Está en la página 1de 50
Neat ae DOSSIER LHC GN 10 protagonistas CER ye:) i | i mes, dg fa] COM Erciu www.muyinteresante.es iFue éste su verdadero } rostro? A ' a E = & EI 7 a JESUS a la luz de la Historia TO er Te ke CeCe AUC Ca CRTC una religion © Como ven a Jestis los judios y musulmanes © La familia del Nazareno STU CUR UEC es ERS OM Rem ele stn ca Rear) SUMAN LAS GUERRAS DE JESUS ESCENARIOS POR LOS QUE PASO apunta hacia , ENTREVISTA: ARMAND PUIG in -t ade- sola LO QUE DE VERDAD SABEMOS eae asivin6 sesus pa INEXACTITUDES SOBRE SU VIDA mais = see mea satin {ASUNTOSDEFAMLUA vctual de ka * poblac rhs : NACIMIENTO DE UNA RELIGION. Pag. 26 10 PERSONAIES PARA UNA EPOCA Elambiente ¢ El Galileo naci en LOS MILAGROS, CUESTIONADOS LO QUE OPINAN OTRAS RELIGIONES LOS OTROS CRISTIANISMOS. do empore ICONOGRAFIA DE UN ROSTRO. ipuesos, Pg. 34 ere mre en ae nie Par A ee] pie Resuta sorprendente descubrir que Forcast Pra ere eat at reernery Parte Corn er rns cen Cran a etn Cen cae En busca del Jesus histdrico 1ué sabemos realmente de Jess de Nacaret? ¢Cudnto hay de ciento en todo to que nos han Osue de ese hombre que, probablemente, nacié en Galileaen el siglo Ide nuesira era? Qué Fulda hax: quedado de su paso por Samaria y Judea, en aguel tiempo la Palestina bajo ocupacién romana? eCémo leg6 a inedar una religin que hoy practican més de 2.000 millones de files? ¢De donde proceden las evidencias histéricas, documemales v arqueolégicas sobre su existencia, sus palabras y sus aetos? Con el mayor respeto para los ereyentes de wna fe que eevee su impronta sobre mds de wn terco dela human, pero siguiendo exclusiveneneel hilo delicado de ta ratbn, hemos pedido a un plantel escogido de investigadoves, specialist y divulgadores (entre los que hay caté- cos, eristianas, musubmanes, julio, agndstics y aeas) que comparta con los lctoes de MUY HISTORIA sus conocinientosacadémicos sore la que guizds sea la figura mes influent, y apasion rane de a Historia de te Humid. El resultado, en las pines que sigue. José Pardina, Divo pine Han colaborado en este numero: imo se hizo la portada iP. Q £. Enfrentamos sere ei Antoni Alfonso Fdez. Caviezel vec, Jess rece io fonso lista de “La Pasin de Cristo” Bellcado ‘Tresguerres Hide lanes oie boas ne oa sgmmds eneidnen | ssunmod 35 eer Cariie” Stglnck”” poermonse Neststmentria, an abe or laa publica Las ey cirdelovssobe Univrsitadde — dseschehdo er nee, | criinisno pram Kesha 2 io de Ca" rere Tvoycataarico —vividoen Siri, “Aqrestn y nate ela Compaense. Jordaria-yEgipto. ot humana’ Lautaro Roig Arminda Miguel Angel Mercedes Armand Lanzillotta Lozano Sabadell Lopez Salva Puig Doctor Filolovia Caredrticn de Euuor de ciencia de Especalisia en Autor dena Clésica yen Telogta Historia Antigua UY INTERESANTE, Fillo Bibica ior ests porle Universidad doetora en ddocioren Fisica Tingle, vestig_ yprojesoren a eGroningen. “Filblogta Clsica, y diplomaddo dora detcristianis- ‘Faculad de Telia Expecatioaben ite sea especalizado en Teologla por mogriegoprimitvo, dCi, nustro ratura apéerifadel en a historia dela Universidad a traductdo varios erureviado dire el ists prima Oriente yriego——Pontificiade——_apderifos det Insta Suro de voryeoptolgia, Helens Salamanca Antiguo Teiamanta, Clneias Religie 6 muy visrona ores que justifican Ia tradieién Las Suerras === al hijo de Mara’ ¢Se puede constatar si fue “historica” su resurreccion? Otrosinvestigadores, conocedo- res del rigor que exige su disciplina, preficren eludirel importante pro- ‘ema que plants fa resureccién deJests diciendo que un historia La inwestigaci6n historica sobre Jestis de Nazaret ha sido siempre terre- Sree eee no resbaladizo, Hechos reales, suposiciones y prejuicios se confunden a tanpoco pede dexseradascire causa de fas lagunas documentales y de una evidencia: casi toda fa hor (eee ‘wladoro sabe a revelacién de El maci6n disponible proviene sélo de sus seguidores. eee scoutia de labios del mismisimo arcngel n 1985, Robert de comunicacién, dando una estard siempre enlacucrda floja, San Gabriel, Ola verdad histérca W. Funk creaba el vision de Jests muy diferente a *Noexiste una Suiza neutralen la que'e oculta tras as munca vistas Jesus Seminar, un laconocida. Eltranquilo mundo investigacin sobre Jess", afirma _planchas de oro que Joseph Smith srupo formado por dela investigacién neotestamen- elsacerdote calico John P. Meer, _ descif en presencia de oiros tres tun centenarde aca- taria (de “Nuevo Testamento”), profesor de Nuevo Testamentoen _testigos-alo que hay que unirlas demicos estudiosos del Nuevo en manos de catdlicos y protes- la Universidad de Notwe-Dame,en visitas egulares del angel Moroni Tesiamento, con el objetivo dé tantes, se vio sacudido por este Indiana, EE UU, Noes lo mismo la més esporddica de Juan el elucidar, utilizando la antro- terremoto medistico ena década que estudiar a Sécrates oa Ale- Bautista, cuyo contenido es la pologia la historia y el andlisis delos 9. Autores no vinculados _jandro Magno, Enrarisimas oca- base de la fe mormona. ¢Dénde textual, qué pudo y qué no pudo aninguna Iglesia ofecieron nue- siones se ha dado el caso de que queda el conocido adagio “afir= decir Jesis.¥ la polémica, que vas imagenes de Jess yls viejas un historiador haya lado acon- maciones extraordinarias exigen se habia encontrado latenté alo posturas tuvieron que asumir la clusiones distintasa las que dicta _ pruebas extraordinarias” Si uno largo de todo el siglo XX, esta acusacién de haber entorpecido su fe;de ahéque nosencontremos _acuie ala fe en su densa, deja Il6. La razén es obvia: ademés y enmascarado al verdadero. con periodistas como el catdlico la historia fuera de sesudos aticulos ylibros, los” Una idea debemos tener pre- Vittorio Messori defendiendo a Querdmoslo 0 no, la vida de ‘miembros del seminariose dedi- sete: la investigacién histérica capa y espada la historicidad de Jess, tal y como nos ha llegado, caron de manera consistente adel Nazareno, del que realmente la resurreccién en cuerpo y san- es totalmente sobrenatural nacido exponer su posturaen los medios —vivio y murié en Galilea, est4 y gre, o.con sacerdotes-historia- de una virgen, autor de portentosos Suuy risrona 10s y, sobre todo, rescitado muerte, Ya lo dijo Pablo de Tarso: "Sino resucit6 Cristo, van esnuestra predicacién, vana tam bign nuestra fe. En esi sentido, la historicidad dela esurrech sexteneen bi doen los