Está en la página 1de 93
Tr Var ete atau pe Tle el oad Nasco Peter) Coe) yi a: Han colaborado en este niimero: srstico de Historia Medieval en laUnivesicad AutGnoma de Barce iona deserve en nuestra pres La aventura de la modernidad jubo un tiempo, hace siete siglos, mucho después de la caida ciel imperio [Romano, en que el mundo occidental culiivado volvi6 a miar hacia la penine suiaitlica. En el transcurso de 250 afios prodigosos. de la mano de Petrarca |y Maquiavelo; con los ojos de Rafae! y Leonardo; entre Coldn y Galieo, teniera fue saliendo de las tinieblas medievales y emprendié la aventura de Ja modemidad. Ya en sus postrimerias. el arqultecto, pintor y escrior italiano Giorgio Vasari dio en bautizar @ esa época con el nombre de la F bre este perogo histoco, en suho- gar bateelones Renacimiento. Los historiadores Jules Michelet (1855) y Jacob Burckharct (1360) popularizaron el término en el siglo XIX. aratzaensuaticdolareoucGn del Con su big bang en la Reptiblica de Florencia (80.000 habitantes en {a familia Medici) as ideas del humanismo renacentsia se extendieron por el con réraso de lo habitual, de la mano de los Reyes Catdlicos. los aires rer Pinas que slguen un mosaico heierogéneo dea época que se exindeent ae Se proces experts, istoiadoresy perodsias.y cone Jos europeos. Con menos beconnger mis iavioa enlaRorencia 3 de unprotagonsta ercepeional Sancro Boies! imo o toda una era historica, les presentan Dossier centaltodes con amenidad por divu aoa apoyo indispensable de i Chen 1 mejor estio de “muy interes Lsene'ado en Periosisme perla Universidad bibaina de Deusta, José Pardina, ¢ pemeerent tors Corre tTy ent Ls ek PST Er ee PL Tae) 2 Se ead See ee lb Yarestoncaterteed Sener nt rere tees Peer unas pint ee Jeabnl. Esteemble ee eee eres aks P ee Corto cs Pee : r eens Teens ado Sorpcesasnacenists. arenes Spee I Consiuiso por Giorgio Vasarpara Cosme Ide Medici el pata oentino delos Utz I entafoto),quealberga una mportantsima coleccion de art, es una de las oyas del Cinguec on los dos siolos que aborda nuesto Dossie. fa 0 sere ned arqutecturarenacentisia, contiene un gran nimero ‘e bustosgrecolatinos, a : hea Gh Martegna entafota Fresco dea Camara delos B Esposos) también bia sometarseasu ad rmercantilimpulsé una nueva clase social: la burguesia, Yiteves Pagina 52 NOV-DIC2011 _ Eliegadedeuopa 6 Sepcrci eeelG aan ae eed depaticell 30 seus 38 Re 44 oO oO EW CR oF Dos siglos prodigiosos E>) cde Italia que condujeron a Europa hacia la j modernidad. Leonardo da Vinci 72 E!Renacimiento enEspajfia 78 Artistasymecenas 86 Asi surgié el Renacimiento La gran transformaci6n historica que dio comienzo a la modernidad no surgid de la noche a la mafana: fue una lenta conquista del espiritu humano, basada en la recuperaci6n de los valores clasicos. ido, viven y deberin rculares. Nadie ha 6 MUY HISTOR! definido mejor esta co te Erwin Panofsky en: proclama de método: ‘Cuando Occidente ae cin que el historiador defer re libro cuyo titulo era una semantica, la precision e partida nece ‘mutacidn esencial en la concepcién del mundo, tancial al descubris por el trovade mo IX, duque de Aquitania, el fils Ja mujer a través de un Hamam de la Historia, que dijo Hegel). El dinamismo y el largo aliento de esta concepeién del mundo que prinna los de~ rechos individuales y los afectos privados son inconee- bibles sin la existencia de la aventura caballeresca, cuyo principal anhelo era la busqueda (lz quéte) de un objeto cargado de un fuerte simbolismo, el Gra. En una sociedad dominada por el poder eclesistico hi 2 falta un gran esfuerzo politico para introducir un uni verso ereativa, yen esa tarea tuvieron un papel esencial personajes como Leonor de Aquitania y los escritores que les apoyaron, creadores del primer tesoro de la cultura Bropamentecuropea a aves de una apertura al pasa con la recuperacién de los autores grecolatinos. Be noit de Sainte-Maure sobresale entre todos, al recrear Las aventuras del exliado Eneas y darle la replica al poema de Virgilio, Tras €l muchos otros escritores en la corte de los Plantagenet eonvirtieron la translario Studit (la recupe racion de ls clsicos) en un valor politico, lo que se la 16 la translatio Imperit. El Estado dinsstico es la forma de construccién de una sociedad nueva y jamds hubiera advenido de no contar con la recuperacion dela Historia, como podemas advertir si seguimos los pasos quellevaron al pocta Robert Wace atransiormar una viejacronica sobre Jos reyes anglosajones de la alta Edad Media en un libro de historia de Inglaterra Asi, el Estado confguré un espacio econdmico, social y cultural para dar sentido a una sensi- bilidad que cambio para siempre Europa Descubrimiento de las mujeres. En la segunda mitad del siglo XIL, un europeo sentia placer estético al escu- ‘char un relato de ficcién o al contemplar un bajorrelieve ‘como los de la catedral de Chartres, y lo percibia con el ‘encanto de saber que ahi estaban las claves de una reno- vvacién en profundidad de los usos sociales. La idea de belleza se transform6 con el descubrimiento del papel de las mujeres en las fiestas, los ritos y los deportes caballe- rescos, un efecto inmediato de la posicidn de las damas, incluidas las reinas, en el orden politico. Asi se concibié ¢eltorneo, la gran novedad de la época, en el cual las mu- jetes que miraban desde las almenas o la ventana de un ca segunda parte, Jean de Meung, exige un esfuerzo al lector para que comprenda a los personajes, cuya ga leria traza con precisién de orfebre. Y asi, todo queda elaro: en el mundo moderno, nadie tiene el monopolio de la verdad. Jean de Meung escribié su parte hacia 1277: mis de dos siglos an- tes de Lutero y siglo y medio despues de Abelardo. Esti a mitad de camino centre la duda como fuente de saber y el escepticismo hu manista y la ineredulidad, Los debates en la universidad de Paris entre averroistas, ¥ tomistas fueron la expresion de que en ese ambiente Se produjo una primera llustracion: algo notable en un mundo trepidante que se miraba en el espejo de la arqui tectura gética, pero que se percibe mejor en los marfiles y miniaturas que describen escenas amorosas: escenas ‘que, altos después, unos osados artesanos trasladaron a los tapices con los que recubrieron las paredes de las sablide de las potencias ‘occigentales enestehecho Algunos novelitas. como elvalenciano Joanot Ma catoyutizaronla Resign parareconquistarla ciudad ‘los tucos. Pero nada de ‘esococurié:YlaHitoria as6 pagina deformatire- versble. Nunca mis volvo ‘a pensarse enrestautarel Impero Romano de Oren te,nombre ofa dele que los manuales sulenttamar Bezancia, Uno selos efectos smasnotablestue elexiio ‘desus mentes mas piv aniepasadosy buscar ur nueva vida lejos de que los habia visto nace Una dura decision, pe elgieon a chudad rencia, donde fail Medicilos acogi intere festudioses dela cutura griega para suproyecto: telundar a Reademia pl ‘nica amayer glona de Ea iene) ‘iadas: muchos pretrieron abandonar et hogar de sus {eligente. Los mas preci sadamente. Necesitaban Cosmede Medic, pacte remozadas casas de los burgueses y los aristocratas,fascinados por el re ccuerdo de viejos mitos (los mas repe- tidos, el de fasén y sus argonautas ¥el de la Dama y el Unicorn). partir de entonces, se tuvo claro que, para apostar por el futuro, la sociedad ne ‘esitaba una idéntica apertura al pa- sado: que no habia futuro vivo con un pasado muerto. Pues el pasado ya no sla tradicién rigid, sagrada, intocable,invocada desde el pulpito por las drdenes mendicantes,franeiscanos y dominicos, que hablan del pecado como origen del mal en el mundo. Todo lo contrari: la tradicion y el pasa do son reales evando son tocados por el espiritu postico, que conduce a ver en la naturaleza el armazdn oreador. La ultima década del siglo XII vio nacer una deflagra— cion lteraria que definiria para siempre a posicién Wel europeo ante la cultura. Es el estilo de Dante, esbozado en La vida nueva (obra escrta entre 1202 1293) a vida de sus empresas. especial mente su bance, sutrago ese magniico proyecto. Se pusoalfrente de éla Geor ‘9 Gemistos Pethon. que pronto reunig en torno suyo (con el apoyo delhijo de 3 Cosme, elctiebre Lorenzo in el Magnifco) a personajes dela tala del cardenal Be- 08 le satin, Pleo della Mir ls ‘Mars Ficino,Elneopla- Marsilo Ficino 1433-1499), tonismo voivéacentrer el estacadoflésofo neopia- interés delos europeos y le tGnicoy humanisiaitaisno. diotonolavids esteticay teat de Florencia, ota liay de Europa: imposible entender a pintores como Boticel sin esta Acadern la elapatra Rorentinoy ver adero amo de lasituacion enlaltalacentral Eidinero se convierte en la experiencia de cada individuo, en una ‘comedia que por su grandeza podria calificarse de “divi- na”. Dante fue consciente desde el primer momento de {que no moriria en el mismo mundo que lo vio nacer; el reloj de la Historia avanzaba con tanta rapidez que pre- cisamente en esos afios se tuvo que inventar el reloj me nico, para marear las horas del dia de acuerdo con los valores de los meraderes (por eso se situda los relojesen latorre més alta de las ciudades, en abierta competencia con los campanarios que habian mareado hasta entonces el tiempo de la Iglesia). El reloj mecénico defne el tiem po de la economia mercantil basado en la precisién, el detalle y el desarrollo téenico. Entre dos épocas. Los sigs XIy XT son cevransicion de La forma de cada objeto perfila mejor y se vuelve més humana, se empequefiece para el uso cotidiano; incluso la de los libros, que pueden Ievarse en la faltriquera. Nace la pasién por la lectura privada, intima, en voz baja. También las mujeres busc tuna habitacidn para leer, y la consiguen. Evasién, fasci nacién por los relatos de aventuras ¥ por el toque poético de las palabras: Renacimiento. La vida nueva anunciada por Dante conduce tambign a recificar el orden visual que habia dominado durante més de mil afos: aqui apa ecen Giotto y los hermanos Lorenzetti; el primero, para coftigurar el fondo cromatieo (ese azul abstracto que ve mos en la capilla de los Serovegni c pintura dcbers reerease; los otros, para convert laa goria en un dscurso sobre las posbilidades de futuro de una sociedad mareada por el buen gobierno, siempre y > PALACIO REAL DE MADRID 25 OCTUBRE 2011-15 ENERO 2012 e, Relojes de Reyes en la Corte espafiola del s. XVIII PATRIMONIO NACIONAL ‘wn pttimonionacionales Leonor de Aquita- nia (1122-1204) IOMUY HISTORIA > cuando supiera limitar los errores (y horrores) del mal ‘gobierno (incluida una erisis econémica que amenazaba on tragarse todos los logros de la civilizacion europea, aunque no pudo con ella). Esa sociedad cuenta para ello con grandes talentos, precursores de lo que serd el relato interiorizado y eritico: Petrarca, Boccaccio, Juan Ruiz 0 Chaucer, cuyas obras tienen un elemento comtin, la be: leza dena vida llena de inopinadas sorpresas y deslum: brantes seducciones, ‘Como es sabido, en el ultimo tercio del siglo XIV; des de Italia se considers si el presente debia ser alterado por tuna recuperacién del pasado elisico. Ello signifcaba que elarte, la literatura, lafilosofia, las formas de vida debe- rian inscribirse para siempre en los mairmoles de una épo- cadorada, el mundo grecolatino; y sobre esa recuperacién consciente, orgullosa, decidieron le- vantar un Solido movimiento cultural que, desde Jacob Burckhardt, lama- ‘mos Renacimiento, Es el Renacimien- to.con maytisculas, ya que en ese mo. revolucion cultural sostenida no sélo por la recuperacidn de la vida econé. universale propio del Renacimiento ica, sino por la difusién de un nuevo sistema educativo, el humanismo. El Renacimiento es un acontecimiento en el que el presente y el pasado se inter pelan eonstante y mutuamente, Ninguna obra humana, cen el campo del arte, la literatura ola ciencia, se encuen tra determinada ideolégicamente para siempre: dejaria de ser legitima. Y aqui aparece el debate que abarcari todo el prodigioso siglo XV, el Quattrocento: sean cuales sean los hechos profundos 0 superficales que le rodeen, To que cuenta es la creacién del mundo como una obra de arte, y eso sirve lo mismo para la politica que para la vida privada o la produccién de pequetios abjetos que hagan confortable y glamurosa la vida: arquetas para no- vias, camafeos, anillos y un sinfin de productos que in trodujeron el lujo como sostén del capitalismo, segin el ‘economistay socidlogo Werner Sombart. Yes que el luo, ‘entendido como una excelencia en el trabajo artesano, inunda la concepcidn del arte (arquitectura, escultura, pintura, orfebreria..) y da lugar a una eclosién inusual Leonardo da Vinci ERS s ete maximo del uomo IOAN. PICvs. MIRANDVLA py een ees de grandes artistas, tengan su taller en Brujas, como Jan vvan Eyek, en Venecia, como Bellini Giorgione, o en Flo rencia, como Massacio o Ucello. Es el mundo legible por el espiritu. La continuidad de ese estado de animo y su difusién a las sociedades menos permeables a los cam bios, las mas ancladas en tradiciones absoletas, depen dié en gran medida, dijo el historiador Georges Duby. de Ia adopcién de los valores humanisticos: la centralidad del hombre sobre la naturaleza. Nadie Io expresé mejor que Pico della Mirandola, el gran escritor lorentino de la poca de los Medici, cuando eseribié: “EL hombre estd en el centro de to- do lo que acontece. Cuando todo fue creado y el mundo estaba completo, el hombre y Dios le dijot no sno, ni tarea, ni puedes empren: er cualquier empresa y ocupar el lu gar que desees. Tu serés capaz de de- terminar lo que eres”. Fsa convicci6n eres al uomo universale, el hombre universal, capaz de retar al mundo y salir ileso. Fue el ca so del singular Leonardo da Vinei. Pintor, pero también cientifico, ingeniero, visionario, eritico del universo, ‘cultista. Poss sus ojos sobre el alma humana, dando lu gara ese misterio de los misterios que es el retrato de La Gioconda o Mona Lisa: expresién maxima de que con el arte della pintura se puede vencer ala naturaleza. GGanados aesta concepein del mundo, loseuropeos pusie ‘ron manos.la obra: se afanaron por erearlos caracteres m6 viles dela imprenta con Johannes Gutenberg: se aventuraron cen la navegacion del Atlantico con Bartolomeu Dias 0 Cris tobal Colén: se inventaron nuevas normas para entenderse ‘con Erasmo de Rotterdam: se abrieron a la incredulidad de la fe con Martin Lutero; se rieron de si mismos con Francois Rabelais; se preguntaron por el significado de las cosas con Michel de Montaigne v, como extraordinario colofin, dieron tun nuevo sentido a la vida con Shakespeare y Cervantes. El Renacimiento fue to eso. El gran legado de Europa, Gaston LUIS RACIONERO “El espiritu renacentista es global, holistico” Encontramos a Luis Racionero en supiso “de soltero”, en una zona ele- os. Raciendolosmasresisentes, bioalmetal.quees.enelec- de experimentarconsutinado pelsobrecichosearacteresca0a ce usar ee ee Franciscolde Franc mo, se realiza intelectual, moral, rel giosa y también fisieay esteticamente, aungue siempre en comunidad. En simbiosiscon los principios del erstia- ‘nismo, los humanistas encuentran su propis manera de estar en el mundo. perfecto hombre humanista es cris tiano, si bien la corriente averroista, diferente de la aristotéica, separa to talmente la fede la filosofia. Otros mo: tivos de rechazo del Humanismo por parte de sectores eclesisticos son el jnterés por la lengua griega,asociada 2 diferentes formas de heterodonia, y la dea de ocuparse mis del hombre que de Dios, segin lainterpretacion de al guns teélogos. En cualquier caso, no hay en el siglo XVI un humanismo > prenta ce caracteres roceso de conereto. Bi She lego aE uropacraciss alos arabes. genelsigoXLy MUY HISTORIA 27 ‘shumanistasconcedie- gusto enna safiora devel Lironunpapetfundamental social elevado. ala educacién comovia pare ‘alearaareligesldelnombce Hay dos excepciones: las ettecta Peroensusesciios _monias.que debidoalenece- sehablapocodela"mujer _sidadde adminsvarsuscon- perfecta’yaqueal parecerel ventostenian,ensu! ae afandereformano alcanzé al estashabidadesylas vanem- seofemerin Taselrelatve tanasusrumerossspupiasy augedelamujereniaEdad —_laparenelafemenina de agu- Media,con igurastanrele- nos grandes humaristas.co- Vantes comoleonordeAqu- mo Toms More Suhja mayer, tanlaHidegard de ingen. Margaret. la eserbiayha- SontaClsraoHadewychde _biabaconsoturagiegoy lain ‘Amberes,epcesentante del desde pequera Moro conratd movie elasbeguinas, unproesorparaala.Esmay elsiglo XVipateceretrocecer conocidasuraduccénalin- encuantoalaconsideracion gles dela cbra ce Erasmo Pre hacialastemings,nastae! cao Domin,tealzadacon Purtodequesaberleeryes- 19tos,queloscorvitié ‘ibirseconsiderabademmal _encorresponsales habivales Humansme yu content Fistrico, 28 MUY HISTORIA Uneaso excep- ional. Tomas Moro,consciente elagranint ncia de sunia geet le proporconb uns sold formacion Estuvieronmay Unidos rasta! apresamientoyia muerte del paore. > ateo, tal como comprendemos hoy 1 término “atefsmo”. Lo que si ocu- re, a medida que avanza el siglo XVI, esquelosintelectuales Erasmo, Moro, Gsneros, Reuchlin), armados con su nuevo bagaje ¥ seguros de que puede :ejorarse la sociedad en su conjunto, ‘comienzan a denunciar pricticas in- compatibles con los hombres de Igle- sia, alas que durante la Edad Media no se ha puesto coto: concubinato,igno: rancia doctrinal, absentismo episco: pal, corrupcién... En Castilla, la reina Isabel recluta al franciseano Cisneros ‘y lo eleva a la dignidad episcopal pa. ta trazar con él un plan de reforma de Ia Iglesia, pero otras reines no toman medidas 0 lo hacen tarde, por lo que aparecen iniciativas particulares con diferente éxito: sin duda, la de mayor repereusién es la reforma luterana, iniciada en el norte de Alemania por el pea rot oe bee eet fovea tay agustino Martin Lutero en 1517, Lutero no es un humanista, sino un zeligioso ‘versado en las Escrituras, que hace su 1yos los postulados més anticlericales ‘de Erasmo y otros autores y los leva alextremode la ruptura con Roma. En 50s afios circula por Europa la cono: cida maxima “Erasmo puso el huevo y Lutero lo empoll6”, negada al final de su vida por el de Rotterdam, ante las graves consecuencias politicas y rell- Blosas de lt escisién luterana. Puede por tantoafirmarse queel Humanismo ‘como corriente de pensamiento surge en la Europa catdliea, busca solucio- nes ortodxas para resolver problemas coneretos dela vida de los licos y re- nueva, con las reformas y mas tarde con el Concilio de Trento, a la propia Iglesia, intentando que sus represen: (antes se interroguen sobre us errores ylosadmitan y reparen, fe batalla de Jos humanistas es la reforma de los planes de estudio universitarios de 1a €poca. Las universidades europeas. son de origen medieval y eclesiistico: Bolonia, Pisa, Lovaina, Heidelberg, Salamanca han sido fundadas por elcontrato, del cual leentrego esta copia, cuando la vea acabada “Es lo mejor que haréis. Fallar 2 los Medici seria poco beneficioso pa Unocelossrincpa- ralasalud..” lesprotagonstas Si, Ser Giovanni Lami ha acabado GelCnguesen’o _dejéndome el dinero. Es un cambista veterano, que ha hecho mucha for tuna desde que empezaron a llegar eos eristianos huidos de Constant nopla con sus besantes bizantinos de oro o plata, que necesitaban cambiar por nuestras monedas locales, las li ras y los florines. Ser Giovanni tam: bign ejerce de banquero y sus clien tes son mercaderes o artesanios como yo, a los que nos adelanta capital en base a un compromiso de pago real Ser cambista 0 banquero en Floren: cia es mis que una profesidn, ¢s to- do unarte. Por supuesto, yo hubiese podido acudir alternativamente a un Prestamista profesional, pero e503 por unautor desconocico, basaco en un grabado en cobre del artsta Francesco Rossel son unos usureros que te chupan la sangre aprovechéndose de que te dedican parte de sus beneficios a la en varias semanas y envio a Filip