Está en la página 1de 100
a Hist orRia Comins = re, ™ 5 , Se EnemigosdeRoma _— Lospecadoscapitales que La vida cotidiana en una ——— precipitaron su decadencia: villa hispanorromana acto MA) UVES el) he Clare ele econémico, corrupcién... _ El alba del poder bizantino SANTIAGO POS TEGUILLO TRAICION, GUERRA Y AMOR EN TIEMPOS DE TRAJANO TRILOGIA DE TRAJANO I TRILOGIA DE TRAJANO II SANTIAGO so ceva POSTEGUILLO Sa ABD / LOS ASESINOS El coloso romano, de rodillas {el imperio Romano en clase te Historia, se atibuia a a reajacién de costumes que caracterz6 st ima etapa ncluyendo la amen za lplicta de que, \allofbamos acabariamos como ellos, ya que Espa era a reserva espinal de aceidente, Pero, desando la dct 1a Keok6aica apart, os maivos por los que declin el mayor inpe tio cle tos ls tempos fuexon mucho mas complejs: as inva siones béebaras, el crisianismo, ¢ colapso econsmico, la debilidad del ejéreto, la comupcin... San muchas las casas que se barn toxias elas jugazon sol en la inde un inmenso Estado ‘que parecia mune ala Raqueza, Pero precisamente suc sombra ala agonizante Roma Eni la primera gran victoria de los sgodos en la otala de Adkian6pols yy lament de Rémuio slo, timo emperador ‘se consumé el in del umperio Romano de Occidente, contiman on implacable reteraciin que <1 cick biokigico se repite en fa @: ne Laila Las estructuras defensivas del mpero (at: a as murallas de Constantinopia erigdas or Teodosio I) no lograron sofocala ole ‘a de invasiones de os pueblos barbares, ‘paride sigo Il, escasearon victorias, ‘como las que conmemora la Colurmna Tajana,y as legiones se baroaizarony se desangraron en querasintestinas Alena ears) oouo mane SStraciecaiaen S50 contain eon Wehr con (deter sem ica Gers ‘enarieltnpercon Moron on 95 “ Lacaida del Imperio en fechas Elfin dela civiiza clon romananele ‘96de undlia para ‘tro: fue un proceso largo en el que int yeron factors coma las desigualdades sociales entre una clase rabsjadoraes lava (iaquierda) y tuna clase dominante ‘corrupt, la galopan: oelespectacularas- ‘censo de cistianis: PEs eae eae as recente Hees a : i cs JUNIO 2015 Presentacion: Eldeterioro de Roma sual: Escenarios de antiguos combates La crisis del siglo III El fin de las legiones Vida cotidiana en Carranque Cet OE Ny 4 ona peed oy yim EY ay [— $10 on ce eg Constantinopla y Roma Elempuje Los pecados capitales romanos Europa tras el afio 476 Cea Enemigos del Imperio 5 42 2 94 98 MUYHISTORIA 3 2POR QUE SE DEBILITO EL PODER Me oye eK Ceca de un imperio Ellargo proceso de decadencia que sufrié el Imperio Romano ha sido siempre un foco de interés muy atractivo para los apasionados por la Historia antigua. El analisis de la convulsa época vivida en el llamado Bajo Imperio (siglos Ill, IV y V) evolucioné a medida que aparecieron corrientes de pensamiento que planteaban nuevas hipotesis sobre el fin de Roma. Ee SOOT Defendiendo las posesiones. Ene! mes germanicus.den- tro delacadena de forficacones que protegiae nore det Imperio Romano, se ‘encontaba este cas tellumcontunciones ‘efvertemitar Us. ‘mado hoy Saaburg (derecha), esta ubica- doenelactual Estado alemande Hesse, ‘6 MUY HISTOR ‘os aficionados al cine seguramente recuerden una pelicula titulada La caida del Imperio Romano, cestrenada en 1964, rodada en Espafa y dirigida por A. Mann, de la que existe un remake: Gla diator (2000), de R. Scott. La accidn de ambas se sitia en poea de la muerte del emperador Marco Aurelio (180) y del reinado de su hijo Comodo (180-192). Mas de uno se cextrafiard de ese titulo para tna historia fechada casi dos siglos antes de la deposicion del emperador-nifio Romulo Augistulo por Odoaero, convencionalmente considera dda en la historiogratia moderna como el fin del Imperio| Romano en su parte occidental. El publico eulto anglo sajon se extrariara menos por la influencia del libro de E. Gibbon Historia del declive y caida del Imperio Romano (21776), que termina con la toma de Constantinopla por los ‘otomanos en 1453. Seguin Gibbon, la deeadencia del Im perio Romano se inicia en el reinado de Marco Aurelio. Interpretaciones ilustradas. La obra de Gibbon tuvo gran resonanci. Se basaba en ideas de la Mustracién, que consi El elécito en este perio ain era po- tencialmente muy bueno, pero no estaba ‘anoyadoporlainfaestucturade os sigios Dprecedentes. La mayoia de as bases prn- ‘pales fueron abandonadas, o que te leva ‘a preguntarte dende enrenaban se jee {aban y deseansaban no sélolos hombres, sino también los cabal y otros animales de transporte. Un buen estudio sobre el rcito dels siglos My V concluyd que los romanas sigueron ganandi la mayor ‘elas batalas enlas que combatieron. Eso {2 certo, pero ignora el ech de que las batallas conta oros romans eran tan co: tientes como la baalasconra enemigos exteriors, Por qui elsistema ronterizay la estrategia ‘etensiva empezaronafllorenalsigio i? El deterior aranca conf gueras iv les. Las tropas abandonaron sus puesto, yas estructuras de rontera slo funcio- naban si estaban adecuadamenteatend- das, Tan pronto come aigunasincursiones yataques comienzan a tener xo, 0s to manos empiezan a parecer débiles,y los cenfrentaminiossemutpican Requeriaun ‘ran estuerzo restaurar el domino romano ‘en una fronera,y ne sola haber tiempo ni recursos disponibles parahacerestoento- das partesal mismo tempo, IOMUY HISTORIA En su libro enfotiza la tendlenca de oigu nos nistoriadares a exageror la fuero de los enemigos del imperio en este periodo. Siprestasatenciéna cémo luchaban los pueblos germanas, es evidente que hay eseasa diferencia en organizacion y tact €2s (y solo un poco en amamento) com patad contos tiempos de César La dinas- li sasdnida conquisté el poder mediante tuna quera cil y necesitaba un enemigo eterior para uni ala gente bajo et nuevo rman. Su éxito coincidié con la debi dag romana. De todas maneras, en un pat «de generacionesia amenaza sasanidads- ‘minuyo considerablemente yen os siglos sticesivos dependeria de la agresividad @ inseguridad de monarcas concretos. Si Roma hubiera sido mas estabe le puertas adeno, dudo quelos sasdnidas hubieran tenido tanto eit, Pone especiolmente el foco en los querras ives yen{os confcios omésticos, quizé “subestimados por fa mayora de histori. dores. ¢Fueron esas querres. pues, més decisvos que le presién de los barbaras en ‘el colapso del Impeno? Sin duda, porque lo debiltaron enor- memente y siempre se les dio proridad frente a otras amenazas. Un enemigo ex- terior aiiclimente ibaa poder dernbar el Impero, y sélo ocasionalmente mataron 9 capturaron a emperadores. Un val in- tema tenia camo tnico propésito matar al emperador y quedarse con el puesto. Muchos historiadores especialistas en este periodo restan importancia a estas dueras evils, sin reparar en el enorme dao que éstas causaban al Estado y 2 las insttuciones, PREECE | :Pubo ofgin coudlo 0 rey bérboro caper co de erigse na sole en amenaza sino también EEE 2 cteratv alpoderromane? Dckea Realmentena Almenosno en unireade- eres are masiado extensa durante un largo periodo detiempo Lamayoria decaudilosbarbaros aspiraban a forjarun eno queles permit raddstutardelos jos del prestigio de los {gobernantes romans. Esa es toda Nunca consttyyeron unaaternativa real Fue fo expansién del eristonism une de las causasdelcolgnsa? ,Contrbuyé aldes- “Los caudillos barbaros aspiraban a forjar un reino que les permitiera disfrutar de los lujos y el prestigio romano’ ‘gaste del sented romano como en su so sugiié Edward Gibbon? La identidad romana habia cambiado ‘mucho al largo de los sigls. En si mis- ‘mo, e!crstianismo na alteré sustanciat ‘mente la ideolagia del Imperio 0 el modo ene que funcionata la polticao luchaba ejérito. Aunque el retro de a vida po- blica de monjes yeremitas era un fenéme- no llamativo, en teminos numéricos 0 de ‘moviizacion de recursos realmente fue un factor insignficante. Construir una iglesia eos siglos Vy Vimplicaba trabajo para los abanies, clentea para os proveedo- res de material, et, exactamente igual {que constuirun temploo unas termas en los sigs precedentes. Lanza una interesante advertencia en su Io: toy el poder san temporaes,y a civilzacién no siempre gana fo boro CConsiderando las muiples amenazos o las que se enfento aetualmente el mundo ‘occidental, quiz los lideres internaciona- les deberian tomar note del calapso de oma.) Si efectivamente creo que es peligroso \iviren la continua expectativa del éxito. La ‘mayoria de nasotrs, en el mundo occiden- tal actual, no podemos siquiera concebie ‘que las cosas se compliquen de verdad y fendemos a asumir que la paz es lo nor- mal y que la prosperidad debe seguir ‘aumentando inefinidamente. Est time ‘es cada vez menos una cetezaenlos tem os que wiimos, pero la mayoria de nues- teoslideres parecen dar por supuesto que problema se arregaré por si solo con el paso deltiempo. En su itr habla de empereres cya Un- ca obsesiin ypreacupocién es mantenerse fen eltrona. y dea importancia de la buro- cratizacién excesva, fa prvatizacién del tétcito ol triunfo de fa leatod frente al talento ene colopso de sistema. zNos en frentamos actuoimenteo reas parecigos (os quewniran los manos cet siglo V? Siy no Actualmente, no exste amenaza de guera evil Por ovo lado, en muchos paises los lideres poiiticos parecen mas Ieresados en conquistar y mantener e poder que en lagrar objetivo alguna, Los femperadares romanos del Baja Imperio ‘aprobaron un sini de eyes, e hicieron t- da case de proclamas subrayando lo mu- cho que estaban mejorando el mundo y la vida detodos, en general. En ealidad, nada de esto se cumpla. Augusto. un maestro dela propaganda, pero ademas gobernaba con resultados: lamayoria de a gente iia mejor bajosu gobierno. « COLECCION DE MONEDAS EN PLATA DE LEY Un legado que perdurara La declaracion de 15 ciudades espanolas Alcald de Henares Avia Serie It Salamanca 8. Crst6bal de La Laguna CARACTERISTICAS Plata: $25 milésimas Peso: 13,5. Calidad: Proof Tirada maxima: 7.500 unds. Diametro: 33. mm PVP. 99,98 €/und. Ciudades = Patrimonio Tu de la Humanidad ee ESCENARIOS DE ANTIGUOS een) LABATALLA DE ADRIANOPOLIS Corria el verano de 78 y elemperador romiano de Oriente, Valente, establecia un ‘campamento militar fortificado juntoa los muros de Adria népolis, una ciudad dela historica region de Traciaa la que dos aos antes habian egado 200.000 visi godos con el permiso {del propio monarea, Pero la situacion habia cambiado: los visigodos asentados cen tierra imperial se hhabian rebelado y el enirentamiento se vaticinaba inminente Yasifue, un comba tecorto pero brutal enel que el caos se apoders de las fils, romanas; una verda ddera matanza en la que Valente también perdié la vida. Al pa recer, el emperador, herido en el campo de atalla, se refu- gi¢ en una easa que fue incendiada por sus perseguidores Con las fronteras aetuales, Tracia co rresponderia a Bul garia, la parte norte de Grecia ya franja continental europea turca, terrtorio este lltimo donde seen. cuentra Adrianopolis, conocida hoy como Edirne (en la foto, una vista panorimica dela ciudad desde tuno de los minaretes dela mezquita) MUY HISTORIA 13 ROMA TRIUNFA EN CARTAGO. El gobierno romano delemperador Aecio dirigi su objetivo In conquista rede Alri donde se topé con los eércitos del reino \iidaloal mando del rey Genserico, que lo esperaba alas puertas de artago ~actual ciudad de Tinez~. Era elafio 456 y las flas de Genserico contaban con un contingente «de 45,000 hombres, cifra superior aladel feito romano, lgobernante vindalo fa indecisa, pero luna inmensa Iwi de flechas romanas lend elcielo, apuntando hasta al mismisimo Genserico, Elejército bhirbaro, desmorali zado al ver caido asu rey, perdi terreno y los ansiosos romanos sehicieron con lavie toriaantes decaer la noche. Esta contienda ‘ajo muchas con. secuencias, algunas muy beneficiosas para Roma, yaque Carta goera un lugar clave ‘nel Mediterrineo occidental por ser tun centro comercial importantisimo, Por otto lado, laderrota barbara en esta ba talla demostré que Roma no estaba tan ‘débil como parca Ena foto, lasruinas de las Termas de Antoni ‘no, también Iamadas de Cartago, atestiguan elpasodela cultura romana por Tine7, 14 MUY HISTORIA ROMANOS CONTRA SUEVOS A mediados del siglo 1 reino suevo oct paba la zona norte de Hispania y Aecio, emperadc Imperio Romano, consideraba que ésta era un territorio elave ‘a conquistar. En 460, claugusto emprendi ‘con sus tropas eami no hacia la antigua provincia romana de Gallaecia para expul sar de ella alos bar baros. Alllegara Asturica Augusta ~ Astorga-- los suevos, que libraban entonces civil, poco pudieron hacer para responder laamenaza romana, Aecio siguid su ruta hasta aleanzar Lucus Augusta (Lugo); en la foto, las murallas ro ‘manas de la ciudad, ‘monumento Patti monio de la Human dad, Las tropasde: fensoras dela ciudad fueron sorprendidas yel ercito romano judo tomarla en poco lempo. Un aio des: pues dela conquista de Lucus Augusta, el norte dela peninsula Iberica era completa mente ri nocida es la ambicién conquistadora de Ro- ‘ma, asi que el contlic to bélico contra los suevos continu co sechando mis vieto Bracara Augusta (Braga) y Portus Cale {Oporte), Portugal ee ir MUYHISTORIAI7 CONTIENDA CIVIL. EN POETOVIO La ciudad de Poeto: vio -Ptuj, en la actual Eslovenia-fueuna préspera colonia ro: ‘mana bautizada por clemperador Trajano ‘en el afio 69 como Colonia Uipia Traia- nna Poetovio, en la ‘quese asenté la Legio ‘Ill durante varias ‘centurias, Fueron aos de esplendor para la villa, con una poblacién de 40.000 habitantes,cifra que no volvié aleanzar. En 388 fue el esce nario de una batalla, pero esta vez era una ccontienda civil: las tropas de Teodosio Iemperador de Oriente, lucharon ‘contra las de Magno Clemente Méximo, que habia tomado el poder en la parte oe cidental del Imperio Romano tras expulsar Valentiniano Il. La batalla de Poetovio cabs con el reinado de Maximo y propor: ‘cioné la hegemonia imperial a Teodosio Pero el esplendor romano della ciudad se perdié con laim. petuosallegada de los hhunos, que arrasaron Poetovio; acabé incendiada y ocupada por évaros yeslavos. Ena foto, el rio Dravaallos pies de la vieja ciudad es lovena de Pru, IS MUYHISTORIA ANTECEDENTES: re as El principio de un 10 MUY HISTORIA Los primeros signos de la decadencia de Roma aparecieron en el siglo Ill y tuvieron varios frentes: el choque en Oriente con los persas, en el Rin con los germanos y, de puertas adentro, entre distintos jefes militares. yoSeveroy su fen aio 235 (2da, {grabado coloreads ymatinadas en f, Maguncia. Otros Yj, corsieron'a misma Suerte enos fos Ms cue siguieron, largo ocaso Lz hl dt Mando An aden iaque nu greties separ lel pot Spe atts