vangelios,esclave para tenender las peas y debates que enka tkima mitad del siglo XX se than producido ene mbito univer: sitarioy que se canceen como The Jesus Wars las Guesras de Jest. El estudio histérico de Jestis es un cémodo lugar para hacer jay lamarlo historia y para autobiografia y lamarlo biografia", comenta uno de los mds polémicos estudiasos neo: testamentaras, John Dominique Crossan. Ejemplo es la imagen de Jestis como un hippie contestata Historia y religion gincompatibles? Se puede terminar qué hay de Serdad histria en ests aba, iustractn del auton 0 Mahoma bajo, dere? Anbos ‘rotagonisaron sucesos sobre Tales cso Ta conversion de Pablo derecho, pntura de Merlo ene tines milogroso rioen los 700 el proletario, pobre -yrevolucionario dea Teologia de fa Liberaciéin hoy decapa caida y sastituide porel Cristo Setor del Pentecostalismo estadounidense muy nasroria 33 Documentos para reconstruir la vida de Jesus El cristianismo se apoya en estas fuentes documentales para dibujar la posible biografia de Cristo. Un punto de luz importante procede de las referencias informativas de cronistas coetdneos a Jesuis. La segunda iluminacién proviene de os textos religiosos narrados por sus seguidores, pero su caracter mitoldgico y subjetivo les resta valor historiogrdfico. Fuentes no cristianas 1505 “Anales”(15, 44,3), el histoiador Tacito (59-119) escibié que Jess “habia sufidola pena de muerte bajo e reinado de Tibero,trashaber sido conden: o pore! procurador de Judes, Poncio Pato”. E cronista Flavio Josefo (37-95) esc- biden el ano 94a historia de su pueblo en "Amtigbedades de os jus”. Hace vefeten- inal Nazareno en dos de sus parrafos. En ‘el capitulo 20, versiclo 0, menciona el _asesinato de Santiago, “hermano de Jess, llamado Cristo". Elcapttulo 18 versiculos63 'y64, es llamado “Testmonium Flavianuen”y losestudiosos udiosmodemos ven en élun testimonio auténtco dela exitencia de Jess _ysu posible personalidad. Su texto pudo Ser el siguiente:"Por quel tiempo sparecé Jess, un hombre sabio. Fue autor de hechos ‘asombrosos, maestro de gente que reibe con gustola verdad. Atrajoa muchos udios yamuchos de erigen griego. Cuando Pilatos, ‘causa de una acusacién hecha polos prin- Cipalesentre nosotros. lo conden6alacruz, losqueantes i habian amado no dejaron de hacerlo. hasta este mismo dialatrbu de los txistianas,lamados asa causa de e.no ha desaparecido” “Tambien se aportan como uenteshistrcas todos de otros cronstas come Suetonio(75- 1140),en "Vida de Claudio" 25,4; Plinia el Joven (61-114), en Carta’ (10, 96):y Lucia- node Samosata (125-180),en"Lamverte dePeregrna’-Enrealidsden estosescrtoslos ‘autores slo cuentan Ie historiadelos cistia- opto que su testimonio slo vale como suposicionimplicta dela exstencia de Jess, slnaportar ninguna prueba otestimonioinde pendlente sobre su viday obra Enel Talmud de Babilonia hacia 500), nla partellamada “Sanedrin se afr que Jess fue austiciado por haber actuado como *sedctor del pueblo” Aunque él texto es par ‘idista,no duda de a exstencia del personae {Los Manuscritos del Mar Muerto? Estos textesno contienen informacicn alguna sobre Jesis de Nazaret. En primer lugar, se ha constatade que algunos de ellos datan de antes de su vida (1002C),Respecto alos que seha confirmado que son posteriores (68), se sabe que eraun mamento.en el que Qumrén (donde on enconirados fue destruido por losromanos in que sushabitantes pudiean tener noticias de este personale 34 ansy sro Un fariseo en la corte romana En “Guerra de los jis" y ‘Amtigiedades dd los juaios", Flavio Josefo (37-98) -repre- sentado arriba en wn grabado dels, XVIN- ‘nar ta historia de sus contempordneas. Sorpresa arqueolégica 1987 fern descubtertos 800 papios en Qumrdn (Jericd). En el texto superior, que forma pate deestos mamscrto se observa un Iueco donde aparecia la palabra Dios. Fuentes cristianas 0s cuatro evangelios canénicos 0 aceptados como auténticos pola igle sia cristana son los de Marcos, Mateo, Lucas Juan. Susautorestienen en ealidad Lunaidentided anénima, ya que los nombres utlizados son meramentesimbdlicos.Fueron escritasoniginalmente en griegoysihubo alguna base aramea se ha perdido totalmen te, incluso en el Evangelio de Mateo. mas antiguo ese de Marcosque fue compuesto hhada a ato 71, después dela destruccién de Jerusalen porlas tropas.omanas de Vespasio- ‘noy suhijoTito, Los textos de Mateo Lucas son posterires esctitos en torno al 80-50-, porque utlizan como una de sus fuentes a Evangelio de Marcos. ‘Ovo de los referentes de Mateo y Lucas es la denominada “Fuente Q”. fs éste un escrito perdido, compuesto en griego probable ‘mente en torno al aio 40-50,y seha podido reconstrul sobre la hase de los pasajes de estos dos evangelios Su presencia histoica ‘no estéabsolutamente probada ya que no {queda ninguna copia deel pero cerca del 95% delosinvestigadoresreconoce su exis: tenclaProbablemente no contenia mas que sentencias o dichos de Jesus, sin narraciones ddemilagros lel relato dela pasion yresu Eltextode Juan fue compuestoen tor ‘noal ano 100, Representa un estacko muy avanzade dela reflexion teol6gia sobre looque signific6 la vida, figura ymision de Jess. dems, l escrito cristiano conacela tradicion de los evangelstas anteriores a interpreta a sumanera. Los discursos que su \desconcido autor pone en boca deJesisno repcoducen as palabrasauténticas de éte, sino a teologia que e autor queia transmit Por ello, nose suele tener en cuenta global ‘mente para a reconstruccién dela vida de Jess. Sin embargo, este cuartoevangelio Contiene algunas radiciones muy antiquasy fables histricamente, como la duracion del Los “segundones” més célebres “Has teorias que aren alrcos us rao en ef cuadvo dela fe por et Maestro Ponillo, 5. XVI) otro evangelion “secreio”. También Marfa Magdalena postr ala dercha en "Nol me tare re de Comex (14941531) po Iuaer fad tex apr. i ministeria de Jess ~dosanos y medio y no ‘uno come se supone en os otros escitos- y sobre como acontecs la semana final del Mesias. Tambien seafrna quelaclebre ‘tima cena fue una comida de despedida y oun banquetenacturno,y que su muerte cud el da antes dela Pascua ynoel dade esta celebracin. En su conjunto los cuatro evangeliosacep: tados porta iglesia son textos de propaganda religiosa,cuyo interés principal se basa. ena Aifusin de a fe. Se trata de obras patidistas peroque,sin embargo, contienen muchos datos