelanda y Frisia, Con- tta elas, en 1579, Farnesio aglu tina el resto de provincias en la Con faldas y a lo loco El seeretario Antonio Pérez ~ retrato eA. Pons~ haya dsfra- ‘do de mujer del palaci de Cisneros abajo, hoy en ta placa dea Villa de Mauri, donde este ‘a encerrado bajo mandato reat eee eee peter nec as Ce eee eee! 1588: Desastre dela Gran Arma: Cele eas Seen Cee eee elo Meech) oe ee ene od eer _ fo en Madrid. Isabel | rey de Francia, Lope de Vega es pee eens ener Se ey ee a es Frogmento del esadro "El entero tet conde Orga, de El Greco (1541-1614). ee Las leyendas rosa y negra de Felipe II haieyoaigonnne —dencaneirandetarcn | keamenouadnnle sa Iie Fee ecpn a EEmeteesstiess logit ar capes echen bynatabadewociewnt Soo cmev deh igen ROONE CES SEMICEMUNET GMINA mi ormmaacnan omteeremmupetusiie: Jian avakriexcioes porfay hmaernede usce crlachn da sehr lic Smenbegolalyenedlne antepeione vende sae iomnence'dieycon Scher (S000) Donen para atl po ovo Spann y nba Tieeckuincacen Event Batata coer de ceppe frien lon sige 8 Vert Getsts0 Come ne (moped eyapeatannie wate tpt iain eral aaa geteicinchan Sinan int ose hopt Soom tl tyeneo Sinniason Anas Poet topes detent a Sine gua bavensone mire oreen Reverie cnassde tender) clemode Santesemae Grange abe de eon “Sriadoamer as ates do Pinders Anes aran er af ty ter sey etiam so por eal caclcene ere sores albert Sui Tee er at sin permiso en las rutasatlanti- dela Gran Armada o Feicisima lugar indicado para embarcar-, al catolicisme. Enrique no olic cas, Lainglesa consiente que sus Armada, una imponente escua- el ataque de pequetios yefectivos da sus vijasrencillas con Felipe mejoresmarinos ataquen ciuda- dra de unos 130 Barcos que debe barcos ingless..asi haste llegar I, en 1594, declara la guerma a des espaiiolas en América, asi invadir las islas Brténeas, tras al desastre, ue el rey encaja con Espaiia Pero su propio pals se como as otas que resresan ala recoger alas tropas de Famesio parsimonia hha debilitad con largas luchas Peninsula con plata, oro y otras (30.000 hombres) enlascostas de religiosas, de manera que se materiasprimas obtenidasenlos Flandes. Flalmirante, varo de 1 8%0ua tarea de consenar iene a firmar paz en Vervins, vimreinatos de Nueva Espafia vel Bazn, Marqués de Santa Cruz, #8 Posesiones internacionales en mayo de 1598. : Peri. La cuestiin portuguesa se fallece en febreto de 1588, poco La derrota de Inglaterra leva EL mismo mes, Felipe Il decide resucheenlas Cortes de Tomar antes dela feche sefaiada para ala ruina a Espafa, tal ycomo ceder Fandesa su hi mayor, la (58), al decidisela prodama- el ataque mayo de eseaiio-Es demuestra Ja bancarrota décla- infania Isabel Clara Eugen, go sin de Felipe Il camo rey de el primerodelos obstécalas con rada en 1589 yrepetida en 1596. hernalra dl teritoro junto as Portugal, pese al descontento questa empresa choca, aloque Sin embargo, al rey leespera un matido el archidaque Alberto de mayésenlo de nobleza, clera y $2 une una meteorologia adver. éltimo conflict desaaco por el Austria Bs ésc un ultimo intento, pucblo portugueses. Asi, Espatia sa, la descoordinacién de Ale- nuevo monarea francés, Enrique de Espaia por conserva Sus po- tne a sus estensas posesiones jandro Famesio -quenollega al 1V, ansigao hugonote convertido —saxionesextopeas Tasun verano todo el impe- de lenta ago- BOCUOIN Lc parrilla de sai Lorenzo aa, Hamado portugues. SOR en fry] ane ry por el pueblo El asunto Een es "rey prudente" inglés, cuyo fallece en El aspecto reli- Escorial el 13 gioso interesa de septiembre al rey tanto de 1598. Ha 9 mas que el dejado como econsmieo, : heredero a su desemboca en |, hijo, el futuro Ineonstuceiin E Felipe I > impuestodemillones. fia