Está en la página 1de 12
SECADO TÉRMICO
SECADO TÉRMICO
SECADO TÉRMICO

SECADO TÉRMICO

SECADO TÉRMICO
1. ‐ Definición El secado se puede definir como un proceso donde hay un intercambio

1. Definición

El secado se puede definir como un proceso donde hay un intercambio de calor y masa entre

el

“fluido” de secado y el sólido a secar. De estos dos procesos dependerá la rapidez con la cual

el

secado se lleve a cabo.

Los dos procesos, de intercambio de calor y masa, ocurren simultáneamente cuando un sólido húmedo es sometido al secado térmico, donde se ha de disponer de una fuente de calor que aporte un gas caliente y seco.

La humedad contenida en el sólido se transfiere por evaporación hacia la fase gaseosa, en base

a la diferencia entre la presión de vapor ejercida por el sólido húmedo y la presión parcial de vapor de la corriente gaseosa. Cuando estas dos presiones se igualan, se dice que el sólido y el gas están en equilibrio y el proceso de secado cesa. (Kasatkin. 1985).

2. Proceso de Producción

Las sustancias húmedas pueden ser secadas mediante transferencia de calor, utilizando gases secos de diverso origen o vapor de agua. En algunos casos el material va a tolerar ser secado por gases calientes producto de procesos de combustión, mientras que otros materiales, como aquellos destinados a alimentación animal, son menos tolerantes y requieren de gases no contaminantes como lo es el aire caliente.

La instalación necesaria consiste en un sistema de alimentación, una cámara donde se realiza el proceso propiamente dicho y un sistema para enfriar y evacuar el producto. El proceso, como ya se ha indicado, tiene lugar dentro de una cámara cerrada donde se aporta el calor necesario y se controlan parámetros como la velocidad de secado, el rendimiento del mismo y

la humedad del producto final. Finalmente, se pueden producir gases que es necesario tratar.

El secado depende de seis factores principales: La velocidad del gas, el contenido de oxígeno,

la humedad relativa dentro de la cámara, la temperatura de la misma, el tiempo de residencia del material y el consumo de energía.

La velocidad del gas. La fase gaseosa es el medio encargado de transportar la humedad que despide la superficie de las materias. A mayor velocidad aumenta la capacidad de arrastre.

Contenido oxígeno . Se entiende por contenido de oxígeno la cantidad, en volumen, de oxígeno presente en el gas de secado. Si se emplea aire, este tiene un contenido en oxígeno del 21% en volumen y si se utilizan gases procedentes de un motor de cogeneración, por ejemplo, el porcentaje de oxígeno suele estar alrededor del 14%, al tener una importante proporción de CO 2 . Este parámetro es de control porque si se aplican grandes flujos de corriente gaseosa esto supone elevadas velocidades de transporte, muchos choques en el interior del secadero (alta

1
1
fricción) y, obviamente, por la gran cantidad de oxígeno estos sistemas son propensos a tener

fricción) y, obviamente, por la gran cantidad de oxígeno estos sistemas son propensos a tener incendios y/o explosiones.

La humedad relativa. Es la relación entre la cantidad de vapor de agua contenida en el gas y la máxima cantidad que puede contener a la misma temperatura. Si se aumenta la temperatura, aumenta la capacidad del gas de contener vapor de agua, lo que quiere decir que puede absorber mayor cantidad de vapor de agua de la sustancia. Igualmente si se extrae vapor de agua del gas, se baja su humedad relativa y aumenta la capacidad de sacar vapor del compuesto. A una humedad relativa dada, hay un valor de equilibrio de la humedad del material, de allí ya no pierde más humedad. Por eso hay que ir variando las condiciones de funcionamiento a medida que la sustancia se va secando.

La temperatura. Como ya se ha dicho la temperatura afecta al valor de la humedad relativa del aire y por lo tanto la capacidad del mismo de extraer humedad. También aumenta la velocidad de las moléculas de agua y favorece el proceso de vaporización.

Tiempo de residencia . El tiempo de residencia de los sólidos en el interior del secadero es una consecuencia del sistema de secado. Técnicamente es el preciso para eliminar toda el agua. En casi todos los secaderos este tiempo oscila alrededor de los 30 minutos, pero depende de la capa de material con la que se trabaje.