pcs ear te Sombra dl Impey Aa Sta cepme' al aon oa ope cn Aig is plve sobre sae conta fevpala co cata Aa hora Se staren a istorisa posbls settle que paces scars cn a amenaza de Oriente. A princi: pios del siglo Il, el rey Ardacher I se hhabia hecho con el poder en Pe pponiendo fina un largo petiodo de lu has intestinas que habian debilitado Ja monarquia, circunstancia apro- ida por Roma para mantener su egidn. Ardacher rilta para extender sus dominios a cos tade los terrtoriosfronterizos con el Imperio Romano, En aguel tiempo el iperacor era Alejandro Severo, un joven debil dominado por su madre, Julia Mamea, mujer de fuerte earsc ter que con sus decisiones gobernaba Roma. El propio Alejandro Severo en ccarnaba algunos de ls problemas que Ihabian condueido al inicio del deel ve de la mayor potencia de la época Nacido en Ia ciudad era originario de la p Imperio, Con apenas trece: accedido al trono en el ato 222, des pués del asesinato de su antecesor, Heliogibalo, cen evidenei del régimen ‘unas arcas publicas en bancarrota y un eército descontento que sutria el retraso en el pago de las soldadas, MUY HISTORIA 21 > En Oriente, los problemas no tar daron en multiplicarse. Ardacher, co nnociendo la debilidad de su enemigo, atacé en 230 la provincia romana de Mesopotamia. Los legionarios que la defendian habian pasado los wltimos afios combatiendo en guerras cviles su falta de cohesién se unian su in- disciplina y escaso entrenamiento. La ‘campafia fue un auténtico paseo mili tar para Ardacher, que hallé la puerta abjerta para saquear Mesopotamia, Alejandro Severo intents negociar uun acuerdo, pero las conversacio- nes fracasaron ante la intransigencia mostrada por los enviados persas. El Emperador se preparé entonces para la guerra, dirigiéndose hacia Oriente alirente de una fuerza expedicionaria reclutada en todos los rincones del Imperio, pero la moral de los legio- narios era muy baja y se produjeron varios motines antes de iniciarse las ‘operaciones militares, Mas alla del Rin. pesar de los pro. Dlemas que afeetaban a las tropas del Emperador, la simple presencia del ejército de Roma sirvié para que los persas se retirasen precipitadamente dela provineia, Finalizada la eampa fia, Severo volvié a Roma para cele bbrar su triunfo, aunque la alegria no dduré demasiado, En 234, apenas un afio después de su regreso, hubo de partir hacia la frontera del Rin para hacer frente a nuevas dificultades, Las tribus germanas situadas en la tibera oriental dl Rin siempre habian, sido consideradas por Roma un ene ‘igo peligroso, Con el propésito de pacificar a region, el emperador Au- {gusto elabord un plan para anexionar las tertitorios que se extendian desde el Rin hasta el Elba, pretensién que seria olvidada cuando sus legionarios fueron masacrados por los germanos cen la batalla del bosque de Teutoburgo. Rebelién militar. Este fracaso oblige a Roma a mantener guarniciones en as orillas opuestas del Rin y del Da: rnubio, que se convirtieron asf en el limite de demarcaciin de las fronte- tas del Imperio, Sin embargo, en las primeras décadas del siglo Ill se hizo evidente que eran insufteientes para proteger los asentamientos romanos de las continuas incursiones de los ggermanos. El emperador Alejandro Severo, acompatiado por su insepara- ble madre, acudio al Rin para asumir fen persona el mando de las legiones con las que pensaba contener a los Ibirbaros. Consciente desu debilidad y en un intento de ganar tiempo, envid importantes cantidades de oro y plata para sobornara los principales eaudi los germanos mis proclives a Roma. Estos gestos conciliadores fueron {nterpretados por los legionarios co- ‘mouna ofensa. Cansados desoportar las arbitrariedades de su emperador Y has veleidades de sus mands, Ios [EnelsigiottRoma.laviejaca- glasbloelcentourbane mienras durante todo el siglo lily pincpios pitalengreidadelimpeio,era que barosenterosquedaban ue- dell. Los itimos estucos hist Uunaciudad vunerablequeensu radesuparaguasdefensve.Hay _ricosyarqueolégjcos seflan que esplendordecadentenoccontaba _quetenerencuentaque,apesar en ese perado lacudad lego conunamurala quela delendiera de sulentoocasa lacaptalde! Ce otras pueblos que empevaban Imperiose sigué expandiendo llamar asus puetas. En 274, el ‘emperador Aueiano, reocups 0 porestacireunstancia,decio levantaruna mura de lacitopa raprotegerlaciudad Cuando este ‘intr defensivo esto acaba 0, contaba con un perimetro de casi veintekldmetos alo largo Cel cual se habian evgido tes clentas ochentay res torres, con cists grandes puerta yotras lecistismas pequenas, Proteccién parcial. Apesar de tener una pobaién querandaba 1 mildn y medio éehabitantes. suenome extension. esta murala La Porta Maggiore (Puerta Mayor), también lamada Porta Prenestina, norodeabatodalaciudad:prote- es unade las mejor conservadas dela Muralla Aurelia de Roma. 22MUY HISTORIA soldados se amotinaron en el eam: pamento imperial establecido en las cercanias de la actual ciudad de Maguneia, asesinaron a Alejandro Severo y a su madre y proclamaron ‘emperador a Maximino el Tracio, ve terano general al mando de la legio- nies acantonadas en a frontera, Apo- yado por la guardia pretoriana, su ombramiento fue confirmado por ‘el Senado, aunque la mayoria de sus miembros no viesen con buenos ojos sus origenes humildes y ascenden- cia goda. De esta forma, Maximino se convirtié en el primer emperador ‘con sangre barbara en sus venas, El primero de una sangrienta lis ta. El asesinato de Severo en 235 fue 1 inicié de la que ha sido conocida ‘como la crisis del siglo Il, periodo mareado por la anarquia politica de rivada del intervencionismo militar. En un plazo de cincuenta aiios hubo Veintistis emperadores, de los cuales todos salvo uno musieron de forma ‘volenta en conspiraciones y golpes de Estado, Durante esta etapa, el Im: perio Romano tambien se enfrenté a una serie de graves problemas eco: rndmicos y sociales que acabaron mi nando sus cimientos. “Tras acceder al trono, Maximino 1 Tracio desarrollé una politica que reincidié en los mismos errores de ‘su antecesor. Logré poner fin a la campana militar contra los birba ros con algunas victorias pirricas, que lo Unieo que consiguieron fue posponer el problema. Enirentado al Senado y a las clases nobles, que nunca lo aceptaron, increment sus impuestos con el fin de financiar los {gastos militares, aumentando asi su descontento y recelo. Elejército ha bia dejado de ser una fuerza de com: bate cohesionada y efeetiva y se divi dig en facciones armadas dispuestas 4 apoyar las ambiciones politicas de ‘sus mandos, 0 de todo aquel que les prometiera comida y botin. Ademis, para contener el imparable auge del cristianismo, elemperador ordens la persecucidn sistemtica de los cris tianos, a los que declaré enemigos fh imino el Tra- «io, Veterano gene- ere) |i ~~ envy oer vero (208-235). fiierarers Bar peameer Fragmentacion, del Imperio. Du- rante a arga crisis el sigioiaausen- a dena figura po- ea la suiciente- mente fuerte como Paragarantzarla unidad del Estado acab6 por descom- poner el pero en varias entidades eografcas de dura. ‘lonefimera. Como puede verseen este ‘mapa, ene ao 260 Tas provincas ea ‘ala Hispania yBri- tanlase escindieron ‘nelilamado Impe- rio Galo, Dos anos mas tarde, Sia, Pa lestinay Egiptofr- mmaronasuvezetin- ero de Palmira, 24 MUY HISTORIA > mica que amenazaba con destruir del Imperio, Para compensar este pro la prosperidad de Roma. Las eiuda-blema, los emperadores optaron por des languidecieron y muchas fueron depreciar Ia moneda, redueiendo el destruidas o abandonadas, Inclusola contenido en oro y plata de las piezas todopoderosa y orgullosa capital se acuftadas: de esta forma, disponian protegis con aitas murallas para de-_ripidamente de fondos para cubrit las fenderla de sus cada vez mis pode-_necesidades del Fstado, aunquea costa rosos enemigos, yafueran internos 0 de reducir su valor de forma conside: exteriores, rable, Esta medida coyuntural se aca 'bo generalizando, provocando que las, Colapso financiero y comercial. monedas romanas no fueran acepta El comercio, uno de los pilares de das en las transaceiones comerciales. la riqueza del Imperio, también se Ademis, al no existir mercados exte vio gravemente afectado. Durante _riores donde colocar las exportacio Ja Pax Romana, el intercambio de nes tampoco habia dinero para pagar productos agricolas y manufacturas las importaciones. Los precios de los ‘entre distintos lugares del Imperio productos bisicos aumentaron de for no habia dejado de crecer, favoreci-_ ma incontrolada y el pueblo empez6 a do por las alzadas romanas yeltré- pasar hambre, Muchos emigraron al fico entre los puertos de las riberas campo en busca de nuevas oportuni del Mediterraneo, y habia generado _ dades mientras la ciudades se despo- ingentes beneficios para los merea-_blaban. En medio dela ruina general deres y una interdependencia entre _2ada, el eomercio queds reducidoasia las distintas provineias que contri- una economia de subsistencia, buia a su cohesién administrativa y politica. Sin embargo, la crisis del Unemperador para el cambio. Has siglo Ill provoes el colapso del sis- ta entonces, la explotacion de los re tema, al que también contribuyé la cursos de los territorios eonquistados politica fnanciera del Estado, habia servido para apuntalar el apara Para el funcionamiento y mante- to del Estado y equilibrar el sistema, nimiento de su estructura politica y pero la interrupeidn de la expansion mlltar, Roma dependia de la recau- del Imperio corts de golpe esa fuente dacién de impuestos, tarea dificil de de recursos que hasta entonces habia llevar a cabo debido a las corruptelas _parecidlo inagotable. Cuando el desas: intemnas y alas grandes distancias que tre parecia inminente, surgié una fi la separaban de las lejanas provincias ura decisiva que invirti la situacién, Como los de algunos de sus antece: sores, los origenes del emperador Dio- cleciano fueron humildes, Soldado de las legiones que habia ascendido por méritos de guerra, tras la muerte del ‘emperador Caro y su hijo Numeria no en el transcurso de las campaiias contra los persas fue aclamado empe rador por las tropas en el aio 284, Su cleccién no fue admitida por C hij tambien de Caro, quelle disputs e trono y al que tuvo que derrotar mil tarmente para acceder al poder. Mar del IMPERIO ROMANO.>y a A MEDIADOS DEL & Bivimase fi SIGLOQIII AG SPchgc ih Tis ee a { rey Avice. Rama Orne cRane Limes Germaniens Iperio de Pair ( Apero Rom Inmperio Galo ImperiaPersa— © Cludad importante Aegyptus Damascus ’ Pieusien “ewe / i Este deo (Friedrich Gunkel, 1857 represen ‘aalcaudlilo germano Amino enlabatala del bosquede Teutoburg, ena que des- truy tres egiones bajo el mando de Varo@ inf una humilante derrota a Rama. Los problemas que afectaban al Im perio eran de tal magnitud que, con ‘buen criterio, Diocleciano decidis nombrar un eoemperador con el que ‘compartir las responsabilidades de gobierno, El nombramiento recayé fen la figura de Maximiano, veterano oficial del ejéreito y hombre de su cconfianza, que habia servido a su la do durante muchos ais. Decidido a absoluta anarquéa militar. En este lima, el comercio y la produceion agricola aumentaron su crisis. Por otra parte, las guerras intestinas no hicieron mas que debilitar las de- fensas, lo que facilité Ia ereciente penetracisn de los biebaros a través de unas fronteras cada ver mas per ‘meables, Roma pasaba ala defensiva Las reformas de Diocleciano y Constantino, En 284 subié al trono imperial un enérgico militar, Diocle ciano, decidido a poner remedio alos ales del eército, Mantuvo el grue- so de las legiones en las fronteras y aumenté sus efectives, que pasaron de unos 380.000 hombres hasta cer ‘ea de 590,000, sobre todo en la zona ‘occidental del Imperio, para tratar de frenar la amenaza creciente de los ‘germanos. El nimero teérico de le giones era de132, alas que habia que aiadir cientos de unidades auxiliares ¥ de aliados, Pero este esfuerzo ne- ‘esitaba de mis impuestos, pues era nnecesario reclutar a birbaros como ‘mercenarios ante la falta de roma- nos, lo que supuso un empobreci miento de la poblacién, Tratando de mantener legionarios romanos, Diveleciano también convirtis en hereditaria la profesién militar, por lo que ser soldado pasé a convertirse casi en una forma de esclavitud. Pero su mayor preocupacién era acabar con los golpes de Estado y las guerras civiles, de modo que separé el poder militar del politico ereando coman- dantes militares lamados. duces, {que estaban al mando de las legiones de cada provincia, Para controlarlos se crearon los comes, cargos de ab- soluta confianza del emperador, lo que evitaba la concentracién de po- dery dificultaba el intervencionismo rilitar, Pero su reforma mis signifi cativa fue la division del ejéreito en dlos grandes grupos: los limitanei y los comitatenses. Los primeros es taban situados en los limes, las fronteras del Imperio, yera su principal mision repeler las invasiones.birbaras, Los Debarbaro a césar. A finales de siglo W,un 40% dela topay un25% delos ‘fciales romanos eran fo- rneos.