debe abandonat Peery eee fern) ery a etre de desfalco, Cervantes es ore ee ee ed pe ei por complicidad con Antonio _coronado nuevo rey de Franda, proporciona a port Pree eres Th est a Ee eo ae ea eee eee Peal eer ae ee me cle Francia constituyen Ia coali- Isabel de Valals, ‘Momemerto sam Juan de fa Cruz eel barrio deias Canarias de Segovia. mov HistoRA 43 ze Felipe IIT (s fisseiod ot re Cane oe ee eer ‘reinta aos taslacdefenestrado- sor del uque de Lerma y del ey, Ciel nesde Praga. Sepropagala Conju- es nombrado Inquisidor General. de Quevedo re Perr ae eee ey paren fol decide Erte eet meee a eC ot reanudar la Frandscode Quevedo.duquede durante todo el afto de unas goCalderén, eee et ee oct ee eee ey tirasedelacorte, Lemaconsigue viaje a Portugal Perey la dignidad cardenalicia pasando _1621:Se produce lamuertede de Lerma, ejecutado. Conclu- en Portugal por la administra Pere erate a ee ee ee eee ee rca ear eae Romeo ren ar Pere aS cen ra ee BSrRome api tp ic, Contflictos bélicos en diversos frentes agotaron las ya exhaustas arcas » espariolas y provocaron numerosas disensiones internas. Sélo el final de Felipe IV. ; la Guerra de los Treinta Atios permitié al monarca un peguerio respiro. Tabb de Kees Ba) «figura de Felipe naturales unos anénimos, otros la Guerra de los Treinta Anos cee eae Weseontrovertida reconocidos- y todos vistas con cama trasfondo politica, el rey (tea3-1688) (16341656) y,alo largo de su _recelo porlos cortesanos. Como aparece como un hombre que POO MBBAY| vide se succdicron padre, sufre con la muerte de intenta recomponer una de las Balaear Me Teres Marie BE) etapas muy diver sus vistayos, en especial cuando monarquias mas poderosas de (Gn ee sas. Como joven priicipe, esdes- fallece con tan silo 17 aflosel Europa en un mal momento y preccupado, mujriegoy tanto peineipe Baltasar Carlos, que, por tanto, debe limitarse @ superficial. Como rey, elige en un conservarlo que queda de ela primer momento apoyarse en um. Felipe se casa en dos ocasio- antiguo conocido, el conde-du- nes La primera, con la menci- que de Olivares. Sin embargo, Como cristiano, el rey conoce nada Isabel de Borbsin,fallecida aitos mas tarde, desenganado Ia rctitud, pero le parcce dificil en 1644, La sucesién parece del valido, decide optar por un practicarla. As(lo escriby en os _restelta gracias al principe Bal: gobierno mss personal. Como _itimos aftos de su vida ala ma- _tasar Carlos, pero al mort tem- imatido de babel de Borbén, con dre sor Maria Jestis de Agreda, bien éste dos afios més tarde quien contrae matrimonio en de la cual recibe consejos que (1646) el rey se encuentra con 1615, deja mucho gue desea. acepia y agradece, pero que el mismo cilema que su abuelo, Ast Io proclaman sus no sigue. Teniendo ademis Felipe II, Por tanto, contrac co: ee eee ee See ee ee ec ce meme eee tts apr ary pear ee) Coe es Caterer sos reer tre emcee care cs 1630: Se iniclan las obras del eget uy oe eee oer ae eer CL Pe Ce en aero eo eee Pe a eee cer eee recs ee an ede Ee Se eter ete em re aes Clete ene eee) Varies bodas en busca de un heredero real Ce RLY #B mur MsTORA Talla de mavtra de Santa Teves, realinda ‘por Gregorio Ferndndes (1576-1636). Eh ry expel secs, ew ends wc con su obrina, Larios dee Ate mo él nuevas nupciss en busca de un hieredero: en. 1649 celebra suiboda con Mariana de Austra, Je del emperador Fernando It ysobrina del propio Felipe IV. Sigue ast la tradicional practia endogsmia de los Hubsbu aque en ese momento politico es Inds necesazia gue nunca. De Tos his habidos con Mariana alltime y més enfermizo sera auien here cl tron espafok el principe Caos. Los primeros afios del gobier no de Felipe IV estan marcades por la figura del