ayudan a superar un momento di- actividad bancaria. Pero si tu ban- pino, el mejor de mis aprendices, a ficil, acuciado por los acreedores, y queroademas es amantedelarte, to- _ que le pregunte a los frailes ingesua- tenes pocas opciones de negociar; 0 do resulta un poco mas faci tH de San Giusto alle Mura el precio también me podria haber dirigido a Enseguida lego al taller con la por una onza de azzuro -azurita, 0 lun mereader, muchos de los cuales bolsa bien repleta por primera vez azur-, el pigmento que necesito con uurgencia para darleel color adecuado 2 las aguas que rodean el nacimiento Lowezopicsazonice- de mi nueva Venus. Si los frais lo lguehiceseretrtes _venden demasiado caro, le he dicho Notezscfenca celorrcocienesutd tostronderotatosy celesajstcaces pa _quenolocompreysevayaarecorrer Jerarteypoesia.La herdo.aunquefuepto- seinicibunasangrenta servrcomoescarmiento Ios puestos de los especieros, que son luchaporelpoderanre tegidoporsusficles.A represala.Aniertienel ypavorosaadverenciaa muchas veces nuestros mejores pro- Fascelosmejores aquatectes,prto- resyesculoresre Lucha por el poder enla lescianeseradespisds- estesucesoselecono- juegoelaristaoticeli. aquelosqueseatevie- _veedores de las sustancias que util Ga,ylosaristasnovian ceriacomoelComplot CuandolosPazziysus senarepetilaosacia. _-_zamos para fabricar los colores, No ajenosaestareaiésc. de Abn secuscestuerondete- Sandrocumplifeimen- hay que malgastar las monedas due Unodelosencargosmés SeginiosPazz,\ssiber- nidos,selesahorco de teconelpocoagradable tanto ha costado conseguir. Siniestosquelehizalstadespiblieasenlasque inmediatorene! primer _cometide depntarlos familaMeciciaBoticeli sebasabaelqobiemode dia,mésdeveinteapa- _cuerposcolgamessinvi- Una red artistica. Mientras espero ensucaneratuepintar lacudadestabansien- _recieroncolcadosdelas dayrecbi6,comonago aque vuelva Filippino, me voy a visi- aungrupodetraidores omanipuadasporles _ventanasdelpalzciode porella. maestro del emperador Alejandro ¥, mis frivolamente, sobre los mi- tos del Olimpo que me gusta llevar amis cuadros. Esto me ha ayudadoa dar mas exactitud alas historias que ‘cuentan mis cuadros. Ademas de los extranjeros, la ciu dad es un imén para los habitantes de los pueblos. De uno de los villarrios cereanos llegé un dia ese pintor jo- ven, Leonardo, bastardo de Ser Pie 10, el notario de a Via delle Presta ze, en el barrio de Sant’ Ambrogio, ‘que es un sitio edlido y popular: los sefiores mis refinados se tapan la nariz con sus paftuelos si alguna vez se ven obligados a atravesarlo y se ceruzan con los pueblerinas, pero son imbéciles por hacerlo. Para el artista fesun gozo caminar por esa zona, con sus ptiestos de herbolarios y los ta- eres de alfareros. Leonardo y mi aprendiz Filipino tienen en comin ser ambos hijos ile _gitimos. Filippino es el descendiente del gran Filippo Lippi, que fuera mi maestro, autor de esas madonas tan hhumanas y bellas que conmovieron 2 toda Florencia. Lo tuvo con una novicia, Lucrezia Butt a la que a ra- tos Filippo inmortalizaba como bella ingen rubia para luego, tras acabar con los pinceles, entretenerse dejan dola encinta. Asi somos los artistas florentinos, unos auténticos inco rregibles, Tecnica artesanal. Filippino, ya lo dije, es el mas destacado de aprendices y hace tiempo que le per- mito pintar. Le considero ya un ver- dadero pintor. Porque a todos mis alumnos, tras firmar el contratoen el que me comprometo a ensefarles la téenica de la perspectiva y el dibujo de figuras basado en la correcta re presentacién de un cuerpo desnudo, les doy una formacién que comienza por la prictiea del dibujo. Pero no Io hacen sobre un papel, porque es de- masiado caro su precio como para que lo malgasten advenedizos sin ex periencia. Asi que han de entrenarse sobre una tablilla de madera de bo} alisada con cuchillo como la alisan los orfebres. La madera se recubre ‘con cenizas de huesos humedeci- das con saliva. EI maestro Cennino Cennini recomienda en su manual {que sean huesos de pollo, tomados de los que sobran de la comida. Con 1a tablilla asf preparada, Jos alunos dlibujarin utilizando un punzén de ‘metal. Es importante que se formen enel dibujo concienzudamente. Sélo despues de afios de juventud prac ticando sin pausa con punzones de punta de plomo o plata les permito ‘acercarse alos pinceles y los colores, Sin que los cascos de nuestros ca- ballos aplasten 2 ningiin transetinte ‘conseguimos llegar hasta a Via Larga, yy pasamos ante la rotunda fachada de Piedra arenisca del Palazzo della Sig nora, el palacio de los Medici. Para construirlo, hubo que derribar mis de veinte casas. Las obras lenaron de polvo todos los alrededores, fa. tidiando a los veeinos, y por las ca Iles préximas no paraban de circular tls bambolendose con su carga, operaciones financieas a gran cs: AAS -PTT TPP Ttuimieos de cea castas pequefas ala con ls que ningin otro ban Laaadtanenenut tebe ¥y abigarradas que hasta hace poco quero local puede siquiera softar, y constituyeron la ciudad medieval. dominan el comercio de multitud de ¥ es que Florencia esta cambiando, productos. Pero, para preservar las Y¥ mucho. Las autoridades quieren formas e intentar evitar que las ri- que sea mas seftorial y pulera, menos _validades sean demasiado evidentes desordenada y lena de vericuetos y degeneren en violencia, ejercen su sucios e insalubres, Una gran ciudad poder sin alardear, diseretamente, a independiente como republica y su- través de testaferros, personajes con ficientemente préspera como parano aparente mando en plaza desde los, tener que someterse a nadie. Con tan diferentes cargos que ocupan pero altas metas, se les ocurrio eximir de que, en realidad, estan al servicio del impuestos locales durante cuarenta clan que lidera Lorenzo el Magnifico, afios a quienes se construyan un nue- a quien Dios guarde muchos afos, vo palazzo, asi que los mejores sefto- Tengo la suerte de contar con el res florentinos, las grandes fortunas, apoyo y el fervor del otro Lorenzo de se han volcadoen edificar estasenor” 1a familia, Lorenzo di Pierirancesco ‘mes residencias, cada cual mirando de Medici, sobrino del anterior, que hacia la del vecino para intentar su- es uno de mis mayores clientes. El perarla en dimensiones oen belleza. forma parte de Ia rama popular de La Anuneiacién. Una Ge as otras mssimporartes famosas los Medici, lo cual es un decir, por- de Boticell ue un encargo del burqués Ser Francesco Guar Lafamiliaquetodolomueve.Den- que acumulen riquezas para ado- tro de los muros de este impresio- quinar el mar de aqui a Tierra Santa, uandoetadolescerte Leonardo sobreppintua,se ante cubo que ¢s el Palazzo della Para el Castello, su villa de las coli LeonardollegaFioren: muestra sorprendentemente Signoria —pues esa forma tiene— nas ala que nos dirigimos, consegui cia procedentede supobia- _durocon el estio de Botcel: reside el verdadero poder de la ciu- el encargo de dos grandes obras mi-ciénnatalde Vinci Senco “Nopintes,comohacen mu dad, Aunque formalmente el sistema toldgicas: este Nacimiento de Venus Boticeli,ccho atosmayor __chos. todos|ostipos de srbo- de libertades publicas nos permite en elque ahora andamos atareados y quel. yeeraunodelosjéve-_lescéeImismo verde, sungue participar a todos en las asambleas una representacién dela Primavera. nespinteresmasprometedo- estén aunacistancla equa: y tomar en comuin las decisiones, lo tesdelagrancludsd Supin- lente’ dice enuna ausion a Gierto es que los Medici son quienes, Una segunda vivienda. Lode poseerturzestiizadarepresento una _losbosques mitolégicos que fen la sombra, controlan los asun~ una villa extramuros es cosa que hasta infuenciacaraenlos prime- sola pintarSandro, que ave- tos importantes a su conveniencia. hace poco slo podian permitirse las rosafosdelqueserapintor ces muestren una aparencia Nadie se resiste a convertirse en su grandes familias. Pero, de un tiempo dela Gioconds, Charles Nt real También sereiié.con asalariado, porque son los que mis asta parte, loscomerciantes también choi, bidgratoceLeonardo, _desdéna sus “meciocres inero tienen: tanto que realizan gustan de darse alcurnia con una resi-consideragueclingelque paises”. Genciaenelcampo.Los que prosperan aparece nL Anunciacién, Jo suficiente enseguida adquieren tie- _unodelosprimeros uscros Las pinturas de madurez Ge ras y sea construyen en algiin lugar dea Vinci teneaigo.ce _Bortcell, paride 1490, escogido a conciencia para el ocio vel ese ave estlzaco,carecters- yqueyacoinciden conun reposo. Ademas de tranquilidad pa- ticodelballet. que sueleaso- _Leonsrdo que na vanzado raelespiritu, también parece ser una carsecon Botieell.Espos mucho en suconcepcian pe: ‘buena idea para el bobill: los trata- bleinclusoqueelmaestiode torea, sonjuzgadas por este distas que estudian cémo administrar Leonardo, ertocchio,queno con una mordazironia.Ene- las riquezas y aerecentarlas recomien- abla tenidouna educacion _ferenciaprecisamente a une ddan que dos terceras partes de las ga formalcomopintor también Anuneiacién que Boticel nancias obtenidas deben invertirse en estwieseinfuldoporé. _—pntb parala familia Guard, la compra de tierras. Pero yo nunca Pere, coneltiempo,Leonar- _escibié:“Hace pocos clas tendré que preocuparme de tales es- coacabddespotricandode _viunapintura de un angel de trategias: apenas si puedo sortear mis esearistaqueenaquelmo- la Anunciaciénqueparecia deudasy pagaralosdemitallerdando —mentoemperabaacominar estar expusando con agresi- A caballo. Botice!! seciigeslavilace Beeson sablazos aquiy alla. laescenaftorentinayque _vidad.aNuestra Sevora dela Seen eccaiens Cuando legamos cerca del Ponte porte sehariaconlosmejo- abitaci6n.y Ela pareciaco- TosMesc.stuads Vecchio ese inconfundible puente resencargosprocecentesde mosifueraaarrjarse deses- naseoinasalas _cubierto que los joyeros tienen toma- los Medici Enlosesertosde _peradaporia ventana’. stuerasdeFlorencia. do como su centro de comercio— El ‘boom del ladrillo’ renacentista disparé lademanda de los nuevos oficios como arquitecto y artista > le digo a Filippino que me espere, haciendo una gran confdencia, y lo cruzo répidamente en direccion, Y qué es, si puede saberse? ‘sur pasando sobre el Arno. No quie “La identidad de la modelo que ro explicarlea mi aprendiz que voy a vuecencia tiene en mente cuando Lapiccnaigt: Stn memajecle poss dele; pateaia Venn ©, Elcingelajzzz0 Pitti, explicando.a estos pode." “Ah, media Florencia suefacon Scnceimre! semieve peeapars ue Medicy qos Smoukhe. onl manne cso epee «que ellos tengan a bien encargarme Pero, quizis, quien lo es rea ‘Slempre hay que buscar nuevas mente ya no puede sari oportunidadesy sefores con labolsa = “Es usted listo, intendente. Sea repleta! tambien discreto yn repita 650 a De vuelta otra vez, emprendemos nadie. la marcha al galope para recuperar " Volvemos ala eiudad tomando un tiempo. Por el norte, eruzamos las camino dstinto. Pasamos por otros muralas, que ano puedo seguircon _palazr, pertenccientes a los Ruce la vista e erigen ao largo de once Ma, los Tornabuon y los Spin. Ser Kilémetrot,en'consonanciaal erect arqitectoen Florencia es uno de los miento dela urbe. Como siemprees- mejores oicios que uno pueda sofar, {amos enfrentados con el Papa, con pues siempre se esta construyendo, Jos venecianos o con alguna otra de Desde 1440, se han edifcado nada lnsciudades, hahabido que puntear- menos que treinta palaios nuevos lascon hasta 80 torres deviglancia, £Y qué decir de las iglesias? Hay mas de cien en toda la ciudad. Una so Una construccién esplendoross. Is obra, I edicacion dela catedral EnelCastellonosreunimosconelin. de Santa Maria del Fone, ls ha ga tendentede Lorenzo, quenos lustrarantizado trabajo y gloria durante Sobre ls estancias dela villa. Creo décadas, porque aun debiendose ala aque el gran ssldn, en planta baja, mente dl gran Brunelleschi también Seria el lugar adecuado para colgar —ayudaron machos otros. mi Venus, ya que el cundro supe rardlos cinco metros de anchura y Arte yreligién. Por la noche, doy tsi cnatro de altura, ELintendenr una cena en lavvienda de mi cas te, més préctico, me muestra la taller en el primer piso, para os ‘que seria babitacén matrimo- mlembros dela Compagnia di San nial, Después, slimos al Luca, la cofradia de pintores lo NSB, spctssi in, tenis Nenrdn Versa, Pe SQ de claras formas rugino, Domenico Ghirlandaio, los sé, geometricas ycon hermanos Pollauolo.y Leonardo, Jy tre terran diss ademas de Flippino. Esta se undo pestis en orden hace algo mas de un siglo, nos da et descendente. Hay prestgioy la in luencla que nues- estangues llenos tro ofcio merece, porque el gremio de petss, alimen- de pintores ha perdido mucha de la tados por cinales relevancia prictiea que tenia: po- Taterales, que se cos de los encargos artisticos que se prolongarin le- pactan se someten a su control y sus simon, hasta el replas ya. apenas lo necestamos. En rio Amo. Un hi- cambio, a traves de la Compagnia fat divino, donde camplimos con nucstras furciones In. propia’ Venus relighsas cada 18 de octubre cele hhabriaescogi- ramos con mucha pompa el din de do nacer. “Todos San Lucas, nuestro santo patron que Jos servidores me pinto un retato dela Virgen Maria preguntan lo mis- y podemos controlar mejor quienes fo", —se arvanea _formamos part, aumentando Ia ca clintendente, con lidad del ofc y Ia remuneracion cexpresion deestar que recibimos. El misterio que siempre acompanio a Venus inspielaVerus deBot- eliacausdsensacionente ticell,con susrubioscabe-_lospincinslesirtegrantes On es losondulados,miada clara mascuinosdelesMedo. _deellezaadoradoenla Ceojosverdes texpiday Enuntoreoce just de rostoaiatgado? Nohaynin- 1475 laacoLa Gost, ‘urarespuestacontsteda Giulano,elnermanojoven ‘Sestapregunta.pecounade delorenzoEl conifo,en- lashipotesis masatactnas ubalcampodebatallapor- resremteaunabisioisen _tandoung ensefaenlaque laqueparicipanlosprinc- apareciapintada Smoneta pales personsjesdela fio: comola css alas Atenea, fenciadelaepocaeniacusl —y quecontenialaGvsaes transcureeste acu, cata entrancés Lo sons po- Seginestaversin.lamode- rlle.quequieredecr'La loser SimonetaCataneo, simpar,o"Laquenotiene recidaenunancblefamia igual Elpintor dela enseta enovessen 453yquese eraelpropioBoticell. Gur (asbalos iecstsaroscon liana gan6eltomeoy Sio- ‘Marco Vespucia pimolelano _netia fue proclamada ena delgeteratoy isleoAmér- — debeleza cierviadoaGénoveporsu _Noexisteninguna constan- fail Los Vespucioforns- cia de que ambos sellega- anunodeloscnesprinc-ranaconvertiren amantes. palesdeesiacucactalona, Quizés simp Yeranaladostielescelos _huboms queunarelacion Medici Elenlacefuemuypo- platnica.Alafosiguiente, Sblementeuracuestonde 126 deabrilde 1476,con Ccomeniencaentefamilas _tensolo23.aftos,Sironena bles. Cuandolsparjalle _falecid detubercuosis.Sin embargo, esonohiz sino aumentarsutara, ysuima- Florencia del Quatrocento Dehecho surosvopuede como su Venus ola figura ‘apreciarseenmuchosde _centvaldeLaprmaverohan lostetiatos postumesrea- dado cverpoaiileyends, leadosporelgerialpintor. _Paramayorcoineidencia.e! {genqueds asocisdaalidesl Lacoincidenciaderasgos enamorado Giuliano de entre algunas delas muje- _ Medicitambién two un des- respiniadas porBoticeli,_tinoigualmente rico. ‘Obra maestra, i nacimientce Venus, na delas obras mis famosas de Botcell, ce 1485, ue pintada para cecorar uno de os palacios de ocio de un miembro delos Mécici He encargado a mi cocinero que hoy ‘en el dgape no falte de nada, y le ha dado unos cuantos de los florines que Ser Giovanni Lami me entrego por la ‘mafiana tras el duro regateo que an- tes referi. Toda Florencia sabe que en la morada de Sandro Botticelli 1a gente inteligente puede charlar y be- ber hasta bien entrada la madrugada, asi que cualquier artista achispado pone rumbo hacia aqui y se une ala tertulia nocturna, ‘Una de las personas que diltima- ‘mente mis me complace invitar es Fray Girolamo Savonarola, un joven monje de Ferrara que desde hace un par de afios se ha instalado en nues- traciudad como lector de Teologiaen el convento de San Marcos. Pronun ia juicios de gran profundidad einge- ‘io, aunque no exentos de riesgo, por- ‘que afirma quella Iglesia y el mundo se ‘encaminan hacia la ruina.También or ‘aniza las celebres hogueras de vani ‘dad -0 “quema de vanidades”~ donde Jos habitantes de esta ciudad pueden arrojar sus pertenencias lujosas. Segu- ro queanimara la velada “La fe de mis florentinos es como Ja cera, basta un poco de calor para fundirla. De calor...odecolor dorado deflorines.” “Pero, fray Girolamo, nosedistan duro con nosotros”, —Ie contesto tras haber trasegado ya unas cuantas ccopas de vino. Aqui nos gusta enri ‘quecernos, si, pero lo hacemos me- diante el trabajo industrioso de toda Ia ciudad, voleada en sus pacificas actividades y en producir bellisi ‘mas obras que complacen a los ojos de nuestro Seor, pues todas ellas ‘lustran las ideas de espiritualidad y amor que €l predics, = “Si, servis al Sefior, pero todas las earas de los modelos en pinturas yy esculturas responden siempre a los zasgos de los Medici, los Vespucio u ‘otra familia principal, sus esposas o amantes ponen rostro alas virgenes. “Pero esa es una licencia inocen te que da una doble lectura a nuestra obra, un juego entre el pasado y el presente, un guifio para los mece nas y los entendidos..,” —interviene Ghirlandaio, que quizs se ha dado por aludido con lo de las virgenes. = "Yo digo que esta ciudad solo adora albecerro de oro”, ~insiste el frale. “Amigo mio, con esas ideas cual- quier dia alimentaréis el fuego de la hoguera y oleréis a care chamusca~ da", —le contesto intentando zanjar el tema y pidiendo al sirviente que nos traiga mis vino para ahogar la discusion—. “Hablemos mejor sobre las téenicas pictdricas o las de cual quier otro arte, que s6lo en Florencia encontraréis que tales temas apasio nen desde el principe hasta el men digo, y puede debatir cualquiera de ellos Gon similar autoridad sobre los materiales 2 utilizar en el proyecto de una fachada, o sobre las pinceladas ‘con que se dio forma al bello rostro de una madona. Mas tarde, mientras despido a los tiltimos invitados, veo la figura de Savonarola alejarse erguida y segura, ‘duminada por la clara luna que luce sobre los tejados de los talleres de la ciudad, Y me pregunto si sus apoca lipticasdiatribas podrian algun dia a: terara la laboriosa Florencia, tan fel a sus patricos locales, volverla del revés y hacerla arder. Sioccurre, yolo pinta: re. silos Medici melo permiten. « LIBRO Elritual de Orfeo, Ediosal Algaida Elautorrelata en et libro apasio- palatinas a partir Un suceso clave: elincendio dela prmeraimrenta de Forencia, MUY HISTORIA 37 LOS NUEVOS EJERCITOS Revolucion en el En los campos de batalla, el final de la Edad Media quedé sefalado por los estampidos de un nuevo instrumento bélico que, en muy poco tiempo, se convertiria en decisivo: las armas de fuego. (PeFJean Antonio Guerrero Pere eS ere es Fee ce ae ee ee eet eee eT ee at ae ee en ee ey citos, que entraron con ella ficas. Elpintor, escultor, arquitectoe mariamos calibre el expesor “del Pa easier as ee ie es | aie ee ya ee ee eae ec ee ae arn ce ee cen eee een acs tambien el renacimiento de los sol- del Duomo de Milin, escribié en su _ ros estudios tedricos sobre la artille dados que habian dominado la gue tratado De los artilleros: “Los mo renter rraenlostiemposde Grecia y Roma: _dernos han encontrado nuevamente oat can los peones 0 infantes, Jos simples un instrumento de tanta violencia Creer en Poe eer eR ee Reed ar Tet ee ee a Inicialmente, las armas de fuego a eee ee ee ea Pe eee es tenido por al dudaen denominar a la polvora “this eee sey : Pars ai Tete Penis eee nee tengo ene ra y utilizarla. Una curiosa ee ocean 3 ética que se ha extendidoa lo largo de PS een et ed ci Primer aes Perera eres z ee re eats arte de la guerra LIBRO La guerra: det Renacimiento ata Revolucién, 1482- 2732, Jeremy