¥ algunos legaron {aniejas como Magnenci, {germane autoproctamado ‘emperador(écha. enuna ‘moneda de or dels. N). segundos, ue eran mejores, mis ri- pidos y en teoria de mayor fidelida, estaban ubjcados mas en retaguar dia, cerca de los eentros politicos del Imperio, y su mision era acudir donde hiciese falta su presencia, fuese para rechazar una invasion ex tranjra o para sofocar una revuelta interna. Los limitanei, fijados a las fronteras, se fueron convirtiendo, en muchas oasiones, en un ejrcito de campesinos que cogian las armas ‘casionalmente, mientras que los comitatenses eran una fuerza m6vil sbra, preferentemente de ‘muicho mis profesional zaday controlada por el emperador. Cuando en 312 suid al poder Cons- tantino, ain dio mis poder alas fuer zasmiilesen detrimento de asfijas, lo que se tradujo en que las legiones comitatenses, aunque eran menos ‘que la limitanei, cobrasen mis, es tuviesen mejor equipadas y tuviesen as privilegios que las fronterizas, La misién de esta fuerza de élite er sobre todo, impedir cualquier suble- vacién interna, que el Emperador cconsideraba un riesgo superior al de las invasiones extranjeras, Pero ello supuso casi abandonar las defensas estiticas del Rin y el Danubio, optan do por la defensa en profundidad, to ‘queobligaba a actuar contra los inva. sores cuando ya habian penetrado en cl interior del Imperio, Para muchos historiadores, esta obsesién por el ‘enemigo interior yelabandono de las fronteras fue uno de los factores que luego explicarian el hundimienta de Ja estructura imperial. También, para hacer a las legiones mas giles y maniobrables, redujo sus efectivos a un millar de hombres eada una, de jando en un lejano recuerdo los 6.000 soldados que componian las legiones de Augusto. Su preocupacién por prevenir cualquier golpe de Estado Hevé igualmente a Constantino a di solver la guardia pretoriana ~que en ‘muchas ocasiones habia puesto y de- puesto a su antojoa los emperadores Y¥ que, en su mayor parte, habia apo: yada Majeneio, su rival”, Hegando.a “demoler su fortaleza. Para reempla. zarla creé una nueva guardia pala tina de absoluta confianza, formada mayoritariamente por germanos a caballo. Durante el resto del siglo IV y los inicios del siglo V, ya con la division del Imperio, todas estas tenden: cias se fueron acentuando. Incluso los comitarenses se dividieron, al desgajarse de ellos una fuerza que acompafiaba en todo momento a los femperadores, aun mis selecta y de ‘conhanza, llamada los palatini La persis tente falta de reelutas romanos debi dda alos problemas econémicos hizo inevitable recurrir cada vez mis los Dirbaros. Ya desde la Roma republi. ‘cana la legiones habjan contado con fuerzas auxiliares extranjeras, pero a partir del siglo IV su presencia expe- imenté un aumento espectacular. Su reclutamiento fue diverso: la ma. vyoria eran voluntarios que se alista ‘ban porla pagao por las posibilidades de promocién profesional, extranje ros parcialmente romanizados que desde hacia tiempo ya vivian dentro de las fronteras imperiales. Otros lo hacian cumpliendo los acuerdos de paz que habian establecido con Roma ‘en condicién de aliados enrolados en grandes contingentes, conocides como los foederati. Muchas veces, ante la falta de dinero, sus pagas idadania para todos... loshombres ces, que por tanto posi ser militares: esa ue areforma del emperadr Caracal (Gada, deo historcista de Alma Tadema) bitiy/1Gaaame Un document de Peter Wooawacd nel Canal Histo. fia sabre e arma: mento empleado porlasiegiones romanas largo se sutrayectora, podian ser provineias enteras, que Hegaban a saquear impunemente en verdedefenderls, Constantino, al final de su reina do, permitid que unos 300.000 sir: rmatas se asentasen como colonos en Panonia, Tracia, Macedonia y hasta en la misma Italia, a cambio de pro- porcionar reclutas. Mis adelante {también se incorporaria a otros vie jos enemigos de Roma, como godos, escitas y germanos en general, que ingresaron no sélo en fuerzas auxi liares como en el pasado, sino inclu so como miembros de las mismas le ‘siones y de las fuerzas palatinas mis distinguidas. Frecuentemente, las uunidades de eaballeria, que vieron incrementado su niimero de forma exponencial, legaban a ser barbaras, en casi su totalidad. Es dificil saber Ja proporcién que aleanzaron dentro el ejército romano, pero recien tes estudios han apuntado que a fi nes del siglo IV una cuarta parte de los oficiales eran barbaros o hijos de barbaros. Si este porcentaje se daba entre la ofcialidad es de suponer que entre la tropa fuese mayor, pudien do aleanzar el 40% del total de los efectivos y ain mas en los inicios del siglo V. Los nombres de las lipidas de los cementerios, as{ eomo los textos eseritos por el historiador Amiano Marcelino y Ia informacién recogi da en la Notitia dignitatum (un do- cumento de la cancilleria imperial), asi permiten suponerlo, Son fa mosos destacadas harbaros que combatieron al servieio de Roma durante los siglos IV y V, como los comes Richomeres, Silvano y Lutto (francos), Magnencio (ger mano que se_autoproclamé emperadot), Ursici- Consta ‘elGrande. Este femperador dsol- wolaguardia| pretoranayre- Sujo.cada legion 31000 etec vos. Debajo, su estatua de bron ce en York, Inala tera (la Ebora ‘onde fue pro clamado). > no (también germ: Estilicdn (hijo de vindalo), el tribu rho Malobaudes ({ranco), el magister cequitum o general de caballeria Vie tor (sirmata), el general Argobastes, (franco) y, por supuesto, el medio suevo y visigodo Rieimero que fue, de hecho, el iltimo gobernante del Imperio Romano de Occidente muy ‘poco antes desu colapso oftia Las experiencias en las gue ‘ras contra los birbaros en Europa, asf como contra los persas y partos en Asia, hicieron que las legiones ro- ‘manas fuesen alterando su forma de combatir. También introdu jeron nuevas armas, fruto de la presencia ereciente de germanos en sus fila. Los enemigos de Ro: mma hacian un uso masivo y exce lente de la caballeria, cosa que el Imperio no practicaba pues habia basado su modelo militar en su disciplinada infanteria, experta 1 combate cuerpo a euerpo y en formacién cerrada. De hecho, hhasta el siglo I, la caballeria ro" ‘mana nunea habia tenido un pa pel protagonista en las batallas Pero todo cambié a partir del iglo IV, cuando Roma comenzé a equipar grandes unidades de jinetes reduciendo proporcional mente el peso de su infant Los primeros en acorazar los caballos habian sido, en el siglo CColumana Trajana, impr sionante monumento (ia) esti en Romay ue ergo, ‘como indica sunombe, por ajana Subajorelieve fenespia arriba, detale) ‘elebra sus vitrias frente a losdaciosenelsigiol, 10), el famoso 5 Eauge de la caballeria. Hasta! solo Roma no comenz6 a formar grandes unidades de nets, Para esteartcuio hemos contado conf colaboracion de la Cahors Galica (arta), un grupo derecreaciénhistriea de Vitoria expero‘en a legiin PET) paradoja de que un eee eee PeeiEeer Gree Ly I, los parts y los persas saséni das. De hecho Roma habia fracasado ante ellos debido, entre otros fac tores, a Ia eficacia de su eaballeria blindada. Trajano tambien debi ha cer frente en Dacia a los roxolanos, aliados de los dacios a principios del siglo Hl, que igualmente equipaban jinetes pesados como refleja la Co- umna Trajana, Para contrarrestar los, Roma formé los catafractos (cerrados por todas partes) en tiempos del emperador Adria no: jinetes protegides ellos ysis monturas por cotas | de malla. Mas tarde evolu jan a otros atin mis blindados, los clibanarios (de elibanus, horno de pan por el calor que sufrian en sus armaduras), que vestian armaduras segmentadas. Su en: frenamiento era muy exhaustivo, porque debian manejar una lanza de feasi cuatro metros de largo eon las dos manos, sin tener estribos en los {que apoyar los pies. Aparte levaban maza y espada y cargaban en bloque, sin dejar espacios entre ellos. Pero junto con la caballeria pesada tam bign se copié otra mas ligera, poco acorwada y dotada. fundamental imperil mente de arcos. La abundancia de pastos en Europa hacia del eaballo lun animal barato; ademas, un jinete armado con lanza, maza, hacha, arco ‘oespada larga era menos costoso que un legionario tradicional, que nece sitaba meses de duro entrenamiento yunarmamento muy caro y pesado fabrieado por expertos artesanos. Por otra parte, un ejército de jine tes podia desplazarse a mucha ma yor velocidad y, proporcionalmente ‘con muchos menos costes. Fl mayor protagonismo de la eaballeria en las batallas alters también la forma de luchar de la infanteria romana que, ademés, estaba cada vez mis com puesta por germanos, Nuevas armas, nuevos usos. Siglos atris, Ia base del combate de Ia le {gidn era el euerpo a cuerpo, en elque Ta espada corta (gladius) era decisiva para acuchillar, en combinacién con fl pesado y gran escudo convexo y rectangular y con el aparatoso pilum (lanza), Ahora se imité en gran parte ‘el modo de lucha barbaro y el viejo armamento fue reemplazado por ar mas eapaces de ser utilizadas a mis distancia, como jabalinas y otras que no precisaban de una instruc cin tan intensa de combate hom bro con hombro. Ast, se adopts de los germanos una espada mas larga yy pesada (spatha), antecesora de la ‘espada medieval, mas diseriada para jado y ser empleada tambien desde uun caballo, Asimismo se incorpord cel hacha de guerra, de las que los le sionarios podian llevar dos o tres en ao 402, que enfrents a lcinto; yo mismo la plumbata, un Roma con ls vsigodos. ddardo de punta de plomo para'ser Seguin este esquema, la Tanzado a mano. impulsado por una caballeria tenta mis pe- specie de honda, de medio metro, so en el chogue, mien- {que se levaba acoplada al interior tras que la infunteria delescudo,y queers disparadoauna actuaba a la defensiva distancia de unos 60070 metros.con en formaciones menos gran poder de penetracion, cerradas, buscando el combate’ mis agile in Una forma diferente de guerreat. dividual, lo que exigia EH resultado fue que, desde el prin escudos mis livianos y io del siglo V, los efrcits roma-pequetios, redondos nos se desplegaban y’ Tuchaban de Ovalados”segin Tos sos tin modo muy diferente al de sigs germanos.Igualmente, y siguiendo antes, al comoexplicaelhistriador Sus costumbres, se desprendieron militar Vegecio, La caballeria pesada de los eascos pesados ycerrados, 38 también cambiselarmmento, Con elmayorpot- fuertemente blindad, con sus lan- como de las corazas(loigas) que les gynsmo dels cabalea sesustuysiaespada cor (gE. 23s, seubicaba al ado de la infante-dficultaban la movilidad, reempla- “Gus) por oralargaypesaa spateala Geetha) je fia para protegerla, mientras que en 2indolas alo sumo por ligeras cotas_“-rondeusareelascoraas olga (ara receacén) Tasaas se disponia acaballerialigera de mala. Obviamente la infanteria armada con arcos, con la misién de ginaba en rapide, pero perdia en dejarse pelo largo y barba y fueron fodear y desordenar al enemigo. La solide. Esta tendencia al abandono adoptando el uso del pantalon y las infanteriadebfa permanecerestitica de corazas y yelmos fue favorecida bots, indumentaria de masabrigo y para repeler el ataque enemigo, re- por la falta de artesanos y el elevado mis adaptable ala equitacién, hhunciando al tradicional atague que Coste de las piezas, Las vestimentas Las legiones del sig IV'y V no se habia practicado en el pasado, también canbiaron: algunos eascos areca nada a las del siglo 1 oI, lo Esta fue la disposicion, por ejem- comenzaron a ser adornados con que reflejaba la decadencia politica y plo, en la batalla de Polientia en el cuernos, los soldados empezaron a econdmica del Imperio. La cabaleria se habia reforzado pero la infanteria, ‘queera la base material y cultural del Ce CHS cue uk oe) ercito de Roma, se habia debiitado. Ia crisis habia levado a la paradoja ‘nelaio 408, los visigodoscampa- Aunque realmente elsaqueodeRoma de que el Imperio debi ser defendido banasusanchaspporeloccidente _tyeleve,psicoligicamentefuedevasta- por los mismos barbaros que habian romano, Alrco,surey.exgidaRoma _dotpuesacab conelmitodelaciudad sido sus eternios enemigos; su ejrci oro parano atacarla ciudad, pero nose nexpugnable. Losquelovivierontuvie- _to, creado y entrenado para hacerles pudohaceritentealchantajey avanz6_ronlapercepcién de quea parti de frente, estaba ahora plagado de ellos. ante susmurallas,mientrasque elem enfonces seabriauna nueva. loque petador Honor sequedabarelugiado _hallevado algunos comparario con Hacia el colapso definitive. La fenRivena.ElSenadoromanorecaudé _elimpacte del 11-Sennuestos dias, contradiceién era insuperable y a oque pudo, seo enteg6 alrey godo y leprometio mas oro enbreve plaza fines del siglo 1, con la dvisin del Impero, los germans ya campaban asusanchas por Oceidente, Ademis, Infalta de pagas habia hecho que las uarnciones yuniades romanas Alispersasenysedsolveran, como propia administraién, en el maras mo que supuso la penetracion masi- vad los barbarosy el hundimiento del poder central. No habia relutas part rpc as ai fos poco dos existentes eran destinados a Sercececrierse 590,000 ase eereito se germanizo eas por completo, e incluso los comitaten- Wega tener ses los palriniyaquardaban muy eto romano pocos vestigios de fas tradiciones Y=sieorms de Tomanas.Cuando fue depuesto el pect antes de ésta,contaba timo emperador en elafie 476, hacia (3 000 nom Eifin de un mite. Asi elasalto defitivo nolleg6 hasta el verano de 410, fna- rmente'e produ sin cisparar una ola fecha Locierio es quelosimasores contaron,como expiaelhistoriador Jacques Le Gof, conla compliidad mas comenos activa de los esclavosy des clases humidesromanas,cansadas és- tas dela opresiondelos patriciosy de sulirtanta misetia,Certamente sesa- ‘quearonios benes delosricos, pero la ‘olencia fue maderada, Se respetaron lasiglsias,susbienesyatodos aque- lls que se hablan cobjado en su inte fit Na hay que olvidar que Alario, aunque aiano,eracristianoy estaba engranparteromanizade.ysuaccién Enestailustraciénde Ron Embleton _-_*Ya tiempo que las legiones romanas pes. Las egiones sobreRomaeramisparapresionaral_yemosiaentada de Alarcoysustro- _habian dejado de existir como tales. se reforzaron sobre emperadorqueparaobienerunbotin, pase Roma durante el saqueo de 410. El lento ocaso de Roma habia ido pa--_tado.eniazonae rejoal desu ejército, « cident celinpero. MUY HISTORIA 31 @INVENTOS Lo que no crearon los romanos Por herencia religiosa, evando nos hablan de crucifixion ense- _quidda nos viene a la mente la fescena biblica de los romanos clavando a Jests en la cruz, (rents ct stem re atociamoslaimagen de los rommanes clavando el cuerpo de Je sucristoen una enorme uz, pero ‘esa prctica de tortura no fue ereada ‘en Roma iue inventada exclusiva mente para darmuerte a Cristo. En ‘ealdad, este antguo método de ej ‘cucién se cree que pudo originase fen Asta, ye sabe que fe ulizado sistemsticamente por los persas del Imperio aqueménida en els, Vac. Exton uentesde ora cultures, como bbegipca a grega lindiaeincusola a,enlas que se nombya cruciivgn ade castigo AS! que. pese aque asociemos alosroma- nosconelvacrucis cchachilzacion ‘empleaba acruciiaén paalos crim rales as curs y unease saa con 1 cudadanesdelimpeto:s6lo conto asters yluera dela ciudad eta S2MUY HISTORIA L IAGIOGRAFIA San Agustin, el pensador acido en el ano 354 en Tagas- te (actual Sug Atras Argel), 1a ciudad romana del norte 2, Agustin fue un oven en tregado al estudio delos flésofos MUYHISTORIA 3 Petty VN atin (234 ac. ray pene aro oe > Este conjunto de construcciones independientes lo ordend construir mi padre hace sesenta aftos. Inclu ye la vivienda, decorada con lujosos ‘muebles, pinturas en las paredes y icos mosaicos que eubren los suelos de las estancias principales. Cerea de la villa se encuentran las term uun templo en el punto ms alto del terreno -con un depésito de agua para irrigar todo el conjunto- y la basilica monumental, donde estin fenterrados mis progenitores. Al otro lado del rio se sittan los alma cenes y dos molinos, que proporcio ua y energia a la explotacién agropecuaria Labores de campo. Cerca de los rmolinos estan dispuestos los aloja mientos de los libertos y esclavos 4que trabajan la tierra. La agricultu ri exige mucha mano de obra, sobre