histricos aprovechables sobre Jesus especialmente ostresprimeros,lamades “sinopticos™.Se denominan asi porque son tan parecidos en muchas desussecciones quese pueden leer en una “sinopsis"ovston de conjunto compuestade tres columnas paraelasPorsucercania elativa.a los hechos por contenertradciones primitives sobre ‘el Nazareno son labase obligada para una reconstruccin critica de Jess de a historia, Sin embargo, deben utilizar siempre con un punto devista etic, va rifos. Son en tornoa unos sesenta ye eseribieron en diversas épocas, desde mediados del siglolhastae! Vi. Fueron compuestos por dstintosautores durante ese periodo para colmarla escasez de noticias sobre Jessen los evangelios aceptados 0 canonicos.En general tienen un ‘ardcterlegendaro, ya que esti llenos de Inverosinlituce y san fantasiosos, Desde e! siglolly hasta el fueron muy persegui- {dos por Igesia ofc, poro que muchos acabaron destruidos y manipulades. Los ‘que quedan en actualidad -en miles ‘manuscits, esperdigados por diversas bibotecas- son consideradosinaensives. Inclusa muchas delas ediciones modernas estén reaizadas por catSlcos son promov! das porla propia iglesia. Sedividen en dos grandes grupos textos gnésticos ylos de cardcter mis omenos ‘ortedoxo.Entie os del primer grupo os mas Jmportantes son los evangeios de os egip- os, elde Maria (Magdalena) ylosdeFelipey TTomés. Estos dos utinos fueron encontrados fen Nag Hammadi (Luxor, Fgipto), en 1945, Su descubsimientofue casi, tas muchos ave tares los codices se encuentran actualmente fenel Museo Copto deE! Cairo Sin embargo, ‘el manusctite orginal de todos lls seha perdido ya que se presume que fueron redac tados en griego y los textos que se conservan son su traduccion a lengua copta realizada en tornoalossiglos ly Salvo el evangelio de Tomds -que puede contener algunos dichosauténtics de Jess los otros escitos gndsticos no contienen ‘datos fables sobre el Nazareno oi siquier@ sobre surelacin con Marla Magdalena econ Salome, pues son, ante todo, simbélicos. Elsegundo grupo contiene algunos textos, como e!"Evangelio de Peco’ el "Papo Egerton 2’ yel"Papiro de Oxirinco 840", que pueden contener algin dato aunque min: mo- sobreel Jess historic yayudan pocoa reconstruirsu figura. El denominado “evange- lio secreto de Marcot” se perdi totalmente desde laAntigiedad vos dos pequetios fragmentos que quedan fueron descublertos £91970, incluidos dentrode una cata de {Clemente de Alejandra. Lamentablemente, despues de que a misteniosa misve fuera fotograiada se extravio fue inutlizado. En laactualidad,iainmensa mayoria delos inves tigadores considera estos dos fragments como! obra de un falsficador. Elma afamado“Papiro Magdalen” de (Oxford (parte del cual se halla en Barcelona) ‘noes mas que una copia del evangelio cans rico de Mateo y no tiene en simismo ningun \alor independiente como fuente sobre el Jess hist rico. En contra de lo que se ha sos- tenido enia prensa, la practcatoalidad de Jos papicdlogoslo consideran del ano 200.Por tanto, eserrénea su pretendida composicion entomoalano 60. wuynistoria 35 ASI VIVIAN LOS CONTEMPORANEOS DE JESUS Palestina, siglo | En una tierra ocupada por Roma, la mayoria de los judios campesinos tenian que trabajar a destajo para afrontar el pago de los impuestos. Mientras, la J Tee Cie os cues serdat los primeros etdesAnipas aumenid vouablemeic oi umearaen el campo de manera drt eit] = os estdios arqueolgicosefec- tuados en el terrtorio ocupado en la actualidad por Israel y Palestina han puesto de mani- fiesto el gran aumento demo- fralieoexperimentado en la zona durante el siglo I, un fendmeno de importantes consectencias, mantenido-y ampliado por efectos dela Pix Romana. Gran parte de la poblacién se dedicaba a las labores agrico- Tas, aunque eon criterios modernas no se puede considerar que fuera un pais rico, existen testimonios en las fuentes antiguas que hablan de su préspera agricultura, Se caracietizaba por los cultivos mediterré- neostradicionales, estos, cereales, vid y olivo, Ademds, el aumento de poblacién. se tradujo también en una ampliacién y mejora de las terras explotadas, a la par que se introducfan nuevos métodos de cultivo, Por ejemplo, la consideracion del {gran nimero de terminosgriegosregistra- dos en el Talmud para designar productos de la agricultura palestina obliga a con- cuir que su desarrollo y diversifieacién no fue una novedad del siglo I, sino que se efectué ya durante la €poca helenfstica, En cuanto alas formas de explotacién vy tenencia de tierras, hay que hablar de Ta difusion de a pequiena propiedad. Tra- dicionalmente, Judea era una zona de Pequefios campesinos, un modelo aplcado 2 Galilea en los momentos de la intensa colonizacién judia. Sin embargo, experi- ™ment6 cambios profundos desde el silo I Un dia en la ciudad * > En los cntros urbanos vivian los propietarios, sacerdotes y firncio- saris. Als senna fos campe- aC, explicables por la superpoblacin del {erritrio, que provocé una fragmentacion de dichas propiedades. De acuerdo con las normas legales judias que regian las herencias, el hijo mayor recibia dos par- tes mientras el resto de los véstagos obte- nian una. Esto imposibilitaba a muchos agricultores el poder subsistir con el pro- ducto de sus tieras y la tinica salida era tendeudarse con aquellos que tenfan los suficientes recursos. Ast, la hipoteea deri- vaba a menudo en su confscacin con ello, el campesino pasaba a ser trabajador dependiente 0, en casos extremos, estaba abocado a la esclavitud, Siguiendo el modelo helenistico, se ‘construyeron en las ciudades palacios, gimnasios € hipddromos Los impuestos contribuyeron a emy ara deseo dos coos mena o- recidas. En Judea, ademas del habitual impuesio sobre Ia explotacién éel suelo, el iributum sol, existia la capitacion © ceapitatio, un impuesto personal. Ambos se establecian sobre la base de censos periddicos, inaugurados en Judea en el aio 6y que suscitaron una enorme hosti- lidad, Esta situacién descrita en el mundo rural contrasta con las ciudades que, en general, en nada se diferenciaban de las poleis griegas. La poblacién en ellas era heterogénea, con gentes de distintas pro- cedencias, entre as que ocupaban un lugar destacado los griegosy los grupos autoc~ tonos muy helenizados. En las ciudades se desarrollaron grandes construcciones de distintautilidad, desde palacios hasta gimnasios, teatros, anfiteatros, hipédro- mgs