Está en la página 1de 5

Ficha de Patología de la Edificación

Ficha de Patolo g ía de la Edificación PATOLOGÍAS POR ACCIONES SÍSMICAS (2ª PARTE: TERRENOS, CIMENTACIÓN

PATOLOGÍAS POR ACCIONES SÍSMICAS

(2ª PARTE: TERRENOS, CIMENTACIÓN Y OTRAS TIPOLOGÍAS ESTRUCTURALES)

1.- INTRODUCCIÓN

20

Como continuación a la ficha anterior, vamos a desarrollar las patologías por acciones sísmicas en relación a los terrenos y la cimentación y otras tipologías estructurales diferentes de la de hormigón armado, como son las estructuras de acero y las de muros de carga de fábrica y forjados de madera.

Según la capacidad de resistir de los edificios o construcciones antisísmicas, cabe hacer la siguiente clasificación:

Tipo A

Estructuras antisísmicas de hormigón armado o acero, calculadas para resistir fuerzas horizontales, y muy bien detalladas en los planos. Mano de obra y supervisión de la construcción, excelentes. Materiales de primera calidad

Tipo B

Estructuras convencionales de hormigón armado, fábrica reforzada o acero, no diseñadas en detalle para resistir fuerzas laterales. Mano de obra, supervisión y materiales buenos

Tipo C

Construcciones no muy débiles, aún con estructura interna de hormigón armado, fábrica reforzada o acero, pero no diseñadas ni construidas para resistir fuerzas horizontales. Mano de obra, supervisión y materiales, ordinarios

Tipo D

Construcciones sin estructura alguna y muy débiles para resistir fuerzas horizontales. Mano de obra de baja calidad. Materiales débiles como el adobe

2.- DESCRIPCIÓN Y ORÍGEN DE LOS DAÑOS

2.1. TERRENOS/CIMENTACIÓN

A) DESCRIPCIÓN

Los movimientos sísmicos pueden ocasionar los siguientes efectos:

- grietas en el suelo

- cambios en el caudal de manantiales y pozos

- asentamientos diferenciales del suelo, fundamentalmente en terrenos sueltos y con gran cantidad de agua

- licuefacción de terrenos saturados de agua, sobre todo cuando la sacudida tiene gran duración

- desplazamiento del terreno a lo largo de la falla (lo que provocaría los desplazamientos de las edificaciones situadas en laderas)

B) ORIGEN

En terrenos, el origen de los daños está en la magnitud de los movimientos provocados por las sacudidas sísmicas, la cual va a depender de los siguientes factores:

a) Naturaleza del terreno

b) Pendiente del terreno

c) Cercanía a fallas activas

a) La naturaleza del terreno. La composición de la capa más superficial influye decisivamente en las características finales de la sacudida sísmica.

PATOLOGÍAS POR ACCIONES SÍSMICAS (2ª PARTE: TERRENOS, CIMENTACIÓN Y OTRAS TIPOLOGÍAS ESTRUCTURALES) Los movimientos

PATOLOGÍAS POR ACCIONES SÍSMICAS

(2ª PARTE: TERRENOS, CIMENTACIÓN Y OTRAS TIPOLOGÍAS ESTRUCTURALES)

Los movimientos sísmicos dependerán de la composición y las propiedades físicas de la capa cercana a la superficie del terreno, siendo el movimiento del terreno mayor cuánto más blando sea éste, más gruesa sea la capa del suelo y, sobre todo, cuando dicha capa esté saturada de agua.

En terrenos blandos saturados de agua, durante sacudidas fuertes y largas, el suelo se comportará y fluirá como un líquido debido a que las vibraciones sísmicas aplican fuerzas al fluido que rellena los huecos entre los granos de arena, causando la salida de agua y fango a la superficie durante la sacudida. Esto, compacta los granos de arena y provoca asentamientos del terreno o deslizamientos, al producirse una sensible disminución de la resistencia en los estratos afectados y perder las estructuras su base de apoyo. La licuefacción ocurre particularmente cuando el nivel del agua subterránea es superficial y en zonas como lechos fluviales, estuarios, rellenos artificiales, etc. Las vibraciones también pueden producir asientos en rellenos y suelos granulares flojos.

producir asientos en rellenos y suelos granulares flojos. Fig. 3. Como se produce la licuefacción con

Fig. 3. Como se produce la licuefacción con las sacudidas sísmicas fuertes

b) Pendiente del terreno. Los daños se concentran en áreas donde existen suelos poco firmes y donde hay zonas deslizantes.

Los desplazamientos de tierras son más frecuentes en terrenos que forman taludes, cuando existen muros de contención y en rellenos flojos o insuficientemente compactados, después de un terremoto suelen producirse asientos que afectan a las edificaciones.

c) Cercanía a las fallas activas. La fuerza del movimiento decrecerá a medida que se sitúe más lejos del epicentro.