Consumo energético. El consumo térmico de un secador depende esencialmente del calor latente de vaporización del agua, pero también depende de la eficacia de la transferencia de calor, del caudal de aire en circulación o las pérdidas de calor. El consumo eléctrico va a depender del principio de funcionamiento elegido.

Aunque existen muchos criterios para establecer una clasificación de los sistemas de secado térmico, se resumen a continuación los sistemas de secado clasificados de acuerdo con los siguientes criterios:

Según el medio de secado

Según el sistema de transferencia de calor del medio calefactor

Temperatura de secado

2.1. Medio de secado

El medio de secado puede ser vapor sobrecalentado, aire caliente o gases generados en procesos de combustión.

Los secaderos de gases y aire tienen emisiones de aire y riesgo de incendio, mientras que el secadero de vapor sobrecalentado no. Los secaderos de vapor sobrecalentados por el contrario tienen condensado que debe ser tratado.

2
2
También se podría utilizar un fluido térmico líquido, como es el aceite, en el caso

También se podría utilizar un fluido térmico líquido, como es el aceite, en el caso de sistemas que la transferencia de calor sea indirecta.

2.2. Tipos de secado según la transferencia de calor

2.2.1 Secado directo o por convección

Los secaderos directos transfieren el calor por contacto del producto con un gas calentado, normalmente aire caliente.

La mezcla de gas y vapor obtenida se puede someter a un lavado y filtrado en el caso de que el producto contenga partículas sólidas perjudiciales en suspensión para el ser humano y el medio ambiente.

Además, es a menudo ventajoso combinar la molienda con el secado directo en una sola unidad. Esto hace ahorrar espacio y reduce el tamaño de las partículas alimentadas al secador, con lo que se optimizan la transferencia de calor y la evaporación.

2.2.2. Secadero indirecto o por conducción

Los secaderos indirectos transfieren calor al producto mediante el contacto con una superficie calentada por aire, vapor o un líquido térmico. Pueden utilizarse camisas (intercambiadores) para aportar el calor.

El fluido, después de evaporar el agua del producto, pasa por un condensador para separar las sustancias evaporadas y se vuelve a calentar para utilizarse de nuevo. Se realiza así un circuito cerrado. Las únicas emisiones a la atmósfera son la de los gases procedentes de los focos de emisión de calor que se emplean en el intercambiador. Es un proceso de mayor eficacia medioambiental indicado para productos con sustancias volátiles de alta toxicidad.

En la clasificación de secaderos, se debe observar que el medio de transferencia de calor es también el medio de secado para los secaderos de secado directo, pero no para los secaderos de secado indirecto. Los secaderos de secado directo son generalmente más eficientes. La excepción viene cuando no se pone aire en un secadero de secado indirecto y la humedad es venteada del secadero como vapor o recuperada para servir las necesidades de calentamiento. Los secaderos de secado directo no son convenientes para todos los materiales. En particular, los secaderos indirectos son más convenientes para materiales polvorientos y finos.

2.2.3 Secaderos por radiación

3
3
Se aporta energía al material a través de ondas electromagnéticas: infrarrojos o microondas. No está

Se aporta energía al material a través de ondas electromagnéticas: infrarrojos o microondas.

No está muy extendido su uso a nivel industrial para biomasa, pero sí para aplicaciones donde tiene gran importancia la calidad del producto.

Entre sus ventajas están que el secado es más rápido, el calentamiento es más uniforme, es más eficiente energéticamente y existe un mejor control del proceso.

2.3. Temperatura de secado

Se puede hablar de media y baja temperatura para estos secaderos porque el secado a alta

temperatura no sería un secado en sí ya que tendría lugar la autocombustión del material.

a) Secadero a media temperatura

En este grupo se engloban la mayoría de las tecnologías de secado térmico convencional. El

calor necesario para el secado se aporta quemando gas, gasóleo u otro combustible, de forma que, el material es sometido a temperaturas de 120 a 150ºC.

b) Secadero a baja temperatura

En este sistema el material es sometido a temperaturas límites de 70 ºC en un túnel de secado

continuo, donde el calor necesario se aporta con sistemas que trabajan a baja temperatura. Dentro de este grupo se encuentran los sistemas de transferencia de calor (bomba de calor) en circuito cerrado. Con el sistema de bomba de calor, se consigue un material con humedad final inferior al 15% y el residuo del proceso es agua condensada. Esta técnica se encuadra dentro de las técnicas de ahorro energético, dado que la mayor parte de energía del proceso se

consigue recuperando el calor residual de la propia agua evaporada.