o templos, realizados de acuerdo con modelos helenisticos 0 helenfstico-roma- nos, Sabemos, por ejemplo, que Herodes hizo pavimentar de marmol y rodear con porticos una gran carretera de 60 estadios, proporcionando asiel modelo de avenidas con columnas, 0 plateai, cuya moda se difundié en el Siglo IL. Respecto ala situacin politica, a fecha clave que senal en Palestina el comienzo de una nueva época es el aio 63 a.C., ‘momento de su anexién a Roma por obra de Pompeyo, el general romano todopo- deroso entonces en Oriente. Terminaba asi una etapa histriea marcada por el reinado de la dinasifa Asmonea,sucesora de la Macabea, Este fue el epilogo de los La aristocracia y los intelectuales eran partidarios de adoptar las costumbres griegas, miehtras que la * clase media era mayoritariamente judia ortodoxa | agudos eonflctos desarrollados a lo largo del siglo I aC, en el seno de la sociedad judia entre dos facciones opuestas: los helenistas ~pertenecientes a las clases sociales mis altas-, partidarios de adoptar In edueacién y costumbres griegas, y los juios piadosos ~pertenecientes als cl ses medias y populares de la poblacién a quienes escandalizaban y olendian esas novedades ya que significaban el aban- dono de las tradiciones propias. El largo conflicto evidencia, no obstante, la pene~ tracién del helenismo en Palestina Ciertamente, este fenémeno de la pene- tracidn de la cultura griega puede cons- tatarse a través de la difusién del uso de la lengua griega en el periodo en torno al cambio de era. De acuerdo con nuestros, testimonios, el griego era habitual no s6lo cen las ciudades, sino tambien en las éreas habitadas por judios y samaritanos. Asi, regiones como Judea, Samaria y Galilea ceran comunidades bilingies e, incluso i= lingiles. El hebreo era la lengua sagrada; el m ico “nd el arameo, laverndcula del especialmente en el émbito rural griego, la lengua del comercio y de l ielectuales. Fragmentacién ‘Al falecer erodes Basar ioe ss AF jos: Judea y Samaria pare Arqueeo; Galea Sy Pee ero para erodes Antipas; Flip se quedo ‘al mao das La soberania romana y las medidas administrativas adoptadas, destinadas a ejercer un control total sobre el tersitorio, ‘no contribuyeron a apaciguar a situacién de Palestina y las elacones ene jos y romanos fieron muy tensas. Herodes se convinié en el rey de Judea y, aunque dependia de Roma, gobemaba con cierta autonomia El sometimiento del sumo sacerdote Hir- canoa los nuevos amos fue muy mal visto porel pueblo. A esto se unid el saqueo de Jerusalén realizado por Craso para finan- ir la campatia contra los partos, lo que provocé una sublevacién popular contra los romanos, ficilmente aplasiada por &tos.Apatir de entonces,y por la despia- dada explotacion a que fueron sometidos ee estos territorios, las rev jeras se repetrian constantemente hasta acabar eon la expulsion de los judios de Israel un siglo mas tarde. El protagonista indiscutible de las ati- mas dcadas del silo 1 .©. fue Herodes, que se convirti¢ en rey de Judea tras decreto del Senado romano en el ato 40 a.C. y se mantuvo en el trono hasta su muerte, Con él se inauguré una nueva ctapa dominada por reyes herodianos que dé unos ochenta aos, hasta el sito 44, con Agripa I, Fue rex socts et amicus populi romani, es dect, un rey cliente de Roma pero eon autonomia 2 nivel interno, Jo que le permitfa actuar libremente en ‘materia impositva,lepislatva y judicial, Los judtos, ciertamente, percibieron su reinado como un medio utilizado por Roma para una mejor explotacién de Judea, Sin embargo, no pudo ser con: derado nunca por los judlos piadosos y nacionalistas como eandidato a la suce- sin de David, tanto por su propio origen =a. que era idumeo- como debido a que sul madre era abe wctvidad constructiva fue incesante, comportindose asf de manera similar a los grandes reyes helenisticos. En Jeru: salén reconstruyé el Templo, edificando sucolosal muralla defensiva ~actualmente yom es el casa de ottos pueblos, Ibs fiestas tuvieron su origen en vel mundo agricola y la mayoria de ellas contindan celebrandose en Ia ‘actualidad, Pueden dividise en dos ‘grupos as familaes y las nacionales. Entre las primeras destaca la crcunc- 'i6n, acto que permite al judio patici- par en las promesas divinas hechas por Dios a Abraham. El rito era realizado ‘el octavo dia después del nacimiento, ‘momento en que se presentaba al niio ‘en el Templo. El mismo caracte familar lo poseia a fiesta dela achesin al ley ‘© Bar Mitzvah, que marcaba la introduc: ‘ion del nino en a vida religiosapablica ala edad detuece aos, Las festividades de caracter nacional ‘estaban conectadas con las estaciones {del afi yas mas importantes eran: Pas- ‘cus y Azimos (Pésah,Pentecostes (Sha- wot) y Chozes Sukkot} Su contenido es interesante porque se explican algunas de las costumbres alimentcias mante- nidas todavia hoy entre los judlos. La primera era una celebracion de pasto- Fes némadas:conssta en elsacificio de ‘unanimal oven, con objeto de obtener la fecundidad del ganado e cordero se ‘comia despus acompariado de pan sin levacurayhierbas amagas del desiero, La celebracion Indieaba el comienzo delasiegadelaceba- dda: a harina vieja se desechaba_y habia que esperar la nueva fermen- tacién, proceso. ‘que duraba siete dias durante los ‘cues se comian los panes sin levadura: los dzimos. En la festa de Pentecostés, celebrada 40 sv wisroA Las fiestas judias conocido como el Muro de fas Lamenta- jones- yla Torre Antonia para vigilan- ia del santuario y del micleo central de la ciudad. Igualmente hizo construir un teatro, un hip6dromo y un anfiteatro. All se celebraban los juegos cuatrienales en honor de Augusto, Eran concursos a la manera griega, donde participaban atle- tas desmudos, a los que iban asociados no slo certdmenes de caracterliterario xy musical, sino también eultos paganos. Por eso, no es exitaiio que los judi piae slete semanas después de la Pascua, se ofrecian a Dios las primicias de la ‘cosech, conmemorandose también la lanza de Dios con el pueblo de Israel fenelsinat, La de las Chozas era la mas popular {y senalabs el fin dela recogida de tas ‘cosechas. Duraba ocho ds: el séptimo. era el mis solemne, mientras que en ef ‘octavo se hacian rogatias en fa sina- ‘goga para que Diosenviaalaluvia ras los meses secos dl verana. Mas tarde, se Introdujo la costumbre de habitar fen chozas durante los