todo en la época de la cosecha, En ‘esa misma zona se encuentran las, bodegas, los almacenes, la cocina, eleestablo para las bestias de carga y cl cobertizo para los carros que ca dda dia transportan las hortalizas y cereales para la intendencia domes tiea. El trabajo de los operarios y el trasiego de mercaneias se efectan lejos de Ia villa, para no turbar mi reposo ni el de mis invitados. Los excedentes de produccién se evan semanalmente a Toletum para venderlos en los dias de gran merea do, cuando la ciudad se ve desbor- dada de gente que pasea entre los ppuestos en los que se ofrecen aceite, Vino, hortalizas, cereales, frutas y carne. En el mereado tam bién hay vendedores de bisuteria, telas, alfa rerfa, hierro, aperos de labranza, comida y calzado. Todos los co- merciantes exhiben sus tes montados entre las columnas del portico de la plaza y las calles ada cntes Ubieacién ideal. La posicién de la ciudad sobre el rio Tajo y su estra tégica situacién geogrifica la convierten en un nudo de comu. nicaciones y en un centro comercial de vital importancia, Aunque Tito Livio la describié como una peque Aaciudad, Toletum es ahora un gran conjunto urbano dotado de todos los servicios. Disfruta de un gran acueducto, de un teatro, de un circo ¥y de grandes villas en las cercanias, Hace siete afos, los alanos entraron cen Ia ciudad sin obstéculo alguno, Las autoridades negociaron con ellos y la vida continus sin grandes sobresaltos. Pero, ahora, las tropas visigodas acampan a pocos kiléme- tros de las muallas y las cosas pin. tan mal. La cercanta de Toletum fue lo que decidié a mis padres a adquirir las tierras dle esta hacienda, de la cual fobtengo el susten to para mi familia y mis sirvientes. Si Catén recomienda que el alo jamiento sea comodo, por si el propietario pasa largas temporadas en él, Columela anade {que tambien debe ser del agrado de Ia seftora, lo que evitard friceiones futuras. En realidad fue mi madre, Acanthia, la que dispuso cémo debia ser lavilla, Ella siguis los consejos de tensa controversia arqueolégica [ees rego se basa ena figura histrica e Matero Cinegio probableduefio de esta vay let colaborador del em perador Teodoso en la regiones de Oriente, hipotesis que defiende Dimas Fermander-Galano, ecto delyac: into de Carranque. Segtn apunta teste arquedlaga la gran basicafue constrida por orden de Matero para enterase en lia. Asimismo,recuerda ‘quee| mismo emperador autor la fextraccién del material de las canteras de su propiedad para que adomasen a tumba desu pariente Sin embargo, Javier Arce, del departs rmenta de Historia Antigua y Arqueo: logia del CSIC, asegura que "Matera Cra areiiedl porieank deca? ‘quenihay evidencia alguna queper- mita poner en relacién con este ya- ‘imiento™ Ace afirma quel supuesta basilica donde fue enterado Matera fe enrealdadiavilade un hacendado rico detazona cuyonombre descono ‘cemos.Asimismo,elarquedlogo cata tan sugiere que a denominadavila son losrestos de unas posbls ermas, Valioso yacimienta. Ae ampoco cree ‘que Matemo Cnegiofuerhispanoro- mana, ya que suapelides de origen ‘rego algo que niegan otroscolegas ‘uyos,Dejandoaunladolacotroversia, Jo cierto es queest acento trdoro: mano de siglo Ves de una riqueza ‘aleulable En Caranque queda todavia ‘mucho por descubr nase descarta, ‘quehalazgosfturos aporten nuevas fists que apoyen una uotrahipotesis. Entre 1985 1993 ee excavaron os restos arqueolégicos dela vila romana de Carangue, situada en a provincia ce Toledo 36 MUY HISTORIA A ‘Caton de construirla hacienda cerca de un mereado loeal, con una buena cealzada a mano y a orllas de un rio. Como otros grandes propietarios de la provincia, he centrado mis es- fuerzos en la produccién de vino y aceite, En el torcularium (la zona del lgar) Se prensa la wva para conseguir ‘el mosto que fermenta en los dolia (tinajas de alfareria). Posteriormen- te, el vino se trasvasa a nforas para almacenarlo en Ia bodega subterri- nea. Al igual que ocurte con el vi no, la produceién de aceite requiere abundance personal para transportar Ja aceituna, moler la pulpa sin aplas- tar el hueso -Io que evita el amar- {gor-, prensarla pasta yalmacenar en {inajas el oro liquide resultante. Hacienda agricola. Parte de la produecisn de aceite y vino es para hnuestras necesidades domésticas y al resto de la produceisn la vende: ‘mos en el mercado de Toletum 0 en los pequefios dispensarios de Tituleia Lo mismo hacemos con los exeeden tes de huevos, lana, carne, madera ¥y caflamo. En otro terreno cercano pposeo una fabrica de ladrillos y tejas yotra de alfareria, cuyas gananicas se Conjunto palaciego. La inca de Carrangue poseia un palacio cuya disposilén se ordenaba alrededor den patio central, con Lun perso que drgiaa a iferentes dependencias:los Fiosy dos grandes salas decoradas con mosaicos para recibir alas Visitas, ademas dela basa, una estancia abovedda, suman a as que obtengo con los deri vvados de la explotacidn agropecuaria Debeis saber que mi abuelo Lucio naci6 en Tarracum (Tarragona). En aquellos afios de bonanza econémi «a, su olfato comercial le hizo ganar millones de sestercios, Tarracum cera la urbe de Hispania mis cosmo: polita. En sus barrios proliferaban judios, negros, germanos, griegos, sirios y gentes venidas de los rin- ‘cones mis lejanos del Imperio. Ese crisol de razas trabajaba, comercia- ba y vivia en una ciudad siempre bulliciosa, En las tiendas se vendian perfumes orientales, telas finas, es- pecias de paises lejanos otros obj. tosde consumo, y en sus calles habia centros bancarios a los que acudian ccomerciantes que lograban grandes plusvalias comprando productos de Hispania y vendigndolos en otras re ‘giones del Imperio, Estas operaciones estin minucio samente reguladas por las leyes ro- manas, Sin embargo, tambien hay ‘expertos en ingenieriafinanciera que acumulan enormes fortunas opacas al fisco; unos negocios oscuros que chocan’ con. las reglas. morales de ‘muchos ciudadanos. Como decta Ga- lieno: "Para qué tener quince pares de calzado? Rasta con dos, de quita y pon, una casa, algunos esclavos, un ‘mobiliario conveniente, y ya se pue- de ser dichoso”, Un consejo que a buen seguro desoys mi abuelo, cuya proverbial riqueza hizo posible la ha~ ‘ienda que construyé mi padre junto a Toletum, Funcionariado romano. Cuando cumplié los cincuenta aos, Lucio, su familia y sus sestercios se tras Jadaron a Emérita Augusta (Méri- da), donde ejercié como decurion, ‘miembro del principal drgano de go- bierno, el consejo comunal de a eu ‘dad, compuesto por las familias mis ricas ¥ prestigiosas. No era raro que los decuriones estuvieran bien rela- ionados con el Estado, como fue el caso de mi abuelo, cuya familia esta ba emparentada con la de Teodosio, ue afios después pasaria a dirigir el Imperio. Desde su cargo municipal, Lucio contribuia con su patrimonioa ln organizacidn de los juegos, en los que los gladiadores y los aurigas mis hibiles alcanzan altas cotas de ppularidad. La pasidn por las carreras del circo y los combates de la arena ces tan intensa en Emérita Augusta ‘como en la propia metropolis, Una vez asentado en el gobierno de Emérita Augusta, mi abuelo pro- porcioné edueacién a sus dos hijos, Lucio, ef mayor, que murié joven, y mi padre, Materno, quien también ‘dedic6 su tiempo a la politica, aun- ‘que pronto la abancloné para tras- Indarse al eampo. Poco después, fue reclamado por el emperador Teodo- sio en Constantinopla, adonde viajé ‘con mi madre, Allise convirtié en el Iugarteniente general del Emperador ‘en las provineias de Oriente. Yo per: ‘maneci en Hispania, quedéndome a cargo de la hacienda y de las fabricas de ladrillo y alfareria ‘Teodosio, el hombre que tanto in ‘fuyé en la etapa final de mi padre, tomé posesién del cargo de empe- rador del Imperio de Oriente el 19 de enero del alo 379, Nacié 32 afios P Bérbaros yroma- nos en Hispania, ‘400-507 AD., saver Arce Marcia Por, 2007 Estaobraestudiae! siglo. uno delos mas enigmsicosy peorconocidos de Tapeninsula oerica, Lo que Totetum ‘uve y Toledo per- ‘i, Fila Manas {yA Dill Molina Ed Ledoria, 2012. La ciudad manehe- gade Toledo se esarrllo coma tal fen época romans: hoy ain quedan| 2igunos estos arqueolégices MUY HISTORIA 37 FECHAS Tomaposesion del cargode empera- SorFiavio Teodosio ILquereane as poteionesorenta yoreidental de Imperio, siendo et ‘timo en gobemar todo el mundo romana una, 388 lusurpadorhis- panorromano Magno Clemente Maximo es der: tado ena contien- di conta Teado Si0.y sus soldados loasesinanenia antigua ciudad ro mana de Aquilea 409 Dan comienzo lasinvasiones sgermsnicas de los pueblos vandals, suevosyalanos enla peninsula Iberia, que prec: pitaran el finde! Imperio Romano se Occidemt. 38 MUYHISTORIA, > antes en Cauea (hoy Coca, local dad cercana a Segovia). Era hijo de uun hispano del mismo nombre que fue considerado en su époea uno de los mas prestigiosos militares del emperador Valentiniano I, pero que ‘ay en desgracia y fue ajusticiado ‘en Cartago a principios de 376. Pa 1 joven Teodosio, el fallecimiento de supadre fue una catistrofe personal. Sin embargo, dos afios despues, en Adrianopolis, cerea de Constan’ tinopla, los germanos derrotaron al ejército romano, aniquilandoa cerca dela tercera parte de sus hombres y alemperador Valente, que murié en Ia batalla. Entonces, Roma recurrié a ‘Teodosio para que encabezara la ma ‘Diss Ocho fechas clave en el fin de Roma De la creaci6n del Imperio Galo a la caida del Afio260 = Afio 360 Ultimo césar, pasando Afio 395 Ajo 451 Pag. 42 Pag. 46 por el saqueo de Roma o Pag. 50 Pag. 54 Afio325-- Afio 378 la amenaza del feroz Atila. Afio410 Alo 476 Pag.44 Pag. 48 Pag. 52 Pag. 56 ANO 260 Un usurpador en la Galia Enesa fecha, varios acontecimientos agravaron la crisis de Roma: el emperador Valeriano cayé ante los persas y su hijo Galieno vio como el traidor Postumo partia el Imperio en dos. asta once emperadores en lun intervalo de once afos: tal punto fue cadtica Ja etapa que transcurrié entre el alo 248 y el 260. Roma eaminaba hacia el abismo “en un descenso vertical desde la Edad de del historiador Dion Casio, La era de Ja anarguia militar aleanzaba, a me 42 MUY HISTORIA dindos de siglo, niveles de tempera: ‘ura insostenibles,y el fantasma de la ddesintegracion acechaba amenazante ‘como munca antes, Roma, como idea ¥¥ como concepto politico-geogrifico, ‘estaba completamente a los pies de los eaballos. Ya lomos de estos, am: biciosos generales sin rastro de pedi- agri aristocritico, soldados hechos a si ‘ismos que comandaban las legiones as penetrantes, de las tribus germi. nicas y del Imperio sasinida, Elempe- rador era, cada vez mis, un referente Jejano, una imagen difusa, un extra para esos soldados fronterizos sin mis vineulo con el Imperio que la debida lealtad a un general del que dependian su suerte y su sueldo, Asi se forjaban los amides emperadores-soldado: usurpadores por aclamacién popular entre la tropa, rebeldes a la autoridad del emperador ausente en virtud de sus éxitos en la defensa del limes. Una erisis cada vez mas aguda. En 252, Vleriano emergié como empera- dor tras un ao fatidico de usurpacio. nes, con hasta cuatro ésares simult- neos. Su reinado coineidié con la fase mas aguda dela crisis del siglo I, y no tuvo mis suerte su hijo Galieno, aso. ciado a la purpura en ese fatidieo ato y-encargado de la defensa de las pro- vincias occidentales mientrassu padre hhineaba el dienteal hueso mais duro en Oriente, donde encontré la muerte en 260 a manos de Sapor I, rey de reyes del Imperio sasinida. Galieno, indo- Tente, hedonista ¢ ineapaz segin Ia DOSSIER 1: EL IMPERIO GALO crdnica de a Historia Augusta, queds centonces solo ante el peligro. Muy al contrario de lo que apunta el distor Sionado relat de dicha obra, Galieno fueunestadista degran altura, unem perador reformista que supo ler las {ebildadesestructuales del Imperio promoviendo una relorma militar Tuy ambiciosa que contemplaba 1a creacién de un ercito en Ia reserva, con base en la actual Mili, que ser Viria de apoyo con unidades movies 2 las desbordadas guamiciones fron terizas, Galienoreebien herencia un Innperio al borde del colpso y de una irreversible desintegracin, pero nose dlescompuso, tom fas ends yIogro evitar a debacle... por un tiempo, La traicion de Péstumo. El estado de las defensas en el Rin era, a fina les de la década de los 50 del siglo Il, pricticamente catastréfico. Va- rigs destacamentos de las legiones del limes renano habian acudido a la amada de Valeriano para defender Siria del acoso de Sapor, circuns tancia que aprovecharon francos y alamanes para romper el dique de ccontencisn. Galieno traté de apagar cl fuego reorganizando las defensas de la Germania Superior y de la Ga lia, conteniendo temporaimente alos franeos y encargando la reconguista de los fuertes del bajo Rin a Péstu mo, gobernador de Germania Infe- rior. Las noticias sobre la captura de su padre, el emperador Valeriano, a manos de Sapor en el frente oriental dieron al traste con los progresos de Galieno en el Rin, Obligado a dirigir statencién hacia el este, delegs en su hijo Salonino, de 18 aflos, que qued6 a cargo temporalmente de la defensa del limes occidental, Pronto francos ¥y alamanes volvieron a la carga con ‘energias renovadas y, en ausencia de Galieno, Péstumo, tin general de pro- bada vaia, salié a'su encuentro, ob- teniendo una sonada vietoria acom. pafiada de euantioso botin. Salonino reclame su parte, pero los legionarios de Péstumo no estaban por la labor de compartir el premio que con st propio sudor y sangre habian con. ‘quistado, Corria el afto 260 cuando Péstumo decidis eliminar a Salonino ppara hacerse con el control de los do- ‘minios romanos en Galia y Germania. En poco tiempo, Britania y parte de la peninsula Tbérica quedaron también bajo su control, Nacia asi el llama- do Imperio Galo 0 de las Galias, que 000s anostan cilcos en ahistora ide Roma comael 260, cuando G3- leno sucedi asumalogradoprogentox Paraatgarlos miles entes dela cr $5,elnuevocésarpuso.en marcha un p> {quetede mec de emergenciaenun intent porrecomponelaunidad poltica _ys0tial del malrech Imperio. En primer lugatelmin eviejomodeo de defensa enlinea continua vigente desde tempos se Augustoy cred unelértoderesera parahacerentealos ataques de los bir- barosenrentesmuyaejados entre ‘Medias radicales. También perfec: conde sistema de vexllotiones (desta- camentos) dando mis movlidadalas tropas,ypatencié el papel dela cabale- tia (que hasta entoncesjugaba un papel residua),Ademas, prohbié alos sena- ores el acceso al ejéct, apostando porsoldatos profesional del Orden sellé un éxito sin precedentes para tuna de las usurpaciones mas exitosas ¥y duraderas de la