conde-dugue de Olivares, Gaspar de Guzmén, que parece repetir el patron del duque de Lerma, Sin embargo, ambos valides son muy dif. rontes: él conde-duque tiene un ‘ardcterenéigico, ran capa dad de trabajo y no demasiado tacto. Gaspar de Guzman nace en Roma en 1587 yes destinado ala Iplesia, pero al fallecer su hermano mayor reeibe el titulo de conde de Olivares. Se casa 25 con su prim, Inés de liga, con quien tiene una hij ‘Al morit Felipe Il, el nuevo rey busca y obtiene su apoyo. La oposici6n de los reinos 2 las reformas del valid Una vez que Olivares logra la confianza del monarea, empret: de le perseeucién de los miem- bros del entomo de Lerma, eon. los que no simpatiza: Rodrigo Calderon, el duque de Osun y al duque de Useda, son apresa- dosy condenades penas diver. sas, También toma partido por 1s continuacién de la guerra en. Flandes, pesar de la escasez de reourses sconémiens. Orr de los puntos claves del mandato del valido es Ianzarse a una polities eka eid tuyeeldemillones. ed ee eas eae ener Cau etcn eal eae parr ere Pee de reforms y engrandecimiento dela monarauia ala que sirve Respecta a Ins gastadas arcas espaiolas, Olivares crea ls Ju 1a Grande de Reformacién para reestructurar la Hacienda, redu- ciendo el gasto y estimulando Jn agricultura y el comercio. El plan, aunque es viable, se plantea de forma demasiado cenrralista, ppor lo que no puede aplicarse et suttotalidad. Sin desanimarse, el conde- duque presenta al rey el Gran. Memorial (1624), un proyecto de unificacion que redunda en eneficio del poder regio, y en 1626 llega la Union de Armas, Lamedida permite preparar un ejexcito para entrar en batalla en. cnalquie: momento, obligando a Iacontibucién ecanémica de dos los reinos de la monarquia Sin embargo, estos planes, janto con la sospecha de que vuliieran Jos fueros aragoneses y cata nes, impiden que se pongan en marcha. Hay ideas pero no in: sresos y In Hacienda se declara enbancarrota en 1627, lo que su ppone un golpe para las refarmas de Olivares. Las batallas con Francia y Portugal agotan la Hacienda Acueiado por la necesidad de dinero en metilico, el conde-du {que manipula In moneda y crea, impuestos nuevos, provocands reyueltas entre la poblacion, To do ello repercute negativamente en su imagen politica, lo que es fprovechado por sus enemigos. La posiciOn internacional de Espafa tampoco aynda a relajar el caldeado ambiente politico. La declarncién de guerra de Francia, a Espana (1635) abre un nuevo frente al que es necesario enviar soldados, armas y vituallas. Le siuaciGn en el exterior se vuelve desespetada, « pesar de algunas Tierras que Espaita no recuperard neds Tos catares suber comira Felipe 9 ssid Otters ol acon qu ts da vie carts” Dies Vanes, 2006)-picero ayuda a Francia, que se que om et Roselion ari, scape sri, Pep. Ce nd ey poeta Paes pee) rs aoa on SCC prey tory eee Prenat See Pere tren tt Meurer ay tani CS ae esate ee recy ee Peron en Eee een Lats XIV de Frnscia, ol olebre rey Sol, seca ‘20m Maria Teresa de Austria, hia de Felipe ¥. victorias como Ia lograda en la batalla de Nordlingen (1634), debida al cardcnal-infante don Fernando. Sin embargo, las medidas tomadas para sufragar ‘unos conflitos que patecen aje- nnosal pueblo, irtana éstey, asf, en 1640, los catalanes acuden a Francia, en busca de ayuda pa- ra rebelarse contra el gobiemo de Olivares y Felipe IV. En este conilieta se pierde para siempre el Rosellon y parte de Cerdauia Por sn parte, Portugal, ante Ih oportunidad de recuperar su aautonomia politica, se levania a su vezen armas. Asi hay guerra dentro y fuera de ls fronteras espanolas y no se dispone de soldados ni dinero para atender todos los frentes. El prestigia del conde-duque, puesto