También se pueden utilizar sistemas de cogeneración y aprovechar el calor residual de los motores de combustión.

2.4. Tipos de secaderos

Hay muchos tipos de secaderos usados en el secado de biomasa, incluyendo secaderos rotatorios de llama directa o indirecta, secaderos de transportador, secaderos de cascada, secaderos neumáticos o secaderos flash, secaderos de vapor sobrecalentado, y secaderos de microondas. La selección del secadero apropiado depende de muchos factores incluyendo el

tamaño y las características de la materia prima, coste de capital, requerimientos de operación

y mantenimiento, emisiones ambientales, eficiencia energética, fuentes de calor de subproductos disponibles, espacio disponible, y riesgo de incendio potencial.

4
4
De acuerdo a la clasificación de la operación de secado encontramos los siguientes tipos de

De acuerdo a la clasificación de la operación de secado encontramos los siguientes tipos de equipos (Treybal, 1965):

Secaderos de calentamiento directo.

a) Equipos discontinuos

Secaderos de bandejas con corriente de aire. Secaderos de lecho fluidizado. Secaderos con circulación a través del lecho sólido.

b) Equipos continuos

Secaderos de túnel o banda. Secaderos neumáticos o flash. Secaderos ciclónicos. Secaderos de lecho chorreado. Secaderos de lecho vibratorio. Secadero de lecho fluidizado. Secaderos sprays. Secaderos de tipo turbina. Secaderos rotatorios.

Secaderos de calentamiento indirecto:

a) Equipos discontinuos

Secaderos de bandejas a vacío. Secaderos de bandejas a presión atmosférica. Secaderos por congelación.

b) Equipos continuos

Secaderos de tambor. Secaderos de paletas. Secaderos con circulación a través del lecho.

A continuación se detallan algunos ejemplos de secaderos:

1. Secadero por convección de tambor rotativo: Andritz, Vanden, Seghers

5
5
El secado directo rotativo es la tecnología de secado más conocida. Su elemento más característico
El secado directo rotativo es la tecnología de secado más conocida. Su elemento más característico

El secado directo rotativo es la tecnología de secado más conocida. Su elemento más característico es el trómel. Un aparato cilíndrico fabricado normalmente en metal galvanizado, con una ligera inclinación que permite el avance del producto durante el secado en el interior del secadero y la caída progresiva del residuo según se va secando.

El secado se efectúa por una circulación de aire caliente, en el mismo sentido o sentido opuesto del material orgánico, que se obtiene de un quemador de combustible y que entra al trómel impulsado por un ventilador.

La temperatura de secado es muy variable, puede ser hasta de 730ºC en los gases calientes, aunque para restos orgánicos oscila entre 250 y 400ºC, permitiendo secar desde el 20% al 95% de materia seca.

Presenta la ventaja de bajos costos y gran capacidad, pero la desventaja de aglomerar material en zonas de la carcasa, con lo que su eficiencia disminuye.

2. Secadero por convección por banda: Andritz, Euroby

2. Secadero por convección por banda: Andritz, Euroby El sistema de secado de cinta o banda

El sistema de secado de cinta o banda tiene como fundamento el secado de productos a baja temperatura (entre 55 – 70 0 C) en un túnel continuo, por lo que también es conocido como secado a baja temperatura.

El material orgánico se introduce previamente en un granulador para aumentar la superficie de intercambio. A continuación el material se dispone sobre bandas transportadoras dónde se

6
6
someten a una corriente de aire caliente en paralelo o perpendicularmente a su sentido de

someten a una corriente de aire caliente en paralelo o perpendicularmente a su sentido de desplazamiento.

3. Secadero por convección de lecho fluidizado: Andritz, Seghers

por convección de lecho fluidizado: Andritz, Seghers El secado mediante lecho fluido es un método de

El secado mediante lecho fluido es un método de secado que pretende eliminar la humedad de un sólido mediante el contacto directo con aire o un gas caliente, para lograr la transferencia de masa y calor necesaria. El fenómeno de la fluidización permite el mayor intercambio posible, ya que el producto a tratar flota en una corriente de aire.

