Está en la página 1de 14

Análisis de “La discreta enamorada”, de Lope de Vega; acción y recursos para el aula – Susana Díaz Morcillo – ISSN: 1989-9041, Autodidacta ©

Análisis de “La discreta enamorada”, de Lope de Vega; acción y recursos para el aula –

ANÁLISIS DE LA DISCRETA ENAMORADA, DE LOPE DE VEGA: ACCIÓN Y RECURSOS PARA EL AULA

  • 1. DATOS EXTERNOS

Susana Díaz Morcillo

Licenciada en Filología Hispánica

Según

Morley

y

Buerton 1 ,

La

discreta

enamorada,

obra

de

Lope de

Vega, data del 1604- 1608

y,

por tanto,

pertenece al periodo de su obra

dramática que se conoce con el nombre de Lope- Lope.

  • 2. ANÁLISIS DE LA ACCIÓN

La discreta enamorada se compone de una acción: la historia de amor de Fenisa y Lucindo; pero, esta acción no comienza hasta el Acto II, cuando Lucindo se enamora de Fenisa, puesto que en un principio, él estaba enamorado de Gerarda, historia de amor no consolidada.

De

los

fracasos amorosos de Lucindo con Gerarda, mujer

libre que

“juega” también con Doristeo, se pasa al proceso de enamoramiento de Lucindo hacia Fenisa, la cual está perdidamente enamorada de él y, ya en

el Acto I, comienza a realizar artificios,

como es

la caída

de su pañuelo

para que él la mire y se enamore de ella. Todo esto no tiene efecto ninguno

en Lucindo, ya que éste estaba cegado por los celos que Gerardo provocaba en él al dejarse cortejar por Doristeo.

Mientras

tanto,

Belisa,

madre

de

Fenisa,

confiesa

a

su

hija

que

el

capitán Bernardo, padre de Lucindo, está enamorado de ella, dato

confirmado por

las

continuas mirada que éste

le dedica.

Sin embargo,

cuando Bernardo se presenta en su casa para pedir

la mano

de Fenisa,

ésta aprovecha para Lucindo.

utilizarlo

en

sus

engaños

con

el

fin

de

atraer

a

1 S.Griswold Morley y Courtney Bruerton, Cronología de las comedias de Lope de Vega, Madrid, Gredos 1968.

49
49

Análisis de “La discreta enamorada”, de Lope de Vega; acción y recursos para el aula – Susana Díaz Morcillo – ISSN: 1989-9041, Autodidacta ©

En

el Acto

II,

Lucindo se entera de que Fenisa

le ama

y pierde todo

interés por Gerarda. Es aquí cuando

la

acción

se

centra en estos

dos

persojanes y Gerarda queda en un segundo plano.

A partir de aquí, Fenisa provoca el enredo con sus engaños. Mientras

hace pensar a

 

su

madre

que

se

casará

con

el

capitán,

ella

se

ve

a

escondidas con Lucindo. Por otra parte, Doristeo vengarse y lo utiliza para dar celos a Fenisa.

cree que

éste quiere

En

el Acto

III

se

vuelve a complicar la acción por culpa del engaño de

Gerarda, que se hace pasar por hermana de Doristeo con la ayuda de éste.

A pesar de

ello el engaño no dura mucho,

pues Doristeo cae rendido a

Fenisa y le confiesa a su madre que todo es un engaño y que solo desea la mano de Fenisa. Sin embargo esta confiesa que ama a Lucindo con lo cual

acaban aceptando su boda con éste.

Podemos

deducir que, aunque en un principio

la

acción se centra en

Gerarda y Lucindo, en el Acto II se desplaza a éste y a Fenisa hasta el

final, pero siempre intercalándose con continuos enredo que complican la

acción

y

retrasan

el

final.

Es,

por

tanto,

una

acción

con

dos líneas

argumentales que convergen en un mismo final.

3. RECURSOS

Haremos un recorrido por

cada

uno

de

los recursos

utilizados en la

presente obra de Lope. Son los siguientes:

  • 3.1. Los apartes

Los apartes no tienen mucha importancia en La discreta enamorada, pues aparecen con las siguientes funciones:

a)

Dar

algún

tipo

de

información

sobre

algún

personaje,

sus

sentimientos, o su opinión sobre otro personaje.