en solfa popularmente pot Francisco de Quevedo, no puede soporsar esta isis, Tasla derrotate- rrible sufrida ante Ce eee et arena ee ete res piradén contra el conde-duque Cee eer na) rmarqués de Ayamonte y el duque ee eee ered Erne er eee) muvHisToRA 49 DOSSIER 3 (1621-1665) ) ili Cc A A f am @ 1648 se comede a las fo imctas Plamencas re ws J elejército galo en Rocroi (1643), sién de pagos. A esta situacion Olivares abandoua la corte y hay que unit una temporada de muere en Toro en fod Después de la mat del rics motines en Castilla y Népo- mide-duque, el rey forma un les. Ante el temor ala spertura . i? ee is a gobierno de emergencia. Lo in- de més frentes belicos, el rey ve &.. ar {egran, entre otros nobles, don _llegado ¢lmomiento de cerrar los : DptleToeMietmial| «Luis de Haro y Ramiro Pérez yn existentes. El conflicto con Palacio del Buen Retiro fies py tde ide Guzmsn, ambos parientes de Francia -que el cardenal Riche Olivares. Sien algn momento lieu se ha encargado de enconar Haro piensa en suceder al con- antes desu muette-se vuelve i de-duque en su posicién privi- _sostenihley, aunque se decide un legiada, pronto es desengatado cambio de politica, no selogra la porel rey quese nieg sistemsti- pazen el breve plazo deseado, ‘camente a nombtarle primermi- En alia, don Juan José de nisto. Sin embargo, «sun hecho Austria, hijo basiardo de Fei. que goza dela confianza regia ya pe IV, ha mostrado en Népoles que Haro representaa Bspafiaen sus habilidades militares. A ls negsciaciones de a tirme del se debe el fin de la revuelta en Tratado de Westfalia 1648, por lo que es reclamado cebida como reijo del thuye Alonso Carbonel, Lor decadent esplendor de materiales (adil, madera y la monarquia hispnica.&s un granite) son de scasa calded palaco espadoso, cuenta con la fibrica,apresuraday desor sales de exporicion: un gran denada Este acaba provecsn- ‘estangue para naumaquiae; do que la entrade del palacio Uuntesti -elColeo-,elogl-concidh con leaner oque el slo por les cramaturgos de la rey dba acceder por una puer- poca: una plaza paracelebrar ta lateral. Su constuccion e= conidas de toresyjustas; une ademés crtizada pote pueblo ‘asa de fleas, pescaderos,sa- de Madkid porque se imponen londebailey unjardinlaberin- nuevos tributes para leva 2 tico,algustode a época,enel cabo. Sin embargo, la reside ‘queseinazalanseeermtes Los cla creceré con nuevos anad reyes disponen ya de higares dos hasta 1803.Los faricese lo derectee,neto Aranjuez que- _convierten en cuartel general Jeteicrandolo hasta el purte monarca espafiol trata de ett acudir al ase eh Hirata de ig de Barcelo- cerrarlosfrentes bélicos is) gue eae en En cuanto 9 Ramiro Pérez, 1652, Estas vie+ dduque de Medina de las Torres, torias, aunque suamistad con cl reyes anterior menores, al ascenso del valido. Ramiro viaia a Napoles como virrey y permanece en Italia hasta que es llamado por Felipe LV para inte 5,21 Pardo sive come ppabelién de cazay la Casa de deque kabel afios mis tarde, Campo es cencisn de Lerma, desete de cu rehablltcion y aborrecido por Olivares. La ordena desu lo mis dafado. constiuccén del nuevo palt- Séloquedan en peel Salen de cdo se encarga en 1692 aJuan Baile hoy Casén del Buen Re Bautina Crescenal mar- tho} ye Salén de Renos, sede sctunldel Museo Fret de favor por parte del monarca, escarmentado de su experiencia con Olivares, Asi el gobierno se mantiene en un equilibrio de faceiones que continda incluso trasla desaparicién de Haro, Los problemas, de cualquier forma, slouen su curso: la guerra se ex tiende yla excesiva presion fiscal cantina, Finalmente, en 1647, se declara una nueva suspen: ‘jus de le Tor, El deseado acuerdo franco espatiol Bleanional Mari Las