Historia del Impe Flo, Péstumo rehuys desde entonces ‘el combate directo con Galieno, que tuvo quecontener surabia ysused de venganza frente al asesino de su hijo sellando un pacto de cireunstancias ‘con su enemigo y reconociéndolo a regatiadientes como soberano de las provincias occidentales, Costosa reunificacién. Péstumo, a diferencia de otros usurpadores relevantes del pasado, rentincié a smarchar sobre Hala para unificar el Imperio bajo su mando y se centrd, ‘con espectaculares resultados, en In defensa de sus provincias frente a losbrbaros. As, frances yalamanes acabaron hineando la rodilla ante el ‘emperador de as Galas, que fue un gobernador muy competente y re- produjo en sus dominios el modelo Politico romano, con magistraturas y tun senado propio, ¥ las reformas mi- LAUNIDAD EN TORNO AUN EMPERADOR UNICO EMPEZO A SER POCO MAS QUE UNA UTOPIA SIMBOLICA Las reformas de Galieno Ecuesireylquidando asia ancestral union en as magistraturas das un ones civiles y militares. Por oro lado, adopté medidas paraconteneriainta- ‘6n, consecuencia dela devaluacion ‘monettia, mediante nuevos mecanis ‘mas de ecaucacién. Sus efomas con tnbyerona superar la cisis desig Il ero no solucionaron dstuncionalida- des endémicas de argo recori, litares de Galieno, creando un ejérci- to en la reserva. Pesea sus esfuerzos, Galieno fue incapaz. de reunifear a ‘Roma bajo su mando: el Imperio Galo sobrevivi durante mas de una déea- da, Pero Péstumo acabé recibiendo de su propia medicina: perdié el fa vor de sus tropas y murié asesinado fen 269 por los mismos soldados que Jo habian aclamado emperador. El Imperio de las Galias cays defini vamente cineo alos después a ma- nos del nuevo emperador legitimo, Aureliano, que venci6 a Tétrico 1, cefimero monarca romanogalo, Pero Roma pagé la reunifiacion a un al tisimo precio: el cans volvi6 a reinar en Ia Galiay los territorios alrededor del Rin; francos y alamanes volvieron a las andadas, esta vez secundados por los piratas sajones; los saqueos, Ia destruccién y la despoblacion hi- cieron, otra veo, del limes occidental ‘un coladero durante afos, ElImperio estaba revelando problemas créni- 0s que sentaban ya las bases de un declive lento pero irreversible: des- centralizacién desordenada e inca: pacidad para mantener la cohesiin y la union, La unidad alrededor de ‘un emperador tinico era ya poco mis {que una utopia. Era tiempo de deci- dir qué era mejor: una sola autoridad simbolica sobre un Imperio en des~ ‘composicién, o mais de una sobre un Imperio fuerte y capaz. Lacabaleracobré tun auge inédito hhastaentonces en elejécto romano ‘on as formas de Galieno arriba, ‘aballeria romana fenformacion de ataque, acuarela {eP Connoly. Public Licinio eer ree pene err een sat MUY HISTORIA 43, El milagro de Puente Mivio, 128 de octubre del ato f2bac0 (859) eproducela ren Majencio, hijo del ex aerllana seg cual Cnstan- mperador Maximiano, ‘a We levado'ata victoria conta aandoné el regio de ls Majencio“porinspiracn ving. fnexpugnables mnurallas de Roma para medir sus fuerzas en las proximidades del Puente Mitvio con Constantino. Ambos se disputaban Jos despojos de un Imperio sumido pelea fratricida por el poder. Muchos historiadores defienden que la lama da crisis del siglo Il! quedé aparcada en el siglo siguiente gracias loses fucr2os reformadores de Dioceciano, gue opto por aceptar la division de facto del perio en dos areas de in fluencia gobernadas por dos augusto, a su vez respaldados por dos eésares ddesucontianza de menor edad. Late twarquia, cierto, tao estbidad y un hhorizonte de gobernabiidad inédito enmucho tiempo, pero el modelo po Iitico de Dioclecian fue sélo un espe jismo. El sistema no sobrevvio a sus dos ieslogos, el propio Dioeleclano y Maximiano, y cuando leg la hora del relevo resucitaron las disfuncional dades cronicas de Roma Inspiracién divina. Constantino, hijo de Constancio Cloro, heredero salerio de la plirpura im 6 fuera del reparto de po- Te ocurrid a Majencio, e Maximiano: ambos espera iados al Imperio en es, pero finalmente vero. Constantino, con el las legiones de mn el de los pretor apoyo ania, v Majenc Roma, se sumaron a la sta de usurpadores procl cemperadores y devolviendo al. Im. perio al eaos de los afios duros de la ElImperio se 22 se produjo a pocos kilémetros de la ciudad eterna. Majencio cometié el hace cristiano “=== sus posibilidades de vietoria que iba ‘mucho més alld del resultado de un Tras abrazar la fe antes perseguida en 324, al afio siguiente SyuecZAtisae dee inoue a Constantino | hizo oficial la cristianizacion de Roma Iovempdjdoeal ecatbata revelludble presidiendo la primera gran cumbre catdlica de la Historia itll veloci ¥en et ol dla siguiente Constantino derrots a Pero esta unidad religiosa no tard6 en resquebrajarse. ‘Majencio “por divina inspiracién”, 44 MUY HISTORIA, ss DOSSIER 11: No eta ni mucho menos la primera ver que un emperador lograba una victoria militar decisiva gracias a la intervencidn divina; desde Dioclecia rho, imperaba un modelo de monar ‘quia absoluta de derecho divino en el que el misterioso prodigio encajaba perfectamente con la ideologia do ‘minante. La novedad, si seguimos la narracién de los eronistas eristianos, cs la naturaleza de dicha inspiracion: ‘elDios cristiano entraba asi en la His toria dela alta politica romana, Lanueva fe se hace offeal. El cris tianismo habia dejado de ser una rel agin de los pobres para colarse en los mismisimos sueiios del Emperador. Muchos autores defienden que es ta aparicién, que es en sty por lo que ‘comports a medio y largo plazo uno de los episodios fundamentales de la Historia del Imperio Romano, fue per- tinentemente inventada por las croni- ‘as eristianas una vez que Constantino abrazé formalmente la nueva fe. Lo jeto es que Puente Milvio mareé un punto de inflexién de enorme enver- ‘gadura en cl relato histérico del Im- perio. El propio Diocleciano habia de ‘eretado pocos afios antes persecuciones contra los_cristia nos, pero el nuevo augusto, que com. parti la purpura con Licinio (tras Ja climinacidn de Maximino Daya y Majencio), fue dan Geert prenrrnar rs Perera nt POR OPORTUNISMO © POR CONVICCION, NICEA FUE UN PUNTO DE INFLEXION EN LA HISTORIA DE ROMA do pasos progresivos, alo largo de su reinado, de aproximacién a I Iglesia Enmarzo de 313, los dos augustos de- eretaron en el Edicto de Milan libertad de cultoen todo el Imperio y la rest: tucisna loseristianos de todos sus bie nes confiseados. Das afios despues, las rmonedas acuiiadas por Constantino comenzaron a exhibir simbolos cris- tianos asoviados su persona, yen 324 liquidé defmitivamente a Licino, que insistia en Orienteen la poitcasanti- cristianas tomando partido por el pa- ¢ganismo. Pero no tenemos constancia inequivoca acerca dela defnitva con version del Emperador al crstianismo hasta ese mismo aio, y fue el 20 de mayo del afo siguiente, 325, cuando Constantino escenified institucional: ‘mente su incondicional compromiso con la causa de los eristianos. En ese dia seftalado presidié ef Emperador el primer conclio ecuménico de la His- toria en Nicea (en la actual Turguia), convocado a expensas del obispo Osio ide Cordoba. EL objetivo de esta pri ‘mera gran cumbre de las antoridades principal la mera contencié tropas birbaras hasta la Hegada hhuestes mejor equipadas, como los comitatenses 0 ejércitos de campo, legiones acampadas 0 establecidas fen eastros semipermanentes a dos 0 tres dias de marcha dela frontera. Los limitanei, por su localizacién coin cidente muchas veces con los cursos de los rios, también fueron denomi nados riberefios e, inevitablement, formaron comunidades estables. La calidad de vida de estas tropas era casi siempre mas precaria, on escasos ser Vicios y el continuo hostigamiento de los pueblos del otro lado, En momen tos de menor actividad, cumplian Tabores de vigilancia de las vias y control policial, reducigndose su presencia en las provineias me: nos confictivas o sin fronteras ‘con biebares, como Hispania fo la Mauritania tingitana. Los ‘inculos de ls limitanei con la poblacién local, con la que to ‘maban parte en negocios yen la vida social, les hacian perder fre ‘cuentemente su carieter militar y Pe ret conor Pees core su coraje paral lucha, Posteriormente se adopté una po: litiea de asentamientos de pueblos ‘germinicos mediante acuerdos por Tos que algunos birbaros recibi tierras en las fronteras para que se instalaran con sus mujeres y vivie ran en ellas, adenais de cultivar la tierra y crear una familia; de esta forma, ante la legada de otro pueblo que quisiera traspasar la fronter: necesariamente lo impedirian para defender sus propiedades y a sus fa milias. Esta medida y la de asimilar cen el ejéreito a tribus y reyes aliados, Ios llamadlos foederati -que no eran considerados conquistados, pero tampoco gozaban de la ciudadania Darbarizarian progresivamente los efectivos militares de Roma hasta ser ‘inoria los de origen latino, El limite interior. Con cierta perio dicidad, los pobladores de terrtorios cconquistados -las provincias, en el lenguaje imperial- se rebelaban con ta sus conquistadores. Una de las re \ueltas mas famosas fue la de la reina Boudica, esposa del rey Prasutagus, Procedimientos de los pueblos barbaros LLeztitssdlomornde lyn acter dterena o los pueblos bivoarostelan su cfigenen suforma devida.Siendo rnémadaso vndose obligadosa migra sugranbazaeralamoul- ad, ycuando seveianobigados adelenderse, suscarosviviends sealsponin hasaentiplecrculo Concéntico en alguna tur 020 nacielendible En campo abierta, Sinfanteria sola isponerseen liea,con unfance potegido«en carpada,yeloto consti x bali desmaniaga Sobretodo rzarse’ abandonando sus ic ‘sy hasta sus armas paraado ee ‘unbosque, uno ounaladera es jugaban conta ventjaruméricay ‘onal hecho deaue el propio er ‘toromanocomenzaba a "barba- tarlas de sus enemigos el equipa mmientogermanico era mucho mas, mo _barao, alga devialimportancia araun mperiocadavezmas em- or _pobrecido, lacabalieia, que amenudo com ‘cada pueblotiene su tibia. Ensucomposicion mia, cada pueblo tenia sus peculaidades or ejemplos ostogodos dis + ponlan demas cabalieia quelos p+ visigados,yunos yotrsnetes soln caocerdearmaduras, ex: cepcién dels jeles.Elquerero Francotipco eran ante amado con unapesadalanzade carga,un hacha de quera arojadza,escu- Solivianoyespada aga, mientras ‘quelossasinidas dePesiadispo- nian de una bien dotada cabaleria sada Los hunos,porsuparte, eran ndmadas paralos que! cabalio era vital. y de ey sobre via sin apenas descabalga. «en el aft 60, Este monarca iceno del sudeste de Inglaterra, que siguio go- bernando a pesar de haber sido ven cido, murié en el afio 60 y, tras su fallecimiento, Roma decidié anular la autonoma del tertitorio, confiscando propiedades y esclavizando a sus po- bladores. La propia rina fue azotaday sus hijas violadas al no poder pagar la ‘deuda contraida por su marido. Otras tuibus sufrieron un trato parecido, Boudica las convoed para encabezar- las contra Roma, llegando a apode rarse de varias poblaciones impor lantes y marchar hacia el norte par cenireniarse al ejército de Suetonio, {que ibraba campariaen Gales, Caren tes de logistica, los britanos contaban ‘con saquear los almacenes romans, pero Suetonio los incendié a medida {que se retiraba, por lo que el nume roso ercito britano legs debilitadoa su enfrentamiento final. Las téctieas, las armas y la disciplina de los apenas 1.200 legionarios de Suetonio se im pusieron, aplastando a los 100.000 hhambrientosy exhaustos guerreros de Boudica, La reina murié en la batalla, aunque algunos ereen que se envene- 16 para no ser eapturada Ellevantamiento judio. Igualmente peligrosa fue, seis afios mas tarde, la revuelta delos udios que, al coineidir ccon el colapso del suministro de tei goa Roma, ocasioné una grave crisis interna en la que Nerén se vio desa fnado por Galba y sus legiones hispa nas, Aunque este e6nsul, gobernador de a Tarraconense, fue inicialmente derrotado, consiguié en junio del 68 que el Senado lo nombrara empera dor. Mientras, Nerén habia enviado a ‘Tito Flavio Vespasiano a sofocar la re bein judia, cosa que hizo satisfacto riamenteen el afio 70, dos después de Ja muerte del propio Nerén. Durante REE ee 1 conflict, los romanos tomaron la ciudad de Jerusalén, la saquearon y destrozaron su templo, forzando a los judios al exlio, Rebelién a bordo. Los propios ro: manos se rebelaron muchas veces, ccansados de la politica fiscal 0 los abusos de algtin emperador. En estas sublevaciones, las eohortes pretoria nas tuvieron un papel fundamental y ‘reciente. Esta organizacién tempo- ral, que tenia por mision proteger la Vida de los generales en combate, se cconvirti, tras la batalla de Accio y por decision de Augusto, en un cue? po permanente destinado a Ia guar dia personal del emperador, tanto ‘en la propia Roma como durante sus desplazamientos. Los pretorianos protegian no sélo su vida sino también el palacio y las residencias oficiales, ademas de ac tuar como mensajeros, mediante un ‘cuerpo especial de caballeria veloz formado por los speculadores, Asi mismo, se ocupaban de la detencién, clinterrogatorio y la ejeeueidn de los ‘enemigos del emperador. Llegé a ser tanta su cereania con el poder, a tra vés del control que ejereian sobre los mensajes y despachos oficiales y las muchas misiones seeretas que ast mian, que muy pronto jugaron un papel esencial en el nombramiento ‘de nuevos emperadores, conspirando rho pocas veces ¢ incluso subastando cl puesto supremo, o asesinando a los pretendientes queno eran de su agra do, Estas pricticas ocasionaron nu rmerosos choques con la legiones que se negaban a reconocer alos nombra- Complot y asesinato, Galba,cénsul dea provincia Taraco rnense, ue emperador por uns pocos meses. Abajo, un grabado ‘representa alos soldados dispuestos a dare muerte dos por los pretorianos y esco ‘ana sus propios emperadores, A partir de Caligula, estos en frentamientos se convirtieron casien la norma y nada tiene de extrafio que las cohortes preto rianas fueran disuctas, casti ‘gadas o diezmadas en diversas feasiones hasta su disolueisn definitiva en tiempos de Cons tantino, Invasion a fa vista, Aun gue, durante los siglos IL y IV, el Imperio sutrie per didas y recuperaciones, a finales del siglo V sus fronteras habian prdcticamente al eanzado su mixi ma expansion en Occi dente y comenzaban a perder terre no frente los invasores birbaros. El siglo siguiente contempls el re surgir del Imperio con Justiniano, ‘gracias a las nuevas ticticas de st ejecito y su habilidad para el movi rmiento de poderosas fuerzas de ea balleria dotadas de jefes habiles, Esta reconquista tuvo, en principio, bas tante