Block Edio‘ial Aka Una vision delos mas relevantes de Ja ép0ce modem, conunagran ion grea. afl infanteria. Suresurimierto ery ‘ariba os arqueos ingeses acabaron.con 40 MUY HISTORIA, > cada periodo histérico, las armas cconsideradas nobles de las inmorales, ‘como siel fin de todas ellas no fuese el ‘mismo: matar al enemigo. Los primeros igualadores. El pro- ‘greso en la fabricacién de la artilleria dio paso a las primeras armas de fue- 0 portitiles, y ya el citado Martini mencionaba entre las “diez clases de ‘modelos de estas mquinas” —que co- ‘menzaban por as lombardasy pasaban porelbasilisco— una pieza de pequefio tamafio, “la décima y ultima”, lama- dda fusil, “de 2 3 pies de longitud: la balilla (de plomo) pesa de cuatroa seis ddracmas”, Es decir, que se trataba ya de armas portitiles, de entre 65 emi y 1m de longitud y capaces de disparar balas con un peso de 15 a 20 grams. Un arma semejante ya habia sido des cerita por Pio Il (1405-1464), pontif cce humanista y aventurero que SUpO ‘gual de las artes amatorias que de las. uerreras, como “un instrumento de hierro y cobre, de longitud adaptada a Ta humana, cuvo grueso permite asirlo con la mano y casitodo hueco, encuya boca, cuando ya contiene la palvora, se introduce una balilla de plomo del tamafio de una nuez que, al prender la pélvora, adquiere tanta fuerza quesale ‘Como un rayo y se aye como el ruido de un trueno... No hay armadura que detenga el disparode estaarma”. Estas ‘maquinas plebeyas —la cara arilleria es privilegio de los reyes ~ se conver- tininen los primeros igualadores que, como antes el arco largo y laballesta — otras armas innobles, propias de villa nnos~,acabardn, usados con las tacticas adecuadas, con la hegemonia de la caballeria pesada que habia domi nado el campo de batalla medieval y, por tanto, con la nobleza guerrera: a pesar de los intentos de prohibir las entre los erstianos. Hay que decir que los nobles @) guerreros, a pesar de su aparente desprecio [por estos ins: diabélicos. ‘no dudarin en incorporarlos a sus ar senales ~pueden permitirselo,claro— Y. asi, no lardarin en disponer de pot trinales o petrinales, que se fijan para dispararlosa un soporte dela sila, ylos ‘combinarin con las mazas y hachas de ‘guerra, convertidas en hisopos. Como jemplo, el Principe Negro —Eduardo de Gales, hijo de Eduardo I, duran- tela guerra de los Cien Afos, usaba un hisopo capaz de disparar cuatro tiros desde su montura, El renacimiento de la infanteria. Todos estos instrumentos tenian dos graves inconvenientes: por un lado, a 1h polvora habia que darle fuego con luna mecha mediante un serpentin © palanca en doble curva, acciona- do manualmente; ademas, resultaba pricticamente impostble a recarga en ‘medio del combate. Pero muy pron to aparecen —entre 1450 y 1470— los serpentines de muelle y de disparo, que perfeccionan las armas de fuego Porttiles y hacen de los arcabuceros tun elemento esencial de los ejéreitos. Aunque no fue la tenia, ni las armas de fuego, el factor decsivo en el rege: so de la infanteria a su puesto preemi- nente en el campo de batalla. Durante 1a Edad Media, la caballeria ya habia rmostrado crisis preocupantes en bata Entre los siglos XV y XVI, las armas de fuego se ofisticaron y se hicieron mas ligeras y seguras ‘Miquinas de guerra. tes y pesadas armaduras levantando Unaitiugiosimiaraésie.ante- un bosque de largas picas, ms largas ‘cedente decatto de com atin que las doru de los hoplitas de la ‘acorazaco, fue dsenaco por Antigaedad, A veces incluso se prote Leonsidoos Vins prebema: gr ls - 3 gian, coro los arqueros y ballesteros. Supesadezy escasemovic2e. Gorrie de barrras de estacas clavadas entiera, como verdaderos caballos de Frisia. Contra esos cuadros de 31 filas por 31 columnas, inventados por los ‘campesinos suizos en su lucha contra Carlos el Temerario y perfeccionados luego por los tercios espafoles (que les aftadieron grupos laterales de ar- cabuceros —llamados mangas para evita el flanqueo), nada podia I car- ga mas impetuosa, cuya tinica y vana esperanza era el desfondamiento de as formaciones enemigas por el impulso del choque mas violento. Si, dems tun abil estrateg elegi el terrenomis adecuado —accidentado o embarrado, por ejemplo para que el impetu de la caballeria se desacelerase, nada tiene de extraiio que la vieja y fel infanteria volvieraaocupar, junto con las perfec- cionadas armas de fuego portiiles ya fs como las de Crécy (1346), Poitiers cada vez mis dgil y numerosa atille- (0356), Aljubarrota (1385) 0 Agincourt ria ellugarprivlegiado en la batalla (0415), en la que a flor y mata de la ca ballera francesa, entonces considera-_Attros yal galope. No obstante, este dda invencile, resulto masacrada por _renacer de a infanteria no signifies el los bien armados y mejor entrenados final dela cabaleria, como a veces Se arqueros ingleses. La raz6n era que, _afirma. Posteriores progresos tée por primera ver en siglos, Ia infante-_¢0s, como el mecanismo de rueda (un Ha ya no se presentaba como una ma- sistema de encendido de la polvora sa desorganizada y mal equipada de que aprovechaba las chispas despren campesinos, forzados por las levas adidas de un pedernal mediante el ro- Juchar por susefior. Reunidzendensas ce con una rueda dentada, que giraba ¥ solids formacfones, disciplinadas y _graciasaun muellealliberarla resién jerarquizadas al modo de las antiguas sobre el gatillo), permitieron armar a falanges macedénicas, la infanteria los lamados arcabuceros y mosquete se oponia a la caballeria de brillan- rosa caballo, cuyas primeras unidades fueron creadas en 1496 por el con- dotiero Camilo Viteli, que pretendia proporcionar una mayor movilidad a Ia infanteria y, sobre todo, deshacer Primeras armas. as formaciones de caballeria pesada, Esteareabuzpere- que ahora iban armadas con pisto nacigaCarios\.Als las —un arma de lave de rueda como izquieda, asco Ce Ios arcabuces, pero de hasta 60 em de étvore dl S}°XV._Targo— y utilzaban Ia tactica llamada “earacoleo”, consistente en acerearse distancia de tro a los cuadros de infanteria, disparar y retirar- se, sin legar al chogue. Se harian famosos los principes alemanes conocidos co. ‘mo “coraceros 0 caballeros negros”, ‘que lucharon de esta forma, con sus armaduras completas, espadas y has ta tres pistols, en la filas imperiales durante la guerra de los Treinta os, siendo su prototipo el condotiero ‘bavaro conde Gottiried Heinrich von Pappenteim (1594-1632). Desde siempre, como dice el pro: verbio latino, el dinero ha sido el ner~ vio de la guerra, pero es en el Rena: cimiento cuando aparecen de forma institucionalizada los profesionales de To belico. El soldado —la misma pala- bra proviene de “sueldo™, la mone- > wer itp les.wikipe iacorg/wiki/Gue- rras_ltallanas Er serie de combtes sucedidos entre 1464 y 1559 quese cconcee corals Gueras talanas. jocasveceshubouna dela poca Para Espafa, ‘Epocahistoicaeniaque quemarteniauna guerra loseiérios dependieranen tanako grado delosrecursos hizonecesar istancia en Flandes, se Iacreacionde ‘armamentsicos.Sufabrica- _uraruta de abastecimiento Clon. almacenamientoydis- que, patlendo de Barcelona, ibucionobigdnosdloaes- cruzaraeiMed neonas- tableceruncensodelosmis: ta Génovay li continuara tmos,sinotambienacrear una atrevésdelPiamonte la Sa- extersacadenadepiazasy bay el Franco Concado.ia ‘almacenesfortfcedosyuna —LorenayLuxemburgohasta nomenosvastaredde cami Namur, recoriendo asi S60 nosterestesyutasmarii- _teritoros controlades por mas,parapodertransportar- los Habsburgo o susaliados. los con seguidaa, jonosé _Laruta,quetardaba encom lorepercutiaenla dispersion pletarseentrecincoy siete celsstuerzessinotambien semanas, erarista(navaly enelnimero ce ésias, ues terrestre)y estaba sefializa- elelerctocacaverteniauna day provsta debastones de mayor necesidad de personal quamici6n. quelaprotegian| nocombatiente,nerovtat: ye suminisvatan descanso los lamados sequidoresce _yrelevos.No envanose Ccampamente".quecondu- _éecia que poneruna pice clanlos tenes convoyesde en Flandes’. es ecicllevara suministo porles poco aptos un soldadohasiael rent, vyeasiinvansitablescaminos eraunatarea duray costosa Laquerra de Flandes obigd a Espafaa estableceruna asta ‘red de caminos teresres y matimes que atravesare Europa. MUY HISTORIA 4 Rosada parca mente enEspata, (yvioleta)recres- con delpasoe! ejectoteudal al rmedemo ena Eu- +098 6 siglo XV. Olvera con nes militares se produ- se afoenel stio de Algecias, segtinecoge Al fonso ide Castil 1521 Maquiavelo publ- casucslebre one ce a quer. uno delos prime. rostratados mo- cemos sobre las go Ed iecorps—unadelesrazenes — homboconsuscamarades Deratstomosis sesuasbizomosait dela apariciondelosunifor- enelinfierna dela batalla. mes. aunque también serviin “Temen més sus propios nitcanadaparalosso+ movimiento delcuacroucva paradisingutsedelenem- oficiales quel peligro”. se adosteclutados porlaps- _formaciénhadeserrealzado go—mantendedalo peones cree os vallentes solaades ga.engatados oforzades, siemprealavistadelofciat: delsinfantershomorocon _renacentstas. yquelsmayoriaprocedee _entacontusion dela batalla, laescoriadelasociedad.la sehacemssimprescindible | Soldados dela Bpoca dias Alsrias! Giscipinaeniose/éctoses que nunca quenadietiubvee feror. Ademis,elresurgicde nse desmocone ant las fo laslormacionescerradas ce maciones enemigas, yque se infantry delcombateen _ocupenios huecos causados ‘orden ceed obliga aimpo- _porelborbardeo: nerlargosy durosperiodos cela artleria, las descarcas Geenienamientgenlosque elas acabuceros elempu- sehade aprendet nastareal- je delastemiblescargas 6e12 Zailoalapertecciondeforma _catallea. Solo eltemor alos reficj, elmanejo delas armas: duroscastigos (que siempre unarcabuceronecesitahasta seimponenala vista delos rnuevemovimientoscicicos compares deunidad oson, paracarger present cispa-_colectves), el miedo los of- faz desmontaryvoveraeat- elalesylaineuleacion dal sprt sot Sargent, areabucero ypiquera. > da con la que se pagaba a legionario ‘de Roma—es un mereenario, pero jura fidelidad a su pagador, el Estado. “Pas dargent, pas de Suisses”. En la Edad Media ya se hicieron famosos algunos mercenarios como los almo- ‘givares, pero en Italia, durante elsiglo XV, los tiranos de los grandes duca dos y ciudades, earentes de recursos demogrificos suficientes pero no de riquezas gracias al comercio, depen dian para sus guerras de verdaderos profesionales, bien entrenados. per trechados y eapitaneados por los con- dotieros ~conductores, en su origen italizno—, que combatian exclusi mente por Ia paga y no tenian ningun reparo, acabado su contrato, enluchar favor de quien antes era su enemigo. Se hicieron célebres los mercenarios alemanes (los lansquenetes) y suizos. En origen, se trataba de siervos (lans- uenete viene del aleman land, tierra, y knecht, siervo) que el seiior feudal fempleaba como peones armados con picas o alabardas. Liberados unos y Otros de la dura vida del campo o de las montafas, ecorrian Europa al ser vicio de quienes les ofreciesen salario, Los suizos, en su mayoria provenien tes de los cantones mas pobres y den samente poblados, regresaban a sus casas en invierno gracias a la paga y el botin obtenidos en la guerra, Tras ia batalla de Pavia (1525), estos mereena ros al servicio de Francisco I de Fran- cia se declararon en huelga reclaman do que no habian recibido su paga «Pas d'argent, pas de Suisses!> (jSi no hay dinero, no hay suizos!). Ls ul timos regimientos suizos al servicio de Francia fueron disueltos en 1830, pe- ro todavia hoy sobrevive tno de esos ‘cuerpos, la guardia de corps vaticana. Curiosamente, las guerrasrealizadas por mercenarios resultaron ala postre ‘menos sangrientas, dado que les re- sultaba mis rentable hacer prisione 10s por los que obtener un rescate que smatar y destruir; ademas, cuanto mis ddurara la campafa, mayor beneficio, Incluso se ponian de acuerdo los de uno y otro bando para causarse entre ellos el menor dao posible. Podria incluso hablarse de “guerras amatia- das", hasta el extreme de que algunos condotieros famosos, como Prospe- ro Colonna o Paolo Vitel, legaron a afirmar que “la guerra no es sdlo un arte, sino un negocio que se gana mis porla industria (la habilidad) y la astu- cia que por las armas”. El propio Ma- itectura Ene! Renacimiento. is cconcepcion de (cescefensivas torte dela fonale- zaceSenLeo.en fala.y un eahon enelcastilods- és de Kronberg quiavelo, en su Historia de Florencia (1520-1525), refiere que en las batallas de Zagonara (1423) ¥ Anghiati (1440) solo murieron dos combatientes, y ambos por caerse del caballo. i arte maguiavélico de la guerra, Por primera vez desde la épocaclisi- ca, se escriben y publican en Oceiden te tatados Sobre el arte de la guerra Estin, naturalmente, dirigidos a la Alte, a quienes ejercen el mando po- ltco, econdmico y militar, y muchos presentan la forma de memoria, 0 las cuestiones belicas y estratéyicas aparecen entre otras consideracio- nes. El gran Maquiavelo dediears al asunto una obra completa, El arte de la guerra (152). un supuesto dislogo entre varios forentines y el condo- tiero Fabrizio Colonna qu no es mis que el anverso de su cdlbre El Prin Cipe (1513); en ella detalla as virtudes rnilitares del der que leve a cabo ala perfeccion del arte de gobernar. Para Maguiavelo, el principe ha de preocu- arse por conocer eartede la guerra y _— cee es ft eer ch Se Saree, Los ejércitos se profesionalizan en el Renacimiento: es la Aaa ene @poca de los condotieros que combaten solo por dinero trasa la solucion de los problemas. Ha detener cuidado, avisa, delasalianzas _sueco Gustavo Il Adolfo, y cuya obra renacer del conocimiento anti con los poderosos, alos que siempre principal, Memoriadelaguerra(pds- los ¢jéreitos incluiran especialistas ‘quedara subordinado y, por tanto, @ tuma, pues fue publicada en Venecia (zapadores, gastadores, minadores) su merced. Por contra, un aliado débil€n.1703),esen realidad el primer texto en fortficaciones, trincheras, contra- fortalece|la propia posicién. Conlavis- moderno sobre el tema, cuya difusion _trincherasy minas. La arilleriaevolu- ta puesta en Italia, lega a afirmar ta- influyé a numerosas personalidades cionard hacia las piezas de baluarte y jantemente: “Todo Estado necesita un militares de la época las de tro curvo (morteros y obuses) ejercito para poder sobrevivir’. Es el capaces de rebasar las Iejanas y altas nit del pensamiento realista, “ma- El valor de la defensa, Como tantos murallas de las fortalezas disparando {qulavGlico”, que eliminari toda con- otros cambios de importancia en el bombashuecasrellena de palvora en Sideracin para imponer la razén de Renacimiento, la arquitectura mili- vez de bolafios de piedra. Superando Estado, Enlatictica, Maquiavelo ad- tar evoluciona ripidamente en Italia, la téenica del hierro forjado, los a mirala Epitoma ret miltarisde Flavio probablemente ala vista de las terri-_fiones sen ahora fundidos en cobre, Vegecio —el eseritor romano del siglo bles destrucciones causadas por la ar- _y las mejoras en los mismos (aunque Waquiensedebe, realmente, elcono- tilleria de Carlos VIll de Francia en su siguen siendo de anima lisa y avancar- «ido si vis pacem, para bellum: quien guerra contra Fernando de Aragén lag es deci, sin rayado interior y car desee la paz, que prepare la guerra~, llamada Liga de Venecia (1394-1498). _ gados por la boca) y en las mezclas de de quien retoma los Usos y formas de Fl castillo medieval, con sus torres las polvoras elevarin su aleance hasta hacer la guerra de las legiones roma-cuadradas 0 redondas y’ sus muros mis de trescientos metros. F incluso VIDEO nas. Sin embargo, no llega a apreciar rectos, da paso losbastiones ymuros apareven pieaas miltiples: ls STg4~ — ayy.ttytvcom. verdaderamente el cambio enlafazde _inclinados, que mitigan el impacto de nos, uyainvencién algunos atribuyen So yvigeos/26926/ la batalla que la arillriay las armas los proyeciles dela arilleriay seade- errdneamente a Leonardo da Vinci, Ga-vincieb-genk de fuego van a imponer en su tiempo, lantan, aljindose de los nucleos ur- los armonesgiratorios. Pero sobre to- Sale-deinvencio 30 si, su fina intuicin lo leva a de» banos 3 los que protegen. Las nuevas do aparecen la atilleria de campala, nes militares Los rmaneiara aquellos que esquilman las fortifcaciones dan un aspecto impre- capaz de acompattar alos ejrcitos en inventas mitares republicas,deshlando orgullosamente sionantealasciudadesy proporcionan sus desplazamientos, v las pleas au- deLeonarcoda 2 caballo y con armaduras, pero luego asus constructores undoble prestigio, topropulsadas como los cahones fal-__\ine/enuraexpo rehuyen el combate como arquitectos y urbanistas al par cadosalemanes (defendidoscon falas Soncolombiara (Otro de los trataditas dela guerra que ingenieros militares. La ciencia yy hocesy que, protegidos por escudos «eel modenés Raimondo Montecuc- técnica del asedio dari lugar, por otra de madera, podian ajar varios eafo- cali (1608-1680), coronel decaballeia part, ala aparcién de nuevos oficios nes). Noen vano, esta época es consi- al servicio de los Austria que luché, de guerray, una vez ms, como enlos derada como una verdadera revolu- entre otros, contra el genio militar tiempos de Roma —no en vano es el cidnenelartede la guerra. © MUY HISTORIA 43 eed erp huevas elaciones ers eres eens cre Cae eeenoons ee Cee es 44 MUYHisTORIA COMERCIANTES Y BANQUEROS _ Nace la burguesia Los descubrimientos geograficos hicieron florecer el comercio y los mercaderes se hicieron mas ricos. Surgié asi una nueva clase social, la burguesia mercantil, que pobld las ciudades y consolid6 la actividad de los bancos. Peto MUY HISTORIA 45 4 (557. 1622) rego enes- ta famosa obrael bulicio comercial dela darsena de Venecisenla que caderes dalmatas) amaraban us em barezciones, FECHAS 1494 Er7eejunio.os Reyes Catolicosy suan ide Portugal do de Torcesilas, en vitud dal cual serepartenel Nue- ve Mungo y sus inmensas nquezas. 