“¡Ay de mi!, locamente imaginé poner en hombre la fe, que con el alma le di, no habiendo nacido de él la pretensión de mi amor”

(Fenisa, acto I, pág. 131)

“Lucindo es éste. ¡Ay de mi! verdad, sin duda sería…”

(Gerarda, acto II, pág. 156)

“¡Gentil brío!”

(Lucindo, acto I, pág. 134)

Análisis de “La discreta enamorada”, de Lope de Vega; acción y recursos para el aula – Susana Díaz Morcillo – ISSN: 1989-9041, Autodidacta ©

  • b) A veces, como burla sobre algo que se ha dicho para crear humor.

Lucindo: “ No seas pesado. Mientras me veas donde el amor me enlazó, de aquella tela de araña soy mosca”

Hernando: “ ¡Y que mosca….tel!”

(Acto I, pág 136)

  • c) En ocasiones para informar sobre planes secretos. Fenisa: “ Discreta he sido en decir que este casamiento aceto, pues de mi amor el efecto puedo por él cnseguir…”

( Acto I, pág. 142)

Gerarda: “ Celoso está; desespere; que por desdenes y olvido yo sé lo que un hombre quiere…”

( Acto I, pág. 144)

Gerarda: “ Por ver si aquel mi enemigo viene a rondar por aquí, salgo de mi casa ansí, con mi amor y sin testigo…”

( Acto III, pág 195)

  • d) Opinión sobre alguna situación o explicarla.

Doristeo: “¡ Caso extraño! Pues ¿ puede ser de otra suerte?

( Acto II, pág.165)

Hernando: “ No fue discreta la industria de Lucindo”

Hernando: “No pudo ponerse ese gusto en duda, porque quien sirve a viuda se obliga a comer menudo”.

(Acto II, pág. 175)

(Acto III, pág 180)

Análisis de “La discreta enamorada”, de Lope de Vega; acción y recursos para el aula – Susana Díaz Morcillo – ISSN: 1989-9041, Autodidacta ©

  • 3.2. Soliloquios, monólogos y largos parlamentos

Encontramos diversos ejemplos con fines totalmente diferentes:

-

Doristeo “¡ Con mi hermana! ¿Quién pensara una venganza tan fuerte? Buscar a Finardo quiero, para que a Lucindo saque donde, pues es caballero, o saquemos el acero…”

 

(Acto II, pág. 165)

 

Doristeo reparar su honor.

informa

sobre

la

situación

y

los

planes

que

tiene

para

-

Fenisa

“ Salga del alma aquel violento rayo que le dejó como ceniza fría, porque parezca la esperanza mía palma sobre las nieves de Moncayo…”

(Acto III, pág.186.)

Fenisa hace una introspección sobre sí misma; explica la situación y sus sentimientos.

 

En cuanto al monólogo, encontramos el siguiente ejemplo:

 

-

Lucindo

“Qué mal se cura amor con invenciones! ¡qué vano error sobresanar a herida, si en as muertas cenizas escondida,

 
 

la viva lumbre el corazón le pones!

(Acto II, pág. 155)

 

Este monólogo sirve para analizar la situación interna de Lucindo,

puesto que está celoso por introspección.

ver

 

a

Gerarda con Doristeo. Nos hace una

 

Finalmente,

como

ejemplo

de

largos

parlamentos

encontramos

el

siguiente:

 

-

Gerarda

“Señores, experiencia os falta. No sabéis lo que es tener en la mesa y en la cama enemigo de día…”

 

(Acto III, pág. 184-185)

 

Este recurso sirve también para contar sucesos acaecidos, aunque n sean verdad, como ocurre en este caso:

Análisis de “La discreta enamorada”, de Lope de Vega; acción y recursos para el aula – Susana Díaz Morcillo – ISSN: 1989-9041, Autodidacta ©

- Lucindo

“¿Ves cómo fue mi amor verdad, y tu liviandad lo es?

...

(Acto III, pág 138.)

Lucindo nos analiza su situación interna y la situación entre ambos (Fenisa y él), así como también recuerda sucesos acontecidos.