TIPO DE

ACCION SOBRE

LA

EFECTOS PROBABLES

TERRENO

VIBRACIÓN

Roca estable

No se incrementa

El terreno se mantiene firme

Roca no estable

Apenas se incrementa

Puede haber desprendimientos

Suelo no

Se incrementa

El suelo pierde su firmeza, tanto más cuanto más agua contenga

consolidado

Suelo blando o rellenos

Se incrementa mucho

Asentamientos del suelo, deslizamientos, posible licuefacción

Fig. 4. Comportamiento del terreno en sacudidas sísmicas fuertes

PATOLOGÍAS POR ACCIONES SÍSMICAS (2ª PARTE: TERRENOS, CIMENTACIÓN Y OTRAS TIPOLOGÍAS ESTRUCTURALES) Los daños

PATOLOGÍAS POR ACCIONES SÍSMICAS

(2ª PARTE: TERRENOS, CIMENTACIÓN Y OTRAS TIPOLOGÍAS ESTRUCTURALES)

Los daños producidos en la cimentación se deben a:

a) Adopción de una solución inadecuada al tipo de terreno (poca profundidad de las cimentaciones y mala calidad de los materiales).

b) Cimentación insuficiente.

c) Falta de arriostramiento de la cimentación.

d) En terrenos arcillosos, falta de uniformidad en el reparto de las cargas en planta del edificio para que la carga por unidad de superficie sea la misma.

2.2. OTRAS TIPOLOGÍAS ESTRUCTURALES

A) DESCRIPCIÓN En el caso de las estructuras de acero:

- Se producen mayor número de fisuras en cerramientos y tabiquerías.

- En las edificaciones de bastante altura se producen frecuentes desprendimientos de los cerramientos de fachadas, siendo las plantas altas las más afectadas.

- Las estructuras metálicas, cuando son muy esbeltas y tienen unos soportes muy resistentes, caen muy fácilmente

- Se presentan fallos en la base de los pilares: aparición de fisuras en la conexión soldada entre la columna y la placa base

- Fallos en la parte baja de las conexiones viga-pilar (menores en la parte superior)

de las conexiones viga-pilar (menores en la parte superior) Fig. 1. Daños producidos en una nave

Fig. 1. Daños producidos en una nave industrial formada por perfiles metálicos y paneles prefabricados.

En las estructuras formadas por muros de carga de fábrica y forjados de madera se van a producir:

- Agrietamientos diagonales en forma de cruz.

- Desprendimiento de pequeños trozos de revestimiento.

- Desprendimiento de trozos de revestimiento y/o piedras sueltas de las partes altas de los edificios.

- Colapso parcial de chimeneas y también su rotura por la línea del tejado.

- Se sueltan tejas del tejado.

- Se dañan elementos individuales no-estructurales (tabiques, hastiales y tejados).

PATOLOGÍAS POR ACCIONES SÍSMICAS (2ª PARTE: TERRENOS, CIMENTACIÓN Y OTRAS TIPOLOGÍAS ESTRUCTURALES) Fig. 2. Daños

PATOLOGÍAS POR ACCIONES SÍSMICAS

(2ª PARTE: TERRENOS, CIMENTACIÓN Y OTRAS TIPOLOGÍAS ESTRUCTURALES)

TERRENOS, CIMENTACIÓN Y OTRAS TIPOLOGÍAS ESTRUCTURALES) Fig. 2. Daños producidos en un edificio con estructura de

Fig. 2. Daños producidos en un edificio con estructura de madera y fábrica de ladrillo

B) ORIGEN

En otras tipologías estructurales los daños son debidos a las siguientes causas:

a) Con estructuras de acero, debido a su mayor elasticidad, se producen mayores deformaciones

b) Inadecuado procedimiento constructivo de las soldaduras entre placa-pilar o pilar-viga.

c) Pandeo global y local de vigas y pilares metálicos que tras varios ciclos de inversión de la deformación produce la fractura del acero.

d) Debido a que el forjado tiende a deformarse se incrementan los esfuerzos en la parte inferior de la viga

e) Las estructuras de muros de carga de fábrica y forjados de madera son más vulnerables debido a su deterioro y a la falta de refuerzos, rigidez y/o núcleos rígidos a nivel de pisos o techos que repartan los efectos sísmicos a los muros orientados en cada dirección. Así mismo, debido a la falta de unión adecuada entre distintos muros, unión incorrecta entre cerramientos y estructura.

3.- PREVENCIÓN DE DAÑOS Además de tener en cuenta los condicionantes de carácter general indicados en la ficha anterior, como son:

1. Plantear tipologías edificatorias adecuadas, en función de la zona sísmica en la que se va a construir, valorando aspectos como: altura, edificios colindantes, distribución de masas, simetría, continuidad de la estructura, etc.