1661 Aparecen os pi eros iletes Ciaies en Europa enelBanco tocolme: hasta fentonces. et pape moneda ern simples pagatés 46MUY HISTORIA prineipios del siglo XY, las relaciones mercantiles en 1a Europa de Ia Edad Medi apenas superaban el nivel de una economia de subsistencia. Los ‘campesinos se autoabasteeian con lo que ellos mismos producian y el es- caso excedente se vendia o cambia- ba por otros productos en modestos mercados y ferias locales. Al mismo :mpo, las cortes de los nobles y las fundaciones religiosas vivian delcobro de tributos y diezmos a una poblacién empobrecida. Es en este contexto de smovilismo social y econdmico, que cestrangulaba cualquier posibilidad de plata. En sus viajes de regresotraian de infnidad de monedas de curso legal salazonesy picles del Mar Negro, bie- ala posibilidad de fraude en su ac- nes delujode Constantinopls,algodén —Aacion, los bancos ofrecan seguridad egipci, sedas y especias de Levante, a sus clientes al garantizar el valor del trigo y esclavos del Norte de Africa o dinero que abian depositado. Janay telas de Inglaterra y Flandes Delasnuevasrelacionesmercantiles _Expansi6n dela banca. A estas fun surgidas durante el Renacimiento na- clones originarlas pronto se afiadirian ce la necesidad de erear unas entida- nuevos productos y servicios. Los des crediticias que cubran la fnancia- banqueros se dieron cuenta de que en cin de las transacciones comerciales. las eajas de sus sucursales quedaban Originariamente, la fneicn principal grandes sumas de dinero que perma- de os bancos era la de custodiar eldi-_necianinactivas mientras no se real nero que en monedas de oro platale_zaban transacciones. Con a intencion entregaban sus clientes, cetiicando de obtener de ellas una rentabiidad, de esa manera su valor y permitiendo —decidieron conceder préstamos a sus efectuar pagos a través desus sucursa- clientes cobrando por ello un interés. les situadas en otras localidades. Los La ampliacién de los mereados aescala peligros que aeechaban en los cami- mundial yl aparcion delos primeros nos dela época hacian desaconsefable grandes Estados nacionales en Eu: viajar con grandes sumas de dinero ropa, con sus crecientes necesidades encima Para evitarlo, los mercaderes militares v burocrticas, exigian una ingresaban el dinero en los bancos, financiacfon con la que no contaban que es daban a cambio un recibo por _y que los bancos se iban a encargar de 1a cantidad depostada y se compro- proporcionarles. Al amparo de este metian a hacetla efectia a traves de capitalismo incipiente, ciudades-es sus representantes en las sucursales tado italianas como Genova, Floren- 48 MUY HISTORIA ia, Venecia y Milan se convirtieron en grandes centros financieros durante el Renacimiento, Sus bancos, dirigi dos por importantes familias de mer ‘eaderes que habian amasado grandes fortunas con sus negocios, competian centre ellos para offecer sus servicios a las casas reales de toda Europa y a aquells empresas comerciales que prometian la obtencién de grandes beneficios. Cuando a finales del siglo XVI se produjo el paulatino declive de las repiiblias y los principados italianos, sus banqueros fueron sus: tituidos por otros de origen aleman y flamenco. La prohibicion de la usura poreleatolicismo supusoun frenoa Ia actividad de la banca en algunos paises como Espa fa, Para cubrir las necesidades finan: eras que tenia Ja monarquia his pale se recuris 4 estos banqueros papees dela Bance Medic fads. ordenes de uxce Vene- cia Leonardo Loredanasus lexpaciconatios coms competir, tas importa ciones terminaron do- ccentroeuropeos. li minando el mercado berados de esos pre- interior y desbancando juicios por los cam- @ nuestras manufactu- bios introducidos ras. Tan sélo lograron por la Reforma Pro: testante. Los presta~ mos concedidos por familias como los Fugger y los Welser los convirtieronen auténticos arbitros dela politica del Viejo Continente. Mientras las republicas y los prin- cipados de Italia alcanzaban su épo- ca de mayor esplendor y Alemania y Flandes pugnaban por hacerse con el control de los mercados centroeu- ropeos, Espatia permanecia lastrada por graves desequilibrios. A pesar de Jas ventajas que en un principio podia suponer el descubrimiento de Amé- rica, el férreo control estatal ejerci- do sobre el comercio con el Nuevo ‘Mundo limité su expansion y frend Ia aparicién de una burguesia urbana yy mercantilista, La legada masiva de grandes eargamentos de oro y plata supuso una fuerte inyeccién de capi. tal que, no obstante, a medio y largo plazo fie desaprovechada. 1a abundancia de dinero desenca- ddené un aumento de la inflacion que pperjudico a Ia economia espaiola Los sueldos y los precios subieron de forma incontrolada y las materias primas y los productos de nuestro pais eran demasiado caros en com: pparacion con los que venian del resto de Europa. En clara desventaja para sobrevivir2 la ersis al: gunas industrias estra- tégicas © protegidas por medidas de monopolio. Entre las pri eras, la fabricacion de armas vivie uuna epoca de esplendor, beneficiada por las crecientes necesidades belicas del Imperio Espanol, cada vez mis ‘comprometido en diferentes frentes. Spain is different. A pesar del flujo constante de riguezas prove nientes de América, Espana vivié al rmargen dela prosperidad econdmica ‘que para el resto de Europa supuso el Renacimiento. Una parte del oro y la plata americanos que llegaban a Se Willa servia para pagar las mereancias procedentes del exterior, cubriendo el deheit de nuestra balanza eomer- cal al mismo tiempo que enriquecia a comerciantes italianos, alemanes ¥¥ lamencos. Sin embargo, la mayor parte de esos ingresos se empleaba en el pago de la deudsa (y sus corres- pondientesintereses) los banqueros que habian fianciado los excesos di- Iapidadores de los primeros Austrias espafioles. Monarcas como Carlos 1 y Felipe li, en su afin por satisfacer Susaspiracionesimperiales, empren- dicron una agresiva politica exterior {que obligaba a realizar grandes des STO a ee es, :76 conspiraion para asesinao Encontradelo queen un principio se hudieraespere- 0, el magnicidiono deserca- ‘deng unlevantamiento popu- larylaconjuratracesé, lo que permite aia familia contiwat enel poder. Suheredero Gian Galeazo. prefiié elljoylas Cistracciones delasofisicads ‘conemitanesaalasintigas ela potica, dejanco elpo- cet dela eudadienmanos de Bisisenselostonase remonta una tamiia ce ficoshacendados, os Aten oli de Cotignola, proceden- tedela Romafa, Uno deus miembros, Muzio Atendolo, arnaso una gran fortuna si viendo como mercenatioa sueldo delos grandes seto- resdelaépoca.Ademés de or suriqueza, Muzio destacé or su fuera, deahielsobre- hombre de Sfocapor el ques panirde entonces serianco- nocidescus descenientes. sutio, Ludovico el Moro. Bajo Panicpoenvatesqueras _sumandato, Min acanz6la cuvantela sjaEcadMedia, cima suesplendor econd- ccambiandode bandosegin mica, cuturalyarstica Pero lascicunstanciasmas{avo- sus ambiciones desmedidas rablesasuambicin apode-_terminaron provocando su ratsedeunosterrtoroslosu- caida, Desiuido por Luis X ficientemente grandes como de Francia, acabé muriendo paracrearunestadoindepen- enprision. Apart de entor- Gientegobemadoporé. _—_ces.losherederos celacinas- tia se conviveronen teres Aunqueno consiguié su de as potenciascentoeur- propésito en vid, Frances- coluno desushnjos. here 6 suempeto Tras algunos, intertos racasados, enréa) servicio de Flippo Maia Vis- contide Milan. con cuya hie, Bianca Maia, termind casén- dose Alamuertedesusue {910 2 apoderé del Ducado de Mili, en marzo de 1450, Inilando la nasi tami. Sunijo, Galeszzo Maria, aser- ‘olastbases de un poder esta- Dleenis ciudad. yesrecorda- ocomoungobemanie ef- cazeinnovedor queintrodujo grandes telormasy protegio bajo sumecenazgo aartstas ylteratos. Sn embargo, sus métodos autortarios de go- bier provocaron el descon= tentode algunos desus va ‘eas. nilando sudecaden- Ciahastala exincion delas &- ferentesramas familiares. Ludovico Stora, lamado e/Moro, fue Duque de Min entre los aos 1481 y 1298, embolsos econdmicos, 1o que hizo {que los gastos superasen siempre con creces a los ingresos, Aunque no fue un fenémeno exclusivo de Espafia los ‘Austrias hispanos se convirtieron en los principales clientes de los Fuca res, forma castellanizada del apellido ‘lemn Fugger, familia de financieros alaque ya nos hemos referido. Aunque las bodegas de los barcos procedentes de América legasen > MUY HISTORIA 49 este eniace nay elacasa de Aus ros iusra sobre las ela eco SOMUY HISTORIA > repletas de tesoros_incalculables, toda aquella inmensa riqueza tan s6- To estaba de paso por nuestro pais y acabaria en los boksllos de los grandes tempresarios surgidos al amparo del ‘boom econdmico que supuso el Rena- cimiento. A pesar de contar con casi todo a nuestro favor, en Espafia no se dieron las condiciones necesarias para cl nacimiento de una burguesia urba ‘aque, como habia ocurrido en el res- tode Europa, levase las riendas deun verdadero cambio econémico. EI maravilloso desarrollo de todas las disciplinas artisticas durante el Re A ‘Mecenas, el original Rerstaso por Trepola presenta las ates 2 August (ChrteeemnEnvrmame eaten araia cele dee JosFicares,penenecan tia, Paragarantzarelpago ‘aunatemilade crigensuabo _delainmensa deudacontraida 67 enla_conelos, selesconcediola ex Cudadalemana de Augsbu~ _plolacién eles derechos de ga.Selnicaronenelmundode losMaeswazcos escieciclas Am losnegocioscomomodestos cenesmiltaes espaol), tejedoresy poco apocoesten- entrelos que cestacabanias establecica desde | deron sus acthidades comer- cialeshasta convertseen una auterica mutnacionalenla Europa delRenscimienta Sus setvicades abarcabanlaex- Plotacion deminas en elTily Hungra, eleomercio de ujoses tejdosy elnegoci banceria, Bajola dzeccién de Jakob e! Rico, elcten fell alcarabla cma desu ext. Tas franciar lacandidaturatriunante de Catios Vala Corona imperil eldestino delos Fugger quedé ligaco para siempre. del fu nacimiento se debe en gran medida a la indispensable intervencion de dicha Durguesia; en conereto, de una serie de destacados personajes, hombres de su época hechos a s{ mismos que, con su patronazgo, impulsaron el talento creativo de grandes artistas. Conoci dos con el nombre de mecenas, supa: pelcomo promotoresdela arquitectu ru, la esculturay la pintura ha llegado hhasta nuestros dias como sindnimo de hombres ricos y poderosos que dedi ‘can una parte de sus ingresos a favore- ccerel desarrollo de las artes. Mecenazgo y prestigio. La palabra ‘mecenas proviene del nombre del po- litico romano Cayo Cilnio Mecenas, un noble de origen etrusco que fue conse- jero del senador Cayo Octavio Turino (mis tarde, emperador César Augus to). Mecenas, ademis de ser un hibil diplomatico que presté importantes servicios @ Roma, era un amante de las artes y las letras que emples parte de su fortuna en promover a jovenes cseritores, de ahi que su nombre haya pasadoa ser sindnimo de patrocinador artistico, Las ruinas del pasado glorio so de Roma diserinadas por toda Ita lia eran un magnifico legado que daba uuna idea de la grandeza alcanzada por sucivilizacin y cultura. Con la misma intencién de perdurar en el tiempo, los hombres mais poderosos del Rena miento se convirtieron en mecenas, prestigiosa actividad que ala vez podia suponer un ascenso en laescala social Losbanquerosy mercaderes duefios de grandes fortunas reclamaron entonces su aceeso al poder politico, desplazan- do a los grandes seniores feudales que Jo habian ostentado durante la Edad Media. Al mismo tiempo, las grandes corporaciones gremiales, autenticas ‘multinacionales de la épaca, compe- tian unas con otras para aumentar su prestigio, De la misma forma, reves y pontifices no deseaban quedarse atris fen una pugna en la que estaba en jue- ola legitimacién de'su poder ante sus suibditos. En ese contexto, los mer- caderes de Florencia y Venecia, los ethombre mas ico del mundo. Sin embargo sus sucesoresse preocuparon més desu activ Gén.unodelos mas erates dad.eome mecenas que elle negocios debidoa suimpor _varlasriendas dl negocio fs- lanciaesvaticicaparalae milazylassucesivas quiebeas tracciondelaplataenAmérica. deciaradas eine ly Fel- scelsigloXV.An-_pelllarunaronprécticamente ton Fogger elherederodelim- alafamilay ocasionaron su perio comercaly bancario. ere decive cefiitva Dos imperios.. Larelzcionente ‘Anton Fuggery Carlos V(eauien uneuadto de Kole) convitioa! primero ene! emere massieo yalsegunco.en lms poderoso. principes de ciudades-estado como Min o Mantua y la corte del Papa en oma emprendieron una especie de campafa publiitara y de imagen en Ta que laargitectura, la pinturay la cscltura se convirtieron en podero Sesinstrumentos para mostrarloslo- § ros de sus actividades mercantiles 0 dlesus tare de gobiemo, Elarte, valor en alza. Se desata en- tonces una auténtica pasién por elarte {ysegastan autéaticas fortunas en pro. ‘mocionarloen todas us manifestacio res. En arquitectura, se emprenden grandes reformas urbanisticas para cembellecer las ciudades, se encarga la construccién de castillos, palacios y villas de reereo, se mejoran los can ros y canales y se levantan fortalezas pars la defens del reino. Para decorar los muros y paredes de las lujosas re- sidencias y de las obras publicas em: prendidas, se contrata a los mejores pintores y escultores de la época. Co- ‘mo manifestacion del fervor religioso de los poderosos, asistimos 2 la cons: truccion de nuevos monasterios, ca tedrales, iglesias capillas. Los mag. nificos retablos, tapices y pinturas que adoran sus interiores, muchos de los cuales han legado hasta nuestros das, nos permiten hacernos una idea bas tante exacta del nivel de lujo y osten- tacidn que imperaba en aquellos dia. Este deseo de aparentar un estatus social y econdmico a través del arte no sélo obedecia a razones puramente presuntuosas o simplemente estéticas, sino que cumplia también una funcidn mercantilista. Las colecciones de los ‘mecenas incluian valiosos cadices mi: niados, joyas,reliquias y todo tipo de objetos precioses. Estos tesores, ade- mas de cumplir su funcion ostentosa, eles Fugen yobreras (ccna, abi tacos por Signore) surgen en esta epoca, Todo un tujo. vita Barbaro, frca dere tuada en el Vé- nate esunclaro ere iaencargaron ios her manos 83020. El gran desarrollo de las artes en el Rena ECR mucho ala apat tenian la ventaja adicional de ser fick les de transportar, por lo que podfan servir como garantia de transacciones bancarias y mercantiles. Ademds, en caso de peligro y de tener que hit, se podian levar encima y su gran valor garantizabael inicio de una nueva vida sin estrecheces en otro lugar. Un mundo nuevo. Deslumbrados por la belleza y la calidad de las obras artisticas del Renacimiento, en muchas ‘ocasiones hemos sido incapaces de ver ‘mis alli y hemos olvidado los cambios sociales y econémicos que se produ. jeron durante este periodo historico. Seria mis apropiado afirmar que a corriente innovadora que atravesaron Ia cultura, el arte y las letras europeas de 1450 a 1570 ftie una consecuencia directa de las profundas transforma: ciones que experiment6 la sociedad, recién salida del oscurantismo que habia caracterizado a la Edad Media Estos aires renovadores, impulsa- dds por un desarrollo econémico sin prevedentes, cambiaron el aspecto del mundo. Las ciudades dejaron de ser sucios villorrios para conver tirse en deslumbrantes centros ur bbanos, en los que una nueva clase social compuesta por mercaderes comerciantes inventaba la econom taly como la entendemos hoy en dia Log bancos, con sus eréditos y letras de cambio, el papel moneda, las su- ccursales de las multinacionaies, tér- rminos que a todos nos resultan hoy conocidos, tuvieron su origen en el Renacimiento. De la misma forma, el mecenazgo artistico se convirtié en tun eseaparate de los éxitos sociales ¥ econdmicos obtenidos por estados, empresas y particulares: algo. muy parecido ala labor que ahora reatizan fundaciones piblicas y privadas.« n de la burguesia y del mecenazgo 544.000 florines tuetonapor or Joka Fugg subanee par turade Carlos! de spatial irra del Sacro imperioRo- mano Germs Dor el que ambien ‘bugnaba Francisco deFrancia, MUY HISTORIA SI (OIE ieo Ont as Igunos historiadores opinan que las raices del Renacimiento se en: ran en la Europa del siglo XI, jo el creciente sentimiento de seguridad facilité un enfoque mas flosst ‘ode la existencia. El ambiente creativo que impusieron Enrique Il y Leonor de Aquitania cenla corte de Poitiers ene siglo XII postbilte un florecimiento intelectual que poco a poco ‘desembocaria en la Italia del Quattrocento. Elddeseo de revivir a mentalidad clisiea de Grecia y Roma era parte esencial del nu ‘spirit. Si uno de sus precursores, Petrarca (304-1971), queria ser como Homero, otros intelectuales italianos del siglo XIV sofaron PRS NSS ed SLES QUATTRO CENTO CINQUE CENTO Pensar, buscar Ia belleza, dar rienda suelta al sentimiento... La vida también podia ser asi, como Ia habia concebido el mundo clasico grecorromano. El latido se iniciara en la baja Edad Media y vivird su esplendor durante los siglos XV y XVI. Por oO con recuperar la Atenas del siglo Vac. y la Roma imperial. Da inicio asi todo un esfuerzo intelectual por revivir las esencias del cla: cismo que ensancharia la mente de los hom: es del pre Renacimiento italiano, haciendo Posible el Quattrocento. Las elites que encabezaron el nuevo huma: nismo a comienzos del siglo XV surgieron en las urbes del norte de Francia, en Flandes y sobre todo en Florencia y Roma, donde el ser humano comen2s a gobernarse asi mismo y a especular sobre lo humano y lo divino. La libertad y la preeminencia defo civil sobre lo religioso se desvelaron como valores fund mentales del Cinquecento, Cinquecento pag. 6: La economia del egpitalismo inicialy'con Jas nuevas rutas maritimas y los centros co: ‘merciales a finales del siglo XV, dieron mais Jmpulso a esa idea de nuevo orden social y cultural. También fie decisivo el auge de ia contabilidad y la letra de cambio internacio: nal, que creiron el clima econémico nece- sario para el floresimiento de las ideas y del arte, Las exploraciones por las costas africa nas llevadas a cabo por portugueses y caste llanos proporcfonaron esclavos, oro y marfil {que enriquesferon los puertos de Andalucia y elde Lisboa. Aquel esfuerzo descubridor le garia a su punto culminante en 1492, gon el viaje de Colin al Nuevo Mundo.» Florencia fue la ciudad que con mas intensidad abanderé el nuevo espiritu renovador. El mecenazgo de los Medici increment6 su monumentalidad y abrié la puerta a la creatividad de Botticelli, Brunelleschi y tantos otros. ‘no, lQuattrocento, llamado tabadivididaadministrativamenteen Aanzaenlac eJohan arrollarse en los numerosas regiones de régimen in- nes Argyropoulos (1415-1487). que aios de 1400 (siglo XV), sur- dependiente. Entre ellas, las repabli- fue reverenciado por el joven Leo gio enla Florencia delos Medici. Tres _casde Florencia, Génovay Venecia,¢l _nardoda Vinci. Con el paso de! tiem. papas, dos reinas de Francia y multi-_reinado de Napoles o los ducados de lengua muerta td de principes salieron del clan de Modena y Mikin. Fueron estas zonas, yaque los Medici, un apellido que ejerci6 el _ de la peninsula Itlica las que propi- fan que ‘mecenazgo con artistas, poetas, ar-ciaron la recuperacidn del espiritu su dominio era el camino adecuado quitectos y literatos de toda Italia. El clisico grecorromano. Pero, sobre para F una vida verdadera florecimignto cultural que disiruté todas ellas, fue Florencia I ‘mente civlizada. La fluida llegada de la capital toscana en aquella época en impulsar el estudio del grieg tos bizantinos a Florencia antes hha proporcionado uno de los legados _sico, un fendmeno que contribuyé ade que se produjeralacaida de Cons patrimoniales ms impresionantes cimentar los valores del humanismo _tantinopl en 1453 ayud6 a cimentar del mundo. y del propio Renacimiento, elestudio dela lengua de Platén. asi por = Enlos inicios de siglo XV, taliaes-_ Uno de os que iniciaron esta ense QUATTROCENTO| montefeanato Azaroso trazado dela Historia, asc Ms Gaal Reino de Napoles, petene ente aia Corona oe Aragén. tratarde localizaren su interior algiin cimentar el espiritu empitico, tan en. tesorooculto delos grandes pensado- _boga en el Renacimiento. Fes romanos. Hoy se le conoce sobre todo como El testigo lo recogié aftos después el gedgrafo y cartégrafo que cuestio. Gian Francesco Bracciolini, llama- no el viejo mapa del mundo ptole do Poggio, que se convirtié en un maico, contribuyendo a que Cristé incansable cazador de manuscritos bal Colén descubriera América. En por toda Europa. Rescaté numerosos 1474 escribié una carta un religioso discursosde Cicerén queencontroen portugues en la que desvelaba, con b el monasterio de Cluny en 1415. Poco después descubrid un manuscrito de Quintiliano en la abadia de San Gall (Suiza) y 1o copié en algo mas de un ‘mes, remitigndolo al caneiller loren La ciencia arabe habia ido calando tino Leonardo Bruni, Este, ademas de poco a poco en Europa desde el siglo politico, era un gran humanista, au NIL. Esta corriente cultural y la re- tor de La historia del pueblo floren vitalizacion de la cultura de la Roma tino y traductor al latin de Homero, clasica por parte de los humanistas Platén y sobre todo Aristoteles. italianos estaban en ebullicién aprin- Otro’ de los grandes pensadores Cipios del siglo XV. Todos estos facto- del Quattrocento fue Paolo dal Poz res contribuyeron al Rinaseimiento 70 Toscanelli, nacido en 1387. Fue un © Renacimiento, en el sentido de un genial astronomo, matemitico, fisi ‘renacer” delasabiduria chisica. Co, gedgrafo y linguist. Segin Vasa ri, Toscanelli ayud a su amigo Bru Nostalgia de lo olvidado. Los eru- _nelleschi en el disefio de la cupula de ditos florentinos, que admiraban a 1a catedral de Florencia, Aunque se Plinio el Joven y a Cicerén, empren- ha perdido gran parte de su obra, si dieron la busqueda de manuscritos ha sobrevivido un manuscrito suyo, originales en los archivos y bibliote- Los inmensos trabajos y largas cas de antiguos monasterios. Uno de _gilias de Paolo Toscanelii en torno a Jos precursores de aquella tarea her- la medida de los cometas, que COn- Instante peque ciilea fue elescritor Giovanni Boccac- tiene las trayectorias de estos objetos ges cio, que en el siglo XIV viajoa la aba-_celestes. Su trabajo de comprobacién, dia benedictina de Montecasino parade los fenémenos naturales ayuds a larga memoria. Ls ustracen de un iare eserbe e momento en que Boccaccio, e autor raga de suLib ‘oe ey cblebre por su mecenargo cultura. Leon Battista Aberti Neceensireen soe yi linguist, nlsofo, srqued 0. mi mas de ser el autor de Santa, Maria Novela, Albert intuy samiento de ots persons ales del hu Desian gu ancem yuna dels pe penetrado conianatursleza is polifacticas del Rensci- que, cuando legabael toto, jento.Con 20 aos compu- _lorabaalvercaerlas hols de souna comediaenatin.que los doles. En plena teres- tarde algunos creyeron. _cenclacreatva, Albert sea Ibias tes cosas queceian afar aun hom tao: "Acar ena ciudad, acaballoy haba via hoy despierta acm: racién Hizo descubsimin- tosdemectnicayéptica,y algo més:"Queninguna de Presumiadesusupuestace- estascosssparezcaquese acidag para advinarelpen. > ayuda de un mapa, que el camino mus corto para llegar a Asia era na- vegar hacia el oestea través del océa no Atldntico. Algunos historiadores WEB. ‘ereen que Colén se hizo con una co- pia del mapa de Toscanelli Losgrandes pintores yescultoresde Florertciaeran participes deese nueva cspiritu humanista. También los Me- dici, quese unieron alentusiasmo que .gener6 el mundo clisico grecorroma- no en la Florencia del Quattrocento, Aunque fueron odiados ¥ temidos por sus oscuros manejos, los Medici tam- bign fueron respetados y admirados por su decisivo apoyo a los grandes nios de la época. Podria decirse que nventaron el Renacimiento. Gracias ellos prosperaron el genio wow duomofiren. reitSevatacela GTS a PLS So Sctosnserons ‘Mientras los valores clsicos resurgion en latala del sg 2X Jawida sequiay'a Historic estompaba sus totes. Es- tes son los hechos relevanies de aquelia cecina centri: 1306-1374.Nacerrances — Boccacco! coPevarea.unpostayeni- to queescconsiderado uno. 1402.