  • 3.3. Conversaciones

Las

conversaciones

en

La

discreta enamorada sirven para dar

información sobre los personajes, la situación, los hechos acontecidos, antecedentes e incuso, a veces, para la explicación de los planes de los

personajes. Sirve también para explicar los sentimientos de los personajes o caracterizarlos.

Otra de sus funciones es la de exponer diferentes ideas sobre un tema que se plantea para posteriormente debatir acerca de él. Es el caso del tema sobre las mujeres.

Lucindo

y Hernando

debaten

sobre

“mujeres libres” y las mujeres honradas.

las

mujeres sin honor,

llamadas

“La una

es

la más

querida,

y

la

otra lora por el desdén del hombre que ama. El amor en las mujeres libres no dura, pero sí en las honradas”, (Acto I, pág. 135- 136).

Esto nos

lleva

a otro recurso:

la perspectiva múltiple, pues son dos

opiniones distintas, la de Lucindo y Hernando, sobre un mismo tema. Este

tema viene a reflejar la situación inicial de la obra:

Mujer libre Mujer honrada
Mujer libre
Mujer
honrada

Gerarda

Fenisa

La mujer

libre sólo mira por el interés

y utiliza los celos para enamorar

al hombre; es el caso de Gerarda. Es una caña de pescar, pesca honra, hacienda y fama. Es también como una tela de araña donde pesca moscas:

Lucindo es la mosca en la tela de Gerarda.

  • 3.4. ESCENAS DE ENLACE O TRANSICIÓN

Sirven para enlazar o unir dos situaciones diferentes que, sobre todo, lo vemos reflejado entre un acto y otro, concretamente en el tercero, donde

se resume lo que pasó en el acto anterior, contado por Lucindo y Hernando

en

su

conversación.

Tiene

como

finalidad

recordar

al

lector

acontecimientos pasados.

 
 

A

veces,

se

utilizan

apartes

para

explicar

una

opinión

sobre

lo

acontecido anteriormente.

Análisis de “La discreta enamorada”, de Lope de Vega; acción y recursos para el aula – Susana Díaz Morcillo – ISSN: 1989-9041, Autodidacta ©

3.5.

Retrospección

 

Encontramos en esta obra algunas retrospecciones con la función de informar sobre el pasado de los personajes y de acontecimientos pasados. Un ejemplo de ello lo encontramos en el Acto I, página 140, donde el Capitán nos habla de sí mismo, recupera acontecimientos que ha vivido, se caracteriza como un personaje ágil, fuerte, que come y duerme, y que sabe gobernar a un caballo. Además, nunca ha estado enfermo, sólo mano enemiga le ha sangrado. Da información, además sobre Carlos V y su hijo, ha, haciendo alusiones a hechos históricos.

3.6.

Acumulación de incidentes climáticos

 

Aparece a causa de la acumulación de incidentes provocados por os engaños de Fenisa, que provocan múltiples situaciones de enredo y confusión, creando así situaciones ficticias, producto del fingimiento de a discreta enamorada.

3.7.

Anagnórisis

 

Aparece

con

bastante

frecuencia,

debido

a

los malentendidos

provocados por los engaños y enredos de Fenisa.

 

Explica,

este

recurso,

las

situaciones

provocadas

por

estos

malentendidos, dejando a la luz la verdad, y deshaciendo la maraña de

enredos.

 
 

El

primer

ejemplo

de

anagnórisis

nos

descubre las verdaderas

intenciones del capitán:

“ Finalmente se irá Lucindo por momentos fuera…”

(Acto I, pág. 141)

Además, el Capitán acaba descubriendo que él no ama a Belisa, sino que quiere tomar por esposa a su hija, Fenisa. Por este motivo, aparece también como descubrimiento de sentimientos ocultos. De la misma manera, este recurso también se utiliza para deshacer el enredo mediante el descubrimiento de un fingimiento:

- Hernando “¿Hasta acá llega el enredo?” (Acto III, pág. 188)

Debemos

decir que,

donde se

produce todo el climax,

aparece la

anagnórisis de la acción de la obra.