éxito en Africa y en Hispania, pero en Italia Ia guerra se prolongs excesivamente y, como resultado, el testable reino ostrogodo se vio susti tuido por el de los lombardos. Al fi nal desu largo mandato, loslogros de Justiniano se vieron muy mermados por la crisis econdmica, las epi rmias y el acoso de los birbaros. En Oriente, Constantinopla, la actual Fstambul, fundada por el emperador Un ejemplo ‘de rebeldia. Boudica, reina ‘querera de os. leenos,acaudilé a varia bus ita nasenialucha contra la ocupa cionromanaenire Tos anos 60 61 Constantino alrededor del 330, se yiDEO convirti6 en fa nueva capital del Im- iy raay bitiy/1aND0Og perio, consolidando asa separacién entre Oriente y Occidente. SRE eres senta un nteresan te documenta tit lado Augey caida el mpero Roma La llegada de los godos. De todos los pueblos barbaros que invadieron las tierras del Imperio en las etapas finales de su Historia, los godos, un pueblo germanico de origen escandi navo, fueron los de mayor relevancia Comenzaton su presién migratoria hacia el sura principios de aera cris tiana, siendo frenados por Claudio Mel Gotico cuando invadieron, con poderosas fuerzas, lirico y Pano- P fo, queen este timer capitulo se centa en a prime ra guera barbara, MUY HISTORIA 61 INVASIONES CONTRA er EL IMPERIO ROMANO ay Anise —P Vind, rien ery soe Océano pie > Weeder Atiantico =e elie denon Organizacion del Imperio Romano (395 .C.) 1 Aesypas 1 over © Caionpoame Pons BTN tia Was MM XAtice V Thacie XI Brisie (rammed Teds) VI Macs I Galise ~ Separacién det Imperio vi Dacia Alf Sepen Paine SEP EVI tyeeam TE XIV Hispania sora eee ae ea eh I TT I TT STEAD ‘Tribus en movi rmiento,clmapa nia. En a batalla de Naissus, en los ron ocupar el Imperio, ineapaces de querepresentael Bal legiones romanas, enea~_apoderarse de las plazas fortificadas ImperoRomanoen ezadas por el Emperador y el habil por carecer de ls habildades y los elano295muestia general de caballeria Aureliano, obtu- medios para la guerra de asedio. lasdireccionesto- YVieron una gran vietoria. Los godos, Como en otras ocasiones, un ge- madesperlosile- fechazados ala otra oil del Dan nerl acudl en socorro de Roma en tertesgruposde ho, dejaron de siponer una amenaza este caso Teodosio, que enold en st inasores barbs. durante casi un siglo, dvidiendose a _ejécito a godos cristianosyainstala Geimmoreee —partirde entonces en visigodos ogo- dos en tierras del Inperio yautoriz6 sana Alosdeloeste, ccupantes dela Dacia,y 2 otros godos a instaarse al sur de ‘ostrogodoso godos de Oriente, insta-_ ajo Danubio, conservando stat Tados en laactual Urania tonomia como pueblo confederadlo con la obligacion de combatir junto Visigodos y ostrogordas. A finales a Roma en caso de guerra. Aunque del siglo IV, ambos pueblos, godos permanecieron files a Teodosio y de Oriente y godos'de Occilente, combatieron con 1 contra un par fstaban tan sometidos a la presion de generales pretendientes, tras si migratoria de los hunos y otros pue- muerte se sublevaron,llegando has blos del este de Europa yde Asia, que {alas murallas de Constantinopla © Volvieron a desplazarse hacia el inte Flor del teritoio romano, para ser finalmente frenados por Valente. Sin ‘Una capital protegida. Durante el einado de emperador Teodosio Ienla primera mitad del igo V, se construyeron las muralas de Cons- invadiendo Tracia, Macedonia y Gre- cia encabezados por el rey de los vi sigodos, Alarico El general Estlicén, de origen van dalo, traslad6 a su ejército por mar hasta el Peloponeso, Mlanqueando a Alarico y obligindole a retirarse. Los ‘windalos, de origen escandinavo, ha bian iniciado su movimiento migrato- Flo en el siglo I, también bajo la pre sid de los hunes, eruzando el Rin en el 406 para atzavesat la Galiay abrirse paso hacta Hispania, En estos despla zamientos les acompafiaron los alanos ‘occidentales, procedentes del sur de Rusia, ylos uevos, otros germanos. En su expansién, vindalos yalanos no sélo llegaron a ocupar el norte de Africa bajo la guia de Genserico, sino {que su flota dominaria el Mediterrs neo a finales del siglo V, algo inaualito para un pueblo de larga historia mi ‘gratoria por tierra El avance de los hunos. Estlicbn, tras aos de mantener a raya a euantos usurpadores de provineias y biebaros invadieron el Imperio, fue vietima de la envidia y el odio que su origen ger ‘mano y su fe arriana despertaron en tre los senadores, siendo finalmente degradado y ejecutado por Honori. Enlos tumult que siguieron asu ej ccucién, fueron asesinadas muchas de las esposas y los niios de los foederati, lo.quecausé que casi 20,000 deellos se un larico, Este cruzé los Alpes y marché contra Roma, saquedndola fen el 410, Aunque no era el primero n hacerlo, en esta ocasién causé una ‘gran conmocion y hoy sigue siendo ‘considerado clave en el final del Impe- rio Romano de Occidente, Los hunos, un conglomerado de tribus nomadas de cazadores y ove jeros que venian presionando desde ‘en Europa a mediados del siglo 1V aprovechando el caos desatado por ‘embargo, la presion desde Oriente ‘antinopla para defender el epicentro del Imperio Romane de Oriente, continu arrojando oleadas sucesivas de tribus birbaras que atravesaron el Riny el Danubio, obligando a Valente a abandonar su guerra con los sas nidas en Persia para ponerse al frente de sus legiones. Desafortunadan te, fe vencido en la batalla de Adri népolis (378), siendo aniquilada su infanteria tra la huida de su caballe ria. Aun asf, los godos no consiguie 62 MUY HISTORIA ‘Travesia migratoria de pueblos birbar por mar acompaiado por una tripulacién ‘’lncvenia anos de reinado, elev a su puek los godos y otros pueblos birbaros. Desde Panonia, en Hungria, cedida por Teodosio Il para evitar que asola ran el Imperio de Oriente, el rey Atila ataeé la Galia en 451 como respues: ta a la negativa del augusto Aecio a concederle la mano de Honoria, hija de Teodosio I, va la Galia como dote, pretension alimentada por la propia Honoria, que deseaba librarse de un matrimonio forzado, Aecio y Teodo- rico I losdos emperadores, actuando cconjuntamente, derrotaron a Atila en los Campos Cataliunicos, cuya situa cin exacta se desconoce, muriendo ‘Teodorico en la batalla Atila, vencido por primera y dni a ver, hubo de retirarse, pero no fue perseguido, de forma que al ato siguiente volvié a la ofensiva, esta vex sobre Italia, Aprendiendo de su derrota anterior, requis miquinas de guerra y consiguié tomar y sa ‘quear varias ciudades a su paso, sin 08, Eley vandalo Genserice llega a Arica de a ib rania de los alanos. ¥en sus cast blo ala categoria de potencia meditertinea que Aecio pudiera detenerlo, hasta llegar alas mismas puertas de Roma, aunque con su ejército mermado por la hambruna y la peste. Los unos, aunque no efan eristianos, tendian a respetar las religiones, y ante las stiplicas del papa Leén 1, en entre: vista personal con Atila, respetaron sus deseos y abandonaron el Imperio de Occidente. Atila moriria durante su noche de bodas en 453, cuando se preparaba para atacar al nuevo em. perador de Oriente, Marciano, por haber dejado de pagarle los tributos acordados con Teodosio Il. Las defensas de Constantinopla. ‘Tanto los hunos de Atila como los go dos de Alarico comprendieron que no tenian muchas probabilidades de capturar Constantinopla, la capital de Imperio de Oriente, que distrutaba no ‘slo de una situaci6n estratégicamente ideal ~construida sobre un promonto- rio triangular y euyas murallas del lado de a tierra se extendian desde el mar de Marmara, en el sur, hasta un brazo de Bésforo en el norte sino que tam: Dien tenia un amplio y profunde foso, seguido de un parapeto de casi doce metros de altura, detrs del cual se s- taba tna cadena de torres unidas por Nueva estructura del ejército aciamediadosdelsiglo _Aspectoscomola sanidad Nelejectoromanaha- muita sean eatvamente biacambiadoradcammente descuidados en compara respecto del delos silos pre-_cién aépacas anteriores. codentes, Enver delas’33 le _Junoalacabaleiapesada, Glonesexisentes aprincpios deorigen mata, laligera, delsigiol, se estabiecio una formada asimismo por topas ruevaunidadlésica lace! _brbaras,jugaba un ape! sjercto decampa.dotada con crecienieen esta paca una grantuereade cabaeia Gran parte de su cohesion vlegionesdeélte.quecrecié _ dsciplinahabian desapare- hastalos 600.000 hombres cido:yano eran muchos os ‘gacias.aosiitane/-guat-_legionaris ni las gentes que as ronterios, que vvianco- _consideraban prittariala mosoldados-cranjes~ _defensa de Roma. Elejécto ‘occidental se desintegeé con CConfiguracién militar Esta elcolapso dal Imperio Roma: enomeestucturasupuso node Occidente, mientras gandesestuerostinanciews quel de Oriente permane alascasiagoladasareas i intact hasta sutransfor- Imperales. Las aniquaslegio- _ macion ene ecto bizant nes eran ahoratopastronte- no duanteesgl Vi fieas de segundo orden muy redueidasennimera Lastro- ase ite, ocomtatenses Palatn, eran las unidades de cabal lamadas veut: es, que podian ener entre ‘400600 hombesy eincole- jones palatnge, cada una de fas deunos 1000 1.500 hombres, ensumayoriabie- bacsamigos, aunque'su cyomposioidnvaiaba segtin las necesidades delmomento, Lapidafanerara de un soldado de cabaleriarepresentado con ‘amadura duranteun combate. rmurallas de ocho metros de alto, La propia ciudad consttuia la carta linen te defensa, situada a veinte metros de distancia y com una nueva muralla de trece metros de altura, fortificada a su vez por grandes torres desde las que podin ser asaeteados los lancosdelos ssaltantes. Otros muros de obra slid, de estructura similar, defendian las zonas del capital del lado maritimo, protegido con cadenas y, sobre todo, por st poderosa ota, constituida por fgleras 0 dromones (bareos de guerra Bizantinos) y armas secreta como el famoso “ego griego”. Con tal estruc turadefensva, nada ene de particular aque Constantinopla resistiese a todos sus enemigos hasta 1453, cuando el uso de unaartlleria mis sofsticada perm tidalesturcosinvadiresta capita. « Creer ero eee enone Peers ren Mientras la ciudad palatina se encon- traba cada vez mas arruinada, el proyecto del emperador Constantino el Grande se materializaba: una nueva capital en auge para el Imperio. J aconstruceidny el auge de Constantinopla estuvieron, profundamente interrelacionados con la simulténea | dccadeneia que sufrié Roma. Fueron procesos coinei dentes que se alimentaron mutuamente, pues cuanto ‘mis entraba en crisis la ciudad italiana, mas rica y prospera se volvia la oriental. Al hundirse el Imperio Romano de Oceiden te, su vieja capital era una sombra deerépita y medio en ruinas de lo que habia sido tan solo dos siglos antes, no conservando apenas nada de su esplendor. En contraste, la nueva urbe, que habia sido levantada sobre la pequefia ciudad griega de Bizan. cio, iba a ser una de las capitales politicas del mundo mais po derosas durante mil fos, y fel continuadora de Roma. Luego,, bajo el dominio turco y con el nombre de Estambul, seguiria siendo capital del nuevo Imperio Otomano. 0 dencia. Las causas dela crisis de Ro ‘ma fueron varias, mezclindose entre sty potenciando enorme ‘mente sus efeetos. El perfecto reflejo del proceso fue la abrupta ceafda demogrifiea que hizo que se pasase del millon y medio de almas que atesoraba en tiempos de Trajano, a principios del siglo Il, a las escasas 300.000 cuando fue depuesto el siltimo ‘emperador del Occidente en el ao 476, Qué habia pasado? Elprimer factor explicativo lo encontramos en el terreno po litico y militar. Las amenazas birbaras de mediados del siglo hicieron de la parte occidental del Imperio una zona cada ‘vez. menos segura. Roma habia permanecido a salvo durante siglosy la ultima vez que habia sido saqueada fue nada menos aque en el aio 387 a.C. a manos de los galos. Sin embargo, las recientes amenazas hicieron que la sensacion de debilidad inseguridad se instalase y en 271 el emperador Aureliano or dené la construceién de un poderoso anillo de murallas que debia proteger en el futuro Ia ciudad. Eran las lamadas Mu rallas Aurelianas (las anteriores eran las Servianas, levanta das a principios del siglo IV a.C.), que fueron una magna obra de 19 kilémetros de longitud que rodeaban 13,7 kilémetros MUY HISTORIA 65, Seng pone scarce mer y mayor clrco romano. E> elvale stuado entre ‘elPalatino yas co nas Aventinas se en ‘contraba el Cico ‘Maximo de Roma (cha), unestadio de grandes amen: siones donde se ce lebraban careras de hasta doce caros, > euadrados, de3,5 metros de grosor y 8 de altura, y dotadas nada menos ‘que de 382 torres. Luego, a principios ddl siglo V, todavia se doblé su altura por orden del general romano Esti liedn, Pareeia que con esta cielépea ‘construccidn la capital podia perma: necer segura, pero era todo lo con. trario porque reflejaba una debilidad rhunca antes conoeida al reconocer implicitamente que ls invasores po: dia llegar hasta sus puerta. Las mismas instrucciones de ro dearse de defensas se dieron a otras ciudades, con lo que se ponia en evi dencia que el Imperio era conscien te de sus limitaciones militares, al ‘comprobar la suma facilidad con que los germanos eruzaban las fronteras. Areas vacias. Obviamente, Ia crisis ‘econdmica también habia hecho me llaen a capital del Imperio, Elcolapso del comercio fue provocando la deca dencia de la ciudad, un creciente pa ro y, conello, la marcha al campo de ‘gran parte de sus habitantes en busea ‘de medios mis faciles de subsistencia Este descenso de poblacién y de dine- ro recaudado por parte de las autori dades fue también determinante para {que el rio Tiber, que atraviesa la ciu dad formando un gran meando, pa sase deser un pulmon un cincer. En las épocas de prosperidad funeionaba ‘como arteria vital: aélseabocaban to. doslos desperdicios, pero por su curso afluian todos los suministros desde el vvecino puerto de Osta. Sin embargo, para que cumpliese la doble funeiin ‘que daba vida a Roma, debia ser dra Ce ee a si ophecnetion sgadoy los muros decontenctén debian ‘antenerse en buen estado, Al aban: donarse estas actividades ~Aureliano fue el ulkimo emperador que ordens tun dragado del cauce- por falta de di nero y mano de obra, el io comenzs a deshordarse periédicamente y sus ‘aguas comenzaron a anegar ls partes rns bajas de la vieja Roma, devastan- do los foros y acentuando el abandono pprogresivo de la ona del Palatino, que yyaen la Antighedad habia sido deseca apara levantar la ciudad, ‘Gon la falta de mantenimiento, el ‘Ther reeupers lo que era suyo e hizo inhabitables los antiguos barrios eén tricos, Hegandoa convertrlos, literal ‘mente, en campos donde s6lo pasta Dan las vacas (Campo Vaceino). Curiosamente, la progresiva im plantacién