2. Utilizar sistemas estructurales adecuados para las zonas sísmicas, evitando errores de diseño.

- Emplear materiales de construcción adecuados, tales como aceros de alta ductilidad y hormigones de buena calidad, y una correcta puesta en obra.

- Soluciones adecuadas de encuentros y uniones para el sistema estructural.

Respecto a lo tratado en esta ficha son recomendables seguir las siguientes reglas de diseño y prescripciones constructivas:

1. Evitar construir en laderas con tendencias a deslizamientos.

2. En caso de construir en ladera, evitar la coexistencia en una misma unidad estructural de sistemas de cimentación superficiales y profundos.

PATOLOGÍAS POR ACCIONES SÍSMICAS (2ª PARTE: TERRENOS, CIMENTACIÓN Y OTRAS TIPOLOGÍAS ESTRUCTURALES) 3. Cimentar sobre

PATOLOGÍAS POR ACCIONES SÍSMICAS

(2ª PARTE: TERRENOS, CIMENTACIÓN Y OTRAS TIPOLOGÍAS ESTRUCTURALES)

3. Cimentar sobre un terreno de características geotécnicas homogéneas. De presentar discontinuidades, se dispondría de juntas que independizaran unas partes de otras.

4. Emplear estructuras flexibles en suelos firmes y estructuras rígidas en suelo blando.

5. Según se desprende del cálculo de cargas sísmicas horizontales, de la NTE-ECS, para un mismo tipo de terreno dicha carga sísmica varía en función del tipo de cimentación. Según esto, el orden de adecuación ante sismo de los sistemas de cimentación sería:

losa continua, pilotes resistentes a punta, pilotes por fuste, zapatas corridas y, en último caso, zapatas aisladas.

6. Antes de construir, es conveniente saber si se puede producir la licuefacción del terreno sobre el que se va a apoyar el edificio; debiendo tomarse las medidas oportunas ante suelos susceptibles de licuefacción o bien evitar la cimentación superficial (en caso de ser una capa de tierra pequeña se puede sustituir o tomar como base de cimentación una amplia losa muy rígida que reduzca los daños en caso de

producirse el fallo). En concreto no se considerará la resistencia de fuste de pilotes en la zona de éstos colindante con estratos susceptibles de licuarse durante un sismo, por tanto las puntas de los pilotes deberán profundizar por debajo de las capas licuables.

7. Debe garantizarse el atado en dos direcciones de los elementos de cimentación.

8. Recomendaciones específicas para cimentaciones con pilotes, según NCSE-02 art.

4.3.3

9. En las zonas de alto riesgo sísmico, se debe reforzar mediante perfiles metálicos o cualquier otro sistema que le proporcione la ductilidad necesaria las chimeneas, para que no se produzca su caída al suelo.

10. Los sistemas de forjado de hormigón colocado in situ, constituyen diafragmas horizontales suficientemente rígidos para transmitir los efectos sísmicos a los muros resistentes en cada dirección, lo que mejora notablemente el comportamiento tanto bajo fuerzas laterales debidas al sismo como bajo el efecto de hundimientos diferenciales en zonas de terreno compresible.

11. En algunos casos, aunque el sistema de forjado sea prefabricado suele colocarse sobre él un firme, en ocasiones reforzado con malla de acero, que ayuda a formar el diafragma. La gran densidad de muros, continuos en toda la altura, suele aportar la rigidez suficiente para movimientos en dirección horizontal.

12. Intentar introducir una rigidez adicional en el plano de fachada a las estructuras en las que se emplean elementos flexibles de perfiles de acero, para lo cual será necesario que los anclajes entre el marco y el panel sean los adecuados, de no ser así este último saltaría.

13. Es fundamental lograr la trasmisión de fuerzas entre cerramiento y las vigas y pilares que conforman el pórtico. La fábrica de adobe no se debe considerar como portante para solicitaciones del tipo sísmico.

14. Uno de los aspectos del diseño constructivo más importantes a tener en cuenta para las fábricas son la traba, los encadenados, las armaduras y la vinculación entre muros. Junto con la calidad del material debe acompañarse la calidad del mortero de asiento. Las resistencias tanto a tracción como a compresión del mortero de asiento deben ser compatibles con los ladrillos o bloques para lograr así una relativa homogeneización del elemento estructural completo.

15. Ya que durante un terremoto, se originan con frecuencia incendios, se deberá proteger la estructura contra ellos, especialmente las plantas de garaje, pues un edificio que ha sido capaz de soportar un terremoto, puede quedar destruido al ser afectados los soportes por las llamas.