£120.dejulo, Tamer. elosprecusoresdeiRe- _landerrotaalasotomanas 134137 racimientojuntoa Giovanni enlabataliade Ankara io que per y el arte de Brunelleschi, Botticelli Leonardo da Vinci, Vasari, Cellini o Miguel Angel. Algunas desus ms obras enriquecieron los ya opulentos palacios de la familia florentina, cu- 'yo poder se inicié en el siglo XIV co: Giovanni de Averardo, llamado Bici ‘cuando puso en marcha una pequefia banca que poco después pasaria a ser tuna de las frmas mas influyentes de Europa. Nacela saga Medici. Pero el verda dero despegue dela familia Medici se produjo gracias a la tremenda habi- lidad de un hombre de negocios lla- mado Cosme de Medici, también co- nocido como Cosme el Viejo, que en 1434 proporcion6 a Florencia su pri- ‘mer esplendor. Un afio antes, Cos- ‘me fue arrestado y posteriormente cenviado al exilio por orden de las fa. milias Strozzi y Albizzi, que a su vez fueron forzadas a exiliarse cusndo Cosme regresé triunfante a Floren- cia. El mecenas Palla Strozzi huyo a Padua, donde muri en 1462, legan: do su magnifica biblioteca al monas- terio de Santa Giustina, Fue él quien encargé a Fra Angelico el cuadro El descendimiento de la cruz, que ac- tualmente se exhibe en la sacristia de [a Santa Trinidad, en Florencia. Ajenoa las desgracias que acaecian alos miembros de la familia Strozzi, Cosme el Viejo manipulé de forma discreta todos los resortes del poder en la capital toscana, haciendo de su gobierno una eficiente dictadura ilustrada. Su empresa familiar, que ala vee era banca, casa comercial y centro de fabricacién, le permitié acrecentar enormemente su fortuna e iniciar asi el legendario mecenazgo artistico de los Medici. De su abulta do bolsillo salié el dinero necesario para que prosperase el genio de ar tistas como Donatello, Fra Angelico y Michelozzo, quien puso en biblioteca de San Marcos. casi por completa, le alosingleses En aquella etapa, el gran aru tecto Filippo Brunelleschi ya habia concluido la espectacular clipula de labasilica de Santa Maria dei Fiore, a catedral de Florencia, también cono. cida como Il Duomo, una de las ma- yores obras del Renacimiento y con Siderada una de las maravillas de la arquitectura europea. Actualmente sigue siendo la cuipula de mampoe- ria més grande del mundo. Algunos clculos modernos sugieren que con- tiene cuatro millones de ladrilos Brunelleschi fue un teorico de la nlfico arquitecto. No sélo fue el au tor de la famosa cupula de /I Duomo. cuyo tamafio la hace sobresalir en el perfil de la capital toscana. También construyé la basilica de San Lorenzo 1417. La eleceion cel papa Manin ponetin ai Csmace Carlos Vi QUATTROCENT' La enorme fortuna de los Medici, apoyo de tantos artistas, ‘surgio de su banco familiar, el mas poderoso de Europa LG ow “ ventor de la imprenta, expands la cultura y fue un instrumento vitalen cl desarrollo del nuevo humanismo. Aaquelinflujohay queafadirelpapel relevante e inspirador que cobraron las universidades, entre otras, las de en Florencia, donde buscé la armo-_Un mecenas muy sabio. Cosme el Bolonia o Florencia, donde brillaron ria empleando criterios geomeétri- Viejo fund6 en 1440 la Academia Pla- especialmente Poliziano y Liskaris; cos. Por ejemplo, en el interior del ténica florentina, que contribuyé de la de Lovaina, en la que impartieron edificio establecié formas cibicas formadecisivaaldesarrollodelamen- su sabiduria Erasmo de Rotterdam y con la disposicién de las columnas, talidad clasicay que seria el motor in- Luis Vives; yla de Alcald, con Nebrija cuya altura es idéntica ala distancia telectual que movi los engranajesdel_y Hernén Nunez de Toledo. entre ellas. Renacimiento. Pero Cosmecl Vijono Otros grandes pensadores de la Imbuido por la renacida cultura, solo sentiafascinacién porlesmanus- época, como Andrés Vesalio (gran Cosme el Viejo compré la biblioteca eritos grecorromanos. Aquel hombre _renovador de los estudios médicos), del florentino Niccolo de Niccoli, que plenamente renacentista era un gran Nicolis Copérnico, el inglés Tomas reunia ochocientos libros, lo que su-experto en arquitectura, pintura, es- Moro (Colegio de Oxford), el hu- ponia la mayor coleccién par cultura, matematicas y astronomia, manista francés Jacobo Lefevre o el del siglo XV. Uno de esos libro También alardeaba de saber tanto alemén Juan Reuchlin, que traté de ‘manuscrito griego con siete tragedias de literatura como de negocios. Las buscar sentido la metafisica através de Séfocles, seis de Esquilo ya Argo- obras que inicié en Florencia trans- de la Cabala, también contribuyeron, ndutica de Apolonio de Rodas. Aquel formaron la ciudad en un grandioso a la expansidn del humanismo. Pero tesoro que provenia de un mundo ya museo repletode monumentosy fan-_ el motor del Renacimiento seguia es: perdido forms el primer miclea dela tasticasjoyas artistas. tando en Florencia. Biblioteca Medicea, que se instal en La reproduccidn de textos ylibros, Otro gran Medici fue el nieto de elconvento de San Marcos. mérito que se debe a Gutenberg, in’ Cosme el Viejo. Se llamaba Lorenzo > 1424. Enfebrera,clempe: a, eselegido enmpe- Népoles, convtiencola cu- fadotgeiminico,Seustadel dad enelfoco principal cela esexploranelsuseste primerHabsburgo queacce- entrada del humanism enla s0Deran0 clloy ras egsierasce ul imperil Corona de Aragon. somuevelaplan- in algunos einvevo Pekin 1439, Lalglesiarusa sein- 1450. Guienderginventala dependiza dela griegs Imprenta.Eiquevoingeno| 1421. Elempers Gleconvietea Crinaenla soo. nde obras ga elhumae nismo por Europa ysecon- sas3-1458, sragen dese ‘mayor potencie marfims DOSSIER PSST kai) eM eet en ad Seta ened pees emulaban el panem et circenses de la Roma clasica reconocimiento del Renacimiento en otras latitudes del Viejo Continente. Lorenzo el Magnifico se edueé en > el Magnifico (1449-1492) y era un politico y un intelectual que tuvo el Venecia y mas tarde viajé a Mildn y a poeta, mecenas y fildsofo que gozé aciertode recomendar a Leonardoda otras ciuidades en misiones diploma. de gran prestigio en Europa, aunque Vinci a las autoridades de Milin y a tieas por orden de su padre, Pedro de dilapidé una buena parte de la for-Verrochio a las de Venecia. Practicé Medici, el Gotoso. A la muerte de es: tuna que habia cosechado suabuelo. una politica de prestigio artistico, te, Lorenzo el Magnifico se hizo car Peseatodo, aquel Medicifueunbuen mandandoalos pintoresy escultores _go del Estado florentino. Su caricter conciliador le permitié aleanzar la paz con los napolitanos y sortear el duro enfrentamiento que habia en- tre su familia y el otro clan poderoso de Florencia, los Pazzi. Se cas6 con Clarice Orsini, una de las mujeres mas nobles de Ia aristocracia ¥ con ella tuvo un hijo que aflos después Iegaria a ser nombrado papa bajo el nombre de Leén X cha, un resco mus ‘aa lorenzo el Mag rupo de arses, Filosofia para todos. Lorenzo ¢l Magnifico apoyé el desarrollo del hu: ‘manismo a través de sucirculo de fild- sofos, como Marsilio Ficino, Pico dela Mirandola o Poliziano. Fue amigo de Botticelli y funds el Jardin de Escultu 13, cuyo objetivo era revivir esearteen losaos dorados del Quattrocento. lt {se impartio ensefianza gratuita a los aprendices mis brillantes, entre ellos Miguel Angel. El genial escultor creo ‘enese jardin dos de sus primeras obras ‘enmérmol, La Virgen delas Escaleras y Labatalla de los centauros. En febrero de 1469 se celebraron cen la capital toscana unas justas en honor de Lorenzo el Magnifico, que entonees contaba veinte afios 'de ‘edad. El principe Medici recorri las calles con un séquito de caballeros y rodeado de todo tipo de lujo, trajes de seda, terciopelos, armaduras cin celadas y un estandarte de tafetdn blanco que era obra de Andrea del Verrocchio. En realided, el calenda rio florentino estaba repleto de fes tividades de todo tipo. Durante las semanas anteriores 2 la Cuaresma se Werte enun ai raofundirs crsn que retrace del con niente regresanalaisia Somersety York bareana supais en Constan saelfindela Edad Meda Conchye a gu los Cien Afosentefrenciae celebraban los carnavales, luego las procesiones de Pascua y mis tarde las fiestas de mayo, que se desarro- llaban hasta el 24 de junio. En este dia se organizaban cacerias de leones en la Piazza della Signoria, partidos de fitbol en la plaza Santa Croce y carreras de caballos e Palio, en las que se disputaban la vietoria Jos distintos gonfaloné de la ciudad. los Medici sabian que estas justas y camavales, con st: pompa exagera: dda, eran una terapia para el pueblo Yo repararon en gastos para mult plicarlas lo largo del ato. ‘Aunque en sas fiestas populares habia un componente de pan veirco, lo cierto es que el jefe de los Medici disfrutaba con elas. Junto a las cele braciones mis paganas se encontra ban las sacre rappresentazioni, que seescenificaban en iglesias inclu‘an efectos. especiales, como enormes discos giratorios para cambiar el es- cenario 0 poleas ¥ cables para hacer vollr a los actores. Algunas repre- sentaciones fueron disefadas por los grandes artistas del Quattrocento, entre ellos el siempre genial Leonar- doda Vinci En la década prodigiosa que co: menz6 en 1870, el arguitecto Leon Battista Alberti dirigia la termina- cién de la fachada de Santa Maria Novella, Leonardo da Vinel aprendia eloficio de pintor en el taller de Ve rrocchio y Sandro Botticelli daba las ultimas pinceladas a la Primavera. En 1470, Alberti termin6 la fachada de Santa Maria Novella, en cuya ca- pilla Domenico Ghirlandaio pintari los freseos de la Historia dela Virgen alos después Elabuelo de Lorenzo el Magnifico, ‘Cosme el Viejo, encargé a Micheloz~ zo di Bartolomeo la construccion del palacio Medici Riccardi, que se en- ‘cuentra en la Via Cavour de Floren- ia. El arquitecto utilizé un costoso sillar almohadillado para simbolizar La hoguera de las vanidades Sa, acaidaenesgracia pajesluosos.joyasy __merministro del hijo de elafamiia Medici libros pecominosos.£n Dios enla Tierra. Pero! ‘enFlorenciafueaprove- plenoéxtasisfanitico, furor fundamentaista ‘chadaporSavonarola, Savonarolaproclamé del rziledominicocho- lunsiniestioftaledo- _reydeFlorenciaaJesu- 6 rontalmente conla minicoqueinstaurb en cristo.Evientemente, _agudainteligenciadel Tacapitaltoscana una élmismosenombrépr-_ papa Alejandro VI.el ‘especie de democracia Este pontice maniobrs ‘astutamente para que las cstintas facciones, forentinas deribasen ‘almolesto Savonato- Ja. Elenloquecidotaile fue acusado denereie ydefensor del cisma, “ras varias semanas de teoeratice. Desc ios E tomturasinnumanas. et pulps. este presica- rebelde ue anoreadoy dor apocaliptic anza- ‘quemado piblcamente ba dardosenvenenados nla iaza dela Sig- Mientras la labor de mecenazgo prosperaba en la Florencia del Quat trocento, a Iglesia no quiso quedarse atrasen ese esfuerzo de recuperacién del mundo grecorromano. El papa Nicolis V_ (1447-1433), considera do un erudito del grupo florentino, cenvié copistas por toda Europa para conseguir manuscritos clisicos de ls pensadores grecorromanos. Tras Ia muerte de aquel papa ilustrado, la Biblioteca Vatieana albergaba més de cinco mil manuseritos, convirtién dose en la coleccién mas importante del Viejo Continente. ‘Su sucesor, el Medici Calixto I (1455-1458), un papa de la vieja es ccuela, criticé el explicito furor colec- cionista de Nicolis V. “Santo Dios, fen qué cosas se han gastado los cau dales de Ia Iglesial”, exclamé cuan do contemplé por primera vez la fabulosa Biblioteca Vaticana. Pero la actitud de Calixto IM constituyé una Tara excepcién en la Roma renacen tista. Su sucesor, Pio Il (1458-1464), fue todavia mds extremo en su celo coleccionista que Nicolis V. La Iglesia despotica y poderosa del Quattro seno de unafan eraun simple cardador, xD de Donatello, estatua de ‘metros yhecha de drone te Domisiorsientio: acualcadseesoneen Benel elMuseodelBargeloes _natello. que pobre.Aungquesu padre el pipitoexeror dela tedtal ae Prato laestatua mee! Visio amg tequenieanimoensus ti. Alintica lo que abre las especias de Oren Tambienseraunaviadee —nadace racien ycolonizacién de titucién refinada y culta que aposté por elarteyy la resiauracién del mun do csi. Perfeccionar las ciudades. E! es piritu renacentista buscé ordenar renovar los viejos burgos medievales con el desarrollo de ciudades de nue. va planta. El papa Pio Il transformé su ciudad natal, Pienza, en un es. pléndido escaparate dela renovacién 9276 el favor detoda ta fama Medic, Elpresigio | que adquiié Do- dam, Wis Vives, evarutaparaconse Doipy aotros moc 1492. Elenona artistica del Quattrocento. Pero entre todas as ciudades talianas, Florencia era la que mantenia la hegemonia re nacentista. La capital toscana era el centro cultural de Occidente y pro porcionaba el mayor mecenazgo a ‘grandes artistas, como Sandro Botti celli, de cuvos pinceles comenzaron a salir lienzos en los que traté temas mitol6gicos y alegérieos, loque cons tituia toda una novedad en a época. Pero el entusiasmo por los valores ‘grecorromanos y por las nuevas ma. nifestaciones artisticas también fue ‘emergiendo en otros lugares de Italia, Min, Napoles, Venecia y, sobre to- do, Roma vivieron aquella resurree cidn cultural con un énimo parecido al de la ciudad toscana. El Vaticano fue el motor del cambio cultural en Roma y el que impulsé a los artistas que iban a brillar en el Cinquecento décadas més tarde. ‘Traslosgobiernosde Nicolis Vy Pio IL, el solio pontificio fue ocupado por Sixto IV (1471-1484). Desde su llega da al poder, el nuevo papa impulsé lasartes, pero también el nepotismo, Repartio entre sus parientes los altos cargos de la curia, nombrando car denales a sus sobrinos Giuliano della 1490-1520.Enese period, _beldeCastllay Femandode iaUniversidsddeLovaina _Aragénlogranquela ciudad ne ae enero 1492.Conls3 Reyes Catdhoos,C: ‘G0 elas colebes ies ca ‘belas que. después deuna cee rerandnnictcoi, ©DEREEEREEN GES reer ese ke ec keer) ee ae ed Goumceae ees culta y refinada e impulso las renacidas artes en Roma IV tambien organi26 una politica de matrimonios entre sas parientes y alos una rstradehijos asus espal-__ MientrasenRomacreciael poder LIBROS miembros de las familias reinantes, das cuando fue clegido papa. Anos del Vaticano, en Florencia se vivie Jo que desato un diluvio decritics. antesde iniciarsu pontinicado, cuan- ron momentos tormentosos. Tras la Se le Mamn6 “vieario del demonio” do lege a Roma para ocupar su car- muerte de Lorenzo el Magnihco, le y “minis de adolterio". Insultos go de cardenal, ya habia reconocido —sucedioal frente de a capital toscana {ue ignors, ya que siguié gober- como vistagos suyos a Juan, César, su hijo Piero de Medici, que pronto nando la Iglesia con pufo de hierro, Lucrecia yJofre. que eran fruto desu. claudieé ante las exigencias de Carlos amparindose en sus parientes y en larga relaciin con Vanozza Cattanel.VIlL, rey de Francia, que habia inva algunos principes ambiciosos. Tras dido el norte de ftali. La debilidad trece afos en el poder, Sisto IV’ mu- _Eseéndalos y convulsiones. Otro que mostrd Piero ante el monarca riden 1484. Lesucedié inocencio VII pontifceanterior hizo que el Colegio francés hizo que los florentinos se (1484-1492), que continus la vida i- de Cardenales perdierasucarécter de _rebelaran y lo expulsaran del poder. bertina desu antecesor. Los hijos que _asamblea consultiva, lo que otorga- Con su exilio en 1494, la familia Me tuvo antes deser nombrado papa los baal papa un gran poder. Alejandro ici dejé de controlar a replica de legitimo en el Vaticano, lo que pro- VI lo acrecento, logrando el control Florencia ‘006 n0 posas ques. absoluto del Vaticano y de la curia, La Hlegada al poder del austero fn 1492, poco antes de que Cristé- Nada escapaba als miradas sceretas monje Girolamo Savonarola en 1497 bal Colon descubriera el Nuevo Mun- de sus espias. En Roma se rumorea- dio la puntilla al gobierno ilustra do, la jefatura de la iglesia quedo en ba que el papa mantenia un amorio do y absolutista que habian ejercido tapos de Rodrigo Borgia, que paso a secretocon GiuliaFamesio,unaaris- los Medici durante décadas. Cuando Hlatarse Alejandro VI Era el segun-tGcrata venida a menos que dirgis Savonarola acusé al papa Alejandro Lomejorde do miembro de los Borja (familia de la educacion de Lucreca, la hija de VI de corrupeién, se le prohibic ha- Florenel, Semen origen valenciano) que alcanzaba tal Alejandro VI. De hecho, el hermano Dlar en publico, pero el visionario distincion. El primero fue su tio Ca- de Gulia fue nombrado cardenal por monje dominico desobedecié y fue listo Il, quien le nombr6 cardenal. el papa, lo que pareciacorroborat las excomulgado. Luego vinola condena Alelandro VI tenfa més de sesenta habladuris del pueblo romano. papala Savonarola, que fue ahorcado Y quemado en la Piazza della Signo Fia, en mayo de 1498. En ese mismo mes, el segundo can ciller de la ciudad era Maquiavelo, {quien se habia propuesto la captura Ge Pisa. El ejeeito de Florencia, al mando de Paolo Vitelli, derrot6 a los Pisanos pero, cuando estaban a pun to de tomar ia eiudad, las tropas del rey francés Luis Xl egaron alia y frustraron el atague. El intermitente control de la Corona francesa, junto al desastroso gobierno de Savonarola EPS OTEOOEOEM yl caida en desgracia de los Medic SMGREEEGONER hizo que Florencia perdiera su papel sca I protagonista en detrimento de Ro- PURSE fs cuvo creciente poder na mar BeRiindenRRG cr ctapadorada del Renacimiento u enel Cinguecento. # Leonardo, el vue- lo delamente, 1496. Fundaciéndela ci ad de Sanio Domingoenia sta Espa, que gobiema CCojenccon mano deere, se grancesaimensiones 1494. las. arora Borgia Alejandro. fia foe ionentee rinos descubieros po 1499-1501. L3s quer: ‘quese procucen durante 0 de LuisXll de Fran rola sobre todo taiano.La Corona So ee eee ROMA RECOGE EL TESTIGO El esplendor vaticano Avanza el siglo XVI y maduran los talentos de Leonardo y Miguel Angel. Fulgor artistico e ideas se trasladan a Roma. Los vientos belicosos e intolerantes de la Reforma y la Contrarreforma acabaran con una de las mas brillantes etapas culturales de la Historia. Lineas que ilu: nan el futuro, igual teanlos planos de consiuecion 6a San foal pontice sul tuiaalabasiica or ina paleocristians Esia we Vatianoycontene del siglo XVI. En aquella época bri- Pero éste ultimo, cuya vida trans. 