Está en la página 1de 8

LOS 10 MANDAMIENTOS PARA LA FAMILIA Valores esenciales que fortalecen familias con propósito

Honrando a mis padres. "Honra a tu padre y a tu madre.”

Éxodo 20: 12 Rick Warren

No es ningún secreto que las familias se están fragmentando en una proporción alarmante. El matrimonio promedio en Estados Unidos dura siete años y medio. Sesenta por ciento de todos los segundos matrimonios fallan. Cada treinta segundos hay un divorcio en Estados Unidos. Ahora, los hijos pueden ser los causantes del divorcio de sus padres.

Estamos

mandamiento.

viendo

los

Diez

Mandamientos.

Brevemente

revisaremos

el

quinto

Éxodo 20:12 "Honra a tu padre y a tu madre, así podrás vivir por mucho tiempo en la tierra."

En esto no hay plazo ni límite de edad. Sencillamente honra a padre y madre. No dice nada sobre hijos. Usted puede tener 80 años y sus padres 100, usted debe honrarlos.

I. ¿POR QUÉ DIOS NOS DIO ESTA ORDEN?

1. No hay ningún padre perfecto.

Todos tenemos debilidades, defectos, inconsistencias y errores. Solamente Dios es un padre perfecto. Incluso los mejores padres han cometido errores y han pecado. La Biblia dice, "Todos hemos pecado." Por consiguiente todos estamos fuera del diseño de Dios. Leí un libro el otro día, Soy disfuncional, Usted es disfuncional. ¡Eso suma el

total!

tampoco.

Ninguno de nosotros tiene padres perfectos y usted no es un padre perfecto

Hay muchos padres indignos de honor. Maltrataron a sus hijos, los manipularon o fueron negligentes. ¿Qué me dice Dios que debo hacer? ¿Se supone que ignore el dolor, que ponga una cara feliz y finja que todo está perfecto? No, esa no es la respuesta. Pero Dios dice: “Quiero que honres la posición paterna”.

La autoridad en la vida viene de tres orígenes: La casa, la iglesia, y el gobierno. Cada uno de ellos tiene papeles. Son la base de una sociedad ordenada. Dios quiere que usted honre la posición paterna sin considerar la personalidad detrás de ella.

Ésta es una lección crítica que cada niño debe aprender. Esto determina cuán bien le va a ir, en su escuela, en su carrera, en sus relaciones. El niño que crece diciendo, "¡Nadie me va a decir lo que debo hacer!" va a tener dificultades en su futuro empleo. Hay muchas veces en las que usted tiene que hacer lo que otro le ordene, quiera usted hacerlo o no. Así que Dios quiere que aprendamos a respetar la autoridad.

Cuando usted se dirige a un juez y le dice, "Su señoría" usted no está haciendo un juicio de valor sobre el carácter de esa persona – él podría ser un tonto. Cuando usted dice "Su señoría", usted está mostrando respeto por la posición de autoridad y Dios dice que Él puso a sus padres en un puesto de autoridad sobre usted desde sus primeros años. Así que debemos respetarlos.

3. ¿La forma en que me relaciono con mis padres afectará el resto de mis relaciones?

Es el factor de formación más importante de su vida. Su estilo de relacionarse se establece en su casa. Inclusive hoy, como adulto, cuando usted actúa en forma que no comprende y se extraña de su comportamiento, muchas veces es porque usted todavía está reaccionando como lo hacía frente a sus padres. Muchos matrimonios se han arruinado porque uno de los cónyuges nunca pudo resolver la relación con uno de sus padres y se desquita con su marido o esposa o niños. Ellos dicen cosas como "Eres exactamente como mi mamá." Las encuestas han mostrado que las personas que se llevan bien con sus padres tienen menos tensión en sus vidas.

II. ¿CÓMO HONRO A MIS PADRES?

Esto depende de la etapa de su vida en la que usted se encuentre. En cada etapa se debe aplicar este mandamiento de manera diferente.

1. CUANDO

SOY

NIÑO,

HONRO

A

MIS

PADRES

OBEDECIÉNDOLOS

Y

RESPETÁNDOLOS.

Efesios 6:1 "Hijos, obedezcan a sus padres; esto es lo correcto porque Dios los ha puesto en autoridad sobre ustedes."

Obedezca -- haga lo que le dicen, con determinación, con agrado, inmediatamente. La Biblia enseña que mientras está bajo el techo de sus padres usted debe obedecerles.