En

el

Acto III,

pág. 196,

Belisa dice

que está con su marido, y el Capitán con su mujer, pero ambos se dan

cuenta de que han sido engañados y se descubre la verdad: todo ha sido fruto de engaño de Fenisa, quien quería casarse con Lucindo, y no con su padre. Por tanto, tiene como función descubrir la verdad, y hace posible la comprensión de todos los engaños y la situación presente.

Análisis de “La discreta enamorada”, de Lope de Vega; acción y recursos para el aula – Susana Díaz Morcillo – ISSN: 1989-9041, Autodidacta ©

  • 3.8. Retardamiento de la solución del conflicto

El

retardamiento

de

la

solución

del

conflicto

se

da

a

causa

de

los

continuos engaños de Fenisa, ya que, con ello provoca enredos que hacen

retrasar la anagnórisis que nos lleva al final de la obra.

  • 3.9. Anticipación de sucesos

En la presente obra, se produce continuamente una anticipación de acontecimientos que están a punto de suceder, aunque, a veces, suelen dejar todo en suspense hasta descubrir si realmente sucederá lo que se está anticipando, produciendo, de esta manera, la tensión en el lector.

  • - Hernando

“Tengo miedo, que algo te ha de suceder”

( Acto I, pág 137)

Hernando tiene un presentimiento, piensa que va a ocurrir algo.

Otro

ejemplo

lo

encontramos

en

el

Acto

II,

página

165,

donde

Doristeo nos adelanta sus planes de vengarse de Lucindo porque piensa que está deshonrándole a servir a su hermana Estefanía, cosa totalmente incierta, ya que se trata de un malentendido provocado por el engaño de Lucindo para dar celos a Gerarda.

3.10.

Acumulación de justificaciones

Encontramos

pocas

justificaciones

en

La

discreta

enamorada.

Un

ejemplo de este recurso es el siguiente:

 
  • - Fenisa

“No os enfaden, señor mío, Mis amorosos rodeos”.

(Acto II, pág. 161)

 

Fenisa justifica sus engaños:

no sabía cómo explicar

su pasión

a

Lucindo, y el amor le dio la invención.

Análisis de “La discreta enamorada”, de Lope de Vega; acción y recursos para el aula – Susana Díaz Morcillo – ISSN: 1989-9041, Autodidacta ©

  • 3.11. Forma aristotélica La obra de Lope está formada por un planteamiento de la acción, un

nudo o desarrollo acción.

y un desenlace,

como ya

vimos

en

el análisis

de

la

  • 3.12. Expectación

 

Lo

vemos,

a

lo

largo

de

la

obra,

en

forma

de

adelanto

de

acontecimientos, como era el ejemplo

anteriormente

visto,

en

que

Hernando le cuenta a Lucindo que tiene miedo de que pueda

pasar algo.

 

También podría incluirse aquí la explicación de los planes personajes.

de

los

  • 3.13. Triángulo amoroso

El triángulo amoroso provoca en la obra engaños, malentendidos y fingimientos que llevan al enredo con bastante frecuencia, creando situaciones en las que abundan los celos, desdenes o insultos. En un primer momento aparece el triángulo amoroso entre Gerarda, Lucindo y Fenisa que, posteriormente se va complicando.

Lucindo Gerarda Fenisa
Lucindo
Gerarda
Fenisa

El triángulo amoroso se convierte, posteriormente, en un cuadrado debido a la aparición de Doristeo, pues Gerarda hace pensar a Lucindo que quiere a éste y no a él. Por tanto, mientras que Fenisa se muere por Lucindo, éste está perdidamente enamorado de Gerarda, a la vez que esta última provoca sus celos ayudándose de Doristeo.

Análisis de “La discreta enamorada”, de Lope de Vega; acción y recursos para el aula – Susana Díaz Morcillo – ISSN: 1989-9041, Autodidacta ©

Fenisa Doristeo Gerarda Lucindo
Fenisa
Doristeo
Gerarda
Lucindo
Con la aparición de los personajes se va complicando el triángulo amoroso. Lucindo Gerarda Fenisa Doristeo
Con la aparición de los personajes se va complicando el triángulo
amoroso.
Lucindo
Gerarda
Fenisa
Doristeo
Capitán
Belisa
Belisa
ama al Capitán, pero
éste ama
a
su hija,
Fenisa,
la cual está

enamorada de Lucindo, y éste está cegado por los celos que le provoca Gerarda, quien solo parece tener ojos para Doristeo.