1 tramo final del pontifica- do de Alejandro VI marcé el Maron con luz propia Miguel Angel, curtis a caballo entre el Quattroc to y el Cinguecento, fue, ademas, el inicio del Cinguecento rena- autor de los frescos de la Capilla Six Jcentista, cuyo centro vital se tina en el Vaticano; Rafael, magnifico paradigma del saber renacentista. La trasladé de Florencia a Roma. Esta pintor y coautor con otros artistas de _creatividad de este toseano, cuyaam. ‘etapa de madurez del Renacimiento, las obras de la catedral de San Pedro: bicién era dominar la naturaleza, la ‘que dejé atras el viejo teocentrismo _y Leonardo da Vinci (1452-1519), que técnica de la pintura, la geometria y medieval para dar paso al antropo- firmé La Gioconday La ultima cena, la mecéiniea, entre otras especialida ccentrismo humanista de la Edad Mo- dos obras maestras de aquel periodo des, le convirtis en uno de los princi PSST cera, se desarrollé hasta mediados dorado en la historia del arte, pales protagonistas del nuevo huma Rostro calmado, norte de Roma, que se hallaba nomi- alma revuelta. nalmente bajo soberania papal, pero aspeciodeCé- que en realidad era gobernada por un s#"3aq2celae- ‘grupo de pequefos principes. Afina- _83un2 personsk lesde1500, cl hijode Alejandro Viera S#0agi03.Su = sefior de Imola, Pesaro, Forl, Cesena ‘Rulenizerister Un perfil de belleza clisica. sexta eireyDavs query seexnibeenlaplzaforen- Y Rimini. En aquel entonces, con su Cctines ge eto. tna tels Signore: una copisque.pormotioe econsenacion eutindaleoigialen nuevo titulo de duque de Romana, se expone ena Galea Gla Acaceria Gelacaptaltoscar, ide amenazé a Florencia, cyasautorida- talaga en mémoltanco por Miguel Ange entre 6013504. des se aprestaron a parlamentar con €l El encargado de hacerlo fue Ma nismo. Su polifactico espiritu y su intent6 engrandecer todavia mis su quiavelo, que en nombre dela ciudad concepcion de un mundo libre, ajeno poder temporalatacardoalosbarones Te concedié 30.000 ducados, una su LBRO 2 las supercherias medievales, le en- romanos que se mantenian indepen- ma enorme pare la época ee mis decincometes: umbraron como uno de los grandes dientes en losterritoris pontificios. £1802, Leonardoda Vincientréal_ElPrincipe, Neo- talentos de Ia época. Sus variados servicio de César Borgia, al quefaci- SSMeavovee. intereses intelectuales, en los que se EI Borgia més tramposo. Su hi- lito sus conocimientos de tecnologia Mz0z22010 Es\e. mezclaban el sentido artistco y la jo César asumi el cargo de capitan militar. El genlo del Renacimiento {2c\tmnesotata, técnica, lesefalaron como el precur- general de la Iglesia, lo que suponia debio experimentar un sentimiento 3 cyaventano Sor de ia ingenieria modema, Y sus estaralmando delos eéreitos del Va- de cierta ambivalencia, dada la per- ha cesovo desde el Viajes fuera de italia contribuyeron a ticano. Elambicioso vastago del Papa sonalidad violenta de su patrono. Da sox. Enso, expandir el espiritu renacentista en fue un rudo guerrero y un tramposoVinciescribié que “la guerra eseltipo ‘ottos reinos europeos. Décadas des- en las tareas diplomatieas. Tras ne- de locura més brutal que existe”. Sin pués, monareas como Francisco Ten gociar en Francia una alianza entre embargo, sigui6 junto al insaciable Francia Carlos Vy Felipellen Espa- el Vaticano y el rey Luls Xl, César Borgia un afho mis. Finalmente, en fia impusieron el nuevo estilo en las _contrajomatrimonioconla primadel 1503, el autor de La Gioconda aban- construcciones que patrocinaron._mona¥ea francés, Charlotte d’Albret, dona César Borgia yvolvi a Floren En el plano politico, el cambio dey fue nombrado duque de Valenti cia, una sabia decision ya que poco siglo se inicié poco despues de que el mois, un titulo del que provino suso- después legara el declve del pode- papa Alejandro VI ejecutara a Girola-brenombre de l Valentino con el que _ros0 clan pontificio. zo Savonarola el 23 de mayo de 1498, Ie conocian los italianos En la capital toscana, Da Vine! se en un auto de fe en la lorentina pla” En 1499 entré en Italia con una encontrd con la fulgurante figura de 2a dela Signoria. Una vez liberado de fuerea invasora francesa y conquistd Miguel Angel, que ya habia comen- Personaje tan molesto, el papa Borgia la Romafa, una comarca situada al zadoaesculpir su David. En enero ® Ro een ee eee > de 1504, el departamento de obras Juande Albret, rey de Navarra, donde del Duomo convocd una reunién muriéenunaescaramuza. Desa ma: para decidir donde seria emplazada _nera tan poco honorable desaparecié Aaquella gigantesca figura de mirmol, César Borgia, el que habia sido duque una de las destacadas obras de arte delos estados de la Romafa, un hom. del Renacimiento. Con la oposicién bre cruel y uno de los modelos que de Da Vinei, el David se colocé sobre sé Maquiavelo para dar forma a su un pedestal juntoa la entrada princi. famoso principe. pal del Palazzo Veechio, donde ahora se alza la réplica que se realize en el__La realidad de un teérico. Mientras Jo XIX, 1 Vaticano impulsaba el desarrollo de ‘Cinco meses antes, el 18 de agosto Roma como nueva capital del Rena de 1503, el papa Alejandro VI murié eimiento, Ia familia Medici recuper enextrafas cireunstaneias, lo quedio el poder en Florencia, lo que proves pie a todo tipo deespeculaciones, en- 1a caida en desgracia de Maquiavelo, llas que habia sido vietima de un que fue encarcelado bajo los cargos envenenamiento. Su hijo jor- de conspiracion. En prisidn escribio ‘ia, que percibia el desprecio que le una guia prictica para el papa Julio Il ‘mostraba el nuevo papa, fue perdien- (1503-1513) con laintencién de Ila do poder enla tala centraly terminé su atencidn y recobrar sus cargos. No al servicio de Gonzalo Fernéndez de _consiguié sit objetivo, pero termind Cérdoba, el Gran Capitan, que estaba El principe, su obra mis recordada. ‘en Napoles luchando por el rey caté- Maquiavelo pensaba que la politica lico. César viajda Espafia yestuvoen- es el arte de lo posible ¥ que no tiene cearcelado por espacio de dosafios, nada que ver con preceptas religiosos, En 1506 logrd escapar de prisién yo morales. sestadosdesucuiiado El pensador italiano nacié en el pueblo de San Casciano in Val di Pesa, Elvencedor ante r = a unos quince kilémetros de Floren elyencide caido. * cia, el3demayode 1469, enelsenode (ran Ca ‘una familia culta y de origenes nobles pero venida a menos. Cuando eayé la milia Medici, Maquiavelo fue nom brado canciller de la capital toscana. En 1500 viajé a Francia para tratar de convencer al rey Luis XIl de que con tinuara la guerra contra la cudad de Pisa y, como se ha visto anteriormen: te, negocié con César Borgia y le pro metio enormes sumas de dinero flara ‘que no atacara Florencia, EI monarea francés aparece retra .do.en El principe como el personaje {que comete los cinco errores capita- les del poder. La vida de Maquiavelo cestuvo marcada por la ambicién des- medida del papa Alejandro VI y la de subijo César, el duquede Valentino, Ambos aparecen tambien en el libro, donde el hijo del pontifice es retrata: imo de arqu hace cincosiglos.Elfueel isehadory co pinturas aaa Hadi. Su origina una legion ce: yaqueconsic ‘19735. os pu serefugise CCanos\ Tes thos despues. do como el tipico individuo que erece ‘con fortunas ajenas, que echa la eul- pa de sus torpezas a la fatalidad y la mala suerte, y cuyas habilidades son insuficientes para solucionar los pro: blemas que plantea el gobierno de un principado, Entre 1512 y 1517, Maquiavelo re- dacté el Discurso sobre la primera década de Tito Livio, una obra en la que se declaré absoluto partidario de la repiblica, siempre que este sis- tema lograra dar participacidn a las dos grandes fuerzas de la comuni dad para de esta manera contener el conilicto politico dentro de la esfera pliblica. Las dos fuerzas a las que se referia eran el pueblo y los grandes, los que querian gobernar al pueblo. Maquiavelo murié en elolvido y en la sms absoluta soledad en 1527. Fl gran politélogo y renacentista italiano le 11519. FernandodeM 1519-1556, ReinadodeCar- 1520-1566.Co losldeEspsayVdeAems Magnlico,elimperio otome- ria ElemperdordelSecolm —noakcanzasums peti Romano Germ LIBRO ‘Theltalian Renaie- sance: culture and society in tly Pe- Leén X no Ilegé alos excesos del papa Borgia, pero la vida en el Vaticano seguia siendo corrupta y lasciva 64 la posteridad una gran obra que alcanz6 el éxito siglos despues de su fallecimiento. Un toque Medici en Roma. Con los Medic! nuevamente en el poder, Juan, hijo de Lorenzo el Magniiico, fue nombrado papa bajo el nombre de Le6n X en 1513. Su pontificado en la Roma del Cinquecento no fue obs- ‘culo para seguir siendo el hombre fuerte de Florencia. En los afios que estuvo en el Vaticano, este papa dela familia Medici gast6 grandes sumas ‘para mantener su lujoso estilo de vida Y para apoyar a todes los creadores Aartisticos que admiraba. Ta ArogonyNovara Heed losPaisesB3i0s os austioens las es Caran lashes NepolesyScaa. En aguelentonces, a chudad eter- ratentvunes$0.000abitantes-una L929 poblacién muy inferior alade Milin. Elafoenquese Pero en ella ya lorecia el talento de crebeltstao Vo losgrandes artistas del Cinguecento, entre eos el de Donato Braman tn vgjo amigo de Da Viney uno de los arquitectos mas notables del Re nacimiento. aungue Leda X no cav6 ef los aireados excesos de Alejandro Vel papa Borgi, la vida cortesana seguisiendo bastante corrupia ¥ laseiva, En la Ciudad Eterna vivian cerca de 7.000 prosttutas, muchas de ells trabajando en burdeles que contaban con la licencia de las auto fidades vaticanas. > ‘360, abarcando desde Ar 1522. Losgrahados e Ls ‘ela almar Caspioydesde cas Cranachiustraniap Hunayiaal goo Péisco. jonenalemss del Nuevo Testomenta, trecucids 1521. ElchoqueentreRoms _pocLuleroese aio y cons: sylstero abr las puer ‘detada una obra fundamen iaReformaprotestenieylas _taldelreforisia cqueras de efigion en Euo- p2.Elidesiogo del potes- 1824-1549, Durante elpon- fanteme es excomuigeco _whcadodePavolissinciais ore ponsiiceLe6nX Cori Jarespuesta ra, Leoner como mis tarde fo seria Palladio, y grandioso templo, dindole un peril esa conjuncin fue decisiva part la masclevado, transformacion de la ciudad. La so- Miguel Ange! fue acogido en su ju Iucién que encontré Bramante para ventud. por Lorenzo el. Magniico diseaar el patio del Belvedere, en el adoptindolocomoa un hijo. Esta con. > Roma albergaba también a gran- Vaticano, fe la clave de su plan pa vivencia con la poderosa familia lo- des talentos, como Miguel Angel y ra trazar el urbanismo romano. Su rentna tuvo enonmes repercusiones Rafael. Estetitime no poseialagenia- proyecto del nuevo San Pedro tenia enstvida, Miguel Angel emabl6amis~ lidad deDa Vinci, peroseconviriden a exencia de un planteamiento espa- _tades que mas tarde fueron decisivas un magnihio pintor. Del gran genio cial donde el movimiento de la masa en la cmentacin de su obra. Un ho io. sobre todo, una simpliica- arquitectnica se uniaala del espacio yunsabrino de Lorenzo ée Medi le ‘dn dels esquemasen sus dleos, De eireundante. arom a ser papas, Leon Xy Clemente laprendio que el arte era, ante todo, Vi lo que gaan al arista a pro. tna verdad que nace del interior de Et do, Cuando tection mis segura, En 1504, Miguel cada artista, EIpapa anterior JulioT, murié el papa Julio I'y le sucedio Angel abandon. orencia, amado lemarcolostemasatratary, gracisa Ldn X, Bramantey’a habia comenza- por el papa Jl Il que le encargasu sus consejos, clas fie creciendo, do ls obras del grandiosoedifiio de gran monumento funerario, que nese Las laboresde mecenazgede sce. San Pedro los arcos de sustentacin reali asta 1543, con una forma que sor en el Vaticano, Leon X, encum- dela cipula conlos pindculosy elco- distaba mucho del provecto orignal. braron a Raftel, que fue nombrado ro. Trassumuerteen 14, Rafael, Fra Aquella decepeion mares a juven arquitecto dela basiica de San Pedro Giocondo y Giuliano de Sangall le tud del arsta novel, que ya habia enelanotsia sucedieron en ls obras del Vaticano. viajado a Carrara para elegir perso clsicismo romano en el terreno Décadas despues, en enero de 1547, nalmente los mejores marmoles para arguitetonico, que en Alberti pare- Miguel Angel ocup6 el cargo de ar’ Ia obra. En esa fcalidad reibié un cia haber legado al punto maximo, quitestodelabasicaewando tenia 72 mensaje del apa en cl que le avsaba en Bramante ue ain mis lejos. Elera_ aos de edad. A lle corresponde lade su renunciaal proyecto. El artsta tn urbanista ademés de arquitecto, modificacién dea eupula central del rompio con flo iI. aunque a conti une oe ios capit ElPafamenoprecs- ayuda ecversoscaciques busca slmisco E!Dorade. maaEniqueVillcomaPre _locales.clexploradorycon- Bensioézarfunda en 1534la sadelngte- qusiadorespaholFranesco ciudad San Francisco de mona — Puaroseimpone limpet. Quito, rientas que Orefane quesedse inca Seampliadlp eseubce elo Amazonas ‘orale mibracoloquepove- _nenteamericana, Tiasser@com \sreprsateedel Papa pore! Papa, EmiqueViliog Sebastang Conunexigue ary PartendelReinodeQuitoen —_niocon Catalina de Arso6n, Apeserdelacaso. comaroene Felten 1508 maraelcot. faclit queen 808 firmarael contra Durante nueve meses, la enfebrecida soldadesca del to para decorar la Capilla Sixtina. En PRE Or ase Meee See Mens ete) ‘su techo pinto un fresco sobre la pro- clamacion de los Diez Mandamien tos. La obra es considerada como uno ‘cuandoel Renacimiento proteger alos creadores de los puntos culminantes del Rena yahabladado pascal atravésdel mecenazgo. cimiento. demésdeseruna _dosdelbattoce.Cosme maniersmo.Ensuinte- _Elesplencor dela Gale- delssciudedesmés IdeMedicifuequien _riorquardolacoleccién ria degiUtRei sve Elemperador se enfada.Elsucesor bellascelmundo,Fle- -manddconstrureste _deartedesufamila.un el papelprotagonista del papa _Leén X fue su primo Cle-rencigabergalaGaleie fabulesomuseoaGior- clantodopoderosoque dela lamila Medicien ‘mente VII, que pas6 ala historia por cegi Uifei(galerade ioVasari,quecomen-adquiiéplenaconcien- el forecimientoartstico su desmedida obsesién porlos place- losofcias.unmagr- 0lasobrasen2560, ciadeloquesignifeaba de Floencia res camales. Los rumores decian que Aco museorepleto de leencantaba organizar bailes de miis-_joyaspictéricas, escutu- ccaras y suntuosos banquetes en los ‘as, tapicesy ares apl- ‘que sé servian mds de sesenta platos _cadas.Entrelaspinturas, distintos y gigantescos pudines delos dela coleccion desta» que salian jovenes desnudos. El se- canlss grandes obras, gundo pontifice de la familia Medici delaneitalano, sobre tuvo un hijo con una amante mulata iodo del Renacimiento que se convirtis en el primer duque Ensussalaspueden ad- hereditario de Florencia con el nom- _mirarse obras tan repre- brede Alessandro, Sinembargo, dada sentatvascomo Lapr- sujexética fisonomia, los florentinos moverade Sancro Boti- lollamaban ElMoro. celi.LeVenus ce Urbino Durante su papado, Clemente VII ¢eTwianoyelmagnites se enfrento a la ira del emperador Bocode Caravagcio.Es- Carlos V, que envi6 tropas a Roma tatitimapinturacores- para saquear el Vaticano y poner en pondealos af cox serios aprietos a la ciudad papal. El ppecado del Papa fue intentar alterar 1 equilibrio de fuerzas en la regién eclesidstica y los nobles sufrieron to- _veia con buenos ojos ese vineulo, ya yy liberar al papado de la dominacién do tipo de vejaciones. Muchas muje- que le permitia mantener tropas im- imperial que eereia Carlos En mayo res fueron violadas y los varones fue-_periales dentro de los terrtorios tos det las tropas imperiales alman- ron torturados ¥asesinados. Eleasti- canos. Apenas fue investido, Cosme I do del comandante Carlos Il, duque gode Carlos V la corrupta Roma fue _asumis la autoridad absoluta, restau de Borbén y condestable de Francia, demoledor para la ciudad y para el _rando el poder de la familia Medici. tomaron la ciudad. Dicen que el ar- propio Vaticano. El nuevo jefe de Florencia despoj6 tista italiano Benvenuto Cellini hirié En Florencia, lajefatura delafami- de todo protagonismo a las prin mortalmente al duque francés, Sin su lia Medici pas6 a Cosme I, que sopor- pales familias de la ciudad, de cuyos ‘mando principal, las tropas se lanza t6 con estoicismo la presencia de las miembros desconfiaba. Tras vivir ronauna orgiade sangre pillje. _tropasqueleimpusoCarlos!.Llegéal durante una temporada en el Palazz0 Durante nueve meses la soldades- poder en 1537 yen 1569 logrdel titulo Vecchio, Cosme I trasladd su residen- ‘ca del Emperador saques a concien- de Gran Duque de Toscana. Cosme I ciaal Palazzo Piti. Entre sus aciertos, cia las iglesias y palacios de Roma. El contrajo matrimonio con Leonor de cabe destacar su voluntad de moder tescindalo fue superlativo en Europa. Toledo, hija del virrey de Napoles y__nizar la lota florentina, cuyos barcos Clemente VII tuvo que refugiarse a nieta del segundo duque de Alba. De _contribuyeron a la victoria del Impe~ toda prisa en el palacio de Sant Ange- esa forma se estableci6 la alianza de rio contra los otomanos en Ia batalla lo, La poblacién romana, la jerarquia Florencia con Carlos I. El Emperador de Lepanto. Como sus antecesores, tijadelosReyesCatbicosy 1585. TomésMoroes deca. decarevdidoelqlehacon- _pitadoenta ToredeLondres tvaldodeformasecretacon el dejo. Moroescrbio ‘AnaBoena aquenhadoe — Ucpta descipciindeuna ‘cenit tempo después. sociedad ideaimuy 2vanza- pars sutienpo.Fusun Elreyesparil arosly _Horemuyeidoensuépoce \Vde Alemania accqiere Misn, yrvarco.ageneracones pos- quesemantienebg}olaCo- recres. tora espatolshastalaGuera eSucesion ene! so. 6. Adnrecentela ecu comReista ‘online paraconocer mejorlosp. evista rebgiosos surges apanicde Luteroy que'anto hansignificadocen lahistria europea ‘conde Ara Bolen rey de traThonasCrommel, inglatera Emeque Vilcontze mmafzoniocon lane Sey- $54. SepublcafTibo de mou quien meses mistarde losmories delohnFoe no GeatzalpindpeEduao, elo pesos enipropagar la"leyendanegraespandls. 542, EnicueVilocdena de- Secerunciana sconnvercis Capiarasuuevamues Cate eEspataconlalnguisicon. lina Honard prima de AnaBo- Jena. Pocoanes,etmonarca co Pa", cOngUIS Reinado de Fe- ingéshabiamandado ecu. 1290" cel granimpero ince. ipetide Espara. hijo de Car- > Cosme I fue un mevenas. Patrocind a Benvenuto Cellini y encargé a Gior gio Vasari la decoracion del Palazzo Vecchio y la construccién de la Ga leria Uificl, actualmente uno de los grandes museos de pintura que exis tenenel mundo, Mientras Cosme I prosperaba en Florencia, en el Vaticano se cernian nnegros nubarrones. La fisura que eres el protestantismo en el mundo Se cristiano y el desplazamiento del eje rey comercial del Mediterrineo hacia el Atlintico obligaron a Roma a reducir sus ambiciones de universalidad. £1 Estado pontificio afanzé su poder en 0 XVI por el control que ejercia, en una Iglesia profundamente im bricada en los reinos europeos. Pero la irrupeion de Lutero parecia ame nazar esa posicién de influencia. Sin bargo, la Contrarreforma que la Corona espatiola puso en marcha pa ra desbancar a Lutero tuvo un efecto benéfico para el Vaticano, pues afian- 26 an mas si cabe su papel protago nista en el Cinquecento, Un simple sacerdote alemn. Mar- tin Lutero nacié el 10 de noviembre de 1483 en la localidad alemana de Eisleben y veinticuatro afios después fue ordenado sacerdote, comenzan- do a impartir estudios de teologia en la universidad de Wittenberg, donde trascurrié gran parte de su vida. En 1510 realiz6 un viaje a Roma, donde observ escandalizado los fastos y la pompa papal del Cinquecento. Ede cepeionado Lutero expuso en a puer- tade la iglesia de Todos los Santos de Wittemberg sus 95 tesis contra la Iglesia. Critics la venta de indulgen: cias, a través de las cuales el pecador obtenia la remisién de sus pecados. 