ero rata jito estas cas rabricaron in Pde los Phinens (1685) reproduc asi po Per vu dor Neen Tas ermegas" (ha, een 0 de Molina. Con la paz de Ia obra de Gracién, “El Giticén perry estfalla se da finala Guerrade Barcelona se tinde al asedio de eer torn aes ree rece Cees tet Se ne Piven Ee ee Sr Pee eer career eee oe Pree? Pears rotestas popule aoc Cine eee ee eee ed Pe eeees avers ie Tee en eer Elprincipe Baltasar Carlos, retratada por Martinez del Mazo (1611-1667) des ppermiten a Felipe IV recuperar partede su maliresho prestgi, sacudido por una nueva banca: rota en 1653. Ast, rindiéndose ala evidencia, los Austrias es ppafoles y alemanes se ven obli- gadis a negociar una paz que Einalice con al conflicto de los Teinta Aios. Ls boda pactade entre Maria Teresa de Austria y Lube XIV Luis de Haro vii sede deuna parte de las negocia cones de Westfalia, All, el 30de enero de 1648, firma un acuer do con Jas provineias flamencas rebeldes por el que les concede alreconocimiento oficial de pats independiente: es el nacimien de Holanea, Sin embargo, Har se niega a tratar con los repre: sentanigs galos, al frente de los cnales se encuentra él eardenal Mazarino, cuyas condiciones para concluir el contlicto can [spaila son demenciales. Entre otras cosas, Mazatina pretende conservar Cataluia indetini / reconocumento d be Minster ese as Porras een] oc ee ees Preceerer ent on eres oer Esparia en Tenerife. Muere Baltasar Gra Perrserr re tanner ers errant tse er Portada de ie Sy wie: ash ipl segunda parte de “El Critic , MuvHisToRA SZ Hijo de Felipe IIT Fn inf dn damente, yhacer legar tropas. "Feet, ‘rancesas'a Portal atravesande sera de temitorio peninsular Los espa: Rubee (157 1630) tosen que el eonflicto hispano-froncés Nordliege una sealarga 11 afios_més,mientras — taria atl 2a frente alos elresio de Europaserchace eso. “afin in némicamente, Se suseden victo > lerroas por amas partes “compas francesa de'hitena y nombre de Paz tuiunfo epatiolen Pavia, hasta de os Piineos, aqie la guerra entra en barrens, De nuevo es Tanto Luis de H gue comtinga sin liquider el ol represent asumto portugués-carecen de te espaitol que Inedios interés para prolongar debe ceder di- cleonfies yacuden Inglaterra versas plazas © en busta de ayuda. Losingleses flamencas a se decantan po Francia, ademés de prometerle ma una alianza en 166. Felipe fican ls actividades pirticasen un ato wentajoso en lcomercio IV se sienteengatado por elrey Ja América espafolay deratan con América, La cléusnla més Carlos Il, euya causa ha apoya 4s don Juan José en la batalla de significativa del tatado, debido do en el pasado, Fallecid Hato, Tas Dunas (1658) Esto lleva al asus consecuencias posteiores, ocupa su puesto en el gobierno obiemo de Felipe [Va buscar eslareferenteal matrimonio en- el conde de Castillo, velo ene- tina rapida negociacion de paz. treeljovenrey fianeés,Lais XIV, miigo poi lanlndebsFaigu sendach Yi, lujedapymermstimon avona de Austie,ombrada el rio Bidasoa, de manera gne el de Felipe IV. Esta debe renu Pena Ochenieer tratado recibe comdnmente el cir asus derechos ala corona _ Junto con duque de Medina espaftola para poder reinar en de ls Torres, el tey y Castillo Francia, evitando, enum futuro, deciden hacer un altimo es caalquir pretension delos Bor. fuerzo atacando Portugal, bajo bones sobre el rono hispanico, el mando de don Juan Tosé de Acambio de dicha renuncia, Fe- Austria. El contingente anglo- lipe TV se comprometea ofrecer portugués ven al espaol en asuhija una dote ascondimica te batalla de Ameiial en 1663, de esculos de orc: nada menos porque “ningtin hombre en el que 500.000, estando la Hacien- ¢jército cumplié con lo que de- a en a ruin, bia’, segin a indignada