Con la confesión de Gerarda a Lucindo, cuando le dice que le ama a él y no a Doristeose va poco a poco desenredando esta maraña amorosa. Sin embargo, Fenisa complica aún más la trama con sus enredos.

Belisa, con los engaños de su hija, comienza a sentirse atraída por Lucindo, aunque éste ya se siente atraído por Fenisa. Por su parte, Doristeo desengañado, al ser utilizado por Gerarda, empieza a enamorarse también de Fenisa, pidiéndole así su mano a su madre.

Al final, todos acaban enamorándose de los protagonistas. Véase aquí la ilustración que Hernando hace en la obra del amor como una tela de araña donde se posa la víctima.

Este triángulo amoroso provoca celos:

Los celos que siente Lucindo cuando Gerarda dice que no le

ama y

se

va con Doristeo.

Con estos

celos Gerarda enamora aún más a

Lucindo.

Análisis de “La discreta enamorada”, de Lope de Vega; acción y recursos para el aula – Susana Díaz Morcillo – ISSN: 1989-9041, Autodidacta ©

Celos de Gerarda, que realmente ama a Lucindo y piensa que éste está enamorado de Estefanía.

Celos del Capitán porque su hijo sirve galán y discreto que él.

a Fenisa,

y

es

más

mozo,

Celos de Belisa porque el Capitán ama a su hija y, posteriormente, porque le informan de que Lucindo sirve a varias damas (engaño).

Celos de Gerarda porque se entera de que Lucindo ama a Fenisa.

Celos de Fenisa porque cree que Gerarda es Estefanía y Lucindo su amante.

Otro recurso que

aparece enlazado al triángulo amoroso y que provoca

el enredo es el engaño.

El engaño

es

un tema fundamental en la comedia,

pues es

lo

que

la

sustenta, ya que provoca el enredo. Sin engaño y, por consiguiente, sin enredo no hay comedia.

  • 1. Un primer engaño es el producido por Gerarda, que le dice a Lucindo que n le ama porque ella está enamorada de Doristeo. Es un engaño cuya base es un secreto, puesto que no es realmente verdad, sino que se realiza para conseguir unos efectos: en este caso, los celos. Podría decirse que también es infructuoso, ya que fracasa en la empresa de cumplir los objetivos para los cuales se utilizó. Esto lo vemos cuando Lucindo comienza a enamorarse de Fenisa y se olvida completamente de Gerarda.

  • 2. Fingimiento de Fenisa, que hace creer a Lucindo que se le ha caído un pañuelo, con el fin de que éste lo recoja y, al hacerlo, la mire y se enamore de ella. Otro es cuando finge el no saber si realmente ese pañuelo es suyo, cuyo objetivo es dar información de dónde vive ella para que Lucindo vaya a verla y cortejarla.

  • 3. Malentendido por medio del engañarse. Es lo que ocurre a Belisa, que cree que el Capitán está enamorado de ella, cuando, en realidad ama a su hija Fenisa. Belisa queda totalmente desengañada.

  • 4. Fenisa, mediante engaños a los ojos y fingimientos hace cree que quiere casarse con el Capitán, para poder atraer a Lucindo a su casa y casarse con él.

  • 5. Fenisa, mediante disimulos y fingimientos hace creer al padre de Lucindo que no sabía que éste era su hijo.

Análisis de “La discreta enamorada”, de Lope de Vega; acción y recursos para el aula – Susana Díaz Morcillo – ISSN: 1989-9041, Autodidacta ©

6.

Engaño cuya base es un secreto y engaño jocoso, con el cual se intenta crear enredo y Fenisa conseguir que Lucindo, al enterarse de los artificios que ésta utiliza, sepa que ella quiere que él la corteje. Hace creer al padre de Lucindo que éste la sirve, provocando celos en e Capitán y el enfado de Lucindo en un primer momento, cuando aún no sabe qué es lo que quiere transmitir Fenisa con ese engaño que sólo les ha traído malentendidos y confusión entre padre e hijo.