41558-1603. saballcono0 CONTE eTny Un ejército para el papa cecelsigiesa Suvistoso intome, cxyodist Con ese dinero, el Papa financiaba la construccidn de la basfica de San Pedro en Roma, un fastuoso templo salido del talenio ereativo de los re istas Bramante, Rafael, Miguel La proclama de Lutero era un tor pedo a la linea de flotacion del Vati ano. Ademas de poner en cuestién Ja autoridad vatieana y la de los con el idedlogo del protestantismo tild6 al Papa de “anticristoe ra”. Por todo ello, el pontifice Led X le excomulg6 en enero de 1521. En sudefensa, Lutero recordé queno era conveniente ir contra la concien: Dicen que entonces declard: “Aqui estoy, no puedo hacer otra cosa”. lo Las ideas de Lutero, quien no admitia el libre Bees sits emsuen ee) aque de inmediato le valié la conde nna del joven emperador Carlos V en Worms. A partir de entonees, ademas dehereje, el reformadar fue consi Si los artistas italianos del siglo XVI aleanzaron el estrellato en toda Europa, Lutero fue el escritor mas publicado en su tiempo. Su pensa iento dividié alos cristianos y fue el detonante de un periodo de guerras de caricter religioso que ensangren 16 a Europa. Lutero afirmé que to estaba predestinado: “El hombre es {4 hasta tal punto corrompido por la caida de Adan que la maldicién es in nata en él”. También aseguré que en elterreno dela graciael libre albedrio no existia, Estas ideas chocaban fron talmente con el espiritu humanista {que impulso el Renacimiento. Al final de su vida, Lutero se con virtié en un hombre cada vez mis colérico y atormentado. Su discur- so apocaliptico y su obsesion con el diablo y los judios, a los que acusé de todos los males, agriaron su mensaje reformista. Muri6 el 18 de febrero de 1546 en Eisleben, la ciudad que le vio racer. Fue enterrado en la Iglesia del palacio de Wittemberg, el lugar don. de comenzé a difundir un credo que alteré Ia historia de Europa, La violencia de! fin. En aquellos tiempos turbulentos ya habia co: menzado el declive del Renacimien to, En realidad, su final resulta tan impreciso como su inicio. Algunos ‘eruditos sugieren que la aparicién de Savonarolaa finales del Quattrocento constituys el primer aviso de lainmi wente decadencia del Renacimiento. Otros ereen que la puntilla final se a dio Carlos V con el saqueo de Roma, elédemayo de1527, que interrumpis por dos décadas el poder del papado ‘compo principal mecenas delarte y ar quitectura renacentistas Atos antes del saqueo de la Ciudad Eterna por lastropas alemanas y espa~ ‘olas, alguns delos grandes pintores del Cinquecento, como Leonardo da Vinci, se habjan trasladado Francia y See a ores andaluces Fe tacos neta fen labatala dete: a otros paises, difundiendo los logros del Renacimiento por toda Europa Mientras los valores renacentistas se expandian por el Viejo Continente, el choque entrela Reforma luterana yla Contrarreforma catéliea desembocd en contfictos bélicos. Casi dos déca das despues dela muertede Lutero, la ciudad de Paris vivio una matanza de Ihugonotes (protestantes) que derivé afios despues en terribles guerras que tuvieron su culminacién en la fatidica Noche de San Bartolomé, acaecida en. agosto de 1572y en la que fueron ase- sinados miles de hugonotes. Geroay En aguel entonces, el magnifico es plendr artistic cintelctal del Re hhcimiento va habia caudicado ante ¢lmanierismo, un estilo artistco que predomind en Talia desde 1535 hasta fos comienzos del peiodo bacroco hacia el ao 1600. Su origen hay que buscarlo en Venecis, aunque final mente se extendio a Espafa ya otros paises europeos. Su nombre proviene Ge a defniidn que hizo Vasar de os artistas que pintaban ¢ le maniera de Miguel Angel, Da Vint o Rafael, pero rmanteniendo su propia personalidad El significado peyorativo de manic rismo se utiiao mis tarde, cuando tsa maniera de pintar fue entendia Gomo una fra tecnica que se Himita baa imitara los grandes maestros del Renacimiento Elmanierismo y as feroces guerras de regiin que aslaron parte de Eu ropa dieron carpetazo final lesplen- dor del Renacimiento. Sin embargo, su esencia no se desvaneci del todo, El talento creativog ia innovacion de anistasy pensadores tan rompedores como Donatello, Leon Batista Alber ti. Piero della Francesca, Sandro Bat ticeli, Pico della Mirandola, Leonar doda Vinci, Miguel Angel, Bramante Rafael, Anes Pallado 0 Maquiavelo Siguieron invluyendo en 10s silos posteriores Guiterne a8 Orang clesiosulro ies deabilanies dos Pa ses 3s. Elposer cave nSo00\.0H0 corepreserisiaetans PREGUNTAS & RESPUESTAS. Enssu libro Las vidas de los mds del fondo. Algo que confirma Vasati excelenies pintores, escultores y ar- en su libro, afirmando que a partir de quitectos, el también artista Giorgio esa obra Verrocchio “no quiso volver Vasari (1511-1874) dice que del Ve- a tomar los pinceles”, indignado por- rrocchio era un “orfebre, maestro que un simple muchacho supiese mas de la perspectiva, grabador, pintor y que él. La anéedota del enfado segu- Mejor inventor que cocin FEsitirercor Ents deLeonarde ores tempos nor afos.desdequeel porlacomidaseinicis | turasufi6latabemalo imaestopermaneceene! durantesuesrgodelele enseracelostesrares conventalylestales decocraeniataber- de Soncroy Leonawo, semuerendehambre, _naflrentnalasres _dondecompariasoce- ebigadosacomerios corcolesparapagar _dagconBoticel. Yno horrendospistosque_ _susestudioseneltsler _fuesudricacontrbucién Leonardo prepsraAsi delVerocchio. Aunque culnaria Alolago desu ‘decontundentementese bierintencionada.su vida, Leonardo ides cien- quejabaniesmonjesdel idesdesenirciminutes _tosdeorginalesrecetas comentodeSantaMaria racionesdemariares _yhomospaatacitarel Cele Gareasusercr, expistos.enlugarce _vabsjoenlacocina Asw Ludovico Stora, sobrela gigartescasracionesde muete.yjunioasus ce comidaqueLecrardoles cammeespanibalacien- duos. entregblasaten- preparabaadiaromien- tras rabajabaen Lost. ‘macena.¥ esque,como suelececise,nadiepue- eser ungenioentodo tela obigando acerar local Hoy esaideaes labasedelacacn de ‘Agri, Subjanao Ara, pero. car, aquetoseran tesde otros imveniosco- mounsacacorchos, una coracora ce famoreso untituradoreaja."el —_Inventado para mejorar leonardo" Iacoccion, 74 MUYHISTORIA ramente sea falsa, pero muestra per fectamente el halo de maestria que ya rodeaba a Leonardo poco tiempo des- pués de su legada a Florencia, ‘Acusado de sodomia. Es entonces cuando Da Vinci se establece como pintor profesional independiente y ¢euando la Justicia le somete a un pro ceso por sodomia donde tambicn se menciona a un orfebre, un sastre de jubones y otro Lionardo. 2Fs esta una ‘prueba de esa presunta homosexua- lidad que tanto han perseguido algu- nos estudiosos? Podria ser 0 quiz4 no. Nunca mas Leonardo volveria a ser visto en compatia intima de hombres ode mujeres ¥, desde luego, no dejé descendencia. Lo importante es que con su salida dl taller, Leonardo ya es libre pa- ra realizar aquello que mis le gusta: investigar lo que él lamaba la “ex ploracidn de la verdad”. Su filosofia consistia en captar lo que de comin tienen Ios distintos aspectos de la realidad y extenderlos a otros cam- pos de estudio. Por ejemplo, en un pasaje de su obra Cadice Atléntico explica como el rizo de un cabello se ‘comporta de la misma forma que un remolino de agua y a la hora de pin- tarlos actiia en consecuencia. Para egar a estas conclusiones dedicaba de minucioso estudio y obser- vacién, asegurando siempre al final ‘que “aunque el ingenio humano pue- da realizar invenciones (..). nunca produciré ninguna més bella que las ‘ereadas por la naturaleza”. Yes que Leonardo es ante todo un amante de Ia belleza y de la vida que le rodea, de ahi su pasién desmedida hacia los animales y que sus coeténeos estu- vieran convencidos de que su die era exclusivamente vegetariana. En 1478 recibe su primer encargo publico. Se trata de pintarel retablode Ia capilla de San Bernardo en el Palacio de la Sefioria de Florencia. Y aunque acepta, abandona la obra casi por el principio. No fue un hecho aislado. De a multitud de encargos que Leonardo recibi6, muy pocos fueron completa dos. Su afin de perfeceion y los miles de aspectos que sopesaba provocaban que, a menudo, no pasase de los bo ccetos concebidos en su mente. Para Ihacerse una idea de su minuciosidad: antes de pintar un cuadro realizaba un olde en barro de cada uno de los ele- ‘menos que partciparian en él Quiza esta fuse la raz6n por la que el papa Sixto IV no Ie llamase en 1481 para trabajar en el Vaticano, como si hizo con Botticelli, Perugino 0 Ghi Tandaio. O quizd fuese por su denun cia de sodomia. Lo cierto es que la situacion en Florencia ya le es insos tehible y en 1482 se traslada a Mili, donde es contratado por el mecenas Ludovico Sforza para convertr la ci daden "Ia Atenas de Italia", un nuevo “Parnaso” segiin palabras del polit co, Las condiciones son inmejorables: pago por cada obra finalizada, mis un salario anual. Alservicio de suintelecto. Laciudad necesita ser modernizada y Leonardo poneal servicio de Ludovico Sforza to: a su inventiva. Sus cuadernos de es tos afios alternan bocetos de cuadros con otros sobre estudios fisonémicos, de mecinica de fluidos, optica, inge nieria...Fijindose en el vuelo de los pajaros, comienza a trabajar en una miquina voladora, primero de alas batientes, pero cuando descubre que el hombre jamés podrd desarrollar la cnergia sufielente para moverlas, se orienta hacia el ala if, una simple ta- bla que el pilot dirige hacia tierra con oscilaciones de zig-zag imitando el planear de las rapaces. Como Milin es objeto de codicia por su creciente riqueza, también se involucra en el disefio de modernas maquinas de guerra. “Poseo el secret de fabricar bombardas cémoda y fa- cilmente transportables, con las cua- les se pueden lanzar pequeilas piedras, como si estuviera cayendo granizo explica en sus cuadernos. Bombar das las que les seguirin cationes de disparosimultineo, prototipos de submarinos, mecanismos para tensar ballestas, torres de asedio 0 lo mis parecido a un carro de combate de la epoca: "Sé construir carros eublertos, ‘con los cuales se penetra en las filas del enemigo, destruyendo su artlle Fla; detris de estos carros, la infante ia puede avanzar sin obsticulos Sin duda, la de Milin fue la época mis provechosa para Leonardo. En Florencia habia comprendido que la exactituid de lo representado depen: dia de estudiar detalladamente la na turaleza y para ello no dud6 en asistir alas autopsias que realizaba su amigo Marco Antonio della Torre, animin. dose el mismo a diseccionar vacas y Dbueyes. Aflos mas tarde, durante su regreso a Florencia, realizaria per sonalmente y en semisecreto unas 30 autopsias en el hospital de Santa Maria Nuova, que le permitieron es tudiar los mecanismos dela vision, la circulacién de la sangre, el corazén. ‘Trabajo sin descanso. Pero no per- damos de vista al Leonardo pintor. En Milén abre un taller con eolabora- dores y alumnos y recibe un encargo crucial en su carrera: pintar La wltima ‘cena en el convento de Santa Maria delle Grazie. El cuadro, que fascinari al propio autor, se convertiri en obje to de deseo para monarcas como Luis Nll, Francisco lo Napolesn. Esta época de prosperidad finaiza ‘en 1500, cuando Ludovico Sforza debe huira Alemania buscandoapoyos para Juchar contra los franceses, que le han declarado la guerra. Tras 17 afios en aquella corte, Leonardo regresa.a Flo reneia, aunque su genilidad es ya tan {ndiscutible que inicia un periplo por Italia para trabajar alld donde le solic tan, En la Republica de Venecia estudia ccémo crear sistemas defensivos para protegerse de la invasion turca, mien tras que paralos turcos trabajaenel di sefiode un puente que ruce el Bésforo uniendo la costa asitica y la europea. Una pregunta interesante sobre sus > at eee usd enprofund! reaizando cibujos 1.500 sobre mia uma autopsies que presenciéorealiz6 Personaimente Pane lon ep sIk gi his eo prs mc NPS ppréctica? La respuesta, aligual quecon zarlos todos. Da Vinci trabajaba a un Leonardo no Teast, casi mnes to fenéion, Se especula con gue dormia un cuarto de hora cada dos ho- Wiese EES Debemos comprenderque Leonardo fueantetodounestudiosa, un eérico, ras. "Pobre delalumno que no supere UBS eee EE Siensumenteelbocetofuncionaba,lo en nada a su maestro", gustaba sea eT hharia seguro. Ademas, sus anotaciones lar a sus allegados. Ficil pensamieno [ETICRICETSETTSN TT y disefos abarcaban tantos campos, en quien siempre superd en todo y a a 2» deten serch ENE SP Con cates erode, RDM volucionarios métodos de composi- cin y de pintura, “no parecia color, Son trabajos que gustan mucho al sino carne real”, dijo de La Gioconda genio porque, como sefiala en una Giorgio Vasari. Se aplicé en el estudio carta el religioso Pietro da Novella delos relojes,elaborémecanismoscon ra refrigndose a su amigo Leonardo, tomillos perpetuos, helices, méquinas “esta hartodel pincel”. Yaftade que su para elevar agua... y hasta tejedoras existencia “es tan inestablee insegura mecinicas, de las que dijo que “por su. que se diria que vive el dia a dia", Ast importancia, va justo detris de la im- parevia ser. Leonardo sigue inmerso prenta, aunque no es menos util para en sus estudios y slo acepta encargos los hombres, puesto que es un invento _pictéricos para subsistir. A veces in mis bello y sutil, portador de mejores _terviene en retratos pintados por sus beneficis alumnos, pero su gran pasion se dirige Respecto a su regreso a Florencia, ahora hacia la geometra. la ciudad que Leonardo se encuentra ‘ya no es la de amtafo. Los talleres de Durante su pintores han perdido su esplendor y estancia en Milan, Leonardo habia hora es la arquitectura a gran dina- conocido al matemitico Luca Pacioi mizadora de la sociedad. Con el Rena- quien le ayuds a familarizarse con los cimiento, las ciudadessufren una pro- _niimeros, en especial con lo que se la funda transformacion. Las angostas _mabala “proporcién divin calles del medievo se ensanchan para _ esa pasién surgen una serie permitir el paso de carruaies lascate- clones mag guras g rales se reforman para hacerlas mis tricas, ya estudiadas en tiempo de los Juminosas, se crean plazas y avenidas, griegos. Y es que no debemos olvidar seamplian puertos paraacomodarseal que el Renacimiento fue precisamente ‘mayor trasiego de mereancias. En este eso, una vuelta alos origenes grecola sentido deben enmarcarse los encar- tines dela cultura europea. ‘g0sque Leonardo recibe en esos afos: En 1502 aparece en escena César estudiar el eampanario de San Miniato Borgia, hijo del papa Alejandro VI y ylaestabilidad de la iglesia de San Sal- capitan de los ejercitos papales. Vna re in Monte, buscar a mejor ubi- deus primeras medidas es encargar ido la mejora de todos los enigmstica. Ne is ‘eminada depintar entre 5 y 1506, Le Giocor dooMonctisaes.sequre- _queesunasonrsaatenvads, _cacidnparael Davidde Miguel Angel... a Leon: mmente.elcuactomasenig-_demostratva de buena po- mito delaHistora.¥quzs icin social enla época. LY noloseaporinterts de Le0- supsisaje? No son poces os rardo,sinoporiagrancant- que hanuetido ve en eles addeenigmasquehanido cenatos reales quepocian surgiendoentormo swyoyde albergat secrets hermétioos forma espontinea, o tesaros quardados porDa Vine. tal puntonan legado delreta- las eucubraciones, que inc tosedscuiesisetratadeuna sosehacicno que a mujer conesana de iulano de Me- del retrato padecis de 210- Fran-_pecia, parkinson ybruxsmo deZe-_-enfermedaa que produce un bidelGiocondo. algunos rechinar de cietes continuo inclisoaventuranque podria eincontolebe~. tratarse de unautoretratodel Enigmas favorecidos, sindu- propio Leonardo, por aquello da, porla personalidad de un esusupuestahomosenual- Leonardo amante delos acer toe ae sadnedactaraca, tjos.Losmismosqueseo rn nee) También suenigmitico gesto _réncautivando alas gene See clones futures. : OMUY HISTORIA Un dulce adiés. Vasarimacingasi(aiao ‘su migo Leonardo en eleastlio mansion de Cos-Lueé, con ingens del maestro ensusjardines (3b) sistemas defensivos bajo su mando. cuir, acuciado como estaba en dece- Y¥ para ello le da poder absoluto. “A _ nas de proyectos, algunos tan impre- todos nuestros tenientes, goberna-sionantes como la desecacién de las doves de cron, caplacey con- mars prtnnn, Jones isis BEE cringesiero dlojtieros, oficiales ya todos aquellos del centro de Talia y foco de malaria il By reat enszz ce a Sy hg de Mee tree ea es ells tn toto patios isvevodae tfassn Uetiommusee eatmsoo —celera ns drcae, prs emsereeas Gtr desi aie cage nieroy capitan ar quteate milter (riba, enca ingeniero Leonardo da Jos impulsores del proyecto, el papa que dejan 2 los invitados Ia el decreto firmado al efecto. Estas Leén Xy Giuliano de Medici, enquistaboquiabiertos: autématas palabras denotan el tremendo res- un problema que silo serd soluciona- que escupen agua, globos peto que Leonardo infundié en sus _dobien entrado el siglo XX. celaborados con vejigas v que ‘coetineos hasta su muerte. salen dela nada, coronas gigantescas as enios. En las siguientes semanas Leonardo Liberado de esta obli-- de flores. Como agradecimientoa su _tertoros p seaplicaaestatareaelaborando maps gacidn, su tiempo lo ocupan ahora el carihoy asu trayectoria,elrey francés de las ciudadelas donde alina conoci- estudio del corazén y de la embriolo- le nombra “primer pintor”. ademés rmicntos cartogrificos, geométricos, gia. Deambos realiza decenasdelami- de “ingeniero y arquitecto del rey cosmol6gicos ¥ estéticos. Nada se re” nas, cuyos dibujos sobrecogen por su Son cargos homtorfices, porque Leo- sistea su privilegiada mente. realismo, imponiéndose alas descrip- nardo ya se encuentra muy enfermo. Por ese mismo tiempo comienza ciones que los acompafan. “Lalongi- Una carta de Antonio de Beatis, se a trabajar también en La Gioconda, tud del cordén umbilical és igual ala cretario del cardenal Luis de Aragon, obra que tardard varios afios en con’ longitud del feto en cada paso de su lo describe: “El seftor cardenal rindio crecimiento”, anota en una esquina. visitaal seftor Leonardo da Vinci, flo: ‘El niflo no respira en el cuerpo de su_rentino, viejo de mas de setenta ats, ‘madre porque esti unido porelaguay el pintor mis excelente de nuestra quien respira en el agua se ahogaria ¥,época (..) Es cierto que no se puede por tanto, dondeno existe respiracin esperar ya gran cosa de ¢l, a causa de noexiste voz", selee en otra clerta parilisis que le ha venido en el Quizd intuyéndolo, la vida de Leo- _brazo derecho (..) Ya no puede col: nando va acercindose a sufin. En 1516 rear con la delicadeza habitual, pero acepta la oferta del rey francés Fran- sigue haciendo dibujos y enseRando’ cisco I para trasladarse ala casa sola- Pese a su pardlsis, ese “viejo de riega deClos Lucé, hogareen lainfancia més de setenta aflos” sigue sorpren del monarca. Para el pintor, arquitee- _digndose por el mundo que le rodea to y sabio toscano, aquello es lo mas _y, aprovechando la cercania de la isla parecido a un plicido retiro. En sus del Loire, estudia nuevos sistemas hi dependencias charla con otro geniode —dréulicos. "zCual es la causa del mo: sutiempo, elorfebre Benvenuto Celli-_vimiento? Qué ¢s el impulso y qué ni, quien destaca de Leonardo su "co- es la percusién?”, escribe. No tendra