das de a fiesta para recordar el modo en que vivian los hhebreos en el desierto durante la mar- ‘cha aca Terra Prometida. E1Yom Kippur, odiadelaPurificacon, ‘estaba marcado porelayuno ysesolici- taba a Dios que borrara las falta de su pueblo. En a festa de la Hanukkah era fundamental encender e! candelabro de Ios nueve brazos y en la actulidad £5 tipico el intercambio de reqalos, de ‘manera muy similara nuestra Navidad. Sin embargo, la fiesta bisica delos judios es, por encima de cualquier ‘otra, la del sdbado, el sabbat, que dda cohesién al pueblo judio y es tan antigua como él, £1 peso insoportable de la normativa desarrllada pparala observanciadela fiesta hizo que el pro- pio Jesis afirmara ante sus discipu: los que “el saba- do se ha hecho ppara el hombre y no el hombre para e! sabado" (Marcos 2,17). donde fue desterrado por Caligula. Fiipo ddosos lo consideraran como un renegado. ‘Sin embargo, a pesar de su manifiesto interés por la cultura griega, Herades no intent una helenizacién forzosa de sus siibditos, sino que les dio plena libertad para la observancia de a ley, mostrindose tespetuoso con las ereeneias juclias y gu dando ls formas exteriores. Noobstante y pese a esta inteligente politica, st pue- blo o consideraba demasiado afecto alos romanos y durante su reinado sig encondndose los énimos contra la domi- nacién extranjera El romano Poncio Pilato susttuyé 2 Arquelao al frente de las regiones de Judea y Samaria Herodes murié enel ato 4. y sutes- tamento fue respetado y confirmado en su totalidad por Augusto, En él se contem- plaba la division del reino entre tres de sus hljos: Arquelao quedé como etnarea de los judios, recibiendo Judea y Sama- fa; Galilea y Perea quedaron en manos de 5, mientras que a Filipo le las regiones al noroeste sare El més efimero de Jos tres fue Arquelao, cuyo gobierno ter- mind en el aio 6, cuando fue desterrado alas Galias tras repetidas acusaciones de crueldad, Las regiones que le habfan sido asignadas pasaron a dominio directo | de Roma, constituyendo la provincia de Judea, gobernada por un procurador ei residencia en Cesarea. El mas conocido fue Poncio Pilato, que conden6 a muerte a Jess. Antipas gobern6 Galilea hasta, 1 ailo 39 y acabé sus dias en las Galias Herodes no intenté una helenizacién forzosa de Judea, sino que le otorgé plena libertad y se mostré respetuoso con las creencias judias ‘se mantendrfa en el poder como tetrarea hasta su muerte. Posteriormente,en el afio 440, 1a tetrarquta pas6 a Agripa T,nieto de Herodes que legs a gobemmar como rey en Ia ttalidad del reino de su abuelo al serle atribuida en el aho 44 a procuraduria de Judea, Su inesperada muerte motiv6 el retorno de Palestina a manos de wn pro- curador romano, situacin en que se man- tuvo durante las décadas siguientes Laimposicién del régimen procuratorial ‘en Judea no afect6 alas ibertades nacio- nales de los judfos. La ley Mosaica regu- Taba tanto la vida civil como la religiosa ~inextricablemente mezcladas-y conserv6 ‘su vigencia, lo que implicaba el respeto alas obligaciones impuestas por ella ya Ins consecwencias emanadas de su cum- plimiento, Por tanto, no habia obstéculos al culto.en el tempo y las sinagogas man- tenfan un funcionamiento normal, tanto en lo relacionade con el servicio divino ‘como en calidad de centros de instruc ida religiosa, El tributo para el templo era recaudado bajo vigilancia romana, olteciéndose en él un sacrficio diatio por la salud del emperador. Entre las conse- ‘uencias, puede mencionarse la exencién dl servicio militar alos judios. No obstante, el cambio exigi la reali- zacién de un censo de poblacién espe cialmente por motives de carter fisal-, llevdndose a cabo en época del gobernador de Siria, Quirino, Tal acto, sentido como ‘un alaguea ls liberades ya ls propieda des judas, suscit6 as quejas de la pobla cin. Fueron protests que se repitieron uma y otra vez por causas relacionadas con la inobservancia del cédigo de pureza > ritual. Todo esto, unido a la atmésfera. religiosa existente, acabarfa desembo- ceando en la Guerra Judfa (66-70). Porto demas, la actuacién de los procuradores no siempre la més adecuada—contribuy6 ala exacerbacién de los énimos contra Roma, como en el caso de Poncio Pilato. ‘Una de sus inicativas fue laimroduceién en Jerusalén de as enseias de ls egiones romanas, que constituyé una auténtica pprovocacin y a violenta reaccion popular le oblig6 a retrarlas, También las mone- das con la efigie del emperador v otros signos relacionados con el culto imperial resultaban intolerables para los judios. ass libertades de la comunidad eran controlades por la sutoridad conjunta ‘el sumo sacercote y e! Sanecrin El poder romano se apoyaba en varios pilares. Uno de ellos era, sin duda, el ejército, acuartelado en Cesarea pero con destacamentos dispersos por todo el pais. E1 otro lo constitufan las institucio- nes tradicionales, para cuyo normal fun- amiento se contaba con el concurso de los notables locales. Al menos desde la poca helenistica, el pats estaba en cireunscripeiones administ rmadas toparguias: habia unas 10 6 12 en Judea; cinco en Galileay otras tantas en Perea. Dentro de estas zonas se situaban las ciudades y aldeas. Todas ellas dispo- nan de consejos locales, responsables de Ja justicia ordinaria y de la interpreta- cidn de la Tora, dos actividades siempre relacionadas y en las que encontraba su expresin In autonomfa judi La libertad de la comunidad a nivel supecior se encar- naba en la autoridad conjunta del sumo sacerdatey el Sane, Sin embargo prestigio de los pontfices se debilits enor- memente en el siglo I perdiendo el cardc- ter vitalico del que habfan disfrutado en tiempos pasados. Respecto al Sanedrin, se trataba de un consejo aristocratico con miltiples competencias. Ambos entes teligiosos, desde la época de Herodes en adelante, permanecieron al margen de las decisiones politicas v quedaron confinados asus funciones religiosasy judiciales. a i Amistad entre religién y politica = Hasta el silo I S PERSONAS MAS CERCANAS A JESUS i 4 i textos nos revelan que, entre los clétigos dl templo as padres a En'su'infancia, Jestis estaba muy Unido mcrae estians, habo quee_habian muetto-sepreccuparon i hes dieron una interpretacién dea qui a darian en marimo: a sus hermanos. Cuando una vibord —— deren alas enschanras deni fl sumo acerdteconvocéa Re ee 4 Jestis y no siempre estuvieron