Ellos

Debido a que usted depende de ellos para comida, ropa, protección, seguro

tienen voz y voto en su vida. Cuando usted se va de la casa el asunto es diferente. Pero mientras le están manteniendo y usted es dependiente de ellos, la Biblia dice,

obedézcales.

2.

CUANDO

SOY

JOVEN,

HONRO

A

MIS

PADRES

ACEPTÁNDOLOS

Y

APRECIÁNDOLOS.

En la medida en que usted crece, usted empieza a ver los defectos de sus padres. Comienza a ver sus complejos, sus defectos, las hendiduras de su coraza. Comienza a ser importante aceptarlos a pesar de sus defectos.

¿Por qué debo decidir aceptar a mis padres? Usted dirá que no tiene otra opción. Tampoco ellos la tuvieron. De manera que tendrán que soportarse entre ustedes. Por eso es que la aceptación es esencial.

La aceptación no significa pretender que sean perfectos. No significa ignorar sus errores. No significa estar de acuerdo con todo lo que hacen o con todo lo que le piden hacer.

Medios de aceptación:

1. Entender que Dios los usó para que me trajeran al mundo. Sus padres pueden

haber sido excelentes, mediocres o pobres pero olvidándonos de cómo lo trataron mientras crecía, el hecho es que le dieron algo que nadie más en el mundo podía darle -- le dieron su vida. Usted les debe su vida, sin considerar sus destrezas como padres. Dios decidió usarlos para que me trajeran al mundo.

2. Escuchando lo que tienen que decir. Cuando usted está por su cuenta, usted

no está obligado a seguir sus consejos pero no los desprecie. "Escucha a tu padre que te dio la vida y no desprecies a tu madre." Proverbios 23:22. Usted puede no estar de acuerdo sin ser desagradable. Escúchelos con atención, con

cortesía y no los desestime. Esto es parte de la aceptación.

3. La aprobación incluye el perdón. Un hecho de la vida es que a menudo

lastimamos a quienes queremos más -- intencionadamente o involuntariamente. Si usted convive en unión por cualquier cantidad de tiempo usted va a ser lastimado por personas de su familia. Las familias deben estar constituidas sobre la base del perdón porque las personas nos causamos heridas.

Hoy no es tan popular honrar a los padres como recostarse en un sofá y culparlos por todos sus problemas. Proverbios 20:20 "Si maldices a tus padres, tu vida terminará como una lámpara que se apaga en la oscuridad." La amargura es autodestructiva. Siempre le hará más daño a usted que a la persona que la originó en usted. Incluso hoy, si usted todavía está dolido, resentido y amargado por algo que sus padres hicieron en el pasado, usted todavía permite que ellos controlen su vida. "Tú me haces enojar." Usted lo admite - "Tu me haces… ", Tienes control sobre mí.

Acepto a mis padres, no los desprecio, escucho lo que tienen que decir, los perdono. El hecho es que Dios le dio sus padres con un propósito. Incluso aquellos que fueron maltratados seriamente en su niñez - ¿Dios quiere que usted honre sus pecados, defectos y errores? No. Pero dice que acepte el hecho de que Él los escogió para traerlo a usted al mundo. Dios le dio a sus padres con un propósito y Él incluso puede tomar esas heridas y transformarlas en bien si usted decide reaccionar de la manera correcta.

Usted honra a sus padres cuando los perdona por lo que hicieron mal y decide concentrarse en lo que hicieron bien. Deuteronomio "Sé agradecido por las buenas cosas que el Señor te ha dado a ti y a tu familia." Dios dice que no sólo debo aceptar a

mis padres, lo bueno y lo malo, sino que también debo apreciarlos. Es fácil tomar a los padres como una posesión. Algunos de ustedes tienen padres excelentes y es fácil que los aprecien. Para algunos otros de ustedes es un poco más difícil. Sugeriría al menos dos cosas que usted podría apreciar de sus padres a pesar de lo que hayan sido:

1. Usted puede apreciar su esfuerzo.

La crianza de los hijos es un trabajo difícil,

que demanda tiempo y energía. Como padre de tres niños aprecio más lo que sufrieron mis padres. Requiere de una energía increíble sólo acorralar a sus hijos y tratar de enseñarles algo. ¿Ha considerado alguna vez usted lo fácil que habría sido la vida de sus padres si no lo hubieran tenido?