7.

Cuando Gerarda confiesa no sentir nada por Doristeo y está con él

para provocar

los

celos

en

Lucindo.

Para

Gerarda,

este

es

un

engaño jocoso, aunque no podría decirse lo mismo Lucindo.

por

parte de

8.

 

En

el Acto

I,

tenemos

un ejemplo

en

el

que se produce una

confusión y malentendido por parte de Lucindo, que cree que es llamado por Gerarda. Ésta, sin embargo, a quien llama la atención es a Doristeo, para dar celos a Lucindo.

9.

Encontramos otro fingimiento cuando Lucindo y Hernando hacen creer a Gerarda que han ido siguiendo a una mujer, a la que ponen el nombre de Estefanía y que ni tan solo existe.

10. Encontramos también confusiones: Cuando Lucindo encuentra a su padre en la calle de Gerarda y, por medio del hablar equívoco piensa que su padre está pretendiendo a Gerarda y quiere casarse con ella.

Por otra parte,

el Capitán,

al pensar que Lucindo habla

de

Fenisa, en lugar de Gerarda, piensa que ama a su futura esposa y se

enfada porque, además, dice que es una mujer de varios hombres. Más adelante se descubre la confusión y se dan cuenta de que estaban equivocados.

11. Otro tipo de engaño es el de las identidades ocultas y mudanzas del ser, utilizado por Hernando en el Prado por petición de Lucindo, que le hace disfrazarse de mujer para hacer creer a Gerarda que es una dama de la que está enamorado. Se utiliza, además, un cambio de nombre y de vos (“disfraz verbal”). Hernando será ahora Estefanía, lo cual provocará los celos en Gerarda, a quien hacen creer que es una mujer principal.

Más tarde, cuando Hernando se

va

y

se

vuelve a

mudar

su

traje, finge al preguntar si Lucindo está con Estefanía. Es la creación de una nueva identidad.

En

el

Acto III, también encontramos el recurso de

la mujer

disfrazada de hombre, llevado a cabo por Gerarda.

12. Por otra parte, tenemos los malentendidos. Es el caso del momento en que Doristeo quiere saber el nombre de la mujer con la que estaba Lucindo en el Prado, pues cree que es su hermana, ya que se llama, por casualidad, igual que ella. Ésta creyendo que su honor está perdido, se enfada y decide vengarse.

Análisis de “La discreta enamorada”, de Lope de Vega; acción y recursos para el aula – Susana Díaz Morcillo – ISSN: 1989-9041, Autodidacta ©

13. Otro engaño es

el

del Acto

III,

página 163, donde

Fenisa comenta

sus planes a Lucindo para que vaya a su casa a verla con la excusa

de

darle

su

bendición

ya

que,

según

el

Capitán,

será

su futura

madre.

 

14. Encontramos también el engaño con la verdad cuando Fenisa le pide a la madre que entretenga al Capitán, que va a leer un papel ( hace creer a su madre que en ese pape aparece una lista de los vestidos que el Capitán comprará a Fenisa, cuando realmente se trata de una carta que Lucindo le ha escrito). Se introduce, por tanto, el recurso de papel como comunicación entre los enamorados.

Más tarde, Fenisa vuelve a engañar a su madre al confirmarle que se trataba de una carta de Lucindo, pues le hace creer que, en ella, Lucindo escribe su interés por casarse con ella, con Belisa

15. Fingimiento de Fenisa, que hace creer que se cae para que Lucindo vaya a levantarla y así puedan abrazarse.

16. Fenisa hace creer a su madre que Lucindo la ama para que ella evite que el Capitán lo envíe a Portugal.

17. Otros ejemplos de confusión son cuando Lucindo y Doristeo están hablando de quién está enamorado Lucindo y el Capitán piensa que su hijo se batirá en duelo con Doristeo, ofreciéndole su ayuda contra éste.

Por

otro lado,

la confusión que provoca

el Capitán

con

su

intervención al hablar con Doristeo, pues

éste

le

dice

que

su

hijo

ama a Fenisa, provocando el total rechazo del Capitán, ya

que

Fenisa es la dama que él quiere tomar como mujer. siente engañado por Lucindo.