decls ‘ut parte, los portugue-racién de don Tuan José. Una han contado con la ayuda tltima dertota ea Villavi francesa, hasta que se firma la paraliza un conllicto euy Pazde los Pisineos Francia, in- no verd Felipe IV, puesto campliendo sa promesa, conti 17 de septiembre de 1665 muere niia enviando hombres, pero seen Madrid, dejando a su viuda siente menos obligada a intet- Mariana de Austria como rege venir enel conflict, por la que te hasta que su hijo Carlos, de 4 alios,alcauce le mayort Inglaterra, pais con el quo ir- edad coma Carlos => co de Olivares. Ee nn ee rena Ps rs Peon eee rer) Fran Pees Coiekeneat ary ue ean ere PUREE cso Peete ice Geren Austria partes errs Pree Be ‘Nace Maria IV. Deja a su espo: Pera uae eye ener Eee erie 3 Pane monio de Luis XIV y i cee eee Een dle Gracin, dedicado a don Juan de Austria, = Ca ALY Carlos TE (issi.10 wedi Meribade ee ii tits) ee eee Cee eet ener is 1667: Muerte el pintor Alonso Cano. Luis XIV inicia la Guerra de Deets eee ea) Pere nated see ey eee Ea DOSSIER 4 (1665-1700 Eluiltimo tercio del XVI senala el ocaso del Siglo de Oro y el final del reinado de los Austrias, consecuencia de su incapacidad para tener descendencia. Itestamento deFe- Retrato de Sree eee YAa| que la reina sea la Te ante Soper Bae sy iutnade me Cty taderenohusticclgrict Gao (tet ‘pe cumpla 14 aflos. Deberegir el 1693) mosard gobierno junto conelpresidente @ Carlos If del Consejo de Castilla, suhomé. _ radeado de Togo del Conse de Aragon, el todas Junta Inguisidor General, cl arzobispo ~_ de Toledo, el presidente del Con- sejo de Estado y un represen- efatia tal hablidad diplomstica marquesa de los Vélez por la vi- tantedelos Grandes de Espaia. que el propio Mazarino inten- da de sushijos, en especial la del No se hace referencia tanto alos ta neutralizarlo: Pascual Folch principe Carlos. Asi pcs, no eo: nombres como alos cargos, pe- de Cardona y Blasco de Loyola _noce los mecanismos cortesanos, ‘ro quienes en ese moment los completa la Junta ni tan siquiera a los nobles que tayurputedelacmte Hlomde ,UnETBIO SBI PAS eT a gues dea Conwortede Castillo don Garcia IPE veidos BersOnelstaS Goes padre Iuan Everard dde Haro Sotomayor y Guzman, Felipe Vhabfarealizado estos Nithard, Este, nacido en 1607, un segundén famioso por su nombramientos para evitar que es preceptor delos hermanos de comportamiento corrupto en Mariana-dada su inexperiencia Maria, y eusando ésta parte a Népoles; don Crisisbal Crespi ena vida politica sea mianejada spafa para eontraer matrimo- ee Valle patecs be tee ule Tat ln te do co pu, fore arte de ppocas luces, aunque su honesti- de su esposo,lareina se ha man- su séquito como confesor. Poco dad es probada; dan Gaspar de tenido cn el anonimato de sus después dela proclamacién de la Bracamonte, conde consorte de depenilencias batallando junto Junta de Regencia fallece Folch, Pefiaranda, despliega en Wes- condofia MF Engracia de Toledo, Inquisidor General, y la regente ee es E eee micas de Medinacelly Cropesa, un hechizo o encantamiento. Bstos rumores se originan en Alemania: segiin el emperador Leopoldo, el rey de Espatia esta ‘endemoniado y,n consecuencia de ello, no puede tener descen- dencia, Quienes dan crédito al ‘rumor eulpan del hechizo al rey de Francia o al mismo empe- rador Leapoldo, ya que ambos pretenden el trono espa. En Incorte, el asunto no pasa de om intento de exorcismo por pare te del Inquisidor General y del confesor del rey. Los rumores sobre el hechizo se reavivan en 1695, como parte del folclore ccoriesano, Sin embargo, lo ‘garosamente cierto <8 que afios después, en 1698, y ante la de- licade salud del rey, Luis XIV y aunque eficaces, producen un ‘encarecimianto del pan el vino