Dicen que se puede conocer cómo fue la vida de un árbol si al cortarlo uno se fija en los anillos del interior de su tronco. Ciertos anillos son realmente pequeños, ésos fueron años de crisis y estrés. Yo diría que para muchos de nosotros, el desarrollo de nuestras vidas puede ser visto en las canas de nuestros padres. ¿Cuándo fue la última vez en que usted agradeció a sus padres sólo por el hecho de tener que aguantarlo? ¿Quién lo ha hecho?

2. Usted puede apreciar su sacrificio. La crianza de los hijos es costosa. Desde el

punto de vista económico es sorprendente. Si usted es padre hoy le costará llevar a un niño a la madurez aproximadamente un cuarto de millón de dólares.

Alguien dijo que un padre es alguien que carga fotografías donde alguna vez cargaba dinero. Mike Gilmore contaba de alguien que pasaba al directorio de la iglesia: El papá dijo "En este retrato de familia, por qué no pone las manos de mis hijos en mis bolsillos para que parezca muy natural."

Cuando una pareja elige tener niños están decidiendo prescindir de algunas otras cosas. Así que debemos apreciar su sacrificio. ¿Cuántas cosas podían haberse permitido si no hubieran usado ese dinero en usted, su ropa, su escuela, sus gastos médicos?

Proverbios 23:22 "Cuando tu madre esté vieja, Muéstrale tu gratitud."

(A propósito, hay cuatro etapas en la vida de un hombre: Cree en Santa Claus, no cree en Santa Claus, él es Santa Claus, se parece a Santa Claus. Aprécielo en todas las cuatro etapas.)

Es una gran transición cuando sus padres se hacen sus amigos.

3. CUANDO SOY ADULTO, HONRO A MIS PADRES AFIRMÁNDOLOS Y NO ABANDONÁNDOLOS.

Para muchos padres, envejecer significa que mientras más viejos se ponen menos respetados son. Todos sus buenos amigos empiezan a morir. No son más buscados por sus destrezas y sabiduría. Sus hijos están ocupados con sus propias familias. Llevan vidas solitarias. Sus padres tienen una gran necesidad, una necesidad muy importante, sentir y saber que hicieron algún tipo de contribución en su vida. Necesitan afirmación.

Dios dice que quiere que usted ratifique a sus padres por el resto de sus días mientras están vivos.

¿Cómo hace usted eso? Usted ratifica a sus padres manteniéndose en contacto con

ellos. Cada vez que les escribe una carta, les envía una tarjeta, les hace una llamada, usted está obedeciendo este mandamiento – Honra a tu padre y a tu madre. Honrar

significa entender la trascendencia de

con ellos. Están muy interesados. La Biblia dice que debemos valorar, atesorar y mantener a nuestros padres ancianos en muy alta estima.

Los animo a compartir los detalles de su vida

Proverbios 3:27 "No refrenes el bien de aquellos que se lo merecen, cuando está en tu

poder actuar." Haga lo correcto mientras tenga tiempo de hacerlo. Ratifique a sus padres ahora. Todas las flores del mundo entero en su funeral no le harán ni un poquito

de

bien. Las flores en el funeral son para su propio beneficio y no para el de su madre o

su

padre muerto. Si usted va a darles flores, envíeselas mientras están vivos, no cuando

estén muertos.

Ratificarlos implica escuchar sus consejos, tener la cortesía de pedirles consejo. Incluso

si usted no los sigue por lo menos escúchelos. Pienso que esto involucra la familia

política también. Tenemos los buenos ejemplos de Moisés escuchando a su suegro, y

de Ruth escuchando a su suegra.

La Biblia dice que la manera en que usted trata a sus padres ancianos demuestra su verdadera fe, demuestra si usted es realmente un cristiano o no. 1 Timoteo 5:8 "Si alguien no cuida de sus propios parientes cuando necesitan ayuda, especialmente de su propia familia, no tiene derecho a decir que es un cristiano. Tal persona es peor que un pagano." Eso es muy fuerte.

Hay una tragedia vergonzosa en nuestra sociedad hoy donde las familias ocupadas están

abandonando a los ancianos para morir a solas. La Biblia enseña que cuando sus padres

o sus abuelos se ponen demasiado viejos para valerse por sí mismos no son

responsabilidad del gobierno, son la suya. Éste es el ciclo de la familia. Cuando el tiempo pasa, los roles dan marcha atrás. Donde, en un momento de su vida, ellos lo alimentaron, lo bañaron, y lo cuidaron. Cuando envejecen, los papeles se invierten. Y puede que usted deba alimentarlos, bañarlos y cuidarlos. Dios dice que ésa es parte de ser cristiano.