Doristeo se

18. En el Acto III, tenemos engaño como mudanza del ser. Hernando se hace pasar por Lucindo para hablar con Belisa que cree que ha

quedado

con

su

enamorado, cuando realmente Lucindo está con

Fenisa.

Hernando adopta también el lenguaje propio de Lucindo; es una suplantación de personajes.

19. Engaño de Gerarda. Es un engaño malicioso, pues hace pasarse por Estefanía, supuesta amante de Lucindo y mujer del “celoso” Doristeo, para que Fenisa deje a su enamorado y así pueda Gerarda volver con él. Esto provoca la confusión de Fenisa y su madre, que se sienten engañadas.

Análisis de “La discreta enamorada”, de Lope de Vega; acción y recursos para el aula – Susana Díaz Morcillo – ISSN: 1989-9041, Autodidacta ©

20. Engaño de Fenisa para poder casarse con Lucindo y hacer creer a

 

su madre que está con él

y

no

con

el

Capitán en su aposento. Esto

provoca confusión y lleva a la anagnórisis y el final feliz.

 
 

Todos

estos

engaños

provocan

el

enredo

en

la

acción

y,por

tanto,

retraso de la misma.

 

3.14.

El enredo

 

La obra se basa en el enredo continuo, provocado por los engaños de Fenisa que consigue crear momentos de confusión, hasta tal punto que los personajes creen ser engañados por otros y que han perdido el honor. Esto les hace pensar en la idea de venganza mediante duelo.

 

El

enredo

consigue

provocar

momentos

de

tensión

en

el lector,

captando su atención y provocando el interés del mismo.

 

3.15.

Reunión

en

una

escena

por

personajes afectados por un

conflicto

 

Se produce continuamente, sobre todo al final de la comedia con el

fin

de

deshacer

el

enredo,

que

siempre

lleva

al

final

feliz:

las bodas

múltiples.

 

3.16.

Paralelismo , contraste y perspectiva múltiple

 

Al

principio

del

primer

acto

se

nos

abre

la

comedia

con

un

enfrentamiento dialéctico entre Belisa y su hija Fenisa. La visión de Belisa

contrasta con la de

su

hija,

en

cuanto

al

tema

de

la

mujer

que

debe

guardarse de los hombres.

 
 

Se

produce,

por

tanto,

diferentes

puntos

de

vista (perspectiva

múltiple).

A veces, los enfrentamientos dialécticos ayudan a caracterizar a personajes, como es el caso de Hernando que, en varias ocasiones, caracteriza a Fenisa mediante la opinión que tiene sobre ella. De ésta dice que es sabia, honesta, bella, con gentil brío, bellos ojos, con mirar suave y blando.

Lucindo,

por

otra

parte,

la

define

como

un

ángel,

es

la

llamada

“donna angelicata” propia de dolce stil novo itaiano. Dice de ella, además,

que es bella, cortés discreta y gallarda.

Encontramos también un ejemplo de perspectiva múltiple en el Acto

I, donde se produce un contraste y oposición entre Hernando y Lucindo, al

dar sus distintas opiniones comentamos anteriormente.

sobre

la

mujer

libre

y

la

honrada,

que

Análisis de “La discreta enamorada”, de Lope de Vega; acción y recursos para el aula – Susana Díaz Morcillo – ISSN: 1989-9041, Autodidacta ©

Existen, además, paralelismos entre situaciones: mientras que Fenisa está contenta porque irá Lucindo a verla, el Capitán está enojado porque Fenisa ha hecho llamar a Lucindo (Acto II).

Finalmente, encontramos oposiciones binarias o bien, un contraste entre Lucindo- Fenisa y Belisa- el Capitán, que se establecería como el bloque de los “jóvenes” y el bloque de los “mayores”.

4. CONCLUSIÓN

Esto ha sido un mero esbozo de todos aquellos aspectos del teatro barroco que podemos encontrar en la presente obra de Lope para una mejor comprensión de la misma.

BIBLIOGRAFÍA.

Griswold Morley, S.; Bruerton C. (1968): Cronología de las comedias de Lope de Vega, Madrid, Gredos 1968.