de os viudos del pueblo y les recogié: Mordid a Santiago, Cori junto a él, 1 — acierdoconlaiglesiaemergenie. sus cayados candoentraron en ; : - Sin embargo estos esrios que: el templo. Al inalizar su oracin, sopl6 en la heriday este quedd Curado daron hasta fechas elativamente Ia vara de José habia florecido y, recientes enterrados en las arenas adems, en torno a ella volaba serontins iio; anterior sein Ft dour dl deseo evel para. ae eo epi alos sindpticos. También hay ron raducidos por primera vera nos ayuda a ampliar a imagen en su eabera. El sumo saterdoe que prestar atencién al Evan- unalengua moderna en 1977.En del Galileo que transmitié el cris- consider esto como una sefial y elio de Felipe: el Evangelio de —espato conto con arc ie tianismo primitivo, eligié a José como esposo de la Maria la primera mujerapéstol; transripein de los textos gnds- ; joven. Este rehus, pues era ya del Salvador, en que ticos realizada por A. Piflero, J, Cuando José acepto a Maria, Trav, tenfa cuatro hijos y dos Jesiis conversa con sus seguido- Montserrat y F. Garcia Bazan, era ya padre de seis hijos hijas y Marfa era atin una nifia res; ola Sabiduria de Jesucrisio, Ms especulativos y complejos Los evangelios canénicos fue- Sin embargo, finalmente acepto donde selepresentaconos doce quelossindpticosolosprimeras ron mucho mis sobrios que los recibrla en su casa. Todos los apéstles ys site mujeres que apérifs quelemoscitad, estos apdcrifosenloquese efiere ala evangelion nos estan el episodio facia des ads coespein exo Las mujeres de su vida 10s textos tienen como mision de Maria, Los apérifos sefalan Lee ee iammiucn mecca, Iniaipsen ct emie doen eye” Maciiet de extny supose ember, Un ag inion de esis ap esas macincomo Mesias. Algunosse que se le uparecid en suefios, le Tinea imagen de Ca Biblia de dtienen mis ena persona espe- suai de su propssitoderep- San Tush Marta seseperé_ cial yelegda para ser su madre: diar a Maria y le explicd que lo desu hijo y leenseié a valorara Maria, El Protoevangelio d {que llevaba en sus entraftas era Ce ae pases tiagoafirma que nacié de unos fruto del Espirit Santo. Gide de Ps la) neve Eos Von comeradeclcacion Sete, inctso ns miners Peete ee foeterede —religios.y,cuando Martacumpié pablico, l final desu vida se la Se rach” restos, sus progenitoresAna_ encomiendaa si dispulo amado ¥ Joaquin- la Hlevaron al tem desde aquella hora la eit el plo para consagrariaa Dias, En diseipal como saya’ S recompensa a su generosidad, Evangelio del Pseudo-Mateo, los. Dios les concedis otra hija, dos jos ques de José -San- Maria destacéeneltemplo tiagoy José viveron con els, por su bondad, su piedad, y Maria se ocupé de los nits su facilidad para aprender como una madre. También dice «incluso, porsu graciaen que José, cuando asistia a algtin Tndanza'y su encanto en _convite, se llevaba a todos sus Inconversacién, Cuando hij y también a Maria ya sa lego a los doce aiios, los _hermana menor. Segin las refe- rencias del evangelist, siempre hhubo una excelente relaci ene Jessy os oles hes del anterior matrimonio de José, En tin ocasin, cuando su hermano Santiago estaba recgiendo eos, ta vibra le mors a mano ¥ Tess, en cuanto se dio cuenta, corrié a su lado, le soplé en la rordedura y ued curado, No faltan relatos sobre sus travesurasy los quebraderos de porcionaba a sus padres, Por Efemplo, un sibado, con el barro de las charcas, Jestis hizo doce Dajaritos.Alguien le vio y fue a Guelarsea José de que nit, en sdbado, hubiera trabajado tanto, Cuando José se aceres para reprender a si hijo el peqdenio dio una palmada y dijo a los pafarillos:"Volad por toda la tie ray el universo entero v vivid” Sin embargo, si éste puede ser tun capftulo bonito de la vida de Jess niNo, hay otros episodios, narados ef los evangeios apr fos, donde se aprecia la traviesa personalidad del Galileo, Jest impresioné a su maestro Siguiendo con el Evangelio del Pseuido- Mateo, a los tres afios de edad, Jesis jugaba con el barro del lecho del Jordan haciendo una especie de acueductes por los que pasaba el agua. Otro niio le destruyé su obra y el Nazareno seenfad6 tanto que lo mato, Ante Ja gravedad de! hecho, José le dijo a Marfa que fuera ela quien hablara con su hijo, La madre le reprendié y, ante la insistencia, de Maria en que no era formade compartarse, Jesse dioal nit tuna patada en las nalgas y éste se levani6 y se marché. Cuando emper6 ait ala escuela, el Naza- reno siguié causando problemas a sus padres, En principio, José tenfa reticencias a la hora de Discipulas y, sin embargo, amigas Lamadve de ests aria, con sis padres Joagutn y Ana, (Curb, 1398-1664) aparece micho elo evaglios (derecha Gevealogta de ens enn bro mina dels XIV). Lashermanas Marta y Marta (eqn, flstacin ‘de. Hofmann dsrataban def amistad del Gale. cenviarle a estudiar, ya que con sideraba que no habia quien pudiera gobernar al muchacho, Sin embargo, Zaquias, el doctor de la ley, le animé a que lo le vvara para que se instruyera en Ja doctrina judia, Enseguida, el nifio demostré al jurista que no se entfa sometido alas eyes, por To que Zaquias le llevé a Lev, el maestro, para que le educara y Je ensefara las letras. Mie anciano Lev! inte tiera a primera | mnsonantes hebreas-, Jestis callaba. El maestro perdié la paciencia ye dio al nifo con una vara en la caber encaré ‘con su preceptor y le dijo: “Por ‘qué me hieres? Yo say capaz de tensefarte a ti esas cosas que me vas diciendo ..”