Eso se podría hacer de diferentes maneras. Puede implicar que vayan y cambien el aceite de su automóvil cuando lo necesiten. Puede implicar invitarlos a su casa. Puede implicar contratarles una enfermera para cuidarlos cuando están débiles y no puedan cuidarse. Hay aplicaciones de toda clase. Lo importante es que usted entienda que es

su responsabilidad asegurarse de su cuidado.

Muchos de ustedes ya están enfrentando este asunto. Dios dice que honre a sus padres. "Deben llevar su religión a la práctica cuidando a su propia familia y por lo tanto recompensar a sus padres y abuelos, porque esto es agradable a Dios." 1 Timoteo 5:4.

Es interesante que cuando Cristo murió en la cruz, por el pecado del mundo, una de las

cosas que no olvidó fue el cuidado de su madre después de su partida. Mientras estaba

en la cruz, muriendo adolorido, una de las siete últimas cosas que dijo mirando a Juan,

su discípulo fue, "Cuiden a mi madre." Mientras moría por el mundo no se olvidó de asegurar el cuidado de su madre.

Una palabra para los padres: Si usted quiere recibir honor, debe ser honorable. "Y ahora una palabra para ustedes padres: No sigan regañando y molestando a sus hijos, enfadándolos y resintiéndolos. Más bien, críenlos con amorosa disciplina." Pablo dice que no vuelva locos a sus hijos siendo intolerante. No trate de convertir a su hijo en usted. Con uno es suficiente en el mundo. Necesitamos individuos. Subraye "Críelos en amorosa disciplina." La clave para la buena crianza de los hijos es la amorosa disciplina. Cada hijo debe aprender dos cosas:

1. La desobediencia causa dolor. Cada persona tiene que aprender eso. Dios dice eso – La desobediencia a Dios trae dolor a su vida. Cada hijo tiene que enterarse de que la desobediencia causa dolor.

2. La obediencia trae libertad. Usted es más confiado y más responsable.

Como padre cristiano, su objetivo número uno en su vida debe ser asegurar que sus hijos lleguen a conocer a Cristo cuando tengan la edad suficiente para entender. Quiero que usted sepa que contuve la respiración durante algún tiempo cuando crié a mis tres niños hasta que cada uno de ellos sin coerción comprometió su vida a Cristo. Sé que si muero hoy los veré en el cielo otra vez porque todos conocen a Cristo. Como padre no descansaría bien hasta estar seguro de que toda mi familia está en el redil y ha hecho ese compromiso personal con Cristo. Oro por eso, trabajo en eso y hago todo lo que puedo para llevarlos al Camino.

Para algunos de ustedes éste es un mensaje muy doloroso. Es fácil honrar a su padre y a su madre cuando son buenas personas. Pero algunos de ustedes tienen padres que los lastimaron profundamente. Su vida fue devastada por ellos. Quiero que usted sepa que la Biblia dice que hay un juicio severo por el abuso de niños, maltrato, negligencia, abuso sexual y todas estas cosas – juicio severo. Jesús dijo, "Cualquiera que haga tropezar a uno de estos pequeñitos que creen en mí, mejor le fuera si se le atase una piedra de molino al cuello y se le arrojase en el mar." Este es un asunto serio.

Entonces ¿Qué espera Dios que yo haga? ¿Cómo honro a un padre que me deshonró?

Dios no le está pidiendo que lo pase por alto. No le está pidiendo que niegue el dolor. No le está pidiendo que lo reprima o que excuse a sus padres, su alcoholismo u otra cosa. Dios no quiere que usted lo oculte. Él quiere que usted lo enfrente. Eso asusta. Pero es la única manera de superar su dolor.

La verdad es que muchos de ustedes todavía tienen asuntos pendientes con sus padres. Sólo de recordarlo vienen lágrimas a sus ojos y dolor a su corazón. Usted se pregunta cómo arreglárselas con esto. Usted todavía reacciona frente a sus padres. Es probable que usted esté descargando esa ira en su marido, esposa, hijos o amigos porque usted no lo ha confrontado con sus padres. Si tiene muchos años enfadado con uno de sus padres, usted todavía está dejando que controle su vida. Requiere de una decisión valiente el firmar la paz con sus padres pero tiene que eliminar esa cólera. Admítalo. No lo esconda. Eventualmente debe ser discutida. Es una decisión valiente dejar de culpar y empezar a ser honesto. Lo que algunos de ustedes tienen que hacer es tener

una reunión de oración con sus padres. Siéntese y diga, "Mamá, papá (o ambos) quiero ser libre para honrar lo bueno que hay en su vida pero no puedo hasta que hablemos del dolor que sentí y que todavía siento y quiero que lo solucionemos de alguna manera. Quiero dejar esto atrás y seguir con mi vida, quiero forjar una nueva relación con mis padres." Enfrente el asunto. Asusta pero usted no puede seguir con su vida hasta que supere esto. Si hay cosas por corregir hágalo mientras hay tiempo de intentar algún tipo de reconciliación.