Está formado por dos compartimentos separados por una placa de fluidificación sobre la cual se dispone el material que debe secarse. El aire o el vapor recalentado se inyecta por la parte baja, lo que divide y fluidifica el material.

La fluidización permite que el producto circule de forma continua a través del lecho fluidizado y desborde por el otro extremo. Las zonas múltiples del secador de lecho fluidizado permiten realizar calentamiento y enfriamiento en la misma unidad. Cada zona tiene un control independiente de temperatura, punto de rocío y velocidad de fluidización. El tiempo de residencia puede variar según el ajuste de la altura de vertedero para cada zona.

4.Secadero de tambor rotativo indirecto: Vanden, Seghers, Siemens

de tambor rotativo indirecto: Vanden, Seghers, Siemens Están constituidos por un cilindro giratorio con un

Están constituidos por un cilindro giratorio con un eje inclinado para favorecer la proyección del material. La rotación lenta del tambor parcialmente llenado asegura la renovación del producto sobre la superficie de intercambio.

7
7
En este caso, el proceso se centra en el concepto de secar en un ciclo

En este caso, el proceso se centra en el concepto de secar en un ciclo cerrado donde el agua evaporada y otras sustancias evaporadas del producto, se van purgando del circuito cerrado. Por otro lado, la energía liberada en este proceso se utiliza como energía de combustión adicional en el intercambiador, para el proceso de secado.

Un aspecto a tener en cuenta es asegurar el contacto de las partículas del producto con la superficie portadora del calor sin que se produzcan sobrecalentamientos locales, para permitir así una óptima transmisión del calor y evitar que el producto se queme.

5.Secadero por contacto de discos: Waterleau

queme. 5. ‐ Secadero por contacto de discos: Waterleau Los secaderos de discos disponen de una

Los secaderos de discos disponen de una doble camisa exterior inmóvil (estator) y de uno o más rotores en los cuales se fijan los discos. El fluido termoportador circula a través de la doble pared del estator y del árbol y discos del rotor. Además, dispone de unos deflectores colocados en los propios discos y en el tambor que tienen la doble misión de hacer avanzar el producto y evitar que se pegue a las paredes.

Otro tipo de secador similar es el de paletas. Es un secador indirecto constituido por una cuna de doble pared en la que están dispuestos dos árboles equipados con paletas que giran en sentido opuesto. El fluido térmico (aceite o vapor de baja presión) circula por la doble pared de la cuna, los árboles y las paletas, siendo el producto secado por contacto con la superficie de las paletas debido a la transmisión de calor.

6.Secadero neumático

La idea de estos secadores es muy simple: el material a secar es pulverizado en una corriente de aire caliente que, en fracciones de segundo, lo seca hasta la sequedad deseada. Se puede decir de estos secadores que son transportadores neumáticos. La realización, por contra, es más delicada, debido a que la pulverización es, en sí misma, tecnológicamente difícil.

El secado se lleva a cabo en un tubo vertical donde el aire caliente fluye con una velocidad mayor que la velocidad de caída libre de las partículas más grandes del producto húmedo. La alimentación húmeda se introduce en la parte inferior del tubo por medio de un alimentador

8
8
de tornillo, o de forma neumática. Después de una fase de aceleración corta, las partículas

de tornillo, o de forma neumática. Después de una fase de aceleración corta, las partículas se llevan hacia arriba con la velocidad del aire de secado menos la velocidad de caída libre de la partículas. En el camino, la humedad del producto se evapora en el aire caliente, que de ese modo se enfría.

Se pueden usar temperaturas de secado elevadas con muchos productos, dado que la humedad de la superficie que se seca inmediatamente enfría instantáneamente el gas sin aumentar de manera apreciable la temperatura del producto.

El producto se separa en la parte superior usando ciclones y/o filtros de bolsa. En general después de los ciclones se usan lavadores húmedos o filtros de bolsa para la limpieza final y el escape de los gases que deberán cumplir con los requisitos estipulados para la emisión de corriente.