nocimiento de las lenguas clisicas” y tiempo para responder. El 2de mayo sutalla filosofica de 1519 fallece en su dormitorio. Se En Francia recupera su gusto por la guin Vasari, “sintiéndose en los brazos organizacion de fiestas y con motivo del rey y no creyendo que honor més del homenaje dado a Francisco I en _elevado fuese posible”. MUY HISTORIA, El nuevo estilo nacido en Italia marca la época de mayor esplendor en Espafia, donde se adapta con originalidad a las particularidades de un pais beato y militarizado pero también humanista. PertsemaYbare i atendemos a Jo que ha es- crito mis de un historiador ‘wewwifundacion- ah pitas Jeuropeo, el Renacimiento Prolse archive det ho pasé por Espafia. Hasta pavimeniogels Ortega y Gasset, germansfilo, era de asa cdeMedinace- esa opinion. Pero no hay que hacerles K.duetade diver- demasiado caso: lista de pruchas en sasjoyas renace tstas (Casa Platos, Hospital Tavera.) contra de esta leyenda negra es inter ‘minable. Basta con darse una vuelta por Casa Pilates, el palacio sevllano aadscrito al ducado de Medinacel. Alli Gescubrizemos una colescion de bus- tos griegos v romanos, formada du- zante el siglo XVI, ala altura de la que confeccionaron los Medic, os Farnese ¥yel papa Julio I. Su creador, Per Ain de Ribera, I Duque de Aleali, fue vi rey de Népolesen tiempos de Felipe It {ye podia permitir todos los caprichos que quisiera. En esa época funcionaba esta ecua cin: Espata era la gran potencia eu- ropea; Italia marcaba las tendencias. Asi lonormal era que se contrataran artistas dese pas paracualquierobra dad en la que deben rendir vig las flotas de las indias, Hegan comercian tes de todo el continentey la estatuas en mérmol de Carrara se venden como silas regalaran. Con mucha gracia, la profesora de historia del arte Ana Ma ria Arias de Cossio sefala que combi rnaban muy bien con los azulejos de los edificios hispalenses. Pero también se invierte en los estudios de geogratia v astronomia, Juan de la Cosa, que fue ‘muestre de la nao Santa Maria, dibu- ja en 1500 el primer mapa de la costa americana y, mis adelante, Alonso de Santa Cruz, a sueldo de la Casa de la CContratacién, consigue trazar parale Jos en una proyeecion esferica Al cobijo de reyes, cardenales y du ques, asartes florecen. Elnaturalismo flamenco tiene al inicio mayor peso (que ls ensefianzas de los pintores ita ianes, pero acabard por ser al revs. AA principio son unas ruinas romanas al fondo, luego un sfumato, una lo grada perspectiva o la agrupacién de Tos personajes emulando 2 Rafael, con todas las facilidades que daba la intro dduccisin de la técnica del éleo. Este re- corrido se puede apreciar con nitidez en la obra de un solo artista, Pedro de Campafia, que nace en Brusclas, con lo que eso implica, yal legar a Anda lucia, plasma lo aprendido durante su paso por Italia en dos soberbios cua- dros, El descendimiento y Purifica: cidn en el Templo. Ambos se pueden admirar hoy en a Catedral de Sevilla A la moda italiana. La arquitectura se contagia de este ambiente de op. timismo y en Salamanca, mis que en ningin otro sitio. Entre finales del siglo XV y principios del siguiente predomina el gotico, pero con una ad isin cada vez mayor de elementos renacentistas, sobre todo en las facha das, que se decoran con suntuosidad, Es ef nacimiento del estilo plateres co, en alusiin al rebuscado trabajo de Jos plateros, un triunfo de lo adjetivo ‘que tiene un éxito similar en Francia y Alemania. Asi, el frontispicio de la Universidad se recarga de grutescos y simbolos heraldicos, mientras que en 1a Casa de las Conchas éstas se ponen con posterioridad a su ereccidn: el hijo del duefio pensé que, al ser una mo 4a italiana, podian quedar muy cool curre tambign que muchos edifcios tardan en levantarse y van recogiendo estilos sobre la marcha, como sucede cena Catedral Nueva. En las aulas salmantinas estudia hu manidades Antonio de Nebria, quien se va hacer erasmus durante 10 afos a Italia para, a la vuelta, venir a “des arraigar la barbarie” Desde su citedra defiende el papel de Ia lengua como ada al conocimiento y isivo para la historia de Espafia, 1492, publica la Gramdtica de ta lengua castellana, el primer in tento en el Renacimiento de fijar la es tructura de una lengua vernécula, Ademés, propondra que el eastela no sea para la triunfante monarquia laloque el latin parael lmperio Romano. Pero que esto no lieve a pen: sar que era un pelota. En 1513, la invitacion de la Universidad de Al cali de Henares, ereada por el carde nal Cisneros, para partcipar en la ela boracisn de la Biblia poligiota, pero le ssacan del proyecto por eriticar que se fuera muy respetueso con la version popular, la Vulgata. Normal: esta uni versidad se cre6 para la formacion del clero, sempre tan prudente, La Escuela de Salamanca. No obs. te, el principio de auctoritas co rmienza a resquebrajarse. Lo que diga ‘el maestro, bien sea un filésofo griego ‘oun santo medieval, no sirve ya para cexplicarlo todo; hay que darle un nue- vo giro ala forma de pensar y en eso Nebrijano esta solo: elagua del Tormes parece despertar conciencias, Francis 0 de Vitoria y otros compatieros de facultad -Domingo de Soto, Melehor Cano, Bartolomé de las Casas. crean Ja lamada Escuela de Salamanca, que Dos genios de las letras. De aba Cy adjetivo. Fachaca 5 un intento de conciliar Ia teologia con los problemas actuales de la so cledad. Sus aportaciones ala teoria del derecho y hasta de la economia son decisivas, pero no se han reconocido como deben, puesto quefueen Fspafa ddedonde primero se erradicaron: alos ccontrarreformistas les parecieron de- ‘masiado...iberales? Estos teologos y juristas legan a la conelusién de que si los hombres ‘comparten la misma naturaleza, am- bien deben tener los mismos dere- cchos, como el de igualdad y libertad reconociendose de esta forma la dig- nidad de los indios americanos. Tam bien distinguen la jurisdiccién papal (sobrenatural) de la del rey (natural y civil), y ponen en cuestién la legitimi: dad, sin una causa justa, de cualquier guerra, Sostienen teorias tan revo lucionarias como la justificacién del ccobro de intereses © considerar que en los paises con muchos metales los precios de ls bienes se disparen. Es el origen de la teoria cuantitativa del dinero y se le ocurrié a Martin de Az: pilicueta, de cuyos logros sabremosen para explicar semejante acumula cidn de patrimonio- sdlo le granjea enemistades, al considerarse una ccuestién ajena a los intereses espa foles. Pero en tres afios supera todos los obstéculos: consigue el ansiado ccetro y, dentro de nuestras fronte ras, st dlianza con los nobles latifun distas le ayuda a acabar con sus riva- les. Es la consolidacién definitiva de Ja monarquia en Espaiia Felipe I, fanitico y humanista, ime defensor dea fecatbiea, también fueun gran amante elas at Loquenoacabari de establecer Car los V es su ankelada Republica Cris- tiana, de caricter supranacional. El insplrador de este proyecto politico es elgran fldsofo del humanismo cristia- no: su paisano Erasmo de Rotterdam, quien predica el establecimiento, me- diante el dilogo, de una paz universal como preludio necesario para la tan esperada renovacion espirtual de la eristiandad. En Espafa, sus eorasson muy seguidas entre ls dlites, hasta el punto de que a Alonso Valdés, sere- tario del Emperador, se eam “mas cerasmista que Erasmo". Publicaré dos ‘obras de gran altura lteraia: Dialogo de as cosas ocurridas en Roma, ena que detende el proceder de su SeBor durante el saqueo del ciudad santa, y Dialogo de Mercurio v Carén, donde aboga por uneristianismo mis inti. Sin embargo, a partir de la década de 1580 rigid ambiente rligioso acaba porarrollarel sensible erasmisme, ‘Arquitectura depurada. A Carlos V. los dolores de cabeza y gota que le producen las guerras deeligidn le ha in apoyarse cada vez mis en la piel de toro, con la consiguiente simpatia que eso generar, amén de que el cardcter universal de la institucion imperial serd una estupenda coartada para jus (Aye kee EE EERE Petes Felipe Il impulso la primera expedicion cientifica moderna 84 MUY HISTORIA tifar el dominio de América. En pa ralelo, ciencias y artes progresan. Los postulados del libro Las medidas det romano, publicado en 1529 por Die go Sagredo, acaban por imponer en arguitectura un estilo clisico mucho mis depurado y exquisito, que viene amarcar la entrada en una nueva era. Lo secundan Alonso de Covarrubias en el Hospital Tavera y el Alcézar de Toledo; Andrés de Vandelvira en la Capilla del Salvador en Ubeda (aén) y 1a Catedral de Jaén; Diego de Riafo en al Ayuntamiento de Sevilla; Diegd de Siloé en la Catedral de Granada y Pe- dro Machuca en el Palacio de Carlos V de Granada [ver recuadro] El barbero de Bruselas. En medici- na, cabe resaltar los hallazges del la~ menco Andrés Vesalio, quien lega a ser médico del emperador. A partir de sus disecciones de cuerpos humanos (le acusaron de “barbero”), hace una deseripeién de huesos, miisculos y ve- nas sin parangén. Su trabajo lo reco- pilard en la obra ilustrada De humant corporis fabrica (1543), cuy2 infTuen: cia en Espatia es inmediata: entre 1549 ¥y 1560 se crean edtedras de anatomia en Valencia, Valladolid, Salamanca y Aleali de Henares. Diseipulos desta- ‘eadas son Luis Collado y Juan Valver- dede Amusco, que publicarien Roma Historia dela composicién del cuerpo jumano. Esto fue en 1586, Diez afios antes, Miguel Servet explica por pri- ‘mera vez lacireulacién pulmonar dela sangre. Sin embargo, su combatividad teologica le conduje al ostracismo y finalmente, a que Calvino le ejecutara ten Ginebra: niel protestantismo le pa- recia suficiente reforma, Gran éxito de ventas. Son tiempos convulsos. Guerras. Plagas de peste Bancarrotas. Quien mas suire es el pueblo llano, cuyo lamento recoge el Lazarillo de Tormes. Sitira despia dada de la época, fue ripidamente ccensurada, ya que critica con especial inguina los w estilo preciso y sencillo, la coherente evo- Tucién del protagonista y su carécter dde obra cerrada (acaba donde empie- za) laconvierten en la primera novela moderna eserita en castellano. El &x to entre el publico fue inmediato. Lo ‘compartié con las crénicasfantasticas de la conquista americana y los tex: tos de los grandes misticos espaiio- les: Fray Luis de Leon, San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jess. Ninfas y pastores ceden ante el empuje de una poesia intima y moral Esta es a Espatia que recibe Felipe I ley Prudente, que se siente mis c6 modo interpretando la figura del asce ta que la del heroe, De alguna manera, aglutina el sentir de toda una époc aque en la Peninsula, y sobre todo en Castilla, es de replicgue, de mirada hacia adentro. Crea la primera capital oficial de Espafa, Madrid, de a qu inosaldri, yse erigeen defensor dela cristiandad tras abrazar las consignas del Concilio de Trento. Al principio, no hay quien le tosa. En ‘San Quintin vence a los franceses, en Malta soporta el asedio de las turcos para luego derrotarlos en Lepanto, las ssublevaciones de los moriscos y de los Praises Bajos las sfoca con relativo éx to y sus galeones cruzan el Atlantico sin grandes sobresaltos. Pero la triple alianza franco-inglesa-holandesa da demasiada guerra, lo que se traduce en el fracaso de la Armada lavencible ¥ tanto esfuerzo militar hace que nun- ca lesalgan las cuentas Al final, su imagen sale muy debi tada. A ojos de los paises del norte de Europa eS un intransigente, un fand tico. Obvian, sin embargo, que Feli pe Il impulsé la primera expedicion ientifiea moderna, encargada al mé dico y botanico Francisco Hernandez de Toledo con el objeto de estudiar la historia natural del continente ame ricano, 0 que era un profundo admi {coristuido por orden del cat- ‘denal del mismo nombre. EI Bosco. En su juventud recibié una esmerada educacién humanist, viajo por toda Europa y devoré los tratados de arquitectura del momento. Los co: nocimientos que le proporcionaron le evaron a disefiar un verdadero pro: grama de Estado, doctrinario y siste itico, que se plasma en la construc cidn del monasterio de El Escorial. Su estilo se denominars “herreriano” por evar la firma de Juan de Herrera, pero sufisonomia no se entiende sin las pre ceptivas consignas del rey, quese rest men en coneiliar lo antiguo y lo nuevo mediante el empleo del Fenguaje rena centista mis puro y reinterpretando la sobriedad monacal, de forma que la aausencia decorativa es casi total y pre: ‘dominan los elementos constructivos. La raraavis cretense. En las antipo- das de este estilo se desarrolla Ia obra de El Greco, una auténtica rara avis: rebosante de talento. Nace en Creta, donde se empapa del arte bizanti no, aprende en Ktalia de Tiziano y los manieristas, y ¢s en Toledo donde se esata su particular vision pictorica. Sus figuras alargadas, iluminadas con Juz propia, y las equilibradas com posiciones, no exentas de fantasia, se adaptan en temaétiea alos gustos de Contrarreforma, causando furor en la Archididcesis de Toledo. A Felipe I, sin embargo, no le gusto ~rechaz6 el magistral Martirio de San Mauri cio, encargado para El Escorial y. a su muerte, se le comlenza a tener por un pintor marginal. No seri hasta el siglo XX que cambia la apreciacidn so- bre su trabajo, egando a considerar se un precursor del arte moderno. Se demuestra, de nuevo, que la Historia nunca deja de reeseribirse, incluida la del Renacimiento en Espatia. 7.500 Reliquias reunis Felipe LBeolecconse Herrera. MUY HISTORIA 85 Artistas geniales como Leonardo 0 Tiziano eran simples empleados. Aristocratas, religiosos y comerciantes financiaban a los increibles talentos renacentistas para incre- mentar su propio prestigio. A menudo, las relaciones entre ellos eran muy complicadas. acia 1480 habia en Flo- J rencia 84 talleres de ta. Iz en madera y labores de taracea, 54 de artes decorativas en mérmol y piedra, y 44 de aurifices y platerds”, escribe ‘Amold Hauser en la Historia social de la Literatura y el Arte. El mis. ‘mo registro pero de carniceros, da ba una cifra de 70. La proliferacion ro era casual, habia trabajo porque existian personas dispuestas a pa- garlo, zy quienes eran? Por un lado, los reyes y miembros de las familias que mandaban en cada una de las ciudades-estado, euyas fortunas y titulos procedian de logros milita- res 0 del comercio y 1a usura. Pa ‘gaban arte para demostrar poderio y difundir sus ideas politicas. Por ‘tro, estaban los gremios y socie dades, scuole o cavalieri, especie de sindicatos verticales donde tra bajadores artesanales y patronos practicaban la caridad y a menu. do se encargaban de mantener 0 cconstruir edificios ciudadanos. Por Ultimo, estaban los conventos ¥ 6r- denes religiosas y la curia romana ccon el Papa a la cabeza. No todos Jos mecenas entendian de arte, se sabe que Pinturichio, un pintor de 86 MUY HISTORIA segunda fila, fue el mis ocupado en su época. Tampoco todos los tale res hacian grandes obras, a menudo se adquirian objetos en serie. Artis: tas grandes vivian bastante mal, ‘Vasari decia que Filippo Lippi no alcanzaba a comprar un par de me- dias. Pero lo mds sorprendente del ‘mecenazgo es que era el patrona y no el artista quien se consideraba uror del encargo. Isabelle d' Este, viuda de Francesco Gonzaga, una vida coleccionista, encargo obras para su estudio proponiendo ar- gumento, medidas, posicién de la fuente de luz, tema, personajes, ta- mato de las figuras dominantes. Leonardo y Giovanni Bellini rehu- saron, acepté Perugino, pero dos afios después los espias advirtieron a Isabella que el pintor trabajaba en tuna Venus desnuda. Perugino tu- vo que desaparecer del mapa. Esto significa que el artista comenzaba ano ser un operario de encargo. Miguel Angel Ilevo su personalidad artistica hasta el extremo cuan. do rechaz6 ayudantes y discipulos para terminar la Copilia Sixtina, y quiso que toda la obra de principio a fin se debiera a su genial pincel. Con él nacié el artista moderno. BOTTICELLI & LORENZO DE MEDIC! MUY HISTORIA 87 TIZIANO & CARLOS V ‘88. MUY HISTORIA MIGUEL ANGEL &JULION MUY HISTORIA 89 eee 90 MUY HISTORIA fit Perey MUY HISTORIA 91 Spanier GIOTTO & ENRICO SCROVEGNI ea AME ele) 92 MUY HISTORIA LEONARDO & FRANCISCO! Ere ca J ee ESCALERA DEL CASTILLO De te) ee ena MUY HISTORIA 93 Elceluloide seno acercado mucho menos de'o deseable cunade las épocas més sobresalientes de a Historia, desopravechando persongjes y acontecimienos. Si ‘embargo, es posible encontrar algunos ttuos notables. Una sere que muestra las intigas ce los Borgia AejancroBorea rons)se weadaporNel _profundizarenun soan.esa —enfomodebats- —_ytraiconando pa seiedetelevsion —idedycomupcisn _sobrevhiryprospe- vamisatideto- _generaitadadonde rat En2012tegacila Picoborisno pare —lafamlladelpape | segundatemporada Caterina | Galileo Sforza Joseph sey 3975 ewan, 958 unque sobre Galileo es ms conocicala peicu- lagirigida por Lit na Cavanian 196 esta adapiacion de lacbrateavalce Bertolt Brechttiene asulavorla bata Ge undirector ce 'éaproduccién | inmensatallae iallanasobreuna | americano Losey. exitago en ngiate fascinamesdelRe- | rratraslosjucios Un hombre pa- ralaetemidad FesTeneran, 1956 captaciondela 2 Toms Maroy su postion alarupt ‘ade Enrique Vilcon lalgiesace Roma Lomejordetai pretacon ingesase encuentra aqu.con nreparoquequita larespirecion ters oporunsobresa- lertaPau Scofield eneipapeice tora ‘rasbenlos Oscar coeseana, acmientetodsds | deMeCanny-yia | relaciones entre MgURIAnoe! seginlasnormas | interoretacionde delstorsystem es | Topolcomo el pr: alsenciodels —_gelpropi Elburlador de Florencia regry taco. 1934 [Sheeran vida ge Benvenuto Cetiniteria mucho nas interés ps raalcineque sus logtosaristicos. Esta proauccion de Hollywood cié- sicoleprestalos| redtic y elcome: tamientogeunDon Juanrenacentista, mnie nteresaco en ‘conquistaaia Du- quese deFiorencia queen acercarseal taller de escutur, (Heston) ye! p2p3 lulio Il (Har1s07 ‘ico aquipuestas | tagorista. ademas |e! tormento y el éxtasis ceruberanteVimaLi | itearia enue se SiBiloespatal_ sostione elaépocaeimind robabiemen- sleagrttone Pirccnom essai Romagna iad conccisadelss peradateunsre srbientadss en masceiber.ine || tiempos lense terés dl persongie cimiento, dondels lacervera en una teaiaacén da os cota srecunerst. a ‘tescos dela Cap ‘94 MUY HISTORIA, Carol Reed, 1965 la Satna por parte de miguel Ange! eselargumento principal Perohay ‘mucho mas: Reed, un director tan bri lante come evies ohoy. exalica con concepto aistco que srast6 al gin- torparacrearaigo ‘querompiera con loestablecido,con- siguiendo ura obra rmaesiraqueperau- afguademar- sin Luteroha targaco en contar conuna biogas fica su ature, i3esce2003.y ‘sereaizo bastante mejor que ote in- tanta ce 1974 con iStacyKeach!en ‘elpapeldel monie. Aguilointerpreta uninspirado Jose- ph Fiennes, alque secunda gente con to peso como AtregMolinao Br no Ganz.Algodifcl eencontras pero dada con sbun- cartes mesos, lata delahis- toriaquenarsa,y apoyadaenunas vigorosasinterpre- taclones de Chart. tenHeston como Miguel Angely Rex Hamsoncomo e! papa ull h LaVitade Leonardo da Vinei ran Pricentiese arerca,lafou- radeLecnarde ca Vinctiende aapa- recereneleine slo como componente etramasesotéri- cesorbitadas. Esta eslatinica prox: macign nistorcas lafigurade uno de losnomeres cave celRenacimiente, quecuenta,porlo tortan solide como Philippe Leroy enel papelprincipal ode los me tasdela paca cliscatambianse ‘acercéal mito de los Borgia y, aun ‘quese toms todas lasibertaceshis. toricas que quiso, elresutado sigue sendotanvaiose comoelrestocesu produccin.Incluye ‘unas escandalosas (paral epoca) es: ceras de sexo que impidieron sues. treno en Espa Oteos tranceses Conla colabo- racién del Mu- seodelLouve, Caraforum rae aMactiduna ex: posiiondeDe- lacroixeon bras quenesenabian Espana ‘wurwsundacio. lacalxaes cs Simbologia consentido Launiversidad Complutense ce Macridha erga. nizadolaexp0- Sici6n Polobres, ssinbolos,emlee ‘mos,