Si usted no puede hablar con sus padres – tal vez ya han muerto, tal vez son sordos, tal vez son adictos a drogas o tal vez no tienen control de sus mentes y usted no puede hablar con ellos – lo animo a compartir su dolor con un amigo cristiano o con un consejero y buscar por lo menos algún tipo de ayuda parcial. Pero por su propio bien y por el de sus hijos, detenga ese ciclo de decepción. Termínelo aquí mismo.

Solamente Dios conoce el dolor que usted siente. Pero Él lo ama y puede ayudarlo a superar ese dolor. Puede incluso convertirlo en algo bueno si usted lo deja.

Hay otro grupo de ustedes – algunos de ustedes fueron abandonados por sus padres, por uno, o ambos. La Biblia dice que hay que honrar a padre y madre. Hoy eso es algo duro relacionado con el divorcio. Muchos hijos están forzados a elegir entre mamá o papá. La Biblia dice que honres a ambos. El rol, no la personalidad. Para aquellos de ustedes que fueron abandonados por uno o tal vez ambos padres, Dios dice que usted es una persona especial. Usted tiene atención especial de Dios. En las Escrituras Dios dice, asumo la responsabilidad de los niños abandonados. "Mi padre y mi madre pueden abandonarme, pero el Señor me cuidará." Sin considerar sus circunstancias, usted tiene un Padre celestial y es perfecto, Él lo ama incondicionalmente, nunca lo dejará, nunca lo abandonará y lo quiere en su familia. Él quiere que usted lo conozca y quiere que lo haga a través de su hijo Jesucristo. Lo quiere más de lo que usted alguna vez pueda entender. Busque conocer a su Padre celestial.

La Biblia dice que la iglesia es una familia. Va a durar más tiempo que su familia física. En términos de eternidad es mucho más importante. No habrá ninguna familia física en el cielo pero existirá la familia de Dios. Aquellos de nosotros que pertenecemos a la familia de Dios, la iglesia, estaremos juntos para siempre. Va a durar mucho más que su familia física. La iglesia es una familia. Hágase una parte de nuestra familia aquí en Saddleback, esta expresión local, donde usted tendrá muchos hermanos y hermanas en Cristo, tías, tíos, mamás espirituales y papás. Usted puede ser parte de una familia que nunca se separará, que estará unida por la eternidad. Encuentre seguridad, estabilidad y comodidad, y preocúpese por relacionarse con el cuerpo de Cristo, la familia de Dios.

Eres quien eres por una razón Eres parte de un intrincado plan Eres, perfecto, único y precioso Y para Dios eres especial.

Pareces lo que pareces por una razón Nuestro Dios no se equivocó Te vio en el vientre de tu madre Y eres exactamente lo que diseñó.

El Señor tus padres escogió Sin importar lo que tú podías sentir Él quería tu vida bendecir Y para formarte los llamó.

No fue fácil aquello que viviste También a Dios dolió lo que enfrentaste Pero tenía el anhelo de formarte Para hacerte a Su semejanza y conducirte

Eres lo que eres, como tú no hay dos La vara del Señor te ha corregido Pero también has sido consentido Y eso te demuestra que sí existe un Dios.

Esto ha sido un mensaje doloroso para algunos de ustedes. Dios ve y comprende su dolor. Le invito a que pida a Dios que lo ayude. Diga en su corazón, "Dios ayúdame a liberarme de las heridas y de la amargura. Ayúdame a perdonar. Ayúdame a empezar a aceptar, a revalorizar y afirmar las buenas cosas de mis padres. Ayúdame a forjar una nueva relación positiva con ellos, si es posible. Quiero ser parte de Tu familia. Gracias Padre del cielo por amarme incondicionalmente y por hacerme con un propósito, porque nunca me rechazarás. Tú me has aceptado y hoy yo te acepto y acepto a Tu Hijo Jesucristo en mi vida. Quiero ser parte de Tu familia por la eternidad.

www.conducidosconproposito.org