del’ cristianismo, como religién aceptada por parte del Esta do desde los tiempos de Constantino, también contribuyé a la ruina de la ciudad. La nueva ereencia no so pro: hii los comibates de gladiadores y los especticulosde eras, sino que conde: ‘6 laprictica de la apuesta, llevando ‘ala ruina las earreras de eaballos y de ccarros, Sin el negocio de las apuestas, ¥ todo el mercado y la actividades de ‘cio que generaba, el Circo Miximo, el estadio de Domiciano y el Coliseo ceayeron en desuso y fueron progre sivamente abandonados, earentes de pprogramacién deespectsculos, Edificios reconvertides. Los dos primeros espacios de ocio de Ia ciu dad acabaron siendo la cantera de los posteriores edificios vaticanos y el Coliseo pasé a convertirse primero cen fortaleza e incluso, més adelante, en horno de cl El resultado es que miles de roma ros se quedaron sin trabajo y sin in igresos, por lo que también tuvieron que emigrar fuera de la ciudad en Dusea de alimento. Por otra parte, el centro ceremonial de crstianisma se El colapso del comercio fue provocando la PEC Guek ERE M ksiccd Elen a con ello, lamarcha al campo de la poblacion levanté fuera de la vieja Roma amu. rallada, al otro lado de! ro, junto al circo de Nerén y sobre un cemente: rio en donde haba sido enterrado san Pedro. Ciertamente, la Roma eristia na fue creciendo y prosperando, pero a costa de I Roma tradicional que, fen a otta ribera del ‘iber, se fue en ‘cogiendo paulatinamente en cuanto a dimensiones, al verse abandonada por cada vez mais ciudadanos, Abatimiento moral. golpe de: fue la pérdida de lacapitalidad. Al principio fue un proceso lento, pues desde la época de Diocleciano, hacia finales del siglo Il, ya se habia tras ladado la sede del gobierno a varias Pero, ya desde principios del IV, Roma no respondia a las necesida. des de un Imperio euya centro eco: rnémico y politico se desplazaba cada ‘ver mis a Oriente, region mucho mis poblada y en donde el comercio y la ageiculturatenian un nivel productivo muisalto queen el cada vez misempo- brecido Occidente, Para la lite gober- ante era necesario acercar el centro de poder tanto a las zonas fronterizas ‘como a los centros comerciales y de ‘comunicacién més importantes, Proteccién ante el enemigo. En ese momento, las fronteras a pro teger con mis urgencia eran los rios Danubio y Eufrates, que apa reefan como unos limites del terri torio mucho mds peligrosos que el Rin, Estas necesidades levaron al ‘emperador Constantino a fundar la nueva capital sobre la vieja ciudad -ga de Bizancio (colonia funda dda por Megara en el siglo Vil a.C.), a orillas del Bésforo, alas puertas del Mar Negro y a caballo entre Europa yy Asia, fo que le permitia de paso ‘controlar todo el trafico comercial, tanto maritimo como terrestre, que se daba profusamente en sus proxi midades. Por otra parte, el enclave conocido como el Cuerno de Oro. estaba en una peninsula que for maba un tridngulo protegido por el mar en dos de sus tres lados, lo que lo convertia en un bastidn defensivo casi inexpugnable, En el aflo 324, Constantino habia veneido a sus fivales reunificando cl Imperio bajo su tinica autoridad. Inmediatamente comenzi la cons truceidn de la nueva ciudad, acto queconvirtié.en simbolo desu nuevo poder y que emulaba tanto al Eneas padre de la vieja Roma, como a Ale: jandro Magno, fundador de a joyade Oriente que era Alejandria. Con ello también otorgaba un claro mensaje ropagandistico a su persona, pues no sélo aparecia como gran vence: {dor de sus rivales, ungido ahora por ) la nueva religidn cristiana a la que | protegia cada vez mas, sino como un E constructor de ciudades e impulsor del comercio y la economia, El disefo de la urbe. Con la cons: truceidn de la nueva ciudad, Cons. tantino, que desde el primer instan- te pretendié que fuese grandiosa y ‘monumental, ansiaba recuperar él poder y el prestigio que en otro mo. mento tuvo Roma, No en vano tam. bign se asentaba sobre siete colinas, To que evocaba a la vieja ciudad, de manera que, al principio, se le puso el nombre de Nea Roma Constanti nopolis ("la Nueva Roma de Cons: tantino”), dejando claro que seria tuna réplica mejorada dela vieja urbe aunque enseguida se la conocis sim. plemente como Constantinopla Para dar gloria y aureola sagrada a su construccién, se propagé fa le yyenda de que el mismo Emperador en persona habia delimitado con su lanza ‘elperimetro que debia tener la ciudad, mientras era guiado por fuerzas divi nas. Deestamaneracontécon elapoyo del joven cristianismo, al que se habia aproximado por mero interés politic, convirtiendo la ambiciosa empresa cconstructiva en una tarea bendecida por Dios desde su comienzo, Si Constantinopla habia de ser et reflejo del nuevo poder imperial en toda su magnificencia, no se debia reparar en gastos, Unos 40.000 tra Dajadores, la mayor parte esclavos godos, trabajaron en su construc cidn, Centos de arquitectos, maes tros de obras y decoradores acu dieron desde todos los puntos del Imperio, Hevando también consigo obeliscos egipcios, estatuas, colum: nas griegas y romanas, asf como mo saieos arrancados de otras ubieacio. nes, que se sumaban a los que ellos mismos construfan con material proveniente de las canteras de m mol ubieadas a pocos kilémetros, Alejandria, Atenas y la misma Roma fueron las eiudades desde donde se evaron mas objetos decorativs ala nueva ciudad. Copiando el diserio de Ja vieja capital, se levanté un segun do Senado, aunque con menos sena dores y de menor influeneia para que jams pudiese cuestionar el absoluto poder imperial. También se dividio fen catorce distritos y en su diseiio se contemplaron, desde el primer momento, acueductos, pozos, cis ternas, termas, foros, palacios, un gran hipédromo de 30,000 plazas de capacidad y demés construcciones ccolosales que debian dar entidad de apital la nueva ciudad. Ya después de la muerte de Constantino, su hijo Constaneio If fundé en 240 una uni versidad que pretendia reunir todo cl saber de la Antighedad. En la gran phza central de la ciudad se levanta ban, en cada uno de los cuatro lados, los edificios mis magnifieos e impre sionantes: el Senado, el Hipddromo, 1 Palacio imperial y la iglesia de la Di vina Sabidurla (ain en construccion a la muerte de Constantino). Luego, esa basilica seria remodelada y ampliada por Justiniano, pasando a ser eonoci da simplemente como Santa Sofia. La cripta de este templo es la nica cons truecién de a época dela fundacién de la ciudad que permanece en nuestros dias, junto eon la famosa cisterna, ‘Cambio de aires. Los templos paga ros que habia en la vieja Bizancio no fueron destruidos, pero si engullidos por las umerosasiglesiasquesecons Iruyeron. Enel nuevo foro se emplazs |. una estatua del dios Apolo aunque reemplazando su cabeza por una del Emperador, dejando claro asf ante la ‘opinidn publica aquién queria que se Venerase y recordase como cl gran hacedor de la ciudad, Para garantizar la rida y rmusiva legada de pobla ign, decreté a la urbe libre de impuestos, y en seguida afluyeron’ tanto * ccomerciantes y artesanos ‘como eas familias pati cias desde todos los puntos del Imperio. Constantino puso especial interés en que todas las grandes familias ro ‘manas abaridonasen la vieja capital ¥y se instalasen en la nueva, trayendo ‘consigo sus riquezas yséquitos, loque increments el proceso de despobla ign de Roma, Para ello, no duds en recurrir a todo tipo de coacciones 0 incentives. Hay anéedotas, posible mente exageradas, que reflejan este interés y que hablan de que, mientras, cenviaba a sus generales a combatir a las lejanas fronteras, aprovechaba la auseneia para traer asus familias, alas {que alojaba en replicas exactas de las mansiones que habitaban en Roma y {que habia ordenado levantar, resin: doles argumentos para regresar. Para alimentar a toda la poblacién {que se fue reuniendo, una flota de ‘Auge en Oriente. €1 emperador Cons: tantino (iq) intent recuperarel ant: ‘Quo esplendor de Roma en una nueva eapial,Constantinopa, ala que se ‘mudaron importantes familias romanas. El emperador Constantin TTiswmesrasuali; — dosacanto dsercoes: Jencioenlabatalade _pondido porlasjerarquias| Puente Mivio,Constaninoel_ dela gjesia,Noobstane, no Grandefueprociamadaem- ebautizade hasta poco peradordelaparteccciden- antes de sumuerteen 337, talen 312, Paramotvaalas ttopashabiahechopintaren Monareade todos. Micriras susescudosellabareunsim- tanto 324hablavencidoa boloquerecordabalacruz suralLicn quenostena- lograndoconeloelapayode baelituoimpeta en Oren loscrisianasquetenianca- _te,unfeandode nuevoba)o davermayorpresenciaenel supersonaatadoslosroma- fjérie,dadalapromesadie nos Sele considera enbue- vidaetemaqueconlevaba _nameciéa,comoelinstaur- lanuevafe.Unafo después dordelamonarquaabsoluta promulgbelEdictode Mi- asada enlavoluniad dvina lin,quelegalzabalalibertad y.paracimeniarsupodet.no Felgisaponiendofinala —_dudéeneecutara sus va petsecuciondelcristanis- les aunque Wesenparentes mo.Ellosupusolaplenaex- _cereanas, como sucufado ansiondelareigion.ala cio, suhijomayorrspoy ‘que apoy6portodosiosme- suesposa ausia Eneltere- ‘no mila, su teormasderon sus tos logrérechazaren vaias ocasioneslasincusio- ‘nes de germanos y godos, egando areconquistar gran partedelaDaciaque sehabia ett unos cncuenta aflos ‘is, mlentras que también Conjuraba aamenazadelos persis sasidas. -Moneda de la época de Cons tanto grabada con un labaro ‘querecordaba a cuz cristina, centenares de barcos asegurabs el su rministro de trigo y demas alimentos aquellegaba desde el deta del Nilo y de Test Oriente Mea, Enseqi, See ips aiden eras ince cpl ue hop alse Del toe rset ineiradiicierion rete, vipa mnodisnesesingwouen WES dabei enc sugar drs, MEB/LAEWW Rintabuwaddecs Sonnr Hekoceudipicauerte laenteas hhabitantes, al acabar la ciudad doce Constantino co aos después, Ia poblacién se habia "oeido.como Cons nel tantino elGrande. ‘multiplcado por diez. Cien afios mais, tarde, a mediados del siglo V, ya eran medio millén los residentes, y en tiempos de Justiniano ain se doblaria de nuevo esta cifra, Constantinopla tomaba el relevo de Roma. * MUY HISTORIA 69) “Los que podriamos llamar “barbaros espirituales” -es decir, los Forces “ desde ae Ce (IEMs aL) ig cr ee aie uke os Reet rs ha visto sometido a dos tipos de amenazas: las que proceden Cee sg er ety eraser en mere Tes Seer nents rio se ve amenazado por fuerzas internas ee ee eo ns realmente grave los problemas internos rere stern eer So ue eee tos avatares, cerca de medio milenio, Rees ene nner) ere ee ce ey pretence as sea eee are a ea Pinecone one etn copresién que sobre él se ejerce. ¥ no ha. Dreruy ee eer a tetas) sobre todo del aspecto étieo y espiritual PS eee ae eee es peers ree a Tes Sees ea ee cee ete oct onc Ren Ns an aT Se ee eee al lmperio diesen eulto a divinidades es See mn ccaballos? Lo fundamental era que respe ot eu ‘tualmente. Los dioses eran lo de menos, y todos tenian derecho a venerar alos de sus udres y abuelos. El principio de toleran- ene fet cert eee eer eae ny Pee ee eee ete Se cc ee nee ad Pee Seen Ra 72 MUY HISTORIA > EI mensaje a los pueblos integra dos era: podiis seguir con vuestras creencias, no nos importa las que sean, pero tolerad que los demas ha gan lo mismo, igual que nosotros os Toleramos a vosoteos, Esta norma tan sabia funcioné muy bien al principio, hasta que lle {36 una secta que acababa de surgir fentre las gentes de Judea y a la que Mamaban cristianismo, AL. princi pio, la idea que se tenia sobre ellos fra’ confusa, Aquellas gentes eran tan judias como las que vivian en Roma y Veneraban libremente a sus dioses en sus sinagogas, pero no creian en Io mismo, Asi que habia {que diferenciarlos. Los judios viejos se habian enfrentado con los nuevos 4 propésito ~segiin dice Suetonio de conflietos de opinién en torno a un tal Cresto, Esto significa que los primeros enemigos de los cristianos de Roma fueron los propios judios {que vivian alli en tiempos de Nerén, ‘comerciantes acomodados que es taban muy cerca del emperador, ya que habian comprado el favor de su ‘esposa, la bella Popea, a base de di divas y regalos de gran valor. ¢ incendiarios cristianos, Se tienen muy pocos datos acerca del primer niieleo de eristianos que vi Vi6 en Roma, pero es evidente que tuvieron que resultar despreciables para sus congéneres hebreos, que los verian como apdstatas de’la fe Ore ae eed mosaica y auténticos enemigos. En el afo 61, an Pablo visits la capi tal del Imperio y se reunié con los principales judos de la ciudad, pe ro la asamblea termin6 con un g ‘tumulto en el que las partes Ik a las manos, Tres afios mas tarde, en julio de aio 64, se produjo el devas- tador incendio de Roma, que parece hi Nerén, er sido ordenado por AL menos asf lo ereyé un buena parte de la plebe romana has ta que empezaron a difundirse not cias.y bulos que exoneraban de culpa al emperador y sefialaban a los cris 108 como autores del desastre Nerén apoyé con su autoridad la version popular que él mismo habia hecho circular y se dispuso a volcar cn los cristianos el odio y la indig nacidn que sentia el pucblo contra Jos incendiarios. El emperador sacié aquella sed de venganza haciendo un especticulo de la masacre: los cristianos fueron convertidos en an torchas vivas, martirizados hasta la muerte en piblico, entregedos a los leones del Circo y, eémo no, crucift ‘eados en las plazas y a lo largo de las, vias de entrada a la ciudad, Nose-co noce el niimero de los martes +0 Ticito ealifea la cifra de Parece que una de las vietimas fue el propio apéstol Pedro, sna sestabllizadora. Para eleristianismo, aquella persecucisn, supuso la primera gran prueba de su Historia, Y no tanto por la pérdida de fieles, sino porque la acusacion de pirémanos se amplié con la de enemigos del pueblo romano, Des de luego, este odio no habia surgido de la nada: tenia largas raices que hasta entonces no habian aflorado, Lallegada de la nueva religién se vio al principio como el brote de un pe {quefto grupo de fansticos inofenst \os, pero pronto se comprendié que aquellos pocos tenian una inusitada capacidad de proselitismo, y aqui ‘empezaron a sonar las alarmss, Ciudadanos romanos de toda ta vida se convertian al cristianismo yy desaparecian de la vida social: no vvolvian a los templos, cambiaban de ceanieter, despreciaban las diversio nes a las que antes habian asistido yy, en general, daban la espalda a la {que habia sido su existencia ante Hor para refugiarse en el seno de la secta, Sila esposa de Marco se hacia cristiana, Marco se convertia en un apestado social. i el hijo de Claudio se bautizaba, todos lo miraban con reos de muerte. ¥ asi continuaron las cosas, alternando periodos