. Ye dio una lee cign sobre la disposicin de los nombres delas letras. Levi qued6 estupefactoe incluso intent irse de la escuela y del pueblo, Oiras intervenciones del Galileo con- sistian en hacer desvanecer los temores de los corazanes apes: ‘dumbrados y raerles la paz Respecto ala actiuad de Testis «con las mujeres, en palabras de Juan Arias, “el aspecto més revo- lucionario de proteta de Nazaret fue, sin duda, el tipo de relacio- nes de libertad que mantuvo con las mujeres en una época yen cl seno de una religion, como la judla, en las que la majer estaba vista como un ser inferior, ala total disposicién del hombre”. El Narareno situd,efectivamente, a as mujeres en un plano de igual dad al hombre: las integré en su apostolado, (uvo amigas, les su misién y las defendié. cuando una moral hipécrita las queria condenar, Varias discipulas siguieron al Galileo durante toca su vida Ellas también estuvieron con 41, en el momento amargo de su crueifixién y, segin los evange- lios, a ellas se aparecié en primer lugar después de su resurveccién, {silo aseguran Marcos, Mateo y Lucas, quienes dicen que hubo mujeres que le siguieron desde Galil hasta la eruz, Distinguen los evangelistas entre un grupo grande de mujeres, euyos nom- bres no mencionan, y otro mis pequeiio, probablemente mas ’ i i i i i Perdido y hallado en el Templo rote ae ree ieee eda Tey en que Jestis, alos 12 anos, discitié con los doctores en cercano a Jests. Para Marcos, las mujeres que siempre acom: paiaron al Nazareno yestuvieron, con él, desde Galilea y hasta el momento de su muerte, fueron Maria Magdalena, su madre y Salomé. Otras muchas acom: pafiantes fueron también con él hasta Jerusalén Jestis tenia buena relacién con las hermanas de Lazaro Jateo nombra también en su evangelio a varias de las muje tes ya comentadas, y también habla de a madre de fs hijos de Zebedeo. Lucas die que cuando recorriaaldeas y cludades pre dicando, le acompanaban, ade mds de los doce aposoles, al: nas mujeres como Magdalena Janay Susana, Tambien afirma {que muchas otras le segufan yl servian con lo que tenfan. En su cvangeli, Juan cuenta que, en el ‘momento de a eruifsin, esta ban Maria su hermana y Maria Magdalena, Tambin el Evangelio de Felipe senala que éstas fueron las tres mujeres que eonsian temente acompanaron a Jest Por tanto todos coinciden en que siempre éstuvieran con 1 Maria Magdalena y otra Mara, con toda seguridad su made. L1 la buena relacin que tuvo Marta y Maria, cuya casa vist6 Yeon las que le gustaba conver. Sar, Mientras Marta andaba aia reada con los quehaceres de la caxay protestaba ante la actitud 46 wusywistOAIR de su hermana, Jess alababa acon sus ligrimas y los sec6 con haya fundido ala Magdalena con Marfa, imeeresada en hablar con sus eabellos. Todos se escanda- In mujer “pecadora’, en Ia figura Aly escuchar su palabra. Ledijoa lizaron, Sdlo Jestis la defendié y de "Ia ramera arrepentida”, se Marta que "Marfa eligi la mefor le dijo que poda irse en paz, que, — debe, en palabras de Susan Has: parte’. Juan también nos dice puesto que mucho habia amado, kins (“Maria Magdalena, Mito ‘que “amaba Jess a Marta, asu mucho ele ibaa perdonar en ely Metdfora"), a que estas muje hermana ya Lazaro”. También futuro, res “personifican aspectos de ces Marta la que sale a buscarlo la sexualidad femenina que les ulo etd muy enfermo su her rabinos y los primeros Padres de mano Lazarv e, incluso, le regaia la Iglesia temian y aborrectan en por haber tardado tanto en lle- El hecho de que Lucas, en el gran medida’. ar, loque noes sina indicio de capitulo siguiente, mencione Presentan una indole similar la familiaridad deJestis conestas entre las mujeres piadosas alas escenas de la samar mujeres. Este episodio sesitiaen Maria Magdalena, ha llevado ala mujer Bean que se laidentficaracon la mujer el relato del encuentro de Jests Hoy otras escenas en las que “pecadora”. Tanto.es asf, queesta con una mujer samaritana no Jest toma partido a favor de imagen ha prevalecido sobre la _judia en Sicar de Samaria, junto mujeres consideradas “pecado- de la mujer apéstol que siem: al pozo de Jacob. ris’; portanto, repudiables. Tal pre siguié a Jesis. Tampaco se Alli entablan La Magdalena fue la discfpu la mas querida por el era. Conocido es sel caso de aguella mujer que han hecho excesvos estuerzs | 4 Gidlgo sobre fnen casa dl farseo Simin, para eisndiarla verdadera (Ol ‘gun del pro y un diaen que el Galileo coma imagen de Marfa de Magdala con é1, Mientras estaba recos- la discipula més querida del € = tado, se puso a sus pies verti Nazareno, El hecho de que se encllos el perfume que llevaba en tuna botella de alabastro, los lav “Dame de beber” Fueron las palabras con las que ests se dir «id ala samaritana daira en el pore ‘de Jacob (nomen torecogidaen este uadro de Perro Near), fe reve: Wquederael Mesias. lagua viva, que qua lased para siempre, sobre los hombres que \ivieron con esta mujery sobre su compatero de entonces, que no era su marido legal. A Jestis no Te molest sentasey hablar con «llaen un lugar pablico, lo que no Tes estaba permitidoa Tos judtos Tampoco le import que no fuera Jjudia, ni su stuaeion social, Por elcontrario, eligi a esta mujer para revelar, por primera vez ‘en st vida priblica, que él era el Mesias. Se presenta también en el Evangelio de Juan laescena en aque ls escribas y fariseos quisie- ron comprometera Fests al pre- ‘umtarle sobre condena de una mujer sorprendida en adulterioa morir apidada, E Galileo eser- bi6 algo en Ia arena y dijo a los Fariseos que el que estuviera libre de ealpa tirara la primera pera Commo ha sefialado Haskins, Jestis liber asta esta mujer, al despla- zarla culpa desde lo observado al bservador yeslpuld quest nose ‘condenabsa al adiltero, tampoco tenia que ser condenada por esos mismo hechos la mujer, En un cédice del sigio V ‘aparecen datos reveladores Taxosos evangeios candnicos coinciden en que Maria, esa joven de Magdala, acompaié a Jestis desde Galilea hasta su muerte. Seat Mateo fueron su made y Marta Magdalena las que se que- daron junto al sepulero cuando Jest fue enterrado, v las que, pasado el sibado, volvieron ai lugar y lo encontraron vaci «llas se es encomienda ira avisar alos disefpulos de que el Naza- reno ha resucitado y va hacia Galles, y son las primeras en ver a Jestis y recordar sus palabras, ‘Ademés de los datos de los evan: gelios canénicos, en 1896 apare- i6 un evangelio con su nombre Se trataba de un cédice del siglo escrito en copto, que probable- mente tradveta um original grew del siglo IL Este cddice contenia “Las mujeres no son dignas de la vida" Seguin el Evangeio de Felipe, Florencia) dria estas palabras ala Magdalena (aria, junto a Salome y aria), que corifian sit mala relacién, tambien fa “Sabiduria de Jest cristo” y los “Hechos de Pedro”. EL Evangelio de Felipeafirma que Maria Magdalena era la compa- fiera del Salvador y que la amaba, mis que a todos los dscipulos, ‘Sefiala que incluso los otros apo toles le preguntaban a Jess por «qué la amaba mas que ellos, alo ‘que el Galileo les respondi6 que se preguntaran sf mismos por {qué no los amaba tanto como a ella y les dijo que un ciego y un vidente slo se diferencfan en que, cuando hay luz, el vidente vey elciego sigue a oscuras. En 1 ‘Didlogo del Salvador” se alaba, Marfa como “tna mujer que ha ccomprendido completamente” y