3. Productos/Subproductos Obtenidos

El secado térmico no es una tecnología en sí, sino que es más un pretratamiento por lo que no se obtiene ningún producto o subproducto como tal, se obtiene el mismo producto inicial pero con la humedad reducida considerablemente lo que es un beneficio para un uso posterior o para la aplicación en alguna tecnologías: alimentación animal, combustión, gasificación, extracción de compuestos de interés, etc.

4. Idoneidad de subproductos

Los subproductos de la industria agroalimentaria en general son totalmente aptos para este secado ya que debido a su alto porcentaje en humedad contienen agua que podrían ceder al aire.

En todo caso, el tipo de secadero dependerá del material en sí. Por ejemplo, los secaderos rotatorios tienen un uso amplio y una historia probada en muchas industrias, incluidas agroalimentarias. Se han utilizado para materiales como serrín, cortezas, cereales, granos de destilería (DDGS) y muchos otros más.

Los secaderos de cascada se usan ampliamente para secar biomasa en Europa, especialmente en Suecia. Se piensa sobre ellos como un tipo de secadero de lecho fluidizado. El material se introduce en un chorro de aire caliente en una cámara cerrada. Se transporta hacia arriba por el aire y luego cae como una cascada al fondo para ser elevado de nuevo. El material es extraído a través de aperturas en el lado de la cámara.

Los secaderos neumáticos también son apropiados para secar una amplia variedad de materiales.

9
9
Además, hoy día, el secado térmico es una tecnología disponible, en fase de rápido desarrollo,

Además, hoy día, el secado térmico es una tecnología disponible, en fase de rápido desarrollo, ya que tiene una importante implantación en el sector del tratamiento de Iodos en diferentes países de la Unión Europea. La tecnología una vez desarrollada puede orientarse al secado de otra variedad de restos orgánicos o biomasa en general.

La evolución de la tecnología de secado está dirigida principalmente a:

- Implementar tipos de hornos con menores consumos energéticos específicos.

- Conseguir instalaciones lo más compactas posibles.

- Conseguir la mejor automatización y control del proceso que garantice la mayor seguridad y fiabilidad.

El primer objetivo, va orientado a reducir los costes de explotación de las plantas de secado, que en una buena parte, están ligados al consumo energético necesario para la eliminación del agua del lodo. Para ello, las técnicas de secado persiguen un mejor y más uniforme contacto entre el medio calefactor y el lodo. En este sentido es de esperar mejoras de diseño y materiales que garanticen alcanzar los consumos mínimos (700 800 kcal/kg de agua evaporada), en condiciones diversas.

Las diversas tecnologías disponen de numerosos sistemas de control. Las mejores tecnologías disponibles incluyen sin embargo:

o

Medición y registro de la formación de gas metano.

o

Control exhaustivo del contenido de O 2 , a lo largo del horno de secado e instalaciones de apoyo.

o

Control de los puntos de sobrecalentamiento y fuegos sin llama en las zonas de almacenamiento del producto seco mediante detectores de CO.

o

Sistemas de alimentación de gas nitrógeno en los silos de almacenamiento.

5. Ventajas e Inconvenientes

Ventajas

Permite aprovechar el calor de fuentes renovables

Bajos requisitos de superficie por tonelada tratada con respecto al secado solar

Secado por convección

Concepción simple

Flexibilidad en la variedad de sequedades en la entrada

Gran capacidad de evaporación

Secado por conducción

10
10
• Pequeña cantidad de gas a purificar • Vapores fácilmente condensables • Fácil tratamiento de

Pequeña cantidad de gas a purificar

Vapores fácilmente condensables

Fácil tratamiento de los olores

Mínimos riesgos de explosión e ignición

Secado mixto

Mejor eficacia térmica

Estancia en secador reducida

Inconvenientes

Elevado consumo energético, a no ser que se utilice calor residual

Requiere personal con formación más específica con respecto al secado solar

Secado por convección

Gran cantidad de vapores a depurar

Gran tamaño de las instalaciones de tratamiento de olores

Menos rentable para instalaciones pequeñas

Secado por conducción

Construcción complicada

Altos tiempos de puesta en marcha (Inercia térmica)

Gran mantenimiento

Secado mixto

Gran cantidad de gases

Gran tamaño de las instalaciones de tratamiento de olores

11
11