de relativa calma con otros de agudas persecuciones por parte de Decio y de Yaleriano, que culminaron cuando Dioeleciano, alarmado por Ia infileracim eristiana en la masa del ejército, decret6 en el aiio 304 Ja ejecucién de todos los cristianos del Imperio. Este momento hist6- rico que pudo haber terminado con la nueva religion fue, sin embargo, ‘el que consolidé definitivamente su victoria. Nueve aftos mis tarde, el emperador Constantino legaizd el cristianismo, aunque no seria has- ta el ao $80 cuando Teodosio lo proclamé como a tinica religion de ae Roma ‘La supersticin triunfal EIhstoriador Tito ($6-120), aque vemosenun gabadoani-_ partir de entonces, los proble baala aquierda, enconrabadetestablelafecristana EnelsgioN.empere, Constantine mas del crstianismo se convirtieron lalegalz: por eso su monograma est en alépia sepulcalpaleserstanadeladereca. en problemas de Estado. Se puso de manifesto que las diferencias en la desconfianza y desprecio, Sil padre par en los ritos publicos, por lo que _interpretacién del dogma podian > de Tula se adheriaa la seca, le en- Se los consideraba ateos que vivian ‘regaba su fortuna y Julia se quedaba al margen de la sociedad imperial. Y sin ete. Hean densa peraite Sinker ‘de que, como ciudad Prisciliano, el chivo expiatorio nes en una sociedad que nunca las nos, mantuvieron siempre una ac habia sufrido por causas religiosas titud civil perfectamente correcta emperadorTeodsio, _intervinieseaplicando sobre antes de la sorpresiva aparicion de _pagaban sus impuestos v respetaban quecradeorigenhis- lod l igor detImperi, los eristianos. las leyes, conforme a la maxima de pane,noselimtéadecretar _demodo quelo hizo lamar Asi que la nueva religién se convir~ su maestro: "Dad al César lo que es queelerstianismoseriaen 2 Tiéveris(lzactua Ter en tid en el principal objeto de odio de del César ya Dios loque es de Dios”. _adelantelanicareigiondel Aleman), que era donde é los romanos. ¥ ls intelectuales, por Imperi sino queestabiecio se encontata, su parte, no ahorraron epitetos para__De la persecucién al poder. Las _lapenademuetteparalos condenarla. Para Plinio el Joven, los persecuciones contra aquel enemi- _heréicos Fuesuco-egente Ejecucién ejemplar. Pris cristianos formaban un grupo tan go comtin reforzaron ala sociedad Maximo, tambienhispano,el ano acudi6 acompafado de cextravagante como perverso; Sueto- romana y, en parte, la homogenei- que apiedestas medidas co- media docenade seguicores, nio la consideraba una creencia muy zaron, pero también robustecieron _ moescarmientodeherejes, _yaMaximole'a tempo peligrosa para el Imperio, y Ticito ala nueva religiénen lugar de debi-ysuprimeravieimatueun para jungarls yejecutars, Vela en ella una detestable supers-litarla, Aquellas penalidades y ma- obispo ispanollamado ris- foquemotné'aindignacion ticion. Entre las clases populares se tanzas forjaron entre sus fieles una clang, alqueotroscalfican _ degrandes iguras cstanas les acusaba de crimenes horribles, actitud de resistencia a toda costa demonjeaeasceia.Nose _comoSanAmbrosioy San de antropofagia y de practicar or” en la que la gloria consistia en en- _conacenlaspécicas deeste Martinde Tours. Después se fas y itos sangrientos en los que se tregarse a la muerte con deliberada _petsonaje,perosesabe que hanasociadotodaclase de descuartizaba a nifios. Incluso se les conformidad: iban cantando a en- fueacusadademaniquels- _milosy kyendas ala igurade achacaba la responsabilidad de las frentarse con los leones. moporatiosdosbisposy Priscila, yalgunos hasta ‘eatistrofes naturales: algunos afir- Esa actitud resultaba desconcer que secelebré un conclioten_suponen qu est enterado rmaban que eran capaces de producir tante para el pueblo y situaba a los Burdeosenelquesusideas_enelsepulcro de Santiago, ssequias, tempestades 0 desborda- martires cristianos en una posicién _fueroncondenadas,Eraeica- _peronehan quedado datos mientos usando su oscura magia. de superioridad moral o de supre. _soperfecioparaque Maximo dedignos. ‘mo fanatismo que helaba la sangre. Ateos de tan creyentes. La de Ne- Roma se endurecis y sacé el gran ga ron inicié una serie de persecucio-rrote contra los eristianos. Trajano nes oficiales basadas en Ia acusacién ordené que no se los persiguiese de de ateismo, Esto se explica por la ofieio, pero que se ejerciese la auto indole excluyente de la religién eris- _ridad eontra quienes eran acusados tiana, la cual exige de sus fieles una _formalmente de cristianismo y que, actitud cerrada ante cualquier otro si después de procesados no adora ceulto. ¥ asf, mientras que las demds ban a los dioses imperiales, fueran ‘ereencias permitian a sus files par ticipar en las ceremonias religiosas a lamada Porta Nigra en Ter, Alemania romanas, la nueva fe exigia una ex- (ena imagen) esun esto de a romana clusividad que les impedia partici-Tévers lugar de ejecucion de Pscilano. 2\/ las mujeres? Casinunca imecosreatos delcristins tmo.sacasa nombres de mst nla quetal cosa resultaba in Ustad fue ja de un matems tic yastrénoma llamado Teén ynaciéeniailustre Aljandtia {e Eaip'o duantelosdtimos aos del mpera Romano. Fue autora de importants tratados e lgebray astronomiay sea asociaigualmenteaperleccio amlento del astolabo, un ins ttumento fundamental paras navegantes. Poco después de res femeninas, Pero también Pu bomaies emeninas...ama nos de os evstianos:ahiesté caso deHipata,recagidohace unos aos ena pelicula Agora (2003), de Alejandro Amend, Esta mujer extaordinata, que logr despuntarporsuintel- ‘gencia cientica enuna paca caida Ge Roma, enelafa 415,y noatodolo quecleseaciencia (ypeoratn,amuery a cienca), Hipatia ue lapidaday cescuan zadaenlas calles desu ciudad, Fue responsable na tubade Cristianos, que estuveron alen tados, segin se ara, pore ‘obispo Cio, un verdadero a noo cwya brogratia contene 1ocos elementos deapoyo para la considera santa, oma hace ‘elualmentela gles Laboitinica Rachel Weisz (arriba) encarné 3 Hipatia en Agora (2008, Alejandro Amenaba). > truer consecuencias secesionistas para el Imperio, porque no todos los cristianos pensaban lo mismo. Desde el primer momento habian apareei do puntos de vista diferentes, sobre todo acerca de Jesueristo, A fines del siglo I, Cerinto y a secta de los bio: nilas, queeran judios eristianos, con sideraban que Jesus habia sido sim plemente un judio bueno y seneillo a quien Dios escogié para proclamar su verdad. Estos grupos eran mino: Harios y pronto fueron absorbidos 0 empezaron 4 ignorar sus “virtudes eivieas”, es decir, su elevado sentido del deber yel buen hacer en los asuntos publi ‘cos. Esto los lev6 a abjurar de algu nas de las obligaciones mis pesadas {que imponia el sostenimiento del Imperio; en particular, la de mutrir elefército de los necesarios efectivos hhumanos. Cada vez mis, las legiones cestuvieron pobladas por extranjeros, Darbaros que, a la postre, tuvieron fen sus manos un aspecto clave: la dfensa de ls fronteras del Imperio. Faltos de la formacién y tambien del ‘compromiso necesarios para cum plir esta dificil tarea con la forta leza requerida, las costuras del mundo romano acabarian rotas, ‘deshordadas por otros pueblos ne cesitados de utilizar la guerra como forma de supervivencia, en especial los hunos. Dentro del ejército romano, Gibbon sefia Isa la guardia pretoriana como la primera institucion en desviarse de sus funciones iniciales con conse ‘cuenciasfatales. Se trataba dl tinico ‘cuerpo del ejército que podia acam paren la propia Roma, de forma que era por derecho un grupo privile Se siado, Esta ventaja la aprovecharon A mila guardia pretoriana. Gibbon sefala este cuerp del eect un grupo pre Napa Gn asunts de ier, Inteneand Senado. Smponer sus puntos de vinta dies SienlaRepdblea, mente a sis ldees, De hecho, al primer sintoms y causa primerade Hpgabaunrepltt garda pretoriaa fue protgonista la decadencla del imperio Romano” feesencal debe Tl pectinatodevarls roperadores. A pti del siglo I, empezaron a Serer Gibbon se expresatajentemente so prolierar los empersdores mill coacieycora tnciupepel Suara lcencamstoe feo, queuliliaban oe mando mime Ins lgiones para levantarls contra ¢l poder cil del Scnado e ntenar auparse al poder mediante la teeica del golpe de Estado, todo um cisco dels pata que nosha legado Roma ¥ que contigs hoy casi tan vgente Dao ventesgi ai, Ta perdde del interes por ls vir tudes efvis y por el progreso dl Imperio, ga que se debi? Gibbon tetas ol estincsoo come un fe for eel en ipcreano del defecein romana por los asuntos publicos. Anguea fe eistiana slo odie ocieae de rata cer {ina en sus primeros tiempos, aeabo por prender con gran fuerza entre qos vomanos, inclidos sus diigen tes Vento to consecunclas Se gin lateora de Gibbon, al procamar leristianismo quela vida mortal no es nis que la antesala a otra ex 80 MUY HISTORIA \legiado el nica que poaia acampar ena propia Roma- como uno dels factares de Inestablidad del Imperlo por su corupeién y ansia de poder aria, en un bajoreieve), tencia después de la muerte y que es para esta ultima para la que hay que prepararse si se quiere lograr la sal Vacidn eterna, Io que propiciaba era el desinterés de los ciudadanos por defender su imperio terrenal, mis preocupados por rezar y hacer ex Piacién de sus pecados. Ademds, el fanismo era pacifist, por lo que la participacién de sus seguidores cen las guerras resultaba contraria a su ideologia. Por tltimo, Gibbon re- marca que, al tratarse de wna religion intolerante con otras, se convirtié en uuna fuente de eonflictos y, por tanto, de constante inestabilidad en el seno de Roma, Todas estas consideracio- eek ees te econ wit eqs eee La frontera del Danubio. Fue el coladero por el que los birbaresenraron ens domi nes provocaron no pocos quebrade ros de cabeza con la Iglesia eatslica al docto sabio inglés, que incluso veria ‘cémo su obra pasaba a formar parte del Indice de Libros Prohibidos. Pero ‘esa es otra historia El anilisis de la caida del Imperio Romano se veria enriquecido en el siglo XIX por la historiogratia mili- tar, que puso una fecha muy precisa al inicio del fin del Imperio en Ocei dente: el afto 378, cuando los godos vencieron en la batalla de Adriané- polis a las tropas romanas e incluso mataron a Valente, el emperador ro mano de Oriente. El factor migratorio, Esta fue la primera gran vietoria de los barha fos sobre los romanosy el influyente historiador novecentista Sir Charles ‘Oman asegura que la forma en que vencieron inieis un cambio de época enelarte de hacer laguerra, yaquela hasta entonces implacable infanteria romana fue derrotada por la eaballe ria pesada de los gods. su enten der, estos ltimos serian los precur sores de los eaballeros medievales Esta vision no seria cuestionada has ta.un siglo despues, cuando en 1973 el historiador TS. Burns afrmé que Ia caballeria goda no era tan nume- rosa y que la batalla la protagoniz6 cen lo esencial la infantersa, por parte deambos bandos. 1a espoeta del conficto en Adria népois, que formaba parte de lare- gid de Traca (en las actuals Tur {quia y Bulgaria), habia sido el pro blema migratorio, Resulta muy lus- trativo de las tensionesa las que tuvo que enirentarse Roma en st época nos de Roma. Enla ot placa de mirmolen su oil serbia resto del Puente de Taian. postrera. Todo habia comenzado dos aflos antes, en 376, cuando las corre: rias de los hunos los levaron hasta las estepas de la actual Rusia euro- pea y all empezaron a amenazar con pillajs y asaltos a los pueblos godos festablecidos al norte del Danubio. Estos, atemorizados por el impe- tu guerrero de los némadas hunos, marcharon en masa hacia los Balea nes en una huida desesperada, como estamos acostumbradosa ver que les, ‘ocurre a los refugiados de guerra ae: tales. Los romanos controlaban el pa so del Danubio, que era su frontera 1) Lamalapolticacconsmicafue que! Uunaconsianteenttelosempera- _elapoyodeleféct, que lehabia ‘ores deerigen iltarque gober-ayudadoa tomar elpoder enso- naronRoma.enelsiglollyagravé ita Jos problemas.elimperia Uno mano Geta Para premiato,man- deloserroresmis grvestuela db emitirmoneda, pero como en Udevaliacion delamonedsorde- aque ‘nadapor elemperador Caracal, ita (pura) no se juega oriental, yen la otra orilla de este rio comenzizon a acumularse miles de ciudadanos godos que querian eru- zarlo, Valente se encontraba muy Iejos del lugar de la crisis, pues esta ba preparando una eampata contra Persia en la que participaban, entre otros, mercenarios godos. Mantuvo largas deliberaciones con su circulo de confianza, Al final, dejo vadear el rio a los godos, que pudieron entrar asien los dominios de Roma, aunque entodo momento se los mantenia vi _gilados por las tropas imperiales. Caos en Adrianépolis. El permiso a los godos fue una medida huma nitaria. De hecho, Valente ya habia demostrado con’ anterioridad un comportamiento muy comprensivo hacia ellos, tras derrotarlos en el ao 369 (hoy dirfamos que era un empe- rador progresista). Pero el traslado de los refugiados se produjo rodeado de situaciones de gran tensidn, fru to de la desconfianza entre ambos pueblos y sobre todo de la tardanza en recibir las drdenes imperiales, lo cual habia aumentado el nerviosismo entre las dos partes, Acabé por esta lar una rebelisn goda en los eampos tracios encabezada por el caudillo Fritigerno, con tal fuerza que obli aria al Emperador a despedir a sus mercenarios godos (que ademés se unieron a la rebelién), cancelar su proyectada guerraen Persia y volver b Peter Heather. Cites, 2030 Basindose enlos halgas aqueclé- ‘icos, combate el i6piea de un Impe fioRomane préspe- ‘oentrentado a nas trbusbitbo fasincizadas subicun 50%slapaga des sol adosy que también necesaba tuo como objetvoganarse _aumentarsuselectvos, no erael Primero enqutale alge de pata aldenaro-ensuépocateriayaun ‘olraselasesinato desuhet- _75%deplatay un 25%deatros lelentonces el denaio Ia pin: Laefgie de Caraca- metals, uta de las devauaco- res-mis suaves-llevadasacabo poranterores emperadores. Pao ‘palplezautizada ena transac- fue quien mas repentnamen- clones-estabahecho deplata teredvjosu valor orden dearla ‘pura, parapoderemitr —_cantidadde plataenun 50%, una ‘rancantidadhubo que decsién econémica brutal aun ‘malearlamezciindola que seguramente no sera muy ‘conatios metales _conscientedelimpacto que baa ‘menosnobles. _provocar Cuando los comerian- Caracala,que _—_—tesycludadanossedietoncuenta habiadeciddo —_dequee nuevo denationoteniala misma composicén que sus pre- ‘decesoes, cas automaticamente P iaanensuraneco _ecorcedieron menos valor, att2i)quitbplataa _Potloquesubieronios precios para compensarloy se desato os, en uno e ellos. tuna inacion galopante, MUY HISTORIA 81