en “Pistis Sofia” se dice que st corazén sintonizaba mas con el reino del cielo que el de sus her manos, y se la presenta como @ ‘una petsona que conoce las escr- Levi.recordé.a-los indignados-Andrés. y Pedro"que'no debian despreciar las palabras de Mariappues era la discipula preferida de Jesus (derecha, fresco en turas, Este escrito nos informa de la aversion que sentia Pedro hacia ella, paes se queaba de que no paraba de hablar ¥ apenas le dejaba interven. También Maria se lamenta: “Tengo miedo de Pedro, pues me amenaza y odia ‘muestra raza”. Yen el Evangelio de Felipe, Pedro exclama: “Que Maria saiga de entre nosotros, ‘porque las mujeres no son digas de la vida’ Los apéstoles no querian escuchar las palabras de Maria ‘También ol Evangelio de Maria se hace eco del conflicto que a Pedro ya su hermano Andrés les representaba Maria, Después de que ella, a instancias de Pedro, refatara algunas de las ensefan- as que le habfa revelado Jess, “Andrés mostré escepticismo ¥ Pedro indignacin ante el hecho de tener que escuchar de una, ‘mujer las palabras de su Maes- ‘ro, Levi tuvo.que decire que no despreciara a esa mujer, a quien Jest preferia entre todos sus dis Cipulos. En su evangelio, Maria ‘Magdalena presenta aJestsen su despedida, reeomendando a sus dliseipulos que busquen al hijo del hombre en su interior y que estén contentos en su coraz6n, Maria les transmite las ensefanzas que habia recibido de Jess. Les exhorta a que disipen los temo- resylasdudas de sus almasy les habla de mirar enel fondo de sus corazones. También les ensefia 2 nocentrarse en el suftimiento de Jess, sino en la grandeza de su persona y su obra, Deben fjarse en a importancia de renovar sus rmentes y en el modo de alean- zarla-unidad y estabilidad que permita a sus almas ascender al descanso silencioso mediante el descubrimiento de su propia hhumanidad, sin que las potencias del malo impidan, ‘AclialeencargaJesisla mision de decira sus heimanos que le ha llegado el momento de subir al Padre, Como ha escrito Karen King Maria de Magdala Jestis ¥ [a primera apéstol”) estos textos atstiguan la especial relacin de Marfa Magdalena con Jess sobre la base de la perfeccion espirtual de esta mujer” y mbién que “la base del lider debe sera ‘madurez espiritual de una per- sona y no estar relacionada con su sexo" ' ft , El nacimiento . 7 Hi ie Para sus coetdneos judios, Jestis era solo el lider mesid- nico que habia de liberar- los del yugo romano. Sus primeros seguidores fueron modificando esa interpre- taci6n inicial hasta que s llamados “Padres de la Iglesia”, Pablo y Agustin, le otorgaron cardcter divino, y consolidaron las bases del actual cristianismo. or Afonso Fornindaz Wesquaras la constatacién de un fracaso para todos aquellos (incluido sus discipulos y acaso €l mismo) argamente esperado por el pueblo judo e, dirigido por Yahvé, est derar una revolucién social ia conducir a la libera aci6n del reino sie mundo, ue angido, el ibertador.¥ ese fue el quel er mesidnico que tenfa la figura de Jestis para suis seguidores. “Esperdbamos que: smurié sin dar cum plimiento a su empresa mesidnica, Es Jiato a un cambio de nces que Jests habia jtado, triunfando sobre a muerte. Por ae) 1 xs po bho bo bo Dobos Christianos ad leonem "Los erstianas, allen!” fue el grto que se escuché dduranue tres sigios en los circos romanas (za, muerte de San Ignacio en wna miniatura dels. X). Eran arrojados alos leoneso se les cruifcaba, com a Jess, al que inuenta ayudar Charon Heston (abajo) en ia scarizada peliuda “Ben-Hur” (William Wyler, 1959), El tedlogo Bruno Bauer afirm6 que el cristianismo, como religion, podria haberse establecido sin referencias a Jestis todo ello result tan ajeno al propio Jess: tanto, no fue un indicio defracaso sino que, historico que, con raz6n, el filésofo y ted- acudiendo a Isaas (40-55), el fallecimiento hasta el aflo 62. Sus seyuidores se centra- ron en el respeto ala eircuncisién yla ley se vio como prueba de que era el siervo de Dios que sufrié y murié como vietima pro- piciatoria. Enviado como Mesfas, no fue Feeonocido por su propio pueblo, que lo abandoné en manos de Roma, Sin embargo volvi6, tras el preceptivo arrepentimiento e los suyos, para dar cumplimiento a su labor mesidnica, Se trataba de la parusia de a segunda venida con toda gloria y poder para reinstaurar el reino de Israel. Tal fue la nueva version que sobressu persona ye sen tido de su vida y muerte cise la primitiva Iglesia de Jerusalén,liderada por Santiago ‘antigua el culto en el Templo yla idea de un Jestis Mesfas, nacido de varén y mujer, esto, €s, hijo del hombre en sentido estrict. Las “Epistolas” paulinas otorgaron a Jess una naturaleza divina Pronto comen26 a dibujarse otra inter- pretacién del asunto, que fue la que final- 80 y de la que propiamente 10 y la Iglesia Cato- que ha acabado por conver tirse en la poderosa institucion que es en Ja actualidad. Pero el giro que dio lugar a Jogo Bruno Bauer (1809-1882) afirmé que el cristianismo como religin podria haberse establecido perlectamente sin la menor referencia a él El auténtico artifice de ese giro y de esa nueva interpretacién no fue otro que Pablo de Tarso que, influido sin duda por el pensamiento griego, present6 en sus “Ep(stolas’~iniciadas unos cincuenta alos spués de la Crucifixion— una vision dia almente opuesta ala figura del reno al sentido de su obra, El primero de los cambios paulinos tuvo que ver con la propia naturaleza de Jess, que pasé a ser hijo de Dios, poniendo asi de manifiesto su naturaleza divin, Se tratabe, portant, de un ser de caracter celestial y existente antes de su enearnacién como individuo humano, Esta personifieacién formaba parte del plan divino para la salvacion de todos los hombres, segtin la cual el Jests, Mesias de Israel se transformaba en e salvador divino de toda a hum En manos de la “Gran ramera” Asi lamaban fos juios « Roma, cuyo empe- rrador Pomipeyo tomé Palestina en el ato 63 {@C, una vietora festjada por sus sibdivos, ‘como se observa en el friso eta faguierda Pablo nacio en Tarso (en lo actual Turquia) hacia el ao 10 y murié en tomo al 67, en Roma, Fue sin duda el gran anfice del cistianismo, tal como acebs consolidandose, tas una labor apostélica {quelellevé por Asia Menor, Grecia y Rome, En sus “Episolas" quede recogido el sent dodesupredicacion,enla quecombinaba € judaismo de Jesus con el pensamiento