ye ana, productos de primera nneceslad, porlo quese organi za algaradas de prowsta ante fl Alcazar de Madrid. Carles I sale en una ocasién a calmar al Leopoldo retoman un viejo pac- to de reparticin del imperio es ppafolinicinda déeadas ards, De hecho, se hacen dos repartos: tuno en 1698 y orra.en 1700 El final de los Habsburg en tertitorio espanol Las tornas cambian cuando et hijo de Leopoldo, el arehidagque Carlos, opta a la corona al ha- ber fallecido, en 1699, José Fer nando de Baviera. Un ano de ‘puss, el moribundo rey redae lun nuevo testamento en el que nombra su sucesor a Felipe de Anjou, nieto de Luis XIV. En no- viembre, Carlos Il muere y con Al desaparecen los Habsbargo espaioles, tras casi doscientos afios de dominio mundial pueblo, de quien gatece comps lecerse sinceramente, En justa cotrespondencia, os énimos se setenan, pero la situacion no rmejora hasta el einado de Fel- eV, una ver superada por fin la Guerra de Sucesion Sree pees 1693: La Hacienda real Cee) era Poors a denuncia alos / Perret ea cern teu cee) Cee ee ee Pee eer | peers cae 4 core fant era LPR eer Pr eee eaten rd Par eater eds Comer er tee eed ee eee eee eke el poper et Ts Retrato de la primera esposa de Carlos I, Maria Luisa de Ordins, realizado por Gober! Pierre. 1699: Se desata una bal eee ears ‘Austria para buscar un heredero tras la muerte de Carlos Ik, 1700: Testamento de Cats i, eee coer Pe ees ea eee errr etna Pere oe ae AROS, BURLADORES Y BUSCON solamente gains / *|LOS Solfos El sol si se ponta en la Esparta del XVIL Y las consecuencias de ese ocaso las sufria el pueblo llano, que luchaba por la supervivencia en los margenes de la ley. La picaresca se convirtié en una forma de vida y en una espléndida inspiracién literaria. ste camino corre el mundo. Verdad es que los siglos XVI y XVII ue. ‘0 comienza de nzevo, gue ron malos tiempos para toda Europa, pero de atras le viene al garbanzo 1a extensa misetia resulta més incompren- Tesmymetaloemerertenstl tare ete aed ‘autor, Mateo Aleman, del desencanto que de la poblacién tires riguezas del Nuvvo Mundo, que reirados, vidas, huérianos, aclanos, (1a carteron fabian encendido cierta chispa econs- enfermos y mendigos vaga deiada de la I! llevas, Hipolit \ Pica a finales del hayan mano de Dios y de los hombres por todas iQue 3 servido para gue Ysuntuosi- lasregiones Tarde o temprano engrosarin iQue dades de la nobleza y el clero. Cada ver Iasincontenibles mubes de desarrapados en imds esease, cada vez nds hambre. lab eludades mds grandes, donde se suce- °o del Imperio * den, para mayor fatalidad, las epidemias de peste. Todos los males juntos. Esa des orbitada fuerza que empuja iumisericarde Inacia cl abismo seed iremisible a partir del desaste de Ia Armada In veneible en 1588, Y sus ne- fastos efectos cacrén, como siempre y en todo lugar, en Is gentes desfavorecidas, pobres y hambrientas, que en algunas partes del pats se cuentan por la mitad de Ja poblacién. Puntuales son siempre Ja especulacion y la usu- ra, y'ms atin en casos de necesidad. No deja de ser inmoral que no haya ins- titueién, divina © humana, capaz. de amortiguar Ia carestia de Ia vida cuando Jas cosas se ponen tan mal. El pan y todos los alimen: 105 basicos aleanza precios {nimaginables en esta deea- dente Bspatia, Las revuelias surgen agut y all los estudiantes salmantinas asaltan los ‘comercies, los campesinos se revelan por ddoquier, los Comuneros dicen luchar por Portada de a edicion di tuna reina pero es a escasez lo que en real dad les mueve... Sin embargo, el alma dela avaticia, irelrenable negrura husisna, no ceja yo cede. E incluso apricta para sa- ‘arle atin mis partido a la sitmacion: en plene crisis cerealistica de principios